Todo riesgo linea directa

Seguros de coche a todo riesgo Línea Directa

Modalidades y coberturas de Línea Directa

*Actualmente Línea Directa no forma parte del comparador de seguros

La compañía del teléfono rojo dispone de pólizas a terceros y dos seguros a todo riesgo: con franquicia y sin franquicia:

El seguro a todo riesgo sin franquicia incluye responsabilidad civil obligatoria y voluntaria, a la que se suma un seguro de daños propios, lo que cubre los daños personales o materiales ocasionados en el propio coche del asegurado y su conductor, con indemnización en caso de fallecimiento o invalidez permanente de 30.000 euros, asistencia sanitaria y defensa jurídica. En los daños materiales al coche propio, se indemniza con un 100% del valor a nuevo hasta el segundo año de antigüedad del mismo, un 115% del valor venal en el tercero y un 100% del valor venal desde el cuarto. Tiene seguro de robo e incendio con indemnizaciones garantizadas en los mismos términos que con daños propios. En cuanto a la asistencia en viaje, hay que resaltar que es desde el kilómetro cero para el vehículo, pero desde el 25 para las personas ocupantes del coche.
La asistencia en viaje cubre pérdida de llaves, pinchazo de neumáticos, falta de combustible y, opcionalmente, vehículo de sustitución. El seguro a todo riesgo sin franquicia no cubre la pérdida de permiso de conducir. Completa la póliza el seguro de lunas para reparar o reponer su rotura.

El seguro a todo riesgo con franquicia permite al asegurado abaratar la prima final de esta póliza. Incluye las mismas coberturas que en el seguro a todo riesgo sin franquicia, responsabilidad civil obligatoria y voluntaria, asistencia en viaje, daños propios, seguro de accidentes del conductor, robo, incendio y lunas y defensa jurídica, pero con la posibilidad de establecer franquicia hasta cuyo límite se hace cargo el asegurado en caso de siniestro. Esta posibilidad permite obtener un ahorro en la prima con respecto al seguro a todo riesgo sin franquicia.

En AUTOBILD.ES, nos hemos puesto a buscar cuál es el mejor seguro a terceros del mercado español, pero no con arreglo a su precio, que es como la mayoría se pone hacer estas cosas, sino por su relación calidad/precio. Y es que, cuando tienes un seguro y no lo usas, quieres que sea barato, pero si llega el momento de tirar de él, interesa y mucho que responda adecuadamente a las expectativas.

Para este ranking de seguros a terceros hemos empleado dos de los comparadores de seguros más usados que, a su vez, sondean exhaustivamente los productos de más de 25 aseguradoras para elaborar sus informes. Con estas herramientas puedes encontrar el seguro que más te interese tanto por precio o calidad, como por su calidad/precio.

Como suele decirse, lo barato puede salir caro. Lo que sucede que en el caso de un seguro de coches a terceros es que solo te enteras de cuánto más caro es algo a posteriori, es decir, cuando ya has sufrido un percance. Así por ejemplo, después de que tu coche ha sido pasto de las llamas, enterarte de que tu aseguradora, por incendio de un automóvil, te da solo su valor venal después del primer año de antigüedad puede ser una auténtica faena.

Las compañías mejor evaluadas en su cobertura ante incendios ofrecen su valor de compra como nuevo hasta los dos años de antigüedad, una diferencia en la indemnización que te puede permitir adquirir otro vehículo a estrenar sin tener que rascarte el bolsillo.

Para averiguar cuáles son las mejores pólizas a terceros hemos hecho dos simulaciones.

La mejor póliza a terceros: Simulación 1

En la primera simulación hemos tomado un conductor varón de 30 años de edad, sin hijos adultos, que vive en Madrid, con 10 años de antigüedad de carné y sin siniestros en los últimos siete años, que guarda su vehículo en un garaje colectivo y lo usa a diario. El coche escogido es el más vendido en España durante el mes de enero, un VW Golf 1.6 TDI Advance BlueMOTION de 115 CV, con el que recorre entre 20.000 y 30.000 km al año.

En este caso, la compañía que ofrece el mejor seguro a terceros es Génesis, con una nota de 9,91 por su relación calidad/precio y también un muy alto 8,01 en calidad. Esto, claramente, se debe a que en este caso el seguro a terceros de Génesis no será el mejor de todos, pero sí es bastante bueno para lo barato que es, ya que su tarifa para el conductor tipo de arriba es de solo 129 euros al año.

La póliza VIP a terceros de Regal es la segunda del ranking de seguros a terceros, sale por 137 Euros al año y está puntuada con un 8,01 por su calidad y 7,99 por su relación calidad/precio. En tercer lugar está Direct, con un producto que cuesta 120 euros al año, pero solo un 5,83 de calidad. Aquí, las aseguradoras low-cost no aparecen.

A continuación, puedes ver el ranking de los mejores seguros a terceros para este perfil de conductor.

1. Génesis, 129 euros/año, 8,01 en calidad y 9,19 en calidad/precio.

2. Regal, 137 euros/año, 8,01 en calidad y 7,99 en calidad/precio.

3. Direct, 120 euros/año, 5,83 en calidad y 7,35 en calidad/precio.

4. Mapfre, 149 euros/año, 7,2 en calidad y 7,29 en calidad/precio.

5. Pelayo, 156 euros/año, 7,51 en calidad y 7,24 en calidad/precio.

La mejor póliza a terceros: Simulación 2

Para contrastar estos datos, en una segunda simulación, hemos cambiado a este joven conductor por una mujer de 60 años de edad, con 30 de antigüedad de carné, que usa su Dacia Sandero 1.5 dCi 90 CV Easy-R Laureate solo ocasionalmente (de 5.000 a 10.000 kilómetros al año) y lo aparca en la calle.

En este otro caso vuelve a aparecer Génesis como la mejor póliza a terceros con una puntuación de 7,63 por su relación calidad/precio. De nuevo, tiene un 8,01 en calidad, su reducida tarifa de 129 euros al año le sirve para hacerse con la primera plaza.

El segundo mejor seguro de coche a terceros sería el que le ofrece Mapfre, cuya póliza le saldría por 121 euros al año. La puntuación en su relación calidad/precio es de 7,47 y su nota de calidad, 7,22. En este caso, el ranking de seguros a terceros por calidad/precio sería el siguiente:

1. Génesis, 129 euros/año, 8,01 en calidad y 7,63 en calidad/precio.

2. Mapfre, 168 euros/año, 7,22 en calidad y 7,47 en calidad/precio.

3. Regal, 136 euros/año, 8,01 en calidad y 7,39 en calidad/precio.

4. Direct, 186 euros/año, 5,83 en calidad y 6,77 en calidad/precio.

5. Pelayo, 156 euros/año, 7,51 en calidad y 6,54 en calidad/precio.

La pintura de los coches va perdiendo su vigor con el paso de los años. Menos brillo, más rozaduras, manchas que no salen… ¿Quién no querría poder pintar por completo su automóvil de cuando en cuando? Y si el seguro se hace cargo, pues mejor.

Ahora bien, ¿las coberturas de los seguros incluyen esta posibilidad? ¿Un seguro a todo riesgo cubre la pintura del coche? Lo primero que hay que aclarar es que las pólizas de seguros no son un contrato de mantenimiento. La aseguradora se hace cargo de los daños que sufren los vehículos por accidentes, cuando están aparcados, por vandalismo… pero siempre que la compañía interviene es porque ha habido algún siniestro. Por regla general.

Partiendo de este principio, desde Rastreator explican que «normalmente las aseguradoras sí cubren la pintura total del vehículo, pero no en un único parte, sino que lo diferencian por zonas: frontal, trasera, las dos laterales y el techo. Habría que tener en cuenta que si ésa es la operativa de la compañía, se trataría de 5 partes culpables”.

La cuestión a la hora de dar partes es qué tipo de política tenga la compañía al respecto. En el caso de Mutua Madrileña, que ha hecho bandera de su cobertura a todo riesgo, permite dar hasta tres partes al año sin aumentar la prima. «Yo aprovecho para juntar tres partes de un año, con dos partes del siguiente, y así encargar a mi taller que me pinten el coche entero», explica un usuario en un foro especializado.

Desde Mutua recuerdan que no existe una cobertura específica que permite pintar el coche entero en un solo parte. «Los peritos realizan en todos los casos una valoración previa y exhaustiva para determinarlo», apuntan. Podría darse el caso de un siniestro que hubiera causado daños en los laterales, el techo y el frontal del coche (en caso de granizo, por ejemplo). Si la póliza cubriera esta circunstancia, la aseguradora se haría cargo de la pintura de todo el coche con un único parte.

En otras compañías, es habitual que al ir dando partes culpables, se aplique una política bonus-malus que provocará una subida del precio de la póliza.

Francisco Valencia, director de gobierno corporativo de Línea Directa, recuerda que en el caso de los seguros a todo riesgo «no es necesario que haya un contrario identificado para que el asegurado pueda hacer uso de su cobertura; o dicho de otra manera, si, al ir a coger su coche, encuentra un daño pero no sabe quién lo ha ocasionado, podría repararlo con esta modalidad de seguro».

El directivo explica que cuando se producen estos siniestros, la compañía repara y pinta todas las partes del vehículo que tengan desperfectos, así como aquellas que fuera necesario para que el coche quede homogéneo y en condiciones óptimas. «En cuanto al color, siempre se pintará en el original y de serie del vehículo, es decir, aquel con el que el coche salga del fabricante», explica el directivo.

El seguro Pintón de Verti

Hace tres años, la aseguradora Verti (filial de Mapfre) lanzó al mercado el seguro Pintón, una póliza que se ofrecía a pagar la pintura total del vehículo. Eso sí, el gancho comercial tenía sus condiciones. Se trataba de un seguro a todo riesgo sin franquicia, y para acceder a la posibilidad de que la compañía pintara el coche era necesario que transcurrieran tres años sin dar ningún parte culpable.

Los primeros conductores que contrataron el seguro Pintón y que no hayan dado provocado siniestros habrán podido ya pintar su coche gratis. Aunque en este caso cabe preguntarse si les mereció la pena contratar estas coburturas, en lugar de un todo riesgo con franquicia. La aseguradora no ha podido facilitar el número de personas que ha accedido a esta promoción.

En el caso de los seguros a todo riesgo con franquicia, es más difícil que al conductor le convenga pintar el vehículo con cargo al seguro, salvo que la franqucia sea muy baja. La compañía aplicará la franquicia correspondiente a cada una de las partes del vehículo que se vaya a pintar, es decir, delantera, trasera, lateral izquierdo, lateral derecho y, algunas compañías, incluso el techo. Si la franquicia es de 100 euros, el asegurado tendría que pagar entre 400 y 500 euros por pintar el coche.

LINEA DIRECTA SE NIEGA A PAGAR INDEMNIZACIÓN CON SEGURO A TODO RIESGO

Describe tu queja

El día 22 de Julio de 2017 tuvo lugar un accidente motivado por la presencia de grava en la carretera en el que la motocicleta BMW R1200GS ADVENTURE sufrió daños de notable consideración. Esta motocicleta tenía concertado un seguro con la compañía Línea Directa S.A., TODO RIESGO con FRANQUICIA del 20%, que incluía: Daños propios, robo, incendio y asistencia jurídica, entre otras coberturas. El número de póliza es 20107942. El día siguiente al accidente se presenta telemáticamente por medio de la página web de la aseguradora el correspondiente parte de accidente, que inicia los trámites para el pago de la correspondiente indemnización. Sin embargo, y tras muchas llamadas de teléfono que no son atendidas de manera correcta, se recibe escrito dimanante de la aseguradora el día 22 de Septiembre de 2017 (el cuál se adjunta), indicando que rehúsan las consecuencias del accidente y que por tanto se niegan a pagar la indemnización correspondiente. Motivan esta decisión con el siguiente párrafo que se cita textualmente: “Revisadas las circunstancias en las que se ha producido el siniestro hemos confirmado que el vehículo era conducido por una persona no designada expresamente como conductor, tomador y propietario en la póliza.” Tal y como se hace ver en el escrito dirigido al defensor del cliente de dicha compañía (el cual también se adjunta), esta afirmación no se ajusta a derecho, pues no está respaldada por ningún documento, medio audiovisual, declaración de testigo presencial del accidente o informe pericial, tal y como marca la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro de Vehículos a motor, que marca lo siguiente en su artículo 7: 4. En el supuesto de que el asegurador no realice una oferta motivada de indemnización, deberá dar una respuesta motivada ajustada a los siguientes requisitos: b) Contendrá, de forma desglosada y detallada, los documentos, informes o cualquier otra información de que se disponga, incluyendo el informe médico definitivo, que acrediten las razones de la entidad aseguradora para no dar una oferta motivada. c) Incluirá una mención a que no requiere aceptación o rechazo expreso por el perjudicado, ni afecta al ejercicio de cualesquiera acciones que puedan corresponderle para hacer valer sus derechos. Debido a la mala gestión de la Compañía Aseguradora, se interpone, en primer lugar, una reclamación vía telefónica en el departamento de atención al cliente, y por no estar conforme con la resolución de esta queja y del parte anteriormente citado, se eleva en segunda instancia al defensor del cliente el 9 de Octubre de 2017. Se adjunta carta remitida al Defensor del Cliente de Línea Directa, en la que se puede leer como se SOLICITA expresamente a esta Compañía la documentación en la que se basan para rehusar del pago de la indemnización y se anima a llegar a un acuerdo mutuamente beneficioso. Sin embargo, el día 30 de Noviembre se recibe correo electrónico del Defensor del Cliente, adjuntando su resolución de esta causa. Ante la estupefacción del asegurado, este dice literalmente: “Después de haber estudiado el asunto, debo informarle que la actuación de la Compañía se corresponde a lo pactado en póliza.” Si bien, se considera que este Defensor hace caso omiso de la pretensión del asegurado y recurrente, que es la de obtener los documentos que avalan la decisión de rehusar el pago. Tampoco hace caso del intento de mediar con la compañía para llegar a un acuerdo que evite llegar a la vía judicial, menos ágil y más costosa. Además, se encuentra una importante CONTRADICCIÓN entre la versión que da en primera instancia Línea Directa, pues según ellos rehúsan el pago por considerar que el conductor del vehículo en el momento del accidente no era el conductor asegurado y según el defensor, esta indemnización no se abona porque el perito considera que los daños sufridos por el vehículo no se corresponden con la dinámica del siniestro. Así, Línea Directa dice ahora que es imposible que los daños se correspondan a la versión dada y que esto se basa en un informe pericial, INFORME QUE NO HA FACILITADO TAL Y COMO SE LE SOLICITA POR ESCRITO conforme a la Ley de Seguros y Responsabilidad Civil de Vehículos a Motor. Este cambio de versión produce una sensación de inseguridad y falta de pruebas por parte de la Compañía, que da “palos de ciego” para evitar llevar a cabo el pago de la indemnización que por contrato le corresponde. En el caso de que esta compañía pueda alegar la simulación del accidente, pues es lo que deja entrever al decir que los daños del vehículo no se corresponden con la dinámica del accidente, es fácilmente demostrable que esto es totalmente ridículo pues se puede acreditar documentalmente el hecho de haber seguido el programa de mantenimiento del vehículo el día 10 de Julio de 2017, es decir, 12 días antes del siniestro, cuya factura ascendió a 249,32€ en concepto de revisión por haber alcanzado los 20.000 kilómetros. Además, el día 12 de Julio de 2017 se le cambió a dicho vehículo ambos neumáticos y pastillas traseras de freno, lo que hizo un total de 305,00€ y el 14 de Julio de 2017 se cambiaron las pastillas delanteras de freno, con un precio de 80,00€, todo esto demostrable mediante factura. Por lo anteriormente expuesto, resulta absurdo pensar en la simulación de un accidente para cobrar la indemnización, pues si se hubiese tenido esa intención no se hubiese realizado un mantenimiento en los días anteriores que asciende a 634,32€. A parte de esto, tampoco sería coherente la simulación de este accidente pues la cantidad que se reclama ahora (15.200€) es notablemente inferior a la cantidad que se hubiese percibido al vender la moto en el mercado de ocasión, pues el precio medio de una motocicleta de esas características estaba en torno a 19.000€ en el momento del accidente. Así, se SOLICITA a Vd. la admisión de este escrito de reclamación, y tener en cuenta las pretensiones del asegurado que no son otras que: 1. Obtener la documentación de cualquier tipo en la que se basa la aseguradora para rehusar el pago de la indemnización. 2. Llegar a un acuerdo con la aseguradora por el cual se lleve a cabo el pago de la indemnización, del 80% del valor de mercado de la motocicleta (19.000€ en el momento del accidente) o el 80% presupuesto de reparación que resulta ser de en torno a 26.000€ según concesionario oficial BMW Motorrad (el cual se puede aportar). Este es el motivo por el que se reclaman 15.200€, en concepto de 19.000€ del valor de mercado de la motocicleta menos el 20% de franquicia de este valor.

Indica qué solución esperas para tu problema

Reembolso: € 15200,00

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *