Tarifas Vodafone 2017

Así queda el precio de las tarifas de Vodafone tras la nueva subida

Recientemente, un estudio reveló que España era uno de los países donde un plan de datos te salía más caro de toda Europa. Hoy, las tarifas telefónicas, concretamente, las de Vodafone, vuelven a ser noticia.

En efecto, Vodafone ha revelado hoy cómo quedan sus tarifas y planes de datos tras la subida de precios que anunciaron hace ya más de una semana, así que a continuación te contamos todos y cada uno de los cambios.

Vodafone sube los precios y los datos de sus tarifas

En primer lugar, la noticia más destacable e importante es la llegada del “Chat Zero”, una característica presente en la mayoría de sus tarifas que significa que no se te cobrará por datos que gasten WhatsApp, Telegram, Line, Messenger y otras apps de mensajería instantánea, así como los SMS convencionales.

Del mismo modo, Vodafone subirá a partir de hoy los GB de sus tarifas de datos, a cambio claro de una crecida de precio de ellas de 2 hasta 5 euros. Es decir, de ahora en adelante, los servicios de mensajería instantánea no van a consumir datos y los GB de tu plan suben al igual que tu factura a fin de mes.

Concretamente, las tarifas de Vodafone afectadas por la crecida de GB son:

  • Smart-S: de 2 – 4 y 6 GB a 6 GB únicamente

  • Red M y L: 10 y 20 GB respectivamente

  • Vodafone One y las llamadas tarifas “+líneas”

Por otro lado, las tarifas afectadas por la crecida de precios son:

  • Mini S, Smart S, Red M y Red L: incremento de 2 euros

  • Vodafone One S y M: crecida de 3 euros

  • Vodafone One L (con todas sus variantes): 5 euros

Vodafone ha comentado hoy en el MWC que dicha crecida de precios se hará oficial el próximo 28 de abril, mientras que el incremento de GB se ha programado “a lo largo de las príximas dos semanas”. Como siempre, cualquier modificación o baja de tu tarifa deberá hacerse antes de dicho período si no quieres que te cobren.

¿Qué te parecen estos cambios?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram

5 de febrero de 2016. Telefónica sube 3 euros al mes las tarifas de su paquete Movistar Fusión a cambio de más datos móviles; Orange y Vodafone replican semanas después la subida de Telefónica. 5 de febrero de 2017. Telefónica sube 5 euros al mes Movistar Fusión; Orange y Vodafone aplican subidas similares en las siguientes semanas. 5 de febrero de 2018. Movistar Fusión sube 5 euros. Orange y Vodafone siguen sus pasos aumentando el precio de sus paquetes Love y One, respectivamente.

No, no es un error de redacción. Es una secuencia recurrente que se repite año tras año cuando llega el mes de febrero: Telefónica aplica el 5 de febrero una subida unilateral de tarifas en Movistar Fusión, su paquete de servicios de telecomunicaciones (fijo, móvil, datos y fibra) más popular a cambio de aumentar la velocidad de conexión de fibra, el bono de datos o las líneas móviles; Orange replica la subida semanas después con el mismo argumento de aumentar la calidad del servicio y Vodafone se suma a los aumentos en abril, coincidiendo con el inicio de su año fiscal. Los aumentos también afectan a las líneas móviles y a los contratos que solo incluyen conexión a Internet por ADSL o fibra.

Solo MásMóvil (propietario de las marcas Yoigo y Pepephone) se queda fuera de las subidas por el momento. Merced a esa política, el llamado cuarto operador ha conseguido arrebatar a sus rivales 400.000 usuarios en 2017 gracias a la portabilidad, el procedimiento regulado que permite pasarse a otro operador de forma gratuita y conservando el número.

Quejas de los consumidores

Desde las asociaciones de consumidores denuncian lo que entienden una estrategia comercial pactada de aumento de precios de las compañías. Así, la OCU considera “abusiva” esta estrategia de subidas “unilaterales” y “en paralelo” de las grandes compañías “por perjudicar a los usuarios quienes, a pesar de no tener interés en la supuesta mejora del servicio, ven crecer su factura una vez más”.

“Están creando cada vez tarifas más prémium que, por un lado, resultan difíciles de replicar para la competencia y, por otro, pueden estar cada vez más alejadas de las necesidades reales de los usuarios”, indican desde la OCU.

Desde los operadores tiene una versión muy distinta. Recuerdan que “por pequeños incrementos en los precios” se producen “grandes cambios en los servicios que se prestan”. La principal consecuencia es que los precios unitarios de voz y datos han bajado con fuerza en los últimos años, “en un contexto donde el apetito por los datos entre los usuarios crece de forma exponencial año tras año”, según señala un portavoz de una de las compañías afectadas.

También recuerdan que las subidas afectan a las tres únicas operadoras que invierten en infraestructuras,»con inversiones enormes en las redes de fibra y de 4G de móvil». “Las compañías y los clientes han de buscar un punto de equilibrio donde los clientes gocen de las mejores infraestructuras y las empresas sean capaces de recuperar las inversiones realizadas”, indican en fuentes de las operadoras.

Asimismo, aseguran que la competitividad en el sector de telecomunicaciones es “brutal” como prueba el hecho de que en los últimos tres meses de 2017 se alcanzaron cifras record de portabilidad., el mecanismo que permite cambiar de compañía conservando el número. “No hay ninguna otra actividad, entre los sectores de servicios, con estos volúmenes de cambio de clientes”, indican.

Por el momento, el regulador se mantiene vigilante pero sin acometer ninguna acción. El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha asegurado en varias ocasiones que siguen la evolución de los precios y están analizando si los usuarios exigen realmente estas mejoras, aunque no se conoce si esa preocupación tendrá alguna consecuencia concreta.

Estas son las tarifas que suben

MOVISTAR

Tienda de Telefónica.

Telefónica sube prácticamente todo su catálogo de tarifas, desde los paquetes Fusión, las líneas móviles o servicios auxiliares como el contestador.

Movistar Fusión. Todos los paquetes Fusión, salvo Fusión #0 y Fusión Series suben 5 euros a partir de hoy, 5 de febrero. Las tarifas afectadas son Movistar Fusión+ Ocio, Fusión+ Fútbol, Fusión+ Ficción total, Fusión+ Premium, Fusión+ y Premium Extra, Fusión +4 Premium y 4 Premium Extra. A cambio se duplica la velocidad de conexión simétrica en fibra y se añaden 2GB todos los bonos de datos en las líneas móviles del paquete.

Movistar Fusión #0 subirá tres euros próximamente, aunque la compañía no ha confirmado aún la subida.

Tarifa solo móvil. Los clientes que solo tienen contratadas las línea móvil Movistar verán incrementadas sus tarifas a partir del próximo 18 de febrero entre dos y tres euros las tarifas a cambio de un aumento en el bono de datos. En concreto, la Tarifa #2 añade un 1GB hasta los 3GB de datos por 17 euros al mes (2euros más); la Tarifa #6 pasa de 6GB a (GB por 3 euros más hasta los 30 euros al mes.

Por su parte, las dos tarifas con minutos y SMS ilimitados elevan su precio tres euros a cambio de 5GB más de datos. La Tarifa #10 tendrá 15GB por 40 euros al mes y la Tarifa #20 ofrecerá 25GB por 50 euros

Tarifas solo fibra. Desde el 5 de enero, los paquetes Movistar Fibra Óptica, tanto de 50 Mbps (MB) como de 300MB cuestan 2 euros más al mes. Estos planes solo incluyen conexión a Internet y llamadas desde el fijo a fijos nacionales y 550 minutos a móvil

Servicio auxiliares. Telefónica aplicó también desde el 5 de enero pasado subidas a las tarifas de una serie de servicios auxiliares. Así, recuperar una llamada del contestador automático pasó de 12,1 a 18,15 céntimos, un 50% más. El desvío de llamadas subió un euro hasta los tres euros mensuales (+33%). La llamada a tres se encareció casi un 40%, de 3,6 euros a 5 euros al mes. El servicio integral de mantenimiento subió dos euros mensuales, por lo que la cuota se queda en ocho euros (+33%).

Tienda de Orange.

ORANGE

Orange incrementará el precio de sus paquetes convergentes Love a partir del próximo 25 de febrero entre 2 y 5 euros, dependiendo de la modalidad contratada, a cambio de más datos en el bono móvil (entre 1Gb y 6GB), aunque mantiene la velocidad de la fibra.

Paquetes Love. Love Esencial aumenta 3 euros hasta 51,95 euros al mes, e incrementa de 3GB a 4GB los datos móviles. Love sin límites sube 2 euros y costará 62,95 euros al mes, a cambio de aumentar 2GB los datos hasta los 10GB. Love Familia sin límites aumenta 5 euros al mes, pasando a costar 89,95 euros, a cambio de que el bono tenga 20GB en lugar de 16GB. En cuanto a Love Familia Total, el paquete más exclusivo de Orange, sube 5 euros hasta 134,95 euros al mes, con 6GB más de datos a compartir hasta los 30GB.

Líneas móviles adicionales. Orange también incrementa a partir del 25 de febrero el precio de algunas de las líneas móviles adicionales que se pueden añadir a los paquetes Love. Se encarece 3 euros la línea adicional para Esencial con 1 GB adicional que pasa además a contar con llamadas ilimitadas, mientras que las líneas extras de los paquetes Love sin límites suben 2 euros al mes a cambio de 2 GB más. En cuanto a las líneas de Love Básico, se encarece su establecimiento de llamada que pasa de 20 a 30 céntimos.

Love Negocio. La subida de precios en las tarifas Love para autónomos y empresas es de 1 euro al mes excepto con Love Negocio Total, donde la subida es de 2 euros. A cambio, se aumentan los datos 2GB con Love Negocio Esencial y Negocio sin límites, 4 GB con Love Negocio Total, 6GB con Love Negocio Total+ y otros 2GB con las líneas adicionales.

VODAFONE

Tienda de Vodafone.

Vodafone aplicará a partir del 1 de abril una nueva subida de precios de entre 1 y 2 a sus tarifas móviles y de solo fibra, y de entre 4 y 5 euros a sus paquetes convergentes (fijo, móvil, datos e Internet).

Vodafone One. Los paquetes más populares de la operadora británica tendrán incluido Social Pass, un servicio que permite el uso de apps de mensajería y redes sociales (vídeos incluidos) sin consumir datos móviles. También se regala una línea móvil adicional (también en solo fibra), se regala una tarjeta SIM para el data sharing (posibilidad de compartir datos en otros dispositivos) para planes One M y superiores, y se aumentan los gigas.

Vodafone One S pasa de 53 a 57 euros al mes; Vodafone One M, de 64 a 68 euros y Vodafone One L de 77 a 81 euros. Vodadone One Familia Fútbol sube 5 euros hasta 110 euros.

Tarifas móviles. La principal novedad es la inclusión dentro de las tarifas de móvil Smart o superiores su servicio Social Pass,. En los planes de móvil Red M y superiores y en se ofrecerá una SIM adicional para compartir los datos de la tarifa. Y en los planes Mini S y +Líneas Mini se añaden 500MB adicionales.

Con estas novedades, los planes Minis costarán 12 euros; el Mini M, 17 euros (un euro más); Smart, pasa de 27 a 29 euros; red M de 37 a 39 y Red L de 47 a 49 euros.

Llevaban días rumoreándose las nuevas tarifas que Vodafone estaba preparando, con subida de precios similar a la realizada por Movistar y Orange el mes de febrero, y ya podemos confirmar las novedades que llegarán el próximo 28 de abril con más gigas, Chat Zero con el que las aplicaciones de mensajería no consumen datos, Fox Play y subida de entre 2 y 5 euros.

Aunque las nuevas ventajas ya están disponibles desde hoy para los actuales y nuevos clientes, a los actuales clientes no se les aplicará la subida de precios hasta el 28 de abril por lo que si no están de acuerdo con los cambios, podrán cambiar de tarifa sin coste o solicitar una portabilidad antes de dicha fecha.

Chat Zero incluido en todas las tarifas

Chat Zero será la principal novedad incluida en todas las tarifas Vodafone de contrato desde Mini S, que permite el uso de apps de mensajería (WhatsApp, Telegram, Line, Wechat, BlackBerry IM o Message+) sin consumir los datos de la tarifa independientemente de si se utiliza para enviar texto, fotos, vídeos o notas de voz. No estará incluido el tráfico de vozIP ni el consumo en roaming. Chat Zero también incluirá el envío de todos los SMS y MMS sin coste.

Chat Zero ayudará a que la tarifa de datos dure más tiempo

Cambios en las tarifas

Como ya adelantamos en Xataka Móvil, se confirma el aumento de datos que multiplican por tres los gigas de las tarifas S, M y L en cualquiera de las modalidades pero con diferentes subidas de precio, además de la subida del establecimiento de llamada a 25 céntimos en la tarifa de 0 céntimos el minuto que será idéntico al de Movistar.

  • Las tarifas de sólo móvil para primera línea y líneas adicionales se encarecen 2 euros.
  • Las tarifas convergentes Vodafone One se encarecen 3 euros en S y M mientras que la subida será de 5 euros para L.
  • La tarifa XL y superyuser dejan de comercializarse pero quienes la tengan contratada, disfrutarán de 35 GB o 4 GB respectivamente.
  • TV Esencial con One M se encarece 3 euros y pasa de 6 a 9 euros. El resto de modalidades de televisión mantiene su precio.
  • El identificador de llamadas en el fijo duplica su precio y pasa su cuota mensual de 1 a 2 euros.

Entre las ventajas, además de chat zero gratis y el roaming incluido en Europa y Estado Unidos que no se encuentran en otros operadores, los datos pasan de 2, 4 y 6 GB a 6, 10 y 20 GB respectivamente.

Puesto que por el cambio de condiciones, podrás cambiar de tarifa sin ningún tipo de penalización, en esta ocasión podrá servir para ahorrar si mantienes el mismo consumo de gigas quedando de la siguiente manera:

Tarifa

Antes

Ahora

6 GB

45 euros

27 euros

10 GB

65 euros

37 euros

Nuevos contenidos de televisión

Además de las novedades en canales en 4k y un nuevo TiVo con Plex integrado, la oferta de televisión de Vodafone también incorpora en cualquiera de sus paquetes (Esencial, Extra o Total) la app Fox Play para poder disfrutar bajo demanda en cualquier momento de las principales series de FOX y FOX Life de manera que será posible acceder a todos los episodios de las temporadas en emisión y también a los de la temporada anterior.

Actualmente encontramos series de estreno como Legión y 24:Legacy, series icónicas como The Walking Dead, Outcast, Anatomía de Grey, Hawai 5.0, MacGyver, NCIS Los Ángeles o Scorpion, y próximos estrenos como Prison Break o la serie APB, entre otras.

Además, Vodafone mantiene la promoción con HBO gratis incluido para siempre con TV Total o tres meses gratis con tarifas S, 12 meses con tarifas M y 24 meses con tarifas L.

El paquete de TV Extra dejará de comercializarse para nuevos clientes aunque los usuarios con TV Esencial podrán seguir optando por Tv Extra o TV Total en cualquier momento.

Así queda la oferta completa de tarifas convergentes Vodafone One

Así queda la oferta para líneas adicionales

Vodafone continuará con su mismo sistema para las ofertas familiares manteniendo los descuentos tanto si tienes convergente como si tienes sólo línea móvil con llamadas ilimitadas de manera que la oferta sea mucho más flexible que las de Movistar y Orange, que obligan a contratar determinados paquetes si quieres contar con más de una línea móvil.

En este caso, las tarifas también incrementan su cuota mensual 2 euros excepto en la opción que permite compartir datos, que mantiene su precio en 20 euros por cada línea adicional. De esta manera podrás tener 10 GB compartidos entre dos líneas y llamadas ilimitadas + fibra a 50 Mbps por 84 euros.

Así queda la oferta completa de tarifas móviles Vodafone

En Xataka Móvil | Así quedan las renovadas tarifas móviles de Vodafone frente a las mejores tarifas con las que compite.
En Xataka Móvil | ¿Qué es y cómo afecta el encarecimiento del establecimiento de llamada a tu factura o tarjeta?

Vodafone se une a la subida de precios en las tarifas como hizo Orange y Movistar

Subidas entre uno y cinco euros. Las tres grandes operadoras de telefonía, Orange, Vodafone y Movistar, han comenzado el año con nuevas subidas a sus clientes. El 22 de diciembre de 2017, Movistar era la primera empresa en anunciar un incremento de 5 euros a partir del mes de febrero en sus tarifas más caras de Movistar Fusión a cambio de una mejora de las prestaciones de sus servicios.

Pocos días después, Orange se sumó a la iniciativa. Utilizando el mismo argumento que Movistar, en el que destacaba una mejora del servicio, subirá a partir del 25 febrero entre 2 y 5 euros las tarifas del servicio Love. De esta manera, el precio final de Love Esencial ascenderá hasta los 51,95 euros al mes, a cambio, los datos móviles serán de 4GB.
En el caso de la tarifa Love aumentará 2 euros y pasará a costar 62,95 euros al mes pero los clientes dispondrán de hasta 10GB. Love Familia llegará a los 89,95 euros tras subir 5 euros la tarifa. Finalmente, el paquete más completo de la multinacional francesa, Love Familia Total, pasará a costar 134,95 euros y los clientes podrán disfrutar de hasta 30GB.

Al igual que en el caso de Movistar, las subidas en los precios también afectarán a las lineas móvil. De esta manera algunas líneas se encarecerán hasta 3 euros. En el caso de la compañía española, las subidas también afectaban a la llamada a tres y a los desvíos de llamadas.

Este estrategia, de una subida de precios en paralelo, de las tres grandes compañías que operan en nuestro país ya sucedió el año pasado. Desde la Organización de Consumidores y Usuarios recuerdan a los clientes que “cuando las compañías cambian las condiciones de las tarifas que fueron contratadas, el compromiso de permanencia queda anulado y pueden abandonar la compañía sin penalización”.

Vodafone subirá las tarifas el 1 de abril
La última en anunciar sus nuevas tarifas ha sido Vodafone. A partir del 1 de abril, la operadora inglesa renovará sus planes de precios de contrato, en los cuales incluirá, dependiendo de la tarifa contratada, nuevas prestaciones como el uso de aplicaciones de redes sociales sin consumir datos, una línea móvil adicional o una SIM extra a cambio de una subida de precios de entre uno y cinco euros al mes.

En concreto, la principal novedad de las nuevos planes de precios es la inclusión dentro de las tarifas de móvil Smart o superiores y de su oferta convergente su servicio Social Pass, que permite el uso de las aplicaciones de 14 redes sociales, como Instagram, Facebook o Twitter, sin consumir datos.

Asimismo, los clientes convergentes o solo fibra dispondrán de una línea móvil adicional con 500 MB/mes y Chat Pass, además de llamadas por 0 céntimos el minuto. En los planes de móvil Red M y superiores y en los convergentes One M y superiores se ofrecerá una SIM adicional (con el servicio +Líneas Datos) para compartir los datos de la tarifa con otros dispositivos como tablets o consolas.

Asimismo, la tarifa Mini M (anteriormente Mini S) contará con 500MB más que hasta ahora, incrementándose de 2GB a 2,5GB/mes, y se creará en marzo un nuevo plan de precios móvil, denominado Mini S, con 1GB y llamadas a 0 céntimos el minuto, por 12 euros al mes, que sustituirá a la actual Mini Voz. Los actuales clientes de Mini Voz mantendrán las condiciones actuales de su tarifa.

La operadora explica que con estas mejoras los planes de precios «se adaptan mejor al perfil de uso de los clientes», que podrán usar su móvil «con mayor libertad», y conllevan una subida de precios de entre uno y dos euros para los clientes de móvil y de sólo fibra y de entre cuatro y cinco para clientes convergentes.

Por ejemplo, con 120 Mb de fibra, la tarifa convergente One S pasa de 61 euros al mes a 65 euros y One M sube de 72 euros a 76 euros, mientras la One Familia TV con fútbol o series tendrá un precio de 110 euros, frente a los 105 euros actuales. En el caso de las tarifas de sólo móvil la Smart subirá de 27 euros a 29 euros, la RED M desde 37 euros a 39 euros y la Red L de 47 euros a 49 euros.

Por otro lado, la empresa ha anunciado el lanzamiento del plan de precios convergente promocional Vodafone One Light, que ofrece fibra a 50Mb, 3GB de datos móviles al mes, Chat Pass y 200 minutos en llamadas a un precio de 48 euros al mes.

FACUA considera que el vínculo del contrato obliga tanto a los clientes como a la empresa por lo que el incremento es ilegal y avisa a los afectados de la posibilidad de reclamar la anulación de la subida o el pago de penalizaciones. La denuncia se ha remitido a la Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid, donde Vodafone tiene su sede social.
La operadora se dispone a aplicar los incrementos tanto en sus tarifas móviles como en sus paquetes de móvil, fijo, internet en casa y televisión. En el caso de las primeras, todas suben dos euros: la tarifa Mini S sube de 14 a 16 euros y la Smart S de 25 a 27, mientras que Red M aumenta de 35 a 37 euros y la Red L de 45 a 47.
En cuanto a las tarifas convergentes, Vodafone One S sube de 50 a 53 euros para 50 megas, de 58 a 61 euros para la de 120 megas y de 62 a 65 euros para 300 megas, mientras que One M aumenta desde los 61 a los 64 euros para 50 megas, de 69 a 72 euros para 120 megas y de 73 a 76 euros para 300 megas. Por su parte, Vodafona One L incrementa sus precios desde los 72 a los 77 euros para los 50 megas, de los 80 a los 85 euros para los 120 megas y desde los 84 a los 89 euros para los 300 megas.
La empresa, cuyos nuevos planes de precios entrarán en vigor a partir del próximo 28 de abril ofrece a cambio un mayor consumo de datos, pero no da la opción a los consumidores de mantener las condiciones y, por tanto, la tarifa anterior.
FACUA subraya que la modificación unilateral de los precios es una práctica abusiva, al no respetarse ningún compromiso temporal de mantenimiento de las condiciones y prestaciones acordadas con el consumidor. Sin embargo, la empresa sí firma con un gran número de clientes compromisos de permanencia que conllevan para el consumidor el pago de penalizaciones en el caso de que decidiera resolver anticipadamente el contrato.
La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios recoge que son cláusulas abusivas aquellas «no negociadas individualmente» y «no consentidas expresamente» que, entre otras cosas, «vinculen el contrato a la voluntad del empresario» y «determinen la falta de reciprocidad en el contrato».
Qué hacer si es cliente
FACUA recomienda a aquellos clientes de Vodafone a los que se les va a aplicar la subida de tarifas y que tengan firmado un compromiso de permanencia de uno o dos años, según las características del contrato, que denuncien a la empresa ante las autoridades de Consumo de su comunidad autónoma para que multen a la compañía.
Asimismo, pueden acudir a los tribunales sin necesidad de abogado ni procurador para reclamar la devolución de la cuantía de la subida o, si se dan de baja, el pago de la penalización correspondiente por parte de la compañía. Los afectados pueden acudir al juzgado correspondiente de su localidad para denunciarla a través de un procedimiento verbal por incumplimiento de las condiciones ofertadas y contratadas.
Además del escrito con el motivo de la denuncia, los usuarios tienen que presentar copia del DNI o tarjeta de residencia, un recibo que acredite que son clientes de Vodafone y, si reclaman el pago de la penalización por incumplimiento de la permanencia, una copia del contrato.
Se trata de la tercera subida de precios que FACUA denuncia en las últimas semanas, después de haberlo hecho con la que acaba de poner en marcha Movistar<https://www.facua.org/es/noticia.php?Id=11232> para sus paquetes Fusión, y la que aplica desde febrero Orange<https://www.facua.org/es/noticia.php?Id=11157> para su recién lanzada tarifa Love.

En la última semana se han producido subidas de precios en las tarifas de los paquetes convergentes de las telecos. Movistar anunció una nueva subida (después de la anunciada a finales de año) y Vodafone incrementó los precios de algunas de sus tarifas. Estos movimientos se suman a los que ya había realizado también Orange. Las compañías los justifican con un aumento en los datos ofertados en estas.

Tras el fin de la guerra de precios, las telecos han apostado ahora por esta estrategia y en los tres últimos meses las tres grandes operadoras han procedido a subir sus tarifas bajo la premisa de aumentar datos. La guerra del fútbol y cubrir los costes de la televisión también entran en la ecuación que lleva a la telecos a subir precios.

Vodafone dijo este miércoles, después de que su consejero ya lo avanzara el domingo en un encuentro con periodistas en el marco del Mobile World Congress de Barcelona, que sube los precios de sus tarifas a cambio de incluir más datos en las mismas.

Además, Vodafone anunció el lanzamiento del denominado Chat Zero. Bajo este nombre la operadora permite el uso de apps de mensajería sin consumir datos de la tarifa y enviar sms y mms sin coste adicional. De esta forma, cuando el cliente utilice Whatsapp para enviar y recibir archivos, los datos que gaste en esto no se contabilizarán dentro de los datos de su tarifa. Lo que queda fuera son las llamadas de Whatsapp. Esas sí que contarán para los datos de la tarifa.

Las subidas de las tarifas de Vodafone se producen tanto en los paquetes convergentes como en sus tarifas de móviles y varían entre los dos euros y los cinco. En el caso de las tarifas móviles estas suben dos euros en la mayoría de los planes unido a un aumento de datos. Así, la Smart S sube de 25 a 27 euros y los datos se incrementan desde los 2 Gb a los 6 Gb; mientras que la Red M sube de 35 a 37 euros con un aumento de 4 a 10 Gb y la Red L sube desde los 45 hasta los 47 euros con un incremento de datos desde los 6 hasta los 20 Gb.

Estos incrementos también se viven en los paquetes convergentes, donde las telecos ofrecen en una misma factura Internet, móvil, fijo y televisión. Las variaciones de precio se sitúan en una horquilla entre los tres y los cinco euros en función de la tarifa. En la tabla de abajo pueden verse las tarifas con algunas de sus principales características y el incremento de datos y de precio. Todas ellas también llevan incluido el Chat Zero.

Por su parte, Telefónica subirá los precios de los paquetes Fusión Contigo, los más baratos dentro de su oferta convergente y que quedaron sin tocar en la anterior subida anuciada en diciembre del año pasado. Esta nueva será efectiva en abril y supondrá un incremento de cinco euros en la factura a cambio de un aumento de datos en la línea móvil principal (la tarifa cuenta con dos) desde los 2Gb a los 4. En la tabla inferior pueden verse cómo quedan las principales tarifas de Movistar y sus características principales.

En el caso de Orange, a comienzos de año se conoció la subida de precios de sus paquetes convergentes que están agrupados bajo el nombre genérico de Love y entraron en vigor en febrero. Un incremento de precios que, al igual que en los casos anteriores, fue acompañado de un aumento de datos móviles.

Las tarifas que cambiaron fueron las siguientes. Love Esencial subió dos euros al añadir 500 megas a su línea móvil hasta quedarse en 48,95 euros y ofrecer 2,5 Gb de datos móviles, 200 minutos en llamadas desde el móvil y fibra de 50 megas. Love Sin Límites subió 2 euros y 2 Gb más en la tarifa. Por 60,95 euros ofrecer ahora 4 Gb de datos, 200 minutos y fibra de 300 megas. El precio de las tarifas más altas como son Love Familia Esencial y Love Familia Sin Límites hasta los 78,95 euros y los 84,95 euros, respectivamente. En ambos casos con fibra en casa de 50 Gb.

En medio de esta tendencia de subidas de precios, Más Móvil opta por mantenerse al margen de estos incrementos de precios y sus las tarifas. Además de su posicionamiento como cuarta operadora del mercado que le permite seguir esta estrategia, la compañía no ha entrado en la guerra de los precios del fútbol por lo que tiene un mayor margen de maniobra. Así, los paquetes convergentes de esta varían entre el más barato que cuesta 36,89 euros y ofrece ADSL en casa junto con 8 Gb de datos en el móvil y el más caro que son 56,89 euros con fibra de 300 Gb y datos en el móvil de 8 Gb.

Los grandes grupos de telecomunicaciones se han lanzado a una ola de subidas de precios. La arrancaron hace año y medio, pero en las últimas semanas se ha intensificado. En apenas dos meses, Telefónica, Orange y Vodafone han anunciado a sus clientes varios incrementos de las tarifas de entre 2 y 6 euros a cambio de disparar el volumen de datos móviles o de nuevos servicios. Y en el sector todos dan por hecho que habrá nuevas subidas, porque las razones estratégicas que las hacen necesarias para las compañías seguirán vigentes.

Las compañías compiten ofreciendo servicios de cada vez mayor calidad, con más datos, con más TV… y más caros

El sector se ha embarcado en un nuevo tipo de competencia. En lugar de captar nuevos clientes tirando los precios (que es lo que las compañías hacían hasta hace menos de dos años), ahora luchan por atraer usuarios premium -los más rentables- ofreciendo servicios de cada vez mayor calidad, con más prestaciones, con más velocidad de conexión, con más volúmenes de datos, de llamadas, de canales de TV… Más servicios por más precio.

“El sector ha sufrido una terrible caída de ingresos como consecuencia de la rebaja de precios en los últimos años”, explica Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone España. “La única opción de las compañías es aumentar el valor para que los clientes estén dispuestos a pagar más por productos de más calidad”. Una postura que el sector de las telecos ha asumido en tromba.

Guerra de precios en plena crisis

La guerra de precios de la que viene el sector de las telecos fue cruenta. Según los registros de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), el precio de las llamadas de móvil se ha desplomado y ahora vale una cuarta parte que hace cinco años (desde los 19 céntimos que costaba el minuto en 2012 a los 4,98 céntimos del pasado junio), y el de internet en el móvil también ha caído casi un 27% (cada línea pagaba casi 35 euros en 2012 el año pasado el coste era de 25,5 euros).

Los productos estrella de todas las telecos son las tarifas convergentes (que agrupan móvil, fijo, internet, fibra o televisión, con distintos tipos de paquetización) que también rebajaron sus precios en los últimos años y que son justamente en las que ahora Telefónica, Vodafone y Orange están centrando las subidas.

Los precios de diferentes tipos de paquetes, en función del número de servicios que incluye (doble, cuádruple o quíntuple) tocaron fondo en la primera mitad de 2015, en plena guerra de tarifas entre las compañías. Desde entonces el gasto medio que hacen los hogares ha ido creciendo al calor de las subidas que han ido aplicando poco a poco las telecos en el último año y medio, hasta alcanzar casi los 48 euros al mes por paquetes de teléfono fijo y móvil e internet fijo y móvil, y hasta cerca de los 69 euros si además se suma la TV de pago. Ésos eran los niveles a mitad del año pasado, y aún está por conocer el efecto de los encarecimientos de los últimos meses. .

La estrategia de tirar los precios, junto al letal efecto de la caída del consumo por la crisis económica, hizo que los ingresos del sector en su segmento minorista (el de los clientes particulares y empresas) se hayan hundido. En los albores de la crisis, las ventas minoritas de las telecos tocaron techó rozando los 37.000 millones en 2008. En 2012 los ingresos globales ya estaban por debajo de los 30.000. En 2015, último dato oficial disponible en los registros de la CNMC, ni siquiera se alcanzaron los 25.400 millones de euros, regresando a los niveles que había en 2002.

En plena guerra de precios y en plena crisis económica, las telecos siguieron asumiendo inversiones milmillonarias para desplegar su red de fibra. Cada compañía con la suya, hasta hacer que actualmente España cuente con una red de fibra más tupida que la de Alemania, Francia, Reino Unido e Italia juntos.

El sector perdió un 15% de sus ingresos en cuatro años por tirar sus tarifas y volvió a niveles de 2002

Y todo ello en medio de un escenario competitivo cambiante. Por un lado, con la proliferación de pequeños nuevos competidores en forma de operadores móviles virtuales, OMV (que no tienen red propia y usan la de otras compañías, y que sólo tienen oferta comercial diferenciada). Y por otro, con un acelerado proceso de concentración. Telefónica compró Canal+, Vodafone absorbió Ono, Orange se quedó con Jazztel, MásMóvil ha comprado Yoigo y Pepephone, Euskaltel integró R Cable…

Unos 15.000 millones de euros después en fusiones y adquisiciones, y tras las fuertes caídas de las tarifas y los ingresos en los últimos años, ahora las compañías creen que ha llegado el momento de resarcirse. A la espera de conocer el dato oficial de facturación del sector, ya se sabe que 2016 fue el año en que los ingresos volvieron a crecer fruto de las subidas que ya se aplicaban el pasado ejercicio.

Dar más por un poco más

Telefónica, como mayor compañía del mercado nacional, se arroga el rol de ser quien marca el paso en el sector. Lo hizo en 2012 cuando revolucionó su oferta comercial lanzando sus paquetes convergentes Fusión, y todos los demás le siguieron. Y lo hace ahora cuando ha empezado a subir los precios de sus tarifas para ganar rentabilidad, con sus grandes rivales –Orange y Vodafone- secundándole y aplicando sus propias subidas.

La estrategia por las tres grandes telecos es compartida. “Dar más por algo más. Dar más servicio por un poco más de dinero”, resumía hace unos días el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, en la presentación de las cuentas anuales.

La operadora ha aplicado en Fusión, el auténtico producto estrella de su estrategia comercial en España, cuatro subidas de precio en dos años. De los dos últimos, uno se empezó a aplicar en febrero y el otro estará vigente el 1 de abril. Más precio (entre tres y cinco euros), a cambio de más datos móviles. Y antes fueron subidas a cambio de más canales de televisión incluidos, o con una capacidad de fibra simétrica…

La primera de las subidas de Telefónica fue replicada por Orange. La filial del operador francés, que estrenó su oferta convergente con las tarifas Love el pasado noviembre, también aplica desde febrero incrementos de entre dos y cinco euros a cambio de más datos móviles.

Los clientes tienen a su disposición tarifas más baratas en nuestra oferta y en la de otras compañías»

Y el segundo de los incrementos de Telefónica, el que llegará en abril –que se aplica a otras tarifas Fusión, no a las mismas encarecidas en febrero-, ha sido secundado por Vodafone. Los clientes de la operadora del grupo británico pagarán a partir del 28 de abril entre dos y seis euros más en todas las tarifas (las de sólo móvil y las convergentes), a cambio de ver cómo se disparan sus datos o con prestaciones especiales como que el uso de Whatsapp, Telegram o Line no consumirá datos de su tarifa.

“Las compañías hemos asumido durante años una rebaja de tarifas y de ingresos, mientras realizábamos fortísimas inversiones en mejorar nuestra red, en mejorar nuestra oferta de contenidos, y en comprar otras compañías para poder hacer todo esto”, explica un ejecutivo del sector. “Necesitamos rentabilizar estas inversiones y reponernos de la caída de los ingresos. Por eso damos mucha más calidad a cambio de algo más de precio”.

¿Y qué pasa con los clientes que se conforman con la calidad que tenían hasta ahora y que no quieren pagar más? “Los clientes tienen a su disposición tarifas más baratas en nuestra oferta y en la de otras compañías. Pueden elegir. Que lo hagan”, dice el mismo ejecutivo.

El factor MásMóvil

MásMóvil, que se ha convertido en el cuarto gran operador tras la compra de Yoigo y Pepephone, es el único que se desmarca de la estrategia de subidas de precios. La compañía no ha elevado sus tarifas y asegura que no lo va a hacer. Hacerlo ahora, con sus tarifas casi recién estrenadas tras las adquisiciones, rompería con su estrategia de volcarse en captar el público que precisamente busca precios más económicos.

MásMóvil se desmarca de las subidas de sus rivales para captar al cliente más sensible al precio

De hecho, expertos en telecomunicaciones apuntan que el factor MásMóvil prácticamente es el único que puede hacer que no se produzcan nuevas subidas de precios a medio plazo por parte del resto de actores del sector. Si la estrategia de bajo coste del cuarto operador tiene éxito, las subidas de tarifas de los grandes grupos pueden acabar volviéndose en su contra y perder clientes para ir a parar a su pequeño gran rival.

Todas las compañías van a estar muy atentas a la evolución de las portabilidades en los próximos meses para saber si se ha ido demasiado lejos con el encarecimiento de su producto y si con ello se ha allanado el camino a MásMóvil para crecer.

Sin embargo, Telefónica, Orange y Vodafone juegan con ventaja en este campo. Y es que el cuarto operador no incluye en su oferta convergente la televisión de pago, en un momento en que los paquetes quíntuples son los que más crecen en número de usuarios -y en los que se han aplicado las mayores subidas-, mientras los cuádruples (sin TV) están perdiendo fuelle.

Las subidas que vienen

Las compañías de manera oficial no lo reconocen abiertamente. Pero en los mentideros del sector y en conversaciones privadas se da por hecho que en los próximos meses, y también años, las subidas de precios seguirán produciéndose al son del mantra asumido por casi todas las compañías: dar más por un poco más. Incluso aunque reconocen que estarán atentos a la evolución de la base de clientes de MásMóvil.

“Vamos a seguir ofreciendo más volumen de datos a los clientes, y eso tiene un precio. No podemos darlo gratis”, dijo el consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot, en un encuentro con periodistas. “Trabajamos permanentemente para ajustar precios y mantener la competitividad de nuestra oferta. No somos una compañía low cost”, explicó, por su parte, el jefe de Vodafone España.

Desde las compañías se argumenta que, en sentido estricto, no se podría hablar de subidas de precios, porque los servicios crecen en mayor proporción que los precios, porque la capacidad de conexión se dispara mucho más que las tarifas. “Los precios por megabyte de datos móviles no ha dejado de caer en los últimos años y seguirá pasando. El precio total será mayor, pero el precio por mega seguirá cayendo”, indican fuentes de una de las grandes operadoras.

Sin embargo, consultoras y ejecutivos del propio sector admiten que el coste marginal que soportan las empresas por elevar la capacidad de consumo de datos es ridículo. Y, por tanto, la rentabilidad neta que supone elevar los precios es mayor que el coste de aumentar los datos. Es por ello que las compañías, necesitadas de recuperar los ingresos perdidos y obligadas a recortar la deuda acumulada, mantendrán a medio plazo la estrategia actual. Dar más…

“Mejoramos al oferta con más prestaciones por un poco más de dinero. Y la vamos a seguir mejorando”, dijo el presidente de Telefónica en la rueda de prensa. ¿Entonces la compañía se compromete a no aplicar más subidas de precios?, preguntó una periodista. “Nuestro compromiso es seguir mejorando la oferta y la calidad”. Nada menos… Y nada más.

Vodafone mantiene el pulso ante la subida de precios de Movistar y Orange

Todos los medios de comunicación tienen preparada la noticia. En la carpeta de “borradores” está el artículo que cuenta una subida de precios en Vodafone. Tras el aumento de Movisitar y Orange, y sabiendo que se trata de un sector muy reactivo, la situación casi se da por descontada. Pero el operador rojo, por el momento, escapa de esa estrategia e -incluso- podría salir bien parado.

Durante las últimas semanas Vodafone ha llevado a cabo anuncios importantes para el futuro de la compañía. Todo ello mientras que sus dos principales competidores han anunciado subidas de precios en sus ofertas convergentes (fijo + móvil + TV). La clave está en que el operador de origen británico por el momento se mantiene a la espera mientras observa cómo los clientes de sus rivales pueden salir de sus compañías sin penalizaciones por romper las permanencias. Esa es la clave.

Tras conocerse que Movistar (5 de febrero) y Orange (19 de febrero) ejecutarán una subida de precios de entre 2 y 5 euros en sus tarifas, muchos de sus clientes se sintieron molestos. Además, surgieron las dudas sobre si pueden o no abandonar sus compañías, y si eso afectará a la obligación de permanencia que tienen con dichos servicios.

Acudiendo a las Condiciones Generales de los Servicios de ambas compañías, la respuesta es muy sencilla. Y es que durante estos días estarán recibiendo unas cartas en las que el operador naranja y el azul estarán explicando que a partir de febrero los precios serán más altos.

Pues bien, los clientes pueden abandonar la compañía sin miedo de ser penalizados. Según consta en sus condiciones generales:

Orange

(…) estas CG, incluidas las condiciones económicas, de conformidad con la legislación vigente, podrán ser modificadas por Orange en cualquier momento, por motivos legales, técnicos, operativos, económicos, de servicio o de mercado o por la organización o necesidades del Servicio. Dichas modificaciones contractuales deberán ser comunicadas a los Clientes afectados con un mes de antelación a su entrada en vigor. Si el Cliente no estuviera de acuerdo con las modificaciones propuestas, podrá resolver el contrato sin penalización alguna por dicho motivo, comunicándoselo a Orange antes a la fecha de entrada en vigor o de lo contrario, se entenderá que acepta las modificaciones (…).

Movistar

Movistar podrá modificar las presentes Condiciones Particulares por los siguientes motivos: variaciones de las características técnicas de los equipos o las redes, cambios tecnológicos que afecten al servicio, variaciones de las condiciones económicas del servicio y evolución del mercado (…) comunicándoselo al cliente con un mes de antelación de la fecha en que la modificación vaya ser efectiva. En dichos supuestos, el cliente tendrá derecho a resolver la relación de prestación de servicios sin penalización (…).

Qué hará Vodafone

Ante este escenario, donde puede haber un gran movimiento de clientes descontentos con libertad para dejar sus compañías de origen, Vodafone por el momento no ha subido los precios. Incluso, está llevando a cabo importantes anuncios comerciales.

A finales de año, con toda la fanfarria necesaria, anunció la llegada de HBO en un acuerdo en exclusiva con ellos, con importantes promociones para los clientes del operador rojo. Así, Vodafone metía presión a Movistar en el ámbito de los contenidos de televisión y, de paso, ponía a las series en un escenario similar a la pelea que hubo por el fútbol hace un par de veranos.

El otro anuncio lo hemos visto este lunes, cuando Vodafone ha comunicado están preparando la actualización de su red HFC para ofrecer a sus clientes velocidades simétricas -misma velocidad de subida y de bajada- superiores a 1Gbps. La solución adoptada va más allá de la mera actualización de la red a DOCSIS 3.1, pues supone una nueva arquitectura basada en el despliegue de puntos de extensión de la red de fibra y en el aumento del ancho de banda disponible para cada cliente.

Así, la actualización de la red trae a los clientes de Vodafone una mayor velocidad de los servicios de datos, así como la posibilidad de incorporar nuevos canales a Vodafone TV incluyendo toda la capacidad de 4K.

Con estos condicionantes, Vodafone mantiene el pulso a su competencia. ¿Hasta que suba los precios? La pelota está en su tejado, habrá que ver cuánto dura.

Lo estábamos esperando y finalmente se han hecho realidad. Después de los cambios de condiciones en las tarifas convergentes de Movistar y Orange que suelen hacer que los usuarios paguen más sin que en muchas ocasiones se saque provecho de las mejoras que llevan aparejadas, ahora es el turno de Vodafone que ha empezado a desvelar los cambios que aplicará en sus tarifas.

De entre las novedades, además del aumento en gigas incluidos que afecta a las tarifas Mini, yuser, Smart y Red, Vodafone también aprovechará para renovar su oferta de televisión con contenido 4K y un nuevo descodificador TiVo mucho más rápido y con grabaciones en la nube.

Así quedan las tarifas móviles Vodafone

En cuanto a los cambios en las tarifas móviles, Vodafone imitará las mejoras aplicadas por Movistar esta misma semana, empujándolas con una buena inyección de gigas que ya han empezado a estar disponibles para los actuales clientes del operador para competir en la liga de las tarifas con muchos gigas donde Yoigo había reinado en exclusiva desde hace algo más de un año.

De momento, los cambios ya están siendo aplicados a las líneas móviles de los actuales clientes con mejoras que hasta triplican el bono de datos de las tarifas como detallamos en la tabla y sin que suponga ningún incremento de precio. En caso de que vaya a haber cambios en la cuota mensual de las tarifas, no se aplicarán hasta más adelante puesto que deben ser comunicados por Vodafone al menos con un mes de antelación.

Aunque los precios para tarifas móviles se mantienen sin cambios, las ofertas convergentes sí que verán modificados sus precios con unos cambios que actualizaremos en este post en cuanto podamos confirmarlos.

Tarifas que se rebajan

Los cambios en tarifas harán que el precio medio del giga se rebaje notablemente, sobre todo si no tienes permanencia y puedes cambiarte a una tarifa inferior manteniendo el mismo número de gigas por mucho menos dinero como detallamos a continuación:

Tarifa

Antes

Ahora

6 GB

45 euros

25 euros

10 GB

65 euros

35 euros

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *