Talleres distinguidos mapfre

Contenidos

No, el seguro no puede obligarte a llevar el coche a uno de sus talleres

¿Es posible elegir un taller distinto al concertado de la aseguradora?

Sí, es posible elegir un taller distinto al concertado de la aseguradora. Y así lo contempla el primer punto del decálogo de los derechos del asegurado de la Confederación Española de Talleres de Reparación (CETRAA). También viene reflejado en el Reglamento 461/2010 de la Unión Europea que recoge que el usuario tiene total libertad para elegir su taller sin perder la garantía.

En este reglamento también se recoge que los talleres independientes -aquellos que no son oficiales de ninguna marca- deben tener acceso a los recambios originales ya que, en caso contrario, estos “no podrían competir eficazmente con los talleres autorizados, al no poder ofrecer a los consumidores unos servicios de buena calidad que contribuyan al funcionamiento seguro y fiable de los vehículos de motor”.

Por lo tanto, la compañía no puede obligar a un cliente a llevar su vehículo a un taller concertado. Esto es un derecho del asegurado y no una cobertura adicional como podemos encontrar en algunas compañías. Si decides no hacer uso de la red de talleres concertados, el seguro deberá pagar la indemnización igualmente -siempre que proceda-. Aquí se demuestra la importancia de leer detenidamente todos los detalles de la póliza antes de suscribirla.

¿Por qué le interesa a la compañía que acudas a un taller concertado?

Debido a las miles de reparaciones y siniestros con los que tienen que lidiar las compañías cada día resulta mucho más cómodo agrupar los coches en un punto concreto, como puede ser un taller. Esto le permite ahorrar costes, pero también ofrecer un servicio más eficiente y de mayor calidad al cliente. Además se evita cualquier problema que pueda surgir entre el taller y la propia compañía. El cliente también se beneficia, pues los trámites como el peritaje también suelen ser más rápidos.

Para que te hagas una idea, la aseguradora necesita que un perito evalúe los daños del vehículo y le resulta mucho más cómodo y rápido visitar varios vehículos en un mismo taller que andar recorriendo toda una ciudad -o incluso una provincia- mirando coche por coche. El taller ofrece reparaciones más baratas fruto del acuerdo con la compañía, por lo que a esta le supone un ahorro de costes y tiempo que finalmente se ve proyectado en el cliente en forma de descuentos y bonificaciones.

¿Qué es mejor opción? ¿Taller concertado o de libre elección?

Las ventajas que supone usar un taller de libre elección son las que ya hemos comentado: eliges un profesional con el que ya tienes una relación personal. De hecho, ese mismo mecánico tal vez lleve tratando tu coche desde que lo compraste y probablemente sea capaz de reconocer un problema en un santiamén. Este trato de amistad y de confianza es lo que lleva a muchos conductores a seguir apostando por su taller de siempre. Es una elección más emocional que racional.

Por otro lado, un taller concertado no tiene por qué ser sinónimo de desconfianza. Los servicios que se ofertan y los profesionales son tan competentes como en cualquier otro, incluso es posible que tras realizar un par de visitas sea este el que comencemos a considerar nuestro taller de confianza. Además, el acuerdo que tiene con la aseguradora hace que puedas beneficiarte de algunas ventajas.

Ya hemos señalado que los talleres concertados suelen suponer un ahorro importante de dinero y, además, de tiempo. Pero no se queda ahí. En este tipo de talleres los vehículos que provienen de las aseguradoras con las que tienen acuerdos tienen un trato preferente. Los clientes podrán obtener un vehículo de sustitución mientras el suyo es reparado, algo que la mayoría que los talleres tradicionales no suelen ofrecer. Existen otras ventajas como la recogida y la entrega del coche a domicilio y la atención prioritaria, aunque estos detalles dependen del acuerdo que mantengan la aseguradora y el taller.

Por lo tanto, la elección de uno u otro es muy subjetiva. Objetivamente, un taller concertado ofrece muchas más ventajas tal y como hemos visto, pero es cierto que puede generar un punto de desconfianza y de incertidumbre en el cliente. También es cierto que al depender de la aseguradora, tenderán a darle la razón a la compañía en caso de duda, aunque no es algo de lo que tengamos que preocuparnos, ya las mejores entidades garantizan el mejor servicio.

El tiempo máximo de reparación debería ser de 20 días

Por último, cabe comentar que existe la posibilidad de contratar una cobertura que ofrece un préstamo para reparar el coche o bien se ofrece al pago de los intereses del mismo. Las condiciones para que la compañía preste el dinero es que la reparación del vehículo sea a causa de un siniestro en el que hemos sido culpables y que no tengamos ninguna otra cobertura que se haga cargo de los daños. Puede ser una buena opción cuando surge un imprevisto a final de mes, ya que estos préstamos pueden llegar a carecer de intereses, como hemos comentado.

Siempre surgen las dudas sobre cuánto tiempo debe pasar un coche en un taller para su reparación. Esta incertidumbre, que ni siquiera la ley aclara, fue resuelta por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM), el Instituto Nacional de Consumo (INC) y las comunidades autónomas. Así, se ha estipulado que el periodo máximo de estancia de un automóvil en un taller debe ser de veinte días.

La normativa vigente establece que la entrega de un vehículo a reparar debe hacerse en un “plazo razonable”. De no cumplir con esta máxima, el cliente podría solicitar una rebaja del precio o incluso la resolución del contrato -el acuerdo y el presupuesto expedido en el momento del ingreso del automóvil-. Si se llega a este punto, el taller debería devolver el coche en el mismo estado en el que entró, con los componentes dañados reinstalados, si fuese necesario. Sin embargo, esta normativa no da un plazo concreto.

En el plazo estipulado de veinte días se incluye el tiempo necesario para el pedido de las piezas a sustituir, la recepción e instalación en el vehículo y la comprobación de que el automóvil funciona como debe. A partir de aquí, se podría valorar si este periodo es insuficiente y debe ser superior por la gravedad de los daños que sufría el coche.

Se recomienda guardar todas las facturas de pedidos de piezas y respuestas de los proveedores de los repuestos. Así, se podrá evitar problemas ante posibles retrasos en la entrega del automóvil según las fechas acordadas para su devuelta al cliente. Si el taller no puede acreditar que el origen del retraso no es suyo, al carecer de estos documentos antes referidos, el cliente tendrá derecho a solicitar la devolución del coche en el mismo estado en el que entró. Asimismo, podrá reclamar algún tipo de indemnización por daños y perjuicios por el tiempo que no pudo usar el vehículo. Esta falta podría suponer una demanda por incumplimiento de la relación contractual con la efectividad de la garantía.

Cada aseguradora cuenta con una red de talleres concertados. De hecho un mismo taller puede tener un acuerdo con una o varias empresas de este tipo. Es el caso de Autopresto, que colabora con Plus Ultra, Catalana Occidente y Seguros Bilbao, todas compañías del Grupo Catalana Occidente. Si estás asegurado en alguna de estas compañías, tendrás atención preferente, disfrutarás de un coche de cortesía gratuito y te recogerán y entregarán el vehículo –totalmente limpio– en tu domicilio.

Otro ejemplo de taller -en este caso de lunas- que mantiene acuerdos con diferentes aseguradoras es Carglass, que colabora con la mayoría de las compañías del mercado. Si en tu póliza está recogida la cobertura de lunas, podrás llevar tu vehículo a esta empresa especializada dónde está garantizado el mejor servicio.

Si hablamos de qué prestaciones y ventajas se ofrecen en estos talleres, hay muchos aspectos en los que las compañías coinciden. Pero también pueden apreciarse algunas diferencias al analizar al detalle las condiciones que plantea cada compañía en su condicionado, en lo que respecta a su red de talleres. Por eso, hemos estudiado estos condicionados para poder ofrecerte una comparativa de compañías según las ventajas y servicios que proporcionan al cliente, a través de sus talleres propios:

Ejemplos de talleres concertados

Compañía
¿Cómo es su red de talleres? Talleres Colaboradores: de chapa y de lunas Talleres Distinguidos. Ofrecen preferencia en la reparación y compromiso en el plazo de entrega Talleres AXA Calidad de lunas y AXA Calidad Carrocería Red Talleres Excelentes y Talleres Red Allianz. Atención profesional personalizada Talleres Verti
¿Tiene acuerdos con talleres especializados de lunas? Sí con CarGlass, Auto Cristal Ralarsa y Glass Talleres, para reparación y sustitución de lunas. Además, cuenta con unidades móviles de reparación Sí, con CarGlass, Glassdrive, Auto Cristal Ralarsa y Cristalbox Reparación de impactos y sustitución de lunas a domicilio gracias a los talleres móviles. Atención preferente Sí, con CarGlass, Glassdrive, Auto Cristal Ralarsa y Glass Talleres
¿Ofrece vehículo de cortesía? Sí, una flota de más de 1.000 coches de la marca Audi (sujetos a disponibilidad del taller) Sí, vehículo de cortesía o vehículo de alquiler con tarifa preferente En más de 500 talleres Sí, sujeto a disponibilidad. También Garantía de Movilidad: vehículo por 5 euros/día (límite: 30 días)
¿Recoge y entrega el coche? Sí. Además se encargan de fijar la cita con el taller Sí, si se trata del mismo núcleo urbano del taller Sí, aunque se debe consultar previamente con el taller
Otras ventajas de su red de talleres – Lavado y aspirado gratis
– Pasan la ITV si es necesario tras el siniestro
– Material de pintura garantizado
– Garantía de dos años en arreglos de chapa y pintura
– Utilización de marcas premium en materiales
– Recambio con piezas originales
– Limpieza del vehículo tras la reparación
– Revisión gratuita de los niveles, luces y presión de neumáticos
– ITV gratuita en grandes reparaciones
– Presupuesto digital
– Ampliación de la garantía de reparación a 3 años sin límite de kilometraje
– Tarifas especiales para reparaciones particulares
– Servicio de revisión pre-ITV gratuito
– Peritación digital
– Limpieza del vehículo
– Revisión de los puntos más importantes del coche
– Descuentos especiales en franquicias y bonificaciones
– Revisión de niveles, luces y presión de neumáticos
– Limpieza del vehículo
¿Cómo es su red de talleres? Talleres Colaboradores: de chapa y de lunas
¿Tiene acuerdos con talleres especializados de lunas? Sí con CarGlass, Auto Cristal Ralarsa y Glass Talleres, para reparación y sustitución de lunas. Además, cuenta con unidades móviles de reparación
¿Ofrece vehículo de cortesía? Sí, una flota de más de 1.000 coches de la marca Audi (sujetos a disponibilidad del taller)
¿Recoge y entrega el coche? Sí. Además se encargan de fijar la cita con el taller
Otras ventajas de su red de talleres – Lavado y aspirado gratis
– Pasan la ITV si es necesario tras el siniestro
– Material de pintura garantizado
– Garantía de dos años en arreglos de chapa y pintura
– Utilización de marcas premium en materiales
– Recambio con piezas originales
¿Cómo es su red de talleres? Talleres Distinguidos. Ofrecen preferencia en la reparación y compromiso en el plazo de entrega
¿Tiene acuerdos con talleres especializados de lunas? Sí, con CarGlass, Glassdrive, Auto Cristal Ralarsa y Cristalbox
¿Ofrece vehículo de cortesía? Sí, vehículo de cortesía o vehículo de alquiler con tarifa preferente
¿Recoge y entrega el coche?
Otras ventajas de su red de talleres – Limpieza del vehículo tras la reparación
– Revisión gratuita de los niveles, luces y presión de neumáticos
– ITV gratuita en grandes reparaciones

¿Cómo es su red de talleres? Talleres AXA Calidad de lunas y AXA Calidad Carrocería
¿Tiene acuerdos con talleres especializados de lunas? Reparación de impactos y sustitución de lunas a domicilio gracias a los talleres móviles. Atención preferente
¿Ofrece vehículo de cortesía? En más de 500 talleres
¿Recoge y entrega el coche? Sí, si se trata del mismo núcleo urbano del taller
Otras ventajas de su red de talleres – Presupuesto digital
– Ampliación de la garantía de reparación a 3 años sin límite de kilometraje
– Tarifas especiales para reparaciones particulares
¿Cómo es su red de talleres? Red Talleres Excelentes y Talleres Red Allianz. Atención profesional personalizada
¿Tiene acuerdos con talleres especializados de lunas? Sí, con CarGlass, Glassdrive, Auto Cristal Ralarsa y Glass Talleres
¿Ofrece vehículo de cortesía?
¿Recoge y entrega el coche?
Otras ventajas de su red de talleres – Servicio de revisión pre-ITV gratuito
– Peritación digital
– Limpieza del vehículo
– Revisión de los puntos más importantes del coche
– Descuentos especiales en franquicias y bonificaciones
¿Cómo es su red de talleres? Talleres Verti
¿Tiene acuerdos con talleres especializados de lunas?
¿Ofrece vehículo de cortesía? Sí, sujeto a disponibilidad. También Garantía de Movilidad: vehículo por 5 euros/día (límite: 30 días)
¿Recoge y entrega el coche? Sí, aunque se debe consultar previamente con el taller
Otras ventajas de su red de talleres – Revisión de niveles, luces y presión de neumáticos
– Limpieza del vehículo

Línea Directa: servicio de calidad con garantía

Línea Directa es un claro ejemplo de cómo un taller concertado puede ofrecer tan buen servicio como nuestro taller de siempre. Sus Talleres Colaboradores, además de garantizar piezas originales para los recambios, garantizan la pintura usada mientras el coche siga asegurado con ellos, optan siempre por la mejor calidad en sus materiales (como en la pintura, el barniz, etc.) y aseguran la mejor reparación, con una garantía de dos años en todas sus intervenciones de chapa y pintura. A estas atractivas ventajas se suman otras habituales, como la entrega y recogida del vehículo y otras menos frecuentes, como el servicio de gestión de ITV.

MAPFRE: descuento en el seguro por usar sus talleres

MAPFRE plantea las ventajas habituales de este tipo de talleres en su red de Talleres Distinguidos. Pero va más allá en detalles como:

  • Ofrecer un descuento directo en la renovación del seguro del coche si el asegurado es miembro del Club MAPFRE y utiliza su tarjeta para pagar las facturas que correspondan a reparaciones en sus Talleres Distinguidos.
  • Incluir servicios extra como la revisión gratuita de niveles, luces y presión de neumáticos antes de entregar al asegurado en su domicilio el coche ya reparado.
  • Correr con los gastos de la ITV si es necesaria tras una reparación importante en la que se vean afectados elementos de seguridad.

AXA: reparación de lunas a domicilio

Es una de las ventajas de contar con los talleres AXA Calidad Lunas. En caso de impacto en un cristal, pueden repararlo en menos de 40 minutos u ofrecerte una solución con plexiglass en caso de no contar en ese momento con tu modelo de luna. Y sin que tengas que moverte de donde estés. Así, nunca te quedarás parado por este motivo. En sus talleres de carrocerías ofrecen vehículo de cortesía, garantía extendida y otras atractivas ventajas.

Allianz: agilidad y calidad en el servicio

Allianz te ofrece dos alternativas a la hora de reparar tu coche: acudir a un taller de su red Talleres Excelentes o bien al taller más próximo a ti, entre los talleres de confianza seleccionados por Allianz en los que también disfrutarás de ventajas: trato preferente y descuentos especiales en franquicias. Además, podrás realizar una búsqueda por marcas, para dejar tu coche en manos de los más expertos en él. En su red Talleres Excelentes, los asegurados gozan de una atención personalizada y todas las ventajas habituales, como el vehículo de cortesía durante la reparación.

Verti: la garantía más amplia

Si usas los Talleres Verti, todo son ventajas. Y garantías. Las resumimos en estos puntos:

  • Duplica la garantía legal en todas las reparaciones (de 3 a 6 meses).
  • Contarás con servicios como la revisión de niveles, luces y presión de neumáticos cada vez que repares allí tu coche.
  • También con un vehículo de cortesía, pero al estar sujeto a disponibilidad, te dan una alternativa: contratar la Garantía de Movilidad y gozar así de un vehículo por solo 5 euros al día (IVA incluido) y hasta que tu coche esté reparado (durante un máximo de 30 días).

Si su vehículo está asegurado con la compañía de seguros MAPFRE, ha llegado al lugar adecuado. MULTIXAPA es su taller de chapa y pintura distinguido de MAPFRE en Palma de Mallorca.

El ser un taller de chapa y pintura distinguido de MAPFRE, le aporta una serie de beneficios que te enumeramos a continuación.

Ventajas exclusivas para asegurados MAPFRE:

  • Ampliación de garantías
  • Preferencia en Reparación
  • Compromiso en el Plazo de entrega
  • Limpieza del vehículo
  • Revisión gratuita de niveles, luces y presión de neumáticos
  • ITV gratuita en grandes reparaciones
  • Vehículo de cortesía
  • Nivel de aportación actual 10% en pagos realizados con tarjeta Club Mapfre Mastercard
  • Servicio de reparación rápida
  • Un detalle para su vehículo
  • Recogida y entrega del vehículo en un radio máximo de 15.Km

Para evitarle esperas innecesarias, no olvide solicitar cita previa.

Puede solicitar cita previa en los teléfonos:

Tlf: +34 971 90 30 23
Tlf: +34 635 47 63 32

O enviado un formulario de contacto haciendo clic aquí.

Esperemos contar con su visita, estamos en:

Gran Via Asima Nº 28

07009 (Polig. Son Castelló)

Palma de Mallorca – Baleares

(Clic aquí para ver la dirección en el mapa de Google)

Nuestro horario:

De Lunes a Jueves:
De 08:00h a 13:00h y de 15:00h a 18:00h

Viernes:
De 08:00h a 13:00h y de 15:00h a 17:00h

Nadie nace preparado para tener un percance con el coche, pero la realidad muestra que esta situación es más habitual de lo que parece. Informes recientes confirman que, a pesar de que en nuestro país circulan 27 millones de coches con seguro en vigor, al menos el 70% de los conductores evita firmar el parte amistoso tras un accidente. Por eso, ofrecemos 5 tips de un parte amistoso que nos ayudarán a salir airosos de este trámite y, ante todo, a mantener la calma.

  1. Señalizar el accidente. Es decir, si es posible, lo primero será situar el vehículo en un lugar lo más apartado posible de la circulación y señalizar el accidente mediante los triángulos de emergencia. Asimismo, nunca debemos olvidar el chaleco reflectante. Cualquier precaución evitará mayores problemas. No obstante, si hay daños personales, lo prioritario es llamar a los servicios de emergencia para atender a los heridos.

  2. Letra clara. Es el momento de rellenar el parte con sentido común. Serán las compañías aseguradoras las que determinen quién ha sido el culpable. Sin embargo, si no tenemos suficientes fuerzas, podemos acordar con el otro implicado rellenarlo más tarde. Aunque lo aconsejable es hacerlo inmediatamente después, no obstante, existe un plazo de siete días para comunicar el siniestro a la compañía de seguros.

  3. Debidamente cumplimentado. Debemos centrar nuestra atención en recabar todos los datos posibles: información de vehículos y conductores, número de póliza, fecha, hora y lugar o si ha habido heridos o daños en el interior del vehículo. Anotarlos con letra clara, incluso en mayúsculas, y, a ser posible, acompañados de un croquis. No firmar el parte hasta que no hayamos revisado todos los campos de mutuo acuerdo y confirmado el número de los permisos de conducir.

  4. No discutir. Este es uno de los 5 tips de un parte amistoso. Si es imposible mantener un ambiente cordial, lo mejor es evitar enfrentamientos y reclamar la presencia policial, hechos que deberán reflejarse en el parte. Asimismo, en caso de duda, podemos recurrir a hacer fotografías de la colisión con nuestro smartphone o cámara. En caso de no llegar a un acuerdo, nos pueden servir para ratificar nuestra versión de los hechos. Asimismo, si existen testigos conviene anotar sus nombres y direcciones.

  5. Una copia para cada conductor. Es imprescindible que cada implicado se quede con una copia del parte amistoso debidamente cumplimentado. Firmar este documento facilita cualquier reclamación y la indemnización al conductor no culpable, según sus coberturas. No obstante, si no se está de acuerdo, no estamos obligados a firmarlo. Serán entonces las aseguradoras quienes resuelvan el proceso vía judicial.

Si bien no es un trámite obligatorio, rellenar el parte amistoso tras una colisión es un proceso que beneficia tanto a afectados como a compañías de seguros. Además, con estos 5 tips de un parte amistoso, los conductores contribuimos a no tener que judicializar estos trámites.

Tutorial sobre los convenios entre compañías de seguros

Le explicamos todo lo que debe saber sobre los convenios entre compañías de seguros. ¿Quién paga y perita nuestro coche? ¿beneficia a los asegurados?

Muy pocas personas sabrían enumerar los convenios entre compañías de seguros más importantes -incluidos abogados que incidentalmente aceptan encargos para la reclamación de lesiones en accidentes de tráfico-. Se sabe a nivel general por el ciudadano que existen dichos convenios, los cuáles se intuye que tienden más a beneficiar a las aseguradoras que a procurar una mayor protección a los consumidores y asegurados. No obstante, existe un desconocimiento respecto de cómo funcionan los mismos y qué motivos y necesidades se esconden detrás de los mismos.

Por todo eso, vamos a ocuparnos en los próximos artículos de FM Abogados Tenerife los convenios entre compañías de seguros más habituales, y trataremos de explicar en qué nos benefician y qué peligros conllevan. Y nada mejor que empezar por el más antiguo y conocido de todos: el convenio CIDE.

Los orígenes del convenio CIDE

Para comprender la razón por la que se firmó el Convenio de Indemnización Directa Español (CIDE, en lo sucesivo) es necesario entender la problemática que entrañaba la reclamación de daños materiales en los años noventa. Vamos, pues, a intentar reproducirla con un ejemplo: supongamos que mi coche, asegurado en Mapfre, es colisionado por detrás por otro vehículo asegurado en Allianz. Para recobrar los daños materiales, los trámites necesarios antes de la aparición del primero de los convenios entre compañías de seguros eran estos:

  1. Mi compañía (Mapfre) enviaba a Allianz una carta (recordemos que estamos en los 90) reclamando por los daños de mi coche.
  2. Si a Allianz le constaba la existencia del siniestro y aceptaban su responsabilidad en el mismo, respondían con otra carta solicitando peritar el vehículo.
  3. Tras concretar con el asegurado cuándo iba a estar el coche en el taller, Mapfre de nuevo remitía una carta a Allianz para decirle dónde y a partir de qué fecha podían enviar un perito.
  4. Una vez peritado el coche, se procedía a la reparación (la cual en muchas ocasiones debía pagarla el asegurado). Posteriormente, Mapfre enviaba la factura junto con una copia del peritaje (para demostrar que coincidían) a Allianz, que respondía dando el conforme, a lo cual Mapfre tenía que enviar unos finiquitos por dicho importe que, finalmente, Allianz pagaba y que por último Mapfre reintegraba al taller o al cliente (en función de si éste había adelantado la reparación o no)

Como puede comprobarse, el sistema era especialmente engorroso para todo el mundo. Por un lado, el perjudicado tardaba de media dos meses en poder reparar su coche (y eso si no había problemas y tenía que acabar en un juicio declarativo) y por otro las aseguradoras tenían que contar con una plantilla sobredimensionada para irse remitiendo cartas de todo tipo.

La idea que subyace tras el convenio CIDE es sencilla si se piensa a la manera de las grandes corporaciones. Imaginemos al director de Mapfre y al de Allianz llegando a la siguiente conclusión: a lo largo de un años se producen cientos de miles de accidentes de tráfico entre vehículos asegurados por nuestras dos compañías. Por una cuestión meramente estadística, aproximadamente la mitad de esos siniestros serán culpa de mis asegurados, y la otra mitad de los tuyos. ¿Por qué no buscamos un sistema que de alguna manera nos permita hacernos cargo de los daños de nuestros propios coches, y así ahorramos tiempo y gastos de personal?

Requisitos y funcionamiento del convenio CIDE

Para que funcione el convenio CIDE es necesario que los accidentados cumplimenten el que se conoce como el impreso de parte amistoso europeo (a la derecha). Más

concretamente, es necesario que los accidentados cumplimenten al menos una parte relevante del impreso, y en concreto:

  • Los datos básicos del coche A y B
  • Que rellenen el oportuno recuadro a fin de describir la maniobra que hacía cada vehículo
  • Que firmen la declaración.

De esta manera, cada interviniente en el accidente de tráfico hará llegar a su aseguradora una copia idéntica de la declaración de accidentes (recordemos que viene en formato autocopiativo), lo cual es esencial para agilizar los trámites.

El convenio CIDE, bajo estas premisas y reutilizando el ejemplo anterior (Mapfre es la aseguradora del perjudicado y Allianz la del culpable) funcionaría como sigue:

  1. Mapfre envía por fax su copia del parte amistoso, con un escrito de reclamación.
  2. Allianz dispondrá de 72 horas para rechazar su responsabilidad, en base a una serie de causas tasadas (que no sea la aseguradora, que se haya manipulado el parte amistoso, etc). Transcurrido dicho plazo, será automáticamente declarada responsable del accidente a los efectos de este convenio.
  3. Allianz deberá pagar a Mapfre una cantidad fija denominada módulo -que en la actualidad asciende a 882 euros-. A cambio, Mapfre pasará a ser la encargada de peritar el coche de su cliente y de repararlo (o subsidiariamente pagar el siniestro total)

Este sistema -salvo por lo que luego se dirá- beneficia tanto al asegurado como a las compañías. El perjudicado, si todo va bien, verá cómo se perita y empieza a reparar su coche en menos de una semana. Además, las peritaciones derivadas del convenio CIDE son con compromiso, esto es, la aseguradora paga directamente al taller y el cliente, aunque tenga el seguro a terceros, no tiene que desembolsar ni un euro. Las compañías de seguros, por su parte, han podido aligerar sus plantillas ya que la tramitación exige menos papeleo.

Podría uno pensar, desde nuestro razonamiento de ciudadanos de a pie, que en ocasiones la compañía propia sale perdiendo con este convenio, ya que a cambio de aceptar un módulo fijo de 882 euros a veces ha de afrontar reparaciones de miles de euros. Como digo, a este sistema sólo se le ve una lógica si se mira desde una óptica de empresa. Así, Mapfre saldrá perdiendo en la mitad de los accidentes que -por ejemplo- tenga con Allianz, pero a su vez saldrá ganando en la otra mitad, con lo que al final del año y contabilizando todos los siniestros, a nivel contable no habrá ningún desfase.

Hay una serie de requisitos para que se pueda aplicar el convenio CIDE. Los más importantes son los siguientes:

  • Tal como indicábamos antes, que los accidentados hayan utilizado el impreso oficial y lo hayan cumplimentado adecuadamente
  • Que sólo intervengan dos vehículos en el accidente.
  • Que haya habido colisión directa.
  • El convenio CIDE sólo sirve para los daños de los vehículos, y no es de aplicación a lesiones ni a gastos.

Existe una comisión de seguimiento del este y el resto de convenios entre compañías de seguros, que actúa en caso de discrepancias entre aseguradoras.

No es oro todo lo que reluce: el siniestro total y el convenio CIDE

A veces los convenios entre compañías de seguros no son los mejores aliados de los particulares perjudicados en un accidente de tráfico. Un ejemplo claro es el del conductor que tras un siniestro con culpa de un tercero ve cómo su coche es declarado siniestro total y le quieren dar una miseria por él. El problema de este escenario si se aplica el convenio CIDE es que de repente nuestra aseguradora, que debería ser la que negociara con la contraria una mayor indemnización, se convierte en la contraria, ya que tras aceptar el módulo es la encargada de peritar y pagar nuestro vehículo. Esta mutación lo que consigue es dejar en la indefensión al asegurado.

Además, hay una segunda anomalía si combinamos siniestro total y convenios entre compañías: si el particular decide no aceptar el siniestro total e interponer una demanda, no deberá dirigir ésta frente a su compañía (ya que el particular no ha suscrito el convenio CIDE) sino que deberá demandar a la aseguradora responsable del accidente de tráfico, la cual, en caso de ser condenada a pagar la reparación del coche íntegra, a su vez deberá repercutir al seguro no culpable para que le reintegre esa cantidad que no estaba previsto que desembolsara.

El convenio ASCIDE

Este es otro de los más conocidos convenios entre compañías de seguros, y se creó como un complemento al convenio CIDE. Las aseguradoras llegaron a la conclusión de que el CIDE, si bien funcionaba de acuerdo a sus intereses, era muy estricto en cuanto a los requisitos, y sobre todo respecto de la obligación de que los intervinientes cumplimentaran perfectamente el parte amistoso (cosa que en la práctica rara vez sucede, sobre todo en lo referente a poner las cruces en las casillas oportunas). Por lo tanto, crearon un convenio parecido al CIDE para aquellos partes amistosos mal redactados.

De hecho, el convenio ASCIDE sólo varía respecto del CIDE en que el tiempo de la aseguradora culpable para aceptar la responsabilidad pasa a ser de 15 días en lugar de 72 horas.

El convenio CICOS

Los convenios CIDE y ASCIDE acabaron desembocando en el convenio CICOS. En el fondo la diferencia es que el CICOS utiliza un sistema informático de comunicaciones que mejoró la forma en que se notificaban entre sí las aseguradoras (tradicionalmente por fax)

El convenio SDM

El último y menos conocido de los convenios entre compañías de seguros el el SDM. Se utiliza allí donde no cabe aplicar el resto de convenios, esto es, en accidentes de más de dos vehículos, en siniestros en los que no hay colisión directa.

Se utiliza para las comunicaciones el mismo sistema CICOS, y por explicarlo en pocas palabras diríamos que es una versión mejorada del sistema tradicional de reclamación utilizado en los años noventa. Por ende, si su vehículo resulta perjudicado -por ejemplo- en un accidente de tráfico donde han intervenido más de dos coches, hágase a la idea de que los plazos para que se lo reparen serán bastante más largos de lo habitual.

CONTENIDOS

Declaración amistosa de accidente

El parte amistoso es diseñado en 1972 y se emplea en España desde mitad de 1987. Este documento tiene la ventaja, con respecto a los cuadernillos que utilizaban las compañías de asegurados, que se incluyen la posibilidad de incluir más datos de las personas implicadas en el accidente y sus agentes o mediadores de seguros, de los vehículos siniestrados y de las características del mismo.

Para qué sirve el parte de accidentes

La implantación de esta declaración amistosa de accidentes, hace que todas las aseguradoras usen el mismo documento para la tramitación de todos los siniestros, dentro de todo el territorio nacional o en los países de la Unión Europea.

Sin embargo, este documento no es rellenado por la mayor parte de los conductores que sufren un siniestro, y esto se debe a que la mayor parte de ellos nunca han rellenado uno o ni si quiera se han preocupado en leerlo para en caso de siniestro saber cómo se rellena, también influye que por norma general los lugares donde se dan los siniestros no son el lugar más idóneo para la cumplimentación del mismo.

Si rellenamos de forma correcta, donde todos los datos deberán estar legibles, con el parte amistoso de accidentes conseguimos que los trámites para que las consecuencias del siniestro ocurrido sean solucionadas de una forma más ágil y veloz. Para que esto ocurra el parte amistoso tendrá que estar firmada por todas las personas que estén implicadas en el trágico suceso.

De todos los datos incorporados en el parte amistoso de accidentes, se determinará quién es el responsable del accidente. Por ello se tendrá que ser muy cuidadoso a la hora de rellenar el parte del siniestro, teniendo en cuenta las circunstancias viales y las señales del lugar del siniestro, los datos de los vehículos (no tendremos que mezclar los datos de los mismo) con el fin de poder acelerar los arreglos y gestiones de las consecuencias del siniestro.

Cómo se rellena el part de accidentes

Ahora vamos a ver cómo se rellena el parte, para ellos tendremos que tener en cuenta lo siguiente:

  • Que los seguros estén en vigor y abonados a la compañía de seguros, esto se justifica con el recibo bancario del cargo del seguro. Y que las matriculas aseguradas en el seguro correspondan a las que han sufrido el accidente.
  • Si alguna persona con lesiones ocasionadas en el siniestro, no se podrá rellenar y deberemos llamar a la policía local o municipal, o a la Guardia Civil para que creen un atestado. Tampoco se podrá rellenar si no se encuentra en el lugar del accidente uno de los conductores involucrados en el siniestro.

Una vez tenidas en cuenta estas dos indicaciones, pasaremos a rellenar el parte amistoso de accidentes:

  • Lo primero a rellenar es la hora del accidente y el día que ocurre el mismo, el lugar donde se ha producido, la calle o cruces de calles y la población donde ha ocurrido o el kilómetro y carretera del suceso. Además de los datos de los asegurados, nombres y apellidos, fecha de carnet,… y los datos de la compañía aseguradora, numero de póliza, vigencia de la póliza, agente del seguro o corredor del mismo, y los datos de este, numero de contacto, dirección…

  • Deberemos indicar los daños que han tenido los dos o más coches que han participado en el accidente y si ha habido algún elemento de la vía publica que también ha sufrido daños. También indicaremos si no sólo ha habido daños materiales, y por desgracia, hay daños personales con algún herido leve, ya sea uno de los conductores o de los ocupantes de los coches.
  • Hay un apartado dentro del documento que está asignado para incluir testigos que ayudaran a recrear mejor el accidente, si los hubiera, puesto que llegado el caso muchas de las personas que ven un accidente no quieren saber nada “para no tener que tomar parte“.
  • Ahora pasaremos a rellenarlos datos de los coches, marca, modelo, versión, matricula sin borrones ni tachaduras para que no existan errores, malentendidos y demás en las gestiones de las compañías aseguradoras tras la presentación de los partes.
  • En las imágenes dibujadas de varios vehículos, motocicleta, coche o camión, mostraremos con una flecha el lugar donde se ha golpeado cada vehículo, y en el siguiente apartado escribiremos los daños sufridos, además de indicar las circunstancias como ha ocurrido el accidente, marcando con una o varias “X” las opciones que reflejen las circunstancias que han ocasionado el siniestro.
  • Así mismo el parte amistoso de accidentes, nos deja un espacio donde poder dibujar los vehículos y sus direcciones, cómo se han golpeado y dónde, las señales viales que existían, para mostrar de una forma más clara el accidente.
  • Una vez realizado todo esto, ya solo falta firmar el parte por cada uno de los implicados en el accidente, asumiendo con este gesto todo lo expresado en el parte amistoso de accidentes. Una vez terminado y firmado y con cada uno de los implicados con su copia no se deben modificar nada de lo escrito y marcado, pues las compañías aseguradoras desestimaran lo indicado en el parte.

Qué hacer si el contrario no quiere rellenar el parte

Si tras sufrir un accidente una de las partes se niega o bien a firmar el parte, o bien a no rellenarlo, lo mejor que podremos hacer es recopilar el mayor número de datos del contrario, (como matricula, marca y modelo del coche), y hablar con los testigos que hubiese en el lugar del accidente, para la reclamación de los daños por parte de nuestra compañía aseguradora.

Reparación |
Mapfre canalizó 487.000 reparaciones a través de sus Talleres Distinguidos

Un total de 487.000 servicios prestados por Mapfre a través de la red que denomina Talleres Distinguidos Mapfre, compuesta en la actualidad por 2.739 establecimientos. Es el número de reparaciones efectuadas por estos talleres en 2010, según el balance hecho público por la compañía aseguradora.

Mapfre asegura que el cumplimiento de los plazos de reparación (el 93% en los arreglos de carrocería y el 98,9% en el de lunas) es uno de los aspectos más valorados por sus más de 5,8 millones de asegurados en el ramo del automóvil. En una encuesta realizada por la compañía a clientes que tuvieron algún siniestro con su vehículo en 2010, sus asegurados se mostraron satisfechos o muy satisfechos (el 94% de los asegurados en el caso de carrocería, el 9% en el de lunas) por el servicio prestado en los Talleres Distinguidos Mapfre.

La aseguradora ha presentado también un resumen de su actividad en el ámbito de la asistencia en carretera, con casi dos millones de intervenciones en 2010, el 5% más que en el año anterior. Se incrementó especialmente la atención a vehículos industriales de más de 3.500 kilogramos, que aumentó cerca de un 50% respecto a 2009. Mapfre explica que estas cifras responden a la crisis económica, que ha provocado un aumento de la antigüedad del parque y una disminución del mantenimiento de los vehículos, dos factores que han elevado el número de coches que se quedaron ‘tirados’ en la cuneta por averías o accidente.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *