Sistema flash de monitorización de glucosa

Contenidos

¿Por qué pincharse cuando se puede escanear?1

Los presentes Términos y Condiciones aplican a personas domiciliadas en la República de Colombia.

Su acceso a la página WEB de FreeStyle Colombia, está sujeto a los siguientes Términos y Condiciones, los cuales podremos actualizar ocasionalmente sin previo aviso. Al acceder o utilizar este sitio web, usted acepta que ha leído, entendido y está de acuerdo en comprometerse con estos Términos y Condiciones, ya que pueden ser modificados ocasionalmente, así como con los términos de nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales , la cual podrá encontrar en este sitio web. Usted es responsable de revisar periódicamente los cambios aplicables en estos Términos y Condiciones. El uso de este sitio web tras la publicación por nuestra parte de cualquier cambio a estos Términos y Condiciones constituye su aceptación de dichos cambios. Si no está de acuerdo con estos Términos y Condiciones (ya que pueden ser modificados ocasionalmente) o no está satisfecho con este sitio web, el único y exclusivo recurso que tiene es dejar de usar este sitio.

DESCARGOS DE RESPONSABILIDAD

Usted reconoce y acepta que:

· Aunque nos esforzamos por ofrecer en este sitio web las últimas novedades relacionadas con nuestros productos y servicios, y otro tipo de información acerca de nuestra compañía, no garantizamos la exactitud, la eficacia y la conveniencia del contenido informativo de este sitio web. Cada persona asume la responsabilidad total y todos los riesgos derivados del uso de este sitio de Internet. La información se presenta «tal cual» y puede incluir imprecisiones técnicas o errores tipográficos. Abbott Laboratories de Colombia S.A.S y Abbott Laboratories (en adelante “Abbott) se reservan el derecho de hacer adiciones, supresiones o modificaciones en la información en cualquier momento sin aviso previo.

· ABBOTT NO HACE DECLARACIONES NI GARANTÍAS DE NINGÚN TIPO O NATURALEZA CON RESPECTO A LA INFORMACIÓN O CONTENIDO PUBLICADO EN ESTE SITIO WEB. POR ESTE MEDIO ABBOTT QUEDA EXENTO DE TODAS LAS DECLARACIONES Y GARANTÍAS, YA SEA EXPRESAS O IMPLÍCITAS, CREADAS POR LEY, CONTRATO U OTRO MEDIO, INCLUIDAS ENTRE OTRAS, TODAS LAS GARANTÍAS DE COMERCIALIZACIÓN, ADAPTACIÓN A UN PROPÓSITO ESPECÍFICO, TÍTULO O NO INFRACCIÓN. EN NINGÚN CASO, ABBOTT SERA RESPONSABLE POR DAÑOS DE CUALQUIER TIPO O NATURALEZA, INCLUIDOS ENTRE OTROS, DAÑOS DIRECTOS, INDIRECTOS, ESPECIALES (INCLUIDO LUCRO CESANTE) EMERGENTES O FORTUITOS EN RELACIÓN CON LA EXISTENCIA O USO DE ESTE SITIO DE INTERNET Y/O LA INFORMACIÓN O EL CONTENIDO PUBLICADO EN ESTE SITIO WEB, INDEPENDIENTEMENTE DE SI ABBOTT HA SIDO NOTIFICADO DE LA POSIBILIDAD DE DICHOS DAÑOS.

· Abbott no es responsable ni ofrece garantías de ningún tipo por la exactitud, la eficacia, la oportunidad y la conveniencia de la información o el contenido obtenido de terceros, incluidos los hipervínculos hacia o desde sitios de terceros. Salvo que se disponga lo contrario en este sitio web, Abbott no editará, censurará ni de otro modo controlará el contenido proporcionado por terceros en cualquier tablero de anuncios, sala de chat u otros foros similares publicados en el sitio web. Dicha información debe, por lo tanto, considerarse sospechosa y no recibe la aprobación de Abbott. Este sitio web puede contener declaraciones proyectivas que reflejan las expectativas actuales de Abbott con respecto a eventos futuros y el desarrollo de negocios. Dichas declaraciones implican riesgos e incertidumbres. Los avances o resultados reales podrían diferir sustancialmente de los proyectados y dependen de una serie de factores, que incluyen el éxito de los programas de investigación en curso, los resultados de ensayos clínicos pendientes o futuros, la comercialización continua de sus productos, las aprobaciones regulatorias de sus productos, la validez y la vigencia de sus patentes, la estabilidad de sus relaciones comerciales y las condiciones económicas en general, entre otros. Abbott tiene la intención de actualizar este sitio de forma periódica, pero no asume ninguna obligación de actualizar los contenidos.

SOBRE EL USO

Usted entiende, reconoce y acepta lo siguiente:

· Si usa este sitio web, usted acepta no interrumpir ni interceptar la información electrónica publicada en este sitio web o en cualquiera de nuestros servidores. También acepta no intentar evadir ninguna de las características de seguridad de nuestro sitio web, y se compromete a respetar todas las leyes, normas y reglamentos locales e internacionales aplicables.

· Usted otorga a Abbott el derecho de usar todo el contenido que usted cargue o que transmita de alguna otra manera a este sitio web, sujeto a estos Términos y Condiciones y a la Política de Tratamiento de Datos Personales de Abbott Laboratories de Colombia S.A. en la forma que esta última elija, bajo la cual Abbott podrá realizar la copia, la exhibición, la realización o la publicación del contenido en cualquier formato, modificándolo, incorporándolo a otro material o haciendo un trabajo derivado basado en él. En el evento en que el cargue o transmisión de contenido que usted realice, incluya sus datos personales de acuerdo a como los mismos son definidos por el literal c) del artículo 3 de la Ley 1581 de 2012 o Abbott recolecte y trate sus datos personales a través de esta página web, usted autoriza a Abbott Laboratories de Colombia S.A., para que de tratamiento a los mismos para las finalidades previstas en la Política de Tratamiento de Datos Personales de Abbott Laboratories de Colombia S.A. y de acuerdo a los lineamientos y derechos descritos en dicha Política.

· Salvo que Abbott lo indique y acuerde expresamente con antelación, no se establecerá ninguna relación confidencial en el caso de que algún usuario de este sitio de Internet deba hacer cualquier comunicación oral, escrita o electrónica a Abbott (como por ejemplo comentarios, preguntas, observaciones, sugerencias, ideas, etc.). Si alguno de los sitios web de Abbott requiere o solicita que se proporcione dicha información y que esta contenga datos personales (por ejemplo, nombre, dirección, número de teléfono), Abbott Laboratories de Colombia S.A. la obtendrá, la usará y mantendrá de manera coherente con nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales y observando la normatividad aplicable en Colombia en materia de protección de datos. Respecto de las comunicaciones orales, escritas o electrónicas que no contengan datos personales, Abbott tendrá libertad para reproducir, publicar o bien utilizar dicha información para cualquier propósito, como investigación, desarrollo, fabricación, uso o venta de productos que incorporen dicha información. El remitente de cualquier información a Abbott es totalmente responsable de su contenido, incluidas su veracidad y exactitud y la no violación por su parte de los derechos de propiedad o privacidad de cualquier otra persona. En todo caso, Abbott no responderá bajo ninguna circunstancia de la información o contenidos que se incluyan en secciones públicas de este Sitio Web, a las cuales cualquier tercero pueda acceder y, en dicho sentido, conocer la información o contenidos que se publiquen en los mismos.

ETIQUETADO DEL PRODUCTO

Puede que los productos nombrados en esta página web no estén disponibles en todos los países o puede que estén disponibles con una marca diferente, en diferentes concentraciones o con diferentes indicaciones. Salvo que Abbott lo indique y acuerde expresamente con antelación, ningún director, empleado, agente o representante de Abbott, se dedican a proporcionar asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico ni otros servicios médicos que de alguna manera creen una relación médico-paciente a través de este sitio web.

PROPIEDAD INTELECTUAL

La información, los documentos y los gráficos relacionados publicados en este sitio web (la «Información») son propiedad exclusiva de Abbott, con excepción de la información que proporcionan terceros proveedores contratados por Abbott. Se concede permiso para usar la información, siempre que (1) el aviso de derechos de autor anterior aparezca en todas las copias; (2) el uso de la Información sea solo para uso informativo y no comercial o personal; (3) no se modifique la Información de ninguna manera; y (4) ningún gráfico disponible en este sitio de Internet se utilice separadamente del texto que lo acompaña. Abbott no es responsable de los contenidos que proporcionan terceros proveedores, y queda prohibida la distribución de este material sin el permiso del propietario de los derechos de autor de los mismos. Con excepción de lo permitido anteriormente, no se concede ninguna licencia o derecho, expreso o implícito, a ninguna persona bajo ninguna patente, marca registrada u otro derecho de propiedad de Abbott.

No se podrá hacer uso de ninguna marca comercial registrada, nombres comerciales, imagen comercial ni productos de Abbott en este sitio de Internet sin la previa autorización por escrito de esta última, excepto para identificar los productos o servicios de la compañía.

PRIVACIDAD Y SEGURIDAD

Abbott Laboratories de Colombia S.A. se compromete a proteger su privacidad en línea. Somos conscientes de la importancia de la privacidad para los clientes y visitantes de nuestro sitio web. El uso que damos de la información de identificación personal se rige por nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales, y al acceder y usar nuestro sitio web, usted acepta que quedará limitado por esa Política.

Usted reconoce y acepta que al enviar su información de identificación personal a la página WEB de FreeStyle Colombia, si bien Abbott tiene medidas de seguridad para evitar el acceso no autorizado o la interceptación, no hay garantías absolutas de seguridad.

EN EL IMPROBABLE CASO DE UNA INTERCEPCIÓN O ACCESO NO AUTORIZADO A PESAR DE NUESTROS ESFUERZOS, ABBOTT NO SERÁ RESPONSABLE POR POSIBLES DAÑOS DIRECTOS, INDIRECTOS, ESPECIALES, EMERGENTES O FORTUITOS (INCLUIDO LUCRO CESANTE) SUFRIDOS POR UN CLIENTE O USUARIO, INCLUSO SI ABBOTT HA SIDO NOTIFICADO DE LA POSIBILIDAD DE DICHOS DAÑOS. ABBOTT NO GARANTIZA, NI EXPRESA NI IMPLÍCITAMENTE, QUE LA INFORMACIÓN QUE PROPORCIONA UN CLIENTE ESTARÁ LIBRE DE INTERCEPCIÓN O ACCESO NO AUTORIZADO, NI PROPORCIONA GARANTÍAS IMPLÍCITAS DE COMERCIALIZACIÓN Y ADAPTACIÓN A UN PROPÓSITO EN PARTICULAR.

LIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD

Abbott no asume ninguna responsabilidad por los materiales, la información ni las opiniones proporcionadas, publicadas o, de otro modo, disponibles a través de este sitio web. La confianza en estos materiales, información y opiniones corre bajo su propio riesgo. Abbott declina toda responsabilidad por lesiones o daños que resulten del uso de este sitio web o el contenido del mismo.

ESTE SITIO WEB DE ABBOTT, EL CONTENIDO DEL SITIO Y LOS PRODUCTOS Y SERVICIOS QUE OFRECE O QUE ESTÁN DISPONIBLES A TRAVÉS DE ESTE SITIO WEB SE OFRECEN «TAL CUAL» Y «SEGÚN DISPONIBILIDAD», CON TODOS SUS DEFECTOS. EN NINGÚN CASO ABBOTT, SUS PROVEEDORES O SUS RESPECTIVOS DIRECTORES, EMPLEADOS O AGENTES (EN LO SUCESIVO LAS «PARTES DE ABBOTT») SERÁN RESPONSABLES DE DAÑOS DE NINGÚN TIPO, BAJO NINGUNA TEORÍA LEGAL, DERIVADOS DE O EN RELACIÓN CON EL USO QUE USTED HAGA, O SU IMPOSIBILIDAD DE HACERLO, DE ESTE SITIO WEB, EL CONTENIDO DEL SITIO, LOS SERVICIOS PRESTADOS EN O A TRAVÉS DE ESTE SITIO WEB O CUALQUIER SITIO VINCULADO, INCLUIDOS DAÑOS ESPECIALES, INDIRECTOS, PUNITIVOS, INCIDENTALES, EJEMPLARES O DERIVADOS, ENTRE ELLOS LESIONES PERSONALES, LUCRO CESANTE O DAÑO COMO RESULTADO DE DEMORA, INTERRUPCIÓN EN EL SERVICIO, VIRUS, ELIMINACIÓN DE ARCHIVOS O COMUNICACIONES ELECTRÓNICAS, O ERRORES, OMISIONES U OTRAS INEXACTITUDES EN ESTE SITIO WEB O EL CONTENIDO DEL SITIO, EXISTIENDO O NO NEGLIGENCIA POR PARTE ABBOTT Y HAYA SIDO O NO ABBOTT NOTIFICADO DE LA POSIBILIDAD DE DICHOS DAÑOS.

GENERAL

Usted acepta que estos Términos y Condiciones describen el acuerdo completo entre nosotros con respecto a su objeto. La página WEB de FreeStyle Colombia fue creado y es operado bajo las leyes de la Republica de Colombia. Las leyes de la Republica de Colombia controlarán los términos y condiciones previstos en estos Términos y Condiciones, sin dar efecto a ningún principio de conflicto de leyes. Si una autoridad competente considera que alguna disposición de estos Términos y Condiciones es inválida o no aplicable, usted acepta que las demás disposiciones de estos Términos y Condiciones permanecerán en plena vigencia y efecto

Introducción

La diabetes mellitus (DM) es una enfermedad crónica, con un gran impacto tanto a nivel social como económico, que pertenece al grupo de las enfermedades metabólicas y que se caracteriza por la presencia de niveles anormalmente elevados de glucosa en sangre (hiperglucemia) debido a defectos en la producción y/o acción de la insulina, lo que hace necesaria la atención médica de forma continua y la aplicación de estrategias que reduzcan los riesgos y desarrollo de complicaciones propias de la enfermedad.
La DM se clasifica en cuatro categorías: La DM tipo 1, la DM tipo 2, la diabetes gestacional y diabetes secundaria debida a otras enfermedades o inducida por tratamientos farmacológicos. La DM tipo 1 (DM1), se caracteriza por la destrucción de las células beta del páncreas produciendo un déficit total de insulina y afecta principalmente a niños y adolescentes, que son dependientes de la administración de insulina. Representa el 5-10% de los casos de diabetes y aunque su origen es autoinmune, algunos factores ambientales aún no definidos podrían considerarse como factores de riesgo para el padecimiento de la enfermedad. Además, las personas con DM1 son propensas a sufrir otras enfermedades autoinmunes que afectan al tiroides (enfermedad de Graves o tiroiditis de Hashimoto), el estómago (gastritis crónica atrófica con o sin anemia perniciosa), las glándulas suprarrenales (enfermedad de Addison) y la piel (vitíligo), entre otras.
La DM se asocia a una serie de complicaciones agudas como la hipoglucemia (disminución de los niveles de glucosa en sangre, en general, menos de 70 mg/dl), la hiperglucemia (aumento de los niveles de glucosa en sangre, en general, por encima de 200 mg/dl) o la cetoacidosis (acumulación en sangre de cuerpos cetónicos debido a la carencia de insulina), así como otras complicaciones a largo plazo (e.g., retinopatía diabética, nefropatía, polineuropatía diabética, complicaciones macrovasculares). De cara a evitar la aparición de estas complicaciones se hace necesaria la determinación de los niveles de glucosa en sangre. La auto-monitorización de la glucosa en sangre capilar (AMGS) realizada por el propio paciente le permite evaluar su respuesta al tratamiento de forma individual, ajustando su terapia nutricional, actividad física y de medicación, principalmente insulinas prandiales y lentas.
En la actualidad se han desarrollado sistemas de monitorización continua de glucosa (SMCG) que miden los niveles de glucosa en el fluido intersticial del tejido celular subcutáneo. La monitorización continua de la glucosa a lo largo del día mediante este sistema puede prevenir los periodos de hipo e hiperglucemias, frente al sistema tradicional de AMGS. Con este método no sólo se alerta al paciente de las fluctuaciones de sus niveles de glucosa, sino que facilita una rápida y eficiente actuación mediante una administración más precisa de la insulina que se necesita.
Existen al menos dos modalidades de medición continua: a) los sistemas de monitorización continua en tiempo real (SMCG-TR) y b) los sistemas de monitorización flash. Los primeros dan una lectura directa a un transmisor con trazados de perfil en tiempo real y de 24 horas y permiten, entre otras, la existencia de alarmas de límite de glucosa alta o baja e incluso algunos sistemas alarmas predictivas cuando la glucemia intersticial sube o baja a una determinada tasa de cambio. Entre ellos se encuentra el sensor Enlite de Medtronic® y el sensor Dexcom®, con sus versiones de lectura en monitor y en pantalla de infusor subcutáneo de insulina; ambos requieren calibración diaria mediante controles de glucemia en sangre capilar. Por otra parte, los sistemas de monitorización flash dan una lectura continua y el trazado de las últimas 8 horas de glucosa siempre y cuando la persona acerque el receptor al sensor. No cuentan con la posibilidad de alarmas y en esta modalidad se encuentra el sistema FreeStyle Libre®, que ya viene calibrado de fábrica y, por tanto, no requiere calibración con glucemias capilares.
Este informe de evaluación de tecnologías sanitarias se centrará en la evaluación de la efectividad, seguridad y coste-efectividad de los sistemas de monitorización flash, dado que en un informe previo ya ha sido revisada la efectividad, seguridad y la relación coste-efectividad y coste-utilidad de los SMCG-TR (desde la perspectiva del Sistema Nacional de Salud español), frente a la auto-monitorización tradicional, en personas con DM1 y DM2.
Según algunos estudios recientes y el informe del grupo de trabajo del sistema flash de monitorización de glucosa impulsado por la Alianza General de Pacientes, esta tecnología podría ser especialmente útil en pacientes tratados con múltiples dosis de insulina (MDI), para la reducción de la falta de adherencia al tratamiento por dolor asociado a la realización de la punción necesaria para los autoanálisis, monitorización durante la actividad física o alimentación y para facilitar la comunicación entre profesionales sanitarios y pacientes.
Es necesario conocer si la evidencia científica disponible avala la seguridad, eficacia y coste-efectividad de este sistema flash de medición de glucosa intersticial respecto a las alternativas existentes, con el fin de sustentar la decisión de su inclusión o no en la Cartera Básica de Servicios del SNS.

Objetivos

El objetivo de este informe es identificar, evaluar y sintetizar el conocimiento científico disponible sobre la efectividad, seguridad, coste-efectividad e impacto presupuestario del sistema flash de monitorización de glucosa en líquido intersticial (FreeStyle Libre®) frente a la auto-monitorización de glucemia capilar tradicional, en pacientes con DM1 y DM2.

Metodología

Seguridad y efectividad

Se consultaron las bases de datos electrónicas Medline, PreMedline, Embase, Cochrane Central y Revisiones Sistemáticas y Web of Science hasta junio de 2016 para llevar a cabo una revisión sistemática (RS) de estudios primarios (ensayos controlados aleatorizados) y secundarios (RS con metanálisis).
Se incluyeron RS con metanálisis (MA) que evaluaran la efectividad y seguridad del sistema flash de monitorización de glucosa FreeStyle Libre® para la DM1 y DM2, ensayos controlados aleatorizados (ECA) que evaluaran la efectividad y seguridad del sistema flash de monitorización de glucosa en líquido intersticial (FreeStyle Libre®) para la DM1 y DM2 y también se consideraron las guías de práctica clínica (GPC) y otros informes de evaluación de tecnologías sanitarias (ETS).
Se incluyeron estudios con pacientes adultos, adolescentes y niños diagnosticados mediante los criterios estándar con DM1 o DM2 en atención ambulatoria, en los que el grupo de intervención utilizara el sistema flash de monitorización de glucosa intersticial (FreeStyle Libre®) y el grupo control realizara la AMGS capilar u otros SMCG-TR.
El riesgo de sesgo de los estudios primarios se evaluó usando la herramienta de la Colaboración Cochrane. La calidad global de la evidencia para cada variable de resultado se valoró mediante el sistema GRADE, con el objetivo de explorar los valores y preferencias de los pacientes en cuanto a la intervención y su comparación, para ayudar a establecer el grado de las posibles recomendaciones, por lo que se buscó específicamente información sobre la aceptabilidad y preferencias de los pacientes en relación con la tecnología evaluada en los ECA incluidos.

Evaluación económica

Se realizó una RS de las evaluaciones económicas del Sistema FreeStyle Libre® frente al sistema de AMGS para la monitorización de glucosa en pacientes con DM. Las estrategias de búsqueda fueron las mismas aplicadas para la revisión de la efectividad y seguridad. Se incluyeron evaluaciones económicas completas, es decir, aquellas en las que se comparan tanto costes como resultados de al menos dos alternativas. Se incluyeron tanto evaluaciones económicas desarrolladas en paralelo a ensayos clínicos como modelos económicos.
Se llevó a cabo una valoración crítica, de acuerdo a la Guía de Evaluación Económica (GEE) y a la Guía de Impacto Presupuestario (GIP), de un estudio de evaluación económica así como de un estudio de impacto presupuestario desarrollada por la industria promotora, de una alternativa para la monitorización de glucosa, el Sistema FreeStyle Libre® frente a la AMGS realizada por el propio paciente para personas con DM1 y DM2. La valoración crítica aborda las cuestiones fundamentales tanto para la realización de una evaluación económica como de un impacto presupuestario, con el objetivo de poder emitir una recomendación sobre la fiabilidad de ambos estudios para la toma de decisión sobre la financiación del Sistema FreeStyle Libre® por parte del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Resultados

Seguridad y efectividad

Diabetes Mellitus tipo 1

Evaluación económica

La búsqueda electrónica no permitió identificar evaluaciones económicas publicadas.
Por su parte, Abbott Diabetes Care aportó al Servicio de Evaluación del Servicio Canario de la Salud (SESCS), durante el proceso de elaboración del informe, una evaluación económica y un análisis de impacto presupuestario para esta tecnología en el SNS. Ambos estudios fueron realizados por Pharmacoeconomics & Outcomes Research Iberia S.L. (PORIB) para Abbott Diabetes Care. Además, facilitó acceso restringido tanto al modelo de evaluación económica implementado con un software específico y con acceso online, como a la implementación del modelo de impacto presupuestario en archivo Excel. Posteriormente, y sobrepasando el tiempo establecido para la fase de alegaciones, la industria aportó un nuevo informe con aclaraciones y modificaciones a la luz de las limitaciones previamente identificadas durante la valoración crítica efectuada por SESCS sobre el material inicial entregado por Abbott Diabetes Care. Este nuevo informe fue realizado por la Unidad de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (UETeS) de la Universidad Francisco de Vitoria.
La evaluación económica lleva a cabo un análisis coste-efectividad del Sistema Freestyle Libre frente a AMGS, ambos con insulina, para la monitorización de glucosa en pacientes con DM1 y DM2 con MDI, frente a la AMGS, considerada actualmente como estrategia estándar. El diseño del modelo está basado en el CORE Diabetes Model (CDM), adaptándolo al contexto español como modelo de progresión de la DM1 y DM2. El análisis se realizó desde la perspectiva del SNS. Por este motivo, sólo se incluyen en el análisis los costes directos sanitarios. El horizonte temporal analizado comprendió 40 y 50 años para DM1 y DM2 respectivamente, considerando ciclos anuales. Los resultados de la evaluación económica, que consideran el umbral comúnmente aceptado y utilizado en España de 30.000 € por AVAC, consideran que el Sistema FreeStyle Libre® es una intervención coste-efectiva en el control de la glucosa y prevención de hipoglucemias, tanto en pacientes con DM1 y DM2 tratados con MDI.
Los resultados del estudio de evaluación económica cedido por Abbott presentan áreas de incertidumbre y limitaciones asociadas al uso de determinados inputs relevantes del modelo, y la ausencia de un análisis de sensibilidad. A pesar de que la documentación aportada en el proceso de alegaciones supera algunas de ellas a la vez que aporta un análisis de sensibilidad de novo, el estudio sigue presentando incertidumbres y limitaciones. Además, el análisis de sensibilidad no se implementa correctamente en todas sus acepciones, y no es lo suficientemente completo. Esto implica que los resultados deben ser interpretados con cautela para emitir alguna recomendación sobre el uso del Sistema FreeStyle Libre® en pacientes con DM. Por su parte, a pesar de algunas limitaciones, se informa de manera suficiente sobre el impacto presupuestario del uso del Sistema FreeStyle Libre® en pacientes con DM.

Conclusiones

Efectividad y seguridad

– Existe escasa evidencia científica sobre la seguridad y efectividad del Sistema FreeStyle Libre®, basada exclusivamente en dos ECAs financiados por la industria (uno recientemente publicado con pacientes con DM1 y el otro, con pacientes con DM2, no publicado en el momento de emitir este informe de evaluación de tecnologías sanitarias).

– La evidencia existente sobre la seguridad del Sistema FreeStyle Libre®, en comparación con la monitorización tradicional, es de baja calidad. Sin embargo, no se ha observado ningún evento adverso grave que pueda ser atribuido al dispositivo y la investigación previa sobre sistemas de monitorización continua de glucosa muestra que se trata de dispositivos seguros que en general tan solo producen EAs leves en la zona de inserción del sensor. En cualquier caso, la recomendación de su uso debería acompañarse de una explicación detallada al paciente con DM sobre sus posibles efectos adversos y su balance riesgo/beneficios, en un marco de toma de decisiones compartida.

– La evidencia existente sobre la efectividad del dispositivo para disminuir la tasa de hipoglucemias graves en pacientes con DM1 es de baja calidad. Sin embargo, existe evidencia de calidad moderada de que el dispositivo es más efectivo que la monitorización tradicional para reducir los eventos y el tiempo transcurrido en hipoglucemia bioquímica (definida según distintos umbrales), tanto durante el día como durante la noche, en pacientes con DM1 con los niveles de HbA1c controlados (<7.5%).

– Existe evidencia de calidad moderada de que dichas mejorías ocurren sin que se produzca un empeoramiento de los niveles de HbA1c.

– Existe evidencia de baja calidad de que el uso de dispositivo aumenta los niveles de satisfacción de los pacientes con el tratamiento.

Evaluación económica

– La búsqueda electrónica no permitió identificar evaluaciones económicas publicadas.

– Los resultados del estudio de evaluación económica cedido por Abbott presentan áreas de incertidumbre y limitaciones asociadas al uso de determinados inputs relevantes del modelo, y la ausencia de un análisis de sensibilidad. A pesar que la documentación aportada en el proceso de alegaciones supera algunas de ellas a la vez que aporta un análisis de sensibilidad de novo, el estudio sigue presentando incertidumbres y limitaciones, a la vez que el análisis de sensibilidad no se implementa correctamente en todas sus acepciones, y no es lo suficientementecompletoe informante. Esto implica que los resultados deben ser interpretados con cautela para emitir alguna recomendación sobre el uso del Sistema FreeStyle Libre® en pacientes con DM. Por su parte, a pesar de algunas limitaciones, se informa de manera suficiente sobre el impacto presupuestario del uso del Sistema FreeStyle Libre® en pacientes con DM.

Recomendaciones

– A partir de la evidencia evaluada, se realiza una recomendación condicionada a favor del uso del Sistema FreeStyle Libre® para pacientes con DM1 con los niveles de HbA1c controlados (<7.5%) y con una buena adherencia previa en el uso de la automonitorización de glucosa en sangre.

– Se requiere disponer de mayor evidencia científica sobre la efectividad y coste-efectividad del Sistema FreeStyle Libre® antes de hacer alguna recomendación fuerte.

– Se requiere una evaluación económica que aporte mayor robustez ante la incertidumbre de los parámetros utilizados a través de un análisis de sensibilidad más amplio y completo antes de hacer alguna recomendación fuerte.

Llega a México FreeStyle Libre, el revolucionario sistema flash de monitoreo de glucosa

  • EL DISPOSITIVO ELIMINA LA NECESIDAD DE PIQUETES PARA EL MONITOREO DE GLUCOSA AL UTILIZAR UN SENSOR CALIBRADO DE FÁBRICA.

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de octubre, 2017.- Abbott, la compañía global de salud, anunció hoy que el sistema FreeStyle Libre ya está disponible en México. Una nueva y revolucionaria tecnología de detección de glucosa para personas con diabetes, el sistema elimina la necesidad de piquetes al leer los niveles de glucosa a través de un sensor que puede ser utilizado en la parte superior del brazo por hasta 14 días. Además, no es necesaria la calibración por medio de piquetes – un diferenciador clave de los actuales sistemas de monitoreo continuo de glucosa.

“En México, el 9.4 % de la población está diagnosticada con diabetes, la principal causa de muerte en nuestro país y el monitoreo es una de las principales herramientas para poder controlarla”, aseguró Juan José Irazabal Lujambio, presidente administrativo de la Federación Mexicana de Diabetes A. C. (FMD).

El sistema FreeStyle Libre mide la glucosa cada minuto en el líquido intersticial a través de un pequeño filamento que se inserta justo debajo de la piel y se mantiene en su lugar con una pequeña almohadilla adhesiva. El sensor puede leer niveles de glucosa a través de la ropa, haciendo que las pruebas sean más cómodas y discretas. Cada exploración muestra un resultado de glucosa en tiempo real, una tendencia histórica de ocho horas y la dirección hacia la cual se dirige la glucosa. El lector tiene hasta 90 días de datos, y proporciona una instantánea histórica de los niveles de glucosa en el tiempo.

“En Abbott, estamos comprometidos con la investigación y desarrollo de productos y tecnología que ayudan a las personas con diabetes a vivir vidas más saludables y plenas”, señaló el Dr. Mahmood Kazemi, director senior de asuntos médico-científicos de Abbott. “Estamos desafiando los métodos convencionales de manejo de la diabetes con tecnología disponible, accesible y asequible. El sistema FreeStyle Libre está diseñado para liberar a las personas del dolor y las molestias de la diabetes y ayudar a las personas a lograr mejores resultados de salud”, agregó.

En noviembre de 2016, la Secretaría de Salud Federal, en conjunto con el Comité Nacional de Seguridad en Salud, emitió la declaratoria de emergencia epidemiológica para todo el territorio nacional por la magnitud y trascendencia de casos con diabetes mellitus.

El auto-monitoreo es una de las claves para un mejor control de esta enfermedad, ya que los resultados de este procedimiento se utilizan como una herramienta para determinar el estado metabólico, medir la eficacia del tratamiento y realizar los ajustes necesarios en el plan de alimentación y recomendaciones médicas.

“Actualmente, 4 de cada 10 pacientes no se miden la glucosa con la frecuencia recomendada por su doctor debido al dolor que el piquete les genera, por incomodidad, olvidos, falta de tiras para la medición o por hartazgo, y el 60 por ciento de las personas con diabetes no alcanza los objetivos de control glucémico recomendados”, mencionó Gabriela Allard, presidenta de la Asociación Mexicana de Diabetes (AMD).

Por ello, la llegada a México del sistema FreeStyle Libre representa una revolución y es el primero de su tipo en la manera de obtener las mediciones de glucosa.

Principales características del sistema FreeStyle Libre de Abbott

  • El Sistema FreeStyle Libre no require calibración por medio de piquetes.
  • El sensor desechable y resistente al agua se puede usar en la parte posterior de la parte superior del brazo durante 14 días.
  • Las lecturas de glucosa pueden tomarse tantas veces al día como sea necesario o deseado, con un escaneo de un segundo sin dolor.
  • Cada escaneo proporciona una lectura de la glucosa actual, un histórico de 8 horas y la dirección a la que se dirige la glucosa.

Además, con los datos del dispositivo los usuarios pueden tener una mejor comprensión de sus niveles de glucosa a través del Perfil de Glucosa Ambulatoria (AGP, por sus siglas en inglés), un gráfico generado por el software que proporciona una instantánea visual de los niveles de glucosa, las tendencias y los patrones. También proporciona a los médicos una visión más profunda para tomar decisiones de tratamiento más informadas. El sistema flash de monitoreo de glucosa FreeStyle Libre ha recibido también la indicación pediátrica para uso en niños a partir de los 4 años.

Todos hemos asistido en los últimos tiempos a una precipitación de los acontecimientos relacionados con la esperada y deseada financiación de los distintos sistemas de medición de glucosa intersticial por parte de nuestro Sistema Nacional de Salud español. Si durante un tiempo (que se nos ha hecho eterno, todo hay que decirlo) han sido los usuarios los que hemos tenido que costearnos de nuestro bolsillo -generalmente maltrecho- estos onerosos sistemas, hemos llegado a un punto en el que a día de hoy, a lo largo de la geografía española tenemos ya financiados algunos de ellos. Pero viendo la enorme confusión reinante en estos momentos… ¿cuál es la situación ahora mismo en lo referente a la financiación de los sensores de glucosa?

Financiación de los sensores: antecedentes

Primero, hay que partir de la base de que la gente normal no sabemos cuál es el procedimiento para que estas tecnologías lleguen a ser financiadas por nuestra sanidad pública. No sabemos lo más mínimo sobre estos intrincados procesos burocráticos y administrativos en los que hay decisiones técnicas, comités, lobbies, política… Y por tanto nos limitamos a esperar… y a presionar. Como colectivo numeroso, las personas con diabetes podemos hacer mucha más presión de la que imaginamos para conseguir reivindicaciones y peticiones. Lástima que la popular llamada a la acción solidaria nacida de la pluma de Lope de Vega en Fuenteovejuna a nosotros parece que nos la trae al pairo. La falta de cohesión es nuestra seña de identidad, a lo que se suma una Federación Española de Diabetes con problemas en su capacidad de seducción y que no siempre se posiciona donde debe (recordemos la campaña de petición que hizo a la Administración de financiación del sistema Flash en lugar de pedir las tecnologías intersticiales de manera genérica; histórica metedura de remo). Sin embargo, a pesar de estos «problemillas», la presión ejercida por las personas con diabetes en España ha surtido efecto. Y en mi opinión ha jugado un papel importante a la hora de acelerar esta financiación. ¿Pero cómo comenzó esta presión? ¿Cuál fue el detonante?

Sí. El FreeStyle Libre. Este sistema trajo la luz a miles de personas que desconocían esa tecnología. Y la puso al alcance de todos. Porque venderse por la web a todo quisqui permitió expandir el conocimiento de una tecnología que desde que nació estaba llamada a sustituir algún día a la medición capilar. La irrupción (y digo «irrupción» en lugar de «llegada» a propósito) de este sensor de Abbott trajo unos efectos colaterales evidentes y positivos, siendo uno de los más importantes el deseo de tener estas tecnologías. Los mimbres estaban poniéndose. Paralelamente, las sociedades científicas relacionadas con la diabetes (léase la Sociedad Española de Diabetes SED) ya habían estado elaborando documentos de consenso sobre el uso de estos sistemas intentando regular su prescripción y previendo su financiación futura. Los sistemas estaban empezando a ser introducidos en distintos sistemas autonómicos de salud, y el caos empezó a apoderarse de los pacientes.

¿Por qué tú sí y yo no?

Siempre he dicho que una de las cosas que menos me gustan de nuestro estado de las autonomías es la descentralización de algunos aspectos que considero claves. Me ganaré algunos enemigos por decirlo, pero pienso que la sanidad genera a día de hoy evidentes injusticias en forma de desigualdad ante las diferentes prestaciones y asistencia que puede recibir un ciudadano español por vivir en Cádiz, Alicante, Madrid, Barcelona, Bilbao o Pontevedra. Y no es justo se mire por donde se mire. Esto ha quedado patente en el proceso de financiación de los sensores de medición de glucosa. Mientras algunas personas ya tenían acceso gratuito a varios tipos de sensores, otras aún no tenían ninguno disponible ni visos de tenerlo. Mientras una persona con diabetes tipo 1 tenía sensores gratis en una ciudad, otra en otra parte del país con las mismas circunstancias clínicas no los tenía porque su comunidad autónoma aún no los financiaba. Así es España. Y este período de caos, frustración y cabreo generalizado está durando ya demasiado tiempo, mientras por detrás los procesos para llegar a un consenso sobre si financiar estos sistemas siguen su curso.

Llega por fin el esperado momento

Y con este caos instigador de frustración hemos estado un tiempo. Un tiempo durante el cual en unos sitios anunciaban a bombo y platillo la financiación de los sensores de uno u otro sistema, y los demás aplaudíamos por solidaridad, pero con mucha mucha envidia y un poco cara de tontos. Al cabo de unas semanas, era otra autonomía. Y luego otra. En algunos sitios un sistema, en otros varios, en otros todo… y en muchos nada. Así es España. Pero finalmente, en septiembre de 2018 el Ministerio de Sanidad hace pública su decisión de financiar «los sistemas de medición de glucosa sin pinchazos en el SNS para todos los menores de 18 años con diabetes mellitus tipo 1 que requieran múltiples dosis de insulina y más de 6 controles de glucemia al día». Cuando dicen «sistemas de medición de glucosa sin pinchazos» se refieren al sistema Flash de Abbott. ¿Y qué hace que el Ministerio se incline por un sistema en concreto? No tengo ni zorra idea. Escapa a mis humildes competencias en asuntos de la Administración ¿Es factible que se financien todos a la vez en lugar de ir introduciendo uno a uno? Tampoco lo sé. No puedo pronunciarme objetivamente sobre un tema que desconozco. Lo que es cierto es que muchas personas manifestaron su descontento por la ausencia de otros sistemas. Está claro que queremos la opción de elegir el que mejor se adapte a cada persona, y por suerte hoy día en algunas comunidades pueden elegir, pero también entiendo que la incorporación de estas tecnologías requiere cierto carácter progresivo. ¿Por qué entra primero uno y no otro? Si lo sabe alguien, que se manifieste. Pero desde fuera y como un simple analista externo, entiendo que de los sistemas actuales el Flash es el más universal por diversas razones. Aunque también se plantean absurdos, como por ejemplo que se priorice la financiación de los sensores de medición Flash a personas con problemas de hipoglucemias inadvertidas. O a personas discapacitadas visuales. O a usuarios de bombas de insulina. A todos ellos creo que por defecto yo les daría sin ninguna duda un MCG real time. Otra cosa diferente será cuando llegue el Libre 2 con alarmas. Pero bueno, sigamos…

Poco tiempo después (en noviembre) llega por fin el esperado momento en el que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud deja por escrito lo que todos esperábamos: la inclusión de los sistemas flash de monitorización de glucosa para adultos en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud. En el documento que remite Sanidad a las comunidades autónomas para su valoración (y que se filtró en los medios), el ministerio propone la financiación de los sensores progresiva -en base a unos niveles de prioridad- de los dispositivos a mayores de 18 años con diabetes tipo 1 que realicen terapia intensiva con insulina (múltiples dosis diarias o bomba de insulina) y más de seis punciones de control al día. Estos niveles de prioridad se establecen como medida de prevención para evitar complicaciones a nivel de gasto o de abastecimiento, y dejando esas decisiones un poco en manos de los profesionales médicos, ya que dichos niveles son como todos sabemos, bastante maleables.

  1. Pacientes con discapacidad visual o limitaciones funcionales graves que les imposibiliten realizar punciones digitales o con trastornos funcionales cognitivos que les impidan expresar la situación de hipoglucemia.
  2. Pacientes que sufran hipoglucemias de repetición, entendiendo por tales las que se producen al menos 4 veces por semana o cuando tengan un 10 por ciento de los valores de las lecturas del glucómetro por debajo de los 70 mg/dl tras realizar un promedio de 6 controles de glucemia capilar al día.
  3. Pacientes embarazadas y las que planifiquen un embarazo natural o
    mediante reproducción humana asistida.
  4. Restantes pacientes con niveles de HbA1c no controlados (>7,5 por ciento).
  5. Restantes pacientes con niveles de HbA1c controlados (<7,5%).

Seguro que más de uno está ahora diciendo «uf, estoy en el grupo 4 o 5, qué chungo, el último». Sí, ahí estamos la gran mayoría. Pero como he dicho, estos criterios son bastante difusos y podríamos decir que casi todos los tipo 1 estamos también en el grupo 2, con lo que de golpe hemos subido de prioridad casi al máximo nivel. Evidentemente, no vas a tener problemas para conseguir tus sensores en algún momento, si eso es lo que te preocupa. Discriminarnos en grupos es una manera formal de poner por escrito algo que permita en caso de necesidad una prescripción progresiva. Un formalismo, diría yo. Pero sí es de destacar que en el propio documento del Ministerio se indica expresamente que previamente al uso del dispositivo, las personas deberán «recibir una instrucción estandarizada que incluya»:

  • Procedimiento de implantación y retirada del sensor.
  • Obtención e interpretación de los datos (valores numéricos y tendencias) para la toma de decisiones.
  • Recomendaciones de uso.
  • Limitaciones de la información aportada por el dispositivo.
  • Situaciones en las que debe realizarse la medición de glucemia capilar.
  • Información sobre el programa de descarga y la aplicación móvil para la gestión de datos y la monitorización remota de los mismos por cuidadores y profesionales sanitarios.
  • Información sobre cómo puede contactar con la empresa a efectos de comunicar defectos técnicos del sensor o lector que tengan implicaciones de cara a la garantía y sustitución de los dispositivos y qué material tiene que conservar para estas comprobaciones.

Por tanto, la necesaria formación aparece explícitamente indicada en este asunto y no nos limitamos a dar sensores a lo loco como pasó cuando este sistema entró en el mercado. Es de esperar que el Sistema Sanitario se ponga las pilas (junto con la empresa suministradora) para que se materialice una formación obligatoria y de calidad para quien vaya a usar estos sistemas. Esto es lo que sin duda puede marcar la diferencia cuando veamos en unos años resultados en salud tras la masiva implantación de estos sistemas por nuestro sistema público. Nada me dolería más que ver que las cifras no son como todos esperamos. Como digo siempre en las charlas, la tecnología no sirve de nada si no hay una formación adecuada; no sólo a pacientes, sino por supuesto también a profesionales de salud.

Finalmente, en el documento también aparecen por supuesto las cuestiones monetarias. Todo este proceso de financiación de los sensores se estima que costará casi 70 millones de euros al año, a los que habría que deducir el coste de las tiras reactivas y lancetas de punción que se gastan a día de hoy, lo cual se estima en casi 21 millones de euros. En cuanto al nuevo sistema «de acceso» a estas tecnologías se pretende que cueste lo menos posible, por lo que el Ministerio acuerda por escrito negociar con Abbott posibles rebajas en el futuro sobre el precio unitario de cada sensor, que ahora mismo se fija en 45,45 euros más IVA, lo que supone un coste por paciente anual de 1.300€.

Y desde hace unos días, ya es oficial

Ya el 26 de abril de 2019; o sea, hace unos días, se publica la «Resolución de la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia por la que se hace público el acuerdo de la Comisión de prestaciones, aseguramiento y financiación de 5 de noviembre de 2018 y 28 de marzo de 2019, sobre el sistema de monitorización de glucosa mediante sensores (tipo flash) en adultos en la cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud» (enlace externo a documento PDF, 128 Kb.). Con esta frase tan larga se pone ya definitivamente negro sobre blanco y de forma oficial que el sistema Flash de medición de glucosa está ya oficialmente financiado en todo el país, aunque se establecen los cinco grupos ya comentados más arriba, por lo que la introducción de este sistema será paulatina.

También te los pueden quitar

En el documento también se detallan las circunstancias que conducirían a una retirada de estos sensores. Evidentemente, en condiciones normales no se le van a quitar a nadie a no ser que demuestre un notorio desinterés no sólo ya por su glucemia, sino por su diabetes y casi hasta por su salud. Algo que en principio creo que no pasa en la gran mayoría de los tipo 1, que sabemos que o nos cuidamos, o la cosa se pone fea en cuestión de semanas. Estos son los criterios de retirada de los sensores financiados:

  • El paciente no utiliza el sistema al menos el 70% del tiempo.
  • La tasa de ocurrencia de hipoglucemias graves y/u otras complicaciones graves supera la tasa del año previo al inicio del uso del dispositivo.
  • Se producen reacciones cutáneas asociadas al adhesivo del sensor u otros efectos adversos causados por el dispositivo.
  • El paciente sigue utilizando un número de tiras de glucemia capilar similar al que venía usando antes de facilitarle el sensor.
  • A solicitud del paciente.

Paciencia; esto es imparable

Al margen de todo lo que he escrito más arriba, el mundo no se acaba en el medidor Flash. Y como sabéis muchos, ya se están financiando otros sensores MCG en algunas comunidades españolas. No a todo el mundo, no en todas partes, pero sí es un proceso que sigue un lento pero inexorable proceso. Os pongo a continuación el mapa de financiación de los sensores en las distintas comunidades autónomas españolas y lo que se está dando (tanto en Flash como en MCG).

Imagen:Mapa actualizado a marzo de 2019. Dra. Ana Chico,
Grupo de Trabajo de Diabetes de la Sociedad Española de Endocrinología y NutriciónImagen: Mapa actualizado a marzo de 2019. Dra. Ana Chico,
Grupo de Trabajo de Diabetes de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición

Empieza a verse el final del túnel

Tras varios años eternos llenos de rumores, peticiones, cabreos… y evidencia científica sobre la medición intersticial, el largo camino hacia la sustitución de la glucemia capilar por la intersticial está en pleno proceso. De hecho, estamos ya más cerca del final que del principio. Lo que está claro es que debemos comprender que no podemos pasar de 0 a 200 km/h. en un segundo. Y que en ese proceso de aceleración hasta la velocidad de crucero debemos pasar una etapa en la que se vaya expandiendo esa financiación de los sensores de manera progresiva. Todos queremos que ese proceso sea lo más rápido posible, sí. Pero tiene sentido que sea así. Lo que sucede es que mientras esa universalización llega, se producen desigualdades. Cierto. Todos lo sabemos y lo sufrimos más o menos en algún momento. Pero como he dicho, la situación está avanzando a mejor y es cuestión de tiempo (poco) que las cosas empiecen a igualarse bastante entre comunidades y regiones de este país antes llamado España. Mientras tanto… hay que intentar morderse las uñas lo menos posible y entender la situación. Nuestro sistema de salud es una red independiente y estas situaciones ponen en evidencia ciertas debilidades del sistema. Pero es lo que hay…

Más info: Documento del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en el que se aprueba la financiación del sistema Flash a personas con diabetes (enlace externo al documento pdf de 124 Kb. publicado por Diario Médico) / Resolución para la financiación del sistema de monitorización Flash de glucosa en adultos en la cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud (enlace a documento PDF, 128 Kb.)

Sensor FreeStyle Libre para Diabetes 1 financiado por la Seguridad Social YA!!

Hace unos meses me han diagnosticado Diabetes Tipo 1. Es una enfermedad dura, que implica hacer unos cambios importantes y sin previo aviso. Uno de ellos es pincharse todos los días, no sólo los dedos de las manos para saber cómo andas de glucosa en sangre, sino también insulina. Lo de pincharse los dedos es muy incómodo, y debemos comprender cómo funciona nuestro cuerpo para regular bien los niveles. Con lo que es necesario pincharse muchas veces al día. Haciendo deporte, por ejemplo, es fácil que te de una hipoglucemia, y si no te enteras puedes perder el conocimiento. Saber cómo están los niveles mientras haces ejercicio es fundamental. Pincharse en el gimnasio es muy incómodo y en medio de la calle, y en el bus, y en medio de una fiesta… El sensor FreeStyle Libre de Abbott nos ahorra todo esto, y hace medidas cada 5 minutos. En cualquier momento y de manera muy sencilla e indolora, tienes tus medidas y además te indica si tu glucosa tiende al alta o a la baja. Con lo cual, si estás entrenando y vas a la baja, puedes comer algo y seguir haciendo ejercicio, sin necesidad de irte al baño a pincharte. Saber cómo están los niveles de glucosa en cualquier momento y lugar sin pasar dolor es realmente una mejora en la calidad de vida, así como en la adherencia al tratamiento.

El sensor FreeStyle Libre de Abbott es el más barato del mercado y si lo compras al laboratorio vale 60 euros y dura 15 días. Al mes son 120 euros!! Un montón de dinero. Afortunadamente, se financia para los menores de edad hasta los 18 años. Dicen que un día se financiará a los adultos, pero ese día debe ser ya.

Si participas en esta campaña y conseguimos la financiación por nuestra seguridad social del sensor FreeStyle Libre de Abbott para Diabetes Tipo 1 en adultos, será un logro enorme no sólo en la calidad de vida de los que tenemos diabetes, sino también en la calidad de nuestra Seguridad Social Pública!!

Muchas gracias por leer estas palabras.

Sanidad financiará los sensores flash de glucosa

El Ministerio de Sanidad ha anunciado la puesta en marcha de un plan de financiación que incluirá el sistema FreeStyle libre, de la marca Abbott, dentro de las prestaciones del Sistema Nacional de Salud.

¿Qué es un sensor flash de glucosa?

Este dispositivo es un sensor de medición continua de glucosa que el paciente diabético se coloca en el brazo o en el abdomen y que mide el índice de glucemia gracias a un pequeño filamento que se introduce en la piel dentro del tejido intersticial. Los datos registrados se leen pasando un dispositivo por encima del sensor, o bien un móvil con tecnología NFC y una app específica.

La aparición de los sensores flash de glucosa ha supuesto una mejora en la calidad de vida de los diabéticos que los usan, puesto que ya no necesitan pincharse varias veces al día gracias a que duran unas 2 semanas; y los datos que aportan no son de momentos puntuales, sino que muestran la evolución de la glucemia a lo largo del día, lo que ayuda a los pacientes a saber cómo les afectan sus actividades diarias y así adaptar sus hábitos.

¿Quiénes se podrán beneficiar de la financiación?

Según lo aprobado, los endocrinólogos decidirán a quién suministrar estos sistemas de monitorización de glucosa. Aun así, serán condiciones sine qua non que estos dispositivos sean una alternativa a las tiras reactivas de glucemia y que el paciente sea diabético de Tipo 1 y mayor de 18 años, necesite varias dosis diarias o lleve bomba de insulina y requiera mínimo 6 punciones al día.

El Consejo Interterritorial de Salud ha establecido un calendario para implantar paulatinamente este plan de financiación, ya que en algunas comunidades autónomas ya se está ofertando. Se empezará por aquellos pacientes que tienen limitaciones funcionales graves y se irán incorporando a las mujeres embarazadas, así como las personas con múltiples hipoglucemias o hemoglobina glicosilada superior a 7,5 %, ampliándose al resto de los pacientes antes de que acabe 2020.

Este organismo también ha determinado un protocolo previo para informar a los usuarios sobre el funcionamiento de los sensores flash de glucosa: cómo se pone y se quita, interpretación de los datos, limitaciones del dispositivo, etc.

En cuanto a los menores de 18 años, está previsto que en los próximos meses se valore su inclusión, aunque se cree que está no se producirá hasta que no finalice el plan actual.

OCU, a favor de la cobertura pública

En OCU consideramos todo un acierto que la financiación de los sensores flash de glucosa se extienda a todas las comunidades autónomas y no como se estaba haciendo hasta ahora, lo que fomentaba que hubiera desigualdades y que un paciente pudiera acceder o no a esta ayuda económica según donde viviera.

No obstante, esperamos que próximamente los diabéticos puedan acceder al resto de sistemas de medición continua de glucosa, incluyendo los sistemas más avanzados que incorporan alarmas para evitar hipoglucemias e hiperglucemias.

Descubre los 9 retos que, desde OCU, nos hemos propuesto para defender tu salud.

Estos términos y condiciones regulan el acceso y el uso de los usuarios de la página web www.freestylelibre.com.mx la cual es administrada y controlada por Abbott Laboratories de México, S.A. de C.V. (“Abbott”). Esta página de Internet ha sido diseñada para el único y exclusivo propósito de proporcionar información acerca de Abbott y sus afiliadas, así como de la información de los productos y servicios que éstas ofrecen y son comercializados bajo las marcas registradas de Abbott y sus afiliadas.

En caso que el sitio de Internet este dirigido únicamente a usuarios internos de Abbott o a profesionales de la salud así será indicado en la página de inicio del sitio de Internet correspondiente y solo podrán acceder al mismo las personas que cumplan con dicha calidad y que sean autorizadas por Abbott.

De la Información y Herramientas.

Este sitio de Internet ha sido creado de Buena fe por Abbott, sin embargo, no garantizamos que la información esté completa o sea precisa. Particularmente, advertimos a toda persona que tenga acceso, ingrese o visite este sitio de Internet (en adelante el “Usuario (s)”) que la información en el contenida puede estar incompleta, contener errores o imprecisiones, o tal vez puede llegar a ser obsoleta y en caso de contradicción prevalecerán éstos términos y condiciones, Abbott se reserva el derecho de actualizar, agregar, modificar, eliminar o borrar cualquier información de este sitio de Internet en cualquier momento y sin notificación previa al Usuario. LOS DATOS PROPORCIONADOS EN ESTE SITIO WEB Y CUALQUIER REFERENCIA A NUESTROS PRODUCTOS Y SERVICIOS SE PROPORCIONA SOBRE LA BASE DE QUE LOS MISMOS SON ÚNICAMENTE INFORMATIVOS, Y NO TIENE FINALIDADES PROMOCIONALES O QUE INCITEN A SU CONSUMO, SIN QUE IMPLIQUE NINGÚN TIPO DE GARANTÍA U OBLIGACIONES A CARGO DE ABBOTT, QUIEN DESDE ESTE MOMENTO RENUNCIA A CUALQUIER TIPO DE GARANTÍA, RELACIONADA CON LA VENTA DE PRODUCTOS O PRESTACIÓN DE SERVICIOS, ASÍ COMO A CUALQUIER TIPO DE RESPONSABILIDAD YA SEA DE CARÁCTER CIVIL, MERCANTIL, PENAL, LABORAL, ADMINISTRATIVO O CUALQUIER OTRA DERIVADO DEL USO DE ESTE SITIO DE INTERNET O DE LA INFORMACIÓN CONTENIDA EN EL MISMO.

EL USO Y VISITA A ESTE SITIO DE INTERNET ESTA SUJETO A LOS TÉRMINOS Y CONDICIONES ESTABLECIDAS EN EL PRESENTE DOCUMENTO Y DEL AVISO DE PRIVACIDAD DE ABBOTT. POR LO QUE CUALQUIER USO DE ESTE SITIO CONSTITUYE EL CONSENTIMIENTO EXPRESO RESPECTO LOS TÉRMINOS Y CONDICIONES AQUÍ ESTABLECIDOS POR PARTE DEL USUARIO.

La información y las herramientas contenidas en este sitio de Internet podrán provenir de: (i) estudios clínicos; (ii) análisis de laboratorio; (iii) pruebas y estudios de investigación; (iv) estudios y artículos elaborados por profesionales de la salud; (v) estudios y artículos elaborados por instituciones de salud, universidades, centros de investigación y cualquier otro organismo público o privado relacionado con el área de investigación de la salud y nutrición; (vi) artículos y ensayos científicos; (vii) glosarios y diccionarios de salud y nutrición; (viii) encuestas y estudios de mercado, entre otras fuentes de información clínica, médica y nutricional.

No obstante lo anterior, Abbott no garantiza la exactitud, la eficacia, y la idoneidad de cualquier información, actividad o herramienta contenida en este sitio de Internet a todos los Usuarios del mismo, por lo que cada Usuario asume la responsabilidad total y todos los riesgos derivados de la información contenida en este sitio de Internet o en los productos que se mencionan en el mismo. La información y herramientas contenidas en este sitio de Internet no tienen el propósito de sustituir la consulta médica. El Usuario no deberá usar la información y las herramientas proporcionadas en este sito para diagnóstico, tratamiento médico o problemas de salud. Por favor consulte a su médico para cualquier problema médico, de salud o nutrición, antes de usar cualquier información, producto o herramienta de este sitio.

La información proporcionada por cualquier herramienta de este sitio de Internet es de carácter orientativo y no podrá considerarse como un diagnóstico o tratamiento establecido por un profesional de la salud y cualquier resultado deberá consultarse con el médico o profesional de la salud del Usuario. Los resultados de estas herramientas no sustituyen los análisis, pruebas, evaluaciones, diagnósticos y exámenes médicos, clínicos ni de laboratorio que siempre deberán realizarse a través de un médico o profesional de la salud.

La información que Abbott proporciona al Usuario a través de este sitio de Internet estará restringida únicamente a información de los productos que se mencionan en este sitio de Internet y que está autorizada en las etiquetas de los productos. Abbott nunca proporciona al Usuario información médica, nutricional o diagnóstico o recomendación alguna respecto de los productos a los que se hacen referencia en este sitio de Internet.

Abbott no asume ninguna responsabilidad por los materiales, información y opiniones proporcionadas, situadas, o disponibles en este sitio de Internet. Abbott no será responsable de los daños y perjuicios que resulten del uso de la información, herramientas, productos y en general del contenido de este sitio de Internet por parte del Usuario.

De los Productos.

La información de los productos que se mencionan en este sitio de Internet corresponde a la información autorizada en las etiquetas de los productos y no tiene finalidades promocionales. El consumidor y el profesional de la salud que recomienda el uso de los productos, serán responsables de verificar mensajes precautorios, leyendas de almacenamiento, vías de administración, recomendaciones de uso y preparación, y cualquier otra información contenida en la etiqueta de los productos.

De la Propiedad Intelectual.

Las marcas registradas, obras autorales o cualquier otro derecho de propiedad intelectual están identificados con sus respectivos símbolos (© para derechos autorales, ® para marcas registradas) y son propiedad única y exclusiva de Abbott o sus afiliadas y no podrán ser utilizadas sin la autorización previa y por escrito de Abbott o sus afiliadas. Abbott no es propietaria de los derechos de propiedad intelectual de terceros que se indiquen en este sitio de Internet, ya sean derechos de autor, logotipos, marcas, o cualquier otro signo distintivo o derecho constitutivo de propiedad intelectual que aparezca en este sitio de Internet. Nada de lo establecido en este sitio de Internet podrá interpretarse como una alianza, filiación, patrocinio o cualquier otro vínculo derivado del uso de marcas de terceras personas en este sitio, en el entendido de que dichas marcas son usadas únicamente para designar ciertos productos o servicios que pertenecen a sus respectivos titulares. Conforme a lo anterior Abbott no es responsable del contenido de la información de los terceros y no distribuye ni edita dicho material sin la autorización expresa del propietario de dichos derechos de propiedad intelectual. Con excepción de lo anterior, nada en este sitio de Internet se podrá interpretar como el otorgamiento de una licencia o derecho de uso sobre ninguna patente, marca o ningún otro derecho de propiedad intelectual propiedad de Abbott o terceros.

De la Privacidad y Seguridad.

Abbott está obligado a proteger y salvaguardar los datos personales y la privacidad de la información proporcionada por el Usuario la cual está regulada por el Aviso de Privacidad de Abbott.

Al usar este sitio de Internet, el Usuario acepta no alterar o interceptar la información electrónica que aparece en este sitio de Internet o en cualquiera de nuestros servidores. El Usuario se obliga a no intentar evadir la seguridad de este sitio de Internet, y está obligado al cumplimiento de cualquier ley, reglamento, norma, disposición, regla, dictamen, decreto o circular de cualquier tipo, ya sea federal, estatal o municipal, así como disposiciones internacionales que llegasen a ser aplicables relacionada con la protección de información electrónica de Abbott.

Abbott ha establecido salvaguardas para prevenir el acceso no autorizado o la intercepción de la información y datos personales de sus sitios de Internet, sin embargo no existen garantías absolutas de seguridad, por lo que en el caso de una intervención o acceso no autorizado, Abbott NO SERÁ RESPONSABLE DE TALES INTERCEPTACIONES O ACCESO NO AUTORIZADO O DAÑOS Y PERJUICIOS DIRECTOS, INDIRECTOS, ESPECIALES O INCIDENTALES SUFRIDOS POR EL USUARIO, incluso en caso de que Abbott haya sido previamente notificado de la posible realización de dichos acontecimientos, Abbott no garantiza, expresa ni implícitamente, que la información proporcionada por algún Usuario estará libre de intervención o acceso no autorizado. EL USUARIO ES RESPONSABLE DE MANTENER LA CONFIDENCIALIDAD Y RESGUARDO DE SU PROPIA CONTRASEÑA EN CASO DE QUE EL ACCESO AL SITIO DE INTERNET ESTE RESTRINGIDO.

En caso de que este sitio de Internet proporcione ligas a sitios Web de terceras personas ya sean afiliadas, relacionadas o vinculadas con Abbott, cuando el Usuario ingrese a esos sitios de Internet de terceros, a través de un link, el Usuario entiende y acepta que es un sitio de Internet independiente de Abbott y que Abbott no tiene control sobre el mismo, ni responsabilidad o garantía alguna sobre los mismos, sobre su contenido, precisión, veracidad, ni tampoco sobre el uso de la información que en los mismos se contenga. Abbott llevará acabo su mejor esfuerzo por incluir ligas que cumplan con la normatividad y políticas internas aplicables, sin embargo el contenido de dichas páginas podrán modificarse en cualquier momento sin notificación previa a Abbott. Por lo tanto el Usuario deberá tomar sus precauciones a fin de asegurar la protección de su información, contra virus, gusanos o cualquier otro tipo de programa destructivo.

De la Confidencialidad.

Cualquier comunicación u otra información que el Usuario envíe a través de este sitio (ejemplo: preguntas, comentarios, sugerencias) o a través de algún acceso, no será considerada como confidencial y Abbott no tendrá obligación alguna de tratarla como confidencial. El Usuario además autoriza a Abbott a usar cualquier idea, concepto, know-how, técnicas, documentos o cualquier otra información que el Usuario envíe a Abbott por cualquier causa, incluyendo sin limitar relacionados con manufactura, desarrollo, distribución o mercadotecnia y venta de productos sujeto a estos términos y condiciones de uso y al Aviso de Privacidad de Abbott. Conforme lo anterior el Usuario renuncia en este acto a cualquier derecho que le pudiera corresponder respecto a dicha información y el Usuario no se reserva acción legal que ejercitar en contra de Abbott ni en lo presente ni en lo futuro, ni en contra de quien a sus derechos represente, en relación a la información que envié a Abbott por medio de este sitio de Internet.

Tecnovigilancia y Atención de Clientes.

El Usuario podrá informar a Abbott los reportes de eventos adversos, reacciones adversas, quejas de calidad, otras quejas, reclamaciones o cualquier otra información relacionada con los productos que se mencionan en este sitio de Internet, vía telefónica, por escrito o vía electrónica a los siguientes datos:

ATENCIÓN A CLIENTES
01800 711 2208

Generales.

El Usuario al acceder o visitar este sitio de Internet acepta, renuncia y se obliga, a no presentar reclamación, queja, denuncia, demanda o cualquier otra acción legal en contra de Abbott generada por la información, los productos, las herramientas y el contenido de éste sitio de Internet, siendo su responsabilidad el cumplimiento de estos términos y condiciones de Uso y del Aviso de Privacidad de Abbott.

Por la sola visita o uso de este sitio de Internet, el Usuario se obliga a indemnizar a Abbott, sus accionistas, directores, empleados, funcionarios, agentes y compañías afiliadas respecto de los daños, perjuicios, penalidades, multas, gastos y costas en que incurran derivados de la violación a estos Términos y Condiciones y al Aviso de Privacidad de Abbott.

Este sitio de Internet y su contenido está diseñado para cumplir con la legislación y normatividad Mexicana. A pesar de que usuarios fuera de los Estados Unidos Mexicanos podrán tener acceso a esta página de Internet, la información contenida en el mismo es dirigida para el uso de residentes en los Estados Unidos Mexicanos. Abbott se reserva el derecho para comercializar sus productos y servicios a personas, países o regiones geográficas distintas a los Estados Unidos Mexicanos.

Esta página de Internet y sus condiciones y términos de uso se rigen por la legislación aplicable y vigente en la ciudad de México, por lo que en caso de controversia, el Usuario, acepta someterse exclusivamente a la Legislación y Tribunales competentes de la Ciudad de México, México renunciando a cualquier otro que pudiera corresponderles en razón de sus domicilios presentes o futuros.

Finalmente, el Usuario acepta y reconoce que Abbott se reserva el derecho de modificar, eliminar o en cualquier modo alterar conforme a sus propios intereses el contenido de este sitio de Internet sin notificación previa al Usuario.

Declaración de garantía

Esta declaración aplica ÚNICAMENTE para productos que se comercializaron en Territorio Mexicano.

Abbott Diabetes Care (“Abbott”) garantiza que tanto el lector y el sensor FreeStyle Libre están libres de defectos de materiales y mano de obra y será de calidad satisfactoria siempre y cuando no se modifique, altere, retire o use incorrectamente el lector y/o el sensor. Esta garantía limitada es válida si el lector y/o sensor tiene defectos en materiales o mano de obra y si se ha usado únicamente de conformidad con el Manual de usuario.

Abbott se compromete únicamente a remplazar el producto según lo determine Abbott a su exclusivo criterio.

La garantía se extiende únicamente al comprador original y no es asignable ni transferible.

Para obtener el servicio de garantía, si es que aplica, comuníquese a Atención al cliente para asistencia al 01 800 711 2208

Como condición para obtener Servicio bajo la garantía, Abbott le pedirá los datos completos del producto al momento de solicitarlo, entre estos datos, se incluye de manera enunciativa, el lote, código y número de serie; también, Abbott podría pedirle que devuelva el lector y/o sensor a la dirección que le indique el centro de Atención al cliente.

La garantía NO aplica si el producto no fue adquirido en la tienda en línea operada por Master Loyalty Group, Costco de México y/o Hermanos Sanborns.

Abbott no está obligado a reemplazar sensores que no vayan acompañados de una prueba de compra válida como correo electrónico con el que efectuó la compra y/o ticket de compra. Se reemplazará hasta 3 sensores por cliente si fueron comprados en Costco o Sanborns, después de esta cantidad de sensores reemplazados, se escalará el caso y el reemplazo quedará a criterio de Abbott.

En caso que se desprenda el sensor, éste se remplazará sólo si se despega antes de los 7 días de ser colocado, tiene hasta 5 días para solicitar el reemplazo. ABBOTT solo reemplazará un (1) sensor por paciente en caso que se desprenda.

No se reemplazará ningún sensor si la solicitud de reemplazo se realiza después de la máxima cantidad de días + 10 días para su tratamiento según la última compra.
Ejemplo: Si su última compra fue por 3 sensores, la solicitud de reemplazo de cualquiera de estos 3 sensores no aplicará después de 52 días después de la fecha de compra.

Se realizará hasta 2 intentos de entrega en el domicilio indicado por el paciente. En caso de que no haya ninguna persona que reciba el reemplazo en el segundo intento, este se cancelará y ya no aplicará reemplazo para el número de serie registrado.

ABBOTT quiere asegurarse que los usuarios tengan la oportunidad de revisar si FreeStyle Libre es el producto apropiado para ellos. Después del reemplazo del primer sensor, los pacientes podrían decidir que FreeStyle Libre no es adecuado para su estilo de vida/tipo de piel ya que el sensor no durará el máximo de 14 días.

Diabetes: llegó al país un dispositivo para medir la glucosa sin pinchazos

Para los diabéticos, especialmente para los diabéticos tipo 1, uno de los aspectos que les resulta más molesto es tener que pincharse el dedo entre tres y cinco veces al día para medir su nivel de glucosa en sangre. En diversos estudios sobre calidad de vida de los pacientes, han colocado a los pinchazos como más molestos que aplicarse la insulina.

​Por eso, la aparición en el mercado de un nuevo dispositivo que puede medir la glucosa sin pinchazos significa un cambio de paradigma en el tratamiento de la diabetes tipo 1, y también para los diabéticos tipo 2 que reciben insulina y deben medirse regularmente la glucosa.

En el manejo de la diabetes, el rol del paciente es clave y a su vez, la mayoría de los pacientes no logra adecuados niveles de glucosa: el 60% de los diabéticos no cumple con los objetivos de glucemia recomendados. Es que, para conseguirlo, la medición y el seguimiento es fundamental. No obstante, se estima que 4 de cada 10 diabéticos no lo realiza con frecuencia.

Mirá también Mirá también

Afirman que tomar hasta tres tazas de café podría alargar la vida

El nuevo dispositivo, llamado FreeStyle Libre, de Abbott, está compuesto por un sensor pequeño, del tamaño de una moneda de 2 pesos que se coloca en el brazo y que mide la glucosa en líquido intersticial mediante un filamento que se coloca debajo de la piel y se mantiene en el lugar unido a un pequeño parche adhesivo. Ese parche tiene una vida útil de 14 días, en los que el paciente puede mojarlo, hacer deporte, y cualquier actividad normal sin riesgo de que se salga. Por otro lado está el lector (un dispositivo electrónico, similar a un celular chico) que al acercarlo al sensor escanea el nivel de glucosa en menos de un segundo. Y funciona aún si la persona tiene varias capas de ropa que lo cubren. El parche con el sensor se coloca en la parte posterior del brazo, porque en los ensayos se determinó que ese era el lugar del cuerpo que el dispositivo corría menos riesgo de engancharse con una puerta o ser arrancado accidentalmente.

Mirá también Mirá también

Diabetes: 10 consejos para cuidar la piel

Actualmente, para poder tener un buen control de la enfermedad, los diabéticos tipo 1 deben aplicarse entre 4 y 6 inyecciones al día y hacerse entre 3 y 5 punciones digitales diarias. “Esto altera la calidad de vida de cualquier persona”, afirma el doctor León Litwak, de la sección Diabetes y Metabolismo del Hospital Italiano. Y advierte que este nuevo sistema es un cambio de paradigma porque el dispositivo “le da un aspecto dinámico al monitoreo, que es lo que naturalmente hace el páncreas”, afirma. Es que el dispositivo va guardando la información de cada medición (necesita un mínimo de tres por día y puede registrar hasta 80 en una jornada) y va marcando la tendencia. Esto permite ver si hay una tendencia a hiper o hipogulucemia, y que el paciente pueda actuar en consecuencia.

Mirá también Mirá también

Diabetes: un tatuaje cambia de color cuando varían los niveles de glucosa

“Mi hija tiene hoy 22 años y está diagnosticada con diabetes tipo 1 desde los dos años. Me hubiera fascinado no tener que pincharle los dedos. Sin dudas es un gran avance, que esperamos que pueda estar disponible para todos los pacientes con diabetes, y no únicamente para aquellos que puedan pagarlo”, afirmó a Clarín Liliana Tieri, directora y fundadora de la Asociación para el Cuidado de la Diabetes en Argentina, que trabaja con niños. El nuevo dispositivo está aprobado para niños a partir de los 4 años.

Infografía. La diabetes es una concentración de glucosa en la sangre por encima de valores normales.

“En el caso de los niños es un avance impresionante. Darles a los padres la capacidad de pasar el lector por el sensor sin necesidad de despertar al chico para pincharlo es un avance importantísimo”, coincide la doctora Graciela Fuentes, jefa del servicio de Diabetes del Hospital Durand y vicepresidenta de la Sociedad Argentina de Diabetes.

Si bien el dispositivo ya está en la Argentina, el laboratorio Abbott todavía está en tratativas con los distintos actores del sistema de salud para que tenga cobertura. Por el momento se va a poder adquirir en forma particular, por un valor de 1.100 pesos el lector (que se adquiere por única vez) y 1.100 pesos el sensor que dura 14 días. El laboratorio está negociando con una farmacia para que se encargue de su comercialización, con posibilidad de hacer envíos a todo el país.

Mirá también Mirá también

“El alcohol fija las grasas”: ¿mito o realidad?

La diabetes en la Argentina tiene una prevalencia de 9,8% en mayores de 18 años. Y se calcula que hay 300 mil diabéticos tipo 1 en el país. Sin embargo, la diabetes es una epidemia mundial, que afecta a 382 millones de personas en el mundo. Y se estima que para 2035 la cifra aumentará un 20%.

El sensor de prueba me lo puse en el brazo el día 4 de octubre de 2014 y tenía una Duración de 14 días. Con el realicé todo tipo de actividades que suelo hacer en mi vida diaria (Deportes, trabajo, familia,…)

Resultados

Uno de mis objetivos era comparar las mediciones realizadas en mi medidor de siempre con las obtenidas en el medidor de prueba, observando la poca diferencia de los resultados obtenidos.

Las mediciones mostradas son realizadas en mg/dl

Entre los días 4 y 7 de octubre me dediqué a hacer múltiples mediciones que me permitían conocer un poco mejor a qué velocidad sube y baja la glucemia en función de los diferentes alimentos ingeridos y de la insulina inyectada. Esto se puede hacer gracias a la “Tarifa plana” de mediciones que el medidor ofrece ya que mediante tiritas sería impensable hacer tal seguimiento.

El 7 de octubre por la tarde, realicé mi primera sesión de natación con chip, comprobando que mojar el chip no es ningún problema, ya que su funcionamiento sigue siendo perfecto y su adhesión al brazo continua intacta. Nadando pude comprobar como me bajaba el azúcar aproximadamente 30 mg/dL cada 1000 metros nadados, lo cual no es un dato importante ya que depende de los hidratos de carbono ingeridos y de la insulina inyectada en la comida, previo al ejercicio.
A partir del día 7 de octubre, tras ver la similitud entre las mediciones de uno y otro medidor, comencé a disminuir el uso del Accucheck ya que el freestyle me proporcionaba mucha información fiable.
El día 16 de octubre, cuando supuestamente todavía quedaban 2 días de Chip (Foto 1), me di un golpe en el brazo al montar a mi hijo en el coche y el chip se movió y dejó de funcionar. El medidor me daba mensajes de error, pidiéndome que repitiera la medición 10 minutos después (Foto 2). Tras esperar los 10 minutos las lecturas eran siempre LO.
El día 17 de octubre, cuando todavía le quedaba un día de vida al chip, al pasar el receptor, me decía que ese chip había caducado y me pusiera otro.
Cuando procedía retirar el chip (Foto 3), comprobé la marca que la aguja clavada había dejado y otra marca alargada que me había quedado después de que se moviera (Foto 4). Intenté clavar de nuevo el chip, lo cual resultó imposible (Foto 5).

Foto 1. Indicador de tiempo restante del sensor. Foto 2. Mensaje de error . Foto 3. Sensor colocado en el brazo.
Foto 4. Marcas tras retirar el sensor. Foto 5. Estado del sensor tras ser retirado.

Conclusiones

Tras utilizar el sistema de medición Freestyle Flash durante 12 días consecutivos, he podido comprobar su fiabilidad, ya que tan apenas hay diferencias con mi medidor tradicional, y su gran utilidad, ya que el hecho de medir cuando y cuanto quieras da mucha información, que bien utilizada, puede servir para mejorar mi diabetes, ya que a mayor información mayor control.

El mayor inconveniente que le encontré fue que no se pudiera volver a colocar el sensor una vez que se mueve o se quita. Quizás, si hubiera colocado el sensor en la parte posterior del brazo, el riesgo de golpeo hubiera sido menor. Me parece que tiene un precio demasiado alto para que se pueda quedar inservible por acciones fortuitas que se pueden dar en cualquier momento.

En mi opinión como usuario, me parece un sistema de medición muy útil en la mayoría de aspectos de la vida cotidiana, ya que te permite realizar mediciones que mediante pinchazo no harías. A mayor información mayor control. Cuando menos, es interesante si tienes un “ritmo de vida tranquilo”.
Sin embargo, para un ritmo de vida mas activo, como puede ser con la práctica deportiva, pese a considerar que es igual de útil, no me parece demasiado práctico por el alto riesgo de que el chip se mueva o incluso se caiga. En deportes como son la natación o el atletismo, en los que existe poco contacto con otros deportistas, las posibilidades de que el chip se caiga son mínimas, por lo que su utilidad es máxima. Del mismo modo, me parece demasiado sensible a otros deportes de mayor contacto como el fútbol o el baloncesto, ya que cualquier golpe o agarrón sería suficiente para que el chip se caiga y como es imposible volver a colocar, tienes que emplear uno nuevo con la consiguiente perdida económica.
En mi caso, que me gusta el triatlón, la posibilidad de perder el chip en la natación es muy alta, ya que en una salida con 200 nadadores al mismo tiempo, los golpes y agarrones son habituales. Sin embargo, tiene que resultar muy útil en los segmentos de ciclismo y carrera a pie, ya que la deshidratación y el gasto de glucosa son considerables, lo que te desorienta por completo sobre las sensaciones de hipo o hiperglucemia. En estos casos, el Freestyle Flash proporcionaría una información rápida y de mucho valor para mi salud.

Tras esta primera experiencia, creo que sería muy interesante seguir utilizando este sistema de medición al menos durante tres o cuatro meses para comprobar si, gracias a él, consigo bajar la hemoglobina glicosilada entre un análisis de sangre y el siguiente.

Podeis encontrar información completa en http://www.freestylelibre.es/

Parche para medir la glucosa

12Abr

Un nuevo parche para medir la glucosa, evitará que los pacientes diabéticos sufran pinchazos de aguja para extraer sangre. El proyecto fue presentado por profesionales de la Universidad de Bath, Reino Unido, quienes llevaban años de investigación en el tema, y fue publicado en la revista especializada Nature Nanotecnhnology.

Este invento en realidad es una mejora de avances anteriores que no contaban con la precisión del actual modelo. El profesor Richard Guy, del Departamento de Farmacia y Farmacología, señala: “Un método no invasivo, es decir, sin aguja, para controlar el azúcar en sangre ha demostrado ser un objetivo difícil de alcanzar. Lo más cercano que se ha logrado ha requerido al menos una calibración de punto único con un clásico ‘finger-stick’, o la implantación de un sensor pre-calibrado a través de una única inserción de aguja. El monitor desarrollado en Bath promete un enfoque verdaderamente libre de calibración, una contribución esencial en la lucha por combatir la incidencia mundial cada vez mayor de diabetes”.

Foto: Parche adhesivo | Universidad de Bath

¿Cómo funciona?

El parche extrae la glucosa de los folículos pilosos de las células, a los que accede individualmente gracias a unos sensores diminutos que funcionan con una pequeña corriente eléctrica. Es por esto que la piel no necesita ser perforada. La glucosa es recogida en pequeños reservorios para la medición, que puede realizarse cada 10 o 15 minutos.

Los investigadores que desarrollaron esta tecnología, esperan que el dispositivo pueda salir al mercado con bajo costo y adecuarlo para que envíe de manera regular las mediciones al celular o al reloj inteligente del usuario y lo alerte en caso de estar corriendo peligro.

Ventajas:

Además de que con esta tecnología no sería necesario que al paciente se le extraiga la muestra de sangre, otra de las ventajas del dispositivo, es que aumenta la precisión de la medición de la glucosa ya que los sensores de miniatura pueden operar sobre un folículo piloso individual.

Detalles de la investigación:

El parche para medir la glucosa fue probado primero en piel de animal y luego en pacientes diabéticos voluntarios, en los que se pudo monitorear las variaciones de azúcar en sangre de manera correcta. El próximo paso para mejorar el diseño del parche es aumentar el número de sensores.

Este estudio es relevante ya que encontrar una manera efectiva y no invasiva de monitorear la glucosa en sangre, podría ayudar tanto a los diabéticos como a aquellos que están en riesgo de desarrollarla para que puedan tomar decisiones correctas durante su tratamiento.

En Controla tu Diabetes esperamos haya sido útil este artículo, estaremos publicando las novedades acerca del parche para medir la glucosa.

Te puede interesar leer | ¿Qué hacer ante un cuadro de hipoglucemia?

Lo que necesitas saber en la gestión del sensor del sistema flash

Hace unos 5 años que venimos hablando en Canal Diabetes de la aparición de los sensores que miden la glucemia de forma continuada. Ya sea en monitorización continua o en el sistema flash, de sensores se ha escrito y publicado mucho en torno a su financiación. Sin embargo de la forma de mantenerlos, de gestionarlos, incluso de utilizarlos se ha escrito menos.

En este post hemos contado con la ayuda del Dr. Javier Agreda, Endocrino del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y paciente con diabetes tipo 1. Javier combina a la perfección el “saber estar en los dos lugares”, el ponerse en el lugar de cada paciente, de ahí que su forma de divulgar en diabetes sea tan directa y clara. Con Javier hablamos concretamente del sensor del sistema flash de monitorización de glucosa.

**Podéis escuchar la entrevista al completo con el Dr. Javier Agreda en este podcast

La medición del sensor del sistema flash se lleva a cabo en el líquido intersticial

Lo primero que debemos destacar cuando hablamos de sensor es la diferencia entre la medición de la glucemia intersticial y la medición capilar. En palabras del doctor en la glucemia capilar, no hay sensores, y medimos la concentración de glucosa en sangre.“Esta forma de medición es muy precisa, pero escasa en información, pues sólo tenemos una foto de la realidad”.

Sin embargo cuando hablamos de medición en líquido intersticial el sensor aparece como el principal protagonista. El sensor lleva a cabo más de 288 mediciones al día, lo que nos aporta la película completa de nuestra glucemia diaria, en lugar de una sola fotografía. La diferencia con la medición capilar es el tiempo y la inmediatez. Javier pone un ejemplo muy gráfico para explicar el fenómeno de la medición intertesticial “es como cuando ponemos una bolsita de té en agua caliente. Al principio el agua no sabe a té, tarda un tiempo en darle el gusto y color, algo similar ocurre con nuestra glucemia en el líquido intersticial”.

Que debemos tener en cuenta en el manejo del sensor del sistema flash

El Dr. Agreda nos recuerda que es muy importante la zona del cuerpo donde se coloca el sensor del sistema flash. En el caso del sistema flash en la parte posterior del brazo. “Las zonas estandarizadas, deben ser zonas de piel sea sana, sin distrofia, y sin heridas”asegura el profesional.

Una vez insertado sensor, debemos indicar que no se aplique insulina cerca del dispositivo, entre unos 4/5 cm de zona de seguridad, para evitar lecturas condicionadas por la insulina. El profesional sanitario recuerda que las zonas de aplicación deben rotar cada 14 días cuando hablamos del FreeStyle.

Otra de las recomendaciones en el uso de los sensores en diabetes tiene que ver con el momento de inserción, este se debe producir cuando la glucosa está estable, en ayunas o lejos del momento de la infusión de insulina. De esta manera se calibran mejor las mediciones de los sensores. Javier nos recuerda que “la precisión del sensor es mayor a partir de 3 día de uso”. Y nos recuerda que para sacarle el máximo partido el escaneo debe ser constante, y evitar que pasen más de 8 horas entre escaneo y escaneo.

Cómo debemos mantener el sensor del sistema flash

Una vez aplicado el sensor del sistema flash, utilizando los dispositivos para ello, los riesgos se centran en que estos se puedan despegar o estropear. Los pegamentos son fuertes, pero las zonas de aplicación son sensibles y están expuestas a los golpes. El Dr. Agreda nos recuerda que hay que protegerlo y tener cuidado.

Si un sensor se estropea y sus mediciones no son correctas, “es muy importante que guarden las cajas hasta el último día útil del sensor. Son una garantía. Si un sensor está defectuoso, hay que ponerse en contacto con el distribuidor e informar de ello”recuerda el profesional.

Finalmente, y no menos importante, debemos recordar que la exactitud de los sensores cada vez es mayor. Hoy en día se pueden tomar decisiones terapeúticas, dada su precisión. Es decir se pueden cambiar pautas y tratamientos en función de las mediciones de los sensores, aunque siempre deberían ser supervisadas por el profesional sanitario. El Dr. Javier Agreda recomienda que “en momentos de hipoglucemia hay que correlacionar la medición con el glucómetro. Y si son valores altos de más 250mg/dl también usarlo”.Recuerda que “ya hay guías clínicas para modificar pauta clínicas, pero es necesario hablar con el profesional sanitario”.

Si quieres ampliar la información www.freestylelibre.es

Comparte esta noticia

CARLOS ARGANDA | 30.04.2019 – 12:24

El Ministerio de Sanidad ha aprobado el calendario de incorporación de diferentes colectivos de pacientes con diabetes mellitus tipo 1 para el acceso a dispositivos tipo flash para la determinación de glucosa. Según una resolución de la directora general de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia, Patricia Lacruz, todos los pacientes con diabetes tipo 1 deberán poder acceder a estos dispositivos antes del 31 de diciembre de 2020.

El calendario se inicia con la incorporación, en el primer semestre de 2019 de los pacientes adultos con discapacidad visual o limitaciones funcionales graves que les imposibilite realizar punciones digitales o con trastornos funcionales cognitivos que les impida expresar la situación de hipoglucemia; los pacientes que sufran hipoglucemias de repetición, entendiendo por tales las que se producen al menos 4 veces por semana o cuando tengan un 10% de los valores de las lecturas del glucómetro por debajo de los 70 mg/dl tras realizar un promedio de 6 controles de glucemia capilar al día así como las acientes embarazadas, así como las que planifiquen un embarazo natural o mediante reproducción humana asistida: Primer semestre de 2019.

El sistema de monitorización de glucosa mediante sensores (tipo flash) podrá ser indicado en el Sistema Nacional de Salud por los endocrinólogos, como alternativa a las tiras reactivas de glucemia, para pacientes adultos (de 18 años o más) diagnosticados de diabetes mellitus tipo 1 (DM1) que realicen terapia intensiva con insulina (múltiples dosis diarias o con bomba de insulina), y requieran realizar al menos seis punciones digitales al día para la automonitorización de la glucosa en sangre.

Tal y como se indica en la resolución, cuando un paciente reúna más de uno de los anteriores requisitos, se considerará incluido en el colectivo al que le corresponda la prioridad más alta.

Además, para que un usuario adolescente que esté utilizando el dispositivo no se quede sin él, se especifica que en el caso de que el estudio de monitorización en niños y adolescentes de 4-17 años finalizase antes de que se lleve a cabo la extensión del uso del dispositivo a todos los colectivos de adultos, se continuará facilitando el sensor a los adolescentes que vengan utilizándolo cuando superen los 17 años.

El sistema ‘Flash’ para la diabetes ya es gratuito para embarazadas y personas con discapacidad visual

La Junta de Andalucía va a extender la indicación del sistema Flash, que monitoriza la glucosa, a varios grupos de adultos con diabetes tipo 1. La Consejería de Salud ha avanzado, con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la Diabetes, que el sistema Flash se acaba de ampliar a dos grupos de pacientes especialmente vulnerables, como son las pacientes con diabetes tipo 1 embarazadas y las personas con diabetes tipo 1 que presentan discapacidad visual o limitaciones funcionales graves.

De la gratuidad del sistema Flash, cuyo coste privado es de 120 euros, por parte de la sanidad pública, se han beneficiado este año 2.922 menores andaluces de entre 4 y 18 años, (343 en Córdoba), que padecen diabetes tipo 1. Este método empezó a recetarse a partir del año pasado. La Junta destaca que esta prestación tiene un impacto directo en la calidad de vida de las personas con diabetes y en la de sus familias y permite obtener una información más completa y continua del nivel de glucosa en sangre a lo largo del día.

Salud precisa que en los menores de 4 años, en los que el uso del sistema Flash no está validado, se ha incorporado en este año sensores continuos de glucosa autorizados en este rango de edad, con lo que toda la población pediátrica con diabetes tipo 1 tiene en la actualidad acceso a la monitorización.

La Consejería indica que en lo que queda de este trimestre se identificarán los pacientes que sufren hipoglucemia de repetición (al menos cuatro veces a la semana o cuando tengan un 10% de los valores de lectura del glucómetro por debajo de 70 mg/dl tras realizar un promedio de 6 controles de glucemia capilar al día) para poder beneficiarse del sistema Flash. La extensión al resto de población adulta se realizará de forma progresiva a lo largo del próximo año.

EL SISTEMA FLASH BENEFICIA YA A 191 PERSONAS EN ANDALUCÍA

Por su parte, el sistema combinado bomba-sensor beneficia ya a 191 personas en Andalucía, 3 de ellas en Córdoba. Este sistema permite medir continuamente el nivel de glucosa, mejorando el control de la glucemia y reduciendo las bajadas graves de azúcar o hipoglucemias en pacientes que ya portan bomba de insulina y que, a pesar de ello, tiene dificultades en su control.

El sistema de bomba-senor aporta gran eficacia y seguridad tanto en población pediátrica como adulta con diabetes tipo 1, como ha quedado demostrado en distintos estudios de calidad. Llegará a beneficiar al 30% del total de pacientes que cuentan en la actualidad con bomba, que son niños y adultos muy vulnerables desde un punto de vista de salud.

La utilización de ambos dispositivos con eficacia y seguridad requiere de un proceso de formación a pacientes, familias y personas cuidadoras por parte de los profesionales sanitarios de los centros hospitalarios.

MÁS EQUIPOS PARA EL CONTROL DE LA RETINOPATÍA DIABÉTICA

Por otro lado, el Servicio Andaluz de Salud ha realizado, en lo que va de año, retinografías digitales a un total de 2.483 cordobeses con diabetes con el fin de detectar precozmente la afectación del ojo por retinopatía diabética y evitar así una eventual ceguera cuando todavía pueden beneficiarse de un tratamiento. En total, desde el inicio del programa en el 2005, se han realizado 87.330 retinografías y se han detectado lesiones de retinopatía diabética en 3.863 personas con diabetes en la provincia de Córdoba.

Para el desarrollo del Programa de Detección Precoz de la Retinopatía Diabética, el SAS cuenta con equipos de retinografía digital en todos los distritos sanitarios y en los servicios de Endocrinología de los hospitales.

En este año, se han incorporado 48 nuevos retinógrafos a los centros sanitarios de Andalucía que han supuesto una inversión de 960.000 euros. En total, la comunidad autónoma cuenta con 203 equipos, 15 de ellos en Córdoba.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *