Router wifi 5G

Contenidos

Protege la red WiFi de tu casa

Hoy día es muy importante proteger la contraseña de tu WiFi para evitar las intrusiones externas de aquellos que quieren aprovecharse de tu conexión a Internet. En este artículo, encontrarás algunos consejos para intentar minimizar los riesgos de intrusión a tu red WiFi.

Hay una serie de procedimientos que te ayudarán a evitar que se produzca una brecha de seguridad en tu red. Por ejemplo, para obstaculizar todo lo posible el acceso a intrusos es aconsejable que cambies la contraseña cada cierto tiempo. En este artículo puedes ver de manera sencilla cómo fitrar la dirección MAC de tu dispositivo o elegir el tipo de cifrado idóneo para tu red WiFi.

1. Filtrar la dirección MAC

En primer lugar, vamos a ver cómo filtrar la dirección MAC (dirección física única de tu WiFi) en tu equipo. Para empezar, accede a la interfaz de tu router de Vodafone. Para ello, abre el navegador y escribe la dirección 192.168.0.1

A continuación, aparece una ventana para que introduzcas un nombre y contraseña. Tienes que escribir en ambos campos vodafone, en minúsculas:

User: vodafone
Password: vodafone

Si has cambiado la contraseña anteriormente, tendrás que introducir la nueva que hayas puesto.

2. Menú de configuración

Una vez que hayas completado el proceso de autenticación, se abre la página de Inicio del router donde puedes acceder a diferentes menús de configuración y entrar en la propia interfaz del router llamada Router Vodafone Fibra. Además, podrás ver todos los dispositivos que están conectados a tu red, junto con su dirección MAC.

En la parte superior verás un menú donde tienes que hacer clic en la opción WiFi. Una vez que hayas entrado en esta sección, verás en la parte de abajo a la izquierda la opción Filtro MAC que es donde puedes filtrar las direcciones MAC de los dispositivos que quieres permitir que se conecten a tu red (los identificadores únicos de cada dispositivo).

Hacer esto es aconsejable para reforzar la seguridad del router, ya que para acceder a él tendrían que averiguar dichas direcciones que solo están en el dispositivo.

Para filtrar las direcciones MAC necesitas anotar la dirección física del dispositivo WiFi y, para ello, vuelve a la pestaña de Visión general y anota las direcciones MAC de los dispositivos que quieres permitir conectarse a tu red (por ejemplo, para permitir que se conecte el iPad sería 90-B9-31-A7 …).

Una vez que la tengas, ve a la ventana de configuración de Router Vodafone Fibra y selecciona la opción WiFi y, después, Filtro MAC. Activa el interruptor Filtrado MAC y añade los dispositivos que quieras permitir. Una vez añadidos todos los dispositivos, pulsa sobre el botón Aplicar y, ¡listo!

3. Tipo de cifrado recomendado

Dentro de la sección WiFi, en el apartado General, puedes configurar la contraseña de tu red WiFi. Es aconsejable que utilices un cifrado WPA2 ya que es mucho más fiable que el WEP, siempre y cuando utilices una contraseña segura (con mayúsculas, minúsculas y signos de puntuación, entre otros caracteres).

Si usas este tipo de cifrado y, además, limitas el alcance de la señal para que únicamente esté disponible a corto alcance, estarás protegiendo tu red de ataques externos de una manera más o menos eficaz. Además, aunque no es un método 100% fiable, también puedes ocultar la SSID (el identificador de la red WiFi) para hacer más complicado el acceso a la misma. Para ocultarla, simplemente desactiva el interruptor Emitir SSD tal y como se indica en la siguiente imagen. Para finalizar pulsa sobre Aplicar.

Es posible que, de vez en cuando, notes que el WiFi te va regular. La velocidad se reduce, empiezas a sentir algo de lag y, en definitiva, la experiencia empeora. Es posible que se deba a que tengas varios dispositivos conectados a la vez, todos ellos recibiendo y enviando datos de forma, probablemente, innecesaria. ¿Cuántos exactamente? Averiguarlo es realmente sencillo, solo necesitas una aplicación.

Hay varias alternativas, pero sin lugar a dudas, una de las más populares es Fing. Está disponible para iOS y Android, es completamente gratuita y su funcionamiento es tan simple como abrir la app y dejar que haga un escaneo de la red. Vamos a verla en mayor profundidad.

Tan simple como abrir una aplicación

Como decíamos antes, solo debes descargar y abrir Fing. La aplicación escaneará la red WiFi y detectará todos y cada uno de los dispositivos que estén conectados y, en la medida de lo posible, te dirá la marca de los mismos. Por ejemplo, en nuestras pruebas hemos podido ver el router de ZTE, el iPhone desde el que estamos haciendo la prueba y el ordenador de sobremesa desde que el que se escriben estas líneas. El resto de dispositivos son algunos móviles Android que también tenemos conectados.

Aun así, en lugar de contarlos por ti mismo, en la esquina superior derecha (como puedes ver marcado en las capturas superiores) aparece el número exacto de dispositivos conectados, por lo que si solo te interesa la cifra, desde ahí la puedes conocer más fácilmente.

Si quieres, puedes modificar el alias de cada dispositivo para localizarlo más fácilmente

Verás que, en algunos casos, lo único que parece es la dirección IP del móvil, tablet o dispositivo conectado. Para saber cuál es exactamente, cógelos todos y sigue las siguientes rutas (ten presente que, en el caso de Android, puede variar según el modelo):

  • iPhone: Ajustes > WiFi > Botón «i» al lado del nombre de la red a la que estás conectado. Allí aparecerá la IP del dispositivo.
  • Android: Ajustes > Red e Internet > WiFi > Pulsa sobre la red a la que estés conectado. Allí aparecerá la IP del dispositivo.

Ahora, en Fing, pulsa sobre la IP que se corresponda a cada dispositivo. Se abrirá su ficha y, en ella, podrás modificar el nombre, el icono y añadir notas. De esa forma, cuándo vuelvas a analizar la red, la aplicación sabrá qué dispositivo es y te mostrará su nombre en lugar de solamente la IP. Ten presente, eso sí, que las IP, generalmente, son dinámicas, por lo que pueden cambiar con el paso del tiempo.

Asímismo, es importante destacar que Fing solo funciona con la red y banda a la que estés conectado. La mayoría de routers nuevos emiten en dos bandas (2,4 GHz y 5 GHz). Si estás conectado a la 5 GHz, Fing mostrará solo los dispositivos que estén conectados también a la 5 GHz, obviando aquellos que usen la banda 2,4 GHz. Para un análisis más exhaustivo, tendrás que conectarte a ambas bandas y apuntarlos todos.

Como decíamos al principio, Fing es una aplicación completamente gratuita que puedes descargar tanto en Android como en iOS. Además del escáner de red, tiene otras funciones añadidas como un test de velocidad, un monitor de ping, una herramienta para encontrar puertos abiertos y la posibilidad de trazar la ruta que se sigue hasta llegar a un dominio.

Fing

  • Desarrollador: Fing Limited
  • Precio: Gratis
  • Descárgalo en: Google Play
  • Descárgalo en: App Store
  • Categoría: Herramientas

192.168.1.1, guía para entrar al router desde el navegador y configurar Internet

La dirección IP 192.168.1.1 es muy conocida en el mundo de Internet por permitirnos, entre otras cosas, acceder a la configuración del router. Gracias a esto, podemos cambiar parámetros de nuestra conexión tales como el nombre del WiFi, la contraseña y la cantidad de puertos abiertos. También podemos ver la cantidad de equipos conectados al router en cuestión para ver si hay dispositivos ajenos a nuestro entorno aprovechándose de nuestra conexión. En el día de hoy os enseñaremos a acceder a dicha dirección a través del navegador y cambiar algunos de los parámetros que acabamos de citar para configurar la red a nuestro gusto.

Cómo entrar en 192.168.1.1 para ver la configuración del router

Entrar en la configuración del router es sumamente sencillo. Generalmente podremos acceder escribiendo la siguiente dirección en el navegador:

En el caso de que no nos aparezca ningún resultado, podemos acceder a través de las siguientes direcciones IP:

  • 192.168.0.1
  • 192.168.0.0
  • 192.168.1.0

Si por algún casual el navegador sigue sin mostrarnos resultado alguno, os recomendamos echar un vistazo a esta otra guía donde enseñamos cómo acceder desde cualquier router, ya sea de Movistar, Lowi, Orange, Jazztel, Vodafone o cualquier otra compañía.

En caso contrario, lo siguiente que deberemos hacer será introducir el usuario y la contraseña de acceso para entrar en la configuración del router. Generalmente esta suele ubicarse en la propia pegatina del router, tal y como podemos ver en la imagen inferior.

Si nuestro router es algo antiguo, lo más seguro es que podamos acceder a través de una contraseña genérica.

Os dejamos a continuación con una lista con los usuarios y las contraseñas más comunes:

  • admin y admin
  • 1234 y 1234
  • 12345 y 12345
  • 0000 y 0000
  • 00000 y 00000
  • user y user
  • admin1234 y admin1234

Configuración básica del router en 192.168.1.1

Una vez dentro de la configuración del router, la interfaz que nos aparecerá será similar a una de las siguientes:

192.168.1.1 de Movistar

192.168.1.1 de Orange

192.168.1.1 de Vodafone y ONO

192.168.1.1 de Lowi

192.168.1.1 de Jazztel

Cómo cambiar el nombre de la red WiFi en 192.168.1.1

Si ya nos hemos familiarizado con la configuración del router, cambiar el nombre del WiFi no nos llevará más de dos minutos.

Para ello, tendremos que acceder al apartado de General, Wireless, WiFi o Advanced, dependiendo de nuestro modelo de router. En nuestro caso, al contar con un router Technicolor de Lowi, seleccionaremos el apartado de WiFi y posteriormente el de General.

Una vez dentro de este, lo único que tendremos que hacer será irnos hasta Red WiFi (SSID) y cambiar el nombre del WiFi por el deseado.

Finalmente le daremos a Guardar y ahora sí, el WiFi se guardará con el nuevo nombre. Para acceder a la misma desde alguno de los dispostivos que tengamos conectados (móvil, tablet, PC) tendremos que introducir nuevamente la contraseña al tratarse de una red nueva.

Cómo cambiar la contraseña de la red WiFi en 192.168.1.1

Si preferimos cambiar la contraseña en lugar del nombre para aumentar la seguridad, el proceso es igual de sencillo que el anterior. Al fin y al cabo, dicho ajuste suele encontrarse en el mismo lugar que el SSID del WiFi.

En nuestro caso, accederemos nuevamente al apartado de WiFi y a General para cambiar la contraseña del WiFi. La opción que nos interesa en esta ocasión es la de Cambiar clave (o Clave de red/WiFi Password).

Tan simple como escribir una nueva y darle al botón de Aplicar. Generalmente tendremos que introducir la password antigua para cambiarla por una nueva, razón por la cual os recomendamos tenerla a mano.

Cómo ver la contraseña del WiFi en 192.168.1.1

Además de poder cambiar la contraseña, el panel de configuración del router también nos permite verla.

En este caso, nuevamente nos tendremos que dirigir a los ajustes de WiFi y General.

Una vez dentro, nos iremos hasta Clave de red y pulsaremos en Mostrar caracteres. Dicho ajuste no está activado en todos los modelos de router, por lo que dependerá de nuestra compañía que tengamos contratada y su panel de configuración.

Cómo saber quién está conectado a mi router o WiFi y desconectarlo en 192.168.1.1

Seguramente una de las funciones más útiles que nos ofrece el panel de configuración del router. Lo malo es que dicha opción no está activada en todas las compañías, razón por la cual nos vemos olbigados a recurrir a aplicaciones para ver quién está conectado al WiFi.

Si no es nuestro caso, ver los equipos que están conectados en nuestra red es tan sencillo como irnos hasta el apartado de General o Visión general, dependiendo de nuestro modelo de router. Acto seguido, se nos mostrarán todos los dispositivos conectados por WiFi, Ethernet y USB con sus respetivas direcciones MAC.

¿Hemos detectado algún intruso en nuestra red? Entonces lo mejor será cambiar el nombre y la contraseña de la red WiFi. También podemos hacer un filtrado por direcciones MAC para evitar que cualquier otro dispositivo se conecte al router.

Cómo hacer un filtrado MAC en 192.168.1.1 para evitar que otros se conecten

El denominado “filtrado MAC” es uno de los principales métodos para mejorar la seguridad del WiFi de nuestro router. Gracias a este, podemos bloquear todo el acceso de dispositivos que no estén registrados en la lista de direcciones MAC del router. Lo bueno es que prácticamente todos los routers implementan dicha opción de serie, aunque para ello deberemos acceder a los ajustes avanzados.

En nuestro caso, tendremos que activar el Modo Experto para realizar el filtrado correctamente (en la barra superior podemos cambiar de Básico a Experto). Si contamos con un modelo de router diferente, la opción puede encontrarse en Advanced con el nombre de MAC Filtering.

Cuando estemos dentro del apartado en cuestión, activaremos la opción de Filtrado MAC y agregaremos todas las direcciones MAC de los dispositivos que ya han sido conectados a la red previamente. Podemos ver una lista de todos ellos siguiendo el método anterior, aunque generalmente el panel reconocerá los dispositivos ya registrados.

Una vez hayamos terminado de agregar todos, le daremos a Aplicar. A partir de ahora, tendremos que agregar la dirección MAC de cada nuevo móvil, ordenador o tablet manualmente a dicha tabla para conectarlos a la red WiFi.

Cómo abrir los puertos el router en 192.168.1.1

Abrir los puertos del router es otra medida de seguridad que junto con el filtrado MAC, ayudan a hacer impenetrable nuestra red WiFi. El objetivo principal de abrir y cerrar los puertos de un router no es ni más ni menos que para asignar una serie de IPs fijas a un conjunto de ordenadores, móviles o tablets a través de las direcciones MAC. Por supuesto, también deberemos cambiar la IP en el dispositivo destino para que se conecte a Internet correctamente.

En la mayoría de routers, abrir los puertos es tan sencillo como dirigirnos a los ajustes avanzados y configurar el DHCP. En otros, como es nuestro caso, el ajuste tiene el nombre de Redirección de puertos, y se encuentra dentro del apartado de Internet.

Una vez dentro, tan solo tendremos que añadir una nueva redirección. En este punto, iremos rellenando todos los datos de nuestro dispositivo (dirección MAC, nombre…) y le asignaremos una IP fija, que deberá coincidir con la IP que le hayamos asignado desde el ordenador o móvil previamente. El resto de apartado los rellenaremos a nuestro gusto dependiendo de la cantidad de puertos que queramos a abrir.

(CNNMoney) – La tecnología 5G será el alma de la nueva economía.

Los autos que se conducen solos, la realidad virtual, las ciudades inteligentes y los robots que trabajen en red: todos funcionarán con tecnología 5G muy pronto. El 5G promete abrir la puerta a nuevos procedimientos quirúrgicos, medios de transporte más seguros y comunicación instantánea para los servicios de emergencia y socorro.

Por eso, no resulta extraño que el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, esté considerando una empresa de servicio público de 5G financiada por el Estado, según un informe publicado este domingo en Axios.

  • MIRA: Así será el mundo con la tecnología 5G

Ahora, no hay hay ninguna razón para creer que eso sucederá. Un proyecto 5G financiado públicamente costaría miles de millones de dólares. Sería una nueva y gigante apuesta muy diferente a cualquier cosa que el gobierno haya asumido desde que envió hombres a la Luna.

Sin embargo, el 5G ya está en camino, independientemente de que el Gobierno lo respalde o no. Las principales compañías de Internet están muy avanzadas en el desarrollo de su redes 5G, y las primeras empezarán a funcionar en los próximos años.

¿Qué es 5G?

Como todas las tecnologías de red inalámbrica que son “de última generación”, con 5G tu teléfono tendrá una conexión más rápida: será unas 10 veces más veloz que 4G, según anticipan los expertos de la industria. Eso es suficiente para transmitir un video de “8K” o descargar una película 3D en 30 segundos. (En 4G, eso tomaría seis minutos).

La capacidad adicional hará que el servicio sea más confiable, permitiendo que más dispositivos se conecten a la red simultáneamente.

Pero 5G va mucho más allá de los teléfonos inteligentes. Sensores, termostatos, coches, robots y otras nuevas tecnologías se conectarán a 5G algún día. Y las redes actuales de 4G no cuentan con el ancho de banda suficiente para la gran cantidad de datos que todos esos dispositivos transmitirán.

Las redes 5G también reducirán prácticamente a cero el tiempo de retraso entre los dispositivos y los servidores con los que se comunican. En el caso de los automóviles que se conducen solos, eso significa una comunicación sin interrupciones entre el coche, otros vehículos, centros de datos y sensores externos.

  • LEE: Un millonario quiere darle 4G gratis a 1.000 millones de personas

Para lograr todo eso, la tecnología 5G necesitará viajar en ondas de radio de muy alta frecuencia. Las frecuencias más elevadas tienen velocidades más rápidas y más ancho de banda. Pero, no pueden viajar a través de paredes, ventanas o tejados, y se vuelven considerablemente más débiles en distancias largas.

Esto implica que las compañías inalámbricas necesitarán instalar miles –o quizás millones– de torres en miniatura para celular encima de cada poste de luz, al costado de los edificios, dentro de cada hogar y potencialmente en cada habitación.

De ahí que el 5G vaya a complementar al 4G, en vez de reemplazarlo completamente. En edificios y en áreas muy concurridas, 5G podría proporcionar un aumento de velocidad. Pero cuando estás conduciendo por la carretera, 4G podría ser tu única opción, al menos por un tiempo.

¿Quién está construyendo 5G?

Los cuatro operadores de telefonía celular a nivel nacional en Estados Unidos –Verizon, AT&T, T-Mobile y Sprint– están desarrollando y probando tecnología de red 5G. Además, los fabricantes de chips, incluidos Qualcomm e Intel, trabajan en procesadores y radios que permiten las comunicaciones 5G. Y las principales compañías de equipos de red –entre ellas Nokia, Ericsson y Huawei– están construyendo la red troncal y el equipo para respaldar 5G.

La investigación y el desarrollo por sí solos ya son costosos, pero la construcción de redes 5G será extremadamente cara, incluso para una industria acostumbrada a pagar miles de millones de dólares cada año en gastos de infraestructura. Implementar la tecnología 5G en todo Estados Unidos costará 300.000 millones de dólares, según Barclays.

  • LEE: Marc Zuckerberg: las redes 5G no son para dar más internet a los ricos

El gobierno podría gastar esa cantidad de dinero, pero llegaría muy tarde a la tarea. Además, tendría que contratar con los equipos de red y las compañías de telecomunicaciones, que de todos modos ya están construyendo y probando sus propias redes.

Un funcionario de la Casa Blanca confirmó que una red 5G, como lo reportó Axios, hacer parte de la estrategia de seguridad nacional del gobierno. Sin embargo, el funcionario señaló que el memorándum reportado por Axios es “anticuado” y no representa “el pensamiento del gobierno”, antes de negarse a proporcionar más detalles

Verizon y AT&T rechazaron hacer comentarios sobre el informe Axios.

¿Cuándo llegará?

La industria inalámbrica espera que las redes 5G se lancen en 2020.

Este mes, el 5G superó un obstáculo significativo cuando 3GPP, un consorcio inalámbrico internacional, aprobó un estándar de tecnología para las redes de última generación. Se espera que el próximo año la Unión Internacional de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas revise el estándar de 3GPP. Después de eso, las compañías inalámbricas pueden comenzar a comprar y vender equipos 5G bajo la garantía de que todo funcionará en conjunto.

Mientras tanto, Verizon y AT&T han avanzado en la prueba de redes 5G. AT&T indicó que comenzará a desplegar su red 5G este año, aunque prácticamente nadie podrá usarla hasta que los dispositivos compatibles con dicha tecnología lleguen a los estantes de las tiendas. Y es poco probable que eso suceda antes de 2020.

Betsy Klein de CNN contribuyó a este informe.

3 grandes ventajas que traerá la tecnología 5G y que cambiarán radicalmente nuestra experiencia en internet

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption La tecnología de quinta generación promete descargas mucho más rápidas, una amplia cobertura y conexiones más estables y seguras.

La tecnología 5G se estrenó esta semana en Reino Unido y ya funciona en Corea del Sur y algunas partes de Estados Unidos desde abril.

En el resto del mundo, operadoras y fabricantes como Samsung, Xiaomi, LG, Motorola, ZTE o Huawei se han puesto manos a la obra para adaptar sus equipos y ofrecer a los consumidores este tipo de conectividad.

Supone un avance tecnológico enorme porque esta tecnología tiene potencial para cambiar la forma en la que usamos internet.

Si el 4G y sus versiones permitían conectar personas, el 5G va a permitir conectarnos de forma masiva a las cosas que nos rodean.

  • Cómo Huawei conquistó América Latina

Con el 5G, es probable que el internet de tu celular sea más rápido que el wifi de tu casa. Estamos hablando de tiempos que en lugar de minutos pasarán a ser tan solo segundos.

Derechos de autor de la imagen Kevin Schafer Image caption Si quieres llevarte una película al avión para verla mientras estás offline, tardarás 3,7 segundos en descargarla.

Según los expertos estás son las 3 principales ventajas que traerá la red móvil de quinta generación:

1- Mayor velocidad

La velocidad del 4G -la que probablemente esté en tu bolsillo ahora mismo- es de 1 Gbps por segundo. La nueva red, en su máximo potencial, será capaz de ofrecer velocidades estándar de 20 Gbps por segundo, según el regulador británico Ofcom.

Pero, ¿en qué se traduce esto realmente? ¿Cuánto tardará en descargarse un vídeo con 5G? ¿Y una película en streaming?

  • La tecnología 5G ya es una realidad en partes de EE.UU. y Corea del Sur: ¿cuándo llegará a América Latina?

Según explica el diario The Wall Street Journal, descargar una playlist de Spotify completa de una hora de duración suponía 7 minutos con 3G, 20 segundos con 4G y 0,6 milisegundos con 5G.

Si quieres llevarte una película al avión para verla mientras estás offline, una posibilidad que ofrecen servicios como Amazon Premium o Netflix, tardarás 3,7 segundos en descargártela con 5G frente a los 2 minutos con 4G.

Descargar el popular videojuego online Fortnite cuesta 14 minutos con 4G. Con 5G el tiempo se acorta hasta los 24 segundos.

En este sentido otro de los factores claves es lo que se conoce como «latencia». Es la capacidad de respuesta de la red a una petición nuestra.

Con la red 5G, se reducirá a un milisegundo, frente a los 20 de la red 4G.

Es un factor clave «para actividades como transmitir en vivo un partido en realidad virtual o para que un cirujano en Nueva York controle un par de brazos robóticos que realizan un procedimiento en Santiago», explica el experto en tecnologías ópticas para redes de nueva generación, Abraham Valdebenito en un artículo.

En definitiva, podremos enviar y recibir datos de forma casi instantánea.

2- Ahorro de Batería

Qalcomm el fabricante de chips, ha prometido que los primeros modelos de teléfonos con 5G una «vida útil de la batería de todo el día».

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Los módem de conexión que fabrica Qalcomm con capacidad 5G prometen alargar la vida de nuestra batería.

Los módems de segunda y tercera generación serán inevitablemente más eficientes en el consumo de energía.

Por lo tanto, permitirán que los fabricantes de teléfonos móviles ofrezcan una vida útil más larga o smartphones más delgados.

  • Modo oscuro, la función que permite poner la pantalla en negro para ahorrar batería y cuidar tus ojos

Este ahorro de batería llega porque la tecnología 5G deja que sea la infraestructura 4G la que funcione, permaneciendo inactiva hasta que el usuario solicita procesos que exigen velocidades más rápidas.

3- Cobertura incluso en aglomeraciones

No es casualidad que Japón quiera tener lista su red 5G antes de que empiecen los Juegos Olímpicos que tendrán lugar en Tokio en 2020.

La infraestructura 5G permite que más dispositivos estén conectados al mismo tiempo.

Tiene más potencia y esto ayudará salvar el cuello de botella electromagnético que existe en las grandes aglomeraciones, sobretodo urbanas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption La tecnología 5G soporta millones de sensores que rastrean el comportamiento, el entorno y otros dispositivos.

Esto pondría fin a las pérdidas de cobertura en los grandes eventos, como conciertos, o como sucede en momentos puntuales, como fin de año y otras celebraciones masivas.

En teoría, podrá soportar simultáneamente más de un millón de dispositivos por kilómetro cuadrado.

  • Qualcomm, el gigante de la tecnología que derrotó a Apple y domina el 5G

Pero para que esto sea posible, dicen los expertos, se necesitará colocar pequeñas antenas en muchas partes del mobiliario urbano.

Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, se espera que la infraestructura dé soporte a edificios, hogares y ciudades inteligentes, realidad virtual, vídeos en 3D así como trabajo y juegos en la nube o cirugía a distancia.

También permitirá dar apoyo a los autos sin conductor.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Los autos sin conductor podrán «hablar» entre sí gracias al 5G.

Son tecnologías, todas ellas, que han estado contenidas a la espera de redes que pudieran desatar su potencial.

Lo que no hay que olvidar, recuerdan desde la industria de telecomunicaciones, es que el 4G no va a desaparecer.

Y aunque está previsto que el despliegue del 5G en muchos países se complete a lo largo del próximo año, la transición será paulatina.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Noticias Actualidad en procesos industriales

2018-07-26Tecnología 5G, todo lo que necesita saber para entenderla.

Cerem International Business School |En la industria de las telecomunicaciones 5G son las siglas utilizadas para referirse a la quinta generación de tecnologías de telefonía móvil. Es la sucesora de la tecnología 4G. Actualmente ya existen pruebas de campo y programas pilotos que nos avanzan qué prestaciones nos ofrecerán las conexiones 5G. – ¿Qué es la tecnología 5G?
En la industria de las telecomunicaciones 5G son las siglas utilizadas para referirse a la quinta generación de tecnologías de telefonía móvil. Es la sucesora de latecnología 4G. Actualmente ya existen pruebas de campo y programas pilotos que nos avanzan qué prestaciones nos ofrecerán las conexiones 5G.
Sin embargo el 5G va mucho más allá de los teléfonos inteligentes. Esta tecnología será sin duda el alma de la nueva economía, que permitirá por ejemplo a los autosconducir solos, una mejora infinita de la realidad virtual, ciudades inteligentes, desarrollo de la domótica (sensores, termostatos…) y robots que trabajen en la red.
El 5G promete abrir la puerta a nuevos procedimientos quirúrgicos, medios de transporte más seguros y comunicación instantánea para los servicios de emergencias y socorro.
Las redes 5G reducirán prácticamente a cero el tiempo de retraso entre los dispositivos y los servidores con los que se comunican.
Para lograr todo eso, la tecnología 5G necesitará viajar en ondas de radio de muy alta frecuencia. Las frecuencias más elevadas tienen velocidades más rápidas y másancho de banda. Pero, no pueden viajar a través de paredes, ventanas o tejados, y se vuelven considerablemente más débiles en distancias largas.
Esto implica que las compañías inalámbricas necesitarán instalar miles –o quizás millones– de torres en miniatura para celular encima de cada poste de luz, al costadode los edificios, dentro de cada hogar y potencialmente en cada habitación.
De ahí que el 5G vaya a complementar al 4G, en vez de reemplazarlo completamente. En edificios y en áreas muy concurridas, 5G podría proporcionar un aumento de velocidad. Pero cuando estás conduciendo por la carretera, 4G podría ser tu única opción, al menos por un tiempo.
– ¿Diferencias entre la 4G y 5G?
Al igual que en el resto de las distintas generaciones del estándar de conexión, la principal diferencia (y evidente) es un importante avance en la velocidad detransferencia de datos.
Según los datos disponibles, en condiciones normales el 5G será de la orden de 200 veces más rápido que las conexiones 4G. Hablamos de cifras que se mueven en unaorquídea que va de 1 a 10 Gbps, pero no es el máximo teórico puesto que se trata de velocidades de acceso a Internet en movimiento. Si consideramos el punto deacceso y receptor parados, la conexión de banda ancha se multiplica hasta lograr conexiones de hasta 50 Gbps.
Este ancho de banda será tal que, mientras las actuales conexiones 4G bajo tecnología LTE-A pueden alcanzar hasta 300 Mbps, esos teóricos “50 gigas”
permitirán descargar archivos multimedia de unos 800 MB en apenas un segundo mientras que con el 4G hablamos de una media de 30 segundos.
Sin embargo, la velocidad no es la única gran característica del 5G. Su capacidad de descarga fomentará su utilización más allá de lo que lo hacemos hoy en día. Dehecho, se espera que las conexiones 5G sean para la telefonía móvil lo que la ficha óptica es a la banda ancha fija. Esta premisa hace que las compañías inmersas en el desarrollo y evolución de las redes de quinta generación trabajen sobre perfiles de usuario con consumos del orden de 36 TB.
Lo cierto es que este volumen de descarga es sumamente elevado, pero hemos de ponernos en perspectiva, de cara al 2020, año en el que se espera que el 5G fomente y potencia la llegada de nuevos modos de comunicación. Por ejemplo, ya no es una quimera la posibilidad de disfrutar de video-llamadas en tres dimensiones o mediante hologramas, técnicas que requerirán un gran ancho de banda. También hemos de considerar la llegada del 5G a la realidad virtual, otra posibilidad que será posible gracias a otra de las características técnicas del 5G, que no es otra que la latencia. Si actualmente el 4G ofrece unos valores de retardo reducidos, con el 5G esos datos se verán prácticamente eliminados.
Sin embargo, las redes 5G contarán con otra característica como respaldo frente al 4G. Y es que las redes inalámbricas IMT Advanced tendrán un mejor tiempo de respuesta al handover, o lo que es lo mismo, el cambio de cobertura ofrecido por una antena de telefonía a otra.
En lo que respecta a la eficiencia energética, se espera que los módem compatibles cuiden más la batería de los futuros teléfonos inteligentes. En cambio, habrá que esperar futuros acontecimientos a este respecto. Y es que el mayor ancho de banda del 5G requerirá unas especificaciones técnicas mucho más elevadas para estos dispositivos, especialmente en lo que concierne a la potencia del procesador y la cantidad y frecuencia del bus de la memoria RAM.
– ¿Quiénes están desarrollando esta tecnología a nivel mundial?
Con este panorama, el esfuerzo inversor (medido como capex sobre ventas) se ha vuelto a disparar en los tres últimos años. Si en el último decenio, la mayoría de los ejercicios las inversiones se situaban entre el 10% y el 12% de las ventas -con la excepción de 2011, por las inversiones en frecuencias por las licitaciones de espectro- en los últimos tres años, desde 2014, ese ratio se ha vuelto a disparar, al 16,4%, 18,18% y 14,77%, al coincidir a la vez los despliegues de fibra con los de 4G. Los cuatro operadores de telefonía celular a nivel nacional en Estados Unidos Verizon, AT&T, T-Mobile y Sprint– están desarrollando y probando tecnología de red 5G.
Además, los fabricantes de chips, incluidos Qualcomm e Intel, trabajan en procesadores y radios que permiten las comunicaciones 5G. Y las principales compañías de equipos de red –entre ellas Nokia, Ericsson y Huawei– están construyendo la red troncal y el equipo para respaldar 5G.
La investigación y el desarrollo por sí solos ya son costosos, pero la construcción de redes 5G será extremadamente cara, incluso para una industria acostumbrada a pagar miles de millones de dólares cada año en gastos de infraestructura. Implementar la tecnología 5G en todo Estados Unidos costará 300.000 millones de dólares, según Barclays.
En este sentido, no sería muy de extrañar que los gigantes tecnológicos, que lo son también del negocio del cloud, como Amazon, Microsoft o Google -con una capitalización bursátil de 670.000, 725.000 y 815.000 millones de dólares, respectivamente- empezarán a interesarse por las redes de emplazamientos inalámbricos de los operadores móviles o directamente por los grandes grupos de torres, como American Tower o Crown Castle, los dos gigantes americanos del sector, que comparativamente valen mucho menos, sólo 62.000 y 44.000 millones, respectivamente, por no hablar de los escasos 5.000 millones que vale Cellnex, la participada por Abertis, que ofrecerá a su potencial comprador, además, el liderazgo del sector en Europa.
– ¿Cuándo estaría lista para ser implementada?
El nuevo sistema móvil de acceso a Internet, el 5G, previsto para 2020, llega preñado de promesas. Multiplicará la capacidad y la velocidad, y tendrá una cobertura prácticamente ubicua, además de una velocidad de respuesta (la latencia) casi inmediata, que permitirá que el 5G se use e intervenga en muchas actividades y procesos en los que nunca habían intermediado las telecomunicaciones.
Pero todo ese castillo de promesas y expectativas, está -y nunca mejor dicho- en el aire. El problema es que para ofrecer todas esas maravillas, el 5G requiere un enorme reforzamiento de las redes móviles multiplicando probablemente por muchas veces la cantidad de antenas desplegadas en el territorio. Y no salen los números. En realidad, los ingresos del negocio móvil no crecen o lo hacen marginalmente, pero las operadoras se ven arrastradas a una extenuante carrera de fondo en la que las generaciones de tecnología se suceden cada pocos años, requiriendo ingentes inversiones. No está claro, por tanto, que las telecos asuman alegremente esta nueva oleada de capex.
Por eso, el 5G se arriesga a no cumplir todas sus promesas y a desplegarse mucho más moderadamente si no se encuentran modelos de negocio viables que permitan asumir las nuevas inversiones. Y en ello están las operadoras, pero no está fácil.
Y es que la llegada del 5G exigirá que el número de antenas de telefonía móvil instaladas se multiplique, fácilmente por 20 veces para poder absorber el incremento de tráfico y el número de dispositivos conectados, cuya densidad puede multiplicarse por 100 veces respecto al estándar actual hasta alcanzar el millón de dispositivos (móviles, tabletas, TV inteligentes, relojes, contadores, frigoríficos, lavadoras, automóviles, plazas de parking, cubos de basura, papeleras, etc, etc, etc) por kilómetro cuadrado.
De forma que si un operador de los grandes tiene alrededor de 20.000 nodos, debería pasar a 400.000 ó 500.000 paracumplir todas las promesas que el 5G está generando -quizá de forma un poco irresponsable-, entre la población.
Además, para que el 5G funcione bien, es necesario conectar la radio (las antenas) a la red troncal mediante fibra óptica, para que esa transmisión no sea un cuello de botella. Pero la fibra se conecta a los hogares, oficinas o locales. Su despliegue actual no está diseñado para conectarse a marquesinas o farolas, por lo que será necesario hacerampliaciones específicas de los accesos de fibra a todos estos equipamientos urbanos. Y no sólo fibra óptica, sino también alimentación eléctrica y, desde luego, protección anti vandálica. Por último, todas estas antenas, deberán ser reparadas o experimentar un mantenimiento preventivo, y eso incluirá un protocolo complejo – hay que vallar el acceso a la marquesina mientras trabaja el operario y eso requiere un permiso municipal- y sobre todo muy caro.
– ¿Por qué es importante para el desarrollo mundial?
Una de las consecuencias que va a provocar la llegada del 5G, es una probable nueva edad de oro de los operadores de telecomunicaciones móviles, que tejerán una red de complicidades más intensas que nunca con los grandes y medianos clientes, tanto corporativos como de las administraciones públicas.
La razones de este cambio estratégico en las relaciones operador-cliente están basadas en lo que se podría resumir como «la consecuencia de la latencia». Y es que, en las redes de telecomunicaciones, una cosa es la velocidad de transmisión, es decir, cuan ancha es la tubería por la que circula la información y cuanta cantidad de información es capaz de circular a la vez, que se mide en megabits por segundo – y dentro de poco en gigabits por segundo- y otra cosa es la velocidad de respuesta de la red a una acción nuestra, que es lo que se llama latencia, retardo o ping y se mide en milisegundos (ms).
Entre los muchos prodigios tecnológicos que nos promete el 5G probablemente el más importante es la caída drástica de la latencia. Si las mejores redes móviles 4G tienen una latencia actual de unos 40 milisegundos, el 5G completamente desarrollado en todas sus capacidades promete bajarla a uno o dos milisegundos.
Y este proceso es el más estratégico de todos porque es el que va a permitir que las redes de telecomunicaciones 5G se empiecen a usar para muchas cosas que hasta ahora mismo eran impensables con sus antecesoras, abriendo un gran campo de aplicaciones nuevas y, de paso, nichos de negocio adicionales para las operadoras propietarias de las redes.
El ejemplo más obvio es el del coche conectado. Hasta ahora, incluso con el 4G, la red más avanzada que existe, era imposible imaginar el concepto de un coche que se conduce sólo y que hace caso a las señales -la traducción en forma de ondas de radio de las señales de tráfico convencionales- que le llegan desde la infraestructura, ya sea una autopista, una calle o de otro vehículo que circula a poca distancia.
Lo mismo ocurre con el control de máquinas, de robots o de carretillas autónomas para logística en una factoría. La precisión de esos dispositivos tiene que ser más que milimétrica y eso requiere que las redes móviles desde las que se controlen tengan unas latencias muy bajas, de menos de 5 milisegundos.
En el caso del 5G, el concepto es el mismo, pero llevado al extremo, porque extremos son también los requerimientos de baja latencia. En este caso, no se trata sólo de acercar geográficamente el servidor con la aplicación o el contenido a donde el cliente requiere el servicio, sino que literalmente la aplicación se va a cargar en los ordenadores de la red del operador. Claro que para eso, las redes de las telecos también evolucionarán. En el futuro inmediato las redes se basarán en ordenadores de propósito general -servidores convencionales- y todas las funciones de la red se transformarán en software, que residirá en la nube. Pero las aplicaciones de los clientes, también se podrán cargar de forma distribuida, en vez de centralizada.
Y ese proceso provocará, probablemente, profundas consecuencias para la industria de telecomunicaciones. Porque cuando un cliente tiene sus aplicaciones cargadas a lo largo de la red del operador, la decisión de cambiar de operador se hace muy compleja, cara y probablemente mucho más arriesgada que ahora.
– ¿Cómo podría afectar la economía nacional (Colombia)?
Con la tecnología 5G no solo las personas estarán conectadas sino todos los dispositivos, como por ejemplo los automóviles en las carreteras, los pacientes con sus médicos a través de dispositivos inteligentes, la realidad aumentada que ofrecerá un sinfín de aplicaciones para ayudar a las personas a comprar, aprender y explorar…
5G es la respuesta tecnológica, que hará posible miles de millones de nuevas conexiones y haciendo que las mismas sean seguras e instantáneas. Por lo tanto tendrá impacto en todas las industrias colombianas: automoción, servicios médicos, industria, distribución…solo por nombrar algunos. Y 5G está diseñado a propósito para aprovechar la conectividad de los móviles de una forma nunca antes vista.
Los economistas estiman el impacto económico global de 5G en nuevos bienes y servicios que alcanzarán los USD 12.000 millones en 2035, ya que 5G pasa de una tecnología móvil capaz de conectar a personas con información, para conectar a personas con todo.
Uno de los mayores beneficios en Colombia será estrechar la actual brecha económica, social y evidente tecnológica.
– ¿Qué beneficio le ofrecería a las personas?
Como se ha dicho anteriormente, no solo se mejorará la velocidad de conexión, sino que mejorará las pérdidas de conexión, necesaria para el desarrollo de las nuevas tecnologías.
Pero descargar videos o películas a gran velocidad no es el único beneficio, pues además aumentaría el número de terminales al que puede dar servicio cada antena simultáneamente, sin que esto repercuta en la velocidad de conexión, lo que actualmente representa un problema en grandes aglomeraciones.
De igual manera reduciría la latencia, que no es más que el tiempo de retraso entre los dispositivos y los servidores. Con la tecnología 5G se reduciría hasta valores cercanos al milisegundo, lo cual traería grandes mejoras en los juegos online o videoconferencias.
Aunque esto suena espectacular, lo cierto es que un proyecto 5G financiado públicamente costaría miles de millones de dólares, por lo que es necesaria la inversión de varias compañías, algunas de las cuales ya están trabajando en esta tecnología.

– ¿Qué sectores a nivel mundial son líderes en la implementación de este tipo de tecnologías?
Existen 3 sectores en los que la implementación de este tipo de tecnologías será disruptivo y son:
a) Industria automotriz: La primera generación de un automóvil automatizado sin conductor puede entrar en juego con la empresa de 5G. Con la ayuda de 5G, se puede lograr una relación alucinante entre una ciudad inteligente y un automóvil autónomo. 5G facilitará el estacionamiento inteligente a través de una gestión eficiente del espacio de estacionamiento, reduciendo así el tráfico y la contaminación. Su automóvil detectará y elegirá la ruta óptima coordinando en función de los datos de tráfico comunicados desde otros automóviles y las carreteras. En este momento, solo unas pocas empresas están trabajando en este alto nivel de automatización, por lo que la capacidad de ofrecer este tipo de funcionalidad escalable requerirá la unión de dispositivos inteligentes y la red 5G. La clave para el desarrollo de vehículos autónomos es la inteligencia artificial (AI).
b) Sector de la salud: Según IHS Market, 5G permitirá más de USD 1.000 millones de dólares en productos y servicios para el sector sanitario mundial. En el cuidado de la salud, 5G facilitará la conectividad de dispositivos seguros para pacientes, cuidadores y proveedores de atención. Los pacientes podrían simplemente usar un sensor médico remoto e irse a casa, lo que esencialmente transmitirá los signos vitales a sus proveedores de atención médica. Estos datos pueden ser debidamente monitoreados por los médicos y proporcionar el asesoramiento médico / prescripciones adecuadas a través de la webcam. Con la introducción de 5G, habrá un impulso significativo en el sector médico. En lugar de pacientes que se acercan a los médicos para recibir tratamiento, con redes 5G, los pacientes y los médicos pueden conectarse en todo el mundo. Además, la costosa atención hospitalaria se puede eliminar conectando más dispositivos médicos, lo que permitirá a los médicos controlar a los pacientes de forma remota. Las personas mayores y con discapacidades físicas se beneficiarán enormemente con los avances de 5G en la atención médica. Los informes de digitalización e imágenes se pueden enviar a cualquier parte del mundo para realizar análisis de expertos, ampliando el acceso para los pacientes que viven lejos de los proveedores de atención médica y reduciendo el costo de obtener una segunda opinión. Dispositivos / sensores ya famosos al igual que los rastreadores de actividad física y los relojes inteligentes, pueden transmitir estadísticas importantes a los médicos y notificarles cualquier cambio de inmediato.
c) Internet de las cosas: Se espera que 5G a ser diez veces más rápido que el 4G, por lo que debe conectarse sin problemas con varios dispositivos a la vez y que podría eliminar los problemas relacionados con la latencia i redes celulares n. La experiencia humana se actualizará para visualizar prácticamente todo mientras nos conectamos con 5G. Los analistas estiman que en 2020 habrá más de 20.000 millones de dispositivos instalados en todo el mundo, lo que generará enormes cantidades de datos. Con acceso a este tipo de información, las industrias de todo tipo podrán alcanzar nuevos niveles de eficiencia. Ericsson ha proyectado que 5G alcanzará el 15% de la población mundial para 2022. Más recientemente, AT & T ha anunciado que a fines de 2018, sus clientes recibirán redes móviles 5G.
– ¿Qué tipo de tecnologías podríamos estar implementando en 20 años? (teniendo en cuenta que hoy ya será la 5G)
La evolución tecnológica no para un segundo y año a año aparecen novedades que la llevan a otro nivel. Hace diez años era difícil hablar de la robótica de hoy en día, de la impresión en 3D o de la realidad virtual, sin embargo hoy día estamos familiarizados con estos conceptos.
Dentro de 20 años quizás estemos familiarizados con hologramas que te transportan (como las gafas de Microsoft Hololens), coches autónomos que conduzcan solos (un concepto que cada vez vemos más cerca), controlar dispositivos con la mente y los ojos, videojuegos potenciados con la realidad virtual, biotecnología que pueda modificar tu cuerpo, ordenadores inteligentes con capacidad autónoma y chips neuromórficos, la computación cuántica, comunicación sin barreras en distintos idiomas o la estandarización de las impresoras en 3D (o 4D).
– Opiniones personales
La tecnología 5G en su máxima expresión requiere un despliegue muy capilar, pero muy complejo de construir y mantener y muy caro; al mismo tiempo la industria no logra facturar más y se está demostrando que el 4G y la fibra no logran monetizarse especialmente ni afloran nuevos nichos de crecimiento; por último, el esfuerzo inversor para el 4G y la fibra ya ha disparado la relación capex/ventas y no parece posible seguir manteniendo estos ratios.
A pesar de ello la revolución tecnológica llegará en 2020 y nos convertirá en una sociedad hiperconectada, lo que con mucha probabilidad incidirá en nuestra forma de vida y de relacionarnos.
Dr. Daniel Caridad López del Río
Docente experto de Cerem International Business School
Currículo Académico

  • Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por CUNEF.
  • Licenciado en Ciencias Actuariales y Financieras por la Universidad Complutense.
  • Máster en Banca y Finanzas por el Centro de Estudios Garrigues.
  • Máster en Finanzas Cuantitativas por AFI con beca BBVA.
  • Doctor en Ciencias Jurídicas y Empresariales por la Universidad de Córdoba donde obtuvo la mención de premio extraordinario.

Autor Cerem International Business School

Cerem es un grupo empresarial que inició su actividad en 1977 como Consultora Empresarial (Consultores Empresariales Reunidos de Madrid, S.A.). La sociedad está formada por profesionales de la formación, la consultoría y la formación a medida para Empresas.

Cuando compramos un móvil nos fijamos en su pantalla, en la cámara o en el procesador. Si tenéis más conocimientos de tecnología también valoraréis que añada NFC, tenga carga rápida u os fijaréis en la categoría LTE. Hoy queremos hablar de una característica que suele pasar desapercibida y creemos que no se le da tanta importancia como debería.

¿Es tu móvil compatible con WiFi AC? ¿Aprovecha tu smartphone la banda 5 GHz? Afortunadamente la mayoría de dispositivos que se venden hoy en día sí son compatibles con este estándar, pero muchos otros no. Vamos a explicar las ventajas de este protocolo, ver cuándo puede ser útil y qué dispositivos son compatibles.

Qué es el WiFi AC y qué ventajas tiene

El WiFi AC es un protocolo que también incluye las ventajas del WiFi b/g/n. Gracias al uso de la banda 5GHz, con el WiFi AC podemos lograr mayores velocidades de conexión.

Cuando utilizamos el WiFi de nuestra casa o de cualquier zona, tenemos normalmente disponible la banda 2.4 GHz y la 5 GHz. La primera de ellas tiene más alcance y ofrece mejor cobertura en zonas lejanas, pero la velocidad es considerablemente menor. Con la banda 5 GHz pasa todo lo contrario, el alcance no es tan elevado pero las velocidades son mucho mayores.

Si nuestro móvil dispone de certificación WiFi AC podrá hacer uso de esta banda 5 GHz y por tanto la velocidad conseguida será muchísimo mayor. Si nuestro móvil únicamente es compatible con WiFi 802.11 b/g/n solo podrá recibir la señal de la banda 2.4GHz, la más extendida pero que no ofrece conexiones tan rápidas.

Tener WiFi AC nos ayudará a aprovechar la mayor velocidad que se consigue con la banda 5 GHz.

¿Por qué la banda 2.4GHz tiene peores velocidades de conexión? Hay varios motivos, pero uno de los principales es que esta banda es muy utilizada por otro tipo de tecnologías, como por ejemplo el Bluetooth y sufre de interferencias. Por el contrario, la banda 5 GHz está distribuida en canales de más frecuencia y no es tan utilizada.

Si bien es cierto que la banda 5 GHz tiene más problemas de cobertura al no pasar tan bien por las paredes y puertas, si queremos que nuestro móvil alcance una buena velocidad sí nos interesará que tengamos WiFi AC para aprovechar la velocidad extra.

Qué móviles son compatibles con WiFi AC y los 5 GHz

Actualmente todos los móviles de gama alta son compatibles con WiFi AC. Es una tecnología muy extendida y lo extraño es encontrar un dispositivo que no sea compatible.

Desde el iPhone 6 o el Galaxy S4, los buques insignia son compatibles con el WiFi AC y la banda 5 GHz. Una compatibilidad que hoy en día tenemos en los Galaxy A, Xiaomi Mi 8, OnePlus, Huawei P20, Moto G6 y más.

Entonces, ¿hay todavía dispositivos que no son compatibles con WiFi AC? Desgraciadamente sí. Son aquellos modelos más económicos que no disponen de un procesador suficiente avanzado o simplemente han decidido prescindir de esta tecnología.

Hoy en día la mayoría de móviles de gama media o superior ya son compatibles con WiFi AC, pero hay todavía muchas excepciones como los Huawei P Smart, Honor 7X o Nokia 5.1.

Algunos ejemplos actuales de móviles que no tienen certificación WiFi AC son el Huawei Y7, Huawei Y6 o Y5 2018, Xiaomi Redmi 5A, Honor 7C, Honor 7X o los Nokia 5.1 y Nokia 3.1. Como vemos, smartphones de gama media económicos pero igualmente de grandes fabricantes.

La gama baja de chips Qualcomm y MediaTek no es compatible con WiFi AC

Si nos fijamos en dos fabricantes de chips tan importantes como Qualcomm o MediaTek, veremos que entre su catálogo todavía hay algún modelo que no es compatible con WiFi AC. En el caso de MediaTek el Helio P10, mientras que en el caso de Qualcomm es el Snapdragon 425.

A partir del Snapdragon 430 y del Helio P20 sí son compatibles con WiFi AC. Además por supuesto de los Helio X20 (Mediatek 6797) y Snapdragon 625, dos chips muy populares y extendidos que sí son compatibles.

Qualcomm y MediaTek han ido añadiendo progresivamente soporte para WiFi AC en todos sus procesadores, pero algunos como los Snapdragon 425 o Helio P20 siguen sin ser compatibles.

El caso del Kirin 659 es interesante. Encontramos muchos dispositivos como el Honor 9 Lite o el Huawei P Smart que no son compatibles, aunque otros como el Huawei P20 Lite sí.

Esperamos que con el paso del tiempo incluso los modelos más asequibles incorporen esta tecnología que ya lleva muchos años con nosotros. Una certificación que no suele tener el reconocimiento que quizás merece y es clave para poder navegar por internet a la máxima velocidad.

En Xataka | WiFi 2.4GHz y 5GHz: cuáles son las diferencias y cuál elegir

Con la llegada de la fibra óptica a nuestros hogares, hemos visto como los router que han ido instalando las operadoras en nuestros hogares crean no solo una red Wifi, sino dos. Es evidente que esta diferencia está supeditada a las altas velocidades que alcanzan hoy las redes Wifi, y a su vez, porque no todos los dispositivos no son compatibles con las redes de 5 GHz que emiten los router más modernos. Así que ya os podéis imaginar cuál es la razón por la que vuestro móvil no detecta el router Wifi, la compatibilidad.

No todos los dispositivos son compatibles

Si tienes una conexión de fibra de 300 megas en casa probablemente o casi con toda seguridad tendrás instalado un router de doble banda, que emite tanto en 2.4GHz como en 5GHz. Cada una de estas bandas tienen sus ventajas, siendo a groso modo que la primera ofrece más cobertura con menos velocidad, y la segunda mucha más velocidad con menos cobertura. Pues bien, como os podéis imaginar, si queremos disfrutar de los 300Mbps segundo que ofrecen ya muchas conexiones de fibra, necesitamos que el dispositivo sea compatible con redes de 5Ghz.

Nuestro móvil debe ser compatible con Wifi ac para poder ver y conectarse a las redes Wifi de 5Ghz

Por poner un ejemplo, desde el ordenador en el que estoy trabajando, no puedo conectarme a una velocidad mayor de 50Mbps, que es la velocidad que me ofrece la frecuencia de 2.4GHz, cuando la fibra contratada es de 300Mbps. Pues bien, de tener una tarjeta de red compatible, podría ver la red de 5Ghz en el menú de redes inalámbricas y disfrutar de esta velocidad. Pues exactamente ocurre con nuestro móvil. Lo primero que debemos hacer es fijarnos si en las especificaciones es compatible con “Wifi ac”.

Si es compatible, no te preocupes, podrás ver la red de 5Ghz en el menú de redes inalámbricas y conectarte a ellas. De lo contrario, si tienes un móvil de la gama media más asequible, o veterano, lo más normal es que no sea compatible con Wifi ac. Por esa razón aunque la red Wifi de 5GHz está activa, no podrás verla ni conectarte a ella. Y lamentablemente no podemos hacer otra cosa en el móvil que comprar un nuevo que sea compatible con esta conectividad.

O como por ejemplo en el caso de mi ordenador, con el que me bastaría cambiar de tarjeta de red para acceder a la red de 5GHz. Pues sencillamente esa es la razón por la cual no puedes conectarte a la red de 5GHz de tu casa, porque el dispositivo, en este caso el móvil, desde el que lo haces no es compatible, ni lo será. Cuando consigas hacerte con un móvil compatible con el Wifi ac, lo primero que deberías hacer es probar el Test de velocidad para comprobar hasta qué punto habrá mejorado la velocidad de navegación en tu móvil.

Definición y qué es el 5G

El 5G es la quinta generación de las tecnologías de conectividad móvil e inalámbrica, y por lo tanto, es la evolución natural de la tecnología 4G que utilizamos en la actualidad. Es un medio que va a proporcionar a las personas la capacidad de conectarse eficientemente con todos los objetos que les rodean.

¿Para qué sirve el 5G?

El objetivo principal del 5G es una comunicación móvil más rápida y fiable para permitir la conexión en línea de, cada vez, más dispositivos. Además de realizar llamadas y mensajes, permitirá una navegación por internet a una velocidad muy superior a la actual.

El 5G ofrece una conexión hasta 100 veces más rápida

¿Cómo funciona la Red 5G y qué supone?

Como otras formas de comunicación inalámbrica, el 5G envía y recibe datos en banda radioeléctrica, pero lo hace por medio de frecuencias más altas (ondas milimétricas) en el espectro de radio para obtener velocidades ultrarrápidas y poder soportar un gran volumen de datos.

Estas frecuencias más altas tienen un inconveniente, y es que soportan mayor interferencia de obstáculos como edificios o árboles, por lo que es necesaria la instalación de unas torres pequeñas de telefonía móvil, estratégicamente colocadas en la ciudad, para fortalecer la red. Estas torres pueden ser de un tamaño menor que las actuales puesto que la longitud de onda que utiliza el 5G es más corta.

Características principales y cuál es la velocidad del Wifi 5G

En la actualidad la velocidad media en España es de unos 21Mbps, desde luego suficiente para navegar por la red sin apenas retraso. Con el 5G, la velocidad alcanzará conexiones superiores a 10Gbps, es decir, hasta 100 veces más rápida, permitiendo que las descargas de archivos más pesados se realicen en apenas segundos.

La capacidad de transmisión de datos será de 10Tbps por Km2 y una densidad de 1 millón de nodos por Km2. Aunque actualmente las latencias son muy bajas, alrededor de unos 50 milisegundos, el 5G sirve para que podamos bajarla aún más, entre 1 y 2 milisegundos. La conexión con Internet o la nube serán prácticamente instantáneas, así, en caso de tener que recurrir a un documento o archivo que está en la nube, se abriría igual de rápido como si estuviera alojado en el móvil.

Ventajas y desventajas de la tecnología 5G

Beneficios:

  • Mínimo retardo en transmisión de vídeos y reproducción de juegos
  • Acceso casi instantáneo a archivos en línea (nube)
  • Internet fiable en zonas remotas
  • Productos y aplicaciones nuevas que requieren velocidades ultra rápidas.

Inconvenientes:

  • Los móviles actuales se quedarán obsoletos: se podrán seguir utilizando con 4G, pero el 5G no será compatible con ellos.
  • Ciberterrorismo: la “hiper-conectividad” de la red 5G con todo tipo de dispositivos de bajo coste propiciará los ataques en la red. Ésta será incapaz de evitar fallos en su seguridad debido al gran número de conexiones “Internet of Things” que permite realizar.
  • Resintonización de la TDT: La banda necesaria para el 5G (700 MHz) está ocupada actualmente por los canales de la TDT, por lo que, con fecha máxima el 30 de junio de 2020, será necesario resintonizar los receptores de TDT.
  • Mayor número de antenas: al ofrecer un ancho de banda mayor, la cobertura se reduce, por lo que se necesitan más antenas para cubrir lo que antes se hacía con pocas y poder ofrecer un servicio satisfactorio.

Diferencias entre el 1G, 2G, 3G, 4G y 5G

  • 1G: Los móviles de esta generación sólo permitían la comunicación oral
  • 2G: Además de llamadas, introduce el servicio de mensajería SMS
  • 3G: Se añade la conexión a Internet. Empieza a utilizarse el término “Smartphone” o teléfonos inteligentes.
  • 4G: Llega la banda ancha y, con ello, la normalización del uso de Internet en el móvil.

Usos y ejemplos aplicables del Internet 5G

A continuación vamos a enumerar unos cuantos ejemplos de las múltiples posibilidades de uso que nos ofrece el 5G:

  • Internet de banda ancha con amplia cobertura
  • Vehículos y ciudades inteligentes
  • Industria y agricultura 4.0
  • Salud y medicina
  • Realidad Virtual y Realidad Aumentada
  • Mejora de la comunicación peer-to-peer (P2P)
  • Dispositivos inteligentes

Internet de banda ancha con amplia cobertura

En el ámbito urbano, una vivienda o un edificio se podría conectar a 5G y permitir que todos los dispositivos de la domótica del hogar que se encuentren en dicho edificio se beneficien de la velocidad que ofrece 5G a través de la conexión de WiFi o por medio de un router (asistentes inteligentes, televisores, electrodomésticos, ordenadores de sobremesa y portátiles, consolas de videojuegos, tablets…)

Si hablamos del entorno rural, ésta es una conexión muy interesante. Mediante la colocación de antenas en los márgenes de las grandes ciudades y algunas en el medio rural, permitiría a los clientes un acceso a la red, no con la misma calidad que en las zonas urbanas, pero con una calidad muy superior a la actual.

El 5G permitirá conocer en tiempo real donde se encuentran las plazas libres de aparcamiento

Vehículos y ciudades inteligentes

Las últimas generaciones de vehículos autónomos controlados por Inteligencia Artificial llevan instalados un chip GPS de mayor precisión que los anteriores, lo que permite una comunicación directa entre coches. De esta forma, se mejora la experiencia de la conducción, la seguridad vial y la búsqueda de rutas alternativas en caso de atascos.

Los vehículos inteligentes pueden facilitar el transporte de personas discapacitadas o que no puedan conducir por sí mismas. La tecnología 5G permitirá, una vez que la ciudad esté conectada en línea, la comunicación entre vehículos y semáforos, por lo que tanto el tráfico como las condiciones de vida mejorarían (polución, ruidos…)

En el caso de las Ciudades Inteligentes, la conexión 5G permitiría una mayor seguridad en el ámbito del tráfico puesto que se podría detener o reducir la velocidad de vehículos escolares, de construcción y transporte público en caso de accidentes, atascos o averías.

Proyectos como Wayfindr, el cual se ha implantado en el Metro de la ciudad de Londres, son ejemplos de las posibilidades que permite una conexión ultrarrápida.

Los vehículos no autónomos, al estar conectados en red con 5G, conocen la localización de los demás, por lo tanto, los conductores estarían prevenidos de las incidencias que se pueda encontrar durante su viaje. También les permitirá conocer, en tiempo real, donde se encuentran las plazas de aparcamiento libres, obteniendo así una circulación más eficiente.

Industria y agricultura 4.0

El 5G va a permitir a la industria desarrollar innumerables aplicaciones. Un ejemplo es como va a permitir controlar maquinaria pesada de manera remota, con la prevención de riesgos que ello supone, o cómo va a facilitar la conexión ultra rápida de información, elemento indispensable para la Industria 4.0.

En la robótica agrícola, el 5G va a facilitar el funcionamiento de los sensores que aportan datos en tiempo real de los niveles de humedad, temperatura, acidez de la tierra, estado de madurez del fruto, etc… y así poder dar solución al problema que se plantee con la mayor rapidez posible y de la forma más efectiva.

Los drones aportarán una visión actualizada del estado de cultivoscon la posibilidad de verlo desde cualquier dispositivo en tiempo real.

El 5G posibilitaría una operación quirúrgica a tiempo real desde cientos o miles de kilómetros de distancia.

Salud y medicina con el 5G

El 5G facilitará la creación de dispositivos inteligentes que midan los niveles de salud (ritmo y frecuencia cardiaca, nivel de azúcar en sangre, hemoglobina…) y que se conecten con un servidor para actualizar el historial médico del individuo y, de esta forma, avisar al médico o al familiar más cercano. De la misma forma, la posibilidad de envío de fotos y vídeos de alta resolución casi al momento permitiría un primer diagnóstico a distancia con el médico, con el consabido ahorro de tiempo y dinero. A proyectos como We Doctor, el 5G le facilitará el envío de información para que las redes de Inteligencia Artificial, desde la distancia, los evalúe y realice un diagnostico.

Y no sólo eso, el 5G posibilitaría una operación quirúrgica a tiempo real desde cientos o miles de kilómetros de distancia debido a la latencia tan baja que posee, que hace que los movimientos del doctor y del robot quirúrgico sean totalmente simultáneos. Ya se han hecho pruebas en operaciones veterinarias con resultados exitosos.

Tal vez te interese: “Operaciones quirúrgicas a distancia con el Robot Da Vinci”

En los hospitales y centros de salud, el mantenimiento y tratamiento de datos digitales ya se viene realizando desde hace tiempo. Pero con la tecnología 5G, tanto el acceso como la movilidad de datos entre departamentos o el envío de dichos datos a otro centro sería mucho más rápido.

Realidad Virtual y Realidad Aumentada

Estas dos tecnologías se benefician enormemente del gran ancho de banda que les proporciona el 5G, sobre todo en el campo de los juegos. Los deportes serán el producto estrella de la Realidad Virtual. Poniendo como ejemplo, un jugador de rugby con una cámara montada sobre su cabeza, podrá transmitir el partido desde su punto de vista, permitiendo a los usuarios disfrutar de las sensaciones del jugador como si fuesen propias.

Dentro de la Realidad Aumentada, el 5G proporciona un enorme abanico de posibilidades: la elaboración de múltiples pantallas virtuales que amplíen la pantalla y mejore la experiencia de los juegos con RA, proyectar mails y mensajes de texto en la habitación donde se encuentra el usuario o decorar una vivienda.

La Realidad Virtual y Aumentada también se combinan en el ámbito de la salud. La conexión 5G y la RV permite realizar todas las prácticas necesarias para posibles operaciones, mientras que la RA posibilita que, durante una intervención quirúrgica, en todo momento estén a la vista los signos vitales del paciente y sea disponible el acceso a sus datos médicos.

El 5G soportará 1 millón de dispositivos por cada km2

Mejora de la comunicación peer-to-peer (P2P)

P2P es un método de comunicación y transmisión de datos entre dos o más dispositivos sin necesidad de un servidor. Por poner un ejemplo: para el envío de un fichero de imágenes se utiliza en gran medida el correo electrónico, lo que supone subir los datos a su servidor que admite velocidad de carga rápida.

Con el 5G ya no será necesario hacerlo, puesto que, con la nueva velocidad de carga, el smartphone obtiene la misma que el ordenador. Gracias a su velocidad mínima de carga de 1,25 gigabytes por segundo, la conexión 5G permitirá tanto subir los datos que se quieran compartir como descargarlos, y que se haga prácticamente a la vez.

Dispositivos inteligentes

El 5G está dirigido a conectar a las personas con los dispositivos inteligentes actuales y futuros. Debe ser capaz de soportar 1 millón de dispositivos por km2 al mismo tiempo. Y no sólo de manera individual. Es decir, además de los dispositivos que pueda tener una persona, tiene que aguantar todas las conexiones de todos los aparatos inteligentes que tienen que estar en red dentro su área: vehículos y edificios inteligentes, smartwaches, aspiradores, luces, cerraduras inteligentes…

¿Es peligroso o dañino el sistema 5G para la salud?

Aunque ciertas organizaciones alertan de los posibles peligros de las ondas de telefonía móvil en la salud, lo cierto es que la OMS ha afirmado que “los estudios realizados hasta la fecha no indican que la exposición ambiental a los campos de radiofrecuencia aumente el riesgo de cáncer o de cualquier otra enfermedad”.

Aún así, la ONG Ecologistas en Acción informa que “el despliegue de la tecnología 5G se está haciendo si evaluar sus posibles efectos sanitarios y ambientales”.

¿Cuándo llegará la Red 5G a los usuarios de España?

Vodafone, en colaboración con Huawei, comenzó en 2018 con la instalación de más de 30 antenas 5G en Barcelona, Bilbao, Madrid, Málaga, Sevilla y Valencia para la realización de pruebas piloto. Y, desde mediados de junio del presente año, ha ampliado su red a 9 ciudades más como A Coruña, Logroño, Oviedo, Pamplona, San Sebastián, Santander, Vigo, Vitoria y Zaragoza.

Aunque será en 2020 cuando la conexión 5G empiece a despuntar, lo cierto es que ya se lleva años trabajando en ella. Por poner un ejemplo, Qualcomm lanzó en 2016 el SnapdragonTH X50 5G, el primer módem diseñado para móviles y creado para soportar la conexión 5G.

La Unión Europea espera que en 2025 la cobertura 5G en Europa sea total.

¿Las compañías de teléfonos están vendiendo ya el 5G?

Son muchas las teleoperadoras que pretenden liderar la carrera tecnológica del 5G. La competitividad existente entre ellas por ser la primera en proporcionarnos una gratificante experiencia con esta tecnología, va a provocar una disputa y un combate sin precedentes en el sector de la telefonía móvil.

Os dejamos los enlaces de algunas de las compañías más destacadas para ir obteniendo información del servicio 5G en España:

  • Vodafone 5G.
  • Movistar 5G.
  • Orange 5G.

¿Por qué Movistar y Orange han decidido no desplegar el 5G?

De momento se desconoce la fecha que Movistar hará efectiva su presencia en el 5G. Sí que podemos indicar que ha realizado pruebas piloto y su presentación en la red 5G, que se esperaba para el 2020, parece ser que se retrasará.

De la misma forma, Orange ha indicado que, puesto que la tecnología wifi 5G para móviles aún se encuentra en una fase muy temprana, no será hasta finales de 2020 o principios 2021 cuando despliegue su red. De momento, seguirán desarrollando pruebas piloto.

¿Necesitamos nuevos terminales para tener el 5G?

Los móviles actuales están utilizando módems 4G LTE que no funcionan con la tecnología que requiere el 5G. Actualmente, sólo existe un terminal que, en algún caso, permite usar las dos tecnologías (4G y 5G) y es el Moto Z3 de Motorola.

Los móviles de hoy en día se quedarán obsoletos frente a la conexión 5G, pero podrán seguir siendo perfectamente útiles con el 4G, del mismo modo que la fibra, con las diferencias de velocidad y latencia que ya hemos visto anteriormente.

¿Podemos comprar ya teléfonos móviles 5G?

Efectivamente los fabricantes de móviles están sacando al mercado sus nuevos terminales móviles y celulares con tecnología y capacidad de conexión 5G desde principio de año. Algunos de los más importantes son XIAOMI MI MIX 3 5G, Samnsung Galaxy S10 5G, LG V50 ThinQ 5G y Huawei Mate 20 x 5G. Los precios de estos dispositivos no son prohibitivos, y más para los fanáticos de la tecnología, pero es recomendable esperar a que ofrezcan ofertas más tentadoras que las actuales.

En el siguiente vídeo podemos ver cómo realizan un asombroso Speed Test a un HUAWEI MATE 20 x 5G.

¿Merece la pena comprar ahora móviles con tecnología 5G?

Que Orange haya postpuesto su despliegue en la red 5G para móviles no ha sido por capricho, si no por conocimiento de causa.

Existen dos tipos de tecnología 5G: Stand Alone (SA) y Non Stand Alone (NSA). La primera (SA) es la que conoceremos como “5G real”: la que garantizará una velocidad muy superior y una latencia mínima a la vez que soportará la conexión extraordinaria de dispositivos.

Actualmente la tecnología 5G para móviles que se está ofreciendo es el NSA, que se desarrolla sobre una red 4G mejorada. Para optar al 5G SA se necesita una red única (“Stand Alone” = ser único) y no será hasta 2020 cuando la banda de los 700MHz necesaria para su despliegue esté libre.

Los teléfonos móviles que se adquieran ahora con wifi 5G en tienda sólo están preparados para NSA. Habrá que esperar hasta 2020 para disfrutar de nuevos terminales que soporten ambas tecnologías: SA/NSA así como las frecuencias FDD y TDD (frecuencias de radio para la trasmisión y recepción de datos).

Podemos tener interés en comprar o regalar estos celulares 5G que precisamente no son nada baratos, aunque ahora que sabes qué es el 5G para wifi y móviles, deberías replantearte si es lo más correcto en estos momentos. Es evidente que faltan meses, e incluso años, para que la innovadora tecnología 5G se encuentre lo suficientemente desarrollada como para que podamos beneficiarnos de su verdadero y asombroso potencial.

¿Cuánto tardará en llegar el 5G a Colombia?

En Colombia disfrutamos en la actualidad de redes 4G (o LTE, como se llaman técnicamente), que tienen cobertura en apenas la mitad del territorio nacional y que conviven con redes de tercera y de segunda generación, ampliamente utilizadas todavía por la población. Un salto a servicios 5G significaría un aumento en el valor de los planes mensuales, lo que, en opinión de diferentes ejecutivos de las compañías operadoras de telefonía móvil, es por ahora impensable para los consumidores.

En Latinoamérica, los operadores móviles todavía tienen a la mayoría de sus clientes bajo el modelo prepago, que representa el 80 por ciento de su facturación. De hecho, Latinoamérica es una de las regiones del mundo con una tasa de facturación más baja, por debajo de los 20 dólares mensuales por usuario. El modelo prepago no es rentable y no financiará las cuantiosas inversiones que se requieren para desplegar redes de quinta generación.

  • Tres grandes ventajas que traerá la tecnología 5G y que cambiarán radicalmente nuestra experiencia en internet

Para los usuarios de la telefonía móvil, la llegada de 5G no significará tantas mejoras sensibles como lo será para la industria y los negocios. La transmisión de voz ya corre suficientemente rápido y en cuanto al streaming de audio y video, se percibirá una mejora en los tiempos de descarga. Los operadores móviles admiten que no será fácil convencer a los consumidores de pagar más por un servicio que no percibirán como muy superior al actual.

El negocio para las telcos está en el ecosistema de Internet de las Cosas y en los servicios para la economía y la industria, que sí podrán aprovechar las altas velocidades de hasta 100 megas y una latencia (retraso) de apenas un milisegundo que promete esta tecnología. “Muchos operadores han decidido retrasar cuatro o cinco año la adopción de 5G mientras se encuentra un modelo de negocio viable”, afirma Fernando García, vicepresidente para América Latina de Vertiv, la compañía más grande del mundo en el segmento de UPS y sistemas de energía para los operadores telefónicos y los Data Center.

A la larga, calentamos más el planeta cuando nos conectamos a Internet que cuando tomamos un vuelo.

Algunos operadores creen que en el Internet de las Cosas está la solución. Mediante redes de quinta generación se alcanzan velocidades de transmisión de datos muy superiores a las actuales. Internet de las Cosas (ioT) es un ecosistema de dispositivos conectados que pueden comunicarse entre sí, y mediante el cual la industria ofrece soluciones para casi cualquier cosa: desde monitoreo del transporte, hasta los aparatos electrónicos que acompañan a las personas en hogares y oficinas, de tal manera que ayuden a automatizar los negocios y la vida diaria. Los autos que se conducen solos, por ejemplo, gozarán de mayor seguridad y de reacción sin “delay” ante las informaciones que reciban.

  • Cómo la expansión de la tecnología 5G está provocando una batalla geopolítica

Son miles de millones de dispositivos que podrían participar de tal ecosistema, pero se requiere una plataforma de comunicaciones que transmita los datos con la velocidad suficiente y casi sin retrasos, y para eso está 5G. Hay proyectos en muchos países en servicios para ciudades inteligentes, transporte monitoreado y seguridad ciudadana, y también servicios de IoT para el comercio minorista y para el sector financiero. Redes 5G al servicio del Internet de las Cosas pueden servir a las empresas que transportan carga para monitorear en tiempo real las rutas, y lograr importantes ahorros en tiempo y combustible.

5G consumirá más energía

La tecnología de comunicaciones de quinta generación trae numerosos beneficios para la industria y para los usuarios, pero podría venir acompañada de un mayor consumo de energía. El número de estaciones base y antenas que las redes 5G requieren para asegurar la cobertura es mucho mayor que en las actuales redes 4G.

Entre los Data Center y las redes de comunicaciones actualmente instalados en el mundo, aportan el 8 por ciento de la huella de carbono a nivel global. Es decir, contaminan el doble que toda la flota aérea mundial, lo que quiere decir, en términos sencillos que, a la larga, calentamos más el planeta cuando nos conectamos a Internet que cuando tomamos un vuelo.

  • Cinco cosas que podrá hacer con una conexión 5G

Hay iniciativas para enfriar los centros de datos, que generan calentamiento desbordado, construyéndolos bajo el agua, en lagos o en el mar. El Data Center de Facebook más grande de Europa está en Suecia, en la región más fría y algunos están instalados en Islandia, para aprovechar las bajas temperaturas.

Para Fernando García, de Vertiv, estos enfoques tienen un problema, y es que la infraestructura tiene que estar cerca del usuario y con 5G eso será más necesario que nunca. Las entenas y estaciones base requieren mayor “capilaridad” en las ciudades, es decir, son más pequeñas y están más cerca unas de otras y se requieren centro de datos en las ciudades para gestionar la información que estas redes transportan.

“5G requiere entre un 30 y un 50 por ciento más de antenas, y sus radiobases consumen más energía que las de 4G”, explica el experto. Sumando los dos factores, la conclusión es que una red de quinta generación consume entre dos y tres veces más energía que las redes actuales.

  • Inteligencia artificial y 5G, mandaron la parada en el Mobile World Congress

Un estudio reciente de Vertiv y la firma 451 Research, encontró que el 90 por ciento de los operadores de telecomunicaciones en el mundo temen especialmente los altos costos de energía que traerá el despliegue de 5G y estima que hacia el año 2026 dicho sobrecosto podría estar en el 170 por ciento. El estudio también indica que las redes 5G empezarán a desplegarse entre 2021 y 2022 en la mayoría de países.

Se convierte en un aparato inerte, en un pisapapeles sobrevaluado y maldices a los dioses del wifi por lo lenta o nula que puede resultar la conexión de tu celular.

Adiós stalkeo en Instagram, nadie podrá leer tus oportunos e interesantes comentarios en twitter y olvídate de escuchar música o ponerte al día en Netflix.

Para nadie es un secreto la mala cobertura que se presenta en Colombia por la falta de ampliación de espectro, por eso nos fuimos con Samsung hasta el otro lado del mundo (literal, Corea del Sur), el primer país del mundo en ofrecer tecnología 5G.

Esta red aporta a internet una velocidad 20 veces superior a la 4G, lo que permite, por ejemplo, descargar una película en cuestión de segundos.

Lea también: ¡La espera terminó! Conozca el primer trailer de ‘Fortnite 2’

En pocas palabras, 5G mejorará drásticamente la capacidad de respuesta de todas las tecnologías actuales en su teléfono.

La quinta generación de redes inalámbricas es una tecnología que probablemente deseará, o eventualmente tendrá que adoptar, dependiendo de su apetito por la innovación.

Las redes 5G nos brindarán mucho más que una simple mejora de ancho de banda o «velocidad» en los teléfonos, es la primera tecnología de datos móviles que puede revolucionar no solo su teléfono, sino también su vida.

Más adelante, hará posibles nuevas experiencias que todavía son marginales, como la realidad aumentada que funciona bien en cualquier lugar, ciudades inteligentes que son más seguras, más limpias y más eficientes, y un automóvil verdaderamente conectado.

Para llegar allí, deberá reemplazar todo lo que posee actualmente que accede a una red celular, ya que el equipo inalámbrico 5G es distinto de la tecnología 4G actual. Eso significa miles de millones de dispositivos nuevos en los próximos años, lo que deja en claro por qué los operadores y los fabricantes de dispositivos están tan entusiasmados con el 5G. La compañía Samsung asegura estar lista y confía en la pronta implementación de esta red en Colombia.

Sí, si llegó a leer hasta este punto, le tengo malas noticias, la llegada de la tecnología 5G «se le tiene pero se le demora» en Colombia.

Le puede interesar: ¿Qué pasó? WhatsApp desapareció del buscador de Google Play

Actualmente en el país operan redes 4G que cubren apenas la mitad del territorio nacional y para más conviven con redes de tercera y de segunda generación, que todavía son utilizadas por un amplio sector de la población.

Lo que más se teme como todo es donde más nos duele, en el bolsillo. Analistas consideran que un cambio a servicios 5G significaría un aumento en el precio de los planes mensuales.

¿Qué dice el Gobierno?

“La tecnología 5G será un componente de gran importancia en la transformación digital de la sociedad y de la economía de los países durante los próximos años. Por esto es necesario que Colombia tenga un sector TIC fortalecido que llegue a toda la población y le permita asumir el liderazgo en telefonía e internet móvil antes del 2022”, ministra de las TIC, Sylvia Constaín.

Tecnología 5G ¿Llega o no llega?

Por Manuel Garriga

A pesar de que la inminente llegada del 5G a nuestro país se está retrasando más de lo previsto, cada vez hay más razones para pensar que esta tecnología se terminará implantando en España más pronto que tarde. Los más optimistas piensan que a finales de 2019 contaremos con 5G en nuestros dispositivos, pero no conviene adelantarse, ya que aunque los indicadores son positivos es posible que la fecha de implantación se retrase.

El pasado 26 de mayo se aprobó la convocatoria de la subasta de banda de frecuencia 3,6-3,8 GHz en nuestro país. Una licitación fundamental para el desarrollo del 5G y que se espera que siga estando en los planes actuales del nuevo Gobierno, ya que el desarrollo de infraestructuras de telecomunicaciones es muy importante para mantener la competitividad y fomentar la implantación de nuevas tecnologías como el Internet de las Cosas en nuestro país.

Otra de las amenazas a las que se enfrentan las principales compañías de telecomunicaciones, es que van a ser ellas las que asuman la mayor parte de la inversión en 5G, mientras que los ingresos apenas crecen debido a que la regulación está planificada para que los precios sigan bajando.

A pesar de todo, tenemos motivos más que suficientes para pensar que la llegada de la tecnología 5G a nuestro país está cada vez más cerca.

LA TECNOLOGÍA 5G: CADA VEZ MÁS CERCA

1.- Avance lento pero firme: aunque es cierto que todavía falta tiempo para que el cliente final pueda disfrutar de la tecnología 5G en su móvil, sí que podremos ir viendo gradualmente como está presente cada vez más en aquellos servicios que requieran un aumento de velocidad y disminución de latencia, como ocurre con las aplicaciones de IoT o los coches autónomos. Este proceso de despliegue que será lento pero firme, permitirá que la tecnología 5G se acabe extendiendo a otros servicios.

2.- Nuevas frecuencias: La tecnología 5G, como otras bandas, requiere de un nuevo despliegue de red y en algunos casos de re-asignación de frecuencias. Para que los usuarios puedan disfrutar de velocidades de Gigabit y la latencia inferior a 5 milisegundos que aporta el 5G, será necesario que se multiplique por 15 el actual número de antenas de nuestra red de telecomunicaciones, ya que cuanto más cerca está la antena del dispositivo, menos latencia existe. Este coste económico es difícil de afrontar por parte de las telcos, que empiezan a pensar en la reasignación de frecuencia a partir de 26GHz como una posible solución. Pero esto llevaría a instalar miles de nuevos puntos de acceso, por lo que no cabe pensar en fechas anteriores a 2022 o 2023 para el despliegue.

3.- Nuevos terminales: a día de hoy, todavía no hay en el mercado terminales 5G ni servicios que requieran de su demanda. En este punto está la batalla entre China y EEUU, los dos grandes bloques que se disputan a día de hoy la industria tecnológica. EEUU quiere mantener el liderazgo en el mercado gracias al potente ecosistema digital que Google, Amazon, Facebook y otros gigantes le aportan. Mientras, China, que no deja de crecer con compañías como Alibaba, Tencent o Huawei, se esfuerza por ser el primero en lanzar la tecnología que le permita mantener su mayor ventaja competitiva: la mano de obra.

4.- España parte con ventaja: aunque nada apunta a que Europa vaya a liderar el proyecto 5G, nuestro país cuenta con una gran ventaja. Y es que la red de fibra en España es la mejor de Europa y una de las mejores del mundo. Esto nos facilita el despliegue ya que las nuevas antenas que hemos nombrado anteriormente, requieren necesariamente de conexión directa de fibra y en España esta fibra ya está instalada de forma mayoritaria.

5.- Las subastas de Julio: el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital ha sido especialmente sensible con las telcos, y ha sacado a licitación solo la banda de 3,6-3,8 GHz de la manera más transparente posible y priorizando la inversión frente a “hacer caja”, que era una de las principales quejas de los operadores españoles. Si no hay ningún cambio coincidiendo con el nuevo Gobierno, esto será sin duda un facilitador para el despliegue del 5G por parte de los operadores.

Hoy vamos a explicar las diferencias entre la WiFi 2.4GHz y la 5GHz. Si recientemente has cambiado de router, es posible que tu operadora te haya traído uno de banda dual, que generan estos dos tipos de línea diferente. Por eso, hoy vamos a tratar de explicar de forma sencilla cuáles son las principales diferencias, y por qué la 5G es posible que no sea captada por algunos dispositivos.

Principalmente, las diferencias con las que se pueden resumir a ambas bandas están en la velocidad máxima que pueden alcanzar y el rango de red, que es lo lejos que puede llegar la señal. Es importante conocer estos datos, puesto que si tienes un router con soporte de doble banda podrás elegir cuál de esas dos bandas es la más adecuada para tus dispositivos.

Pero antes de empezar y para evitar confusiones, es posible que en algún sitio veas este tipo de WiFi escritos sólo como 2.4G o 5G. Pese a eso, no tienen nada que ver con el 3G o el 4G de tu móvil. La G de las líneas móviles se refiere a la tercera o cuarta generación. Mientras, la letra G de la WiFi se refiere a las bandas de frecuencia de radio. El 2.4G significa 2.4 Gigahercios (GHz), mientras que el 5G significa 5 Gigahercio (GHz), aunque en realidad suele tener frecuencias de 5,1 a 5,8 GHz dependiendo del país.

Diferencias entre la WiFi 2.4G y la 5G

DIFERENCIAS

2.4GHz

5GHz

Canales

14 canales no superpuestos

25 canales no superpuestos

Interferencias

Más interferencias

Menos interferencias

Velocidad máxima

Menos velocidad de conexión

Más velocidad de conexión

Rango de red

Mayor rango

Menor rango

Estándar

IEEE 802.11b, 802.11g, 802.11n
(B, G y N)

IEEE 802.11a, 802.11n, 802.11ac
(A, N, AC)

Como ves en la gráfica, las principales diferencias entre ambos tipos de WiFi están en sus canales, el estándar, el rango de red, la velocidad y las interferencias. También es importante que sepas que es posible que algunos de tus dispositivos más antiguos sólo capten la señal de 2.4GHz, ya que es la que más tiempo lleva siendo utilizada, mientras que la 5GHz es relativamente nueva.

Precisamente por tener más tipos de dispositivos conectados al ser la que más tiempo lleva siendo utilizada, la WiFi 2.4GHz suele tener más interferencias, lo que puede traducirse en que ocasionalmente la conexión vaya un poco más lenta de lo que debería. A esto hay que sumarle que tiene menos canales, por lo que todos los dispositivos se pelean por muy poco espacio.

En contraposición tenemos a la WiFi 5 GHz, que al ser menos utilizada tiene menos interferencias, por lo que la conexión debería ir mucho más ágil cuando te conectas a ella. También tiene más canales para que los dispositivos tengan más espacio en el que repartirse.

La WiFi 2.4 GHz también tiene un a menor velocidad máxima de conexión, alcanzando por lo general velocidades de 50 o 60 Mbps como máximo. Lo contrario pasa con la WiFi 5 GHz, que alcanza velocidades cercanas a los 867 Mbps, y podrás aprovechar mejor la que tengas con tu fibra.

Sin embargo, las redes WiFi 5 GHz también tienen menor rango de cobertura, y tienen mayor problema para superar obstáculos como paredes. Esto quiere decir que las redes WiFi 2.4 GHz son más lentas, pero llegan más lejos que las 5G. Esto podría traducirse, por ejemplo, en que la cobertura 5 GHz de tu router pudiera no llegar al cuarto de baño o a la cocina, mientras que la 2.4 GHz es más fácil que alcance a toda tu casa.

Y por último está el tema del estándar que utiliza cada una. ¿Sabes cómo cuando se habla de la conectividad WiFi de algunos dispositivos hablamos de un 802.11 seguido de varios números? Pues con esos números puedes identificar los estándares de cada uno de los dos tipos de WiFi.

Qué dispositivo utilizar con cada WiFi

En el caso de que tengas un router antiguo con una sola banda no tendrás quebraderos de cabeza, porque no tendrás WiFi 5 GHz. Pero si tienes un router más moderno de doble banda, entonces sí que tendrás para escoger entre ambos tipos de WiFi con cada dispositivo.

A la hora de elegir qué conectar dónde, tienes que tener en cuenta que el WiFi 2.4 es más lento pero tiene más alcance, mientras que el 5 GHz tiene menos alcance pero va más rápido. Por lo tanto, el 5 GHz podría ser el más apropiado para dispositivos donde la velocidad prima por encima de la cobertura, como ordenadores, videoconsolas etcétera.

Mientras, el 2.4 GHz podría ser más adecuado para aquellos dispositivos donde es más importante la cobertura, como puedan ser móviles y tabletas. Pero estos son sólo algunos supuestos, una vez sabidas las características tú mismo puedes decidir dependiendo de tus necesidades qué dispositivo conectas a qué red.

Los routers de doble banda de los operadores suelen generar automáticamente nombres diferentes para ambos tipos de WiFi, pero si cambias de nombre a tus redes WiFi identifica bien cuál de ellas es la de 2.4 GHz y cuál la de 5 GHz para que puedas distinguirlas a la hora de conectar tus dispositivos. Además, recuerda que algunos dispositivos algo antiguos pueden no soportar la WiFi 5 GHz. Por ejemplo, la PlayStation 4 no la soporta, pero sí la PlayStation 4 Pro por ser más reciente.

En Xataka Basics | Por qué y cómo cambiar el nombre y contraseña de tu red WiFi de casa

Si recientemente has cambiado de proveedor de internet o te han puesto un nuevo router, es más que probable que el nuevo router ya utilice una doble banda de frecuencia para la señal WiFi de tu casa. Son las conocidas como bandas de 2,4 GHz y 5 GHz.

En ese caso, podrás elegir a qué banda podrás conectar tu dispositivo ya que cada una se configura de forma separada e incluso tienen distintas contraseñas.

¿Qué diferencias existen entre estas dos bandas de frecuencias, qué ventajas aportan cada una de ellas y cuándo deberías usar una u otra banda en tu WiFi? Estas y muchas otras dudas son habituales entre muchos usuarios, por lo que vamos a despejarlas de forma clara y sencilla.

Móviles más vendidos en Amazon

Estos son los teléfonos móviles más vendidos en Amazon España, entre los que destacan varios smartphones de Xiaomi, marca que domina de forma aplastante el top de esta tienda.

WiFi 2.4GHz vs 5GHz: Diferencia, velocidad y cuándo debes elegir cada una

  • Qué son las bandas de frecuencia del WiFi
  • ¿Qué banda de frecuencia usa mi router?
  • Cuándo es mejor conectarse a la banda de 2,4 y cuándo a la de 5 GHz
  • Cuidado con la compatibilidad de los dispositivos
  • WiFi Inteligente, deja que tu router gestione la conexión

Qué son las bandas de frecuencia del WiFi

Desde hace unos pocos años, los routers ofrecen dos bandas frecuencias en las que transmite los datos de la señal WiFi de tu casa. Al igual que hacen las señales de radio o televisión, las antenas transmiten los datos de los contenidos sobre una señal modulada hasta un receptor. En el caso de los routers, la frecuencia de esa señal WiFi puede ser de 2,4 o de 5 GHz. Cada una de ellas ofrece características distintas que te vamos a mostrar a continuación.

Desde los inicios del WiFi la banda utilizada para transmitir los datos en la red WiFi de tu casa ha sido la que emitía a 2,4 GHz. Esto hace que esta banda de 2,4 GHz sea la más usada por los routers y la mayoría de dispositivos.

Esta banda de frecuencia de 2,4 GHz se divide en 13 canales de 22 MHz cada uno por los que circulan los datos de tus conexiones WiFi. Haciendo una analogía, es como si la banda de frecuencia fuera una autopista con 13 carriles en los que tu router es un coche que circula por uno de esos carriles. En la banda de los 2,4 GHz estos canales son muy estrechos y se solapan con los canales cercanos.

El problema es que los routers de tus vecinos probablemente también utilizan esa banda de frecuencia de 2,4 GHz por lo que los imaginarios carriles de esa autopista se llenarán de coches (routers) ralentizando el tráfico. Es lo que se conoce como saturación de los canales WiFi, algo muy habitual en zonas densamente pobladas en las que hay muchas redes WiFi emitiendo en los mismos canales.

Para añadir un poco más de dificultad, la banda de 2,4 GHz también se utiliza para transmitir las comunicaciones de aparatos de radiofrecuencia como los drones y coches teledirigidos, periféricos inalámbricos como ratones y teclados, mandos de consola o microondas entre otros muchos otros dispositivos.

Cómo aumentar la velocidad WiFi eligiendo el canal correcto

Esto hace que la banda de 2,4 GHz se encuentre fácilmente saturada y llena de interferencias de otros dispositivos.

Con la llegada del WiFi 4, se introdujo un nuevo estándar en la transmisión de datos mediante WiFi sobre una banda de 5 GHz. Esto supuso un importante incremento en la velocidad y la cobertura de las redes WiFi, además de contribuir liberar la carga que actualmente está soportando la banda de los 2,4 GHz.

Además, la banda de 5 GHz proporciona una mayor cantidad de canales, con un mayor ancho de banda y los canales no se solapan con los contiguos, por lo que los routers que soportan estas señales pueden gestionar una mayor cantidad de dispositivos simultáneamente y una mayor cantidad de datos, por lo que se mejora su velocidad de conexión en términos generales.

Escucha»Episodio #7: 5G – ¿Qué es… ? Con Rubén Andrés Barbero» en Spreaker.

Algunos fabricantes y comercios cometen un error frecuente al etiquetar sus productos al abreviar la banda de frecuencia que soporta indicando que es 5G en lugar de etiquetarlo como 5 GHz. Por lo es fácil encontrar routers que afirmen tener conectividad 5G, que haría referencia a la 5ª generación de comunicaciones móviles, en lugar de 5 GHz que es la frecuencia a la que emiten las redes WiFi.

¿Qué banda de frecuencia usa mi router?

Los routers que utilizan un estándar WiFi 802.11 g (WiFi 4) o anterior son incompatibles con las redes Wifi que emiten en frecuencias de 5 GHz, por lo que si tu router es algo antiguo es posible que solo emita en la banda de los 2,4 GHz.

En cambio, si tu router soporta los estándares WiFi 802.11 n (WIFI 5), ac (WIFI 6) o superiores, entonces es más que probable que sí soporte las emisiones de doble banda que le permiten operar tanto en las bandas de 2,4 como en las de 5 GHz.

El router mostrará las bandas por separado, como si fueran dos redes WiFi distintas, en la que cada una de ellas tiene un nombre de red (SSID) y contraseña de acceso diferente.

Escucha»Episodio #15: WiFi 6 – ¿Qué es… ? Con Rubén Andrés Barbero» en Spreaker.

En la parte trasera (o inferior) de tu router se indicará el nombre y la contraseña de acceso a cada una de las dos redes que utiliza el router para cada banda de frecuencia. Algunas marcas no indican cuál es la red de 5 GHz, pero las diferencian añadiendo el sufijo «Plus» o «+» al nombre de la red.

Cuándo es mejor conectarse a la banda de 2,4 y cuándo a la de 5 GHz

Uno de los factores más decisivos a la hora de elegir conectarse a una red WiFi que opere en la banda de 2,4 GHz o en la de 5 GHz es la cobertura y la velocidad de conexión que ofrece cada una.

La banda de 2,4 GHz emite en una frecuencia más baja por lo que su señal consigue llegar más lejos afectándole en menor medida los obstáculos que encuentra a su paso. En contrapartida, las redes que se transmiten en esta banda ofrecen una velocidad de entre 50 y 70 Mbps, por lo que la navegación será más lenta.

Cómo elegir el mejor canal WiFi en 2.4 GHz

En cambio, las redes WiFi que se emiten en la banda de los 5 GHz ofrecen velocidades de conexión máximas cercanas a 1 Gbps, pero son mucho más susceptibles a los obstáculos, por lo que su cobertura es menor.

Por lo tanto, si te vas a conectar desde un lugar alejado del router y quieres mantener una conexión estable, lo más recomendable es conectarse a tu red de 2,4 GHz para obtener mejor cobertura. En cambio, si estás relativamente cerca del router y necesitas máxima velocidad, lo ideal es usar la banda de 5 GHz para aprovechar al máximo la velocidad de internet contratada.

Xiaomi Mi Router 3

El Xiaomi Mi Router 3 es una de las soluciones más baratas a tus problemas de conectividad en casa. Con un diseño minimalista y modermo, el router de Xiaomi ofrece tecnología de doble banda para mejorar la señal Wi-Fi de tu casa.

También puedes elegir una u otra banda en función del uso que le des a los dispositivos y las necesidades de conexión requerida.

Por ejemplo, puedes conectar los enchufes, altavoces, luces y demás dispositivos de tu hogar conectado a la red de 2,4 GHz, que seguramente ofrecerá mejor cobertura para toda tu casa, y reservar la banda de 5 GHz para los ordenadores, consolas, móviles y Smart TV que necesitarán un mayor ancho de banda para jugar online, navegar a máxima velocidad o ver series en streaming.

Cuidado con la compatibilidad de los dispositivos

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir conectarse a una red WiFi de 2,4 GHz o de 5 GHz es la compatibilidad de los dispositivos.

Si el dispositivo ya lleva un cierto tiempo en el mercado es probable que no sea compatible con redes de 5 GHz. Como norma general, todos los móviles y tabletas de 2016 en adelante se conectarán sin problemas redes WiFi de 5 GHz.

Sin embargo, algunos dispositivos del hogar conectado que acaban de llegar al mercado, como luces o enchufes inteligentes, solo funcionarán con la banda de los 2,4 GHz.

¿Cómo puedes saber si un dispositivo es compatible con la banda de 5 GHz? Pues la respuesta es muy sencilla, simplemente intenta conectarlo a una red que funcione en esta frecuencia. Si no es compatible, tratará de conectarse, pero el router no podrá asignarle una dirección IP por no ser compatible, sin más consecuencias.

WiFi Inteligente, deja que tu router gestione la conexión

Los routers más avanzados cuentan con sistemas de gestión inteligente de conexiones que soportan ambas bandas de frecuencia.

Estos routers son capaces de redireccionar automáticamente los dispositivos conectados a tu WiFi hacia una banda de 2,4 GHz o de 5 GHz e incluso combinar ambas en función de las necesidades de cada conexión.

Escucha»Episodio #8: WiFi Mesh – ¿Qué es… ? Con Rubén Andrés Barbero» en Spreaker.

Mediante esa combinación de frecuencias, los routers con sistemas de gestión inteligente de redes son capaces de sumar las velocidades de transmisión de datos de ambas bandas, superando con creces los 1.300 Mbps. Esto no tiene mucho sentido cuando se trata de navegar por internet ya que la media de conexiones de fibra óptica en nuestro país oscila entre los 50 Mbps y los 600 Mbps, pero tiene todo el sentido a la hora de enviar datos a otro dispositivo en tu red local, de forma que pueden alcanzarse velocidades Gigabit mediante WiFi.

Una gran parte del mundo se conecta a internet gracias a redes inalámbricas, ya sean de datos móviles o de conexión a banda ancha mediante puntos de acceso o routers con tecnología Wi-Fi. El problema con el soporte Wi-Fi es que las redes actuales se saturan, precisamente, por culpa de esa gran popularización y demanda. Además, el avance de la tecnología hace que las actuales redes 2,4G comiencen a quedar obsoletas (aprende cómo mejorar tu conexión WiFi en casa) en ciertos aspectos frente redes 5G, mucho más ambiciosas y rápidas. ¿Sabes que son las mejores para aprovechar la velocidad de la fibra óptica?

Las redes 2,4 GHz están saturadas

Como decimos, uno de los grandes problemas de las redes Wi-Fi actuales es el de la intensa saturación que sufren, sobre todo en grandes núcleos de población. Haz la prueba, conecta la red Wi-Fi de tu smartphone, tablet u ordenador y realiza una búsqueda.

Comprobarás que, como mínimo, aparecen unas 10 redes Wi-Fi a tu alcance, cada una de mayor o menor intensidad según varios factores determinantes. Esta existencia masiva de redes Wi-Fi, la gran mayoría usando la banda de los 2,4 GHz, provoca que aparezcan interferencias entre ellas mismas.

Por si fuera poco, algunos electrodomésticos como los microondas y las conexiones Bluetooth operan en la misma banda de los 2,4 GHz, por lo tanto, es muy fácil que todas estas interferencias acaben resultando negativas para la velocidad de nuestras conexiones Wi-Fi.

Las redes que aprovechan la banda 2,4 GHz normalmente son las que se rigen por los estándares 802.11b/g/n, siendo el 802.11n el que mejor provecho saca de este tipo de conexiones.

La existencia de las redes que aprovechan la banda de los 5 GHz no es ninguna novedad, se usaban con el estándar 802.11a desde hace años. Esta banda de frecuencia está mucho más limpia que la típica de 2,4 GHz, por razones obvias: apenas se usa.

La aparición hace un año del nuevo estándar 802.11ac que aprovecha de lleno la banda de los 5 GHz, permite una serie de ventajas: el uso de doble banda, una mayor velocidad de transferencia, y un ancho de banda mayor para cada canal, entre otras bondades.

Diferencias a tener en cuenta entre redes Wi-Fi

Teniendo en cuenta que las velocidades de las líneas ADSL hasta hace unos años no sobrepasaban los 30 MB, una conexión Wi-Fi de altísima velocidad apenas tenía sentido (al menos en el ámbito doméstico), ya que el estándar 802.11n, con un tope de 300 Mbit/s (unos 37,5 MB por segundo), abarcaba perfectamente dichas velocidades de descarga.

La popularización de servicios de vídeo de alta definición bajo demanda, juegos multijugador masivos online, y, sobre todo, la llegada de las líneas de fibra óptica, que suelen ofertarse con velocidades de 100 MB, hacen necesario un incremento de velocidad para los usuarios más exigentes. Las redes 5 GHz son capaces de ofrecer velocidades cercanas a los 867 Mbit/s (unos 108 MB por segundo).

Las redes 2,4 GHz, además de los mencionados problemas de saturación, cuentan con pocos canales si los comparamos con las redes 5 GHz: alrededor de 13 canales. Las redes 5 GHz hacen uso de nada menos que 23 canales.

Otro problema de las redes 2,4 GHz es que, a mayor velocidad de internet que deba soportar, mayor pérdida del aprovechamiento de la red sufre, lo que la hace poco recomendable para servicios que necesiten una velocidad de conexión estable.

Cabe destacar que el ancho de banda de los canales que se usan en las redes 2,4 GHz es de 40 MHz como máximo, mientras que las redes 5 GHz permiten exactamente el doble: un ancho de canal de 80 MHz, lo que aporta mayor desahogo para transmitir datos.

Un detalle que tenemos que tener muy en cuenta a la hora de pensar en montar una red WiFi 5G en nuestro hogar o empresa es que esta banda de 5 GHz trabaja en una frecuencia mayor a la de 2,4 GHz, es decir, es más sensible a obstáculos como puertas, paredes y muros y otras interferencias. Es necesario planificar bien su instalación para sacarle jugo a la alta velocidad que pueda ofrecernos.

Aprovecha las capacidades de una red WiFi 5G para tu fibra óptica

Por supuesto, sobra decir que para aprovechar una red WiFi 5G, lo fundamental es contar con un dispositivo que nos brinde una red 5G, ya sea un router o un punto de acceso preparado, y otro dispositivo que sea capaz de recibir esa señal: nuestro ordenador, tablet o smartphone compatible con ésta tecnología. Por suerte, todos los routers que soportan las redes 5G actualmente son duales, es decir, también pueden ofrecer redes 2,4G simultáneamente.

Como podemos comprobar en la imagen, la configuración de una red 5G es muy similar a la configuración de una red Wi-Fi 2,4G: tendremos que establecer varios parámetros que aportarán mayor seguridad y potencia a la red.

Por ejemplo, si queremos potenciar la conexión a una red WiFi 5G, podemos comenzar por añadir una encriptación WPA2, la más segura que podemos asignar habitualmente.

Es importante asignar una contraseña elaborada que contenga letras, cifras, y mayúsculas. Será más difícil de saltar.

El canal de transmisión de nuestra red 5G también es crucial: de los 23 canales (aproximadamente) que tenemos para escoger, los más bajos funcionarán mejor, ya que serán más fuertes frente a interferencias; el canal 56 es más recomendable y versátil que el 165.

Nos interesa asignar un ancho de banda amplio: debemos escoger los 80 MHz para aprovechar todo el potencial que nos brinda este tipo de red.

El router o el dispositivo de transmisión de la red nos puede brindar otras opciones extra como la intensidad de emisión de la señal, que siempre será recomendable configurar en su potencia máxima.

Imágenes | howtogeek | anexoM | apcmag | phorus | geeksaresexy

Etiquetas: Trucos informáticosWiFi velocidad

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *