Que pasa si se rompe el embrague del coche

Si la semana pasada te explicábamos qué es el embrague, ahora llega el momento de detectar fallos en él. Porque quién más o quien menos sabe que ese pedal situado a la izquierda ayuda en el cambio de marchas (permite, al pisarlo, separer el giro del motor del coche de la transmisión a las ruedas, logrando que engranar una marcha no sea una tortura).

Pero, como todo en esta vida, el embrague tiene una vida útil. Es vital saber cuándo el embrague está gastado para cambiarlo. Este conjunto de elementos mecánicos se va desgastando (es de un material similar a las pastillas de freno) con el uso del coche. Según conduzcas más o menos en ciudad (con cambios de marcha más frecuentes) o realices viajes largos su vida se acorta o alarga. También influye muchísimo el uso del mismo. En este sentido te recomendamos leer nuestros consejos para alargar la vida del embrague. Hay que evitar ciertos vicios que aceleran el deterioro del embrague.

Porque, si bien es una avería nada barata, no hacer el cambio a tiempo puede provocar un fallo más costoso que afecte al motor o a la caja de cambios, ya que el embrague se sitía entre ambos. El cambio del embrague, tras cientos de miles de kilómetros recorridos puede considerarse incluso parte del mantenimiento del coche, más que una avería.

Contenidos

Cómo detectar un embrague gastado

Para comprobar si el embrague del coche está gastado hay que prestar atención para descubrir anomalías en su funcionamiento:

Embrague patina

Si un embrague está muy gastado, es cuando comienza a patinar. Esto significa que no agarra lo suficiente y resbala sobre el volante motor. Ojo, nos referimos a cuando uno pisa el pedal del embrague a fondo. Si lo haces a medias (incluso solamente reposando el pie en el pedal) eres tú el que provoca ese patinamiento… además de estar acortando mucho la vida útil del embrague.

¿Pero cómo saber si a tu coche le patina el embrague? Los primeros síntomas suelen aparecer en las marchas largas (4ª o 5ª), donde la fuerza del motor se transmite de manera más directa. Al acelerar a fondo notarás como las revoluciones suben, pero al estar el embrague desgastado, patina y verás que las vueltas bajan hasta que acopla, apreciando un pequeño tirón. Este síntoma crece en función de cuán mayor sea el grado de desgaste, repercutiendo en la seguridad (no logras la potencia y velocidad adecuadas en aceleraciones).

Para corroborarlo (de esta comprobación conviene no abusar), hay quien echa el freno de mano, mete tercera o cuarta velocidad y después suelta el embrague poco a poco. Si no se cala, significa también que algo falla.

Presta también atención en caso de que tengas:

  • Coche no es muy viejo: si tienes alguno de estos síntomas, es posible que el disco tenga algo de aceite (en un embrague seco), procedente de alguna fuga, y entonces patine sin que tenga que estar desgastado. En tu taller de confianza te lo indicarán con más precisión.
  • Coches clásicos: Algunos precisaban de regulaciones constantes del recorrido del pedal para asegurarse de que el disco de embrague y el volante motor tuviesen un contacto adecuado. Si el embrague patina, quizás un ajuste del mismo solucionaría ese patinamiento.

Para evitar que patine si necesitamos circular para acercarte al taller mecánico, debes conducir de manera suave, evitando aceleraciones a fondo, con lo que procuras evitar males mayores.

Si el embrague patina demasiado sobre la superficie del volante motor acabará oliendo mal, un olor muy similar a los frenos sobrecalentados. Si además de percibir alguno de los fallos anteriores pero no huele a nada, descarta que patine por una fuga de aceite, ya que el el roce de los materiales con los que está fabricado el disco de embrague los que producen ese olor característico y el aceite lo anula.

En este caso, has de detener el motor. Si realmente el disco está gastado, estarás dañando otras piezas, como el volante bimasa. Si no está gastado, has de esperar a que se enfríe o te lo acabarás cargando del todo pues la superficie acaba carbonizándose por sobrecalentamiento excesivo (lo que se conoce como “quemar el embrague”).

Pedal de embrague duro

Tanto si el pedal está duro o se ha acortado el recorrido normal es muy posible que el disco de embrague tenga ya un desgaste que aconseje cambiarlo. Ojo, puede ser indicación de un fallo en el cable de embrague o del sistema hidráulico que lo acciona (diferentes en función del vehículo).

¿Se rompe el embrague del coche?

Todo puede romperse, pero se trata de un elemento de desgaste. Si llega al final de su vida útil, no funciona como es debido y no deberías seguir utilizando el vehículo. Corres el riesgo de dañar el volante motor e incluso romperlo.

Lo que sí es habitual (me ha ocurrido en dos ocasiones) es que se rompa el cable de embrague, que conecta el pedal con todo el sistema. Detectar este fallo es facilísimo, ya que el pedal se junde del todo. Sustituirlo es muy sencillo y económico. No recomiendo mover el coche hasta sustituirlo, pero es posible hacerlo, siempre que tengamos allgo de tacto y conozcamos bien cómo funciona el coche: al embragar queda unido el motor con la transmisión y al desembragar dejamos de trasladar el movimiento del motor a la caja de cambios, que cuenta en su interior con sincronizadores, que engranar las velocidades igualando el piñón a la velocidad de su eje.

Es posible entonces arrancar en segunda (el coche avanzará al principio a saltos, cuidado) y luego, aumentar las revoluciones y, levantar el pedal del acelerador para engranar la siguiente marcha. No será instantáneo, pues no “entra” hasta que se igualen las velocidades del secundario con el sincronizador. Eso sí, para reducir no resulta tan sencillo y es preferible que llames desde el primer momento a una grúa.

¿Cuánto cuesta cambiar el embrague?

Un embrague puede durar toda la vida del coche si no abusas de la conducción en ciudad y lo empleas correctamente, evitando malos hábitos como apoyar el pie en el pedal sin tener que utilizarlo, no pisarlo a fondo en los cambios de marchas o no usar el punto muerto en las detenciones para evitar presionarlo. Si es así, no es raro ver coches con 200.000 km con el mismo embrague que les montaron en fábrica.

¿Cambiarlo? No es una reparación barata, ya que en muchos de los modelos es preciso desacoplar la caja de cambios del motor, lo que implica muchas horas de mano de obra. Es por ese motivo que, una vez que hay que cambiarlo, conviene no escatimar. Aunque solemente haya una pieza afectada gravemente (normalmente el disco), conviene cambiar junto a él otras, como el plato de presión o el collarín de empuje.

Que tampoco te sorprenda que el mecánico sugiera cambiar también el volante de inercia. Este elemento, que regula el giro del cigüeñal, se encuentra en el extremo de este más próximo a la caja de cambios, unido al embrague y se encarga de transmitir el movimiento del motor a la caja de cambios y, desde ahí, a las ruedas. No es una pieza barata, pero como sufre desgaste conviene cambiarla… so pena de hacerlo más adelante suponga cientos de euros extra.

Cómo detectar si el embrague de tu coche está fallando

Un coche no es más que el resultado del ensamblaje de un sinfín de piezas mecánicas que trabajan en conjunto, todas ellas sometidas a desgaste. Por eso, dependiendo del buen uso que le demos, piezas como el embrague acabarán rompiéndose tarde o temprano y tendremos que cambiarlas o repararlas.

Detectar los síntomas es clave para determinar si el embrague está en mal estado

El mecanismo de funcionamiento de un coche se parece mucho al del cuerpo humano. Igual que cuando tenemos una enfermedad esta se manifiesta a través de ciertos síntomas, con un vehículo ocurre lo mismo.

Así que a continuación, vamos a informarte sobre los distintos síntomas que podemos percibir relacionados con el sistema de embrague y el significado que tienen. Así podrás detectar una posible avería del sistema con la suficiente antelación y evitar así un disgusto mayor.

También te mostraremos una forma fácil de descubrir si tu coche sufre de alguna enfermedad en el sistema de embrague.

Deslizamiento

El disco presenta una superficie repleta de imperfecciones cuando se ha producido un deslizamiento La Casa del Croche

Se manifiesta cuando el motor sube de vueltas pero el coche no gana la velocidad que debería conforme a ese régimen de subida. Como se dice popularmente, lo que ocurre es que el embrague patina, tal y como bien explica Automotriz.

De esta forma, aunque el motor aumente su régimen de giro, dicha velocidad no llega a la transmisión por lo que el coche no incrementa su velocidad.

Esta situación suele notarse sobre todo en sitios donde demandamos un extra de potencia, como un adelantamiento o la subida de una cuesta. Se refleja más cuanto más larga sea la marcha y más pisemos el pedal del acelerador.

Así que tan pronto detectes este síntoma, hasta llegar a un taller, debes conducir con suavidad, sin abusar del acelerador y a menos de 100 Km/h si es posible, como apunta el experto Javier Costas en su blog. Con ello se consigue evitar acelerar el desgaste; más vale que nuestro coche tarde en acelerar a que no acelere.

Olor a quemado

Una conducción agresiva o mantener pisado el embrague puede provocar un sobrecalentamiento del mismo Truly Engines

Cuando la temperatura del embrague aumenta demasiado, ya sea por conducir agresivamente o por dejar el pie apoyado en el pedal, los revestimientos se pueden sobrecalentar y comenzar a arder, como apuntan en Motor.

Ello provocará un olor peculiar, y si el embrague no se enfría en un periodo de tiempo prudente, esto podría afectar a otras piezas importantes.

Ruidos

Un ruido extraño es la pesadilla de todo conductor, más aún si no tenemos ni idea de dónde puede provenir y si está relacionado con una posible avería de importancia. El embrague no es una excepción, y este puede avisarnos de algún fallo dependiendo del tipo de ruido que transmite:

  • Sonido de rozamiento al embragar: según Ro-des, podría tratarse de un mal ajuste o una mala instalación del mando de transmisión.

  • Chirrido al mantener pisado el pedal de embrague: si lo que escuchamos es un crujido, podría tratarse del desgaste de la rótula de la horquilla de embrague; pero si el sonido es similar al que emite un grillo, el desgaste estaría en el rodamiento de empuje.

  • Ruido en punto muerto: igual que en el punto anterior, también podría deberse a un deterioro de la horquilla de embrague. Lo normal es que el ruido desaparezca al pisar el embrague, así que es habitual no darle la importancia que realmente tiene.

  • Ruido que aumenta al pisar lentamente el pedal: de lo contrario, si al pisar el embrague el ruido va a más, el problema podría estar en el collarín. Se puede detectar al ir a bajas velocidades o al aparcar marcha atrás.

  • Ruido al embragar e incapacidad para embragar: suele producirse por embragar siempre a revoluciones muy altas, lo cual desgasta el amortiguador del disco hasta quedar completamente destrozado.

Problemas con el cambio de marchas

Suelen deberse también a varias causas y evidentemente son fácilmente detectables, ya que nos costaría más de la cuenta engranar la marcha que queremos y el cambio vendría acompañado de un molesto ruido.

Normalmente, el problema suele derivarse de una fuga en el sistema hidráulico del embrague o de algún enlace mecánico mal ajustado.

La prueba para saber si tu embrague está gastado

A parte de todos estos síntomas que se pueden manifestar a consecuencia de un embrague en mal estado, tenemos la posibilidad de comprobar el estado del mismo a través de esta sencilla prueba que detallan en el portal Repara tu coche:

Con el automóvil en marcha intermedia –3ª o 4ª–, ir soltando poco a poco el embrague a la vez que aceleramos. Si el coche ha tardado mucho tiempo en calarse, entonces es mal síntoma, lo que significa que el sistema está desgastado.

Ten en cuenta también que no es recomendable abusar de esta prueba, ya que podrías dañar el volante motor del embrague a causa de un recalentamiento.

Escucha a tu coche y cuídalo

Como habrás comprobado, existen numerosos síntomas que nos pueden indicar que el embrague de nuestro vehículo está defectuoso. En este tipo de reparaciones lo más aconsejable es sustituir por completo el sistema en vez de la pieza dañada.

El coste de la mano de obra es elevado por la cantidad de horas que conlleva, así nos evitaremos el volver al taller en un largo periodo de tiempo.

Cómo evitar fallos o averías del embrague

Ampliar

Rubén Fidalgo 11 de enero, 2019

  • 2

El embrague es una parte fundamental del coche y que está sometida a esfuerzos enormes. Aunque en sí no es un recambio demasiado caro, sí lo es su sustitución, de modo que es importante que lo tratemos con cuidado. Con estos consejos alargarás su vida y ahorrarás mucho dinero.

Resulta difícil de creer que toda la potencia del motor y el peso del coche son soportados por un anillo de un material blando de unos 30 cm de diámetro y apenas 1 cm de espesor. En efecto, el motor pasa la potencia a las ruedas a través de un disco forrado con material de fricción que está aplastado entre el motor y la caja de cambios, el embrague.

Cuando pisamos el pedal del embrague lo que hacemos es vencer la fuerza de un muelle que es el que aplasta ese disco contra el volante motor y otro disco que es solidario al muelle que aprieta el disco y que se llama maza de embrague o plato de presión. El volante motor y el plato de presión giran solidarios y a las mismas revoluciones que el motor, mientras que el disco de embrague gira solidario a la transmisión y, por lo tanto, a las ruedas.

Debo corregir un error muy común y es que solemos decir «embragado» cuando pisamos el pedal y esto es justo lo contrario. Cuando pisamos el embrague estamos «desembragando» (liberamos el disco y éste deja de girar solidario con el motor y la maza) y cuando soltamos el pedal estamos «embragando» y el disco gira solidario al quedar aplastado entre la maza y el volante motor.

El disco de embrague es una de las piezas del coche que más esfuerzo tiene que soportar y, pese a ello, lo normal es que dure muchos kilómetros. Aunque a veces falla por defectos de fabricación o por otras averías que pueden afectar a su vida (una fuga de aceite en el retén del cigüeñal, por ejemplo), la mayoría de las averías y fallos del embrague las provocamos nosotros por conducir mal o tener malas costumbres. Vamos a ver cuáles son las malas costumbres que destruyen los embragues y cómo evitarlas.

Para que te hagas una idea de lo recomendable que es seguir estos consejos, aunque un kit de embrague (se suelen cambiar en conjunto tres piezas: disco, maza y cojinete de embrague) puede ser barato (los hay desde apenas 90 euros), su sustitución, en la mayoría de los casos, suele requerir que se desmonte la caja de cambios o incluso que sea necesario sacar el motor del coche, lo cual encarece muchísimo la reparación, al ser necesarias muchas horas de trabajo. Si tratas mal el embrague de tu coche, la broma te saldrá por unos 600 euros en el mejor de los casos, pudiendo superar fácilmente el doble de esa cifra si fuese necesario sustituir también el volante motor.

Por qué el embrague no lo cubre la garantía

Éstas son las principales piezas del conjunto de embrague.

Ampliar

Una buena prueba de que somos nosotros mismos los que provocamos las averías en los embragues es que esta pieza no está cubierta por ninguna garantía. Sólo cuando se trata de un fallo absolutamente anómalo y claramente producido por un defecto de fábrica estará cubierto.

El motivo es que es muy fácil destrozar un embrague en apenas 5 minutos en un coche completamente nuevo. Basta con tratar de salir de la rampa de un garaje acelerando mucho el motor y soltando muy poco el embrague para que en apenas 30 segundos empiece a oler a quemado y pocos segundos después el coche quede inutilizado con el embrague abrasado… y no exagero, no lleva más de un minuto o dos fundir un disco de embrague y provocar una avería de las buenas.

Debido a que el fabricante nunca se hace responsable de un mal uso, los embragues siempre quedan excluidos de las garantías, tanto en coches nuevos como usados. Sólo si el fallo es evidente que se debe a un defecto de fabricación se harán responsables.

Malos hábitos que estropean el embrague

Conducir con el pie descansando sobre el pedal del embrague es una de las formas más comunes de estropearlo prematuramente.

Ampliar

Como nosotros somos los que destrozamos esta pieza, la buena noticia es que nosotros también podemos alargar su vida y es relativamente fácil el conseguirlo. Vamos a ver cuáles son las malas costumbres más habituales que solemos tener.

Conducir con el pie descansando sobre el pedal

Esta mala costumbre nos puede provocar muchos disgustos, y no lo digo sólo porque estropeemos el embrague, sino porque también puede ocasionar un accidente. ¿Te has fijado en que cuando te dan un susto tiendes a saltar o dar un respingo?. Pues cuando conduces, lo mismo. Los músculos tienden a tensarse involuntariamente y, si llevas el pie sobre el embrague, es muy probable que pises el pedal sin ser consciente de ello, dejando el coche desembragado y sin control. Esto por un lado, pero vamos a centrarnos en por qué es una mala costumbre desde el punto de vista mecánico:

  • Lo primero que vamos a estropear directamente es el propio forro del pedal, que se desgasta más. Para mí es un buen indicativo a la hora de comprar un coche usado. Si el pedal está muy desgastado y más por el lado exterior del pedal, me indica que el conductor solía conducir con el pie sobre él y que seguramente tenga problemas con el embrague.
  • Lo siguente que vamos a desgastar es el mecanismo que acciona el embrague, que puede ser un cable o un sistema hidráulico. En el caso de ser un cable, lo que suele suceder es que se encoge la funda y se destensa el cable. En los hidráulicos, al trabajar constantemente con presión, se desgastan los retenes del cilindro maestro y del esclavo.
  • Por último, desgastaremos el cojinete de empuje del embrague e incluso el disco. Aunque el peso del pie no suele ser suficiente como para vencer la fuerza del muelle y que el disco patine, lo que sucede es que estamos aproximando las piezas que deben transmitir esa fuerza y, en lugar de tenerlas separadas y sin desgaste, que estén rozando constantemente y desgastándose.

Lo malo de esta mala costumbre es que se hace de forma involuntaria. Recuerdo volverme loco cuando trabajaba en el taller con un cliente que se quejaba de que el control de crucero no le funcionaba. A mí siempre me funcionaba y no encontré ningún fallo en el sistema, hasta que salí a probarlo y le dije que lo llevase él y me di cuenta de que el problema era que llevaba constantemente el pedal sobre el embrague y el sensor del pedal desactivaba el cruise. Aunque le decía que llevaba el pie sobre el pedal, el cliente me lo negaba. No es porque me mintiese, es que lo hacía inconscientemente.

Estar parados con una marcha metida

Este mal hábito nos hace gastar mucho dinero, sobre todo en los coches con stop & start, ya que al estar detenidos con el embrague pisado no funcionará correctamente, pero centrémonos en qué se estropea por hacer esto.

Muchos opinan que pisar el embrague y estar con una marcha metida no desgasta el mecanismo porque el disco no roza con nada al estar completamente libre. Esto es cierto (siempre que el disco no esté algo alabeado y no roce absolutamente nada), pero lo que hacemos con esto es que los muelles de diafragma del plato de presión vayan perdiendo tensión, estiramos el cable del mando del embrague (o los retenes si es de mando hidráulico) y desgastamos el cojinete de empuje.

No hay excusa, no lo hagas. Cuando vayas a estar parado más de un par de segundos pon punto muerto y suelta el pedal del embrague.

Mantener el coche con el embrague en una cuesta

Ésta es típica del impaciente que tiene 4 coches delante, ve ponerse el semáforo en verde y ya mete la marcha y se prepara para salir manteniendo el coche sobre el embrague mientras los coches de delante aún acaban de empezar a moverse y todavía pasarán unos segundos «para llegarle el turno». Esto somete a un estrés brutal al embrague porque las ruedas siguen detenidas pero estamos aguantando que no se caiga hacia atrás el peso del coche a base de hacer patinar el disco de embrague contra la maza y el volante motor.

Además del desgaste por la propia fricción, el disco se calienta y está hecho de un material que, al calentarse, se ablanda y se desgasta todavía más rápido. Por si fuese poco, al ablandarse también pierde adherencia, de modo que para mantener el coche en la cuesta tenemos que pisar más todavía el acelerador o soltar un poco más el pedal, aumentando todavía más el calor y destruyéndolo por completo en pocos segundos.

Acelerar demasiado mientras soltamos el pedal del embrague

Éste es un fallo típico de los conductores inexpertos y también de la gente mayor. Los inexpertos todavía no tienen muy cogido el punto al pedal y al acelerador y, además se ponen nerviosos. Los mayores calibran peor y han perdido fuerza en sus piernas y también oyen peor y no se dan cuenta de que el motor está muy revolucionado.

Recuerda que el disco gira solidario a la transmisión y, si las ruedas giran despacio o casi no giran pero el motor gira muy rápido, esa diferencia de velocidades de giro la está absorbiendo el disco de embrague. Es el mismo problema que indicábamos en el apartado anterior, es decir, estamos calentando mucho el disco y desgastándolo una barbaridad.

No pisar a fondo el pedal del embrague

Si no pisamos hasta el fondo el pedal no llegamos a separar por completo el disco de la maza y el volante motor. Esto provoca un mayor desgaste en el disco y, además, también estropearemos la caja de cambios, al forzar los sincronizadores que facilitan la inserción de las distintas marchas.

No dejar de acelerar al cambiar de marchas

Hay conductores que no sueltan por completo el acelerador al pisar el embrague para cambiar de marcha o que vuelven a pisarlo antes de tiempo mientras van soltando el pedal lentamente. Siempre que el disco resbale demasiado estaremos calentándolo y desgastándolo.

Arrancar en segunda

Hay veces en las que lo mejor es arrancar en segunda, por ejemplo, cuando hay nieve o hielo, sobre hierva mojada, etc. Si queremos iniciar la marcha sobre una superficie con poca adherencia, lo mejor es arrancar en segunda o incluso en tercera y con mucha suavidad para evitar que las ruedas patinen.

También es una buena costumbre cuando salimos de un semáforo en una pendiente favorable. Soltamos el freno, dejamos que el coche coja algo de velocidad en punto muerto y en cuanto rueda un poco suelto metemos segunda y soltamos el embrague. Así ahorramos combustible y también desgastamos menos el embrague.

Sin embargo, salir desde parado en segunda exige que «juguemos» con el embrague mucho tiempo para que el coche no se cale. Esto desgasta mucho el disco y también lo calienta.

Creerse Vin Diesel

Hacer el macarra con el coche (salir quemando rueda, picar embrague…) es una forma estupenda de hacer rico a tu mecánico y a la tienda de recambios, así que sigue así, que hace falta que el dinero fluya. Además, con las multas que te pueden poner también contribuyes a pagar la sanidad, las pensiones, etc.

Una de las preguntas a la que mas me enfrento como comercial de KIA es «y esto de la garantía de 7 años ¿Es real? ¿Donde está el truco? ¿Lo cubre todo?».
A ver si puedo arrojar algo de luz sobre el tema…. La garantía es de 7 años o 150.000 Km. lo que antes suceda y durante los 3 primeros años no tiene limitación en los kilómetros. Es una garantía TOTAL que cubre las piezas y la mano de obra sobre cualquier avería o defecto que tenga el vehículo. ¿Qué no cubre la garantía? La garantía no cubre lo que no fabrica KIA: La batería y los neumáticos están garantizados por los fabricantes de los mismos (2 años tal y como establece la ley). El equipo de audio o navegación está garantizado durante tres años o 100.000 Km.

O 150.000 Km.

¿Que tengo que hacer para mantener la garantía? La garantía está en vigor siempre y cuando hagas las revisiones según las recomendaciones de KIA que suelen ser cada 2 años o 30.000 Km. en los motores CRDI (Diesel) y de 20.000 Km. o 1 año en el caso de los motores gasolina.
Esta garantía es valida en toda Europa y es una garantía para el coche con lo cual en caso de que vendas tu KIA el nuevo propietario hereda la garantía que le quede al vehículo.

Vamos a un ejemplo:
El elevalunas trasero izquierdo a los 6 años no te funciona bien: Le cuesta mucho bajar y hace un ruido «rarete». Te traes el coche al taller, comprobamos la avería y te lo reparamos o sustituimos sin ningún coste para ti…. ESO ES NUESTRA GARANTÍA!!!!.
La realidad es que no queremos que tu coche esté en el taller con ninguna avería: Lo que realmente queremos es que confies en nosotros de la misma manera en que nosotros confiamos en la calidad, dureza y fiabilidad de nuestros coches.

Metrokia ofrece una garantía para los vehículos KIA MOTORS de 7 años o 150.000 kilómetros para servicio particular. 2 años o 100.000 kilómetros para servicio público de taxis y 1 año o 50.000 kilómetros para vehículos de linea blanca o carga. Esta garantía es muestra del respaldo y la confianza que tiene Metrokia en los vehículos que distribuye.
La garantía cubre cualquier reparación en el vehículo necesaria para corregir defectos de material o ensamble que puedan ocurrir bajo condiciones normales de uso y funcionamiento, siempre que el cupón de registro de entrega del vehículo se encuentre en poder de Metrokia o cualquiera de los demás distribuidores.
La garantía permanecerá vigente a partir del momento de la facturación del vehículo nuevo al propietario por el tiempo o hasta que dicho vehículo haya recorrido los kilómetros señalados anteriormente.
Las condiciones, responsabilidades de las partes, cubrimiento y demás especificaciones podrá encontrarlas en la libreta de garantías y mantenimiento que se entrega con cada vehículo y podrá consultarlas en nuestros talleres y puntos de servicio Metrokia.

Condiciones

  1. Haber adquirido el vehículo en alguno de los CONCESIONARIOS KIA a nivel Nacional.
  2. Conservar el cupón firmado de la ACTIVACIÓN DE LA GARANTÍA dentro del MANUAL DE GARANTÍA Y MANTENIMIENTO.
  3. Presentar este MANUAL DE GARANTÍA Y MANTENIMIENTO cuando le sea requerido en su CONCESIONARIO KIA.
  4. la Red de CONCESIONARIOS KIA a nivel Nacional para los servicios de mantenimiento periódico obligatorio, reparaciones, instalación de accesorios originales y cualquier arreglo de latonería y pintura.
  5. Usar repuestos originales distribuidos por el IMPORTADOR y comercializados por la Red de CONCESIONARIOS KIA a nivel Nacional.
  6. No alterar o modificar los números de identificación del vehículo, ni tampoco el sistema cuenta kilómetros (odómetro).
  7. alterar el diseño original del vehículo (instalaciones/modificaciones) en lo relacionado con: accesorios, rines, llantas, tapicería, vidrios y carrocería.
  8. Dar un uso normal y adecuado al vehículo para el cual fue diseñado.
  9. Por cambio de Propietario se requiere diligenciar el formato INSPECCIÓN PARA TRANSFERIR GARANTÍA y para ello debe llevar el vehículo a cualquier CONCESIONARIO KIA para realizarle el peritaje respectivo (Inspección Visual), el cual no tendrá ningún costo.
  10. Otorgar tiempo prudencial al CONCESIONARIO KIA para el diagnóstico y reparación por Garantía.

¿Qué marcas ofrecen más años de garantía?

¿Quieres saber qué se incluye en las garantías de las marcas de coche y si existen extensiones de estas? Te ofrecemos una visión global de las garantías oficiales de todas las marcas de coches.

Por ley todos los fabricantes de coches que venden sus modelos en Europa tienen que dar una garantía de dos años sin límites de kilometraje desde que se compra/matricula un coche nuevo, a partir de ahí pueden alargarla todo lo que quieran. Algunos fabricantes extienden el plazo firmando una ampliación con el cliente por un precio determinado.

En consecuencia, existen dos conceptos a valorar: la garantía oficial obligatoria (2 años por ley) y la garantía comercial sin cargo adicional (que en el mayor de los casos llega hasta 7 años o 150.000 kilómetros en el caso de Kia).

Cuando un fabricante está muy seguro de la fiabilidad de sus productos, se puede permitir el lujo de ofrecer una garantía superior a la de sus rivales, sin que eso suponga la ruina en costes de reparación asumidos. Se entiende que los consumidores aprecian esta garantía elevada como un sinónimo de confianza en las marcas.

Otros fabricantes, generalistas o de los llamados premium, ofrecen extensiones de garantía hasta cinco años, por encima de lo normal, pero hay que pagar un suplemento o ligarse obligatoriamente a condiciones especiales de financiación.

Eso sí, a cambio de extender la garantía más allá del mínimo legal, las marcas nos pedirán fidelidad, y las revisiones y mantenimiento se harán en la red oficial o reparadores autorizados.

También se da el caso de utilizar de manera continua en diversos modelos y lanzamientos, a título de “promoción”, la extensión de garantías que en algunos casos ha llegado a ser de hasta 10 años o 100.000 kilómetros (caso de Fiat en promoción).

Relacionamos a continuación las 5 marcas que dan las mayores garantías en el mercado español actualmente sin pedir nada a cambio, sólo por comprar el coche.

Kia, 7 años de garantía o 150.000 kilómetros

La marca surcoreana, propiedad del grupo Hyundai, ofrece esta garantía líder en la industria en toda su gama independientemente de donde se produzca el vehículo.

Un compromiso que, además, es trasferible al siguiente propietario en caso de venta del vehículo.

Los primeros tres años no hay límite de kilómetros y también cubre: el sistema de sonido, motor, transmisión, sistema eléctrico, carrocería, lunas, tapicería, suspensión, etc. Los elementos de desgaste, como pueden ser pastillas de frenos, embrague o neumáticos, no están incluidos, obviamente.

Hyundai, 5 años sin límite de kilómetros

Este fabricante, también surcoreano, ofrece una de las mejores garantías del mercado. Sin pagar más cubren kilometraje ilimitado (no aplicable para taxis ni coches de alquiler) durante un plazo muy razonable de cinco años.

Y en ese plazo también se cuenta con asistencia en carretera, no siendo necesario contratarla en el seguro, lo cual también es un ahorro.

Es un planteamiento levemente distinto al de la marca del mismo grupo, Kia, y que para algunos clientes puede dar incluso más confianza.

Para quien utiliza el coche mucho, como 40.000 kilómetros o más al año, puede ser muy tranquilizador, ya que eso supone hacer 200.000 kilómetros en un lustro y eso está fuera de la cobertura de todas las demás marcas.

Mitsubishi: 5 años o 100.000 kilómetros

Todos los modelos matriculados de la japonesa Mitsubishi en España aportan garantía de serie de cinco años, pero sólo hasta 100.000 kilómetros.

Por su parte en el Outlander PHEV (híbrido enchufable) las baterías están cubiertas contra pérdida de capacidad durante 8 años o 160.000 kilómetros.

Fuente: Motor Mundial

Esta garantía tiene ámbito europeo (siempre y cuando se lleve consigo el libro de mantenimiento debidamente sellado), y lógicamente siempre en concesiones oficiales. Aunque en España esta marca se comercializa a través de Bergé Automoción (no la propia Mitsubishi) eso no supondrá ningún problema para el cliente.

SsangYong: 5 años o 100.000 kilómetros

Otra marca surcoreana, SsangYong, siempre en la búsqueda de la confianza para el cliente, forma parte de la élite de los cinco años de garantía, aunque sólo durante 100.000 kilómetros. Se incluye el coste de reparación y mano de obra por defectos de fabricación, no siendo así para los elementos de desgaste.

Durante los dos primeros años, sin mirar kilometraje, está cubierto el sistema de sonido y el gas del aire acondicionado (que no se consume, se pierde en fugas).

Suzuki: 5 años de garantía o 100.000 kilómetros

Este fabricante japonés ha ido extendiendo su garantía hasta 5 años o 100.000 kilómetros con el lanzamiento de todos sus nuevos modelos progresivamente hasta llegar ya a cubrir de esta manera la gama completa en comercialización.

Garantías de todas las marcas del mercado español

Con la finalidad de ofrecer una información útil, relacionamos a continuación (excluidas promociones puntuales y la letra pequeña de cada contrato en marca) la situación de las garantías de todas las marcas presentes en el mercado español.

MARCA GARANTÍA PINTURA CORROSIÓN COMPONENTES HÍBRIDOS COMENTARIOS
ABARTH 2 años 3 años 8 años
ALFA ROMEO 2 años 3 años 8 años
AUDI 2 años 3 años 12 años
BMW 3 años o 200.000 km. 3 años 12 años
CITROEN 2 años 3 años 12 años Asistencia 8 años
DACIA 3 años o 100.000 km. 3 años 12 años Los 2 primeros años
DS 2 años 3 años 12 años Asistencia 8 años
FIAT 2 años 3 años 8 años
FORD 2 años 3 años 12 años
HONDA 3 años 3 años 12 años 5 a 8 años 100.000 a 160.000 km
HYUNDAI 5 años 5 años 12 años Asistencia 5 años
JAGUAR 3 años 3 años 12 años
JEEP 2 años 3 años 7 años
KIA 7 años o 150.000 km. 5 años 12 años Transferible en caso de venta. Primeros 3 años
LAND ROVER 3 años 3 años 12 años
LEXUS 3 años o 100.000 km. 3 años 12 años Primer año
MAZDA 3 años o 100.000 km. 3 años 12 años Asistencia 3 años
MERCEDES BENZ 2 años. 3 años 12 años Garantía de movilidad
MINI 3 años o 200.000 km. 3 años 12 años
MITSUBISHI 5 años o 100.000 km. 3 años 6 a 12 años 8 años o 160.000 km. Outlander PHEV
NISSAN 3 años o 100.000 km. 3 años 12 años 5 a 8 años
OPEL 2 años 3 años 12 años Asistencia 2 años
PEUGEOT 2 años 3 años 12 años
PORSCHE 2 años 3 años 12 años
RENAULT 2 o 3 años 3 años 12 años Depende del modelo. Asistencia 2 años
SEAT 2 años 3 años 12 años
SKODA 2 años 3 años 12 años
SMART 2 años 3 años 12 años Asistencia 2 años
SSANGYONG 5 años o 100.000 km. 3 años 12 años Primeros 2 años
SUBARU 3 años o 100.000 km. 3 años 12 años
SUZUKI 5 años o 100.000 km. 3 años 12 años
TOYOTA 3 años o 100.000 km. 3 años 12 años 5 años o 100.000 km.
VOLKSWAGEN 2 años 3 años 12 años 8 años o 160.000 km. Asistencia 6 años
VOLVO 2 años 3 años 12 años

Qué esconde la letra pequeña de tu garantía


1…¿Qué diferencia existe entre la garantía legal y la comercial?
Muchas marcas -como Chevrolet, Dacia, Honda, Infiniti, Land Rover, Toyota, Suzuki…- ofrecen en sus vehículos, además de los dos años de garantía legal, otro de garantía ‘extra’ o comercial -Lexus, hasta tres años ‘extra’ o Kia, hasta cinco-.
Pero, ojo, porque «mientras que la garantía legal es un conjunto de derechos irrenunciables que la Ley concede al consumidor, la comercial es un conjunto de beneficios que el vendedor concede de manera adicional», explica Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de Ganvam -Asoc. de vendedores- y sus condiciones no son las mismas.
«Así, si un vehículo tiene dos años de garantía legal y uno o más años de garantía comercial, los dos primeros se regirán por lo que diga la Ley y los restantes, por las condiciones de la empresa», añade Rocío Algeciras, del gabinete jurídico de FACUA.
2…¿Todas las garantías cubren lo mismo?
No. La Ley obliga a cubrir unos mínimos -los defectos de fabricación- pero, a partir de ahí, cada marca, según su filosofía comercial, ofrece en su garantía más o menos ‘coberturas’ -como préstamo de coche de sustitución, noches de hotel en caso de avería en carretera, asistencia si te quedas sin gasolina o pierdes las llaves del coche…- a las que no obliga la garantía legal. ¡Cuidado si vendes el coche!…Cualquier coche nuevo tiene dos años de garantía… independientemente de quién sea su propietario -si compraste un vehículo a un compraventa y te dio un año de garantía, ocurre lo mismo-; sin embargo; las garantías comerciales no siempre aplican este principio: algunas prescriben cuando el propietario vende su coche -lee muy bien el contrato que has firmado-.
3…Las reparaciones… ¿también tienen garantía?
Sí. Todas las reparaciones -en taller o en servicio oficial- tienen una garantía de mano de obra y piezas de tres meses o 2.000 kilómetros. Además, se dan casos en que el fabricante de la pieza ofrece más garantía -hasta dos años-. ¿Y si me arreglan mal el coche justo antes de que se acabe la garantía? «Si ha vencido la garantía, pero no han pasado seis meses desde que el coche se reparó -en garantía-, el vendedor debe repararlo de nuevo sin coste… siempre que se trate del mismo componente», afirman desde Ganvam.
4…En garantía, ¿cuándo tienes derecho a que te cambien el coche?
La Ley establece que, en caso de avería con el coche en garantía, un consumidor tiene derecho a exigir al vendedor del vehículo su reparación o su sustitución gratuitas… ‘salvo que una de estas dos opciones resulte imposible o desproporcionada’ . También puede solicitar su sustitución si una vez reparada la avería, el coche no queda bien. ¿El problema? Que, normalmente, es el propio taller que ha reparado quien certifica si la reparación es correcta o no…
De cualquier forma, que te devuelvan lo pagado o te cambien tu coche por otro es… muy raro: ten en cuenta que, sólo para matricular otro coche a tu nombre, el concesionario tendría que volver a pagar hasta un 25% de impuestos. Por ello, las sustituciones sólo tienen lugar si acudes a los tribunales y estos consideran que sufriste un «perjuicio grave»; e incluso en estos casos, lo más habitual es que el juez sólo otorgue al propietario una compensación económica por ‘los perjuicios’.
5…La garantía -legal o comercial- no te cubrirá una avería si…
Se debe a un uso indebido del coche… como ‘errores’ de conducción, no pasar las revisiones oficiales, equivocarse de carburante al repostar, llevar el coche excesivamente cargado…
Se trata de elementos de desgaste… como neumáticos, pastillas de freno… aunque algunas piezas son polémicas ya que, según la antigüedad con la que se han roto, pueden considerarse avería por desgaste… o no. ¿La más habitual? La del embrague, que puede romperse debido a una mala conducción.
Alteras el kilometraje del vehículo por razón no justificada.
Modificas un sistema del coche Si, por ej., cambias el equipo de audio original por otro, perderás la garantía sobre ese sistema y el resto de dispositivos relacionados… pero no sobre Participas con tu coche en un evento deportivo.
Si tu coche sufre un accidente y es declarado siniestro total, pero lo arreglas y continúas circulando con él, habrás perdido la garantía de la marca -aunque esté en el periodo legal de dos años-.
Sufres averías por daños medioambientales como, por ej., riadas, terremotos, granizo…
6…Atento, porque cada pieza puede tener una garantía…
Para ciertas partes de un vehículo las marcas pueden ofrecer de una garantía incluso superior que la del modelo en sí. Es el caso de los componentes del sistema híbrido del Toyota Prius -con cinco años de garantía; por tres del coche en general-; las garantías anticorrosión -contra la oxidación de la carrocería- de cada marca que, en Mercedes, Mini, Mitsubishi, Nissan, Peugeot o Seat alcanzan hasta los 12 años -en Porsche y Kia, los 10-; o la pintura de los vehículos de Mini, Porsche o Renault, que llega hasta los tres años… cuando la garantía mecánica en estas marcas es de dos.
Eso sí, para que estas dos últimas garantías -la de anticorrosión y la de pintura- sean válidas en caso de sufrir cualquier problema de chapa o pintura siempre habrás tenido que efectuar la reparación en servicios oficiales de la marca o en talleres que sigan las normas de calidad del fabricante -por ej., si te diste un golpe y tuvieron que cambiar piezas del vehículo-… Por eso, si tu seguro paga los arreglos, acude siempre a los servicios oficiales: si tienes que reclamar, te pondrán menos problemas.
7…¿Qué averías te arreglarán siempre, incluso fuera de garantía?
Una vez hayan pasado los dos años de garantía de un coche, si se produce cualquier avería, la marca no está obligada a repararla a su cargo… salvo que suponga un problema de seguridad: en ese caso, la Ley de Responsabilidad Civil de productos defectuosos fija una responsabilidad durante diez años por los daños y perjuicios que pueda ocasionar ese producto.
Por eso, si una marca detecta -en pruebas internas o a través de clientes- que uno de sus modelos puede presentar un fallo de seguridad -suelen estar relacionados con sistemas eléctricos o el deterioro prematuro de algún elemento que puede llegar a causar un accidente-, te remitirá una carta a través de la DGT para, de forma gratuita, subsanar el problema en sus talleres oficiales -consulta las últimas llamadas a revisión de las marcas en www.consumo-inc.es.

Si sufres un accidente y demuestras que fue culpa de un defecto de fabricación, la marca siempre tendrá que pagarte una indemnización -esté el coche en garantía o no-.
8…Si tu coche se rompe en carretera en garantía…
Recuerda que la mayoría de las marcas ofrecen un servicio de asistencia gratuita en carretera… mientras tu coche esté en garantía. Si sospechas que tu vehículo ha podido romperse por un defecto de fábrica, llama a la asistencia de tu marca -encontrarás el tlf. en el libro de mantenimiento de tu coche- antes que a tu seguro. Te indicarán quién irá a recoger tu automóvil -una es una de sus grúas o una de una compañía asociada-, a dónde debes llevarlo y qué pasos tienes que seguir -incluso si te ofrecen alojamiento o transporte a tu domicilio-.
¡Ojo!…Si te asiste una grúa que no es la de tu marca y lleva tu coche a un taller independiente el fabricante podría no cubrirte la reparación de la avería en garantía alegando que el coche ha sido «manipulado fuera de sus talleres oficiales»…
9…Para reclamar por un defecto de fabricación…
Es fundamental que, al pasar las revisiones oficiales -incluso en talleres independientes-, te sellen siempre el libro de mantenimiento -indicando en él los kilómetros del coche, la fecha de la revisión, las piezas que se han cambiado…-.
Si tu vehículo es reparado estando en garantía, exige siempre la factura -aunque sea a coste cero-, en la que deberán constar los trabajos realizados. Si no aparecen todos las operaciones pide una copia de la hoja de trabajo del taller, en la que sí se detalla todo lo que se le ha realizado a tu vehículo.
10…¿A qué te obliga la garantía?
Legalmente, NO estás obligado a pasar las revisiones en los servicios oficiales, siempre y cuando el taller al que acudas cumpla los requisitos de calidad que exige la marca. Sin embargo, si no has pasado las revisiones en uno de sus servicios oficiales y el coche sufre una avería, serás tú quien deba demostrar que el taller al que acudiste… cumplía los estándares de calidad la marca -mostrando, con la factura, que se llevaron a cabo las operaciones requeridas por la marca-. ¿La conclusión? Para evitar problemas, acude a los talleres oficiales durante la garantía.
Eso sí, compara siempre precios entre talleres: las diferencias entre distintos servicios oficiales pueden llegar a ser de hasta un 25%. Por ej., al solicitar presupuesto para la revisión de los 20.000 km de un Renault Mégane 1.9 dCi 130 CV, nos pidieron 129e en un taller de Zaragoza y… 180- en otro de Lérida. Puedes pasar las revisiones de tu marca en cualquier servicio oficial de España.

Embrague quemado a los 19000km de un Kia Rio del 2012.
A alguien le a pasado esto??
Que puedo hacer?

Inicio

Reciente

  • Audi junta en la Super Bowl sus coches eléctricos, ‘Frozen’ y ‘Juego de Tronos’ para despedirse (metafóricamente) de la gasolina
  • Esta es la imagen que demuestra por qué nunca se debe viajar en coche con los pies en el salpicadero
  • ¡Vetado! Honda no quiere que Fernando Alonso utilice sus motores en las 500 millas de Indianápolis
  • Jeep e-Bike: la bicicleta eléctrica todoterreno de Jeep con 64 km de autonomía y motor de 750W llegará en junio en Xataka
  • Ford crea una tuerca única en 3D para evitar el robo de ruedas… ¡a partir de la voz del conductor!
  • Schumacher, Alonso, Hamilton, Prost… Estas son las siete mejores generaciones de pilotos de la historia de la Fórmula 1
  • Coches de gas frente a coches eléctricos: estas son las armas que tiene cada tecnología para hacerse con el futuro de la automoción en Xataka
  • La pista Hot Wheels más larga del mundo mide 663,298 metros y ya tiene su récord Guinness
  • Probamos el Peugeot e-208, un coche eléctrico que convence por su diseño y dinamismo, pero no por su autonomía
  • Este Land Rover Discovery camperizado está a la venta y lo tiene todo: baño completo, cocina y hasta escritorio
  • La Opus OP-15 es una caravana de bolsillo de lo más completa, con paneles solares y cocina extraíble
  • ‘Fast and Furious 9’ lanza su tráiler: John Cena es la gran novedad de la saga de acción más loca y exitosa de los últimos años en Espinof
  • ¡Se acabó la espera! El camión eléctrico Tesla Semi empezará sus primeras entregas este año: podríamos verlo en verano
  • El duelo Tesla-Rivian, más cerca: la pick-up eléctrica Rivian R1T se fabricará desde diciembre y será más asequible de lo previsto
  • De película: Japón obtiene una orden de arresto contra Carlos Ghosn y tres posibles cómplices exmilicianos
  • Aston Martin respira gracias a una inversión de casi 600 millones de euros de su nuevo accionista, Lawrence Stroll
  • El SEAT 1400 de rally vuelve 65 años después a surcar los tramos del Rally Monte-Carlo Histórico 2020
  • ‘Fast & Furious’ se estrena en LEGO Technic: por fin tendremos un coche de la saga, que llegará en abril
  • Es oficial: vuelve el Hummer, el rey de todos los excesos, y lo hace ahora como una pick-up eléctrica
  • ¡Aston Martin vuelve a la Fórmula 1! Racing Point cede su hueco tras la compra de Lawrence Stroll de la compañía

Ver más artículos

POSVENTAVEHÍCULOS

La mejor garantía de la industria automotriz colombiana

Los altos niveles de calidad en todos los productos nos permiten , sin problema alguno, otorgar una garantía extendida a 7 años o 140.000km. Queremos una relación a largo plazo con nuestros clientes y , a través de esta nueva garantía, queremos dar toda la tranquilidad para que puedas disfrutar de un Hyundai sin preocupación alguna. Más allá que las distancias recorridas, lo que realmente importa son la experiencia vividas!

Condiciones

La nueva garantía de 7 años o 140.000km aplica para todas las unidades facturadas desde el 1 de enero de 2016 en los concesionarios de la red oficial de NEOHYUNDAI. Conoce tu concesionario más cercano

La aplicación de la garantía está sujeta al mantenimiento en la red oficial de concesionarios autorizados y está condicionada al cumplimiento de las políticas y protocolos de mantenimiento sugeridas por el fabricante, incluyendo los mantenimientos periódicos programados detallados en el manual de usuario. Las piezas reemplazables en los mantenimientos preventivos, los aceites, refrigerantes, material de desgaste, partes eléctricas, accesorios, radios, pintura, aire acondicionado y partes de mantenimiento están limitadas y se encuentran detallados en la libreta de garantía que se entrega al usuario. La nueva garantía aplica para unidades facturadas a partir del 1 de enero de 2016 en los siguientes concesionarios de la red oficial de concesionarios NEOHYUNDAI: Alfa Motors, Asan Motors , Autama Motor, Auto Alamo, Auto Arrecife de la Costa, Auto Union, Automobiles Exlcusivos, Automotores Hyundai Del Pacifico, Autonal, Autonorte, Autosinu, Business Car, Carco, Caribe Automotriz, Cartaxis, Casautos, Central Motor, Colwagen, Danautos Motors, Discarros Hyundai, Fersautos, Los Coches, Macarena Motors, Madiautos Hyundai, VehiHyundai, Reindustrias, Sida, Taxmotor, Trafalgar, Zagautos.

DESCARGAR MANUAL DE GARANTÍA >

«Los altísimos niveles de calidad de la marca en todos nuestros productos permiten, sin problema alguno, otorgar una garantía extensa como la que estamos lanzando para el mercado colombiano. Buscamos una relación de la largo plazo con nuestros clientes y, a través de esta nueva garantía, queremos dar toda la tranquilidad para que puedan disfrutar de un Hyundai sin preocupación alguna», señaló Neocorp.

El distribuidor anunció además que ya ha firmado contratos de concesión con 28 empresas para la distribución de vehículos Hyundai a lo largo del territorio colombiano, las cuales ofrecerán además servicio de venta, postventa y venta de repuestos en todo el país. Así pues, Neocorp sigue expandiendo su cobertura y adelanta conversaciones con potenciales aliados para atender a todos los consumidores colombianos.

A escasos dos meses de su llegada al mercado, Neocorp ya ha desarrollado una amplia red de concesionarios, integrada por Alfa Motors, Asan Motors, Autama Motor, Auto Álamo, Auto Arrecife de la Costa, Auto Unión, Automóviles Exlcusivos, Automotores Hyundai del Pacífico, Autonal, Autonorte, Autosinu, Business Car, Carco, Caribe Automotriz, Cartaxis , Casautos, Central Motor, Colwagen, Danautos Motors , Discarros Hyundai, Fersautos, Los Coches, Macarena Motors, Madiautos Hyundai, Primerautos de Colombia, Reindustrias, Sida, Taxmotor, Trafalgar y Zagautos.

Adicionalmente, el nuevo distribuidor prepara varios lanzamientos para Colombia, entre ellos y muy pronto, la totalmente nueva Hyundai Tucson.

Nueva Hyundai Tucson 2016

Lo que viene de Hyundai: Tres nuevos modelos y garantías de 7 años

Un repaso sobre el complejo cambio de representante de Hyundai en Colombia, cuyo resultado es el lanzamiento de nuevos vehículos, una fortalecida red de ventas y servicio y nuevas garantías para modelos 0 kms.

PUBLICIDAD

La firma Hyundai Colombia Automotriz, propiedad del empresario Carlos Mattos, representó al fabricante coreano desde su llegada al país en julio de 1992 y de hecho, logró posicionarla en el mercado local. Sin embargo, en los últimos años el incumplimiento de metas impuestas desde Corea y diferencias en la visión gerencial, llevaron a que la casa matriz decidiera cambiar su representante en nuestro territorio.

Fue el pasado mes de octubre cuando se hizo oficial el fin del contrato entre Hyundai y Mattos (ver nota), de manera que este no quedó cruzado de brazos y empezó una batalla legal por sus derechos, incluso denunciando abandono del fabricante pues según él, no despachó los repuestos necesarios para cubrir las garantías vigentes (ver nota).

En consecuencia, la marca sufrió una disminución del 27% en sus ventas durante el mes de enero y se creó un clima de incertidumbre a su alrededor en tanto que el nuevo representante, Neocorp, se preparaba para afrontar el reto de asumir en pleno las actividades de la marca coreana en el país.

También le puede interesar: Prueba del Hyundai Grand I10 Illusion

PUBLICIDAD

La era Neocorp

Por estos días se produce el inicio formal de funciones de Neocorp, en el que, de acuerdo con declaraciones entregadas al diario El Espectador, empresas destacadas del ramo de los concesionarios como Autonal, Carco, Los Coches, Colwagen, y Autogermana, han firmado alianzas estratégicas para distribuir los vehículos Hyundai, se han hecho inversiones en mejorar los servicios posventa, e instalaron sus oficinas centrales en el norte de Bogotá.

Car Hyundai, la antigua red de concesionarios del grupo Mattos, no está en los planes de negocios de Neocorp, pero les darán la opción de dar en arriendo sus activos, pongan su respectivo anuncio y vendan los productos de la marca, aprovechando su conocimiento de esta.

Neocorp también presentará en Colombia la nueva imagen de la marca, ahora en color café brillante, buscando que Hyundai sea vista por sus clientes como una marca más premium. Y claro, no todo se concentrara en la imagen, pues cada automóvil contará a partir de ahora de una garantía de 7 años o 140.000 kilómetros, lo que ocurra primero.

El grupo empresarial ecuatoriano de la familia Eljuri, que representa a Hyundai con la empresa Neocorp, realizóuna inversión inicial de 14 millones de dólares, y espera desembolsar otros 60 millones en los próximos cuatro años.

También le puede interesar: Prueba del Hyundai Eón, el pequeño gran guerrero

Los nuevos Hyundai que llegarán a Colombia

En las próximas semanas Hyundai Neocorp lanzará al mercado colombiano tres nuevos vehículos, el primero será la tercera generación de la Tucson, luego viene la mini SUV Creta y finalmente el renovado sedán Elantra.

Hyundai Tucson

Es una SUV compacta fabricada en las plantas de Ulsan en Corea del Sur y en Zilina, Eslovaquia. Ofrece alternativas de motor 2.0 litros de gasolina que desarrolla 164 caballos de potencia alimentado por inyección variable GDI, un 1.6T que genera una potencia de 174 caballos y una opción diésel (CRdi) de 2.0 litros y 185 caballos.

PUBLICIDAD

Se puede optar por caja automática y mecánica, ambas de seis velocidades, y en versiones de tracción sencilla (4×2) y AWD con el denominado Advanced traction cornering control (ATCC) que envía más torque a las ruedas de mayor agarre. (ver nota)

Hyundai Creta

Esta camioneta fabricada en Chennai India, viene a competir contra los modelos del segmento C-SUV como la Renault Duster, Ford Ecosport y Chevrolet Tracker, entre otras.

Viene equipada con un motor a gasolina de 1.6 litros de 125 caballos, aunque se puede optar por un tren motriz diésel (CRdi) de 1.6 litros y 128 caballos. La tracción es delantera (4×2) y está disponible con transmisión manual de seis cambios o automática de tipo secuencial con el mismo número de relaciones.

PUBLICIDAD

Hyundai Elantra 2017

Sedán del segmento C de la marca coreana que llega a su sexta generación, es fabricado en Ulsan, Corea del Sur, y en Montgomery Alabama, Estados Unidos, equipado con lo último para este tipo de vehículos.

La oferta disponible de motores empieza con el 1.6 litros de inyección directa de 130 caballos de fuerza, sigue con el 2.0 litros de ciclo Atkinson que logra 147 caballos y termina con la opción diésel de 1.4 litros GDI de 128 caballos, se puede escoger entre la transmisión manual o automática, ambas de seis velocidades, o unaautomática de siete cambios de doble embrague.

Fabián Rojas Castañeda – Redacción Revista Virtual El Carro Colombiano.
Con información de El Espectador, Prensa Hyundai-Neocorp y Hyundai Motor Company.

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *