Que es los

Significado de Organismo

Qué es un Organismo:

Un organismo en Biología es un ser vivo y también el conjunto de órganos de un ser vivo. También se utiliza esta palabra para referirse a una entidad pública o privada que realiza funciones de interés general. ‘Organismo’ se forma con el término griego ὄργανον (‘órgano’) y el sufijo ‘-ismo’ (‘proceso’, ‘estado’).

Organismo genéticamente modificado

Un organismo genéticamente modificado (OGM) o un organismo transgénico es un ser vivo de una especia en el que a través de la ingeniería genética se ha variado su configuración genética. Este tipo de modificación se producen especialmente para variar algún rasgo o capacidad funcional, que sea detectable, heredable y con alguna utilidad práctica o científica.

La investigación y utilización de organismos genéticamente modificados está regulada por ley en muchos países (por ejemplo, la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados, vigente en México).

Organismo autótrofo y organismo heterótrofo

Ambos conceptos hacen referencia a la forma de conseguir materia orgánica para nutrirse de los seres vivos.

Los organismos autótrofos son los seres vivos que son capaces de producir sus propios alimentos a través de sustancias inorgánicas. Se pueden clasificar en fotosintéticos y quimiosintéticos. Algunos ejemplos son el eucalipto, el pino y las bacterias fotosintéticas.

Los organismos heterótrofosson los seres vivos que no son capaces de producir sus propios alimentos, sino que se nutren con las sustancias orgánicas sintetizadas por otros organismos (ya sean autótrofos o heterótrofos). Se pueden clasificar en fotorganótrofos y quimiorganótrofos. Algunos ejemplos son el bacalao, la nutria y el buey.

Organismo unicelular

Un organismo unicelular es un ser vivo formado por una única célula. Esa única célula realiza, por lo tanto, las tres funciones vitales (nutrición, relación y reproducción).

Muchos de ellos son procariotas como las bacterias (por ejemplo, cocos, bacilos y espirilos), pero también eucariotas como los protozoos o protozoarios (por ejemplo, paramecios y amebas) y hongo como las levaduras. Están considerados más sencillos y primitivos que los organismos pluricelulares. Algunos de ellos como producen enfermedades pero otros son utilizados para elaborar alimentos y medicamentos por el ser humano.

Vea también:

  • Protozoario
  • Unicelular

Organismo internacional

Un organismo internacional es una entidad pública cuyos miembros se corresponden con países u otras organizaciones intergubernamentales. Para diferenciarlo del concepto de ‘organización internacional’, en ocasiones se utilizan los términos ‘organismo internacional gubernamental’ y también ‘organismo internacional público’.

Organismo social

Un organismo u organización social es un sistema estructurados y formado por un grupo de personas que forman un colectivo y que mantienen determinadas relaciones sociales con el fin de obtener ciertos objetivos. Las características fundamentales, por lo tanto, son la interacción, la cooperación y la existencia de objetivos comunes. Este concepto se utiliza especialmente para referirse a las agrupaciones que tienen fines sociales.

Organismo

Organismo
Concepto: Puede referirse a organismo como ser vivo; como órgano biológico; como institución u organización.

Organismo. El término puede referirse a organismo como ser vivo; como órgano biológico o como institución u organización.

Ser vivo

Un ser vivo se define por características que le son propias tales como:

  • Ser autopoyeticos (cuentan con la capacidad de realizar funciones como la Autoconservación, la Autoreplicación y la Autoregulación)
  • Tienen un Metabolismo activo
  • Poseen estructura celular (compuesto por una o varias Células). En cualquier caso, organismos no son mas que seres vivos.

Por un lado, el término organismo se utiliza muy frecuentemente como sinónimo de ser vivo, en este sentido, un organismo es el conjunto de Átomos y Moléculas que forman una estructura material muy organizada y compleja en la cual también intervienen sistemas de comunicación molecular que interactúan con el medio ambiente intercambiando energía y materia de un modo muy ordenado y que son los que le permitirán desempeñaral organismo en cuestión las funciones más básicas de la vida como ser la nutrición, la relación y la reproducción. De esta manera que se describe, los organismos funcionan y actúan por si mismos sin perder el nivel estructural hasta la muerte.

Los organismos están compuestos por materia, la cual, en un 95% está formada por cuatro bioelementos que son el carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno y sus propiedades básicas resultan siendo la organización, la homeostasis que es el equilibrio interno natural que cada organismo observa, la irritabilidad, que es la reacción ante aquellos estímulos externos, el metabolismo que se encarga del proceso de transformar la energía en nutrientes para que el organismo siga activo y en funcionamiento, el desarrollo, cuanto más nutrientes se transforman el organismo irá adquiriendo tamaño, la reproducción, que es la habilidad que tienen los organismos para producir copias de si mismos y la adaptación al ambiente.

Órgano biológico

Estructura de los seres vivos (animales, plantas, etc.) dotada de una o varias funciones y formada por tejidos. Por otra parte y a instancias de la Biología, un organismo es el conjunto de tejidos con estructura, que tiene una función definida y que forma parte de un ser vivo.

Organización e Institución

Y finalmente la palabra organismo también se la usar muy recurrentemente para designar y referirse a aquellos sistemas sociales que están diseñados para conseguir metas y objetivos a través de la disposición de recursos humanos y de cualquier otro tipo que contribuya al fin mencionado.

Organización

Sistema social que fue diseñado para lograr objetivos y metas a través de los recursos humanos, de la gestión de talento humano y de otro tipo. Se componen por subsistemas, que se relacionan entre sí cumpliendo funciones especializadas. Las personas también las utilizan como un convenio sistemático para lograr algún propósito específico. Son objeto de estudio de la Ciencia de la Administración, y al mismo tiempo de otras áreas tales como Economía, Sociología y Psicología.

Institución

Mecanismo de orden social y cooperación que se específica en normalizar el comportamiento de un grupo (sea reducido o compuesto por una sociedad entera). Trascienden las voluntades individuales, ya que se identifican al imponer un propósito teóricamente considerado bien social, o normal para ése grupo. En cada caso puede variar su mecanismo, pero también es a destacar que se elaboran numerosas normas o reglas que no son flexibles. Se aplica en general el término a las normas de conducta y costumbres que la sociedad considere importantes, como las formales organizaciones de gobierno y el servicio público. Es uno de los objetos de estudio mas importantes en ciencias sociales (antropología, sociología, ciencia política, economía y administración). También es un tema central para el derecho (en lo referido al régimen formal para elaborar e implantar reglas). Su creación y evolución juega un papel importantísimo en la historia de las sociedades, existiendo incluso la ciencia, historia de las organizaciones.

Bitcoin es un organismo vivo

Antes de comenzar, queremos agradecer al autor de este artículo: Gigi quien nos dio permiso para su traducción. Tras leer sus otros textos, nos dimos cuenta que Gigi tiene la misma idea que nosotros y que se hizo la misma pregunta:

¿Es Bitcoin un organismo vivo?

La definición de la vida ha sido un desafío para los científicos y filósofos por igual. Si bien se han presentado muchas definiciones, lo que diferencia exactamente a los vivos de los no vivos sigue siendo difícil de alcanzar. ¿Están vivos los virus? Moléculas de ADN? ¿Virus informáticos? ¿Minerales producidos biológicamente?

Ralph Merkle, inventor del hashing criptográfico y homónimo del árbol Merkle, argumentó que Bitcoin es el primer ejemplo de una nueva forma de vida. En esta serie de artículos, tengo la intención de tomar en serio esta afirmación, explorarla más a fondo y ver qué se puede obtener al ver a Bitcoin como un organismo vivo.

La primera parte establecerá que Bitcoin es de hecho un organismo vivo. La segunda parte analizará más de cerca los diversos hábitats de Bitcoin y cómo los cambios en estos hábitats podrían afectar al organismo. En la tercera parte diseccionaremos el organismo Bitcoin, tratando de comprender algunas de sus partes con más detalle. Finalmente, realizaremos el experimento mental de tratar de matar a Bitcoin, para ilustrar la notable capacidad de recuperación de este extraño organismo descentralizado.

¿Qué es la vida?

La cuestión de si algo está vivo o no obviamente depende de la definición de vida de uno. La vida es infinitamente compleja, por lo que no sorprende que responder la pregunta “¿Qué es la vida?” Lleve a una multitud de respuestas. Dejando a un lado las especulaciones de la nueva era, parece que la vida es un proceso, no una sustancia.

Podemos intentar describir este proceso observando cosas que están vivas y observando lo que hacen: tienden a crecer, reproducirse y responder. Heredan rasgos, están formados por unidades más pequeñas (células) y usan energía para mantener su estructura interna frente a la entropía.

Desde una perspectiva física, los seres vivos son sistemas termodinámicos: utilizan las diferencias de energía en su entorno para mantener una organización molecular específica y crear copias de sí mismos. Hablando termodinámicamente, los sistemas vivos pueden disminuir su entropía interna a expensas de la energía “libre” que recibe del medio ambiente. En resumen, los seres vivos crean orden a partir del caos.

Bitcoin está haciendo exactamente eso: toma energía del medio ambiente y pone las cosas en orden, es decir, disminuye su entropía interna. Lo hace agregando bloques a una estructura bien ordenada. Algunos llaman a esta estructura blockchain, otros lo llaman un libro de contabilidad distribuido. Me abstendré de usar cualquier nombre, ya que el nombre de esta estructura en particular no es importante y no ayuda a transmitir una verdad más profunda: que esta estructura es solo una parte de un sistema grande y complejo, al igual que la columna vertebral en vertebrados. Es importante, sin duda. Pero distribuido o no, un libro de contabilidad por sí solo es tan útil y tan vivo como una bolsa de huesos.

Para entender por qué Bitcoin se comporta animadamente, tendremos que mirar más allá de las palabras de moda y preguntarnos qué es realmente Bitcoin, de qué está hecho y cuáles son sus límites.

¿Qué es bitcoin?

En comparación con la vida biológica, Bitcoin es bastante simple. Sin embargo, encontrar una respuesta sucinta a “¿Qué es Bitcoin?” No lo es.

Dependiendo de sus antecedentes, puede ser una red informática, una revolución financiera, una forma de proteger su patrimonio, un sistema de pago, una capa de liquidación global, una alternativa a la banca central, dinero sólido, una economía paralela, un ejercicio de libertad de expresión, una burbuja, un esquema piramidal, un sistema de mensajería, un protocolo de comunicaciones, una base de datos ineficiente, dinero en Internet o todo lo anterior. En resumen, Bitcoin es cosas diferentes para diferentes personas.

Cualquier definición que se le dé a Bitcoin, sin duda es una fuerza a tener en cuenta. Tiene vida propia y, por lo tanto, podría decirse que se describe mejor como un ser vivo.

Muchas personas parecen haber llegado a esta conclusión de forma independiente. Bitcoin se describe como un ejército de hormigas cortadoras de hojas en Mastering Bitcoin de Andreas M. Antonopoulos, un sistema biológico que funciona en concierto sin un coordinador central. El tejón de miel, un animal que se usa comúnmente para referirse a Bitcoin (ya que no le importa y no le teme a nada) está en la portada de Bitcoin de programación de Jimmy Song. Dan Held comparó la invención de Bitcoin con la plantación de un árbol, examinando las especies (código), la estación (tiempo), el suelo (distribución) y la jardinería (comunidad) que fueron esenciales para su éxito. Brandon Quittem postula que Bitcoin es más similar al micelio, la red subterránea que alimenta el reino de los hongos y, por lo tanto, puede entenderse mejor como un organismo descentralizado.

¿La serpiente de la regulación y la banca central te muerde mientras la comes con vida? ¡Al tejón de miel no le importa! Y al igual que a un ejército de hormigas no le importa si la mitad de los trabajadores son arrastrados por una inundación, a la red de Bitcoin no le importa si la mitad de los nodos están fuera de línea mañana.

“Honey badger don’t care, honey badger don’t give a fuck.” — Randall

Los memes como estos, especialmente si sobreviven y siguen siendo populares durante un largo período de tiempo, tienden a ser correctos, conceptualmente. Lo que la gente parece decir cuando se refieren a Bitcoin como el tejón de miel es que, en esencia, Bitcoin se comporta como un animal que no se puede controlar, no se puede domesticar y no se preocupa demasiado por las externalidades.

A qué organismo en particular se parece más Bitcoin se dejará como ejercicio para el lector. Los ejemplos anteriores deberían simplemente ilustrar que varios autores dieron el salto intelectual de clasificar a Bitcoin como un organismo vivo, un salto que creo que es fascinante, útil y, en última instancia, correcto.

Bitcoin es un organismo vivo, y deberíamos tratar de entenderlo como tal si queremos vivir en armonía con él.

El organismo de Bitcoin

Como se mencionó anteriormente, Ralph Merkle fue el primero en señalar que Bitcoin puede ser visto como una entidad viviente. Comentó que Bitcoin ha generado una increíble cantidad de entusiasmo en la comunidad técnica, y trató de traducir esta emoción en algo que todos puedan entender: una nueva forma de vida.

“Brevemente, y no técnicamente, Bitcoin es el primer ejemplo de una nueva forma de vida. Vive y respira en internet. Vive porque puede pagar a las personas para mantenerlo vivo. Vive porque realiza un servicio útil que la gente le pagará por realizar. Vive porque cualquiera, en cualquier lugar, puede ejecutar una copia de su código. Vive porque todas las copias en ejecución están constantemente hablando entre sí. Vive porque si alguna de las copias está dañada, se descarta, rápidamente y sin ningún problema. Vive porque es radicalmente transparente: cualquiera puede ver su código y ver exactamente lo que hace “.

– Ralph Merkle

Si bien Bitcoin es realmente radicalmente transparente, no es perfectamente obvio dónde comienza y dónde termina. Como todos los seres vivos, Bitcoin no es solo una gota de materia uniforme. Es un ser dinámico y vivo, que consta de muchas partes diferentes, todas las cuales se comunican e influyen entre sí, así como con otros seres vivos y el medio ambiente en su conjunto.

El organismo Bitcoin se compone de muchas partes entrelazadas que trabajan juntas para garantizar la supervivencia del conjunto. Al igual que con los organismos biológicos, tan pronto como falta una parte crucial, todo el organismo está destinado a morir.

Bitcoin, sin embargo, es una bestia extraña. Vive a través de dominios, con un pie en el ámbito puramente informativo (ideas y código) y un pie en el ámbito físico (personas y nodos).

El organismo Bitcoin se manifiesta a través de la interacción de ideas, códigos, personas y nodos. Las cuatro piezas conceptuales reaccionan e influyen entre sí en un ciclo de retroalimentación que genera valor y mantiene vivo a Bitcoin.

Si las personas son parte del organismo Bitcoin, o simplemente viven en simbiosis con él, depende de su punto de vista. Por ahora, tomemos una visión global del organismo de Bitcoin, incluidas las personas como una parte del todo. Después de todo, al igual que no podemos vivir sin una multitud de bacterias, hongos, virus y otros bichos que componen el microbioma humano, Bitcoin no puede vivir sin nosotros: los pequeños seres en el espacio de la carne que lo mantienen vivo.

En cualquier caso, los nodos y sus operadores son cosas tangibles que se manifiestan en el mundo físico. Al igual que las células de su cuerpo, todos los componentes físicos del organismo Bitcoin pueden y serán reemplazados con el tiempo. Los operadores de nodos van y vienen, el hardware de nodo y minería se reemplaza periódicamente, e incluso granjas mineras enteras se desconectan y se reemplazan por instalaciones más rentables.

Las ideas y el código son más etéreos. No se pueden agarrar o señalar de la misma manera. Sin embargo, Bitcoin tiene una esencia, el alma del organismo, si lo desea. Tenga en cuenta que esta esencia podría, en teoría, dar vida a un nuevo huésped si la encarnación actual del organismo muere. El fantasma de Bitcoin es independiente de su cuerpo físico, para tomar prestada una metáfora de Shirow’s Ghost in the Shell.

Mientras algo sea compatible con esta esencia, será tratado como parte del todo. Sin embargo, si algo es incompatible, será rechazado, al igual que los organismos biológicos rechazan objetos extraños dentro de sus cuerpos.

Parte de esta esencia se hace explícita por las reglas de consenso de Bitcoin, otras partes se repiten como mantras: “no tus llaves, no tu bitcoin” y “ejecuta tu propio nodo” son recordatorios suaves de las lecciones aprendidas, así como atajos para una comprensión más profunda de lo que es y debe ser Bitcoin.

Con una idea básica de los componentes y la extensión del organismo de Bitcoin en mente, volvamos a la definición descriptiva de la vida anterior y veamos cómo Bitcoin se asigna a cada rasgo.

  • Crecimiento: Bitcoin crece de múltiples maneras. La red crece, el valor de cada bitcoin crece, el mercado crece, su base de usuarios crece y el ecosistema en su conjunto también crece.
  • Reproducción: Paradójicamente, Bitcoin usa la replicación para crear escasez absoluta. Se reproduce de múltiples maneras y en múltiples niveles: el código fuente se replica en los repositorios, el software se copia a sí mismo después de la instalación, el libro mayor se reproduce en cada nodo, los bloques se propagan a través de la red por replicación e incluso los UTXO se pueden entender como entidades reproductivas, dividiéndose y fusionándose durante el proceso de transacción. También existen mutaciones en todos los niveles: Bitcoin ha generado transacciones inválidas, bloques inválidos, cientos de tenedores y miles de copias imperfectas en los últimos años.
  • Herencia: Bitcoin hereda varios rasgos de sus predecesores: criptografía de clave pública, firmas digitales, redes de igual a igual, marca de tiempo digital y costos inolvidables, solo por nombrar algunos. Además, la naturaleza abierta de Bitcoin permite la transferencia de genes tanto vertical como horizontal: algunos rasgos se desarrollan por mutaciones graduales de versiones anteriores, otros encuentran su camino en la base de código incorporando ideas de otros proyectos.
  • Homeostasis: por encima de todo, las reglas de consenso de Bitcoin son responsables de sus condiciones internas estables. Si los bloques no se adhieren a las reglas de consenso actuales, serán rechazados sin piedad y rápidamente. La red Bitcoin se librará de estos bloques al igual que eliminamos las células muertas de nuestra piel.
  • Metabolismo: las plataformas mineras de todo el mundo mantienen vivo al organismo, erigiendo paredes prácticamente impenetrables en el proceso. La energía se transforma en ámbar digital, asegurando que el escudo alrededor de las transacciones pasadas crezca y el corazón de Bitcoin siga latiendo.
  • Celular: Múltiples partes de Bitcoin son celulares: la red de Bitcoin consta de nodos, cada uno de los cuales es una entidad funcional autosostenible. El libro mayor en sí mismo es celular, ya que los bloques (y las transacciones) son básicamente celdas en una hoja de cálculo grande, solo para agregar.
  • Receptivo: Bitcoin es un organismo altamente receptivo. Responde a cambios en el precio, cambios políticos, cambios económicos, cambios ambientales (por ejemplo, si se cortan partes de Internet), cambios tecnológicos (por ejemplo, avances en la fabricación de chips) y cambios en nuestra comprensión científica (por ejemplo, avances en informática, Matemáticas o criptografía). Reacciona por sí solo, sin ninguna persona, compañía o estado-nación a cargo.

Como se mencionó anteriormente, la vida es un proceso, no una sustancia. Una delicada danza de innumerables partes, todas señalando y comunicándose de una manera intrincada para autosustentar cada organismo, y el fenómeno que llamamos vida en su conjunto.

“La vida es como el fuego, no el agua; Es un proceso, no una sustancia pura. La prueba de vida más simple, pero no la única, es encontrar algo que esté vivo “.

– Christopher McKay

En palabras del astrobiólogo Chris McKay, la prueba más simple de la vida es encontrar algo que esté vivo. He encontrado Bitcoin, y por lo que puedo ver, está vivo, por todas las razones descritas anteriormente.

Conclusión

Bitcoin marca todas las casillas cuando se trata de las características de los seres vivos: crece, se reproduce, hereda y transmite rasgos, usa energía para mantener una estructura interna estable, es de naturaleza celular y responde a los diversos entornos en los que vive.

En la siguiente parte de esta serie, veremos más de cerca estos entornos y cómo Bitcoin responde a los cambios en ellos. Bitcoin vive y respira en Internet, como dijo maravillosamente Ralph Merkle. Pero podría decirse que Internet no es el único entorno en el que vive.

Por ahora, espero haberte convencido de que Bitcoin puede ser visto como un organismo vivo, por extraño que sea.

Ir a Buda.com

¿Qué son?

Los alimentos transgénicos son aquellos productos que están genéticamente modificados, es decir, su composición consta de un ingrediente que procede de un organismo que contiene un gen de otra especie. Este gen ha sido modificado por expertos para incluir genes de otras plantas o animales.

Actualmente, gracias a la biotecnología se puede transferir un gen de un organismo a otro para dotarle de alguna cualidad del que éste carece, de esta forma algunas plantas pueden aguantar mejor las sequías, por ejemplo.

¿Cuáles son los alimentos transgénicos?

Éstos son algunos de los alimentos transgénicos que podemos encontrar:

  • Maíz transgénico: en el caso del maíz, los nuevos genes son implantados en el genoma de la planta. Gracias a esta modificación el maíz es mucho más resistente a los insectos y herbicidas. Los granos de maíz que produce después de la transformación genética son brillantes y tienen un color anaranjado.
  • Patatas transgénicas: en este caso, las enzimas de almidón son invalidadas al ser introducida una copia antagónica del gen que la anula.
  • Tomates transgénicos: aquí, la diferencia con los tomates comunes es que el tiempo en el que se descomponen es mucho más largo, para ello, una de sus enzimas tiene que ser inhibida genéticamente gracias a su gen opuesto.
  • Carnes transgénicas: el objetivo es aumentar el tamaño y el peso de los animales, además de acelerar su crecimiento.
  • Arroz transgénico: la función es que contenga más vitamina A.
  • Café transgénico: el único objetivo es aumentar la producción e incrementar la resistencia a los insectos.

¿Cuántos tipos de alimentos transgénicos hay?

Existen diferentes tipos de alimentos transgénicos que pueden clasificarse en:

  1. Sustancias empleadas en tratamientos de animales con el objetivo de mejorar la producción: como por ejemplo, las hormonas de crecimiento bovino que se utilizan para aumentar la producción de la leche. Aunque esta hormona está permitida en Estados Unidos, no lo está en la Unión Europea.
  2. Sustancias usadas en la industria alimentaria, obtenidas de microorganismos por técnicas de DNA recombinante: como en el caso de quimosina recombinante, que se usa en la Unión Europea para fabricar queso.
  3. Animales transgénicos que segreguen en su leche una proteína humana o que tengan menor contenido de lactosa: en este caso aún no se comercializan, por ello no hay mucha información sobre ello.

¿Para qué se crearon los alimentos transgénicos?

Desde su aparición, este tipo de alimentos han sido objetivo de mucha polémica. Existen posiciones enfrentadas entre los que están de acuerdo y aquellos expertos que están en contra de su utilización.

Aquellos que se posicionan en contra defienden que la agricultura industrial que actualmente se vende como “alimentos para toda la humanidad” está causando daños irreversibles.

Por su parte, los defensores opinan que con la modificación genética se consigue que el alimento sea mucho más resistente y que contenga mayores cualidades nutritivas.

En resumen, podríamos decir que el objetivo con el que se hacen los alimentos transgénicos es para que los alimentos sean más resistentes, duraderos, más nutritivos y se desarrollen en menos tiempo.

Beneficios a favor de los alimentos transgénicos

  • Los alimentos transgénicos están sometidos a controles y análisis constantemente, teniendo que pasar por procesos rigurosos y exhaustivos.
  • Debido a su modificación genética, son productos más resistentes a plagas, a las enfermedades y a productos herbicidas.
  • La mejora en las características nutritivas de los alimentos, con mayor contenido en vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales o con menor contenido en ácidos grasos saturados.

Desventajas de los alimentos transgénicos

Greenpeace explica que, “los riegos sanitarios a largo plazo no se están evaluando correctamente”, añade además que “hay informes científicos en los que se muestran evidencias de riesgos a la salud: alergias, aparición de nuevos tóxicos y otros efectos inesperados son algunos de los riesgos”.

Además la contaminación genética puede suponer un cierto riesgo para la biodiversidad, por lo que hay que valorar la posibilidad de que los nuevos rasgos implantados puedan ser transmitidos a especies emparentadas.

Ver también:

Alergias alimentarias

Gastritis

Pancreatitis

¿Sabe usted qué es un transgénico?

El debate sobre los alimentos modificados genéticamente se reaviva de nuevo, todo por cuenta del último informe de la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos que concluyó que los cultivos transgénicos no son nocivos para la alimentación ni para el medioambiente. A este reporte se sumó la carta firmada por más de un centenar de premios nobel de medicina, física y química, en la que acusan a Greenpeace de ser un obstáculo para solucionar el problema del hambre mundial y piden replantear su posición contraria a los alimentos genéticamente modificados (AGM).

La respuesta de ambientalistas y activistas anti-AGM no se hizo esperar y afirmaron que estos estudios y opiniones están viciados y sustentados en mentiras. Por un lado, sostienen que la Academia Nacional de Ciencias tiene un conflicto de intereses ya que muchos de sus miembros han tenido lazos con las grandes compañías que dominan la producción de transgénicos. Y por el otro, Greenpeace dijo que las acusaciones de los premios nobel son falsas, y mantuvo su oposición al uso masivo de transgénicos.

En medio de la discusión, la mayoría no entiende lo que significa la modificación genética. Según Paul Chavarriaga, investigador del Ciat, no se sabe lo que es un alimento transgénico y otro mejorado genéticamente, confusión que ha viciado el debate. Por lo general se tiende a pensar que si algo es mejorado genéticamente entonces es trangénico y por lo tanto malo. Pero lo cierto es que todos los científicos están de acuerdo es que el hombre lleva milenios haciendo modificaciones genéticas a animales y vegetales en su proceso de domesticación.

“La modificación genética de un organismo tiene que ver con un cambio que puede ser heredable a su progenie. Ese proceso es lo que el hombre ha venido haciendo desde hace 10.000 años, con el inicio de la agricultura, y hoy lo tenemos sistematizado gracias a la ciencia y la tecnología. No toda modificación genética es transgénica, pero esta se encuentra bajo el paraguas de la transformación genética”, afirma Víctor Núñez, investigador de Corpoica.

Ahora bien, un transgénico es una modificación genética en la que a un individuo se le introduce una característica específica mediante genes y a través de técnicas modernas como la biotecnoloía. Un ejemplo es la transferencia que se le hizo al algodón –que se cultiva hoy en Colombia– del gen de una bacteria, para que la planta produzca una proteína tóxica para un gusano que la ataca. Esta técnica, en la que los científicos juegan a ser dioses, es la que genera rechazo y críticas por una parte de la ciencia y la sociedad. Más, si detrás de estas creaciones hay patentes, exclusividad de uso, concentración de producción y un mercado de miles de millones de dólares.

Pero en medio de los miedos y expectativas que este tipo de técnica genera, lo fundamental para tomar posición en esta discusión es romper la idea de que los cultivos denominados tradicionales son más naturales que los transgénicos, pues en los dos el hombre las ha adaptado de una manera u otra. “Todos los alimentos que son consumidos a diario han tenido sucesivas modificaciones genéticas, ya sea a través de técnicas tradicionales, como la hibridación, o por biotecnología, como los transgénicos. Y de estos últimos hoy aún son pocos frente a los ‘tradicionales’”, dice Chavarriaga.

Incluso Núñez afirma que, pese a toda la polémica que hay en torno a si los transgénicos se deben generalizar o no, hasta ahora no son la gran panacea, pues han traído más beneficios para la agroindustria que para los consumidores,Y aclara que, por ahora, la modificación “tradicional de alimentos seguirá siendo la regla”.

Volviendo a los acontecimientos recientes, las posiciones en pro y en contra de los AGM, lejos de encontrar puntos en común, parecen distanciarse más y recurrir a las descalificaciones. Esto ha causado que la opinión pública haya tomado partido frente a la discusión sin tener a mano información veraz y pertinente. Es por eso que ambos bandos, antes de acusarse el uno al otro, deberían informar sobre lo que son o no son los transgénicos.

Respuestas de la OMS sobre los alimentos genéticamente modificados

20 Preguntas aparece en el momento en que algunos países, preocupados por la inocuidad y el comercio de sus alimentos, han rechazado donaciones de alimentos GM, y en que se siguen celebrando acalorados debates públicos en muchos países.

En 20 Preguntas se indica que los distintos alimentos GM, y su inocuidad, tienen que evaluarse caso por caso, y que es imposible hacer una declaración general sobre la inocuidad de todos los alimentos GM. Los alimentos GM que pueden obtenerse en el mercado internacional han pasado evaluaciones de riesgos, y no es probable que presenten peligros para la salud humana. No se han observado efectos en la salud humana como resultado del consumo de dichos alimentos por la población general en los países donde éstos han sido aprobados.

Sin embargo, la OMS desempeñará un papel activo con respecto a los alimentos GM para velar por que la salud pública pueda beneficiarse tanto como sea posible de la nueva tecnología y para asegurarse de que la salud no se verá afectada por el consumo de esos alimentos. Por ejemplo, es imprescindible prevenir la alergenicidad de los alimentos GM y la transferencia de resistencia a los antimicrobianos de los alimentos a los humanos. En cuanto al aspecto positivo, los alimentos GM podrían mejorar la seguridad alimentaria mediante una mayor protección contra las plagas y la sequía y la producción de vacunas y alimentos con mayores niveles de nutrientes.

Hay que seguir evaluando minuciosamente las tecnologías modernas, y examinar los efectos producidos en el ser humano y en el medio ambiente a la vez, no por separado

Te explicamos qué son los organismos transgénicos, cómo se clasifican y la forma en que se obtienen. Sus ventajas, desventajas y ejemplos.

Los alimentos transgénicos podrían solucionar el hambre en el mundo.

  1. ¿Qué son los organismos transgénicos?

Se conoce como organismos transgénicos u organismos modificados genéticamente (OMG) a todos aquellos seres vivientes cuyo material genético ha sido adulterado por intervención humana como fruto de la ingeniería genética. Esto puede implicar la selección artificial (el cruce controlado de especies) o bien técnicas de inserción de genes en el genoma de una especie (conocidos como transgénesis o cisgénesis).

Los organismos modificados genéticamente suelen ser microorganismos como bacterias o levaduras, pero también especies animales y vegetales, que sirven de insumo para estudios científicos experimentales, o como fuente de los llamados alimentos transgénicos, cuyo consumo puede bien ser una solución al tema del hambre en el mundo, o una catástrofe para la biodiversidad del planeta.

La producción de este tipo de seres vivientes y su comercialización o distribución mundial se da bajo control de lo establecido en el Protocolo de Cartagena de Bioseguridad (2000) y, a menudo, constituye casos de reflexión por parte de la comunidad científica y política en lo concerniente a posturas éticas y morales que este tipo de manipulaciones genéticas ponen sobre la mesa.

Ver además: Mutación.

  1. Tipos de organismos transgénicos

De los microorganismos transgénicos se obtienen sustancias médicas y alimenticias.

En principio, podemos distinguir tres tipos de organismos transgénicos producidos en la actualidad:

  • Microorganismos transgénicos. Se trata de levaduras, hongos y bacterias, generalmente, empleadas en la obtención de sustancias médicas y alimenticias de gran importancia. Antes de que este tipo de técnicas fueran descubiertas, por ejemplo, la producción de insulina para uso humano era muy difícil y costosa; pero gracias a la manipulación genética, se la puede obtener a partir de bacterias cuyo genoma ha sido manipulado para insertar genes de proteínas humanas.
  • Animales transgénicos. Los animales transgénicos suelen estar destinados al uso de laboratorio, ya sea para la comprensión de las dinámicas genéticas de la vida, o para la obtención de proteínas humanas o de alimentos transgénicos. Por ejemplo, tras estudiar la hormona del crecimiento de los ratones y lograr manipularla para obtener ejemplares de mayor tamaño, se pudo generar bovinos de mayor masa y crecimiento más veloz, para alimentar así la industria cárnica de manera más eficiente o generar vacas de mayor capacidad generadora de leche, para la industria láctea.
  • Plantas transgénicas. Las plantas transgénicas suelen ser cultivos alimenticios, y se las ha modificado para maximizar su producción frutal, para resistir a ambientes más extremos o a productos pesticidas que antiguamente las dañaban. Muchas de estas especies transgénicas se cosechan para la industria del biocombustible.
  1. ¿Cómo se obtiene un organismo transgénico?

Los animales transgénicos son incapaces de engendrar nuevos individuos con su genoma.

Las especies cruzadas o híbridas son comunes desde hace tiempo, sobre todo en algunas especies frutales (limón, manzana, etc.) y en el caso de los mulos (híbridos de burro y caballo). Sin embargo, los híbridos son siempre estériles, incapaces de engendrar nuevos individuos con su genoma.

Hoy en día existen diversas técnicas para insertar o suprimir genes en el genoma de las células de una especie, y lograr que sean heredables. Por un lado, se pueden inyectar los genes deseados mediante aparatos especializados dentro del núcleo celular, o bien se pueden emplear otros seres vivos dotados de capacidad para transferir genes, como ciertos tipos de virus (lentivirus) y bacterias (como la Agrobacterium tumefaciens).

Este tipo de transferencias puede darse entre especies muy distantes entre sí, o con mayor facilidad entre especies cercanas, como dos variedades de papa.

  1. Ventajas de los organismos transgénicos

Los organismos transgénicos nos brindan la enorme ventaja de poder obtener herramientas biológicas o bioquímicas que de otro modo sería difícil conseguir, lo cual es sumamente benéfico para el avance de la medicina moderna, de la industria farmacológica y para la tecnología de alimentos.

Especies animales o vegetales que producen más alimento de manera más rápida pueden ser la solución a problemas de escasez y de hambre en el mundo, y representan además un gran paso en la comprensión de las dinámicas de la genética y la herencia por parte de la biología.

  1. Desventajas de los organismos transgénicos

Las semillas transgénicas podrían reemplazar a las naturales o sin modificar.

No todo es perfecto en el mundo de los transgénicos. Por un lado, los efectos de los transgénicos sobre la salud y alimentación humanos son motivo de debate, ya que algunos afirman que podrían estar vinculados directamente con el aumento en el índice de incidencia en diversas dolencias y enfermedades, aunque no existan aún conclusiones definitivas en la materia.

Por otro lado, el riesgo que las especies modificadas representan para las especies naturales podría ser un golpe enorme a la biodiversidad del planeta. Las grandes corporaciones que manejan productos transgénicos como semillas modificadas genéticamente para crecer más y mejor con menos agua, hacen lo que sea por introducir sus productos en el mercado mundial, garantizándo resultados inmediatos y rentables a los productores locales. De ese modo, las semillas modificadas terminan reemplazando a las variantes naturales o sin modificar, lo cual es una competencia injusta que podría conducir a la extinción a variantes del maíz, el trigo o el sorgo que crecen más lento y rinden menos, pero que han existido así desde hace millones de años.

  1. Ejemplos de organismos transgénicos

Algunos ejemplos conocidos de organismos transgénicos son:

  • El primer alimento genéticamente modificado fue en 1994 el tomate Flav Savr, que se descomponía a un ritmo mucho más lento que el ordinario, permitiendo su recolección más próxima a la madurez (y no antes, previendo el tiempo de envío), lo cual les daba mayor sabor y más nutrientes.
  • El arroz dorado, es manipulado para generar precursores de la vitamina A, lo cual hace de este grano un alimento nutricionalmente reforzado mediante intervención genética.
  • El salmón de AquAdvantage es un tipo de pez salmón del Atlántico al que se le han insertado genes del salmón del Pacífico y del abadejo, para obtener una versión de mayor tamaño que crece durante todo el año (y no sólo en verano y primavera).
  • Los mosquitos GM, resistentes a la malaria o al dengue, fueron creados en 2010 como parte de la estrategia de erradicación de esta enfermedad.

Referencias:

  • “Organismo genéticamente modificado” en Wikipedia.
  • “Qué son y qué significan los transgénicos hoy en día” en Asociación de Comunicadores de Biotecnología.
  • “Organismos transgénicos” en Portal Académico CCH de la Universidad Nacional Autónoma de México.
  • “Transgenic Organism” en Science Direct.
  • “Transgenic Organisms” en Genetics Generation.
  • “Transgenic organism” en The Encyclopaedia Britannica.

Un transgénico es un organismo que ha sido modificado genéticamente, incorporando genes de otros que desarrollan una función especial. Este tipo de modificación se produce habitualmente en distintos vegetales que son parte de la alimentación humana o de la alimentación de otros animales, con la finalidad de que se vuelvan más resistentes a plagas y generen por lo tanto una producción más abultada. En muchos casos también esta modificación genética hará que dicho vegetal sea resistente a un herbicida que elimina otros vegetales. Los transgénicos han sido motivo de debate en muchas ocasiones por el hecho de que las modificaciones que tienen podrían ser perjudiciales en algunos contextos.

La modificación de distintos organismos es un fenómeno que puede encontrarse en la historia humana de forma recurrente. No obstante, esta modificación por lo general se realizaba de forma natural, sin la aplicación de los conocimientos que hoy en día ostenta la genética. En efecto, en la segunda mitad del siglo XX, los nuevos avances científicos y tecnológicos permitieron que existan modificaciones de organismos de forma artificial. Esta circunstancia abrió un nuevo panorama que todavía es incierto, con grandes ventajas pero también con efectos negativos desconocidos. Hoy en día, a pesar de los resquemores, la utilización de organismos genéticamente modificados se hizo especialmente presente en el ámbito de la alimentación.

El proceso para obtener un organismo transgénico consiste en traspasar el gen de un organismo determinado a otro y buscar que el mismo se manifieste o ejerza sus funcionalidades en el organismo que lo ha recibido. Para lograr esta circunstancia pueden emplearse bacterias o virus que se encargan de realizar la susodicha transferencia. En cualquier caso, si se comprueba que la transferencia de material genético es exitosa, se puede decir que el nuevo organismo está apto para comercializarse (previa validación de las autoridades competentes, por supuesto).

Sin lugar a dudas, los transgénicos pueden ser una gran fuente de solución de problemas para el futuro. Muchas de las aplicaciones que se han utilizado sin lugar a dudas generan una mejora en las posibilidades de producción y dan solución a situaciones que antes podían ser duras de afrontar. Esta circunstancia sin lugar a dudas hará que muchos productos sean más asequibles para el gran público. No obstante, también es indisimulable que la utilización de los mismos abre interrogantes acerca de una posible imprudencia que tenga como consecuencia la afección de la salud humana. Solo el tiempo y los estudios que se hagan podrán zanjar la discusión.

Definición Siguiente >>

¿Qué es un organismo transgénico?

“Los transgénicos son otra parte del mejoramiento de plantas, no va a venir a sustituir las tecnologías tradicionales, podemos insertar genes pero también debemos evaluar el efecto del ambiente sobre esas combinaciones de genes. Los transgénicos son muy prometedores, podemos lograr muchas cosas benéficas, queda el riesgo que alguien pueda diseñar un organismo transgénico para hacer un mal. Queda el riesgo latente que alguien cree algo que pueda causar un daño”, precisó el científico Rodríguez Herrera.

Para finalizar, los investigadores añadieron que, a futuro, los organismos transgénicos seguirán usándose y con un crecimiento moderado debido a las restricciones; además, subrayaron la trascendencia de leyes y regulaciones estrictas sobre este tema.

“El diseño de transgénicos debe ser con una visión de valor, de beneficio a la humanidad, que no se piense únicamente en el beneficio de la empresa, qué bueno que exista ese balance con el activismo, porque también es una manera de vigilancia, un contrapeso”, destacó el doctor Reyes Valdés.

• Dr. Raúl Rodríguez Herrera
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
• Dr. Manuel Humberto Reyes Valdés
Departamento de Fitomejoramiento, UAAAN
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Departamento de Investigación en Alimentos (DIA) de la Facultad de Ciencias Químicas, Uadec (01 844) 416 1238 y 490 62888

Descargar fotografías.

Ver texto en pdf.

¿Qué es el almidón modificado?

Publicidad

El almidón modificado es un almidón que ha sido sometido a procedimientos físicos, químicos o enzimáticos con el objetivo de modificar sus propiedades fisicoquímicas. El almidón modificado tiene prácticamente las mismas aplicaciones que el almidón normal pero algunas características mejoran y por eso es un aditivo alimentario muy utilizado, sobre todo como espesante, aglutinante, emulgente y estabilizador.

Aunque la gran mayoría de almidón modificado producido en la actualidad procede de plantas genéticamente modificadas, no se debe confundir el término almidón modificado y almidón genéticamente modificado. Hay que tener claro que el almidón modificado ha sido extraído de plantas y procesado posteriormente, sea o no de plantas modificadas genéticamente.

Existen otros derivados del almidón, a veces obtenidos mediante métodos similares, como los jarabes de glucosa o las maltodextrinas, que estructuralmente ya no son almidón y no se clasifican como almidón modificado.

Índice de contenido

¿Por qué modificar el almidón?

Algunas características del almidón son muy útiles en la industria alimentaria, destacando su capacidad de formación de geles. Gracias a ella, el almidón es un buen espesante, emulgente y estabilizador, propiedades que se aprovechan en la fabricación de muchos productos alimentarios para mejorar su apariencia, consistencia, textura o comportamiento a los cambios de temperatura.

Sin embargo, estas propiedades son muy sensibles a factores externos, por ejemplo a cambios en la temperatura y el pH, por lo que la capacidad espesante y de formación de geles eficientes se ve limitada. El almidón modificado corrige estos problemas y mejora las propiedades del almidón como aditivo alimentario.

Obtención

Para obtener almidón modificado se parte de almidón nativo y se somete a uno o varios procedimientos físicos, químicos o enzimáticos. No todos los almidones nativos son iguales, su composición puede variar en función de la especie vegetal de procedencia y con ella sus propiedades funcionales, por ejemplo la temperatura de gelificación.

Los almidones más utilizados son de maíz, patata, arroz y trigo. Según las propiedades buscadas en el almidón modificado final, se elige un almidón de partida y se somete a los procesos necesarios para conseguirlas. Destacan los tratamientos térmicos, los tratamientos ácidos, la hidroxipropilación, la acetilación y la fosfatación. Así se obtienen los diferentes almidones modificados:

Publicidad

Código E Nombre
E1401 Almidón Ácido
E1402 Almidón Alcalino Modificado
E1403 Almidón Blanqueado
E1404 Almidón Oxidado
E1405 Almidón Enzimático
E1410 Fosfato Monoalmidón
E1412 Fosfato Dialmidón
E1413 Fosfato Dialmidón Fosfatado
E1414 Fosfato Dialmidón Acetilado
E1420 Almidón Acetilado
E1422 Adipato Dialmidón Acetilado
E1440 Hidroxipropil Almidón
E1442 Fosfato Dialmidón Hidroxipropilado
E1450 Octenil Succinato Sódico de Almidón
E1451 Almidón Oxidado Acetilado
E1452 Octenil Succinato Alumínico de Almidón

Tipos y ejemplos de uso

En general, los almidones modificados se pueden dividir en cuatro grandes grupos:

Almidones pregelatinizados

El proceso de pregelatinización hace que posible que el almidón pueda formar geles en frío. Se utilizan en productos que requieren viscosidad sin que se cocinen o que sometan a altas temperaturas.

Se utilizan en bebidas, productos cárnicos, bollería y postres para dar consistencia y cuerpo. Es común en productos «instantáneos» ya que permiten que el alimento espese al añadir agua, leche u otro líquido en frío y sin la aparición de grumos. Además, mejoran el almacenamiento a bajas temperaturas de estos productos.

Almidones hidrolizados

Los almidones sometidos a hidrólisis (ácida, alcalina, enzimática) se utilizan principalmente en productos con alta concentración de almidón. Sus propiedades pueden ser muy variables pero en general forman un gel fuerte en frío pero de baja viscosidad a altas temperaturas, lo que permite tener altas concentraciones sin una viscosidad excesiva en productos de consumo en caliente, por ejemplo, sopas y otros platos precocinados.

Un ejemplo típico de uso de almidón hidrolizado en frío lo encontramos en las grageas y gominolas que se suelen fabricar con azúcar, jarabe de glucosa y distintos emulsificantes como pectinas y almidón.

Almidones entrecruzados

Con esta modificación se crean enlaces cruzados en los gránulos del almidón mejorando la resistencia a los procesos mecánicos y ambientes ácidos. El perfil de viscosidad del almidón se hace mucho más estable al reforzarse la estructura del gel. También se conocen como almidones reticulizados.

El almidón entrecruzado se utiliza en productos de carácter ácido, por ejemplo salsas como el ketchup, y productos congelados o sometidos a oscilaciones importantes de temperatura.

Publicidad

Almidón eterificado y esterificado

La eterificación y la esterificación del almidón, por ejemplo la acetilización, persigue principalmente mejorar la estabilidad de los geles a baja temperatura previniendo un exceso de sinéresis y ruptura del gel. Su principal uso es en productos que se almacenan a bajas temperaturas y congelados.

Otros usos

Además de utilizarse en la industria alimentaria, el almidón modificado es muy utilizado en otros sectores tales como industria farmacéutica, cosmética e industria del papel. Por citar algunos ejemplos:

  • los almidones carboximetilados se utilizan para fabricar engrudos (los adhesivos utilizados para fijar carteles a la pared), como agentes espesantes en colorantes textiles o como disgregantes en comprimidos farmacéuticos.
  • los almidones catiónicos se utilizan como recubrimiento hidrofóbico en la fabricación de papel y cartón.

Posibles efectos secundarios

Ninguno de los almidones modificados, excepto los almidones oxidados (E1404, E1451), cuenta con una ingesta diaria aceptable especificada por la JECFA (Joint FAO/WHO Expert Committee on Food Additives), lo que significa que no se ha observado toxicidad. Por ello son considerados como seguros de forma general; la FDA los etiqueta como un producto GRAS (Generally Recognized As Save).

Sin embargo, casi todos los almidones modificados presentan efectos secundarios, la mayoría de carácter leve y que aparecen a grandes dosis. Los más comunes son molestias en el aparto digestivo como dolor estomacal, espasmos intestinales y flatulencia. Estos efectos secundarios son más habituales en almidones modificados con alta solubilidad.

Almidones modificados y dietas gluten-free

Los almidones modificados no contienen proteínas en su composición y por tanto pueden ser utilizados en productos gluten-free. Incluso si el almidón procede de trigo u otros cereales que tengan gluten. De hecho, en Europa no es obligatorio declarar la procedencia del almidón modificado en el etiquetado (Directiva 2007/68/EC). En Estados Unidos ningún almidón modificado está obligado a declarar su procedencia excepto si procede de trigo (Food Allergen Labeling and Consumer Protection Act.).

Pero esto no significa que si un producto lleva almidón modificado sea gluten-free ya que puede contener gluten a través de otros ingredientes. Además, hay que tener en cuenta la posibilidad de contaminación cruzada en las fábricas. A menos que una empresa siga controles muy estrictos para fabricar alimentos gluten-free, no se puede estar seguro de que un producto con almidón modificado sea seguro para su consumo por celíacos y personas con intolerancia al gluten. Hay que fijarse bien en el etiquetado del producto.

Publicidad

Los Almidones Modificados son utilizados principalmente para obtener ciertas características deseables en los alimentos que los almidones nativos no pueden proveer. Además el Almidón en general, es abundante y accesible. Por ello, resulta una ventaja económica incluirlo en las formulaciones de alimentos en lugar de otros hidrocoloides.

El primer Almidón Modificado fue sintetizado en el siglo XIX y a partir de él se comenzó a mejorar y optimizar la tecnología para el tratamiento y obtención de estos ingredientes funcionales. Las propiedades que se buscan en el área de alimentos consisten en permitirle al almidón poder soportar y mantener ciertas características del alimento durante los procesos de cocción, congelamiento/descongelamiento, enlatado, esterilización, aplicación de microondas, alimentos instantaneizados y procesos UHT.

Por ejemplo, una de las principales razones para realizar la modificación es eliminar, o al menos disminuir, la tendencia de retrogradarse como en el caso de la cocción de sopas en donde esto sucede cuando se utiliza Almidón Nativo.

A continuación se presenta un cuadro indicando las principales aplicaciones de los Almidones Modificados:

Tipo de modificación Características
Cross-linking (entrecruzado) Asegurar la estabilización de productos estables a temperatura ambiente, salsas embotelladas
Estabilización Alimentos congelados, rellenos y toppings de altos ºBrix
Dextrinación Sustitutos de grasa, glazes, recubrimientos en confitería,coberturas crujientes en botanas
Enzimática Mimetiza grasa, acarreador de sabores, rellenos para pay de limón en polvo
Tratamiento ácido Chicle, pastillas, jellies
Oxidación Pastas cárnicas, pescado, aves, confitería
Sustituciones lipofílicas Bebidas, aderezos, sabores encapsulados
Pregelatinización Sopas instantáneas, salsas, aderezos, mezclas para panificación
Tratamiento térmico Productos estables a temperatura ambiente, salsas embotelladas, sopas de fácil preparación y salsas

Fuente: GO Phillips & PA Williams, 2009, “Handbook of hydrocolloids”.

La modificación química más importante a nivel industrial es la de crosslinking (entrecruzado). Durante el proceso para obtener este tipo de modificación se generan puentes de hidrógeno entre las cadenas de Almidón. Esto permite que el gránulo se mantenga estable y no pierda viscosidad.

La estabilización generalmente se utiliza en conjunto con el crosslinking. La principal función consiste en prevenir la retrogradación y con ello incrementar la vida útil de los productos sobre todo en alimentos congelados que pueden estar expuestos a procesos de descongelado/congelado. La efectividad de la estabilización depende del número y naturaleza de los grupos que están siendo sustituidos en la estructura del Almidón. Los grupos que generalmente se incorporan son acetilados o bien hidroxipropilados.

Para poder hacer una buena selección de este ingrediente es importante considerar tanto las características del producto final, consistencia, apariencia, acidez, tiempo de rotación en el mercado, temperatura en anaquel, presencia de sales, grasas, azúcares; así como características del proceso. Siempre es conveniente consultar al proveedor/fabricante, sobre cuál sería la mejor recomendación para tener una orientación más adecuada. Algunos fabricantes pueden hacer modificaciones específicas en su producto para adecuarlas a las necesidades y funcionalidad que se está buscando.

Para el Almidón Modificado no se ha especificado una Ingestión Diaria Aceptable (IDA) por el Comité de Expertos en Aditivos Alimentarios de la FAO/OMS (JECFA).

Tema: ¿que es el almidón modificado de maiz?

No queremos nada Modificado, huele mal el asunto.
Dime entonces donde está, o donde va a parar todo el maiz modificado genéticamente que se cultiva en España y es MUCHISIMO.
Puesto que España es última colonia de Monsanto y el mayor lametrasero estadounidense de toda europa.
¿Donde? En serio… donde está todo ese maiz transgénico? donde va a parar? porque no veo yo etiquetas que diga maiz modificado genéticamente… generalmente al menos… y si tanto cultivo hay, que los hay… entonces?
Entonces no los meten en casi todo como un ingrediente más. Lo permitió PSOE y permite PP…
ambos se forran permitiendo esto. Ambos se inclinan ante sus amos en EEUU.
Se encuentra en ese almidón modificado que puede ser genético alterado…o quizá no… arriesgate…que bien …eh? haces bien en evitarlo en la medida de lo posible, aunque no sea fácil porque está hasta en la sopa.
El almidon de maiz o de tapioca o patata está bien, pero si pone MODIFICADO ya da desconfianza. Hay muchas webs que te dicen que no pasa nada que no quiere decir que sea transgénico y otras que te dicen que el que pueda que no lo sea, no quita para nada que también pueda serlo… por ello que cualquier persona aparezca a decir que no es modificado genéticamente, ojito, porque si podria serlo, podria serlo al igual que podria no serlo.
Esta web por ejemplo dice unas cosas: http://andya.empowernetwork.com/blog…-para-nosotros
En cambio esta dice otras como que: Aunque la gran mayoría de almidón modificado producido en la actualidad procede de plantas genéticamente modificadas, no se debe confundir el término almidón modificado y almidón genéticamente modificado. (pero fijate como LA GRAN MAYORIA del almidón modificado SI PROCEDE de alteración genética)
No confundas el tér-mi-no… pero sepas que la gran mayoria del almidón modificado…lamentablemente, procede de ese merdé genético.

Hay que tener claro que el almidón modificado ha sido extraído de plantas y procesado posteriormente, sea o no de plantas modificadas genéticamente. Quien niega que sea de plantas modificadas genéticamente, está equivocado, o simplemente gusta de desinformar.
Mas correcto aún sería negar que no sea de plantas modificadas genéticamente porque la mayoría lo es de eso… más correcto sería, aunque no del todo.
Por último esto para pasar un rato entretenidos: https://es.sott.net/article/23999-Top-20-de-comida-transgenica-cancerigena-que-debemos-evitar-Alimentos-Frankenstein

Alimentos transgénicos

La ingeniería genética se puede realizar con plantas o bacterias y otros microorganismos muy pequeños. La ingeniería genética permite a los científicos pasar el gen deseado de una planta o animal a otro. Los genes también pueden pasarse de un animal a una planta, y viceversa. Otro nombre para esto es organismos genéticamente modificados u OGM.

El proceso para crear alimentos GM (transgénicos) es diferente a la cría selectiva. Esta involucra la selección de plantas o animales con los rasgos deseados y su crianza. Con el tiempo, esto resulta en la descendencia con los rasgos deseados.

Uno de los problemas con la crianza selectiva es que también puede resultar en rasgos que no son deseados. La ingeniería genética permite a los cientíticos seleccionar el gen específico para implantar. Esto evita introducir otros genes con rasgos no deseados. La ingeniería genética también ayuda a acelerar el proceso de creación de nuevos alimentos con rasgos deseados.

Los posibles beneficios de los alimentos transgénicos incluyen:

  • Alimentos más nutritivos
  • Alimentos más apetitosos
  • Plantas resistentes a la sequía y a las enfermedades, que requieren menos recursos ambientales (como agua y fertilizante)
  • Menos uso de pesticidas
  • Aumento en el suministro de alimentos a un costo reducido y con una mayor vida útil
  • Crecimiento más rápido en plantas y animales
  • Alimentos con características más deseables, como papas (patatas) que produzcan menos sustancias cancerígenas al freírlas
  • Alimentos medicinales que se podrían utilizar como vacunas u otros medicamentos

Algunas personas han expresado preocupaciones sobre los alimentos transgénicos, tales como:

  • Crear alimentos que pueden causar una reacción alérgica o que son tóxicos
  • Cambios genéticos inesperados y dañinos
  • Los genes se trasladan de una planta o animal GM a otra planta o animal que no está modificado genéticamente
  • Alimentos que son menos nutritivos

Se ha probado que estas preocupaciones no tienen fundamento. Ninguno de los alimentos transgénicos usados hoy en día han causado algunos de estos problemas. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) evalúa todos los alimentos transgénicos para asegurarse que sean seguros antes de que salgan a la venta. Además de la FDA, la Agencia Estadounidense de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) regulan las plantas y animales producto de la bioingeniería. Ellos evalúan la seguridad de los alimentos transgénicos para los humanos, animales, plantas y el medio ambiente.

Hace unos meses, las autoridades de Zambia, uno de los países más pobres de África, donde la hambruna amenaza a unos 3 millones de personas, rechazaron la entrega gratuita de 15.000 toneladas de maíz estadounidense alegando que era un producto genéticamente modificado. Esta decisión resulta todavía más sorprendente si se tiene en cuenta que la población estadounidense consume ese maíz sin la menor aprehensión aparente. El presidente de Zambia, Levy Mwanawasa, llegó a afirmar que «el maíz de diseño era un veneno».

Ese suceso es la clara demostración de la confusión reinante en lo que respecta a la inocuidad de los alimentos genéticamente modificados o transgénicos.

Delimitación del problema

Los alimentos transgénicos, esto es, los productos elaborados utilizando organismos genéticamente modificados (OGM), son la perfecta demostración de lo difícil que es transmitir conocimientos científicos a la población, en particular cuando la comunidad científica no está plenamente de acuerdo respecto al alcance de un problema dado. Los OGM son organismos, por ahora casi exclusivamente vegetales, en los que se ha alterado el ADN de modo artificial por los métodos llamados de «tecnología genética», «tecnología de ADN» o «ingeniería genética».

Esas técnicas tratan de introducir en los OGM alguna de las siguientes características:

­ Resistencia a los insectos, incorporando a la planta el gen toxígeno del Bacillus thurigiensis, al haberse observado que los cultivos GM productores de la toxina de este bacilo, inocua para el consumo humano, requieren menos cantidades de insecticidas.

­ Resistencia a determinados virus patógenos para los vegetales, con lo que aumenta el rendimiento de los cultivos.

­ Tolerancia a ciertos herbicidas mediante la introducción del gen de una bacteria que confiere resistencia a las malezas, de modo que puede reducirse la cantidad de herbicidas empleada.

La novedad de esas técnicas biotecnológicas ha hecho que los OGM y los alimentos transgénicos hayan sido objeto de estudios mucho más meticulosos que los aplicados con anterioridad a cualquier tipo de alimento. Desde que existe el hombre, éste ha incorporado continuamente nuevos productos a su alimentación sin someterlos a pruebas tan estrictas como las que ahora utiliza la biotecnología. Ninguno de los alimentos tradicionales ha pasado pruebas tan severas como las que se vienen aplicando a los alimentos transgénicos, tarea en la que el Programa de Inocuidad Alimentaria de la OMS desarrolla una labor de coordinación y orientación.

Pese a ello, los alimentos transgénicos han sido objeto de una oposición que, sin exagerar lo más mínimo, puede calificarse de feroz. Impulsada por organizaciones ecologistas de defensores de la agricultura biológica y de consumidores, esa oposición ha logrado que la Unión Europea no haya concedido, desde octubre de 1998, ninguna autorización para comercializar OMG, tras permitir entre 1991 y 1998 la comercialización de 18 OGM.

Es digno de señalar el rechazo del público hacia los OGM y la plena aceptación de los medicamentos obtenidos por biotecnología, como la insulina o la hormona del crecimiento. Sin embargo, en pocas ocasiones se ha producido tal despliegue de organismos internacionales que tratan de tranquilizar al público respecto a la fiscalización de los alimentos transgénicos. En este sentido, la iniciativa que con el tiempo podrá ser más eficaz es el Protocolo de Cartagena (Colombia) sobre Biodiversidad, que es el primer tratado medioambiental que tendrá carácter vinculante para los estados firmantes cuando lo ratifiquen los parlamentos de la mitad de ellos. Hasta ahora, 100 países han firmado el protocolo, pero sólo 11 lo han ratificado.

Este protocolo establece un procedimiento de acuerdo informado previo que obliga a los países exportadores de OGM a facilitar todos los datos pertinentes a los países importadores, de modo que éstos puedan adoptar una decisión informada respecto a la aceptación o no del envío. El protocolo trata de proteger la diversidad biológica frente a los posibles riesgos de los OGM, reglamentando todos los movimientos transfronterizos de OGM.

Problemas para la salud humana

Pese a la magnitud de las preocupaciones despertadas por los alimentos transgénicos, éstos alcanzan por ahora un número reducido. Son la achicoria, la calabaza, la colza (para la extracción de aceite), el maíz, la patata y la soja. La extensión de los cultivos de OGM aumenta rápidamente, en particular en Argentina, China, Indonesia y Sudáfrica. Debido a su peculiar régimen económico-político, China intensifica más que ningún otro país del mundo el cultivo de plantas transgénicas, especialmente del llamado algodón Bt resistente a los insectos. Ello ha permitido a los agricultores chinos disminuir en un 80% el uso de plaguicidas y, lo que es tal vez más importante, reducir en un 25% las intoxicaciones por plaguicidas en los propios campesinos.

Para la OMS, los principales motivos de preocupación planteados por los OGM en lo que respecta a la salud humana son la alergenicidad, la transferencia de genes y el cruce externo.

Alergenicidad

Como cuestión de principio, no debe practicarse la transferencia de genes procedentes de plantas conocidas por su capacidad alergénica hasta que pueda demostrarse que la proteína producida por el gen transferido no es alergénica. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la OMS no han hallado capacidad alergénica en los alimentos transgénicos actualmente comercializados.

Transferencia de genes

El paso de genes procedentes de los alimentos transgénicos al organismo humano o a las bacterias del tracto gastrointestinal causaría preocupación si el material genético transferido afectara a la salud humana. Esto puede suceder en particular en el caso de los genes de resistencia de los antibióticos que se han utilizado como marcadores en plantas genéticamente modificadas. Aunque la probabilidad de transferencia al hombre es escasa, un grupo de expertos convocado por la OMS y la FAO ha desaconsejado el empleo de genes de resistencia a los antibióticos.

Para la OMS, los principales motivos de preocupación planteados por los OGM en lo que respecta a la salud humana son la alergenicidad, la transferencia de genes y el cruce externo

Cruce externo (outcrossing)

Recibe esta denominación el desplazamiento de genes de las plantas genéticamente modificadas (GM) a los cultivos tradicionales o a plantas silvestres, así como la mezcla de cultivos procedentes de semillas convencionales con los obtenidos utilizando plantas GM. El riesgo es auténtico, pues en Estados Unidos se han observado restos de un maíz GM autorizado sólo como pienso en productos del maíz no GM destinados al consumo humano.

En contraposición a esos riesgos, por ahora más teóricos que reales, los partidarios de los OGM presentan enormes posibilidades de reducción de la hambruna y la malnutrición en los países subdesarrollados. Así, existe ya un arroz genéticamente modificado enriquecido en betacaroteno, que permitiría evitar la carencia de vitamina A, causa de la ceguera que presentan cada año unas 300.000 personas.

Se dispone igualmente de un arroz transgénico que aumenta en un tercio el rendimiento de las cosechas, proporción enorme si se tiene en cuenta que los programas convencionales consiguen aumentos del rendimiento de sólo un 2-3% anual. Existe también un arroz transgénico que contiene el disacárido trehalosa, glúcido que le confiere resistencia a la falta de agua, la salinidad excesiva del agua de riego y las temperaturas extremas. El gen que favorece la formación de trehalosa ofrece, además, la importante particularidad de que sólo se activa cuando las condiciones ambientales son adversas. También debe tenerse en cuenta que el arroz es la base de la alimentación de centenares de millones de personas en el Asia sudoriental, Filipinas e Indonesia.

Pese a la vaguedad de los riesgos para la salud de los alimentos transgénicos y al indudable beneficio que supondrá el mayor rendimiento de los cultivos, la oposición de las organizaciones ecologistas y de los agricultores que practican la llamada agricultura biológica no ha cesado en absoluto. Pero como escribía Francisco García Olmedo, catedrático de Biotecnología de la Universidad Politécnica de Madrid: «Los criterios de seguridad que se exigen a las plantas transgénicas serían imposibles de cumplir por muchos otros productos alimentarios de consumo habitual y por productos tan presentes en nuestra vida social como las bebidas alcohólicas, el tabaco, el avión o el automóvil» (Jano 2000;1327).

La situación actual puede resumirse en los siguientes términos tomados de un informe sobre seguridad de los alimentos presentado por la directora general de la OMS al Consejo Ejecutivo de este organismo: «Es evidente que la biotecnología encierra un gran potencial respecto a la eficacia en la producción de alimentos y en la mejora de la salud pública, como es el aumento en el contenido de nutrientes y el descenso de la alergenicidad, pero que al mismo tiempo deben estudiarse los posibles efectos en la salud humana».

Problemas para el medio ambiente

Este aspecto de los OGM es sin duda el más discutido y ha provocado enconadas polémicas entre los defensores de la llamada agricultura biológica y los propulsores del empleo de alimentos transgénicos. Preocupan los siguientes aspectos de la cuestión:

­ Capacidad de los OGM para difundirse e introducir los genes obtenidos por biotecnología en poblaciones silvestres.

­ Persistencia del gen en la naturaleza una vez cosechadas las plantas GM.

­ Susceptibilidad de los animales o plantas contra los que no va dirigida la modificación genética del OGM.

­ Estabilidad del gen modificado.

­ Reducción de la biodiversidad.

­ Aumento del uso de productos químicos en la agricultura.

Porcentaje de cultivos transgénicos en algunos países y continentes en 1999 (Fuente: Dirección General de Agricultura de la Unión Europea)

Algunas de esas preocupaciones han resultado vanas, como es el aumento del empleo de plaguicidas, pero otras permanecen vigentes y siguen empleándose como armas arrojadizas contra los OGM. En este sentido, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Iowa (EE.UU.) mostró que el polen del maíz transgénico Bt (incorpora el Bacillus thurigiensis, plaguicida natural) produce efectos nocivos en las larvas de la mariposa monarca, ya que tienen un riesgo de defunción siete veces más alto cuando se alimentan con plantas rociadas con polen del maíz Bt, lo que obviamente no sucede en condiciones naturales.

La inquietud relativa al efecto de las plantas GM en el medio ambiente es tan intensa que en Suiza, país que cuenta con uno de los productores de OGM más importantes del mundo (la empresa Syngenta), se han impuesto condiciones auténticamente draconianas al empleo experimental al aire libre de OGM. La zona, de 8 m2 de extensión, donde la Escuela Politécnica Federal de Zurich va a cultivar trigo GM (resistente a la caries del cereal) estará rodeada de un espacio de 200 metros en todas las direcciones desprovisto totalmente de plantas, de una red de protección para impedir la entrada de aves, de una tela protectora impermeable al polen y de una tela metálica que impida todo contacto de insectos con el trigo. Además, en el borde de la zona plantada con el trigo GM se dispondrá de una bomba con herbicida a fin de destruir con urgencia el cultivo experimental en caso de riesgo de contaminación.

Evolución de la superficie agraria genéticamente modificada en algunos países (millones de hectáreas)

Pese a todas esas preocupaciones, la organización ecologista Greenpeace, campeona de la lucha contra los OGM, afirma que no todos los fenómenos naturales son controlables, lo que es la evidencia pura, y que, en virtud del principio de la prudencia, el ensayo del trigo GM no debería haber comenzado. En este sentido, uno de los apoyos más fuertes para los OGM ha surgido de Norman Borlaug, Premio Nobel de la Paz en 1970, quien inició la llamada «revolución verde» al obtener en México una variedad de trigo adaptable a cualquier tipo de clima, dando un rendimiento hasta entonces inalcanzado en medios climáticos muy variados. Para Borlaug, «la oposición ecologista a los alimentos transgénicos es elitista y conservadora» y proviene de «personas que tienen la panza llena» (El País, 12 de febrero de 2000). Obviamente, esa oposición conduce a resultados tan desastrosos como el narrado al comenzar este artículo en relación con Zambia.

La oposición frontal contra los alimentos transgénicos se basa en buena parte en los graves problemas alimentarios surgidos en los últimos decenios como el aceite de colza adulterado, encefalitis espongiforme bovina o la presencia de benzopireno en el aceite. Ahora bien, en la historia de la alimentación humana es la primera vez que un producto es sometido a pruebas tan meticulosas y realizadas por tantas organizaciones científicas distintas. Esta acción debe continuar y continuará.

Para más información

http://www.who.int/fsf/Gmfood/q&asp.pdf (sitio web de la OMS).

Genetically Engineered Foods. Annals of the New York Academy of Sciences. Vol. 964. Nueva York, 2002.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *