Pros y contras

Nos ayuda a estar más alerta y algunos estudios relacionan su consumo con un mejor rendimiento intelectual. Sin embargo, la cafeína también puede elevar la tensión arterial o provocar insomnio. Conoce en qué alimentos se encuentra presente y cuánta cantidad podemos ingerir al día para que su efecto no sea perjudicial para la salud.

La cafeína es un alcaloide que se obtiene de las semillas y de las hojas del café, del té y de otros vegetales. Es un estimulante del sistema nervioso central que hace que nos sintamos más enérgicos y alerta, alivia la fatiga y la somnolencia. Según el Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC), la población adulta de Europa, consume un promedio de 200 mg diarios (100-400 mg) de cafeína.

Contenidos

Dónde podemos encontrarla

La cafeína está presente en el café, el té, algunas bebidas gaseosas y el chocolate. La cantidad de cafeína en estos productos varía según el tamaño de la porción, el tipo de alimento y el método de preparación.

Las cantidades aproximadas por ración son:

  • Café (por cada taza de 150 ml) tostado y molido-instantáneo: 80-60 mg de cafeína/ración
  • Café descafeinado (por cada taza de 150 ml) tanto tostado y molido como instantáneo: 3 mg de cafeína/ración
  • Té (por cada taza de 150 ml): 40 mg de cafeína/ración
  • Cola (por cada lata de 330 ml): 30 mg de cafeína/ración
  • Chocolate en pastillas (50 g): 20 mg de cafeína/ración

Cafeína y salud cardiovascular

La cafeína produce un aumento de la presión arterial y la frecuencia cardiaca, por ello se aconseja limitar su ingesta en pacientes con enfermedades cardiovasculares y/o hipertensión. Además, según el EUFIC, un alto consumo de cafeína suele estar estrechamente vinculado a un consumo excesivo de café, el cual en muchas ocasiones va unido a otros factores que influyen en la posibilidad de desarrollar estas enfermedades, por ejemplo, el tabaco, la inactividad física, el consumo de grasas saturadas y el abuso de alcohol.

Por otro lado, algunos estudios han analizado el efecto que tiene la ingesta de cafeína y el aumento de los niveles de colesterol sin encontrar una relación directa.

¿Cuánta cantidad debemos tomar?

Un consumo diario moderado de cafeína (hasta 300 mg, el equivalente a dos tazas de café) es lo recomendado por los expertos. Controlar las cantidades que consumimos es importante porque un exceso de cafeína puede provocar:

  • Aumento del ritmo cardiaco
  • Arritmia
  • Subida de la tensión arterial
  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Intranquilidad
  • Nerviosismo
  • Diuresis y/o diarrea
  • Náuseas

Dejar de ingerir cafeína en altas cantidades puede provocar síndrome de abstinencia, que puede manifestarse en dolor de cabeza y pérdida de ánimo, aunque éste suele superarse en pocos días.

Además, aquellas personas con dificultad para dormir deben limitar el consumo de cafeína a las cantidades normales y evitar ingerir cualquier producto que la contenga en las horas anteriores el periodo de sueño.

Cafeína
 
y rendimiento intelectual

Human Psychopharmacology: Clinical and Experimental ha publicado un estudio, realizado por miembros de la Universidad de Barcelona y el Instituto de Investigaciones Biomédicas Pi i Sunyer del Hospital Clínic de Barcelona, que demuestra que el consumo combinado de cafeína y azúcar tiene ciertos efectos sobre el sistema cognitivo humano, como la mejora en la atención, en el aprendizaje y la consolidación de la memoria verbal.

En resumen, la ingesta moderada de cafeína en personas sanas no es perjudicial para la salud. Ahora bien, si tienes una enfermedad cardiovascular o sufres hipertensión debes limitar su consumo. En cualquier caso, ¡no olvides llevar siempre una dieta equilibrada y hacer ejercicio!

¿Pará que sirve la Cafeína? Beneficios y propiedades | NutriTienda

La cafeína (1,3,7 trimetilxantina) es un alcaloide natural presente en distintas partes de vegetales comestibles como semillas de café o cacao, nuez de cola y hojas de té o yerba maté. También puede ser sintetizada químicamente.

La intensidad de los efectos de la cafeína es mayor cuando se consume en su forma anhidra en comparación con otras fuentes naturales como la cafeína procedente del café.

Absorción y metabolismo.

La cafeína es absorbida rápida y completamente en el tracto digestivo, atraviesa con facilidad las membranas celulares y se metaboliza en el hígado. Puede observarse como se elevan los niveles de cafeína entre 15 y 45 minutos después de su ingestión y su pico de concentración se produce una hora después de su consumo. La cafeína se elimina por la orina y se elimina entre el 50-75% transcurridas de 3 a 6 horas.

Mecanismo de acción.

La cafeína compite con la adenosina por sus receptores impidiendo que esta realice su función biológica. La adenosina es una sustancia inhibitoria del sistema nervioso de gran importancia en la regulación del sueño, el aumento de la concentración de adenosina genera sensación de cansancio, fatiga, sedación y relajación.

La adenosina inhibe la liberación de neurotransmisores como GABA, acetilcolina, dopamina, glutamato, noradrenalina o serotonina, por lo que la cafeína genera el efecto contrario, potenciando la neurotransmisión.

Efectos de la cafeína.

  • Estimulación del sistema nervioso central: la cafeína atraviesa rápidamente la barrera hematoencefálica y es capaz de alcanzar el cerebro sin necesidad de transportadores. Aumenta la capacidad de mantener un esfuerzo intelectual y reduce la sensación de cansancio o fatiga. Mantiene la vigilia y estimula la liberación de dopamina (estímulo de recompensa). La cafeína también presenta efecto analgésico.
  • Sistema respiratorio: la cafeína estimula el centro respiratorio y es broncodilatadora.
  • Sistema cardiovascular: la cafeína es un estimulante cardiovascular, incrementa la liberación de catecolaminas (adrenalina), aumenta la frecuencia cardiaca y la presión arterial. A nivel cerebral produce vasoconstricción.
  • Sistema muscular: la cafeína produce vasodilatación a nivel muscular, aumenta la respuesta contráctil, disminuye el cansancio y la fatiga muscular. Además, la cafeína es capaz de modificar los sustratos energéticos utilizados durante el ejercicio físico, reduciendo la utilización del glucógeno y aumentando la utilización de las grasas.
  • Aumento de la secreción de endorfinas: contribuyendo a reducir la sensación de dolor durante el ejercicio y aumentando la capacidad de trabajo y esfuerzo.

La cafeína consumida habitualmente genera tolerancia y con el tiempo, sus efectos duran menos tiempo o son necesarias dosis mayores para sentir los mismos efectos.

Se considera consumidores habituales a aquellas personas que ingieren alrededor de 300 mg/día, consumidores intermedios los que ingieren cantidades alrededor de 170 mg/día y consumidores no habituados a los que consumen menos de 50 mg/día.

¿Para qué sirve?

Mejora del rendimiento físico y de la capacidad de entrenamiento.

La cafeína mejora distintos parámetros del rendimiento en deportes de resistencia, fuerza, potencia y deportes de equipo de alta intensidad como fútbol o rugby.

El consumo de cafeína ahorra glucógeno, promueve la combustión de las grasas y es capaz de aumentar la intensidad del esfuerzo realizado (sin que la persona perciba ese esfuerzo adicional).

Consumir cafeína antes de la actividad física incrementa la fuerza, la capacidad de trabajo, mejora la velocidad, mejora los tiempos en competición y aumenta el tiempo transcurrido hasta que aparece la fatiga.

Aunque puede elevarse la producción de orina o diuresis, no se han encontrado efectos negativos sobre el balance hídrico que puedan afectar negativamente al rendimiento.

Efectos sobre la recuperación.

Recientes estudios han observado que la cafeína no solo no disminuye la síntesis de glucógeno, sino que incluso puede mejorarla.

Termogénesis y pérdida de peso.

El consumo de cafeína eleva la secreción de catecolaminas lo que promueve la lipolisis (combustión de las grasas), eleva el gasto energético (3-7%) y favorece la pérdida de peso y grasa corporal.

Efectos psicoestimulantes y rendimiento cognitivo.

El consumo de cafeína eleva la sensación de alerta, la concentración, mejora la velocidad de reacción y disminuye la sensación de sueño. También produce mayor sensación de vigor, actividad y mejora el estado de ánimo.

Efectos sobre la salud.

Consumos moderados de café se han relacionado con menor riesgo de sufrir ciertas enfermedades como diabetes, Parkinson, algunos tipos de cáncer así como mejorar el sistema inmune. Pero todavía se desconoce si es a causa de la cafeína o por otros compuestos presentes en el café como sustancias antioxidantes.

Dosis

Efectos ergogénicos.

Las dosis que mejoran el rendimiento deportivo son 3-6 mg/kg. En los casos de deportes de equipo las dosis más efectivas se observan entre 4 y 6 mg/kg.

Dosis de 1 mg/kg no presentan efectos ergogénicos sobre la resistencia o el consumo máximo de oxígeno pero sí mejoran otros parámetros cognitivos como el tiempo de reacción o el estado de alerta.

Dosis de 9 mg/kg también pueden tener efectos ergogénicos, pero no se han observado beneficios adicionales con dosis superiores.

Se recomienda administrar la cafeína entre 15-60 minutos antes de la actividad deportiva y también puede consumirse durante el esfuerzo deportivo en forma de bebida deportiva o complemento dietético.

Efectos sobre el metabolismo.

La dosis de cafeína necesaria para incrementar la movilización y utilización de las grasas es entre 6-9 mg/kg. Dosis de 3 mg/ kg no son suficientes.

Efectos psicoestimulantes.

Para obtener efectos psicoestimulantes son precisas dosis alrededor de 150 mg.

Precauciones

Consumos moderados de cafeína no presentan efectos adversos para la salud, aunque la capacidad estimulante de la cafeína en personas sensibles puede causar ansiedad, dolor de cabeza, malestar gastrointestinal, elevación de la presión arterial (con dosis ≥250 mg), elevación de la tasa de sudoración y producir alteraciones del sueño o el descanso como insomnio.

Si se toma un exceso de cafeína también pueden aparecer efectos indeseables como taquicardias, nerviosismo, temblor o insomnio. Por esta razón, no se deben exceder las dosis recomendadas y se recomienda probar tolerancia aumentando las dosis progresivamente así como no mezclar con alcohol.

Las personas con riesgo cardiovascular o que se les hayan indicado que no deben consumir café o estimulantes, tampoco deben consumir productos que contengan cafeína. Del mismo modo, tampoco son productos recomendados en personas que sufran glaucoma.

El consumo de grandes cantidades de café (744 mg/día) se ha relacionado con mayor excrección de calcio y magnesio en la orina. Por esta razón, se recomienda asegurar un aporte adecuado de calcio y otros minerales en personas con riesgo de osteoporosis o si el consumo de cafeína es elevado y durante periodos prolongados.

Por precaución, tampoco se recomienda su uso en mujeres embarazadas o periodo de lactancia.

Otra información

Gracias a sus efectos beneficiosos sobre el rendimiento deportivo, la cafeína es consumida por cerca de un 75% de los deportistas de elite. Hace años niveles superiores de 12 µg de cafeína por ml de orina (equivalente a 9-13 mg/kg o 7 u 8 tazas de café), se consideraba dopaje. Sin embargo en 2004 la WADA (World Antidoping Agency) la eliminó de la lista de sustancias prohibidas, aunque se mantiene un programa de monitorización para observar el consumo de cafeína entre los atletas.

Efectos de la cafeína en el organismo

La cafeína es un estimulante y excitante. Altera el estado del sistema nervioso y del cerebro, y por lo tanto evita los estados se somnolencia en las personas que lo consumen.

De hecho, su consumo habitual es para estar “despiertos”. Por lo tanto, personas que se levantan y no pueden hacer nada hasta tomar un café, o personas que lo consumen a horas avanzadas del día para mantener un estado de alerta ya sea para estudiar o trabajar. Químicamente la cafeína bloquea la adenosina que regula el estado de sueño y vigilia.

¿Cuáles son los beneficios de la cafeína?

Los beneficios de la cafeína son que al alterar el sistema nervioso y estimular el estado de vigilia, uno puede permanecer más rato concentrado o despierto.

Contraindicaciones de la cafeína

Las contraindicaciones de la cafeína son diversas. Su consumo, sobre todo en exceso puede alterar el ritmo cardíaco de manera drástica. Es importante controlar los niveles que se consumen, ya que de lo contrario podría desembocar en una arritmia.

A su vez, al aumentar el ritmo cardíaco sube la tensión arterial. Por lo tanto, para las personas que tienen tendencia natural a aumentar la tensión arterial no está recomendado el consumo de café o productos que contengan cafeína.

Al inhibir la adenosina que regula el estado de sueño, es probable que el consumo de café o cafeína en general altere el sueño y provoque insomnio. En personas se da fácilmente, pero por lo general esto sucede cuando se consume en grandes cantidades y a horas avanzadas de la tarde, cuando se acerca el momento de ir a dormir.

Otro de los grandes asociados al exceso del consumo de café es el cambio del estado de humor. Por ejemplo, las personas que consumen grandes cantidades de cafeína pueden presentar irritabilidad, nerviosismo e intranquilidad.

El consumo de café inhibe la absorción del hierro. Por lo tanto, no está recomendado para personas con anemia o tendencia a esta dolencia.

Además, uno de los efectos secundarios más comunes del exceso de consumo de café es la diarrea.

Uno de los sustitutos del café es la algarroba. Se pueden preparar bebidas similares al café (capuccino, café con leche, etcétera) pero a base de estas semillas molidas en vez de los granos de café.

¿Cuánta cafeína tiene un café?

Un café contiene aproximadamente 40 mg de cafeína. Esto puede variar dependiendo de cómo se prepare el mismo, tanto del tipo de máquina o molienda, como de la proporción de agua/café se utilice.

¿Cuánta cafeína al día puedo consumir?

Según la agencia EFSA se salud alimentaria europea, las cantidades que podrían considerarse no dañinas rondan entre los 75 y 300 mg por persona adulta. Esto se debe tener en cuenta además, que hay personas con más tolerancia que otras, como suele suceder con los estimulantes.

Por lo tanto, lo que para una persona es un consumo normal o bajo, para la otra hará que se esté subiendo por las paredes.

Cafeina y analgesicios

La cafeína tiene efectos analgésicos y vasodilatadores. Es por ello que algunos analgésicos ya contienen cafeína. Por ejemplo la Cafiaspirina, una aspirina de Bayer con cafeína incluida, se utiliza para el dolor de cabeza, los dolores del ciclo menstrual, los dolores musculares y el malestar asociado al estado febril.

Alimentos y plantas con cafeína

Por lo general los alimentos que contienen cafeína han sido enriquecidos con la misma, aunque algunos pocos la contienen de forma natural.

Los alimentos con cafeína se enumeran desde las diferentes variantes de cafés (capuchino, irlandés, etc.) hasta los refrescos, bebidas energéticas y cervezas que contienen cafeína.

Por ejemplo, el chocolate negro contiene 43 gramos de cafeína por cada 100 gramos.

Por lo tanto, tomar una tableta pequeña de café podría ser equivalente a tomar una taza de café.

El té es una de las plantas que contienen naturalmente cafeína, siendo el té negro el que más cafeína contiene. Además del mate y el guaraná, que también contienen cafeína.

La planta de cacao también contiene muchas cantidades de este estimulante. Unos 100 gramos de semillas de cacao contienen 230 gramos de cafeína. Y hasta los M&M contienen unos 10 gramos de cafeína por cada 100 gramos de producto. Así que si luego de un festival de chocolatinas, vemos que nuestro pequeño se sube por las paredes podemos deducir que es como si se hubiese tomado un café.

Si te Gustó, Comparte!!

Últimas recomendaciones

Los términos pro y contra, empleados como sustantivos, admiten las formas plurales: pros y contras.

Pro y contra cuando funcionan como sustantivos con el significado de ‘provecho o ventaja’ o ‘inconveniente o desventaja’, respectivamente, son términos masculinos y sus plurales son pros y contras.

No deben usarse como invariables (los pro y los contra) y en el caso de pro es incorrecto el plural proes.

Frases como «El recorte de tasas tiene pro y contra para los consumidores» o «En la reunión se hablará de los pro y los contra del nuevo plan de empresa» son, pues, incorrectas.

En los ejemplos anteriores debió decirse «El recorte de tasas tiene pros y contras para los consumidores» y «En la reunión se hablará de los pros y los contras del nuevo plan de empresa»

Pro puede ser también preposición con el significado de ‘en favor de’ (cupón pro ciegos) y formar parte de las locuciones en pro de, que también significa ‘en favor de’, y de pro que referido a una persona quiere decir que es considerada gente de bien. En todos estos casos es invariable.

Autónomo económicamente dependiente: pros y contras

El autónomo económicamente dependiente, también conocido como TRADE, es una de las figuras a las que, como autónomo, puedes llegar a enfrentarte algún día. Por si no sabes qué es un TRADE, te lo explicamos rápidamente.

Un autónomo económicamente dependiente es aquel que depende de una sola empresa, ya que esta proporciona el 75 % de los ingresos mensuales al autónomo. Pues bien, es posible que a lo largo de tu carrera como autónomo te encuentres la posibilidad de convertirte en un TRADE. Ante esta situación, lo lógico es que te preguntes si realmente te conviene o no tener este trato. Vamos a analizar los pros y los contras de esta figura para que sepas a qué atenerte en todo momento.

Ventajas de ser un autónomo económicamente dependiente

Empezaremos por analizar los pros que esta figura lleva implícitos:

  • La primera, y la más conocida por todo el mundo, está íntimamente relacionada con motivos económicos. Que una empresa se encargue de ingresarte mensualmente el 75 % del salario que percibes es tranquilizador en cuanto a estabilidad económica.

  • Al ser un autónomo económicamente dependiente, mantienes las ventajas de ser autónomo: libertad horaria, ser tu propio jefe, llevar el negocio a tu manera…

  • Además de las ventajas de ser autónomo, obtienes también las ventajas de depender de una empresa. Nos explicamos: al ser autónomo económicamente dependiente, la empresa tiene la obligación de firmar contigo un contrato. En dicho contrato debe especificarse la duración de este, la percepción económica que vas a percibir por los trabajos desarrollados, y debe citarse expresamente la condición de que eres un autónomo económicamente dependiente. Con esto te proteges frente a posibles despidos improcedentes o ejecutados antes de la finalización de contrato ya que, de ocurrir así, tendrías derecho a una indemnización.

  • Otra de las ventajas es que puedes trabajar con cuantas empresas quieras. Un contrato de autónomo económicamente dependiente solo estipula como requisito el que una misma empresa aporte el 75 % de los ingresos como mínimo, con lo que el 25 % restante puedes conseguirlo de cuantas empresas quieras.

  • Tienes derecho a disfrutar de unas vacaciones de, por lo menos, 18 días hábiles al año.

  • El permiso de maternidad no depende del tiempo mínimo de cotización exigido en otros casos.

Inconvenientes de un autónomo económicamente dependiente

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Con esto queremos decir que no solo existen ventajas en esta figura laboral. Para poder hacerte una idea completa de si te conviene o no ser un TRADE, también necesitas conocer sus inconvenientes:

  • El primero, al igual que en las ventajas, está estrechamente unido al tema económico. Recibir el 75 % de los ingresos de una sola empresa es un arma de doble filo ya que, en el caso de que la empresa cierre, perderías la mayor parte de tus ingresos.

  • Al firmar este tipo de contrato, renuncias a tener trabajadores a tu cargo o a subcontratar parte del trabajo, con lo que eso puede limitarte a la hora de hacer crecer tu negocio.

  • Si bien es cierto que tienes derecho a vacaciones, estas no son remuneradas.

  • Las cuotas a la Seguridad Social y las declaraciones de IVA e IRPF corren por cuenta del autónomo y no de la empresa contratante, con lo que esto puede suponer en gastos extras de asesoría.

  • En cuanto a contar con una infraestructura propia, tal como local u oficinas, el contrato es claro: no se puede, por lo que tendrás que trabajar desde tu casa o bien desde la oficina del cliente principal si llegáis a ese acuerdo.

La mayoría de los obreros tienden a beber demasiado café. Una taza caliente de Java en la mañana, otra al mediodía y otra más durante la conversación con los compañeros de trabajo puede sonar como un día de rutina en la oficina, pero beber demasiado café puede tener su lado negativo. Después de la rutina de un par de semanas tomando café puede ser lo suficiente,para convertirse en un hábito poco saludable. He aquí un rápido resumen de todos los pros y los contras asociados con el consumo excesivo de café.

Los Pros y contras de café

El café no tiene ningún valor nutricional real, a menos de que se agregue la crema o la leche a la misma. Con moderación, la bebida no tiene realmente ningún aspecto perjudicial, pero en exceso, la cafeína en el café puede causar numerosos problemas.

Contras del café

Manchas en los dientes

Todos sabemos lo que sucede con una taza blanca cuando se utiliza a menudo para tomar un café, ¿por qué habría de ser diferente en los dientes? Este problema es tan extendido entre los bebedores asiduos de café que muchos necesitan usar especiales agentes blanqueadores para eliminar las manchas.

El mal aliento y el sabor

¿Alguna vez has tenido uno de esos viejos maestros o jefes que siempre olía a café? Si algunas personas tienen los dientes de color marrón, lo que va a evitar que también huela como su cerveza favorita?

Aunque algunas partes del mundo valoran el café de acidez, los bebedores occidentales prefieren un sabor más seco. La acidez del café depende de la marca. Aumenta la acidez si el frijol se lavó y secó en un lugar de forma natural, y si se cultiva en grandes altitudes o en suelo volcánico (tierra volcánica contiene más minerales).

Eleva el nivel de estrés

La cafeína en el café estimula las glándulas suprarrenales, que aumentan el nivel de estrés para un máximo de 18 horas. Si una persona trabaja en un ambiente ya de estrés, el consumo de café puede aumentar la ansiedad, que a su vez puede provocar una gran cantidad de otros condicionantes.

Aumenta el riesgo de ataque al corazón

A pesar de dejar de ser un hallazgo polémico, los científicos han descubierto que beber demasiado café puede aumentar las posibilidades de tener un ataque al corazón. El café contiene un compuesto llamado terpenoide, que se sabe que aumenta los niveles de colesterol. También puede endurecer las arterias.

Esterilidad

El consumo excesivo de cafeína puede causar esterilidad mediante la reducción de los niveles de recuento de esperma. También se cree que puede causar esperma defectuoso. Las parejas que tienen problemas para quedar embarazada puede ser que tenga que reducir su consumo de cafeína.

Induce problemas estomacales

Algunos informes afirman que el café puede provocar úlceras estomacales y afectar la digestión al aumentar los niveles de acidez de estómago. Algunos también experimentan acidez estomacal, pero no hay pruebas que vinculen directamente cualquiera de los problemas antes mencionados con el café. En cualquier caso, muchas personas experimentan problemas de estómago después de tomar café y cervezas, los descafeinados tienen el mismo efecto que las mezclas regulares en ese sentido.

Si se detiene su consumo puede presentar síntomas de abstinencia …

Adicción

La cafeína es adictiva; cómo afecte a una persona depende de la edad y el peso. Descafeinado sin duda ayuda a reducir el riesgo de desarrollar dependencia, mientras que las cervezas más fuertes pueden acelerar el proceso de la adicción. Una vez que una persona es adicta, dejar de tomar puede provocar síntomas de abstinencia tales como:

  • Estreñimiento
  • Depresión
  • Modorra
  • Dolores de cabeza
  • Pérdida del apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Te hace envejecer más rápido

El café se sabe que reduce la producción de DHEA y otras hormonas anti-envejecimiento, por lo que si usted bebe el café para madurar, es una muy buena manera de lograr los resultados deseados.

Pros del café

Excelente estimulante

Seamos realistas, de vez en cuando necesitamos una sacudida de energía . A pesar de todas sus contras, el café sigue siendo el más popular «superior» en el mercado. Ya sea quemándose las pestañas en el trabajo o estudiar para los exámenes finales, el café ha salvado cosillas de los hombres en numerosas ocasiones. Con moderación, el café puede ser una herramienta muy útil.

Aperitivo

El café con frecuencia sigue a una buena comida, o viceversa. En algunas culturas es de mala educación comenzar una comida sin beber café. Todavía no está claro si la bebida tiene un efecto positivo en el tracto digestivo, pero hace que el sorber va bien, así que ¿por qué no hacerlo? Esto nos lleva al siguiente aspecto positivo de café

Bebida Social

Viendo todo el Starbucks por ahí, está claro que el café es la principal bebida social de Estados Unidos. Rara vez se ve la gente que charla sobre un vaso de jugo de naranja, la gente quiere verse sofisticado y nada es mejor que tomando una agradable mocha mientras charla (no se olvide de levantar el dedo meñique cuando inclinas la taza).

Previene el cáncer de próstata

El café puede reducir el riesgo de cáncer de próstata. Los estudios son todavía preliminares, pero los científicos han encontrado una relación entre ese cáncer en particular y el boro, un nutriente que se encuentra en el café. Los estudios han demostrado que los hombres que consumen una gran cantidad de boro son 64% menos propensos a desarrollar cáncer de próstata. También se puede encontrar el boro en el vino y en las almendras (almendras con sabor a ningún café?).

No abusar del café

Como todo, el café no es malo a menos que abuse de ello. Tiene sus aspectos negativos, pero ofrece suficientes puntos positivos para que sea una bebida que vale la pena. Los occidentales han, de alguna manera, abaratado el aspecto de la calidad del café con cervezas instantáneos y la producción en masa. Muchos países de todo el mundo se enorgullecen de sus mezclas ricas, saboreando la bebida en lugar de simplemente consumirlo. Haga lo mismo y se dará cuenta de que existen muchas más ventajas que desventajas asociadas con el café.

Café ¿Sí o no? ventajas, desventajas y cantidades adecuadas

Debes tener en cuenta, lógicamente, el tamaño de la taza. Pero también el tipo de café que estás tomando.
Por norma general, el café expreso tiene una concentración mucho mayor de cafeína que el filtrado. Y por supuesto, siempre quedará nuestro amigo, el café descafeinado, que aporta una dosis mínima de cafeína.
Ten en cuenta que el problema no es el café en sí mismo, sino la cafeína. Por eso, debes tener en cuenta también otras infusiones que consumas que la contengan, para saber si te has pasado de la dosis adecuada.
Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Los pros y contras de consumir café

Para los amantes del café, el consumo de estas bebidas sigue siendo parte de nuestro día a día, aunque cada vez se oyen más efectos negativos y positivos del café. Aquí les dejamos las cosas un poco más en orden para que… sigan tomando café de una manera más informada.

El lado positivo del café

El café contiene antioxidantes, vitaminas , minerales y algunas proteínas

Las investigaciones demuestran que el consumo de café reduce el riesgo de algunas enfermedades, incluyendo:

  • Parkinson
  • Alzheimer
  • Diabetes tipo 2
  • Cálculos biliares
  • Cáncer – oral, esofágico y faríngeo
  • Ataques de asma
  • Problemas del ritmo cardiáco
  • Cirrosis
  • La cafeína aumenta la efectividad de ciertos tipos de analgésicos, actúa como un estimulante.

También es bueno para el jardín: Los granos de café usado benefician a las plantas, añadiendo más nitrógeno a la tierra.

En las investigaciones, las mujeres que toman al menos 5 tazas de café al día, tienen un 57% menos de probabilidades de tener un cáncer receptor de estrógeno que aquellas que toman menos de una taza al día. Las mujeres que toman más café tienen 20% menos de riesgo de contraer cáncer de mama.

Esto es un poco más superficial, pero los granos de café combinados con dos o tres cucharadas de aceite de oliva son geniales para deshacerse de la celulitis, además de proporcionar un masaje delicioso.

Ahora, para los hombres que toman al menos 6 tazas tienen 60% menos de posibilidad que aquellos que no toman, de desarrollar la forma más letal de cáncer de próstata. También tienen 20% menos de posibilidades de padecer alguna otra enfermedad.

El lado amargo del café

Aunque la cafeína tiene efectos positivos, consumir demasiado puede causar resultados negativos.

Algunos son:

  • Cambios en los patrones de sueño
  • Alucinaciones auditivas
  • Dificulta la absorción de ciertos minerales y vitaminas como magnesio, zinc y hierro
  • Puede subir la presión arterial
  • Es diurético, por lo que puede desencadenar deshidratación y pérdida de vitaminas B y C además de calcio, hierro y zinc
  • Puede manchar los dientes
  • Puede agravar la acidez estomacal

El café es una de las plantas que son más rociadas con pesticidas.

Puede que no haya tantos contras para que los amantes del café desistamos de nuestra pasión. Aunque claro, nos moderaremos.

La Cafeína: ¿es buena o mala?

La cafeína se ha convertido en tu inseparable compañera en el día a día. No puedes empezar el día sin tomarte una taza de café y al hacerlo estás eligiendo la mejor manera (y la más saludable) de comenzar con tu jornada.

De la cafeína se ha hablado mucho como una de las causantes del nerviosismo e insomnio en muchas personas, pero tomando las dosis diarias recomendadas de cafeína difícilmente sufrirás estos efectos negativos.

¿Qué beneficios y desventajas tiene el consumo de cafeína?

La cafeína se puede encontrar en otros productos que no son el café, como puede ser el chocolate, pero el mayor aporte lo recibirás en forma de taza de café.

Para que la cafeína sea beneficiosa se recomienda no superar los 300mg de cafeína al día, siendo equivalente a 2 tazas de café, según La Fundación del Corazón. A partir de esa cantidad pueden aparecer problemas derivados del consumo excesivo de cafeína.

Teniendo en cuenta esto, los beneficios más destacados de la cafeína son:

  • Te mantiene alerta: la cafeína provoca que entres en un estado de alerta mayor, por lo que estarás más despierto y más atento a tu alrededor.
  • Puede reducir el riesgo de padecer Alzheimer: un estudio publicado por Maia, L. y Mendoça, concluye que el consumo habitual de cafeína puede ser considerado un factor de protección frente a esta enfermedad neurodegenerativa.
  • Aumenta el efecto de los medicamentos analgésicos: beber un par de tazas de café al día aumenta los beneficios de los analgésicos.
  • Previene la diabetes: Salazar-Martinez, en un estudio publicado en el año 2004, comprobó como el consumo de café reduce de manera significativa el riesgo de sufrir diabetes. Desde la primera taza ya aparece esta protección.
  • Reduce la sensación de sueño: la cafeína estimula tu sistema nervioso y hace que la sensación de sueño desaparezca. El lado negativo es que una vez desaparece el efecto de la cafeína vuelve a aparecer el sueño.
  • Te hará más inteligente: o al menos eso indica el estudio de 2008 de Koppelstaeter F et al., al afirmar que aumenta la memoria a corto plazo así como el coeciente intelectual.

Con estos beneficios es normal que las personas no duden en consumir cafeína, pero ¿tiene algún inconveniente?

  • Produce insomnio: como ya sabrás la cafeína es uno de los productos que están detrás de las largas noches sin pegar ojo. Si el consumo de café te acelera demasiado evita consumirlo después del mediodía.
  • Te deshidrata: la cafeína tiene un efecto diurético, y como tal acelera la deshidratación. No olvides beber agua si consumes la dosis recomendada de cafeína o la superas.
  • Problemas estomacales: el consumo excesivo de cafeína causa problemas estomacales como diarrea o flatulencias. Para llegar a ese extremo el consumo tiene que ser muy elevado.

¿Necesitas un empujón más para hacer ejercicio? Desde PuntoSeguro queremos ayudarte a tener una vida más saludable. Únete al #RetoPuntoSeguro y beneficiate de todas sus ventajas. Además de tener controlada tu actividad física diaria, consigue regalos exclusivos superando cada reto y descuentos de hasta el 24% en la renovación de tu seguro de vida.

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

  • Compártelo en las redes sociales pinchando en los iconos de la izquierda o
  • Suscríbete al blog y recibe cada nuevo post en tu email pinchando aquí.

Una sacudida repentina de cortisol provoca un aumento en la presión arterial, en la velocidad del ritmo cardiaco y en el nivel de energía, lo cual sin lugar a dudas permitió que algunos de los primeros humanos escaparan de más de un león hambriento que los pudiera estar persiguiendo. En la actualidad, solo unos cuantos debemos preocuparnos de ser presas de una bestia salvaje. No obstante, muchas personas viven en un estado casi constante de estrés bioquímico, con el sistema de alarma del cuerpo encendido a máxima potencia todo el día.

Un flujo constante de demasiado cortisol puede dar como resultado una variedad de problemas de salud, entre ellos ansiedad, depresión, problemas de memoria, concentración y sueño, así como aumento de peso y —en efecto, querido hermano— enfermedades cardiacas.

Aunque las respuestas del cortisol a la cafeína son reducidas en gente que lo consume todos los días, no se eliminan, como lo demostró un ensayo controlado que realizó un equipo de investigación multidisciplinaria. En un informe publicado en 2005 en la revista Psychosomatic Medicine, el equipo dirigido por William R. Lovallo, experto en estrés del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Oklahoma, concluyó que “las elevaciones crónicas de la secreción de cortisol podrían tener consecuencias en la salud a largo plazo”.

Entre los posibles efectos perjudiciales que enlistó el equipo se encuentran una serie de respuestas alteradas del sistema inmunitario y del sistema nervioso central, déficits de la memoria y cambios cerebrales en el funcionamiento del lóbulo frontal y del sistema límbico involucrados en factores críticos como la resolución de problemas, el juicio, la motivación, la atención, la memoria, el aprendizaje, las emociones y la empatía.

Para la gente que está en riesgo de padecer una enfermedad cardiaca, tal vez el efecto adverso más grave del consumo excesivo de cafeína es su capacidad de elevar la presión arterial. Como lo informó el equipo de Lovallo, “la ingesta diaria de cafeína no erradica la respuesta de la presión arterial a la cafeína”, incluso en hombres y mujeres jóvenes y saludables.

Otros estudios han demostrado que, en gente con hipertensión o que está en riesgo de desarrollarla, las respuestas del cortisol a la cafeína son exageradas. En un primer estudio, Lovallo y sus colegas encontraron que “los hipertensos limítrofes y las personas que tienen un historial familiar positivo tienen respuestas más rápidas y prolongadas del cortisol a la cafeína que las personas de bajo riesgo”.

Mi hermano está en tratamiento por hipertensión desde hace mucho tiempo y ahora está muy consciente de que debe mantener una dieta baja en sodio. Sin embargo, tal vez sería aun más útil si también redujera la cantidad de cafeína que consume de forma regular y remplazara ese café con cafeína por un descafeinado, una sugerencia que rechazó de manera categórica cuando se la propuse.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *