Pastillas para el sol

Uno de los consejos más útiles que puedo daros en esta época del año, en la que el sol es el gran protagonista, es que os protejáis bien del sol. Días apasionantes de piscina o playa pueden verse ensombrecidos por reacciones solares, desagradables quemaduras solares y aumento de riesgo de cancer de piel. ¡No solo hay cremas de protección solar sino también pastillas!

Estas pastillas (bueno, suelen ser cápsulas) son el complemento ideal para protegernos del sol porque a veces nos encontramos algunos problemas con los protectores solares aplicados ya que no hacemos las cosas todo lo bien que deberíamos:

  • Nos aplicamos menos cantidad de la recomendada.
  • Nos la aplicamos tarde (se recomienda 30 minutos antes de la exposición) o no con la suficiente frecuencia (cada 2 horas). Si uno se aplica la crema en la playa, entre que llegas, te instalas, colocas la sombrilla, le pones la crema primero a los niños… ¡ya te has quemado!
  • No se reaplicadespués de baños, si se suda mucho, o se roza la piel.
  • Mucha gente se deja áreas del cuerpo sin aplicar, no se lo aplica en la totalidad de la piel y mucosas o se le olvidan zonas como las orejas o los labios, donde también salen tumores.
  • Pérdida de eficacia debida a la sudoración, a la natación y al contacto con arena, toallas…

No solo hay cremas de protección solar sino también pastillas, ¿lo sabías? Click Para Twittear

Cualquier persona las puede tomar por el simple hecho de favorecer el bronceado, pero es especialmente importante que tomen las pastillas que protegen del sol:

  • Personas de piel muy clara y por tanto más propensos a quemarse y con mayor riesgo de cáncer de piel.
  • Personas que han tenido cáncer de piel o han tenido familiares con ello.
  • Pacientes con enfermedades fotosensibles, o sea, que brotan con el sol, como el lupus, o alergias al sol.
  • Todo el que trabaje, haga deporte o pase muchas horas al aire libre.

Se toma 1 cápsula al día en el desayuno. Lo ideal es que la piel esté preparada para la llegada del sol, por lo que hay que empezar a tomarlas 15 días antes de la exposición solar. Yo suelo recomendarlas de mayo a septiembre, aunque en personas con problemas de alergia al sol o enfermedades fotosensibles mejor comenzar cuando llegue la primavera, que ya empieza a “animarse” el sol.

Hay gente que no quiere tomar pastillas pero hay que recordar que esto no es medicación, solamente es un suplemento alimenticio, es solo como si comiéramos mejor. Se componen normalmente de antioxidantes, carotenos y algunos otros ingredientes que ayudan desde dentro a nuestras células a defenderse del daño solar.

Si os sirve mi experiencia yo soy muy blanquita, no me bronceo mucho y si me descuido me quemo con facilidad. Desde que tomo protección solar oral cada mañana durante los meses de verano ya no me quemo. Además noto que me pongo algo más morenita y me dura más el color.

Así que recordad, la fotoprotección ideal sería combinar la correcta aplicación de fotoprotectores con la fotoprotección oral. Las pastillas no sustituyen en ningún caso a la correcta aplicación del protector solar sobre la piel, pero son el complemento perfecto de la misma.

Contenidos

Pastillas para el Sol

Las pastillas de fotoprotección para el Sol te ayudan a preparar el cuerpo para la exposición solar desde el interior. Cuidar nuestro cuerpo desde dentro es una manera eficaz de conseguir resultados. La composición de la pastillas se fundamenta en vitaminas, tirosina y betacaroteno. Las vitaminas estimulan la producción de melanina y la piel se oscurece. Pueden utilizarse sin necesidad de exponerse al sol, sin embargo, el efecto se potencia en contacto con la luz solar.

Pastillas bronceadoras fotoprotector

Las pastillas o cápsulas para el sol farmacia son el complemento perfecto para combinar con las cremas de protección solar y cuidado corporal como cremas solares. Nuestra amplia sección de cosmética solar cuenta con una gran variedad de artículos y productos sorprendentemente efectivos, todos ellos con el respaldo de los mejores laboratorios y a mejor precio. Las pastillas bronceadoras para el sol son capaces de ayudarte a prevenir el envejecimiento de la piel reforzando las defensas naturales, preparando la piel para el verano y ofreciéndote un bronceado seguro y uniforme. Los pigmentos que incorporan las pastillas evitan que el color de piel se torne naranja, pues en ocasiones la tirosina produce este efecto. Al utilizar estas pastillas, desciende la posibilidad de quemaduras cutáneas, pero sigue siendo imprescindible usar crema protectora.

Fotoprotectores Orales o fotoprotección oral

Broncear la piel aporta a la persona un aspecto sano, pero debemos tener cuidado, porque el sol resulta perjudicial para la piel, si no tomamos precauciones, por eso, todas las cremas de día incorporan un factor de protección solar incluido. Proteger la piel desde dentro, o ponerse moreno sin sol es algo que cada vez más demandado para broncearse. Las pastillas para el sol (solar oral) te proporcionan una fotoprotección ideal para conseguir una piel fuerte con un bronceado bonito.

Ponerse moreno sin sol.

Dentro de nuestra sección de productos de cosmética, podemos destacar los productos solares, entre los que se encuentran las pastillas para el sol y una amplia gama de productos solares faciales, corporales, bronceadores e infantiles. Laboratorios expertos como ISDIN o HELIOCARE consiguen el bronceado más sano para broncearse.

Expertos en pastillas para el sol farmacia

Laboratorios como Heliocare, Be+, ISDIN(con su SunISDIN), Inneov o Sesderma disponen en su catálogo de Pastillas para el Sol y foto protectores orales con propiedades fotoprotectora y Vitamina C

¿Es seguro usar pastillas bronceadoras y otros productos de bronceado?

Existen varios productos que afirman poder dar a una persona un bronceado sin exponerla a la radiación UV. Algunos pueden ser seguros y eficaces, pero otros puede que no funcionen, y algunos incluso podrían ser perjudiciales.

Pastillas bronceadoras y aceleradores de bronceado

Las pastillas bronceadoras contienen aditivos de color similares al betacaroteno, la sustancia que le da a las zanahorias su color naranja. Una vez que se tragan, los aditivos son depositados por todo el cuerpo, especialmente en la piel, tornándola en un color como naranja. Aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) ha aprobado algunos de estos aditivos para el color de los alimentos, estos no han sido aprobados para el uso de agentes bronceadores. Estos aditivos pueden ser perjudiciales en los altos niveles que son usados en las pastillas bronceadoras. El ingrediente principal en la mayoría de las pastillas bronceadoras sin luz solar, la cantaxantina, puede manifestarse haciendo que sus ojos luzcan cristalizados y amarillentos, lo cual puede causar lesión y deterioro en su capacidad visual. También ha habido informes sobre daños al hígado y a la piel.

Los aceleradores de bronceado, como lociones o pastillas que contienen tirosina aminoácida o sus derivados, no son eficaces y pueden ser peligrosos. Los vendedores sostienen que estos productos estimulan el proceso de bronceado del propio cuerpo, aunque la mayor parte de la evidencia sugiere que no son eficaces. La FDA los considera como medicamentos nuevos sin aprobación que no han demostrado ser seguros ni eficaces.

Ninguna pastilla bronceadora ha sido aprobada por la FDA.

Bronceadores y curtidores sin luz solar

Otros dos productos de bronceado sin luz solar, los bronceadores y los curtidores sin luz solar, son considerados cosméticos para usarlos sobre la piel. No se considera que causen daños cuando se usan apropiadamente.

Los bronceadores, hechos de aditivos de color aprobados por la FDA para uso cosmético, se aplican a la piel para teñir su color durante un corto tiempo. Algunos ejemplos son ciertos humectantes y los polvos con brocha que tienen color. Al igual que otros tipos de maquillaje, se pueden lavar, devolviendo la piel a su color normal.

Por otro lado, los curtidores sin luz solar(también conocidos como autocurtidores o extendedores) son aplicados a la piel como lociones o cremas que interactúan con proteínas que hay en la superficie de la piel para originar un color más oscuro. Al igual que un bronceado, y tras algunos días, el color del bronceado comenzará a disiparse. La dihidroxiacetona (DHA) es un aditivo de color aprobado por la FDA que se usa comúnmente para los curtidores sin luz .

La aplicación de estos productos con las manos algunas veces puede causar que el color de la piel sea irregular. Por lo tanto, algunos salones de broceado han comenzado a ofrecer aerosoles para todo el cuerpo en las cabinas bronceadoras. Una preocupación que se plantea consiste en que la DHA está aprobada para uso externo solamente. Por lo tanto, no debe inhalarse ni se debe usar en la boca, los ojos o la nariz. Las personas que opten por rociar DHA en sus cuerpos para broncearse deben asegurarse de proteger estas áreas.

Estos productos pueden proporcionarle a la piel un color más oscuro (aunque algunas personas pueden notar un color ligeramente anaranjado), pero a menos que no contentan ingredientes de bloqueador solar, no ofrecen mucha protección de los efectos dañinos de la radiación UV. Incluso si contienen bloqueador solar, serían eficaces solo por varias horas. Lea la etiqueta detenidamente para saber si un producto incluye o no protección contra el sol. En la mayoría de los casos lo más seguro es continuar con el uso de un bloqueador solar y ropa que proteja del sol cuando pase tiempo al aire libre.

Como pasa con la operación bikini, los intentos por ponernos morenos lo más rápidamente posible pueden hacer que no tomemos la mejor decisión para nuestra salud. En los últimos años han pegado fuerte las cápsulas solares que tratan de sustituir a las cremas de toda la vida: son pastillas compuestas de diversas vitaminas y suplementos de betacaroteno.

Las cápsulas solares proponen una solución fácil a las molestias derivadas de las cremas: Aparentemente son rápidas e higiénicas. Pero ¿acarrean efectos secundarios en contraprestación por estas ventajas? ¿Tienen añadidos? ¿Son digestivamente saludables? Y sobre todo: ¿Realmente pueden ser sustitutos eficaces a la crema solar?

Las vitaminas A, E y C y los carotenos ejercen una baja o escasa protección sobre las agresiones de la radiación solar”

Las cápsulas solares son un suplemento: en ningún caso un sustituto

“Las vitaminas A, E y C y los carotenos, debido a su poder antioxidante, ejercen una baja o escasa protección sobre las agresiones de la radiación solar, las quemaduras y el desarrollo de cánceres cutáneos relacionados con el sol”, explica la dietista y coach nutricional Ylenia López Llata

“A la hora de ponernos morenos, estos “potenciadores del bronceado”- como los betacarotenos, la luteina o el licopeno, no tienen poder fotoprotector y lo único que hacen es que nuestra piel se broncee con un tono mas anaranjado o dorado, pero en ningún caso deben sustituir a las pautas básicas que debemos tener en cuenta a la hora de exponernos al sol de forma responsable”, continúa.

En resumen: el poder de estas cápsulas es que aceleran el proceso de aparición del moreno e intensifican su efecto, siempre y cuando no olvidemos protegernos con un protector adecuado. Además, nos aportan una hidratación extra, aumenta nuestra tolerancia al sol (previniendo un envejecimiento prematuro de la piel) y nos ayudan a lograr un bronceado uniforme. Su utilidad está fuera de duda, siempre y cuando sean utilizadas como complemento y no formen parte de campañas comerciales engañosas.

Cómo se crean estas cápsulas

La formulación de este tipo de cápsulas incluye habitualmente entre sus componentes una combinación de carotenoides (betacarotenos), licopeno, Vitamina C y Vitamina E, junto a algunos minerales como zinc, manganeso y selenio. Su uso es diario, y hay que tomarlas durante el tiempo de duración que queremos exponernos al sol y al menos quince días antes y después para que su efecto sea más eficaz. Algunas muestras de estas cápsulas son:

Hay que tomarlas durante el tiempo de duración que queremos exponernos al sol y al menos quince días antes y después

– Solar Intensivo Antiox, de Innéov: preparador solar intenso, más duradero y con menos manchas visibles + acción anti-edad para retrasar el envejecimiento. Compuesto por extracto del fruto de emblica junto a Vitamina A y carotenoides.

– Ladival: cápsulas solares antioxidantes, con extractos vegetales, selenio y Vitamina C, ayuda a proteger los signos del fotoenvejecimiento, protegiendo a las células del estrés oxidativo causado por el sol.

– Arkosol Advance, de Arkopharma: asociación de carotenoides naturales, vitaminas, aceites preciosos (argán, borraja, sésamo) y Phytopérine. Prepara y activa el bronceado, además de proteger la piel.

– Oenobiol Solar Tolérance, de Oenobiol: Incorporan un ingrediente exclusivo de origen vegetal, Nutrifiltre, compuesto por fitoenos y fitofluenos (carotenoides incoloros que filtran los rayos UVB y UVA). Ayuda a broncear y mejorar la tolerancia de la piel al sol.

Una duda razonable, al informarnos sobre estos productos ingeridos por vía oral, es saber si pueden ser sustituidos de forma natural por alimentos más saludables.

“En los últimos años se ha visto que determinados polifenoles de algunas plantas tienen cierto poder fotoprotector ante posibles quemaduras solares, envejecimiento cutáneo o desarrollo de cánceres. Ejemplos de estas sustancias son el Polypodium Leucotomos (vía oral), las Catequinas del té verde (via tópica y oral) y las Proactocianinas y los polifenoles de la uva negra o la silimarina de cardo mariano, que tienen evidencia de efecto protector en ratones, aunque aún en humanos no consta”, indica la experta.

En los últimos años se ha visto que determinados polifenoles de algunas plantas tienen cierto poder fotoprotector ante posibles quemaduras solares”

Ylenia López Llata Dietista y coach nutricional

No existe la fórmula perfecta para liberarnos de los rayos del sol

Los rayos solares no pueden ser filtrados en su totalidad: no podemos pensar que exista un producto en el mercado capaz de suprimir por completo los efectos del centro de nuestro sistema solar y principal fuente de energía para nuestro planeta. Debemos ser cautos y proteger nuestro cuerpo de una exposición extrema al sol. Para prevenir al máximo sus efectos adversos, López Llata nos ofrece unos consejos.

“Mi recomendación para lucir un bonito y responsable bronceado es seguir una dieta variada, rica en frutas y verduras, recibir mucha hidratación oral y tópica, y tomar exposiciones al sol cortas, huyendo de las horas puntas: por encima de todas las cosas debemos usar correctamente los fotoprotectores cutáneos de forma diaria, vayamos a tomar el sol o no”, afirma la experta.

Por último, sea cual sea nuestra decisión final, es fundamental recordar que debemos comprar en el lugar adecuado -una farmacia- y no dejarnos llevar por las promociones de supermercado. Recuerda que lo barato sale caro y que no debemos jugar con nuestra salud: la organización y las condiciones de mantenimiento que las farmacias proporcionan aseguran que un producto supere unos filtros de calidad que no son indispensables para su comercialización en un supermercado.

Debemos comprarlas en una farmacia y no dejarnos llevar por las promociones de supermercado”

¿Qué hay de verdad en las pastillas solares?

Conseguir el bronceado perfecto es el objetivo de muchas personas durante el verano. RAQUEL MERINOMálaga Sábado, 13 junio 2015, 00:08

Lograr el moreno perfecto sin perjudicar a la piel y sin tener que estar horas vuelta y vuelta en la playa o la piscina es el objetivo que persiguen muchas personas cuando llega el verano. Y si se consigue de la manera más rápida posible, mejor. Por ello, en los últimos años se han puesto de moda las pastillas solares que prometen no solo potenciar y prolongar el bronceado, sino proteger a la piel de los efectos nocivos del sol. Pero, ¿qué hay de verdad en estas promesas?

Este tipo de pastillas están catalogadas como suplemento alimenticio y en su composición cuentan con un alto porcentaje de betacaroteno, precursor de la vitamina A y cuya presencia está relacionada con un pigmento anaranjado que contienen de manera natural muchas frutas y verduras, especialmente las de color naranja o rojo.

Entre las propiedades del betacaroteno, se le atribuyen las de lograr un bronceado más duradero y persistente, al tiempo que la de disminuir el riesgo de quemaduras solares. Pero, en este punto, tanto la OCU, que toma como fuente la Autoridad Europea en materia de seguridad alimentaria, la EFSA, como el departamento de Demofarmacia del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, señalan que no existen evidencias científicas que lo certifiquen.

De hecho, inciden en que, en ningún caso, se puede considerar a este tipo de suplementos alimenticios como protectores contra los rayos ultravioletas. Ese mérito sólo se le puede conceder a las cremas o aceites de protección solar.

Para ser más concretos, el betacaroteno estimula la síntesis de la melanina que el organismo ya realiza por sí mismo como protección natural. «El bronceado es la defensa del cuerpo contra los efectos del sol», apunta el vocal de Demofarcia del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, Manuel García. Por ello, aconseja que para obtener una piel morena sin peligro y de manera más duradera lo mejor es tomar el sol de forma progresiva, sin excesos, y siempre con una protección alta.

Además del betacaroteno, las pastillas solares cuentan con antioxidantes, como licopeno y luteína, y vitaminas C y E. De ésta última, la OCU apunta a que sí se ha constatado que posee propiedades frente al daño oxidativo del ADN, proteínas y lípidos. Pero en qué medida, depende de muchos factores, con lo cual tampoco se puede cuantificar sus efectos.

Nada que una alimentación adecuada no pueda

En definitiva, estos complementos no son nocivos y pueden ayudar, sin saber a ciencia cierta en qué medida, a favorecer desde el interior al bronceado, a la hidratación del tejido cutáneo y a combatir los radicales libres responsables del fotoenvejecimiento cutáneo.

Nada que no se pueda conseguir con una alimentación adecuada que proporcione los nutrientes necesarios para tal fin. En este sentido, la OCU ofrece varios consejos para un bronceado bonito y saludable:

-Para mantener una piel sana hay que reforzar la dieta con alimentos que contienen naturalmente carotenos y vitaminas. Para aprovechar los efectos de los antioxidantes, recomienda comer cada día frutas (en especial albaricoque, caqui, melón, naranja…) y verduras (zanahorias, tomates, calabaza, espinacas o brécol).

Las frutas y verduras ricas en betacaroteno son, entre otras, la zanahoria, el tomate, el melón, la sandía, el melocotón, las fresas, las cerezas… Si se le añade grasa, como por ejemplo el aceite de oliva, aumenta la absorción de la provitamina A. Por ello, uno de los platos de la dieta mediterránea más demandados en verano, el famoso gazpacho o la porra, resulta idóneo, así como los batidos de zanahoria.

-Una buena hidratación. La piel estará mejor si se bebe agua con regularidad a lo largo del día.

– En ningún caso estas pastillas sustituyen a la protección que ofrece una buena crema solar, adecuada a tu fototipo: elige tu crema, aplícala generosamente y repite la operación con frecuencia si quieres proteger tu piel de los efectos de los UV.

-El bronceado es la reacción de la piel para defenderse de las radiaciones ultravioletas: ponte al sol siempre bien protegido, a las horas recomendadas, y no de manera prolongada.

Algunos ejemplos

Son muchos los laboratorios que han lanzado al mercado este tipo de pastillas solares, entre otros, Arkosol Advance (con carotenos naturales, vitamina E, aceite de argán, borraja y sésamo); Inneov y Oenobiol (ambos ofrecen distintos tipos de pastillas para pieles sensibles y para pieles maduras con tendencia a la formación de manchas cutáneas); B+solar (rico en licopeno extraído del aceite de zanahoria, del tomate y de almendra), Martiderm Antiox y Heliocare cápsulas (su principal ingrediente es el Fernblock, un extracto natural de un helecho llamado Polypodium Leucotomos. También hay varios tipos: para personas que no tienen ningún problema específico de sensibilidad solar, pieles con sensibilidad al sol y para intensificar el bronceado).

Se deben empezar a tomar aproximadamente un mes antes de las primeras exposiciones al sol. En cuanto a la duración de su consumo, desde el departamento de Dermofarmacia se recomienda que no se prolongue en exceso en el tiempo, ya que hay vitaminas como la A, E y los betacarotenos que son liposolubles, es decir, que el organismo acumula, con lo que una ingesta prolongada puede tener efectos negativos. Por ello, es aconsejable seguir las instrucciones del farmacéutico y consultar la dosis adecuada.

Solar

¿Qué son las pastillas bronceadoras?

La pastilla bronceadora es una cápsula que contienen fotoprotectores para la piel y sirven como complemento para reforzar el efecto de la crema solar tópica que se usa habitualmente, y cuyo efecto puede desaparecer tras un baño prolongado o no llega a las zonas que no suelen ser cubiertas como los empeines del pie. Además, son muy prácticas para aquellas personas que tienen antecedentes de cáncer de piel, padecen de manchas o alergias solares o que toman tratamientos sensibilizantes que afectan a su dermis. Estas se dividen en los tipos que se describirán a continuación.

Las más buscadas son las cápsulas intensificadoras y aceleradoras del bronceado que contienen betacarotenos que potencian el tono de la piel y otras vitaminas antioxidantes como la C o la E que ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. Además, estas pueden contener aceite de argán o ácido hialurónico, necesarios para mantener los niveles de hidratación de la piel. Se indica su toma 2 o 3 semanas antes de la marcha a lugares soleados y se puede prolongar durante dos semanas para mantener el bronceado. Entre estas, están las de Arkoson Advance con aceite de borraja para mejorar la hidratación y hacer que la piel luzca bronceada y luminosa por más tiempo.

En segundo lugar, están las cápsulas intensificadoras con componentes fotoprotectores. Broncearse sin quemarse es posible con ellas porque contienen betacarotenos, té verde o prebióticos que protegen la piel de la radiación solar y de su incidencia dañina. Por ejemplo, las de Martiderm Antiox. Y finalmente, están las cápsulas que protegen frente a la sensibilidad solar extrema y las manchas. Creadas para incrementar la resistencia de la dermis al sol, fortaleciéndola frente a estos dos fenómenos, por su capacidad antioxidante que lucha contra las alteraciones cutáneas derivadas de la exposición. Contiene, no solo los compuestos de las anteriores, sino que están enriquecidas con vitaminas. Están indicadas para personas con intolerancia al sol y propensas a sufrir quemaduras solares, así como aquellas con fototipo claro o que están sometidas a tratamientos fotosensibilizantes. Entre estas, están los comprimidos Sensilis Sun Secret Protección Oral.

¿Qué compuestos pueden contener?

La pastilla bronceadora se enriquece con diferentes compuestos para actuar protegiendo la piel de la incidencia de los rayos UVB y UVA que provocan la aparición de manchas, pecas o posibles melanomas que pueden resultar dañinos, entre ellos, están los que se explicarán a continuación.

Su componente más habitual es el betacaroteno o los carotenoides, un pigmento presente en las plantas que otorga a frutas y verduras su color naranja o amarillo, y que el organismo convierte en Vitamina A. Este es esencial para el disminuir el riesgo de sufrir quemaduras solares a la vez que protege la piel del envejecimiento por su acción antioxidante y es una de las vitaminas encargadas de mantener en buen estado la piel.

Entre las vitaminas, está la vitamina C, esencial para el cuerpo humano porque mantiene los tejidos de la piel y estimula la síntesis de colágeno, es también un potente activo anti-edad, antimanchas y antioxidante, que, actualmente, se sintetiza en medios no ácidos para que no produzca fotosensibilidad y fotoreactividad, haciendo que la piel sea menos propensa a la aparición de manchas. Después, la vitamina E que protege la piel de los rayos UVB, bloqueando la aparición de manchas o quemaduras producidas por el sol porque combate la incidencia de los radicales libres del ambiente. Y, finalmente, la vitamina D3 hiposoluble, funciona como fotoprotector ya que reduce la incidencia de las radiaciones UV y protege la piel de la deshidratación.

¿Qué alimentos contribuyen al bronceado?

Entre los alimentos que contribuyen a potenciar el poder de las pastillas bronceadoras a la vez que mejoran la salud de la piel desde dentro son:

1- Grupo de los cítricos (limón, pomelo, naranja, mandarina…), el kiwi o las frutas rojas (fresas, moras, arándanos…) que contienen vitamina C y antioxidantes para frenar el fotoenvejecimiento.

2- Zanahorias, albaricoques secos, hortalizas de color verde, el pimiento, el mango, la papaya o el tomate, entre otros, contienen carotenos para activar la melanina, encargada de colorear la piel y su ingesta en verano es altamente recomendable para mejorar el bronceado natural.

3- Aceites vegetales, frutos secos, germen de trigo, cereales integrales, aguacate o verduras de hoja verde, entre otros, contienen vitamina E.

4- Marisco, cereales, frutos secos o legumbres, siempre favorecen el buen estado de la piel porque aportan omega 3 y otros nutrientes necesarios para que se mantenga luminosa y saludable.

5- Tomar agua en abundancia para que la piel no se reseque y se rehidrate con un aporte extra de agua, así como tomar zumos de frutas variadas e infusiones.

¿Dónde comprar pastillas bronceadoras?

En el catálogo online de DosFarma, se puede comprar pastillas bronceadoras a buen precio que protegen la piel y permiten lucir un bronceado uniforme y sano, que, además, previenen la aparición de manchas solares y derivados de marcas como Arkpharma, Heliocare, Oenobiol o Forté Pharma. Con Dosfarma.com, broncearse es seguro.

En CompraMejor.es realizamos comparativas y análisis de productos para ayudarte a tomar la mejor decisión de compra. No tenemos interés en ningún producto concreto, y no publicamos contenidos de pago. Nuestros ingresos proceden de una comisión del vendedor sea cual sea tu compra, lo que nos permite ser realmente independientes. En CompraMejor.es realizamos comparativas y análisis de productos para ayudarte a tomar la mejor decisión de compra. No tenemos interés en ningún producto concreto, y no publicamos contenidos de pago. Nuestros ingresos proceden de una comisión del vendedor sea cual sea tu compra, lo que nos permite ser realmente independientes. (7 votos: 4,43 de 5)
Cargando…

El verano está a la vuelta de la esquina y ya nos hemos empezado a plantear cómo ir preparando la piel para broncearnos. Queremos ponernos más morenos que nunca pero tampoco queremos acudir a recursos que pudieran llegar a ser perjudiciales.

Pues estamos de suerte. Porque existe una fórmula fiable y médicamente avalada. ¡Existen las pastillas para ponerse moreno! y aunque no hacen magia, sí que preparan la piel y la protegen para después potenciar que el bronceado que logremos luzca más intenso y por más tiempo.

Este contenido está realizado con el asesoramiento de prestigiosos dermatólogos, y suya es la selección de las distintas marcas.

Además, nos previenen de la enorme literatura que podemos encontrar en las pastillas para ponerse moreno, y recomiendan que huyamos de cualquier producto milagro.

También advierten una y otra vez que las pastillas no sustituyen a los protectores solares, que deberemos utilizar en cualquier caso.

Y finalmente nos dan la receta para poder notar los resultados de estas pastillas para ponerse moreno:

Deberemos tomarlas cada día desde al menos dos meses antes de la exposición solar. Así que ahora que comienza el mes de mayo… ¡es el momento perfecto para comenzar!

Nuestra opción favorita es SunISDIN, unas pastillas bronceadoras pensadas para todo tipo de pieles, incluso las más delicadas. Cuentan con la medida perfecta de componentes antioxidantes, protectores de sol y potenciadores de la pigmentación para acelerar el bronceado.

25,96 EUR Comprar ahora Precios con IVA sin transporte.
Última actualización el 2020-01-17 at 15:31

Con todo, es importante tener claro que las pastillas solares son un complemento a nuestra rutina con el sol, pero no sustituyen a las cremas de protección solar. Aunque protejan, nunca deberemos tomar el sol sin nuestra crema habitual.

A tener en cuenta

Tomar el sol no es ningún juego y deberemos huir de cualquier producto que nos prometa un bronceado casi inmediato ya que, probablemente, no sea muy beneficioso para nuestra piel.

Por lo tanto, deberemos asegurarnos de que las pastillas que escojamos sigan, por lo menos, estas tres claves principales:

Hidratación de la piel

Si queremos potenciar nuestro bronceado de forma sana, deberemos buscar pastillas que nos garanticen una buena hidratación en la piel. Cuanto más hidratada la tengamos, mejor absorberá los rayos de sol y lograremos un moreno mucho más bonito y natural.

Así que el primer paso será asegurarnos de que las pastillas que tomemos también nos preparan e hidratan la piel.

Sin embargo, ninguna pastilla nos va a dotar con una hidratación completa, por lo que – a pesar de lo que ponga en el prospecto– no debemos confiarnos en sus propiedades de hidratación y necesitamos extremar las precauciones.

Así que aunque las pastillas indiquen que hidratan la piel, deberemos beber dos litros de agua al día (¡por lo menos!) y no solo durante los meses de exposición solar, sino que debemos comenzar a hacerlo durante las semanas anteriores.

Porque esta hidratación previa es parte de la preparación que debemos llevar a cabo y, junto con la que nos provean las pastillas, podremos proteger nuestra piel para tenerla sana de cara al verano.

Que contengan Betacaroteno

Es el componente “culpable” de potenciar el color de nuestra piel para acelerar la aparición del bronceado y lograr que sea más intenso.

Los betacarotenos producen una pigmentación dorada en la piel a la vez que filtra los rayos solares ultravioleta, por lo que nos protege de quemaduras en la exposición solar.

Los betacarotenos son un complemento con numerosos beneficios para la salud: son fuente de vitamina A e, incluso, son buenos para aquellos que tienen intolerancia al sol.

Si realmente queremos notar un extra de bronceado este verano a la vez que una protección más elevada, nuestras pastillas deberán contener este componente.

Protección solar y antioxidantes

Si queremos evitar quemarnos, dañar la piel o que el bronceado que consigamos nos dure más de una semana, deberemos utilizar protector solar.

Y la mayoría de las pastillas serias para broncear incluyen algún componente que colabore en este punto.

Es decir, existen pastillas que no sólo te hidratan la piel, sino que la protegen del sol y de sus efectos oxidantes. Esas son las recomendables. Porque con ellas estaremos haciendo un favor a nuestra piel, previniéndola del envejecimiento prematuro.

Tengamos muy claro que una protección solar no es una barrera contra el bronceado. Es un filtro de seguridad que nos permitirá poneros morenos sin recibir las radiaciones perjudiciales.

Esto, además, hará que nos bronceemos de forma homogénea, evitando las manchas y consiguiendo que nos dure mucho más el efecto logrado.

Los componentes que encontraremos en este tipo de pastillas con efectos antioxidantes son variados: encontraremos desde la vitamina E o la vitamina C, hasta Selenio, polypodium leucotomos o vitis vinífera.

Algunos consejos previos…

  • Este tipo de pastillas no son medicamentos. Aun así, deberemos de atender a las indicaciones que se especifiquen en cada tipo de pastillas y nunca tomar más dosis que la recomendada. Cualquier elemento en exceso (incluso el agua) puede causar estragos, por lo que es importante ceñirse a las instrucciones.
  • Como ya hemos dicho, en ningún caso las pastillas sustituirán a nuestro protector solar habitual, que deberemos seguir utilizando.
  • Una dieta sana y variada nos podrá ayudar a coger color antes. Por ejemplo, muchas frutas (como la piña o la naranja) y verduras (como la calabaza y la zanahoria) son fuente de betacarotenos.
  • Es importante beber mucha agua para estar siempre hidratados y potenciar la capacidad de hidratación de la piel que logremos con las pastillas.

A continuación, mostramos una lista de las pastillas que cumplen con estos requisitos y están avaladas por los dermatólogos.

Este tipo de pastillas no sólo están indicadas para aquellos usuarios que deseen broncearse sino también para aquellos con alergia al sol.

Las mejores pastillas bronceadoras para todo tipo de pieles: SunISDIN

25,96 EUR Comprar ahora Precios con IVA sin transporte.
Última actualización el 2020-01-17 at 15:31

Estas pastillas son la mezcla perfecta de antioxidantes, fotoprotectores y potenciadores de la pigmentación. Esta opción de SunISDIN es una de las opciones más completas según el criterio de los prestigiosos dermatólogos consultados por CompraMejor.

En su composición contiene varios extractos vegetales (como el té verde o la vitis vinífera) así como vitamina C, E y selenio para potenciar los efectos antioxidantes. Y, por supuesto, también incluye una buena dosis de betacarotenos.

Los expertos recomiendan comenzar a tomar estas pastillas un mes antes de comenzar a tomar el sol y mantener el consumo durante todos los meses de exposición activa. Para notar sus resultados, es recomendable tomar SunISDIN al menos durante tres meses en total.

Además de ofrecer una protección extraordinaria para la piel, notaremos como resultado un bronceado bonito, natural y duradero.

Estas pastillas también están especialmente recomendadas para aquellas personas con tendencia a las manchas cuando toman el sol, aquellas que tienen pieles claras y sensibles o las que padecen de alergia al sol.

Heliocare 360º: Para las pieles más sensibles

24,90 EUR Comprar ahora Precios con IVA sin transporte.
Última actualización el 2020-01-17 at 15:31

Heliocare es una de las marcas de referencia en protección solar y estas pastillas fueron diseñadas para conseguir una protección completa a los rayos ultravioleta, a la vez que activan nuestra pigmentación para acelerar el proceso de bronceado.

Estas pastillas están pensadas para aquellas personas sensibles al daño solar, blancas de piel o propensas a quemarse o a que le salgan manchas.

Nos servirán para ofrecer protección y un gran efecto antioxidante en los meses de sol más intensos (gracias a su sistema Fernblock), a la vez que nos ayudan a coger color evitando las manchas solares en nuestra piel.

Entre sus componentes encontramos algunos de nuestros recomendados como Polypodium leucotomos, la vitamina C y E para potenciar sus efectos antioxidantes. Con estas pastillas podremos prevenir también la deshidratación de la piel o la formación de arrugas.

Se debe empezar a tomar una pastilla al día durante al menos 15 días antes de la primera exposición solar intensa, durante todo el periodo que nos expongamos directamente al sol y 20 días después de la última exposición.

Heliocare Oral Bronze: Para pieles normales y fuertes

45,90 EUR Comprar ahora Precios con IVA sin transporte.
Última actualización el 2020-01-17 at 15:31

Si la marca Heliocare nos convence por su fotoprotección avanzada (gracias a su sistema Fernblock) pero no tenemos ni piel sensible ni nos quemamos con facilidad, lo mejor será decantarnos por esta opción.

Está pensada para pieles normales, más fuertes y acostumbradas al sol. Esto no indica que puedan tomar el sol sin protección (eso en ningún caso).

Incluso con estas pastillas que colaborarán para crear una barrera contra los rayos UVA, deberemos utilizar crema solar y evitar los momentos de calor más intenso.

Además de los sistemas de protección, combina el forskolin y el betacaroteno que se ocuparán de activar la melanina y lograr el bronceado deseado con mayor rapidez y seguridad.

Con estas cápsulas autobronceadoras, casi hasta notaremos cómo cogemos color incluso sin necesidad de tomar el sol.

Se toma una pastilla diaria un mes antes de decidirse a tomar el sol. Deberemos mantener el “tratamiento” durante todo el periodo de exposición y, si tras él continuamos un mes más, podremos alargar y fijar el bronceado que obtengamos.

INNEOV Solar: Para los que nunca lograron broncearse

Comprar ahora Precios con IVA sin transporte.
Última actualización el 2020-01-17 at 15:31

Estas pastillas están fabricadas por la marca Vichy, una garantía para el cuidado de la piel.

Se trata de un producto que está pensado únicamente para quienes les cuesta ponerse morenos o suelen quemarse en el intento.

Con estas pastillas y gracias a su composición (donde se incluyen los conocidos betacarotenos), podremos estimular la creación de melanina que nos ayudará a broncearnos.

Poco a poco, veremos ese tono dorado en nuestra piel después de, por lo menos, tres meses de uso.

En su composición también cuenta con componentes que previenen el fotoenvejecimiento de la piel, protegiendo la epidermis.

Son algo más baratas que el resto de las opciones. Con todo, la protección solar que ofrece no es tan fuerte como la que lograremos con ISDIN, por lo que… ¡Nunca olvidarse de una crema con el mayor factor de protección que podamos!

Para lograr los efectos deseados, deberemos tomarlas un mes antes de la exposición, durante los meses en que tomemos el sol, y mantener el consumo al menos otro mes después.

Genosun Oral: El aliado de las pieles más sensibles

Comprar en Farmaciasdirect.com

Es la opción favorita y recomendada por los dermatólogos por ser un fotoprotector de primera.

Genové nos ofrece este producto que logrará que aquellos con alergia al sol puedan disfrutar de un día de verano sin preocuparse (complementando con su crema de sol habitual, por supuesto). Las pieles más sensibles contarán con un aliado este verano.

En cuanto a los componentes, tiene todos los básicos que pedimos a una pastilla para broncearse: betacaroteno, Vitamina C y E y Astaxantina (este último es uno de los antioxidantes más potentes).

Nos ayudará a obtener un bronceado sano, homogéneo y sin manchas, que nos durará muchos meses tras la última exposición.

Para lograrlo, deberemos tomar un comprimido al día dos meses antes de la primera exposición intensa, durante los meses en que estemos tomando el sol y un mes después de la última exposición.

Última actualización el 2020-02-03 at 08:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Si desea saber más de CompraMejor.es, estamos recopilando correos electrónicos para un próximo boletín informativo. Serás el primero en recibir actualizaciones. Suscríbete a nuestro boletín de ofertas. Si desea saber más de CompraMejor.es, estamos recopilando correos electrónicos para un próximo boletín informativo. Serás el primero en recibir actualizaciones. Suscríbete a nuestro boletín de ofertas.

¿Pastillas para ponerte más moreno?

¿Existen métodos para ponerse moreno más deprisa? ¿Las pastillas para el sol sirven para broncearse sin tomar el sol?

Estaba yo una tarde en la farmacia, más aburrida que una mona, esperando a que entrase gente en la farmacia para alumbrarles con mis conocimientos. O para que me diesen charleta, yo ya no sé.

Mis plegarias fueron escuchadas y entro en la farmacia una señora más arrugada que una pasa. Lo siento, pero es lo primero que pensé. Solo podía pensar en las horas que se había pasado esa señora al sol y en el “tatuaje” que la radiación solar había dejado en sus carnes. Manchas, arrugas, pecas y una piel como el cartón.

Después de este análisis rápido la señora va y me dice: Niña, dame esas pastillas que te ponen más morena. Ojiplática, estupefacta, boquiabierta respiro, trago saliva y me remango para darle una clase magistral sobre los peligros de la radiación solar y los bulos y mitos que la rodean.

Entre que tenia tiempo para explayarme y que veía ante mi un futuro cáncer de piel andante, empecé mi clase magistral.

Le expliqué a la señora-pasa que el moreno lo producía la piel como una protección endógena frente a la radiación solar. El bronceado es un escudo que protege nuestras células para que el material genético se mantenga intacto.

También le comenté, para ver si se daba por aludida, que había que protegerse del sol por infinitos motivos. No solo por lo que duele una piel quemada tras haberse pasado con el sol. Sino por el fotoenvejecimiento prematuro de la piel y sus posteriores consecuencias. Manchas, arrugas, falta de luminosidad, piel áspera y cáncer de piel.

Le expliqué que la piel tenía memoria y que era rencorosa. Ese es el motivo de que ella tuviese la piel en tan mal estado. Como eran otros tiempos, me contaba que se ponía aceite de oliva o crema Nivea para tomar el sol. Ahora mismo, este hecho nos parece una locura total. Al haber estado expuesta tanto tiempo al sol sin protección su piel se ha ido deteriorando año tras año. El sol que tomó hace 30 años lo sufre ahora que tiene ¿60? ¿70?

Para terminar de convencerla le tuve que contradecir. Esas pastillas para el moreno que me pedía no eran magia potagia para ponerse como un conguito, pero sí era recomendable que las tomara.

Como había comentado antes, el sol es el único que te puede poner moreno, ni pastillas milagrosas ni cuentos chinos.

Los complementos alimenticios para el sol suelen ser potentes cocteles antioxidantes. Y eso está genial. Desde el momento que nacemos y estamos en contacto con el oxígeno nos empezamos a oxidar. Igual que se oxida un hierro. La radiación solar hace que nos oxidemos más todavía. ¿Por qué?

Los rayos del sol, el tabaco y el estrés generan radicales libres de oxígeno que son dañinos para la piel. Estos radicales libres andan cabreados y molestando a todas las células que pillen. Ellos lo que buscan es dañar el material genético produciendo fotoenvejecimiento prematuro de la piel, aumentando las probabilidades de padecer cáncer de piel.

Por eso, este tipo de complementos nos vienen a todos de perlas. Sus principios activos antioxidantes combaten esta lucha desde el interior.

En su composición no pueden faltar los beta-carotenos, precursores de la vitamina A. Sí, los de las zanahorias. Puedes probar a atiborrarte de zanahorias y verás como poco a poco te irás convirtiendo en Trump. Los beta-carotenos son pigmentos que van coloreando la piel y las mucosas, en cantidades industriales claro.

Suelen contener también vitamina C, vitamina E, licopeno, vitamina D… Todos ellos son compuestos antioxidantes que te aportarán una protección extra frente al sol y frente a la vida.

Desde la Farmacia Mediterráneo te recomendamos los siguientes fotoprotectores orales:

  • Goah sun 60 cápsulas:

Fórmula a base de cúrcuma, granada, Polypodium leucotomos, uva y vitaminas que lo convierten en un potente antioxidante.

  • Sun safe IDONEA:

Compuesta por beta caroteno, aceite de oliva y vitamina E.

  • Ladival 30 cápsulas:

Contiene té verde, vitaminas del grupo B, extracto de melón, vid roja, vitamina C y selenio.

Seguro que te habrás fijado que estas vitaminas están presentes en frutas y verduras. Así es. Llena tu vida de estos alimentos y estarás protegido, en parte, de la temida oxidación.

Debí de ser muy pesada o muy convincente porque la señora me dijo: Vale bonita ponme una de esas. Eso, o que después de media hora quería irse a su casa a tomar el sol.

Por lo general, el ser humano es la única especie que no se conforma con la apariencia que la genética le ha dado y se empeña en cambiarla. Para ello, utiliza maquillaje, utensilios para el pelo y todo tipo de productos más o menos naturales.

Lamentablemente, en algunas ocasiones estas modificaciones del físico pueden ser muy peligrosas si no se llevan a cabo con cuidado.

Este es el caso del bronceado, por cuya búsqueda muchas personas pasan horas tumbadas al sol, expuestas a radiaciones que, efectivamente, promueven la fabricación de la melanina, responsable del oscurecimiento de la piel. Sin embargo, una exposición prolongada al sol también puede generar cambios en el ADN celular y, con ello, la aparición de tumores.

De momento las dos alternativas a la toma excesiva de sol son las cabinas de rayos UV y los productos cosméticos de autobronceado. Las primeras han demostrado que también tienen efectos carcinógenos, mientras que los segundos suelen dar lugar a acabados muy artificiales, no tan estéticos como el moreno natural.

Por eso es un avance el reciente descubrimiento de un equipo de investigadores del Hospital General de Massachusetts, que han desarrollado una molécula que potencia la producción de melanina sin la necesidad de radiaciones nocivas. El futuro fármaco podría ser la solución definitiva para obtener un bronceado saludable.

Bronceado sin luz solar

El bronceado se produce de forma natural cuando, al verse sometidas a altas cantidades de radiaciones ultravioleta provenientes del sol, las células de la piel potencian la formación de melanina. Este pigmento oscuro tiene como función absorber y dispersar las radiaciones nocivas antes de que lleguen a dañar el ADN.

Hasta aquí todo parece correcto: la piel se oscurece y a la vez se autoprotege. Sin embargo, no todo es tan sencillo, pues el ADN de los propios melanocitos, productores del pigmento, puede verse alterado por la incidencia de los rayos ultravioleta y dar lugar a mutaciones y una proliferación descontrolada, que terminaría en tumor.

Por eso, la mejor forma de broncear la piel es evitando las radiaciones UV pero, ¿cómo?

Hace 10 años un equipo de investigadores del Hospital General de Massachusetts identificaron una molécula cuya inyección en ratones potenciaba la fabricación de melanina en los melanocitos, sin necesidad de ningún tipo de radiación.

Sin embargo, cuando trasladaron el hallazgo a las células humanas no consiguieron ningún resultado. Esto se debe posiblemente a la diferencia en el grosor de la piel de ambas especies, por lo que decidieron buscar una nueva molécula con propiedades similares.

Una década después publican un estudio en Cell Reports en el que describen el hallazgo de una pequeña molécula perteneciente a la familia de los inhibidores de los SIK. Este componente no sólo ha promovido la formación de melanina en ratones; sino que, una vez reducido su tamaño para hacer más fácil su paso a través de pieles más gruesas, también han generado los mismos resultados en cultivos celulares de piel humana.

Hasta ahora sus resultados son muy prometedores. Sin embargo, aún falta mucho para pasar de las pruebas de laboratorio a las fases del ensayo en las que se inyecte el compuesto directamente en seres humanos.

De hecho, antes de que llegue ese momento estos investigadores quieren asegurar la inocuidad de la molécula. Actúa directamente sobre el gen encargado de la regulación de todos los genes pigmentarios y cualquier fallo en su desarrollo podría dar lugar a tumores.

De momento no parece que este proceso pueda desencadenar mutaciones en dicho gen, pero será necesaria más investigación para poder afirmarlo con total certeza.

Hasta entonces, sólo queda conformarse con tomar el sol con protección solar. Al fin y al cabo, una piel clara puede lucir tan bonita como una morena.

El Blog de Pills

La oferta de protección solar oral está en auge y es cuestionada y recomendada a partes iguales. Cuando nos pides en la farmacia este tipo de nutricosméticos es importante que entiendas la diferencia que hay entre las presentaciones meramente cosméticas y las que nos protegen frente a la radiación del sol. En el caso de mi amiga Marga, pelirroja y con una piel muy blanca que se quema con facilidad, el dermatólogo le ha recomendado que complemente su protección solar tópica con la oral.

– Pills, el pasado fin de semana viendo un partido de futbol de mi hijo me quemé el escote y recuerdo que el dermatólogo me recomendó que en los meses de más exposición solar tomara protección solar vía oral, aunque no tengo claro que sea tan necesaria.
– Marga, toda protección solar es poca y con respecto a la vía oral es el complemento perfecto a la protección tópica, siempre y cuando elijamos la opción adecuada.
– ¿Pero no es suficiente con que me ponga crema?. ¿Realmente me protegen del sol estas pastillas?.

¿Qué nos aporta la Protección Solar Oral?

A diferencia de la vía tópica, esta protección ni bloquea, ni absorbe la radiación solar. Su interés se basa en la capacidad de retrasar la aparición del eritema provocado por el sol, en la prevención del foto-envejecimiento cutáneo y en su capacidad de disminuir o reparar los daños causados por los rayos solares que consiguen traspasar la barrera de la crema y lesionan las células.

Es por tanto un complemento y no un sustituto de la protección tópica, que en ningún caso puede evitar la quemadura. A destacar que su efecto protector es continuo, indiferente a la incorrecta aplicación de la crema, el efecto del sudor, la falta de re-aplicación …

Ahora bien, no todo es oro bajo el sol y con esto quiero decir que no todos los productos disponibles en el mercado son real e igualmente efectivos.

¿Cuál es su composición?

Muchas y variadas son las sustancias utilizadas en los compuestos de protección solar oral, en su mayoría antioxidantes que actúan neutralizando los radicales libres que se liberan en grandes cantidades cuando exponemos la piel al sol y nuestro cuerpo no es capaz de neutralizarlos convenientemente. Ahora bien, no todas ellas tienen estudios científicos que avalen su eficacia, y es aquí donde radica la diferencia entre unas y otras presentaciones. Entre las que parecen tener más respaldo científico destacamos:

Carotenos

Es importante destacar que estas sustancias NO aumentan ni oxidan la melanina y por lo tanto NO tienen la función protectora de esta.

  • Los betacarotenos se depositan en la piel confiriendo a esta un bonito tono. Sin embargo, su exceso provocaría coloración de las palmas de manos y pies e incluso de la conjuntiva ocular (1). El efecto fotoprotector del betacaroteno fue estudiado en un meta-análisis, que concluyó que el consumo de complementos de este compuesto puede ayudar a prevenir las quemaduras solares siempre y cuando se tomen como mínimo 10 semanas antes de la exposición continuada al sol. Es decir, este compuesto no ofrece inmediata protección frente a la radiación solar. Es importante destacar que la ingesta de altas cantidades de betacarotenos sintéticos (que no naturales) en personas fumadoras se ha relacionado con mayor prevalencia de cáncer (2). Tampoco están indicados en caso de embarazo o lactancia.
  • Otros carotenos muy utilizados son el Licopeno y la Luteina. Ambas sustancias tienen acreditada en su vertiente natural (por consumo de frutas y verduras) una importante actividad antioxidante y preventiva del cáncer, sin embargo la suplementación cuando es de origen sintético está poco documentada.

Vitaminas y Minerales

No son muchas las vitaminas que tienen demostradas propiedades reparadoras del daño solar y es relevante destacar que todas ellas las podemos adquirir de forma natural con una correcta dieta.

  • Vitamina C y E: han demostrado propiedades protectoras frente al daño oxidativo del ADN en estudios experimentales y estabilizadoras de la barrera cutánea, además de estimular la producción de colágeno de la piel.
  • Vitamina D: tiene un papel relevante en los mecanismos de defensa internos de la piel frente a rayos solares (3).
  • Nicotinamida (Vitamina B3): protege y repara al ADN del daño causado por radiaciones. (4).
  • Selenio: aunque son necesarios más estudios que lo confirmen, el selenio ha demostrado aumentar la respuesta celular inmune ante agresiones externas, así como participar en la reparación del ADN celular dañado. Debido a que hay un margen estrecho entre la dosis segura y la dosis tóxica, deberían evitarse las altas dosis y nunca sobrepasar los 200 microgramos diarios (ASC). Son necesarios más estudios que reafirmen sus propiedades protectoras frente a la radiación solar. (5).
Polifenoles
  • Compuestos fenólicos del Polypodium leucotomos: estos compuestos han demostrado reducción del daño celular cutáneo (6) (7) (8), propiedades antioxidantes, reparadoras del ADN, antiinflamatorias y protectoras del sistema inmunológico (9). Además aumentan considerablemente la Dosis Eritematosa Mínima o dosis de radiación ultravioleta B necesaria para producir un eritema perceptible a las 24 h. Son los compuestos que más ampliamente han demostrado su efecto protector frente a las radiaciones solares.
  • Catequinas del Te verde: efectos protectores por su gran capacidad antioxidante (10) (8).
  • Polifenoles de la uva negra (bioflavonoides, proactocianidinas y resveratrol): con efectos antioxidantes, algunos estudios muestran su actividad preventiva en cánceres por radiación solar (10).

Cualquiera de ellos ofrece su protección de forma inmediata por lo que es suficiente tomarla el día que se va a estar expuesto al sol.

Otros Compuestos
  • N-acetil-cisteína: previene el daño producido por la radiación ultra violeta y visible e incrementa la reparación del DNA dañado por UV (11).
  • Prebióticos (Inulina y Bioecolians): mejoran la resistencia de la piel por refuerzo de la inmunidad celular. Además han demostrado efecto protector frente a los UVB, previniendo la deshidratación (12).
  • Tirosina: se utiliza como acelerador del bronceado. Sin embargo, la American Cancer Society (ACS) la califica de ineficaz y no recomendable como protectora solar.

– Bueno Pills, me dejas claro que hay muchas diferencias entre los distintos componentes de este tipo de productos y por lo tanto no será lo mismo tomar uno u otro.
– Efectivamente Marga, la oferta es numerosísima y muy variada, por lo que debemos saber qué es lo que queremos y por tanto qué debemos elegir.
– ¿Y tu no podrías orientarme?
– Si quieres podemos repasar las presentaciones de los laboratorios de referencia, ver que nos ofrecen y así tener más criterio en el momento de elegir.

Presentaciones en Protección Solar Oral

¿Qué Protección Solar Oral debo elegir?

Si lo que estás buscando es un “bonito bronceado” puedes elegir cualquiera de las que tiene betacarotenos, excepto si eres fumador o estás embarazada ya que está totalmente desaconsejado.

Si lo que buscas es protección:

  • Descartamos las que en su composición llevan solo carotenos ya que para tener efecto protector debemos tomarla con 10 semanas de antelación. Es decir, que si vas a pasar el mes de agosto en la playa tendrías que empezar a tomártelas en mayo, lo que es una locura.
  • No elegiría los que incluyen Tirosina, ya que está desaconsejada por la ACS.
  • El que lleven vitaminas tiene para mi una importancia relativa, ya que todas ellas las podemos adquirir a través de la dieta y no es por tanto un argumento decisivo, salvo carencia. Este mismo argumento se podría aplicar al selenio.
  • Desde mi punto de vista deberíamos elegir las que lleven polifenoles (bien derivados del polypodium leucotomos, del te verde o de la uva negra), y a ser posible asociaciones entre ellos que sinergien su efecto. Es por ello que me quedaría con Martiderm Antiox, L’Elifexir piel canela, Heliocare ultra D, Heliocare 360º o SunIsdin, la novedad de 2017.

Novedad de 2017: SunIsdin

Este año Isdin saca por fin una protección solar vía oral, con una fórmula de 10 ingredientes completísima.

  • Polifenoles con contrastadas propiedades antioxidantes y reparadoras del ADN: Polypodium leucotomos, Té verde, Vitis vinifera.
  • Vitaminas: Vitamin C, Vitamina E y Vitamina D.
  • Selenio.
  • Carotenoides: Betacaroteno, Licopeno y Luteína, está última protectora de la retina.

Todo ello en cápsulas blandas y libres de gluten. Se posicionan por tanto como protectoras y embellecedoras al mismo tiempo.

Novedad de 2018: Heliocare 360º Junior Oral Sticks

Gran novedad de Laboratorios Cantabria para dar respuesta a la especial necesidad de protección de los niños cuya piel es más vulnerable al daño solar. A destacar que es eficaz desde la primera toma. Se presenta en cómodos sobres con150 mg Fernblock® que no requieren agua y con un agradable sabor a naranja. La dosis recomendada es de un sobre a partir de los 4 años y de dos sobres en niños a partir de los 10 años.

Agradecimientos:
Ana Cordobés (@Aenima666) por su testimonio, su sombrero y sus gafas.

Compartir

¿Realmente funcionan las píldoras con filtro solar para proteger tu piel?

Los peligros del cáncer de piel han motivado a miles de personas a incrementar el uso de protectores solares, y no sólo al salir de vacaciones a la playa. Los bloqueadores generalmente se aplican en crema o spray, pero hay una nueva tendencia, las píldoras.

Estas pastillas prometen suplementos alimenticios dietéticos que supuestamente evita los daños que ésta provoca la luz solar, como cáncer de piel.

Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos advierte que ninguna cápsula es capaz de reemplazar el protector solar.

La FDA alertó especialmente sobre las píldoras Sunsafe RX, GliSODin, Solaricare y Sunergetic, las cuales tienen un costo promedio de mil dólares por frasco, de acuerdo con sus sitios web oficiales.

No te pierdas

Entre 2000 y 2014 ocho personas murieron por infecciones transmitidas a través de piscinas

Estas compañías también prometen reducir el envejecimiento prematuro y hasta prevenir el cáncer de piel.

Sin embargo, FDA asegura que sus promesas ponen en riesgo la salud de las personas que compran sus productos, ya que al darles la sensación de estar protegidos no se aplican bloqueador solar en crema o spray.

La Administración de Alimentos y Medicamentos envió cartas de advertencia a las compañías que elaboran estos productos y les recordó que antes de abrir la venta al público deben de pasar por una serie de pruebas para definir la cantidad de rayos UV que pueden soportar.

Además, hizo un llamado a la población a no confiarse de lo que prometen estas cápsulas y no dejar de utilizar protector solar en cremas, lociones, sprays y barras para disminuir los riesgos de cáncer de piel o quemaduras.

Consulta en la galería algunas formas de proteger tu piel de los rayos del sol.

También puedes leer

La extraña enfermedad xeroderma pigmentosum aumenta las posibilidades de desarrollar cáncer de piel 10 mil veces

Pastillas bronceadoras

Las pastillas bronceadoras te ayudan a preparar el cuerpo para la exposición solar desde el interior. Cuidar nuestro cuerpo desde dentro es una manera eficaz de conseguir resultados. La composición de la pastillas se fundamenta en vitaminas, tirosina y betacaroteno. Las vitaminas estimulan la producción de melanina y la piel se oscurece. Pueden utilizarse sin necesidad de exponerse al sol, sin embatrgo, el efecto se potencia en contacto con la luz solar.

Pastillas para broncearse

En Farmacia GT te ofrecemos las pastillas para el sol que siempre has deseado, que son el complemento perfecto para combinar con las cremas de protección solar.

Nuestra amplia sección de cosmética online cuenta con una gran variedad de artículos y productos sorprendentemente efectivos, todos ellos con el respaldo de las mejores marcas farmacéuticas y con precios atractivos.

Las pastillas para el sol que te ofrecemos desde nuestra parafarmacia online, son capaces de ayudarte a prevenir el envejecimiento de la piel reforzando las defensas naturales, preparando la piel para el verano y ofreciéndote un bronceado seguro y uniforme. Los pigmentos que incorporan las pastillas evitan que el color de piel se torne naranja, pues en ocasiones la tirosina produce este efecto. Al utilizar estas pastillas, desciende la posibilidad de quemaduras cutáneas, pero sigue siendo imprescindible usar crema protectora.

Broncear la piel aporta a la persona un aspecto sano, pero debemos tener cuidado, porque el sol resulta perjudicial para la piel, si no tomamos precauciones, por eso, todas las cremas de día incorporan un factor de protección solar incluido.

Proteger la piel desde dentro es algo que cada vez más mujeres buscan, y hoy en día es fácil de encontrar con productos como las pastillas para el sol, que te proporcionan una fotoprotección ideal para conseguir una piel fuerte con un bronceado bonito.

Ponerse moreno sin sol

Dentro de nuestra sección de productos de cosmética , podemos destacar los productos solares, entre los que se encuentran las pastillas para el sol y una ámplia gama de productos solares faciales, corporales y bronceadores infantiles.

Es el momento límite para que prepares tu piel antes de irte de vacaciones a la playa. Más tarde, podrás cuidarla con protectores solares y lociones para reparar después del sol pero las cápsulas preparadoras para el bronceado hay que tomarlas ahora.

La idea de tomar cápsulas que potencien el bronceado y lo prolonguen ha dejado de ser una idea de ciencia ficción: ya nos hemos acostumbrado a verlas y muchas son las marcas que las comercializan. Las que te presento son las de L’Oréal Expertise, la linea solar de esta conocida marca.

Salvo alguna variación específica, todas estas cápsulas siguen el mismo principio y la información es parecida. Si te animas a probar este tratamiento pre-solar y escojes otra marca, que no te venza la pereza y lee las intrucciones de uso atentamente.

Qué hay dentro de las cápsulas

Por descontado que estas cápsulas nada tienen que ver con un medicamento pero lo anoto por si acaso. No tienen mucho más misterio que ser cápsulas de ingredientes anti-oxidantes. ¿Porqué? Ya sabes que el sol es uno de los peores enemigos del buen mantenimiento de la piel y acelera el envejecimiento cutaneo a zancadas.

Si aumentas las reservas de anti-oxidantes tienes un armamento mayor para luchar contra los radicales libres que atacan las células de la piel. El beta-caroteno y el extracto de tomate que lleva su fórmula son anti-oxidantes.

Aumentar estas defensas de forma natural ayuda mucho más de lo que imaginas. ¿Cómo? Muy fácil: localiza alimentos ricos en antioxidantes en tu cocina. Las cápsulas son concentrados de parte de esos alimentos.

Acción de refuerzo de las defensas naturales

Estas cápsulas refuerzan las defensas naturales de la piel, en L’Oréal lo llaman el Activador de Defensas Naturales. Por si no lo sabías, la piel necesita un tiempo mínimo para reaccionar contra la agresión de los rayos solares.

Tomando estas cápsulas, el sistema de defensa se activa antes de que vayas a tomar el sol con esas ganas que empezamos a tener todas ya mismo. Así de golpe, acabas quemándote los primeros días. La idea es empezar a construir el escudo antes de las exposiciones al sol.

Cuándo hay que tomarlas y cómo

Están preparadas para tomar una al día y la caja lleva 20 cápsulas. Para una acción pre-solar hay que tomarlas con tiempo a que el cuerpo absorba el producto y lo acumule. Atención: se toman 2 meses antes de salir a tomar el sol definitivamente. Con lo cual piensas: ¿porqué una caja de 20 dosis? Ese es el misterio (comercial) de todas las marcas porque no conozco ninguna que no tengas que comprar dos cajas.

En realidad este tratamiento tiene más usos. También puedes tomarlas durante la temporada que estés tomando el sol e incluso después. Actuará como prolongador del bronceado una vez se acaben las vacaciones y la playa quede muy lejos.

Dicen que dan un moreno más dorado y bonito. Yo no las he tomado nunca por no potenciar las manchas pigmentarias de mi rostro: ya tengo el mapamundi revolucionado lo suficiente sin necesitar más ayuda. Pero tengo amigas que sí lo han comprobado.

A quién las aconsejo

Sean de esta marca o de la que sea, no sólo son para quien quiera ponerse más morena y minimizar el eritema solar de los primeros días. Las pieles blancas consiguen aumentar el tono moreno visiblemente: eso sí lo tengo comprobado con una amiga rubia, ojos claros y piel blanca. Ya no sabe empezar la temporada estival sin ellas.

LLeva tres años tomándolas como tratamiento pre-solar y está encantada. No sólo su piel es menos sensible a las quemaduras sino que nunca había conseguido un moreno tan intenso por su tipo de piel. Consejo: este tipo de pieles deben extremar las precauciones de exposición solar al máximo. Nada de tostarse como un churrasco vuelta y vuelta, y entre las 13 h. y las 16 h. olvídate de la playa más que los demás.

Más información | L’Oréal Expertise
En Arrebatadora | Bronceado natural con zanahorias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *