Pastillas colesterol lidl

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es un tipo de grasa que circula por la sangre y que está presente en todo nuestro organismo, ya que es necesario para el funcionamiento normal de las células.

Existen dos tipos de colesterol:

  • Colesterol LDL, conocido como “colesterol malo”. En exceso, puede depositarse en las paredes de las arterias y, con el tiempo, puede llegar a obstruirlas y provocar alteraciones cardiovasculares importantes.
  • Colesterol HDL, conocido como “colesterol bueno”. Tiene un efecto protector, ya que facilita la eliminación del exceso de colesterol y ayuda a que no se acumule en las arterias.

¿Qué es la hipercolesterolemia?

La hipercolesterolemia es el exceso de colesterol total en sangre (por encima de 200 mg / dl) y es especialmente relevante cuando los niveles de colesterol LDL o colesterol malo son más altos de lo normal.

¿Cuáles son los síntomas de la hipercolesterolemia?

La hipercolesterolemia es una enfermedad que no suele dar síntomas. Es por esto que para prevenir sus consecuencias es necesario realizarse periódicamente un análisis de sangre para detectarla.

Actualmente las estatinas (una clase de medicamentos cuyos principios activos más conocidos son la simvastatina y la atorvastatina) son los fármacos prescritos de forma habitual en las consultas de atención primaria para reducir el colesterol. Cuando estas no funcionan, o no son suficientemente potentes a dosis elevadas, se llegan a combinar con otros fármacos con un efecto similar pero con un mecanismo diferente, como la ezetimiba.

Actualmente, los niveles de colesterol «malo» o LDL en sangre se han relacionado con enfermedades cardiovasculares o cerebrovasculares y, concretamente, con el riesgo de volver a sufrir algunas de ellas: tras un infarto, reducir el colesterol LDL ha demostrado aumentar la supervivencia y disminuir el riesgo de sufrir un nuevo episodio. Sin embargo, las estatinas como fármaco «preventivo» en individuos sanos aún son objeto de polémica y estudio.

Sin embargo, existe un problema bien conocido respecto a las estatinas en general, el cual aumenta según la dosis: pueden provocar dolores musculares. Así mismo, algunas de ellas no pueden administrarse en determinados casos, como las patologías renales, por lo que hace años que se siguen buscando nuevos medicamentos sustitutivos que puedan evitar dichos efectos adversos.

Ahora, según sugiere un estudio publicado recientemente en el New England Journal of Medicine, se habría comprobado la seguridad y efectividad de un nuevo fármaco que se ha desarrollado durante varios años, y que ya habría sido probado en humanos: el ácido bempedoico.

El nuevo fármaco que podrá potenciar a las estatinas

De la misma forma que las estatinas son capaces de bloquear una enzima esencial en el organismo humano, capaz de aumentar los niveles de colesterol sanguíneo, el ácido bempedoico también podría bloquear otra enzima diferente, pudiendo así potenciar el efecto de las mismas estatinas.

En el nuevo trabajo, el ácido bempedoico habría demostrado su seguridad y eficacia cuando se combina con las estatinas (como sucede con la ezetimiba, que también suele combinarse con estos fármacos). Para llegar a esta conclusión, se estudió a más de 2.000 individuos durante más de un año, tratados con estatinas y ácido bempedoico o bien con estatinas y placebo. Según los resultados, no se detectaron más efectos adversos en el grupo tratado en comparación al grupo placebo; además, los que fueron tratados con esta nueva combinación redujeron de forma más significativa sus niveles de colesterol LDL en comparación a aquellos que recibieron solo estatinas.

Existen varios estudios más cuyo objetivo es examinar la eficacia del nuevo fármaco, incluso si se administra en solitario, sin combinarlo con estatinas. Por otro lado, en un segundo trabajo donde se ha buscado estudiar los efectos a largo plazo del ácido bempedoico, también se han conseguido resultados prometedores. En el caso se realizó el seguimiento de los marcadores genéticos de más de 500.000 individuos y se compararon los efectos del bloqueo de la enzima sobre la cual actuaría el ácido bempedoico y los efectos del bloqueo de la enzima sobre la cual actuarían las estatinas. En este caso, los resultados sugieren que el ácido bempedoico sería igual de seguro y eficaz que las estatinas a largo plazo, pudiendo evitar los efectos secundarios de estas últimas.

Según Kausik Ray, responsable del nuevo trabajo, la forma de actuar del nuevo fármaco implicaría que sea absorbido en el hígado para convertirse en su forma activa, sin llegar a pasar en ningún momento hacia los músculos, evitando así los efectos adversos que sí pueden producir las estatinas.

Por el momento, se desconoce cuándo se aprobará el uso clínico del ácido bempedoico, pero Esperion, la compañía farmacéutica responsable de su fabricación, espera que durante el año 2020 pueda ser comercializado.

5 alimentos de Mercadona para bajar el colesterol

Con la llegada de la primavera, las buenas temperaturas y el sol, ya apetece empezar a cuidarse. Toca volver a pensar en cuidar nuestra alimentación y preocuparnos de nuevo por seguir una dieta saludable.

Además de seguir los consejos de nuestro médico y mantener unos hábitos saludables, como hacer ejercicio físico, es bueno recordar algunos de los alimentos que nos ayudarán en nuestro objetivo de reducir el colesterol y, con él, los riesgos asociados a él para nuestra salud.

Hoy os presentamos 5 alimentos de Mercadona que os pueden ayudar a mantener bajo control los niveles de colesterol.

Copos de avena

La avena contiene fibra soluble, que reduce las proteínas de baja densidad (LDL o colesterol malo), y que también se encuentra en alimentos como las alubias, manzanas, peras, cebada y pasas.

La fibra soluble puede reducir el paso del colesterol hacia el flujo sanguíneo. Entre cinco y diez gramos o más de fibra soluble al día disminuyen tu colesterol total y de LDL.

Los copos de avena han sido pensados inicialmente como cereales de desayuno y, en la actualidad es la forma más habitual de consumo humano de avena. En este sentido, los copos de avena Mercadona, destacan como una rica alternativa llena de nutrientes, ya que aportan carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas como la vitamina B1 y la vitamina E, y minerales como el hierro y fósforo, entre otros. El precio de unos 500gr de avena es de algo menos de 1 euro.

Té verde o Té matcha

Los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares son unos niveles elevados de colesterol LDL, triglicéridos y glucosa en sangre, entre otros.

Según los últimos datos arrojados por las investigaciones, el consumo de 2 tazas de té verde al día disminuye los niveles de colesterol total y reduce el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular hasta en un 22-33 %. Al parecer, las responsables de este potente efecto protector contra las enfermedades cardíacas son las catequinas, antioxidantes polifenólicos que:

Impiden la oxidación del colesterol LDL.

Combaten la inflamación de los vasos sanguíneos.

Evitan la formación de coágulos sanguíneos.

Mejoran el perfil lipídico en sangre: reducen el colesterol total y el colesterol LDL.

Por supuesto, todos estos efectos se aplican al té matcha, puesto que es una variedad de té verde y, además, posee más antioxidantes que otras variedades.

Semillas de Lino

Las semillas de lino son una gran fuente de ácidos grasos omega 3, antioxidantes y fibra. Estudios recientes han encontrado pruebas que sugieren que pueden ayudar a reducir la diabetes, el cáncer y enfermedades del corazón.

Estudios recientes han demostrado que el consumo de lino interviene en la reducción del colesterol malo en un elevado índice, logrando disminuir 14,8% su nivel aproximadamente. De forma más específica, las investigaciones realizadas destacaron que en personas con índices elevados de colesterol, cuando consumen 38 gramos de semillas de lino incorporadas a productos horneados como el pan su nivel de LDL puede reducirse hasta en un 14%.

Frutos secos

Las nueces, almendras y otros frutos secos pueden reducir el colesterol sanguíneo. Ricas en ácidos grasos poliinsaturados, las nueces pueden también mantener los vasos sanguíneos saludables. Comer alrededor de un puñado, unos 45 gramos, al día de la mayoría de frutos secos, como almendras, avellanas, cacahuetes, algunos piñones, pistachos y nueces, podría reducir el riesgo de enfermedad cardíaca. Sólo hay que asegurarse de que los frutos secos no están salteados o recubiertos de azúcar.

Aceite de Oliva Virgen Extra

El aceite de oliva contiene una potente combinación de antioxidantes que pueden disminuir el colesterol ‘malo’ pero dejar el colesterol ‘bueno’ (HDL) sin modificar. Prueba a utilizar unas dos cucharadas soperas, unos 23 gramos, de aceite de oliva al día en vez de otras grasas en la dieta para conseguir sus beneficios cardiosaludables. Además de para saltear las verduras y aliñar ensaladas también se puede tomar comosustituto de la mantequilla en el pan.

¿Qué usas tú para mantener a raya el colesterol?

Además, si quieres estar al tanto de todas las novedades de supermercados, no te pierdas nuestros últimos artículos:

Lidl vende el imprescindible de belleza para conseguir una piel perfecta que arrasa en todo el mundo

La tendencia hawaiana que arrasa: los poke bowl llegan a Mercadona

5 ‘buenos procesados’ de Mercadona para ser realfooder, según Carlos Ríos

Edamame, el snack que no engorda y triunfa en Mercadona

El nuevo labial de Mercadona que todo el mundo quiere tener y solo cuesta 4 euros

Novedad maquillaje Mercadona: presenta su nueva edición limitada Velvet Mate

El perfume de Zara por menos 10 euros que supera a las marcas más caras

La famosa infusión de jengibre que no para de agotarse en Mercadona, ¿por qué?

Introducción

No tome Alipza:

  • si es alérgico (hipersensible) a la pitavastatina, a alguna otra estatina o a cualquiera de los demás componentes de Alipza (ver apartado 6. ‘Contenido del envase e información adicional’).
  • si está embarazada o en periodo de lactancia.
  • si es mujer y puede tener hijos, y no utiliza un método anticonceptivo eficaz (ver ‘Embarazo y lactancia’).
  • si tiene actualmente problemas de hígado.
  • si toma ciclosporina, medicamento utilizado después de un trasplante de órganos.
  • si tiene dolores musculares repetidos o injustificados.

Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar Alipza.

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar Alipza:

  • si tiene insuficiencia respiratoria grave (problemas respiratorios graves).
  • si ha tenido alguna vez problemas de riñón.
  • si ha tenido antes problemas de hígado. Las ‘estatinas’ pueden afectar al hígado en algunas personas. Su médico le realizará por regla general análisis de sangre (para ver cómo funciona su hígado) antes y durante el tratamiento con Alipza.
  • si ha tenido alguna vez problemas de tiroides.
  • si usted o algún miembro de su familia tienen antecedentes de problemas musculares.
  • si ha tenido previamente problemas musculares cuando ha tomado otros medicamentos para reducir el colesterol (p. ej.: estatinas o fibratos).
  • si toma mucho alcohol.
  • si está tomando o ha tomado en los últimos 7 días un medicamento que contenga ácido fusídico, (utilizado para el tratamiento de la infección bacteriana) por vía oral o por inyección. La combinación de ácido fusídico y Alipza puede producir problemas musculares graves (rabdomiolisis).

Si alguno de los casos anteriores le afecta (o tiene alguna duda), consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar Alipza. Informe también a su médico o farmacéutico si presenta debilidad muscular constante. Podrían ser necesarias pruebas y medicamentos adicionales para diagnosticar y tratar este problema.

Mientras usted esté tomando este medicamento, su médico controlará si usted tiene diabetes o riesgo de desarrollar diabetes. Este riesgo de diabetes aumenta si usted tiene altos los niveles de azúcares y grasas en la sangre, sobrepeso y presión arterial alta.

Niños y adolescentes

No se debe administrar Alipza a niños menores de 6 años.

Antes de tomar Alipza, las adolescentes deben recibir orientación y asesoramiento sobre anticonceptivos

Otros medicamentos y Alipza

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los adquiridos sin receta o los productos de herboristería. Algunos medicamentos pueden hacer que otros dejen de funcionar bien.

En concreto, informe a su médico o farmacéutico si está tomando alguno de los siguientes medicamentos:

  • otros medicamentos llamados ‘fibratos’, tales como gemfibrozil y fenofibrato.
  • eritromicina o rifampicina, antibióticos que se utilizan para las infecciones.
  • warfarina o cualquier otro medicamento utilizado para anticoagular la sangre.
  • medicamentos para el SIDA llamados ‘inhibidores de la proteasa’ (por ejemplo, ritonavir, lopinavir, darunavir, atazanavir) e «inhibidores no nucleosídicos de la transcriptasa inversa» (por ejemplo, efavirenz).
  • niacina (vitamina B3).
  • Si tiene que tomar ácido fusídico oral para tratar una infección bacteriana tendrá que dejar de usar este medicamento. Su médico le indicará cuándo podrá reiniciar el tratamiento con Alipza. El uso de Alipza con ácido fusídico puede producir debilidad muscular, sensibilidad o dolor (rabdomiolisis). Para mayor información sobre rabdomiolisis ver sección 4.

Si alguno de los casos anteriores le afecta (o tiene alguna duda), consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar Alipza.

Toma de Alipza con alimentos y bebidas

Puede tomar Alipza con o sin alimentos.

Embarazo, lactancia y fertilidad

No tome Alipza si está embarazada o en periodo de lactancia. Si quiere quedarse embarazada, informe a su médico antes de empezar a tomar Alipza.

Si es mujer y puede tener hijos, debe utilizar un anticonceptivo eficaz mientras toma Alipza. Si se queda embarazada mientras toma Alipza, deje de tomar Alipza y acuda al médico inmediatamente.

Si está embarazada o en periodo de lactancia, consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar cualquier medicamento.

Conducción y uso de máquinas

No se espera que Alipza influya en la capacidad para conducir o utilizar máquinas. No obstante, si se encuentra mareado o somnoliento mientras toma Alipza, no conduzca ni utilice máquinas o herramientas.

Sobre el autor

Si bien en el paciente con dislipemia lo más importante es reducir el colesterol LDL hasta las cifras objetivo y las estatinas son el tratamiento de elección, existen determinadas circunstancias en las que una estatina podría aportar beneficios adicionales más allá de la reducción en las cifras de colesterol LDL1.

Pitavastatina y reducción del colesterol LDL

Aunque inicialmente la eficacia y seguridad de pitavastatina se estudió en la población asiática, se han realizado numerosos ensayos clínicos que han demostrado en más de 5.000 pacientes que pitavastatina reduce los niveles de colesterol LDL con una potencia bastante similar a la de atorvastatina y rosuvastatina en la población europea, tanto a corto como a largo plazo. Además, pitavastatina proporciona elevaciones sostenidas del colesterol HDL, superior a la promovida por otras estatinas2-4. En consecuencia, pitavastatina es capaz de normalizar el perfil lipídico en una proporción significativa de pacientes de nuestro entorno5,6.

Pacientes con diabetes o riesgo de desarrollar diabetes

A pesar del beneficio que las estatinas “clásicas” han mostrado en el tratamiento del paciente diabético a la hora de reducir los eventos cardiovasculares, también se ha observado que estas podrían tener un efecto deletéreo sobre el perfil glucémico, sobre todo las de mayor intensidad a las dosis más elevadas. De esta forma, el beneficio potencial de las estatinas podría verse reducido7. Sin embargo, pitavastatina tiene un efecto neutro/positivo sobre la glucemia. De hecho, estudios in vitro han demostrado que si bien las estatinas producen un efecto directo sobre las células beta pancreáticas y la recaptación de glucosa por las células del músculo esquelético, este es diferente según el tipo de estatina, siendo más favorable para pitavastatina que para atorvastatina, pravastatina o rosuvastatina8. Los estudios de práctica clínica han confirmado estos hallazgos. El estudio J-PREDICT, que fue un ensayo clínico en el que se incluyeron a aproximadamente a 1.300 sujetos con tolerancia a la glucosa alterada, demostró que en comparación con los cambios en el estilo de vida, el tratamiento con pitavastatina 1-2 mg/día se asoció con una reducción significativa del 18% en el riesgo de desarrollar diabetes9. En un metaanálisis de 15 ensayos clínicos, el tratamiento con pitavastatina no se asoció con alteraciones en la glucemia en ayunas, ni tampoco en la HbA1c o en los nuevos casos de diabetes10. Parece además que este efecto neutro/beneficioso de pitavastatina sobre el metabolismo glucémico podría mantenerse a largo plazo11. Todos estos resultados han hecho que en la ficha técnica de pitavastatina se haya incluido textualmente «no hay ningún indicio confirmado de riesgo de diabetes con pitavastatina en los estudios de farmacovigilancia post-comercialización o en los estudios prospectivos»12. En consecuencia, pitavastatina es de elección en el paciente con dislipemia que tiene diabetes o riesgo de desarrollar diabetes, como los pacientes obesos, con síndrome metabólico o con intolerancia hidrocarbonada5,6.

Pacientes con enfermedad renal crónica

Las guías europeas de dislipemia señalan específicamente que en pacientes con enfermedad renal crónica serán preferibles aquellas estatinas de eliminación hepática como es el caso de pitavastatina1. Además, pitavastatina no necesita ajuste de dosis de acuerdo a la función renal, si bien no se recomienda el empleo de la dosis de 4 mg en pacientes con insuficiencia renal severa12. Además, existen datos que sugieren que pitavastatina podría ser especialmente beneficiosa en esta población. Así, en un subestudio del LIVES en el que se analizaron a cerca de 1.000 pacientes con un filtrado glomerular <60 mL/min/1,73 m2 se objetivó un incremento significativo de 5,4 mL/min/1,73 m2 en el filtrado glomerular tras 104 semanas de tratamiento13. Por otra parte, pitavastatina reduce significativamente la forma hepática de la proteína ligadora de ácidos grasos en orina, lo que podría asociarse con un menor daño túbulo-intersticial en pacientes con enfermedad renal14.

Paciente anciano y/o polimedicado

Existe una relación directa entre polimedicación y riesgo de efectos secundarios, sobre todo cuando un fármaco es metabolizado por la vía CYP3A4, puesto que numerosos fármacos se metabolizan por esta vía, como es el caso de atorvastatina, lovastatina, y simvastatina. En cambio, pitavastatina no se metaboliza por esta vía, por lo que el riesgo de interacciones es menor, lo que es especialmente interesante en el paciente anciano, que generalmente se encuentra polimedicado. Tampoco se han reportado interacciones clínicamente relevantes entre pitavastatina y los antagonistas de la vitamina K o los antirretrovirales para el tratamiento del VIH6,12.

Conclusiones

Pitavastatina es una estatina que no sólo reduce eficazmente los niveles de colesterol LDL, sino que además aporta una serie de beneficios adicionales en comparación con otras estatinas, que la hacen especialmente indicada en el tratamiento de la dislipemia en el paciente con diabetes o riesgo de desarrollar diabetes, en el sujeto con insuficiencia renal crónica o riesgo de deterioro de la función renal, así como en los pacientes polimedicados y ancianos, entre otros.

Referencias

Otros artículos

  • Puesta al día en el tratamiento de la dislipemia
  • Lo más destacado de las guías ESC/EAS 2016 sobre dislipemias
  • Estatinas y diabetogénesis
  • Aportaciones de pitavastatina en la práctica clínica

Recordati anuncia el primer lanzamiento europeo de Pitavastatina

El Grupo Recordati ha anunciado el primer lanzamiento en Europa de Pitavastatina, donde será comercializada por Recordati España bajo la marca Livazo y por Esteve, co-marketer del Grupo Recordati en España, bajo la marca Alipza. Pitavastatina comprimidos de 1mg, 2 mg y 4 mg es una novedosa estatina indicada para la reducción de los elevados niveles de colesterol total (CT) y C-LDL en pacientes adultos con hipercolesterolemia primaria y dislipidemia combinada (mixta), cuando la respuesta a una dieta y a otros tratamientos no farmacológicos resulte inadecuada.

Pitavastatina es una estatina licenciada a Recordati por parte de la filial europea de la compañía farmacéutica japonesa Kowa Company Limited, para la mayor parte del mercado europeo. Está disponible en el mercado japonés desde el año 2003 y fue lanzada en los Estados Unidos por Kowa Pharmaceuticals America y su co-marketer en USA, Eli Lilly, el pasado año 2010. Este medicamento promete ser un nuevo tratamiento efectivo para la dislipidemia, patología caracterizada por altos niveles de colesterol y otros lípidos en sangre que van asociados a incrementos del riesgo de patologías cardiacas e ictus cerebrales.

En ensayos clínicos controlados, llevados a cabo en Europa por Kowa Pharmaceutical, en los que han participado más de 1.600 pacientes se ha demostrado que pitavastatina induce a una reducción del colesterol LDL (el colesterol ‘malo’) y a un aumento del colesterol HDL (el colesterol ‘bueno’), un doble efecto muy importante ya que ha demostrado que puede reducir un relativo riesgo de complicaciones cardiovasculares. Se ha comprobado que pitavastatina se metaboliza mínimamente por la familia de enzimas del Citocromo P-450, enzima que juega un papel fundamental en la metabolización de muchos medicamentos y, por tanto, minimiza un potencial riesgo de respuestas impredecibles al tratamiento o a interacciones con otros medicamentos metabolizados de la misma manera. Pitavastatina tiene un excelente perfil de seguridad y representa un nuevo tratamiento eficaz y seguro para la dislipidemia.

“El lanzamiento de Livazo y Alipza en España, uno de los más importantes mercados farmacéuticos europeos, representa un primer paso en la expansión en Europa de este nuevo medicamento”, declaró Giovanni Recordati, presidente y consejero delegado. “Pitavastatina es una nueva e interesante opción terapéutica para una patología que constituye uno de los principales factores de riesgo en patologías cardiovasculares”.

Cardiovascular

Actualmente, y a pesar de que España es el país más saludable, según algunos trabajos recientes, hasta el 50% de la población sufre hipercolesterolemia o exceso de colesterol en sangre. Dicho rango se sitúa en un máximo de 200 mg/dl en sangre, y niveles que sobrepasen dicho límite implican un aumento del riesgo cardiovascular y, por tanto, un mayor riesgo de sufrir un infarto cardíaco.

Teniendo en cuenta otros factores de riesgo asociados, como la hipertensión, diabetes, enfermedad renal crónica, antecedentes de infarto o ictus previo, o el consumo de alcohol o tabaco, en ocasiones dicho exceso de colesterol requiere la prescripción de un tratamiento médico: las estatinas. Se trata de fármacos muy utilizados, pero que no carecen de efectos secundarios, destacando entre ellos las mialgias o dolores musculares secundarios a la toma de los mismos.

Por ello, no son pocos los que intentan evitar la toma de estos fármacos mediante el consumo de otras sustancias más «naturales», como los suplementos alimenticios, entre los cuales destaca la levadura roja de arroz. Sin embargo, como sucede con muchas sustancias, este suplemento no es inocuo. Y, según un reciente informe publicado en el BMJ Case Reports, la levadura roja de arroz podría incluso causar daños hepáticos graves.

Qué es la levadura roja de arroz

La levadura roja de arroz es un suplemento que se obtiene al fermentar el arroz al vapor con hongos alimenticios, como es el Monascus pupureus, siendo una alternativa muy popular a la toma de estatinas por su potencial efecto para reducir el colesterol elevado. De hecho, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) asegura que solo 10 mg diarios de este suplemento ayudaría a mantener unas concentraciones correctas de este lípido. En concreto, se habla del consumo de 10 mg de monacolina K, procedente de la fermentación de la levadura roja de arroz.

De hecho, la primera «estatina», el tipo fármaco más utilizado para inhibir la síntesis del colesterol, se pudo fabricar a partir de esta levadura gracias al trabajo del investigador japonés Akira Endo. Un año después, el mismo investigador aisló un análogo de dicha estatina, la mencionada monacolina K.

Sin embargo, una compañía farmacéutica le arrebató la patente a Endo y fabricó la lovastatina a partir de otro hongo (Aspergillus), siendo esta molécula idéntica químicamente a la monacolina K. Para desgracia de Endo, la monacolina K solo se pudo usar como suplemento alimenticio basado en la levadura roja de arroz, y no cómo fármaco, como sí lo son actualmente las estatinas.

Aún así, algunos trabajos han sugerido que la monacolina K también puede reducir los niveles de colesterol en sangre, pero la falta de regulación ha llevado a la FDA a advertir sobre un «fármaco camuflado» en cuanto a las sustancias derivadas de levadura roja de arroz se refiere.

Los peligros de un suplemento no regulado

Ahora, el nuevo informe publicado en BMJ Case Reports ha vuelvo a dar la voz de alarma respecto a este suplemento natural, y a la falta de regulación que existe respecto al mismo.

En este caso, el informe habla sobre una mujer de 64 años que llegó a desarrollar una lesión hepática aguda tras la toma de levadura roja de cerveza durante seis semanas. Según los autores, dado que este suplemento contiene monacolina K, la misma sustancia química que la lovastatina, sus efectos adversos y riesgos son similares, algo que debería tenerse en cuenta al tomar este suplemento.

En este caso en particular, la mujer llegó a ingresar en su hospital de referencia con síntomas de hepatotoxicidad, dado que prefirió la toma de levadura roja de arroz a las estatinas. El problema, como puntualizan los autores del informe, fue la dosis: la paciente tomaba 1.200 mg diarios de este suplemento, aunque la dosis recomendada por la EFSA son 10 mg diarios (similar a las dosis de las estatinas más utilizadas actualmente).

Inicialmente, la mujer explicó que había notado fatiga, hinchazón abdominal y sensación de saciedad antes de lo habitual. Además, orinaba con un tono más oscuro, y sus heces eran más claras, además de haber desarrollado un color amarillento en su piel o ictericia. Sin embargo, no sufría ninguna enfermedad hepática previa, transfusiones de sangre ni contacto con otros individuos enfermos recientemente. Tan solo tomaba suplementos de vitamina B12 en forma de inyectables pautados por su médico, a raíz de una anemia.

Si bien es cierto que tomaba dos copas de vino cada noche, la paciente no fumaba y tenía un estilo de vida saludable.

Por ello, cuando se detectó la lesión hepática, se llegó a considerar su relación con el alcohol, pero la naturaleza de la biopsia realizada indicaba que se trataba de una lesión secundaria a la toma de fármacos. Durante su ingreso, la mujer fue tratada con corticoides y pudo llegar a controlar su función hepática, aconsejándole que jamás volviese a tomar levadura roja de arroz.

Aunque se trata de un caso aislado, y se necesita más investigación al respecto, los investigadores sugieren que la levadura roja de arroz habría sido la causa de esta lesión hepática, dado que existen varios casos documentados de hepatotoxicidad secundaria a la toma de este suplemento, demostrándose que la recuperación puede tardar meses tras dejar de tomarlo.

Por ello, sugieren, debería existir una mayor regulación respecto a la toma de estos suplementos, dado su potencial dañino. Actualmente no se sabe qué concentración total de monocolina K existe en los suplementos de la levadura roja de arroz, por lo que no es posible saber qué cantidad diaria total tomaba esta mujer, dentro de los 1200 mg de suplemento que consumía habitualmente.

Atorvastatina

Antes de tomar atorvastatina,

  • informe a su médico o farmacéutico si es alérgico a la atorvastatina, a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes que contienen las tabletas de atorvastatina. Pida a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico y farmacéutico qué medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: medicamentos antimicóticos como por ejemplo el itraconazol (Sporanox) y cetoconazol (Nizoral); boceprevir (Victrelis); cimetidina (Tagamet); claritromicina (Biaxin); medicamentos que contienen cobicistat (Stribild); colchicina (Colcrys); digoxina (Lanoxin); efavirenz (Sustiva, en Atripla); anticonceptivos orales (píldoras para evitar embarazos); otros medicamentos para reducir el colesterol como fenofibrato (Tricor), gemfibrozil (Lopid) y niacina (ácido nicotínico, Niacor, Niaspan); ciertos inhibidores de la proteasa HIV como darunavir (Prezista), fosamprenavir (Lexiva); lopinavir (en Kaletra); nelfinavir (Viracept); ritonavir (Norvir, en Kaletra), saquinavir (Invirase) y tipranavir (Aptivus); medicamentos que suprimen el sistema inmune como ciclosporina (Neoral, Sandimmune); rifampicina (Rifadin, Rimactane), espironolactona (Aldactone) y telaprevir (Incivek). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle atentamente para saber si sufre efectos secundarios. Otros medicamentos también podrían interactuar con atorvastatina, así que asegúrese de informar a su médico sobre todos los medicamentos que está tomando, incluso los que no aparecen en esta lista.
  • Informe a su médico si padece de enfermedad hepática. Su médico ordenará pruebas de laboratorio para ver qué tan bien está funcionando su hígado incluso si usted no cree tener una enfermedad hepática. Su médico probablemente le indicará que no tome atorvastatina si tiene o ha tenido enfermedad hepática o si las pruebas muestran que es posible que esté desarrollando enfermedad hepática.
  • Informe a su médico si toma más de 2 bebidas alcohólicas al día, si es mayor de 65 años de edad, si alguna vez sufrió alguna enfermedad hepática y si tiene o ha tenido dolores o debilidad muscular alguna vez; diabetes, convulsiones, presión sanguínea baja o enfermedad de la tiroides o renal.
  • Informe a su médico si está embarazada o si planea quedar embarazada. No debe quedar embarazada mientras toma atorvastatina. Hable con su médico sobre los métodos anticonceptivos que puede usar durante su tratamiento. Si queda embarazada mientras toma atorvastatina, deje de tomar atorvastatina y llame a su médico inmediatamente. La atorvastatina puede dañar al feto.

  • No amamante mientras toma este medicamento.

  • Si se someterá a una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está tomando atorvastatina. Si se le hospitaliza debido a una lesión o infección grave, informe al médico que le trata que está tomando atorvastatina.
  • Consulte a su médico sobre el consumo seguro de bebidas alcohólicas mientras toma atorvastatina. El alcohol puede aumentar el riesgo de efectos secundarios graves.

2 razones para NO tomar Atorvastatina (para bajar el colesterol)

Ahora las medicinas para bajar el colesterol deben llevar la alerta «Aumenta el riesgo de Diabetes». Además se ha demostrado que empeoran la memoria, causan dolores musculares y no son muy útiles para prevenir un infarto.

ATENCIÓN: antes de suspenderla todos deberían hablar con su médico sobre los efectos secundarios de Atorvastatina.

Algunas personas con mala herencia familiar necesitan Metformina para bajar el colesterol y adelgazar. Esta calculadora de Metformina detecta quien lo necesita y quien no.

¿Por qué sube el colesterol?

Cuando el cuerpo detecta poca energía, trata de compensarlo fabricando más Colesterol.

Por ejemplo: hacer ejercicios en ayunas sube el colesterol.

Cómo bajar el Colesterol

El colesterol es el encargado de transportar la comida. Obviamente una fruta no puede viajar por la sangre y por eso el hígado debe fabricar pequeños vagones para transportar la comida a todo el cuerpo. Estos vagones se llaman: colesterol.

Causas de colesterol alto:

  • No desayunar
  • No dormir suficiente
  • Hacer ejercicios en ayuna
  • No consumir suficientes proteínas
  • Medicamentos

Enfermedades que aumentan el colesterol

Hipotiroidismo: Al empezar el tratamiento con Levotiroxina (Eutirox) el colesterol se normaliza en 4 semanas.

Resistencia a la insulina: causa hígado graso, colesterol bueno (HDL) bajo, ácido úrico y triglicéridos altos.

Traten de reemplazar los medicamentos que suben el colesterol.

Medicamentos Medicamentos que suben el colesterol Mejor opción:
Anticonceptivos pastillas, parches e inyecciones Dispositivo intrauterino
Antiácidos ranitidina, omeprazole Lactasa
para las articulaciones Glucosamina con condroitina creatina
Antidepresivos paroxetina (Paxil), citalopram (Celexa) Bupropion
Anti-hipertensivos metoprolol, atenolol (Tenormin) carvedilol
Antialérgicos antihistamínicos (difenidramina) cetirizina
para el insomnio difenidramina higiene del sueño
para la diabetes insulina, glibenclamida Metformina, Galvus, Januvia
para la depresión Olanzapina, quetiapina, risperidona, clozapina, litio Ziprasidone

Efectos secundarios de la Atorvastatina

  • aumenta el riesgo de diabetes
  • mala memoria
  • dolores musculares

Dr Salomon Jakubowicz

Casi nunca el colesterol alto es culpa de la comida. Avísame si este examen de Colesterol Alto te ayuda a descubrir tu causa.

Según el doctor Lawrence J. Cheskin, director del Johns Hopkins Weight Management Center (Centro para el Control del Peso de Johns Hopkins) y profesor adjunto en la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins, entre las personas que toman medicamentos antidepresivos conocidos como ISRS, por ejemplo, incluso los medicamentos Prozac y Zoloft, algunas aumentan de peso, algunas pierden peso y otras no cambian.

Las medicinas para controlar la diabetes también pueden hacer que las personas engorden, cosa que Lien, la experta en diabetes de Duke, nota con ironía dado que, de entrada, existe una relación entre la obesidad y la diabetes.

Por supuesto, los medicamentos pueden no ser la única causa del aumento de peso. El estrés y el dolor por estar enfermos pueden hacer que las personas coman más y se ejerciten menos. Según Cheskin, es importante observar el conjunto de factores en su totalidad —la dieta, los fármacos, el ejercicio y el estilo de vida—.

Si usted aumenta cinco libras, ese peso adicional puede o no ser consecuencia de la medicina que está tomando, dice Cheskin.

Nada de esto significa que los pacientes no pueden o no deben tomar medicamentos que formen parte de estas categorías. Pero sí significa que necesitan hablar sobre los problemas relacionados con el peso con sus médicos, y también educarse acerca de los efectos secundarios, dice Blackburn, el doctor de Harvard. Esto es importante especialmente para las personas con sobrepeso existente, o que hayan experimentado subidas y bajadas de peso en el pasado.

Por lo general, el médico podrá encontrar otro medicamento que funcione sin hacerlo engordar. Por ejemplo, Lien afirma que la metformina (también conocida como Glucophage) se prefiere frecuentemente para los diabéticos y no presenta el mismo riesgo de aumento de peso que la insulina y varios otros medicamentos para la diabetes.

Blackburn sugiere Wellbutrin, Zyban o Serzone, que no están asociados con el aumento de peso, para las personas con depresión.

Un paciente que está engordando con un betabloqueador posiblemente tenga mejores resultados con un inhibidor ECA.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *