Pastilla para el colesterol

Contenidos

Por qué ahora dicen que las estatinas, los fármacos más usados del mundo contra el colésterol, no son tan malas

Derechos de autor de la imagen AFP Image caption Las estatinas son una de las medicinas más vendidas en todo el mundo para reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Durante las últimas tres décadas, las estatinas han sido los fármacos por excelencia para reducir los niveles de colesterol malo en la sangre.

Millones de personas en el mundo con colesterol alto, pero sin problemas cardiacos, toman de por vida una pastilla de este fármaco para prevenir accidentes cardiovasculares. Este hecho la convierte en una de las medicinas más vendidas en todo el mundo.

Sin embargo, en años recientes, varios estudios médicos resaltaron los efectos nocivos que tomar este popular fármaco tiene para la salud.

Esto ha llevado a miles de pacientes a dejar de tomar estatinas por miedo a los efectos secundarios.

Las estatinas actúan reduciendo la acumulación de placas de colesterol que causan bloqueos en los vasos sanguíneos, al reducir los niveles de colesterol LDL, el «colesterol malo».

Sin embargo, los efectos secundarios que se le han atribuido a las estatinas en años recientes son numerosos.

Entre estos se encuentra la disfunción eréctil en los varones, la pérdida de memoria, cataratas, problemas renales o hepáticos, dolores de cabeza, diabetes, problemas estomacales, náusea, fatiga e insomnio.

Sin embargo, un estudio publicado este jueves en la revista médica británica The Lancet concluye que esta leyenda negra que ha surgido en torno a la estatina está en parte injustificada.

  • Lea el estudio original en el The Lancet

Efectos secundarios

Los resultados son tajantes al afirmar que «prácticamente todos los efectos secundarios que se atribuyen comúnmente a las terapias con estatinas no están causadas por ellas».

Derechos de autor de la imagen Thinkstock Image caption Algunos de los efectos secundarios que se atribuyen a las estatinas son pérdida de memoria, cataratas, problemas renales y hepáticos.

El estudio indica que solo en un número limitado de casos se presentaron efectos secundarios adversos, como dolor muscular.

Y enfatizaron que los beneficios para la salud de tomar las estatinas superan con creces los problemas asociados a sus efectos secundarios.

  • Cómo la dieta mediterránea puede ser más efectiva que las estatinas para los enfermos del corazón

«Nuestros resultados muestran que la cantidad de gente que previene ataques al corazón y derrames cerebrales gracias a un tratamiento con estatinas es muchísimo mayor que la de aquellas personas que sufren efectos secundarios», indicó el profesor Rory Collins, de la Universidad de Oxford, quien junto a otros investigadores revisó numerosos estudios existentes sobre el efecto de las estatinas en 10.000 pacientes durante 5 años.

Beneficios para los pacientes

Según el estudio, una dosis diaria de estatina de 40mg redujo los niveles de colesterol en estos pacientes hasta niveles tan bajos como para prevenir 1.000 ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares en gente que había padecido enfermedades de este tipo previamente, y en 500 en gente que se encontraba en riesgo debido a factores como la edad, presión alta o diabetes.

Derechos de autor de la imagen Science Photo Library Image caption Las estatinas se suelen usar para prevenir ataques cardíacos y derrames cerebrales.

Por el contrario, el número de pacientes que dijeron sufrir dolor muscular fueron de menos de 100.

El profesor Collins se mostró preocupado por el hecho de que muchas personas que pueden beneficiarse del fármaco hayan dejado de tomarlo por miedo a efectos secundarios infundados.

«Las afirmaciones engañosas acerca de la seguridad sobre los numerosos efectos secundarios de este medicamento que disuaden a la gente de tomarlo, representan un costo importante para la salud pública», dijo Collins.

  • ¿Realmente se puede bajar el colesterol sin medicamentos solo cambiando nuestros alimentos?

Varias organizaciones importantes de salud ya han respaldado el estudio, entre ellas, la Fundación Británica del Corazón, la Agencia Regulatoria de Medicamentos y Productos para el Cuidado de la Salud de Reino Unido y Colegio Real de Médicos del mismo país.

Críticas al estudio

La doctora Maureen Baken, que preside el Colegio Real de Médicos de Reino Unido, confía en que el estudio «convenza a los pacientes de que en la mayoría de los casos tomar estatinas es seguro y efectivo y que en la mayoría de los casos, cuando se presentan efectos secundarios, estos son reversibles si se deja de tomar el fármaco».

Derechos de autor de la imagen AFP Image caption La terapia con estatinas suele consistir en tomar una pastilla al día.

Sin embargo, los críticos de las estatinas consideran que hacen falta más estudios independientes sobre los efectos secundarios del medicamento.

Advertencia

Numerosos estudios han demostrado que la reducción del colesterol LDL con estatinas reduce también la morbilidad y mortalidad vascular con rapidez, aunque las evidencias acerca de la eficacia y seguridad a largo plazo del tratamiento con estatinas son limitadas.

El objetivo del estudio de extensión de seguimiento del Heart Protection Study (HPS) es evaluar la eficacia a largo plazo y la seguridad de la reducción del colesterol LDL con estatinas.

En el estudio HPS, 20.536 pacientes de alto riesgo fueron asignados aleatoriamente a recibir 40 mg de simvastatina al día o placebo. La media de seguimiento del estudio fue de 5,3 años (DE 1,2), y el seguimiento posterior de los pacientes supervivientes da como resultado un seguimiento medio total de 11 años (DE 0,6). El objetivo primario de valoración a largo plazo fue la primera ocurrencia de un evento adverso grave vascular, y el análisis se realizó por intención de tratar.

Durante el periodo en estudio, los pacientes tratados con simvastatina tuvieron una reducción media del colesterol LDL de 1,0 mmol/L y una disminución proporcional de eventos vasculares graves del 23% (IC 95% 19-28; p <0,0001), con diferencias significativas cada año tras el primero. Durante el periodo posterior al ensayo clínico (cuando el uso de estatinas y las concentraciones de lípidos fueron similares en ambos grupos), no se objetivó una reducción significativa ni en el número de eventos vasculares graves (RR 0,95 ), ni en la mortalidad cardiovascular (RR 0,98 ). Durante los períodos combinados de estudio clínico y fase de seguimiento posterior, no se registraron diferencias significativas en la incidencia de cáncer en cualquier lugar (RR 0,98 ) o en la mortalidad por cáncer (RR 1,01 ), ni tampoco en la mortalidad de causa no vascular (RR 0,96 ).

Con estos resultados, los autores concluyen que el uso prolongado de estatinas produce una mayor reducción absoluta en los eventos vasculares. Además, incluso cuando tras finalizar el estudio se detuvo el tratamiento, los beneficios persistieron durante al menos 5 años sin ninguna evidencia de efectos adversos. Estos resultados proporcionan más apoyo para la pronta iniciación y continuación a largo plazo del tratamiento con estatinas.

Comentario

Las estatinas han revolucionado el tratamiento cardiovascular, produciendo una notable reducción del riesgo coronario. Diversos metaanálisis de los numerosos estudios realizados, han demostrado que el beneficio del tratamiento con estatinas es de un 20% de reducción del riesgo relativo de eventos vasculares graves (compuesto por muerte coronaria, infarto de miocardio, revascularización coronaria o accidente cerebrovascular) por cada mmol/L de disminución del colesterol LDL. A pesar de estas evidencias, los resultados son limitados a una duración de 5 años y surgieron dudas acerca del posible riesgo de ciertos cánceres con el tratamiento a largo plazo.

En el estudio WOSCOPS, en el que los 6.595 hombres con hipercolesterolemia, sin antecedentes de infarto de miocardio fueron asignados al azar 40 mg diarios de pravastatina o placebo desde 1989 a 1991, se siguió posteriormente a los supervivientes durante 10 años adicionales, para un total de seguimiento de unos 15 años. Los resultados del ensayo original indicaron una disminución significativa en el riesgo de eventos coronarios en el grupo de pravastatina, y la extensión del seguimiento mostró una reducción continua en los eventos coronarios en los pacientes originalmente tratados con pravastatina en comparación con placebo, sin que se observara un exceso de riesgo de muerte no cardiovascular o cánceres. Este riesgo de cáncer tampoco se observó en la extensión del estudio ASCOT-LLA. Los datos del seguimiento del estudio HPS confirman estos hallazgos. Durante el estudio se produjo una reducción del 23% en los eventos vasculares mayores por cada mmol/L de reducción del colesterol LDL, a partir del año de aleatorización, con persistencia del efecto beneficioso durante el estudio, pero sin reducción adicional del riesgo en la fase de seguimiento, cuando ambos grupos estaban tratados de forma similar. No se encontraron diferencias respecto al cáncer o la mortalidad no cardiovascular, incluso entre los pacientes de edad avanzada (edad ≥70 años). Estos resultados confirman que el uso prolongado de estatinas es seguro con respecto al posible riesgo de cáncer y la mortalidad no vascular, incluso entre los pacientes de edad avanzada.

Referencia

Effects on 11-year Mortality and Morbidity of Lowering LDL Cholesterol With Simvastatin for About 5 Years in 20 536 High-Risk Individuals: A Randomised Controlled Trial

  • Grupo de trabajo del Heart Protection Study.
  • doi:10.1016/S0140-6736(11)61125-2.

CARDIOLOGÍA HOY es el blog de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), un foro abierto sobre actualidad médico-científica. Los contenidos publicados en este blog están redactados y dirigidos exclusivamente a profesionales de la salud. Las opiniones vertidas en este blog corresponden a los autores de los artículos y no necesariamente reflejan la opinión de la SEC. El Comité TIC de la SEC no aceptará artículos y comentarios al margen de este contexto formativo y de actualización de las evidencias clínicas. Más información sobre las Normas de comportamiento del blog.

¿Te ha gustado el artículo?

Compártelo en las redes sociales:
Colabora enviando tu artículo: Contacta con nosotros

4 medicinas de uso cotidiano que son más peligrosas de lo que dicen las farmacéuticas

21/01/2016 05:00 – Actualizado: 01/01/2018 23:08

Cuando adquirimos un medicamento para tratar el ardor de estómago, el dolor de cabeza o cualquier molestia que nos incordie, pensamos que aquello que nos ofrece el farmacéutico es 100% seguro. Más aún si el medicamento en cuestión nos lo ha recetado nuestro doctor de cabecera. En 2011, una encuesta elaborada entre 3.000 estadounidenses mostró que el 39% de los americanos cree que su Administración de Alimentos y Medicamentos (la todopoderosa FDA) sólo aprueba fármacos “extremadamente eficaces” y el 25% que sólo permite la circulación de aquellos medicamentos sin efectos secundarios graves.

Pero lo cierto es que ningún fármaco carece de riesgo. Como explica el científico y divulgador británico Ben Goldacre en su revelador ensayo ‘Mala farma’ (Paidós), “los organismos reguladores aprueban muchas veces fármacos que son levemente eficaces, con graves efectos secundarios, por la sola posibilidad de que resulten útiles para alguien, en algún sitio, cuando no existen otras alternativas”. Y, lo que no todo el mundo sabe, es que muchas veces los médicos –por desconocimiento, en su mayoría; por intereses económicos, en algunos casos– recetan fármacos innecesarios o que cuentan con otras opciones más seguras o eficaces.

En opinión del médico danés Peter C. Gøtzsche, autor de ‘Medicamentos que matan y crimen organizado’ (Los libros del lince), el consumo de medicamentos con receta es la tercera causa de muerte tras las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Esto no quiere decir que tengamos que sospechar de todo aquello que nos recete nuestro médico. La mayoría de los fármacos son útiles, pero muchos son peligrosos si se toman en exceso, nos permiten mantener comportamientos de riesgo como si no pasara nada o son consumidos sin la debida supervisión médica. Y algunas de las medicinas que encajan en esta categoría son tremendamente comunes.

La periodista Martha Rosenberg, autora de ‘Born with a Junk Food Deficiency: How Flaks, Quacks, and Hacks Pimp the Public Health’ (Prometheus Books) ha señalado en ‘Alternet’ lo peligrosos que pueden ser cuatro de los medicamentos más recetados en el mundo si se toman a la ligera. Son estos:

1. Omeprazol y esomeprazol

El omeprazol se vende hoy en multitud de presentaciones genéricas. (CC)

Estos protectores estomacales son los medicamentos más conocidos y utilizados de la familia conocida como “inhibidores de la bomba de protones”, unos fármacos que reducen la producción de ácido en el jugo gástrico.

Se trata de fármacos que se recetan a las personas que sufren la enfermedad por reflujo gastroesofágico, una afección que se caracteriza por una acidez crónica, ya que los contenidos estomacales se devuelven desde el estómago hacia el esófago de forma continuada. Pero muchas personas lo toman a la ligera, para evitar o paliar la acidez que planean sufrir tras una comilona o una noche de juerga.

Lo que casi nadie sabe es que estos medicamentos pueden conllevar numerosos peligros. En 2012, la FDA alertó de que las personas que los consumen de forma continuada están más expuestas a una infección por ‘Clostridium difficile’, una especie bacteriana que es la principal causante de la colitis seudomembranosa –una enfermedad potencialmente letal– y que parece cada vez más resistente a los antibióticos.

El último estudio sobre estos fármacos asegura que pueden estar vinculados a un mayor riesgo de enfermedad renal crónica

Aunque los efectos de estos fármacos siguen siendo discutidos, diversas investigaciones han llegado a la conclusión de que las personas mayores de 50 años que los toman son mucho más propensas a sufrir fracturas de cadera, tienen neumonía con más frecuencia y suelen sufrir déficit de vitamina B-12.

Otras investigaciones sugieren que los inhibidores de la bomba de protones pueden hacer que los vasos sanguíneos se contraigan, lo que supone un claro riesgo cardiovascular. El último estudio sobre el asunto se ha publicado este mismo mes y asegura que pueden estar vinculados a un mayor riesgo de enfermedad renal crónica.

Pese a las advertencias, estos fármacos siguen siendo ampliamente recetados y utilizados, también en nuevas versiones igual de peligrosas de los mismos. Hasta hace poco más de una década la patente del omeprazol pertenecía a AstraZeneca, que ingresaba gracias al medicamento 2.000 millones de dólares anuales, casi un tercio de sus ingresos. Como cuenta Goldacre en su libro, en 2001, justo cuando la patente estaba a punto de expirar, lo que habría la puerta al omeprazol genérico, la farmacéutica presentó el esomeprazol, una versión supuestamente mejor de su exitoso fármaco que, de nuevo, resultó ser todo un éxito.

¿Pero qué diferencia al omeprazol del esomeprazol? Según el científico inglés, el nuevo fármaco no es más que la versión izquierda de la mólecula que se presentaba en sus dos formas en el preparado anterior y, aunque las pruebas no son determinantes, lo que está claro es que no existe una diferencia espectacular entre las dos versiones del fármaco y, desde luego, ningún efecto beneficioso apabullante. Pese a esto, el fármaco –que se vende con el nombre comercial de Nexium– es el tercer medicamento más recetado en EEUU. Y cuesta 10 veces más que su versión anterior. España ya cuenta con su versión genérica, pero sus efectos secundarios siguen siendo los mismos.

2. Lipitor (atorvastatina)

Hasta que expiró la patente, el Lipitor fue el medicamento más vendido del mundo. (Corbis)

Las estatinas son fármacos que se utilizan para tratar el colesterol en sus distintas formas, y son unos de los medicamentos más recetados en todo el mundo. El Lipitor, la versión comercial de uno de estos compuestos, la atorvastatina, facturó casi 13.000 millones de dólares en 2006, convirtiéndose en el medicamento más vendido de la historia, una cifra que disminuyó en los años siguientes cuando surgieron nuevas estatinas de otras farmacéuticas.

En 2012 expiró la patente del Lipitor, perteneciente a Pfizer, pero en su versión genérica la atorvastatina sigue siendo uno de los fármacos más utilizados para tratar el colesterol.

Los efectos secundarios de las estatinas son numerosos: problemas gastrointestinales, dolor de cabeza, insomnio y afecciones como la mialgia

En opinión de Rosenberg, a los pacientes les ecantan las estatinas porque, aunque los médicos les aconsejen lo contrario, les permite ser más laxos con su dieta y la práctica de ejercicio sin que los niveles de colesterol se vayan de madre. Pero, como advierte la doctora Barbara Roberts, profesora de medicina de la Brown University y autora del libro ‘The Truth about Statins’ (Pocket Books), el colesterol no es un factor de riesgo tan importante en el desarrollo de aterosclerosis: “Las grandes farmacéuticas han exagerado de forma continuada el beneficio de las estatinas y algunos médicos han asustado a sus pacientes diciéndoles que si dejan estos fármacos tendrán un infarto”.

No cabe duda de que la eficacia de las estatinas para reducir el colesterol está ampliamente comprobada y, de hecho, reducen el riesgo cardiovascular incluso en personas con niveles normales de LDL, pero sus efectos secundarios no han sido tan estudiados y son numerosos: problemas gastrointestinales, dolor de cabeza, insomnio y, lo más grave, afecciones musculares como la mialgia. Aún así, se recetan a diestro y siniestro. Y más que se pueden recetar: según las nuevas directrices sobre el colesterol que publicará el ‘American College of Cardiology’, y que adelantaron algunos científicos en ‘The Lancet’, las estatinas podrán recetarse al 31% de los americanos de entre 40 y 75 años que sufren colesterol.

¿Es necesaria tanta medicación? No hay que olvidar que el colesterol no es una enfermedad, sino un factor de riesgo que, además, se puede reducir de forma eficaz mediante unos hábitos de vida más saludables. Por ello muchos médicos creen que las estatinas deben recetarse en función de las características personales de cada paciente, y no de forma inmediata en cuanto una persona pase por la consulta con el colesterol alto, que es justamente lo que está ocurriendo hoy en día.

3. Crestor (rosuvastatina)

Unas pastillas de 20 mg. de Crestor, que hoy cuenta también con varias presentaciones genéricas. (iStock)

Y seguimos con los fármacos para reducir los niveles de colesterol. En 2009, el doctor Paul Ridker, director del Center for Cardiovascular Disease Prevention en Brigham, presentó los resultados del ensayo clínico Jupiter, que trataba de verificar los beneficios de la rosuvastatina, una “nueva” estatina de la farmacéutica AstraZeneca comercializada bajo el nombre de Crestor –en realidad, una nueva aplicación para pacientes de bajo riesgo de un tratamiento que se venía utilizando hace años para pacientes de alto riesgo–.

El doctor David J Graham, uno de los más altos directivos de la FDA, aseguró que Crestor era uno de los cinco fármacos más peligrosos en circulación

Aunque los autores del ensayo tenían, como se reconocía en el mismo estudio, más de 131 vínculos financieros con las grandes farmacéuticas, los medios fueron muy optimistas con el nuevo fármaco, utilizando expresiones del tipo “medicamento asombroso” o “reduce las muertes por ataque al corazón”. Los investigadores aseguraban que el fármaco reducía el riesgo de padecer un infarto en un 54%. Es cierto: en el grupo de control los episodios de infarto fueron de 0,37 por cada 100 personas, frente al 0,17 del grupo que tomó el fármaco. Lo que nadie apuntó es que las personas que no tomaron el medicamento seguían teniendo un riesgo relativamente bajo de sufrir un infarto, sin tener que sufrir los conocidos efectos secundarios de éste.

En plena euforia por el Crestor, el doctor David J Graham, uno de los más altos directivos de la FDA, aseguró que el medicamento era uno de los cinco fármacos más peligrosos que había aprobado su Administración. Public Citizen, uno de los más importantes grupos de defensa del consumidor de EEUU, pidió su retirada de la circulación tras conocer los resultados de una investigación publicada en la revista ‘Circulation’ que aseguraba que el medicamento provocaba un riesgo mucho mayor de sufrir enfermedades como la rabdomiolisis, la proteinuria, la nefropatía o la insuficiencia renal, que otras estatinas igualmente eficaces.

El medicamento se sigue vendiendo tanto en EEUU como en España donde, además, está incluido en la financiación de la Seguridad Social y cuenta con presentación genérica.

4. Vytorin

Un bote de Vytorin, que aún no cuenta con alternativa genérica. (Corbis)

Este fármaco de MSD y Schering-Plough es una combinación de la ezetimiba (un fármaco antihiperlipidémico) y la simvastatina (una estatina). Se receta para tratar la dislipidemia, un conjunto de enfermedades cuyo elemento común es la alteración del metabolismo de los lípidos, pero también (¡sorpresa!) para combatir el colesterol.

Lo que muchos pacientes que toman este fármaco para regular sus niveles de LDL, HDL y triglicéridos no saben es que el Vytorin se empezó a comercializar antes de que un ensayo confirmara su efectividad para tratar este factor de riesgo y, cuando fue publicado, su conclusión no fue halagüeña: el fármaco no tenía ningún efecto sobre la acumulación de placa en las arterias.

El problema no es sólo que el Vytorin no sea mejor que otras alternativas más económicas, además tiene peligrosos efectos secundarios

El senador estadounidense Chuck Grassley pidió que se investigara a la FDA por aprobar un medicamento destinado a un fin que no lograba cumplir. Los congresistas Bart Stupak y John Dingell denunciaron además que la vicepresidenta ejecutiva de Schering-Plough, Carrie Smith Cox, había vendido acciones de la compañía por valor de 29 millones de dólares tras conocer el estudio que aseguraba que el medicamento no era eficaz antes de que se hiciera público.

El asunto salió a la luz y fue todo un escándalo, pero el problema no es sólo que el Vytorin, al igual que otros muchos medicamentos caros, no sea mejor que otras alternativas mucho más económicas, además tiene peligrosos efectos secundarios. La propias farmacéuticas admitieron la existencia de preocupaciones de seguridad sobre su posible daño hepático y en 2008 un estudio publicado en el ‘The New Englando Journal of Medicine’ informó de un inesperado aumento de la incidencia del cáncer y la mortalidad en los sujetos que tomaban con frecuencia el fármaco. Esta posibilidad fue puesta en duda en un estudio posterior, pero los efectos secundarios del Vytorin son todavía objeto de estudio.

Al igual que el Crestor, el Vytorin está incluido en la financiación de la Seguridad Social española para tratar el colesterol.

LIPOK COMPLEMENTO ALIMENTICIO 30 CAPS

DESCRIPCIÓN

Lipok es un complemento alimenticio que ayuda a controlar el colesterol de forma natural.

Está compuesto de arroz de levadura roja, berberina y coenzima Q10:

El arroz de levadura roja inhibe la síntesis de colesterol, manteniendo unas concentraciones sanguíneas normales.

La berberina ayuda al control de la glucosa y del colesterol.

La coenzima Q10 es un potente antioxidante, imprescindible para la producción de energía, y contribuye a la disminución de la fatiga.

Controla tu colesterol con ingredientes naturales, complementando una dieta equilibrada, variada y baja en grasa.

MODO DE EMPLEO

Se recomienda la toma de una cápsula al día, preferiblemente por la noche.

PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS

No sobrepasar la cantidad diaria recomendada. Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una alimentación variada y equilibrada y de un modo de vida sano. Mantener fuera del alcance de los niños. Mantener en lugar fresco y seco. La toma de complementos alimenticios durante el embarazo y lactancia debe hacerse siempre bajo recomendación médica.

FARMACIA 4 ESTACIONES, TU FARMACIA ONLINE DE CONFIANZA

Nuestro equipo está formado por farmacéuticos expertos con base en Córdoba. En nuestra farmacia online podrás encontrar un amplio catálogo de productos de puericultura: leches, papillas, champú, etc. Además, podrás disfrutar de envío gratis para pedidos superiores a 69€. Compra sin moverte desde nuestra app o desde el ordenador, nosotros nos ocupamos del resto.

Medicinas para el colesterol

¿Qué es el colesterol?

Su cuerpo necesita algo de colesterol para funcionar bien. Pero si tiene demasiado colesterol en la sangre, se puede pegar en las paredes de sus arterias, estrechándolas o incluso bloqueándolas. Esto lo pone en riesgo de enfermedad de las arterias coronarias y otras enfermedades del corazón.

El colesterol viaja por la sangre en proteínas llamadas lipoproteínas. Un tipo, el colesterol de baja densidad, o LDL por su sigla en inglés, a veces es llamado colesterol «malo». Un nivel alto de LDL lleva a una acumulación de placa en las arterias. El colesterol de alta densidad, o HDL en inglés, en ocasiones se llama colesterol «bueno». Transporta el colesterol de otras partes del cuerpo de vuelta al hígado, donde se elimina.

¿Cuáles son los tratamientos para el colesterol alto?

Si tiene colesterol alto, cambios saludables en el estilo de vida pueden ayudarle a bajar su nivel de colesterol. Pero, a veces, estos cambios no son suficientes y debe tomar medicinas para bajar el colesterol. De todas maneras, debe seguir con los cambios en el estilo de vida a pesar de que esté tomando medicamentos.

¿Quién necesita tomar medicamentos para el colesterol?

Su proveedor de atención médica puede recetarle medicamentos si:

  • Ya ha tenido un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular, o tiene enfermedad arterial periférica
  • Su nivel de colesterol malo (LDL) es de 190 mg/dL o más
  • Tiene entre 40 y 75 años, tiene diabetes y su nivel de colesterol malo es de 70 mg/dL o más
  • Tiene entre 40 y 75 años, tiene un alto riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular, y su nivel de colesterol malo es de 70 mg/dL o mayor

¿Cuáles son los diferentes tipos de medicamentos para el colesterol?

Existen varios tipos de medicamentos disponibles para reducir el colesterol, que incluyen:

  • Estatinas, que impiden que el hígado produzca colesterol
  • Secuestrantes de ácidos biliares, que disminuyen la cantidad de grasa absorbida de los alimentos
  • Inhibidores de la absorción de colesterol, que bajan la cantidad de colesterol que proviene de los alimentos y reducen los triglicéridos (tipo de grasa que se encuentra en la sangre)
  • Ácido nicotínico (niacina), que reduce el colesterol malo (LDL) y los triglicéridos, y aumenta el colesterol bueno (HDL). Aunque puede comprar niacina sin receta médica, debe hablar con su proveedor de salud antes de tomarla. Las dosis altas de niacina pueden causar efectos secundarios graves
  • Inhibidores de la PCSK9, que bloquean una proteína llamada PCSK9. Esto ayuda a su hígado a remover y eliminar el colesterol malo de su sangre
  • Fibratos, que reducen los triglicéridos. También pueden aumentar el colesterol bueno (HDL). Si los toma con estatinas, pueden aumentar el riesgo de problemas musculares
  • Medicamentos combinados, que incluyen más de un tipo de medicina para bajar el colesterol

También hay otros medicamentos para el colesterol (lomitapide y mipomersen) que son solo para personas que tienen hipercolesterolemia familiar, un trastorno hereditario (que se presenta en familias) que causa un alto nivel de colesterol malo.

¿Cómo decide mi proveedor de atención médica qué medicamento para el colesterol debo tomar?

Al decidir qué medicamento debe tomar y qué dosis necesita, su proveedor de atención médica considerará:

  • Sus niveles de colesterol
  • Su riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular (derrame cerebral o ACV)
  • Su edad
  • Cualquier otro problema de salud que tenga
  • Posibles efectos secundarios de los medicamentos. Las dosis más altas tienen más probabilidades de causar efectos secundarios, especialmente con el tiempo

Los medicamentos pueden ayudar a controlar su colesterol, pero no lo curan. Debe seguir tomando sus medicamentos y hacerse controles de colesterol regulares para asegurarse de que sus niveles de colesterol se encuentren en un rango saludable.

Remedios naturales para bajar el colesterol rápidamente

El colesterol es una sustancia parecida a la grasa que se encuentra en las células del cuerpo. Muchas veces, esta proviene de los alimentos que consumes y si tienes mucha cantidad en la sangre, obstruye tus arterias y puede provocarte enfermedades cardíacas.

¿Cómo reducir los niveles del colesterol?

Antes que nada, es importante que sepas que existe el colesterol bueno y malo. El primero es el que se encarga de recoger la grasa de la sangre y de transportarlo al hígado para que sea eliminado. Mientras tanto, el malo, aumenta por el estilo de vida sedentario y por el consumo excesivo de frituras, dulces, productos artificiales, etc.

¿Cómo saber si tienes el colesterol alto?
Todas las personas a partir de los 20 años deben realizarse chequeos que incluyan un análisis de sangre para determinar si los niveles de colesterol están bien. Los expertos han relacionado la recurrencia de ciertos síntomas con el desarrollo de colesterol alto:

  • Gases
  • Mal aliento
  • Náuseas y mareos
  • Boca pastosa y seca
  • Pesadez estomacal
  • Urticaria
  • Dolor en la zona del hígado y vesícula
  • Somnolencia extrema después de las comidas
  • Tendencia al estreñimiento

Tres remedios naturales para bajar el colesterol

1. Jugo de manzana, perejil y espinaca
Este poderoso jugo es ideal para reducir los niveles de colesterol y eliminar grasas de forma sencilla y rápida. Solo necesitas 4 manzanas verdes, 1 taza con hojas de espinacas crudas y un puñado de perejil.

Lava y prepara todos los ingredientes y luego introdúcelos en un extractor de jugos. Cuando ya los tengas, mézclalos en una licuadora durante un minuto y bebe un vaso del jugo todos los días.

2. Jugo de fresa y cítricos
Además, de combatir los niveles de colesterol malo, también nos pueden ayudar a perder peso. Solo necesitas 1 taza con fresas, 2 naranjas, 1 kiwi.

Extrae el jugo de las naranjas, lava y pela el kiwi y prepara las fresas. Luego, introduce todos los ingredientes en la licuadora durante un par de minutos. Toma a diario, sin colar y durante 2 semanas.

3. Jugo de zanahoria, perejil y espinacas
Esta poderosa bebida te ayudará a eliminar el colesterol y las grasas de más. Solo necesitas 4 zanahorias, 3 ramas de perejil y 2 hojas de espinacas.

Introduce todos los ingredientes en un extractor de jugos y toma la mezcla en ayunas.

Mira también:

Otros consejos
Consume más fibra: los granos integrales, los frijoles y las verduras son ricos en fibra y ayudan absorber la grasa saturada en los intestinos.

Aumenta el consumo de pescado: el pescado tiene muy poca cantidad de grasas saturadas y al mismo tiempo tiene una gran cantidad de ácidos grasos omega-3, que ayudan a reducir los triglicéridos.

Consume aceite de oliva: según la Administración Federal de Alimentos y Fármacos de EE.UU. (FDA) es recomendable consumir alrededor de 2 cucharas de aceite de oliva por día (23 gramos).

Huevo, pero sin la yema: los expertos sugieren consumir sólo la parte blanca del huevo o clara, ya que no contiene colesterol.

Haz ejercicios: practicar actividad física en forma regular ayuda a elevar el nivel de colesterol bueno.

Te puede interesar:

  • ¿Cuáles son las grasas buenas que puedes comer sin miedo?
  • Estos son los 10 alimentos con grasas saludables

MARTES, 24 de enero de 2017 (HealthDay News) — Un complemento natural para reducir el colesterol llamado arroz de levadura roja podría conllevar los mismos riesgos de salud para los usuarios que las estatinas, plantea un nuevo estudio.

El arroz de levadura roja podría aumentar el riesgo de lesión muscular o daño hepático, reportaron unos investigadores italianos tras revisar los datos de pacientes en un intervalo de 13 años.

«Estos hallazgos aumentan la hipótesis de que el perfil de seguridad del arroz de levadura roja es altamente similar al de las estatinas sintéticas y amerita más investigaciones para por fin caracterizar el perfil de seguridad del arroz de levadura roja», concluyeron los investigadores.

Expertos del corazón estadounidenses dijeron que no es sorprendente que los investigadores descubrieran reacciones al arroz de levadura roja que son similares a las producidas por las estatinas.

Esto se debe a que uno de los compuestos en el arroz de levadura roja, la monacolina K, tiene la misma estructura química que la estatina lovastatina, apuntó el Dr. Paul Thompson.

«Las estatinas en realidad existen en la naturaleza, en hongos y mohos y cosas así», dijo Thompson, miembro del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology). «Los pacientes deben saber que este producto contiene lovastatina». (Las marcas de la lovastatina son Mevacor y Altoprev).

Pero el nuevo informe solo detalla 55 reportes de reacciones adversas durante todo el periodo del estudio. Para Thompson, esto indica que son «un problema muy poco común».

«Es una tormenta en un vaso de agua», dijo Thompson respecto al nuevo estudio.

El arroz de levadura roja se prepara a partir de una levadura que crece en el arroz. Las ventas del complemento dietético de arroz de levadura roja en EE. UU. totalizaron unos 20 millones de dólares tanto en 2008 como en 2009, los años más recientes con datos disponibles, según el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral (NCCIH) de EE. UU.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. considera los productos de arroz de levadura roja que contienen más de cantidades vestigiales de monacolina K como nuevos medicamentos sin aprobar, dado que son químicamente idénticos a la lovastatina, y no se pueden vender legalmente como complementos dietéticos.

Pero en el mercado permanecen docenas de productos de arroz de levadura roja. Y se ha encontrado que productos evaluados incluso en 2011 contienen cantidades sustanciales de monacolina K, según los NCCIH.

En el nuevo estudio, los investigadores italianos revisaron datos del gobierno recolectados sobre los productos naturales entre abril de 2002 y septiembre de 2015.

Los reportes de dolor muscular provinieron de 19 pacientes, incluyendo algunos que experimentaron un aumento en los niveles de creatina fosfoquinasa, una enzima liberada cuando el tejido muscular resulta dañado, dijeron los investigadores.

Trece de 14 casos «graves» ameritaron hospitalización. Diez pacientes sufrieron daño hepático, encontraron los investigadores.

Además, 12 pacientes reportaron reacciones gastrointestinales que incluyeron dolor de estómago, náuseas, vómitos y diarrea.

Los investigadores anotaron que el dolor muscular y el daño hepático son efectos secundarios comunes de las estatinas, que incontables personas toman para reducir su colesterol y su riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular.

Pero Thompson dijo que el estudio no vincula directamente al arroz de levadura roja con ninguno de esos problemas de salud.

«No hay ninguna forma de garantizar de forma absoluta que la mayoría de esos casos se relacionaran con el arroz de levadura roja», comentó. Thompson es jefe de cardiología en el Hospital de Hartford, en Connecticut.

Los pacientes con un colesterol alto con frecuencia compran arroz de levadura roja sin receta cuando les preocupan los efectos secundarios de las estatinas recetadas, apuntó el Dr. Robert Eckel, vocero de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

«Hay que informarles que en realidad están tomando una estatina», dijo Eckel, que también es profesor en la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado.

El Consejo de Nutrición Responsable (Council for Responsible Nutrition), un grupo comercial de los fabricantes de complementos, recomiendan que las personas hablen con el médico antes de tomar arroz de levadura roja para reducir el colesterol.

«Un médico puede ayudar al pequeño porcentaje de personas que podrían tener una respuesta adversa al arroz de levadura roja a determinar si pueden tolerarlo, y si no, buscar otras alternativas», dijo Duffy Mackay, vicepresidente principal de asuntos científicos y regulatorios del consejo.

Algunos ensayos clínicos han mostrado que las personas con antecedentes de intolerancia a las estatinas parecen tolerar el arroz de levadura roja, dijo Eckel.

Thompson indicó que receta bastante arroz de levadura roja en su clínica como forma de que sus pacientes renuentes acepten gradualmente el tratamiento con estatinas.

Pero como es un complemento, la cantidad de ingrediente activo del arroz de levadura roja puede variar mucho de una marca a otra, o incluso de un lote a otro, comentaron Thompson y Eckel.

«Los productos no están bien controlados y las dosis son variables», dijo Eckel.

El arroz de levadura roja también puede resultar caro si se toma con regularidad, porque el seguro no lo cubre, señaló Thompson.

«Mi consejo es que la gente debe tomar estatinas regulares, aunque sea a una dosis muy baja», dijo Thompson.

El nuevo estudio aparece en la revista British Journal of Clinical Pharmacology.

Para más información sobre el arroz de levadura roja, visite el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

Preevid

El arroz de levadura roja (ALR) es producto del arroz fermentado con levadura Monascus purpureus y se ha utilizado tradicionalmente en la cocina china y como sustancia medicinal. El producto contiene cantidades variables de una familia de sustancias de origen natural llamadas monacolinas que tienen actividad inhibitoria de la hidroximetilglutaril-coenzima A (HMG-CoA) reductasa.

Centrando la búsqueda en estudios en los que se evalúe el efecto de la utilización aislada de ALR (no asociado con otros suplementos nutricionales) frente a placebo en la mejora del perfil lipídico de individuos con cifras alteradas, destacamos los resultados de dos recientes revisiones sistemáticas (RS). En ambas se encuentra que el ALR reduce de forma significativa los valores de colesterol LDL (LDL-C) y de colesterol total (CT)(1,2) pero en la más recientes se plantea que, hasta el momento, es incierto el perfil de seguridad del producto, fundamentalmente a largo plazo(1) (la duración máxima de los estudios evaluados fue de 24 semanas) Estos resultados son consistentes con los de una amplia RS de 2006(3) con 93 ensayos clínicos aleatorizados (ECAs) y 9625 participantes con hiperlipidemia primaria.

Se considera además un problema la falta de dosis estandarizadas de ALR en los productos comercializados lo que hace que la concentración de sustancia activa sea muy variable.

La más reciente de las RS(1) incluyó 20 ECAs en los que se comparaba el efecto hipolipemiante del ALR, administrado durante al menos 4 semanas, frente a placebo o tratamiento activo. Los estudios evaluaban a un total de 6663 sujetos. Tres estudios compararon el efecto del ALR frente a la terapia con estatinas; 13 estudios el ALR en comparación con tratamiento inactivo (placebo); y en 4 estudios se comparó el ALR con un tratamiento activo no-estatina. La dosis de ALR varió de 1.200 mg a 4.800 mg por día, conteniendo 4,8-24 mg de monacolina K (en el ALR se han identificado varios subtipos de monacolina pero el principal es la monacolina K que es idéntica a la lovastatina). Al analizar los resultados:

  • El ALR se mostró más efectivo para la reducción del LDL-C que el placebo, con una disminución del LDL-C en la población tratada con ALR de 0,5 a 1,59 mmol/L (estimación agrupada de 1,02 mmol/L en comparación con el placebo.
  • En cuanto a los cambios en otros parámetros lipídicos, en comparación con el placebo, el uso de ALR mostró una reducción mayor de los niveles de CT (- 1,0 mmol/L ); se observó además un pequeño aumento en los valores de HDL colesterol (0,07 mmol/L ) y una disminución de los triglicéridos de 0,26 mmol/L .
  • Tres estudios que comparaban el ALR con 10 mg diarios de monacolina K con el tratamiento regular con estatinas (pravastatina 40 mg, 10 mg de simvastatina, lovastatina 20 mg) no encontraron una diferencia significativa entre los resultados de las distintas intervenciones.

En cuanto a la seguridad del producto ALR, se comenta que la mayoría de los estudios no contenía suficientes datos sobre seguridad pero al analizar los estudios que la valoraban:

  • No se observó un efecto significativo del ALR sobre el riesgo de anormalidades hepáticas o de lesión renal.
  • La incidencia de síntomas musculares fue del 0-23,8% en la población tratada con ALR, frente al 0-36% en el grupo de control; no se reportaron casos de rabdomiolisis o miopatía con un aumento de la creatinquinasa (CK) > 10 veces el límite superior de la normalidad; y no se observó una diferencia en la presencia de mialgia en los grupos de intervención y de control (la diferencia de riesgo fue igual a 0, con intervalo de confianza de -0,01 a 0.01).
  • Cuatro estudios que informaron de todas las reacciones adversas reportadas por los pacientes encontraron una incidencia de 30-76% de las reacciones adversas leves. Los pacientes se quejaron principalmente gastrointestinales y síntomas musculoesqueléticos.

Los autores concluían que la reducción de 1,02 mmol/L en comparación con placebo es relevante ya que esta disminución se asocia a una reducción del riesgo cardiovascular correspondiente del 15- 20%. Pero añaden que, para determinar la idoneidad del ALR en la práctica clínica, la vigilancia de reacciones adversas deben convertirse en una prioridad de futuros ensayos y sólo cuando pueda confirmarse un perfil de reacciones adversas leves, el ALR podría ser una opción de tratamiento seguro y eficaz para la dislipidemia y la reducción del riesgo cardiovascular.

La segunda RS(2), publicada en 2014, incluyó un total de 13 ECAs que contenían 804 participantes. Todos los ensayos incluidos fueron controlados con placebo, y la duración del tratamiento fue de 4 semanas o más. En cuanto a los resultados:

  • El meta-análisis de 13 ensayos reveló un significativo efecto reductor del CT del ALR en comparación con placebo (diferencia de medias ponderada = -0,97 mmol/L; intervalo de confianza del 95%: -1,13, -0,80; p <0,001; 13 ensayos; 14 comparaciones; n = 804).

  • En comparación con el placebo, el ALR mostró un efecto significativo para reducir los triglicéridos .

  • El efecto del ALR en el nivel de HDL-C fue reportado por 12 ensayos, pero no reveló un efecto creciente significativo en comparación con el grupo placebo .

  • Se examinaron los efectos secundarios del ALR en relación a la función hepática (ALT, AST), la función renal (creatinina), los efectos musculares (CK), y la glucemia en ayunas. El metanálisis de 7 ensayos que informaron de los niveles séricos de ALT / AST al inicio del estudio y después de la intervención mostró que, en comparación con el placebo, los niveles de enzimas hepáticas eran significativamente mayores en el grupo de intervención, pero dentro del rango normal.

  • No hubo diferencias estadísticamente significativas en el nivel de creatinina sérica entre el grupo de intervención y el grupo placebo.

  • El análisis de 5 ensayos que informaron del nivel de CK en suero informes indicó ausencia de aumento significativo en el grupo de ALR en comparación con el placebo.

  • De igual forma tampoco se encontró un aumento de la glucemia en ayunas con el uso de ALR en comparación con el placebo.

  • En este estudio, la meta-regresión indicó que el efecto del ALR sobre la modulación de los niveles de lípidos no era dependiente de la dosis, área geográfica o la duración del tratamiento

En base a estos datos, los autores sugerían que el uso de ALR es un enfoque eficaz y relativamente seguro para la dislipidemia, que puede ser considerado una opción alternativa en pacientes con historial de efectos adversos relacionados con las estatinas y podría ser utilizado para la prevención primaria y secundaria de la enfermedad coronaria. Sin embargo, añaden que la evidencia en relación a si la utilización del ALR puede asumirse como un enfoque alternativo a las estatinas siguen siendo insuficiente, y deben llevarse a cabo más estudios a largo plazo. Se considera también necesario abordar el papel de ALR en pacientes con enfermedad cardiovascular, diabetes u otras enfermedades combinadas con dislipidemia.

Resumimos a continuación otros documentos en los que se revisa la efectividad y seguridad del ALR y se concluye de forma similar que su utilización se asocia a una disminución de los niveles de lípidos (fundamentalmente de LDL-C y CT), que no hay datos que confirmen la seguridad de su utilización a largo plazo y que la falta de estandarización de los productos comercializados hace que la concentración de sustancia activa sea variable y, en consecuencia, la potencial efectividad de cada uno de esos preparados.

La GPC de la European Society of Cardiology (ESC) y la European Atherosclerosis Society (EAS) de 2011(4), sin establecer recomendación concreta al respecto, menciona, en cuanto a la utilización del ALR, que es una fuente de pigmento fermentado utilizado en China durante siglos como colorante de alimentos y potenciador del sabor, cuyos posibles efectos bioactivos están relacionados con un mecanismo de “estatina-like” (inhibición de la HMG-CoA reductasa). Se añade que las distintas preparaciones comerciales de ALR tienen diferentes concentraciones de monacolinas, el ingrediente bioactivo, y que aunque este producto se asocia a una menor concentración de CT y de LDL-C, la seguridad a largo plazo de su consumo regular no está totalmente documentada.

El sumario de evidencia de Uptodate(5) sobre la reducción de lípidos con dieta o suplementos dietéticos incluye entre los productos evaluados al ALR y resume, tras analizar los estudios disponibles, que el ALR puede tener capacidad para reducir el colesterol debido a la presencia de monacolinas que tienen actividad de inhibición de la HMG CoA reductasa, y posiblemente otras sustancias activas que también pueden afectar a la reducción del colesterol (esteroles, isoflavonas, y ácidos grasos monoinsaturados). Sin embargo, precisa que los extractos de esta sustancia sufren el mismo problema que muchos otros productos naturales, es decir, una falta de estandarización que se traduce en una marcada variabilidad entre las marcas en el contenido del ingrediente activo y, por lo tanto, en la eficacia en la reducción del LDL-C. Por otra parte, también se destaca el hecho de que no están disponibles los datos de seguridad a largo plazo.

Una pregunta clínica publicada en febrero de 2015(6) se planteaba si el ALR era una alternativa segura y eficaz a las estatinas y en la respuesta se concluye que sí, aportando como datos clínicos que sustenta esa afirmación:

  • En los pacientes con enfermedad coronaria conocida y dislipidemia (prevención secundaria), el tratamiento con un extracto de ALR («xuezhikang») que contiene lovastatina natural se asocia con una reducción del 30% de la mortalidad por enfermedad coronaria y a una reducción del 60% de infarto de miocardio (IM), similar al efecto observado con el tratamiento con estatinas (fuerza de recomendación : B, basada en ECAs realizados en China).
  • En pacientes mayores de 65 años con hipertensión y antecedentes de IM, la tasa de efectos adversos asociada al uso de ALR que contiene lovastatina es del 2,1% (SOR: B, ECAs realizados en China). La tasa de eventos adversos observados con placebo fue del 1,2% (p> 0,05). Entre los eventos adversos se incluyeron malestar gastrointestinal, reacciones alérgicas, mialgias, disfunción eréctil, edema, y síntomas neuropsicológicos.
  • En los pacientes con intolerancia a las estatinas, las tasas de mialgias y suspensión del tratamiento con ALR que contiene lovastatina son similares a las observadas con placebo u otra estatina (SOR: C, en base a un ECA con limitada potencia estadística).

A pesar de estos datos se indica en la respuesta aportada que la Food and Drug Administration (FDA) no permite la venta de productos de ALR que contienen lovastatina y que los médicos deben ser conscientes de que los productos comprado por los pacientes contienen variables cantidades de lovastatina por lo cual el efecto terapéutico no es predecible.

Por último comentar que la en la información que ofrece la “Natural Medicines Comprehensive Database”(7) (servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. donde se puede consultar, en castellano, información relacionada con la seguridad de la utilización de determinadas hierbas y suplementos) encontramos que se considera “probablemente eficaz” para el colesterol alto y “posiblemente seguro” para la mayoría de las personas si se toma por vía oral por hasta 4 años y medio (no hay suficiente información para determinar si es seguro si se toma por un tiempo más largo).

Toxicidad y efectos secundarios de la levadura de arroz rojo

¿Qué es la levadura roja de arroz y qué toxicidad tiene?

La levadura roja de arroz es uno de los hipocolesterolemiantes naturales más potentes que existen debido a que contiene diversas sustancias capaces de disminuir el colesterol. De todos sus componentes destaca la monacolina K, que es químicamente idéntica a la lovastatina, un medicamento estatina (de las primeras que se empezaron a utilizar).

Foto levadura roja de arroz, suplemento que se suele dar para el colesterol.

¿Es seguro tomar levadura roja de arroz?

Muchas personas rechazan tomar estatinas por miedo a los posibles efectos adversos de la medicación y prefieren utilizar otras terapias naturales como la levadura de arroz roja. Aunque existen tratamientos naturales que, respaldados por estudios científicos, se pueden plantear como alternativa a determinados medicamentos, en este caso, la recomendación de tomar levadura de arroz rojo podría ser cuestionable, pues hay otras alternativas a las estatinas más aconsejables.

Contraindicaciones de la levadura roja de arroz

Las principales contraindicaciones de los suplementos de levadura de arroz roja, son:

  • No pueden tomarla personas intolerantes a las estatinas

  • No debe tomarse si se presentan enfermedades en el hígado o en los riñones.

  • No debe administrarse juntamente con otros medicamentos utilizados para bajar el nivel de colesterol (estaninas) sin consejo médico. Existen estudios en los que se ha combinado la levadura roja de arroz con otras estatinas, con resultados positivos, pero no se recomienda sin control del facultatico.

  • Contraindicada durante el embarazo y la lactancia

  • Contraindicada en bebés y niños

Composición y calidad de los diferentes suplementos de levadura roja de arroz

En la actualidad hay una enorme variedad de suplementos de este tipo. Un estudio que realizó la Universidad de Pensilvania alertó de las grandes variaciones en el contenido en principios activos de estos suplementos (aunque en el envase constaba la misma dosificación), y en la contaminación y presencia de un compuesto tóxico llamado citrinina en dichos suplementos.

Para evitar este tipo de problemas, se debe recomendar comprar marcas de confianza y que especifiquen que están libres de citrinina.

Por otra parte, los suplementos de levadura roja de arroz pueden contener otros componentes, como fitoesteroles e isoflavonas, aunque la mayoría de veces no se especifica su cantidad en el envase.

¿Se puede utilizar este suplemento como alternativa a las estatinas?

Diferentes suplementos que se pueden utilizar para el tratamiento del colesterol alto: cardo mariano, berberina, fitoesteroles, coenzima Q10, cúrcuma. No hay que tomarlos todos, sino asesorarse por un profesional y escoger el más adecuado.

La levadura roja de arroz está contraindicada para personas intolerantes a las estatinas. Al contener una estatina (la monacolina K es químicamente idéntica a la lovastatina) -aunque ésta sea obtenida de origen natural- las personas intolerantes a las estatinas probablemente también son intolerantes a este complemento y deben evitarlo.

Este complemento sólo sirve como sustituto de las estatinas en caso de que las personas deseen un tratamiento de origen natural, no para evitar las estatinas en caso de intolerancia. A todo ello cabe añadir que este tipo de suplementación puede provocar los mismos efectos adversos que las estatinas, como la disminución de los niveles de coenzima Q10.

Efectos secundarios de los tratamientos con levadura roja de arroz

Los suplementos de levadura roja de arroz pueden presentar los mismos efectos adversos que las estatinas, al actuar por la misma vía metabólica. Los posibles efectos adversos del tratamiento son los siguientes:

  • Dolor muscular leve y sensación de fatiga, que pueden cursar con o sin aumento de la creatina kinasa o CK (un valor que se ve en las analíticas y que se utiliza para ver si hay rechazo al tratamiento)

  • Aumento de las transaminasas del hígado

  • Disminución de los niveles de coenzima Q10: Debido a que neutraliza la coenzima Q 10, necesaria para el buen funcionamiento del corazón, es mejor tomarla con un suplemento de esta coenzima cada día. Igual que sucede con las estatinas, algunos expertos recomiendan tomar coenzima Q10 durante el tratamiento con levadura de arroz rojo, debido a que podría disminuir los niveles de Q10 en el organismo.

  • Evitar un tratamiento adecuado: muchas personas utilizan suplementos con expectativas milagrosas, para evitar realizar los cambios realmente importantes como son llevar un tratamiento del colesterol adecuado y una dieta y estilo de vida saludables. Los suplementos son una ayuda que sólo funciona si se practica todo.

Más información sobre tratamiento natural del colesterol.

Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Tu cuerpo produce una substancia como cera llamada colesterol. También se obtiene de los alimentos. El cuerpo lo necesita, pero cuando hay demasiado colesterol en la sangre puede obstruirte las arterias. Esto aumenta tu riesgo de enfermedad del corazón, un ataque cardíaco y de muerte.

Las estatinas son medicamentos que reducen tu colesterol. Sin embargo, si tienes más de 75 años y no has tenido síntomas de una enfermedad del corazón, las estatinas podrían ser una mala idea. A continuación se dan las razones:

Es probable que los adultos mayores de 75 no necesiten estatinas.

Muchos adultos mayores tienen colesterol alto. En general, su médico les receta estatinas para prevenir enfermedades del corazón.

No obstante, para las personas mayores no hay ninguna evidencia clara de que el colesterol alto cause una enfermedad del corazón o la muerte. De hecho, algunos estudios muestran lo contrario—que las personas mayores con los niveles más bajos de colesterol en realidad tienen el riesgo de muerte más alto.

Las estatinas tienen riesgos.

En comparación con los adultos más jóvenes, los adultos mayores tienen más probabilidades de sufrir de graves efectos secundarios por usar estatinas.

Las estatinas pueden causar problemas musculares, como molestias, dolores o debilidad. Rara vez, puede haber una forma grave de deterioro muscular.En los adultos mayores, las estatinas también pueden causar:

  • Caídas.
  • Pérdida de la memoria y confusión.
  • Náuseas, estreñimiento o diarrea.

A menudo, los adultos mayores toman muchos medicamentos, que pueden interactuar con las estatinas y causar graves problemas. Los efectos secundarios, como el dolor muscular, podrían aumentar. Además, las estatinas pueden causar una reacción mortal cuando se toman con medicamentos para el ritmo cardíaco.

Las estatinas podrían aumentar el riesgo de diabetes tipo 2, cataratas y daño al hígado, los riñones y los nervios.

Considera los riesgos y los beneficios.

Tú y tu médico deben considerar cuidadosamente los riesgos y los beneficios de las estatinas, especialmente si eres mayor y no tienes una enfermedad del corazón.

Es posible que las personas mayores no vivan lo suficiente para recibir los beneficios importantes de las estatinas. Tú y tu familia deben hablar con tu médico sobre tus preocupaciones de salud. ¿Te preocupa más prevenir un ataque cardíaco que tal vez nunca ocurra, o quieres evitar efectos secundarios que pueden conducir a fragilidad, lesión y problemas de memoria?

Las estatinas pueden costar mucho.

Un suministro de un mes de estatinas puede costar tan poco como $4 o tanto como varios cientos de dólares, dependiendo de la estatina recetada. Es posible que también tengas que pagar por pruebas adicionales para ver si hay efectos secundarios.

¿Cuándo deben los adultos mayores tomar estatinas?

Debes tomar estatinas si has tenido un ataque cardíaco, un ataque cerebral o un miniaccidente cerebrovascular (ataque isquémico transitorio, o TIA, por sus siglas en inglés). Las estatinas pueden ayudar a prevenir un segundo ataque cardíaco o cerebral.

Los profesionales que integran el Centro de Intoerancia a las Estatinas son el dr Ricardo Rey (coordinador), el dr Raúl Bozzo, el dr Diego Manente, la dra María Rostan, la dra. Laura Vitagliano y la dra Cecilia Zeballos.

3. ¿Pueden traer problemas en los músculos o en el hígado los fármacos para el colesterol?

Los problemas hepáticos son muy poco frecuentes y este efecto adverso es reversible con la suspensión de la medicación.
Por lo general las personas que toman estatinas tienen dudas o miedos relacionados con los problemas musculares. En algunos pacientes pueden presentar dolor muscular, debilidad muscular, sensación de pérdida de fuerza o calambres. La realidad es que, en muchas oportunidades, estos síntomas no están relacionados directamente con los fármacos. Para conocer si el problema está vinculado a la toma del medicamento es necesario que consulte con su médico ante la aparición de cualquiera de los síntomas mencionados.
Los problemas musculares graves son muy poco frecuentes, y han sido reportados en 1/1000 a 1/10000 pacientes tratados.
Es importante conocer que cuando el medicamento se suspende mejoran, en la gran mayoría de los pacientes, los problemas musculares. En la actualidad se dispone de alternativas terapéuticas útiles para aquellos sujetos que debieron suspender las estatinas. Por ello es fundamental que la indicación de continuar o suspender un tratamiento deba ser siempre tomada por su médico de cabecera.

4. ¿Los dolores musculares desaparecen si suspendo la medicación?

Como fue mencionado en la respuesta a la pregunta anterior los dolores desaparecen y no quedan secuelas en una alta proporción de los enfermos tratados. Si el dolor y/o malestar persiste deberá consultar con su médico quien establecerá el origen del problema.
Por ello es muy importante consultar con el medico antes de abandonar el tratamiento con estatinas. Estos fármacos son seguros y han demostrado disminuir los eventos cardiacos y la mortalidad de origen cardiovascular

5. ¿Las estatinas retienen líquidos?

No es un efecto adverso frecuente, en caso de retención de líquidos o edemas debe el médico tratante identificar el origen del problema

6. ¿Las estatinas afectan la parte ósea (huesos o articulaciones)?

No tiene efectos sobre los huesos o las articulaciones.

7. ¿Hay que tomar protectores gástricos si tomamos estatinas?

No es necesario tomar protectores gástricos por estar medicado con estatinas. Si su médico se lo indico es probable que esté relacionado con otros fármacos que requieren protección gástrica o Ud padece alguna patología gastrointestinal.

8. ¿Tiene riesgo el tratamiento para el colesterol?

El tratamiento para el colesterol cuando es supervisado por un médico no tiene riesgos. Los estudios realizados en los últimos 40 años demostraron que las estatinas son beneficiosas para disminuir los eventos cardiovasculares como el infarto de miocardio, la necesidad de nuevas cirugía cardiaca y la mortalidad.
Es importante conocer que NO todas las personas tienen que tomar estos fármacos, y la indicación debe ser realizada por un médico y el seguimiento propuesto por el profesional debe ser respetado.
En cambio, sí está demostrado, que las personas que abandonan los tratamientos para bajar el colesterol tiene un aumento de los eventos cardiovasculares. Por ello, es fundamental tomar estos fármacos por periodos prolongados.

9. ¿Si tengo el colesterol bajo con los medicamentos puedo comer de todo?

La dieta y el ejercicio físico son parte integral del tratamiento en conjunto con la medicación. Los hábitos higiénico-dietéticos saludables disminuyen la enfermedad cardiovascular. Los medicamentos NO REEMPLAZAN a la dieta ni al ejercicio físico.

10. ¿Si el colesterol se normaliza ¿se puede bajar la dosis o suspender la estatina?

Su médico determinará acorde al nivel óptimo de colesterol LDL (colesterol malo) que Ud. necesita y a su riesgo cardiovascular la dosis que requerirá. No deben suspenderse los medicamentos excepto indicación médica. El mayor problema que existe para controlar las enfermedades crónicas es el abandono de la medicación. Existen muchos estudios que demuestran que los sujetos que abandonan las estatinas tienen más eventos cardiovasculares. Consulte con su médico antes de cambiar la dosis o suspender el tratamiento.

11. ¿Porqué algunas personas toman dosis muy altas y otras no?

Las dosis son individuales, por ello su médico decidirá si Ud. requiere dosis altas o bajas de la estatina. No existe una única dosis.

12. ¿Qué nombre genérico y comercial tienen las estatinas?

Nombre genérico: Rosuvastaina
Nombres comerciales: Crestor, Hipolipol, Lipex, Nodis, Rosuvast, Rosufen, Rovartal, Sinlip

Nombre genérico: Atorvastatina
Nombres comerciales: ampliar, ateroclar, lipibec, liparex, lipifen, Lipitor, Zarator

Nombre genérico: Simvastaina
Nombres comerciales: Zocor, Vasotenal, Redusterol

Nombre genérico: Simvastatina más ezetimibe
Nombres Comerciales: Vytorin, Redusterol duo, Vasotenal EZ, Alipax duo.

Nombre genérico: Atorvastatina más ezetimibe
Nombres Comerciales: Ampliar Duo, Ampliar Plus, Colmibe, Zarator duo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *