Pareja de hecho ventajas

Contenidos

Extranjeros que obtuvieron los “papeles” por ser pareja de hecho y hoy se encuentran “sin papeles” y no lo saben. ¿Por qué?

¿Por qué si dos personas contraen matrimonio en Galicia, por ejemplo, y luego se mudan a Barcelona el matrimonio se mantiene? Pues porque da igual que uno se cambie de municipio o de provincia o de Comunidad Autónoma porque dicho matrimonio sigue inscrito en el lugar donde se produjo el hecho independientemente de que nos mudemos a otra localidad.

Sin embargo, no sucede lo mismo cuando hemos inscrito la Pareja de hecho en el Registro Público de un Ayuntamiento.

Como sabemos, España no tiene un Registro Central ni autonómico para inscribirse como Pareja de Hecho; de manera tal que son los Ayuntamientos los que pueden inscribir en su Registro las Uniones Estables. Por supuesto que nos referimos a aquellos Ayuntamientos que tienen Registro de Parejas de Hecho.

Si te inscribiste como Pareja de hecho en un Ayuntamiento y obtuviste los “papeles” por esta vía (Tarjeta de Familiar de Comunitario al amparo del RD 240/2007) ten mucho cuidado. Los Ayuntamientos están dando de baja del Registro a las Inscripciones de las Parejas de hecho cuando una de las partes o ambos se empadronan en otro municipio amparados en las normas reguladoras de funcionamiento de los Registros de Inscripción de las Parejas de Hecho.

Algunos Ayuntamientos, como el de Barcelona, se amparan en que “las normas reguladoras del funcionamiento del Registro Municipal de Uniones Civiles, aprobadas en fecha 22 de abril de 1994, así como la Instrucció de Alcaldia de fecha 1 de junio de 1994, establecían como requisito necesario que los integrantes de la pareja estuvieran empadronadas en el municipio”.

El problema viene cuando solicitas la Nacionalidad o vas a renovar los “papeles” que te darás cuenta que desde hacía tiempo te habías quedado en situación irregular. ¿Porqué? Pues porque el RD 240/2007 en artículo 9 Apartado 4 a) dice textualmente:

“En el caso de nulidad del vínculo matrimonial, divorcio o cancelación de la inscripción como pareja registrada, de un nacional de un Estado miembro de la Unión Europea o de un Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, con un nacional de un Estado que no lo sea, éste tendrá obligación de comunicar dicha circunstancia a las autoridades competentes. Para conservar el derecho de residencia, deberá acreditarse uno de los siguientes supuestos:

Duración de al menos tres años del matrimonio o situación de pareja registrada, hasta el inicio del procedimiento judicial de nulidad del matrimonio, divorcio o de la cancelación de la inscripción como pareja registrada, de los cuales deberá acreditarse que al menos uno de los años ha transcurrido en España”.

¿Esto qué significa? Pues que si te cambias del Ayuntamiento –donde te inscribiste como Pareja de Hecho- antes de los 3 años y te empadronas en otro Ayuntamiento el Ayuntamiento donde te inscribiste dará de baja automática la Inscripción y por lo tanto, al no haber cumplido los tres años te habrás quedado en situación irregular salvo que hubieras modificado a Régimen General.

Muchas personas desconocen este supuesto y el problema viene cuando van a solicitar la Nacionalidad o la Tarjeta Permanente que es cuando, a la hora de aportar el Certificado de la Inscripción de la Pareja de Hecho se dan cuenta que había sido cancelada la inscripción y por lo tanto –reiteramos que salvo que se hubiera modificado a Régimen General- desde entonces se han quedado en situación irregular.

Cada vez recibimos más casos con esta problemática. Seis de cada 10 personas que contactan con Legalteam se encuentran en esta situación. Personas que tienen en su poder una Tarjeta de Familiar de Comunitario “en vigor” pero que en realidad no son válidas porque al desaparecer el supuesto que les dió derecha a ella se han quedado con una tarjeta que técnicamente hablando, está extinguida.

Registro de parejas estables de Cataluña

Legalteam ha elaborado esta Guía de Preguntas y Respuestas sobre el Registro de parejas estables de Cataluña (Parejas de Hecho)

  • ¿Qué Real Decreto regula el Registro de parejas estables en Catalunya.

El Decreto-ley 3/2015, de 6 de octubre, de modificación de la Ley 25/2010, de 29 de julio, del libro segundo del Código civil de Cataluña, relativa a la creación del Registro de parejas estables. Publicado en el «Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña» número 6972, de 8 de octubre de 2015, convalidado por Resolución 2/XI del Parlamento de Cataluña, publicada en el «Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña» número 7704, de 24 de noviembre de 2015.

  • ¿Qué Orden Jus regula el Reglamento?

ORDEN JUS/44/2017, de 28 de marzo, por la que se aprueba el Reglamento del Registro de parejas estables de Cataluña. – Diario Oficial de Cataluña de 31-03-2017

  • ¿Quiénes pueden inscribirse en el Registro de parejas estables en Catalunya?

En este Registro se pueden inscribir todas las parejas residentes en Catalunya que lo deseen y acrediten cumplir las condiciones que establece el artículo 234 – 1 del Codi Civil de Catalunya. Dicho precepto dispone que dos personas que convivan en una comunidad de vida análoga a la matrimonial se considerarán pareja estable en cualquiera de los siguientes casos:

a) Si la convivencia dura más de dos años ininterrumpidos.

b) Si durante la convivencia, tienen un hijo común.

c) Si formalizan la relación en escritura pública (es decir, si previamente se ha formalizado una declaración de unión estable ante notario)

  • Si soy extranjero, no tengo “papeles” y soy pareja de un ciudadano comunitario -españoles o de otro Estado de la UE, EEE y Suiza- y me inscribo en el Registro de parejas estables en Catalunya, ¿Puedo acceder a una Tarjeta de Familiar de Comunitario de cinco años?

Esta es quizás la pregunta con la correspondiente respuesta que quizás estaban esperando con más ansia nuestros lectores. Y la respuesta es sí. Por supuesto, un ciudadano extracomunitario que disponga del certificado de inscripción en el Registro de parejas estables en Catalunya con un ciudadano comunitario (reiteramos: españoles o de otro Estado de la UE, EEE y Suiza-) puede acceder a una Tarjeta de Familiar de Comunitario de cinco años.

  • Ejemplos o casos prácticos

Si usted es un ciudadano extracomunitario (argentino, ruso, pakistaní, boliviano, chileno, senegalés…) y se encuentra en situación irregular en España y es pareja de hecho de un español y se ha inscrito como Pareja de Hecho en el Registro y por lo tanto dispone del certificado que así lo acredite, podría regularizar su situación y acceder a la mencionada Tarjeta de Familiar de Comunitario de 5 años con derecho a residir y trabajar en España ya sea por cuenta ajena o cuenta propia.

Si usted es extranjero extracomunitario y reside legalmente en Barcelona porque es titular de una tarjeta de residencia y/o trabajo que obtuvo por Régimen General (RD 557/2011) y y es pareja de hecho de un español y se ha inscrito como Pareja de Hecho en el Registro y por lo tanto dispone del certificado que así lo acredite, podría modificar de régimen (de Régimen General) a un régimen más ventajoso (Régimen Comunitario) y acceder a la mencionada Tarjeta de Familiar de Comunitario de 5 años con derecho a residir y trabajar en España ya sea por cuenta ajena o cuenta propia.

Si usted es titular de una Tarjeta de Estancia por estudios (que solo le habilita para estudiar en España y si acaso disponer de una autorización de trabajo media jornada siempre que el horario laboral no interfiera en el horario lectivo, y y es pareja de hecho de un español y se ha inscrito como Pareja de Hecho en el Registro y por lo tanto dispone del certificado que así lo acredite, podría modificar de régimen (de Régimen General, permiso de estancia por estudios) a un régimen más ventajoso (Régimen Comunitario) y acceder a la mencionada Tarjeta de Familiar de Comunitario de 5 años con derecho a residir y trabajar en España ya sea por cuenta ajena o cuenta propia.

¿Y si me hago pareja de hecho inscrita en el Registro y soy extracomunitario y mi pareja también puedo acceder a una Tarjeta de Familiar de Comunitario? La respuesta es no. Solo puede acceder a una Tarjeta de Familiar de Comunitario aquel ciudadano extracomunitario que sea familiar de un ciudadano comunitario. Sin embargo, contacte con Legalteam; quizás le sea útil por ejemplo, el certificado de registro de parejas de hecho, a la hora de solicitar un permiso de residencia temporal por circunstancias excepcionales (Arraigo Social) porque al ser familiar de un residente legal en España no necesitaría el informe de integración; y otros varios supuestos.

  • Si accedo a la Tarjeta de Familiar de Comunitario porque obtengo el certificado de inscripción en el Registro de uniones estables o parejas de hecho ¿qué otros familiares pueden acceder a esa tarjeta?

Esta es una cuestión que genera muchas dudas y sin embargo, tiene fácil respuesta. Primero debemos aclarar que quien genera el derecho a la Tarjeta de Familiar de Comunitario no es quien accede a la Tarjeta de Familiar de Comunitario sino el ciudadano comunitario. Por ejemplo, imaginemos que soy pareja de hecho de un español porque aporto el certificado de inscripción y ahora quiero que otros miembros de mi familia tengan esa tarjeta. Pues no es usted quien genera el derecho sino su familiar comunitario, es decir, su pareja. Su pareja (el ciudadano español o de otro estado de la UE, EEE o Suiza) le da derecho a usted y también a todos aquellos familiares contemplados en el artículo 2 y 2 bis del RD 240/2007:

Artículo 2 del RD 240/2007 -“familia estricta”- (madre, padre, suegra, suegro, hijos e hijos putativos)

Artículo 2 Bis del RD 240/2007 -introducido por el RD 987/2015, “familia extensa”- (miembros de su familia, cualquiera que sea su nacionalidad que acompañen o se reúnan con él y acrediten de “forma fehaciente” en el momento de la solicitud que se encuentran en alguna de las siguientes circunstancias:

1.º Que, en el país de procedencia, estén a su cargo o vivan con él.
2.º Que, por motivos graves de salud o de discapacidad, sea estrictamente necesario que el ciudadano de la Unión se haga cargo del cuidado personal del miembro de la familia.

(Quizás sea recomendable, a la hora de determinar quiénes forman parte de la familia extensa leer este artículo aquí.)

  • ¿Y por qué puedo acceder a la mencionada a una Tarjeta de Familiar de Comunitario de cinco años?

Pues porque así lo establece el artículo 2 del RD 240/2007 y esta Normativa:

Directiva 2004/38/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativa al derecho de los ciudadanos de la Unión y de los miembros de sus familias a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros.

Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, sobre entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea y de otros Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.

Orden PRE/1490/2012, de 9 de julio, por la que se dictan normas para la aplicación del artículo 7 del Real Decreto 240/2004, de 16 de febrero, sobre entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea y de otros Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.

  • ¿Qué dice concretamente la Normativa que me permitiría acceder a la Tarjeta de Familiar de Comunitario bajo el supuesto de Pareja de Hecho inscrita en un Registro Público?

Pareja con la que mantenga una unión análoga a la conyugal e inscrita en un registro público establecido en un Estado miembro de la Unión, o en un Estado parte en el Espacio Económico Europeo y siempre que no se haya cancelado dicha inscripción, lo que deberá ser suficientemente acreditado. Las situaciones de matrimonio e inscripción como pareja registrada se considerarán, en todo caso, incompatibles entre sí.

  • ¿Y si no me puedo inscribir en el Registro de Parejas de Hecho?

Pues podría acceder a la Tarjeta de Familiar de Comunitario si demuestra de manera fehaciente la convivencia con su pareja durante un período mínimo de un año, al amparo del art. 2 bis del RD 240/2007 incorporado por el RD 987/2015. Es decir, hasta ahora sucedía lo siguiente con respecto a la Parejas de Hecho en materia de inmigración y extranjería:

1) El RD 240/2007 en su artículo 2 nos dice que pueden acceder a una Tarjeta de Familiar de Comunitario aquellas personas que estén inscritas en un Registro Público pero el problema vino cuando comenzaron a cerrarse de golpe estos registros por su uso fraudulento. Muchos registros de pareja de hecho como el de Barcelona se convirtieron en un coladero y en un prostíbulo de fraudes de personas que de manera fraudulenta utilizaban el registro con el único fin de “obtener papeles”; y pagaron justos por pecadores.

2) Sin embargo, siempre quedaba la posibilidad de que aquellas personas que fueran parejas de hecho mediante escritura ante notario pudieran acceder (igual que quienes tuvieran un hijo en común) a un tristísimo permiso de residencia por un año que solo les permitía residir pero no trabajar al amparo de la Disposición Adicional 23 del RD 557/2011.

3) A finales del 2015 entró en vigor el RD 987/2015 (que vino a ampliar el artículo 2 del RD 240/2007 (familia estricta) con el artículo 2 bis (familia extensa) que permitió que quienes tuvieran un hijo en común o bien demostraran la convivencia de manera fehaciente durante un período mínimo de un año pudieran acceder a la Tarjeta de Familiar de Comunitario de cinco años con derecho a residir y trabajar.

Lo que sucede ahora con la entrada en vigor del Reglamento del registro de parejas de hecho en Catalunya es que el extranjero que sea pareja de hecho de un español y no lleve un año de convivencia o bien no tenga un hijo en común, NO necesariamente tendría que esperarse al año para demostrar de manera fehaciente la convivencia puesto que si acredita que se ha inscrito en el registro podría hacerlo de forma inmediata.

  • ¿Qué pasa si simulo una “pareja de hecho”?

Cuidado con este tema. Muchas personas desesperadas y muchas otras que ven en este supuesto una vía fácil de ganar de dinero simulan parejas de hecho que en realidad son falsa. Un pareja de hecho falsa puede constituir una infracción grave de la ley de extranjería y en algunos casos, constituir ilícitos susceptibles de ser perseguidos en vía penal.

La proliferación de parejas de hecho de conveniencia está ocasionando un grave perjuicio a las auténticas parejas que ven como se pone en tela de juicio su relación y un endurecimiento del procedimiento de inscripción que puede llegar incluso a la denegación de la inscripción de auténticas y verdaderas uniones.

No no es legal simular una unión estable para que el ciudadano extracomunitario pueda acceder a los “papeles” y cuando la policía, a instancia de la oficina de extranjeros o no, detecta este fraude, en el mejor de los casos propondrá un expediente sancionador con una multa de tres mil euros. La policía nacional está al corriente de todo esto e investiga determinadas parejas “sospechosas” para evitar el fraude.

No olvidemos que contraer matrimonio, simular relación afectiva análoga, o constituirse en representante legal de un menor, cuando dichas conductas se realicen con ánimo de lucro (como es el caso de la ciudadana española) o con el propósito de obtener indebidamente un derecho de residencia, se trata de una conducta prevista como infracción grave a la ley de extranjería y que, según el caso podría constituir también un delito tipificado en el código penal.

  • ¿Puede un menor de edad no emancipado inscribirse en el Registro de Parejas de Hecho de Cataluña?

La respuesta es no, en virtud del 234-2 del Código Civil de Cataluña

  • ¿Puede una persona casada y no separado de derecho inscribirse en el Registro de Parejas de Hecho de Cataluña?

La respuesta es no, en virtud del 234-2 del Código Civil de Cataluña. Téngase en cuenta que, respecto de los casados, sólo es impedimento el no estar separado de hecho, no se exige que la separación haya sido acordada judicialmente, con lo cual, se puede concluir que sí puede formalizar unión de pareja estable una persona casada y separada de hecho. El mero hecho de estar casado, no es en sí mismo impedimento. Aunque no olvide que el RD 240/2007 establece que las situaciones de matrimonio e inscripción como pareja registrada se considerarán, en todo caso, incompatibles entre sí.

¿Quiere usted contactar con Legalteam?

Legalteam está ubicado en el distrito financiero y comercial de Barcelona, en pleno centro de la ciudad. Muy próximo al Paseo de Gracia y Plaza de Catalunya. Exactamente en la esquina de Gran Vía con Paseo de Gracia; donde se encuentra el paso peatonal más concurrido de España.

Gran Vía de les Corts Catalanes 636, Primero Segunda 08007 Barcelona (Gran Vía esquina Paseo de Gracia)

Teléfonos: +34 935 397 731 | +34 648 861 893 | +34 696 824 146

Para más información escríbanos a: [email protected]

Artículos relacionados:

Recomendados

  • Guía práctica para quienes van a tramitar la Nacionalidad Española en 2019. ¿Quieres tramitarla con Legalteam?
  • ¿Qué es lo primero que sucede cuándo la Audiencia Nacional admite a trámite el Recurso Contencioso de Nacionalidad?
  • Nacionalidad Española: Recurso Contencioso; algunas consideraciones
  • ¿Puedo viajar a cualquier país de la Unión Europea si tengo un Permiso de Residencia en España? La respuesta es No y os explicamos por qué
  • En este año 2019 España seguirá exigiendo la misma cantidad de dinero de la que deben valerse los extranjeros que quieran reagrupar a sus familiares
  • A instancia de Legalteam, Diputados piden explicaciones al Congreso español sobre el tema de la Nacionalidad Española por Residencia.
  • Desde el 1 de enero de 2019 cualquier extranjero que pretenda entrar a España en calidad de turista deberá demostrar 90 euros por día
  • Efectos de las ausencias del territorio español superando el tiempo legalmente permitido (períodos y Normativa)
  • Estas son las fases tras interponerse Recurso Contencioso Nacionalidad
  • ¿Cómo afectará en los trámites de Extranjería el anuncio de la subida del Salario Mínimo en España este año 2019?
  • Guía práctica para quienes quieren obtener un permiso para residir y/o trabajar en España año 2019

Otros artículos:

  • Legalteam denuncia la tomadura de pelo del “nuevo” procedimiento de Nacionalidad Española por Residencia
  • El País entrevista al director de Legalteam a propósito de los atascos en Nacionalidad Española
  • El Confidencial entrevista al director de Legalteam: “El gran atasco de la nacionalidad española: 5 funcionarios para 400.000 expedientes”
  • Las “desafortunadas” palabras del director de Legalteam en un Congreso de Nacionalidad
  • Detienen en Barcelona a una persona que realizó una carta de invitación y le imputan varios delitos porque su invitado no se fue de España.

Compartir

Pareja de hecho o pareja estable en Cataluña: ¿En qué se distingue del matrimonio?

Los tiempos cambian y, con ellos, las formas en que nos relacionamos… también en pareja. Si hace unas décadas el matrimonio era la única opción viable para formalizar una relación sentimental –al menos de cara al Estado- y de proteger nuestros derechos, con el tiempo ha surgido una segunda vía, cada vez más popular: la pareja de hecho o, como se denomina en Cataluña, la pareja estable. Sin embargo, ambas vías no son, ni mucho menos, equivalentes en derechos y obligaciones. A ello se suma la existencia de grandes diferencias entre las distintas comunidades autónomas, ya que éstas tienen cierto margen –bastante amplio- para regular sus efectos, así como los requisitos para que ésta pueda constituirse. Por eso, en este post nos centramos en el caso de la pareja de hecho en Cataluña y sus diferencias con respecto al matrimonio en esta CCAA. Si tienes dudas, consúltanos sin compromiso y te ayudaremos a elegir la mejor opción para ti y tu pareja. Cuenta con nuestros equipo de abogados en derecho familiar.

La normativa a la que tenemos que atender –y la que deberás consultar en caso de duda- es, de un lado, el Código Civil de Cataluña (en concreto, la Ley 25/2010, de 29 de julio, del libro segundo del Código civil de Cataluña, relativo a la persona y la familia) y, de otro, el Decreto-ley 3/2015, de 6 de octubre, de modificación de la Ley 25/2010, de 29 de julio, del libro segundo del Código civil de Cataluña, relativa a la creación del Registro de parejas estables, y la Orden JUS/44/2017, de 28 de marzo, por la que se aprueba el Reglamento del Registro de parejas estables de Cataluña.

Lo más importante es saber que, en el caso de Cataluña, las parejas de hecho están de suerte: su Código Civil y el resto de normativa aplicable igualan los derechos y las obligaciones de las parejas estables con los de los matrimonios convencionales en relación con las sucesiones, los hijos en común, los reagrupamientos familiares y las compensaciones económicas en razón del trabajo cuando se produce una separación. La mayor parte de las diferencias entre los matrimonios y las parejas estables se ponen de manifiesto en aspectos de la legislación estatal referentes a la fiscalidad, pensión de viudedad y los permisos laborales. No ocurre así en todas las autonomías. De hecho, en muchas de ellas las diferencias son mucho mayores, con el consecuente agravio comparativo para ellas.

¿Cuándo existe pareja estable en Cataluña? Requisitos

El artículo 234-1 del CCcat asegura que dos personas (pueden ser hombre o mujer indistintamente) que conviven en una comunidad de vida análoga a la matrimonial se consideran pareja estable en cualquiera de los siguientes casos:

a) Si la convivencia dura más de dos años ininterrumpidos.

b) Si durante la convivencia, tienen un hijo común.

c) Si formalizan la relación en escritura pública.

Por tanto, a todas las parejas sentimentales que se encuentren en alguno de estos tres supuestos, les será de aplicación todo lo dispuesto (derechos y obligaciones) en el artículo 234.

Hay que tener en cuenta que en los supuestos B y C no hay un tiempo mínimo exigible de convivencia para adquirir la consideración de pareja de hecho. En el primero de los supuestos, mantener una relación sentimental con una convivencia superior a 2 años, para acreditarlo será necesario que ambos miembros de la pareja justifiquen dicha convivencia ininterrumpida (aportando el certificado de empadronamiento en el mismo domicilio).

También es importante que, a pesar de que las tres situaciones expuestas tienen la consideración de pareja de hecho, en la práctica, constituir una pareja de hecho de una u otra forma puede tener una repercusión distinta. Por ejemplo, para obtener la pensión de viudedad en caso de muerte de la pareja, no basta con tener un hijo en común, sino que es necesario también otro requisito como es la convivencia inmediata e ininterrumpida no inferior a 5 años exige la Ley de la Seguridad Social y se acredita o bien ante notario o por su inscripción en el Registro de Parejas de Hecho.

En cuanto a la extinción de la pareja de hecho, ésta se produce en Cataluña por las siguientes causas:

a) Cese de la convivencia con ruptura de la comunidad de vida.

b) Muerte o declaración de fallecimiento de uno de los convivientes.

c) Matrimonio de cualquiera de los convivientes.

d) Común acuerdo de los convivientes formalizado en escritura pública.

e) Voluntad de uno de los convivientes notificada fehacientemente al otro.

La extinción de la pareja estable implica la revocación de los consentimientos y poderes que cualquiera de los convivientes haya otorgado a favor del otro. Eso sí, en previsión del cese de la convivencia, los convivientes pueden pactar en escritura pública los efectos de la extinción de la pareja estable.

Después del cese de la convivencia, los convivientes también pueden acordar los efectos de la extinción de la pareja estable. En el caso de acuerdos alcanzados después del cese de la convivencia, los convivientes de común acuerdo o uno de los convivientes con el consentimiento del otro pueden someter a la aprobación de la autoridad judicial una propuesta de convenio que incluya todos los efectos que la extinción deba producir respecto a los hijos comunes y entre los convivientes.

Diferencias entre pareja de hecho o pareja estable y matrimonio en Cataluña

Existen distintas áreas en que podemos clasificar los efectos de la pareja estable en Cataluña:

  • Régimen matrimonial: Al igual que en el matrimonio, las parejas de hecho tienen una total libertad a la hora de pactar el régimen económico que más les convenga, ya sea gananciales o separación de bienes. Sin embargo, la principal diferencia se encuentra en que la pareja de hecho no puede tributar en modo de declaración conjunta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Ello es así porque este impuesto depende del Estado (no se regula por normativa catalana, donde sí se equipara matrimonio y pareja estable).

  • Gestión patrimonial: En principio, cada miembro de la pareja de hecho conserva y administra de forma separada o privativa su patrimonio (tanto lo que ya tenía como lo que adquiera individualmente una vez formalizada la pareja estable). Sin embargo, para realizar cualquier acto de disposición (por ejemplo, en caso de venta o hipoteca) sobre la vivienda familiar o domicilio común, aun cuando pertenezca a uno solo de los miembros de la pareja, se requiere el consentimiento del otro.
  • Fiscalidad: En todos los impuestos que dependen de la Generalitat de Cataluña, la pareja de hecho está equiparada al matrimonio. El Impuesto de Sucesiones y Donaciones, por ejemplo, prevé importantes bonificaciones a la hora de pagar cuando quien hereda o recibe una donación es el cónyuge o, por analogía, pareja estable. Sin embargo, en los impuestos estatales no hay equiparación de pareja de hecho y matrimonio. La consecuencia más llamativa es la relacionada con el IRPF, ya mencionada.

  • Pensión de viudedad: Volvemos a un caso de normativa estatal: para poder optar a una pensión de viudedad, la Ley General de Seguridad Social considera pareja de hecho la constituida, con análoga relación de afectividad a la conyugal, por quienes, no hallándose impedidos para contraer matrimonio, no tengan vínculo matrimonial con otra persona y acrediten, mediante el correspondiente certificado de empadronamiento, una convivencia estable y notoria con carácter inmediato al fallecimiento del causante y con una duración ininterrumpida no inferior a 5 años. En el mes de abril de 2017 se creó el Registro de Parejas Estables de Cataluña, garantizando de esta forma que todos los ciudadanos tengan acceso a dicho registro, con independencia de su lugar de residencia, siendo que hasta dicha fecha existían registros de alcance municipal. Ahora, y con la creación de dicho Registro, se da la oportunidad a todos los ciudadanos de Cataluña de inscribirse como pareja estable y de cumplirse con los requisitos establecidos por la legislación vigente de percibir la pensión de viudedad. No obstante, las pareja estable, además de tener que cumplir con los requisitos formales, ha de cumplir también unos requisitos de insuficiencia de ingresos.
  • Permiso retribuido de vacaciones, mejor para los matrimonios: Casi todos los convenios colectivos contemplan un mínimo de quince días de vacaciones retribuidas a los trabajadores cuando se casan. Y muy pocos contemplan el mismo derecho a los trabajadores que se constituyen en pareja de hecho, aunque lo hagan de manera formal inscribiéndose en el registro público competente.

  • Indemnización por fallecimiento: El Código Penal reconoce al conviviente o compañero en una pareja de hecho a percibir indemnizaciones en caso de fallecimiento y por los perjuicios materiales y morales derivados en casos de, por ejemplo, accidente de tráfico (siempre que se trate de fallecimiento fruto de un delito).
  • Hijos comunes y adopción. En cuanto a los hijos en común, no existe diferencia entre pareja estable y matrimonio en lo que respecta a sus derechos y obligaciones con respecto a ellos: guarda y custodia, pensiones de alimentos, régimen de visita en caso de separación o derechos sucesorios de los hijos. La pareja estable también goza de análogos derechos en caso de adopción, gracias a la última reforma legislativa sobre esta materia -Ley 26/2015, de 28 de julio de modificación del sistema de protección a la infancia a la adolescencia-, concretándose específicamente que las parejas homosexuales unidas como pareja de hecho tienen pleno derecho a acudir a la adopción.

  • Derecho a asistencia sanitaria: El derecho de asistencia sanitaria se reconoce tanto al cónyuge, en el caso de matrimonio, como a la pareja con la que conviva el titular del derecho. En estos casos es necesario acreditar una convivencia mínima de un año con el titular del derecho.

  • Prestación compensatoria e indemnización por razón del trabajo: En CCcat asegura que, “si un conviviente ha trabajado para la casa sustancialmente más que el otro o ha trabajado para el otro sin retribución o con una retribución insuficiente, tiene derecho a una compensación económica por esta dedicación siempre y cuando en el momento del cese de la convivencia el otro haya obtenido un incremento patrimonial superior”. Se equipara la situación, por tanto, a la del matrimonio.

  • Prestación alimentaria: Del mismo modo, “si la pareja estable se extingue en vida de los convivientes, cualquiera de los convivientes puede reclamar al otro una prestación alimentaria, si la necesita para atender adecuadamente a su sustentación, en uno de los siguientes casos: si la convivencia ha reducido la capacidad del solicitante de obtener ingresos, o si tiene la guarda de hijos comunes, en circunstancias en que su capacidad de obtener ingresos quede disminuida.

  • Herencia y sucesiones: Si uno de los miembros de la pareja de hecho fallece sin testamento, la legislación civil catalana establece que el sobreviviente tiene una posición igual que la de un cónyuge. Así, tendrá derecho al usufructo universal de su herencia y, a falta de hijos, será heredero directo del fallecido, con preferencia a sus padres. En concreto, Aragón, Cataluña, Galicia, País Vasco, Navarra y Baleares equiparan los derechos sucesorios a los del matrimonio.
  • Permiso de residencia para extranjeros: La constitución de una pareja estable, siempre que uno de los miembros sea ciudadano de la UE, puede contribuir a la obtención de derechos de residencia en el estado español a favor del otro miembro.

CONCLUSIÓN:

Prácticamente todo el mundo sabe cuáles son los posibles estados civiles en que se puede encontrar una persona a lo largo de su vida: 1) soltero; 2) casado; 3) divorciado o separado; 4) viudo. Incluso sin haber estudiado derecho, cualquiera con más o menos rigor puede saber beneficios, consecuencias, derechos, obligaciones… que puede conllevar uno u otro estado civil.
Sin embargo, en la práctica y realidad diaria existe un “quinto estado civil” que suele pasar inadvertido en la mayoría de las ocasiones: las uniones estables de pareja o también conocidas como “parejas de hecho”.
Pasa inadvertida o genera cierta confusión su naturaleza, principalmente, porque no hay una regulación única y estatal para todo el territorio español (como por ejemplo sí sucede con el matrimonio). Como decía al inicio del presente artículo, cada Comunidad Autónoma, haciendo uso de su potestad legislativa, ha regulado dicha realidad a su manera.
Una realidad posiblemente más extendida hoy en día dentro de la población nacional y mundial que la propia figura del matrimonio. Cada vez son más las personas que deciden formar una vida en común sin necesidad de contraer matrimonio y, a la vez, en la práctica dejan de formar parte sin saberlo del primer estado civil que cualquier persona adquiere desde el nacimiento: el estado civil de soltero/soltera.
Las consecuencias o el escenario que se encuentra cada persona cuando modifica su estado civil, desde el punto de vista práctico y legal, es lo suficientemente importante como para desconocerlo o ignorarlo por falta de información adecuada.
En España y en concreto en Cataluña, cuando una persona mantiene durante más de 2 años una relación sentimental con otra persona viviendo juntos bajo el mismo techo, sin necesidad de tener hijos en común, ni de casarse, ni de acudir al notario, muchas veces sin quererlo ni saberlo, a efectos prácticos modifican automáticamente su estado civil, pues aunque en el Registro Civil o documentación personal sigan figurando como “soltero/a”, para la mayoría de las situaciones cotidianas la ley catalana los equipará propiamente a los cónyuges, reconociendo o exigiéndoles los mismos derechos y obligaciones que si hubieran contraído matrimonio.
Con este artículo pretendo informar e ilustrar a todas aquellas personas que, teniendo claro que no quieren contraer matrimonio con su pareja sentimental, sí tienen en común una trayectoria y proyecto de vida juntos, para que puedan saber y entender en las aguas jurídicas en las que navegan.

Pareja de hecho y matrimonio, ventajas y desventajas

Diferencias entre matrimonio y pareja de hecho

Tal y como se define en el Código Civil, el matrimonio es la unión estable y permanente de dos personas del mismo o diferente sexo. Los requisitos para casarse son acreditar la capacidad matrimonial y expresar el consentimiento mutuo ante la autoridad competente y dos testigos. De esta forma se obtiene el acta que certifica la unión que se inscribirá en el Registro Civil.

Por otra parte, el Tribunal Supremo define la pareja de hecho como la unión libre, pública y estable de dos personas con independencia de su orientación sexual, de forma análoga al matrimonio. Al contrario que este, la unión de hecho no está regulada por la legislación estatal, aunque muchas Comunidades Autónomas han establecido una serie de normas para regular este tipo de convivencia en pareja. Es el caso de Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra, País Vasco, Valencia. Esto significa que, dependiendo del lugar de residencia, la normativa que se aplica varía.

La inscripción como pareja se hace en los Registros de Uniones de Parejas de Hecho de la Comunidad Autónoma. Los requisitos son ser mayor de edad, acreditar uno o dos años de convivencia mediante declaraciones de convivencia firmadas por testigos, no estar casado, que al menos uno de los miembros esté empadronado en la Comunidad Autónoma y que comparezcan dos testigos en el trámite de inscripción.

Régimen económico

Una de las diferencias más importantes entre matrimonio y pareja de hecho se refiere al régimen económico. Y es que, en el caso del matrimonio, al casarse los cónyuges tienen definido legalmente su régimen económico, que puede ser de gananciales (ponen sus bienes materiales y económicos en común y responden con ellos ante cualquier deuda de la pareja), separación de bienes (contribuyen a las cargas y obligaciones familiares de manera proporcional a la situación de cada uno), o un convenio que establezca unas condiciones diferentes. En el caso de las parejas de hecho, por el contrario, el régimen económico es voluntario, así que puedes pactar las relaciones económicas que más te convenga o ninguna.

Ruptura de la pareja

Uno de los puntos que frena a las parejas a la hora de decidirse por el “sí, quiero” es la dificultad de los trámites en caso de ruptura. En este caso, mientras las parejas de hecho únicamente deben firmar su disolución en el registro correspondiente, en el matrimonio la tramitación de la separación legal o el divorcio conlleva un proceso judicial complicado y unos costes económicos en ocasiones elevados.

Pensión compensatoria

Otro punto que diferencia matrimonio y unión de hecho es la forma de tramitar la pensión compensatoria en caso de ruptura. Algunas Comunidades Autónomas regulan una pensión compensatoria para la persona de la pareja que resulta más desfavorecida con la ruptura, a no ser que la pareja haya pactado previamente este punto y haya dejado constancia del acuerdo en una escritura pública. El trámite de esta pensión es más complicado para las parejas de hecho: la pensión se debe solicitar en un juicio declarativo ordinario en reclamación de compensación económica por ruptura de pareja de hecho, un procedimiento que resulta mucho más complejo y costoso que en el caso de estar casados, ya que en el matrimonio el cónyuge desfavorecido puede solicitar la pensión compensatoria en el propio procedimiento de divorcio o separación.

Derechos de los hijos en el matrimonio y la pareja de hecho

Los hijos de la pareja tienen los mismos derechos tanto si estáis casados o solteros, incluso en caso de separación. Para que se reconozca la paternidad, el único trámite es la inscripción del nacimiento del hijo en el registro correspondiente. En cuanto a la adopción, las parejas de hecho pueden adoptar con los mismos derechos que los matrimonios, aunque en la práctica el proceso puede resultar algo más complicado. Sí que hay diferencias en caso de ruptura en la tramitación de la custodia, el régimen de visitas o el subsidio de manutención, ya que mientras que en el matrimonio estas medidas se tramitan en el mismo procedimiento de separación o divorcio, en el caso de las parejas de hecho se debe hacer un procedimiento verbal que puede ser de mutuo acuerdo o contencioso.

Permisos laborales retribuidos

Matrimonios y parejas de hecho disfrutan de una serie de permisos retribuidos, como el permiso de maternidad o paternidad o el permiso por enfermedad grave o fallecimiento del cónyuge o pareja y de familiares de hasta el segundo grado de consanguinidad.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que en caso de que uno de los dos os quedéis sin trabajo, las prestaciones son diferentes si estáis casados o no, ya que en el matrimonio se tienen más derechos, por ejemplo respecto a la pensión por desempleo, además de poder solicitar la ayuda familiar si se cumplen los requisitos, un subsidio que no corresponde a las parejas de hecho.

Sin duda, los gastos asociados a una boda son también un aspecto a tener en cuenta antes de decidirse por el matrimonio, aunque esta desventaja se compensa en parte con los 15 días de permiso retribuido de que disfrutan las parejas que se casan, un beneficio que no se contempla en las parejas de hecho, a no ser que esté previsto en el convenio laboral al que estéis subscritos.

Pensión de viudedad y herencia

Otro de los puntos importantes a tener en cuenta antes de decidir casarse o inscribirse como pareja de hecho es la pensión de viudedad y la herencia. En el caso del matrimonio, los cónyuges tienen derecho a una pensión por fallecimiento, independientemente del tiempo que lleven casados, mientras que las parejas de hecho, para poder cobrar esta pensión, deben acreditar la convivencia de forma ininterrumpida durante los cinco años anteriores a la defunción, además de no sobrepasar unos límites de ingresos que establece cada Comunidad Autónoma. A diferencia de la parte de herencia a la que sí tienen derecho los cónyuges, las parejas de hecho no tienen derecho a heredar, a no ser que esté dispuesto en un testamento.

Declaración de la Renta

Si tu caso es de la unión de hecho, debes saber que no puedes hacer la declaración de la Renta de forma conjunta, únicamente con la modalidad individual, por lo que podríais resultar perjudicados a nivel fiscal. Los matrimonios, por el contrario, pueden elegir la modalidad de declaración que les resulte más ventajosa.

Mismos beneficios en el seguro de vida

Las ventajas de contratar un seguro de vida son las mismas para matrimonios y parejas de hecho, únicamente deberás asignar a tu pareja como beneficiario del seguro de vida. Es recomendable que ambos tengáis contratado un seguro de vida, de esta forma os aseguráis que, en caso producirse una posible eventualidad que os afecte a uno de los dos o a ambos, el seguro va a cubrir los gastos familiares, como la hipoteca o la educación de los hijos, por ejemplo.

En vuestro caso, la mejor opción es contratar el seguro IATI Vida Familiar e Hipotecas, con el que dispondréis de un capital básico de fallecimiento de hasta 100.000 euros, un seguro de vida barato que contempla también, en sus diferentes modalidades, el cobro de doble capital en caso de invalidez absoluta y permanente o fallecimiento en accidente de ambos miembros de la pareja. Puedes contratar el seguro de vida on line a través de un rápido cuestionario y contactar con IATI para resolver cualquier duda.

Pareja de hecho y matrimonio, ventajas y desventajas was last modified: septiembre 24th, 2019 by IATI Blog

Compartir el post «Pareja de hecho y matrimonio, ventajas y desventajas»

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Email

Cómo son los beneficios de regularizarse como pareja de hecho

Las parejas de hecho no poseen los mismos beneficios legales que los matrimonios, pero sí pueden regularizar ciertos aspectos como el régimen régimen que regule sus relaciones económicas o la pensión de viudedad. Para ello, conviene que formalices tu relación. En este practicograma descubrirás las ventajas de regularizar tu situación sentimental como pareja de hecho y cuáles son los requisitos o condiciones para hacerlo.

1 ¿Qué es una pareja de hecho?

Una pareja de hecho es la unión estable de convivencia afectiva similar a la marital, que se produce entre dos personas que no están unidas por un matrimonio. Para formalizar esta situación deberás inscribirte en el registro de parejas de tu Ayuntamiento o en la Consejería de Familia de tu Comunidad Autónoma.

2 Condiciones para ser pareja de hecho.

Por regla general los requisitos que se suelen tener en cuenta a la hora de regularizar una pareja de hecho son:

– Que sean mayores de edad o menores emancipados.

– Que se trate de una relación pública y notoria.

– Que no estén unidas por matrimonio.

– Que lleven una vida estable y sea duradera.

– La existencia de unos intereses comunes en el desarrollo de una vida familiar.

Asunción Santos, abogada de Derecho Civil de Legálitas, explica que para acreditar estos hechos se suele pedir una convivencia mínima de unos 12 meses y la asistencia de dos testigos al registro que acrediten la afectividad de la pareja. Pese a todo, remarca que los requisitos pueden variar en las diferentes Comunidades Autónomas.

3 Los derechos de las parejas con hijos.

Con carácter general, no hay diferencia entre los hijos de una pareja de hecho y los de un matrimonio. Desde Legálitas Asunción Santos remarca que la descendencia de unos cónyuges «no está más protegida» que la de una pareja. Todos tienen los mismos derechos. En caso de ruptura: régimen de visitas, pensión, uso de la vivienda…

Con respecto a la adopción, el Código Civil también permite adoptar a las parejas de hecho. Eso sí, aunque se reconoce el derecho de los parejas casadas homosexuales a la adopción, en el caso de las parejas de hecho se hace referencia a la necesidad de que la pareja esté compuesta por un hombre y una mujer.

No obstante, determinadas CC.AA. contemplan la posibilidad de que las parejas homosexuales adopten menores: en Cataluña, se señala que la adopción por más de una persona sólo se admite en el caso de los cónyuges o de las parejas estables, sin más distinción, en Aragón, Navarra y País Vasco se recoge expresamente la posibilidad de que las parejas de hecho homosexuales adopten conjuntamente.

4 Las parejas no tienen derecho a herencias.

En el caso de las herencias sí que existe una gran diferencia respecto a los matrimonios. Con arreglo al Código Civil español, los cónyuges sí reciben parte de los bienes del fallecido, algo que no ocurre con las parejas de hecho.

Asunción Santos explica que sólo algunas Comunidades Autónomas con derecho foral propio recogen derechos hereditarios para las parejas de hecho. En Cataluña se reconocen derechos sucesorios en igualdad con el cónyuge viudo, siempre y cuando la convivencia haya perdurado hasta el momento de la muerte. En Baleares, el sobreviviente tiene derecho a la propiedad de la ropa, el mobiliario y los enseres que constituían el ajuar de la vivienda común.

En la mayoría de los casos -Madrid, Asturias, Canarias, Extremadura, Cantabria etcétera- las parejas no poseen derechos de herencia. Incluso los progenitores tendrían más derechos que la pareja. En Andalucía sólo se reconoce el derecho a permanecer en la vivienda durante un año.

Para evitar esta situción, Santos recomienda realizar un testamento donde, dejando a salvo los derechos de los herederos forzosos, se nombre heredero a la pareja. Así quedaría más protegida económicamente.

5 Sí puedes conseguir una pensión de viudedad.

Por regla general, todo cónyuge de un matrimonio tiene derecho a una pensión de viudedad algo que no siempre ocurre en las parejas de hecho. María Belén Muñoz, abogada experta en Seguridad Social de Legálitas, comenta los requisitos necesarios para solicitar esta pensión:

– Acreditar una convivencia ininterrumpida de 5 años.

– Estar registrado como pareja de hecho al menos 2 años antes del fallecimiento.

– La renta del fallecido debe ser superior a la de la pareja con vida.

Pese a estos criterios básicos, Muñoz apunta que, más allá de las leyes, existe la «jurisprudencia». Serán los jueces los encargados de determinar si tienes o no derecho a esa pensión en función a tu caso particular.

6 Acude al notario para decidir el régimen económico.

Desde Legálitas recomiendan acudir al notario para suscribir los pactos que estimen convenientes para ordenar los efectos patrimoniales. Así no habrá problemas con los pagos del piso o la adquisición de otros bienes. Eso sí, generalmente, son los matrimonios -y no las parejas- los que tienen derecho a realizar la declaración conjunta de la renta.

En el caso de las separaciones de pareja y los divorcios matrimoniales, por lo que se refiere a la regulación de las cuestiones relativas a los hijos, el procedimiento es muy similar en ambos casos.

¿Cuáles son las ventajas de ser pareja de hecho?

Hay varias ventajas de ser pareja de hecho que pueden interesarte, es por eso que en este artículo haremos referencia a las más importantes.

¿Por qué optar por ser pareja de hecho?

La elección de ser pareja de hecho puede darse por diversas motivaciones. Por ejemplo, por cuestiones morales o de creencias. Este es uno de los motivos que más motiva a optar por esta fórmula de emparejamiento legal. En este caso, nada tenemos que decir aunque sí que recomendamos que se conozcan bien los requisitos de cada fórmula legal. Otro aspecto que hay que tener en cuenta es que este tipo de acuerdo ofrece ciertas garantías. No en vano, las parejas de hecho tienen determinados derechos, sobre todo en lo referente a las prestaciones. En el caso de que el matrimonio se vea como una opción más a largo plazo, esta es una fórmula temporal. Ahora bien, hay que recordar que las exigencias normativas son distintas en función de la Comunidad Autónoma. De hecho, no hay un Registro Central de parejas de hecho y es cada Comunidad la que regula en aquellos aspectos donde hay interpretación.

5 ventajas de ser pareja de hecho

Hay diversas ventajas de ser pareja de hecho cuando se opta a ello. Aunque hay diferencias legales con respecto al matrimonio, sí hay una serie de beneficios. Conviene conocerlos para tomar una decisión racional. Este formato es interesante si se sabe qué es lo que se quiere y el compromiso que se quiere contraer. Indicamos los beneficios más importantes de los que nos podemos beneficiar:

1. Los derechos con los hijos son los mismos

Es fundamental indicar que los padres de familia casados o en régimen de pareja de hecho tienen los mismos derechos. Se da prioridad a la protección del menor y, por lo tanto, en este aspecto no habría problema. Esto implica que la normativa no cambiará en lo referente a la patria potestad, custodia o manutención. Esta es una posibilidad interesante si es la principal motivación.

2. Posibilidad de regular el régimen económico

Antes de nada, es importante recordar que esta fórmula no es matrimonial. Ahora bien, el régimen económico se puede regular mediante un Convenio Regulador previo. Este documento puede regular el régimen de bienes y sustituirá lo que se indique por defecto en el derecho civil. El equivalente de este documento sería el de las capitulaciones matrimoniales. Eso sí, conviene recordar que en algunos casos las Comunidades Autónomas regulan de oficio algunas cuestiones.

Un aspecto que hay que señalar es que existe la posibilidad de pensión compensatoria. Para ello, se aplicaría una lógica similar a la de los divorcios, un desequilibrio patrimonial.

3. Opciones en la adopción

Otra de las ventajas de ser pareja de hecho es que esta puede adoptar en igualdad de condiciones que un matrimonio, puesto que se reconoce esta posibilidad. Ahora bien, es cierto que puede haber alguna dificultad administrativa adicional y que el proceso sea más largo. Tener en cuenta este aspecto es importante si tenemos la intención de ser padres.

4. Derecho a recibir prestaciones

La principal diferencia de esta figura con respecto a otras es que las parejas de hecho reciben prestaciones en caso de viudedad. Por otra parte, también pueden beneficiarse de los permisos en el caso de que tengan hijos o por enfermedad del otro miembro de la pareja. Otro aspecto es la posibilidad de recibir asistencia médica en parejas de una antigüedad mínima de un año. En definitiva, se consiguen algunas prestaciones de las que se carecería en condiciones normales.

Otro punto importante es el de las solicitudes de nacionalidad española. La jurisprudencia está considerando equivalente el acceso para los miembros de parejas mixtas en los matrimonios. Aunque ha habido algo de fraude con esta circunstancia, si el vínculo es real no habrá ningún problema.

5. Preferencia en los arrendamientos

El estatuto de las parejas de hecho preserva los derechos sobre el arrendamiento de la vivienda. Si el titular del contrato falleciese, la persona superviviente tendría derecho a subrogar el contrato. De esta manera, el domicilio de la pareja sería el mismo en el caso de que se cumpla con las cuotas.

Cómo darse de alta como pareja de hecho

Esta es otra de las ventajas de ser pareja de hecho, ya que el proceso de darse de alta como pareja de hecho es sencillo porque hay un registro en los ayuntamientos y existe la posibilidad de realizar esta gestión ante notario. No es necesario realizar ninguna ceremonia y en pocos minutos se podrá acordar.

En Bodayaa facilitamos todo lo necesario para ser pareja de hecho de manera rápida y sencilla. Tener en cuenta toda la información te resultará mucho más sencillo para tomar decisiones junto con tu pareja y agilizar el proceso. Si quieres más información, te animamos a que nos contactes. Estamos seguros de que te podemos aclarar todas las dudas que se te presenten.

Pareja de hecho vs matrimonio. Ventajas y desventajas.

Una vez se aprobó el matrimonio homosexual, se entiende que la pareja de hecho es una opción para aquellas parejas que no quieren, en absoluto, contraer matrimonio.

Y es que la pareja de hecho y el matrimonio no son uniones equiparables. Así lo han estipulado tanto el Tribunal Supremo como el Tribunal Constitucional.

Por eso, quien opte por la pareja de hecho estará eludiendo las consecuencias derivadas del matrimonio, así como sus normas propias, aunque las Comunidades Autónomas, encargadas de regular estas leyes, han extendido derechos o prestaciones del matrimonio a las parejas de hecho debidamente inscritas.

Así, las diferencias más significativas radican en cuestiones hereditarias, fiscales y de liquidación del patrimonio común. No obstante, también hay que tener en cuenta qué dice cada Comunidad Autónoma en su legislación al respecto, puesto que varía de una a otra.

Requisitos para contraer matrimonio

El matrimonio es la unión estable y permanente de dos personas del mismo o diferente sexo. Tramitado el expediente previo, conforme a la legislación del Registro Civil y acreditada la capacidad matrimonial (artículo 56 CC), los contrayentes expresarán su consentimiento ante la autoridad competente (artículo 57 CC) y dos testigos, extendiéndose la inscripción o el acta correspondiente que se inscribirá necesariamente en el Registro Civil correspondiente.

No podrán contraer matrimonio bajo pena de nulidad:

—Los menores de edad no emancipados.

—Personas ligadas con vínculo matrimonial previo no disuelto.

—Colaterales por consanguinidad hasta el tercer grado.

—Condenado como autor o cómplice de la muerte dolosa del cónyuge anterior, salvo dispensa, otorgada por el Ministerio de Justicia.

Requisitos para la inscripción como pareja de hecho

Las parejas de hecho, por su parte, no están reguladas por un ordenamiento jurídico de aplicación general en todo el Estado, aunque muchas Comunidades Autónomas sí han dictado normas para su regulación. Madrid, por ejemplo, sí aprobó la Ley de Uniones de Hecho, regulando la situación de aquellas personas que opten por esta forma de convivencia en pareja y publicando en el Reglamento del Registro de Uniones de Hecho de la Comunidad de Madrid el procedimiento para la inscripción en el Registro.

A este respecto, la gran diferencia es, pues, que así como el matrimonio cuenta con una norma estatal, cada pareja de hecho verá modificada la normativa en función de la Comunidad Autónoma en la que residan.

Para inscribirse como pareja de hecho los dos deberán cumplir con estos requisitos:

—Ser mayor de edad

—Que la pareja lleve uno o dos años de convivencia. Se acredita mediante declaraciones de convivencia firmadas por testigos.

—No estar casado

—Que uno de los miembros esté empadronado en esa Comunidad Autónoma, lo que se acredita mediante certificado de empadronamiento.

—Que en el trámite de inscripción estén presentes dos testigos además de la pareja.

No podrán formar parejas de hecho:

—Los menores de edad no emancipados

—Los que estén ligados por vínculo matrimonial no separados judicialmente.

—Las personas que forman una unión estable con otra persona.

—Los parientes en línea directa por consanguinidad o adopción.

—Los parientes colaterales por consanguinidad o adopción dentro del tercer grado.

—No puede pactarse la constitución de una pareja estable no casada con carácter temporal ni someterse a condición.

Los hijos

Si una pareja de hecho o un matrimonio se rompe teniendo hijos, las medidas a tomar son básicamente las mismas. La única diferencia es que en caso de matrimonio estas medidas se tramitarán en el procedimineto de separación o divorcio, mientras que en el caso de una pareja de hecho, el proceso se trata de un procedimiento verbal que puede ser de mutuo acuerdo, suscribiendo los progenitores un convenio regulador, o contencioso.

En el caso de ruptura de la pareja, algunas Comunidades Autónomas regulan una pensión compensatoria para el miembro que ha resultado desfavorecido, pero otras no lo recogen. No obstante, los miembros deben pactarlo expresamente y recogerlo en una escritura pública ya que, a falta de pacto se presumirá, salvo prueba en contrario, que los miembros de la unión contribuyen equitativamente al sostenimiento de las cargas de ésta en proporción a sus recursos, debiendo acudir el miembro desfavorecido a la vía judicial.

Y la diferencia fundamental radica en el hecho de que, en caso de matrimonio el cónyuge desfavorecido podrá solicitar la pensión compensatoria en el propio procedimiento de separación o divorcio. Mientras que el conviviente no podrá hacerlo en el procedimiento verbal de medidas paternofiliales, sino que tendrá que acudir a un procedimiento distinto: juicio declarativo ordinario en reclamación de compensación económica por ruptura de pareja de hecho, lo cual resulta mucho más costoso y complicado.

Aquí también hay notables diferencias. Y es que al contraer matrimonio, los cónyuges tienen definido legalmente su régimen económico: el de gananciales, separación de bienes o la partición en ganancias.

Para las uniones de hecho no existe ningún régimen económico, ya que prevalece la autonomía de la voluntad.

De modo que las relaciones económicas entre los miembros de esas uniones están sujetas al principio de la autonomía de la voluntad, pudiendo celebrar entre ellos los pactos que estimen oportunos para ordenar sus relaciones económicas, pudiendo elegir entre cualquiera de los patrones posibles.

Pensión de viudedad

Este es otro aspecto en el que existen diferencias entre las dos opciones. Así, en caso de matrimonio el cónyuge que quede con vida tendrá derecho a la pensión, independientemente del tiempo que lleven casados, e independientemente de los ingresos del superviviente. No así en el caso de la pareja de hecho, que para cobrar la pensión de viudedad se deberá acreditar:

1.- Que han sido pareja de manera ininterrumpida durante dos años con anterioridad a la defunción. Es decir, que lleven inscritos durante dos años, lo cual podrán probar mediante una certificación expedida por el registro de uniones de hechos correspondiente.

2.- También debe probarse una convivencia ininterrumpida en los cinco años anteriores al fallecimiento. Se podrá acreditar mediante un certificado de empadronamiento en la misma residencia.

3.- Los ingresos del superviviente no pueden superar un determinado límite que fijará cada Comunidad Autónoma.

Sucesiones y Donaciones

Este es el punto más diferente para ambas uniones. Así, la pareja de hecho no tiene derecho a heredar de su pareja, por lo que tener un testamento se hace obligatorio, y siempre se tendrá que respetar los derechos sucesorios de los herederos forzosos.

En caso de matrimonio, el cónyuge viudo tiene derecho al usufructo del tercio de mejora.

Fiscalidad

A la hora de hacer la declaración de la renta, la pareja de hecho no podrá hacerla conjunta. Sólo pueden hacerlo de manera individual. Mientras que los cónyuges pueden optar por hacerlo de manera conjunta o de manera independiente.

Los convivientes, igual que los cónyuges, pueden disfrutar del permiso laboral por enfermedad grave o muerte del otro conviviente. Igualmente, tanto los cónyuges como las parejas de hecho disfrutan de los mismos permisos por paternidad o maternidad.

Además, si son funcionarios también tendrán derecho al permiso de 15 días de matrimonio al hacerse pareja de hecho, pero esto no queda claro si trabajan en la empresa privada, puesto que ese punto dependerá del Convenio Colectivo.

Asistencia sanitaria

También el conviviente va a poder disfrutar de asistencia sanitaria siempre y cuando demuestre la convivencia continuada durante un año mediante la inscripción en el registro.

Arrendamientos

En caso de fallecimiento del miembro titular del contrato, la Ley de Arrendamientos Urbanos contempla el derecho de subrogación real de la pareja, siempre que se acrediten dos años de convivencia mediante la inscripción en el registro.

Adopción

Formalmente sí es posible que una pareja de hecho adopte. No obstante, en la práctica, resulta tan difícil que es prácticamente imposible.

Disolución

El matrimonio se disuelve:

—Por la muerte del cónyuge

—Transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio, el mismo se puede disolver, a petición de solo uno de ellos, por divorcio, no siendo necesario alegar causa alguna. De hecho, cualquier alegación o pregunta en este sentido en juicio es declarada impertinente.

La pareja de hecho se disuelve:

—De común acuerdo, notificándolo e inscribiéndose en el registro.

—Por decisión unilateral de uno de los miembros de la unión, notificada al otro por cualquiera de las formas admitidas en Derecho. La cancelación de la inscripción puede efectuarse a instancia de uno solo de los miembros y será el Encargado del Registro quien comunicará a la otra parte dicha cancelación.

—Por muerte de uno de los miembros.

—Por separación de hecho de más de seis meses.

—Por matrimonio de uno de los miembros.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Custodia: cuando los abuelos son los responsables

Impuestos en caso de separación o divorcio

¿Donar la vivienda o dejarla en herencia?

Matrimonio o pareja de hecho: 10 razones a tener en cuenta

Los tribunales españoles, ya han dejado muy claro que el matrimonio y la convivencia extramatrimonial no son situaciones equivalentes, sino realidades jurídicas distintas. Y que aquellos que optan por la pareja de hecho, es que no quieren, en ningún caso, celebrar el matrimonio con sus consecuencias. Por esta razón, los tribunales rechazan la analogía de las normas matrimoniales a las parejas o uniones de hecho.

Una decisión

Por supuesto, la decisión sobre cómo dos personas quieren compartir su vida, es una cuestión estrictamente personal, y es cierto, que socialmente, existe una amplia aceptación de las pareja de hecho, pero las leyes y los tribunales, como ya hemos indicado, no tienen la misma consideración.

Es importante, antes de tomar una decisión sobre este tema, que tengas al menos información, sobre cuáles son las principales diferencias:

1. Regulaciones legales diferentes

El matrimonio, sus efectos y sus posibles regímenes económicos se encuentran regulados en el Código civil. Sin embargo, no existe una Ley estatal de las pareja de hecho, y numerosas Comunidades Autónomas, han aprobado leyes al respecto, pero esta regulación no es uniforme, ni la misma.

Aquellas Comunidades Autónomas con competencia normativa en materia civil, han hecho una regulación más completa, mientras otras, se han limitado a regular los registros para su inscripción, dejando al margen, cuestiones como la herencia, el patrimonio, etc.

2. Relaciones de padres e hijos

Aquí tus derechos y las obligaciones como padres en relación con los hijos en común, serían las mismas, ya exista, un matrimonio o una pareja de hecho. En caso de ruptura de la convivencia, se te aplican las mismas reglas para su guarda y custodia, pensión de alimentos, régimen de visitas, y derechos a heredar por tus hijos.

3. Pensión compensatoria, si la pareja se rompe

Algunas Comunidades Autónomas han regulado que en las pareja de hecho, la persona desfavorecida con la ruptura pueda tener esta pensión, pero en otras no existe esa regulación. Por esta razón, te aconsejamos que la pareja lo acuerde o pacte en un convenio.

En el caso de matrimonio y de ruptura del mismo, si eres el cónyuge perjudicado, podrás solicitar en el procedimiento de separación o de divorcio la propia pensión compensatoria. Sin embargo, en las pareja de hecho, si quieres reclamarla, tendrás que acudir a los tribunales en un procedimiento más complejo y costoso.

4. Pensión de viudedad

Existen diferencias para poder acceder a una pensión de viudedad de la Seguridad Social.

En el matrimonio, el viudo o viuda, tendrá derecho a dicha pensión, con independencia del tiempo de duración de su matrimonio y de sus ingresos.

Pero para que en una pareja de hecho, uno de sus miembros pueda cobrarla, debes demostrar:

  • Que has sido pareja de hecho por un tiempo ininterrumpido de dos años antes de la muerte. Es decir, que llevas inscrito en el registro de parejas o uniones de hecho dos años.
  • Además deberás acreditar que una convivencia ininterrumpida de cinco años anteriores al fallecimiento. Por ejemplo con un certificado de empadronamiento.
  • Los ingresos del solicitante no pueden superar una determinada cantidad que fija cada Comunidad Autónoma.

5. Régimen económico

También, hay notables diferencias. En el matrimonio, cuando una pareja se casa, en la mayoría del territorio, será el régimen de gananciales, salvo en Cataluña, Baleares, Valencia y Aragón, que será el de separación de bienes. El matrimonio puede cambiar su régimen económico realizando el documento de capitulaciones matrimoniales que podrás encontrar en el servicio de Rocket Lawyer.

Para las pareja de hecho, no se les aplica un régimen económico específico, y podrás pactar, en un convenio, qué modelo económico quieres tener, siempre que se respete la ley y no sean perjudiciales o discriminatorio para uno de ellos, pues en ese caso, serían nulos. Rocket Lawyer te ofrece un modelo de convenio en las parejas de hecho.

6. Impuestos

A diferencia del matrimonio, las personas que forman una pareja de hecho, no pueden tributar en la opción de tributación conjunta del Impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF). Sólo podrías hacer su declaración de este impuesto, en la modalidad individual.

En el caso de las parejas de hecho, no podrías aplicar los beneficios fiscales, que aprueban las Comunidades Autónomas para los casos de las donaciones, aunque sí podrías acceder a aplicarse otros beneficios fiscales, aprobados también por las Comunidades Autónomas, en el IRPF.

También, hay igualdad a la hora de solicitar una subvención o el acceso a una vivienda pública, etc.

7. Herencia

Es donde existen mayores diferencias entre el matrimonio y las pareja de hecho. Y ello, porque como miembros de una pareja de hecho, no podrías heredar al otro. No serías un heredero forzoso.

Por lo anterior, es muy importante, que las parejas de hecho hagáis testamento, y respetéis en el mismo, los derechos de los que sí son herederos forzosos, como los hijos, etc.

Por ejemplo, si la casa familiar de una pareja de hecho fue comprada por los dos miembros a partes iguales, si falleciera uno de ellos, esa mitad no sería heredada por el otro, sino por los herederos forzosos, como hijos, o en su caso, padres, etc. Sin embargo, en caso de matrimonio, el cónyuge viudo tendrá derecho (sin testamento) al usufructo de un tercio (el del tercio de mejora).

7. Permiso laboral

Tanto en caso de matrimonio como de pareja de hecho tendrías derecho al permiso de enfermedad grave o muerte del otro, o al de paternidad o maternidad.

Ahora bien, en el caso de celebración matrimonio o inscripción de la pareja de hecho, los funcionarios pueden solicitar el permiso de quince días. Sin embargo, el Estatuto de los Trabajadores no contempla para las parejas de hecho este permiso, sí para el matrimonio. Así en la empresa privada, cuando se inscriba una pareja de hecho, sólo tendrías derecho al permiso de quince días, si así lo recoge y permite, el respectivo convenio colectivo.

8. Médicos

En general, tanto en el matrimonio como en las pareja de hecho vas a poder disfrutar de la asistencia sanitaria, pero en el segundo caso, tendrás que acreditar convivencia continuada un año antes de la inscripción en el registro.

9. Alquileres

En el caso de las pareja de hecho, si fallece el titular del contrato, el otro miembro de la pareja puede subrogarse en el contrato si acredita dos años de convivencia con la inscripción en el registro.

10. Adopción

Se han realizado modificaciones legales para permitir la adopción por un matrimonio o una pareja de hecho, incluidas las homosexuales. Otra cuestión, es que tengan, las parejas de hecho, en la práctica, más exigencias administrativas.

Conclusión:

Desde Rocket Lawyer, lo que pretendemos es ofrecerte, el mínimo de información indispensable para que tengas en cuenta las ventajas e inconvenientes de una u otra opción de convivencia y que pueden afectarte en el futuro. Y así, con independencia de la opción que decidas, puedas tomar las medidas necesarias para evitar problemas y situaciones perjudiciales a tus intereses, como puede ocurrir, en el tema de las herencias. Pregunta a un abogado si quieres tener más información sobre las diferencias entre el matrimonio y las parejas de hecho o la normativa autonómica que existe al respecto.

Las uniones de parejas de hecho no pueden ser equiparables con el matrimonio, a pesar de que muchas personas afirmen lo contrario. Son dos conceptos muy distintos según la ley, pero algo que si es cierto es que comparten, o tienen algunos elementos en común.

Para qué sirve ser pareja de hecho

En términos legales la unión de hecho, conocida como convivencia more uxorio, es la que se lleva a cabo en una coexistencia diaria, de carácter estable, y que presenta una duración que, con el paso de los años se consolida más, de manera pública y le permite a los involucrados tener una serie de actuaciones conjuntas.

El objetivo de dicha unión, tal como en el matrimonio se basa en el establecimiento de una vida en común, de intereses y fines similares, dentro del núcleo de un hogar. La diferencia está en el hecho de que la pareja que acuerda este tipo de trato está conformada por aquellas personas que no quieren por ningún motivo contraer todas las consecuencias personales y relacionadas con el patrimonio que un matrimonio representa, ni seguir todas las normativas que rodean a la unión legal y/o eclesiástica.

Para poder ser una pareja de hecho se debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Contar con la mayoría de edad
  • La pareja debe de tener 1 o 2 años de convivencia. La manera en que esto es comprobado es por medio de las declaraciones de convivencia respaldada por testigos con su firma.
  • Encontrarse en estado civil soltero(a) o divorciado(a).
  • Certificado de empadronamiento que respalde la convivencia.
  • Al realizar el trámite de inscripción también deben presentarse dos testigos

Es un tipo de unión que funciona para muchas parejas que desean vivir juntas pero para quienes la idea del matrimonio no les atrae por más que lo piensen una y otra vez.

Ahora bien, existen otras ventajas y desventajas de ser pareja de hecho, veamos más concretamente cuáles son.

Ventajas de hacerse pareja de hecho

Hacerse pareja de hecho, es una opción que tienen muchas parejas para crear una relación de convivencia bajo sus propios términos por decirlo de una manera más simple, pero ¿es algo bueno? ¿Cuáles son sus consecuencias? ¿Cómo se verá esta relación de manera legal o cuáles son las ventajas y los beneficios de ser pareja de hecho?

  • Lo primero y más importante que podemos mencionar de lo que implica ser pareja de hecho es que, existe una total igualdad entre los hijos fruto de un matrimonio o fuera de él, es decir, los hijos cuentan con todos sus derechos haya o no unión matrimonial.
  • Una pareja de este tipo puede establecer a través de la escritura pública todos los acuerdos que consideren necesarios para regir las relaciones económicas.
  • En este tipo de unión “no aplica la pensión compensatoria en caso de ruptura” la cual sirve para reparar el desequilibrio económico que puede producir la separación en una de las partes.
  • En caso de muerte de la pareja, se puede tener acceso a la pensión de viudedad
  • Asistencia sanitaria garantizada, siempre que se demuestre que la pareja tenía una antigüedad de un año de convivencia. Lo cual es posible por medio de la inscripción en el registro.
  • La disolución de dicha unión es mucho más fácil que un divorcio, solo debe notificarse oficialmente en el registro.

Algunos de estos beneficios pueden no verse como tal, pero para quienes adoptan este estilo de unión de pareja de hecho en España si lo son.

Desventajas de hacerse pareja de hecho

Como hemos comentado anteriormente existen una serie de ventajas importantes de las que se pueden beneficiar las parejas de hecho, pero tanto o más importantes son las desventajas de este tipo de unión que pasamos a indicar a continuación.

Las desventajas de convivir bajo este tipo de relación amorosa son:

  • Las parejas de hecho no tienen el derecho de heredar los bienes de su pareja. Por lo tanto, es obligatorio tener un testamento y siempre se tendrá que respetar los derechos de los herederos forzosos que en este caso serán hijos, padres, entre otros.
  • El permiso de 15 días retribuido no se aplica para las parejas de hecho.
  • La declaración de la renta no puede hacerse de manera conjunta. Sólo pueden hacerlo de manera individual.

Diferencias entre pareja de hecho y matrimonio

La diferencia esencial entre ambos vínculos se puede establecer en que el matrimonio está recogido por el derecho estatal, mientras que la unión de las parejas de hecho solo está reconocida por algunas regulaciones de tipo autonómicas. Así como los aspectos distintivos que antes se mencionaron como; la herencia, pensión compensatoria, el permiso retribuido y el aspecto económico.

Es realmente un estilo de vida que tal vez no todos compartan o aprueban pero funciona para muchos indudablemente, incluso existen parejas famosas que están bajo esta unión y llevan varios años juntos de manera estable.

Derechos de convivencia en pareja en España

Dentro de los derechos que pueden contemplarse en la ley de parejas de hecho en Madrid y España en general, podemos mencionar:

  • Pensión por viudez. Esta es otorgada a la pareja estable al fallecer su conviviente, en ciertas situaciones específicas.
  • Relación padres e hijos. Con respecto a las obligaciones y derechos dentro del vínculo de padres e hijos no existen diferencias con aquellas contraídas dentro de un matrimonio.
  • Régimen económico. En cuanto a este asunto, las partes pueden establecer un modelo económico propio, siempre dentro de un marco legal que no perjudique o discrimine a ninguno de los implicados.
  • Asistencia sanitaria. Para poder acogerse a este beneficio las parejas de este tipo deben haber acreditado la convivencia continuada un año antes de la inscripción del registro.
  • Adopción. La legislación española ha sido modificada a fin de que una pareja de hecho tenga la misma oportunidad de adoptar que un matrimonio.

Esta relación entre parejas es una unión que cada vez cobra más fuerza y tiene más practicantes, puede ser que no funcione para todos, sobre todo en las parejas muy tradicionales que creen más en el matrimonio desde su punto de vista, pues tales personas consideran a la pareja de hecho una relación carente de formalidad ante Dios y los hombres. Sin embargo, como se detalló, existen varias pautas legales que la rigen, brindando beneficios a quienes optan por esta alternativa menos ortodoxa.

Vota este post

La pareja de hecho consiste en la convivencia pública y estable entre dos personas de distinto o igual sexo, con intereses comunes en desarrollar una vida familiar.

Una pareja de hecho es una unión jurídica diferente al matrimonio entre dos personas que tienen una relación estable y una convivencia

A nivel estatal no existe una ley que regule las parejas de hecho. Algunas Comunidades Autónomas han regulado su propia ley sobre parejas de hecho o unión de hecho (Andalucía, Cataluña, Canarias, Extremadura, Galicia, Murcia, País Vasco, Valencia…).

En las Comunidades donde no hay una ley específica (Castilla-La Mancha, Castilla-León…) se contempla la posibilidad de inscripción en el Registro de Parejas de Hecho.

Por lo que deberás tener en cuenta, para la formalización de una pareja de hecho, la legislación de tu lugar de residencia.

Requisitos para ser pareja de hecho

En términos generales, estos son los requisitos que se deben reunir para la formalización de una pareja de hecho.

Ten en cuenta que para conocer tus derechos como pareja de hecho tendrás que acudir a la legislación de la Comunidad Autónoma donde residas.

7 requisitos para formar una pareja de hecho:

  1. Ser mayor de edad o emancipado.
  2. No estar incapacitado.
  3. Que no exista parentesco directo entre los miembros de la pareja de hecho.
  4. No estar casados. De haber estado casado algún miembro, será preciso acreditar el divorcio.
  5. Acreditar un periodo mínimo de convivencia.
  6. En algunos casos, otorgamiento de escritura pública.
  7. Inscripción en el Registro habilitado al efecto por cada Comunidad Autónoma.

Recuerda que según el lugar de residencia se podrán exigir otros requisitos distintos.

Puntos en común entre pareja de hecho y matrimonio

La pareja de hecho y el matrimonio son figuras que, si bien presentan importantes diferencias (si quieres saber las principales diferencias entre pareja de hecho y matrimonio haz click en este enlace), también tienen similitudes.

A continuación exponemos algunos de los puntos en común:

Hijos

Los obligaciones de los padres respecto a los hijos son las mismas en caso de matrimonio o pareja de hecho.

En caso de ruptura, las medidas a tomar (sobre alimentos, custodia, régimen de visitas…) son las mismas. La única diferencia es el procedimiento judicial a seguir.

Los convivientes (pareja de hecho) disfrutan de los mismos permisos laborales que los cónyuges (matrimonio).

  • Permiso por paternidad o maternidad.
  • Permiso por enfermedad grave o muerte de la pareja.
  • Permiso tras el matrimonio o inscripción de la pareja de hecho.

Aunque en el supuesto de empresas privadas dependerá del convenio colectivo del sector de que se trate.

Asistencia Sanitaria

Tendrán la condición de beneficiarios de un asegurado, quienes se encuentren, entre otras, en las siguientes situaciones:

  • Ser cónyuge de la persona asegurada o convivir ella con análoga relación de afectividad, constituyendo pareja de hecho.

En consecuencia, el conviviente disfruta de los mismos derechos de asistencia sanitaria que el cónyuge.

Alquileres

Al igual que en el matrimonio, si fallece un miembro de la pareja de hecho el otro podrá subrogarse en el contrato de arrendamiento.

Únicamente el sobreviviente tendrá que acreditar dos años de convivencia con el fallecido, salvo que hubiera hijos en común.

Ayudas, becas y subvenciones

Tanto los cónyuges como los miembros de las parejas de hechos pueden acceder a este tipo de ayudas.

Parejas de hecho: requisitos y beneficios de la unión de hecho

A la hora de regular la convivencia, el matrimonio no es la única opción. Las uniones o parejas de hecho son reconocidas en los tribunales y la legislación autonómica.

Y es que, aunque el art. 39 de la Constitución Española (CE) ordene a los poderes públicos proteger a la familia, el Estado todavía no ha creado un régimen uniforme para la convivencia more uxorio.

¿Cuáles son las características de la unión de hecho?

Cuando dos personas quieren convivir sin asumir los efectos legales del matrimonio están formando una unión de hecho.

Para que podamos hablar de convivencia more uxorio (asimilada a la conyugal), esta debe ser estable y notoria. Es decir, la pareja de hecho tiene una vida en común pública y consolidada.

Además, es necesario que no concurran impedimentos para el matrimonio y que los componentes de la pareja no estén casados. Esto se debe a que la poligamia está prohibida en España.

Siempre que se den estas características podremos hablar de una familia, despertando el deber de protección por parte de los poderes públicos que ordena el art. 39 CE.

¿Cómo se demuestra la convivencia estable y pública?

Para demostrar que la pareja de hecho convive, pueden aportarse contratos de alquiler o compraventa firmados por ambos miembros. También es común demostrar que ambos están empadronados en el mismo domicilio. De hecho, algunas previsiones legales exigen que se aporte certificado del padrón.

¿Cómo se demuestra el proyecto de vida común?

Aunque este extremo es más sutil que la convivencia, puede demostrarse mostrando cuentas bancarias en común o la inclusión de la pareja en pólizas de seguros. También pueden aportarse testigos, si bien suele bastar con realizar el trámite de inscripción en el Registro de Uniones de Hecho.

Derechos de las uniones de hecho

Al margen de la regulación autonómica, el Estado atribuye a las parejas de hecho derechos derivados de su asimilación al matrimonio.

Derechos fiscales

Algunas comunidades autónomas equiparan la pareja de hecho al matrimonio a efectos del pago de determinados tributos. Por ejemplo, en Andalucía, Asturias y Baleares las uniones de hecho obtienen los mismos incentivos que los cónyuges en el impuesto de sucesiones y donaciones.

Por tanto, para conocer los derechos fiscales de una unión de hecho habrá que estar a lo dispuesto en la normativa tributaria de cada Comunidad Autónoma.

Derechos laborales y sociales

El fallecimiento de uno de los componentes de la pareja de hecho puede generar en el otro el derecho a una pensión de viudedad. Para ello, el art. 221 de la Ley General de Seguridad Social exige al fallecido los requisitos habituales para causar esta pensión, y al sobreviviente:

  1. Que acredite que sus ingresos del ejercicio anterior no alcanzaron el 50 % (25 % cuando haya hijos comunes) de los ingresos totales de la pareja. Este requisito puede salvarse cuando cobre menos de 1,5 veces el SMI (+ 0,5 por cada hijo común).

  2. Que se acredite la existencia de la unión mediante certificado de inscripción en un Registro de Uniones de Hecho municipal o autonómico. Esta inscripción debe ser anterior al fallecimiento en, al menos, dos años.

  3. Que se demuestre una convivencia estable y notoria de al menos cinco años ininterrumpidos anteriores al fallecimiento. Para ello debe emplearse el certificado de empadronamiento.

Se entiende como pareja de hecho la relación afectiva con convivencia estable, sin mediar impedimento para contraer matrimonio o vínculo conyugal con terceros.

Derechos inmobiliarios

Cuando una pareja de hecho convive en una vivienda alquilada, la legislación inmobiliaria asimilia sus derechos a los de un matrimonio. Esto incluye, por ejemplo, el derecho de subrogación legal del cónyuge para el caso de fallecimientos durante la vigencia de un contrato de alquiler.

Derechos sucesorios

De nuevo, este elemento se regula por las normas autonómicas. Sin embargo, por regla general las leyes de uniones de hecho equiparan las mismas al matrimonio a efectos sucesorios. Hay que tener en cuenta que, si no se equipararan, habría que aplicar las reglas generales de sucesión. Y no se consideraría que hubiera vínculo familiar o conyugal entre los miembros de la pareja.

En este sentido es particulamente importante el derecho de usufructo. Cuando un cónyuge muere, se reparte la herencia como deba hacerse, pero el cónyuge supérstite puede mantenerse en el uso de la vivienda familiar.

Sin el lazo conyugal, cada miembro de la pareja solo podría dejar al otro un tercio de su herencia. De modo que si la vivienda representa una proporción mayor dentro de su patrimonio, el sobreviviente deberá pagar a los herederos lo que exceda del tercio de libre disposición.

Cómo formalizar una unión de hecho

Como se ha expuesto, en muchos casos las parejas de hecho deben acreditar la existencia de esta unión para acceder a derechos similares a los conyugales. Para poder acreditar esta convivencia more uxorio existen dos métodos privilegiados:

  1. Formalizar la unión de hecho en escritura pública notarial.

  2. Inscribir la unión de hecho en el Registro municipal o autonómico.

Escritura pública notarial

Formalizar la pareja de hecho en una escritura pública garantiza que la pareja de hecho obtiene el asesoramiento necesario. Además, el notario comprobará que los extremos pactados se adecúan a la legislación en vigor.

En la escritura pública, la pareja puede establecer un régimen económico común, como haría un matrimonio en sus capitulaciones.

Documentación necesaria

En todo caso, para formalizar la unión será necesario que los miembros de la pareja se identifiquen aportando el DNI, pasaporte o documento sustitutivo.

El mejor modo de demostrar la convivencia estable es un certificado del padrón, aunque sirven otros documentos.

También habrá que demostrar que no hay impedimento matrimonial. Para ello puede aportarse el libro de familia o la documentación que se requiera en el Registro.

¿Matrimonio o pareja de hecho? Ventajas e inconvenientes.

¿Matrimonio o pareja de hecho? Ventajas e inconvenientes.

Muchas son las dudas que nos suscitan a diario las parejas, ¿Es mejor casarse o inscribirse como pareja de hecho? ¿Y si tenemos hijos? ¿Qué consecuencias tiene?

Existen diversas distinciones entre una opción u otra, aunque el ordenamiento jurídico intenta equiparar en gran medida ambas figuras.

¿MATRIMONIO O PAREJA DE HECHO?

Lo cierto es que en función de la elección, gozaremos de unos derechos u otros en distintos ámbitos: económicos, hereditarios, laborales, tributarios…

  • Por ejemplo, en materia laboral, si decides casarte, según el Estatuto de los Trabajadores tendrás 15 días de permiso por la unión del matrimonio. Si escoges la opción de pareja de hecho, no gozas de esos quince días, a no ser que el Convenio Colectivo lo contemple.
  • Por ejemplo, en materia tributaria, el matrimonio puede hacer declaración conjunta y la pareja de hecho no. Asimismo, existen exenciones de pagos de impuestos en donaciones entre cónyuges, y en las parejas de hecho no.

¿AFECTA LA ELECCIÓN A LA PENSIÓN DE ALIMENTOS?

Uno de los motivos para elegir una opción u otra radica en los alimentos de los hijos no comunes. Es decir, los nacidos de un matrimonio anterior.

  • Si una pareja se inscribe como pareja estable con alguien que ya tiene hijos de otro matrimonio, puede dar lugar a que nazca la obligación de pagar una pensión de alimentos por unos hijos que no son propios.

La Ley de Parejas Estables de las Islas Baleares establece que “tienen la consideración de gastos para el sustento de las cargas familiares los necesarios para el mantenimiento de la pareja y de los hijos, comunes o no”, incluyendo en dichos gastos los alimentos.

  • Si por el contrario, en lugar de inscribirse como pareja de hecho, se unieran en matrimonio, no tendrían la obligación de asumir manutención o alimentos de hijos no comunes o de anterior matrimonio, puesto que la normativa civil nada establece sobre este aspecto.
  • Otra diferencia radica en la pensión compensatoria. Para las parejas estables en Baleares, la Ley contempla un límite temporal del derecho al cobro de la pensión compensatoria de tres años. Mientras que en caso de matrimonio, no hay límite temporal alguno pudiendo dar derecho al cobro por tiempo superior a tres años.

¿Y EN CASO DE FALLECIMIENTO DE LA PAREJA?

La Ley de Parejas Estables, para tener derechos sobre la herencia, exige convivencia de los últimos cinco años previos a la defunción y que los ingresos del superviviente no superen un determinado límite. En caso del matrimonio no existe tal limitación.

Cabría hacer un análisis exhaustivo de las legítimas de hijos no comunes, supervivientes y que convivan con hijos comunes. La normativa no es clara en este sentido y queda anticuada para la realidad social en la que vivimos.

Por ejemplo: Maria se casa con Paco, tienen dos hijos y se compran una casa a medias. Cuando los hijos son mayores de edad, Maria y Paco se divorcian. Paco se casa con Patricia, quien también tiene dos hijos de un anterior matrimonio. Paco y Patricia, se compran una vivienda de manera conjunta.

La herencia de Paco, ¿debe compartirse con los hijos que tuvo Patricia en su anterior matrimonio?

Los bienes que haya adquirido Paco con Patricia, ¿deben compartirse entre los hijos de María/Paco y los hijos de Patricia/Paco?

Éstas y muchas otras dudas son las que podemos resolverle. Pida una cita en Lafuente Abogados llamando al 971 72 10 13.
Nuestros Abogados responderán con urgencia y contundencia en defensa de sus intereses.

Alejandra Martínez Perelló

Abogado

*Ante cualquier duda no dude en contactarnos. Pida una cita en Lafuente Abogados llamando al 971 72 10 13/ 971 72 39 82 o rellene el formulario de contacto para ser atendido y asesorado personalmente en nuestro Despacho.
Nuestros Abogados responderán con urgencia y contundencia en defensa de sus derechos, primero intentando una solución extrajudicial al conflicto y si ello no es posible, ejercitando las acciones judiciales necesarias para proteger sus intereses.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *