Opiniones xiaomi redmi 5

Xiaomi sigue anunciando nuevos smartphones que ponen contra las cuerdas a los gama media más consagrados. Tras el éxito del Mi A1 con Android One, la compañía china nos trae un gama media que también apuesta fuerte en especificaciones y tiene un precio comedido, pero esta vez viene con MIUI. Hablamos del Xiaomi Redmi 5 Plus, también conocido como Xiaomi Redmi Note 5 en su variante india y protagonista de este análisis.

El Xiaomi Redmi Note 4 fue todo un superventas y se espera que el Redmi 5 Plus siga el mismo camino. Este año la firma china nos trae un smartphone con un diseño actualizado que se suma a la tendencia de las pantallas 18:9 y cuenta con unos marcos ligeramente más reducidos. Con este traje renovado y un perfil técnico que sigue la misma línea del modelo anterior se presenta el Xiaomi Redmi 5 Plus.

Contenidos

Xiaomi Redmi 5 Plus, review en vídeo

Xiaomi Redmi 5 Plus, especificaciones técnicas

XIAOMI REDMI 5 PLUS

DISEÑO

158,5 x 75,4 x 8,05 mm 180 g Aluminio unibody Cristal 2.5D Lector de huellas trasero

PANTALLA

5,99 pulgadas 18:9 FullHD+ 2.160 x 1.080 píxeles 403 ppp Brillo 450 nits

PROCESADOR

Snapdragon 625 Octa-core 2 GHz Adreno 506

RAM

4 GB (opción de 3 GB)

CAPACIDAD

64 GB + MicroSD (opción de 32 GB)

SOFTWARE

Android 7.1.2 Nougat + MIUI 9.2

CÁMARA TRASERA

12 MP, f/2.2, sensor 1.25μm, flash LED doble tono, PDAF, vídeos FullHD

CÁMARA FRONTAL

5 MP, LED tipo antorcha, modo belleza, vídeos FullHD

CONECTIVIDAD

LTE Dual SIM, WiFi, Bluetooth 4.2, GPS-Glonass-Beidou, minijack, MicroUSB

BATERÍA

4.000 mAh

PRECIO

165,82 euros

Xiaomi ha anunciado que el Redmi 5 Plus estará a la venta en España a partir del próximo 24 de febrero, fecha en la que abren su primera tienda física en Barcelona.. El modelo de 3/32 GB costará 179 euros y el de 4/64 GB subirá a 199 euros.

El mismo lenguaje de diseño en un nuevo formato

El diseño es la primera novedad que vemos nada más sacar el terminal de la caja y también la más notable con respecto al modelo anterior. Con el Xiaomi Redmi 5 Plus tenemos un diseño más grande ya que su pantalla ha crecido y adopta el formato 18:9 que tanto se ha extendido en el panorama móvil.

Xiaomi Redmi 5 Plus vs Xiaomi Redmi Note 4

Al colocarlo junto el Redmi Note 4 las diferencias quedan más claras. Además del formato alargado, también destaca que el panel ahora tiene esquinas redondeadas, una novedad que se asocia a la reducción de marcos. No afecta en absoluto a la experiencia de uso, pero desde el punto de vista estético hace que el conjunto tenga un toque más orgánico.

Hablando de reducción de marcos, el marco inferior es más estrecho y en él ya no hay ningún botón táctil, sino que estos han pasado a situarse dentro de la propia pantalla. El marco superior alberga la luz de notificaciones, auricular, cámara delantera y LED para selfies y también es más estrecho que el de la anterior generación.

Los marcos que rodean la pantalla están más ajustados, pero el esfuerzo de compactación podía haber sido más contundente.

Pero aunque el frontal esté mejor aprovechado que el del modelo anterior, en general no vemos un esfuerzo de compactación contundente y seguimos teniendo unos marcos más que evidentes rodeando la pantalla. Con todo, el manejo es bastante cómodo para montar una pantalla de seis pulgadas. Aquí el formato 18:9 ayuda a que la anchura no se dispare y así el agarre se sienta más seguro.

Xiaomi Redmi 5 Plus vs Xiaomi Redmi Note 4

Si le damos la vuelta tenemos un diseño muy conservador que sigue a pies juntillas la línea estética marcada por su predecesor; espalda de aluminio, misma disposición de cámara y flash y lector de huellas trasero. Destacar también que cubriendo la pantalla tenemos una lámina de cristal 2.5D.

Los acabados del terminal son muy buenos y la sensación de solidez es notable, con un peso que sin ser precisamente ligero, resulta equilibrado para su tamaño. Un punto importante es que el aluminio de la parte trasera resulta bastante resbaladizo, pero aquí la funda de plástico que viene incluida en la caja ofrece una doble solución: mejora el agarre y protege de posibles arañazos.

Por último nos detenemos en los laterales del terminal. Si vamos recorriendo el borde, en la parte derecha tenemos los botones de encendido y reposo, arriba está el puerto de auriculares y el infrarrojo, a la izquierda la bandeja SIM/MicroSD y en la parte inferior el MicroUSB flanqueado por dos rejillas iguales, aunque sólo la derecha es altavoz.

Ver galería completa » Xiaomi Redmi 5 Plus (Note 5), diseño (7 fotos)

Garantía LCD que roza las seis pulgadas

Igual que los demás gama media de Xiaomi, este Redmi 5 Plus sigue fiel a la tecnología LCD para una pantalla que como hemos visto cambia tanto de formato como de tamaño. Tenemos un panel 18:9 de 5,99 pulgadas y resolución FullHD+, o lo que es lo mismo, 2.160 x 1.080 píxeles con una densidad de 403 puntos por pulgada.

Sobre nitidez no hay sorpresas. El FullHD ha demostrado ofrecer un buen nivel de detalle incluso en paneles más amplios, y el de este modelo concreto no es distinto. Sus 450 nits también cumplen en situaciones en las que los reflejos pueden darnos algo de guerra. El brillo automático suele acertar, aunque es cierto que hay veces en las que al desbloquear el móvil el brillo está muy bajo y le cuesta un instante ajustarse a la iluminación.

Con respecto a la reproducción del color, este LCD vuelve a acertar y nos ofrece una gama amplia con tonalidades fieles, aunque los tonos rojizos a veces se muestran algo lavados. Destacar también que tanto los ángulos de visión como la respuesta táctil son muy buenos.

Por último, y volviendo al tema de la reducción de marcos, aunque no tan contundente como otros modelos de la competencia, el diseño contribuye a que la pantalla destaque más en el frontal, detalle que junto con el aumento de tamaño en el eje vertical juega a favor de potenciar la experiencia visual.

El Snapdragon 625 es una apuesta segura, pero anticuada

La renovación de la gama media de Xiaomi pasa por un diseño actualizado con una pantalla más grande, pero no por un procesador de última generación. La firma china es conservadora aquí y sigue ofreciéndonos el Snapdragon 625 como motor de este Redmi 5 Plus, el mismo chip que montaba la generación anterior y otros modelos de su catálogo como el Xiaomi Mi A1.

El Snapdragon 625 es un mítico de la gama media que da muy buen resultado, pero Qualcomm tiene chips más nuevos. Iba tocando una renovación.

El Snapdragon 625 ha dado grandes resultados en equipos de gama media, ofrece un rendimiento fluido y su eficiencia energética es otra prueba de por qué tantas marcas confían en él. El Redmi 5 Plus mantiene la misma fluidez y eficiencia, pero aquí esperábamos una renovación y no un chip que data de 2016. Ojo porque el rendimiento es bueno, pero también es verdad que Qualcomm tiene chips más actuales como el Snapdragon 636 que sólo encontramos en el Xiaomi Redmi Note 5 Pro.

Pero como decía, a pesar de ser un chip algo anticuado, el combo de Snapdragon 625 con 4 GB de RAM se desenvuelve sin problemas en el día a día y ofrece una buena experiencia de uso para un móvil de su gama. El desempeño es muy bueno en tareas básicas como navegar, consultar redes sociales, navegación, mail y demás. Sólo cuando usamos apps muy exigentes puede aparecer algo de lag, pero en general cumple incluso con juegos de gran carga gráfica como Asphalt 8.

Como siempre, enfrentamos los resultados de los principales benchmarks y aquí llama la atención que el Redmi 5 Plus consigue mejor puntuación que algunos de sus rivales.

XIAOMI REDMI 5 PLUS

XIAOMI REDMI NOTE 4

XIAOMI MI A1

HUAWEI P SMART

BQ AQUARIS X

PROCESADOR

Snapdragon 625

Snapdragon 625

Snapdragon 625

Kirin 659

Snapdragon 626

RAM

4 GB

3 GB

4 GB

3 GB

4 GB

ANTUTU

GEEKBENCH 4Single/Multi

864 / 4.293

822 / 3.034

844 / 4.089

942 / 3693

923 / 4.445

4.000 mAh de tranquilidad con algún ‘pero’

Xiaomi vuelve a ser conservadora, pero esta vez no tengo ninguna queja. El Redmi 5 Plus sigue apostando por una batería de 4.000 mAh, y eso se traduce en menos visitas al enchufe, tanto que llegar a los dos días completos sin cargar el terminal ha sido lo habitual durante estos días.

Estar dos días sin visitar el enchufe es un lujo que pocos móviles se pueden permitir. Sólo le falta carga rápida y USB-C para sacar un 10 en autonomía.

Si bien es cierto que con un uso más intensivo la duración disminuye, pero lo de cargar el móvil a diario no sucede con este Redmi 5 Plus. En días en los que he estado fuera de casa haciendo un uso bastante intensivo de redes sociales, cámara, GPS y descargando alguna app, conseguía llegar a casa con la carga alrededor del 40%.

Igual que su predecesor, el Redmi 5 Plus saca sobresaliente en autonomía, pero sigue sin implementar una mejora que a estas alturas ya va siendo necesaria: la carga rápida. Con 4.000 mAh la carga llega a prolongarse cerca de las dos horas y media, que se dice pronto. Tampoco tenemos USB-C, sino que sigue manteniendo un puerto MicroUSB.

MIUI 9: mucha personalización, mejor optimización

El debate sobre si es mejor Android puro o una capa personalizada es y seguirá siendo motivo de desacuerdo entre usuarios de la plataforma. Personalmente me decanto por un Android libre de decoraciones y bloatware, pero de vez en cuando me encuentro con capas que hacen que me plantee mis preferencias.

MIUI 9 ha conseguido que no eche de menos la experiencia Android más pura. Sí, la personalización es muy fuerte y trae muchas apps preinstaladas, pero lo compensa con una excelente optimización y un diseño muy coherente y bien estructurado.

MIUI tiene una fuerte personalización y trae muchas apps preinstaladas, pero también una excelente optimización y un diseño coherente y estructurado.

Tenemos un launcher sin cajón de aplicaciones en el que los iconos se organizan en varias páginas. El desplegable de notificaciones tiene el clásico diseño de MIUI con fondo blanco y verde para resaltar los ajustes rápidos que tenemos activados. Aquí conviene destacar que la gestión de notificaciones es un punto mejorable. Por ejemplo, si queremos responder un correo, para desplegar la notificación tenemos que usar dos dedos, algo que no resulta precisamente cómodo. Otro detalle es que por defecto no tenemos activados los iconos de la barra de estado, algo que personalmente encuentro muy práctico para ver si tengo algún mensaje o alerta sin leer. Eso sí, MIUI 9 incorpora la opción de los globos en los iconos que nos avisan si tenemos alguna notificación.

Con respecto a las aplicaciones y servicios que incluye de serie, por un lado tenemos todas las utilidades básicas como reloj, brújula, calendario, calculadora, navegador, vídeos, música o contactos, todas ellas con un diseño en la misma línea que aporta coherencia al conjunto.

Por otro lado tenemos otros servicios más específicos como por ejemplo la app que Xiaomi llama Seguridad pero que en realidad engloba una amplia colección de funciones. Aquí tenemos desde el clásico botón para optimizar el sistema o limpiar archivos basura, pasando por analizar en busca de virus, hasta crear un segundo espacio o clonar aplicaciones.

Muchas de las apps que incluye MIUI resultan muy prácticas. La mayor pega de la personalización y de la que MIUI 9 no se libra es que el sistema no está actualizado y seguimos contando con Nougat.

También hay otras apps como Mi Drop, para compartir archivos rápidamente, el gestor de archivos nativo Mi File Manager, Mi Remote para aprovechar el puerto infrarrojo del terminal y por supuesto la radio FM que sigue presente en este modelo.

El punto débil de la personalización y del que MIUI 9 no se libra es que el sistema no está actualizado a la última versión de Android. Aunque Xiaomi quiera suplirlo con muchas funciones propias, muchas de ellas muy útiles, saber que seguimos anclados en Android Nougat es sin duda un punto negativo que juega en su contra.

Ver galería completa » Software del Xiaomi Redmi 5 Plus (29 fotos)

Cámara: conservadurismo y buenos resultados

Llegamos al apartado de la cámara, campo de batalla de los gama alta y un punto que cada vez vemos mejorar más en gama media. En este caso, aunque Xiaomi se haya sumado a la moda de las pantallas 18:9, no sucede lo mismo con las cámaras dobles y seguimos teniendo un único sensor, por lo que se descarta la opción de zoom de dos aumentos o desenfoque del fondo.

El sensor ofrece 12 megapíxeles de resolución con píxeles de 1,25μm y va montado bajo una lente de apertura f/2.2. Además, cuenta con un flash LED de doble tono y enfoque por detección de fase. En la parte delantera tenemos un sensor de 5 megapíxeles acompañado de un LED de relleno.

Si conoces la app de cámara de anteriores Redmi, la del Redmi 5 Plus te sonará mucho.

La aplicación de la cámara presenta la misma estructura y funciones que ya encontramos en modelos previos de la serie Redmi. El Redmi 5 Plus nos permite añadir filtros en tiempo real, activar el flash, el modo HDR o acceder a más modos de disparo desde el menú Opciones.

En este menú tenemos modos como Panorámica, Enderezar, el modo belleza para la cámara trasera, manual, modo noche (HHT) o selección de escenas. Pero vamos a lo más importante: los resultados.

Empezamos con una fácil, escena exterior día con luz solar abundante. En el plano general vemos un nivel de detalle muy bueno que se mantiene al ampliar un recorte al 100%. La textura del pelo del gato está muy bien resuelta y definida y los tonos son fieles. Eso sí, el rango dinámico se queda algo justo y hay zonas del pelo que aparecen quemadas, comprensible debido a la intensidad del sol.

También resuelve muy bien una escena exterior con un disparo a un elemento más alejado. El nivel de detalle se mantiene al ampliar, aunque aquí el procesado se lía un poco con áreas complejas como la del árbol, donde se aprecia una especie de máscara de enfoque algo pasada de vueltas. No obstante es algo que sólo se ve al sacar la lupa, en el plano general el resultado es muy bueno. Aquí el rango dinámico querda algo mejor gracias al HDR, pero de este modo hablo más en profundidad un poco más abajo.

¿Qué pasa con el detalle en una escena nocturna con luz artificial? Aquí empezamos a ver algunas deibilidades y esa nitidez tan marcada se pierde al ampliar, pero la cámara del Redmi 5 Plus sigue haciendo un buen trabajo incluso con condiciones complejas. El balance de blancos también es un punto destacable y la dominante amarilla de la farola no llega a empastar los tonos.

Del modo manual no pongo ninguna prueba porque sólo permite ajustar balance de blancos e ISO, nada de exposición, enfoque u obturador.

Sin HDR vs con HDR

Ahora sí le toca el turno al HDR. El del Xiaomi Redmi 5 Plus consigue mejorar el rango dinámico de las fotos sin llegar a resultar demasiado agresivo. Sobre estas líneas se puede apreciar como recupera las áreas de sombra consiguiendo un conjunto más equilibrado.

Sin HDR vs con HDR

En escenas donde no hay un contraste tan alto podemos prescindir perfectamente del HDR, pero al dejarlo activado el resultado también es bueno. La zona de las torres aparece más resaltada y los contornos más marcados, pero de nuevo nos devuelve una imagen bastante natural.

Medición sombras vs medición luces vs HDR

Pero ojo porque el HDR no hace milagros. Sin el HDR, en esta escena sólo podíamos enfocar a las sombras y hacer que el cielo saliera quemado o enfocar al cielo y que el resto de la foto saliera negra. El HDR consigue equilibrar un poco, pero no llega a subir las sombras lo suficiente y gran parte de la foto se sigue viendo muy oscura.

Salvo en escenas muy complejas, el modo HDR acierta, pero lo malo es que no es automático y hay que activarlo cada vez. Además, mientras el disparo en modo normal es muy rápido, con el HDR hay ocasiones en las que se traba un poco y pierde esa fluidez.

Modo automático vs Modo noche (HHT)

Otra de las modalidades de disparo que he acabado usando bastante a menudo es el HHT o modo noche, aunque también toca activarlo de forma manual. En el ejemplo se aprecia como en automático la dominante amarilla de las luces se dispara y el detalle se pierde, mientras que con el modo HHT el balance de blancos es más acertado y la imagen más nítida.

Cerramos este apartado con la cámara delantera. Aquí la calidad baja bastante, pero siendo para sacarnos el selfie ocasional es más que suficiente. Mención especial al modo belleza que cuenta con un modo inteligente que podemos configurar en tres niveles y un modo pro que además adelgaza la cara. Eso sí, el detector de edad no es muy fiable, en la foto superior me podéis ver rejuveneciendo por segundos y sin cambiar la expresión.

Ver galería completa » Xiaomi Redmi 5 Plus, muestras de cámara (50 fotos)

Xiaomi Redmi 5 Plus, la opinión y nota de Xataka Android

Decíamos al principio que el Xiaomi Redmi Note 4 fue todo un éxito de ventas y su renovación era una de las más esperadas de la gama media. El Redmi 5 Plus no defrauda. Xiaomi vuelve a apostar por la misma combinación de características completas y equilibradas a un precio bien ajustado que pone contra las cuerdas a muchos competidores, incluso su propio Xiaomi Mi A1, rey de la gama media en 2017.

La renovación está en el diseño y la pantalla, con ese formato más alargado y marcos más reducidos, aunque es cierto que aquí podían haber arriesgado un poco más, sobre todo teniendo en cuenta que la pantalla crece hasta casi las 6 pulgadas. Sin embargo, no hay que perder de vista que estamos en un rango de precio por debajo de los 200 euros y aquí la idea de ‘todo pantalla’ se diluye.

El Redmi 5 Plus también cumple en experiencia de uso, y gran parte del mérito hay que dárselo a MIUI 9, probablemente la capa china mejor optimizada y adaptada al mercado global. Pero otra vez nos toca sacar una pega y es que a pesar de que el desempeño en el día a día es bueno, el hecho de contar con un chip tan veterano y una versión de Android ya superada por Oreo es un punto en contra.

El Xiaomi Redmi 5 Plus centra toda su renovación en el diseño y la pantalla, pero se mantiene conservador en puntos como el procesador. El resultado sigue siendo un smartphone muy completo con un precio irresistible. Dará mucha guerra en 2018.

Donde Xiaomi no ha arriesgado nada es en la batería, y menos mal. La autonomía es un punto clave en cualquier smartphone, pero en gama media es un aspecto especialmente valorado y el Redmi 5 Plus vuelve a cumplir con nota alta. Sus 4.000 mAh parecen interminables y eso de poder olvidarnos del enchufe un par de días es algo que en gama alta es impensable.

La cámara doble esquiva a este modelo que sigue contando con un único sensor, pero que es más que suficiente para un móvil de su nivel. Si acaso echamos en falta algunos detalles a nivel de funciones como ese HDR automático o un modo manual más rico en opciones.

El precio pone la guinda de un smartphone que tiene muchas papeletas para convertirse en una referencia en la gama media este 2018 y una sólida alternativa al Mi A1 para quienes no ponen por delante el software.

Diseño8,5 Pantalla8 Rendimiento7,5 Cámaras7,5 Software7,5 Autonomía9

A favor

  • Batería prácticamente interminable.
  • Diseño renovado con marcos más reducidos.
  • Precio muy ajustado para todo lo que ofrece.
  • Cámara muy interesante para un móvil de su nivel.

En contra

  • El chip Snapdragon 625 cumple, pero es un chip ya antiguo.
  • No lleva Android Oreo.
  • Se echan en falta algunas funciones en la app de la cámara.
  • No lleva carga rápida.

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Gearbest. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Xiaomi lleva apenas un año presente en España y ya acumula varios superéxitos en ventas, empezando por el Xiaomi Mi A1 y terminando en el Redmi 5A, el smartphone más vendido del mundo ahora mismo. Pero no se conforman con eso y planean presentar varios dispositivos más de características similares. Y ahí entra el juego el Xiaomi Redmi 5 Plus.

En este análisis del Xiaomi Redmi 5 Plus vemos qué tal es el primero de ellos para 2018, un móvil low cost ultracompetitivo con características difícilmente igualables. Además sólo cuesta 179 euros en su versión de 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento. Busca repetir el éxito del Mi A1 con algunos pluses a los que merece la pena echarle un vistazo.

Se trata de un smartphone que se aventura en el terreno de las pantallas 18:9, una de las pocas carencias del Mi A1. Mucho más preparado para la competencia en este año, el Redmi 5 Plus tendrá mucho que decir en el top ventas internacional.

¿Merece la pena comprar el Xiaomi Redmi 5 Plus? Lo vemos tras analizarlo detalladamente apartado a apartado.

Metal y color, una apuesta innovadora en su gama

En 2018 vamos a empezar a ver por primera vez muchos móviles de menos de 200 euros con cuerpo metálico, y la verdad es que se agradece una nota de solidez en un segmento que habitualmente ha apostado por el plástico. El metal hace más resistente el cuerpo de los smartphones y ayuda a que no se calienten tanto.

Una de las cosas que más nos ha gustado del Xiaomi Redmi 5 Plus durante esta review es precisamente su diseño, hecho en metal en su zona trasera -con un par de detalles de plástico- y con la frontal completamente de vidrio. La solidez se nota al tacto, con botones bien ensamblados que no bailan ni se mueven.

Como casi todos los dispositivos a día de hoy, es unibody, y eso significa que n se puede extraer la batería. Por su parte la Nano SIM y MicroSD se insertan en una bandeja lateral extraíble, algo en línea con lo que a día de hoy hace toda la industria.

Además la marca china ha vuelto a dar opciones a sus usuarios, y por eso este terminal está disponible en azul, negro y dorado. Hemos podido probar la versión azul y la verdad es que si te gusta tener algo más que un móvil negro y blanco, es una opción atractiva.

Galería de imágenes del diseño del Xiaomi Redmi 5 Plus

(27 imágenes)

Salto al formato 18:9 y sus implicaciones

Como ya hemos mencionado antes en este análisis del Xiaomi Redmi 5 Plus, la marca ha elegido pasar al formato 18:9 para su pantalla. Esta relación de aspecto afecta directamente a la experiencia de usuario tanto en visualización de vídeo e imágenes como simplemente al sostener el móvil.

Al introducir los 18:9 en la pantalla, el cuerpo del dispositivo toma una forma alargada. Es complicado llegar con una sola mano a todos los puntos de la pantalla, sobre todo a los que se sitúan en la zona superior. Sus 5,99 pulgadas unidas a esta característica le dan un aspecto de móvil de gran tamaño, aunque no todo es negativo.

Para empezar, la resolución es Full HD+ (la variante del FHD para pantallas 18:9) y de una calidad bastante notable en cuanto a nitidez y colores, aunque lo que más nos ha gustado es la luminosidad del panel. Es muy brillante y se ve a la perfección incluso a pleno sol.

No es lo habitual, sobre todo en móviles económicos, así que es un punto a valorar positivamente en la review del Redmi 5 Plus. Además el panel cuenta con protección Corning Gorilla Glass, una garantía contra arañazos.

Como nota negativa, hay que decir que los ángulos de visión son aceptables, aunque sin llegar a producir colores extraños aunque lejos de lo que pueden ofrecer otros terminales más avanzados.

Análisis Xiaomi Redmi 5 Plus: Xiaomi se ha vuelto a superar

La evolución de los móviles se ve poco a poco pero en ocasiones hay saltos contundentes que demuestran cómo lo que hasta hace unos meses se veía como gama alta ahora son características que podemos ver en todos los modelos.

Esa esa la sensación que nos ha transmitido el nuevo Xiaomi Redmi 5 Plus, un smartphone que acaba de salir a la venta en España ya que llega desde China solo unas semanas después de su presentación, algo que también pasará con el Xiaomi Redmi Note 5 y 5 Pro.

Con un precio de partida de 199 euros este modelo, que es ligeramente más potente que la variante sin el apellido Plus (la cual cuesta 179 euros), se posiciona como un rival directo de otras propuestas como el Honor 9 Lite o el Xiaomi Mi A1.

Xiaomi Redmi 5 Plus

8,0

  • Pantalla de 5.99″
  • Snapdragon 625
  • Cámara de 12 Mpx
  • Batería de 4000 mAh
  • 4 GB de RAM
  • 64 GB de Almacenamiento
  • Peso: 180 g
  • Dimensiones: 158.5 x 75.5 x 8.1
  • Resolución de 2160 x 1080
  • Más especificaciones Menos especificaciones

PVP 199€€ Comprar3,75€ Comprar Nos gusta

  • Diseño
  • Potencia
  • Pantalla

No nos gusta

  • microUSB
  • no NFC

Durante una semana hemos estado usando este dispositivo como smartphone único y hemos exprimido el terminal usándolo para hacer fotos, jugar (y mucho) y realizar todo tipo de tareas, sobre todo para ver si como parece puede ser una opción válida para cualquier tipo de usuario.

Video review

Una nueva forma de ver la gama Redmi

Los móviles este año tienen a tener unas características estéticas y de diseño clara y en este modelo vemos la mayoría de ellas.

La más importante es la pantalla. En el Redmi 5 Plus vemos cómo se alarga el panel para llegar a una diagonal de 6 pulgadas pero con un ratio 18:9 que lo hace alejarse de la sensación en mano que podría dar por ejemplo el Xiaomi Mi Max 2, un móvil con no mucha mas pantalla pero sí tamaño, por su relación 16:9.

Otra de esas características es la curvatura de las esquinas de la pantalla lo que a muchos no gusta pero que personalmente creo que queda bien. En el modelo con el frontal blanco es bastante llamativo.

Por supuesto con este tipo de pantalla por fin Xiaomi abandona los botones en el marco inferior de la pantalla y los incluye dentro de la misma. Gracias a ello la reducción de marcos es notoria aunque sigue existiendo una franja negra alrededor del panel.

En la mano el terminal es grande y pesado pero no tanto como para ser incómodo de llevar o de sostener. También hemos de alabar la elección de colores que hace que sea realmente juvenil. Más de una persona nos ha preguntado por el móvil mientras realizábamos el análisis y es que atrae miradas.

Por rendimiento no será

Los Redmi son la parte más baja de la familia y es cierto que en este caso contamos con un procesador que lleva ya un tiempo entre nosotros. Sin embargo el Snapdragon 625 sigue peleando bien con sus rivales directos en precio y es que por debajo de 200 euros no hay mejores alternativas.

La memoria RAM y el almacenamiento interno también juegan a favor de este terminal. 4 GB en el caso de la primera y 64 GB en el caso de la segunda hacen que cualquier opción que no tenga al menos la misma capacidad quede perjudicada en un enfrentamiento directo.

No obstante hay algunas pegas que ponerle a este modelo y es que si bien hemos podido jugar a HearthStone, Tekken y otros juegos exigentes el desempeño no podemos decir que sea le mismo que el de otros smartphones más potentes, es obvio.

Xiaomi sigue sin implementar el NFC

Pero lo que no llegamos a entender es la obsesión de Xiaomi por no poner NFC en sus móviles. Cuando los importábamos podríamos entenderlo, en China no se usa, pero ahora que distribuye de manera oficial en España y quiere expandirse al resto de Europa quizás deba empezar a planteárselo.

Sí que cuenta este modelo con radio FM y sensor de infrarrojos y aunque se da por descontado también tenemos puerto de jack 3.5 mm para enchufar unos auriculares convencionales.

Los test de benchmarks probados nos han dado 845 y 4249 puntos (Geekbench 4), 463 puntos (3D Mark) y 76305 (Antutu).

Adiós a las pantallas pequeñas

Esta es una de las principales mejoras de este modelo y es que no sólo crece en tamaño llegando a rozar las 6 pulgadas (5.99 para ser exactos) sino que al ser más alargada no es mucho más ancha que la de un Xiaomi de 5.5 pulgadas. La resolución es FHD+ pero los 2160 x 1080 px no penalizan en absoluto la batería, algo importante.

Eso sí, se mantiene un borde negro en su contorno y las esquinas como hemos comentado están redondeadas, algo que chocará bastante a algunos usuarios que siguen prefiriendo las esquinas rectas.

En cuando a la calidad no podemos hablar mal. Tiene buen rango de color, permite modificaciones como el cambio de temperatura o el encender la misma con un doble toque y además tiene modo de lectura.

Esta disminución de los tonos azules puede ser programada o activada de manera puntual.

Los fondos de pantalla son otra de las opciones de personalización de la pantalla. Carrousel es una función de MIUI que permite que las imágenes cambien de manera automática cada cierto tiempo configurable, entre las temáticas que elijamos.

Hola a la batería de los Note

La batería de este modelo recuerda a la de los Redmi Note. Son nada menos que 4000 mAh y entre eso y que Xiaomi es una de las marcas que mejor autonomía obtienen en sus móviles estamos ante uno de los aspectos mas destacables de este modelo.

Hemos realizado varias pruebas de uso. Una en interiores exclusivamente con Wifi nos ha llegado a dar seis horas de pantalla con dos días completos de autonomía, habiendo jugado, hablado por teléfono y usado apps sociales.

Si hacemos un uso más convencional en exteriores, con mayor brillo de la pantalla y con un uso de la red móvil más cercano a la realidad vemos cómo las cifras caen pero llegamos de sobra al final del día con más de 6 horas de pantalla, que serán menos en función de parámetros como la cobertura o las apps usadas.

Eso sí, se echa en falta la carga rápida y sobre todo que Xiaomi hubiera apostado por el conector USB Tipo C que ya vemos en móviles chinos mucho mas baratos.

La cámara cojea levemente

La cámara sigue siendo el punto a estudiar con detalle si queremos saber en qué categoría encaja un smartphone.

Este Redmi 5 Plus no tiene cámara doble pero Xiaomi ha presumido de buena cámara en su presentación. La realidad es que si bien para la zona del catálogo en la que está la calidad es válida la realidad es que si miramos en detalle vemos algunas carencias.

El detalle y nitidez de las imágenes en los bordes de los elementos flaquea en ocasiones y el rango dinámico no es todo lo bueno que nos gustaría.

Sí que tiene HDR pero no de forma automática por lo que tenemos que elegir si lo queremos o no.

De noche la calidad de las fotografías baja bastante y aquí sí se nota que estamos probando un terminal de la familia Redmi y no de la gama Mi.

Tenemos que cuidar cómo enfocamos tanto detrás como delante y es que si bien los selfies de noche se ven beneficiados de la presencia de un flash LED la calidad de las autofotos nos ha parecido mejorable.

Pese a todo y siendo neutrales, podemos decir que la experiencia de este apartado es correcta para el precio del móvil pero que poco muy poco más quizás no interese irnos por el Xiaomi Mi A1.

Interfaz

Con la única salvedad del Xiaomi Mi A1, la empresa china sigue apostando por MIUI para sus teléfonos y es esta la capa gráfica que usaremos en el Redmi 5 Plus.

Al contrario que en otras modificaciones de Android, como EMUI, aquí no podemos poner un cajón de aplicaciones para tener todas las apps y al final hemos de optar por tenerlas en carpetas a lo largo de los escritorios, aunque no queramos.

Las aplicaciones preinstaladas son las que vienen con el sistema y no hay apps de terceros salvo las de Microsoft y WPS. Estas se pueden desinstalar de forma sencilla pero no así las apps propias de MIUI, que ni siquiera se pueden deshabilitar.

Android 7.1.2 es la versión del sistema junto con MIUI en su versión 9, con las mejoras que eso implica.

En el día a día el uso de la interfaz no es complicado y tiene muchas más opciones que la versión de stock de Android. En la personalización hemos de destacar los temas, que modifican no sólo los iconos y fondos de pantalla sino también los colores del sistema en ajustes y en las notificaciones.

En estas también hay cambios como el poder acceder al clima o al calendario si pulsamos en las zonas indicadas para ello.

Eso sí, hemos de tener en cuenta que parte del buen hacer de los móviles de Xiaomi con la autonomía es por la gestión de MIUI y tenemos que hacer que las apps no se cierren en segundo plano si así lo queremos. Por ejemplo Dropbox y WhatsApp son dos de los servicios que hemos elegido tener siempre funcionando, porque es como son más útiles.

Conclusión

Esta ha sido sin duda la iteración elegida por Xiaomi para que sus Xiaomi Redmi dejen de ser el estandarte de la gama baja. Para ello tiene ya a la gama A, tanto en Redmi como en Redmi Note.

El Xiaomi Redmi 5 Plus es un móvil que ajustando mucho el precio gustará a todos los que valoren eso, el coste, sin renunciar a un diseño correcto (quizás el color negro siente mejor al frontal), una batería espectacular y un rendimiento por encima de la media.

No es un móvil perfecto y obviamente hay que hacer algunos sacrificios. La cámara no es mala pero es de las prestaciones que menos nos ha impactado y por supuesto hemos de remarcar la ausencia de NFC y conector Tipo C y carga rápida.

Es un smartphone, como prácticamente todos los de la marca, muy recomendable, y en un país como el nuestro podría convertirse, fácilmente, en un éxito de ventas.

El desembarco de Xiaomi y parte de sus teléfonos móviles fuera de las fronteras chinas, como por ejemplo España, ha reforzado el valor de la marca, la cual se permite ya no solo terminales concretos con una excelente relación calidad/precio sino empezar a configurar una red de smartphones muy parecidos pero que siempre suman al dejar al usuario escoger de forma más definida.

Es el caso del Redmi 5 Plus, el más reciente y potente candidato de Xiaomi a superventas el año con permiso del Mi A1 y su doble cámara y Android One, y que he estado probando durante un mes para contaros mi experiencia.

La gama de entrada puede permitirse pocos marcos y buena pantalla

Si por algo hay que destacar el diseño del Xiaomi Redmi 5 Plus es por llevar ideas de gama alta a la de entrada de nivel. Nos referimos a un diseño con pantalla (casi) sin marcos y la adopción del formato 18:9, en una diagonal de 5,99 pulgadas. Las esquinas redondeadas son otro guiño que dice mucho del esfuerzo a nivel de diseño y apariencia de este Redmi 5 Plus.

Ese buen acabado general del terminal y su tamaño de pantalla le pasan factura en dimensiones, especialmente en el peso. Pese a ser equilibrado y reducir bastante los marcos laterales, no hace lo mismo con los superior e inferior, así que en mano resulta un terminal algo grande (bastante alto) y pesado. A su favor debo decir que esa sensación de ser más pesado es básicamente por el uso de un material como el aluminio, que por otro lado nos da mayor sensación de robustez frente a los modelos de cristal.

Se agradece el esfuerzo por poner en el mercado un diseño «casi sin marcos» que nos recuerda a la gama media/alta, pero la realidad nos deja un terminal de generosas dimensiones

Donde no hay variación por parte de Xiaomi es en el diseño de la parte trasera, perfectamente reconocible y donde el lector de huellas me ha resultado muy cómodo de usar, así como los controles de volumen y encendido, que están donde a mi me gustan.

Como en otros terminales de Xiaomi, tanto con acabado metálico como de cristal, me ha resultado un modelo bastante resbaladizo, así que no hay que hacer ascos a la más que sencilla funda de silicona transparente que viene con el terminal porque la agradeceremos y nos evitaremos algún que otro susto.

Una gran pantalla que sufre en exteriores

En este teléfono más cercano a los 150 euros que a los 200, sorprende una pantalla grande de 5,99 pulgadas no por su tamaño, que nos resulta cómoda, sino porque no nos obliga a renunciar a una cierta calidad tanto en el panel como en la resolución, que es de 2160×1080 píxeles.

Lógicamente no estamos ante exactamente el mismo panel y en ciertos aspectos se nota. En nuestro mes de uso lo he notado especialmente en el brillo, más bajo que la gama alta y que hace que en exteriores sufra algo su visibilidad, así como en reflejos o la polarización del panel, que hace que en vertical, con algunas gafas de sol, no se vea nada la pantalla, lo que incomoda bastante si sueles ir con este tipo de gafas continuamente.

También el contraste tiene margen de mejora así como el sensor de luminosidad, que tiende a mantener en niveles muy bajos el brillo de la pantalla para, imaginamos, ganar algo de autonomía y destacar en ese punto, lo que nos hace en determinadas situaciones estar pendiente de subir el nivel de manera manual para tener una visualización de la pantalla más confortable a la luz ambiente.

Sin problemas de rendimiento y (casi) muy bien por MIUI

Si en la parte de diseño y pantalla casi todo han sido alabanzas para el Redmi 5 Plus, siempre pensando en su precio y la competencia, no pasa lo mismo principalmente con el procesador. Aquí Xiaomi ha decidido optimizar al máximo el coste y le ha colocado un amortizado procesador como el Snapdragon 625. Resulta bastante extraño en un fabricante que siempre nos deja la imagen de un excelente ensamblador de los componentes más actuales.

Puede sorprender que no mejore el procesador, pero es que realmente no le hace falta para conseguir una experiencia de lo más satisfactoria para su precio

Dicho esto, para matizar los números sobre el papel, tengo que decir que en esta gama no vamos a encontrar muchos terminales con este rendimiento. Mi consejo es que, de las dos configuraciones posibles, por los apenas 20 euros de diferencia, nos decantemos por el Redmi 5 Plus de 4 GB de RAM y 64 GB de memoria interna porque en relación calidad/precio es casi imbatible: 164 euros. Esos 4 GB de RAM hacen que el terminal vaya fluido y no hay ni tirones ni dejemos de poder realizar acciones por falta de potencia.

Que Xiaomi tenga éste entre los terminales oficiales en España y otros mercados ha hecho que me reconcilie bastante con la marca, de quienes los modelos que hasta ahora había probado provenían directamente de China y me habían causado más de un dolor de cabeza por su capa y servicios locales invasivos.

En este Redmi 5 Plus nos encontramos la capa MIUI 9 pero todavía no está sobre Android 8.0. Es la principal pega de una personalización que debes domar antes de sentirte a gusto con ella porque, pese a que está muy bien optimizada y el diseño es atractivo y más cercano a un Android puro que a otras capas asiáticas, hay todavía bastantes servicios y aplicaciones que o no usaremos o no queremos que se inmiscuyan en nuestro flujo diario bajo Android.

Salvo que seas un fiel de la marca o en ayudas puntuales como la de gestión de memoria y seguridad, mi opción siempre sería tirar de aplicaciones y servicios de terceros para que, en caso de cambiar de terminal/marca, no sentirme algo perdido. Lo bueno es que, si optas por lo que Xiaomi ofrece, la calidad se nota, son servicios y aplicaciones sólidas y en el que casi lo único con bastante margen de mejora son las notificaciones.

Excelente autonomía, no tanto la carga

El peso y grosor de este Redmi 5 Plus se nota en mano pero a cambio, también en la batería desde un punto de vista positivo. Dentro de este terminal encontramos 4000 mAh de batería que, asociado con el perfil de usuario mayoritario de este terminal, nos permite otorgarle dos días de autonomía sin problema. Si el uso que haces del terminal es más intensivo, como ha sido mi caso en este mes de uso con el Redmi 5 Plus, esos dos días se reducen algo, pero no he tenido problemas en llegar a la mitad del segundo día con suficiente batería.

Puede parecer extraño pero superar el día de uso con solvencia pero sin garantizarnos la segunda jornada, para mi caso es un problema. Y lo ha sido más todavía con este Redmi 5 Plus puesto que el cargador con el que viene no tiene carga rápida, un «must» que ya le pido a cualquier terminal que se precie, ni tampoco con puerto de carga USB-C. En casa y el lugar de trabajo, los cables microUSB ya hace un año que fueron sustituidos por modelos USB-C, por lo que en este mes, que el Xiaomi Redmi 5 Plus usara todavía la carga por microUSB, aunque suene a broma, me ha supuesto un problema. Ya me había olvidado de lo que es tener que mirar la orientación del cable de carga.

Cuando ya casi todos los terminales salen con USB-C para la carga, que sea microUSB tipo A es un pequeño incordio

Al final la solución ha sido poner a cargar cada día en casa, al final de la jornada, a este Xiaomi pese a que la batería estuviera por encima del 40%, por lo que, al menos en mi caso particular y experiencia de uso, hubiera preferido otros esfuerzos del lado de la batería, como la citada carga rápida, que solo capacidad bruta.

En la cámara está el ahorro de dinero

Aunque venimos de la muy buena experiencia con la cámara del Xiaomi Mi A1, este Redmi 5 Plus nos ha devuelto a la realidad de las cámaras de terminales de gama de entrada o media. Aquí ya no pedimos que tenga doble sensor ni nada por el estilo, simplemente que no falle estrepitosamente.

No es exactamente el caso del Xiaomi Redmi 5 Plus, pero quien se lo compre pensando en un nivel de cámara alto por haber visto nuestra review de Xiaomi Mi A1, se equivocará. Lógicamente podemos conseguir fotos decentes, especialmente en lo que respecta al nivel de detalle, pero en este mes de uso la cámara de este Redmi 5 Plus ha dado muchas muestras de un deficiente rango dinámico.

En escenas con puntos fuertes de luz o cielos despejados es habitual que la escena acabe descompensada. Lo curioso es que las posibles soluciones que tiene Xiaomi no las facilita, algo que no entendemos y que nos transmite una idea de dejadez en el apartado de la cámara una vez que ya nos ha vendido el terminal por números (tanto en ficha técnica como en precio). Un ejemplo claro es la ausencia real de controles manuales que tan bien vienen cuando el rango dinámico o las escenas nocturnas nos dejan fotos muy mejorables.

Una vez más es en la cámara de fotos y su nivel donde la diferencia entre gamas más se nota. El coste de un terminal no va siempre del lado del hardware y en la cámara, no trabajar el software, se paga en negativo. Lo peor sin duda de este smartphone

Pero no es el único ejemplo. En este mes de uso y en busca de una fiabilidad mayor con la cámara, he acabado usando el modo HDR para casi todo. Esto ha sido así porque bastantes escenas con mucho rango dinámico las logra adecentar, pero sin embargo, es una funcionalidad que hay que activar a mano y encima lenta. Volver a terminales que no admiten dos disparos seguidos casi instantáneos no es plan.

Dicho todo esto, no hay dudas de que estamos ante un potencial superventas más que recomendable por su precio, pero que conviene valorar en su justa media en apartados como la cámara y comparando casi la mayoría de veces con modelos dentro de su propia marca. Hablamos del Mi A1 si priorizáis la cámara, o del futuro Note 5 Pro si buscáis lo máximo por vuestro dinero.

Análisis Xiaomi Redmi 5 Plus opiniones, características y precio 

¿Cuáles son las características del Xiaomi Redmi 5 Plus?

Comencemos el repaso de las características del Xiaomi Redmi 5 Plus hablando de su diseño. El Redmi 5 Plus tiene un peso de 180 gramos y, además, para tener una pantalla tan grande, de 5,99 pulgadas, sus dimensiones tan solo son de 158,5 mm de alto, 75,5 mm de ancho y 8,1 mm de grosor, lo cual sienta bastante bien en la mano. La superficie útil del smartphone se sitúa en el 77%.

El material con el que está hecho el Xiaomi Redmi 5 Plus es aluminio, se trata de un dispositivo unibody que para nada nos hace pensar al verlo que se trata de un smartphone de gama de entrada.

En la parte trasera se puede encontrar el lector de huellas que está muy bien situado y que será cómodo de utilizar, además funciona a la perfección. Siguiendo con las características físicas, la parte delantera se caracteriza por sus bordes mínimos con los que se aprovecha la pantalla mucho más.

Ha dejado a un lado los botones táctiles que por ejemplo aparecían el dispositivos anteriores en el borde inferior, y ahora se han incorporado dentro de la propia pantalla.

En el lateral derecho se encuentran el botón tanto de volumen como de encendido y apagado del dispositivo y bloqueos desbloqueo del mismo. En la parte izquierda está la bandeja para introducir la tarjeta Nano SIM y la MicroSD muy bien integrada en el dispositivo.

En la parte inferior hay una clavija micro USB centrada y a los laterales está el micrófono y el altavoz. En la parte trasera, justo en el centro se encuentra la cámara principal y justo debajo está situado el flash LED de dos tonalidades.

La pantalla es LCD IPS con una resolución Full HD+ y una densidad de píxeles por pulgada de 409. En la parte frontal superior del terminal está el altavoz de llamadas, junto a él, en la parte derecha, la cámara selfie y el LED de notificaciones de color Blanco. Al otro lado están el sensor de proximidad y el flash LED delantero.

El procesador con el que cuenta el Xiaomi Redmi 5 Plus es un modelo Qualcomm Snapdragon 625 MSM8953 de tipo Octa-Core de 2 GHz y 64 bits. La memoria RAM con la que cuenta es de 3 GB y 32 GB de almacenamiento interno que aunque no está nada mal, ofrece la posibilidad de ampliarlo con una SD.

La cámara del Xiaomi Redmi 5 Plus, aunque no es doble, que supone un punto negativo para el dispositivo, la cámara trasera no está del todo mal. Tiene 12 Mpx de resolución de tipo CMOS y apertura f/2.2 y flash Dual LED, pero sin estabilización óptica. La cámara selfie por su parte, es bastante más básica, y cuenta con 5 Mpx de resolución y sensor Omnivision OV5675.

La batería del Xiaomi Redmi 5 Plus es un gran punto positivo, tiene una capacidad de 4000 mAh de tipo Li-Polymer, con carga rápida pero no extraíble. Como extra, incluye Qualcomm Quick Charge 2.0. La batería puede durar aproximadamente un día e incluso puede sobrarte.

El software con el que viene el Xiaomi Redmi 5 Plus es MIUI 9 basado en Android Nougat 7.1 pero existe la posibilidad de actualizar a Android Oreo próximamente.

Aunque los ojos se nos van a los smartphones más punteros, no solo marcas como Xiaomi tienen entre la gama de entrada sus terminales más vendidos, solo hay que mirar a los Samsung y Huawei más vendidos en España en 2016. Pero volviendo a la marca china recién llegada oficialmente a España, tras el éxito de sus Redmi 4 tocaba dar un nuevo toque a la gama, para que no pareciese una renovación menor.

Y aquí están por fin los Xiaomi Redmi 5 y 5 Plus, que en un primer vistazo ya se alejan de la línea de diseño típica de los smartphones de estos precios. Como apuntaban los rumores y confirmaron las últimas imágenes oficiales que desde la propia marca mostraron, los nuevos Redmi 5 apuestan por pantallas de 18:9. Más allá del diseño, ambos modelos se diferencian tanto por el tamaño y resolución de sus pantallas como por su potencia.

Xiaomi Redmi 5 Xiaomi Redmi 5 Plus
Pantalla 5,7″ 1.440 x 720 píxeles 5,99″ 2.160 x 1.080 píxeles
Procesador Qualcomm Snapdragon 450 Qualcomm Snapdragon 625
Núcleos 8 x 1,8 GHz 8 x 2 GHz
RAM 2/3 GB 3/4 GB
Almacenamiento 16/32 GB (+ microSD de hasta 128 GB) 32/64 GB (+ microSD de hasta 128 GB)
Versión software Android 7.1.2 Nougat bajo capa MIUI 9 Android 7.1.2 Nougat bajo capa MIUI 9
Conectividad 4G, VoLTE, Bluetooth 4.2, GPS, Wi-Fi ac 4G, VoLTE, Bluetooth 4.2, GPS. Wi-Fi ac
Cámara trasera 12 megapíxeles, f/2.2, PDAF, flash LED 12 megapíxeles, f/2.2, PDAF, flash LED
Cámara frontal 5 megapíxeles, flash LED 5 megapíxeles, flash LED
Batería 3.300 mAh 4.000 mAh
Dimensiones físicas 151.8 × 72.8 × 7.7 mm y 157 gramos 158.5 x 75.45 x 8.05 mm y 179.5 gramos

En el diseño está la evolución

En muchas ocasiones las renovaciones de una familia de smartphones dentro de una marca nos dejan fríos, por las escasas diferencias respecto a la anterior generación. Y eso no deja solo un mal sabor de boca al conocer los nuevos terminales, también resta ventas al no verse atraídos los dueños de smartphones anteriores de esa familia a renovar sus dispositivos. No es este el caso.

Por el lado de las especificaciones técnicas quizás no veamos un gran paso adelante, aunque la versión Plus incorpora un procesador más habitual en la gama media que en la de entrada y la resolución de la pantalla sube a FullHD+, pero Xiaomi se ha llevado a la gama Redmi esa moda de estirar las pantallas, pasando de la relación de aspecto habitual de 16:9 a 18:9. Una moda que parece estar para quedarse y que hasta ahora no había alcanzado a smartphones de poco más de 100 euros.

Las configuraciones de memoria son las esperadas: 16 o 32 GB de almacenamiento interno con 2 o 3 GB de RAM respectivamente para el Redmi 5 y 32 o 64 GB de memoria interna con 3 o 4 GB de RAM para el Redmi 5 Plus. En donde aparentemente no hay ninguna diferencia entre ambos modelos (a falta de conocer todos los detalles) es en el aspecto fotográfico, con 12 megapíxeles para la cámara trasera y cinco para delantera, acompañadas ambas por flash LED.

Quizás el mayor inconveniente de los Redmi 5 sean sus grandes pantallas, demasiado para algunos usuarios, aunque el aprovechamiento de la frontal les puede hacer cambiar de idea

Por el lado del software y la conectividad tampoco encontramos diferencia: Android 7.1.2 bajo la capa MIUI, 4G, llamadas de voz sobre LTE, y Wi-Fi ac son los puntos más destacables en estos apartados. Ahora, junto a la diferencia de tamaños (y peso) por las distintas dimensiones de las pantallas, las baterías tampoco son de la misma capacidad: 3.300 mAh para el Redmi 5 y 4.000 mAh para el Redmi 5 Plus.

En las especificaciones de los Redmi 5 presentados y destinados para China no está la banda 20 del 4G, la mejor banda en uso en España. Ello no quiere decir que la versión que llegue a España no la vaya a tener, pero es necesario que los que los vayan a comprar de importación lo sepan.

En resumen, estamos frente a terminales que por su precio no tienen competencia. Quizás su punto más débil sea el de las cámaras, aunque tendremos que probarlas, pero la potencia que ofrecerán combinada con unas pantallas con una relación de aspecto que se está imponiendo en el mercado hacen de los Redmi 5 los smartphones más atractivo en su rango de precios.

Ver galería completa » Xiaomi Redmi 5 (8 fotos)

Versiones y precios de los Redmi 5 y 5 Plus

Los nuevos integrantes de la familia Redmi se pondrán a la venta en China a partir del próximo 12 de diciembre, en negro, azul, dorado y rosa dorado. Los precios oficiales en su país de origen son los siguientes:

Es de esperar que los Redmi 5 lleguen a más países, incluidos España y México, con un ligero sobreprecio, pero de momento no hay noticia de ellos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *