Obsolescencia programada Apple

Conoce cuáles son los iPhones afectados por la obsolescencia programada

24Horas.cl Tvn
29.01.2019

Cada año son miles las personas que deciden comprar un iPhone, ya sea por sus elegantes diseños o sus mejoras en gráfica. Pero estos no siempre tiene una larga durabilidad.

Esto fue lo que percató la Organización de Consumidores y Usuarios en Chile (Odecu), quienes interpusieron una demanda en contra de la compañía Apple por reducir la duración de sus celulares. Ante esto el 23° Juzgado de Santiago aceptó la demanda y sancionará a la empresa por realizar este tipo de prácticas.

Algo similar sucedió en Europa y Norteamerica, cuando organizaciones de consumidores denunciaron la práctica utilizada por Apple.

La acción legal está dirigida contra Apple Chile, MacOnline y Reifschneider, donde se busca prevenir a quienes compraron un iPhone entre 2014 y 2017.

En tanto los smarthphone afectados por esta práctica son: iPhone 5C, 6, 6 Plus, 6S, 6S Plus, 7, 7 Plus y SE.

En la demanda se le solicitó a Apple que compense por el monto de $126 mil pesos a cada persona que tenga un iPhone en Chile y que haya sido afectada por la corta duración de sus aparatos móviles. Además de la reparación o compra de sus equipos.

Sebastián Reyes, abogado que sigue la acción judicial indica que «si no se puede reparar o la reparación es costosa, le pedimos al tribunal que se ordene una indemnización a los consumidores que consiste en la recompra de los aparatos al valor de mercado que éstos tengan ahora».

Por parte de la Odecu señalan que diversos modelos de Iphone «presentaban un funcionamiento deficiente, sea por sufrir de apagados intempestivos o por mostrar un funcionamiento más lento. Esto último se debía a que los sistemas operativos de los equipos tenían por objetivo, entre otras cosas, ‘ahogar’ el funcionamiento del procesador y relentizar los equipos anteriores al último modelo».

Además, Odecu agrega que «jamás se les informó a los usuarios de estos equipos y, por el contrario, fue decidido deliberadamente y ejecutado por el fabricante de Apple».

Por medio de la justicia se solicitaron antecedentes a la Subsecretaría del Telecomunicaciones y el Servicio Nacional de Aduanas, Entel, Movistar, Claro, WOM y VTR.

TE PUEDE INTERESAR

El año pasado Apple se vio investigada y posteriormente obligada a pagar 10 millones de euros en Italia debido a una multa que le impuso la Autoridad de Competencia de este país. El motivo de esta multa fue la polémica gestión del rendimiento que la compañía introdujo en iPhone más antiguos con iOS 10.2.1. Esta acción fue considerada como práctica de obsolescencia programada.

En las últimas horas hemos sabido que la compañía fue obligada también a informar en su web italiana sobre el asunto de la obsolescencia programada en sus dispositivos. Esto fue detectado y publicado por el usuario setteBIT en Twitter.

Comunicado de Apple en su web italiana sobre la obsolescencia programada

La investigación del regulador antimonopolio italiano obligó a Apple a que publicara un aviso de protección al consumidor en su web. Dicho comunicado se puede leer en la parte inferior de la página principal de la compañía en Italia. El texto traducido es el siguiente:

“Apple, Apple Distribution International, Apple Italia y Apple Retail Italia han llevado a los consumidores en posesión de iPhone 6, 6 Plus, 6s, 6s Plus a la instalación del sistema operativo iOS 10 y las actualizaciones posteriores sin proporcionar información adecuada sobre el impacto de esa elección en el rendimiento de los teléfonos y sin ofrecer (de manera oportuna) cualquier método para restaurar la funcionalidad original de los dispositivos en caso de una disminución probada en el rendimiento después de la actualización (como la degradación o el reemplazo de batería a precios razonables).

Esta práctica se evaluó como incorrecta, de conformidad con los artículos 20, 21, 22 y 24 del Decreto Legislativo Nº 206 del Código del Consumidor italiano por la Autoridad de Competencia italiana.

La Autoridad ha ordenado la publicación de esta declaración modificativa de conformidad con el Artículo 27, párrafo 8, del Código del Consumidor.»

¿Asumió Apple la obsolescencia programada de sus dispositivos?

A pesar de que Apple se ha visto obligada a emitir este comunicado en su web italiana lo cierto es que la compañía no ha terminado de reconocer públicamente que sus prácticas de ralentización en los iPhone 6 y 6s se deban a algo deliberado como obsolescencia programada.

El motivo de que Apple, según la propia compañía, llevara a cabo estas ralentizaciones mediante software se debía a una intención de proteger la batería de los dispositivos más antiguos. Debido a los componentes de fabricación de estas, los dispositivos no eran capaces de rendir de la misma forma que los dispositivos más nuevos.

Para compensar todo esto Apple lanzó un programa de reemplazo de baterías en todo el mundo a un precio razonable y que permitía a los usuarios contrarrestar los efectos de las ralentizaciones. También cabe destacar que la compañía lanzó nuevas funciones para gestionar el rendimiento de la batería en iOS 11.3. Una de las más destacadas fue la de comprobar la salud de la batería desde Ajustes > Batería.

Baterías iPhone: ¿obsolescencia programada de Apple?

Hace unos días Apple reconoció que ralentizaba los procesadores de los iPhone más antiguos para optimizar la duración de la batería, y ofrecía cambiar las baterías por menos dinero. No obstante, sus explicaciones no han convencido a todos, y el resultado es que en Francia, tras la denuncia de una organización de consumidores, se ha abierto una investigación para ver si estamos ante un caso de obsolescencia programada.

Procesador más lento… ¿para prevenir problemas?

Hace unos días Apple se vió obligada a reconocer que, cada vez que actualiza el software, ralentiza los procesadores de los modelos de iPhone más antiguos (los iPhone 6, 6S y SE con la actualización iOS 10.2.1 en enero de 2017, y los iPhone 7 y 7 Plus con la actualización iOS 11.2 en octubre de 2017) y afirman que seguirán haciéndolo con otros modelos en el futuro.

Desde el gigante tecnológico dan una explicación a esta manipulación: como las baterías de iones de litio se van degradando con el paso del tiempo, pierden prestaciones y dejan de ser capaces de atender los picos de demanda del procesador en ciertas circunstancias, lo que provoca que el teléfono se apague de repente: de hecho, algunos terminales se apagan súbitamente cuando aún contaban con un 40% de carga de batería. Esto, lógicamente, provoca una mala experiencia en los usuarios. La solución que adoptó Apple, unilateralmente y sin informar previamente, fue ralentizar el reloj del procesador, con lo que el teléfono va más lento en los iPhone con baterías más “antiguas”.

Deberían haber informado

Esta justificación de Apple puede tener sentido, y efectivamente que se apague de repente un teléfono que tiene batería porque ésta no puede hacer frente a la demanda es peor que el hecho de que el procesado trabaje más lentamente… pero, a juicio de OCU, se han equivocado al provocar esa ralentización del teléfono sin informar previamente a los usuarios (de hecho, sólo han reconocido la manipulación tras las denuncias).

En la práctica el usuario, a quien no se había informado de nada, se encuentra con que su móvil (un teléfono de alta gama comprado hace un par de años) de repente va mucho más lento, y piensa que debe cambiarlo… cuando en realidad solo tiene que cambiar la batería.

Cambia la batería y tu móvil será el de antes

Tras las denuncias, Apple ha anunciado que ofrece un programa de cambio de baterías: si tienes un iPhone SE o superior (6, 6S, 6S Plus, 7, 7 Plus, 8, 8Plus o iPhone X) hasta diciembre de 2018 puedes cambiar tu batería por 29 euros en vez de los 89 euros que cuesta normalmente. Con la batería nueva, el teléfono vuelve a funcionar a la velocidad normal.

Infórmate aquí sobre el programa de sustitución de baterías

Permaneceremos atentos para ver qué sucede con la investigación abierta por la fiscalía en Francia. Puede que, aunque lo parezca, no sea un caso de obsolescencia… Pero en cualquier caso, e independientemente de este caso de Apple, que un teléfono de alta gama comprado hace un par de años tenga baterías incapaces de asumir las exigencias del software es algo que debería hacernos pensar.

¡Sorpresa! iOS 10.2 aumenta los problemas de batería en iPhone

400 Generales

La última actualización de iOS 10.2 podría haber empeorado las cosas para los usuarios del smartphone de Apple que experimentan un problemas de batería en iPhone. El error con el nivel de batería y los apagados repentinos del teléfono parece haberse extendido a nuevos modelos de la compañía tras la actualización del software de la firma.

Aunque algunos propietarios del teléfono del fabricante que están probando la beta iOS 10.2.1 dicen que han visto una mejora en los problemas de batería en iPhone, la actual versión del sistema operativo de Apple, iOS 10.2, parece haber empeorado el problema detectado en versiones anteriores del software.

Relacionado:http://www.movilzona.es/2016/11/28/ios-10-1-1-llega-con-graves-problemas-de-bateria-para-el-iphone/

Según varios usuarios, el porcentaje de batería parece estar bloqueado en algún nivel durante un tiempo, afectando especialmente al funcionamiento de aplicaciones que agotan la energía del terminal, como Pokemon GO. El error detectado en la última versión de iOS es aleatorio, con el consiguiente perjuicio para los usuarios.

Apple deja de firmar versiones anteriores de iOS

El problema de batería en iPhone es que simplemente el dispositivo deja de funcionar una vez que la batería alcanza el 30%. En ese punto, la unidad se apaga como si alcanzara el 0%, pero si se conecta el teléfono a la corriente, el teléfono se cargará normalmente desde ese 30%. En otra variación del problema, la batería va del 30% al 1%, permaneciendo en ese nivel durante varias horas. Algunos usuarios de iPhone están diciendo que iOS 10.2 exacerba el problema de la batería.

De igual forma que en anteriores ocasiones Apple deja de firmar versiones anteriores de iOS al cabo de una semana o dos después de lanzar una nueva versión, la compañía acaba de dejar de firmar iOS 10.1 y iOS 10.1.1. Esto significa que los servidores de Apple no reconocerán la actualización como legítima y los usuarios de iPhone, iPad y iPod touch ya no podrán retroceder a estas versiones desde iOS 10.2.

Debido a que Apple dejó de firmar iOS 10.1 y 10.1.1 el pasado miércoles, los que han encontrado que iOS 10.2 empeora las cosas no pueden volver a las versiones anteriores de iOS y aplicar una solución parcial al problema de batería.

Por el momento, y como ya hemos indicado, Apple está trabajando en solucionar estos problemas de batería en iPhone en las sucesivas betas de iOS 10.2, pero el por ahora apodado #Batterygate parece que sigue siendo un nuevo quebradero de cabeza para los responsables de la compañía.

Relacionado:http://www.movilzona.es/2016/10/05/como-solucionar-los-principales-problemas-de-bateria-de-ios-10/

Escrito por Miguel Martínez 23 diciembre 2016 a las 12:15

Miserable battery life after installing a new iOS update is normal, and iOS 12.4 is likely not to be any different. Installing updates seems to throw off the battery calibration, as well as putting the additional workload on the battery.

Must read: iPhone, iPad, and Mac buyer’s guide: August 2019 edition

So, what’s the first thing you should do?

Nothing.

Yes, you read that right. Nothing. Just give your iPhone a few days – and a few recharge cycles – to settle down. Just use your iPhone as normally as possible, but recharge it a little more regularly if you feel that it won’t make it through the day. It’s possible the battery recalibration won’t have much of a negative effect on battery life, and it just seems like the battery life is dropping faster than usual.

If after a couple of days you still feel like battery life is poorer, then it might be worth recharging the iPhone to 100 percent, then discharging it down to below 10 percent (try for 5 percent if you can) before recharging it again.

This simple trick can work wonders for the battery.

Still got battery problems? There may be a bug in iOS 12.4 causing a rapid battery drain that will require Apple to push out another update (although I do not see any reports of such a bug yet, it is early days). Another issue may be a buggy app that you have running.

The good news is that iOS 12 contains several tools and features to help you diagnose and solve battery issues.

Below you will find information on how to use them to help solve problems.

iOS 10 es sin duda alguna la actualización para dispositivos iPad y iPhone más sorprendente hasta la fecha, sin embargo trajo consigo una desagradable experiencia para los usuarios de muchos iPhone: el excesivo consumo de batería y/o su pésima gestión y cuantificación, algo que se agravó con iOS 10.1. Muchos de nosotros hemos sufrido la desagradable sorpresa de ver cómo nuestros terminales se apagaban súbitamente cuando aún contaban con más del 30% de la capacidad de su batería, algo detectado únicamente en modelos iPhone 6s.

Curiosamente, tras conectar nuestro dispositivo a la corriente y esperar un par de minutos hemos visto como efectivamente, la batería iniciaba su carga desde ese 30%. Todo un despropósito por el cual Apple está viendo cómo sus tiendas y comunidades de soporte echan humo.

Teniendo en cuenta que ya de por sí las baterías de iPhone suelen provocar numerosas quejas dada su escasa autonomía para las prestaciones generales que ofrecen — y es que reconozcámoslo, es como comprar un Ferrari con el depósito de combustible de una scooter — y que no se pueden sustituir fácilmente ni de forma económica, con este estrepitoso problema de software, muchos usuarios hemos puesto el grito en el cielo.

Desde los foros y comunidades, se prometía que Apple estaba manos a la obra con el problema de la batería en iOS 10 y que iban a tomar cartas en el asunto en la próxima actualización, la iOS 10.2.1 que salió este lunes. De hecho, personalmente actualicé sin dar unos días de margen para que los bugs los sufrieran otros, y lo he comprobado en mi propio iPhone: iOS 10.2.1 no corrige el problema de la batería de los iPhone.

Y eso que en la descripción de iOS 10.2.1 se aseguraba de forma genérica y escueta que en el software incluía una mejora de seguridad y la corrección de algunos errores, sin especificar cuales.

Recuerda que si posees un iPhone 6s y estás sufriendo este problema de apagones súbitos, quizás entres dentro del programa de sustitución de baterías de Apple , para lo que tendrás que verificar si el número de serie de tu dispositivo iPhone 6s se corresponde con los citados por Apple. Y sino, seguramente aun te encuentres dentro de los dos años de garantía legal vigente en nuestro país.

Via | ActualidadiPhone

Cada año ocurre lo mismo. Apple presenta un nuevo iPhone. A veces es prácticamente el mismo que el año anterior, pero mejorado; en otras ocasiones, es una revolución completa.

Da igual. A las pocas semanas empezamos a leer rumores que apuntan a unas malas ventas; puede que sea porque los propietarios no ven motivo en actualizar, o porque el nuevo modelo es tan diferente que les echa para atrás. Los rumores de fracaso absoluto se convierten en una bola de nueve, las acciones se mueven y todo el mundo espera expectante reacción de Apple.

Da igual. Todos los años, Apple al final saca el conejo de la chistera y hace magia. Confirma que las ventas son mejores que nunca, que el iPhone es el móvil más exitoso de la historia, y que su plataforma sigue siendo la referencia. Siempre ha sido así, hasta hoy.

Las malas ventas del iPhone obligan a Apple a corregir sus previsiones

Hoy Tim Cook, CEO de Apple, ha tenido que tomar la dura decisión de corregir a la baja las previsiones de las próximas cuentas de Apple. Estamos hablando de nada menos que una diferencia de 9.000 millones de dólares en ingresos que la compañía no espera para el primer trimestre del 2019. Hay que aclarar que las cuentas finales no han sido publicadas, y sólo se han corregido las previsiones de lo que la compañía esperaba para este periodo.

iPhone Xs Max

Cook ha anunciado esta decisión con una carta dirigida a inversores, hecha pública después del cierre de las bolsas; además, la compañía decidió parar momentáneamente la compraventa de acciones antes de esta publicación. Apple quería asegurarse de que todo el mundo tenía claro los motivos de esta corrección antes de que afectase a su valor en bolsa.

Sin embargo, hay pocos motivos para el optimismo. Dicho de manera directa, los nuevos iPhone no se venden tanto como a Apple le gustaría. No es que sean fracasos, claro; para cualquier otro fabricante, probablemente serían más que suficientes; sobre todo al precio al que están. Pero ese es el problema, ¿verdad?

Los nuevos iPhone son demasiado caros

Que los nuevos iPhone son demasiado caros es una crítica tan manida que intentamos no repetirla. Pero en este caso, parece inevitable llegar a la conclusión de que pedir casi 1200 € por un smartphone no está al alcance de todo el mundo.

apple oferta

La propia Apple parece bien consciente de dónde se ha metido: en el momento de escribir estas palabras, la web de Apple ha iniciado una promoción para conseguir “un iPhone XR por 589 € y un iPhone XS por 889 €”; la condición, por supuesto, es entregar nuestro iPhone viejo a cambio. Sólo tenemos que informarnos en una Apple Store oficial si nos interesa.

Pero, ¿es el precio el único motivo de este aparente fracaso en ventas? No, hay otro factor decisivo que ha hecho que mucha gente haya preferido quedarse con su viejo móvil: la promoción para cambiar la batería del iPhone a precio reducido.

El fantasma de la obsolescencia programada persiste

Recordemos que hace un año Apple estaba inmersa en una gran polémica, después de que se descubriese que iOS reducía el rendimiento del móvil si detectaba que la batería había perdido salud. Es por culpa de esta función, que Apple ocultó, que siempre notamos que nuestro iPhone se vuelve más lento conforme pasa el tiempo.

El fantasma de la obsolescencia programada se hizo real. Durante años, Apple ha sido acusada de ralentizar sus dispositivos para obligar a los usuarios a comprarse el nuevo modelo; no era fruto de nuestra locura, realmente el iPhone se volvía más lento con el tiempo.

bateria iphone

La defensa de Apple se centró en explicar los motivos de esta función (para que el móvil no se apague por una batería en mal estado), en ofrecer una opción para desactivarla, y en reducir el precio para cambiar la batería de nuestro iPhone.

Y esta última decisión es uno de los motivos que Cook ha dado para explicar las bajas ventas de los iPhone. El CEO ha confirmado que algunos usuarios han optado por seguir usando su móvil viejo, cambiándole la batería. Y al hacerlo, ha admitido dos cosas. Que, dada la opción, mucha gente preferiría no cambiar su iPhone; y sobre todo que la “obsolescencia programada” (o como lo quieras llamar) era uno de los grandes aliados en las ventas del iPhone.

Desde hace tiempo, una parte de la opinión pública considera que Apple y obsolescencia programada son sinónimos. La idea de que una mega-corporación, la primera en alcanzar una valoración de un billón de dólares en bolsa en la historia, sabotea sus propios productos para obligar a sus usuarios a comprarlos de nuevo, es tentadora. Pero falsa. Veamos el porqué.

Una mayor durabilidad para el iPhone

Tras la presentación de los nuevos Apple Watch Series 4, iPhone XS y iPhone XS Max, Apple hizo un paréntesis antes de llegar al iPhone XR. Lisa Pérez Jackson, vicepresidenta de medio ambiente e iniciativas sociales, fue la encargada de recordarnos un gran objetivo cumplido por Apple. Todas las instalaciones de la compañía funcionan con energía 100% renovable, un hito alcanzado el pasado mes de abril (su intervención comienza en el minuto 1:22:00 en adelante).

Pero no se limitó a recuperar una vieja noticia. Jackson afirmó que el siguiente gran objetivo de Apple era dejar de recurrir a la minería para obtener las materias primas de sus productos. Para conseguir ese objetivo, Apple tendrá que hacer tres cosas:

  1. Hacer que sus productos utilicen materiales reciclados o de procedencias renovables.
  2. Conseguir que sus productos duren el máximo tiempo posible.
  3. Asegurarse de que después de una larga vida, sean reciclados adecuadamente.

Al igual que a Horace Dediu en un excelente artículo, el segundo punto es el que más me llamó la atención cuando vi la keynote por segunda vez. En concreto, Dediu afirma que:

Para enfatizar el segundo punto, dijo que Apple busca diseñar y construir productos duraderos que vivan tanto como sea posible. Eso implica tener hardware duradero con software duradero. Señaló que iOS 12 funciona incluso en el iPhone 5s, que tiene ahora cinco años. Como los iPhone duran más tiempo, puedes seguir utilizándolos o entregárselos a alguien que continúe su uso después de que tú renueves .

La idea es sencilla: si consigo que mis productos duren más gracias a un soporte de software prolongado y a un hardware a prueba del paso del tiempo, disminuyo los desechos que se producen. Un iPhone 5s va a tener seis años de soporte oficial, además de uno o dos años adicionales con soporte de apps. En total, podría vivir alrededor de 7-8 años con un mantenimiento mínimo (cambiar una batería cada 3 años, por ejemplo).

Gracias a esta durabilidad, Apple tiene tiempo para construir su cadena de suministros alrededor de los materiales reaprovechados o reciclados, además de obtenidos de fuentes renovables. Pero esto es un mensaje que no cuadra en la teoría de quienes creen en la obsolescencia programada de Apple.

La obsolescencia programada sería un mal negocio para Apple

Hay ideas que tenemos metidas en la cabeza y que no nos paramos a pensar en si tienen sentido o no. Que Apple acude a la obsolescencia programada de sus productos puede ser una de ellas. «¿Qué otra forma hay de que ganen tanto dinero? Forzosamente tienen que obligar a sus clientes a hacer algo que no quieren».

Sin embargo, esto no es cierto. Sería absurdo para Apple sabotear sus propios productos para que sus clientes compren otros más nuevos y caros. Porque introduces una variable negativa en una decisión que el cliente no esperaba hacer, minando su confianza en el producto. «Si ahora funciona tan mal, ¿no sería el mejor momento de probar otras marcas?»

Si Apple aplicase la obsolescencia programada a sus productos, muchos menos clientes repetirían compra

Y, por el contrario, las encuestas afirman que los índices de satisfacción de los productos de Apple rozan el 100% año tras año. Algunos ejemplos:

  • iPhone 7, iPhone 8 y iPhone X: 99% de satisfacción a finales del año pasado.
  • Airpods: 98% de satisfacción en mayo de 2017.
  • Apple Watch: 96% de satisfacción en octubre de 2015.

Si el cliente está satisfecho, cuando quiera renovar un producto pensará en repetir la marca que le ha gustado. Tendrá menos razones para mirar otras opciones. Como dice Dediu:

Fundamentalmente, Apple apuesta por tener clientes, no por venderles productos.

Es decir, es más valioso cuidar al cliente en sí para que repita experiencia en vez de empujarle hacia productos nuevos y correr el riesgo de que salte a otra marca. Cualquiera que trabaje de cara al público sabe que la confianza es mucho más importante que las transacciones.

El negocio está en el iPhone de las siete vidas

Como es lógico, además de ser una manera de proteger el medio ambiente, alargar la vida de los productos de Apple es un buen negocio. Tomemos por ejemplo el ya mencionado iPhone 5s. Presentado en 2013, acaba de recibir la actualización de iOS 12.

No sabemos si será la última, pero eso implica que ha pasado por todas estas versiones: iOS 7, iOS 8, iOS 9, iOS 10, iOS 11, iOS 12. Siete versiones completas del sistema operativo, aunque no con todas las funciones. Su ciclo de vida podría ser el siguiente:

  • Primer propietario: comprado nuevo en tienda, está unos tres años en funcionamiento.
  • Segundo propietario: posiblemente un familiar o una venta de segunda mano que le hace un cambio de batería y lo utiliza durante otros dos años.
  • Tercer propietario: el segundo propietario lo entrega a Apple a cambio de un pequeño crédito en su tienda. La compañía lo limpia, restaura y cambia la batería de nuevo para ponerlo en circulación en un mercado emergente. Otro año adicional de vida (puede que varios más, aún no lo sabemos).

En todo este tiempo, ese mismo iPhone ha pasado por tres propietarios. Para Apple eso son tres Apple ID nuevos o, lo que es lo mismo, tres clientes satisfechos. Tres clientes utilizando un iPhone durante más de seis años. Comprando apps, consumiendo servicios como iCloud o Netflix. Generando pequeños ingresos regulares a la compañía.

¿Cuántos años podrán utilizarse los iPhone de la generación actual? ¿8, 10, 12 años?

¿Cuál es mejor estrategia, sabotear tu producto para provocar una renovación que tal vez no se dé o hacer que tus productos pasen por tantos clientes satisfechos como sea posible? Apple lo tiene claro. Con el añadido de que sus objetivos de negocio están alineados con sus esfuerzos por tener un planeta más limpio. La obsolescencia programada de Apple es absurda. No tiene sentido, más allá de las teorías conspiratorias.

En cuanto a soporte y vida útil de sus smartphones y tablets, Apple está sola. Con frecuencia se comparan los iPhone con los Pixel de Google. Pero un rápido vistazo a su política de soporte de actualizaciones de software y seguridad nos da una imagen desoladora. Dos años de soporte de software, tres para parches de seguridad. Menos de la mitad que un iPhone a un precio similar.

Afortunadamente para el medio ambiente, Apple también recoge smartphones de otras marcas en su programa de reciclaje.

En Applesfera | «Pensar que nosotros lo hacemos es una locura»: Greg Joswiak sobre la obsolescencia programada en Apple.

Imagen | William Hook.

El sensacionalismo y la imprudencia afectó a una Apple que debió comunicarse mejor

Desde que John Poole (Geekbench) publicara un estudio rápido sobre la relación entre la degradación de la batería y el rendimiento máximo de los iPhone antiguos, Apple se ha enfrentado a una incesante lluvia de críticas.

El argumento fácil, el de «Apple reduce el rendimiento de los teléfonos para forzarte a comprar uno nuevo», se posicionó como el favorito de los medios más sensacionalistas. Bomba tras bomba y titular tras titular. Cada información que se publicaba sobre el tema prolongaba un poco más el río de lava que se había desencadenado.

Solo algunos escépticos y prudentes mantuvieron la calma. ¿Qué está ocurriendo? ¿Por qué los iPhone más antiguos se ven afectados por una notable caída de rendimiento en tests sintéticos como Geekbench?, se cuestionaban con la mayor neutralidad posible. Esperaban una explicación de Apple antes de lanzar el dardo. Y, como se esperaba, los de Cupertino respondieron.

A través de un comunicado oficial explicaron que en la versión 10.2.1 del sistema operativo integraron un nuevo algoritmo que reduce sustancialmente el rendimiento del teléfono cuando la batería del mismo alcanzaba cierto nivel de degradación. ¿Por qué? Para evitar apagagones repentinos como los que muchos usuarios de iPhone 6 y iPhone 6s habían reportado durante meses.

Entrando un poco más en tecnicismos: cuando los parámetros asociados a la batería (voltajes, impedancias, amperajes, temperaturas, etc.) no cumplían los valores nominales (considerados óptimos), el sistema operativo lo detectaba y reducía el rendimiento del procesador y otros componentes del equipo. De esta forma, la batería no tenía que enfrentarse a picos energéticos que no podía satisfacer por su degradación.

El comunicado emitido por Apple fue muy transparente en todo momento, y la información expuesta coincidía con la detectada por desarrolladores de terceros que examinaron algunas partes del código del sistema operativo. En otras palabras: Apple no estaba mintiendo respecto al modo powerd que tanto estaba dando que hablar.

Pero a pesar de esa buena comunicación, Apple continuó recibiendo acusaciones de «obsolescencia programada» y «alteración indebida de las prestaciones de sus productos». La situación le ha costado varias demandas —que probablemente no lleguen a ningún sitio— y —lo que es peor— una imagen terrible de cara a sus consumidores.

Es por esto por lo que Apple, de nuevo, volvió ante los medios con un comunicado oficial mucho más extenso, detallado, sincero y eficaz. Algunos de los puntos más destacados son:

  • No piden perdón por ralentizar los iPhone. Apple se mantiene firme en su política y asegura que reducir el rendimiento del teléfono es lo mejor para prolongar la vida útil del producto. De lo contrario, el usuario podría enfrentarse a apagones repentinos que pueden cortar una llamada importante, cancelar una transacción de Apple Pay o cualquier otra tarea para la que el iPhone ha sido diseñado.

  • Sí piden perdón por no comunicarlo mejor. Apple reconoce abiertamente que podrían haber comunicado mejor esta nueva práctica. No quieren que los consumidores se sientan decepcionados por la compañía y reconocen su error.

  • Rebajan el coste de los reemplazos de batería. A partir del mes de enero, los reemplazos de batería de ciertos modelos tendrán una agresiva reducción del precio. En España será de 29 euros. En EE.UU. será de 29 dólares. Esta medida se mantiene hasta diciembre de 2018, cuando retomarán el precio actual. Sería muy positivo que Apple mantuviera este precio para los modelos antiguos incluso después del plazo estipulado.

  • Actualizarán el SO e informarán mejor sobre el estado de la batería. También en enero se lanzará una actualización de software que mejorará la comunicación del estado de la batería. Los usuarios conocerán, gracias a este software, cómo se encuentra su teléfono y si algún modo de reducción de rendimiento se ha activado de forma preventiva.

  • Continuarán estudiando métodos alternativos para solventar el mismo error. Además de la reducción de rendimiento, Apple, como era de esperar, continúa estudiando e investigando alrededor de posibles métodos alternativos que solventen este error sin rebajar las prestaciones del equipo.

  • Definen las baterías como «consumibles». Las baterías de litio son componentes que sufren una fuerte degradación con el paso del tiempo. Ocurre en un iPhone, en un Galaxy o incluso en el controlador remoto de una consola de videojuegos.

La transparencia llegó, pero fue demasiado tarde

La limitación del rendimiento del iPhone comenzó hace aproximadamente un año, con la versión 10.2.1 del sistema operativo; pero la opacidad de Apple lo mantuvo en la sombra hasta ahora. La razón pudo ser sencilla: nadie se quejó entonces y, por lo tanto, no parecía necesario explicar algo tan técnico e intrínseco del sistema operativo.

Pero cuando iOS 11 llegó a los teléfonos más antiguos (y con sus bugs y cambios internos incrementó la caída de rendimiento en los modelos antiguos), la patata caliente explotó inevitablemente en la puerta del recién inaugurado Apple Park.

Una comunicación controlada y temprana pudo haber resultado más efectiva que reaccionar ante el apocalipsis.

Tanto para Apple como para los usuarios, una comunicación controlada y temprana pudo haber resultado más efectiva que reaccionar ante el apocalipsis. El sensacionalismo y la tergiversación se habría reducido, y la magnitud de la polémica habría sido, de forma paralela, mucho menor.

Este tipo de incidentes pertenecen a ese reducido grupo de «noticias tecnológicas que trascienden el público tecnológico». El número de usuarios de iPhone se contabiliza en millones, y muchos de ellos ni siquiera están al corriente de la actualidad de esta industria. No obstante, cualquier noticia relacionada con «obsolescencia programada» hace que hasta el más desinformado levante la voz y lance acusaciones hacia la compañía tecnológica. Más aún si los titulares negativos y el imprudente sensacionalismo tomaron la iniciativa comunicativa.

Una comunicación temprana y correcta permite al usuario identificar qué ocurre en su teléfono y actuar en consecuencia. Ahí está el mayor error de Apple.

Sea como fuere, la respuesta de Apple y su compromiso con la longevidad de sus productos cuenta con un gran argumento a su favor: su trayectoria. Ningún fabricante tecnológico actualiza el software de un teléfono móvil con cuatro años de antigüedad salvo Apple. Y el patrón se puede identificar en muchos otros productos de la compañía. ¿Siguen quedando dudas?

👇 Más en Hipertextual

  • Los iPhone de 2021 tendrían Touch ID en el botón lateral, según Ming-Chi Kuo
  • Los iPhone 11 y 11 Pro son un éxito total para Apple: fueron sus modelos más vendidos durante el último trimestre
  • Apple comienza 2020 con unos resultados trimestrales que marcan un récord histórico para la compañía

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *