Multa semaforo ambar

¿Cuál es la multa por saltarme un semáforo en rojo?

¿Cuál es la multa por saltarme un semáforo en rojo?

Saltarse un semáforo en rojo es una de las infracciones más comunes. Te contamos cuál es la sanción económica que conlleva esta infracción y si te pueden quitar puntos del carnet de conducir.

Ya sea por prisas o por un despiste, saltarse un semáforo en rojo es una de las infracciones del Reglamento General de Circulación más habituales. El artículo 146 de este código establece que las señales lumínicas indican prioridades de paso en un cruce de vías y que no respetarlas supone una multa y la pérdida de puntos, ya que no respetar la prioridad en un semáforo (luz roja) equivale a saltarse un stop o un ceda el paso. Cometer esta infracción, por tanto, conlleva una multa de 200 euros y la pérdida de cuatro puntos del carnet de conducir.

Las autoridades pueden multar si presencian directamente la infracción, pero la sanción también puede llegar si algún dispositivo (cámaras o sistema foto-rojo) es capaz de detectar que el vehículo se ha saltado el semáforo. ¿Y si la luz está en ambar? En este caso debes saber que si el semáforo tiene una luz ámbar intermitente, solo debes extremar la precaución y lo más correcto es disminuir la velocidad para parar antes de que se ponga en rojo, pero no es motivo de sanción; si la luz ámbar es fija y no intermitente, equivale al rojo y deberás detenerte, ya que, de lo contrario, puedes ser sancionado.

¿Y si me salto un semáforo para dejar pasar a la ambulancia?

El Reglamento General de Circulación también establece que todos los conductores tienen que dejar paso a los vehículos prioritarios cuando estos lo soliciten, ya sea mediante señales acústicas o luminosas. Pero, ¿qué pasa si para abrir paso tengo hay que saltarse un semáforo en rojo? La respuesta a esta pregunta no está clara, ya que saltarse el semáforo en rojo siempre es motivo de sanción, pero en este caso se debe a una causa mayor, por lo que un agente de la autoridad no debería sancionar por ello, sin embargo, una cámara podría multar automáticamente y en esta situación solo cabría recurrir.

¿Cuál es la multa por saltarte un semáforo en rojo? ¿Perderé puntos de mi carnet de conducir?

Los semáforos son una herramienta fundamental para regular el tráfico en nuestras ciudades, tanto para asegurar el buen tránsito de los viandantes como de los conductores de coches, motos o otros vehículos, pero, ¿qué ocurre si te has saltado un semáforo y la policía te ha sorprendido en plena infracción? ¿Cuál es la multa a la que te enfrentas? ¿Perderás puntos del carnet de conducir por saltarte el semáforo en rojo? ¿Qué ocurre con lo semáforos con cámara? ¿Me multan si cruzo el semáforo en ámbar?

¿Cuál es la multa por saltarte un semáforo en rojo?

La sanción económica asociada al hecho de saltarse un semáforo en rojo equivale a una multa económica de 200 euros, multa que se reducirá a 100 euros por pronto pago siempre y cuando abonemos la cuantía en un plazo de 20 días naturales desde que se notifica la sanción.

¿Perderé puntos por saltarme un semáforo en rojo?

Efectivamente, saltarte un semáforo en rojo implica pérdida de puntos en nuestro carnet de conducir y no precisamente una cuantía pequeña. Si te has saltado un semáforo rojo te enfrentas a una pérdida de 4 puntos del carnet de conducir, una sanción equivalente a realizar un adelantamiento indebido, arrojar una colilla por la ventanilla del coche, no respetar la distancia de seguridad o dar marcha atrás en autopista.

Por lo tanto saltarte un semáforo en rojo conlleva una sanción de 200 euros y 4 puntos del carnet de conducir.

¿Y si me he saltado el semáforo en ámbar?

Al hablar de un semáforo en ámbar debemos distinguir entre los semáforos con luz ámbar fija, que equivalen a un semáforo en rojo y los semáforos con luz ámbar intermitente. Sólo implica sanción si pasamos por un semáforo con luz ámbar fija aunque el artículo 146 del Reglamento General de Circulación recoge la excepción a pararnos ante esta luz si nos encontramos tan cerca del lugar de detención que no podemos detenernos en condiciones de seguridad.

¿Y si me he saltado el semáforo para dejar pasar a una ambulancia o coche de policía

Sobra decir que en caso de que se aproxime a nosotros un coche de policía, de bomberos, una ambulancia… un vehículo prioritario en ejercicio de sus funciones, yendo a una emergencia, debemos facilitarle el paso dentro de nuestra posibilidades y sin poner en riesgo a otros conductores o a nosotros mismos aunque esto implique saltarnos un semáforo en rojo. Un agente que vea la situación no te multará por ello pero si el semáforo cuenta con una cámara que multe a aquellos que se lo saltan recibirás la sanción antes mencionada y tendrás que recurrirla.

¿Cuál es la multa por saltarte un semáforo en rojo? No respetar un semáforo en rojo es una infracción más habitual de lo que debería, que conlleva el riesgo de sufrir un accidente y, cómo no, una multa. De hecho, así se recoge en el artículo 146 del Reglamento General de Circulación, que versa sobre Semáforos circulares para vehículos.

Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

Así este artículo explica que un semáforo en rojo con la luz fija prohíbe el paso a los vehículos, los cuales no podrán superar la línea de detención anterior más próxima. Además, si el semáforo está dentro o en el lado opuesto de un cruce, los vehículos no podrán entrar en esta ni superar la línea de detención más próxima.

¿Qué pasa, pues, si alguien no hace caso a esta norma, y se salta un semáforo cuando su luz está roja? Pues que es sancionado. Y la multa por saltarse un semáforo en rojo conlleva una multa de 200 euros y la retracción de cuatro puntos del carné.

La DGT esta valorando no multar a quien use el móvil con el semáforo en rojo

¿Y el semáforo en ámbar?

Saltarse un semáforo en ámbar es una infracción también contemplada en el mencionado artículo. Según este, una luz amarilla fija equivale a una luz roja, con lo cual implica que a los vehículos deben detenerse, a no ser que la luz se encienda cuando el vehículo se encuentra muy cerca y este no tenga tiempo de detenerse en condiciones de seguridad. Por ello, y dado que un semáforo con la luz en ámbar fija equivale a un semáforo en rojo, saltarse el semáforo en ámbar conlleva la misma multa: 200 euros y la retracción de cuatro puntos.

Cabe recordar que si la luz está en ámbar parpadeante esto significa que los conductores han de pasar con máxima precaución, pero no es obligatorio que se detengan.

¿Cómo pueden pillarte si te saltas un semáforo en rojo?

La infracción de saltarse un semáforo en rojo puede ser detectada y sancionada de dos maneras:

  1. Si una autoridad competente es testigo del acto, con lo que te podrá multar in situ.
  2. Con un radar de semáforo o cámara de control de semáforo en rojo.

Una excepción

Saltarse un semáforo en rojo es sancionable en todos los casos salvo en uno: si se debiera dejar pasar a un vehículo de emergencias o prioritario. Es decir; que si para dejar pasar a uno de estos vehículos se tiene uno que saltar un semáforo, esto no será sancionable. Pero, eso sí: si el que detecta esta acción es un radar de semáforo, te multarán, y tendrás que recurrirlo.

Si has dudado al leer el título de nuestro artículo o tratado de recordar si el semáforo que pasaste esta mañana estaba en verde o en ámbar (esperamos que en rojo, no) te invitamos a seguir leyendo.


No todos los casos generan una multa de tráfico, por lo que se convierte en una duda muy frecuente entre los conductores. Veremos qué dice la Ley al respecto y comentaremos cómo actuar en cada caso, ya que ser multados por no respetar un semáforo conlleva una sanción de 200€ y la pérdida de 4 puntos del carnet.

Reglamento General de Circulación: luces de los semáforos.

Empezaremos por comentar el Artículo 146. Semáforos circulares para vehículos del Reglamento General de Circulación, que concretamente indica el significado de las luces y flechas de los semáforos:

  1. Una luz roja no intermitente prohíbe el paso. Mientras permanece encendida, los vehículos no deben rebasar el semáforo ni, si existe, la línea de detención anterior más próxima al mismo. Si el semáforo estuviese dentro o al lado opuesto de una intersección, los vehículos no deben internarse en ésta ni, si existe, rebasar la línea de detención situada antes de la misma.
  1. Una luz amarilla no intermitente significa que los vehículos deben detenerse en las mismas condiciones que si se tratara de una luz roja fija, a no ser que, cuando se encienda, el vehículo se encuentre tan cerca del lugar de detención que no pueda detenerse antes del mismo en condiciones de seguridad suficientes.
  2. Una luz amarilla intermitente o dos luces amarillas alternativamente intermitentes, obligan a los conductores a extremar la precaución y, en su caso, ceder el paso. Además, no eximen del cumplimiento de otras señales que obliguen a detenerse.

¿Pueden multarme por pasar un semáforo en ámbar?

Tras la lectura de estos artículos, podemos interpretar que una luz ámbar fija equivale a una luz roja. Es decir, ya no hablamos de precaución sino que se debe parar el vehículo. Si no lo hacemos, es perfectamente posible que nos puedan multar por saltarnos un semáforo estando éste en fase ámbar fijo.

Sin embargo, el estado de ámbar intermitente tiene significado de precaución y se debe reducir la velocidad así como tomar la distancia necesaria de frenado. No obstante, en este caso, si no da tiempo y se pasa el semáforo, o si detener el vehículo puede constituir un peligro para la seguridad del tráfico no será motivo de sanción dado que se consideraría precaución.

Seguramente te preguntarás, cómo se puede probar que no se detiene el vehículo por la seguridad del tráfico en un recurso de multas. Bien, en este punto debemos aclarar que en vía administrativa será difícil probar estas circunstancias, no así en la vía contenciosa donde un juez será quien valore, en función de las alegaciones y las pruebas de cada parte, si realmente existía un peligro en la circulación. Por lo que lo más recomendable, si nuestra intención es recurrir, consultarlo previamente con un profesional que pueda orientar nuestra defensa.

¿Tienes una multa y necesitas que te asesoren? Ponte en contacto con nuestro servicio de asesoramiento legal en multas a través de nuestra página web: Miratusmultas.com

¿Se puede pasar un semáforo cuando está en ámbar?

15 diciembre, 2015 – Autoescuela GO!!!

¿Se puede pasar un semáforo cuando está en ámbar?

4 (80%) 1 vot0

Esta es una de las preguntas que más controversia causa en la autoescuela cuando tocamos el tema: cuando un semáforo se pone ámbar, ¿debemos pararnos o podemos pasar?

A juzgar por el comportamiento de muchísimos conductores, parece ser que es algo que la mayoría tampoco acaba de tener claro. A diario somos testigos de acelerones para no pillar el semáforo rojo que pueden poner, tanto a conductores como a peatones, en una situación de peligro.

Vamos a analizar cómo debemos actuar correctamente ante un semáforo en ámbar.

El código de circulación dice que debemos detenernos

Así es. El reglamento de circulación indica claramente que la luz ámbar fija —es decir, cuando no se trata de una luz amarilla intermitente— obliga a detenerse ante el semáforo.

Únicamente hay una excepción: que el coche esté tan cerca del lugar de detención que no pueda pararse en condiciones de seguridad. Es decir, si en el momento en que el semáforo cambia de verde a ámbar estamos tan cerca del semáforo que no podremos detenernos antes de la línea de detención ni aunque pisemos el freno a fondo, o sin riesgo de que el vehículo que circula tras nosotros nos golpee, entonces no estamos obligados a parar.

En el resto de los casos, debemos detenernos, y por supuesto, no tomarnos el semáforo en ámbar como una invitación a acelerar para que no nos “pille” el semáforo en rojo.

Cómo actuar ante un semáforo en ámbar

Entonces, ¿qué debemos hacer cuando el semáforo se pone ámbar? En primer lugar, mirar por los retrovisores, no solo en el preciso momento en que el semáforo cambia de color, sino que lo recomendable es hacerlo durante todo el trayecto. De esta manera sabrás, en todo momento, si detenerte en seco puede suponer peligro de colisión o no.

Si estás circulando en ciudad, es probable que tras este semáforo haya muchos más que, además, suelen encadenarse. Así que después de un semáforo ámbar en el que no has podido detenerte por seguridad, procura desacelerar, porque seguro que el siguiente también va a cambiar de color. ¡Es mejor anticiparse para no llevarse sorpresas!

Categorías: Seguridad vial

Etiquetas: autoe, autoescuelas en Bilbao, normas de circulación, semáforo y normas de circulación

La duración del ámbar en Madrid se aleja de lo recomendado por la DGT

Una reciente sentencia judicial dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 3 de Madrid ha anulado otra sanción de 200€ y 4 puntos impuesta a un automovilista por el Ayuntamiento de Madrid por rebasar un semáforo en fase roja en la Av. de las Islas Filipinas, nº 18 porque la duración de la fase ámbar «se aleja mucho de los tiempos recomendados por la Dirección General de Tráfico».

Esta nueva resolución judicial se suma a las ya obtenidas en los dos últimos meses por AEA, a través de distintos Juzgados de lo Contencioso-Administrativo de Madrid – nº 10, nº 23, nº 25 y nº 34- y pone de nuevo en evidencia la falta de garantías del sistema utilizado por el Ayuntamiento de Madrid desde noviembre de 2009 para captar supuestas infracciones por rebasar los semáforos en rojo en 26 intersecciones de la capital.

El sistema no es infalible, como pretendía el concejal

Como se recordará, en la presentación de este sistema de captación de infracciones el entonces concejal responsable de seguridad, Pedro Calvo, afirmaba hace tres años que «el desarrollo de este novedoso sistema permitirá detectar y registrar a los conductores infractores de forma inequívoca».

Sin embargo, las dudas sobre el correcto funcionamiento de este sistema han planeado desde su puesta en marcha y así lo están reconociendo reiteradas sentencias judiciales que, una tras otra, están anulando las sanciones impuestas mediante este sistema por el Ayuntamiento de Madrid: En unos casos porque las fotografías ofrecen serias dudas acerca de que realmente se rebasen en rojo los semáforos; en otros, por ausencia del preceptivo control metrológico a que deben someterse los aparatos utilizados en la captación de infracciones por imagen, y en otros, como en el semáforo de O´Donnell porque la fotografía capta una imagen sesgada de la vía dando la impresión de la comisión de una infracción inexistente.

A estos razonamientos se une otro nuevo -mucho más contundente si cabe- en el que se cuestiona que la duración de la fase en ámbar del semáforo es escasa para poder frenar con seguridad.

En efecto, en el caso ahora enjuiciado el magistrado-juez del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 3 de Madrid señala que a fin de determinar si la duración de la fase del semáforo en ámbar era correcta «se solicitó informe a la Dirección General de Tráfico y al propio Ayuntamiento de Madrid».

Respecto del primero, la Dirección General de Tráfico señaló que «no es posible dar una regla general para todos los semáforos, pero que fases de verde, ámbar y rojo inferiores a 35 segundos o superiores a 150 segundos son de difícil comprensión por el conductor español, y por tanto no son aconsejables».

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid informó que «el semáforo de la Avenida de las Islas Filipinas 18 tiene una fase ámbar de 3 segundos, como en toda la villa de Madrid», motivo por el cual procede la estimación de la demanda por cuanto -tal y como se recoge en el fundamento de derecho único de la sentencia- «en tal caso, se aleja mucho de los tiempos recomendados por la Dirección General de Tráfico, y además, cualquier alteración, mínima de segundos o fracciones de ellos, ocurrida por defectuoso funcionamiento del sistema hace que pueda reducirse, por lo que es digna de crédito la versión del demandante».

El fallo no sólo anula la sanción de 200€ y 4 puntos de retirada del cané, sino que expresamente condena en costas al Ayuntamiento de Madrid

La Alcaldesa debe tomar urgentemente cartas en el asunto

Con esta nueva sentencia el presidente de AEA, Mario Arnaldo, ha instado al Ayuntamiento de Madrid a que proceda a la revisión de la sincronía de todas los semáforos que existen en nuestra capital. » Y no sólo por cuestiones de seguridad jurídica para evitar la imposición indiscriminada de sanciones ilegales e injustas –ha indicado Arnaldo-, sino por estrictas razones de seguridad vial que garanticen la circulación segura de peatones y automovilistas»

En este sentido, Arnaldo considera inaplazable que la Alcaldesa de Madrid tome cartas en este asunto ordenando la revisión y el control metrológico del sistema foto-rojo, así como la revisión y anulación de los expedientes sancionadores tramitados por el Ayuntamiento en base a un sistema que no garantiza su correcto funcionamiento y que una vez más ha sido cuestionado por los tribunales.

¿Cuántas sentencias quieren más -se pregunta Arnaldo- para garantizar los legítimos derechos de los ciudadanos?

Denuncias formuladas por el Ayuntamiento de Madrid por rebasar semáforo en rojo

2007 2008 2009 2010 2011
Policía municipal 14.937 11.806 9.166 6.754 4.024
Agentes movilidad 16.045 9.872 22.582 57.723 84.949
Total 30.982 21.678 31.748 64.477 88.973

Entre las infracciones más habituales que se cometen en nuestras carreteras a diario, se encuentra la de saltarse un semáforo en rojo. El peligro de cometer dicha infracción es más que evidente, sobre todo al pasar por una intersección, sin embargo, más conductores de los que te imaginas llevan a cabo esta práctica. ¿Sabes cuál es la multa por saltarse un semáforo en rojo? ¿Y los puntos que pierdes? ¿Puedes recurrir la multa? Te lo contamos todo al detalle en nuestro artículo.

Sanción por saltarse un semáforo en rojo

El artículo 146 del Reglamento General de Circulación, referido a Semáforos circulares para vehículos, determina que un semáforo en rojo con la luz fija prohíbe el paso a los vehículos, que tampoco pueden rebasar la línea de detención anterior más próxima. Asimismo, cuando el semáforo se encuentra en el lado opuesto de un cruce, los vehículos tienen prohibido entrar en el mismo, así como superar la línea de detención más próxima. Saltarse un semáforo en rojo se considera una falta grave y conlleva una sanción económica, acompañada de la correspondiente pérdida de puntos del permiso de conducir.

La multa por saltarse un semáforo en rojo asciende hasta los 200 euros y una pérdida de cuatro puntos del carnet. Dicha infracción puede ser detectada por un agente de la autoridad competente en el supuesto caso que haya presenciado el acto, con lo que puede proceder a multar en el momento. Esta falta también se puede detectar mediante dispositivos previamente instalados como radares de semáforo o bien cámaras de control de semáforo en rojo.

Descuento en la multa de semáforo en rojo por pronto pago

Ya hemos comentado que la multa por no respetar el semáforo en rojo equivale a 200 euros. Si bien, tal como ocurre con otro tipo de sanciones económicas, existe la posibilidad de beneficiarse de un descuento por pronto pago. Dispones de un período voluntario de 20 días naturales desde el día siguiente de recibir la notificación para abonar el importe de la multa con una reducción del 50%, quedando la cifra final en 100 euros. En el momento de pagar la multa por pronto pago, debes disponer como prueba de dos fotografías, una antes de llegar a la línea de detención, y otra después de rebasarla, y en las que se debe distinguir perfectamente tanto la matrícula como el semáforo en color rojo.

¿Hay multa por saltarse el semáforo en ámbar?

Una de las cuestiones que más debate crea entre los conductores es la de si te pueden poner una multa por saltarte un semáforo en ámbar. Cuando se trata de dispositivos de fotografía instalados en los semáforos, la respuesta es no. Si atraviesas la línea de detención mientras el semáforo está en ámbar, no pueden sancionarte. La cámara del semáforo funciona mediante el sistema de foto-rojo, que consiste en tomar dos fotografías del vehículo, la primera con el semáforo en rojo y antes de la línea de detención, y la segunda una vez se haya rebasado el paso y estando el semáforo todavía en rojo. Estas capturas sólo se realizan cuando el semáforo está en rojo, de modo que, estando el semáforo en verde o en ámbar, las fotos no se llegan a tomar.

Sin embargo, si nos remitimos al artículo 146 anteriormente citado, una luz amarilla fija equivale a una luz roja, al menos que el vehículo se encuentre tan cerca del semáforo en el momento de accionarse la luz, que no pueda detenerse en condiciones de seguridad. Por lo tanto, si un agente presencia que te has saltado un semáforo en ámbar, con la ley en mano tiene la potestad de sancionarte si considera que estabas en disposición de detener el vehículo.

Si el semáforo se encuentra en color ámbar intermitente, o bien se trata de dos luces amarillas que se alumbran de modo alterno, es señal de tomar las medidas de precaución necesarias y aminorar la marcha, y detenerse si fuese necesario, pero no de forma obligatoria.

Excepciones al saltarse un semáforo en rojo

Se puede dar una situación excepcional en la que sí esté permitido saltarse el semáforo en rojo sin incurrir en una sanción. Dicha circunstancia se da cuando debemos dejar paso libre a vehículos prioritarios. Tal como fija en el Reglamento General de Circulación, los conductores tienen la obligación de facilitar el paso a los vehículos prioritarios en servicio de urgencia (policía, bomberos, ambulancia y protección civil). De modo que, si para dejar pasar a alguno de estos vehículos de emergencias no nos queda más remedio que saltarnos un semáforo en rojo, un agente no debería sancionarnos por ello. No obstante, los dispositivos instalados en los semáforos no tienen la capacidad de distinguir las excepciones, de modo que, al pasar en rojo, toman la fotografía para procesar la denuncia.

Si en el momento de validar la fotografía, un agente detecta que la “infracción” ha sido fruto de despejar el camino a vehículos prioritarios, ésta queda anulada. Si por el contrario no se llega a apreciar dicha circunstancia y la multa sigue adelante, no queda más remedio que recurrir. Los agentes deben disponer también de la fotografía que se le ha tomado automáticamente al vehículo de emergencias al saltarse el semáforo, de modo que sería una prueba válida para quedar libre de culpa.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *