Muesli sin azucar mercadona

En mi eterna búsqueda del paquete de cereales perfecto, más allá de los aburridos corn flakes o los copos de avena, descubro que Mercadona, oh, mi héroe, ha introducido una línea de cereales sanos, integrales, sin azúcares añadidos. Por fin soy feliz 😉


Muesli sin azúcares añadidos. Por supuesto, contiene azúcares naturalmente presentes en los cereales. Y las naranjas también, no te fastidia. Y eso es todo, ¿verdad? Le doy la vuelta para mirar la información nutricional y efectivamente, sólo tiene un 2.3% de azúcares. Mi sueño hecho realidad. Por desgracia me he dejado las gafas en casa, la edad no perdona, y sólo consigo leer alejando la caja y entornando los ojos como si me hubiera dado un yuyu. Pero mañana me desayuno yo mi cuenco de cereales con leche.
Dicho y hecho. Aquí estaba yo hace un rato dispuesta a volver a los malos hábitos alimenticios, sin excesivos remordimientos de conciencia, después de meses engullendo tostadas integrales y café.
No puedo resistir la tentación de meter la mano directamente en el paquete y llevarme uno de ellos a la boca. En seco.
Lo muerdo y… ¿qué c***s? A duras penas si consigo terminar de masticarlo y tragármelo. ¿Cómo puede estar tan increíblemente dulce, que hasta dan arcadas, si no lleva azúcar? ¿Qué y cuánto le han echado?
Corro al salón a por las gafas y entro en estado de shock.

Cereales 64%. 64% de cereales. Si un paquete de cereales tiene un 64% de cereales… ¿qué es el resto? ¿Edulcorantes? ¿Lleva un 30% de edulcorantes, azúcar de mentira? Porque supongo que la proporción de aceite de girasol no debe ser muy grande. ¿Un tercio del paquete son polvitos blancos para endulzarlo?
Pero, ¿es que nos hemos vuelto locos? ¿Qué manía es esa de que todos los productos tienen que estar por sistema asquerosamente dulces? ¿Es que no pueden vender nada estrictamente natural? ¿Coge los cereales y mételos en una caja, más allá de los corn flakes y los copos de avena?
Vuelco el contenido en la basura y descongelo un trozo de pan sintiendo que nos han timado una vez más, tratando de colarnos como saludable un producto que no es lo que pone en la etiqueta. Y que soy idiota porque no escarmiento y compro productos nuevos sin pararme a leer concienzudamente la etiqueta.
Los fabricantes, asustados ante el rechazo que está generando el alto porcentaje de azúcar en los alimentos procesados, han empezado a sustituirla por otros ingredientes. Sustituirla, que no eliminarla. La OMS advierte de que el uso continuado de edulcorantes tampoco es bueno para la salud. No porque el aspartamo provoque cáncer, algo de lo que no existen evidencias sólidas, sino porque al consumir el producto el cuerpo anticipa que va a recibir una dosis de azúcar y se prepara para ello, generando mayor cantidad de la hormona insulina. El dulzor llega a la boca, pero el azúcar al hígado no. Por lo tanto el cuerpo ha generado una hormona que no va a necesitar, para reducir la cantidad de azúcar en sangre, cuando no hay azúcar. Repitiendo el proceso de forma continuada se puede provocar un mal funcionamiento del páncreas que, precisamente en contra de lo que queríamos evitar, favorezca la aparición de una diabetes tipo 2.

Los excesos nunca son buenos. Salvo de espinacas y brócoli. Te puedes atiborrar de espinacas y brócoli todos los días y sólo pasan cosas buenas. Te conviertes en una sílfide. Pero que me maten si consigo entender por qué alguien querría atiborrarse de brócoli, con lo malo que está. 🙁

Los cereales de Mercadona que sí recomiendan los nutricionistas

Uno de los productos que siempre ha sido un básico en los desayunos y meriendas de adultos y niños son los cereales. Gracias al marketing de la industria alimentaria se han convertido en uno de los productos imprescindibles en la primera comida del día, aunque sepamos de sobra que no todos son saludables.

Muchos de nosotros realizamos parte de la compra en el supermercado y siempre dudamos sobre cuál coger.

Mercadona es uno de los súper más frecuentados por la mayoría. La cadena de Juan Roig tiene una gran variedad de cereales, sin embargo, ¿cuál de ellos cumple con las características que exigen los nutricionistas?

Un famoso nutricionista, Jaime Martínez de @nutreturendimiento, ha acabado con todas nuestras dudas y ha recomendado unos cereales de la compañía valenciana. Os echamos una mano a la hora de elegir qué cereales echar en vuestro bol.

Se trata del Cereal Mix 0% azúcares añadidos. Estos son los cereales más sanos por los que podemos optar, ya sea en Mercadona o en cualquier otro supermercado, son aquellos que están mínimamente procesados, como pueden ser el salvado de avena, los copos de maíz y los copos de espelta.

¿Inconvenientes de este tipo de cereales? Su sabor, si estamos acostumbrados a tomar otro tipo de cereales más dulces se nos harán muy sosos.

Si quieres saber más productos de calidad que puedes encontrar en tus supermercados para estas fiestas, no te pierdas los 5 quesos que trae Mercadona, los 5 patés para sorprender a tus invitados, 5 platos de Hacendado para salir airoso de cualquier comida. No olvides que puedes conseguir descuentos para comprar en tus supermercados favoritos y ahorrar dinero.

Los cereales son uno de los pilares de cualquier dieta, ya que son la principal fuente de hidratos de carbono (nutrientes que nos proporcionan energía, junto a las proteínas y las grasas). De hecho, para muchos esta es una de las maneras más fáciles de tomar carbohidratos.

Sin embargo, no todo vale. Los cereales que se venden en cajas con diseños muy atractivos son puro azúcar, un producto manufacturado americanizado que no tiene nada que ver con la dieta mediterránea. Su alto índice glucémico –elevan la glucosa de la sangre muy rápido- los aleja de la idílica imagen saludable que proyectan los anuncios de la tele.

Hace un par de años, la OCU publicó los resultados de un trabajo coordinado por la World Action on Salt and Health (WASH), una organización internacional vinculada a la London School of Medicine and Dentistry, en el que se analizó el contenido nutricional de 19 tipos de cereales distintos que se venden en nuestros supermercados. El informe concluyó que el 58% de los cereales de desayuno contienen niveles altos de azúcar, superiores al 22,5%.

No es una buena época para tener las ideas claras en cuestiones de alimentación. Entre nutricionistas, científicos, periodistas, chefs, famosos que opinan de cualquier cosa y páginas webs para todos los gustos podemos volver loco al consumidor. Entonces, ¿qué debemos hacer para no equivocarnos? Entre otras características, podemos fijarnos en la cantidad de azúcar (que viene indicada en su información nutricional) para saber si los cereales son ultraprocesados o no.

Es lo que recomienda el conocido dietista-nutricionista Carlos Ríos, que acuñó el término real food (comida real en inglés) para referirse a la opción más saludable en lo que a alimentación se refiere. Precisamente la cantidad de azúcar ayuda a clasificar las distintas variedad de este conocido desayuno en tres categorías:

– Ultraprocesados: (con una cantidad superior a los 5 gramos de azúcar por cada 100), cuyo consumo no se recomienda.

– Buenos procesados: (cantidades por debajo de 5 gramos por cada 100 gramos), que podemos consumir.

– Alimento real: cuando además de no contener azúcares añadidos encontramos el cereal en grano entero, es decir sin procesar, y la opción que Ríos recomienda.

Si hay que quedarse con alguno de esos productos, los mejores son los salvados, la cáscara del grano de los cereales que se desmenuza con la molienda. Es decir, lo que se desprecia para conseguir las harinas refinadas es en realidad lo más sano, puesto que contiene mucha fibra, minerales, vitaminas, proteínas y grasas insaturadas. También los copos de avena son un buen producto, con más carbohidratos, pero de absorción lenta. En el otro extremo, están los cereales más ultraprocesados, cargados de azúcar y, paradójicamente, muy frecuentes en el desayuno de los niños occidentales.

El nuevo alimento de Mercadona que enamora: empieza el día de forma saludable

Es perfecto para mezclarlo con yogurt o queso

IDEAL.ES Domingo, 25 febrero 2018, 13:58

Mercadona cada vez amplia más su lista de novedades, para todos los gustos y para todos los tipos de alimentación y dietas. Los amantes de los desayunos están de suerte. La Granola Hacendado es una buena alternativa para empezar el día o retomar fuerzas a lo largo de la jornada. Se trata de un cereal horneado con una textura crujiente.

Cabe destacar que la granola es un alimento de moda, y que puede ser obtenido también en otros supermercados con un importante descuento para ahorrar.

La granola de Mercadona, con bajo contenido de azúcar, es el complemento ideal para tus desayunos, almuerzos, meriendas o cenas. Contiene copos integrales de avena, frutos secos (trozos de almendras, avellanas, anacardo y nuez pecán), y semillas (de girasol y calabaza), una combinación deliciosa.

Mézclala con leche, yogur o queso fresco batido y pronto se abrirá paso entre tus alimentos favoritos gracias a su intenso sabor y su textura crujiente.

Algunos expertor en salud recuerdan que la granola, no obstante, se debe consumir con moderación. Y es que, en exceso, este alimento se convierte en glucosa (azúcar) rápidamente, lo que dificulta que el cuerpo pueda quemarlo.

No obstante, tomado con moderación y debido a su gran aporte nutritivo, la granola se convierte en un alimento ideal para ser consumido a primera hora de la mañana, con el fin de obtener la energía necesaria para aguantar todo el día.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *