Maxi cosi hasta cuando

Si hay un objeto del bebé pesado de transportar de un sitio a otro, ese es la la sillita de coche del grupo 0, conocido por todos como maxicosi. Aunque una vez instalada en el vehículo los expertos no recomiendan mover esta silla ni pasear en ella al bebé, a veces, por algún motivo hay que transportarla de un sitio a otro y lo cierto es que resulta realmente incómodo.

Por eso, queremos hacernos eco de un vídeo que hemos visto en Facebook compartido por una doctora americana especializada en quiropraxia, que aconseja desde la página de su clínica «Bridge Family Chiropractic», cómo transportar al bebé en esta silla sin lastimarnos.

En el vídeo, la doctora Emily Puente compara cómo solemos transportar normalmente esta silla y cómo deberíamos hacerlo para evitar, ya no sólo incomodidades, sino lesiones o dolor tanto en el brazo, como el hombro, cadera o piernas.

«La forma tradicional en la que solemos llevar este tipo de sillas, provoca una tensión indebida en el cuerpo porque el peso no se distribuye de manera uniforme» – comenta- «Aprendiendo esta sencilla maniobra para coger la silla de otro modo, conseguirás repartir el peso entre el abdomen y los hombros y te aseguro que te resultará mucho más sencillo de transportar»

Su vídeo se ha vuelto viral y ha sido compartido por 53.000 personas. Aunque ella misma admite que esta técnica podría no ser válida para determinados modelos de sillas, el vídeo cuenta con más de 19.000 comentarios de gente que dice haber probado esta peculiar forma de llevar el maxicosi y notar la diferencia.

A mí este consejo ya me llega tarde pero si tú tienes la oportunidad de probarlo, ¡cuéntanos si realmente funciona!

  • Vía Bridge Family Chiropractic
  • En Bebés y Más Claves a tener en cuenta al elegir y montar la sillita del coche, La asfixia postural o posicional: por qué los bebés no deberían dormir en las sillitas de coche

Contenidos

¿Sabes qué silla de coche es la adecuada para tu hijo?

Si tienes coche y niños sabrás que para que los más pequeños viajen de manera segura, cómoda y acorde a la normativa legal necesitas una silla de coche para bebé. Para elegir la correcta hay que tener en cuenta los diferentes tipos que existen y cuáles son los más adecuados para los pequeños en función del peso y la altura que tengan (y la mayoría de ellas pertenecen a varios grupos). En base a esto se pueden dividir en varias categorías. ¿Cuáles? Te lo desvelamos a continuación para que escojas la que mejor se adapte a tu hijo.

Sillas de coche grupo 0

Este tipo de asientos de grupo 0 son los pensados para los bebés más pequeños y suelen encontrarse en forma de capazo o portabebés y de silla clásica. Están diseñadas para niños de hasta 10 kilos de peso, que serían aquellos que llegan a tener hasta a unos nueve meses de edad. En estas sillitas los bebés suelen ir tumbados o inclinados (siempre orientados hacia atrás para maximizar su seguridad).

La Maxi-Cosi Cabriofix es una apuesta segura para recién nacidos

Entre las sillas más comunes de este grupo se encuentran a las que se les suele llamar Maxi-Cosi debido a que éste es el nombre de las sillas de una famosa y reputada marca comercial. De hecho, la Maxi-Cosi Cabriofix es una de las mejor valoradas del mercado por su relación calidad-precio. Tiene un soporte extra cómodo gracias al relleno adicional, es compatible con la silla de paseo, se instala muy fácilmente y es una garantía para que los pequeños viajen a salvo. Se trata de una sillita que pertenece a grupo 0, pero también al 0+ y es perfecta para el primer año de vida del bebé.

Sillas de coche grupo 0+

Para los niños más grandes, aquellos que ya llegan a pesar hasta los 13 kilos, las sillas de coche para bebés ideales son las del grupo 0+. Con ellas (que suelen mantener la forma de portabebés o capazo), los que ya tienen hasta en torno a un año o quince meses de edad podrán viajar de manera segura.

Esta silla es una garantía de seguridad y comodidad de uso

Perteneciente a este grupo, en Amazon se puede encontrar la silla Britax Römer Dualfix, una que acapara unas valoraciones excelentes. Se puede girar en 360 grados para orientarla hacia delante o detrás (a contramarcha es perfecta para los pequeños de hasta 4 años) porque pertenece al grupo 0+ pero también al 1. Esto ayuda también a que se pueda colocar y abrochar al niño desde la puerta abierta. Además, se puede inclinar más para que los recién nacidos vayan más cómodos. Además el sistema ISOFIX le da una mayor protección ante los impactos porque fija la silla.

Sillas de coche grupo 1

Los bebés de entre 9 y 18 kilos de peso necesitan sillas para el coche del grupo 1, pues son las que están pensadas para protegerlos mejor cuando tienen aproximadamente entre 8 meses y 3 o 4 años. Éstas son las que ya empiezan a tener forma de silla y se sujetan al coche con cinturón de seguridad o con sistemas como el ISOFIX, que funciona con un arnés.

Esta silla del grupo 1 es para que los niños vayan sentados con cinturón

Para quien busque una silla de esta categoría puede apostar por la que mencionamos antes o por la Piku NI20 que os mostramos aquí. Se trata de una silla económica que acumula valoraciones excelentes por cientos de usuarios y que está pensada para acompañar al niño en su crecimiento, ya que pertenece al grupo 1, pero también se adapta para ser una del grupo 2 y 3. De esta manera vale para pequeños de entre nueve meses y doce años. Tiene un respaldo y un apoya cabezas diseñados para ser cómodos gracias a que son regulables en altura. Además, es muy fácil de desmontar.

Sillas de coche grupo 2

Los bebés que ya empiezan a pesar entre 15 y 25 kilos (entre 3 y 7 años aproximadamente) necesitan estas sillas. Cuando empiezan a ser niños y niñas más grandes ya pueden sentarse sobre estos asientos y utilizar el cinturón de seguridad del propio vehículo. Estas sillas del grupo 2 lo que hacen es elevar a los pequeños para que así el cinturón se ajuste bien a las zonas clave.

Con esta silla podrás ajustar la altura fácilmente

Dentro de esta categoría se pueden encontrar sillas como la Britax Römer Kid II, que también se puede adaptar para el grupo 3. Es perfecta para los pequeños de entre 15 y 36 kilos, cuenta con un cabezal en forma de V que protege la cabeza y se puede ajustar la altura sin problema para que se puedan montar niños de hasta 1’5 metros de altura.

También existe un tercer grupo de sillas, pero éstas ya son para los niños más crecidos y no para bebés.

Sillas de coche de varios grupos

Aquellos padres que busquen una silla de coche para bebé que valga para muchos años mientras sus hijos crecen pueden consultar los modelos que detallamos a continuación, que están homologadas en varios grupos.

Chicco Seat Up

Esta sillita de Chicco es perfecta para que dure varios años

Esta silla de la conocida marcha Chicco está homologada en los grupos 0+, 1 y 2 para que pueda ser usada por niños de entre 0 y 25 kilos de peso (desde los 0 a los 6 años aproximadamente). El sistema ISOFIX ofrece seguridad y comodidad, el reposa cabezas y los arneses se ajustan y se puede reclinar hasta en cuatro posiciones diferentes para abarcar hasta el grupo 0. Además, cuenta con un reductor pensado para los primeros meses de edad.

Play Scout

Protege a tu bebé con esta silla que se puede reclinar y que tiene un arnés desmontable

Otro asiento válido para grupos 0,1 y 2 es el de Play Scout, que resulta más económico que el anterior y también ofrece una gran seguridad y confort. Su respaldo se reclina para adaptarse a los diferentes grupos y tiene un arnés desmontable de seguridad con cinco puntos que es el que permite que funcione para el grupo 2.

Star Ibaby 360

Esta silla está pensada para que se use desde el nacimiento hasta que ya no la necesiten

Para toda la vida. Así es esta silla que abarca desde el grupo 0 al 3 para que la puedan usar bebés y niños. Esto lo permite gracias que tiene cuatro posiciones de reclinación, seis de altura y reductor para el grupo 0. Además, tiene un acolchado pensado para dar un confort extra y una capota con parasol, perfecta para el verano. Se puede rotar 360 grados para colocarla en la mejor posición y que sea cómodo montar a los niños. Además cuenta con sistemas de seguridad como ISOFIX 2.0 o Top Tether (que evita que la silla se incline hacia delante).

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a fecha 12-06-2019.

Cuestiones básicas antes de comprar una silla

¿Qué dice la Ley?

La legislación engloba bajo la definición de Sistemas de Retención Infantil (SRI) a los capazos homologados para automóvil, con sus accesorios de seguridad, así como a las sillas del coche y a los alzadores (con o sin respaldo).

Los niños que no alcancen los 135 centímetros de altura, deben utilizar un sistema de retención infantil acorde a su altura, peso y edad. Además, según la Unión Europea, es recomendable alargar el uso de los SRI hasta los 150 centímetros de altura.

Grupos de peso

La silla de coche infantil debe elegirse en función del peso del niño y no de su edad. El peso aparece indicado en la homologación. A menudo, también se indica la edad pero, como los niños difieren en peso, la edad sólo sirve como orientación.

Grupo Peso

Edad orientativa

Grupo 0 de 0 a 10 kg de 0 a 12 meses
Grupo 0+ de 0 a 13 kg de 0 a 18 meses
Grupo 1 (I) de 9 a 18 kg de 9 meses a 3 años
Grupo 2 (II) de 15 a 25 kg de 3 a 6 años
Grupo 3 (III) de 22 a 36 kg de 5 a 12 años

Como novedad, la nueva homologación ECE R129 (i-Size) indica que, a parte de tener en cuenta el peso del niño, es incluso más importante su altura. Para ello, cada vez podemos encontrar más sillas que indican su capacidad por rangos de altura.

Grupo 0 (de 0 a 10 kg)

Pertenecen al Grupo 0 los cucos o capazos homologados para automóvil con su kit de seguridad. El cuco se coloca horizontalmente en los asientos traseros con el bebé orientado al sentido contrario de la marcha. El bebé va sujeto con un arnés de seguridad a la propia silla.

Sin embargo, cada vez existen menos grupos 0, dando paso a los grupos 0+ para alargar el uso durante más tiempo.

Grupo 0+ (0 a 13 kg / 45 a 75 centímetros)

Las sillas de coche del Grupo 0+ pueden colocarse en el asiento trasero (preferentemente!) o en el asiento delantero (siempre que éste no tenga airbag o esté desactivado). En ambos casos ha de ir en sentido contrario a la marcha. Las sillas de coche de este grupo se conocen popularmente como ”Maxi-Cosi”. El bebé viaja semi-acostado, y está sujeto con un arnés de seguridad a la propia silla.

Al igual que las sillas de Grupo 0, la mayoría de las sillas de seguridad del Grupo 0+ también se adaptan al coche de paseo, lo cual es muy cómodo pues te permite trasladar al bebé del cochecito al automóvil en un solo gesto y sin perturbarle. Para viajes de más de dos horas es recomendable hacer paradas de descanso para que no sufra la columna del bebé.

Grupo 1 (de 9 a 18 kg / 75 a 105 centímetros)

Las sillas de seguridad del Grupo I se sitúan siempre en el sentido de la marcha, de modo que el niño tiene disfrutar de estímulos adicionales, estar en contacto visual con sus padres y observar con curiosidad todo aquello que le rodea.

Existen sillas de coche que comparten grupo, como las sillas catalogadas como 0+/1, o bien las del grupo 1/2. En estos casos pueden ir en sentido contrario a la marcha toda su vida útil, o bien orientarse de cara al frente a partir de los 9kg o los 15 meses según la homologación de la silla.

Las sillas del Grupo I deben instalarse en el automóvil antes de sentar al niño y el conductor ha de verificar que estén bien fijadas. El niño va sujeto con un arnés de seguridad a la propia silla.

Algunas sillas del Grupo I incorporan un sistema que gira la silla hacia la puerta del coche, de modo que sea más sencillo colocar al niño y fijarle el arnés de seguridad.

Existen modelos válidos para los Grupos I, II y III, de modo que se alarga la vida útil de la silla y se rentabiliza mejor la inversión. En todo caso te recomendamos que te fijes en la valoración de seguridad de estas sillas, pues salvo contadas excepciones, suelen salir peor paradas en los ensayos de seguridad y los crash-tests.

Para tu tranquilidad, los modelos de grupo mixto que comercializamos en SillaCocheBebe.com se encuentran en las posiciones de cabeza de los rankings de seguridad.

Grupo 2 (de 15 a 25 kg / 105 a 125 centímetros)

El Grupo II engloba a aquellas sillas de coche o cojines elevadores con respaldo que se ajustan con el cinturón del vehículo. Se orientan siempre en el sentido de la marcha.

No solemos encontrar grupos 2 solos, puesto que siempre van acompañados con un grupo 1, un grupo 3 o incluso con mayor variedad de grupos.

Han de incorporar una guía que adapte el cinturón del coche a la altura del hombro del niño. Debes asegurarte de que la banda horizontal pase por sus caderas, y no por su estómago.

Las sillas y elevadores del Grupo II deben prestar atención especial a la protección de la zona cervical (la más vulnerable en caso de colisión), así como proveer de sistemas que mantengan una postura donde la columna vertebral esté recta, incluso en el caso de que el niño se quede dormido.

Grupo 3 (de 22 a 36 kg / 125 a 150 centímetros)

En el Grupo III se incluyen los cojines elevadores sin respaldo. Se usan con el cinturón de seguridad del coche.

Se aconseja encarecidamente utilizar una silla de Grupo 2/3 ó de 1/2/3 en vez de un elevador sin respaldo, ya que un elevador como tal no proporcionará ningún tipo de seguridad. Son conocidos únicamente como «quita multas».

Maxi Cosi Cabrio, grupo 0

Los niños de estatura inferior a 1,50 metros o hasta los 12 años (lo que primero se alcance) están obligados a viajar en el coche con sistemas de retención adaptados a su peso y altura. Es por esto que los padres a lo largo de la vida de nuestros hijos deberemos ir comprando distintas sillitas para que los más pequeños de la casa puedan viajar de acuerdo con la ley y sobre todo, en aras de su seguridad en el viaje.

La sillita de la que os voy a hablar hoy es un dispositivo enclavado en el grupo 0+, que la hace adecuada para bebés desde recién nacidos hasta los 13 kilos de peso. Si estáis interesados en conocer más cosas sobre los distintos grupos existentes, os invito a que visitéis mi opinión sobre la Jané Racing puesto que ahí detallo más profusamente las características de cada grupo. Como la información es la misma, es un poco absurdo copiarla dos veces.

Índice

PARA ENTENDERLO, UN POCO DE NORMATIVA

Para que os hagáis a la idea, en el año 2001 no existía ninguna norma que regulara el modo en que debían viajar los niños en el coche. La única mención, vaga y sin trasliteración clara en ninguna normativa específica era la que se hacía en el Código de Circulación, que dice que no pueden viajar los «niños menores de doce años en el asiento delantero del vehículo salvo que utilicen asientos de seguridad u otro dispositivo concebido especialmente para ello y debidamente homologados al efecto». En los asientos traseros, se dice que se deben usar dispositivos homologados para los niños entre 3 y 12 años, o en su defecto, los cinturones de seguridad para los adultos.

Siguiendo estas indicaciones, se siguieron dos normas internacionales (el Reglamento 44 de 1981 de las Naciones Unidas y la ECE R44/03, vigente desde septiembre de 1995). El reglamento obliga a los países firmantes a poner medios para extender el uso de sistemas de retención, así como se establecen los grupos de los que os he hablado (0,0+,1, 2 y 3). La ECE R44/03 por otro lado, se centraba más en las condiciones para la homologación de los dispositivos.

La actual norma en vigor es la ECE R44/04, que entró en vigor el 23 de junio de 2005. Se endurecieron las condiciones necesarias para la homologación y también desde entonces es obligatorio utilizar un sistema de retención infantil para todos los niños de menos de 1,50 de altura. Los fabricantes tienen un periodo de 4 años para adaptarse

MAXI COSI, UNA MARCA PIONERA

Sin duda, a pocos niños que tengáis cerca, habréis oído mucho la palabra Maxi-Cosi. En realidad, existe mucha confusión al respecto. Maxi-Cosi no deja de ser una marca, exactamente igual que lo es Bugaboo, Jané, o Casualplay. Lo que pasa que esta marca italiana fue la pionera en la creación de estos sistemas de retención infantil del grupo cero; hasta que ellos crearon su Maxi-Cosi cabrio, los bebés viajaban en el coche en sus capazos tan ricamente. Es por esto que pasa un poco como en los yogures. El genérico es yogur, pero mucha gente los llama Danone por ser la marca más representativa del sector. Pasa lo mismo con los Kleenex, la Mepamsa o incluso los Potitos, que es una marca registrada de Nutribén.

Así que mucha gente llama «maxicosi» a cosas que no lo son por su marca, pero que cumplen idéntica función: se pueden intercambiar entre el cochecito de paseo y el automóvil porque están homologados para su uso también en viaje. Actualmente muchas son las marcas que han creado sus propios «grupos cero» y pocos son los que los llaman así. Lo más habitual es llamarlos «huevito» (por su forma recogida) o bien «maxicosi».

Es por esto que, como comprenderéis, esta marca italiana les lleva la delantera a casi todos en la fabricación de este tipo de dispositivos de retención. Más que nada, porque son los que más tiempo llevan haciéndolos. Pero no es su único campo de desarrollo. Esta marca así mismo está asociada a la inglesa Quinny, que fabrica cochecitos, y también tiene en su cartera de productos sillas para otros grupos, como la Tobi o la Rodi.

SU USO

Como he dicho, es el dispositivo adecuado para niños desde recién nacidos hasta que pesan 13 kilos. O bueno, que no lleguen a ese peso, pero ya veas que se salen. Entonces es el momento de cambiar de silla.

En principio debería ser una sillita de coche únicamente. Sin embargo, es muy frecuente utilizarla también los primeros meses acoplada al carrito del bebé, sobre todo para niños nacidos en primavera y verano porque muchos padres encuentran que van más fresquitos que dentro del capazo, mucho más profundo. Yo soy una firme detractora de esta costumbre, pero allá cada uno. A mi modo de ver, los grupos cero sólo deberían utilizarse en el coche y con mucho cuidado. La razón es que las espaldas de los niños de cero hasta cuatro meses son muy blanditas, están sin formar, por lo que lo más aconsejable es que estén en una postura lo más recta posible. Estos dispositivos son muy adecuados para el coche, puesto que el tiempo que se está en ellos es mucho más limitado (siempre se recomienda hacer frecuentes paradas cuando se hacen viajes largos con recién nacidos) y pienso que es más seguro que llevarlos en el capazo, algo que está permitido siempre que esté homologado. Algunos, como el mío sin ir más lejos, no lo estaban.

Así que os desaconsejo totalmente que lo utilicéis para pasear con el niño si sois tan pendones como yo, que me iba de mi casa al punto de la mañana y volvía a las mil. La espalda de mi hija hubiese sufrido mucho si hubiese llevado puesta «la maxicosi» en el carrito en vez del capazo. Si no permanecéis tantas horas fuera de casa, pues bueno. Pero por favor, no tengáis a las criaturas todo el día ahí dentro, que lo pasan fatal. En fin, que cada uno haga lo que quiera. Ésta sólo es mi modesta opinión.

La Maxi-Cosi Cabrio es compatible por supuesto con los carritos Quinny. Es más, es para el que está pensada. Sin embargo, otras marcas como Bugaboo o Peg-Perego venden unos anclajes específicos que permiten también utilizarla en sus carritos de paseo.

Como es un sistema de retención del grupo cero, es obligatorio colocarla en sentido contrario a la marcha si la ponéis en el coche. Está permitido que vaya en los asientos delanteros, pero para ello es condición sine qua non que estén desactivados los airbags.

El montaje puede hacerse de tres formas distintas:

1- Con los cinturones de seguridad, sin base
2- Con una base Easy Fix que se compra aparte y que requiere que el coche tenga el sistema isofix.
3- Con una base EasyBase, también comprada aparte y que permite la sujeción bien con el sistema isofix del coche o con los cinturones. Es el sistema más seguro y el más recomendado.

¿Y qué es el Isofix? Son una especie de ganchos a los que se anclan las bases de las sillas y que le otorgan una estabilidad y seguridad extra que no se consiguen con los cinturones de seguridad. Los encontraréis entre el respaldo y el asiento de los ídem traseros. No todos los coches lo tienen aunque creo que es obligatorio en los coches de nueva fabricación de un tiempo a esta parte (ya perdonaréis mi poca precisión, pero desconozco el dato). De todas formas, en este link de la marca podéis comprobar si vuestro vehículo lo incorpora.

Como mi coche tiene muchos años, lamentablemente no teníamos este sistema, así que tuvimos (y tenemos) que recurrir a la clásica sujeción con los cinturones de seguridad. El montaje de la silla es sencillo. En el manual de instrucciones te indican que eches para atrás todo lo que puedas el asiento donde vayas a colocar la silla (en mi caso, el delantero, porque habitualmente viajo sola y así controlaba mejor a la peduga) para que los cinturones lleguen. La parte que se ciñe al pecho se pasa por la parte trasera, se mete por unos enganches que tiene la silla para que no se suelte ni baile y se cierra el cinturón como se hace normalmente. La parte que queda en la cintura normalmente, se pasa por delante y también tiene unas sujeciones. Como digo, es un montaje muy fácil y rápido y haciéndolo así queda bastante fija y con pocas posibilidades de vuelco, que es de lo que se trata. Mejor con la base, pero como no puede ser, pues así también se puede.

SUS CARACTERÍSTICAS

La silla, por supuesto, ha pasado y con nota todos los test de impacto, incluídos los laterales. Tiene una forma ligeramente redondeada, por lo que el bebé no queda en posición completamente horizontal sino que está un poco doblado hacia adelante. Esta postura sin embargo, si para el paseo no es muy recomendable, sí lo es para el viaje porque en caso de accidente resulta más segura. Es la común a todas las sillas de este grupo.

Podría decirse que el bebé va «casi» tumbado. Es por esto que aunque el peso máximo que aguanta es de 13 kilos, en la práctica casi ningún bebé apura la silla hasta el final. En cuanto se hacen un poco más mayorcitos tienen muchas ganas de ver el mundo y te dicen que tumbada vayas tú. Así que por esta razón tuve que cambiarla a una silla del grupo 0/1 antes de lo previsto. Por esto, os recomiendo que ya puestos, os compréis directamente una así, que os sirve desde que nacen igual y os va a durar más tiempo. En el caso de mi hija, a los 7 meses y 7-8 kilos de peso, silla nueva. Fue cambiarla y se acabó el protestar sin medida en el coche. ¡¡¡Que sus letanías me iban a volver loca!!!

La silla es, con diferencia, mucho más ligera que las de grupos posteriores. Casi no pesa nada, apenas 3,25 kilos, que os aseguro que son pocos. ¡Teníais que intentar coger con una mano la otra silla que tengo! Tiene un asa, que está básicamente pensada para hacer el cambio del carrito al coche y viceversa. Yo, como no lo hacía, apenas la utilizaba. Para levantarla sólo hay que oprimir en unos botones laterales y tirar. Es fácil. Cuando llevéis la silla en el coche hay que bajar el asa.

Tiene una especie de parasol, una telita negra que se extrae de la cabecera de la silla y que se sujeta al asa. Así que sólo os servirá en el caso de que la montéis en el carrito. A mí, para nada absolutamente, y me hubiese venido bien que se pudiera utilizar también en el automóvil porque Aldara es como yo, que en cuanto le da el sol en los ojos le molesta mucho.

En la parte trasera tenéis un pequeño arcón en el que van las instrucciones. Es de fácil acceso.

En cuanto a la silla en sí, la mía es como la de la foto. Viene con reductor para la cabeza para cuando son más pequeños y un protector que cubre el cierre por su parte de abajo para evitar que le cojas un pellizco al cerrar los arneses. Éstos tienen unas almohadillas móviles para que no les rocen los hombros. Los arneses se ajustan tirando de un botón que hay en la zona que queda entre las piernas del bebé. Sinceramente, su ajuste es un pelín complicado y las instrucciones no te ayudan mucho a comprender cómo diablos hay que hacerlo. Al final, lo haces, pero la primera vez me volví majareta. Las almohadillas permanecieron, pero el protector, como está suelto en el cierre, se fue al garete enseguida. Una lástima. Después de ponerlo cuatro veces, ya opté por quitárselo directamente.

Tenéis un montón de tapicerías disponibles. Cada año sacan una nueva colección con colores variados. A mí, sinceramente, esas cosas me dan un poco igual, y me cogí una en rojo (la de la foto) básicamente porque les quedaba la de la exposición y me costó 50 euros menos. Es decir, un tercio menos de lo que costaba. La tapicería ni me gusta ni me disgusta por su color; lo que menos me motiva es que han salido una cantidad de pelotillas increíbles en el tejido. Y eso que viajes largos sólo hicimos uno, el resto, muy a menudo, pero en trayectos que no superaban los 10 minutos. Así que no me parece de una calidad óptima.

ACCESORIOS QUE PODÉIS COMPRAR

La misma marca comercializa plásticos de lluvia específicos (creo, de todas maneras, que uno universal puede serviros, aunque no lo juraría porque no lo he usado, ni este ni ninguno, odio a los niños «burbuja», esos que van con el plástico puesto todo el día como si fuera aquello un invernadero. Yo sólo lo uso cuando llueve y como aquí llueve cuatro veces contadas, ni siquiera sé colocar bien el de mi cochecito). También tenéis sacos para la silla adaptables, aunque un baby-nomade os hace el mismo papel. Y también tenéis una funda de verano. Existen fundas para la Maxicosi, pero también aquí tengo mis manías y no utilizo ninguna en ningún sitio.

PRECIO

150 euros el año pasado, sin base. Con la base no tengo ni idea de lo que cuesta, pero bastante más seguro.

MI RECOMENDACIÓN

Los expertos recomiendan no mezclar grupos y comprar una silla para cada edad. Estoy segura de que es más seguro, pero también que la mayoría de padres no quieren tener sus trasteros llenos de sillitas para el automóvil. Así que, si bien considero que es una buena silla, a no ser que la uséis en el carrito también (que como he dicho, a mí no me gusta), me parece más práctico hacerse con una única silla para el automóvil de los grupos 0/1. Es preferible mezclar estos dos grupos que el 1 y 2, porque las características físicas de los niños son más similares, y por tanto, sus necesidades.

Si de todos modos queréis comprarla, es una buena adquisición sin ninguna duda. Lo único, lo de la tapicería, que es bastante antiestético, pero en fin, si lo que valoramos son cosas más importantes como la seguridad, no podría menos que recomendarla porque efectivamente cumple.

6 preguntas básicas sobre las sillas de bebé (grupo 0/0+)

No hay justificación para que un bebé viaje sin un sistema de retención homologado que garantice su seguridad. Desde que nace y hasta los 13 kilos, los portabebés colocados en el sentido de la marcha son la opción más segura.

Las sillas de bebé para el coche del grupo 0 y 0+ son las sillitas infantiles o portababés específicas para niños de entre 0 y 13 Kg. ¿Tienes claro cómo son y cómo usarlas? Aquí van seis preguntas básicas sobre las sillas infantiles para bebés:

1. ¿Cuco o portabebé?

En los grupos 0 y 0+ (niños de entre 0 y 13 kilos), la Ley permite que los bebés viajen en el mismo capazo o portabebé que utilizan cuando salen de paseo. Si lo haces así, tendrás que tener en cuenta que el pack chasis + cuco + portabebé + silla sea seguro para viajar en coche.

Para el paseo, los expertos defienden que el capazo es la mejor opción para bebés que todavía no han cumplido los tres meses. Hasta este momento, el recién nacido no puede girar la cabeza y permanece inmóvil en la posición en que tú lo dejes. Lo más adecuado entonces es que esté tumbado el mayor tiempo posible, de esta forma su espalda se mantiene recta a la vez que respetas sus horarios naturales de sueño. Pero como de lo que se trata aquí es que el niño viaje seguro en coche, es importante aclarar que diversos estudios han demostrado que, en lo que a seguridad en caso de accidente se refiere, son mucho más eficaces los portabebés.

2. ¿Cómo seleccionar un capazo o portabebés? Criterios:

Fácil de instalar, con poco peso, confortable para el bebé y, por qué no, atractivo. Éstas deberían ser las cuatro premisas a la hora de elegir un capazo o portabebés.

Si te inclinas por un cuco, pon especial atención al peso y las asas. Todos miden más o menos lo mismo y tienen características similares (si puedes, busca uno con respaldo reclinable), la diferencia está en el peso y el transporte. Los más cómodos son los que tienen asas escondidas en las paredes. Desecha los que no incluyan faja abdominal, pues es la única manera de sujetar el bebé durante el viaje.

En cuanto a los enganches, los más habituales son dos anclajes colocados en la parte delantera y trasera del capazo y en los que se insertan los cinturones de seguridad.

El peso también es fundamental a la hora de elegir un portabebés. Ten en cuenta que lo utilizarás durante un año (o más) y que, en ese tiempo, tu pequeño doblará su peso. Por ley, los portabebés están homologados hasta los 13 kilos, pero la realidad es que tratar de que un niño de tal peso viaje en una maxi cosi es casi imposible. Lo normal es que cumplido el año pase a una silla del grupo 1 (siempre en contra del sentido de la marcha, pues la postura más segura que existe). Entre 15 y 36 Kg. necesitarás una Silla para el coche de Grupo 2-3.

Hay dos consejos básicos a la hora de elegir el portabebés adecuado.

El primero es que tenga reductor: Entre los tres y los seis meses, el cuello del bebé se va haciendo fuerte, pero hasta que cumple medio año, éste no puede permanecer sentado. En este tiempo el reductor aumenta su seguridad y confort. Los hay universales, pero nunca se acoplan ni sujetan como los originales.

El segundo son las asas. Las hay de aluminio, muy ligeras, pero más que eso lo que debes mirar son las posiciones (que te deje espacio para maniobrar mientras lo instalas y quede lo suficientemente tumbada para no reducir la visibilidad del bebé). Por lo demás no son difíciles de colocar, basta con pasar el cinturón de seguridad por los anclajes marcados en azul.

3. ¿Dónde colocar la silla?

Si tu coche tiene isofix o cinturón de seguridad en las tres plazas, el asiento trasero central será la posición más segura para llevar a tu bebé, siempre de espaldas a la marcha.

Aunque se habló mucho de la posibilidad de prohibirlo, el nuevo Reglamento de Circulación admite la posibilidad de llevar a un bebé en el asiento delantero; eso sí, siempre y cuando no haya posibilidad de hacerlo en las plazas traseras. Antes de instalar el portabebés en el asiento delantero, asegúrate de que puedes inutilizar el airbag. Consulta el manual del coche, pues el mecanismo varía de un modelo a otro (una llave en la guantera o un botón en el salpicadero son las fórmulas más comunes). En caso de duda, consulta en el concesionario. Recuerda que siempre debe ir de espaldas ala marcha.

4. Consejos de compra y uso

– Antes de cerrar la compra, pídele al vendedor que te deje sentarle: sólo así sabrás si se adapta a su pequeño cuerpo.

– Elige hebillas de plástico, las metálicas quizá parezcan más fuertes (no lo son) pero si se exponen mucho rato al sol se calientan y pueden quemar.

– Aunque son pocas, hay sillas sin protectores en el arnés. Este elemento es muy recomendable, pero no elimina la silla de tus opciones pues se puede comprar aparte.

– Busca sillas con arnés regulable (son mejores que los de varias posiciones). Lo ideal es que éste suba o baje a la vez que el respaldo.

– Aunque sea más incómodo, no coloques ni el capazo ni el portabebés con el niño dentro. Para asegurarte de que está bien fijado, tendrás que moverlo con firmeza y podrías hacerle daño.

– Cuando abroches el arnés, tira fuerte de él para confirmar que está bien cerrado. Debe quedar a la altura de los hombros y la hebilla a nivel de las caderas (nunca sobre el abdomen).

5. ¿Qué sillas del grupo 0 y 0+ son las más recomendables?

En base a los últimos resultados de las pruebas de seguridad que realiza el Race, en la galería de fotos te recomendamos algunos de los modelos de los grupos 0 y 0+ que puedes encontrar actualmente en el mercado.

6. Arnés, reductor… ¿qué es qué en silla de bebé?

Arnés: sujeción interior que llevan los portabebés y sillas del grupo 1. Es una especie de cinturón con cierre de hebilla que sujeta al bebé por los hombros y la pelvis.

Capazo: se utiliza para el transporte, en coche o de paseo, del recién nacido, ya que permite que vaya totalmente tumbado. También se conoce como cuco.

Capota: tela que recubre la parte superior de la silla o capazo para proteger al bebé del sol.

Cubrepiés: tela que recubre el cuerpo del bebé, desde los hombros hasta los pies, para quitarle frío.

Faja abdominal: tira de lona que se coloca en el interior del capazo, sujeta al bebé y evita que se golpee con las paredes.

Hebilla: cierre donde confluyen los dos cinturones del arnés. Se coloca entre las piernas del bebé.

Maxi Cosi: aunque se trata de una marca de sillas, carritos y otros artículos de bebé, se suele (mal)emplear como sinónimo de portabebés.

Reductor: es una especie de colchón, de la misma tela que la silla, que recoge la cabeza y torso del bebé. Reduce el espacio y asegura la sujeción de los recién nacidos.

Silla de coche Maxi-Cosi CabrioFix Opiniones

Tabla de Contenido

La silla de coche Maxi-Cosi CabrioFix es la silla de coche infantil que estabas buscando. Del Grupo 0/0+, esta silla de coche es ideal para tu bebé recién nacido, ya que está diseñada para niñ@ de 0 a 13 kilos de peso, siendo válida hasta que tu bebé cumpla el año de edad aproximadamente.

Cómoda, segura y ligera, con la silla CabrioFix de Maxi-Cosi, los viajes en coche con tu bebé serán un auténtico placer.

Modelos similares a Maxi-Cosi CabrioFix

Modelo Jané, Silla de coche grupo 3 Isofix Nº1 VENTAS AMAZON Maxi-Cosi CabrioFix, Silla de coche… MUY RECOMENDADO Jané, Silla de coche grupo 2/3 Isofix,… ImagenPrecio Puntuación Opiniones 1 Opiniones 163 Opiniones 11 Opiniones Precio Modelo Jané, Silla de coche grupo 3 Isofix ImagenPrecio Puntuación Opiniones 1 Opiniones Precio Nº1 VENTAS AMAZON Modelo Maxi-Cosi CabrioFix, Silla de coche… ImagenPrecio Puntuación Opiniones 163 Opiniones Precio MUY RECOMENDADO Modelo Jané, Silla de coche grupo 2/3 Isofix,… ImagenPrecio Puntuación Opiniones 11 Opiniones Precio

Análisis sobre la silla de coche Maxi-Cosi CabrioFix

Hazte con la silla de coche Maxi-Cosi CabrioFix y deja que tu bebé sueñe durante los trayectos en coche. Se trata de una silla de máxima calidad que cuenta con la garantía de una firma como Maxi-Cosi, y que aportará la seguridad y comodidad necesaria para que no tengas que preocuparte por nada cuando montes en el coche a tu bebé.

Disponible en una amplia gama de colores, la silla de coche para bebé Maxi-Cosi CabrioFix presume de un diseño moderno e innovador a la vez que elegante, que marcará la diferencia. Un diseño que encaja con la silla que tu bebé se merece.

Estamos ante una de las mejores sillas de coche para recién nacidos, la cual reúne todos los elementos de protección necesarios para garantizar la total seguridad de tu bebé: instalación ISOFIX, arnés con tres puntos de seguridad, altura ajustable, instalación a contramarcha, sistema de protección lateral… y muchos elementos más que hacen de la Maxi-Cosi CabrioFix en una de las sillas de seguridad infantil más destacadas del mercado.

Además hay que destacar que la silla para recién nacidos Maxi-Cosi CabrioFix es compatible con todos los carritos de paseo Bebé Confort y Quinny, lo que te permitirá trasladar a tu bebé del coche al carrito de paseo sin despertarle, de una manera cómoda y sencilla que te conquistará.

Una silla que cuenta con un acolchado adicional y reductos para garantizar el máximo confort de los recién nacidos, y una funda extraíble para que puedas mantener la silla en perfectas condiciones en todo momento, sin que las manchas o el paso del tiempo sea un problema.

163 Opiniones Maxi-Cosi CabrioFix, Silla de coche…

  • Sistema de viaje compatible con todos los cochecitos Bébé Confort y Quinny
  • Instalación Click & Go
  • Asiento acolchado

Si estás esperando la llegada de tu bebé y quieres contar con una silla para el coche cómoda y segura para su llegada, con la silla de coche CabrioFix de Maxi-Cosi no fallarás.

VER OPINIONES EN AMAZON

Ventajas de comprar la silla de coche Maxi-Cosi CabrioFix

Al comprar la silla de coche Maxi-Cosi CabrioFix, no sólo estarás comprando una silla moderna, cómoda y segura, sino que además disfrutarás de otras múltiples ventajas destacadas que a continuación te vamos a contar y te convencerán.

  • Silla de coche de espaldas a la marcha: la posibilidad de instalar la silla en sentido contrario a la marcha aportará una mayor seguridad a tu bebé, aumentando su protección al reducir enormemente la fuerza del golpe en caso de impacto frontal.
  • Instalación Click&Go: el sistema de instalación Click&Go hace que la Maxi-Cosi CabrioFix sea una de las mejores sillas de seguridad para personas que necesiten transportarla constantemente de un coche, especialmente si tienes un carrito de bebé Bebé Confort o Quinny.
  • Altura ajustable: la posibilidad de ajustar la silla a la altura de tu bebé aportará un plus de seguridad, garantizando la total protección de todo bebé en función de su estatura y peso.

Conclusión

Si necesitas una silla para el coche de Grupo 0/0+ para tu bebé recién nacido, la Maxi-Cosi CabrioFix es uno de los modelos que no debes perder de vista. Ya te hemos contado porqué, ahora sólo te queda comprobarlo tú mismo. Elígela en el color que más te guste y deja de preocuparte por la seguridad de tu bebé durante los viajes en coche. Te garantizamos que no te arrepentirás.

Maxi-Cosi CabrioFix, Silla de coche… Sistema de viaje compatible con todos los cochecitos Bébé Confort y Quinny; Instalación Click & Go

VER OPINIONES EN AMAZON

OTROS MODELOS DE LA MARCA JANE

  • Jane Montecarlo
  • Jane Quartz

Opiniones sobre Maxi-Cosi 64402181

Ventaja principal:

Se trata de una silla de grupo 2/3 por lo que podrás contar con este modelo desde los 4 años hasta los 12 años, siempre y cuando el peso máximo sea de 36 kilogramos, como lo estipula la ley y el fabricante.

Desventaja principal:

Su mayor punto en contra es que, de acuerdo a los usuarios, se desmonta con gran facilidad y por ello su cambio de un coche a otro puede resultar una tarea tediosa.

Veredicto: 8.9/10

La Maxi-Cosi 64402181 es una silla sencilla, apta para cualquier coche pero que puede desarmarse con gran facilidad, y que, además, es poco robusta, por lo que los usuarios recomiendan no descartar otros modelos antes de proceder a la compra de esta silla.

Ver ofertas del día en Amazon

Caracteristícas Principales Explicadas

¿A qué grupo pertenece esta silla?

Lo primordial al momento de adquirir una silla de coches es considerar la altura y peso del pequeño de la casa que será ubicado en la misma, puesto que dependiendo de ello, variará el tipo de silla a escoger, ya sea grupo 0, grupo 0+, grupo 1 o grupo 2-3.

En este caso, la Maxi-Cosi 64402181 pertenece al grupo 2-3, siendo capaz de soportar a niños con un peso mínimo de 15 kilogramos y un máximo de 36 kilogramos, es decir, aproximadamente entre los 4 y 12 años de edad, aunque esto puede variar de niño en niño.

Ahora bien, al ser una silla de coche del grupo 2-3, cabe mencionar que posee unas dimensiones de 32 x 46 x 68 cm y un peso de 3,4 kilogramos, por lo que además de ser ligera, también es compacta en caso de que se deba ubicar más de una silla dentro del coche.

Facilidad de uso

Otra de las cosas que le preocupa a los padres o representantes de los niños a la hora de adquirir una silla de coche es la facilidad de uso de estas, puesto que la idea es facilitarle el proceso a estas personas y no complicarlo más, y el hecho es que la Maxi-Cosi 64402181 cumple muy bien su trabajo, dado que su instalación es muy sencilla y en cuestión de minutos la tendrás montada en tu coche.

Así pues, a pesar de que los usuarios han dejado saber que la misma se desmonta fácilmente cuando es trasladada de un coche a otro, esto no debe preocuparte, debido a que lo importante es que quede bien adaptada y ubicada en el coche para brindarle la seguridad pertinente al pequeño.

Por otro lado, cabe destacar que esta silla cuenta con reposa cabezas configurable, para que a medida que tu bebé vaya creciendo, este modelo lo haga con él, haciéndolo sentir no solo seguro, sino también cómodo.

Seguridad

Así mismo, tal como es común en las sillas de coche grupo 2-3, este modelo trabaja con un cinturón de seguridad de 3 puntos, y por ello debe ser ubicado en un asiento que tenga este tipo de arnés. Lo mejor de todo es que para brindar mayor seguridad, esta silla cuenta con ganchos de seguridad que deberán ser adaptados al cinturón y de esta forma reforzar la protección de tu pequeño.

Por otro lado, la Maxi-Cosi 64402181 posee un sistema de seguridad llamado “Side Protection System”, el cual incrementa el resguardo de tu bebé desde los laterales del cabezal y de la estructura en general en caso de accidentes en la vía.

Ahora bien, hay que mencionar que los usuarios han dejado saber que tras un tiempo de uso, esta silla puede llegar a incomodar a los pequeños por lo que se sugiere tomar en consideración este factor a la hora de su compra.

Los ‘supuestos peligros’ del grupo 0/0+ o ‘huevito’. Cómo debemos usarlo.

Hace unos días estuve hablando con una familia sobre la silla de seguridad para su hijo, recién nacido. Me decían que querían comprar un ‘huevito’ o grupo 0/0+ porque si el niño se quedaba dormido en el coche no tenían que despertarlo para pasear o ir al mercado. Simplemente acoplando el dispositivo al chasis del cochecito ya podían pasear el tiempo que quisieran hasta que el pequeño se despertase. Y a mí se me pusieron los ojos como platos y pensé en la necesidad de hablar sobre este tema.

Por si no lo sabíais, el artículo que se lleva la palma en malos usos es el GRUPO 0/0+ (también conocido, o mejor dicho, muy conocido como “maxicosi”, aunque sea el nombre de uno de los fabricantes).

¿Qué es un GRUPO 0/0+?

Los grupos son homologaciones que se hacen de las sillas de seguridad:

  • GRUPO 0 son los dispositivos homologados desde los 0 a los 10 kg (capazo o ‘huevito’)
  • GRUPO 0+ son los dispositivos homologados desde los 0 a los 13 kg (sólo los ‘huevitos’)

Hace unos meses corría por la red un artículo sobre unos padres que llevaron a su hijo dormido dentro del Grupo 0 a la guardería. Para no molestar el sueño del pequeño lo dejaron durmiendo sin sacarlo de la “silla de seguridad” (que es lo que es en realidad). Cuando el cuidador lo fue a ver (después de un largo período de tiempo. Seguro que más de tres horas) el niño había fallecido.

Esto ha generado muchas alarmas y miedos. Muchos padres han ‘demonizando’ este sistema de retención tan necesario para los primeros meses de vida. Para calmar los miedos, os informo que:

El niño no murió por estar en un Grupo 0, el niño murió por pasar más tiempo del recomendado en ese dispositivo. Así que ¡OJO! EL GRUPO 0 NO ES PELIGROSO. EL PROBLEMA ES NO SABER CUÁL ES SU USO CORRECTO.

¿Cuál es su uso correcto?

El uso CORRECTO del Grupo 0/0+ es como sistema de seguridad en el coche para niños de 0 a (10 kg) 13 kg (aunque hay pocos niños de 13 kg que quepan en este tipo de sillas de seguridad. De esto hablaremos en una próxima entrada). Esta la manera más segura de viajar con bebés porque permite que vayan a contramarcha. Algunas familias creen, erróneamente, que el bebé debe viajar en capazo durante sus primeros meses. No, los capazos no son seguros, es más adecuado un Grupo 0 o Grupo 0+/1.
El uso INCORRECTO o menos apropiado del Grupo 0/0+ es como ‘silla’ para cochecito. En este momento es cuando os preguntáis: ¿Por qué no es un uso apropiado si en mi tienda de puericultura me lo venden con el cochecito bajo el nombre de “Trío” o “Tres piezas”?

Aquí tenéis las razones:

1.- El recién nacido debe descansar en una posición alineada y plana. Si le colocamos en estas sillas su postura es parecida a la de una “C”, flexionando el cuello hacia delante y cerrando la boca. Esto no le permite respirar con fluidez y puede provocarle apneas (dejar de respirar unos segundos) y que le llegue menos oxígeno a la sangre. Hay dos estudios de Pediatrics donde podéis informaros:

  • Pediatrics 1: En este estudio podemos observar cómo la saturación de oxígeno, después de 90/120 minutos, en los bebés nacidos a término baja de 97% a 94% (parece poco pero es una gran diferencia), y en los bebés prematuros, hasta un 90%. Además, en éstos últimos, se producen apneas y bradicardias
  • Pediatrics 2: En este estudio vemos como al comparar las consecuencias de tenerlos en diferentes posiciones, se demostró que en la cuna la saturación era de 97.9%, en el capazo 96.3% y en la silla 95.7%.
  • Finalmente, concluyen que estos dispositivos sólo deberían usarse como sistema de retención infantil y no como silla de paseo y a poder ser en trayectos inferiores a dos horas; si no es posible porque estamos en un viaje más largo, se deberán hacer paradas.

2.- Los Grupo 0 están pensados para utilizarse como sistema de retención (silla de seguridad), por lo que suelen fabricarse con materiales ignífugos. Estos materiales son poco transpirables, así que el bebé suda mucho, y si es verano no es muy recomendable tenerlos más de 2 horas sentados sobre ellos. IMPORTANTE: ¡Nunca dejéis a vuestro bebé sólo en el coche!

3.- La posición semisentada también favorece a que el peso del cuerpo recaiga sobre el abdomen provocando una alteración en la digestión. Hay algunos modelos que tienen tres posiciones, estos serían los más recomendables si necesitas utilizarlos para el paseo. Normalmente tienen una posición totalmente tumbada. Pero, ¡CUIDADO!, durante el trayecto en coche no debéis ponerle en la posición tumbado porque, si tenéis un impacto frontal, el bebé podría salir despedido por la parte alta.

4.- Cuando se usa como silla de paseo y sistema de retención a la vez puede pasar que en el “quitapón” continuo, alguna vez, no quede bien sujeto al coche por un cinturón mal ajustado, por falta de tiempo, nervios o descuido. Para que esto no nos ocurra el grupo 0 debería quedar ‘siempre’ enganchado al coche y los paseos realizarlos en el capazo.
5.- Usos para dentro de casa. Hay familias que tienden a utilizarlo como hamaca, diciendo que su curva permite el balanceo. Si quieres usarlo como hamaca ten en cuenta, de nuevo, que el bebé no podrá estar más de 90 o 120 min, que no es transpirable y que, cuando vuelvas a ponerlo en el coche, tiene que quedar perfectamente ajustado. Entonces, ¿no es mejor tener una hamaca diseñada para ese uso?

Seguro que en más de una ocasión habéis escuchado:

Una silla de seguridad, sea grupo 0 o grupos más avanzados son sillas de seguridad, no para dormir

“El grupo 0 es esa silla que está preparada para usarse también en el coche…”

“Tengo un trío maravilloso que me permite mover a mi bebé del coche a la calle sin moverlo de su silla. Así no se me despierta”

” Para el reflujo, lo mejor es, que duerma siempre en el maxicosi”

“Cuando llego de la compra dejo a mi bebé en su silla de seguridad mientras yo cocino, guardo la compra, paso el polvo…así hasta que se despierta”

¡¡NOOOOOO!! El GRUPO 0/0+ es indispensable para la seguridad en el coche, pero para pasear es mejor el capazo donde pueden dormir estirados, moverse libremente y respirar perfectamente. En definitiva, los bebés duermen y pasean más a gusto en un capazo, en un portabebés o en los brazos de mamá y papá antes que un Grupo 0/0+.

Mi recomendación final es que valoréis el grupo 0 por separado, que le deis la misma importancia o más que al cochecito y que os informéis más allá de si el nombre de la marca os suena como fiable o no. Lo que importa de este dispositivo no es que vaya a juego con el cochecito, sino que sea lo más seguro posible para el bebé 😉

Cuándo pasar al bebé del capazo a la silla de paseo

Pasan de estar todo el día tumbados en la cuna o en el cochecito a permanecer sentados, para más tarde incorporarse y luego empezar a andar. Los pequeños aprenden cada día y observar esa progresión en sus habilidades motrices es de lo más emocionante para los padres.

E igual que los pequeños van creciendo, también la forma en que los transportas debe ir adaptándose a sus necesidades y nuevas aptitudes. Así, los bebés recién nacidos suelen ir en el capazo o grupo 0+ del cochecito, pero llega un momento en el que es necesario hacer el cambio a la silla de paseo.

La silla de paseo y sus ventajas

Desde sus primeros paseos, el bebé ha ido siempre tumbado, muy arropado y con poca visión de lo que pasa a su alrededor, por lo que acostumbra a pasar la mayor parte del tiempo dormido. Pero pasados los primeros meses de vida, cuando el bebé ya es capaz de sostener la cabeza y mantenerse sentado, empieza a tener curiosidad por lo que sucede fuera. Es entonces cuando llega el momento del cambio.

Pasar del capazo a la silla de paseo puede ser muy gratificante para el bebé y, consecuentemente, para toda la familia. Ir sentado en la silla de paseo permite:

  • Más capacidad de movimiento al bebé.
  • Mayor campo visual: cuando está estirado, el pequeño solo ve el cielo, los árboles y a sus padres, mientras que al ir sentado puede observar todo lo que pasa a su alrededor (coches, motos, otros cochecitos, perros…).
  • Más estímulos: si la silla de paseo mira hacia ti, es casi inevitable hablar con el pequeño e ir explicándole qué es cada cosa que ve, de dónde viene los ruidos… Con ello, estás trabajando su capacidad de atención/concentración y a su vez el pequeño empieza a oír/almacenar palabras que más adelante le ayudarán a expresarse.

En definitiva, pasar del capazo a la silla de paseo es descubrir al pequeño una enorme ventana al mundo. Se potencia el desarrollo del bebé (que explora, aprende, de su entorno) y al mismo tiempo aumenta su grado de entretenimiento (por lo que es probable que, una vez sentados, los pequeños disfruten de paseos más largos).

Está claro, pues, que la novedad de la silla de paseo es prometedora para ti y el bebé, pero recuerda que es importante no precipitarse: sentarlo antes de tiempo podría dañar la espalda y el cuello del pequeño.

¿Cuándo puedo sentar el bebé en la silla de paseo?

A partir de los 4 meses, a los 6 meses… Al contrario de lo que mucha gente piensa, el momento de cambiar del capazo a la silla de paseo no depende de la edad del pequeño sino que es más bien una cuestión de desarrollo y, por lo tanto, dependerá de cada bebé.

No obstante, sí que te apuntamos algunas pistas para saber si tu bebé está preparado para estrenar la silla de paseo:

  • Si sostiene perfectamente la cabeza por sí solo.
  • Si se mantiene sentado (en el suelo, en la hamaca, en la trona…).
  • Si siente curiosidad e intenta asomarse a través del capazo.
  • Si el capazo se le ha quedado pequeño.
  • Si se queja al ir tumbado y pide que lo cojas en brazos.

Es aconsejable hacer el cambio del capazo a la silla de paseo de forma progresiva. Aprovechando que la mayoría de respaldos de las sillas de paseo son reclinables, puedes empezar los primeros paseos con el bebé más tumbado e ir cambiando la inclinación poco a poco hasta que quede sentado. Y no te preocupes, la expresión del bebé te hará saber en cada momento si está suficientemente cómodo 😉

Y si todavía no tienes tu silla de paseo recuerda que en otro post te explicamos cómo descubrir la silla de paseo ideal para tu familia.

¿Y si opto por un portabebés (G.0+) en lugar de capazo?

El cuco, portabebés o ‘huevito’ hacen referencia a los sistemas de retención infantil homologads para bebés de hasta 13 kg (grupo 0+). Pero, dada su versatilidad y la posibilidad de disponer de dos elementos de paseo en uno, muchas familias lo utilizan también a modo de cuco acoplado a la silla de paseo. En este post, Rivaskids nos cuenta por qué se decantó por el Sono y las ventajas de esta combinación.

Esta opción puede resultar más práctica que el capazo, ya que es más ligero y manejable, y permite meter y sacar al bebé del el coche fácilmente, sin despertarlo ni que coja frío. Además, hoy en día existen modelos que cuentan con diferentes posiciones de reclinado que permiten que el bebé viaje totalmente estirado.

Si habéis decidido comprar un portabebés G.0+ en lugar de capazo, es posible que podáis alargar más su uso antes de pasar a la silla de paseo, ya que el bebé puede ir más incorporado y cuenta con un campo de visión más amplio. Pero, como siempre, todo dependerá del desarrollo del bebé y sus ganas de ver el mundo.

¿En qué postura puede estar un recién nacido?, ¿tiene que tener la espalda recta?, ¿puede ir en el Maxi-Cosi®?,…

Sobre la postura del recién nacido y el bebé pequeño los padres vais a oír de todo: que «si es muy malo para su espalda que vaya en el Maxi-Cosi», que «¿cómo se te ocurre llevarlo todo el trato en esa mochila?», que «así no puede viajar»,…

Punto Clave: El recién nacido y bebé pequeño no está, ni debe estar, todo el día en la misma postura. Esté en su cunita, en una hamaquita, donde sea, hay que cogerlo, darle de mamar, cambiarlo, acariciarle,… con lo que va a cambiar de postura.

Entonces la pregunta es: ¿cuánto tiempo puede estar un bebé en cierta postura?

Para empezar hay que precisar que la espalda del recién nacido no es recta, tiene una forma curva, por eso muchos recién nacidos están incomodos cuando se les pone en recto en una cunita. El feto de hecho, se pasa varios meses muy encorvado (pero también se mueve dentro del útero). No se ha visto que haya más problemas de espalda por estar el bebé más tiempo en una hamaquita, o en una mochila de porteo con la madre. En muchas culturas las madres llevan a los recién nacidos con un pañuelo, o similar, pegados a ellas, a veces bastantes horas (mientras trabajan, atienden a los otros hijos, etc. y tampoco se ha visto que tengan más problemas de espalda.

La única objeción a las sillitas tipo Maxi-Cosi, es que en esa postura, si al recién nacido le cae la cabeza algo hacia adelante (barbilla contra pecho), se dificulta la respiración. Se ha visto en algunos estudios que en esa postura se pueden producir «apneas» (pausas de respirar de más de 10 segundos), disminución de la oxigenación de la sangre y bradicardia (enlentecimiento del ritmo cardíaco). Por ello están desaconsejadas este tipo de sillitas en prematuros. En recién nacidos a término se pueden utilizar pero limitando el tiempo de uso: se recomienda no utilizar más de dos horas seguidas. Una vez el bebé se va haciendo más mayor, ya sostiene mejor la cabeza, tiene más fuerza muscular y sería menos problema. En cualquier caso, aunque ningún estudio establece un tiempo óptimo, parece razonable que un bebé no debe estar más de dos horas en una misma posición.

Es evidente que dos horas es un límite arbitrario, podría ser hora y media o dos horas y media, pero en principio parece prudente, que no sea demasiado tiempo.

Así que a la hora de decidir cuánto tiempo puede estar un bebé en determinada postura hay que aplicar la lógica y el sentido común:

  • Tanto lo tengas en una hamaquita, en la cuna o en una mochila contigo, lo más importante: observa que respira bien, sobre todo que la barbilla no esté muy plegada sobre el pecho.
  • Observa que esté cómodo en esa postura y que se pueda mover algo.
  • Cada cierto tiempo cámbialo de postura: para darle la toma, para cambiarle el pañal,…
  • Y además tienes que estimularlo: cuando esté despierto cógelo, háblale, ponlo un rato boca abajo (vigilado),… para que cambie de postura, y de paso es una excelente oportunidad para relacionarte con tu bebé y estimularlo de forma natural (si quieres leer sobre estimulación natural en los primeros meses pincha aquí), y también esto ayuda a prevenir el aplanamiento de la cabeza (plagiocefalia).
  • El porteo es una buena forma de llevar un recién nacido y un bebé pequeño, pero también lo vas a tener que cambiar de postura de vez en cuando. Es bueno que conozcas el porteo y ver si es una buena opción para ti. Puedes leer más sobre el porteo aquí.

¿Qué es mejor para viajar en coche?

Los portabebés rígidos (tipo Maxi-Cosi®) ofrecen una mayor protección del bebé que el capazo (incluso aunque en éste vayan bien sujetos). Pero deben utilizarse correctamente (más información: Folleto sobre sillas infantiles de la DGT; Nueva directiva homologación sillitas de coche; y comparativa de sillas infantiles del RACE)

Y. «¿cuánto tiempo puede viajar así?». Lo normal viajando con un bebé es que cada cierto rato se tenga que parar para darle la toma, cambiarle el pañal,… aprovechad entonces para cogerlo, que cambie de postura y se mueva un poco. En cualquier caso, un recién nacido no debería estar más de dos horas seguidas en una sillita de coche, por la postura y también por lo que la posible interferencia con una respiración adecuada, como se ha comentado más arriba.

Y para dormir, ¿qué postura es la adecuada?

La postura para dormir en el recién nacido y el bebé pequeño debe ser boca arriba, con la cabeza girada a un lado; lado que se va alternando cada vez que se le acuesta. Cuando se vaya haciendo más mayor él mismo la irá girando a un lado y a otro.

Hay muchos estudios al respecto y un gran consenso científico sobre que boca a arriba es la mejor postura para dormir para prevenir la muerte súbita del lactante (AEP).

(y también la American Academy of Pediatrics)

Con la postura de vuestro bebé no os agobiéis, usad el sentido común, pero sobre todo cogedlo, jugad con él,… y disfrutad de su crianza

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *