Mas que dietas

Contenidos

Plan de 21 días para perder peso de manera efectiva

¿Crees que en 3 semanas puedes adelgazar los kilos de más? Quizás no en su mayoría, pero sí una cantidad considerable. ¿De qué depende? ¡De añadir un nuevo hábito a tu alimentación y actividades diarias! Entérate más sobre el plan de 21 días para perder peso en el siguiente artículo.

Plan día por día para adelgazar

Puede que seas un poco escéptico y pienses que es imposible bajar de peso en 3 semanas. Solo es cuestión de ir paso a paso o día a día añadiendo o quitando algo de tu dieta y hábitos. ¡Empieza lo antes posible y verás los resultados!

1° día

Escribe tus metas en una libreta o papel y déjala en un lugar visible. Comienza con una rutina sencilla de ejercicios (por ejemplo, salir a caminar).

2° día

Elimina las fuentes de calorías líquidas, es decir, el café, los refrescos y el alcohol. Reemplázalos por agua, té verde y zumos naturales. Escribe lo que comes en una planilla sin olvidar nada.

3° día

Realiza la segunda jornada de entrenamiento. Puedes aumentar la distancia de caminata, la intensidad o añadir otro ejercicio.

4° día

Cambia de 3 comidas grandes a 6 comidas pequeñas cada día. No te olvides de añadir frutas, vegetales, fibras y proteínas en todas las colaciones.

¿Quieres conocer más? Lee: 4 cosas que puedes hacer todas las mañanas para adelgazar

5° día

Haz una lista de compra con alimentos saludables y acude al mercado con ella, sin añadir nada más. Si no pudieras resistir la tentación sería bueno que desecharas, regalaras o hasta vendieras los productos que no tienes permitido consumir.

6° día

Pésate y anota los kilos en tu cuaderno. Escoge una actividad para realizar al menos 3 veces a la semana. Puede ser un deporte, una clase de baile o salir a hacer ejercicio en un parque.

7° día

Planifica la dieta de la siguiente semana y, si es necesario, haz otra compra en una feria o mercado tradicional.

8° día

Continua con tu plan de ejercicios. Puedes contratar a un entrenador o ir cambiando tú mismo los ejercicios para no aburrirte.

9° día

Añade a tu dieta una fruta y un vegetal que nunca antes hayas comido o que hace mucho no disfrutas. Trata de consumirlos crudos o cocidos al vapor.

10° día

Elimina las fuentes de grasas trans de la dieta y no te olvides de hacer ejercicio.

11° día

Asegúrate de estar bebiendo la suficiente cantidad de agua, siempre la que te pida el cuerpo.

No olvides leer: 7 maneras de tomar más agua

12° día

Presta atención a la cantidad de fibras que consumes por día. Se recomiendan al menos 35 gramos. Si no alcanzas esta cifra, consume un puñado de almendras.

13° día

Cuenta las calorías que consumiste los días anteriores basándote en la planilla de ingestas. Consulta cuánto es el mínimo y el máximo permitido según tu edad, peso y estatura, así como también el objetivo de kilos que quieras eliminar.

14° día

Planifica la dieta para la siguiente semana haciendo la compra y analizando los alimentos que tienes en casa. Come más frutas de temporada.

15° día

Cambia la actividad física que estabas haciendo hasta el momento o aumenta la dificultad. Puedes añadir más peso, reducir marcas o caminar más tiempo. También puedes agregar una nueva serie o más ejercicios a la rutina.

16° día

Sigue una nueva técnica de cocción de los alimentos en relación a lo que venías haciendo. Puede ser, por ejemplo, al vapor o a la plancha. Trata de comer más menús crudos y sin grasas.

17° día

Cena menos que los días anteriores y busca una fuente de proteína diferente a lo habitual. Por ejemplo, si sueles comer pollo o atún cambia a carne o salmón.

18° día

Entrena un poco más que la anterior sesión. Revisa las cargas, tiempos o distancias y trata de añadir nuevos ejercicios.

19° día

Revisa tus metas yaverigua si estás cerca de llegar a tu objetivo. Puedes pesarte o probarte ropa de la temporada anterior que no te entraba antes de empezar este plan de 21 días para adelgazar.

20° día

Haz la compra para los siguientes días. A estas alturas no querrás volver a la rutina que tenías tres semanas antes, porque te verás más delgado, pero también con más energía y vitalidad.

21° día

Sé más preciso en tu visión y analiza los cambios que has hecho en tu vida. Fortalece tu compromiso. Sigue adelante. ¡Ya has creado tu hábito saludable!

¿Qué puedo comer?

Esta es una pregunta muy habitual entre los que están haciendo dieta. Algunas de las opciones disponibles para consumir mientras sigues tu plan de adelgazar de 3 semanas:

Desayuno y merienda

Los alimentos permitidos son:

  • 1 taza de leche (250 ml)
  • 1 cucharadita de edulcorante (5 ml)
  • 2 rebanadas de pan integral
  • 1 loncha de queso bajo en grasa
  • 3 galletas sin sal ni azúcar
  • Avena
  • Pasas
  • Queso en crema desnatado
  • Frutas

No olvides leer: 11 ingredientes para un desayuno sano

Almuerzo y cena

Se consume un tazón de sopa como entrante. El plato principal es una pieza pequeña de carne con vegetales cocidos y una porción de ensalada. Como postre tomaremos una fruta.

  • Carnes blancas magras (pollo, pescado y cerdo)
  • Carnes rojas magras
  • Vegetales crudos o cocidos al vapor
  • Verdura de hoja
  • Arroz integral, quinoa, cebada, mijo o trigo
  • Legumbres (lentejas, garbanzos, alubias)
  • Pasta seca (no rellena)
  • Condimentos (ajo molido, clavo de olor, cúrcuma)
  • Hierbas aromáticas (albahaca, romero, tomillo)
  • Sopa de vegetales casera
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de manzana
  • Zumo de limón
  • Zumos naturales sin azúcar
  • Frutas crudas para el postre (fresas, melocotón, naranja)
  • Gelatina light
  • Yogur desnatado

Dieta Montignac: controvertida, pero con casos de éxito

La dieta Montignac es una dieta para perder peso que gozó de mucha popularidad en la década de 1990, principalmente en Europa. Fue inventada por el francés Michel Montignac (1944-2010), un ejecutivo internacional de la industria farmacéutica, que, como su padre, tenía sobrepeso en su juventud. Su método está dirigido a personas que desean perder peso de manera eficiente y duradera, reducir los riesgos de insuficiencia cardíaca y prevenir la diabetes.

Montignac y el índice glucémico

Los alimentos ricos en carbohidratos se clasifican de acuerdo con su índice glucémico (IG), un sistema de clasificación de carbohidratos basado en su efecto sobre los niveles de glucosa en sangre después de las comidas. Los carbohidratos de alto IG se consideran «malos» (a excepción de los alimentos como las zanahorias que, aunque tienen un IG alto, poseen un contenido de carbohidratos bastante bajo y no deberían afectar significativamente los niveles de azúcar en sangre. El problema radica en la forma en que clasifica los alimentos, que ha sido duramente criticada por no reflejar si los alimentos son realmente saludables.

Montignac fue el primero en recomendar el uso del índice glucémico para una dieta que conlleve pérdida de peso, en lugar de controlar los niveles de azúcar en la sangre, y otorgaba recomendaciones para evitar aumentos bruscos en los niveles de glucosa en sangre como una estrategia para perder peso en lugar de una estrategia para diabéticos y para estabilizar los niveles de azúcar en la sangre.

Por tanto, Montignac prohibía en su dieta los alimentos con un alto IG, como el arroz, las patatas, los dulces, la miel o el pan blanco. Por el contrario, recomendaba alimentos integrales y ricos en fibra, incluidas algunas frutas.

Elección de las grasas

Otro aspecto fundamental de la dieta es la elección de las grasas: la conveniencia de los alimentos grasos depende de la naturaleza de sus ácidos grasos: los ácidos grasos poliinsaturados omega 3 (grasa de pescado como el salmón, por ejemplo) y los ácidos grasos monoinsaturados (aceite de oliva) son la mejor opción, mientras que las grasas saturadas o procedentes de origen animal, además de la mantequilla, deben restringirse. Asimismo, deben evitarse los alimentos fritos.

Método Montignac en dos fases

Fase 1: es la fase de pérdida de peso. Esta fase consiste principalmente en comer los carbohidratos apropiados, es decir, aquellos con índice glucémico clasificados en 35 o menos (la glucosa pura, por ejemplo, es 100 por definición). Una mayor ingesta de proteínas, como 1.3-1.5 gramos por kg de peso corporal, especialmente provenientes de pescado y legumbres, puede ayudar a perder peso, pero las personas con enfermedad renal deben consultar a su médico.

Fase 2: es la fase de estabilización y prevención. Montignac afirmaba en su sitio web que «podemos incluso mejorar nuestra capacidad de elección aplicando un nuevo concepto, el resultado glucémico (síntesis entre el índice glucémico y el contenido puro de carbohidratos) y los niveles de azúcar en la sangre que resultan de las comidas. En estas condiciones, podemos comer cualquier carbohidrato que queramos, incluso aquellos con altos índices glucémicos».

Qué dice la ciencia de este método

La teoría de Montignac es discutida por expertos en nutrición que afirman que cualquier ingesta de calorías que exceda la cantidad que el cuerpo necesita se convertirá en grasa corporal. Se ha argumentado que Montignac confunde la dirección de la causalidad entre la obesidad y la hiperinsulinemia y que la pérdida de peso se debe simplemente al carácter hipocalórico de la dieta. A pesar de estas dudas científicas, hay otros estudios serios que respaldan este método.

Dieta Montignac

¿En qué consiste?

Según Michel Montignac, asociar algunos alimentos engorda. Lo que significa que, en ocasiones, engordamos, no porque hayamos comido en exceso, sino porque hemos comido mal.

Por tanto, según él, engordamos por consumir carbohidratos inapropiados y por asociar incorrectamente los alimentos. Esta dieta elimina los alimentos con un índice glicémico elevado (patatas, zanahorias, remolacha, pan, pasta…) que provocan la secreción de insulina y estimulan el crecimiento de células adiposas. También prohíbe ciertas combinaciones de grasas y azúcares o proteínas animales y alimentos con un alto contenido en fécula. Las patatas fritas que combinan carbohidratos y lípidos, por ejemplo, están prohibidas.

Sin embargo, podemos comer proteínas y lípidos hasta la saciedad, siempre y cuando se consuman por separado y sin combinarlo con nada. La fruta está permitida siempre y cuando se coma fuera de las comidas. Los cereales tienen que consumirse crudos para reducir el índice glicémico.

Dieta

Desayuno: fruta, pan integral con margarina light, café descafeinado y leche desnatada.

Comida: aguacate con vinagreta, filete con judías verdes, queso y agua sin gas.

Cena: hortalizas o sopa de verduras (sin alimentos con alto contenido en fécula), tortilla de champiñones, lechuga y queso fresco 0% materia grasa.

Resultados

Se pierde una media de 5 kg al mes.

Ventajas

Esta dieta permite perder peso sin privarse mucho. Puedes ir a cenar al restaurante o a casa de amigos, probar los platos con salsas y los postres.

En resumen, el placer forma parte de esta dieta.

Puedes ponerte a régimen con discreción porque puedes seguirlo en todas partes.

Al contrario que con los regímenes tradicionales, la dieta Montignac permite comer hasta la saciedad, siempre y cuando elijamos bien los alimentos y las combinaciones.

Se aconseja consumir productos en grano, sin refinar, porque es beneficioso para la salud.

Inconvenientes

En ocasiones la dieta es demasiado rica en lípidos, lo que a largo plazo podría causar problemas de corazón y de arterias.

Este régimen no fomenta adoptar una alimentación equilibrada, la única garantía para gozar de buena salud.

Como es demasiado pobre en carbohidratos, este régimen puede causar sensación de fatiga.

Y por último, este método exige conocer bien la composición nutricional de los alimentos: carbohidratos buenos y malos, lípidos…

En realidad, el régimen Montignac sería una dieta hipocalórica disfrazada: perdemos peso porque comemos menos, un 25% menos de calorías de media.

La dieta Montignac, no es una dieta

Quienes la crearon son los mismos que lo afirman, el sistema Montignac no puede ser considerado como una dieta ya que con una dieta la gente entiende que se hace referencia al modo en que nos alimentamos según las cantidades de alimentos, prohibiendo algunos de ellos durante una duración determinada, además el plan Montignac es un plan en el que cambiamos el estilo de vida adaptándolo a nuestras necesidades.

Mientras que una dieta, tenemos la noción de que tiene una duración y después empezaremos a comer de forma habitual. Digamos que es un plan nutricional para cambiar nuestro estilo de vida, haciéndolo más saludable para conseguir adelgazar y mantenernos en nuestro peso ideal.

¿Cómo funciona el método Montignac?

Montignac, con su método trata de no restringir nutrientes cuantitativamente, sino que busca una alimentación equilibrada.

No es tan importante la cantidad, como la cualidad de los productos que ingerimos y como consecuencia la calidad nutricional es la base de su sistema.

Su principal función radica en escoger, para cada tipo de macronutrientes, los mejores alimentos, los que más nos aportan, los más saludables, con menor aporte calórico para que no aumentemos de peso, pero de alto valor nutricional, esa es la clave el valor nutricional de los alimentos que ingerimos.

Pero… ¿Cómo se eligen? Según sus cualidades físico-químicas, su calidad nutricional y estudiando qué alimentos provocan aumentos de peso, así como cuáles reducen el riesgo de padecer diferentes enfermedades. Estos son los criterios principales para determinar qué alimentos nos interesan más

Tras una buena elección de los alimentos el método Montignac afirma que “Tu salud se verá mejorada” y os preguntaréis ¿Porqué? Pues muy sencillo, la salud mejorará por la reducción de las posibilidades a sufrir ciertas patologías si sigues la dieta, debido al rigor de estudios y experimentación que han llevado a cabo durante estos años, la dieta resulta infalible.

Las principales pautas del sistema Montignac

Primera regla: Cambia tus hábitos alimenticios, orientándolos a llevar a cabo una alimentación más saludable que te permita llegar a tus objetivos. Dependiendo de lo que quieras conseguir deberás orientar tu plan nutricional de una manera o de otra. Recomendaciones para llevar a cabo una dieta de adelgazamiento, esto te puede ayudar.

Segunda regla: La importancia del índice glucémico de los alimentos.

¿Qué es el índice glucémico? Aquí te lo explicamos en profundidad con otra dieta alternativa para adelgazar.

Para ello, en primer lugar, Montignac afirma que hay que olvidarse de centrarse solamente en las calorías que comemos, un gran error en nutrición que ha pasado a nuestra cultura alimenticia, especialmente porque los nutricionistas ponen esta premisa como la más importante de todas.

Deberemos de asegurar los nutrientes necesarios para la correcta actividad de nuestro organismo. Lo que nos interesa es el Índice glucémico de los alimentos para elegirlos.

Los alimentos con un IG alto están prohibidos (como la patata, la harina de trigo, el azucar, habas cocidas, zanahorias cocidas, miel, etc

Los alimentos con un IG medio como pasta integral, arroz integral, pueden consumir siempre y cuando no los consumamos combinados con grasas saturadas. Mejor acompañarlos solo de salsas de verduras aunque también se puede tomar con pescado o con carne de ave sin piel.

Aquí te ofrecemos una lista de los alimentos de índice glucémico bajo que puede ser de gran ayuda.

La elección de los lípidos se basa en el tipo de ácidos grasos. Los poco saludables o saturados deben ser evitados. Se encuentran en las carnes, mantequilla, etc.

Los saludables o insaturados son los que se consumirán, tanto omega 3 como omega 6, monoinsaturados y poliinsaturados que encontramos en pescados, aguacate, entre otros.

La elección de las proteínas se fundamenta básicamente en su neutralidad o actividad en el metabolismo, así como en su origen animal o vegetal. Tienen que ser proteínas que nos aporten pocas grasas para evitar que aumentemos de peso, que no cuesten de digerir o asimilar en el organismo.

Fases del método Montignac

• Primera fase de adelgazamiento:
Hazte la pregunta: ¿Cuánto peso quieres perder? Su duración depende de tu respuesta,ya que la fase primera acabará cuando consigas tu objetivo.

Es importante elegir correctamente carbohidratos con un índice glucémico muy bajo, así como proteínas de calidad y grasas saludables. El propósito de esta fase de la dieta es promover en la menor medida de lo posible la secreción de insulina, porque así no se almacenarían lípidos en el cuerpo mediante la lipogénesis.

• Segunda fase: estabilizando el cuerpo y previniendo engordar:
La segunda parte del método Montignac consiste en ir incorporando alimentos con un índice glucémico mayor al de la fase de adelgazamiento anterior, pero siempre con moderación.

De vez en cuando, podrás tomar cualquier capricho incluso aquéllos que sean de índice glucémico alto, pero siempre de forma ocasional.

¿Qué puedo comer con el método Montignac?

Durante la primera fase no podrás comer azúcar, ni sus derivados, pan, patatas ni bebidas alcohólicas. Deberemos beber agua fuera de las comidas, al igual que las frutas no las consumiremos de postre, sino en ayunas. Esta dieta está recomendada para diabéticos, siempre con control médico.

Si eres diabético también te puede interesar la siguiente dieta para diabéticos. Las personas con colesterol deben dar prioridad a las grasas insaturadas, sobre las saturadas.

Durante la segunda fase aumentan el grupo de alimentos que podemos consumir, aunque nunca estarán permitidos los glúcidos malos, como los llama el doctor.

Durante esta etapa se permite darse algún capricho, a lo que denominan como una desviación, pero deberemos siempre compensarlo antes de desviarnos. Es decir, si queremos desayunar un croissant deberemos haberlo compensado la noche anterior a comerlo.

Alimentos permitidos

Alimentos prohibidos

Azúcar, calificado por el método como un veneno. (Puedes informarte en profundidad aquí sobre el azúcar de ciertos productos), pan blanco, patata, maíz, harinas refinadas,zanahoria cocida, pasta refinada, arroz blanco, miel, habas, calabazas, pasas, melón, remolacha, bebidas alcohólicas, masas, aceite de palma, salsas, maltodextrina, almidones modificados y cualquier fuente de grasas trans.

Otras recomendaciones y conclusión sobre el método Montignac

Para combatir los excesos, es recomendable hacer ejercicio de forma regular que nos ayuden junto con el método a mantenernos en nuestra línea de peso, equilibrando el gasto calórico siempre teniendo en cuenta el índice glucémico de los alimentos, no sólo sus calorías.

Pero afirma a que sólo se perderá peso si se hace de forma regular durante más de 40 miutos seguidos, hacer ejercicio no es imprescindible para perder peso con el método Montignac.

En conclusión, Michel Montignac es uno de los primeros dietistas que propuso a su comunidad emplear el IG y métricas similares para personas que desean adelgazar rápido, como una solución para terminar con la obesidad de occidente, y de momento, los efectos son positivos ya que la gente que prueba esta dieta adelgaza de forma mantenida en el tiempo porque aprende a comer correctamente.

Si quieres descargar la dieta Montignac en pdf gratis para imprimir haz click en el siguiente enlace:

Dieta Montignac en pdf

Te recomendamos esta guía para adelgazar de forma saludable

SUSCRÍBETE Contenido único en tu email y ¡Consigue ahora este práctico Manual!

Sólo por suscribirte te regalamos este Manual en formato pdf para Empezar a Adelgazar en 5 Pasos.

Además ofrecemos a nuestros suscriptores contenido saludable de forma privilegiada totalmente gratuito.

100% LIBRE DE SPAM

Valoración:

Las dietas secretas de las famosas de Hollywood

¿Qué hacen las famosas para verse tan jóvenes y delgadas? Te contamos los trucos nutricionales que siguen a diario las actrices y cantantes número 1 de Hollywood.

Jennifer Lopez: la renuncia a las curvas

Solía ser uno de los cuerpos más venerados por su marcada silueta y voluminosa cola que la distinguían entre las celebridades más top. Pero, algo cambió en esta latina que decidió dejar de lado sus curvas y someterse a una estricta dieta diseñada por la nutricionista Haylei Pomroy. Este sistema incluye tres menús distintos durante la semana por un mes que le permitieron a JLo esculpir su abdomen, caderas, piernas y glúteos, sumado a una rutina de ejercicios muy específica. El resultado es una Jennifer visiblemente más delgada. Al parecer ella se siente muy a gusto con su figura y hasta muestra su nuevo look con fotos que sube a la red social Instagram.

Sarah Jessica Parker: pocos carbohidratos
Si bien es delgada «por naturaleza» y dice que ama la comida, la protagonista de Sex and the city mantiene varios cuidados. Sigue la Dieta Hamptons, basada en vegetales, proteínas magras (como los pescados) y porciones moderadas de hidratos de carbono (como el pan y las pastas). Y un dato importante: el alcohol y los dulces están prohibidos.

Madonna: comida macrobiótica
Guiada por su nutricionista personal, la reina del pop se alimenta sólo con comida orgánica. Esta filosofía de la alimentación introduce granos enteros (a diario, si es posible), prioriza las proteínas vegetales por sobre las animales, y sólo permite los endulzantes naturales. Además, cuenta que jamás come en restaurantes, «porque nunca podría estar segura de lo que tienen los platos, ¿vos sí?», lanza la cantante. ¿Querés más secretos sobre la dieta Ayurvédica? Seguí leyendo.

Jennifer Aniston: dieta La Zona
Fue la primera celebrity que probó la Zone Diet, que consiste en hacer cinco comidas diarias que tengan un equilibrio entre los carbohidratos, proteínas y grasas en una proporción de 40/30/30. Logró perder 13 kilos gracias a esta dieta y con algunos esfuerzos personales, como olvidarse de la mayonesa, los sándwiches y la comida frita.

Angelina Jolie: vida más sana
Para ponerse a punto con sus curvas, la esposa de Brad Pitt tuvo que dejar los vicios, como el cigarrillo y el café, para volcarse a los hábitos saludables. «Una dieta especial me ayuda a mantener mi cuerpo en forma. Como pescados o carne vacuna cocinada al vapor con vegetales, no ingiero nada de azúcar y lo único que tomo es leche de soja», cuenta Angelina.

Penélope Cruz y Kate Middleton: dieta Dukan

La dieta Dukan ganó fama tras la difusión generada por Penélope Cruz, quien logró llegar a los Oscar con excelente figura a poco de haber sido mamá de su primer hijo León. También se habló mucho de este régimen alimentario en el casamiento de Kate Middleton, porque la ayudó a bajar varios kilos y reducir algunos talles de su vestido de novia. Ambas volvieron a lograrlo luego de dar a luz este año: Kate bajó muy rápido de peso después del nacimiento del heredero al trono de Inglaterra, y lo mismo hizo la Penélope: hoy se la ve espléndida a sólo tres meses de que naciera Luna, su segunda hija. Sin embargo, muchos médicos cuestionan esta dieta. Y otros tantos empiezan a advertir el incremento de casos de «ortorexia», una enfermedad que sufren varias celeberities.

¿Querés saber más sobre dietas VIP? Conocé otros secretos en esta nota.

Baja hasta 10 kilos con la dieta de las famosas de Hollywood

¿Quieres conocer qué dietas siguen los famosos para bajar de peso rápidamente y perder hasta 10 kilos? ¡A continuación te las mostraremos!

1. La dieta del factor 5

Consiste en consumir 5 comidas diarias, cada una compuesta por 5 ingredientes. Estos incluyen proteínas, fibras y bebidas sin azúcar. Este plan debe complementarse con ejercicio: 30 hora, 5 días a la semana. ¡Eva Méndez ya perdió casi 7 kilos con esta dieta!

2. La dieta del sirope de arce

Esta dieta es mucho más exigente. Por 10 días, no se consume nada más que una mezcla de jarabe de arce, pimienta roja, jugo de limón y agua. Esta dieta es útil no solo para bajar de peso, sino para deshacerte de toxinas. La audaz que siguió este plan es Beyoncé y, con él, bajó 8 kilos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Dieta de la toronja: Baja ocho kilos en siete días

3. La dieta Detox

En este plan alimenticio, solo está permitido comer un número restringido de alimentos, entre los que se encuentran las carnes rojas, las nueces y el té. Debes masticar 10 veces tu comida, antes de tragarla. De este modo, aceleras la digestión. Con esta dieta, la modelo Kate Moss perdió 3 kilos en 21 días.

4. La dieta Hamptons

Esta dieta consiste en eliminar los alimentos procesados. Se basa, por tanto, en el consumo de frutas y verduras crudas, nueces y pescado. ¡Este plan alimenticio ayudó a Sarah Jessica Parker a deshacerse de 7 kilos!

5. La dieta de las 3 horas

Esta dieta es ideal para los que suelen sufrir de antojos. Consiste en comer cada 3 horas. Jessica Biel es una de las principales adeptas a este plan y, gracias a él, llegó a perder 4 kilos.

6. La dieta macrobiótica

Esta dieta es ideal para ser realizada a corto plazo. Incluye la ingesta de alimentos crudos, productos de soja y fibras. Con esta dieta, Madonna logró bajar 5 kilos.

7. La dieta cruda

Este plan consiste en que las 3/4 partes de tu dieta se base en alimentos crudos. Estos son los más ricos en nutrientes. Demi Moore también bajó 5 kilos por adoptar esta rutina alimenticia.

NO DEJES DE LEER: Dieta del limón: Pierde peso de manera rápida y efectiva

Las peligrosas dietas extremas de las estrellas de Hollywood

Hacer dieta no siempre es fácil y supone, en muchos casos, hacer sacrificios para acabar alcanzando el resultado deseado. Las hacemos para sentirnos mejor con nosotras mismas o para mejorar nuestra salud y bienestar, pero hay ocasiones en que se hacen para alcanzar metas profesionales, como sucede en el mundo del cine y del modelaje.

Cuando vemos a nuestras actrices y actores favoritos en la gran pantalla, no somos conscientes de los esfuerzos físicos que pueden haber habido detrás. Sin embargo, algunas de las grandes estrellas de Hollywood, cambian su vida completamente para protagonizar un papel determinado de una película.

Se les exige ciertas transformaciones físicas, como maquillarse de una cierta manera, ponerse una peluca, cortarse el pelo o cambiarse el color. Pero esto resulta fácil y sencillo. En cambio, hablar de perder o ganar peso ya es otra historia. Aunque son muchos los que han puesto en riesgo su salud, con el objetivo de defender el papel que se les requiere.

Y sabemos que hay dietas más duras que otras, pero las que hacen algunas estrellas del cine exceden los límites de lo que se considera saludable. Se trata de unas condiciones que se salen de lo común y que suponen cambios físicos muy bruscos y en muy poco tiempo, pero algunos las acaban aceptando.

Así ha sucedido con una larga lista de actrices y actores, los cuales no quisieron perder papeles que les podían llevar a ser internacionalmente reconocidos, a ganar un Óscar o a mantener su reputación. Pero ¿a qué precio?

Las dietas extremas de las estrellas

No es fácil perder peso, cuando no se tiene tiempo por delante. Por eso, las estrellas se someten a dietas extremas. Pero los aumentos o descensos de calorías drásticos, hacen que el cuerpo no asimile los cambios adecuadamente. Por lo que debe hacerse de forma progresiva para evitar los peligros que esto ya supone.

¿Qué hacen para perder peso rápidamente?

Alimentarse a base de mini raciones, pescado, leche de coco, frutas, vegetales, semillas o arroz, es una de las estrategias que llevan a cabo para perder peso drásticamente, en un corto período de tiempo. Todo ello, haciendo siempre mucho ejercicio y de manera muy extrema, habitualmente.

Aunque también hay otros que se someten a dietas más duras que conllevan cambios corporales bruscos. Entre las cuales encontramos:

La dieta del vinagre

Consiste en tomarse un chupito de vinagre de manzana antes de cada comida. Supuestamente, el objetivo es eliminar los líquidos retenidos en el organismo. Megan Fox fue una de las actrices que la puso en práctica.

La dieta del potito

La actriz Jennifer Aniston seguía esta dieta basada en una alimentación a base de potitos de bebé. Al ser muy bajos en grasas, apenas ingería calorías.

La dieta del pomelo

La cantante australiana Kylie Minogue perdió ocho kilos, en tan solo diez días, a base de alimentarse solamente con pomelos.

La dieta del zumo

Se trata de alimentarse ingiriendo tan solo una bebida hecha a base de zumo de limón recién exprimido, sirope de arce, pimienta de cayena y agua pura. Se pueden beber hasta diez vasos al día, siempre evitando alimentos sólidos. Esta dieta la siguieren actores como Jared Leto, Demi Moore o Beyoncé, para su papel de Deena en la película Dreamgirls.

Dieta del jugo verde

Es un régimen basado en la ingesta de frutas o verduras de color verde, como apio, espinacas, col o manzana.

¿Cómo ganan tantos kilos en tan poco tiempo?

Entre las prácticas más comunes está el comer muchos carbohidratos y todo tipo de grasas saturadas. Chocolates, bollos, donuts, patatas fritas, comida basura, alcohol y más alimentos no saludables, se convierten en la típica alimentación que usan para ganar peso en tan solo unos días.

De esta forma, incrementan la ingesta calórica de una forma que no es saludable y todavía adquieren más kilos. Y este consumo de alimentos cargados de calorías, grasas y aceites grasos, es muy perjudicial para la salud y puede causar enfermedades. Asimismo, pueden producirse trastornos psicológicos, se puede sufrir ansiedad o depresión, así como alterar la estabilidad emocional o la concentración.

Actrices y actores que han asumido el riesgo

Christian Bale

El actor modificó su aspecto físico y lo hizo en varias ocasiones. En su papel en El Maquinista, película publicada en 2004, había perdido 28 kilos para poder interpretar a Trevor Reznik, el protagonista. Se comenta que su dieta consistió en comer una manzana y una lata de atún al natural al día durante 4 meses, es decir, una ingesta de no más de 300 calorías al día ¡una locura! Decían que estaba de un humor horrible y que no se podía hablar con él en absoluto, y no nos extraña. Por si esto fuesa poco, después de esta pérdida de peso extrema (de 80 kilogramos a 50), un año después, ganó 44 kilos para ser Bruce Wayne en Batman Begins.

En su papel de superhéroe, el aumento de peso era principalmente de masa muscular. Por el contrario, cuando grabó La gran estafa americana, en 2013, sumó 20 kilos que eran de grasa. ¡Y menudo cambio!

Natalie Portman

La espectacular bailarina de Cisne Negro, también perdió hasta 10 kilos para lucir un (aún más) esbelto cuerpo. Y para ir más lejos, a veces las estrellas de Hollywood tienen que aprender una lengua nueva, ir a clases de baile, poner un acento diferente… En el caso de Portman, aprendió ballet para poder protagonizar grandes películas como esta.

Matt Damon

Por aparecer en Honor a la verdad, película de la década de los 90, Damon perdió 23 kilos. Su cuerpo se quedó en nada. No obstante, para el papel de Mark Whitacre en The Informant!, filme del año 2009, subió hasta 14 kilos y solo de grasa.

Por si fuera poco, en el mismo año bajo todos los kilos que había ganado, para después sumar algunos más y salir musculado en la pantalla. Exactamente, apareció con 7 kilos más.

Renée Zellweger

Conocida por su papel protagonista en El diario de Bridget Jones, la actriz ganó hasta 12 kilos antes de grabar la película. Imagina toda la comida no saludable (ultraprocesados y nada de comida real) que debió ingerir para conseguirlo. Y de forma radical, un mes después, los perdió todos para representar otro papel. Para la última película de Bridget Jones, Renée Zellweger se negó en rotundo a volver a someter a su cuerpo a estos cambios y los productores tuvieron que cambiar un poco el hilo argumental para que Bridget no luciera ni un gramo de sobrepeso.

Robert de Niro

El actor estadounidense, ganó 30 kilos de grasa para su papel en Toro Salvaje, una película estrenada en el año 1980. En el filme, de Niro representaba al boxeador Jake LaMotta.

Charlize Theron

La estrella fue elegida para hacer el papel de Aileen en la película Monster, filme estrenado en 2003. Para representar a una exprostituta, engordó hasta 15 kilos.

Jared Leto y Matthew McConaughey

El famoso Jared, sumó 30 kilos de grasa para Chapter 27, una película estadounidense de 2007. Aunque seis años más tarde, perdió 13 kilos para grabar Dallas Buyers Club. Para esta misma película, McConaughey perdió más de 20 kilos para encarnar el papel de un enfermo terminal de sida.

Tom Hanks

El protagonista de Náufrago, perdió hasta 25 kilos para actuar bajo el nombre de Chuck Noland, a quién vimos la mayor parte del tiempo aislado en una isla del océano Pacífico.

Anne Hathaway

La actriz interpretó a Fantine en Los Miserables, en el 2012. Para lograr meterse en el papel, perdió 11 kilos, además de aprender cómo funciona el mundo de la prostitución, ya que a esto se dedicaba su personaje.

Chris Pratt

El estadounidense perdió 30 kilos para protagonizar Guardianes de la Galaxia y Jurassic World. La primera película es de superhéroes y fue estrenada el 2014, la segunda es de aventura y salió a la gran pantalla un año después.

PLAN 123 Tu Peso bajo Control

Para mantener tu objetivo de peso saludable recomendamos un plan personalizado para ti en el que limpiarás y regenerarás tu organismo durante 7 días más controlarás tu peso.

DURANTE 3 FASES DE LIMPIEZA, RENUEVA Y CONTROL DE PESO

Para alcanzar tu objetivo, deberías reducir tu ingesta calórica en 400 calorías diarias y así perder peso poco a poco. SOLO TIENES ALGUNOS ALIMENTOS PROHIBIDOS DE LUNES A VIERNES EL SABADO Y DOMINGO PUEDES COMER DE TODO CON LAS CAPSULAS CAPTAGRASAS

Para mantener tu objetivo de peso saludable recomendamos un plan personalizado para ti en el que limpiarás y regenerarás tu organismo durante 7 días más controlarás tu peso.

Lunes, Martes y Miercoles: Limpieza y desintoxicación

DOSIS RECOMENDADA: 3 primeros días 2 sobres, uno por la mañana y otro por la noche.

Jueves y Viernes : Reparación y regeneración

DOSIS RECOMENDADA: los 2 siguientes días 2 sobres, uno por la mañana y otro por la noche.

Sabado y Domingo: Control y pérdida de peso

DOSIS RECOMENDADA: 4 cápsulas al día 20 o 30 minutos antes de la comida 2 capsulas y 2 mas capsulas antees de la cena.

La Dieta 123: era pobre, adelgacé un montón y ahora me estoy forrando

12/05/2016 05:00 – Actualizado: 16/05/2016 00:07

Las historias inspiradoras de personas que han conseguido vencer la batalla contra la obesidad, hacen las delicias de las miles de personas que tratan de perder peso de una vez por todas y ven en estos exitosos casos el mejor y más sencillo camino para conseguirlo. Si quienes ven retratados lo han conseguido, ¿por qué no ellosnbsp;El impactante relato de Terri-Ann Nunns ha sido uno de las últimos en saltar a las portadas de los principales rotativos británicos. Además, su caso se ha hecho mediático por dos suculentas características: consiguió perder peso y convertirse en una de las súper ricas del momento. Así es: gracias a su increíble plan de adelgazamiento, la joven no sólo perdió muchísimo peso, además se hizo millonaria.

Desarrolló su propio método y no sólo consiguió perder más de 44 kilos, además hizo de su plan un trampolín para impulsarse hacia la fama

Tras publicar ‘online’ su vida y mostrar las impactantes imágenes del antes y el después, no tardaron en llamar a su puerta cientos de seguidores ansiosos de conocer de primera mano –y, cómo no, pagar lo que hiciese falta por ello– el método que llevó a Terri-Ann a perder 44 kilos en apenas cinco años y mantenerse a largo plazo, incluso después de sus embarazos. Así lo consiguió.

Resultados del plan, paso a paso. (Facebook)

“Así no puedo seguir”: el desencadenante

Como en tantas otras historias de superación, un trauma psicológico fue el desencadenante para que Terri-Ann decidiese de una vez por todas acabar con su problema de sobrepeso: la pérdida de su bebé recién nacido y el seguido embarazo de su hija Aaleyah apenas 11 meses después, lanzaron a la joven a un fuerte depresión que trataba de acallar comiendo sin parar.

Los estragos físicos y mentales de sobrellevar dos embarazos en menos de un año y el cuidado de la recién nacida fueron todo un reto para ella y su marido, cuya relación acabó por romperse en el año 2009. Dos años después Teri-Ann conoció a su segundo marido, Michael, junto con el que se propuso cambiar su cuerpo de una vez con todas y se embarcó en el complicado viaje hacia la pérdida de peso.

La fundadora del Diet Plan 123 publica fotos de sus estilismos casi cada día. (Facebook)

Tras superar los 98 kilos de peso, Terri se dio cuenta de que no podía seguir así. Harta de seguir dietas y planes de adelgazamiento sin conseguir ningún resultado, decidió montárselo a su manera. Desarrolló su propio método y no sólo consiguió perder más de 44 kilos, además hizo de su plan un trampolín para impulsarse hacia la fama.

Vendiendo un estilo de vida (millonario)

Cada días más personas tratan de hallar el camino para alcanzar ese máximo generalizado de llevar una vida saludable. De ahí que historias motivadoras como la de Terri-Ann sirvan para concienciar a cientos de personas de que sí se puede adelgazar y dar un giro de 180 grados a nuestra alimentación para cambiar, por dentro y por fuera.

Tanto es así que en ocasiones, quienes lo consiguen –además de contar sus historias–, sonsacan de su aprendizaje una serie de pautas ideales que cualquiera puede realizar para, por qué no, aspirar a ser como ellos. Así debió pensar también la joven británica cuando lanzó su negocio de dietas –’Terri Ann’s 123 diet plan’– con el objetivo de ayudar a todas esas personas incapaces de deshacerse de sus excesos de grasa corporal.

Luce un cuerpo de escándalo y es dueña y señora de un negocio millonario, además de una mansión, coches de lujo y exclusivas prendas de diseño

Desde que el mismo momento en el que hizo pública su dieta, una avalancha de personas corrieron a ponerse en contacto con ella para aprender más sobre sus trucos para adelgazar. A medida que sus seguidores –hoy más de 53.000– perdían más y más kilos, los ceros en la cuenta corriente de Terri se multiplicaban. Tanto es así que en poco tiempo decidió crear una página web dedicada exclusivamente a la Dieta 123, de la que saca millonarios beneficios que rondan las 500.000 libras al año (algo más de 632.000 euros).

En la actualidad, Terri-Ann ya no vive en un pequeño apartamento de un dormitorio ni se lamenta por los kilos de más. Luce un cuerpo de escándalo y es dueña y señora de un negocio millonario, además de una mansión, coches de lujo, exclusivas prendas de diseño…

¿Otra engañifa más o realmente es un método definitivo?

Terri-Ann posa sonriente en su mansión. (Facebook)

La Dieta 123 o cómo perder 44 kilos

“Es como un sueño hecho realidad. Hoy puedo mantener a mi familia sin preocupaciones viajar a lugares en los que nunca antes habríamos estado. Es increíble pensar todo lo que ha ocurrido simplemente porque quería bajar de peso”, declaraba la joven en una entrevista en ‘The Sun’.

Tal y como explican en la web oficial, el plan de la Dieta 123 se divide en tres etapas –exacto, de ahí su nombre–:

  • Fase 1: denominada como la etapa de los ’10 días de impulso’, en estos primeros días de régimen, tal y como aseguran, el usuario pierde peso a una velocidad increíble.
  • Fase 2 y 3: los siete siguientes días en los que se empieza a tener una alimentación más equilibrada y el ritmo de la pérdida de peso es bastante más normal.

A partir de este momento, es fundamental que se sigan algunas de las ‘reglas vitales’ del plan de Terri-Ann para que la etapa de mantenimiento funcione y no sólo no se recupere el peso perdido sino que se sigan perdiendo kilos paulatinamente.

Los principales alimentos permitidos son carne, pescado, aves, ensaladas, verduras, fruta, pan integral y los productos lácteos –en resumen, de todo menos hidratos de carbono– y la ya reconocida como experta insiste en que incluso el consumo algunos de algunos es ilimitado (probablemente, como cabría esperar, está hablando de las frutas y verduras).

Jamás me habría imaginado llevando este estilo de vida pero lo que realmente me hace feliz es ver cómo mi dieta ha cambiado las vidas de tantas personas

‘¿Qué hay de nuevo, Terri-Ann?’, se preguntarán muchos. Sus evidencias de que el plan funciona en base a más de 1.000 ejemplos de casos de éxito y promesas como que quienes lo sigan “nunca pasarán hambre, no necesitarán contar calorías ni medir sus raciones de alimentos, ni hay necesidad alguna de tomar pastillas o complementos para adelgazar. Sólo hay que concentrarse en comer los alimentos adecuados”, sentencia su fundadora. Y, hasta aquí, el plan 123.

“Jamás me habría imaginado llevando un estilo de vida como el que llevo hoy, pero lo que realmente me hace feliz es ver cómo mi dieta ha cambiado las vidas de tantas otras personas”, asegura la multimillonaria emprendedora.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *