Maduro decide dolarizar venezuela

Dolarización en Venezuela: cómo Nicolás Maduro cambió de opinión sobre el dólar y su papel en la economía

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption La declaración de Maduro sorprendió porque antes se había mostrado contrario al dólar.

Es la moneda del «imperio», como la retórica chavista suele referirse a Estados Unidos, pero Nicolás Maduro cree ahora en ella.

El presidente venezolano defendió en una entrevista el domingo el creciente papel que la divisa juega en la economía de Venezuela como «válvula de escape» frente a la crisis, una declaración que contrasta con la que durante años fue la línea de su gobierno.

El país sufre una grave crisis económica. De acuerdo con las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), el producto Interno Bruto se ha reducido en más de la mitad desde 2013, el año en que Maduro accedió al poder. Y la hiperinflación, que, según el Banco Central de Venezuela cerró 2018 por encima del 130.000%, hace que la moneda nacional, el bolívar, pierda constantemente su valor, lo que ha incentivado un uso cada vez más generalizado del dólar.

  • 3 cambios recientes en la política económica del gobierno de Venezuela (y qué impacto han tenido)
  • Por qué se ha empezado a usar el euro en Venezuela

Un reciente informe de la consultora Ecoanalítica estimó que las transacciones en dólares son ya más del 53% del total. En Maracaibo, una de las ciudades más importantes del país, llegarían ya al 86%.

Qué dijo Maduro

En una entrevista en la cadena Televen con José Vicente Rangel, un veterano político que fue vicepresidente de Hugo Chávez, Maduro se refirió a la creciente dolarización.

«No lo veo mal (…) ese proceso que llaman de dolarización; puede servir para la recuperación y despliegue de las fuerzas productivas del país y el funcionamiento de la economía (…) gracias a Dios existe», afirmó el presidente.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Cada vez más comercios en Venezuela muestran los precios también en dólares.

No obstante, aseguró que «Venezuela siempre va a tener su moneda (…) vamos a tener siempre el bolívar, y vamos a recuperarlo y vamos a defenderlo».

El líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por Estados Unidos y la mayoría de estados de América Latina y la Unión Europea, cargó contra Maduro tras escuchar sus palabras: «El fracasado de Miraflores reconoce hoy que el país está dolarizado».

Qué decía antes

Que Maduro aprobara públicamente el uso del dólar sorprendió a muchos.

En la campaña previa a las elecciones presidenciales de 2018, criticó las propuestas de dolarizar el país del candidato rival Henri Falcón.

«No sabe lo que dice», llegó a decir Maduro, que añadió que «esa propuesta de dolarizar y acabar con la moneda venezolana es una propuesta anticonstitucional».

  • El dólar en Venezuela: cómo sobreviven quienes solo tienen bolívares

Cuando en febrero de 2018 Maduro anunció el lanzamiento del petro, la criptomoneda con la que esperaba relanzar la economía venezolana y de cuya existencia real muchos dudan más de un año después, tanto él como otros miembros de su gobierno repitieron que contaba con el respaldo de las reservas petroleras de Venezuela, una ventaja respecto al dólar, cuyo valor es estrictamente fiduciario.

Y en agosto de este año, Diosdado Cabello, presidente de la progubernamental Asamblea Nacional Constituyente y considerado uno de los dirigentes de mayor peso en el chavismo, se mostró partidario de «obligar a que las transacciones sean en bolívares o en trueque», como forma de «fortalecer el bolívar».

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption La hiperinflación hace que el bolívar pierda valor constantemente.

La oposición al dólar no se quedó en los mensajes.

Según señala Henkel García a BBC Mundo, analista del portal Econométrica, «el gobierno hizo todo lo que pudo por bloquear la dolarización e incluso se persiguió a quienes publicaban a cuánto estaba la tasa de cambio en el mercado paralelo», el mayoritario en el país.

El economista Francisco Rodríguez, uno de los que diseñó el programa económico del candidato Falcón, considera: «El costo para nuestro país de la improvisación e irresponsabilidad de quienes hoy detentan el poder es incalculable».

Qué ha hecho cambiar de opinión a Maduro

En los últimos meses, presionado por la grave situación económica y el impacto de las sanciones impuestas desde Estados Unidos, el gobierno de Maduro ha ido relajando muchos de los controles que durante años restringieron la actividad económica en Venezuela.

Pese a la retórica anticapitalista de su gobierno «revolucionario», economistas como Asdrúbal Oliveros, de Ecoanalítica, creen que Maduro «está aplicando un plan de ajuste, aunque no lo admita».

A veces sin anunciarlo públicamente, las autoridades abandonaron prácticas que habían sido una de las señas de identidad desde la época de Chávez, como el control de precios y el de cambios, lo que, según Henkel García, «ha permitido un mayor dinamismo a la economía».

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Las sucesivas reformas monetarias no han servido para frenar la pérdida de valor del bolívar y la extensión del uso de las divisas.

Al permitir la entrada de dólares y dar mayor libertad a los agentes económicos, «Maduro ha ganado algo de tiempo y ha aliviado la presión social a la que estaba sometido», indica Henkel García.

Para el experto, este «nuevo pragmatismo» responde a una «estrategia de supervivencia política».

Ingerzon Freites, profesor de Economía en la Universidad Central de Venezuela, se mostró parcialmente de acuerdo con el nuevo rumbo por el que parece haber optado el gobierno.

«El actual grado de dolarización efectivamente es una válvula de escape para la crisis que está afrontando el país, por lo que en la coyuntura y a corto plazo podría ser viable», afirmó.

Para García, «sin el dólar la economía estaría aún peor, pero el gobierno no ha hecho más que reconocer algo que venía ocurriendo y que no pudo frenar».

¿Será el dólar la nueva moneda de Venezuela?

García señala que «la experiencia demuestra que los procesos de dolarización son irreversibles a corto plazo y las palabras de Maduro animarán todavía más a usar el dólar a quienes aún dudan».

Venezuela no es el primer estado de América Latina que tiene que recurrir al dólar para frenar la inflación y estabilizar su economía. Ya antes lo hicieron otros como Ecuador, Perú o Bolivia.

Pero en Venezuela no se está regulando legalmente el proceso, sino que es la sociedad la que espontáneamente está agarrándose a los billetes verdes sin que haya un marco jurídico claro, lo que, según los expertos plantea problemas.

El economista Francisco Rodríguez afirma que «una dolarización de verdad permitiría que todos los venezolanos recibiesen salarios y tuviesen depósitos bancarios en dólares».

Al no poder ingresar sus dólares en el sistema bancario, se está favoreciendo una economía en la que se manejan grandes cantidades de efectivo en divisas, lo que, según advierte Luis Vicente León, de la consultora Datanálisis, «es el entorno ideal para un narcotraficante, que puede ingresar al sistema sin llamar la atención».

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Los peor parados son quienes cobran en bolívares, como los empleados públicos.

Los grandes perdedores en el actual escenario, sostiene Rodríguez, «son quienes ganan en bolívares»: la mayoría de la población, según los estudios, entre ellos los empleados del Estado, cuyo salario sube mucho menos de lo que lo hacen los precios.

Aunque Maduro recordó que a quienes perciben sus ingresos en la moneda local «los salva la patria», gracias al sistema de bonos y ayudas implantado por los gobiernos chavistas.

Los expertos reclaman que la dolarización sea plena y legalmente establecida, pero algunos dudan de que eso sea posible bajo el actual esquema de sanciones de Estados Unidos, ya que, dice García, «al estar el gobierno sancionado, impiden que pueda haber un proceso de dolarización formal».

El analista afirma que el dólar «le ha dado oxígeno a la economía», pero no bastará para terminar con la crisis en Venezuela.

«Para eso hace falta resolver el problema de la deuda y volver a atraer inversiones masivas», desafíos pendientes para un país del que Naciones Unidas dice que en los últimos años se han marchado más de 4 millones de personas en busca de las oportunidades que aquí no encuentran.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

  • ¿Ya conoces nuestro canal de YouTube?¡Suscríbete!

Bulos que circulan sobre la situación de Venezuela

*Este artículo ha sido actualizado con más bulos sobre Venezuela.

Siempre que un tema centra la actualidad, los bulos sobre el mismo se multiplican; vídeos que no son lo que dicen, datos que no se corresponden con la realidad…Desde el 23 de enero de 2019 le está pasando a Venezuela. Bulos a favor de Maduro, bulos a favor de Guaidó, la desinformación en situaciones de polarización campa a sus anchas.

Estos son algunos de los bulos que hemos desmentido estos días y otros que circulan de nuevo.

Ni Instagram ni Facebook han retirado la verificación a Nicolás Maduro

Las cuentas de Nicolás Maduro nunca han estado verificadas ni en Facebook ni en Instagram.

No, este vídeo de una marcha opositora no es de ahora

Ha circulado muchísimo en redes sociales. Una avenida de Caracas llena de manifestantes contra el presidente Nicolás Maduro. Aunque la marcha realmente es contra Maduro, el vídeo no es del 23 de enero de 2019 sino del 1 de septiembre de 2016.

No, este vídeo de una concentración no es en apoyo a Nicolás Maduro

Es un vídeo de una manifestación opositora en Caracas el 23 de enero en la que Juan Guaidó se autoproclamó presidente de Venezuela.

No, no han detenido en Caracas a un falso policía armado con fusiles que pretendía atacar la marcha opositora

En realidad es una foto tomada el 15 de agosto de 2018 de un «falso militar que se dedicaba a extorsionar» en el estado de Táchira y no portaba armas.

No, Nicolás Maduro no ha dicho que «los niños se mueren de hambre a propósito»

Este bulo viejo vuelve cada cierto tiempo. Es una «noticia» inventada de un portal satírico y compartida como real.

No, el 30% del consumo interno de petróleo de Estados Unidos no depende de la importación del petróleo venezolano

Lo dijo Sol Sánchez (IU) en Espejo Público de Antena 3 y es un dato que se ha movido como real. No lo es. El petróleo venezolano supone poco más de un 1% en el consumo interno de Estados Unidos. El petróleo venezolano supone sólo el 7% de las importaciones de Estados Unidos y el petróleo importado sólo es el 19% del consumido por el país, a fecha de 2017 según el Departamento de Energía de Estados Unidos.

¿TRUCO O DATO?
Sol Sánchez (IU): «Porque creo que a nadie se le escapa que el 30% del consumo interno de petróleo de Estados Unidos depende de la importación del petróleo venezolano».
FALSO
??? pic.twitter.com/q8KJaJZ7O5

— MALDITO DATO (@MalditoDato) January 28, 2019

No, esta foto no muestra «ayuda humanitaria esperando entrar» a Venezuela a través de «la frontera con Colombia». Es Siria

No, esta foto no muestra «ayuda humanitaria esperando entrar» a Venezuela a través de «la frontera con Colombia». La imagen fue tomada en enero de 2016 cuando un convoy humanitario se disponía a entrar a Madaya (Siria).

No, Nicolás Maduro no tiene nacionalidad ni DNI colombiano

Otro bulo antiguo que vuelve. No, Nicolás Maduro no nació en Colombia ni tampoco tiene un DNI colombiano. Es un bulo que fue desmentido por la exvicepresidenta de Exteriores de Colombia después de que los grupos de oposición venezolanos hubieran preguntado por ello.

No, estos carteles de manifestantes en Venezuela no son reales

Dos manifestantes en Venezuela. Una mujer con un cartel que decía «¡Queremos McDonald’s no universidades!», otra mujer con el texto «¡Estamos cansados de la educación pública gratuita! ¡Venezuela despierta!». Los carteles están manipulados.

Originalmente, los carteles pedían activar «el revocatorio» en 2016 y el otro decía «No hay camino para la paz, la paz es el camino ¡Venezuela despierta!». Hemos encontrado las fotos originales.

¿Qué sabemos del vídeo en el que disparan contra una mujer que supuestamente se negó a manifestarse en apoyo a Maduro?

No podemos considerarlo un bulo pero nos lo habéis preguntado mucho y queríamos darle contexto a este vídeo que está circulando por WhatsApp acompañado unos mensajes sobre Venezuela que incluyen una noticia de El Nuevo Herald sobre el homicidio de una mujer en ese país.

Afirman que “una chica se negó a ir a una manifestación en apoyo a Maduro”, “hizo declaraciones criticando el régimen” y “un grupo de bolivarianos la saca de casa”. El vídeo no es actual: se empezó a difundir en abril de 2018 y la noticia de El Nuevo Herald también es de ese mes. Tampoco hay pruebas de que la muerte tenga trasfondo político. Os lo explicamos en este artículo.

Si te llega algo que te huele raro, escríbenos por WhatsApp al 655198538. Juntos, es mucho más difícil que nos la cuelen.

Bulos propagados por Whatsapp

Evitar ser engañado con trucos de ingeniería social, configurando las opciones de seguridad en tu smartphone y utilizar el sentido común:

  • No creer todos los mensajes que se reciban, a través de las distintas aplicaciones instaladas, en el smartphone.
  • No entrar en el juego de reenviar cualquier mensaje que se reciba.
  • No pinchar en enlaces cuya procedencia es desconocida.
  • Instalar un antivirus actualizado en el dispositivo. Se pueden encontrar antivirus gratuitos en la sección de «útiles gratuitos».

Si se duda sobre la veracidad de un determinado mensaje, lo mejor es consultar la página web de la aplicación o verificar la información en terceras partes de confianza.

Recordar que los smartphones pueden ser utilizados para navegar por Internet, leer el correo electrónico, acceder a las redes sociales, jugar online, etc. Por este motivo, todas las recomendaciones de seguridad, proporcionadas en el portal de la OSI, son aplicables a estos dispositivos, ya que, las técnicas de engaño/estafa utilizadas por los delincuentes, pueden ser las mismas y/o muy parecidas a las utilizadas con los usuarios de ordenador.

Ante cualquier duda, puede solicitar ayuda a través de nuestro servicio de atención telefónica».

Venezuela: entre la dolarización y el desespero

Quienes lleguen a Caracas por estos días esperando ver estanterías vacías se pueden llevar una sorpresa. En las redes sociales hay ofertas de todo, incluyendo productos importados. La explicación está en el dólar.

Ya ha pasado un año desde que Juan Guaidó asumió la presidencia de la Asamblea Nacional y se declaró presidente interino de Venezuela, pero Nicolás Maduro parece haberse salido con la suya. Ha aguantado tanto el cerco diplomático del Grupo de Lima como las sanciones económicas de Estados Unidos.

Pero a pesar de haber capoteado la tormenta política, las aguas económicas no se han calmado. Las cifras no podrían ser peores: el Fondo Monetario estima que la economía venezolana se contrajo un 35 por ciento en 2019, más de 4,5 millones de venezolanos han salido del país y la inflación cierra el año, según la estimación del FMI, en 200.000 por ciento.

  • Dolarización en Venezuela: cómo Nicolás Maduro cambió de opinión sobre el dólar y su papel en la economía

Chávez le quitó tres ceros al bolívar en 2008, y Maduro le quitó otros cinco el año pasado. Sin embargo, en el ultimo año una dolarización silenciosa le ha dado un respiro a la economía venezolana. Aunque el bolívar sigue siendo la única moneda de curso legal en Venezuela, un reciente informe de la consultora Ecoanalítica estimó que las transacciones en dólares son ya más del 53 por ciento del total. En Maracaibo, la segunda ciudad del país, llegarían al 86 por ciento.

El uso del dólar en Venezuela ha estado prohibido durante los últimos 20 años del chavismo y el gobierno perseguía a quienes publicaban la tasa de cambio en el mercado negro. Chávez y Maduro se fueron lanza en ristre contra la cuenta de Twitter @DolarToday, que, con más de 3,6 millones de seguidores, funciona como una tasa de cambio oficial del dólar negro. Hoy está permitido, o más bien tolerado, que el dólar aparezca en facturas y documentos de propiedad inmobiliaria.

  • ¿Se apagó la estrella de Juan Guaidó?

A finales de noviembre, Maduro reconoció en una entrevista que “la dolarización es una válvula de escape; gracias a Dios existe”. Un giro de 180 grados después de dos décadas de retórica contra el imperialismo yanqui. En la campaña presidencial de 2018, Maduro decía que la dolarización era anticonstitucional e invitaba a los venezolanos a usar el ‘petro’, la criptomoneda local. Frente a las declaraciones de Maduro, Guaidó respondió: “El fracasado de Miraflores reconoce hoy que por la vía de los hechos el país está dolarizado”.

Sin embargo, es una dolarización de facto y a medias. Algunos precios están en dólares, pero todavía no está permitido que los venezolanos reciban salarios y tengan depósitos bancarios en esta moneda. Es necesario recordar que Venezuela está bajo unas estrictas sanciones económicas americanas, solo comparables con las que se le aplican a Irán o a Corea del Norte. Estas sanciones impiden que empresas americanas tengan transacciones bancarias con Venezuela.

Eso quiere decir que, a diferencia de Panamá o Ecuador, economías que están formalmente dolarizadas, en Venezuela la dolarización es en efectivo. Ecoanalítica estima que hay más de 6 billones de dólares circulando en Venezuela. La pregunta es: ¿de dónde salen tantos dólares?

En primer lugar, del petróleo, cuya producción ha repuntado. Según las cifras que Venezuela le reporta a la Opep, la producción tocó fondo al llegar a 750.000 barriles/día en septiembre, pero en noviembre superó los 900.000 barriles/día. Otros analistas estiman cifras más bajas, pero todos coinciden en que el régimen ha logrado reorientar sus ventas en el exterior hacia India y China.

  • Duque dice que ciudadano venezolano Miguel Calderón no solo estaba grabando la fachada de su casa

Por otro lado, están las economías ilegales del narcotráfico y el oro. Se calcula que una tercera parte de las 1.120 toneladas de cocaína producidas anualmente en Colombia, según cifras de la ONU, pasa por territorio venezolano. El vecino país se ha convertido en el principal punto de embarque de droga hacia Europa y la dolarización informal de Venezuela les da una manera fácil a los narcos de lavar los dólares del narcotráfico.

La otra gran economía ilegal es la minería del oro. Aunque Venezuela se conoce principalmente por sus reservas petroleras, extraer petróleo requiere grandes inversiones de capital y no es fácil de comercializar en grandes cantidades en el mercado negro. El oro, por el contrario, se puede extraer de manera artesanal en el arco minero del Orinoco y vender en el mercado negro internacional a cambio de efectivo.

La tercera pata de la dolarización son las remesas de los más de 4,5 millones de migrantes que están enviando unos dólares a sus familias en Venezuela. La Brookings Institution estima que el año entrante el número de migrantes venezolanos puede alcanzar los 6 millones. Al régimen le conviene la migración por dos razones: por un lado, reduce la presión de las protestas en la calle; por otro, cada venezolano que trabaja en el exterior es una fuente de remesas que da poder adquisitivo a los familiares que se quedan.

No es fácil cuantificar la reactivación económica por la poca credibilidad de las estadísticas oficiales, pero más allá de las cifras, muchos venezolanos reportan una realidad distinta.

Caracas se ha llenado de ‘bodegones’, una especie de sanandresitos que anuncian productos importados por Instagram y Facebook. El gobierno ha flexibilizado los controles de importación para enfrentar la crisis de abastecimiento. Estas tiendas dolarizadas se surten en las grandes superficies de la Florida como Costco o Walmart, e importan informalmente para venta en Caracas.

  • En Venezuela se va la luz

Un tarro de Nutella puede costar entre 12 y 15 dólares frente a 4 y 5 que vale en Estados Unidos. Pero los precios de otros productos son sorprendentemente competitivos.

En la frontera también se vive una mejora. Francisco Unda, gerente de la Andi para Norte de Santander, le dijo a SEMANA:

“Los venezolanos llevan un tiempo viniendo a Cúcuta a comprar artículos de primera necesidad: comida, productos de aseo, etc. Pero en el pasado ‘black friday’, a finales de noviembre, llegaron en masa a comprar televisores y ropa de lujo”.

Decenas de miles de venezolanos cruzan la frontera a diario, cambian dólares a pesos y salen a comprar millones de pesos en comida, ropa, electrodomésticos. Para el fisco colombiano esta modalidad de comercio transfronterizo no es necesariamente mala. A diferencia de un proceso formal de exportación, las compras en el comercio de Cúcuta pagan IVA como consumidor doméstico.

El Banco de la República ha detectado que la demanda de efectivo en bancos y cajeros de Cúcuta ha aumentado. Por primera vez se está comenzado a usar el peso colombiano como moneda cada vez más adentro de Venezuela para pagar salarios e ir de compras.

¿Qué tan sostenible es esta calma chicha? Aunque las importaciones informales de los ‘bodegones’ son un bálsamo frente al desabastecimiento generalizado que se vivió hace un año, solo beneficia a quienes tienen acceso a dólares. Estos no son solo los enchufados del régimen, sino también aquellos que tienen algún ahorro en dólares o reciben remesas de algún familiar que se fue.

Pero a punta de ‘sanandresitos’ que revenden productos de Walmart no se alcanza a abastecer a un país de 26 millones de personas. Se está profundizando una desigualdad entre quienes tienen acceso a dólares y quienes tienen sus ingresos denominados en un bolívar cada vez más desvalorizado.

  • Solidaridad de hermanos

Al mismo tiempo, se siguen marcando las diferencias entre Caracas y el interior del país. El régimen ha intentado mantener una semblanza de normalidad en la capital para mantener la estabilidad política. Para ello priorizan el flujo eléctrico, el suministro de gasolina y otros servicios públicos hacia Caracas. En el interior del país el abandono estatal se ha profundizado y ha llevado a una migración interna de venezolanos hacia la capital.

Las razones estructurales de la crisis económica siguen intactas. Sin embargo, Venezuela inicia el 2020 con una tasa de cambio flexible y una dolarización parcial que puede ayudar a estabilizar la inflación. A comienzos de 2019, muchos, incluido el gobierno de Colombia, pensaron que el régimen tenía las horas contadas. Un año después, Maduro sigue ahí.

Sería una verdadera paradoja que el dólar termine por atornillarlo en el poder.

Una cadena de WhatsApp alerta de un virus en un vídeo llamado «el baile de Rita Barbera»

Nuevamente tenemos que hablaros de uno de los tantos mensajes o bulos que circulan por WhatsApp. Esta vez se trata de una cadena de WhatsApp alerta de un virus en un vídeo llamado «el baile de Rita Barbera».

Este tipo de cadenas no son más que textos que se difunden masivamente por WhatsApp y otras plataformas con el único fin de alertar al usuario de cosas, que en la mayoría de las ocasiones, son totalmente falsas.

Un falso virus que formatea tu móvil

El mensaje da a entender que si abres el vídeo de “Rita Barbera” (encima con una falta de ortografía) y lo ves se instalará en tu teléfono un virus muy peligroso capaz de formatear tu terminal. Para darle más credibilidad al tema, se recomienda al que lo recibe compartirlo con sus contactos.

Nuevo bulo sobre una niña secuestrada circula por WhatsApp

Por supuesto no existe tal virus y se trata de un bulo más que está volviendo a circular después de unos meses, puesto que esta cadena de texto no es nueva y ya la habíamos visto hace un tiempo atrás.

Lo único que debes hacer si lo recibes es no compartirlo para evitar confusiones, de esta manera pararás la cadena y llegará a muy poca gente. Recuerda que sólo debes compartir lo importante y no este tipo de bulos que solo crean alarma sin necesidad.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *