Lindorff que es

Lindorf holding spain slu me embarga la nómina.

En la actualidad yo soy autónomo como desde hace 25 años pero por desgracia no género ingresos y mi esposa lleva apenas unos meses trabajando en una empresa privada.

El problema está en que hace como 8 años pedimos un de crédito ICO al Banco de Santander para el negocio y el mismo Santander nos vendió como lo mejor del mundo unas tarjetas de crédito que también nos dieron sin ningún problema junto al crédito.

Cuándo empezamos a no generar ingresos los pagos de prestamo se retasaban que en un primer momento era de 6000 € y las tarjetas también las teníamos pasadas el director muy amablemente nos instó a que firmaremos un préstamo por valor de 10000 € que nos iban a conceder sin ningún tipo de problema para cubrir la totalidad de la deuda.

Nos vimos obligados a firmar y nos cambiaron el tipo de interés a prácticamente el doble pero no teníamos salida y evidentemente tampoco podemos pagar ese préstamo por lo que entendemos que Santander vendió la deuda a lindorff holding.

Intentamos en muchísimas ocasiones llegar a un acuerdo con ellos pero fue totalmente imposible hasta que un día nos llamaron del juzgado para que firmase Moss la declaración de los bienes y así lo hicimos.

Después de aquello nos separamos.

Siempre entendimos la deuda como me ha puesto que era para mi negocio evidentemente.

Lo que no puedo recordar de ninguna de las maneras es que hayamos sido condenados a pagar esa deuda porque sí que es cierto que teníamos una deuda pero se hicieron varios pagos que parece ser que no se han tenido en cuenta para nada.

El caso es que ya han pasado varios años y no sabíamos absolutamente nada de la deuda ni de los acreedores cuando de repente hoy llaman a mi ex mujer del Juzgado diciendo que tiene que recoger una documentación y dicha documentación es una petición que hace lindorff holding al juez para que embarguen la nómina de ella.

La situación la verdad es que es lamentable porque no es que gane mucho y además ya le están embargando de la nómina de manera injusta también por la deuda que yo tengo con la Seguridad Social.

Me ha llamado desesperada y yo no sé qué puedo hacer no sé si se puede hacer algo diciendo que la deuda es mía y que la dejen a ella tranquila o de qué manera podemos hacer algo para que la deuda me la siguen reclamando a mí pero que a ella su nómina no la toquen que bastante le están quitando ya de la Seguridad Social.

¿Le acosan por el móvil las empresas de recobro? No se arrugue: una vecina de Ponferrada acorrala a Lindorff

¿Acosado por compañías de recobro que le llaman insistentemente reclamando una deuda que usted niega tener con la empresa de telefonía, sanidad privada… de turno? ¿Hostigado con llamadas al móvil desde números que no reconoce y que le amenazan con meterse en un buen lío si no paga una supuesta deuda? No se arrugue: puede denunciar como ha hecho una mujer de Ponferrada y que la empresa de recobros pruebe su misma medicina. Aunque sea el líder mundial del sector.

La Audiencia Provincial de León ha ordenado recientemente en un auto al que ha accedido este diario a un juzgado de Ponferrada realizar la práctica de las diligencias que sean necesarias para determinar y aclarar la responsabilidad de Lindorff en una denuncia presentada contra la compañía, líder mundial de recobros. La denunciante, una vecina de la localidad castellana, sufrió el hostigamiento de los operadores de la compañía que la llamaban constantemente reclamando una supuesta deuda.

El pasado año la mujer presentó denuncia contra Lindorff por las llamadas incesantes que recibía de la compañía en el Juzgado de Instrucción número dos de Ponferrada, pero el juzgado sobreseyó el caso. Los abogados de la denunciante recurrieron la decisión judicial y ahora la Audiencia Provincial de León ha estimado el recurso de apelación ordenando la continuación del procedimiento y la práctica de las diligencias necesarias para esclarecer los hechos.

La denunciante llegó a recibir llamadas de Lindorff un 31 de diciembre

En la denuncia que dio lugar a la incoación de las diligencias se explicaba que la denunciante venía siendo acosada por parte de empleados de Lindorff que la llamaban continuamente a su domicilio, y a la que también enviaron requerimientos por correo, reclamando una supuesta deuda de 7.836,91 euros. Las llamadas se producían desde diferentes números de teléfono para evitar identificarlas, a distintas horas del día, en ocasiones dos veces al día. Lindorff llegó a amenazar a la denunciante con que si le reclamaban judicialmente la cantidad que debía, tendría que pagar las costas del proceso.

Sin embargo, la mujer asegura que ni siquiera había suscrito el préstamo que se le reclamaba. Desde el despacho Diego Gutiérrez CB, de Ponferrada, se ha explicado a este diario que la mujer había solicitado un préstamo a BBVA, pero que no le fue ingresado. A pesar de ello, el banco reclamó la deuda, y al no recibir respuesta vendió el préstamo, haciéndose cargo del mismo Lindorff. «Es una mujer mayor y ha tenido algunos problemas de salud, las constantes llamadas de la empresa de recobro la sometían a demasiada ansiedad».

La mujer, explican desde el despacho de abogados, en una de las llamadas recibidas pasó el teléfono a su yerno para que contestara. «Y a partir de ahí, además de a ella la compañía también comenzó a llamar a su yerno», comentan. «Nos pusimos en contacto con Lindorff para negar el carácter de deudora de nuestra clienta, pero al persistir las llamadas instamos a la compañía a que presentara una reclamación judicial, pero no lo hizo», dicen. «Llamaron hasta un 31 de diciembre».

El auto de la Audiencia Provincial de León indica que el recurso presentado debe ser estimado ya que la conducta de Lindorff puede ser constitutiva de una infracción penal. «Es posible», señala el auto, «que a través de las llamadas que ésta denunciaba se haya tratado de minar o socavar la voluntad de la denunciante para conseguir que efectuase el pago de una deuda que la entidad parece no estar dispuesta a reclamar judicialmente (…)».

La Audiencia señala también que la empresa de recobro únicamente puede emplear los datos de contacto de la supuesta deudora, pero que cuando «dirige sus llamadas a una tercera persona distinta del deudor (…) puede haberse producido una infracción de la Ley Orgánica 15/1999». Y añade que aunque la denunciante no ha recibido llamadas ofensivas «sí podían haber lesionado otros derechos, incluso su salud psíquica».

Por último, la Audiencia Provincial de León advierte que los hechos narrados por la recurrente «obliga a los jueces a asumir la comprobación de la realidad de los mismos» y recuerda que conductas similares a las denunciadas han sido reputadas de delito de coacciones o acoso en diversas sentencias.

INTRUM: ¿Cómo funciona el negocio del recobro?

INTRUM como tal nace en el año 2017 como consecuencia de la fusión de las empresas INTRUM JUSTITIA y LINDORFF. Después de la operación, su principal accionista es el fondo de origen sueco NORDIC CAPITAL con un 43,90% de su capital social y esta inversión se enmarca dentro de su política por la que actualmente tiene una cartera diversificada de 31 compañías participadas, fundamentalmente todas de origen nórdico y que en el plazo de 28 años desde su constitución, ha invertido más de 12 mil millones de euros en cerca de 100 grupos empresariales.

Con el nacimiento de INTRUM se crea una empresa con 8 mil empleados y con operativa presencial en más de 24 países europeos, que presta servicio a más de 80 mil clientes. Cerca de 110 años de experiencia están detrás del nacimiento de LINDORFF y un poco menos, desde 1923, INTRUM JUSTITIA. Cabe destacar que entre sus empleados, principalmente jóvenes, el 63% son mujeres, pero sin embargo, esta proporción varía en los puestos de alta dirección donde el 80% de los directivos son hombres. La baja por enfermedad en la nueva compañía es del 5%.

Dos son las líneas básicas del negocio de INTRUM: los servicios de asesoramiento tales como apoyar a sus clientes en la optimización de los servicios de crédito, en los de pago o en los de cobro, así como los financieros para trabajar en la financiación y las inversiones. La primera línea de trabajo representa el 62% de la facturación pero solo aporta el 46% del beneficio neto, mientras con la segunda sucede lo contrario, siendo el 38% de las ventas llega a representar el 44% de los resultados. Los principales tipos de clientes proceden de operaciones con bancos (65%), operaciones financieras (15%), compañías de telecomunicaciones (7%) y recobros de tarjetas de crédito y recibos con el 5%. También gestionan carteras de clientes privados que compran deuda vencida y no pagada de terceros, así como préstamos sin garantía que proceden de las entidades de crédito.

Con la fusión de ambas compañías ha habido un lógico crecimiento orgánico. Los fondos propios de INTRUM se han incrementado desde los 400 millones de euros que tenía INTRUM JUSTITIA a finales de 2016, a los 2.240 millones que presenta INTRUM en el cierre del balance de 2017. Su capitalización bursátil es de 2.800 millones de euros, pendiente todavía de demostrar al mercado las sinergias que se presupone en la operación. El precio de valoración de LINDORFF fue de 1.700 millones de euros y el pago se realizó mediante la emisión de nuevas acciones.

Otras partidas que han sufrido variación son las ventas que han aumentado en un 50% hasta los 943 millones de euros y el endeudamiento que se ha multiplicado por seis hasta los 3.600 millones. Esta partida tiene un plazo de amortización superior a 4 años y fundamentalmente está materializada mediante la emisión de bonos. Preocupante es la evolución del beneficio neto que ha disminuido ligeramente hasta los 130 millones de euros. El GRUPO pasa a gestionar una cartera de créditos al cobro de 4.900 millones de euros, de los cuales ha realizado dotaciones hasta dejar la inversión en libros a un costo de 2.200 millones.

INTRUM JUSTITIA ha venido aumentado a un ritmo del 10% su EBITDA los últimos años y la duda puede surgir si nos planteamos si INTRUM podrá seguir manteniendo este ritmo, con un tamaño más grande. En principio se estimó un ahorro anual por reducción de costos e implantación de programas de eficiencia de 200 millones de euros, pero tiene que ser a partir del año 2018 cuando estos datos puedan empezar a ser verificados. Lo que sí parece claro, es que con la nueva estructura de INTRUM, se podrá tener operativa en nuevos países donde alguna de las empresas estaba presente y la otra no, así como utilizar la estructura para crecer en Europa y lograr implantación en otros continentes. Los objetivos económicos son claros, lograr un crecimiento en las ganancias por acción de un 15% y un rendimiento del 13% sobre la deuda adquirida antes del año 2020.

De los países donde actualmente trabaja INTRUM, donde se tiene la principal cartera de deuda es en España, con más de 1.000 millones de euros, seguido de Noruega y ya a mayor distancia Alemania, Italia, Francia, Finlandia y por último Suecia. Llama la atención que en el país de origen su cartera sea de 110 millones de euros, contra los 900 que existen en Noruega. Tal vez el riesgo de reputación, del que más tarde escribiremos, tenga mucho que ver con ello.

España es más rentable en ventas y resultados que la suma de mercados como los belgas, franceses, irlandeses, italianos, holandeses, portugueses e ingleses juntos. En nuestro país se producen ventas por un importe de 270 millones de euros frente a los 230 de la suma del resto de países. También se consigue un beneficio operativo de 83 millones de euros contra los 52 de las demás naciones unidas y el margen es de un 33% frente al 22%. Mucho de esto explica su implantación, consecuencia de la dura crisis económica por la que atravesamos, el comportamiento de los bancos en la venta de carteras crediticias, muchas veces posibles gracias a las ayudas públicas recibidas y posiblemente una legislación mucho más lasa.

A pesar de ello, la fusión con LINDORFF traerá en España un encaje en los centros de trabajo, que llevará consigo la pérdida de 400 puestos de trabajo entre los 1.900 actuales. Hay que tener en cuenta que en el año 2016, INTRUM JUSTITIA también adquirió SEGESTION, mientras LINDORFF se hizo con el control de AKTUA.

De los datos que facilita la compañía, el retorno que cobra sobre la deuda adquirida asciende en el año 2017 al 16%. INTRUM JUSTITIA en años anteriores estaba en una línea del 20%, por lo que la fusión con LINDORFF, aunque posiblemente de forma temporal, ha perjudicado este ratio. Analizando su balance y cuenta de resultados ausentes de datos más concretos, comprensible por razones de no facilitar información propia que puedan beneficiar a sus competidores, se desprende que el costo medio de adquisición de deuda a terceros, según la calidad y las circunstancias de cada operación, puede oscilar entre un 3% a un 6% del nominal de la misma. Solo de esta forma se explica que los resultados sean los obtenidos. Quizá también porque INTRUM domicilia operaciones en las Islas Mauricio y Luxemburgo, que posiblemente con ello pueda conseguir mejorar su rentabilidad neta.

En los cuadros que acompañamos se adjunta documentación económica de INTRUM con la que se puede sacar conclusiones de su evolución y su funcionamiento si se estudia en detalle.

Queremos describir a continuación los puntos de vista que presenta INTRUM del negocio que realiza y compararlo con la imagen que transmite a parte de la sociedad su trabajo. En cualquier caso, no entramos en valoraciones.

INTRUM está especializada en ofrecer el servicio de cobro de recibos, de deudas de su propiedad o de terceros, asesorar sobre la posible solvencia de compañías para operaciones comerciales, líneas de FACTORING y evaluación sobre capacidad de reembolso de las operaciones. Su papel no se limita a esta actividad y trata de ayudar a solucionar, mediante distintas alternativas que ofrece a las familias o empresas deudoras, la cancelación de sus compromisos. Con todo ello pretende demostrar el importante papel que puede llegar a realizar en el desarrollo de la sociedad, por un lado ayudando a las empresas a poder crecer vigilando la calidad de los clientes con los que contrata y por otro lado velar con especial interés que se respeten los derechos de privacidad sobre aquellos que han recibido créditos y nos los han podido devolver e INTRUM tiene encomendada su gestión de cobro. Con su nuevo tamaño aspira a convertirse en un futuro, en referencia del sector y centrar su trabajo en la atención al cliente. Para evitar el colapso en la información que maneja, dentro de una política de crecimiento, ha de tener en cuenta la inversión que conduzca a la eficacia, digitalización y análisis. Sin embargo, el proceso de inversión tecnológica parece olvidado, al menos en la manera que merece, en este inicio. La suma de las dos compañías ha realizado a lo largo del tiempo inversiones por 85 millones de euros para estar en vanguardia en procesos tecnológicos e informáticos, pero transcurridos los años y después de las amortizaciones realizadas, su valor en balance es de 18 millones. Tal vez insuficiente, para evitar errores y duplicidades, así como retrasos en la necesidad de información a la dirección y no cometer fallos en los datos que se trasladan a los clientes. Tener avanzados modelos de análisis hace las operaciones mucho más seguras y permite situarse en cuotas nuevas de mercado ofreciendo soluciones de cobro para las compañías dedicadas al E-COMMERCE, por ejemplo.

Con la fusión INTRUM debe tener procesos de control sobre su estructura que sean ágiles, que la documentación sea accesible y que se pueda reportar de una forma sencilla el seguimiento para poder evaluar consecuencias de los riesgos que se pueden asumir y sus consecuencias, así como diversificar las operaciones adecuadamente por modalidades y países.

Al ser una parte muy importante del negocio de INTRUM la gestión de cuentas a cobrar y que estas pueden tener como garantía avales personales o créditos hipotecarios, la compañía se marca como objetivo un trato correcto en las relaciones con los terceros de tal forma que sea respetado tanto quien tiene el derecho de cobro, como las personas que tienen la obligación de pago.

Por ello da instrucciones a sus empleados y colaboradores de normas básicas de funcionamiento que se deben cumplir:

  • Escuchar siempre y tratar de entender los problemas que han derivado en la situación actual.
  • Mostrar una mentalidad abierta y flexible para buscar soluciones.
  • Tener paciencia y no mostrar comportamientos que puedan llevar a la precipitación y por lo tanto, a consecuencias que puedan ser irreversibles para el deudor.
  • Evitar los problemas buscando resultados con un comportamiento responsable. Hay que mostrarse frio pero no insensible ante casos difíciles.

Se ha de tener especial cuidado con las nuevas normativas para el uso y almacenamiento de datos personales así como los cambios regulatorios sobre el lavado de dinero y operaciones no éticas. Dada la presencia de INTRUM en diferentes países, independientemente del cumplimiento de la legislación local en cada país, se debería poner en práctica un código interno por el cual regir su comportamiento con aquellas normativas que sean más beneficiosas para el deudor, independientemente de la nación donde se opere. Esto puede tener un costo, pero a largo plazo puede verse recompensado con creces.

La polémica con el consumidor puede proceder de los contratos bases de las operaciones financieras que fueron firmados en contratos tipo, donde el deudor no tuvo ninguna oportunidad de negociar y en el que se imponía en letra pequeña la posibilidad de ceder la deuda y de dar traslado al adquiriente de la misma de todos las circunstancias personales del deudor. Estas cláusulas son entendidas como una autorización expresa para el uso de datos.

El gran tamaño de la deuda y su enorme diversificación, consecuencia de las crisis económica, han traído consigo el aumento de la empresas de recobro. Es lógico pensar que la actividad de estas sociedades es inversamente proporcional a la bonanza económica. Actualmente en la Asociación ANGECO, están agrupadas 51 compañías de las más de 800 que operan en el país.

La morosidad ha afectado al tejido social tanto a nivel personal, familiar como empresarial, principalmente en el marco de las pequeñas y medianas empresas, lo que sin duda ha provocado diferentes tipos de situaciones. Se han dado casos como el intento de recobro en operaciones ya pagadas, concluyendo muchas de ellas incluso en el inicio de procedimientos judiciales. El deudor puede sentirse desprotegido con la reclamación de compromisos antiguos, donde ninguna parte conserva documentación, así como con la existencia de múltiples llamadas telefónicas a teléfonos particulares o de familiares, caso de matrimonios o de existencia de avalistas, en diferentes horarios de forma mecánica. También es usual el recibir cartas pre escritas, donde lo único que cambia es el importe de la deuda.

El uso de técnicas de negociación agresivas, donde se llega a amenazar con el alta en un censo de impagos que le puede dificultar la realización de operaciones financieras, las ofertas de descuentos que precipitan toma de decisiones, la falta de documentación que acredite la deuda o de comunicación del titular acreedor y otras múltiples casuísticas, han traído consigo multitud de denuncias en la Agencia Estatal de Protección de Datos o en las Oficinas del Consumidor.

Quizá en una negociación entre deudor y acreedor, donde éste tiene objetivos fijados y el importe reclamado es tan bajo que impide desplazamientos, debe existir dentro de INTRUM una formación continua del personal encargado, incluso apoyada en un departamento externo de psicólogos, que expliquen de una forma independiente las consecuencias que puede producir en una persona recibir la presión con determinadas técnicas y actitudes que provoquen forzar el cobro. Estamos hablando especialmente en casos donde la compra de la deuda, en ningún caso ha sido superior al 5% del precio reclamado. Obviamente para la banca, que vende estas carteras ya dotadas, significa un importante ahorro de costos financieros y una comodidad en la gestión. Muchas de estas operaciones son tan antiguas, que se dan caso donde la sociedad adquiriente se beneficia de un aseguramiento de un mínimo de recaudación trascurrido cierto tiempo.

A veces el deudor tiene la sensación de la existencia de una operación que no llega a entender. Por un lado, cuando profundiza se da cuenta que quien realmente está exigiendo el pago es una sociedad domiciliada en Luxemburgo, que ha encomendado la labor de cobro a INTRUM a cambio de unos honorarios pactados. Recibe una notificación notarial donde se le comunica el cambio de acreedor, donde en ningún momento se reseña el precio de venta de la deuda, al tratarse de una operación global. Si hubiera sido una operación única sobre su deuda, tendría dentro de un plazo determinado, la oportunidad de eliminar el saldo al mismo precio que se realiza la operación, obteniendo un sustancial ahorro.

Es en este sentido, donde a lo mejor debería legislarse en garantía de los intereses de ambas partes. El derecho a poder pagar la deuda al precio de cierre de la operación más un determinado diferencial para el Fondo y que éste pudiera ir aumentando en función del plazo que transcurra hasta la liquidación. Es posible, que con esta fórmula INTRUM y sociedades de su sector, aumentarán sus ingresos del 16% de recobros y los clientes pudieran salir de una situación en la que muchas veces se encuentran por circunstancias sobrevenidas. Podría ser un avance práctico en una legislación sobre segundas oportunidades que en realidad no ha tenido el éxito que se esperaba en su momento.

DATOS RELACIONADOS

Recientemente, Ser Consumidor abordó el problema de las empresas de recobros de deudas, a veces supuestas, y sus prácticas, a veces consideradas de auténtico acoso. Ante las muchas dudas surgidas después de las denuncias del programa, hemos planteado a un asesor jurídico habitual del programa que nos aclare algunas cuestiones. Es José Carlos Cutiño, secretario general de IUREXCON. – Jesús Soria: La primera duda que muchos usuarios se plantean: ¿es legal que una empresa, telefonía, gas, luz, banco, etc., venda sus deudas y los datos de los clientes a otra para que intente cobrarlas? – José Carlos Cutiño: Es legal la cesión de aquellos datos que resulten necesarios para la plena eficacia y cumplimiento de una relación jurídica de la que somos parte; pero, por ello mismo, no cabe la cesión de datos, con tal finalidad, sobre deudas supuestas, discutidas o que son objeto de reclamación u objeción por parte del supuesto deudor. En tal caso se estaría produciendo una infracción al art. 11 de la Ley Orgánica de Protección de Datos denunciable ante la Agencia Estatal competente y sancionable por la misma. – J.S.: ¿Que te parece el tono «amenazante» de muchas de estas cartas dirigidas a supuestos deudores? – JC.C.: La amenaza es incompatible con la lealtad y la buena fe que deben presidir las relaciones jurídico civiles o mercantiles, especialmente cuando se utiliza como medio de coacción para que el ciudadano haga dejación de sus legítimos derechos e intereses y ceda sin más a la presión, a veces injustificada o no bien probada o sustentada por el supuesto acreedor. En cualquier caso, hay que diferenciar la advertencia moderada y legítima de recurrir a los instrumentos que puedan amparar en Derecho al acreedor de una deuda probada, de otras prácticas que rayan el acoso y que terminan afectando a familiares, vecinos, entorno de trabajo, etc., que, de probarse, podrían incurrir en el ilícito penal. – J.S.: ¿Es aceptable que nos reclamen cantidades sin níngún tipo de comprobante, información de la deuda, etc? – JC.C.: Quién reclama una deuda es quién tiene que probar su derecho, por lo que excederse en los términos de dicha reclamación sin tener capacidad para probar, aunque sea indiciariamente, su existencia y veracidad, se expone a que su actuación se interprete como una coacción o extorsión ilegítima y penalmente reprochable, por lo que una respuesta contundente del consumidor negando la existencia de la deuda, exigiendo su acreditación y advirtiendo de las consecuencias que podría acarrear la persistencia del acreedor en su actitud suele ser más que efectiva. – J.S.: ¿Cómo debe actuar el consumidor ante estas denuncias? Primera posibilidad, que piense que efectivamente puede tener esa deuda… – JC.C.: Si efectivamente intuimos o conocemos que la deuda reclamada es veraz y legítima, lo más conveniente es contactar con el acreedor principal para verificar que la empresa cobradora está habilitada por el mismo, exigir una liquidación completa y por escrito de la deuda que acredite la legitimidad de sus diferentes conceptos y nos asegure que con ello queda saldada la deuda en su integridad y sin nada más que reclamar por su parte. En principio no deben admitirse más recargos, penalizaciones o intereses que los que objetivamente estén contemplados en el contrato del que dimana el débito. – J.S.: Segunda posibilidad: que esté seguro que no es cierta, que crea que está pagada… ¿Exigir una prueba de la misma? – JC.C: Por supuesto, aunque en principio no tendríamos porqué atenderles siquiera, ante una posible molesta insistencia, hay que exigir por escrito a la empresa cobradora que acredite documentalmente la veracidad, vigencia y cuantía de la deuda. Si no pudiera hacerlo, debe conminársele a cesar en su acoso, advirtiéndole que de lo contrario procederemos a registrar (incluso grabar sus llamadas) y denunciar su actuación ante las instancias competentes. – J.S.: Ante estos acosos, en el caso de deudas que ya fueron satisfechas, ¿cabrían posibles denuncias a estas empresas o, en su defecto, a las que vendieron esos datos? -JC.C: Desde luego, hay que ser contundentes en, primero advertir, y luego actuar, ante las prácticas de acoso y coacción en que devendrían estos actos de reclamación infundada una vez que se ha dejado en evidencia su falta de fundamento. La empresa cedente de los datos de la deuda, la acreedora principal, debe ser denunciada ante la Agencia de Protección de Datos, y la cesionaria, la empresa «ejecutora», deberá serlo ante el Juzgado de Instrucción por las posibles implicaciones penales que puedan tener sus prácticas amenazantes sobre los presuntos deudores y su entorno. – J.S.: ¿Realmente cumplen sus amenazas de llevarte a juicio por esas deudas, en la mayoría de los casos menores? – JC.C.: Aunque no es imposible, es poco frecuente, teniendo en cuenta que en procedimientos verbales por cuantías inferiores a 2.000 euros ni siquiera pueden obtener una condena en costas que cubra los gastos de representación letrada, por no ser ésta preceptiva. Si a ello le unimos las actuales tasas judiciales, habría que estar muy convencido de la rentabilidad de judicializar el tema para iniciar acciones por esa vía. Esto explica aún más los excesos en los que se suele incurrir para lograr que el supuesto deudor ceda y pague por propia voluntad. – J.S.: ¿Tenéis muchas denuncias contra estas empresas?- JC.C.: Las suficientes como para percibir que se trata de una forma de proceder bastante habitual y, desgraciadamente, extendida en estos tiempos de crisis, en los que todos nos hemos convertido en presuntos morosos y en los que la conflictividad con determinados sectores de servicios (telecomunicaciones, suministros energéticos, etc.) ha generado un importante número de incidencias entre empresas prestadoras y usuarios. Lo peor es que muchos de estos casos se producen en plena tramitación de esos incidentes y sobre situaciones controvertidas, con lo que utilizar estos mecanismos es aún menos justificable.

Seguir leyendo

La empresa de recobros Lindorff despedirá a 449 trabajadores en España

Oficina de Lindorff Lindorff.es

La multinacional noruega Lindorff, dedicada al recobro de deudas y créditos impagados, ha anunciado un despido colectivo de 449 trabajadores en España en las sociedades Lindorff España, Aktua Soluciones Financieras y Aktua Soluciones Inmobiliarias, ha informado hoy el sindicato CGT en un comunicado.

El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) por causas productivas y organizativas que plantea Lindorff supondrá el despido de 31 trabajadores en Granada, 14 en Jerez de la Frontera (Cádiz), seis en Zaragoza, 147 en Valladolid, 49 en Barcelona, tres en Santa Cruz de Tenerife, 148 en Madrid, 25 en Murcia, 15 en Alicante, siete en Valencia y cuatro en Palma de Mallorca.

CGT ha lamentado que una empresa con beneficios presente un despido colectivo de esta envergadura para mejorar los niveles de competitividad.

La próxima reunión para la negociación del ERE se ha fijado para el próximo martes 27 de marzo en Madrid y el sindicato ha pedido documentación adicional.

Lindorff adquirió Aktua, la empresa de servicios inmobiliarios del antiguo Banesto, hace dos años al fondo Centerbridge Partners por cerca de 300 millones de euros, ha recordado CGT.

Además, la multinacional noruega e Intrum Justitia llevaron a cabo una fusión que fue aprobada el 12 de junio de 2017 por la Comisión Europea (CE) y cerrada el 27 de junio.

La compañía comunicó el 23 de febrero de 2018 su intención de presentar un despido colectivo por razones organizativas, aunque sin concretar entonces de qué forma afectaría a cada uno de los centros de trabajo.

Sección Sindical SMS Europa

Han dicho también que incentivarían económicamente (sin concretar) a aquellas personas que no solicitaran el retorno. También han comunicado que en el caso de que NO pudieran ofrecer un puesto de trabajo a quien solicite el retorno se debería establecer una indemnización por incumplir el retorno (sin concretar).

También están dispuestos a negociar una cláusula de empleo en el sentido de establecer indemnizaciones en el caso de que Lindorff planteara situaciones de despido colectivo o modificación sustancial (tampoco se han concretado cantidades).

La situación que CCOO entendemos más problemática es la de los beneficios sociales y jornada que se tiene en el convenio de Banca y no en el de Oficinas y Despachos o Contact Center. Se da la circunstancia de que en diciembre vence el convenio de Banca, pero también el convenio de Contact y el de Oficinas y Despachos y, en ese caso, mientras no se firme un nuevo convenio de Oficinas o de Contact, el convenio que sería de aplicación a la plantilla traspasada es el de Banca.

Hemos vuelto a insistir en que nosotros entendemos que la única forma legal de consolidar derechos futuros derivados del convenio de banca es firmar un acuerdo de condiciones con Lindorff, pero la empresa niega categóricamente dicha posibilidad. En consecuencia, entendemos que es Banco de Sabadell quien tiene que abonar dichos beneficios monetarizados, porque un acuerdo laboral al respecto firmado sólo con Banco de Sabadell no tendría valor, ya que se trataría de trabajadores de otra entidad.

También queremos informaros que la empresa ha comunicado que si bien prefiere un Pacto Colectivo de Eficacia General (significa firmado por la mayoría de los representantes), están dispuestos a aceptar un Acuerdo Marco en el que sea el trabajador/a el que individualmente se adhiera a dicho Acuerdo Marco (no al traspaso a Lindorf que eso no es opcional ni voluntario).

Hemos quedado en que la empresa redactará un texto que esperamos recibir lo antes posible a fin de poder trabajar concretando las mejores condiciones y protección para la plantilla afectada. Esperamos poder alcanzar un acuerdo válido para todos los afectados y, tal como hemos venido haciendo hasta ahora, nos mantendremos en contacto con vosotros tanto para informaros de lo que se proponga en la mesa como para conocer vuestras opiniones al respecto.

Seguiremos informando.

Lindorff cambia su marca corporativa por Intrum para completar las fusiones

La nueva marca corporativa de Lindorff. / EL NORTE

Los 685 empleados de la multinacional en el centro de La Cistérniga seguirán vinculados laboralmente a la firma

JORGE MORENOVALLADOLID Jueves, 24 mayo 2018, 11:34

La compañía Lindorff ha iniciado el proceso de cambio de su actual marca por el nombre de Intrum, como consecuencia de los procesos de fusiones que está llevando a cabo desde el verano del año pasado. La empresa, en cuya sede de La Cistérniga trabajan actualmente unas 685 personas, gestiona para toda España el recobro de créditos y activos financieros.

Con la nueva marca de Intrum se pretende materializar a efectos comerciales y corporativos «la organización combinada de Intrum Justitia y Lindorff para consolidar el proyecto de integración como líder mundial del sector», informaron fuentes de la empresa.

De este modo, Intrum será a partir de esta materialización el resultado de la fusión entre la noruega Lindorff y la sueca Intrum Justitia, consideradas en el sistema financiero como líderes en el recobro de créditos en Europa. Con más de 4.000 clientes y una cifra de negocio en activos de 30.000 millones de euros, y otros 45.000 activos inmobiliarios en gestión, el mercado español es uno de los más importante del nuevo grupo.

En este sentido, el director general de Intrum España ha señalado que el nuevo proceso «implica un cambio donde prima el fuerte compromiso con el desarrollo de una práctica empresarial respetuosa y ética con nuestra industria».

El proceso se ha ido desarrollando desde el pasado octubre, cuando fue lanzada la marca en Suecia y ha ido extendiéndose al resto de países de Europa de forma paulatina. Este mes de mayo ha llegado a España, y todavía restan algunos mercados por realizar este cambio. Las razones sociales y mercantiles en España permanecerán sin cambio.

Tras esta fusión Intrum gestionará los impagados comprados a bancos y entidades financieras procedentes de tarjetas de crédito, créditos al consumo y otras deudas bancarias, así como las de compañías de crédito minorista y proveedores de servicios públicos y telecomunicaciones. También seguirá recobrando impagados en nombre de otros acreedores y proveedores de bienes y servicios.

Asimismo, Intrum también compra carteras de créditos fallidos, con y sin garantía. Intrum adquiere los derechos sobre la deuda y pasa a ser el acreedor en lugar del prestamista original. Lindorff realizó la pasada semana en su centro de La Cistérniga un acto con sus empleados por este cambio de la marca que, según la compañía, no afectará a los actuales vínculos contractuales.

Tema: Lindorff… amenaza de posible embargo

Buenas tardes,
Ya me presenté en el mes de Marzo y puse el problema que tenía con Lindorff, llevo desde el mes de marzo realizando ingresos de 100 euros a la cuenta de Lindorff (en la actualidad llevo ingresados 600 euros) en un comienzo me reclamaban una cantidad erróneo que debían comprobar en el juzgado, por este crédito hubo un juicio con una sentencia que perdimos, hoy después de seis meses que pedí que comprobaran las cifras me han dicho que debo de realizar el ingreso total o sino procedían al embargo, si no tengo constancia por un juez de que proceden a un embargo ellos no pueden realizar ninguna acción, ¿no?
Además me han dicho que día que pase me van a cobrar intereses de demora pero no me ha dicho la cantidad.
Esta próxima semana tengo cita con el servicio de orientación jurídica gratuita para ver si aunque sea podemos recurrir el juicio o realizar alguna acción con el seguro por la incapacidad permanente de la titular.
Os copio lo que puse en la presentación para situaros.
Muchas gracias
Presentación Elena_mn y Lindorff
Buenas noches, soy Elena_mn he estado durante mucho tiempo viendo este foro pero nunca había escrito antes. Necesito ayuda sobre una deuda que tiene mi madre.
Mi madre hace unos años solicitó un préstamo a una empresa de préstamos con intereses altísimos, creo que vivaline banco popular, contratando un seguro en caso de accidente, invalidez permanente que se iba descontando cada mes con la cuota del préstamo mas intereses, hacía los pagos con normalidad hasta que cayó enferma con los hombros, pasados los meses le concedieron la invalidez permanente y recurrió al seguro que había estado pagando para que la deuda pendiente se hiciera cargo la aseguradora, nos pusimos en contacto con la empresa prestamista y no nos facilitaban las condiciones del seguro, buscamos en internet y nada. Al no pagar los recibos desde que obtuvo la invalidez banco popular nos interpuso una demanda judicial por la deuda mantenida, presentamos los documentos de la invalidez indicando que el seguro se debería hacer cargo por tener invalidez permanente (casi todos los seguros te cubren si te dan ese tipo de invalidez) y alegaron que solo cubría invalidez temporal (hasta la fecha no he conseguido la póliza del seguro), al no tener nada que ver banco popular con este seguro, alegó que sólo quería cobrar esta deuda y que hicieramos otro juicio interponiendo una demanda con el seguro. En octubre del 2011 el juzgado dictó sentencia diciendo que la demandada debía pagar la deuda de 5800 euros más intereses y costas judiciales, me llamó la abogada para comunicarlo pero justo en esas fechas mi madre estuvo en la uci y mi padre operado de la espalda, en conclusión hija única con los dos ingresados, no tuve poder de reacción para apelar ya que todo se derrumbaba a mi alrededor, ahora están mejor, no supimos más noticias de esta deuda, pero justo a comienzos del mes de febrero nos llegó una carta de LINDORFF diciendo que había comprado la deuda mantenida con Banco Popular, en vez de los 5800 euros nos indicaban que debíamos 6300 mas costas e intereses, la titular se puso en contacto con ellos pero pidió que me autorizarán para tener el contacto telefónico con ellos, mandé la copia de dni y la autorización por email, y los primeros días de marzo me puse en contacto vía telefónica, ni siquiera habían comprobado si había enviado la autorización. Días antes había hablado con la abogada que llevó el caso y me recomendó que le pidiera que todo lo que me dijera se lo pidiera por escrito. Me dijeron que si, que me lo iban a enviar vía postal. En el acuerdo telefónico se acordó de realizar el abono de 150 euros al mes (soy la única que trabaja en casa, mi madre cobra la invalidez permanente de 670 euros y mi padre los 425 de los 52 años) me dijeron que correcto que tenía que realizarlo antes de finales de marzo para que se pudiera paralizar el estado procesal y que en el caso de que pudiera realizar el pago pendiente en una cuota se me perdonaría las costas judiciales y los intereses. Les dije que por favor me enviarán un escrito con este acuerdo que habíamos llegado y que al recibirlo realizaría el ingreso a la cuenta que me indicaban. Han pasado 18 días y sigo sin recibirlo asique no hice el ingreso, hoy me puse en contacto con ellos para preguntar por el escrito y me dijeron que no tenían prisa ya que eso era si pagaba la totalidad, y que aunque pagara esos 150 euros al mes daba igual ya que seguiría el estado procesal y que debía hacer el ingreso ya y que para paralizar dicho estado procesal debía de realizar un ingreso mínimo de 400 euros al mes, cosa que me es imposible, les pregunte la dirección postal de Lindorff para enviarles un burofax, para que si ocurriera algo vía legal se comprobara que yo he intentado pagar y en ningún momento me he negado, teniendo como respuesta que no sabía la dirección y que lo mirara por internet….
Mañana mismo vamos a ir a solicitar justicia gratuita para interponer una demanda al seguro del préstamo contratado, ya que durante este tiempo con enfermedades lo teníamos de lado y si nos dan la razón espero que se hagan cargo de lo pendiente de la deuda pero como esto de lindorff no se paraliza ya que hay una sentencia quiero llegar a un acuerdo.
Mi pregunta es… habiendo una sentencia judicial y al no recibir ningún escrito del acuerdo por parte de Lindorff nos pueden embargar la casa aunque aún quedan mas de diez años de hipoteca o el coche que tiene a su nombre ya pagado?? yo quiero pagar a plazos pero si no tengo ningún documento escrito no me fío nada, que puedo hacer??
Muchas gracias

Para poder instar la ejecución, y con ello embargarle, Lindorff debería tener: primero un título ejecutivo, es decir, una sentencia de condena firme o laudo arbitral, una escritura pública, entre otras. Y después, con este título deben presentar demanda ejecutiva para proceder al embargo de bienes. Con esto queremos decirle que una entidad no puede embargarle nada, únicamente es el juez el competente para ello. Por tanto, para poder llegar a embargarle, primero deberían demandarle por impago.

Por otra parte, si usted desea amortizar dicha deuda, y no puede llegar a ningún acuerdo, puede ir consignando en el juzgado las cantidades que considere oportunas.
Igualmente decirle que estas entidades muchas veces llevan a cabo prácticas abusivas que pueden llegar a ser constitutivas de delito de acoso.

Ante esto, le aconsejamos que recabe pruebas: como el registro de llamadas que corrobore la insistencia o la grabación de las llamadas, y los denuncia ante los tribunales.

Quedamos a su disposición para futuras consultas.
91 782 59 78 / 618 22 15 07
www.depachoalfaya.com www.facebook.com/DespachoAlfaya

Fondo buitre: cancela tu deuda y mándalo a volar.

Un buen día recibes una carta en el buzón. El remitente tiene nombre Europeo, estás seguro de que nunca antes has leído esa denominación. En su carta, se dirigen a ti como si les debieras algo. Se hacen pasar por “tu banco de toda la vida”, exigiéndote algo que no les debes.

¿O igual sí?

Entonces empiezas a recordar aquella noticia del periódico en la que hablaban de empresas que compraban deuda a los bancos. Visualizas aquel telediario en el cual se alertaba de la existencia de ciertas empresas denominadas «fondos buitre». Advertían que estaban inundando los juzgados para cobrar unos créditos cedidos por las entidades “de toda la vida”.

Y como si de la película de Poltergeist se tratara… retumba en tu cabeza la frase «¡Ya están aquí!».

Su carta de presentación, más digna de “El padrino” que de una sociedad mercantil, trae un mensaje cristalino. Podríamos resumirlo como algo así: “Estimado deudor, ahora me debe a mí el dinero y no a su banco de toda la vida. Pero no se preocupe, le haré una oferta que no podrá rechazar.”

Y entonces piensas…. «Houston, tenemos un problema.»

Dejando a un lado los símiles cinematográficos… déjame decirte algo importante: el problema lo tienen ellos, no tú. Te lo explico:

En primer lugar, para que tengas mayor conocimiento sobre lo que estamos hablando, te voy a explicar brevemente qué es un fondo buitre y cuál es su modus operandi.

Un fondo buitre es una empresa, un fondo de capital riesgo que compra en el mercado una deuda de otra empresa (en este caso, una entidad bancaria) a un porcentaje muy inferior a su valor nominal, para luego pleitear y cobrarla por el mayor valor posible.

Entre las más conocidas; Aiqon Capital Lux, Lindorff, Cerberus, etc. En definitiva, sociedades que trabajan las 24 horas del día persiguiendo tus deudas. Auténticos “carroñeros” insaciables al acecho de su próxima presa (o deuda, en este caso), cuyo único objetivo es: cobrar, cobrar y cobrar.

La rentabilidad de su actividad se basa en adquirir los derechos de crédito de los bancos, con una rebaja sustancial, para después reclamarte a ti un importe notoriamente superior al que ellos abonaron al banco por tu deuda, y así, generar rentabilidad.
¿Un negocio redondo para ellos verdad?

Pues no. Pero está claro que eso es lo que quieren que tú creas. Que su negoció es redondo y que te tienen atado de manos y pies, sin escapatoria. Sin embargo, la realidad de su negocio es muy distinta. ¿Por qué? Te lo explico:

Según la normativa vigente, es posible extinguir tu deuda pagando exactamente el mismo importe que abonó en su día el fondo buitre a “tu banco de toda la vida” por ella, más los gastos e intereses ocasionados.

Y te estarás preguntando ¿Y ya? ¿Eso es posible?

Sí, eso es posible, y lo estamos haciendo.

Además, si tienes la condición foral de Navarro, cuentas con una ventaja jurídica que te puede beneficiar y mucho. Mientras que la regulación estatal del Código Civil exige que el crédito en cuestión tenga el carácter de “litigioso” (Artículo 1.535 CC), en el Fuero Nuevo de Navarra no existe tal exigencia. De tal manera que entran dentro de esta solución todo tipo de créditos, litigiosos y no.

Eso sí, debes tener cuidado si tu crédito se encuentra judicializado, ya que en ese caso ¡solo tienes 9 días para oponerte al mismo y poder conseguir una solución favorable!

Como puedes comprobar, si pretendes poner fin a tu deuda enfrentándote a este tipo de fondos, es muy importante estar bien asesorado. Tanto para obtener un buen resultado en la negociación que pueda surgir, como para tener la tranquilidad de que las gestiones que se tienen que realizar para cancelar la deuda se hagan correctamente y conforme a Derecho, es necesario estar en manos de profesionales.
Estar bien asesorado y respaldado por profesionales, fundamental.

Es crucial, en este tipo de casos, ajustar los términos del contrato al que se pueda llegar, así como tener la seguridad de que se han presentado correctamente todos los escritos en el Juzgado correspondiente (de cara a evitar ulteriores reclamaciones por el mismo concepto).

Desde nuestro despacho hemos llevado con éxito numerosos expedientes de cesión de créditos, obteniendo para nuestros clientes una solución rápida y eficaz. No dudes en ponerte en contacto con nosotros y déjanos ayudarte.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *