Las cremas solares caducan

¿Qué bloqueador solar debo utilizar?

Con el verano vienen los días de campo, juegos de futbol, los paseos en el lago y muchas actividades bajo los rayos del sol.

Pero esas largas horas pasadas absorbiendo el sol pueden resultar en una dolorosa quemadura de piel… o peor.

Los índices de melanoma se han triplicado en las últimas tres décadas, según el Instituto Nacional del Cáncer. Además, unas pocas quemadas de sol en la niñez pueden duplicar el riesgo de adquirir cáncer de piel en la vida.

Usar un buen bloqueador de sol puede ayudarle a proteger la piel de los nocivos rayos ultravioleta, pero como hay 750 bloqueadores en el mercado, escoger puede ser difícil. Para navegar mejor el pasillo de los bloqueadores recurrimos al Grupo de Trabajo Ambiental (EWG).

Esta organización de defensa del consumidor publicó su guía anual de bloqueadores, y descubrió que casi tres cuartas partes de los productos que probó este año dan una protección inadecuada o contienen ingredientes que pueden dañar la piel.

Pero leyendo cuidadosamente la etiqueta es posible escoger un bloqueador de sol que le ayude a usted y a su familia a proteger su piel este verano.

Estas son las respuestas a preguntas comunes sobre bloqueadores:

¿Cuánto ponerse?

Más de lo que piensa. Los valores SPF (factor de protección antisolar) que marca la etiqueta se miden usando una capa muy gruesa del producto, explicó Sonya Lunder, analista de EWG. “A menos de que se lo ponga en abundancia, ni siquiera se va a acercar a los valores que indica la botella”, dijo.

La cantidad recomendada varía dependiendo de la talla de la persona y grado de exposición al sol; pero en general un adulto en traje de baño necesita el equivalente a un vaso tequilero lleno de bloqueador.

Igual de importante que la cantidad es la frecuencia. Ya que el bloqueador tiende a desgastarse o a enjuagarse —no hay tal cosa como un bloqueador a prueba de agua—, lo mejor es volver a aplicárselo cada dos horas.

¿Y los productos que combinan repelente de insectos y bloqueador?

No se recomienda usarlos. La razón, dice el Dr. Pierre George, dermatólogo de St. Paul, Minnesota, es que el bloqueador solar se debe aplicar cada dos horas.

Los repelentes de insectos casi siempre contienen DEET, una sustancia química que puede ser tóxica si se aplica con la misma frecuencia que el bloqueador.

Él recomienda usar los dos productos por separado, aplicándose primero el bloqueador y arriba el repelente de insectos. Y es mejor aplicarlo a la ropa que directamente sobre la piel. Vuélvaselos a aplicar por separado según lo necesite, teniendo cuidado de no ponerse demasiado repelente.

¿Cuáles ingredientes son más efectivos y seguros?

Los bloqueadores generalmente entran en dos categorías: los minerales y los químicos. Los bloqueadores minerales son mejores para los niños porque producen menos alergias y reacciones en la piel, dice Lunder. Sus ingredientes activos suelen ser óxido de zinc y dióxido de titanio.

Solo cuídese de dos ingredientes comunes potencialmente tóxicos: la oxibenzona y el palmitato de retinol.

¿Qué nivel de SPF necesito?

Muchos bloqueadores dicen tener un SPF mayor a 50, pero el EWG refuta en su estudio esas afirmaciones señalando que otros países han prohibido productos que tengan valores SPF mayores a 50.

“Ningún bloqueador puede garantizarle protección por más de dos horas”, advierte Lunder, “así que nadie necesita un SPF mayor a 50”.

¿Desde qué edad puedo ponerle bloqueador a mi niño?

Desde los seis meses. Los niños menores a esa edad tienen la piel muy tierna. “Los niños se sobrecalientan muy rápido a esa edad”, explica Lunder. “Es mucho mejor cubrirlos y no sacarlos al sol”.

¿Aerosol o loción?

Los preferidos son los aerosoles, sobre todo por los padres que saben lo difícil que es aplicarles bien el bloqueador a los niños inquietos. Pero Lunder dice que las lociones cubren mejor que los aerosoles, ya que estos solo dejan una ligera capa de protección.

¿Qué más puedo hacer para proteger mi piel del sol?

Vea el bloqueador solo como una solución secundaria. La mejor protección es buscar la sombra o evitar los rayos directos del sol en las horas de mayor intensidad —10 a.m. a 2 p.m.—. Otra solución que no falla: cúbrase, y use sombrero, gafas de sol y ropa ligera.

Fanáticos del tenis: Utilicen protector solar para proteger la piel

Los rayos UVA están vinculados con el envejecimiento prematuro de la piel y los rayos UVB están asociados con las quemaduras solares – y la exposición a ambos está vinculada con un riesgo más alto de desarrollar cáncer de la piel. Los autores del estudio de Northwestern University añaden que, “Existe una necesidad continua para que los médicos eduquen a sus pacientes acerca de la necesidad para la protección contra la radiación de ambos los rayos UV-A y los UV-B para prevenir el cáncer de la piel y las quemaduras solares”.

Consejos para comprar protectores solares

Para hacer más fácil la compra de la mejor protección solar, la American Academy of Dermatologists ofrece estos consejos rápidos:
• Busque etiquetas que anuncien protección de amplio espectro (“broad-spectrum protection”).
• Seleccione productos que ofrezcan un factor de protección solar (SPF) de por lo menos 30.
• Escoja protectores solares que sean “resistentes al agua” (water resistant) y que tengan cobertura entre 40 y 80 minutos – luego de lo cual usted debe volverse a aplicar el producto.

Tags: Baptist Health South Florida, Doctors Hospital, South Miami Hospital

El factor de protección (FPS) de las cremas solares es un número que indica el tiempo que el producto aumenta la capacidad de defensa de la piel frente al sol.

“Si la piel puede estar expuesta al sol durante 10 minutos sin enrojecerse, un factor de protección 15 protegería durante aproximadamente 2 horas y media”, explica Martín Ramírez de Diego, farmacéutico titular de la Farmacia Ramírez de Diego, C.B, en Asturias. Es decir, 15 minutos x 10= 150 minutos. “Con un FPS 30 –continúa- estaríamos protegidos 30 minutos x 10, es decir, 5 horas, y con un FPS 50, 8 horas”.

Entonces, ¿por qué renovar la crema cada 2 horas?

La duda que surge es, por qué se recomienda con insistencia reponer la crema solar cada dos horas si un FPS50 protege durante 8 horas. “En dos horas nos tocamos la piel y sudamos. Además, el grado de absorción de cada persona es distinto. Incluso en un mismo cuerpo hay zonas más delicadas que otras, dónde la piel es más delgada. Por todo ello, no se puede establecer una regla fija de tanto factor, tantas horas, porque, entre otras cosas, no solo depende del tiempo de exposición”, explica Ramírez de Diego.

Cada persona y cada tipo de piel es diferente y el farmacéutico explica que “en las campañas de concienciación se generalizan las recomendaciones para que sean válidas para la mayoría de la población”.

Qué crema solar elegir

Para elegir el factor de protector adecuado es importante tener en cuenta el fototipo de la persona. El fototipo “viene determinado por características como la pigmentación de la piel, los ojos, el cabello, y la capacidad para broncearse. De todo ello depende la sensibilidad de las personas a la radiación ultravioleta y el enrojecimiento”, comenta el experto.

Estos son los diferentes fototipos:

  • Fototipo I: pieles muy pálidas, como la de los pelirrojos. Casi siempre se queman y es complicado que lleguen a broncearse. Tienden a sufrir reacciones alérgicas ante el sol.
  • Fototipo II: piel blanca y sensible. Suelen ser personas con el pelo rubio o claro. Tampoco llegan a coger color moreno y también son sensibles a reacciones alérgicas por el sol.
  • Fototipo III: pieles de color intermedio. Suelen corresponder a personas con el pelo castaño, capaces de coger algo de bronceado.
  • Fototipo IV: pieles oscuras de personas con el pelo negro. Se broncean fácilmente y con rapidez.
  • Fototipo V: pieles caracterizadas por ser algo más oscuras que en el fototipo anterior.
  • Fototipo VI: pieles de personas negras.

Además del fototipo, el Ministerio de Sanidad afirma que, a la hora de elegir FPS, hay que tener en cuenta el índice de radiación ultravioleta. Estos índices se dividen en:

  • Radiación UV baja: valores 1 a 3.
  • Radiación media: valores 4 a 6.
  • Radiación alta: valores 7 a 9.
  • Radiación extrema: superiores a 10.

Atendiendo al nivel de radiación y al tipo de fototipo, el Ministerio de Sanidad recomienda que se elija el FPS de esta manera:

Otros factores a tener en cuenta son la hora del día, la altitud, el lugar geográfico, la estación del año y si se está en agua, nieve o arena.

Ver también:

Crema solar para personas con piel atópica

¿Cómo proteger los labios del sol en verano?

¿Cómo tomar el sol en la piscina de forma saludable?

Cómo apurar al máximo el bote de gel o crema solar

Uno de los trucos para apurar el bote de gel.

Unos sencillos trucos te permitirán utilizar esa cantidad que siempre se resiste en el fondo del envase

LP Jueves, 23 agosto 2018, 21:23

Hay grandes batallas y pequeñas peleas. Apurar al máximo el bote de gel de baño o crema solar es una de ellas. Te metes en la ducha, abres el grifo de agua y te dispones a enjabonarte. El bote de gel pesa, pero no sale ni una sola gota. Lo agitas con fuerza, pero ya temes lo peor. Te tocará salir mojado de la bañera para coger un envase nuevo.

Parece una cuestión baladí, pero da para un estudio. Como el que la hecho la organización de consumidores OCU. En este caso han medido la cantidad de crema solar que se desaprovecha en varios de los productos más populares: hasta el 12% de desperdicio. En el caso de las cremas en spray, esa cantidad se reduce al 3,2%.

Aprovechar hasta la última gota de producto es una cuestión de dinero, de practicidad y, casi, de orgullo. La OCU recuerda los métodos más comunes para lograrlo:

-Consumir productos en spray siempre que sea posible. Este formato es muy común en cremas solares, hidratantes o aftersun. Son más caras, pero el aprovechamiento es mayor.

-Colocar el envase boca a bajo y dejar reposar al menos durante un día para que la crema del interior escurra.

-Si el bote es de plástico córtalo por la mitad para poder acceder al producto que quede en su interior con comodidad.

Sistemas sencillos que agradecerá nuestro bolsillo y nos evitarán malas pasadas en la ducha o la playa.

Las 3 mejores cremas hidratantes del mercado

¿Cuándo caducan las cremas solares?

Confiesa, seguro que alguna vez te has aplicado un protector solar que llevaba abierto unos cuantos años… ¿Hiciste mal? ¿Caducan las cremas? Cristina Biurrun , Directora Científica de L’Oréal España, nos desvela el misterio

02/05/2017 por @Claudia

Estamos acostumbrados a mirar la fecha de caducidad de los alimentos, pero ¿y con los cosméticos? ¿Sabías que caducan? Seguro que después de leer esta entrevista te acuestas descubriendo algo nuevo.

1. ¿Qué diferencias hay entre la fecha de caducidad y el PAO (Period After Opening)?

La fecha de caducidad es la fecha límite hasta la que el fabricante garantiza el correcto estado del producto contando desde su fecha de fabricación, sin que se haya abierto el producto. En cambio el PAO, simbolizado en los cosméticos con un número de meses dentro de un tarro con la tapa abierta, es el tiempo en meses durante el que el fabricante garantiza el buen estado del producto desde que éste ha sido abierto por primera vez.

2. ¿Por qué los protectores solares caducan?

Los protectores solares, como cualquier cosmético, son susceptibles de deteriorarse con el tiempo, perdiendo su eficacia. En el caso de los solares, además hay que tener en cuenta que son productos que pueden estar sometidos a temperaturas extremas (o muy bajas cuando los utilizamos en invierno en la montaña, o muy altas en las playas durante el verano), o bien estar directamente expuestos a la radiación solar. Esto son condiciones que pueden alterar su aspecto, color, olor y/o cambiar su textura. La consecuencia es que el producto no nos protegerá del sol como esperamos, con el consiguiente riesgo para nuestra salud.

3. ¿Las condiciones de mantenimiento pueden hacer que esa caducidad varíe (sea más corta)? ¿Cuáles son las condiciones óptimas de mantenimiento de los protectores solares?

Tenemos que evitar exponerlos directamente al sol y a temperaturas extremas, tanto muy frías como muy elevadas.

4. Hemos visto que, una vez abiertos, la vida útil media que marca el PAO es entre 6 y 12 meses. ¿Por qué es ese periodo concreto?

Cuando un producto se abre y se utiliza, puede estar expuesto en mayor o menor medida a diferentes agentes que alteren su composición. Por ejemplo, normalmente, los aerosoles, que no exponen el producto a dichos contaminantes, no tienen PAO, los perfumes, los cuales tienen un alto contenido en alcohol y por tanto son menos propensos a contaminaciones microbiológicas tienen PAO de 24 meses mientras que los contornos de ojos, en los cuales las exigencias microbiológicas son mayores, el PAO es de 6 meses. En el caso de los solares, es normalmente de 12 meses si bien los aceites suelen tener un PAO de 18.

5. ¿La textura (aceite/ crema/ bruma) influye a la hora de determinar ese periodo de vida útil/ fecha de caducidad?

Como decía anteriormente, el PAO o la fecha de caducidad dependen directamente de la composición del producto, de su estabilidad y de su calidad microbiológica. Así, los aceites, al no contener agua, es más difícil que se contaminen por lo que su PAO suele ser mayor (18 meses) que el de una crema, que suele ser de 12.

6. ¿Qué consecuencias puede tener el hecho de usar un protector solar que esté caducado?

La consecuencia inmediata es que no nos protegerá del sol como debiera e, incluso, podría ser dañino para nuestra piel ya que si su composición se ha visto alterada podría contener sustancias que agresivas para nuestra piel. Por consiguiente, no debemos utilizar nunca un producto solar que esté caducado o en mal estado.

7. ¿Qué indicios demuestran que un protector solar está en mal estado?

Un olor que nos resulte extraño, que no sea el del producto, un color diferente o una textura del producto no homogénea son indicios que aconsejan no utilizar el producto.

Así que ya sabes, ¡a renovar tu protector solar!

Cremas solares: la importancia de diferenciar entre caducidad y tiempo transcurrido una vez abierto

¿Es bueno utilizar la crema solar sobrante del año pasado? ¿Estos productos caducan? ¿Cómo hay que utilizarlos para que protejan la piel del sol? Éstas son algunas de las consultas que los farmacéuticos reciben detrás del mostrador. Para resolverlas, TodoDermo recoge los consejos para el correcto uso de las cremas solares, elaborados por José Carlos Moreno, de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

“Los fotoprotectores no requieren condiciones especiales de conservación, pero, una vez abiertos, deben usarse en esa temporada, ya que pierden eficacia de un año a otro”, explica Moreno. Sobre su caducidad, el experto señala que “todo compuesto químico tiene un periodo de eficacia, pero, como ocurre en cualquier medicamento, pasado un tiempo sufre una etapa de descomposición en el que pierde eficacia”.

DIFERENCIA ENTRE CADUCIDAD Y TIEMPO DE APERTURA

En su opinión, es importante diferenciar entre la fecha de caducidad y el tiempo trascurrido una vez abierto (PAO). Así, aclara que “el primero es el periodo máximo en que puede emplearse con eficacia un producto determinado, se abra o no. En cambio, el PAO es el periodo en el que el fotoprotector pierde utilidad desde el momento en que se abre. Pasado este tiempo no es que el producto sea dañino, sino que pierde eficacia”.

Si un usuario acude a la farmacia porque ha usado sin querer una crema solar caducada, Moreno advierte: “Lo habitual es que pierda propiedades, pero no produce daño alguno en la piel salvo los derivados de una protección solar inadecuada”. Por ello, aconseja “desechar su uso y no utilizarlo con más frecuencia para obtener la misma efectividad”.

¿QUÉ TEXTURAS SON MEJORES?

Otra duda común entre los pacientes es qué textura (crema, gel, espray o aceite) protege más la piel. Según el dermatólogo, éste no es un factor que determine la acción ni la caducidad del producto, sino que “depende del excipiente empleado en su fabricación”. En este sentido, destaca que “hay que tener especial cuidado cuando en el envase se observan signos de oxidación: cambios de color, olor y consistencia”.

Desde la AEDV recuerdan que, aunque el uso de fotoprotectores aumenta con la llegada del buen tiempo, estas recomendaciones deben aplicarse durante todo el año con el objetivo de proteger la piel y prevenir problemas cutáneos.

Esta semana hemos visto las playas de nuestro litoral repletas de gente, se nota que tenemos ganas de sol. Como cada año, las autoridades sanitarias nos advierten de la peligrosidad de tomar el sol y por tanto la precaución es muy importante y el cuidado de la piel ante los rayos de sol es obligatoria. Los casos de cáncer de piel han aumentado en España un 38% en los últimos cuatro años.

El 80% de ellos podría evitarse con foto protección desde la infancia. Anualmente aparecen 4000 casos de melanoma, el tumor de piel más grave. Y aquí es donde entran en juego las cremas solares. A muchos de nosotros nos sobran cremas de protección solar del verano pasado… Y siempre tenemos las mismas dudas… ¿Sirven o no? ¿Habrán perdido propiedades?

Y es que lo que nos venden la mayoría de las marcas: lo que no acabes en el verano, ¡¡ tíralo!! Y a veces, claro, botes enteros. Siempre hemos dudado si esa pérdida de propiedades era real o se trataba de llevar a comprar productos nuevos. OCU ha comprobado si esto es real o no. Su portavoz Enrique García nos ha dicho rotundamente que no. No pierden sus propiedades si las hemos conservado bien.

Entre las medidas a tener en cuenta están no guardarlas nunca en el baño porque estarán expuestas al calor y a la humedad, de la que se debe huir para que la crema conserve todas sus propiedades. Lo mejor es mantenerla a una temperatura constante todo el año, en un lugar fresco y seco.

Como siempre, el sentido común es el mejor aliado. Si observamos que la crema huele mal o tiene otra textura, es posible que no se haya conservado en óptimas condiciones durante el invierno. Estos consejos son válidos cuando el bote lleva abierto desde el verano anterior, si está cerrado podemos estar seguros que nos protegerá del sol.

Seguir leyendo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *