La lista robinson

Te acosan por tierra, mar y aire con emails y llamadas en las que intentan venderte tarifas, seguros, descuentos…

Les pides que paren y no lo hacen. Les dices que no te interesa y no te escuchan.

En este post tienes toda la información para evitar las molestas llamadas comerciales.

Y, si eres una empresa, para saber cómo hacer esas llamadas legalmente.

Contenidos

¿Qué es la Lista Robinson?

La Lista Robinson podemos definirla como un servicio de exclusión publicitaria al que pueden acceder tantos los consumidores, de forma gratuita, como las empresas, previo pago. Hace referencia a la publicidad personalizada y su funcionamiento es bastante sencillo para los ciudadanos.

El propósito fundamental de este servicio es impedir la publicidad de empresas de las que no seas cliente o a las que no hayas facilitado tu consentimiento.

Aunque la aplicación de las Listas Robinson tiene varias cuestiones discutibles y sujetas a interpretación, hay al menos un precepto inicial muy claro: la exclusión que proporciona a la persona suscrita se refiere a las bases de datos obtenidas de fuentes accesibles al público y no anula el posible consentimiento obtenido de forma individual por todas las empresas con las que el afectado haya tenido relación con anterioridad.

La Lista Robinson sirve para evitar que te molesten con llamadas comerciales sin tu consentimiento.

En resumen, que el consentimiento para el uso de sus datos otorgado por una persona física a una entidad, no se anula porque dicha persona decida inscribirse en el fichero Robinson.

Historia

Los inicios de esta lista de exclusión publicitaria están en 1993, cuando se limitaba al correo postal. Pero en 2009, la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo, actual Adigital, junto a la AEPD, anunciaban la ampliación de sus servicios a otros medios menos analógicos, como:

  • correo electrónico
  • SMS y MMS
  • llamadas telefónicas

Actualmente, son usuarios del servicio casi 600.000 personas, siendo el canal telefónico el que registra un mayor número de usuarios, con un 75% de los usuarios inscritos y seguido del canal de correo electrónico, con un 40%.

El responsable del tratamiento de los datos es Adigital (Asociación Española de la Economía Digital), que gestiona el servicio y tiene el visto bueno de la máxima autoridad en España: la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Cómo inscribirse en la lista Robinson

Inscribirse en el servicio es fácil y sencillo.

Pasos para inscribirse en la Lista Robinson:

  1. Accede a listarobinson.es
  2. Recibirás un correo electrónico con tu usuario (DNI) y clave de acceso.
  3. Pincha sobre Acceso al servicio e introduce el usuario y esa contraseña.
  4. Aparecerá una página en la que podrás gestionar tus inscripciones al Servicio de Lista Robinson para el correo postal, el correo electrónico, las llamadas telefónicas y los SMS y MMS.

Tendrás que dar de alta un usuario nuevo cada vez que quieras incluir un titular a la lista de exclusión publicitaria. No es posible usar la misma cuenta para cada uno de tus miembros de tu familia, la inclusión a la lista de exclusión es personal. Si tienes distintas direcciones o teléfonos, podrás integrarlos en el mismo formulario, hasta un lí­mite de:

  • 3 variaciones para el correo postal,
  • 5 direcciones de correo electrónico,
  • 2 números de teléfono fijo,
  • 2 números de teléfono móvil (para llamadas) y
  • 3 para SMS y MMS.

Por teléfono o email

El número de teléfono de atención es el : 93 240 40 70 y su email [email protected]

Ventajas de inscribirse

La inscripción en esta lista anti-spam conlleva una serie de ventajas entre las que destacan:

  • Servicio gratuito: el Servicio no tiene ningún coste para los ciudadanos.
  • Recibirás menos publicidad: sólo las empresas de las que seas cliente o que hayas autorizado podrán enviarte publicidad.
  • Sencillo de usar: sólo tienes que inscribirte e indicar por qué medios no quieres recibir publicidad: teléfono, correo postal, correo electrónico y SMS/MMS.
  • Líbrate de llamadas comerciales: notifica a las empresas de las que eres cliente que no deseas recibir más llamadas publicitarias de ellas.

Plazo en el que la inscripción es efectiva

La inscripción en la Lista Robinson produce efectos en un plazo de dos meses desde la inscripción. Se establece ese plazo porque puede ser que los datos personales ya se estén usando en alguna campaña comercial que esté ejecutándose.

Inconvenientes

Darse de alta en esta lista te evita recibir llamadas publicitarias a horas intempestivas.

Sin embargo, la misma lista da facilidades a los spammers para conseguir direcciones de correo electrónico reales a la que poder enviar publicidad no deseada.

El mundo al revés

Por el módico precio de 150 euros cualquiera puede descargarse la lista completa, con direcciones de email, números de teléfono, direcciones, etc., de los usuarios que no quieren recibir publicidad.

Es decir, apuntarse a la famosa Lista Robinson puede resultar en ocasiones contraproducente, ya que quien busca evitar la publicidad a toda costa y utiliza para ello los medios a su alcance puede ser víctima de una avalancha de comunicaciones publicitarias.

¿Es obligatorio consultar la lista?

Sí, la Ley de Protección de Datos establece la obligación de consultar previamente los ficheros comunes que puedan afectar a su actuación, evitando el tratamiento de datos de individuos que hubieran manifestado su oposición o negativa al tratamiento.

Se ha recalcado por la Agencia de Protección de Datos que no existe excepción alguna a la obligatoriedad de consulta.

Evitar llamadas comerciales

Te cuento cómo evitar esas incómodas llamadas comerciales.

Hay tres tipos de llamadas no deseadas:

  • robocalls, llamadas automatizadas con mensajes pregrabados;
  • spam telefónico, comerciales que intentan venderte un producto por teléfono; y
  • estafadores, que normalmente suplantan la identidad de otras entidades para conseguir información confidencial sobre la víctima, como por ejemplo datos bancarios.

Existen varias opciones para evitar estas llamadas, además de suscribirse al fichero Robinson

Bloquear números individuales

Una opción para acabar con llamadas indeseadas es bloquear números individuales.

Para bloquear llamadas en iPhone:

  • entra en la aplicación “Llamadas”,
  • dirígete a la pestaña “Recientes” y busca el número que quieres bloquear,
  • dale al icono de información azul que aparece a la derecha del número y
  • selecciona la última opción, “Bloquear este contacto”.

En móviles con sistema operativo Android:

  • dirígete también a la página de llamadas recientes en la aplicación “Teléfono”,
  • localiza el número que quieres bloquear y mantenlo apretado durante unos instantes y
  • a continuación elige la opción bloquear. Algunos móviles Android también permiten denunciar el número como spam telefónico.

Aplicaciones antispam

Hay varias aplicaciones antispam que identifican el origen de la llamada.

Entre esas aplicaciones están:

  • Hiya,
  • Nomorobo o
  • RoboKill

Cuando detectan que se trata de spam telefónico algunas apps avisan al usuario y otras bloquean directamente la llamada.

Estas aplicaciones trabajan a partir de bases de datos en las que se incluyen números identificados como indeseados y que se actualizan diariamente. Los teléfonos de las llamadas entrantes se comparan con los de las listas para encontrar coincidencias. La mayoría de estas aplicaciones requieren una suscripción mensual o anual.

Denunciar número de teléfono

En caso de que, una vez inscrito en la lista Robinson, sigas recibiendo llamadas o correos comerciales, puedes denunciar ante la Agencia Española de Proteccion de Datos (AEPD). También puedes presentar la denuncia ante la Oficina de Consumo de tu localidad.

Los motivos por los que se pueden denunciar este tipo de llamadas son:

  • Estafas: nos llaman haciéndose pasar por nuestro banco o nuestra compañía de teléfono para pedirnos datos personales o bancarios y con ello hacer compras en nuestro nombre.
  • Acoso: recibimos llamadas constantemente informándonos de determinados productos o servicios.
  • Spam telefónico: nos llaman a todas horas ofreciéndonos cambiar de compañía telefónica o de gas.

¿Cuándo?

Para denunciar deben cumplirse unos requisitos:

  • Que hayan pasado 3 meses desde que te apuntaste a la Lista Robinson y aun así te siguen llamando o escribiendo entidades con las que nunca has tenido relación o
  • Sean empresas con las que tienes o tuviste contrato ignoran tus peticiones de dejar de recibir publicidad.

Los pasos para interponer la denuncia ante la AEPD son:

  1. Rellena el impreso de denuncia que tienes más abajo
  2. Preséntalo por Internet (si cuentas con firma electrónica) o en persona yendo a la sede de la AEPD en la calle Jorge Juan, 6 (28001, Madrid).

Las multas de la Agencia de Protección de Datos hacen temblar a las empresas. Si mucha más gente reclamase, las cosas cambiarían.

En este post que redacté hace un tiempo encontrarás todo lo que necesitas para presentar tu denuncia.

Si quieres denunciar ante la Oficina municipal de Consumo, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Rellena el formulario de reclamación que te facilitarán en la oficina indicando claramente los motivos por los que haces esa reclamación.
  2. Adjunta todos los documentos justificativos de esos motivos de reclamación. Por ejemplo, facturas, presupuestos, publicidad, etc.

¿Qué ocurre una vez presentada la denuncia?

Tanto la AEPD como la Oficina de consumo iniciarán las correspondientes investigaciones que pueden terminar en la imposición de una multa a la empresa responsable de esas llamadas.

Si queremos solicitar una indemnización por los daños causados habrá que acudir al sistema arbitral de consumo o a los tribunales ordinarios. Tendremos que demostrar los daños y perjuicios causados.

Modelo de denuncia

Puedes descargar aquí el modelo de denuncia ante la AEPD.

¿Cómo me doy de baja en la lista?

Para solicitar la baja en la Lista Robinson debes entrar en la página web listarobinson.es y acceder con tu usuario y contraseña. Una vez dentro, puedes modificar tus datos personales o solicitar la baja.

Lista Robinson para empresas

Las entidades deben consultar la Lista Robinson para no realizar campañas publicitarias con los datos de las personas inscritas en el Servicio que no sean sus clientes actualmente.

¿Cómo registrarse?

Los pasos que debe seguir la empresa para registrarse como usuaria del servicio son:

  • Registrar la empresa/entidad mediante el envío del formulario.
  • Aportar en formato electrónico la documentación que se solicitará por e-mail.

Tiene un plazo de vigencia de dos meses a partir de día siguiente en que se descargó el fichero de Lista Robinson o se realizó la consulta. Transcurrido este plazo será necesario realizar una nueva descarga o consulta del fichero.

¿Quién puede acceder al servicio?

A este servicio se puede acceder:

  • Los anunciantes: empresa a favor de la que se realiza la campaña que precisa el tratamiento de datos.
  • Los responsables de tratamiento: entidades responsables del tratamiento de esos datos que cuenten con el consentimiento de los interesados para recibir comunicaciones de terceras empresas.
  • Las empresas prestadoras de servicios: tratan datos a favor de terceros.

Cómo consultar esta lista

Existen tres formas de consultarla:

Informarse manualmente si una determinada persona está en la lista. Por ejemplo, si vas a enviar publicidad por teléfono móvil, debes introducir el número de teléfono al que quieres enviar la publicidad y el sistema te informará si ese teléfono está o no en la lista. Existe un número limitado de peticiones al mes. Como ves, muy útil si queremos hacer una campaña con 10000 destinatarios.

  • En lugar de poner los datos manualmente, el sistema permite que, pagando, puedas descargarte todo el fichero completo, y ya tranquilamente vas comprobando los datos. El coste: 150 euros por descarga del fichero.
  • Suscripción anual y te puedes descargar el fichero todas las veces que quieras durante un año. Aquí el coste depende del tipo de empresa, puede ir desde los 2.000 hasta los 6.500 euros.

Aquí nos encontramos con el gran problema, ya que las empresas para proceder a su consulta deberán abonar una cantidad nada despreciable o ser asociados de Adigital, siendo un sistema disuasorio para las medianas y pequeñas empresas. Además de contribuir a comerciar con los datos de los que no quieren ser contactados, ya que es paradójico que lo que se venda a las empresas sea el acceso a los datos de contacto de las personas que no quieren ser contactadas.

Cómo hacer llamadas comerciales legalmente

Aquí te cuento lo que debes hacer para realizar llamadas comerciales cumpliendo la legalidad.

Son varias las cuestiones a tener en cuenta a la hora de realizar estas llamadas y varias también las normativas a tener en cuenta.

Vamos a ir desgranando cuales son estas y como afectan a una empresa o entidad que quiera realizar este tipo de llamadas.

  1. Cumplir la normativa de protección de datos. Para realizar campañas comerciales llamando a personas físicas o bien recoges los datos de páginas blancas o bien compras una base de datos.
    • En el primer caso tienes que consultar la lista Robinson y asegurarte que las páginas son del año en curso.
    • En el segundo caso, no recomendable, tienes que exigirle a la empresa que te vende la base de datos estos mismos parámetros que tú harías en caso que realizases la campaña directamente. No las recomendamos por que suelen ser bases de datos no contrastadas:
      • no miran la lista robinson,
      • suele estar desactualizada,
      • puede que la venda una empresa no española para, creen ellos, saltarse la normativa española,
      • no nos suelen definir claramente el origen y por tanto, no se hacen responsables y
      • en caso de inspección, podría salpicarnos directamente. Hay innumerables sanciones en la Agencia Española de Protección de datos debido al tratamiento de estas bases de datos.
  2. Otra normativa a tener en cuenta es la recientemente modificada ley de consumidores y usuarios, que también regula, entre otras cuestiones, el “cómo y el cuándo” realizar estas llamadas comerciales.

Sanciones

La mayoría de las sanciones impuestas por la AEPD son por realización de comunicaciones comerciales no solicitadas o consentidas. Y las empresas de telecomunicaciones las más demandadas.

Te dejo algunos ejemplos de sanciones impuestas a empresas por acoso telefónico.

Multa a Jazztel

La AEPD sanciona a dos empresas de telemárketing subcontratadas por Jazztel por realizar llamadas de televenta ofreciendo servicios de su marca a clientes que expresamente habían solicitado que se les excluyera de este tipo de llamadas. Se impone una multa de 30.000 € a cada una.

Sanción a Movistar

También se sanciona a Movistar con una multa de 10.000 € por realizar llamadas comerciales a un usuario que había manifestado su voluntad de no recibir ninguna llamada publicitaria.

Novedades de la Lista Robinson en 2019

La Asociación española de Economía Digital (Adigital) ha informado sobre una serie de novedades incluidas en la Lista Robinson. Con ellas se pretende proteger los datos de los ciudadanos y facilitar a las empresas el cumplimiento del RGPD.

Dentro de esas novedades están:

  • Permitir al ciudadano elegir los sectores sobre los que no quiere recibir publicidad, siendo más fácil para el usuario segmentar por sectores publicitarios y no solo por canales.
  • Sistema de consulta más fácil y seguro por parte de las empresas, a través de la nueva API, con un proceso de cifrado y pseudonimización de datos mejorado. Las empresas podrán consultar los datos, pero no tendrán acceso a toda la lista.
  • Incorporación de un nuevo sistema de costes por uso. El servicio es gratuito hasta 30.000 consultas/usos.

El año pasado Adigital ya creó una web más accesible para los usuarios pero ahora introduce la opción de que los usuarios restrinjan la recepción de publicidad no solo por canales, como sms, email o teléfono. También se permite restringir esa publicidad por sectores. Y se añade un nuevo sistema de gestión de reclamaciones.

Por otro lado, también se añaden novedades para las empresas. Se ha creado una nueva interfaz para que pymes y autónomos puedan realizar 30.000 consultas gratuitas al año.

Actualmente, casi 800.000 personas están inscritas en esta Lista Robinson para oponerse al tratamiento de sus datos personales para fines publicitarios.

Con estas novedades se pretende mejorar el servicio prestado tanto a empresas como a ciudadanos.

Algunas curiosidades

En el año 2017 han aumentado un 130% las sanciones impuestas a empresas de telecomunicaciones por realizar llamadas comerciales no autorizadas. Y se ha incrementado un 37% el importe de esas sanciones.

La experiencia de la AEPD en los últimos años pone de manifiesto que las principales reclamaciones de los ciudadanos son las relacionadas con la publicidad no solicitada.

La recepción de publicidad no solicitada implica una intromisión en los derechos de los ciudadanos, especialmente cuando han manifestado su oposición expresa a no recibirla.

La AEPD suscribió en 2017 con la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (AUTOCONTROL) un Protocolo General de Actuación que respalda la iniciativa para establecer un sistema voluntario de mediación con las operadoras de los grupos Telefónica, Vodafone, Orange y Másmóvil.

¿Existen Listas Robinson en otros países?

Sí, en varios países se han creado estas listas de exclusión publicitaria. Lo que no se ha creado aún es un servicio internacional o europeo de Lista Robinson, solo se regulan a nivel interno de cada Estado.

Todos los Estados miembros de la UE y Suiza han establecido por ley el derecho de los ciudadanos a indicar su deseo de no recibir comunicaciones comerciales.

Si una empresa pretende realizar una campaña de márketing internacional, debe conocer las listas en cada país al que se dirija.

Los países que ofrecen mayor protección a los consumidores son Italia y Grecia que disponen de Listas Robinson para cualquier canal de comunicación (teléfono, correo electrónico, sms o fax). Por su parte, en los Países Bajos y Bélgica tienen cuatro listas distintas pero no se regulan las comunicaciones a través de fax. También existen cuatro listas diferentes en Irlanda y Gran Bretaña, pero no se regulan las comunicaciones por email y sms.

Otros países como Francia, Nueva Zelanda, Canadá, Finlandia, Estados Unidos y Austria tienen tres listas. La menor protección a los consumidores se encuentra en España, Polonia, Dinamarca y Portugal, donde solo existe una lista Robinson que excluye las comunicaciones comerciales por mailing.

Entre los países que no tienen ninguna lista Robinson están Rusia, Hungría, Rumanía y Eslovenia.

¿Sabes por qué la lista de exclusión se llama «Lista Robinson»?

El nombre fue inspirado por el protagonista de la novela «Robinson Crusoe», escrita por Daniel Defoe, aislado de la civilización después de naufragar en una isla desierta. Simbólicamente, quien se apunta a una lista de exclusión publicitaria rechaza todo lo que llegue desde el exterior.

Así, en alusión al naufrago de la novela, alude a las personas que no desean ser contactadas. Así que se trata de una lista en la que los ciudadanos en general pueden apuntarse, para no recibir información comercial.

Guillermo, lector y socio de eldiario.es, nos envía el siguiente correo electrónico: «no puedo más con las llamadas de las empresas vendiéndome todo tipo de cosas. He pensado incluso hasta en quitarme el teléfono fijo, pero da igual porque ahora me llaman también al móvil y me fríen a SMS. Y lo peor de todo es que me di de alta en la famosa Lista Robinson y nada, hay algunas como Vodafone o Endesa que me siguen llamando, por no citar las que te venden los servicios más raros. Quisiera saber por qué se sigue promocionando esta lista si en realidad nadie le hace caso».

Ante la contundencia de Guillermo -comprendemos su desesperación- solo cabe contraponer varios matices. El primero es que en principio no es ilegal llamar, escribir o enviar un mensaje de texto a alguien ofreciéndole un producto o servicio, a no ser que ese alguien (nosotros) haya declarado expresamente que no quiere recibir ningún tipo de comunicación comercial por ninguna de las vías especificadas.

Para qué sirve la Lista Robinson

Y precisamente este es el objetivo de la Lista Robinson: servir de base de datos de las personas que han declarado de manera explícita que no quieren recibir comunicaciones comerciales. Las empresas están obligadas por ley a consultar esta lista y borrar de sus campañas a los usuarios que figuran en ella. Es decir, que se dan por enteradas de que fulana y mengano no quieren recibir correo comercial y por tanto si se lo envían, incurren en la ilegalidad.

Por lo tanto, ya tenemos una primera utilidad de la Lista Robinson: marcar una frontera entre lo que es legal y lo que no, porque es ilegal enviar comunicaciones no solicitadas a usuarios que figuren en ella, y por consiguiente si se envían, se quebranta la ley. En consecuencia, el usuario, que debe poder demostrar que en su día se dio de alta en la lista, puede acudir a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y denunciar a las empresas que le envían comunicaciones.

En base a su pertenencia a la Lista Robinson, la AEPD, que nos anima a que nos inscribamos en ella, deberá sancionar a la empresa, lo cual suele suceder con potentes multas cuando el proceso se lleva a cabo, y precisamente esta es la explicación de que la mayoría de empresas hagan caso a la Lista Robinson (la segunda utilidad de la lista). No obstante, como bien dice Guillermo, hay algunas empresas de rango local que no suelen atender a la lista y trabajan con bases de datos adquiridas «mejor no saber cómo», y otras grandes que también nos llaman, en apariencia pasándose la lista por el arco del triunfo. ¿Es esto así?

¿Cuándo no funciona la Lista Robinson?

No. Hay un supuesto que pasa por encima de la Lista Robinson y que las empresas aprovechan, cuando pueden, para sortearla. Y es el hecho de que en el pasado o presente hayamos tenido alguna relación comercial con la empresa X y en un momento u otro hayamos cedido los datos para comunicaciones comerciales y de novedades; la típica casilla que va siempre pareja a la de aceptación de las condiciones del contrato.

Si hemos hecho clic en ella, la empresa, y la ley, asumirá que hacemos una excepción tácita a nuestros deseos al figurar en la lista. Es decir, que el hecho de haber dado la aceptación explícita a recibir comunicaciones comerciales de una determinada empresa pesa más que la negativa que supone nuestra presencia en la Lista Robinson. De este modo, estas empresas hacen valer su relación particular con nosotros, que es lo que seguramente estén haciendo Vodafone y Endesa con Guillermo.

El modo de proceder si queremos que también ellas dejen de molestarnos es dirigirnos específicamente a cada empresa y solicitar el cese de las comunicaciones comerciales. Para este fin, la propia Lista Robinson nos facilita las vías de contacto para que podamos escribir al departamento indicado de cada empresa y pedir el cese y desistimiento. Una vez hecho esto, no deberíamos recibir más correos, ni llamadas ni SMS de dichas empresas.

Finalmente, también hay que tener en cuenta que la efectividad absoluta de la Lista Robinson entra en vigor a los tres meses de nuestra inscripción, no antes. Es decir que durante tres meses podemos estar recibiendo comunicaciones comerciales y solo una vez pasado este periodo se considerará que la empresa que nos las envíe está violando la ley. Solo entonces podremos acudir a la AEPD para denunciar una comunicación no deseada con el uso de nuestros datos personales.

Cómo darnos de alta en la Lista Robinson

  • Primero deberemos registrarnos dejando nuestros datos aquí. Entonces recibiremos un correo electrónico para confirmar y obtendremos un nombre de usuario (el DNI o NIE) y una clave numérica.

  • Después bastará pinchar en «Acceso al servicio»: nos pedirán el nombre y la clave y por qué vía deseamos dejar de recibir publicidad.

  • Las opciones son correo electrónico, teléfono móvil y teléfono fijo, correo postal y mensajes SMS/MMS. Se activan por separado, indicando nuestra dirección y número de teléfono.

  • Cada paso que demos se confirmará con un correo electrónico que nos conviene guardar por si un día los necesitamos como prueba.

  • Para las empresas con las que tenemos o tuviste contrato: la web de la Lista Robinson nos facilita un buscador de entidades para hacerles llegar nuestro requerimiento.

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a [email protected]

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Lista Robinson, ¿funciona o seguirá el spam telefónico?

448 Vistas GuardarSavedRemoved 0

¿Quién no ha sufrido nunca las consecuencias del spam telefónico? Esas indeseadas llamadas que, además, siempre llegan en el momento que peor nos viene: la hora de la siesta parece que es la preferida de los operadores telefónicos para ofrecernos cambiar de compañía de Fibra, “regalarnos” noches de hotel o apuntarnos a un retiro espiritual. ¿Podemos hacer algo para evitarlo? Seguro que has oído hablar de diferentes mecanismos para tratar de frenar este acoso. Y no, no hablamos de poner el móvil en silencio o desconectar el fijo. ¿La Lista Robinson funciona? La hemos probado y tenemos algo que contarte.

La Lista Robinson funciona… pero solo a medias

Hace unos meses me apunté a la Lista Robinson para evitar estas indeseadas llamadas, tanto a mi móvil como al fijo de mi casa, ese que al que ya solo te llama tu madre, tu suegra o Jazztel. Pero, ¿qué es la Lista Robinson? Se trata de un servicio de exclusión publicitaria gestionado por la Asociación Española de Economía Digital, cuyo principal objetivo es luchar contra el spam telefónico y otro tipo de acoso digital por parte de las empresas que buscan bombardearte para que contrates tus servicios.

La utilización de la Lista Robinson es gratis y te ayudará a reducir significativamente la recepción de publicidad, tan solo apuntándote aquí. Recuerda que no basta solo con introducir el teléfono al que no quieres que te llamen: tienes que vincularlo a todos los miembros de tu unidad familiar ya que, por ejemplo, si solo te apuntas tú pueden llamar a tu marido o a tu hijo. Una vez realizada la petición de alta, solo queda esperar a que vuelque la base de datos (en torno a 3 meses) y veas como se reducen las llamadas.

Lo cierto es que, después de varios meses apuntada en ella, te puedo decir que la Lista Robinson funciona, sí, pero solo a medias. El número de llamadas se ha reducido mucho, pero todavía se filtra alguna. En estos casos, lo mejor es que, en cuanto identifiques que se trata de una llamada comercial de la cual no te interesa su procedencia, les cortes su monólogo informando que estás apuntado en la Lista Robinson y que no deseas más llamadas de ese tipo. Normalmente lo suelen respetar.

El spam telefónico puede llegar a ser realmente indeseable

¿En qué casos no funciona la Lista Robinson?

No funciona la Lista Robinson con empresas con las que ya tienes una relación comercial. Por ejemplo, si anteriormente has sido cliente de Vodafone y te siguen llamando, tendrás que escribirles directamente para solicitar que te excluyan de su base de datos.

En caso de que alguna empresa se salte la Lista Robinson, siempre puedes poner una denuncia en la Agencia de Protección de Datos, la cual el año pasado recibió casi 8.000 denuncias.

¿Qué otros mecanismos conoces para combatir el spam telefónico?

Evita la publicidad no deseada

¿DE QUÉ TE SIRVE INSCRIBIRSE EN LA LISTA ROBINSON?
Para evitar recibir publicidad de entidades o empresas a las que no hayas dado consentimiento expreso para ello.
¿ES OBLIGATORIO QUE LAS EMPRESAS CONSULTEN LA LISTA ROBINSON?
Sí. Si una entidad o una empresa desea enviarte publicidad personalizada y no le has dado tu consentimiento expreso para ello, tiene la obligación legal de consultar la Lista Robinson y, si te has inscrito, no podrá hacerte el envío publicitario.
¿QUIÉN SE PUEDE INSCRIBIR EN LA LISTA ROBINSON?
Se puede inscribir en el servicio de Lista Robinson, de forma voluntaria y gratuita, cualquier persona física que lo desee. En el caso de los menores de 14 años será necesario que lo realicen sus padres o tutores.

¿CÓMO PUEDES APUNTARTE EN LA LISTA ROBINSON?
Apuntarte es rápido y sencillo, sólo debes pulsar el botón «APÚNTATE EN LA LISTA» y seguir las instrucciones. Tras cumplimentar el formulario, recibirás un correo electrónico con un enlace para verificar tu registro y, tras pulsar sobre él, podrás introducir los canales por los que no quieres recibir publicidad, como tus números de teléfono o tu dirección de correo electrónico.
¿CÓMO PUEDES MODIFICAR TU INSCRIPCIÓN O DARTE DE BAJA DEL SERVICIO?
Accediendo al servicio con tu usuario y tu contraseña podrás modificar tus datos básicos, los datos de los canales por los que no quieres recibir publicidad o darte de baja en el servicio.
¿DESDE CUÁNDO ES EFECTIVA TU INSCRIPCIÓN?
Tu inscripción puede tardar en ser plenamente efectiva hasta dos meses, ya que es posible que tus datos ya estén siendo utilizados por alguna campaña comercial en ejecución.

El pasado mes de julio la sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional impuso sendas multas de 30.000 euros a las empresas Crosseling y Global Telemarketing Solutions por realizar llamadas telefónicas ofreciendo servicios de Jazztel a clientes de esta compañía que habían solicitado a la misma su inclusión en la Lista Robinson de exclusión publicitaria: https://www.listarobinson.es/

Las empresas que envían publicidad a los consumidores, por cualquier medio, están obligadas a consultar la Lista Robinson y tienen estrictamente prohibido dirigirse a las personas que figuren en dicha lista.

Jazztel había contratado servicios de telemarketing con la empresa Crosseling, que se comprometía en el contrato a no llamar por teléfono a los clientes de Jazztel incluidos en la Lista Robinson y también a no subcontratar servicios sin la autorización de Jazztel. Crosseling infringió el segundo compromiso y subcontrató el telemarketing a la empresa Global Telemarketing Solutions, que fue quien realizó las llamadas publicitarias, denunciadas después por sus receptores ante la Agencia Española de Protección de Datos.

La Audiencia Nacional impuso la multa de 30.000 euros a Global Telemarketing Solutions por no consultar la Lista Robinson y hacer llamadas a personas inscritas en la misma e impuso la multa de igual cuantía a Crosseling por ser responsable de la actuación irregular de la anterior empresa con los datos personales de clientes de Jazztel al haberla subcontratado sin la autorización de Jazztel.

Teléfono Gratuito de Galería del Coleccionista

Número de Teléfono de Galería del Coleccionista

Sus anuncios y productos son tantos que seguramente hayas crecido viéndolos en la tele. Sus productos son tan variados que en su catálogo podemos encontrar sillones de masaje, joyerías y todo tipo de productos únicos y de buena calidad. En nuestra web, Teléfono Gratuito, te ponemos en contacto con el número de teléfono gratuito de Galería del coleccionista, pudiendo contactar con su servicio de atención al cliente a coste cero. A pesar de que pueda parecer que fue ayer cuando se fundó Galería del Coleccionista lleva ya más de 40 años entre nosotros, acompañándonos en canales dedicados a ellos y en anuncios varios en la televisión. Su sede se encuentra en Madrid, pero eso no impide que repartan a toda España, cobrando los mismos gastos de envío. Por lo que no tienes que preocuparte si vives lejos de Madrid, el precio del producto que deseas no se incrementará.

Teléfono de Atención al cliente de Galería del coleccionista

Lo primero es explicar cómo funciona contratar con Galería del Coleccionista. Lo más frecuente es ver uno de sus anuncios en el que veremos anunciado un producto, normalmente en este nos darán sus características y nos explicaran si se puede o no pagar a plazos y el precio del producto. También podremos ver su catálogo por medio de su página web. Una vez encontrado el producto que nos interese bastará con llamar por teléfono. Contactando con su número gratuito de atención al cliente nos pedirán nuestro teléfono y ellos serán los que nos llamen. Los productos se envían lo antes posible, dependiendo de si esta en stock, del tamaño y peso y de a donde se envié. Para cualquier duda bastará con llamar a su número de atención al cliente, donde, si no es para hacer un pedido, serás atendido y respondido en el momento.

¿Qué no darías por que una compañía de telefonía móvil dejara de llamarte a horas intempestivas? Lo que en ocasiones es una campaña de telemarketing, a veces se acaba convirtiendo en puro acoso; por ello han nacido multitud de plataformas que bloquean llamadas, emails y SMS de números no deseados. Entre estas soluciones se encuentran aplicaciones móviles, y una más conocida bautizada como Lista Robinson.

Pero, ¿qué ofrece el servicio de Lista Robinson? ¿Es realmente efectivo? ¿Qué supone a nivel de protección de datos?

Una lista ‘mágica’ que se remonta a los 90 y que ya tiene más de 550.000 usuarios

La Lista Robinson es un servicio de exclusión publicitaria al que pueden acceder tantos los consumidores, de forma gratuita, como las empresas, previo pago. Se enmarca dentro de la publicidad personalizada y su funcionamiento es bastante simple a nivel ciudadano.

El principal objetivo de este servicio es evitar publicidad de empresas de las que no seas cliente o a las que no hayas facilitado tu consentimiento. Tal y como describe la Agencia Española de Protección de Datos (AEDP), las empresas deben hacer uso de esta lista:

«La Lista Robinson debe ser consultada por quienes vayan a realizar una campaña publicitaria para excluir de la misma a las personas inscritas. Sin embargo, pese a que te hayas inscrito en la Lista Robinson, los comerciantes pueden remitirte publicidad de sus productos o servicios si eres cliente o si les has dado tu consentimiento».

Actualmente, son usuarios del servicio casi 570.000 personas, siendo el canal telefónico el que registra un mayor número de usuarios.

Encontramos los inicios de esta lista de exclusión publicitaria en 1993, cuando se limitaba al correo postal. Pero en 2009, la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo, actual Adigital, junto a la AEDP, anunciaban la ampliación de sus servicios a otros medios menos analógicos, como el correo electrónico, los SMS y MMS o las llamadas telefónicas.

Actualmente, son usuarios del servicio casi 570.000 personas, siendo el canal telefónico el que registra un mayor número de usuarios, con un 75% de los usuarios inscritos y seguido del canal de correo electrónico, con un 40%.

El responsable del tratamiento de los datos es Adigital o Asociación Española de la Economía Digital, que gestiona el servicio y tiene el visto bueno de la máxima autoridad en España: la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Si te preguntabas si el nombre de la lista tiene algo que ver con el náufrago Robinson Crusoe, la respuesta es sí. Tal y como nos explican desde Adigital, recoge esta denominación de la práctica habitual de los sistemas publicitarios anglosajones, dónde se hace referencia a la figura de Robinson Crusoe como alguien que se aísla publicitariamente.

Pero, ¿es una área tan problemática como para que tengan que existir estos servicios? Según se desprende en la memoria anual que publica cada año la AEPD, en 2016 la publicidad y las telecomunicaciones se situaban entre las áreas con mayor importe global de sanciones, con 1.964.305 y 549.800 millones de euros respectivamente.

Fuente: AEPD.

En la evolución de las consultas por sectores, encontramos un gran aumento de las consultas en el área de Telecomnicaciones y Sociedad de la Información que van del año 20015 al 2016; solo es superada por el área de particulares.

Pero la Lista Robinson de Adigital no es la única que existe, ya que cada empresa o entidad puede tener la suya y no hay nada que lo impida.

Cómo darte de alta en Lista Robinson

Para hacer uso del servicio has de inscribirte a través de su página web, aportando datos como nombre completo, DNI, sexo, email y fecha de nacimiento, y a continuación eliges a través de qué medios no deseas que las empresas te contacten: correo electrónico, teléfono móvil, fijo, SMS, MMS y correo postal.

Además, se puede activar la revocación de llamadas de forma que se notifique a una empresa de la que ya eres cliente que no deseas recibir llamadas publicitarias de ella. Así, al inscribirte, sólo las empresas de las que seas cliente o que hayas autorizado podrán enviarte publicidad.

A partir del 25 de mayo, las empresas estarán obligadas a recabar del usuario de forma expresa, clara e inequívoca su consentimiento a recibir publicidad.

Eso sí, la plataforma avisa de que la inscripción será efectiva en el plazo de tres meses desde el día siguiente al registro. Además, desde Adigital nos aclaran una pregunta que nos surge: si has consentido dar tus datos a una empresa y después te das de alta en la Lista Robinson para que dicha empresa no vuelva a contactarte, ¿cuánto tiempo tarda tu nombre en aparecer en esa lista?

«A día de hoy, si se ha dado el consentimiento a una empresa, la inscripción en la Lista Robinson no tiene efecto. Eso sí, sólo para el canal telefónico, a través de la Lista se puede revocar ese consentimiento que se otorgó en ese momento», nos aclaran.

¿Quién puede acceder al servicio de Lista Robinson?

  • Los anunciantes: son las entidades a favor de las que se realiza la campaña que precisa el tratamiento de datos.
  • Los responsables de ficheros: aquellas entidades responsables de un fichero inscrito en el Registro de la Agencia Española de Protección de Datos que cuenten con el consentimiento de los interesados a recibir comunicaciones de terceras empresas y/o procedan de fuentes accesibles al público.
  • Las entidades prestadoras de servicios: son aquellas que realizan tratamiento de datos a favor de terceros.

¿Están obligadas las empresas a consultar esta lista antes de realizar campañas publicitarias?

De conformidad con el Reglamento de 2007 (de desarrollo de la vigente ley española LOPD de 1999) las empresas tienen la obligación de depurar sus bases de datos y consultar estas listas. El coste para acceder a este servicio va en función de la actividad de la empresa y de su tamaño, y las tarifas van desde los 0 euros a los 1.975 euros para las microempresas hasta los 6.450 euros anuales para los prestadores de servicios.

«Las circunstancias actuales en las que empresas deben consultar el servicio de Lista Robinson son cuando para realizar acciones publicitarias utilizan datos de fuentes accesibles al público o bien cuando realizan acciones publicitarias a favor de terceros. Es decir, cuando el anunciante no es el titular de la base de datos que incluye los destinarios de la acción publicitaria», firman en Adigital.

De hecho, existen sanciones para aquellas empresas que no consulten el servicio, tal y como nos cuentan: «Previa tramitación del correspondiente procedimiento sancionador por parte de la autoridad de control, pueden ser sancionadas con una multa de carácter económico».

Sin embargo, a pesar de ser un sistema de consulta obligatoria en los casos descritos, aporta cierta imagen de prestigio para las empresas, de forma que muestran un mayor cumplimiento normativo y respeto hacia la privacidad de los usuarios.

A partir del 25 de mayo, la ley para los que no cumplen se endurece

Foto: Flickr/Holidayextras.

El próximo 25 de mayo, la AEPD y Adigital trabajarán en la adaptación del servicio que ofrece la Lista Robinson al nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD). ¿Qué implica esto para los usuarios? M. Paloma Cano Martín, abogada de Derecho privado, Tributario y Administrativo, nos lo explica.

Todas las empresas, profesionales, Administraciones o entidades que manejen datos están sujetas a las prescripciones de la nueva Ley.

A partir del 25 de mayo, las empresas y entidades encargadas del tratamiento de los datos personales tienen que demostrar su responsabilidad activa. Es decir, las empresas están obligadas a recabar del usuario de forma expresa, clara e inequívoca su consentimiento a recibir publicidad.

«Con ello se supone que aumentará la transparencia de los mecanismos. De hecho fija multas elevadísimas en caso de incumplimiento», afirma. Según nos explica Cano, todas las empresas, profesionales, Administraciones o entidades que manejen datos están sujetas a sus prescripciones.

A pesar de que aún faltan unos meses hasta que se apruebe y se definan cuestiones pendientes, ya se han puesto en marcha nuevos desarrollos. Entre las novedades se creará un Servicio de Mediación Voluntario, del que nos hablaba previamente Adigital, y que estará a disposición tanto de usuarios como de empresas, y entrará en vigor en diciembre. A través de él se podrán resolver conflictos en materia de Portección de Datos entre consumidores y empresas.

Lo que puedes hacer para defenderte del marketing intrusivo

Como ya hemos visto, el hecho de no consultar la Lista es denunciable por los ciudadanos inscritos, con apertura de expediente sancionador y multa económica fijada por la AEPD en función del grado de infracción.

El nuevo reglamento fija multas de hasta 20.000 millones de euros para infracciones muy graves. Lo que debes saber es que las acciones legales no se han de dirigir a la compañía en cuestión.

En caso de que se detecte un mal funcionamiento de la lista, es la Agencia de Protección de Datos (AEPD) la que gestiona las sanciones y a la que deben ser dirigidas las denuncias.

En el caso de que te hayas inscrito en la Lista Robinson y aún así sigas recibiendo publicidad no deseada, puedes presentar una reclamación en la AEPD para que tutele tu derecho o presentar una denuncia. Podrás presentar una reclamación, que se puede hacer online, cuando el responsable al que te hayas dirigido no haya contestado tu solicitud o se haya negado a gestionarla, o cuando recibas publicidad diez días hábiles después de que haya recibido tu solicitud.

En estos casos será necesario que aportes copia de la publicidad recibida, en su caso, y alguno de los siguientes documentos:

  • La respuesta dada por el responsable del fichero a tu solicitud.
  • Copia de la solicitud sellada por el responsable del fichero
  • Acuse de recibo o certificado del servicio postal o de mensajería que hayas utilizado o cualquier otro documento o soporte que deje constancia de la recepción de tu solicitud por el destinatario.

Si optas por presentar una denuncia ante la Agencia es necesario que aportes determinada información que sólo tú estás en disposición de proporcionar. La AEPD enumera aquí todos los documentos que has de presentar.

En los supuestos de acoso telefónico puedes acudir a los Órganos de Consumo de las distintas Administraciones Públicas y presentar una reclamación en materia de consumo. Te recomendamos que en caso de duda consultes el canal del ciudadano de la AEPD, donde se pormenorizan todos los trámites enfocados a evitar la publicidad no deseada: desde la retirada de consentimiento, pasando por el derecho de oposición hasta poner en práctica el derecho de cancelación.

Las críticas a la Lista Robinson: fugas de datos, spammers y trampas

Este servicio se enfrenta a multitud de sombras que muchos usuarios han manifestado a través de foros y webs especializadas. Una de ellas es la paradoja que supone ofrecer tus datos a una empresa privada para evitar publicidad no deseada y que esta, a su vez, cobre a otras empresas por mostrar tus datos. Transmitida esta duda a Adigital, recalcan que se trata de un servicio autorregulado y que no presenta contradicción alguna ya que el propio sistema «es gestionado por una asociación como una iniciativa de autorregulación».

Otra, mucho más obvia, es el hecho de que inscribirte en estos registros puede provocar el efecto contrario: que las empresas que los consulten accedan a información de la que no tenían constancia previamente, sin olvidarnos de la posibilidad de que se produzca una fuga de datos.

Algunos de estos usuarios descontentos han llegado a tender ‘trampas’ a este servicio de exclusión publicitaria a través de un correo falso que solo había sido introducido en la Lista Robinson.

El resultado fueron varios correos comerciales a esa cuenta de correo ‘fantasma’ y dos conclusiones: que facilita a los usuarios recibir llamadas indeseadas y que también facilita a los spammers obtener direcciones de correo electrónico a las que enviar publicidad no deseada.

En la mayoría de procesos sancionadores, las empresas denunciadas no han sido capaces de identificar el origen de los datos utilizados en la campaña publicitaria. Y este es su principal talón de Aquiles.

Nosotros hicimos la prueba e introdujimos nuestros datos en la Lista Robinson. Aunque aún no habían pasado tres meses, el periodo de ‘cortesía’ para que sea efectiva, al día siguiente recibimos un SMS publicitario de Orange. Nunca antes nos habían contactado.

Listas Robinson ¿Realmente eficaces para frenar el spam telefónico y la publicidad no deseada?

PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Puede que para algunos la ‘Lista Robinson’ pueda sonarles a título de película e incluso al de un libro propio de aventuras o historias de piratas. Sin embargo, para aclarar a quienes todavía desconocen de su existencia, explicaré que se trata básicamente de un servicio de exclusión publicitaria a disposición de los consumidores que tiene como objetivo disminuir la publicidad que éstos reciben.

Las Listas Robinson son listas de personas que no desean recibir publicidad no solicitada a través de diferentes medios como el Correo tradicional, correo electrónico, SMS, Teléfono y Fax. En países como España, la Asociación Española de la Economía Digital (adigital) gestiona una lista Robinson que no depende de la Agencia Española de Protección de Datos.

Entendido todo esto, muchos podrán o se habrán preguntado ¿Son las Listas Robinsons realmente eficaces?

Inscribirse en la Lista Robinson sirve teóricamente para evitar recibir publicidad no deseada de entidades o empresas con las que no se mantenga o no haya mantenido algún tipo de relación ya sea a nivel personal o como cliente. Sin embargo, más allá de todo ello, para muchos, este tipo de listas no consigue cumplir ni mucho menos su objetivo principal, sobre todo por la sencilla razón de que a pesar de la existencia de Ley Orgánica de Protección de Datos, esta no parece una ley ineludible que obligue a respetarla por parte de muchas empresas. Otros muchos consideran o tildan a las Listas Robinsons directamente de fracaso o de remedio ineficaz ¿Por qué?

En enero del pasado año 2011, las operadoras sugirieron darse de alta en la Lista Robison para evitar las llamadas comerciales y el correo electrónico no deseado. Sin embargo también era conocido que este tipo de listas con los datos personales de miles de usuarios podían comprarse por tan sólo 150 euros de forma legal. ¿Tentador no?

«Cómo librarse del spam telefónico», «Hay métodos sencillos y gratuitos para terminar con las llamadas publicitarias no deseadas», «Una de las fórmulas que da mejores resultados». Muchos artículos en diferentes medios destacaban las ventajas de este tipo de listas, aunque también existían los que de forma más crítica manifestaban su desconfianza.

A través del sitio web Bandaancha, se ponía a prueba este servicio llegando a interesantes conclusiones.

Darse de alta en la Lista Robinson facilita a los usuarios evitar recibir llamadas a horas intempestivas de una manera bastante efectiva. Mediante denuncia al cuerpo de delitos informáticos de la Guardia Civil es muy sencillo averiguar el origen de la empresa que llama y perseguirlos legalmente por incumplir las leyes de protección de datos.

Sin embargo, también destacaba el hecho de que Darse de alta en la Lista Robinson facilita a los spammers obtener direcciones de correo electrónico reales a las que mandar publicidad no deseada. ¿Peor el remedio que la enfermedad?

La propia web que la propia Asociación Española de la Economía Digital puso en marcha en el año 2009 para poner en funcionamiento este servicio aclara que «las entidades o empresas que utilizan este servicio se comprometen a no enviarle publicidad a través de los diferentes medios de comunicación», pero ¿Son todas las empresas? ¿Cuales están realmente comprometidas? o por el echo de ser cliente ¿Debe convertirse que las empresas nos acosen de forma constante?

Malas prácticas

Existen infinidad de casos donde los consumidores denuncian de forma reiterada la forma agresiva con la que actúan ciertas compañías. Mensajes, sms, llamadas comerciales o reiterativas a través del móvil a cualquier hora del día, ofertas de la competencia que demuestran que nuestros datos han dejado de ser confidenciales o privados, etc…

Un ejemplo de ello ya pudimos conocerlo a través de un interesante artículo titulado «1444 de Vodafone: Como cabrear a los clientes y joder la reputación de una marca». Un claro ejemplo de una práctica bastante extendido a la que muchos consumidores califican como de auténtico acoso, sobre todo practicado entre empresas y operadoras de telefonía, que casualmente son aquellas que mayor número de quejas y reclamaciones de consumidores acumulan cada año.

Consumidores indefensos y empresas que evaden respuesta

Ante este tipo de casos que suponen todo un quebradero para el consumidor cuyas denuncian en muchos casos ni siquiera pueden ser resueltas por la propia Oficina del Consumidor, la Lista Robinson puede ser la primera opción para comenzar a atajar el problema. Aun así, existen testimonios de consumidores que tras su inscripción, han seguido recibiendo todo tipo de llamadas, y que tras pedir información a su compañía u operadora móvil les ha sido imposible contactar con un departamento o responsable que fuera capaz de atender o solucionar este ‘tipo de acoso’.

Agencia Española de Protección de Datos

La Asociación General de Consumidores, ASGECO nos arroja algo de información en este sentido. Si el consumidor quiere ejercer su derecho, deberá dejar constancia cuando se le llame de que no quiere volver a recibir publicidad telefónica de esa compañía. Si una vez que se ha dejado constancia la empresa volviera a llamarle, esta podría ser sancionada con multas de hasta 600.000 euros. Si las llamadas continúan, los consumidores pueden reclamar directamente a la Agencia Española de Protección de Datos, que pone a disposición modelos de quejas en el «canal del ciudadano» de su sitio web.

Todo esto de la Lista Robinson es debido a que trabajo desde casa y no hacía más que recibir llamadas de empresas con las que no tenían relación alguna. Me ofrecían mejores servicios, mejores precios o mejores ofertas.

Ante estas llamadas, «la mayoría de las veces», mi actitud es bastante comprensiva. Me pongo en el lugar del teleoperador, porque nunca se sabe. Tal vez algún día yo esté en una situación similar. Así que suelo escuchar su argumento.

Más allá de la pérdida de tiempo me fastidiaba las horas de llamada. Siempre durante la comida o la microsiesta. Normalmente llamadas entre las 14:30 y las 15:30 horas.

¡Encima llaman al fijo! Con lo que tenía que levantarme allá donde estuviera 🙄

Así que al final, decidí apuntarme a la Lista Robinson.

¿Qué es la Lista Robinson y para qué sirve?

Antes de nada indicar que la Lista Robinson es un servicio gratuito.

Es una lista o fichero en el se recopilan los teléfonos, direcciones, correos, y otros datos de personas que no quieren recibir publicidad de empresas con las que no tiene relación comercial.

Normalmente compañías telefonías y aseguradoras.

Es decir, si estás apuntado, estas empresas no podrán comunicarse contigo, a no ser que tengan o hayan tenido alguna relación comercial.

Aunque también se pueden revocar llamadas de empresas con las que SÍ tengas relación en ese momento.

Una vez apuntado a la Lista Robinson podrás bloquear cualquier método de comunicación

Estamos hablando de que, si no quieres, no podrán establecer comunicación directa contigo de ninguna de las maneras.

Cómo apuntarse al Listado Robinson en 5 pasos

En 5 pasos y en 5 minutos 🙂

Paso 1: accede a su web

Hasta donde yo sé, la única forma de apuntarse a la Lista Robinson es desde su página web. Así que para suscribirse, lo primero será acceder a su web.

Paso 2: selecciona a quién apuntas

Una vez dentro puedes apuntarte a ti o a otra persona. En este caso nos apuntaremos a nosotros mismos, que será la opción más habitual.

Paso 3: suscribirte a la plataforma

Es el momento de darse de alta en la plataforma con nuestros datos personales.

Piden lo normal: DNI, nombre, apellidos, sexo, email, y lo más importante, una contraseña que deberás apuntar y guardar a buen recaudo, como supongo que haces con el resto de ellas 😉

Paso 4: selecciona qué medios de comunicación quieres bloquear

Llegamos a la parte importante ¿Qué medio de comunicación quieres que esté bloqueado?

Puedes seleccionarlos todos si quieres. Pero como por email, correo postal y SMS no me dan mucho la lata, yo solo voy a bloquear los teléfonos móvil y fijo.

Así que pulsaremos sobre la tercera opción «Teléfono».

Paso 5: introduce el correo o teléfono a bloquear

Solo queda indicar aquellos teléfonos a los que no quieras que te llamen. Cada uno en una fila diferente, mediante el botón «Añadir».

Ya estás apuntado a la Lista Robinson

Desde ahora, dejando un plazo de 3 meses, ya no podrán llamarte legalmente.

Apúntate a la Robinson para que no te den la lata

Cómo revocar llamadas de empresas de las que SÍ eres cliente o lo has sido alguna vez

Este apartado es muy interesante y hace referencia a empresas con las que hayas podido tener relación, y que SÍ te pueden llamar legalmente.

O sea, que si hace 10 años eras cliente de una operadora determinada y ya no lo eres, ella y todas las sub empresas de su grupo, siguen pudiendo marcar tu número de teléfono.

Contra este inconveniente, antes tenías que escribir una carta a la empresa en cuestión, pero la cosa se ha ido facilitando.

Ahora, desde la misma web de la Lista Robinson, verás la opción de Revocación de llamadas. En la que solo tienes que escribir el nombre de la «empresa indeseada» para que deje de llamarte.

No te recomiendo que bloquees a tu operadora de telefonía actual porque te puedes quedar sin alguna oferta apetitosa.

Darse de baja de la lista o modificar las preferencias

Desde tu sesión puedes modificar cualquier dato o darte de baja del servicio.

¿Dejan de llamar cuando estás apuntado?

Ante la pregunta de si dejan de llamar, mi experiencia es que no. Al menos por el momento. Eso sí, lo hacen menos. Las llamadas, anteriormente diarias, han pasado a ser ocasionales, y puede que ahora reciba apenas una llamada a la semana.

Lo más divertido es que cuanto les digo que no deberían estar llamando porque estoy apuntado a la Lista Robinson, cuelgan y el papel se invierte.

¡Ahora es a mí al que dejan con la palabra en la boca! 😉

¡Claro, saben que no es legal!

Por qué siguen llamando una vez en la Lista Robinson

Ten en cuenta que tu teléfono, correo, nombre o dirección se lo habrás dado a alguien en algún momento. Puede que hayas descargado una APP gratuita para el móvil o que te hayas registrado en una web que no cumple la normativa RGPD.

Antes de la entrada en vigor de la RGPD, el 25 de Mayo de 2018, no había que informar de para qué se usarían esos datos personales, y seguramente habrán sido vendidos al mejor postor.

El caso es que, si una empresa ha comprado un listado a una fecha determinada, y lo sigue usando sin actualizar, puede que te sigan llamando hasta que se pongan al día.

Lo que sí he notado es que los que me llaman son empresas más pequeñas. Las grandes compañías como Orange, Jazztel o Seguros Santa Lucía ya no lo hacen. Así que supongo que será porque aquellas más humildes invierten menos en estas cuestiones.

Denunciar a la empresa que sigue enviando publicidad

Como este sería un tema más serio que un mero tutorial, y entiendo que ocurrirá en pocas ocasiones, mi consejo es que vistes este apartado de la página de la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos), donde te indican qué debes hacer en ese caso.

¿Ya te has apuntado a la Lista Robinson?

Para aprender más cosas sobre esta vida tan moderna, visita la sección de blogging, web y nuevas tecnologías.

Accede a Mi Vodafone

Recuperar o desbloquear la contraseña de acceso a Mi Vodafone en Youtube

  • Para registrarte en Mi Vodafone sigue estos 3 pasos:
    Entra en Vodafone.es/mivodafone y pulsa sobre el botón «Registrarme en Mi Vodafone» (situado en el lateral izquierdo inferior).
    Si dispones de teléfono móvil Vodafone:
    1) Introduce tu número de móvil y desplaza la barra deslizadora hacia la derecha. Después pulsa sobre el boton «Continuar» para seguir con el proceso.
    2) Introduce tu NIF, NIE o Pasaporte y el método de pago que tengas establecido en tu cuenta (domiciliación bancaria, transferencia bancaria, etc) y a continuación pulsa sobre el botón «Continuar».
    3) Introduce el código de seguridad que hayas recibido por SMS en tu móvil, así como la nueva contraseña de acceso que elijas para entrar en Mi Vodafone. Recuerda que la contraseña tiene que tener como mínimo 8 caracteres y debe contener al menos un número y una letra.
    No olvides guardar la porque será la que tengas que utilizar para realizar las consultas gratuitas que puedes hacer desde Mi Vodafone.
    Después confirma tu contraseña y pulsa sobre el botón «Finalizar».
    4) Por último si el proceso de registro ha sido correcto te aparecerá un mensaje de confirmación.
    Además si durante el proceso de registro introdujiste tu correo electrónico, recibirás un email en tu cuenta de correo electrónico que tendrás que verificar para que también puedas acceder a Mi Vodafone con tu correo electrónico además de con tu número de teléfono móvil.
  • Mi Vodafone Para gestionar tu cuenta

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *