La caixa antiguos clientes banco de valencia

CaixaBank cierra la oficina de la histórica sede de Banco de Valencia para instalar su cuartel general

VALÈNCIA. CaixaBank prepara cambios en la sede histórica de Banco de Valencia. El traslado de su sede social y fiscal desde Barcelona al emblemático edificio en la esquina entre las calles Pintor Sorolla y Don Juan de Austria de València irá acompañado de una nueva distribución de dependencias en el edificio. Como consecuencia de ello, la sucursal situada a pie de calle dejará de dar servicio en los próximos días para poder destinar también el bajo del inmueble a fines institucionales.

Según explicaron fuentes financieras a este periódico, la entidad ha optado por reubicar la oficina bancaria de Pintor Sorolla 2 para poder disponer de más espacio en el inmueble que desde ahora será su cuartel general. El cambio se hará efectivo el próximo 18 de diciembre.

El traslado de la sede desde Barcelona implica que CaixaBank celebrará en València todas las reuniones ordinarias de su consejo de administración y las juntas de accionistas. El banco también hará sus presentaciones de resultados en el edificio de Pintor Sorolla, como ya hizo con los del tercer trimestre de este año. Esa jornada, el consejero delegado del banco, Gonzalo Gortázar, subrayó que la decisión de instalarse en la capital valenciana no tenía vuelta atrás.

Los clientes de empresa y particulares que hasta ahora eran atendidos en la sucursal ubicada en el bajo de la sede histórica de Banco de Valencia serán trasladados a otras oficinas, como la que se encuentra en la esquina que forman las calles Pérez Pujol y Barcas, a escasos metros de la central y que fue integrada en la red de CaixaBank tras la compra de la filial española de Barclays Bank. La entidad dispone de otra sucursal muy próxima, entre la calle Barcas y la Plaza del Ayuntamiento.

A la espera de una actuación integral sobre el edificio, desde que decidió trasladar su sede la entidad financiera solo ha ejecutado un par de cambios puntuales. La segunda planta del inmueble se ha habilitado en su totalidad como sala de prensa, mientras que otra planta se ha preparado para acoger las reuniones del consejo del banco que preside Jordi Gual.

El primer post de este blog era precisamente para contar que La Caixa pasaba a ser la marca con la que operaba el banco CaixaBank, en vez de la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona. El logo y el nombre no variaba, simplemente había detrás otra sociedad. Sin embargo, ahora hay indicios que llevan a pensar que a medio plazo podría desaparecer la marca La Caixa y ser sustituida por la de CaixaBank. La misma estrella, pero diferente nombre.

CaixaBank parecía destinada a ser una marca invisible para el público en general, como lo son por lo general las de los bancos que hay detrás de las antiguas cajas (Unicaja Banco, Ceiss, etc). Pero últimamente se le ha querido dar más protagonismo del que debería tener en ese caso.

Y es que desde que empezó a comprar bancos y cajas en apuros (Banco de Valencia, grupo Banca Cívica), La Caixa ha renunciado a su nombre en estas zonas, creando unos nuevos logos que combinan los de las cajas desaparecidas con la estrella del grupo para hacer menos dura la transición a sus viejos clientes. Y lo que más da que pensar es que en todas las comunicaciones, se refieren a este símbolo como «la estrella de CaixaBank».

Es curiosa la excepción del Banco de Murcia, que cuando desapareció a principios de los 2000s tenía un logo hermanado con el de Bancaja, que hoy es parte de Bankia. De modo que La Caixa se ha inventado un logo para recuperar esta marca en su propia tipografía, Weiss.

Además, CaixaBank ha comenzado a aparecer en anuncios de prensa, patrocinios e incluso publicidad exterior. ¿Qué sentido tendría dividir esfuerzos en la comunicación de dos marcas, La Caixa y CaixaBank, si la segunda fuese a quedarse solo en un plano institucional?

Me atrevo a hacer una apuesta similar a la que hice cuando dije que Sabadell acabaría unificando todas sus marcas en una sola: en un plazo de pocos años, todas las pequeñas marcas (o más bien logos) con los que opera La Caixa en toda España se unificarán bajo un mismo nombre: CaixaBank. ¿Acertaré?

“Quizá sí, ya veremos”. Cuatro palabras han servido para reactivar los rumores sobre posibles fusiones en el sector bancario español. La frase pronunciada hace unos días por Josep Oliú, presidente de Banco Sabadell, deja claro que la entidad no cierra la puerta a entrar en el proceso de concentración que se avecina.

Oliú y el resto de banqueros reconocen que los inversores internacionales han vuelto a presionar al sector para que se lance al proceso de de concentración, evidenciando que el enorme esfuerzo realizado en los últimos años, con fuertes ajustes de plantilla, sucursales y de activos tóxicos en cartera, ya no es suficiente para ser rentable. De hecho, los analistas de S&P Global consideran que este 2020 -año en el que el adelgazamiento de empleados y oficinas continuará- los bancos españoles serán todavía menos rentables.

“Los bancos deben generar economías de escala para abordar mejor los retos del mercado y los costes de la digitalización y, sin previsiones de que las fusiones transfronterizas se vayan a producir en el medio plazo, serán las entidades medianas españolas las que protagonicen los movimientos”, indican desde la agencia.

Así lo está exigiendo también el mercado, como demuestran las deprimidas cotizaciones de la banca en bolsa. Después de un desastroso 2018 y las pérdidas de 2019, los bancos del Ibex pierden en este inicio de año otro 6,5% de media, con Bankia repitiendo como la entidad más castigada con una caída que ya supera el 11%.

El consenso recopilado por Refinitiv apunta a una caída del beneficio del 15% este año para el sector y los inversores dudan de la capacidad del sector para ganar dinero en un escenario en el que las políticas monetarias siguen presionando el negocio bancario. Pero no solo eso. El mercado también es consciente de que las entidades han logrado superar los últimos años de ajustes apoyadas en datos sólidos de crecimiento de la economía española. Ahora, las mejores previsiones apuntan a un ritmo de crecimiento del 1,7%, lo que podría derivar en consecuencias negativas como la caída de la demanda de crédito solvente.

SOLO QUEDAN LAS FUSIONES

En este entorno, las entidades medianas copan las apuestas de los expertos para protagonizar las fusiones nacionales. “Los grandes ya tienen una buena posición de mercado y una fusión no les aportará valor”, explica Luigi Motti, responsable de banca de la agencia de rating S&P. El analista considera que estas operaciones ‘grandes’ “tienen poco sentido estratégico” más allá de la reducción de costes… y al sector le hace falta algo más para recuperar la confianza del mercado.

El Instituto de Estudios Bursátiles (IEB) coincide en que “las fusiones son la única forma para seguir siendo rentables”. En este sentido, apuestan por operaciones defensivas, como la absorción del Popular por parte del Banco Santander “en la que han podido reducir el número de oficinas y de personal manteniendo los clientes”, más que expansivas, en las que los bancos acceden a nuevos mercados adquiriendo entidades, normalmente en otros países. “Estas últimas necesitan de un desembolso de capital que hoy es prácticamente imposible de obtener”, indican.

En el mismo sentido se manifiesta Beltrán de la Lastra, director de inversiones de Bestinver. La gestora ha incrementado en los últimos meses su exposición al sector financiero, apoyado en la tesis de que “la consolidación llegará, más antes que después, y generará sinergias”. Unicaja, Liberbank, Bankia y, sobre todo, Banco Sabadell forman parte de su apuesta entre los posibles actores de una operación corporativa.

QUIÉN ES QUIÉN

Frente al interés de Oliú por protagonizar una fusión, entidades como Banco Santander o Bankinter siguen descartando entrar en el baile de nuevas operaciones corporativas. “Ni nos han invitado ni nos planteamos ninguna operación”, sentenciaba la consejera delegada de la entidad, María Dolores Dancausa, durante la presentación de cuentas anuales del banco. Sin embargo, la directiva sí reconoce que el proceso será inevitable para otras entidades.

Con Bankinter y Santander fuera de juego, todas las miradas se dirigen a Liberbank, Unicaja –que podrían retomar las negociaciones canceladas el pasado año-, Sabadell y Bankia. Los expertos también apuntan hacia Abanca, después de que la entidad no lograse llevar a buen puerto su opa sobre Liberbank en 2019. Fuentes consultadas recuerdan que la entidad comandada por Juan Carlos Escotet presentó en sus últimos resultados trimestrales un exceso de capital de más de 1.300 millones de euros, “con lo que no tendría ningún problema en sacar la chequera para llevar a cabo una compra en los próximos meses”.

EL CASO DE BANKIA

Bankia es el otro nombre que más se baraja para una posible fusión, teniendo en cuenta que su débil cotización en bolsa complica la venta de paquetes por parte del Estado, que mantiene un 60% en el capital de la entidad a través del FROB. “La fusión de Banco Sabadell y Bankia tendría margen para reducir tanto el personal como las sucursales”, indican en un reciente informe los analistas de JP Morgan, que apuntan a unas sinergias de hasta el 40% en términos de costes.

“Vemos vocación por la privatización del banco y podría ser a través de una fusión, que permitiría al Estado vender todo el paquete que mantiene en la entidad de una vez”, reconocen desde S&P. La agencia de rating considera que “Bankia tiene menos interés para los grandes”, dejando fuera de sus posibles compradores a Santander, CaixaBank e incluso a BBVA.

La posible operación con el banco presidido por Carlos Torres ha generado mucho ‘ruido’ político en los últimos meses, con crecientes rumores en torno a la posibilidad de que el Gobierno de coalición se haya comprometido con el PNV para fusionar Bankia y BBVA con Goirigolzarri al frente… o sin él.

Desde Barclays indican que “la entidad debe explorar todas sus oportunidades estratégicas para maximizar el valor para los accionistas”, incluida la fusión. Mientras, los analistas de Bank of America ven a Sabadell como la mejor opción para Bankia. En realidad, los expertos de la firma no creen que la operación se realice este año, pero sí han llevado a cabo un análisis sobre el impacto financiero que tendría la operación para ambos bancos, lo que indican que no descartan del todo esta posibilidad, siendo Bankia la entidad compradora.

“Concluimos que una fusión de iguales por absorción, donde Bankia adquiere Sabadell a los precios actuales, necesitaría un capital de 2.400 millones de euros, un 23% de la capitalización combinada de las dos”, explican los expertos. Según su hipótesis, esta operación podría sumar un 1% al beneficio por acción de Bankia en 2022, pero también diluir su NAV (valor neto de sus activos) en un 30%

Madrid, 29 de septiembre de 2019 (04:55 CET)

Los recientes mensajes que ha ido lanzado BBVA sobre su interés en retomar el pulso comprador en España en un escenario de tipos de interés negativos no significan que cuente con el músculo como para afrontar cualquier operación que se le ocurra.

Y es que el banco presidido por Carlos Torres es demasiado pequeño en términos de valor en bolsa (alrededor de 32.000 millones) para poder afrontar la compra de Bankia o de Banc Sabadell, que desde hace años es motivo de especulación continuada, sin arriesgarse a una ampliación de capital inasumible.

Por ellos, cualquiera de los procesos tendría que construirse sobre un acercamiento amistoso, probablemente con un pacto previo, para buscar que la mayoría del pago se pactara en acciones y no efectivo, porque parece muy complicado que la entidad pudiera asumir pagar una oferta de adquisición (opa) captando recursos del mercado, a pesar de que la capitalización de Bankia y Banc Sabadell sufre importantes descensos este año, del 32 y del 12%, respectivamente. Además, la historia nos muestra que en España, las fusiones bancarias hostiles no se estilan. O se ha buscado una integración pactada y amistosa, o se han producido por el rescate de un tercero.

A los precios actuales en bolsa, lanzar una oferta sobre Bankia o Banc Sabadell obligaría al banco español a pedir cerca de 6.000 millones al mercado (se ha tenido en cuenta una prima mínima sobre la cotización actual del 20%, que incluso puede ser considerada baja), que exigiría una ampliación de capital demasiado exigente para un contexto bursátil donde las cotizaciones bancarias están deprimidas.

Una ampliacion mayor a la del Santander por Popular

Aunque el capital que tendría que pedir al mercado es inferior al que levantó el Banco Santander para adquirir el Banco Popular (7.000 millones), para BBVA equivaldría a ampliar capital por cerca del 20% de su capital actual. La dilución fue mucho menos significativa en el caso de la entidad presidida por Ana Botín, que amplió en un 10% sus títulos en circulación.

Otra cosa es que el banco busque un acercamiento amigable, que abarate la operación. Bankia sería un buen objetivo para lanzar un guiño al Ejecutivo -que puede ser favorable en un contexto complejo para el banco, ante su próxima declaración por el Caso Cenyt -, pero es una operación compleja.

Con la actual participación del Estado (más del 60%), este pasaría a ser accionistas de BBVA en una hipotética fusión pagada en acciones. Si la oferta fuera en efectivo, al precio actual, incluyendo una prima, el FROB podría recibir hasta 4.000 millones de euros, pero se vendería muy por debajo del precio al que Luis de Guindos impulsó la última privatización en diciembre de 2017 (4,06 euros).

Si fuera una operación amistosa (con todas las posibles repercusiones de que el segundo mayor banco español estuviera participado por el Estado) las especulaciones apuntan que serviría para expulsar a Carlos Torres de la presidencia a cambio de José Ignacio Goirigolzarri, que fue invitado a marcharse por Francisco González.

Sin embargo, Torres, para El Confidencial, estaría más dispuesto a hacer una limpieza del consejo de administración, aprovechando el final de los mandatos y para asumir una limpieza discreta tras el escándalo de las presuntas escuchas ilegales encargadas al banco al Comisario Villarejo, que a dejar el liderazgo del banco ahora que lo ha conseguido tras la omnipresencia de su mentor.

Con el Banco Sabadell, la integración perdería tintes políticos, pero tendría que ser amistosa porque parece difícil que ahora que el Banco Sabadell comienza a pasar página sobre su particular crisis por TSB, y las dudas entorno a su solvencia, no parece el menor momento para aceptar una oferta a los precios actuales; que, además, sería muy díficil de pagar para el BBVA.

El camino, por tanto, también sería la negociación amistosa, aunque la diferencia de tamaño hace muy difícil que se plantée entre iguales (el valor del BBVA en bolsa es hoy más de seis veces superior al del Banco Sabadell), y sería muy dilutiva para los accionistas del Sabadell. La única ventaja es que el banco ya no cuenta con un núcleo duro en el capital; por lo que la operación se podría plantear desde una perspectiva más financiera. Podría convertirse, asimismo, es una excusa para que Josep Oliu dejara la primera línea en la banca española.

Liberbank y Unicaja, más asequibles

El director financiero de BBVA, Jaime Sáenz de Tejada, de acuerdo con Expansion, durante su intervención en la conferencia anual de CEO’s de Bank of America- Merrill Lynch no descartó ninguna alternativa, siempre «que generara valor», entre ellas la de Unicaja o Liberbank, que nunca habían salido en las quinielas.

En términos económicos, cualquiera de estos dos bancos (incluso los dos, que ya saben cómo integrarse) serían operaciones más digeribles para el banco. Por ejemplo, la adquisición de todo el capital de Unicaja, incluso con una prima de mercado del 30%, obligaría a BBVA a ampliar capital en menos del 5%; en tanto que la toma de control de Liberbank, reduciría la dilución por debajo del 4%.

Otra cosa es que las fundaciones accionistas de ambas estuvieran de acuerdo con la operación. La venta de acciones les dejaría fuera del sector financiero, pero si cambiaran sus títulos por los de BBVA, su influencia sería muy poco significativa.

La otra alternativa es buscar un aliado en la Galicia natal de Francisco González y mirar hacia Abanca. Juan Carlos Escotet -que ahora tendría a tiro a Liberbank, que ha perdido los 900 millones de valor en bolsa, pero que de forma insistente parece que no quiere volver a hablar de la posible adquisición-, pasaría a convertirse en accionista de BBVA y tendría un participación en el banco español líquida, que no hoy no disfruta.

Hemeroteca

Banc Sabadell BBVA Josep Oliu Carlos Torres Vila

Deutsche Bank ve cuatro opciones de ‘compra’ entre los bancos españoles

Deutsche Bank disipa los habituales recelos de las firmas internacionales de inversión sobre los bancos españoles. La firma alemana mitiga la presión derivada del margen de intereses, augura subidas en los ocho bancos cotizados, y recomienda ‘comprar’ acciones de cuatro de ellos: BBVA, CaixaBank, Unicaja y Liberbank.

Pocas firmas internacionales de inversión han fijado en los últimos tiempos unas previsiones unánimemente alcistas sobre los ocho bancos cotizados en la Bolsa española. Deutsche Bank disipa los habituales recelos sobre la evolución bursátil del sector, a las puertas ya de los ajustes de carteras de cara al cambio de ejercicio.

La firma alemana relativiza la presión que generan sobre el margen de interés los tipos negativos en la deuda. En su informe sostiene que la mayoría de los bancos españoles podría lograr un crecimiento de las comisiones del entorno del 5%, un repunte que podría ayudar a neutralizar las débiles previsiones sobre el margen de interés.

Junto a las comisiones, los analistas de Deutsche Bank inciden en que los bancos españoles tendrán que apoyarse en sus continuos esfuerzos en la reducción de costes para hacer frente a un contexto complicado por las políticas monetarias de ‘tipos cero’.

Los analistas de la firma de inversión alemana van más allá en sus perspectivas alcistas, y recomiendan ‘comprar’ cuatro de los ocho bancos cotizados. En su lista de valores para comprar incluyen a BBVA, CaixaBank, Unicaja y Liberbank.

Las nuevas valoraciones emitidas por Deutsche Bank sobre estos cuatro valores otorgan potenciales alcistas que oscilan entre el 15% y el 25%. En concreto, deja margen para subidas del 15% en BBVA respecto al cierre de ayer (hasta los 5,50 euros), del 20% para CaixaBank (3,22 euros), del 23% para Unicaja (1,19 euros) y del 25% para Liberbank (0,40 euros).

De la lista de valores para comprar de Deutsche Bank se cae Santander. La firma alemana rebaja su recomendación sobre el valor desde ‘comprar’ hasta ‘mantener’, y reduce un 23% su valoración, desde los 4,90 hasta los 3,75 euros por acción. Este nivel limita al 4% su potencial de revalorización respecto al cierre de ayer. La firma alemana considera que los niveles de capital de Santander continuarán presionando al valor en Bolsa.

Además de en Santander, los analistas de Deutsche Bank aconsejan ‘mantener’ la inversión en Banco Sabadell, Bankinter y Bankia. Sus valoraciones se sitúan por encima de la cotización actual de los tres bancos, y en el caso de Bankia el potencial supera los dobles dígitos.

Economía | elmundo.es

Actualizado jueves 27/01/2011 19:17

Oficinas centrales, en la Diagonal de Barcelona, de La Caixa y de Criteria. | Efe

Juan Emilio Maíllo | Efe

Barcelona.- El negocio bancario de La Caixa se llamará Caixabank. La dirección de la entidad ha acordado la reestructuración de la caja de ahorros para ejercer su actividad mediante un banco cotizado, tal y como adelantó ELMUNDO.es, conversión con la que espera mejorar sus «posibilidades de captación externa de recursos propios básicos» y su «exposición internacional».

La Caixa, que seguirá siendo una caja de ahorros, «ejercerá indirectamente su actividad financiera a través de un banco cotizado, CaixaBank, del que será titular de aproximadamente un 81%, según explica la entidad en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La caja de ahorros traspasa todos sus activos financieros a una filial, Microbank, que se fusionará con su ‘holding’ inversor Criteria Caixacorp. A su vez, Criteria traspasará a La Caixa la mayoría de sus participaciones industriales.

El nuevo Caixabank se quedará, además de todo el nuevo negocio financiero de La Caixa y su plantilla, con todo el negocio asegurador y las participaciones en los bancos internacionales: el banco austríaco Erste Bank (10%), el Bank of East Asia (BEA) de Hong Kong (15%), el portugués BPI (30%), el francés Boursorama (20%) y el mexicano GF Inbursa (20%); entre otros.

El banco también se quedará con las participaciones en Telefónica (5%), Repsol (13%), considerados activos susceptibles de venta, según fuentes conocedoras de la operación.

La entidad, que emitirá 1.500 bonos convertibles, tendrá un ‘core capital’ estimado del 10,9%, según los criterios de Basilea II, un nivel por encima de las nuevas exigencias del Gobierno.

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

En el recurso interpuesto por doña J. T. M., en nombre y representación de la sociedad «Nesco Obras y Reformas, S.L.», mediante escrito denominado «Recurso sobre inscripción interrumpiendo el tracto sucesivo en Registro de la Propiedad de Guardamar del Segura –Alicante–», en el que solicita la rectificación del Registro, en concreto respecto a la inscripción 9.ª de la finca registral número 27.072 de Guardamar del Segura extendida el día 7 de febrero de 2019.

Hechos

I

En la inscripción 9.ª de la finca registral número 27.072 del Registro de la Propiedad de Guardamar del Segura, de fecha 7 de febrero de 2019, se hizo que constar que «Caixa d’Estalvis i Pensions de Barcelona» era titular del préstamo garantizado con la hipoteca de inscripción 7.ª, así mismo se reflejaba que la entidad «Caixa d´Estalvis i Pensions de Barcelona» cedió a «Microbank de la Caixa, S.A.U.» los activos y pasivos integrantes de su actividad financiera. Posteriormente, «Criteria Caixa Corp, S.A.» y «Microbank de la Caixa, S.A.U.» se fusionaron mediante la absorción de la segunda por la primera, con extinción de la personalidad jurídica de «Microbank de la Caixa, S.A.U.», sin liquidación y con traspaso en bloque, a título universal, de su patrimonio a «Criteria Caixa Corp, S.A.», la cual modificó su objeto social adecuándolo a la actividad financiera y adoptó su actual denominación de «CaixaBank, S.A.»; finalmente, «Caixabank, S.A.», cedió el préstamo garantizado con la hipoteca de inscripción 7.ª, junto otros préstamos hipotecarios, a la mercantil «DSSV S.A.R.L.».

II

Doña J. T. M., en nombre y representación de la sociedad «Nesco Obras y Reformas, S.L.», titular de la finca, mediante escrito de fecha 28 de febrero de 2019, y denominado «Recurso sobre inscripción interrumpiendo el tracto sucesivo en Registro de la Propiedad de Guardamar del Segura-Alicante», expuso:

«Se recurre la Inscripción 9.ª de la Finca reseñada y la falta de continuidad en el tracto sucesivo en las inscripciones a favor del titular de Hipoteca y según se detalla a continuación.

En la nota simple recogida por esta parte el día 18 de febrero de 2019 viene reflejado:

Cesión: La hipoteca de la inscripción constituida a favor de Caixa d’Estalvis i Pensions de Barcelona, se cede por Caixabank, S.A., a favor de la mercantil «DSSV S.A.R.L.» por la inscripción 9.ª en virtud de una escritura autorizada el veinte de Noviembre del año dos mil dieciocho, por el Notario de Madrid, don José Luis López de Garayo y Gallardo, en sustitución de Don Antonio Pérez-Coca Crespo, y para el protocolo de éste último, protocolo número 6875/2018. Inscrita al tomo 2608, folio 93, en fecha 7 de febrero de 2019 (en esta escritura se hace mención a Caixabank S.A. como sucesor de Caixa d’Estalvis i Pensions de Barcelona.

Habiéndose constituido la hipoteca a favor de Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona, no es admisible que por el solo hecho de catalanizar el nombre de la referida Caja de Ahorros a Caixa d’Estalvis i Pensions de Barcelona se pueda interrumpir el tracto sucesivo, que es el que se detalla a continuación (…).

Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona pasó a ser Fundación Bancaria Caixa d’Estalvis i de Barcelona «La Caixa» y que es Criteria Caixa S.A., antes Criteria Holding (no confundir con Criteria Caixa Corp SA que es la que pasó a denominarse Caixabank S.A., tras su fusión con Microbank de La Caixa SAU antes Banco de Europa) quien indirectamente ejerce la actividad del negado bancario en Caixabank SA.

– Por segregación de Caixa d’Estalvis i de Barcelona siendo beneficiaria Microbank de La Caixa S.A.U: Borme de fecha 11/07/2011.

– Fusión de Caixacorp S.A. con Microbank de La Caixa S.A.U. Absorbiendo la primera a la segunda y pasando a denominarse Caixabank SA. Según escritura de fusión de 30/06/2011.

– Caixa d’Estalvis i Pensions de Barcelona se transforma en Fundación Bancaria Caixa d’Estalvis i de Barcelona La Caixa, Borme fecha 3/07/2014.

– Criteria Caixa S.A.U, sociedad instrumental que gestiona todas las participaciones accionariales según web informativa desde octubre de 2014.

Es de resaltar que las dos empresas, Criteria Caixa Corp S.A., y Criteria Caixa S.A., se denominaron con anterioridad (no al mismo tiempo) Criteria Caixa Holding, siendo dos empresas completamente distintas y con CIF diferentes y esto unido al empleo del nombre comercial la Caixa para designar distintas empresas logra inducir a error.

Lo que sí es constatable es que no es directamente Caixa d’Estalvls i Pensions de Barcelona quien cede la actividad financiera a Caixabank SA, si no como se ha detallado anteriormente es un banco que se fusiona con otro, existiendo previamente otra cesión por segregación.

De la escritura de fusión por absorción de Microbank de La Caixa SAU (sociedad absorbida) por Criteria Caixacorp S.A., (sociedad absorbente) y modificaciones estatutarias de Criteria Caixacorp SA. (Esta escritura no está inscrita en el Registro de la Propiedad) se deduce según exponen (en págs. 7, 8 y 9) lo siguiente:

(1) La Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona cede a Microbank (100% de la Caja) los activos y pasivos de su actividad financiera, con excepción de algunos activos v pasivos (en escritura no aportada ni en el Juzgado ni en el Registro de la Propiedad) ¿Pudiera ser que en esta excepción se encuentre el crédito de Arceda Inmuebles S.L.?

(2) La Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona recibe a cambio acciones de Microbank previo aumento de capital.

(3) Completada la segregación Criteria Caixacorp entrega a la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona por permuta a cambio de parte de las acciones de La Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona en Microbank acciones de distintas empresas.

(4) Con carácter simultáneo la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona aporta a Criteria Caixa Corp. Por medio de ampliación de capital no dineraria, el resto de sus acciones en Microbank recibiendo a cambio acciones de Criteria.

(5) Cómo consecuencia Criteria Caixa Corp. pasa a Ser titular del 100% de las acciones de Microbank.

(6) En última fase Criteria Caixa Corp absorbe a Microbank y adopta la denominación de Caixabank.

Si en (1) hay algunos activos y pasivos de su actividad financiera que no cede es que continúan en poder de la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona (Ahora Fundación Bancaria La Caixa) o los ha cedido a otra entidad, o bien a Criteria Caixa S.A., empresa con la que lleva a cabo en la actualidad su actividad financiera.

Esta escritura de fusión (…) ha sido aportada por la demandante en el Procedimiento de Ejecución Hipotecaria 002782/2.011 en la que figura como demandante Caixabank S.A. y Arceda Inmuebles S.L. como demandado, habiéndose ampliado la demanda contra Nesco Obras y Reformas S.L como tercer poseedor (a nuestro juicio extemporáneamente) con fecha 11 de Febrero de 2019 casi 5 años después de interponer la demanda, habiéndose reclamado por Nesco Obras y Reformas la falta de legitimidad del demandante sin que se nos haya escuchado en el Jugado porque Caixabank SA alega que es sucesor universal de la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona sin haber presentado la escritura de Segregación en el Procedimiento de Ejecución, ni habiéndose presentado ni la de Segregación, ni la de Fusión en el Registro de la Propiedad.

En la escritura de fusión (…) en la página 10 se hace mención a haberse realizado otra escritura la de segregación de Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona a Microbank S.A.U. ante el mismo notario en fecha 27 de Junio de 2011. Y que no se ha aportado ni en el Procedimiento de Ejecución ni en el Registro de la Propiedad.

En esta nota simple de fecha 18 de Febrero de 2019 figura reflejado en cargas vigentes

Gravada esta finca con una hipoteca a favor de la mercantil «DSSV S.A.R.L.», hasta el límite de ciento catorce mil euros, cuyo plazo finaliza el treinta y uno de octubre de dos mil diecisiete…

Siendo la Nota Simple de fecha 18 de febrero de 2019 en todo caso tendría que decir que finalizo el 31 de octubre de 2017.

Por otra parte, Caixabank envía un comunicado en el que figura que la cuenta de crédito queda cancelada el 31 de agosto de 2017.

Si la cuenta de Crédito se cancela y pasa el débito a la cuenta asociada, al no estar ésta vinculada a la hipoteca, Arceda Inmuebles S.L. deberá a La Caixa (Caja, Caixabank…) ese dinero que le podrán reclamar de la forma que estimen conveniente, pero no a través de la Ejecución Hipotecaria siendo el único perjudicado el tercer poseedor.

Solicitamos:

Que no pudiendo ser suplida la legitimidad registral del tracto sucesivo, se rectifique todo lo que incumple la legalidad vigente. Como en este caso la Inscripción 9.ª, no ajustada a la Ley Hipotecaria por haberse interrumpido la continuidad del tracto sucesivo al no haber sido inscritas las dos escrituras anteriores ya relacionadas en el escrito. (La desegregación y la de Fusión.)

Para la cesión de créditos hipotecarios el Artículo 149 de la Ley Hipotecaria exige que se formalice en escritura pública, se ponga esta en expreso conocimiento del deudor y se inscriba en el Registro de la Propiedad.

Y por los mismos hechos detallados se declare la falta de legitimidad registral de Caixabank S.A.

1. Qué es lo que se inscribe.

Para delimitar bien el tema hay, que distinguir el negocio que se inscribe del motivo por el cual se realiza el negocio.

No es lo mismo el motivo por el que se realiza la fusión del Bilbao/Vizcaya, o la absorción del Atlántico por el Sabadell, operación de puro oportunismo mercantil, que la escisión de Caja Madrid/BFD/Bankia, operación englobada en un proyecto saneamiento recogido en un acuerdo Marco suscrito con el FROB y amparado por la ley de Reestructuración.

Y sin embargo desde el punto de vista hipotecario el negocio es el mismo cualquiera que sea el motivo. Para el registrador es lo mismo que una fusión o una escisión tengan su origen en la pura conveniencia mercantil de los interesados o venga impuesta por un proceso de reestructuración auspiciado y amparado por la Administración. El tratamiento hipotecario del negocio es el mismo.

Toda operación de reestructuración y saneamiento de entidades de crédito se presentan en el Registro bajo la forma de una modificación estructural (fusión, absorción, cesión global de activos y pasivos, escisión total, parcial o segregación); pero no toda fusión, absorción etc… de entidades de crédito tiene que obedecer necesariamente a un saneamiento, sino que puede ser pura y simplemente una conveniencia mercantil, exactamente igual que si un Banco decide abandonar, o al revés decide entrar, en determinado tipo de negocio.

Para el registrador el motivo por el que se realiza una modificación no solo es irrelevante, sino que no puede exigir que se le explique, ni siquiera que se le explicite: El registrador tiene que limitarse a la causa jurídica (la contraprestación si es oneroso, el ánimo de liberalidad si es gratuito) no al motivo del negocio.

No obstante, desde el punto de vista del RP hay que distinguir dos tipos de negocio.

Los que dan lugar a una sucesión universal. Fusión, absorción y cesión global.

La fusión produce la extinción de las entidades que se fusionan, la creación de una nueva sociedad, y la sucesión universal a favor de ésta última sobre el patrimonio íntegro de las extinguidas. La absorción es semejante con la peculiaridad de que se extingue solo la sociedad absorbida, que la absorbente continúa con su personalidad, y que la sucesión, también universal, se opera sobre el patrimonio de la absorbida a favor de la absorbente. La cesión global de activos y pasivos, aun sin extinguir la personalidad de la sociedad que transmite, también da lugar a una sucesión universal en su patrimonio.

Negocios en los que no se produce sucesión Universal. Escisión.

Los casos de escisión, total, parcial, o segregación, son distintos. Aunque ambos están sujetos obligatoriamente a inscripción en el RM ésta no es suficiente para que los efectos se produzcan automáticamente, porque el RM no se pronuncia sobre los bienes individuales que son objeto de transmisión.

En una escisión total la entidad escindida se extingue y su patrimonio pasa a dos o más entidades, a veces preexistentes y a veces de nueva creación. En una escisión parcial o segregación la sociedad transmitente no se extingue, continúa con su propia personalidad, pero parte de su patrimonio (normalmente una rama de actividad) se transmite a otra u otras sociedades, a veces preexistentes y a veces de nueva creación.

El RM se pronuncia sobre si el negocio de escisión es correcto o no (acuerdos, publicaciones, representaciones etc…) pero la determinación de si esta finca o derecho concreto, está o no incluida en el negocio de transmisión no resulta de modo automático, sino que el RP debe calificar el título y determinar, bajo su propia responsabilidad. si es así o no. Utilizando un símil con las herencias es un caso de pluralidad de herederos en la que no basta el título sucesorio, hace falta la partición y calificar esa partición.

La Ley de Modificaciones Estructurales solo contiene dos preceptos al respecto. Uno, artículo 74, que exige que en el título conste un inventario detallado de los bienes y derechos objeto de transmisión, y otro, art. 75, que establece una regla salomónica para el caso de escisión total: si no se puede determinar a quien se transmite un elemento del activo se imputará a cada una de las entidades adquirentes a prorrata, y si es un elemento del pasivo responderán todas solidariamente. En cualquier caso, lo resulta bastante claro es que el RM no se va pronunciar en absoluto sobre si un bien está transmitido a esta o aquella entidad, y tendrá que ser el RP el que decida sobre el asunto.

2. Título para la inscripción.

La primera premisa inexcusable es que en ningún caso la inscripción puede practicarse sin título, porque en nuestro sistema hipotecario es principio esencial que para inscribir todo negocio es necesario presentar el título formal (documento público) en el cual se contiene el título material (negocio) que se inscribe. El registrador tiene que calificar el título, pero además tiene que presentarlo físicamente mediante et asiento de presentación. La inscripción no es constitutiva (salvo excepciones) pero sobre todo siempre es voluntaria y exige la aportación y calificación del título.

Y esto es lo que no se ha hecho en este caso. Se han inscrito transmisiones en virtud de títulos que no solo no se han calificado, sino que no se han presentado en el registro con su asiento de presentación (que determina la fecha de los efectos de la inscripción), e incluso que ni siquiera hemos visto. Se ha hecho por una mera relación que de dicho título se hace en la escritura, y esto no solo es contrario. al sistema, sino que además está expresamente prohibido.

Si en un título formal (documento) en el cual se constituye. un título material (negocio) además se hace relación de otros títulos o negocios, eso es una mención y las menciones de derechos susceptibles de inscripción separada y especial tienen un tratamiento muy específico en la legislación hipotecaria. Los artículos 29 y 98 de la LH, DT 1.ª, y los artículos 51-7.º, 188 y 353 del RH, contienen una regulación detallada y contundente sobre cómo hemos de proceder con los derechos y cargas relacionados, pero no constituidos en el título que se inscribe. Y el artículo 20 de la LH contiene un precepto de aplicación concreta al caso que nos ocupa. La falta de inscripción previa, cuando resulta del propio documento presentado, da lugar a la suspensión de la inscripción.

A día de hoy para practicar un asiento es requisito esencial que el título esté presentad o en el Registro.

Evidentemente en los casos de sucesión universal (fusión, absorción, cesión), en donde la calificación queda restringida a si el bien transmitido está inscrito a nombre del que transmite y el resto no es más que una solicitud y la preexistencia de un título sobre cuya existencia y veracidad podemos tener absoluta certeza, la importancia es relativa. aunque la omisión de esta regla que exige la aportación del título es inexcusable.

Pero en los casos en que no hay sucesión universal, las escisiones, con independencia de la validez del título en sí (inscripción en el RM), es esencial determinar si la finca está o no incluida en la transmisión que se pretende, y, como eso solo puede saberse consultando el título, la omisión de este requisito es sumamente grave.

No hay ninguna duda de que esas inscripciones son nulas de pleno derecho por infracción total y absoluta del procedimiento, porque en ninguna de ellas se dice que el título de la fusión, absorción, cesión o escisión está presentado en el Registro, y, naturalmente, no se puede citar en la inscripción el asiento de presentación correspondiente. Frases como según consta en este registro o según consulta telemática al registro mercantil son eufemismos que en nada alteran lo dicho. La cuestión además reviste especial gravedad porque la causa de la posible nulidad consta expresamente en la inscripción por lo que. muy dudoso que el artículo 34 de la LH pueda salvar esta irregularidad.

A/ Sucesión universal En este caso el título que debe acreditarse y. ser objeto de calificación en el RP más que un negocio es un hecho. lo determinante de verdad no es que exista una escritura de fusión, sino que esa escritura. esté inscrita en el RM. Si no está inscrita nada puede hacer el RP, y si está inscrita poco le queda por hacer. Por lo tanto, no solo la copia autorizada. con sus notas de liquidación e inscripción, o incluso la copia en relación extractada al máximo como era la práctica anterior, sino la certificación del RM comprensiva del título formal (documento), el hecho (negocio) y la inscripción debe ser título suficiente para practicar la inscripción en el RP. Pero por este camino, de lege ferenda, podríamos ir mucho más lejos sin quebrantar el sistema.

La sucesión universal tiene otra ventaja para los de cancelación por pago. Es indiferente la fecha del pago porque al producirse una sucesión universal la única persona autorizada a cancelarla hipoteca es siempre el sucesor.

B/ Sucesión particular En estos casos. hay que disociar el título. El hecho de la validez de la escisión queda acreditado con la inscripción en el RM, y todo lo dicho antes es aplicable. Pero no es bastante. En estos casos además hay que acreditar, y esto es función propia del RP, que en esa operación está incluido el bien o derecho que se pretende inscribir.

Aunque el negocio debe inscribirse en el RM y tiene un trato fiscal y jurídico especial, sus efectos no están reglados y no se producen de forma automática, no son simple consecuencia de un hecho, sino que son consecuencia concreta de las especiales condiciones del contrato. Para el RP el hecho de que la escisión se haya inscrito en el RM lo único que acredita es que se ha cumplido una obligación legal, pero por sí solo no es bastante para saber si, el concreto bien o derecho sobre el que va a trabajar está o no incluido en la transmisión. Necesaria e inexcusablemente el registrador tiene que calificar el contrato. Podrá, en base a la previa inscripción en el RM, prescindir de los aspectos relativos. a los requisitos del negocio en abstracto (condiciones legales para poder hacer una escisión, representación, acuerdos, publicidad etc…) pero determinar si esta finca o este crédito está o no incluido en la transmisión es algo que no califica el RM y que si tiene que calificar el RP.

Una de dos, o el inventario que necesariamente tiene que incorporarse en el título es suficientemente detallado y explícito para saber lo que se transmite y lo que no se transmite, o en el propio título se incluyen cláusulas que faciliten esa determinación. Lo que hemos dicho antes (bien apoderar al adquirente para que de forma unilateral pueda determinar en cada caso lo incluido en la transmisión, o bien nombrar un órgano en cada una de las dos entidades, transmitente y adquirente, o común a ambas, específicamente encargado de certificar oportunamente lo que se ha transferido y lo que se ha excluido) o cualquier otro sistema semejante es aplicable. Pero lo que no cabe duda es que no puede obviarse. De un modo u otro habrá de aportarse al RP, para acreditarlo, los documentos necesarios para saber si el bien está incluido o no en la transmisión, si el documento está en consecuencia debidamente otorgado etc…».

III

El registrador de la Propiedad de Guardamar del Segura emitió informe sosteniendo la improcedencia del recurso interpuesto.

Fundamentos de Derecho

Vistos los artículos 9.3 de la Constitución Española; 1, 18, 19 bis, 38, 40, 77, 97 y 322 y siguientes de la Ley Hipotecaria; la Sentencia del Tribunal Supremo de 22 de mayo de 2000, y las Resoluciones de la Dirección General de los Registros y del Notariado de 28 de julio y 14 de octubre de 2014, 29 de julio de 2016 y 6 de junio de 2017.

1. Se discute en el presente expediente si el registrador de la Propiedad puede a la vista de las alegaciones efectuadas por la recurrente, dejar sin efecto y anular la inscripción 9.ª de la finca registral número 27.072 de Guardamar del Segura extendida el día 7 de febrero de 2019.

2. Respecto de tal cuestión debe reiterarse la doctrina emanada por este Centro Directivo en relación al objeto del recurso y si, en su caso, podría extenderse a asientos ya practicados.

En efecto, los términos del recurso presentado obligan a este Centro Directivo a precisar nuevamente cuál es la finalidad y el objeto del denominado recurso contra la calificación del registrador, previsto en los artículos 19 bis y 322 y siguientes de la Ley Hipotecaria. Es continua doctrina de esta Dirección General (basada en el contenido del artículo 326 de la Ley Hipotecaria y en la doctrina de nuestro Tribunal Supremo, Sentencia de 22 de mayo de 2000), que el objeto del expediente de recurso contra calificaciones de registradores de la Propiedad es exclusivamente la determinación de si la calificación negativa es o no ajustada a Derecho, como resulta de los artículos 19 y 19 bis de la Ley Hipotecaria. No tiene en consecuencia por objeto cualquier otra pretensión de la parte recurrente, señaladamente la determinación de la procedencia o no de la extensión de una inscripción ya practicada.

3. De acuerdo con lo anterior es igualmente doctrina reiterada que, una vez practicado un asiento, el mismo se encuentra bajo la salvaguardia de los tribunales produciendo todos sus efectos en tanto no se declare su inexactitud bien por la parte interesada, bien por los tribunales de Justicia de acuerdo con los procedimientos legalmente establecidos (artículos 1, 38, 40 y 82 de la Ley Hipotecaria).

4. A la luz de esta doctrina es claro que el recurso no puede prosperar, pues practicados los asientos los mismos se hallan bajo la salvaguardia judicial y no es posible, en el concreto ámbito de este expediente, revisar, como se pretende, la legalidad en su práctica de ni de la calificación positiva previa en que encuentran su fundamento los efectos de legitimación que dichos asientos generan.

De igual forma no corresponde a este Centro Directivo pronunciarse en forma alguna sobre la legitimación del demandante «Caixabank, S.A.» en el procedimiento de ejecución hipotecaria número 2782/2011. cuestión ésta de competencia exclusiva del tribunal ante el que se sigue dicho procedimiento.

En consecuencia, esta Dirección General ha acordado desestimar el recurso y confirmar su improcedencia en los términos que resultan de las anteriores consideraciones.

Contra esta resolución los legalmente legitimados pueden recurrir mediante demanda ante el Juzgado de lo Civil de la capital de la Provincia del lugar donde radica el inmueble en el plazo de dos meses desde su notificación, siendo de aplicación las normas del juicio verbal, todo ello conforme a lo establecido en los artículos 325 y 328 de la Ley Hipotecaria.

Madrid, 25 de abril de 2019.–El Director General de los Registros y del Notariado, Pedro José Garrido Chamorro.

Comprar Naranjas, Mandarinas y Productos Gourmet

Las ventajas para usted son muchas:

Fácil

  • Sin necesidad de registrarse y muy fácil de usar
  • SOFORT Banking ya tiene presencia en 10 países europeos y se encuentra en más de 25.000 comercios online
  • Simplemente use los datos habituales de su banca online
  • El vendedor recibe una confirmación en tiempo real y puede enviarle la mercancía de inmediato
  • Bienes digitales, como p. ej. descargas de software, los recibirá por norma general de forma inmediata

Seguro

  • El sistema internacional de pagos online con certificaciones múltiples, que le ofrece a usted como comprador los más elevados estándares de seguridad
  • Máxima seguridad con SOFORT Banking. No se almacena ningún dato personal de acceso a su banca online
  • Formulario de pago seguro con transferencia de datos encriptados. Ni un solo caso de fraude frente a clientes que hayan introducido los datos de acceso de su banca online en los sistemas de SOFORT AG

Pagado

  • SOFORT Banking rellena automáticamente el formulario de pago con los datos de su pedido, evitando así posibles errores tipográficos
  • No necesita tarjetas de crédito ni recargar cuentas virtuales
  • Libre de comisiones para usted, como comprador
  • SOFORT Banking. Fácil. Seguro. Pagado.

Soporta la gran mayoría de bancos, más del 90% de los existentes, entre estos:

Más información en la web de Sofort Banking

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *