Impuesto de sucesiones castilla la mancha 2017

PROCEDIMIENTO: 170013 IMPUESTO SOBRE SUCESIONES Y DONACIONES: SUCESIONES-AUTOLIQUIDACIONES DE SUCESIONESPlazo de resolución:

Contenidos

SJP5 IMPUESTO SOBRE SUCESIONES Y DONACIONES: SUCESIONES-AUTOLIQUIDACION DE SUCESIONES.

Plazo de presentación de solicitudes: 6 meses, contados desde el día del fallecimiento del causante (caso de adquisiciones mortis causa). Objeto: Procedimiento para que el obligado tributario presente la autoliquidación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, modalidad Sucesiones. Es decir, aporte los datos necesarios para la liquidación del tributo y realice, por sí mismo, las operaciones de calificación y cuantificación necesarias para determinar e ingresar la deuda tributaria. Destinatarios: Los sujetos pasivos, obligados tributarios, que pueden actuar por sí mismos o por medio de representante.
Son sujetos pasivos, a título de contribuyentes, las siguientes personas físicas:
a) En las adquisiciones «mortis causa», los causahabientes.
b) En las donaciones y demás transmisiones lucrativas «inter vivos» equiparables, el donatario o el favorecido por ellas.
c) En los seguros sobre la vida, los beneficiarios. Requisitos: El Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones grava los incrementos de patrimonio obtenidos a título lucrativo por personas físicas, constituyendo el hecho imponible cualesquiera de los siguientes supuestos:
a) La adquisición de bienes y derechos por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio.
b) La adquisición de bienes y derechos por donación o por cualquier otro negocio jurídico a título gratuito e inter vivos.
c) La percepción de cantidades por los beneficiarios de contratos de seguro sobre la vida, cuando el contratante sea persona distinta del beneficiario. Importe: Tarifa según ley.
Valor real de los bienes y derechos que constituyen el incremento patrimonial obtenido y los importes de las cantidades percibidas por los beneficiarios de contratos de seguros sobre la vida. Criterios: La autoliquidación y la documentación aportada puede ser verificada y comprobada por la Administración tributaria dentro de los plazos de prescripción. Documentación a aportar: Los sujetos pasivos deberán presentar ante los órganos competentes de la Administración tributaria el modelo de autoliquidación debidamente cumplimentado, junto con los documentos a los que se hayan incorporado los actos o contratos sujetos al impuesto o, a falta de incorporación, una declaración escrita sustitutiva en la que consten las circunstancias relevantes para la liquidación. para que por aquéllos se proceda a su examen, calificación, comprobación y a la práctica de las liquidaciones que procedan.
Los modelos de autoliquidación a presentar son:
– Modelo 650. Transmisiones «mortis causa».
– Modelo 655. Consolidaciones de dominio.
Según el caso (Modelos 650 o 655), estas autoliquidaciones deberán ir acompañadas de:
– Certificado de defunción del causante.
– Certificado del Registro General de Actos de Última Voluntad.
– Copia autorizada del testamento o testimonio de la declaración de herederos, acta de notoriedad o relación de presuntos herederos.

– Escritura pública y copia simple, u original del documento privado y copia del mismo, en el que conste la relación de los bienes y derechos que integren el incremento del patrimonio gravado, con expresión del valor real que se atribuye a cada uno de ellos.
– Justificación documental de las cargas, deudas, gastos y beneficios fiscales aplicados o deducidos.
– Relación del patrimonio preexistente de los sujetos pasivos a la fecha de fallecimiento del causante. Cuando el patrimonio preexistente del sujeto pasivo no exceda de 402.678,11 euros ó sea superior a 4.020.770,98 euros, bastará con que figure su manifestación haciéndolo constar así. Lugar de presentación: -Presentación telemática de la autoliquidación y de forma presencial la documentación complementaria en los Servicios de Atención al contribuyente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas u Oficinas Liquidadoras de Distrito Hipotecario.
-Presentación presencial de la autoliquidación y la documentación complementaria en los Servicios de Atención al contribuyente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas u Oficinas Liquidadoras de Distrito Hipotecario. Información Adicional: En Castilla-La Mancha, a partir del 1 de enero de 2014 es obligatorio el régimen de auto liquidación del impuesto. Marco legal:
Real Decreto 1629/1991, de 8 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones
DOCM: 16/07/15 Decreto 82/2015, de 14/07/2015, por el que se establece la estructura orgánica y competencias de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas.
DOCM: 06/02/14 Orden de 29/01/2014, , por la que se aprueban los modelos 650, 651 y 655 de autoliquidación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones
DOCM: 11/05/16 Ley 3/2016, de 5 de mayo, de Medidas Administrativas y Tributarias de Castilla-La Mancha.
Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

El pasado año hubo 1.169 renuncias a herencias en Castilla La Mancha, el 7% del total. Son datos del Consejo General de la Notaría a los que ha tenido acceso la SER. Y es que, aunque parezca mentira, recibir dinero o propiedades de nuestros familiares puede ser una gravosa carga que no siempre se puede asumir.

Cada año se dejan en Castilla La Mancha más de 15.000 herencias. En 2015 concretamente fueron 15.854, de las cuales, se renunció a 1.169. En el primer semestre de 2016 la tasa de renuncias subió 2 puntos, hasta el 9% del total. De 7.237 no se aceptaron 673. Y es que desde 2007, a nivel nacional, el número de renuncias ha aumentado un 240%.

¿Qué impuesto se paga por una herencia? El de sucesiones y donaciones que gestionan las comunidades autónomas. Se pagará más cuanto mayor sea el valor de la herencia, más lejano el parentesco e incluso el tipo de bien a recibir.

En Castilla La Mancha hijos, cónyuges y ascendientes están exentos al 95% Para bases imponibles superiores a 175.000 euros, la bonificación se va reduciendo a un 90% u 80% si son más de 300.000 euros. Cuando es de padres a hijos, por ejemplo, en Madrid, País Vasco y Navarra heredar es mucho más barato que en el resto de España. Por el contrario, Cataluña, Asturias, Murcia o Andalucía mantienen una tributación elevada.

¿Qué pasa si heredamos de otro familiar o allegado? Que el impuesto que tenemos que pagar se puede disparar. Si se hereda de una tía, por ejemplo, y se valoran los bienes en 400.000 euros, deberemos pagar sólo en impuestos el 45% del total de la herencia. En estas ocasiones hay familias que, o bien piden un préstamo para hacerle frente o se ven obligadas a renunciar. Éste es el típico caso de renuncia que según el Decano del Colegio de Notarios de Castilla-La Mancha más han aumentado. Luis Fernández-Bravo explica en la SER que «aunque en los despachos han visto incrementarse considerablemente las renuncias, aquí se da menos que en otras comunidades autónomas porque a nivel fiscal ese traspaso es menos oneroso que en otras» Lo más frecuente es que hay patrimonio inmueble pero poca liquidez, al margen de la carga que suponen otros impuestos como el IBI y los gastos normales asociados.

En 2016 el impuesto de sucesiones y donaciones le sirvió a la Junta para recaudar 300,7 millones de euros (el 75% del total de ingresos fiscales) En Castilla La Mancha se aplican ciertas bonificaciones en función del grado de parentesco que se mantendrán en la próxima ley de acompañamiento a los presupuestos. También hay una escala en las bonificaciones de la cuota del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, tanto en las adquisiciones “mortis causa” como “inter vivos” (dejar herencia en vida)

Seguir leyendo

3) Deducciones, bonificaciones y total a pagar

Por último, quedan por aplicar las deducciones y bonificaciones que sean pertinentes sobre la cuota tributaria. De nuevo, son las Comunidades Autónomas las que tienen compentencia para regular estas deducciones.

Así, por ejemplo, la Comunidad de Madrid establece una bonificación del 99% en la cuota para descendientes, cónyuge y ascendientes. Esto es lo que provoca que sea mucho más ventajoso heredar en las mismas condiciones en Madrid que en otras Comunidades, como Asturias o Andalucía que no cuenten con esta bonificación o descuento del 99%.

La polémica de este Impuesto de Sucesiones ha provocado que en las últimas fechas se hayan producido algunas correcciones o novedades según cada Comunidad Autónoma. Entre ellos, destacan:

Novedades en las CCAA sobre el impuesto de sucesiones:

Gracias al informe Panorama de la fiscalidad autonómica y foral 2017, elaborado por el Registro de Asesores Fiscales REAF-REGAF , resumimos las principales novedades para este año:

Sucesores del Grupo I: pagan solo importes simbólicos: Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Galicia, Extremadura, Madrid, Murcia, La Rioja, Navarra y País Vasco.

Casi no pagan si lo transmitido no supera ciertos límites: Andalucía, Castilla y León, Aragón (donde los menores no pagan salvo que hereden más de 3 millones de euros), Cataluña (bonificación del 99-57,37%) y Comunidad Valenciana (bonificación del 75%).

Sucesores del Grupo II: prácticamente liberados de tributación: Canarias, Cantabria, La Rioja y Madrid. Además, País Vasco y Navarra.

En Andalucía o Extremadura casi no se paga para bases < de 250.000 y 175.000 euros, respectivamente. Aragón (bonificación del 65% solo para bases < 100.000 euros). Asturias (no se gravan herencias si base imponible es < 200.000 euros y tiene una tarifa del 21,25% al 36,50%). Murcia (deducción del 60%). Galicia (tarifa para familiares y reducción de 400.000 euros, con tipos del 5 al 18%). Cataluña (bonificaciones decrecientes del 99% al 57,37% e inversamente proporcionales a la base imponible). Comunidad Valenciana (bonificación del 50%). Baleares (tarifa del 1% al 20%). Castilla-La Mancha (suprime la bonificación sustituyéndose por otras del 100% al 80% a partir de 300.000 euros).

Donaciones: para los Grupos I y II: Madrid bonificación del 99% y Canarias, del 99,9%. Castilla-La Mancha establece una bonificación desde el 95% al 85 %(a partir esta última de 240.000 euros). Illes Balears solo se paga el 7% de la base liquidable. Aragón reducción del 65%, pero solo para bases < de 75.000 euros. Cataluña y Galicia tienen una tarifa entre parientes cercanos con tipos del 5% al 9%. Murcia bonifica el 60%.

El impuesto de sucesiones en Andalucía:

  • La Comunidad modifica la reducción por adquisición de vivienda habitual estableciendo distintos porcentajes en función del valor real del inmueble con tipos del 100% al 95% (con efectos 2 de agosto de 2016)
  • Introduce una reducción del 99% por adquisición de explotaciones agrarias (con efectos 2 de agosto de 2016).
  • Modifica la reducción por parentesco a Grupos I y II, consistente en una cantidad variable, ampliando su aplicación hasta bases imponibles inferiores o iguales a 350.000 euros, limitada a un máximo de 250.000 euros para bases imponibles hasta ese importe y de 200.000 euros para bases entre 250.000 y 350.000 euros (con efectos 1 de enero de 2017).

El impuesto de sucesiones en Asturias

  • Reducción por parentesco 200.000 euros a Grupos I y II (antes se aplicaban los estatales)
  • Suprime la bonificación del 100% para personas del Grupo II no discapacitadas con base igual o inferior a 150.000 euros.
  • Aprueba una tarifa para Grupos I y II con tipos del 21,2% al 36,50 %.

El impuesto de sucesiones en Castilla-La Mancha

  • Sucesiones: bonificación para Grupos I y II con tipos del 100% al 80%, en función de la cuantía de la base liquidable (80% a partir de 300.000 euros), con efectos 1 de junio de 2016. Antes había una bonificación general del 95%
  • Donaciones: bonificación para Grupos I y II con tipos del 95% al 85%, en función de la cuantía de la base liquidable (85% a partir de 240.000 euros), con efectos 1 de junio de 2016. Antes, labonificación general era del 95%.

El impuesto de sucesiones en Extremadura

  • Donaciones: suprime la bonificación que se regulaba en los mismos términos que en la modalidad mortis causa y que era del 99% al 90% para bases de menos de 600.000 euros.

El impuesto de sucesiones en Murcia

  • Aumenta la bonificación en 10 puntos aplicable al Grupo II, pasando del 50% al 60%. Es del 99% en el caso de sujetos pasivos integrantes de una familia numerosa de categoría especial.

El impuesto de sucesiones en Comunidad Valenciana

  • Sucesiones: la bonificación para el Grupo II se reduce al 50% (antes era del 75%).
  • Donaciones: reduce el requisito del importe mínimo de patrimonio preexistente a 600.000 euros (antes 2.000.000 euros), para poder aplicar la reducción por parentesco. Y sesuprime la bonificación del 75% tipificada para Grupos I y II y discapacitados

El impuesto de sucesiones de Baleares 2017

  • Los sucesores del Grupo I pagan solo importes simbólicos
  • Para los sucesores del grupo II la tarifa es del 1% al 20%.

El impuesto de sucesiones en Cataluña 2017:

¿Cuánto se paga de impuesto de sucesiones en Cataluña?

  • Sucesores del Grupo I: bonificación del 99-57,37%.
  • Sucesores del Grupo II: bonificaciones decrecientes del 99% al 57,37% e inversamente proporcionales a la base imponible.
  • Donaciones: tienen una tarifa entre parientes cercanos con tipos del 5% al 9%.

El impuesto de sucesiones por Comunidades Autónomas (novedades 2019)

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones es el que hace pagar por recibir una herencia o una donación. Las comunidades autónomas son las responsables de su gestión, lo que da lugar a que recibir una herencia en Madrid, Asturias o Andalucía tenga unas consecuencias económicas muy diferentes para los herederos.

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones es un impuesto directo, es decir, se aplica sobre los bienes e ingresos económicos de las personas. También es un impuesto de carácter progresivo, que hace que la tasa impositiva aumente a medida que aumenta la base imponible.

A continuación vamos a tratar de explicar en qué consiste este impuesto, cómo se calcula lo que hay que pagar por una herencia y por qué se paga más en unas comunidades autónomas que en otras.

Cómo calcular el impuesto de sucesiones

  • Base imponible
  • Reducciones
  • Deducciones

Novedades en las CCAA sobre el impuesto de sucesiones

  • Andalucía
  • Aragón
  • Canarias
  • Cantabria
  • Castilla – León
  • Madrid
  • Navarra
  • País Vasco

Cómo calcular el Impuesto de Sucesiones

Para simplificar la explicación, nos vamos a centrar en las herencias, dejando de lado, las donaciones. Lo primero que hay que saber es que este tributo se tiene que declarar en un plazo de seis meses contados desde el día de fallecimiento del causante o desde aquel en que adquiera firmeza la declaración de fallecimiento.

Hasta llegar a la liquidación o total a pagar en una herencia, hay que realizar diferentes cálculos, que se resumen en:

a) Calcular el valor real de los bienes y derechos + ajuar doméstico (inmobiliario) = masa hereditaria bruta.

b) A esa cantidad se le restan las cargas, deudas y gastos deducibles = masa hereditaria neta.

c) Se divide entre cada heredero de acuerdo con el testamento o la normativa = porción hereditaria individual.

d) Se le suman los seguros de vida (en caso de haberlos) = base imponible.

e) Se aplican las reducciones = base liquidable.

f) Se aplica la tarifa o porcentaje del impuesto = cuota íntegra.

g) Se aplica el coeficiente multiplicador = cuota tributaria.

h) Se aplican las deducciones y bonificaciones = total a ingresar.

1. Base imponible del Impuesto de Sucesiones: ¿Qué es? ¿Cómo se calcula?

Recibir una herencia supone un incremento de patrimonio por el que hay que pagar. Por lo tanto, lo primero que hay que calcular es la base imponible que se obtiene del valor neto de los bienes y derechos que configuran la masa hereditaria bruta.

A este montante se le restan las cargas, deudas y gastos deducibles para obtener la masa hereditaria neta, que una vez dividida entre cada heredero y sumados los seguros de vida dan como resultados la base imponible del impuesto de sucesiones.

2) Reducciones, base liquidable, porcentajes, cuota íntegra, coeficientes multiplicadores y cuota tributaria

A esa base imponible se le pueden aplicar reducciones según la Comunidad Autónoma por parentesco, minusvalía, naturaleza de los bienes, etc, que dan lugar a la base liquidable.

Sobre ese valor, se aplica el temido porcentaje del impuesto. Las Comunidades Autónomas son las responsables de qué porcentaje «cobrar», aunque la normativa estatal establece una tarifa del 7,65% al 34% en función del montante de la base liquidable. A priori, cuánto más se heredase más se tendría que pagar. El resultado de aplicar la tarifa del impuesto a la base liquidable, que se detalla en la siguiente tabla, daría como resultado la cuota íntegra.

Sin embargo, no acaban aquí los cálculos. Para llegar a la cuota tributaria hay que aplicar los llamados coeficientes multiplicadores, que varían en función del patrimonio pre-existente del heredero y del grupo parentesco entre el heredero y el fallecido.

De acuerdo con esto último, se establecen los siguientes grupos de parentesco en el Impuesto de Sucesiones:

  • Grupo I: descendientes y adoptados menores de 21 años.
  • Grupo II: descendientes y adoptados de 21 o más años, cónyuges, ascendientes y adoptantes.
  • Grupo III: colaterales de segundo grado (hermanos) y tercer grado (sobrinos, tíos), y ascendientes y descendientes por afinidad.
  • Grupo IV: colaterales de cuarto grado (primos), grados más distantes y extraños.

Si cruzamos el patrimonio pre-exisitente del heredero con su grado de parentesco obtendremos el coeficiente multiplicador por el que multiplicar la cuota íntegra para obtener la cuota tributaria.

Por último, quedan por aplicar las deducciones y bonificaciones que sean pertinentes sobre la cuota tributaria. De nuevo, son las Comunidades Autónomas las que tienen compentencia para regular estas deducciones.

Así, por ejemplo, la Comunidad de Madrid establece una bonificación del 99% en la cuota para descendientes, cónyuge y ascendientes. Esto es lo que provoca que sea mucho más ventajoso heredar en las mismas condiciones en Madrid que en otras Comunidades, como Asturias o Andalucía que no cuenten con esta bonificación o descuento del 99%.

La polémica de este Impuesto de Sucesiones ha provocado que en las últimas fechas se hayan producido algunas correcciones o novedades según cada Comunidad Autónoma. Entre ellos, destacan:

Impuesto de sucesiones por comunidades: Novedades 2019

El recién presentado Panorama de la fiscalidad autonómica y foral 2019, elaborado por el Consejo General de Economistas de España, permite tener una perspectiva global sobre éste y otros impuestos cedidos o propios de las comunidades autónomas

A modo resumen, en 2019, hay un grupo de comunidades donde los descendientes más directos (Grupo I) pagan importes simbólicos del Impuesto de Sucesiones: Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Galicia, Extremadura, Madrid, Murcia y La Rioja, así como los territorios forales. Existe un segundo grupo de territorios donde no pagan si no superan determinados límites, es el caso de Andalucía (límite de 1.000.000€ de la base imponible), Castilla y León (400.000€) o Aragón, donde los menores de edad tienen una reducción del 100%, aunque con un máximo de 3.000.000€. Cataluña regula una bonificación del 99% al 20% e inversamente proporcional a la base imponible. En la Comunidad Valenciana la bonificación es del 75%.

Para el cónyuge, los descendientes, ascendientes y adoptados de 21 o más años (Grupo II): las comunidades que, prácticamente, liberan de tributación en 2019 a este grupo son, además de los territorios forales del País Vasco (tributan al 1,5%), Canarias, Cantabria, Extremadura, Madrid, Murcia y La Rioja. Luego otras comunidades como Andalucía o Castilla y León dejan casi sin tributación a los contribuyentes con bases menores de 1.000.000 y 400.000€, respectivamente, y en Aragón la reducción es de 500.000€. En Asturias no se gravan estas herencias cuando la base imponible no supera 300.000€ y se aplica una tarifa del 21,25% al 36,50%. En Galicia la tarifa para estos familiares, además de una reducción de 400.000€, tiene tipos del 5% al 18%, muy por debajo de la estatal que llega hasta el 34%. Cataluña aplica bonificaciones decrecientes del 99% al 20% e inversamente proporcionales a la base imponible. En la Comunidad Valenciana la bonificación es del 50 por 100. En Baleares la tarifa es del 1% al 20%, aplicándose el primer tipo hasta bases de 700.000€. En Castilla-La Mancha bonificaciones del 100% al 80% (esta última para la base liquidable que exceda de 300.000€).

En caso de que el heredero sea un hermano, sobrino o primo (Grupo III y IV), encontramos que en Canarias se regula una bonificación del 100%. En Madrid se regulan dos bonificaciones: 15% para hermanos del causante y 10% para los tíos y sobrinos del causante por consanguinidad. En Galicia se regula una reducción de 300.000€ para discapacitados de Grupos III y IV. – En Cantabria la bonificación alcanza al 90% para los pertenecientes a los Grupos III y IV vinculados el causante incapacitado como tutores legales judicialmente declarados, y en Andalucía se regula una reducción de 250.000€. En varias comunidades se regula alguna pequeña reducción.

Si atendemos a las Donaciones, Cantabria fija una bonificación del 100% en los Grupos I y II; Canarias, del 99,9% y Madrid y la Región de Murcia, del 99%. En La Rioja la deducción es del 99%, o del 98 si la base liquidable supera los 500.000€. En Castilla-La Mancha se aplica una bonificación desde el 95% al 85% (a partir esta última de 240.000€). En Illes Balears solo se paga el 7% de la base liquidable. En Aragón existe una bonificación del 65%, para bases iguales o menores de 500.000€. Cataluña y Galicia han establecido una tarifa para estas donaciones entre parientes cercanos con tipos del 5% al 9%.

El impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía 2019 (novedades)

-Sucesiones: los Grupos I y II no pagan si la base imponible no supera los 1.000.000€. La tarifa aplicable a adquisiciones “mortis causa” los tramos son parecidos a la tarifa estatal (7,65% a 34%) pero se han incrementado los últimos, llegando a un marginal máximo del 36,5%.

El impuesto de sucesiones y donaciones en Aragón 2019 (novedades)

– Novedades en sucesiones:

  • Se suprime la bonificación del 65% para el cónyuge, ascendientes e hijos con base imponible inferior a 100.000€ pero, con efectos 1 de noviembre de 2018, y aumenta la reducción a 500.000€ (antes 150.000€) para los Grupos I y II.
  • Con efectos 1 de noviembre de 2018 se reduce el 70% de las adquisiciones por causahabientes distintos del cónyuge o descendientes de una empresa individual, negocio profesional o participaciones en entidades.
  • Con efectos 1 de noviembre de 2018 establece una reducción de 15.000€ para los hermanos del causante.
  • Con efectos 1 de noviembre de 2018 establece una reducción del 100% para adquisiciones por descendientes, ascendientes y cónyuge del fallecido por actos de terrorismo y violencia de género.
  • Con efectos 1 de noviembre de 2018 establece una bonificación del 65% por adquisición de la vivienda habitual del causante, si el valor de la vivienda no excede de 300.000€, aplicable para contribuyentes de los grupos I y II.

– Novedades en donaciones:

  • Con efectos 1 de noviembre de 2018 se establece una reducción del 100% de donación de dinero a hijos para la adquisición de la primera vivienda habitual o por la pérdida de la vivienda habitual como consecuencia de operaciones de dación en pago.
  • Con efectos 1 de noviembre de 2018 establece una bonificación del 65% para los Grupos I y II, siempre que la base imponible sea igual o inferior a 500.000€ (antes 75.000€).

El impuesto de sucesiones y donaciones en Canarias 2019 (novedades)

– Novedades en sucesiones: bonificación del 99,9% para los sujetos pasivos incluidos en el Grupo III (antes solo para Grupos I y II).

El impuesto de sucesiones y donaciones en Cantabria 2019 (novedades)

– Novedades en sucesiones:

  • bonificación del 100% para Grupos I y II (antes era del 90%).
  • Bonificación del 90% para los pertenecientes a los Grupos III y IV vinculados al causante incapacitado como tutores legales judicialmente declarados.

– Novedades en donaciones: bonificación del 100 por 100 para los Grupos I y II.

El impuesto de sucesiones y donaciones en Castilla y León 2019 (novedades)

-Sucesiones: el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado la modificación de la normativa tributaria para bonificar el 99% el Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre familiares directos, lo que supone su práctica eliminación

El impuesto de sucesiones y donaciones en Madrid 2019 (novedades)

– Novedades en sucesiones: Madrid fue de las primeras Comunidades Autónomas en impulsar la práctica eliminación del Impuesto sobre Sucesiones (bonificación del 99% para los Grupos I y II desde el año 2007). Novedades para 2019:

  • Bonificación del 15% para hermanos del causante (Grupo III).
  • Bonificación del 10% para tíos y sobrinos del causante por consanguinidad (Grupo III).

– Novedades en donaciones:

  • Reducción del 100%, con límite de 250.000€, por donaciones en metálico cuando el donatario pertenezca al Grupo I o II de parentesco o sea un colateral de segundo grado por consanguinidad. Elimporte deberá ser destinado la adquisición de vivienda habitual o de empresas.
  • Bonificación del 15% para hermanos del causante (Grupo III).
  • Bonificación del 10% para tíos y sobrinos del causante por consanguinidad (Grupo III).

El impuesto de sucesiones y donaciones en Navarra 2019 (novedades)

– Novedades en sucesiones: cuota resulta de aplicar un tipo del 0,8% si se trata del cónyuge (tipo cero a los primeros 250.000€) y una tarifa con tipos entre el 2% y el 16% si se trata de ascendientes o descendientes.

– Novedades en donaciones:

  • exención por la adquisición de acciones o participaciones en entidades cuando la persona adquirente y las acciones o participaciones adquiridas cumplan los requisitos establecidos para practicar la deducción prevista en el Texto Refundido de la Ley Foral del IRPF. Esta exención tendrá un límite de 20.000€.
  • Los cónyuges tributan al 0,8%, y los ascendientes y descendientes a una tarifa con tipos desde el 0,8% al 6%.

El impuesto de sucesiones y donaciones en País Vasco 2019 (novedades)

– Novedades en sucesiones: en los territorios vascos de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa las sucesiones de cónyuges, ascendientes y descendientes tributan al 1,5%, con exención de los primeros 400.000€. Para otros grupos de parentesco se regulan tarifas diferentes y aplican distintas reducciones.

– Novedades en donaciones: en los territorios vascos de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa las donaciones a los ascendientes, descendientes y cónyuges tributan al 1,5%. La base imponible coincide con la liquidable y cada territorio regula tarifas distintas según grupos de parentesco.

Publicidad:

Diferencias en el impuesto de sucesiones por comunidades autónomas

El Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones se encuentra cedido a las Comunidades Autónomas (en adelante CCAA), cuya capacidad normativa y puntos de conexión se recogen en la Ley 22/2009, de 18 de diciembre. Respecto a los puntos de conexión, el art. 32 de la citada Ley establece los criterios de exacción por territorio:

  • Adquisiciones mortis causa: residencia habitual del causante a la fecha de devengo. Entendiéndose como aquella CCAA en la que el causante residió el mayor número de días dentro de los cinco años inmediatos anteriores al fallecimiento.

  • Donaciones de inmuebles: en el territorio donde radiquen.

  • Donación de demás bienes y derechos: residencia habitual del donatario a la fecha de devengo.

Por el lado de la capacidad normativa de las CCAA, el art. 48 de la Ley 22/2009, de 18 de diciembre, establece que podrán asumir:

  • Reducciones en la base imponible para adquisiciones inter vivos o mortis causa: creación o mejora de las contempladas por la norma Estatal.

  • Tarifa.

  • Cuantía y coeficientes del patrimonio preexistente.

  • Deducciones y bonificaciones de la cuota.

  • Aspectos de gestión y liquidación del Impuesto.

Por tanto, nos encontramos ante diecisiete normativas en continuo cambio y que pueden llegar a ser muy distintas, generando diferencias significativas en materia de recaudación de este Impuesto. A modo de ejemplo, se va a abordar la regulación en materia de sucesiones a nivel Estatal, Comunidad Valenciana, Cataluña, Madrid y Asturias en materia de reducciones, deducciones y bonificaciones. Las cuestiones relacionadas con las tarifas y los coeficientes correctores en función del parentesco y patrimonio preexistente, se muestran en el documento descargable junto con supuestos de tributación.

La norma Estatal solo contempla una bonificación del 50% en cuota para causantes cuya residencia habitual estuviese en Ceuta y Melilla y una deducción por doble imposición internacional. En el ámbito de las reducciones es más flexible y se establecen las siguientes:

  • Por parentesco:
    • Grupo I.- Descendientes y adoptados menores de 21 años: 15.956,87 euros más 3.990,72 euros por cada año de menos de 21 años, con un límite de 47.858,59 euros.
    • Grupo II.- Descendientes y adoptados mayores de 21 años, cónyuge, ascendientes y adoptantes: 5.956,87 euros.
    • Grupo III.- Colaterales de segundo y tercer grado, ascendientes y descendientes por afinidad: 7.993,46 euros.

      Grupo IV.- Colaterales de cuarto o ulterior grado y ajenos al causante: sin reducción.

  • Por minusvalía:
    • Se adiciona a la reducción por parentesco. Se contemplan 47.858,59 euros si la minusvalía es igual o superior al 33%, pero inferior a 65%, y 150.252,03 euros si es igual o superior al 65%.
  • Seguros de vida concertados a partir del 19 de enero de 1987:

    • Se aplica con independencia de las dos anteriores y se establece una reducción del 100%, con un límite de 9.195,49 euros, cuando los beneficiarios sea el cónyuge, ascendiente, descendiente, adoptante o adoptado.
    • Si el seguro es colectivo o concertado por la empresa a favor de sus empleados se estará al grado de parentesco entre el asegurado fallecido y beneficiario.
  • Reducción del 95% del valor de la empresa individual, el negocio profesional o participaciones en entidades y su usufructo, siempre que:
    • Cumplan los requisitos contemplados en el Impuesto sobre el Patrimonio para considerarse exento.
    • El adquirente sea el cónyuge, descendiente o adoptado. Si no existiesen puede aplicarse cuando se transmita a ascendientes, adoptantes y colaterales hasta tercer grado.
    • Requisito de permanencia de lo adquirido durante cinco años, salvo fallecimiento del adquirente.
  • Reducción del 95% del valor de la vivienda habitual del causante, con el límite por cada sujeto pasivo de 122.606,47 euros, siempre que:
    • El adquirente sea el cónyuge, ascendientes, descendientes o pariente colateral mayor de 65 años que hubiese convivido con el causante durante dos años anteriores al fallecimiento.
    • Requisito de permanencia de lo adquirido durante cinco años, salvo fallecimiento del adquirente.
    • No es aplicable al usufructo y no se exige que continúe siendo la vivienda habitual del adquirente.
  • Reducción del 95% del valor de bienes del patrimonio histórico del Estado e historio o cultural de las CCAA y objeto de arte y antigüedades exentos en el Impuesto sobre el Patrimonio:
    • El adquirente debe ser el cónyuge, descendientes o adoptados.
    • Requisito de permanencia de lo adquirido durante cinco años, salvo fallecimiento del adquirente.

A los efectos de ejemplificar las diferencias a nivel de las CCAA mencionadas y para mayor comprensión por parte del lector, a continuación, se muestran las reducciones y bonificaciones por materias y territorios:

Asimismo, las CCAA pueden crear reducciones en virtud de la facultad que les otorga la Ley 22/2009, de 18 de diciembre, de las que se destacan:

  • Asturias: contempla reducciones del 99% para explotaciones agrarias cumpliendo una serie de requisitos y del 95% para los bienes que se destinen a la constitución, ampliación o adquisición de una empresa, con una base máxima de 120.000 €.
  • Cataluña: contempla una reducción de 275.000 euros para adquirentes del grupo II por parentesco y una reducción del 95% para fincas rusticas de dedicación forestal, bienes de interés cultural y explotaciones agrarias cumpliendo una serie de requisitos.
  • C. Valenciana: contempla una reducción del 95% para la adquisición de empresa individual agrícola en caso de cumplimiento de los requisitos.
  • Madrid: contempla una reducción del 95% por adquisición de bienes de interés cultural.

Esta situación da lugar a que se genere una gran polémica para los contribuyentes, ya que en función de donde recibas la herencia puedes tener unas consecuencias económicas muy diferentes. La gran disparidad existente entre las distintas CCAA está haciendo que haya llegado hasta el Congreso la posibilidad de suprimir el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones o al menos estudiar su armonización para reducir las enormes diferencias que hay actualmente.

Impuesto de sucesiones

¿Cuánto dejaría de recaudar cada comunidad autónoma sin Impuesto de Sucesiones y quién dejará de pagarlo?

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD) se ha convertido en uno de los principales focos de debate y confrontación entre las proclamas electoralistas de los distintos partidos que concurren a las elecciones autonómicas de este mes de mayo. Las elecciones andaluzas de final del año pasado mostraron que eliminar dicho impuesto era una de las principales bazas en las que los tres partidos de derechas —PP, Ciudadanos y Vox— se pusieron de acuerdo. El impuesto, que no se pagaba si la herencia era igual o menor a un millón de euros, fue eliminado a la primera de cambio por este nuevo Gobierno andaluz. Hecho que puede mostrar lo que ocurrirá en otras comunidades autónomas (CCAA) si la alianza de estos partidos consigue mayorías para gobernar.

Pero la eliminación de dicho impuesto, que solo afectaba a herencias de gran cuantía y dependiendo del grado de consanguinidad, también abre el debate sobre su poder distributivo y sobre los ingresos que obtiene la comunidad que lo recauda.

¿Cuánto dejará de ingresar cada comunidad autónoma?

Son muchas las proclamas para promover la eliminación de un impuesto que muchos llaman injusto, pero esos mismos partidos, que al mismo tiempo anuncian subidas en el gasto e inversión en caso de que ganen las elecciones, poco explican sobre el agujero de ingresos que dejaría la eliminación del tributo. Las Comunidades Autónomas recaudan más de 2.500 millones gracias al Impuesto de Sucesiones y Donaciones

Mediante el ISD, las comunidades autónomas (CCAA) en su conjunto han recaudado algo más de 2.500 millones de euros anuales en los últimos periodos. Exactamente 2.572 millones en 2017 y 2.535 millones en 2016, según los últimos datos del Ministerio de Hacienda. La merma de ingresos de los gobiernos autonómicos puede desbaratar los presupuestos de algunas regiones que ya de por sí no se encuentran en la mejor situación.

¿Cuánto ingresan y quién lo paga?

Andalucía

La primera batalla ganada de los tres partidos de la derecha contra este tributo ha conseguido eliminar por completo un impuesto que, en Andalucía, tenía una exención para aquellas herencias inferiores al millón de euros para los descendientes y adoptados menores de 21 años (Grupo I) y los descendientes y adoptados de 21 o más años, cónyuges, ascendientes y adoptantes (Grupo II). Para el resto de herederos con otros grados de parentesco, la reducción era hasta los 250.000 euros. Lo que significa que solo las herencias de grandes patrimonios tenían que hacer frente al pago.

La medida fiscal estrella de la derecha en Andalucía va a tener un coste en las arcas andaluzas. En 2017, los ingresos mediante el ISD en dicha comunidad ascendieron a 364,2 millones de euros, lo que supone un 2,27% de los ingresos totales de ese mismo año. Provincias como Málaga ingresaban cerca de los 90 millones de euros o 78 millones en el caso de Sevilla.

Andalucía
Fin del Impuesto de Sucesiones en Andalucía

A partir de la reforma del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, solo tributarán aquellas transmisiones patrimoniales que superen el millón de euros por cada persona receptora. Para los ingresos de la Junta de Andalucía, suponen 83 millones de euros anuales menos.

Cataluña

En Cataluña existen amplias bonificaciones según el parentesco. Estas exenciones podrán ir del 20% al 99% en relación al grado y la cuantía de la base imponible, siendo de un 99% y de una exención de hasta 100.000 euros para cónyuges e hijos de menos de 21 años, que podría aumentar hasta los 196.000 euros según la diferencia con los 21 años que tenga el descendiente. Reducción de hasta 50.000 euros para otros descendientes y de 30.000 para ascendentes.

Además en Cataluña también existen reducciones por la adquisición de bienes y derechos afectos a una actividad económica, reducciones que se aplican a las personas con la consideración legal de personas discapacitadas o para personas de más de 75 años.

Aunque esta comunidad no entra en el juego electoral del 26 de mayo, ya que no habrá comicios autonómicos allí, es de las que más tiene que perder en caso de la eliminación total de dicho tributo. Cataluña es la comunidad autónoma que obtuvo una mayor recaudación por este impuesto en 2017, alcanzando los 433,4 millones de euros en dicho año y 445,6 millones en 2018.

Comunidad de Madrid

El dominio del Partido Popular en las últimas legislaturas de la Asamblea de Madrid han llevado este impuesto casi a su exención total. Madrid se ha convertido casi en un paraíso fiscal en el que las grandes fortunas les puede salir muy rentable pasar sus últimos días. Prueba de ello ha sido el famoso caso de la Duquesa de Alba que, a sorpresa de los andaluces, resultó estar empadronada en Madrid en la fecha de su defunción y sus herederos pudieron liquidar el impuesto por unas cantidades mínimas comparadas con las que hubieran pagado en Andalucía.

Los herederos incluidos en el Grupo I y II tendrán derecho a aplicarse una bonificación del 99% de la cuota tributaria en la Comunidad de Madrid. Es decir, el cálculo del impuesto se hará de igual manera que en otras CCAA, pero, a la hora de pagar, las arcas madrileñas solo reciben un 1% de dicha cantidad.

Incluso con esa enorme bonificación, la Comunidad de Madrid ingresó 410,9 millones de euros en 2017 y 419,7 millones en 2016. La segunda comunidad en ingresos totales mediante este tributo.

Aragón

La normativa en Aragón establece una bonificación del 65% para herencias que no superen los 100.000 euros. También tiene deducciones a la transmisión de empresas familiares para personas con grados de minusvalía o para víctimas de violencia de género.

La Comunidad de Aragón ingresó 170,7 millones de euros en 2017 y 158,9 millones en 2016, siendo Zaragoza la provincia que ingresa cerca del 80% del total.

Principado de Asturias

Cuando la relación de parentesco es de Grupos I y II no se gravan las herencias de menos de 300.000 euros. Además, Asturias tiene reducciones del 99% para la adquisición de explotaciones agrarias, del 95% por la adquisición de empresas o participaciones en entidades y del 95% por la adquisición de bienes destinados a la constitución, ampliación o adquisición de una empresa o de un negocio profesional.

Los ingresos que obtuvo el Principado en 2017 fueron de 99,9 millones en 2017 y 114,2 millones en 2016.

Islas Baleares

Las deducciones al ISD en las Islas Baleares son de las menores de todo el Estado. Para los descendientes y adoptados, cónyuges, ascendientes y adoptantes la reducción será de 25.000 euros, pero se puede incrementar 6.250 euros por cada año menos de los 21 que tenga el hijo o hija heredera. La normativa balear también aplica reducciones a las transmisiones de fincas rústicas de dedicación forestal, terrenos incluidos en áreas de suelo rústico protegido, bienes de interés cultural, artístico o histórico. También contempla reducciones por minusvalía que pueden ir de los 48.000 a los 300.000 euros en función del grado.

El Govern recaudó en 2017 97,3 millones de euros y otros 76,9 millones el año anterior, aproximadamente un 1,7% de su presupuesto anual.

Islas Canarias

El impuesto en las Islas Canarias, al igual que en la Comunidad de Madrid, es prácticamente inexistente. La bonificación es del 99,9% en las herencias adquiridas por parientes y pertenecientes a los grupos I y II. Incluso con esta gran bonificación, la administración pública canaria ingreso 36,1 millones de euros en 2017 y 50,8 en 2016.

Cantabria

En la Comunidad de Cantabria, si la base imponible (la herencia menos deudas y otros gastos) a la que aplicar el impuesto es inferior a 100.000 euros, se le aplica una bonificación del 100% para los grupos I y II, y del 90 % para bases superiores e iguales a esa cantidad.

Además, para los descendientes y adoptados, cónyuges, ascendientes y adoptantes la reducción será de 50.000 euros, pero se puede incrementar 5.000 euros por cada año menos de los 21 que tenga el hijo o hija heredera.

En el periodo de 2017 se recaudaron en Cantabria 38,1 millones de euros y en 2016 otros 33,6 millones. Ese ingreso supone aproximadamente un 6,3% del total de ingresos de Cantabria.

Castilla y León

En Castilla y León existe una reducción de hasta los 400.000 euros para los grupos I y II. Además, esta comunidad tiene una reducción del 99% cuando el causante o adquirente sea víctima del terrorismo o de violencia de género.

Esta comunidad sería una de la que más podría perder en caso de que se eliminara por completo dicho impuesto, ya que en 2017 recaudó 194,8 millones de euros y otros 197,5 en 2016. Este ingreso supone cerca de un 2% del total de su presupuesto.

Castilla-La Mancha

Las bonificaciones en Castilla-La Mancha dependen de la cuantía de la base liquidable. Si es inferior a 175.000 euros, la bonificación es del 100% de la cuota tributaria. Si está entre dicha cantidad y los 225.000 euros, la bonificación es del 95% del impuesto. Hasta los 275.000% será del 90%. Se rebaja otro 5% para las cuantías hasta los 300.000 y de un 80% para los que superen esos límites.

Esta comunidad autónoma también cuenta con importantes bonificaciones en caso de minusvalía, que podrán llegar a ser del 95% cuando esta es igual o superior al 65%.

De eliminarse dicho impuesto, la comunidad podría dejar de ingresar los 70,7 millones de euros que recaudaron en 2017 o los 64,1 de 2016.

País Valencià

La bonificación en el País Valencià es del 75% para los descendientes y adoptados menores de 21 años, y del 50% para los descendientes y adoptados de 21 o más años, cónyuges, ascendientes y adoptantes. Además, las personas que hereden y tengan un grado de minusvalía igual o superior al 33%, se aplicará una reducción de 120.000 euros que se sumará a la anterior por parentesco.

El País Valencià, en donde la mayoría de los partidos políticos ya exigen una mejor financiación autonómica, sería otra de las regiones que verían su recaudación mermada ya que en 2017 ingresaron gracias a este tributo 248,7 millones de euros y otros 178,8 millones en 2016.

Extremadura

El ISD también ha sufrido modificaciones en el último año. Desde 2018, la bonificación alcanza el 99%, como en Murcia o la Comunidad de Madrid.

Antes de dicha reducción, este tributo consiguió recaudar 36,4 millones en 2017 y 42 en el periodo anterior. Cantidades que se verán fuertemente mermadas en los próximos periodos debida a la reducción realizada el año pasado.

Galicia

La reducción al impuesto en Galicia para los descendientes y adoptados menores de 21 años será de un millón de euros, incrementados en 100.000 euros por cada año que falte hasta los 21, con un límite de 1,5 millones de euros. Para mayores de 21 y menores de 25, la reducción disminuye a los 900.000 euros, menos 100.000 euros por cada año mayor de 21 hasta 24. Para los mayores de 25 años, cónyuges, ascendientes y adoptantes será de 400.000 euros. Para discapacitados con grado de minusvalía igual o superior al 65% y cuyo patrimonio preexistente no supere los 3 millones de euros, tendrán una bonificación del 100%.

En Galicia los ingresos por dicho tributo ascendieron a 127,9 millones de euros en 2017 y a 136,2 en el periodo anterior.

Murcia

La Región de Murcia, al igual que Extremadura, prácticamente ha suprimido el impuesto al incrementar la bonificación hasta el 99% en 2018. Durante 2017, el gobierno murciano recaudó 61,2 millones de euros y 65,2 en el año anterior.

La Rioja

La Rioja es otra de las comunidades que prácticamente bonifica el pago íntegro del impuesto. Para las bases iguales o inferiores a 500.000 euros, la bonificación es del 99% y solo disminuye un punto, hasta el 98%, para cantidades superiores. En los periodos 2017 y 2016, La Rioja ha recaudado 21 y 14,8 millones de euros respectivamente.

Navarra

El ISD en Navarra tiene un gravamen diferente, al regirse por el régimen foral. En sucesiones se ha aprobado recientemente una tarifa para los cónyuges con un tipo del 0% hasta 250.000 euros. La cantidad que exceda tendrá una tarifa del 0,8%. También se ha formalizado una tarifa para ascendientes y descendientes en línea recta por consanguinidad con tipos del 2 al 16%.

En la Comunidad Foral se ingresaron 43,4 millones de euros en 2017 y otros 46,3 en el año anterior.

País Vasco

El Régimen Foral que también se aplica en el País Vasco está lleno de peculiaridades y exenciones. Estarán exentas las transmisiones de fincas destinadas a explotación agrícola, forestal o ganadera que el transmitente la lleve a cabo de manera personal. También las explotaciones agrarias o de una finca rústica, en favor de un agricultor joven o un asalariado agrario. También tendrán exenciones las herencia que correspondan a las aportaciones al patrimonio protegido de la persona con discapacidad.

En 2017, el País Vasco, con todas las peculiaridades del Régimen Foral, ingresó 117,9 millones de euros y 111 en 2016, siendo Vizcaya la provincia que más ingresó con 61,2 millones en 2017.

Ceuta y Melilla

Siendo entidades locales, Ceuta y Melilla tienen estatutos de autonomía que les dan potestad sobre muchos de los impuestos como si fueran CCAA. El ISD tiene una bonificación del 99% para el cónyuge, ascendientes o descendientes. Para el resto, la bonificación será del 50%.

Fiscalidad
¿A quién beneficia la supresión del Impuesto de sucesiones?

45 En su discurso de investidura, Juan Manuel Moreno Bonilla ha anunciado la “eliminación” del Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Andalucía.

Sepa dónde le ‘crujen’ con el Impuesto sobre Sucesiones

7:34 – 9/11/2019

Las reducciones, bonificaciones y deducciones que aplican las comunidades autónomas (CCAA) sobre las herencias llevan años fomentando competencia fiscal, lo que se traduce en una reducción progresiva de la recaudación obtenida y tipos cuasi expropiatorios en algunos territorios frente a la casi exoneración en otros.

Esta competencia fiscal ha llevado a algunas CCAA como Aragón, y Cantabria a reducir lo que debe tributar la herencia entre padres e hijos en 2019. En el caso de Aragón, la rebaja media ha supuesto 100.000 euros de ahorro para los herederos, que han pasado de pagar 155.394 euros a 55.466 euros. En el caso de Cantabria, se ha pasado de pagar 14.796 euros a la exención total.

Este ejemplo, elaborado por el Registro de Economistas-Asesores Fiscales (Reaf) corresponde a un soltero de 30 años, que hereda bienes de su padre por un valor de 800.000 euros, de los que 200.000 corresponden a la vivienda.

Dentro de esta línea de competencia fiscal a la baja entre Comunidades en el ISD, ahora les toca el turno a los padres, hermanos, tíos, nueras y yernos (familiares del Grupo III). Canarias casi les libera de tributación -con una bonificación del 99,9%- y, en Madrid, tanto a sucesores como a donatarios, si son hermanos, se les bonifica en un 15% y, para tío o sobrino, es del 10%.

El caso de Andalucía

En el caso de Andalucía, tras años de ser el territorio autonómico con una tributación más elevada, el pasado 9 de abril se aprobó, vía decreto ley, el fin del tributo, con la bonificación del 99% del gravamen -idéntica a la que rige, por ejemplo en Madrid-, culminando uno de los principales acuerdos del pacto de Gobierno entre PP y Cs con el apoyo parlamentario de Vox.

La medida fiscal estrella de la derecha en Andalucía va a tener un coste en las arcas andaluzas. En 2017, los ingresos mediante el ISD en dicha comunidad ascendieron a 364,2 millones de euros, lo que supone un 2,27% de los ingresos totales de ese mismo año. Provincias como Málaga ingresaban cerca de los 90 millones de euros o 78 millones en el caso de Sevilla.

Una situación discriminatoria

En junio de 2019, las autoridades españolas pusieron fin a la discriminación de los extracomunitarios en el ISD. Hasta finales del 2014 en esas herencias con no residentes se tenía que aplicar obligatoriamente la normativa estatal, y no se podían aplicar los beneficios fiscales existentes en las diferentes Comunidades Autónomas.

El Tribunal de Justicia de la UE condenó a España mediante una sentencia de 3 de septiembre de 2014 al considerar que esa discriminación de no residentes vulneraba la libre circulación de capitales. España modificó la normativa a partir de 1 de enero de 2015, pero sólo permitió aplicar beneficios fiscales autonómicos en herencias con residentes en la UE o en el Espacio Económico Europeo, de forma que los extracomunitarios siguieron discriminados y obligados a pagar un mayor Impuesto Sucesiones y Donaciones aplicando exclusivamente la normativa estatal.

Las posturas de los partidos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en línea con las propuestas electorales del PSE, defiende «una armonización, no una homogeneización» de impuestos como Sucesiones y Donaciones (ISD), que supondría un mínimo de tributación para impedir la supresión de facto de este impuesto.

Por el contrario, el PP propone en su programa electoral la eliminación del ISD para las transmisiones entre padres e hijos y al resto de la línea descendiente, así como entre cónyuges y la eliminación del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentas (AJD) en las hipotecas de compra de vivienda habitual.

Ciudadanos, por su parte, pretende que se bonifique al 100% el ISD entre parientes directos y la armonización de los incentivos existentes, así como que haya cero impuestos en las transmisiones y arrendamientos de explotaciones agrarias y forestales. Por otra parte

Tipos confiscatorios

La patronal catalana Foment del Treball en su informe sobre el Estado de la situación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, explica que es una figura anacrónica «que grava la transmisión de un patrimonio previamente generado y, por lo tanto, bajo el sistema fiscal actual ya se ha sometido previamente al impuesto de la Renta (IRPF) por los rendimientos generados y al Impuesto sobre el Patrimonio a lo largo del ciclo vital de la renta no consumida por el contribuyente». La acumulación de ambos efectos de doble imposición económica puede tener un impacto negativo sobre el ahorro.

El Registro de Economista Asesores Fiscales (Reaf) lleva años demandando que se articule el ISD de forma que se «eviten niveles casi confiscatorios que se dan en determinadas CCAA, que incluso hacen que las renuncias a las herencias se hayan incrementado, reduciendo los tipos impositivos y ampliando los mínimos exentos.

Asimismo, demandan el establecimiento de unos tipos mínimos y máximos entre los cuales las CCAA pudiesen usar su autonomía financiera, como ya se hace en algunos de los impuestos municipales, y que se ha propuesto por la Comisión de Expertos para la reforma fiscal.

Así mismo, este grupo de expertos defiende una posición en la que esta figura exista, pero que lo haga con unos tipos bajos, o muy bajos, en familiares próximos, con mínimos exentos elevados y permitiendo un aplazamiento de su pago.

Además, considera el Reaf que los sistemas de aplazamiento y fraccionamiento actuales deberían ser más generosas en cuanto a plazos y garantías, pagando los correspondientes intereses de demora.

Deslocalizar propiedades

Como consecuencia de unos tipos impositivos por el ISD excesivamente altos, el impuesto tiene un impacto directo en la conducta económica de los individuos y la deslocalización de sus propiedades a favor de otras jurisdicciones donde no queden gravadas por el impuesto, o, en su caso, su gravamen sea sustancialmente menor.

Finalmente, un tercer factor negativo de este impuesto lo constituye su efecto sobre la liquidez de sus patrimonios, puesto que con el objetivo de proteger el ahorro familiar se establecen beneficios fiscales para sus compañías, los mecanismos de pago del ISD suelen ser poco flexibles ante la inexistencia de liquidez en la que se encuentran muchos de los patrimonios medios. Por ello, cada vez son más las Comunidades Autónomas que dejan exentos de tributar a los familiares cercanos aplicando bonificaciones.

Los inspectores de Hacienda

A la vista de estos resultados, los Inspectores de Hacienda han denunciado estas notables diferencias entre las comunidades, que provocan que «muchos contribuyentes deslocalicen su residencia para pagar menos impuestos», una situación que consideran que se debe atajar de inmediato, mediante una reforma del sistema de financiación autonómica, según se afirma en el documento emitido en el XXIX Congreso de la Asociación de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE), celebrado el pasado mes de septiembre en Zaragoza.

Los inspectores se muestran partidarios de potenciar «programas específicos de actuación para evitar deslocalizaciones ficticias de personas físicas y jurídicas» y exigen una mayor coordinación»y «corresponsabilidad» de las regiones. Porque en España, denuncian, «morirse cuesta distinto en una comunidad autónoma o en otra» y las consecuencias de los menores ingresos a través de determinados impuestos tiene consecuencias «para el conjunto de los contribuyentes».

Rechazar la herencia

Para rechazar una herencia hay que formalizar una escritura pública ante notario. En el caso de una renuncia, Si los beneficiarios de la misma no reciben directamente otros bienes del causante, deben tributar exclusivamente por la adquisición de la parte renunciada, aplicando el coeficiente que corresponda a la cuantía de su patrimonio preexistente y a su parentesco con el causante, excepto en los casos en los que el renunciante tenga señalado un coeficiente superior.

Un dato importante, es que se rechaza o acepta una herencia en su totalidad, no puede renunciarse solamente a una parte. Si se renuncia en beneficio de algún familiar específicamente, la Administración Tributaria lo considerará como una donación, que tributará por este mismo Impuesto.

Finalmente, en casos especiales, como el de los menores de edad, se puede aceptar la herencia a efectos de inventario, pagando las deudas existentes con los bienes de la propia herencia.

Tensiones en compraventas

Caso contrario a lo que ocurre con el ISD, en el caso del otro gran impuesto autonómico, el de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP y AJD), se están produciendo subidas casi generalizadas de tipos, excepto en Canarias, Madrid y territorios forales, se van suprimiendo los beneficios fiscales de las escrituras de préstamos con garantía hipotecaria.

Otra excepción es la de Galicia reduce el tipo para la compra de viviendas rurales habituales al 5%, el más bajo de todas las comunidades autónomas. Además, esos presupuestos anuales garantizan la continuidad del programa de impuestos cero para adquirir parcelas en las zonas menos pobladas.

La realidad es que la recaudación del ITP-AJD aún no ha recuperado los niveles recaudatorios obtenidos en 2007, a pesar del repunte del sector inmobiliario.

Entidades

María Jesús Montero

Ministra de Hacienda

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *