IKEA online mallorca

Estos días nos hemos cansado de leer en prensa nacional y medios especializados en economía la revolución que implica la supuesta tienda online de IKEA. Presuntamente el servicio está disponible sólo en Valencia y Bizcaia y, aunque yo no vivo en ninguno de los dos sitios, entusiasmada con la noticia de que pronto se extenderá al resto de España, me he puesto a investigar y la verdad, me he decepcionado un poco por varias razones.

Para empezar, tanta novedad no es porque en realidad hace tres años que IKEA tiene en muchas tiendas de España servicio de venta a distancia. Pero bueno, ese servicio sólo permite comprar en una tienda determinada y el proceso es bastante complejo, así que he pensado que la palabra online mejoraría mucho el sistema, pero va a ser que no… Lo primero que hace sospechar que algo no va bien es que, aunque sí ha salido en prensa, en la portada de su web no hay ni rastro del asunto del online, sólo, si entras en la tienda en cuestión, aparece algún aviso discretito.

Online y a distancia, los mismos perros con distintos collares

En la imagen sobre estas líneas tenéis la explicación de la venta a distancia del IKEA de A Coruña, ya sé que está en gallego, pero yo os traduzco. La web explica que con este servicio, disponible en muchas tiendas desde 2013, IKEA está más cerca de nosotros.

Podemos navegar entre los productos de la tienda, hacer una lista de compra y esa lista de compra hay que guardarla en formato pdf en el PC. Después hay que darse de alta en la plataforma de venta a distancia y crear una cuenta de usuario para enviar esa lista. Luego ellos te envían un presupuesto para que pagues y después de confirmar todo vuelven a contactar contigo para ver si vas tú a buscar la compra o si te la traen ellos a casa, en ambos casos hay un coste, si recoges 19 euros, si es transporte ya depende de la zona y de la compra pero de 50 euros para arriba… Conclusión: un desastre. Complicadísimo y carísimo, si tengo que hacer todo eso claramente me compensa más ir directamente a la tienda más cercana.

Pero esto es a distancia, ojo, lo que yo pensé que el online mejoraría… Analizando aspectos uno a uno, veo que la cosa mejora poco o muy poco porque con el nuevo sistema de venta online, versión 1.0:

  • Siguen sin estar disponibles todos los artículos de IKEA, hay varias excepciones como: plantas, textiles, encimeras, muebles a medida, alfombras, artículos en los que la referencia no cambia con el color…

  • El Click & Collect cuesta 16 euros en la versión online de Valencia y Bizcaia, 3 menos que la venta a distancia en A Coruña… algo es algo, pero que me sigue pareciendo excesivo si el cliente va a ir a la tienda a recoger el artículo.

  • Aún cuando se extienda a más ciudades, seguirá excluyendo a Ceuta, a Melilla y a las islas, así que nacional tampoco va a ser del todo.

  • Los precios de entrega a domicilio siguen siendo los mismos, de entre 55 y 205 euros para cualquier compra de hasta 1500 euros.

  • Si compras online no puedes contratar montaje, ni desmontaje, ni retirada… ningún servicio adicional, eso solo en tienda o punto de recogida.

En definitiva lo que cambia es el nombre del sistema y que la lista ya no va a ir en pdf, bueno, eso al menos es un buen avance…

Para aprender a comprar hay que hacer un máster

En la imagen sobre estas líneas tenéis la explicación del proceso de compra online en Valencia. Yo creo que lo siguiente será que oferten cursos de formación en tienda sobre como hacer la compra online, porque ya veis que son unos cuantos pasos. Interesa destacar el hecho de que tienes que seleccionar tu tienda para ver si hay stock, es decir, que no estás comprando en una tienda online, sino en tu tienda pero desde casa, o sea, exactamente lo mismo que ya podías hacer hace tres años, pero sin generar un pdf y pudiendo confirmar el pedido de un modo algo más rápido…

Añadir además que hay otras sorpresas como que sólo se puede pagar con tarjetas VISA o MasterCard, nada de PayPal y esas modernidades que la versión aún es 1.0, y tan 1.0, hay que reconocer que con el nombre de la versión sí han acertado.

Las tarifas de transporte no son low cost ni de lejos

Lo de las tarifas de transporte es lo que menos sentido tiene. Ya sé que las comparaciones son odiosas, pero también inevitables y claro todos hemos comprado online en alguna gran cadena comercial española o en alguna tienda de comercio electrónico multinacional con envío gratuito o simbólico de poco más de 5 euros. Aquí lo más barato son 55 euros de envío, si tienes la suerte de vivir tan cerca de IKEA que realmente ya no te compensa que te lo traigan, que vas tú y llegas en un visto y no visto.

Estoy totalmente segura de haber hecho compras, directamente al extranjero y haberlas recibido en mi casa, en tiempo récord, por mucho menos dinero. Y apuesto a que muchos de vosotros también…

Si lo voy a recoger, ¿también tengo que pagar?

Como ya hemos comentado, hasta por ir a recoger tienes que pagar 16 euros. Que yo entiendo que alguien tiene que ir al almacén coger tus cosas y llevarlas al mostrador en cuestión para que tú las recojas ya juntas allí y que te ahorras el recorrido por toda la tienda, pero, corregidme si me equivoco, pero creo que no conozco ninguna otra empresa que cobre por Click&Collect, de hecho en las pizzerías si te animas a ir tú a recoger suelen regalarte algo o hacerte más descuento.

Resumiendo yo diría algo como: ‘IKEA, tenemos que hablar, empecemos por definir qué es una tienda online…’. Tampoco pido tanto, pero: un sistema de compra más sencillo; un stock centralizado o multitienda como mínimo; un Click&Collect gratuito; una entrega a domicilio más ajustada en precio, por ejemplo, para pedidos de entre 200 y 600 euros, que son muy habituales; posibilidad de contratar cualquier otro servicio extra también en el online; más métodos de pago y alguna cosa más, pero como mínimo esto para empezar a hablar de Tienda online.

Yo espero que cuando la tienda online ya pase a versión 2.0 todas estas características estén ya incluidas, en caso contrario, mejor mantener el nombre de venta a distancia que se ajusta mejor a la realidad y siendo conscientes de que en la mayoría de los casos, en estas circunstancias, seguirá compensando más comprar en tienda física. Que a lo mejor la clave está en que IKEA prefiere que vayamos a la tienda… Si es así, entonces ya me callo.

Más información | IKEA
En Decoesfera | ¡Extra! ¡Extra! El catálogo de IKEA 2017 ya está online en su versión para EEUU

Cómo comprar online en Ikea: opiniones y análisis de su nuevo eCommerce

Cómo comprar online en Ikea: opiniones y análisis de su nuevo eCommerce 6.8Nota Final Diversidad del catálogo8.3 Precios9.1 Bajos costes de envío 2.1 Cortos plazos de entrega6.3 Confianza8.3 Puntuación de los lectores 4 Votos2.1

Ikea, el gigante sueco de los muebles low cost ha decidido dar (por fin!) un paso adelante en su estrategia y dejar el deshonroso listado de los grandes nombres de la distribución que todavía no tienen eCommerce (como Lefties o Primark) o que lo tienen, pero en una versión desconcertantemente pobre y descuidada (como Mercadona). Todo un cambio estratégico que hace que ya puedas comprar online en Ikea en España, y que fortalece el músculo cada vez más potente del eCommerce español.

Ya puedes comprar online en Ikea en España, peeero…

Ikea España acaba de dar su primer y decidido paso en el mundo de la venta online anunciando el lanzamiento de un eCommerce que está destinado a convertirse en una de las grandes referencias del sector en nuestro país. La web está diseñada para interactuar y cuenta con perfiles en Twitter, Facebook, Instagram, Linkedin, Youtube, Pinterest y Spotify.

Algo así como un embrión de lo que será en un futuro, y que por el momento cuenta con funcionalidades limitadas. Aún así, la primera consulta que tendrás que hacer es la zona de España donde quieres realizar la compra. Podrás optar por la España Peninsular, Canarias o Baleares. Eso sí, puedes elegir entre comprar online o recibir el pedido en tu casa. La tienda de Pamplona consta como punto de entrega para estos menesteres.

Los clientes online de la compañía en nuestro país optarán por estas dos opciones para recibir sus pedidos. Eso sí, comprar online en Ikea no es precisamente una actividad low cost. Con un coste de recogida en tienda asombrosamente caro (16 euros) y unos costes de envío a domicilio realmente prohibitivos (a partir de 55 euros y subiendo, en función del importe de compra).

Los pioneros de este eCommerce van a tener que ser muy fans de la marca para comprar y tener paciencia. Eso sí, un punto fuerte para Comprar online en Ikea es el plazo de devolución, de 365 días, que te permite ganar flexibilidad. Esta ventaja no la tienen muchas compañías del sector, en especial cuando son precios accesibles.

Cómo comprar online en Ikea

Cómo te contábamos, por ahora el proceso para comprar online en Ikea es engorroso y no resulta especialmente atractivo, dado su diseño simple. Dadas las limitaciones anunciadas, no es sencillo saber cómo acabará un impronunciable colchón, somier o mesa Askholmen llegando a tu carrito de compra.

De una forma esquemática:

1. Debes entrar en la web de Ikea

2. Elegir el área geográfica de la Península,

3. Elegir el producto que quieras y añadirlo a la lista de compra. 4. Seleccionar la tienda y código postal al que perteneces

5. Elegir la forma de recogida

6. Pulsar comprar y… esquivar un pop-up sobre la Tarjeta Ikea

7. Rellenar todos los datos 8. Contener la respiración ante los gastos de envío (que solo se revelan en ese momento) 9. Comprar (definitivamente)

Otro elemento que has de conocer es que los precios en el servicio Click & Collect varían y si lo normal son 16 euros, en Granada ascienden a 29. Te recomendamos que asumas que te puedes llevar sorpresas desagradables. Eso sí, siempre estás a tiempo de echarte atrás antes de abonar el producto porque sabrás cuánto tienes que pagar.

Tienda online Ikea: conclusiones

Si somos críticos con este eCommerce es porque se trata de Ikea: un gigante mundial de la distribución. Ikea en el eCommerce es una gran noticia para el sector en nuestro país: teniendo en cuenta la legión de fans de la marca sueca, es bastante probable que la propagación del hábito de comprar muebles online se acelere, y enganche a nuevos clientes… para beneficio de todas las marcas.

La página ha tenido un rodaje y podemos decir que, aunque tiene que cambiar su política de envíos, tiene más opciones. Lo lógico es que, en los próximos meses, siga puliendo detalles.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Antes de comenzar con este “pequeño” post contando mi experiencia con IKEA, quiero resaltar varias cosas: No, no soy hater de empresas. No, no soy el típico que me encanta criticar cualquier cosa, ni voy en contra del capitalismo salvaje ni nada por el estilo. Los errores ocurren y las empresas se equivocan, por supuesto, es por eso que una buena empresa tiene que trabajar con los errores, mitigarlos y evitar que vuelvan a producirse.

Yo era un enamorado de IKEA, así es, me flipaba IKEA, incluso escribí un post hace unos meses, donde explicaba la verdadera razón del éxito de Ikea, la buena relación que han conseguido con sus clientes, su gran comunicación emocional, y el trabajo de fidelización tan importante que llevan a cabo, hasta darles la condición de LoveMark, (palabras mayores) La lealtad más allá de la razón. TODO MENTIRA, es mi opinión, al menos en Ikea España, todo es MENTIRA, se trata de un buen marketing y poco más. La comunicación interna de la empresa es nula, la atención con el cliente es pésima y sus servicios son de muy dudosa calidad.

  • Pero Álvaro, ¿Cómo puedes ser tan drástico?

  • Créeme, puedo serlo. He vivido yo mismo una situación absolutamente inaudita que escapa de cualquier comprensión.

De verdad, “La república independiente de tu casa”, se puede convertir en “el infierno de tu puta casa”. Perdón por la expresión. Intentaré que no vuelva a ocurrir. Pero no prometo nada. Puedes seguir leyendo. Estás avisado.

Si estás leyendo esto, créeme, huye de IKEA si estás a tiempo, pero corre en dirección opuesta y lo más lejos posible, escóndete en cualquier lugar, y apaga la televisión cada vez que escuches la palabra Ikea. No hay duda, si me lees, te explicaré porque considero que Ikea es una mierda, así es, una mierda pinchada en un palo.

Bueno, os pongo un poquito en contexto, mi novia Marta y yo, nos vamos a casar el 16 de Junio de 2018, podéis dar la Enhorabuena en los comentarios… jeje :).

En fin, nos pusimos a reformar un piso familiar situado en Granada Capital, y ya sabéis, los típicos coñazos, peleillas, “eso no iba ahí”, “eso no me gusta”, “esto está hecho mal”, etc. Pero nada comparado con la lamentable experiencia que he tenido con la empresa sueca.

Situación: Piso casi terminado, algunos retoques, y sólo la falta de amueblar algunas cosillas. Así que decidimos ir a IKEA, para comprar algunas cosas, alguna cómoda, armario, silla, algún mueble, y poco más.

Como ya sabréis, en Granada no hay Ikea, y (espero de verdad que no haya nunca), así que el miércoles 15 de Noviembre de 2017, Marta y yo pedimos un día en nuestros trabajos y viajamos a Málaga a pasar el día en Ikea y disfrutar de la experiencia. Ya el día, fue mal, las famosas albóndigas me sentaron como una patada en los cojones, y nos fuimos poco después de comer. Pasamos unas 6 horas en ikea aproximadamente, y compramos casi todo lo necesario, excepto un armario que no vimos, y que no pudimos consultar a nadie, ya que para hablar con la persona encargada de la sección había una cola importante.

– De verdad Ikea, tanta comunicación, tantos anuncios, y tanta república independiente, pero si ponéis algún trabajador más para atender a los clientes no pasaría nada. Pero bueno esto no es importante.

16.30, ya en caja, pagando artículos y nos dirigimos a un mostrador de IKEA, para que nos lleven los artículos a casa y nos monten algunos de ellos. Quiero resaltar que se trataba de un mostrador de IKEA, no de cualquier empresa externa de transporte, era de IKEA. A quien subcontrate Ikea para realizar ese servicio no es nuestro problema, ni el de ninguno de los clientes que allí compran. Allí “todo bien”, después de una cola también enorme, y coger número como en las pescaderías, una chica muy amable nos atendió y nos dio la opción de que se hiciera la entrega el sábado día 18 de Noviembre. (Horario de 10.00 a 14.00). (Un pequeño inciso para destacar la dificultad de este trámite cuando te estas cagando de manera importante y te encuentras realmente mal.)

La experiencia en Ikea, aunque fue mala, ya había terminado y solo quedaba esperar el pedido. Aquí empieza el verdadero infierno.

PRIMERA CITA: Sábado 18 de Noviembre de 2017.

A las 10 de la mañana del sábado allí estábamos, y aunque Marta trabajaba se cogió la mañana para estar en el piso los dos y esperar los muebles. Mencionar que ni siquiera nos dieron la opción de que el transportista nos llamase antes de llegar, os recuerdo que se trata de un piso frío y vacío, no es demasiado cómodo esperar 4-5 horas hasta que se presenten. Pasan las horas, y nadie llega, ningún aviso, sobre las 13.30 aproximadamente llamamos a IKEA: “En estos momentos hay más de 20 personas en cola, espere o llame más adelante”: Esto pasa siempre que llamas a IKEA, o solo hay 2-3 telefonistas en el call center, o les llaman amigos y familiares para ver cómo va su jornada laboral.

Esperamos, y por fin conseguimos hablar con otra chica muy amable. Hace varias comprobaciones, y finalmente nos dicen que lo sienten, que no van a poder entregarnos ese día el pedido. Toda la mañana perdida y trabajo sin atender, aunque bueno, nos ofrecen la devolución de 39€ en concepto de transporte por no haber podido ir el día acordado. Eso sí, no fueron rápidos precisamente en la devolución y hasta el día 5 de diciembre no la gestionaron:

¿De verdad no es posible avisar al cliente con anterioridad si no se va a poder entregar el pedido el día acordado? ¿Cómo es posible que tuviéramos que llamar nosotros, y que en IKEA, no supieran nada de primeras? ¿Esto pasa con alguna empresa del mundo? Bueno, puede pasar, ya que un error lo tiene cualquiera, al menos nos devolvieron el dinero del transporte y nos dieron una segunda cita lo antes posible y la promesa de que no volvería a pasar. Lo entendemos, los errores ocurren, el trato de la chica fue amable. Así que esperar a la segunda cita y a otra cosa mariposa.

SEGUNDA CITA: LUNES 27 DE NOVIEMBRE 2017.

Elegimos este día porque nos venía mejor y al ser un lunes, nos confirmaron que no habría ningún problema. Horario: el mismo, de 10.00 a 14.00.

  • “Los transportistas no llaman. Si no estás, se van” Palabra de IKEA España.

Marta se cogió otro día, tenían que llevarnos una cama, y también tenían que finalizar un par de cosas de la obra, así que lo juntamos todo en ese mismo día. La cama la compramos en “Blesa Descanso” una tienda de Granada, que nos atendieron genial, y nos llevaron la cama el día que habíamos elegido. FLIPA.

Esa mañana por allí apareció todo el mundo, adivinad quién no, efectivamente IKEA, no dieron señales de vida en toda la mañana. La hora de comer, nueva llamada a ikea, 20 personas en cola, llamada cortada. Por la tarde lo intentamos, y a eso de las 19.00 de la tarde conseguimos hablar con ellos, ¡ni una sola llamada en todo el día! Otra vez lo mismo, “que lo sienten mucho, y que la empresa de transportes le estaba dando problemas…” ¿En serio? ¿No sabéis gestionar un servicio que ofrecéis y le echáis la culpa a una empresa de transportes? ¿Yo he comprado algo en una empresa de trasportes? NO, lo he comprado en Ikea, y ya van dos días perdidos. Al margen del pésimo trato, ni una sola llamada, ni un solo aviso. Si compras cualquier cosa en la tienda más oculta de Sri Lanka, estoy seguro de que el pedido llega antes y además son más formales. Bueno tenemos una nueva cita. Lunes día 4 de diciembre.

Ya van dos citas perdidas, aun así decidí el 29 de Noviembre, comprar de nuevo en IKEA, esta vez online, el armario que nos gustaba, en la compra online no tienes la opción de montaje, pero si te lo pueden llevar a domicilio. Me dejé llevar y compré el armario para que nos lo llevaran y ya lo montaríamos nosotros por nuestra cuenta. Día de la entrega, sábado 2 de Diciembre.

TERCERA CITA: SÁBADO 2 DE DICIEMBRE. Pedido Online.

Una nueva cita con ikea, esperando el pedido online, sábado 2 diciembre horario de 14.00 a 18.00. Pantallazo de lo que ponía el email, mención especial la última frase. Me parece un descojone:

Podéis adivinarlo. No apareció nadie y tampoco avisaron. Esta vez no había ni que montar nada. Pero da igual. Tampoco vino nadie, ni se dignaron a darnos ninguna solución. Es la comprobación evidente del servicio tan pésimo que tiene una empresa como IKEA.

CUARTA CITA: LUNES 4 DE DICIEMBRE

Volvemos a nuestro primer pedido, horario de 10:00 a 14:00. Todo el día esperando, y nada que tampoco vienen. Esto ya estaba pareciendo una broma de la televisión. Yo vivía asustado de que apareciera alguien con un ramo de rosas y la canción de Inocente-Inocente.

  • ¡Álvaro que era todo broma! Una broma sin ni puta gracia, pero broma!

  • ¿En serio? ¡Como sois! Lalalalala

No, nada de esto es broma, todo lo contado aquí es cierto al 100%, no miento en absolutamente nada. No vinieron, y los mismos pasos que en días anteriores. Otro día perdiendo trabajo, mucho tiempo y salud, porque el estrés y los malos ratos nos han costado años de vida seguro.

QUINTA CITA: JUEVES 7 DE DICIEMBRE.

En esta nueva cita, tras hablar con ellos un par de días antes, y no poder asegurarnos que podrían llevarnos los dos pedidos, y como la cita era justo en medio del puente de la Inmaculada, decidimos posponerla. Nos llamó otro chico, también muy amable y nos confirmaron que el miércoles día 13, podrían llevarnos los dos pedidos y que además nos montarían el armario por las molestias ocasionadas. – ¡Joder que detallazo! (nótese la ironía).

SEXTA CITA: MIÉRCOLES 13 DE DICIEMBRE.

Horario estimado de 10.00 a 14.00. Justo la tarde del día anterior, una chica contactó con nosotros, para confirmarnos la entrega al 100% y que habían contratado otra empresa de transportes diferente para que se realizara el servicio sin incidencias.

Esta vez le tuvimos que pedir a mi cuñado Pablo que se quedara en el piso desde las 10.00 de la mañana, para esperar a IKEA, esta vez parecía la definitiva.

  • Álvaro, no te creo, ¿Se trataba de una sexta cita y hubo alguna incidencia?

  • Pues sí, entiendo que parezca el guion de una película de Almodóvar, pero es la vida real, y no hubo una incidencia, hubo varias.

11.07 de la mañana: Llamada del Transportista de Ikea. Primero me pone excusas de que tiene mucho trabajo y que no sabe cuándo va a poder llegar, además me pregunta que es lo que tiene que montar. ¡Ni siquiera lo sabía! De juzgado de guardia. Le hago ver con un tono un pelín enfadado que el hecho de que tenga mucho trabajo no es asunto mío, es mi sexta cita con ellos, y me habían confirmado que se entregaría mi pedido de 10:00 a 14:00, por otro lado le explico que tienen que montar TODO, que así me lo habían confirmado días atrás desde IKEA. Me comunica que no tiene constancia de que tengan que montar el armario y que llamaría a IKEA.

11.23 de la mañana. Llamada desde IKEA. Transcripción de la conversación:

  • Hola Álvaro, me comunica el transportista que le has dicho que te tienen que montar el armario. Pero eso no lo has pagado, ¿no?

  • ¿Estáis en serio? ¿No tenéis un CRM, donde podáis ver todas las incidencias que llevo en el último mes? ¿Después de 6 citas, me llamas como si me hubiera inventado el montaje de un armario? ¿Qué clase de comunicación tenéis en vuestra empresa, que no sabéis que un compañero vuestro, me confirmó el montaje de todo y la entrega del pedido hoy por la manaña?, y encima el transportista ya me estaba poniendo pegas de tiempo.

  • Ah Vale! disculpa, no sabía que le habían confirmado el montaje, es cierto que tenemos apuntadas varias incidencias. Voy a llamar de nuevo al transportista para que deje todo montado.

  • Pero, ¿van a llegar a la hora acordada? Es decir, ¿antes de las 14?

  • Si, no se preocupe, ya van para allá.

  • Ok Muchas gracias.

13.18 de la tarde, escribo en twitter, ojo pantallazo:

Como se dieron cuenta de que no venían ni de coña antes de las 14.00, me escribieron, por mensaje privado a las 13:57, con la clara intención de seguir la conversación por privado. Ojo, al siguiente pantallazo:

¿Cómo es posible que una empresa como Ikea, no sea capaz, ni de saber una hora estimada de entrega? He comprado cientos de artículos con Amazon o con otras empresas y jamás he tenido el más mínimo problema. ¿No hay absolutamente nadie en IKEA trabajando que sea capaz de gestionar y solucionar una incidencia de tantos días y tan grave? La única respuesta es: – “Lo sentimos, no tenemos ni puta idea de cuándo va el transportista.” (Por favor, aquí hagamos un parón, y demos un fuerte aplauso al CM de @IkeaSpain) Ole sus cojones, no sólo no ofrece ninguna solución, si no que me dice claramente, que no tiene ni puta idea de nada. ¡Muchas Gracias! Por supuesto no volvió a contestar, se escondió en algún lugar de la oficina, espero que algo colorado y avergonzado.

15.30 de la tarde, llamada del transportista. “Lo siento mucho, tenemos mucho follón, nos hemos tenido que pelear con “Pantoja” (parece ser otra empresa diferente de transportes) para poder conseguir tu pedido, calculo que en 3 horas estaremos por allí.

Llegado a este punto, ya nos da igual todo, simplemente impotencia, de que te traten así, de que se rían literalmente en tu cara, de que les importe una mierda, tu vida, tu tiempo o los problemas que puedan ocasionarte con su pésimo y lamentable servicio. Y lo que es más importante, la nula capacidad de solventar un problema, si yo fuese Tolga Oncu, (director general Ikea Ibérica), habría ido yo personalmente con mi coche, a llevar y montar el pedido con mis propias manos. Aunque sea por simple decencia profesional.

19.00 de la tarde. Llamo de nuevo al transportista, me comunican que tardan 1 hora más. Que lo vuelven a sentir.

20.30 de la tarde. Llamo y que ya están llegando. Que cual era la dirección exacta. Flipante de verdad.

21.30 de la noche, subida de los primeros artículos.

22.30 de la noche. Que ya es muy tarde y mejor cerrar otra cita para montarlos.

Un día al completo perdido, y mis muebles sin montar. La palabra que estáis buscando es ALUCINANTE.

Un mes después, hago balance y sólo recuerdo, dolor de estómago, diarrea de albóndigas, colas interminables, llamadas sin respuesta, pérdidas de tiempo, peleas y disgustos con unos y con otros, malos ratos, días perdidos, horas de trabajo perdidas, y una sensación de impotencia día tras día.

Os parece normal, ¿qué pagues un servicio, y se cometa tal abuso? Dónde están los derechos del consumidor. Seguramente habrá que dejarlo en manos de abogados, pero ¿Para qué?, al final siempre es igual, ellos ganan y tú pierdes. Sólo nos queda, avisar y avisar, y recomendar a amigos y familiares y cualquier persona que lea esto, que sea consciente del servicio que ofrecen en IKEA, y que tengan mucho cuidado.

La historia continua, pero ya da igual. Simplemente me arrepiento con todas mis fuerzas de haber comprado en IKEA, y de verdad si puedes evitarlo, no cometas el mismo error. Hay sitios mejores, no te dejes llevar por esos céntimos más baratos, al final, uno no sólo compra un armario, compra un servicio, compra tiempo y compra vida!

Al final, no se sabe cuándo conseguiré mis muebles montados, y puede que hasta queden bien. Pero ¿a qué precio? De verdad que todo lo pasado no lo compensa un armario bonito, o una cómoda preciosa. Cada vez que los vea, me recordarán la lección, NUNCA JAMÁS COMPRES EN IKEA.

He pasado a IKEA, de LoveMark a HateMark, Y uno piensa ¿esto me pasa a mi nada más? Con sólo ojear un poco twitter, te das cuenta que pasa y mucho, pero ellos siguen haciendo caja y pasando del cliente. Algunas opiniones de ikea en twitter:

No hace falta el número de pedido para saber qué ha sucedido: lo sabéis de sobra. Engañais dando fechas falsas que no se cumplen. A mí me dijeron el Ikea San Sebastián de los Reyes que son tantas las reclamaciones que tardais 3 meses en decir un lamentable ‘lo siento’ 😬

— Kitos, el agreste. (@kitosotik) December 12, 2017

PENOSO SERVICIO DE TRANSPORTE Y MONTAJE DE #ikea @IKEASpain que por cierto no es gratis ni mucho menos barato. Esperando desde las 14:00 y les resulta imposible localizar al transportista? Lamentable

— Patricia de la Rosa (@prosagui) December 12, 2017

A mi me hicieron lo mismo en el IKEA de Valencia, puse reclamación, mandé mail, etc.. Nada de nada, recibí una carta certificada diciendo que tenían el servicio subcontratado y no se hacían responsables.Resultado, nunca más he vuelto a contratar el servicio de montaje. Lamentable

— José Marqués (@jomarlle) November 17, 2017

Llamar al servicio de atención al cliente de @IKEASpain y que no te ayuden es ya lo habitual. En #ikea no hace caso a sus clientes. Lamentable servicio

— Gregorio Molero (@gmolero) December 12, 2017

He llamado yo, sólo pueden poner una incidencia, y me llamarán en 24 – 48 horas para concertar nueva entrega. Lamentable @IKEASpain

— Verónica Martínez (@Veronica71181) December 3, 2017

Reseña de Google sobre IKEA escrita por José Fernando Díaz Ruiz (Chefer) @IKEASpain DECEPCIÓN, ENGAÑO ABSOLUTO EN EL SERVICIO DE COMPRA DE SOFÁ. Experiencia como cliente lamentable. https://t.co/wZBonCPVfR

— Chefer (@cheferJF) December 1, 2017

El teléfono de (des)atención al cliente de @IKEASpain es desesperante. Y el servicio de Transportes Pantoja lamentable (ahora entiendo porque no están en redes sociales).

Me servirá de ejemplo en clase sobre lo que no se debe hacer. #AsíNoSeVende.

Mi última compra en Ikea.

— Pedro Jesús Cuestas Díaz (@PedroJ_Cuestas) December 1, 2017

Pues sinceramente yo era muy fan de ikea. Habéis perdido una clienta. Lamentable el servicio que ofrecéis

— Fabiola (@piccolocapricio) November 26, 2017

@IKEASpain Lamentable el servicio de montaje y transporte de armarios de Ikea Alcorcón. Varios plantones, olvidos,daños en mi casa…Penoso!

— Elisabeth Oliva (@_ElisabethOliva) October 25, 2017

Esto son sólo algunos ejemplos de las últimas semanas que he visto por twitter, haciendo la simple búsqueda en twitter “Ikea Lamentable”. Sin duda, son cientos, incluso miles, los afectados por este servicio tan pésimo.

Amigos de Ikea, un simple consejo, si no podéis gestionar un servicio, y no disponéis de profesionales competentes para darlo, mejor no hagáis nada, porque estáis jodiendo a muchas personas. Y nuestro tiempo vale como mínimo lo mismo que el vuestro.

Son cientos los sitios con opiniones como la nuestra, no es algo de un día. En esta web, podéis ver opiniones de ikea reales, y en todas las redes sociales. (En facebook han quitado la pestaña de Opiniones) qué listos son.

En un futuro lejano. CITA 565, AÑO 2024

Seguimos sin muebles, hoy tampoco han venido, pero nos atendió una chica muy amable…

Al final sólo nos queda reírnos… Y recuerda si vas a ir o estás en IKEA, ¡CORRE! ¡HUYE!

Cómodas

Cómodas donde cabe todo y antivuelco

Los más pequeños de la casa nunca ven el peligro, por eso los mayores debemos extremar las precauciones. Los muebles de almacenaje en general y las cómodas en particular tienen riesgo de vuelco. Para evitar males mayores conviene fijar la cómoda a la pared con el dispositivo antivuelco que incluye. Según el tipo de pared que tengas necesitarás un tipo de herraje u otro. Además para prevenir que tu hijo sufra ningún percance, ve a los productos en seguridad infantil y protege esquinas, enchufes y ventanas.

Cómodas blancas y de todos los colores

En el diseño de nuestras cómodas también interviene el uso de recursos naturales de forma responsable. El algunos modelos, al menos el 50% de su peso, está fabricado con materiales renovables. Pero queremos ir más allá, en 2020, queremos que toda la madera que utilizamos proceda de fuentes más sostenibles con certificación o recicladas. Si tú también eres responsable con tu entorno, te proponemos plantar tu propio huerto de interior y hacer tu huerto de productos locales. ¡Viva el cultivo en casa!

Las tiendas de Ikea en Canarias y Baleares se parecen bastante a todas las demás de España. Tienen sus letras amarillas sobre un fondo azul, venden estanterías Billy y los muebles van en cajas para que los monte el comprador. Pero tienen algo que las distingue de todas las que están en la Península: aunque la marca es propiedad de la multinacional sueca, en esas tiendas la gestión la controla una familia desde hace casi 40 años.

Corría el año 1981. España se encontraba inmersa en la transición tras la muerte de Franco y los televisores y las radios hablaban del golpe de Estado de Tejero. El Ford Escort era el coche de moda y McDonald’s desembarcaba en España. Ese mismo año, la cómoda Malm y la mesa Lack entraron en los hogares de muchos vecinos canarios.

En 1981 la firma sueca inauguró su primera tienda en Gran Canaria y dos años después en Tenerife. Una década más tarde también abrió en Mallorca. A diferencia de las que se abrieron a mediados de los noventa en la Península, Ikea llegó a ambos archipiélagos en forma de franquicia. Hace 40 años, la familia sueca Alm solicitó una licencia de franquicia al grupo de muebles. Este vio una manera de experimentar el nuevo modelo de negocio y de probar en las islas estrategias de mercado que después se implantarían en las tiendas propias.

La fórmula de los muebles funcionales que pueden ser montados por uno mismo funcionó. Y por eso después de Canarias, en 1991, la marca se implantó en Baleares con una tienda en Mallorca de la mano de los Alm. Tardó cinco años más en llegar a la Península. “IKEA llegó a España en 1996 con sus tiendas de Badalona y Alcorcón”, explica el grupo en sus últimas cuentas anuales. El grupo cuenta con 16 grandes almacenes en la Península y una tienda temporal en el centro de Madrid.

El matrimonio formado por Anders y Ulla Alm son los que han dirigido durante décadas las franquicias de las islas bajo la marca Sarton Canarias, un negocio al que también está vinculada su hija Carlotta. “Esta sociedad es titular de la franquicia de las tiendas IKEA en Gran Canaria, Tenerife, Palma, Lanzarote, República Dominicana y Puerto Rico”, explica en sus cuentas anuales.

La familia Alm son muy discretos y “exigentes laboralmente”, dicen quienes han trabajado con ellos. Tienen casa en Mallorca, donde pasan largas temporadas y reside su hijo Fredrik, el más conocido de la familia porque se casó en 2004 con la que fuera miss España Juncal Rivero. El matrimonio fue fugaz y duró apenas dos años.

Los Alm vieron el negocio hace casi 40 años ante la proliferación de segundas residencias en manos de europeos en las islas y la emergente clase media que demandaba nuevos productos. En Palma compraron el local en el que se ubica la tienda. El negocio creció y la tienda fue reinaugurada hace dos años con la presencia de la princesa Brigitta de Suecia.

Comercio ‘online’

Las tiendas de Canarias y Baleares han servido a la marca para experimentar nuevas estrategias. “Con la experiencia de cuatro décadas en el negocio y la limitación de nuestros mercados hemos sido capaces de anticiparnos y poner en marcha métodos, prácticas y herramientas novedosas” afirma Belén Martín, directora de marketing de la franquicia. Uno de los ejemplos es la pionera incorporación al mercado online, siendo la tienda de Palma una de las primeras en el mundo que puso en marcha este canal de ventas gracias a una web local que permite comercializar todos los productos de la colección.

La crisis de 2008 tuvo un impacto de 40 millones de euros en el negocio de las franquicias y obligó a repensar las oportunidades para llegar al público de las islas menores que no tienen tienda Ikea. “Surgió el modelo punto de entrega, un microespacio con 350 metros cuadrados de exposición y unos 2.000 productos en escaparate que permiten al cliente realizar la compra en el lugar, por teléfono o través de internet con la promesa de entregar el producto en 24 horas”, afirma Martín. Ya hay 11 puntos de entrega y el sistema se extiende a países en los que la marca no tiene espacio para instalar una tienda pero quiere conquistar el mercado.

Las franquicias de Baleares y Canarias también editan sus propios catálogos y cuentan con aplicaciones personalizadas para móviles. A través de ellas se puede comprar muebles de toda la colección, que varían de precio según la tienda y resultan más caros en Baleares. Una muestra de que la independencia de las franquicias también se aplica en los precios.

El gigante sueco de muebles tiene 355 tiendas propias en 29 países, donde suma una facturación total de 34.100 millones. En España cuenta con 16 tiendas propias y otros cuatro puntos de entrega, atención al cliente y centros de distribución. Ikea Ibérica ingresó 1.466 millones durante su último año fiscal, que termina el 31 de agosto. El resultado bruto (ebitda) alcanzó los 130 millones y el beneficio neto quedó en 98 millones.

Sarton Canarias, la sociedad a través de la cual la familia Alm gestiona las tiendas de Ikea en Canarias y Baleares, facturó 195,2 millones durante 2016, un 13% más que el año anterior, según figura en sus cuentas anuales. «El mejor año de la historia de la compañía», señalan. La sociedad, con tiendas IKEA en Gran Canaria, Tenerife, Palma de Mallorca, Lanzarote, República Dominicana y Puerto Rico, registró un beneficio neto de 8,05 millones de euros, un 91% más que el ejercicio precedente.

Pedido No entregado

Describe tu queja

PEDIDO P-00374666 IKEA TRANSPORTES : TIPSA 11 abril Compramos un dormitorio en IKEA islas-Mallorca. A las 21h. Artículos comprados: estructura de cama, somier, colchón, mesa noche, viga cama. La estructura de cama, nos informaron que estaría 1 semana a llegar. Pero pagamos todo el importe en el mismo momento con la tarjeta IKEA. Nos fuimos a Transporte para concretar un día y una hora para la entrega. Convenimos hacer la entrega cuando llegara la estructura de la cama y así tener todo el pedido, el mismo día. Nos dieron un día: 21 abril y una hora 9h. De la mañana. 21 abril Día 21 de abril a las 9h. De la mañana. Ese día a las 9,40h. Recibimos 2 mensajes sms móbil; “IKEA informa que su pedido P-00374666 esta en reparto para el dia de hoy, el transportista se pondra en contacto antes de la entrega”. A las 12,15h. Estoy en IKEA att.cliente pidiendo por el transporte, cuando vendrá. Llaman y dicen que ya vendrá y se pondran en contacto con nosotros. El pedido había de venir sábado por la mañana a las 9h. Compré un colchón en IKEA, y me fui al piso donde esperábamos el pedido. A las 13h. ya estaba allí. Pero debo decir, que en el piso, siempre hubo alguién esperando, estaba mi marido (por si llegaban en el corto período de tiempo que yo estaba en IKEA). Ese día no volví a saber más del transporte. Después, de toda la mañana esperando y la tarde, mi marido llama a teléfon que pone la hoja de pedido 19,14 (971430481). Que es el del servicio de transporte. Sin suerte. Por ello, llama a IKEA, atención al cliente 19,15h. A IKEA (928194532), y le atienden y depués le dejan en espera 10 mn. Sin saber más. Ese día estubimos en el piso de las 9h. A las 23h. De la noche. Día 23 de abril 10,30h. Llamo al transporte IKEA, número 971430481 RED RAPID. Le expongo lo ocurrido el 21 de abril y la operadora me hace esperar al teléfono y luego al atenderme, se pone a gritarme por teléfono “diciendo que vinieron a la 13,15h. Y que no había nadie, que tenían una foto del portal” “ qué hicieron varias llamadas telefónicas y que no contestamos” No recibí ninguna llamada, en todo momento hubo alguien en el piso y yo estaba a la hora que supuestamente viniéron. “Me dijo que el asunto ya estaba cerrado”. “ Luego más tarde me dijo que ya se pondrían en contacto conmigo”. 18h. Mismo día hablo con att.cliente islas y me dicen que han puesto el pedido previsto para el 25 abril en turno de mañana (hasta las 16h.) (sin avisarme, ni nada) 24 abril Recibo sms: “ IKEA informa su pedido P-00374666 sera entregado el proximo dia laboral, recibira un nuevo sms cuando su mercancia se ponga en reparto” 25 abril Llamo a IKEA, seguimiento pedidos/att.cliente 10,18h. Encuentran mi pedido. Yo les informo que sólo puedo quedarme hasta las 12h. A esperar los muebles; entonces me dicen que espere al teléfono mientras llaman al transportista y comprueban la entrega. Y me quedo a la espera 10 mn. Y no me vuelven a coger el teléfono. 11,41h. Recibo” IKEA informa que su pedido P-00374666 esta en reparto para el dia de hoy, el transportista se pondra en contacto antes de la entrega”. Recibo 2 llamadas en el móvil a las 15,02h. Que no puedo contestar ya que estoy trabajando. 26 abril A las 10,55h. Me llama servicio transporte diciendo que no estábamos ayer cuando pasaron. Les he dicho que este pedido estaba previsto para el 21 abril (entrega) y que no nos dijo nada transportista. Me ha dado un nuevo día de reparto el lunes 30 abril a partir 16h. Que no pueden concretarme la hora, y que el transportista nos llamará cuando venga. 30 abril Recibo un sms a las 10,45h. Que “el pedido está en reparto” Recibo 4 llamadas móbil 12,33h. Que no puedo contestar por estar trabajo. Habíamos quedado con el transportista para el turno de tarde (a partir de las 16h.) Cuando son las 16,04h. Hablo con att.cliente Ikea, me tienen en espera y 16,18h. Me dicen que no será hoy. Sinó el miércoles, que el transportista se pondrá en contacto con nosotros. 2 mayo Miércoles. No recibimos ningún sms, ni ninguna llamada. Aún así está mi marido esperando toda la mañana en el piso. Esperando. Cuando ve que no volveran a venir, llama a IKEA, att.cliente islas-Mallorca 902111122 y le atienden. Buscan el pedido y le dicen que el pedido no está completo. Falta la estructura de la cama por llegar. (Y en teoría día 21 de abril, ya teníamos el pedido completo). 3 mayo No hemos vuelto a saber nada del transportista y IKEA se ha cobrado los muebles del dormitorio. * Enviamos una carta a IKEA, exponiendo lo que había pasado. La adjuntaremos.

Indica qué solución esperas para tu problema

descuento. compensación…

Ikea lanza su tienda online

Son muchos los fans de Ikea que esperaban esta noticia con impaciencia y muchos los que se preguntan por qué no lo han hecho antes. Llega la tienda online de Ikea.
Ikea abre las puertas del comercio electrónico. No queremos pensar cuántos millones de euros puede llegar a facturar, pero seguro que es un éxito. Aunque no será hasta diciembre cuando se podrá comprar desde toda España. Por ahora solo han lanzado una prueba piloto en Valencia y Barakaldo.

Una de las principales dudas que manifestaban desde la central de Ikea y por la cual han retrasado tanto el lanzamiento es la operativa. Y es que, como todos sabemos, uno de los secretos del precio de Ikea es el «self-service» y, por tanto, ahora tendrán que gestionar el picking y el envío, y eso supone un gran cambio para el gigante nórdico.

Pero parece que ya tienen la solución: ofrecerán lo que llaman Click & Collect, es decir, compra online y recogida en tienda, o la entrega a domicilio que costará entre 55 y 295 euros.
La web ofrecerá el stock en tiempo real y permitirá hacer un seguimiento de los pedidos.

Esperamos que el equipo técnico haya hecho un buen trabajo para que no se pierda ningún pedido y si no les ofrecemos desde aquí una prueba gratuita de Holded para que gestionen sus ventas y pedidos con la nueva versión que lanzaremos en poco tiempo y que permitirá integrarse con cualquier tienda online, ya sea con Shopify, Prestashop, Wucommerce o Magento, o con una tienda propia a través de una API abierta.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *