Huawei p smart opiniones

Cuando el fabricante lanzó el Huawei P8 Lite marcó un antes y un después en Huawei al conseguir unas ventas sorprendentes gracias a una relación calidad precio difícil de igualar y, para qué negarlo, una campaña de marketing sublime. A partir de ahí la firma asiática potenció su gama media ofreciendo terminales muy completos a precio de derribo. Y el último ejemplo, como podréis ver en nuestro análisis, lo tenemos en el Huawei P Smart 2019.

Análisis del Huawei P Smart 2019: diseño

Como siempre, vamos a comenzar este análisis del Huawei P Smart 2019 hablando del diseño del dispositivo. el primer detalle que nos ha sorprendido es el uso de tonos degradados en el cuerpo del terminal. Hablamos de una solución que ofrece muy buenos resultados y que no habíamos visto hasta ahora en la gama media del fabricante.

Se nota que Huawei está cuidando mucho el aspecto de sus terminales y el diseño del Huawei P Smart 2019 es una nueva muestra de ello. Hablamos de un teléfono que cuenta con una pantalla de 6.2 pulgadas y que destaca por ese notch con forma de gota de agua.

La firma no abandona, por ahora, la muesca en la pantalla pese haber presentado el Huawei Nova 4 con cámara integrada en su panel, pero ofrece un diseño más comedido para romper lo mínimo posible el diseño de la pantalla del nuevo teléfono de gama media.

Nos encontramos con unos marcos muy bien aprovechados que permiten que, pese a la diagonal de la pantalla del Huawei P Smart 2019, podamos utilizar el teléfono de una forma bastante cómoda. Además sus grandes acabados, con ese color que atraerá todas las miradas, y materiales de construcción hacen que la sensación en la mano sea bastante buena. Eso sí, su carcasa trasera es un foco de marcas de huellas, un detalle menor ya que no cuesta nada limpiarlo, pero hay que tenerlo en cuenta.

Siguiendo con el apartado estético, en el lateral derecho nos encontramos con las teclas de control de volumen además del botón de encendido y apagado del terminal. Decir que estos botones ofrecen un recorrido más que correcto y una buena resistencia a la presión.

Ya en la parte superior vemos la ranura para insertar una tarjeta nano SD o dos nano SIM, mientras que en la parte inferior es donde están situados el jack de 3.5 mm, altavoz y puerto micro USB del dispositivo. Nos ha decepcionado la falta de un USB Tipo C, pero por lo menos queda compensado con la salida de audio del terminal.

Por último, en la parte trasera es donde está situado el lector de huellas dactilares del Huawei P Smart 2019 junto a un sistema de doble cámara vertical para ofrecer un gran apartado fotográfico.

Análisis del Huawei P Smart 2019: características

En cuanto al hardware que monta el Huawei P Smart 2019, comenzaremos hablando de su procesador Kirin 70 junto con 3 GB de memoria RAM, una configuración más que suficiente para poder mover cualquier juego o aplicación sin mayores problemas, por mucha carga gráfica que requiera.

Hemos estado probando diferentes juegos hardcore y el resultado ha sido más que correcto, por lo que no tenemos nada que objetar. Más si tenemos en cuenta que el teléfono llega con 64 GB de almacenamiento interno, ampliable a través de la ranura nano SD, más que suficiente para cualquier usuario.

Y qué decir de la batería del Huawei P Smart 2019. Sus 3.400 mAh de autonomía nos permiten utilizar el teléfono sin preocuparnos por nada. ¿Le vas a dar mucha caña a tu smartphone? puedes estar tranquilo ya que el P Smart 2019 aguantará sin problemas hasta el final de la jornada.

A esto hay que sumarle una conectividad realmente completa: Bluetooth 5.0, NFC y Radio FM para cumplir con las expectativas de cualquier usuario. No nos podemos olvidar de la pantalla del Huawei P Smart 2019, formada por un panel IPS de 6.2 pulgadas con resolución Full HD+ que cumple de sobra con su cometido.

Nos encontramos con una pantalla que ofrece una calidad de imagen realmente buena, con un nivel de brillo muy correcto y unos ángulos de visión más que suficientes. A esto hay que sumarle la gran potencia de su altavoz que ofrece una calidad de sonido más que solvente y que nos invita a disfrutar de contenidos multimedia. Aunque el hecho de que el Huawei P Smart 2019 tenga salida de audio es otro detalle a tener en cuenta.

Y la guinda del pastel la pone EMUI 9, la capa personalizada del fabricante basada en Android 9 Pie. Gran detalle por parte de Huawei el lanzar al mercao el Huawei P Smart 2019 con la última versión del sistema operativo de Google. Por desgracia estamos acostumbrados a ver terminales con Android 8.1 Oreo, por lo que este detalle es importante.

Análisis del Huawei P Smart 2019: cámara

Por último, vamos a hablar del apartado fotográfico del dispositivo. En este caso la cámara del Huawei P Smart 2019 está formada por un sistema de doble lente, con un primer sensor de 13 megapíxeles y un segundo sensor de 2 megapíxeles.

Gracias al procesador Kirin 710 junto al modo noche ofrece un nivel de detalle bastante bueno, especialmente si tenemos en cuenta su reducido precio. Evidentemente en entornos poco iluminados, especialmente en fotografía nocturna, el Huawei P Smart 2019 no ofrece unas buenas capturas apareciendo el temido ruido, aunque el modo noche te puede salvar en más de una ocasión.

Eso sí, en entornos bien iluminados la cámara del Huawei P Smart 2019 cumple de sobra. Y en cuanto la cámara frontal, su lente de 8 megapíxeles ofrece unos resultados bastante decentes para el rango de precios en el que se encuentra.

  • Share
  • Tweet
  • Pin

4shares

Consolidando su presencia y oferta en el nicho de la gama media, Huawei ha presentado en Chile su P Smart versión 2019, el cual es una actualización del mismo modelo del año anterior y que gracias a la gentileza de Huawei Chile y de su agencia de RR.PP, hemos podido probar por unas semanas para compartir, como siempre, nuestra experiencia a nivel de usuario.

Hay que comenzar señalando que el Huawei P Smart 2019 actualiza el procesador, usando este año un Kirin 710 (el mismo que usa el Mate 20 Lite) y con 3 GB de RAM para el procesamiento de memoria.

Como carta de presentación, este P Smart, luce una pantalla de 6,21 pulgadas IPS, Full HD+ que se aprecia bastante deslavada, pero que se puede mejorar a gusto del usuario hasta cierto punto con las opciones que da la capa de software, que permiten ajustar temperatura y matiz de los blancos.

La muesca por cierto, se puede esconder en configuración en caso de que el usuario lo deteste o le moleste.

En términos generales, nos parece que queda corta la experiencia audiovisual, tanto así como el único parlante inferior que no permite una experiencia de audio acorde los tiempos, pues suponemos que agregar stereo sube el precio, y acá vemos que Huawei está bien al margen.

SEGURIDAD

Las opciones para desbloquear el Huawei P Smart 2019 incluye el desbloqueo facial, lector de huellas en la parte trasera que realiza su trabajo con rapidez y en ese apartado Huawei demuestra total madurez.

RENDIMIENTO Y SOBRAWARE

Este dispositivo ofrece Huawei P Smart 2019 EMUI 9.0.3 sobre Android Pie 9.0 y notamos cierto «ahogo» al pasar con rapidez de una app a otra o bien ejerciendo el multitarea con mayor premura.

También viene precargado algo de blotware o como llamamos nosotros el «sobraware» que obliga a perder tiempo en desintalar apps que el 99% de los compradores no usa.

APARTADO FOTOGRÁFICO – NADA DE LEICA NI DE PARIENTES

Huawei P Smart a nuestro juicio, tropieza con ofrecer una doble cámara que aún para la gama media, se queda en el pasado, pues combina una cámara principal con un sensor de 13 MPs y una seguna dedicada al modo retrato, cuya experiencia es por decir lo menos, un tanto al debe.

En la frontal contamos con una cámara de 8 MPs, lente con apertura máxima f/2.0), modo retrato, inteligencia artificial y realidad aumentada. Se sugiere ir jugando con las tomas pues no siempre la inteligencia artificial es muy «inteligente», y mejor resultado de pronto se obtiene con HDR, que dicho sea de paso, sería muy bueno que en las próximas generaciones Huawei entienda que esa opción de HDR no debe estar en el final del «Más» sino que formar parte de la estructura esencial de fotografía.

También está el Modo Pro, que ayuda bastante, y un Modo Noche que deja mucho que desear.

En el apartado de video, se puede grabar hasta FHD 1080, pero no hay estabilizador, por lo que se sugiere acompañarse de un palo selfie o algo parecido.

AUDIO MEJORA SOLO CON AUDIFONOS

El P SMART 2019 ofrece su alternativa de alcanzar un mejor desempeño con audífonos gracias al Huawei Histen que ofrece una serie de combinaciones de sonido, más allá de los audífonos que uses : Automático, Audio 3D, Natural y Estándar más una barra de ecualizador para ir acomodando a nuestro gusto.

PECADO

Casi sin darnos cuenta, al momento de enchufarlo nos percatamos de un conector Micro USB que nos hizo retroceder cinco años al menos, pues nos parece que si bien deja espacio para el Jack de audio tradicional, no estamos ya en época de conectores de ese tipo.

Su batería pudo ser más generosa que los 3.400 mAh, pero si nos remitimos al precio, pues nos queda la conclusión de que se trata de un equipo que luce muy lustroso, muy imponente, con mejoras pendientes en software de fotografía, pero en otros casos, deja ver sus limitaciones de fierro que van de la mano del valor que se pide.

CONCLUSIÓN

De ninguna manera es un mal equipo, es vistoso, bien construido, esquivo en colores de pantalla, y va dirigido a un usuario nada exigente, nada de gamer, y que verá su experiencia de consumo de contenido bastante ajustada.

Su precio de CLP$199.990.-

2019, Android, EMUI, gama media, Huawei, Kirin, P Smart

2018 ha hecho que determinadas novedades se conviertan en casi obligatorias para algunas marcas. Por eso estamos aquí, con el análisis del Huawei P Smart Plus, un móvil que llega para tomar el relevo del P Smart lanzado en diciembre de 2017.

Refrescado con algunas novedades como el notch, el procesador Kirin 710, el reconocimiento facial o la cámara IA, Huawei ha reeditado su móvil insignia en la gama media para competir de tú a tú contra el resto de marcas, especialmente contra Xiaomi, que pisa fuerte en este segmento.

Nuestra opinión sobre el Huawei P Smart Plus valora muchas cosas, como por ejemplo la calidad y la estética del diseño o el rendimiento, algo fundamental en todos los teléfonos.

Hay poco espacio para tropiezos, y por eso Huawei ha querido dotar al P Smart Plus de características técnicas bastante punteras para el precio que tiene. Por sus 289 euros de precio de lanzamiento tiene bastante que ofrecer.

Degradado púrpura y notch, dos detalles que llaman y mucho la atención

Hace unos meses que Huawei sorprendió con el diseño de los P20. Cuerpo de cristal, la moda actual, y un color bastante espectacular: degradado púrpura y azul en la zona trasera. Sin duda esta versión es más bonita, y Huawei lo sabe, por eso la ha llevado ya a varios de sus modelos.

Con este P Smart Plus repite diseño de éxito, y es todo un acierto. Aunque también está disponible en color negro y blanco, sin duda alguna la estrella de la fiesta es el modelo con degradado.

Estéticamente hay pocos móviles con un color tan bonito, aunque para ello hay que repetir con un material tan sensible como el vidrio. En su favor hay que decir que no se araña con facilidad, ni siquiera si lo arrastras sobre la mesa o lo metes en el mismo bolsillo que las llaves.

Si le das la vuelta, llama la atención el otro detalle clave: su notch o ceja. Esta muesca está en prácticamente todos los móviles que tienen reconocimiento facial, como es el caso. Huawei permite ocultarla desde los Ajustes, pero hay que decir que su impacto visual no es para tanto cuando te acostumbras, y lo haces bastante rápido.

Te guste o no, es algo que hay que aceptar si quieres reconocimiento facial. Al menos en este caso hay también lector de huellas, situado en la parte trasera junto a la cámara dual.

En este sentido se parece bastante a los Huawei P20, Mate y otros modelos de la compañía, incluso al Honor 10. Aquí la marca apuesta sobre seguro, y se agradece.

En otro orden de cosas, el jack de auriculares está presente, y eso es una buena noticia. Se encuentra en la zona inferior junto al conector microUSB y el altavoz.

Se puede decir que es un móvil bonito, que cabe perfectamente en una mano y que pesa relativamente poco (169 gramos). El diseño es uno de sus puntos fuertes sin duda alguna.

Huawei P Smart+ Huawei P Smart Xiaomi Mi A2 BQ Aquaris X2 Pro
Tamaño 157,6 x 75,2 x 7,6 mm 150,1 x 72,1 x 7,5 mm 158,7 x 75,4 x 7,3 mm 150 x 72,3 x 8,4 mm
Peso 169 g 143 g 166 g 168 g
Pantalla 6,3″ IPS LCD 5,65″ IPS LCD 5,99″ IPS LCD 5,65″ IPS LCD
Resolución Full HD+ con Notch Full HD+ Full HD+ Full HD+
Procesador Kirin 710 Kirin 659 Snapdragon 660 Snapdragon 660
RAM 4 GB 3 GB 4 / 6 GB 4 / 6 GB
Almacenamiento 64 GB 32 / 64 GB 32 / 64 / 128 GB 64 / 128 GB
Batería 3.340 mAh 3.000 mAh 3.000 mAh 3.100 mAh
Cámara trasera 16 + 2 MP 13 + 2 MP 12 + 20 MP 12 + 5 Mp
Cámara de selfies 24 + 2 MP 8 MP 20 MP 8 MP
Precio de lanzamiento 289 euros 259 euros 249 euros 379 euros

82,2% de pantalla: un buen dato

En lo que respecta a pantalla, la experiencia de usuario durante el análisis del Huawei P Smart+ ha sido excelente. Es una IPS LCD con resolución Full HD+, aunque puedes modificarla en ajustes para que sea HD+, algo poco útil a no ser que te estés quedando sin batería.

Los ángulos de visión son buenos, al igual que el brillo. Se ve perfectamente en exteriores y a plena luz del sol, así que en este sentido no hay ningún problema. Cada vez es más común en la gama media ver móviles que aumentan el brillo para que en exteriores sea aceptablemente bueno, aunque por ahora no se puede dar por hecho en absolutamente todos.

Los 409 puntos por pulgada son más que suficientes para que la nitidez viendo vídeo en Full HD+ sea excelente, reseñable como algo positivo. No es la mejor pantalla del mercado pero es más que suficiente para competir contra sus rivales directos.

Luminosidad de la pantalla del P Smart+ por sectores

Hay que tener en cuenta que para encontrar algo mejor habría que irse al Quad HD o a un panel OLED, algo que cuesta bastante dinero y que dispararía el precio -y la gama- de este móvil. No es necesario, sobre todo porque la calidad de los IPS LCD es bastante buena.

El notch es un inconveniente…o no. Ya hemos dicho que te acostumbras rápido, como sabrás si ya has tenido un móvil con ceja. Además puedes ocultarlo si así lo prefieres, aunque no es absolutamente necesario. Salvo en contadas aplicaciones no hay elementos que se metan «debajo» del notch. Instagram es una de ellas, aunque con Android Pie se va a solucionar.

Hay que tener en cuenta que el formato de pantalla es de 19.5:9, un poco más que el 18:9 para dar cabida a dicho notch. Con él, la relación pantalla-cuerpo es del 82,2%, una cifra impensable hasta hace poco.

Para ver vídeo es perfecto tanto por resolución como por formato de pantalla. Realmente no es posible encontrar un panel mejor por el mismo precio o menos. Habría que irse hacia arriba.

Así se ve la pantalla del P Smart+ desde distintos ángulos.

Inteligencia Artificial y desbloqueo facial, los grandes protagonistas

Sin duda alguna el salto adelante de este móvil se explica tanto por la potencia de su procesador como por el desbloqueo facial. Ya hemos hablado de él y lo que supone a efectos de diseño pero ¿qué tal funciona?

Ese móvil viene con Android 8.1 Oreo como SO preinstalado, con EMUI como capa de personalización. Es la capa de Huawei, con lo habitual: sin cajón de aplicaciones, con bastantes aplicaciones preinstaladas pero con una buena optimización.

No ralentiza el funcionamiento del móvil e incluso se puede decir que exprime por encima de lo normal el hardware, que no es precisamente modesto, ya que estrena un nuevo procesador y mejora a sus predecesores.

Aspecto de EMUI con los Emojis 3D Animados

Además también es lo que hace funcionar el desbloqueo facial, que ya hemos probado en otros móviles de Huawei con similares resultados. Hay que decir que aunque le cuesta un poco reconocer la cara a la hora de configurar el desbloqueo por primera vez, luego es bastante rápido y no falla casi nunca, incluso si usas gafas o estás a oscuras.

En los Ajustes de seguridad puedes configurarlo para que no sea necesario activar la pantalla para usar el desbloqueo facial. Esto sirve para desbloquear y activar el móvil con sólo mirarlo, ahorrando unos preciosos segundos.

Eso sí, no puedes registrar más de un rostro a la vez, así que si más de una persona usa el mismo móvil una de ellas va a tener que conformarse con registrar su huella.

Volviendo a EMUI, aunque no es ni mucho menos una capa exótica a estas alturas, nos ha sorprendido que sepa exprimir tan bien el hardware del teléfono. Tanto a nivel de eficiencia energética como de rendimiento da la talla con creces, algo que analizamos en profundidad más adelante, en sus correspondientes apartados.

Antes de pasar a analizar el hardware, añadimos que sería de agradecer una reducción del bloatware o aplicaciones preinstaladas en móviles Huawei. Esta marca tiene muchas apps y servicios propios que los usuarios nunca usan, por norma general.

Kirin 710: los 12 nanómetros llegan a la gama media pisando muy fuerte

Es prácticamente imposible valorar el hardware de forma independiente al apartado anterior, el software. Buena parte del rendimiento de un móvil no depende sólo del procesador, la GPU y la RAM, sino de lo que sea capaz de hacer el software a la hora de optimizar el rendimiento.

En este caso, y como ya hemos mencionado, EMUI hace un trabajo excelente. Pero es que además el hardware es bastante bueno. Hablamos de Kirin 710, un nuevo procesador construido en 12 nanómetros y que rivaliza directamente con el Snapdragon 660.

Huawei ha redistribuido los núcleos de su CPU y reinventado la GPU para que, teniendo una menor velocidad de reloj que su predecesor proporcione un mejor rendimiento. Hay mucho trabajo de desarrollo detrás y se nota en la experiencia de usuario y sobre todo en la estabilidad.

Hay que decir que hemos comprobado que no hay Thermal Throttling, es decir, que el rendimiento no baja cuando se le exige mucho al procesador, sino que se mantiene estable. El móvil funciona a la perfección bajo exigencia y sin recalentamientos verdaderamente reseñables.

Así evoluciona el rendimiento del P Smart+ realizando benchmark de forma continua.

En ningún momento funciona lento, jamás. Durante las semanas que hemos estado realizando el análisis del Huawei P Smart Plus no hemos sufrido lag o ralentizaciones, y tampoco errores o cierres repentinos de aplicaciones. Por desgracia no en todos los móviles es así.

Puedes pasar de aplicación a aplicación, jugar a prácticamente cualquier juego y abrir apps pesadas sin problemas. El procesador asigna de forma muy eficiente los recursos para mantener un funcionamiento fluido en todo momento, algo que recuerda a otros móviles de gama media premium.

En cuanto a juegos, hemos probado varios y de distinto tipo. Asphalt 8 y PUBG Mobile, dos de los más exigentes ahora mismo, han funcionado bien, aunque no con los gráficos a máxima calidad. Evidentemente es la diferencia entre tener un procesador de gama media o de gama alta.

Otro aspecto muy a tener en cuenta es el calentamiento, o la ausencia de él. Normalmente los móviles con cuerpo metálico o de cristal suelen tener sus problemas para disipar el calor mientras juega, o incluso mientras usas otras aplicaciones. Es de alabar que en este caso no sea así.

Un modo IA que peca de exceso de celo

Más de 200 escenas es lo que ofrece el Modo Inteligencia Artificial de la cámara del P Smart+. No está nada mal, sobre todo teniendo en cuenta que en otros móviles como el Honor 10 hemos probado este modo con excelentes resultados.

Las cámaras de este móvil -sí, en plural- son de 16 + 2 MP con sensor de profundidad y apertura f/2.2, unos valores más que aceptables, aunque en cuestiones de cámara no se puede opinar por adelantado.

Galería de fotos realizadas con la cámara del Huawei P Smart Plus

(15 imágenes)

En este caso, hay que decir que las fotos son dignas, con algunos peros. Por ejemplo, el Modo IA hace su trabajo quizás en exceso, y es que fundamentalmente lo hace es sobresaturar los colores más allá de lo normal. Añadir saturación es algo habitual en el Modo IA, como hemos podido comprobar con otros smartphones de esta marca, pero aquí se hace en exceso haciendo que los colores sean demasiado intensos.

El resultado es bastante más realista si simplemente desactivas la IA, algo que puedes hacer con sólo pulsar un botón. Si lo haces, tendrás fotos buenas tanto en calidad del color como en texturas, sin apenas grano.

La cosa cambia un poco con las fotos nocturnas. Aquí sí es de mucha utilidad el Modo IA, ya que es imprescindible activarlo si quieres hacer fotos en modo nocturno, no disponible de otra forma.

Así son las fotos con Modo Retrato en el P Smart+

De noche y con una luz aceptable puedes obtener fotos de calidad, aunque cuando hay ausencia parcial o total de iluminación no se puede decir lo mismo.

La aplicación de cámara es bastante sencilla, con pocos modos entre los que elegir. Por suerte el Modo Retrato está disponible con la cámara de selfies y en la trasera, aunque en el segundo caso lo aplica de forma mucho menos intensa. Su funcionamiento es aceptable, aunque sin acercarse a lo que ofrecen los gama alta, móviles que suelen disponer de una mejor profundidad de campo y que no hacen tanto recorte digital de los objetos en segundo plano.

Hemos sometido a análisis algunos teléfonos que presumen de modo retrato pero que a la hora de la verdad tienen ciertos problemas para resolver la escena, sobre todo cuando llevan este modo a la cámara trasera. En este caso el efecto bookeh o desenfoque con esta cámara deja un poco que desear.

Básicamente enfoca un punto y desenfoca todo lo que esté a su alrededor, dando un efecto demasiado artificial y poco creíble. Los problemas continúan con el modo retrato frontal, que desenfocan la escena en segundo plano, pero también parte de las orejas, las gafas y el pelo.

No obstante, no se puede decir que las fotos en este modo sean malas. Hay que mirar con lupa para detectar los fallos, pero ahí están, aunque por este precio es difícil encontrar un móvil que haga fotos intachables.

En líneas generales podemos afirmar que tras la review del Huawei P Smart Plus nos queda la sensación de que su cámara es mejorable en algunos aspectos, aunque en la línea con lo que vemos de otros móviles en esta misma gama.

Con la cámara de selfies también puedes activar la llamada Lente AR, que permite añadir efectos en tiempo real a las fotos e incluso crear tus propios emojis 3D (¿alguien ha dicho animojis?).

Izquierda: foto sin Modo IA | Derecha: misma imagen con Modo IA

De las mejores autonomías de batería de 2018

Llegamos a lo que más nos ha gustado del análisis del Huawei P Smart Plus, lo que en nuestra opinión hace que pueda merecer la pena comprar este móvil: la autonomía de la batería.

Para empezar, aclaremos que la capacidad de la misma es de 3.340 mAh, una cifra que está bien pero que no supone ningún hito. Sin embargo, a la hora de la verdad este móvil estira todo lo posible estos mAh hasta convertirse en todo un campeón en este sentido.

Hablamos de una autonomía que fácilmente puedes alargar día y medio, y eso utilizando redes sociales, viendo vídeo y con varias horas de pantalla. No está nada pero que nada mal.

Y eso con el rendimiento al máximo, sin activar el modo ahorro de batería. Si lo haces y además reduces la resolución de pantalla a 720p vía software -lo puedes hacer en Ajustes- durará aún más. Ante un apuro, puedes estirar la autonomía incluso a dos días.

OLED, AMOLED, IPS, ¿qué pantalla es mejor? Te lo explicamos

Además el impacto sobre el consumo no se multiplica utilizando aplicaciones como Twitter o Netflix, algo que tristemente es habitual en telefonía móvil. El consumo se mantiene estable, algo que da mucha tranquilidad si vas a salir y la batería no está al 100%.

Esto es lo positivo, lo destacable. Lo negativo es que no cuenta con carga rápida, y es que se toma 2 horas y 40 minutos en cargar, un poco más de una hora para llegar al 50%, algo que hace de forma muy lineal. No son cifrar equiparables a los terminales con carga rápida como tal.

No es un smartphone que puedas conectar diez minutos antes de salir de casa, aunque equilibra esta pega con una autonomía muy sólida. Lo comido por lo servido.

Así evoluciona la batería del P Smart+ durante la carga.

Algunas carencias notables en conectividad

El apartado de batería es el mejor, aunque no se puede decir ni mucho menos lo mismo de la conectividad de este móvil. Con un precio de lanzamiento de 289 euros se pueden exigir pocas cosas, aunque tal y como está el mercado cualquier cosa es probable, sobre todo en la gama media.

Lo que está claro es que hay algunos detalles que sí podrían estar en el P Smart+ y que no aparecen. Hablamos de características como el USB Tipo C y el NFC. Cierto es que este chip para pagos móviles y otras operaciones contactless tampoco está en móviles como el Pocophone F1, y no por eso deja de ser un muy buen teléfono.

Actualmente el NFC es imprescindible sólo en algunos casos, pero no en todos. Es por este motivo por el que su ausencia es más leve que la del USB Tipo C, la carga rápida y en menor medida los infrarrojos, tres prestaciones que a estas alturas de 2018 y con un procesador como el Kirin 710 deberían estar.

Estos son los móviles de menos de 300 euros más vendidos en Amazon España

La parte positiva es que al menos la marca sí ha mantenido el jack de auriculares, algo de lo que cada vez prescinden más fabricantes. Huawei no jubila -al menos no en este móvil- los auriculares cableados, de momento.

Otro punto a favor es la Radio FM. Por algún motivo la mayoría de fabricantes chinos la sigue incluyendo, y se agradece. No cuesta nada y para mucha gente sigue siendo un medio de comunicación fundamental.

La conexión a Internet viene servida en bandeja, cortesía de Kirin 710. Hablamos del LTE de Categoría 12 y el WiFI AC, así que podemos garantizar que no tienes problema alguno para conectarte a Internet.

Conclusión: un buen móvil que sí puede plantar cara a Xiaomi

No cabe duda de que el objetivo de Huawei ahora mismo es mantener el terreno conquistado en la gama media, la que dota de auténtica fortaleza a esta marca tanto en España como en otros países. No es la única compañía que se está viendo acosada por la ristra de móviles low cost anunciada últimamente por Xiaomi, aunque puede que ser una de las pocas con capacidad de responder.

Como hemos visto a lo largo del análisis del Huawei P Smart Plus, es un smartphone con un rendimiento excelente, digno de los mejores gama media. Además aúna un diseño bastante bueno y una autonomía superior a un día. Son tres puntos fuertes de los que importan, de los que pueden atraer a futuros compradores.

Además el precio no es ni mucho menos elevado. Por 289 euros cuesta trabajo encontrar móviles mejores, más allá de la alargada sombra de Xiaomi, que por ahora no ha ofrecido móviles en este segmento con un diseño tan rompedor como este degradado de Huawei o con una autonomía realmente destacable.

Verdaderamente es un acierto por parte de Huawei sacar ahora este móvil al mercado y por menos de 300 euros, un lanzamiento que abre aún más el suelo bajo los pies del resto de marcas, que van a tener dificultades para seguir el ritmo de las tres que ahora mismo compiten por repartirse la gama media y de entrada: Samsung, Huawei y Xiaomi.

Huawei ha conseguido que sus gamas medias sean sinónimo de éxito. Gran parte de los beneficios proviene de la gama alta, pero es a través de superventas como el Huawei P8 Lite donde se consigue introducir a los usuarios en el ecosistema. En nuestras primeras impresiones el Huawei P Smart ya nos dejó grandes sensaciones, pero la competencia en la gama media es siempre feroz y hay muchos otros móviles que están ofreciendo grandes resultados.

Hemos estado probándolo desde su presentación la semana pasada y aquí os traemos nuestro análisis del Huawei P Smart. En mi caso soy usuario del P8 Lite anterior, así como del Xiaomi Mi 5X/A1, por lo que nos servirá para compararlo con el nuevo modelo y descubrir hasta qué punto Huawei ofrece algo mejor de lo que ya teníamos.

Este año 2018 las pantallas 18:9 se han convertido en el formato estándar y muchos usuarios se verán tentados por estos móviles con marcos reducidos y diseño tan llamativo. En la mente colectiva todavía está la imagen de un móvil con marcos y de cierto tamaño, la llegada de estos gama media como el Huawei P Smart va a provocar que todos los dispositivos con el diseño antiguo queden rápidamente relegados.

Huawei P Smart, especificaciones técnicas

Huawei P Smart

Pantalla

FullView de 5,65 pulgadas
Resolución FullHD+ (2.160 x 1.080 píxeles y 427 ppp)
Formato 18:9

Procesador

Kirin 659
Octa-core Cortex A53 a 2,36 GHz
GPU Mali T830MP2

RAM

3 GB

Almacenamiento

32 GB + MicroSD hasta 256 GB

Cámaras

Trasera: 13+2MP, f/2.2, autofocus, flashLED
Frontal: 8MP, f/2.0

Software

Android 8.0 Oreo
EMUI 8.0

Conectividad

LTE, WiFi, NFC, Bluetooth, microUSB

Batería

3000mAh

Diseño

150,1 x 72,05 x 7,45 mm
165 gr
Cuerpo metálico
Cristal resistente 2.5D
Lector de huellas trasero

Precio

259 euros

Un diseño mucho más optimizado aunque igual de resbaladizo

De las 5,2″ del Huawei P8 Lite 2017 (izquierda) pasamos a las casi 5,7″ del Huawei P Smart (derecha). Y el tamaño es prácticamente el mismo.

El Huawei P Smart es difícil de diferenciar de otros móviles si tenemos la pantalla apagada. Vamos hacia una situación donde casi todos los smartphones se parecen por delante, más ahora que la pantalla ocupa más espacio del frontal. El modelo que hemos analizado es el de color negro y tiene un aspecto que gustará a la mayoría de usuarios. Un tamaño aceptable, puntas redondeadas, bastante delgado y una pantalla en formato 18:9 de 5,65 pulgadas que apenas deja espacio para colocar el logo de Huawei en la parte frontal.

En mano se siente genial, equilibrado y muy suave. Quizás el único punto negativo es que es bastante resbaladizo. Ojo, no tanto como el año pasado. Respecto al P8 Lite 2017 se ha pasado de una trasera de cristal 2.5D a un cuerpo de aluminio más clásico pero menos susceptible a rayarse y como decimos ligeramente menos resbaladizo aunque con bastante trabajo por delante.

El Huawei P Smart llega con un diseño muy compacto, sobrio y realmente cómodo de utilizar con una mano, salvo por ser ligeramente resbaladizo.

Los marcos de arriba y abajo son muy delgados. Es un cambio que nada más encender el móvil se nota y se agradece muchísimo. Pasamos de un móvil de 5,2″ a uno de 5,7″ y el tamaño es prácticamente el mismo. Además se ha logrado reducir ligeramente el grosor. El peso está en la línea de los móviles de gama media. Aquí os dejamos una tabla comparativa. Es interesante ver por ejemplo que pesa lo mismo y es más compacto que el Xiaomi Mi A1 pese a tener más pantalla o en comparación con el Honor 7X vemos que es más denso pero con un tamaño más pequeño.

Huawei P8 Lite (izquierda) vs Huawei P Smart (centro) vs Xiaomi Mi 5X/A1 (derecha)

La parte trasera es bastante lisa y tiene una serie de detalles que queremos destacar. La cámara trasera es doble y de la misma manera que pasa en otros modelos sobresale ligeramente. Está ubicada en la esquina superior izquierda en una doble lente donde cada una tiene su propio círculo. Al lado tenemos el flash y justo debajo una de las dos franjas plateadas que aporta un toque distinto y marcan donde están las antenas.

El lector de huellas está en la parte de atrás en la posición habitual y lo cierto es que funciona genial. Huawei ha logrado convertirse en sinónimo de buen lector de huellas y hasta los gama media como este P Smart tienen un gran nivel. Otro detalle es que el logo de Huawei en la parte trasera no se aprecia a simple vista, está serigrafiado en color gris oscuro y se oculta a la perfección.

La parte delantera como comentamos no tiene mucho misterio. No hay mucho más espacio que el logo inferior, la cámara única frontal, el LED de notificaciones y uno de los altavoces.

En el lateral derecho tenemos los botones de volumen y apagado/encendido que este año son más finos y con un recorrido mucho más apreciable que no en el modelo P8 Lite 2017. En el lateral izquierdo únicamente la ranura para la dobleSIM/microSD.

Es un móvil bastante completo: el lector de huellas funciona a la perfección, tenemos NFC, radioFM, auriculares en la caja… pero le falta USB Tipo C.

Arriba tenemos un borde bastante liso donde únicamente tenemos el micrófono. El jack de 3.5mm se pasa al costado inferior, donde se añade otro micro de cancelación de ruido, los altavoces y el conector microUSB. Una verdadera lástima que no se apueste por USB Tipo C, un tipo de conexión que en 2018 ya debemos considerar totalmente imprescindible.

Una pantalla que mejora más allá del formato 18:9

Cuando me enviaron el Huawei P Smart pensé: ya estamos, un Huawei P8 Lite 2017 con algo más de pantalla y a vender. Pero lo cierto es que el tiempo no pasa en balde y el Huawei P Smart no solo mejora el ratio de pantalla, la calidad del panel elegido también es ligeramente superior al de la generación anterior.

El Huawei P Smart incorpora una pantalla IPS LCD de 5,65 pulgadas con resolución 2160 x 1080 píxeles, lo que se conoce como FullHD+ en formato 18:9. Tenemos una densidad de píxeles de 427 ppp, prácticamente idéntico a lo que teníamos el año pasado. Sin embargo el comportamiento es bastante bueno. Ya estábamos ante un buen panel, pero ahora se tiende a tonos menos amarillos, un mejor contraste, ángulos de visión y más brillo.

Un cambio que unido a la nueva pantalla de mejor tamaño lo convierte en uno de los gama media con mejor panel que hemos tenido la ocasión de probar. Aunque parecidas, si tuviera que elegir entre la pantalla del Xiaomi Mi A1 y la de este Huawei P Smart, me quedaría con la del segundo.

El Huawei P Smart dispone de uno de los mejores paneles de la gama media. Buen brillo, colores y ángulos de visión. Huawei P Smart (izquierda) vs Xiaomi Mi 5X/A1 (derecha): calidad similar pero con mejores ángulos de visión y en exteriores en el caso de Huawei.

Lo cierto es que la historia de este panel me recuerda al del Honor 7X pero en un tamaño ligeramente más pequeño. Tenemos un IPS con una temperatura de color muy bien calibrada, un brillo correcto y una respuesta táctil a la altura.

El brillo mínimo quizás no es tan bajo, pero tenemos a nuestra disposición un modo lectura para activar un filtro más apropiado. Como decimos, una pantalla muy equilibrada que por este precio convencerá a la mayoría de usuarios. Con el modelo del año pasado ya estábamos bastante convencidos, pero ahora conseguimos un ratio de aproximadamente el 76,1% y ya se sabe que todos queremos ver las cosas en grande siempre que como es el caso no penalice el tamaño.

Un sonido cuidado pero sin ser diferencial

En el apartado del sonido tenemos sensaciones encontradas. Lo cierto es que no es un dispositivo que destaque especialmente en este apartado, algo lógico si tenemos en cuenta su precio. Sí se agradece la inclusión de auriculares propios en la caja. De color blanco, robustos y con botón para cambiar de canción y micrófono. Muy útiles, aunque su potencia y calidad de audio son más bien justitos.

Con el anterior Huawei P Lite teníamos doble altavoz inferior, en este Huawei P Smart se ha optado por uno solo pero con más potencia. Preferimos el nuevo sistema, no suena más fuerte pero sí con menos distorsión. Algo similar pasa al conectar los auriculares, aunque sea difícil de determinar tengo la sensación que por ejemplo Spotify suena más agradable en el P Smart aunque no llega al nivel del Xiaomi 5X/A1. La gama media ha mejorado su diseño con pasos agigantados, pero en cuanto calidad de sonido tiene bastante camino por recorrer.

Rendimiento: mejorando poco a poco

El rendimiento del Huawei P Smart es excelente. Siempre hablamos maravillas de los procesadores Qualcomm como el Snapdragon 625 pero lo cierto es que este Kirin 659 está muy cerca, tanto en términos de potencia como en eficiencia. En los diversos días que he pasado con el dispositivo no he notado grandes calentamientos ni caídas de velocidad. Ojo, el móvil sí ha tenido algún lag inesperado pero es algo que luego comentaremos en el apartado del software.

Aquí os dejamos los resultados de los benchmarks y lo cierto es que en comparación con otros móviles con más memoria son bastante decentes. Los números están en la línea de gamas media como el Xiaomi Mi A1 o el Moto G5S Plus pero habiendo probado el dispositivo con Android One debo decir que sea por el giga extra de RAM o por la capa, pero cuando llevamos un buen rato con muchísimas aplicaciones abiertas este Huawei P Smart sufre algo más.

Huawei P Smart Moto G5S Plus Honor 7X Huawei P8 Lite 2017 Xiaomi Mi A1 bq Aquaris V
Procesador Kirin 659 Snapdragon 625 Kirin 659 Kirin 655 Snapdragon 625 Snapdragon 435
RAM 3 GB 3 GB 3/4 GB 3 GB 4 GB 3 GB
Antutu 65.935 64.388 50.084 56.520 60.014 43.568
PC Mark Work 2.0 4.801 4.781 4.936 4.410 4.729 3.714
Geekbench 4 (single/multi) 942 / 3693 832 / 4171 897 / 3321 784 / 3260 844 / 4089 643 / 2447

Los resultados numéricos del Huawei P Smart son excelentes, así como su rendimiento y eficiencia. Pero a veces es algo inconsistente y en algún momento hubieramos deseado tener más RAM (o quizás un software que gestione mejor la memoria)

La mayoría de juegos podremos disfrutarlos sin más problemas y salvo en contados títulos, con la GPU Mali-T830 MP2 casi siempre podremos mantener los 30fps. En el día a día el Huawei P Smart se comporta como un campeón aunque más que la potencia nos preocupa un poco cómo envejecerá. La generación anterior empieza a notarse que va más lenta y solo tiene un año.

Como comentario adicional decir que he tenido que calibrar el GPS y el acelerómetro un par de veces. Quizás no era necesario pero tras darme un par de fallos decidí hacerlo. Pequeños detalles que han empañado una experiencia que los primeros días era perfecta, a la altura de los mejores superventas como el que este Huawei P Smart seguramente acabe siendo.

Batería: aguanta bien pero muy lento al cargar

El Huawei P Smart apuesta por mantener la misma batería que el P8 Lite 2017 pese a tener una pantalla sensiblemente más grande. Afortunadamente no tenemos quejas en este apartado. El año pasado ya teníamos una autonomía sobresaliente y con el Huawei P Smart podemos decir que no es un claro paso atrás.

Sus 3000mAh nos permite llegar a la noche con facilidad, aunque difícilmente llegue a la segunda noche. Hablamos de un uso medio a base de escuchar Spotify de vez en cuando, mirar redes sociales, navegar, hacer fotografías, consultar Maps, jugar en el lavabo… vamos, lo típico que se hace con un móvil.

Estamos por encima de las 5 horas con el brillo en modo automático y este uso medio que comentaba. Son buenos números y lo cierto es que dejará satisfecho a muchos, pero a decir verdad está ligeramente por detrás de los P8 Lite 2017 y Xiaomi Mi 5X que tengo como referencia cercana.

La batería del P Smart nos aguantará día y medio con unas 5-6h de pantalla. Pero la carga es demasiado lenta.

Disponemos de dos modos de ahorro de batería: uno estándar y otro ultra eficiente, nos coloca el fondo negro, se corta el acceso a la ubicación y el launcher se simplifica al máximo. Me fue especialmente útil para probar la aplicación Die with Me. En caso que queramos ahorrar de manera genérica, el Huawei P Smart nos permite reducir la resolución de FullHD+ a HD+.

Pero queremos terminar con un punto que personalmente me ha mosqueado bastante. Vale que no traiga USB tipo C, es algo entendible. De acuerdo que no tenga carga rápida, hubiera sido un añadido muy interesante pero lo entendemos también. Lo que no puede ser es que tarde casi dos horas y media en cargarse por completo. Para alcanzar el 40% unos 40 minutos, para llegar al 85% algo más de una hora y media y para completarse al 100% siempre más de dos horas.

Android Oreo sí, pero EMUI 8.0 sigue condicionando

El Huawei P Smart es el primer dispositivo de Huawei en la gama media que viene con EMUI 8.0. Es decir, actualizado a la última versión de la capa de personalización de Huawei que además está basada en Android 8.0 Oreo. Aquí sin embargo no tenemos las novedades que sí están disponibles para el Mate 10, algo entendible por otra parte.

Es una capa de personalización bonita, con muchísimas opciones útiles y lo cierto es que funciona bastante rápido. No se me ha pasado por la cabeza en ningún momento instalarle Nova Launcher, lo que para mí es un indicativo de que el launcher es agradable. Sin embargo EMUI 8.0 sigue sin ser un salto adelante a nivel de fiabilidad, estabilidad y consistencia.

Hay momentos en los que el dispositivo se comporta raro. Widgets que no encajan bien en la pantalla de desbloqueo, ralentizaciones inexplicables a la hora de hacer capturas de pantalla, etc. Son detalles que en estas dos semanas he podido observar y me preocupa que con el tiempo no descubra más.

EMUI 8.0 incorpora una cantidad generosa de aplicaciones preinstaladas. Una serie de juegos y apps que he desinstalé el primer día: Puzzle pets, Phone clone, eBay, eltiempo, Dragon Mania y Booking (en contraposición con TripAdvisor en el P8 Lite).

El móvil nos ofrece 32GB de espacio libre y puede ampliarse mediante microSD hasta 256GB de los que quedan libres 23,49GB. Aquí lo cierto es que también nos hubiera gustado encontrar 64GB, que aunque parezcan muchos debería ser el mínimo recomendado en 2018.

Se agradece la inclusión de Android 8.0 Oreo y sus funciones como la multipantalla, pero EMUI 8.0 sigue sin ser la esperada revolución a nivel de fiabilidad.

La lista de ajustes es bastante larga y tenemos toda una serie de añadidos bastante interesantes: desde radioFM hasta un buscador de virus, pasando por notificaciones flotantes, doble toque para despertar la pantalla, audio Bluetooth dual, Huawei Beam para pasar archivos, pantalla partida, modo a una mano, programar encendido/apagado o carpeta de caja fuerte para cifrar archivos.

Todavía encontramos muchas aplicaciones que no aprovechan las pantallas 18:9 pero aquí ya no es algo específico de Huawei. Con el paso de los meses cualquier aplicación que quiera seguir siendo descargada se acabará adaptando.

Llevamos años hablando de las capas de personalización y lo cierto es que han mejorado enormemente. Puedo entender quien prefiera EMUI 8.0 antes que Android stock, es más bonito, tiene más opciones y el rendimiento no anda muy lejos. Pero al final estos gamas medias suelen recomendarse mucho a nuestros conocidos y aquí seguimos sin poder decir que EMUI 8.0 es una apuesta segura.

La doble cámara nos sirve para hacer fotos más llamativas

Tenemos una cámara trasera de 13+2 megapíxeles con una apertura f/2.2, autofocus y flashLED. Como vemos, las cámaras dobles han llegado para quedarse y casi todos los fabricantes hoy en día incorporan una segunda lente para realizar de forma sencilla el efecto bokeh y modo retrato. El Huawei P Smart será el móvil más fácil de recomendar para quien quiera un móvil con pantalla 18:9 y cámara doble.

Pero si bien de la pantalla estamos muy contentos, con la cámara no ha habido un salto tan significativo. Esto es seguramente porque el año pasado nos sorprendió con un salto cualitativo importante. Sin embargo, de momento, parece que las cámaras de estos gama media son bastante parejas a las anteriores, salvo por la incorporación de una segunda lente que ofrece mucho juego.

¿Cómo se traduce esto en el día a día? Básicamente tenemos una cámara que de día da bastante buenos resultados. Sobre todo me ha gustado a nivel de un buen enfoque, ya que es rápida y logra casi siempre dar un detalle acertado. Sin embargo el rango dinámico no es especialmente bueno, los colores suelen salir muy saturados y si activamos el HDR en muchas ocasiones se quema totalmente el fondo.

De día realiza imágenes bien enfocadas, aunque satura demasiado los colores y pierde detalle

La aplicación de cámara está en la línea. Funciona bien, pero nos parece algo caótica. Los ajustes de HDR, panorámica o foto profesional los tenemos deslizando desde la izquierda y por ejemplo el HDR nos gustaría poder activarlo desde la barra principal.

Arriba encontramos botones para el flash, la apertura amplia, el modo retrato, imágenes en movimiento (una implementación de Live Photos) y cambio a la cámara frontal. Como suele ser habitual en EMUI, también tenemos opciones para lanzar la cámara desde la tecla de volumen, capturar sonrisas, seguimiento de objetos e incluso podremos descargar de manera adicional funciones como añadir marca de agua, reconocimiento de documentos o realzar comida.

Modo bokeh (izquierda) vs fotografía estándar (derecha)

Gracias a la cámara doble conseguimos efecto bokeh y sus efectos son bastante llamativos. Funciona correctamente pero no al nivel de lo que tenemos por ejemplo en el Mi A1, un dispositivo que sigue resistiendo en la comparativa. Si apuntamos correctamente y la figura no tiene zonas complicadas la imagen saldrá bien, aunque el fondo se pierde casi completamente debido al pobre rango dinámico.

Xiaomi Mi 5X/A1 (izquierda) vs Huawei P Smart (centro) vs Huawei P8 Lite 2017 (derecha)

Con la fotografía nocturna es donde nos damos cuenta que no ha habido grandes avances. Su nivel es bastante parejo al de los móviles de 2017, sufre bastante con las estelas de luz y el nivel de detalle se resiente. Aún así al tener un buen enfoque en general conseguimos tomar fotos mínimamente decentes, sin estar movidas todo el rato.

Xiaomi Mi 5X/A1 (izquierda) vs Huawei P Smart (centro) vs Huawei P8 Lite 2017 (derecha)

Ver galería completa » Fotografías Huawei P Smart (20 fotos)

¿Qué hay de la cámara frontal? Disponemos de un sensor de 8 megapíxeles con apertura f/2.0 y lo cierto es que funciona bastante bien. Me ha sorprendido más que no la trasera y se nota que los fabricantes empiezan a darle mucha importancia.

Modo retrato (izquierda) vs modo belleza (derecha)

El nivel de detalle es más que correcto y los juegos de luces aceptables. También tenemos modo retrato pese a tener una lente única, aunque aquí sí hay bastantes más aberraciones en los bordes. Pese a ello nos quedamos bastante satisfechos y el modo belleza no es tan acusado como suele ocurrir en muchos móviles de procedencia asiática.

El algoritmo de belleza acierta bastante, el angular es bastante amplio y podemos hacer selfies a partir de un gesto.

La cámara delantera se comporta bastante bien incluso en situaciones de poca luz, el modo belleza no es muy acusado y el efecto bokeh es resultón.

Dispone de grabación de vídeo en HD 720p y FullHD 1080p a 30fps. El sonido lo graba bien pero la falta de estabilización le pasa demasiada factura.

La doble cámara como vemos da bastante juego pero al final no tenemos una mejora clara en las fotos más básicas. Sí hay un claro avance en la cámara frontal donde los selfies son bastante decentes y alejados de lo que teníamos con el P Lite.

El caso es que tenemos muchos competidores como el Moto G5S Plus o el Mi A1 que van a continuar bajando de precio y ya tienen cámara doble. De día los resultados son bastante parecidos a los dos nombrados, aunque de noche por ejemplo el Motorola sigue por delante. Un buen trabajo independientemente que a medida que baje de precio irá tomando más valor.

Huawei P Smart, la opinión y nota de Xataka Android

El Huawei P Smart está disponible a un precio oficial de 259 euros en colores negro, azul o dorado. A falta de probarlo, creo que el color azul puede encajar muy bien con su excelente diseño. Este año vamos a ver una clara evolución en el diseño de la mayoría de móviles. Atrás quedan los diseños con marcos enormes arriba y abajo. Si vais a comprar un nuevo móvil, lo más seguro es que al final os acabéis dejando llevar por el diseño. El Huawei P Smart ahora mismo es de los pocos gama media que ofrece grandes resultados y además tiene una pantalla 18:9. Pero esta ventaja es temporal y Huawei lo sabe.

El fabricante chino ha decidido adelantarse al MWC presentando ya un dispositivo que dentro de unos meses seguirá siendo competitivo. Pero debemos tener en cuenta que por un poco más tenemos el Honor 7X, con resistencia al agua, y el Mate 10 Lite, un paso por delante en casi todos los aspectos. La competencia como vemos está en casa. Y en unos meses tendremos los nuevos Motorola. Llegados a ese punto, creemos que el Huawei P Smart se colocará donde realmente pertenece, que es en la gama media más cercana a los doscientos euros.

Si este Huawei P Smart es el heredero del P8 Lite 2017, ¿cuál es el heredero del P10 Lite? No nos extrañaría que aprovechando la llegada del buque insignia de Huawei se presente también un P11/P20 Lite que sea igual que este P Smart en pantalla, pero con más RAM, más almacenamiento, mejor procesador y una cámara con algún añadido de última hora. Justo lo que le falta a este dispositivo para situarse en la gama media más potente.

El Huawei P Smart es todo un acierto: un móvil con excelente diseño, pantalla 18:9, cámara doble y Android 8.0 Oreo. Otra fácil recomendación cuando baje de precio con las primeras ofertas.

El Huawei P Smart es un meritorio heredero de la gama Lite. Dispone de una pantalla que entra por los ojos, un diseño muy agradable de utilizar y bonito a la vista, es de los primeros dispositivos con Android 8.0 Oreo, ofrece mucho juego con su cámara doble trasera y no defrauda con la delantera. Además tiene NFC, una herramienta cada vez más utilizada.

Un móvil económico y equilibrado digno de 2018. También tiene algunos fallos a señalar: es muy lento al cargar, no tiene USB tipo C y la capa de personalización de Huawei pese a ser muy fluida sigue sin ser la más estable. Unos detalles que no creemos que impida a este Huawei P Smart volverse a coronar como uno de los móviles más vendidos, siempre que el gigante chino lo oferte como es debido.

Diseño8.5 Pantalla8.25 Rendimiento8.0 Cámara7.75 Software7.75 Autonomía7.5

A favor

  • Una pantalla con excelentes resultados
  • Gran diseño, compacto y agradable en mano
  • Android 8.0 Oreo de base
  • Buen nivel de autonomía

En contra

  • Sin USB Tipo C ni carga rápida
  • Cámara algo irregular
  • EMUI 8.0 sigue sin ser totalmente fiable

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Huawei. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

The Huawei P Smart (2019) launched at the same time as the eerily similar Honor 10 Lite, which we’ve already reviewed and which we loved. It offered “great value for money, an excellent screen and design and plenty of storage” – all qualities matched by Huawei’s new entrant.

There are a couple of differences in terms of design, camera specs and box contents. The P Smart (2019) has a lower-resolution selfie camera, while the 10 Lite includes a case in the box – the P Smart (2019) doesn’t.

That means, just like the Honor 10 Lite, the P Smart (2019) has its sights set on pricier mid-range contemporaries like the Nokia 7.1, Motorola One and Honor’s own Honor 8X, as well as slightly cheaper alternatives, such as the Nokia 3.1. Plus.

There were many fantastic budget devices released in 2019, yet the Huawei P Smart (2019) from late 2018 weathered them all to stay at the top of our list of the best cheap phones a year after its initial launch. If that’s not a compelling reason to consider it as your new phone, we don’t know what is!

After Google suspended Huawei’s future access to Android Play Store and security updates several months after the P Smart (2019) came out, there are serious question marks over the future of Huawei and Honor phones.

While Google and Huawei have promised to support phones currently on the market, it’s not clear how long they’ll receive Android updates or access to the Google Play Store, which would severely curtail their usefulness compared to the competition. The P Smart (2019) likely won’t be affected, but it’s dubious whether there will be a P Smart (2020).

Price and release date

  • Available in the UK, India and other markets
  • No US or Australian availability confirmed
  • £199 ($255, AU$360)

Huawei smartphones are currently not available through US carriers or major retailers, though it’s still possible to buy them. This usually means a higher cost or relying on unverified online retailers, and software may not be optimized for US networks. Huawei’s other products, including laptops and tablets, are readily available in the US, and the firm is working to obtain clearance to market its phones, so we could see the P Smart (2019) officially launch in America in the Future.

You can buy the Huawei P Smart (2019) in the UK, India, China, and Europe – no US or Australian release has been confirmed.

At £199 ($255, AU$360), the Huawei P Smart (2019) costs the same as the Honor 10 Lite, and undercuts the bigger Honor 8X, as well as the excellent Nokia 7.1 by a fair margin.

Since release, that price has deprecated somewhat, and you can generally pick it up for 25% lower than its launch price, and sometimes for even less during sales periods.

Key features

  • 6.21-inch screen
  • Sleek design
  • Mid-range power

The Huawei P Smart (2019) looks great, sporting a teardrop notch design, as seen on the OnePlus 6T, and a streamlined body.

Its plastic back and sides form a high-gloss shell that feels like plastic. The screen is LCD tech, which can’t compete with OLEDs when it comes to depth and punch, but alongside the Honor 10 Lite, the Huawei P Smart (2019) still sports the tiniest bezels and one of the best resolutions for the price.

Most phones that cost under £200 only offer 32GB storage, but the P Smart has a generous 64GB, of which about 50GB is available to the user – that’s on a par with many flagships that cost three times its price. As for battery power, there’s a 3400mAh unit inside, the life of which can be optimized via a host of power-saving options.

Despite the great-looking design, and the decent storage and battery specs, however, the P Smart (2019) is ultimately a mid-range phone with mid-range internals. Inside, there’s a Kirin 710 chipset coupled with 3GB RAM – respectable, but not excellent.

Design

  • Plastic unibody
  • Glass front with pre-fitted screen protector
  • Back scratches easily – buy a case!

At 8mm thick and 162g, the P Smart is light, largely owing to the fact that, unlike the glass-backed Honor 10 Lite, its back and sides are a unibody plastic shell with a high-gloss effect.

While the back does look like glass, especially if you’re looking at one of the color options that features a gradient finish, it’s plastic through and through. Despite this, though, it feels smooth in the hand, and while it’s light it doesn’t feel hollow.

However, the fact that it’s plastic means it scratches much more easily than glass, so if you want to keep your Huawei P Smart (2019) looking pristine, get a case on it from day one – while it comes with a pre-fitted screen protector, unlike the Honor 10 Lite there’s no soft plastic protective case, which given this phone’s susceptibility to scratches is a noticeable omission.

There are plenty of color options here: Midnight Black, Aurora Blue and Turquoise Blue, with the latter two options sporting a gradient finish, as introduced on the Huawei P20 Pro and carried over to the Mate 20.

The rear fingerprint scanner is in the middle of the phone and easy to hit, with the ridged edges easily identified when you extend a digit.

The camera surround on the back of the P Smart (2019) houses a dual-camera module that’s slightly raised from the phone’s body. On the bottom of the phone is a single downwards-firing speaker, as well as a micro USB port and a headphone jack.

Huawei has also managed to squeeze a notification light in below the screen – which is both handy and unexpected given how small the bezels are – rounding off the look and feel of this excellently priced package very nicely.

Screen

  • 19.5:9 LCD screen with water drop notch
  • 6.21 inches
  • Full HD Plus resolution, 415ppi

A Full HD resolution display measuring 6.21 inches dominates the front of the P Smart (2019). It’s long, with a 19.5:9 aspect ratio, and it’s also very light on bezels, delivering an almost 90% screen-to-body ratio according to Huawei – better than many flagships.

With a resolution of 2230 x 1080 pixels, the P Smart’s screen isn’t just competitive for the price – the 415ppi pixel density also wins out when compared to displays found on much pricier phones like the iPhone XR’s, the screen on which clocks in at 326ppi.

The phone’s screen is really bright for a mid-ranger too. Off-angle and outdoor viewability are good, and it’s easy to see the screen in all but the brightest conditions.

We’ve already said the P Smart is light on bezels – in fact the bezels are absolutely tiny, and the notch isn’t as intrusive as that found on an iPhone X for example. Instead, there’s a small protrusion, known as teardrop or water-drop notch (Huawei calls it a ‘Dewdrop’, just to be different), which houses the 24MP selfie camera.

Another bonus is that there are plenty of screen calibration tools in the settings. Eye Comfort mode, color calibration and more give you control over everything from the screen tone to its emission of blue light, which can interfere with sleep.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *