Gasolina por km

¿Cuánto gasta un coche diésel a los 100km? ¿Y uno de gasolina?

Toca cambiarnos de coche o plantearnos el cambio de coche y nos hacemos la famosa pregunta ¿cuánto gasta un coche a los 100 Km? Simplemente tecleando el modelo de coche en Google, podríamos dar respuesta a esta pregunta. Pero nos aparecerán datos de consumo del fabricante que, bajo nuestra opinión, no siempre van a ser fiables. Estas pruebas suelen realizarse en laboratorios y no en conducción real. Aún así, depende del tipo de fabricante, ya que hay algunas marcas que realizan las pruebas con pasajeros, carga en el maletero etc.…

Para responder cuánto gasta un coche diésel a los 100Km, influyen muchas características:

  • Motor: 1.4 litros, 2.0 litros…
  • Caballos: 100cv, 140cv…
  • Peso del coche: 1.500Kg
  • Tipo conducción: urbana, carretera, inter-urbana
  • Climatología
  • Estilo de conducción del conductor: revoluciona demasiado el motor, hace los cambios en el momento exacto

A la pregunta de cuánto gasta un coche de gasolina en 100 Km, también le influyen las mismas características que para los coches de motor diésel.

Por lo tanto, es muy difícil estipular cuánto consume un coche en 100 Km ya que, dependiendo del modelo de coche, del motor, de los caballos etc., el consumo de nuestro coche va a verse afectado.

Lo que sí que podemos garantizarte es que a pesar de que compres un coche y el fabricante te “garantice” que el coche va a consumir 5,5 litros a los 100 kilómetros, seguramente ese consumo vaya a variar.

Sin embargo, podemos ayudarte a calcular cuánto gasta un coche en 100 Kilómetros. Hace algunos días, escribimos un artículo acerca de “Calcular la gasolina y el consumo en un viaje largo por carretera” en un apartado, hacemos referencia a “calcular cuántos litros consume el coche por cada 100 kilómetros”. Donde explicamos qué tienes que hacer para calcularlo y así obtendrás el consumo real de tu coche. Una vez que lo tengas, podrás comprarlo con el consumo que te dio el fabricante en el momento de la compra del vehículo.

Es normal que, con el paso de los años, el consumo del coche aumente ligeramente. Las piezas habrán sufrido desgaste y ya no es tan eficiente como al principio. Sin embargo, podemos realizar varias acciones con las que lograremos controlar y no aumentar el consumo de nuestro coche. ¿Qué puedes hacer?

  • Llevar la presión de los neumáticos correcta. Si un neumático está más inflado que otro, tu consumo puede verse afectado.
  • Repostar carburantes aditivados como los de nuestras estaciones de servicio en Zaragoza. Estos carburantes hacen que el motor trabaje de forma más eficiente y reduzcas el consumo. Conoce las ventajas de los carburantes con Neotech de Repsol.
  • Realizar la revisión del coche que indica el fabricante de forma periódica. Esto hará que se cambien piezas que lo necesitan y que el funcionamiento de todas las piezas del coche sea el correcto. Puedes realizar la revisión de tu coche en Taller mecánica rápida en Zaragoza.

¿Cuánto consume mi coche? Esta es la fórmula para averiguar su gasto real

Ni que esté impecable, ni que cuente con las últimas tecnologías. Aunque esos dos aspectos también son fundamentales, lo que de verdad importa a los conductores es el consumo de su coche. Esto se debe, principalmente a que el precio de los combustibles está alcanzando sus máximos: la gasolina se encarece un 15% en lo que va de año y el gasóleo más del 11%. Por ello, y a pesar de que se puede conducir de manera eficiente, es uno de los datos técnicos que más se tienen en cuenta a la hora de adquirir un vehículo. De esta cifra depende hasta el precio del impuesto de matriculación, que varía en función de los gramos de CO2 emitidos por kilómetros, una cantidad relacionada con el combustible y el consumo: a más consumo, más emisiones.

Todas las casas de coches ofrecen la cifra de consumo de sus modelos, ya que es un requisito para la homologación en Europa. Sin embargo, no es tan precisa como debería y es que, según un estudio, un vehículo consume hasta un 42% más de media de lo que dicen los fabricantes, ya que depende de la manera de conducir, de la forma de usar el coche, del número de pasajeros o de la carga que se transporte, entre otros aspectos. De hecho, hay elementos que aumentan el gasto, como el aire acondicionado. De esta forma, es recomendable saber cuál es el consumo real del vehículo.

Cómo calcular el consumo

La mayoría de coches, debido a las constantes innovaciones tecnológicas del sector, incluyen un sistema de medición de consumo inmediato en el ordenador de a bordo, pero, para comprobarlo por nosotros mismo es necesario calcular cuántos litros se han gastado en una distancia concreta.

  • Llenar el depósito. Hay que elegir el carburante adecuado y llenarlo al completo y apurar el depósito aunque la pistola del surtidor haya saltado.
  • Cifras nuevas. Para facilitar el cálculo, es recomendable poner el parcial a cero o apuntar los kilómetros que había antes de repostar.
  • ¡A circular! Realiza el recorrido estipulado teniendo en cuenta que cuantos más kilómetros conduzcas, más precisa será la medición. Sería recomendable recorrer, al menos, 200 kilómetros.
  • Repostar de nuevo. Una vez terminado el trayecto, vuelve a repostar para saber cuántos litros has necesitado para rellenar el depósito. Esos serán los que hayas gastado en el trayecto.

Para saber el dato cada 100 kilómetros, hay que hacer una regla de tres con la fórmula matemática (Litros consumidos x 100) /km recorridos= consumo medio. Por ejemplo, en un coche que en 210 kilómetros ha consumido 21,5 litros, el consumo sería de 10,2 l/100 km.

Tiempo de lectura: 3 minutos

A la hora de comprar un coche debemos tener en cuenta muchos aspectos, pero una de las primeras preguntas es siempre: ¿diésel o gasolina? Por normal general, los coches gasolina son más baratos, pero, a cambio, consumen más y el combustible es más caro. De forma intuitiva, podemos deducir que cuanto más vayamos a usar el vehículo, más nos interesará un motor diésel, pero ¿cuántos kilómetros exactamente harán falta para amortizarlo?

Al igual que cuando explicamos por qué dar acelerones al conducir sale caro, las matemáticas nos resultan de gran ayuda. Nos permiten calcular, de forma bastante precisa, cuántos kilómetros vamos a necesitar recorrer con nuestro nuevo coche para que salga rentable el mayor desembolso inicial.

¿Cuántos kilómetros hay que hacerle a un coche diésel para que salga rentable?

La respuesta a esta pregunta es un clásico: depende de varios factores. Principalmente, de la diferencia de precio entre la versión diésel y la gasolina, del consumo por kilómetro y del precio del gasóleo y la gasolina. Pero eso no quiere decir que no se pueda calcular.

Pongamos como ejemplo que queremos comprarnos un Seat León. Su versión básica de gasolina de 1.2 litros y 110 CV cuesta 15.000 euros, con un consumo urbano de 6,1 litros cada 100km. Por otro lado, si optamos por el diésel, con un motor de 1.6 litros, 110 CV y un consumo urbano de 3,9 litros, el precio oficial es de 18.000 euros.

Para calcular los kilómetros que debemos recorrer con la versión diésel para amortizarla, deberemos calcular el precio por kilómetro de cada vehículo (consumo x precio combustible/100) y aplicar esta sencilla fórmula:

Kilómetros = (Precio coche diésel – Precio coche gasolina)/(Precio por km gasolina)-(Precio por km diésel)

Para el ejemplo que estábamos viendo, el resultado es poco más de 100.000 kilómetros (cinco años a 20.000 kilómetros al año), tal como se puede ver en la siguiente tabla:

Además, hemos preparado un documento interactivo para que podáis ajustar los datos en función del los vehículos que estéis considerando y obtener un resultado personalizado. Podéis consultarlo y descargarlo aquí.

Finalmente, hemos elaborado también una tabla orientativa combinando diversas variaciones de estos factores. Para los cálculos, hemos tomado como consumo base para un vehículo diésel cuatro litros cada 100 Km y un precio de un euro por litro para el gasóleo. El resultado es el número de kilómetros que debemos recorrer para amortizar la inversión de un vehículo diésel en cada caso.

Otros aspectos a considerar al elegir entre un coche diésel o gasolina

Además del consumo de combustible, hay otros aspectos a la hora de elegir entre un coche diésel o gasolina que también tienen implicaciones económicas a considerar:

  • El seguro es más caro en los vehículos diésel: al ser coches más caros, los seguros a todo riesgo también lo son. Concretamente en torno a un 15%, lo que implica de forma orientativa entre 300 y 800 euros a lo largo de la vida del vehículo. No obstante, en el caso de un seguro de terceros ampliado, los precios son muy similares.
  • El mantenimiento es ligeramente más caro en los diésel: según un estudio de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), el mantenimiento de un vehículo diésel es aproximadamente un 25% más caro que un gasolina. Esto supone al menos 1.500 euros de diferencia durante su vida útil.
  • Impuestos de circulación: actualmente la mayoría de vehículos tanto diésel como gasolina se encuentran por debajo de los doce caballos fiscales, que marcan la diferencia entre un impuesto de circulación razonable y uno mucho mayor (en Madrid, 59 euros frente a 129 euros). No obstante, es importante comprobarlo, ya que puede suponer un sobrecoste significativo.

En Naranja | Decálogo para ahorrar gasolina en el día a día

Ahorrar con el coche, Ahorrar en gasolina

Gastos de kilometraje: todo sobre la gestión de gastos de viaje

Aviones, taxis, hoteles, comidas, gastos de kilometraje… Para muchas compañías los gastos de viaje son inevitables para poder desarrollar su actividad.

Estos costes suponen un gran desembolso que es necesario gestionar correctamente para no perder dinero. Afortunadamente existen herramientas que realizan esta tarea de forma automática, pero ni la tecnología más avanzada es cien por cien eficaz si no se cuenta con unos conocimientos básicos.

¿Cómo se clasifican los gastos de viaje?

En el caso de los gastos de viaje, es importante diferenciar los conceptos “dieta” y “kilometraje”. El término dieta hace referencia al dinero destinado a cubrir los gastos de manutención y estancia de un empleado durante un viaje de trabajo. Estas no son acumulativas, por lo que si no se gastan, se pierden.

Por su parte, el kilometraje es la compensación económica que la compañía ofrece a los trabajadores por utilizar su vehículo particular para los desplazamientos fuera de su lugar habitual de trabajo. Ese dinero debería ser suficiente no solo para cubrir el combustible, sino también gastos de mantenimiento como el desgaste de las ruedas y de las piezas mecánicas, el aceite e incluso la parte proporcional del seguro y del impuesto de circulación.

Lo que no está incluido en el kilometraje son las multas, los peajes o los tiques de aparcamiento. De las primeras tiene que responsabilizarse el trabajador, incluso cuando el vehículo sea de empresa. Los otros dos conceptos deben incluirse en la nota de gastos para que la empresa se haga cargo de ellos.

¿A cuánto se paga el kilómetro en España?

En España, el importe de los gastos de kilometraje no está regulado. Es la propia compañía quien establece la cifra y la refleja en el convenio colectivo. Si no hubiera, se coge el del sector. El último informe realizado sobre el precio del kilometraje habla de un precio medio por kilómetro en 2018 de 0,22 euros. El mínimo es de 0,05 euros y el máximo, de 0,82 euros.

Justificación de los gastos de viaje

Para que los trabajadores puedan recibir la compensación de los gastos de viaje, estos tienen que justificarse debidamente. El proceso tendría que estar definido en la política de gastos de la empresa. Por regla general, se exige la presentación de una serie de documentos:

  • Las facturas completas (o en su defecto, los justificantes), con numeración, fecha, lugar de emisión, datos fiscales del emisor y del receptor, descripción completa, base imponible, tipo impositivo aplicado, cuota repercutida y moneda en la que se paga.
  • El motivo del viaje, el nombre del cliente visitado, las personas que han acudido a la reunión o el número de comensales (en el caso de los gastos de restaurante).
  • En el supuesto de utilizar una tarjeta de viajes, es necesario guardar el comprobante.
  • Para justificar los kilómetros que se pasan también hay que anotar el punto de origen y de destino.
  • Los gastos de locomoción (taxi, tren, avión, autobús, etc.) se justifican con las facturas y los de los peajes y aparcamientos, con los recibos.

Liquidación de los gastos de viaje

El procedimiento a seguir para la reclamación de los gastos de dietas y kilometraje debe quedar perfectamente estipulado en la política de gastos de viaje de la empresa.

Una fórmula muy común a la hora de liquidar los gastos de viaje es ingresar el dinero en la nómina del empleado. Si vas a hacerlo así, asegúrate de anotarlos fuera de la categoría destinada al salario. Concretamente, el importe debería aparecer en la sección “devengos” con el concepto “percepciones no salariales”.

En principio estos conceptos no tributan, pero solo hasta ciertos límites. Es importante saber cuáles son las cantidades máximas exentas de impuestos para que el trabajador no acabe perdiendo dinero.

Actualmente el tope fijado por la Agencia Tributaria es de 0,19 euros por kilómetro. Todo lo que pase de esa cifra sí se tributa. Por tanto, si tu empresa te paga el kilómetro a 0,25 euros, esos 6 céntimos de diferencia sí se cotizan. Cuando el desplazamiento se realiza en transporte público, el gasto está exento de pagar IRPF independientemente del coste del billete.

Por su parte, la asignación para gastos de manutención, tiene los siguientes límites:

  • Con pernocta: 53,34 euros dentro del territorio español y 91,35 euros en el extranjero.
  • Sin pernocta: 26,67 euros en España y 48,08 euros en un destino internacional.
  • Medias dietas: las cantidades anteriores se rebajan a la mitad.

Para los gastos de estancia no hay límites, pero es necesario justificar el importe mediante una factura completa acompañada por un documento en el que se indique el día, el lugar y el motivo del viaje. El objetivo principal es demostrar que el desplazamiento no supera los 9 meses de forma continuada.

¿Se puede optimizar la gestión de los gastos de viaje?

Al principio de este artículo decíamos que existen herramientas para gestionar los gastos de viaje. Contar con un software para automatizar este proceso supone una serie de ventajas para las empresas. Entre otras: ahorran costes, se benefician de ventajas fiscales, pueden integrar los sistemas, es más fácil detectar fraudes y se reduce el tiempo dedicado a rellenar hojas de gastos y a comprobar que todo este correcto.

El proceso es el siguiente: el trabajador saca una foto del tique, la sube a la plataforma y esta lo guarda y clasifica. Así no hay riesgo de pérdidas ni deterioro.

Del mismo modo, el proceso de justificación y liquidación resulta mucho más fácil cuando se utilizan tarjetas de empresa. Como el gasto pasa directamente a la compañía, no es necesario hacer el reembolso. Eso supone un ahorro de tiempo. Por una parte, el trabajador no tiene que rellenar las tediosas hojas de gastos ni esperar a recuperar el dinero adelantado. Por otra, para la empresa es mucho más fácil controlar los gastos y comprobar si se están aplicando las políticas marcadas para los gastos de empresa.

El precio medio del kilometraje en España baja a 0,22 € según el Informe Anual CAPTIO del Kilometraje 2019

Captio es una plataforma de gestión de los gastos de viaje corporativos líder en el mercado español. Su objetivo es mejorar la gestión de los gastos de viaje de empresa aportando agilidad y eficiencia a través de un proceso digitalizado al 100%
/COMUNICAE/

Captio es una plataforma de gestión de los gastos de viaje corporativos líder en el mercado español. Su objetivo es mejorar la gestión de los gastos de viaje de empresa aportando agilidad y eficiencia a través de un proceso digitalizado al 100%

El kilometraje es uno de los gastos de locomoción decisivos dentro de los gastos de viaje de la empresa. Así lo pone de manifiesto el Informe del kilometraje 2019, que tiene como base los datos extraídos de forma anónima de una muestra de más de 900.000 tiques de viajeros de negocios, registrados en la aplicación de Captio durante el año pasado. Según este documento, el precio medio del kilometraje se estabilizó en los 0,22 euros, lo que representa un ligero descenso de apenas 1 céntimo con respecto al año anterior.

Uno de los datos más destacados del informe es que en 2018 el trayecto medio por trabajador se situó en los 196 km, un 44% superior al registrado el año anterior. Un análisis exhaustivo confirma que el tamaño de la empresa determina la distancia recorrida por empleado. Los profesionales en movilidad de las compañías grandes (más de 250 empleados) viajaron una media de 231 km por trayecto, frente a los 162 km de los empleados de firmas de tamaño pequeño (menos de 50 trabajadores) y los 118 km de los de empresas medianas (51-250 trabajadores).

El documento publicado por Captio también incluye información sobre cuándo se viaja más. En este sentido, los meses que registraron mayor número de desplazamientos fueron octubre y noviembre, confirmándose así la tendencia iniciada en 2017. En las ediciones anteriores a esa fecha los meses de mayor movilidad fueron los primeros del año y, especialmente, marzo.

Otro de los factores decisivos para analizar el kilometraje es el sector. Un año más, el Informe Captio del kilometraje arroja luz sobre cuáles son los ramos empresariales españoles en los cuales se paga mejor el kilometraje. El podio está liderado por el sector industrial, seguido el farmacéutico. Como novedad, este año ocupa la tercera posición el sector del turismo, desplazando de estas posiciones de privilegio al de la alimentación. Además, dicha clasificación coincide con el perfil de empresas con un alto porcentaje de movilidad de sus trabajadores.

Descargar el informe aquí para consultar el informe completo: Informe Captio del kilometraje 2019

El Informe del kilometraje 2019, que cuenta con una muestra de más de 900.000 tiques de viajeros de negocios registrados en la aplicación de Captio, ha concluido que el precio medio del kilometraje en España ha bajado a 0,22 euros, frente a los 0,23 euros del año 2017, lo que representa un ligero descenso de un céntimo con respecto al año anterior.

22/02/2019

Act. a las 16:56 CET

El informe también muestra cómo, en 2018, el trayecto medio por trabajador se situó en los 196 kilómetros, un 44% superior al registrado el año anterior. Además, se confirma que el tamaño de la empresa determina la distancia recorrida por empleado. De hecho, los profesionales en movilidad de las compañías grandes viajaron una media de 231 kilómetros por trayecto, frente a los 162 kilómetros de los empleados de firmas de tamaño pequeño y los 118 kilómetros de los de empresas medianas.

En cuanto a la época en la que se viaja más, el informe prueba que los meses que registran mayor número de desplazamientos son octubre y noviembre, confirmándose de esta manera la tendencia iniciada en 2017. Sin embargo, las ediciones anteriores mostraban que los meses de mayor movilidad eran los primeros del año.

NOTICIAS RELACIONADAS

Por otro lado, el Informe Captio demuestra que el sector empresarial que mejor paga el kilometraje es el industrial, seguido muy de cerca por el farmacéutico. Como novedad, este año ocupa la tercera posición el sector del turismo, desplazando del podio al de la alimentación. Además, esta clasificación coincide con el perfil de empresas con un alto porcentaje de movilidad de sus trabajadores.

Al coche lo debemos conocer como la palma de nuestra mano. Es necesario asegurarnos de que funciona en óptimas condiciones, con revisiones diarias del nivel de aceite, líquido para frenos, estado de neumáticos y cantidad de gasolina disponible. Todos los días, religiosamente. Sólo de esa forma podremos evitar malos ratos como que nos falle en medio de una avenida congestionada o, peor aún, que nos genere algún accidente que lamentar. Y dentro de las cosas que debemos conocer está el saber su rendimiento promedio por cada litro de gasolina. La manera de realizar el cálculo es fácil, te la explico en las siguientes líneas.

El consumo promedio de un coche

El gasto de gasolina de nuestro coche no es fijo ya que va a depender de si manejamos a velocidad constante o lo hacemos en una vía con paradas y tráfico. También, tiene que ver la marca y modelo del auto; a más cilindros, más consumo. Sin embargo, es importante conocer el promedio de consumo de gasolina de nuestro coche en situaciones normales. En líneas generales, un vehículo rinde, en promedio y con un buen afinamiento, entre 10km y 12km por cada litro de combustible. El rendimiento disminuye conforme más años tiene el auto.

Cómo calcular el consumo del coche con un cálculo matemático

El cálculo matemático que aquí te explicamos es muy sencillo: solo basta con tomar nota de la distancia recorrida con nuestro coche, de un punto a otro, utilizando el medidor de kilometraje. Es conveniente hacerlo con un recorrido en kilómetros que sea múltiplo de 10, para facilitar el cálculo; es decir, una distancia de 50, 60 o 70 kilómetros estaría bien. Asegúrate de tener el tanque lleno. También, te recomendamos hacerlo en carretera lineal, sin obstáculos como cruces o semáforos que te obliguen a parar o disminuir la velocidad, a fin de obtener una velocidad constante. Una vez completada la distancia, revisa la cantidad consumida de gasolina en el marcador. Con ambos datos podremos hacer el cálculo dividiendo la cantidad de gasolina consumida entre los kilómetros recorridos.

Un ejemplo sencillo del cálculo

Nada mejor que un ejemplo para que no queden dudas. Vamos a suponer que recorrimos 40 kilómetros a velocidad constante y del tanque se han consumido 3 litros de gasolina. Dividimos 40/3 para determinar la cantidad de kilómetros recorridos por litro de gasolina. El resultado de nuestro ejemplo es 13.3km, por litro de combustible. Nada mal. Si lo que queremos es determinar la cantidad de gasolina utilizada por cada kilómetro recorrido bastará con invertir la división, 3/40 y multiplicar el resultado por 1000. En nuestro ejemplo se consume 75ml de gasolina por cada kilómetro recorrido.

Realiza este cálculo frecuentemente para constatar que el motor funciona sin problemas. Si en algún momento notas que el coche empieza a rendir menos de lo normal, puede indicar algún problema técnico o de afinamiento. Finalmente, te aconsejo que intentes mantener constantemente lleno el tanque de combustible para circular; eso te permitirá ahorrar algo de gasolina ya que si solo lo alimentas con la cantidad justa, la volatilidad hará que se evapore más rápidamente.

Llevar un control del consumo de gasolina te permitirá tener un registro de tus gastos para que logres administrarte mejor. Sin embargo pueden suceder contratiempos que conlleven un gasto mayor para la reparación, por ello es bueno tener un plan emergente como un ahorro para reparaciones o una línea de crédito disponible, y por supuesto llevar a cabo los servicios en los tiempos correspondientes pra no afectar el rendimiento.

¿Cuántos litros de gasolina se gasta por kilómetro recorrido?

Seguro que en algún momento te has preguntado cuántos litros de gasolina se gasta por kilómetro recorrido. Es una duda muy frecuente entre los conductores, sobre todo porque interesa saber cuánto combustible vas a necesitar para realizar un viaje o si vas a tener que parar a repostar en el camino.

Calcular el consumo de combustible es bastante sencillo, y no importa el tipo de coche que tengas, ni las cilindradas del motor o si es diésel o gasolina. Ya hemos explicado cuánto gasta un coche diesel a los 100km, pero si te interesa saber cuántos litros de gasolina se gasta por kilómetro, se calcula con una ecuación matemática muy simple que hoy te explicamos en Zoilo Ríos.

Por lo general, un coche de gama media y que mantiene una velocidad constante suele consumir un litro de carburante por cada 12 kilómetros, pero todo dependerá del tipo de vehículo, su estado o la conducción. No es lo mismo circular por carretera que recorrer la ciudad en tu coche.

Cómo calcular el consumo de gasolina

Puedes, como decíamos, utilizar una fórmula matemática, o llevar un control del contador del coche simplemente. Antes de calcular la gasolina que necesitas es importante que te quedes con la siguiente idea: es mejor que recorras una distancia bastante redonda, es decir, es mejor que hagas 100 kilómetros o 200, y no te quedes en 87 o 119.

Intenta mantener una velocidad constante, y así el cálculo de combustible será lo más aproximado posible y procura realizar el cálculo con el tanque lleno, así será más fácil comprobar qué porcentaje has gastado, y recuerda que es malo conducir con la reserva, así que intenta evitarlo.

Pon el cuentakilómetros a 0 e inicia tu viaje. Puede ser cualquiera, uno habitual, un viaje nuevo o uno que hagas simplemente porque quieres comprobar cuántos litros de gasolina se gasta por kilómetro recorrido. Cuando acabes, comprueba el indicador tanque del depósito y comprueba cuánto carburante has consumido.

Si has consumido todo el tanque es sencillo, divide el número de kilómetros que has realizado por la cantidad de combustible que has repostado. Por ejemplo, si has recorrido 300 kilómetros y tienes un tanque de 50 litros, tendrás que hacer la siguiente operación: 300/50=8. Así, tu vehículo recorre 8 kilómetros por litro de combustible.

Si te interesa hacer la operación contraria, es decir, saber cuántos litros de gasolina consume tu vehículo por kilómetro, es también muy sencillo. Necesitas hacer lo siguiente: 50/300=0,16. Es decir, tu vehículo gasta 0,16 litros de gasolina por kilómetro recorrido.

Quizá este simple cálculo te ayuda a organizar tu próximo viaje o a ahorrar a final de mes si tienes en cuenta la cifra que has obtenido. Pero recuerda que todo dependerá del estado de tu vehículo y del tipo de conducción.

Estos artículos también pueden interesarte:

  • El nuevo etiquetado de gasolina y diesel: todo lo que necesitas conocer
  • ¿Qué es el octanaje de la gasolina? Conoce su significado e importancia
  • La calidad de la gasolina. ¿Cómo se mide? Técnicas y procesos para mejorarla

Estos días en que el desabasto de gasolina está a la orden del día, es importante saber cuánto nos rinde un litro de combustible.

Lo anterior depende de muchos factores, como por ejemplo, el modelo de nuestro automóvil, los cilindros y el desgaste de la unidad, y también de las transmisión y condiciones geográficas en donde se circule.

Sin embargo, algunas compañías tienen estimaciones sobre el rendimiento de la gasolina por kilómetro, ya que no existe una cifra oficial.

También puedes leer:

  • Ejército y Marina resguardan seguridad en refinería de Salamanca
  • Hay gasolina suficiente, no hay problema de desabasto: AMLO

Por ejemplo, según estimaciones, un vehículos subcompacto de tres o cuatro cilindros, tiene un rendimiento de 15 a 25 kilómetros por litro.

En tanto, los automóviles medianos de cuatro cilindros rinden de 12 a17 kilómetros por litro, y uno de seis cilindros llegar a rendir de 11 a 14 kilómetros por litro, de acuerdo a estimaciones de algunas armadoras consultadas por Publimetro.

A su vez, un vehículo grande de seis cilindros, tiene un rendimiento estimado de 9 a 12 kilómetros por litro, y en las unidades a ocho cilindros dura de ocho a 10 kilómetros por litro.

En tanto, los autos híbridos, no deportivos, arrojan cifras de consumo de hasta 28 km por litro según hábitos de manejo y condiciones.

Publicidad

Mercado negro

Debido al desabasto de combustible, en algunos estados como Guanajuato y Michoacán se ha comenzado a vender gasolina en el mercado negro.

A través de redes sociales o a un lado de las gasolineras, las personas ofertan el combustible hasta en 30 pesos, cuando su precio real oscila en los 20 o 21 pesos.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo en su conferencia mañanera que no existe ningún problema de desabasto de gasolina en el país.

Explicó que los problemas de desabasto de gasolina tienen que ver con los cambios en las rutas de distribución que se hicieron para evitar el huachicoleo.

“Cambiamos la ruta de la distribución, por eso el desabasto en algunos lugares. Puedo decir que tenemos gasolina suficiente, no hay problema de desabasto. Lo que estamos cuidando es la distribución, no abrir los ductos para que no haya fugas”, indicó.

Topes afectan

De acuerdo con un estudio de la UNAM, los topes aumentan el gasto de gasolina para los automovilistas y dispara hasta nueve veces las emisiones de contaminación.

Aunque la investigación de la Máxima Casa de Estudios se realizó en la Ciudad de México, su conclusión es general para todo el país, al cuestionar el uso indiscriminado y sin orden de los topes.

«La colocación de topes de manera arbitraria genera que los tiempos de traslado sean mayores, el consumo de gasolina aumente y las emisiones de contaminantes sean más elevadas», precisa el documento.

¿Cuál es el consumo de los camiones de transporte?

El combustible de los camiones de transporte supone más del 30% de los gastos que asumen los transportistas cada año. Los grandes camiones articulados de mercancías, que suelen ser los que hacen las rutas más largas, pueden llegar a gastar más de 41.000 euros al año en llenar el depósito. Pero, ¿cuánto consume un camión de transporte? Esa es la pregunta que intentamos contestar hoy desde nuestras gasolineras 24 horas.

Lo cierto es que existen muchos factores que influyen en el consumo de diésel del camión. En nuestro blog nos preocupa cómo podemos ahorrar en combustible, y ya hemos hablado de cómo la conducción ayuda a reducir el consumo de combustible del camión. También afecta al consumo el estado de los neumáticos del camión, aunque hay más factores que debemos tener en cuenta, como por ejemplo:

  • El motor y dimensiones del camión

  • La antigüedad del camión y su eficiencia

  • La carga transportada

  • La conducción del camión y su velocidad en carretera

  • La ruta por la que transcurre

Cuánto gasoil consumen los camiones de transporte

El consumo del camión de transporte puede oscilar mucho, en función de estos factores. Hablamos de consumos de entre 30 y 40 litros de gasoil cada 100 kilómetros de recorrido, dependiendo del modelo de camión, la ruta y el peso de la mercancía.

Teniendo en cuenta que los camiones más grandes pueden cargar más de un depósito de combustible de entre 450 y 500 litros, podemos hacernos una idea del diésel que precisan estos vehículos.

Camiones más eficientes y con un menor consumo

Conociendo estas magnitudes, parece lógico que una de las prioridades de los grandes fabricantes sea desarrollar camiones de carga más eficientes que consuman menos para ahorrar costes a los transportistas y generen un menor impacto medioambiental.

La eficiencia se ha consolidado como el mayor reto para estos vehículos en un sector, el del transporte por carretera, que mide mucho los gastos operativos en el desarrollo de su actividad. En este sentido, los nuevos camiones que está saliendo al mercado han conseguido rebajar mucho el consumo de gasoil, en una carrera por conseguir que estos grandes vehículos no superen los 29-30 litros de combustible por cada 100 kilómetros, de media.

Categoria:

Calcular gasolina

¿Quieres calcular el consumo de gasolina de un viaje en tu coche? No importa que se trate de un motor diesel o gasolina, con nuestra calculadora online podrás conocer la cantidad de litros de combustible que vas a gastar y lo más importante, el dinero que te va a costar la gasolina en ese trayecto.

Se trata de un resultado orientativo que puede variar según el tipo de trayecto y la forma de conducir así que cómo tú eres el que mejor conoce a tu coche, sabrás la media de litros de combustible que consume cada 100 kilómetros (si no sabes este dato, más abajo encontrarás otra herramienta para calcular el consumo real de tu coche). A continuación tienes la calculadora para calcular la gasolina que vas a gastar y el importe que te va a costar:

¿Cuál es el precio de la gasolina?

Si no sabes a cuánto está el litro de gasolina en Euros en tu ciudad, en esta web puedes consultarlo en tiempo real, con los precios actualizados de forma diaria para que puedas calcular la gasolina que vas a gastar de forma precisa.

En el panel de la derecha tienes un buscador con una serie de desplegables que te permitirán seleccionar la provincia, localidad y el tipo de carburante para el cual deseas calcular el precio.

Una vez que tengas el precio del litro de gasolina, podrás usar nuestra herramienta para calcular el gasto de gasolina.

¿Cuántos Km hay hasta mi destino?

Si no sabes con exactitud el número de kilómetros que hay hasta tu destino, nuestra calculadora de distancia entre dos puntos te aportará este dato y además, te ofrecerá una ruta para que planees tu viaje a la perfección y con las indicaciones más adecuadas.

Una vez que sepas la distancia que te separa de tu destino en coche, puedes rellenar los kilómetros a conducir en nuestra calculadora y así obtener la gasolina que vas a gastar en el viaje.

Si eres de los que le gusta conducir y quiere descubrir nuevos destinos cada día, no te pierdas este blog de viajes en el que encontrarás miles de destinos por todo el mundo para descubrir.

¿Cómo calcular la gasolina de un viaje?

Para calcular la gasolina que va a gastar tu coche en un viaje hay que tener en cuenta tres factores: la distancia en kilómetros del viaje, el consumo de tu coche cada 100 kilómetros y el precio del combustible que sueles utilizar, ya sea cualquiera de las variantes diesel o gasolina que hay en la actualidad.

Ten en cuenta que si se trata de un trayecto que combine carretera con algo de ciudad, lo mejor es que pongas el consumo mixto de tu vehículo. Si crees que va a ser casi todo carretera y a una velocidad constante, entonces usa el consumo para este tipo de conducción ya que es ligeramente más bajo que el mixto.

El resultado obtenido te ayudará a conocer la cantidad de litros que vas a gastar y el dinero que te va a costar, así sabrás si te va a tocar hacer varios repostajes o puedes hacer el viaje con un sólo depósito.

Por último, indicar que hay otros factores que influyen en este cálculo de combustible y que pueden alterar ligeramente los resultados. Por ejemplo, no es lo mismo viajar en un perfil llano que subir un puerto, si utilizamos el aire acondicionado o si el coche va cargado con mucho equipaje. En este caso, el consumo de gasolina siempre será ligeramente mayor a lo indicado por nuestra calculadora online.

Calcular consumo de gasolina real de tu coche

¿Quieres calcular el consumo real de gasolina de tu coche? Cuando compramos un vehículo, nos solemos fijar en los consumos homologados que da el fabricante pero que suelen diferir por mucho con los consumos reales que obtenemos con nuestro motor.

El coche tiene un ordenador que te dará el consumo real pero aún así, no es exacto. Por eso hemos elaborado una calculadora que te permitirá calcular el consumo real de combustible.

Para saber los litros de gasolina o diesel que consume tu coche realmente, debes realizar los siguientes pasos:

  1. Anota los kilómetros que tiene tu coche justo antes de repostar. También puedes poner el parcial a cero si te resulta más cómodo.
  2. Llena el depósito al máximo, hasta que el surtidor detecte que hemos llevado al nivel más alto y salte. Apunta los litros que has echado.
  3. Cuando tengas que volver a la gasolinera, llena al máximo el deposito de nuevo.
  4. Apunta los kilómetros que le has hecho al coche. Si pusiste el parcial a cero, ahora te mostrará los KM recorridos. En el caso de que no hayas usado el parcial, simplemente tienes que restar los KM actuales de tu coche con respecto a los KM que apuntaste en el primer paso.
  5. Divide los litros que has echado en el último repostaje entre los kilómetros recorridos y multiplica por 100 para obtener el consumo real en l/100km.

Para facilitarte todo el proceso anterior, a continuación tienes la calculadora de consumo de gasolina en la que simplemente tienes que escribir los kilómetros recorridos (paso 4) y los litros de tu último repostaje (paso2):

Por ejemplo, vamos a imaginar que tenemos un coche que es capaz de recorrer una distancia de 640 kilómetros con un repostaje de 48 litros de combustible. Hacemos los cálculos y obtenemos que:

48 litros / 640 Km x 100 = 7,5 litros/100km

Este cálculo podéis trasladarlo a una hoja de Excel pero creemos que con nuestra calculadora te será mucho más fácil de calcular el consumo real de tu coche. Con ese dato, ya puedes calcular el precio de un viaje en coche con mucha más precisión.

Web para consultar el consumo real de coches

Si quieres contrastar tus datos con los de otros usuarios que tengan tu mismo vehículo, existen webs en la que podemos consultar los consumos reales en diferentes circunstancias.

Puede que la más famosa sea Spritmonitor.de ya que cuenta con una base de datos enorme en la que usuarios de todo el mundo suben el gasto de combustible de sus coches, por lo que también podrás comparar tu estilo de conducción y ver si es eficiente (gastas poca gasolina) o por el contrario eres menos conservador.

El manejo de la web es muy sencillo. En una primera búsqueda sólo tienes que seleccionar el fabricante y modelo del que quieres conocer los consumos reales. Posteriormente podrás hacer un filtrado de los resultados más exhaustivo y diferenciar por tipo de combustible, potencia, cambio, año de fabricación, potencia y más.

Consumo homologado vs consumo real

Los consumos homologados que proporcionan los fabricantes difieren mucho de los reales precisamente porque se hacen en condiciones de laboratorio o bancos de potencia, que si bien cumplen la normativa, no colocan al vehículo en un escenario real de tráfico por ciudad o de carretera, por lo que los valores obtenidos en esas pruebas son demasiado optimistas.

Según la OCU, algunos modelos de coche llegan a consumir hasta un 51% más de combustible de lo que homologa el fabricante, lo que supone un gasto extra muy importante con respecto a lo que nos pensábamos en un principio.

Por suerte para nosotros, la normativa va cambiando para cumplir nuevos reglamentos de emisiones de gases y cada vez son más los fabricantes que comienzan a hacer pruebas homologación de consumos en tráfico real tal y como se puede ver en el vídeo que tenéis encima de estas líneas.

Esperamos que el protocolo WLTP (World Harmonized Light-Duty Vehicles Test Procedure) sirva para que, de una vez por todas, los consumos homologados que proporcionan los fabricantes se acerquen a unas cifras mucho más reales para los usuarios.

¿Puedo calcular el gasoil de un viaje en coche?

Por supuesto, aunque hemos hablado de gasolina todo el tiempo, la herramienta también sirve para los coches que utilizan diesel o gasoil. No hay ninguna diferencia.

Lo único que debes tener en cuenta es introducir adecuadamente el precio del litro de gasoil y listo. Automáticamente podrás calcular el precio del viaje en coche hasta tu destino.

Menú

  • AUTOMÓVIL
    • Consumo medio de combustible
    • Calcular el coste real de un vehículo
    • Dimensiones de los neumáticos
  • Construcción
    • Calcular una pendiente
    • Diseño de patrones de colocación
    • Diseñar una escalera
    • Dosificación para hormigón y morteros
    • Volumen de una hormigonera
    • Volumen de hormigón de una escalera
    • Longitud desarrollada de una lámina doblada o de un tubo curvo
  • Dinero
    • Coste del agua caliente
    • Cuotas periódicas capitalizadas
  • Electricidad
    • Calcular el voltaje, la corriente eléctrica, la resistencia y la potencia
    • Consumo eléctrico
    • Resistencia de un conductor eléctrico
  • Geometría
    • Cilindro
    • Cono truncado
    • Corona
    • Cuadrilátero irregular
    • Desarrollo de una hélice
    • Disco
    • Elipse
    • Dibujar una elipse
    • Elipsoide
    • Esfera
    • Hexágono
    • Hexágono irregular
    • Octógono regular (8 lados)
    • Paralelepípedo rectangular
    • Paralelogramo
    • Rectángulo
    • Segmento circular
    • Trapezoide
    • Triángulo
    • Tubo
    • Volumen de un depósito
  • MATEMÁTICAS
    • Lista de constantes
    • Proporción
  • MECÁNICA
    • Aceleración
    • Caudal y velocidad de circulación
    • Fuerza centrífuga
    • Fuerza de gravedad
    • Fuerza del viento
    • Presión, fuerza y superficie
    • Potencia, par y velocidad de rotación
    • Tren epicicloidal
  • MISCELÁNEA
    • Proporción
    • Resolución de pantalla
    • Tiempo entre dos fechas
    • Juego: Encuentre la combinación de la caja fuerte
  • SALUD
    • Calcula tu peso ideal
    • Índice de masa corporal (IMC)
    • Porcentaje de grasa corporal (IMG)
    • Las calorías de la cerveza

El combustible es el mismo en todos lugares, pero sus tarifas no. El precio del petróleo, los aranceles, los costes de transporte, los impuestos que establecen los Gobiernos… todo ello hace que las variaciones del coste para el usuario puedan ser enormes entre unos países y otros, hasta el punto de que la distancia que se puede recorrer por el mismo dinero llega a ser casi 10 veces más superior en un lugar que en otro.

Teniendo en cuenta el precio al que está la gasolina en cada uno de ellos, la aseguradora británica Veygo ha calculado cuántos kilómetros se pueden cubrir con 50 euros, y los resultados no podrían ser más llamativos. Como ejemplo, en Irán se pueden recorrer casi 3.400 kilómetros con 50 euros de gasolina, frente a los solo 442 kilómetros de Hong Kong.

Relacionado

  • La solución al eterno dilema: ¿gasolina o diésel?

Se trata simplemente de una estimación orientativa, obviamente, pues los resultados varían en función del coche que se utilice. Para completar este pequeño informe (con 50 países analizados), sus autores han utilizado los datos de un Ford Fiesta, el modelo más vendido en el Reino Unido, al que le otorgan un consumo medio de 6,3 litros cada 100 kilómetros.

Como referencia, según datos de The World Factbook (una publicación anual de la Agencia Central de Inteligencia ​ de los Estados Unidos), los principales productores de petróleo son, en este orden, Arabia Saudí, Estados Unidos, Rusia, China, Canadá, Irán, Irak, México, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos.

Aquí están los 15 países con la gasolina más barata y, en consecuencia, aquellos en los que la distancia que se puede recorrer es mayor; al final de la relación aparecen los 10 países con el combustible más caro. Teniendo en cuenta el origen del crudo, probablemente no sorprende que 8 de los 15 países con el combustible más barato sean asiáticos.

¿Y dónde queda España en esta comparación? Teniendo en cuenta que el estudio le otorga al Ford Fiesta un consumo medio de unos 6,3 l/100 km, y que ahora mismo el precio de la gasolina está en torno a 1,21 euros el litro, con 50 euros se podrían repostar 41,3 litros. Esta cantidad resultaría suficiente para recorrer 655 kilómetros, lo que situaría a España en el puesto 31. Aquí puedes consultar el estudio completo, con los 50 países comparados.

Tener un coche supone un esfuerzo económico continuo. Y más en verano, época del año en la que miles de españoles deciden poner a punto sus vehículos para irse de viaje y desconectar de sus rutinas. Sin embargo, una de las mayores preocupaciones que atormenta a los conductores es el gasto en combustible. Pero, ¿alguna vez has calculado cuánto gasta exactamente tu coche?

Es sencillo saberlo, sobre todo si tu vehículo no es muy antiguo y cuenta con algunas dotaciones tecnológicas. En ese caso, seguramente el ordenador de a bordo incluirá un sistema de medición de consumo que hará el cálculo exacto e inmediato. De todas formas, si no dispones de esta tecnología, o simplemente te fías más de tus propios cálculos, puedes hacerlo tú mismo.

Existe una fórmula para averiguar cuánto gasta tu coche cada 100 kilómetros (Jesús Hellín / EP)

Una manera de hacerlo muy sencilla es esperar a que el depósito se vacíe y llenarlo otra vez completamente. Es importante que apuntes cuántos kilómetros tenía tu coche antes de poner el carburante, de esta forma, al ponerlo en marcha y circular podrás comprobar cuánto has gastado. Recuerda que cuantos más kilómetros hagas, mayor precisión en el cálculo. Es recomendable circular durante 200 kilómetros, y al acabar volver a repostar para saber cuántos litros has necesitado para volver a llenarlo.

Si eres más de números, también existe una fórmula para averiguar cuánto gasta tu coche cada 100 kilómetros. El cálculo se basa en una regla de tres en la que debes multiplicar los litros consumidos por cien y después dividirlo por los kilómetros realizados. De esta forma, obtendrás el consumo medio de tu vehículo.

Sin embargo, el tráfico, los largos trayectos, las carreteras congestionadas también son factores que pueden aumentar el consumo de carburante, por eso te traemos una serie de consejos para que tus vacaciones vayan sobre ruedas y no te salgan muy caras. Además, te ayudarán a conservar en mejores condiciones algunos de los componentes del vehículo, ya que estarán sometidos a un menor esfuerzo (frenos, embrague, caja de cambios, motor, neumáticos…).

El precio de la gasolina varía en función de la estación de servicio (Sonia Moreno)

¿Cuánto pesa tu coche?

El peso de tu coche puede ser uno de los factores clave que te puede hacer gastar más combustible de lo normal. Esto significa que, si vas a hacer un viaje largo, es importante que planifiques cómo vas a organizar la carga.

Según el RACE, conducir con 100 kilos de más aumenta el consumo un 6%. Así pues, evita aquellas cargas que sean innecesarias. Por otro lado, también es importante desacoplar el remolque o la baca, si es que los usamos, ya que aumentan el peso del coche y puede que sean los culpables de que el depósito del vehículo se vacíe con tanta rapidez.

Planificar viaje

Cambiar los hábitos de conducción puede reducir el consumo de combustible hasta un 12 por ciento. Si planificas con antelación tus viajes y eres organizado, la diferencia de tiempo apenas se notará y en 4.000 o 5.000 kilómetros el ahorro podría suponer el equivalente de un depósito de combustible completo.

(Cambiar los hábitos de conducción puede reducir el consumo de combustible hasta un 12 por ciento DisobeyArt / Getty)

Puesta en marcha

Arrancar el motor sin pisar el acelerador. En los vehículos de gasolina la marcha debe iniciarse inmediatamente después de arrancar el motor. En los diésel, se debe esperar unos segundos para que el aceite llegue en condiciones adecuadas a la zona de lubricación.Usar la primera velocidad para el inicio de la marcha y cambiar lo antes posible a segunda.

Marchas largas

Circular el mayor tiempo posible en las marchas más largas y a bajas revoluciones. Si se está parado más de 60 segundos es mejor apagar el motor.

Observa tu velocidad

Otro consejo recomendado con los hábitos de conducción es que controles la velocidad en todo momento. Esto no significa que debas ir más lento, sino que tu velocidad debe ser uniforme. Por eso es buena idea que, siempre que puedas, vayas por autopistas y autovías o por carreteras sin curvas o demasiados obstáculos como baches, ya que te obligarán a frenar y acelerar constantemente y, por lo tanto, a gastar combustible con estas maniobras.

Para frenar, lo mejor es no abusar del freno, sino sacar el pie del acelerador y dejar que el coche frene por si solo en la medida de lo posible. Por lo tanto, el truco está en aprovechar la inercia del vehículo.

También es importante tener siempre una marcha puesta. Si no presionamos el acelerador con una marcha puesta, el consumo es nulo. Por el contrario, si llevamos el punto muerto, seguiríamos consumiendo combustible. Eso sí, en cantidades muy pequeñas.

Comprueba la presión de los neumáticos una vez al mes (PORNCHAI SODA / Getty)

Haz mantenimiento, sobre todo en las ruedas

Evidentemente es importante ver que todo esté en orden, pero el error más común es no fijarse en el estado de las ruedas, algo que culmina en un gasto innecesario de combustible.

Hay que controlar la presión de los neumáticos, y garantizar que lleven aquella que indica el fabricante. En caso contrario, no solo tendremos más probabilidades de sufrir un accidente, sino que también puede contribuir en el gasto de un 4% más de combustible.

Además, si un neumático no lleva la presión indicada se acaba desgastando más, y esto hará que debamos invertir también el dinero en cambiarlo a menudo.

Cuidado con el aire acondicionado y las ventanillas

Si eres de los que automáticamente enciende el aire acondicionado cuando accede al vehículo, puedes estar gastando una buena dosis de carburante sin darte cuenta. El aire solo hay que usarlo para cuando las necesidades térmicas sean reales. Si no, puede aumentar el consumo de gasolina un 12%.

En verano, hay que recordar que existen las ventanillas, y que, si hace mucho calor en el coche, lo importante es bajarlas antes de arrancar y durante los primeros minutos de conducción, para vaciar el calor del habitáculo. Una vez hecho este paso, es cuando deberíamos encender el aire acondicionado.

Sin embargo, es importante cerrar las ventanillas a altas velocidades, ya que, por la resistencia del aire, también aumentan el uso de combustible. Eso sí: aprovecha su uso cuando circules por poblado a bajas velocidades.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *