Formatos de disco duro

Contenidos

El formato del sistema de archivos importa y mucho

Hay muchas cosas que pueden salir potencialmente mal en informática. Puede que en el proceso de reinstalación del sistema operativo sufras un corte de corriente, dejando como resultado un sistema de archivos completamente inservible. No es la única situación en la que necesitarás saber cómo formatear tu disco duro.

Otro caso es que necesites instalar Windows pero tengas problemas durante la instalación, normalmente debidos al formato de archivos de tu disco duro. En Windows tiene que ser NTFS, pero si vienes de Linux, por ejemplo, te encontrarás con la desagradable sorpresa de no poder continuar con la instalación.

Para todo eso y más, hoy te explicamos en este tutorial cómo formatear tu disco duro por completo. Es el botón del pánico que sólo debes pulsar cuando hayas agotado otras posibles soluciones. Eso sí, recuerda que siempre debes tener a mano un CD o USB de instalación de Windows, Linux o de cualquier otro sistema operativo, pues este método deja tu HDD o SSD completamente vacío.

Accede a la consola de comandos

Digamos que tienes el mencionado CD para instalar Windows, pero cuando seleccionas tu disco duro, ¡error! Por algún motivo que probablemente desconoces, la opción de instalar el sistema en tu HDD no aparece o no te deja pulsar sobre ella.

No sabes qué hacer, así que te planteas empezar totalmente desde cero. Te vamos a ayudar: lo primero que tienes que hacer es comenzar con la instalación normalmente, con la diferencia de que en lugar de seleccionar Instalar debes pulsar en Reparar ordenador.

A continuación elige Solucionar problemas y Opciones Avanzadas. Luego accede a la consola de comandos.

Ahora sí: a formatear el disco duro en NTFS se ha dicho

Ahora un poco de informática en modo experto, o algo parecido. Aquí debes introducir varios comandos para confirmar que quieres dar formato a tu disco duro SSD o HDD, en concreto el formato NTFS imprescindible para instalar cualquier versión de Windows. Este detalle es sólo una de las cosas que tienes que saber antes de instalar el SO de Microsoft.

Son los siguientes:

  • X:\Sources>diskpart
  • DISKPART> list disk

Acabas de listar todos los discos duros o dispositivos de almacenamientos que tu sistema detecta. Verás una lista con los mismos y su tamaño, por lo que sólo tienes que decidir cuál es el que quieres formatear.

¿No sabes que es un SSD? Te lo explicamos y además te mostramos algunos de los mejores que puedes comprar ahora mismo

La siguiente acción es seleccionarlo e introducir uno tras otro lo siguientes comandos. El objetivo es borrar el contenido del disco y crear una nueva partición vacía en el formato NTFS.

  • DISKPART> select disk
  • DISKPART> clean
  • DISKPART> create partition primary
  • DISKPART> select partition 1
  • DISKPART> active
  • DISKPART> format fs=NTFS

Si todo ha ido bien, comenzará a formatear el disco duro. Puede tardar bastante tiempo, así que no es necesario que estés pendiente del proceso. Para finalizar sólo tienes que escribir lo siguiente:

  • DISKPART> assign
  • DISKPART> exit

Cómo formatear disco duro desde CMD

En muchas ocasiones nos obliga a formatear nuestro disco duro, como las siguientes:

1.Error de sistema de archivos debido a varios razones
2. Para hacer instalación limpia del sistema operativo Windows en un disco duro, formatear es el primer paso.
3.Disco duro está corrupto, tiene sectores defectuosos a lo largo de su uso
4.Sistema de archivos se convierte RAW, y Windows le pide que formatee su disco

En realidad todavía hay muchas otras situaciones que requieren un formateo de disco, generalmente hay 3 maneras para hacer este trabajo, ya sea utilizando el formato rápido de Windows, el símbolo del sistema de Windows (CMD) o una herramienta de formato de disco duro de terceros. El formato rápido de Windows es fácil de empezar pero con funciones limitadas. Así que CMD y una herramienta de terceros son las mejores opciones relativamente. Y cuál es la diferencia entre ellas y cual es la manera que le conviene más?

La primera el formatear disco duro desde CMD es ampliamente conocido por aquellos usuarios que se acostumbran a administrar computadora con el comando diskpart.

La segunda se aplica para los usuarios quienes tengan poco conocimiento técnico para formatear disco utilizando cmd, ya que es propenso a causar un error como diskpart ha encontrado un error acceso denegado, y no hay profesionales para prestarle asistencia.

Atención Ambas maneras de formateo borrarán completamente los datos del disco duro, así que asegúrese de haber realizado una copia de seguridad de todos los datos importantes antes de las operaciones.

Manera 1. Pasos a formatear disco desde CMD

Paso 1. En Windows 10, por ejemplo, escriba cmd en el cuadro de búsqueda, luego haga clic con derecho sobre cmd.exe y seleccione Ejecutar como administrador.

Paso 2. En la ventana escriba diskpart y pulse Enter.

Paso 3. Ahora escriba list disk y pulse Enter. Todas las unidades de disco que Windows detecta aparecerán en la lista, incluidas las unidades externas, conectadas a su equipo.

Paso 4. De acuerdo con la información del disco de la lista, escriba select disk + el número de disco, por ejemplo, select disk 1 y presione Enter, significa que dice a diskpart a dar formato al disco 1.

Paso 5. siga escribir clean, este paso comienza a limpiar todos los archivos y carpetas en el disco seleccionado.

Paso 6. Escriba create partition primary y presiona Enter.

Paso 7. Después de que diskpart haya creado la partición especificada con éxito, escriba format fs=ntfs (o format fs=exfat) y presione enter, este comando está diciendo a diskpart que formatee el disco con un sistema de archivos, sea NTFS o exFAT, etc.

Paso 8. Por último, asigne una letra de unidad a la partición recién creada por escribir assign.

Esta es la guía completa de formatear disco mediante CMD. Se tarda tiempo pero es bueno de saber cómo hacerlo. Sin embargo, si parece es un poco difícil de operar, recomendamos la segunda manera para dar formato a disco, utilizar una herramienta de formateo de tercera parte.

Manera 2. Formatear disco duro con software gratuito de formateo

EaseUS Partition Master Free, un gestor gratuito de particiones que ofrece pasos sencillos a formatear un disco duro interno o externo, memoria USB o una tarjeta SD, mucho más fácil de manejar que la línea de comandos en CMD.

Paso 1: Ejecuta EaseUS Partition Master, hace clic con el botón derecho del ratón en la partición del disco duro que desea formatear y selecciona «Formatear».

Paso 2: En la nueva ventana, configura la etiqueta Partición, Sistema de archivos (NTFS/FAT32/EXT32/EXT2/EXT3), y el tamaño del clúster para la partición a formatear, luego hace clic en «OK».

Paso 3: Verá una ventana de advertencia, haga clic en «OK» en ella para continuar.

Paso 4: Hace clic en el botón «Ejecutar 1 operación» en la esquina superior izquierda para revisar los cambios, luego haga clic en «Aplicar» para empezar a formatear la partición en su disco duro.

Descargar Gratis

 Para Windows 10/8/7/Vista/XP

Existen muchas razones por las cuales querer formatear un disco duro. Puede que estés buscando deshacerte de un virus. Quizás necesites comenzar de cero. O simplemente vas a vender tu ordenador y no quieres que nadie pueda acceder a tu información personal.

Los discos duros, en efecto, son aquellos dispositivos donde se almacenan todos los datos que tienes guardados en tu PC mediante un procedimiento magnético, es decir, programas, archivos, configuración y todos los cambios que se produzcan.

En este artículo, te explicaremos exactamente cómo debes hacerlo para eliminar toda esta información. Los pasos a seguir dependerán de muchos factores, entre los cuales, el número de discos que tengas o si tienes un segundo ordenador o no.

En este sentido, debes saber que no podrás formatear un disco duro del ordenador en el que estés trabajando en ese momento. Para hacerlo, deberás resetear el dispositivo desde un disco de instalación, una memoria USB u otro disco.

Cómo formatear un disco duro: cuestiones básicas

¿Qué significa formatear un disco duro?

Formatear es el proceso de eliminar todos los datos de un disco duro, algo que se diferencia del concepto de “formateo rápido”, que hace referencia al proceso de hacer ver que el disco está vacío cuando en verdad la información sigue intacta.

Querrás hacer un formateo rápido si se trata de un disco duro nuevo -que no haya sido formateado con anterioridad ni esté dañado-, o si quieres reinstalar Windows. En cambio, no deberías hacerlo si vas a deshacerte del disco o dárselo a otra persona.

Es muy importante que, antes de proceder, te asegures de hacer una copia de seguridad de las fotos, vídeos, música y documentos guardados en tu disco duro que quieras conservar. Los archivos eliminados a veces pueden recuperarse, pero es mejor no arriesgarse.

¿Qué son las particiones de un disco duro?

Antes de empezar, es imprescindible también entender qué son las particiones de un disco duro. Son aquellas pequeñas secciones en las que se divide una unidad HDD y a las que también se les conoce como unidades lógicas de almacenamiento.

Es posible formatear solo una de estas particiones sin que el proceso afecte a las otras. Puede resultar útil, pero eso significa que si quieres formatear todo el disco duro y utilizarlo como un único dispositivo, deberás asegurarte de que formateas todas las particiones.

¿Se puede formatear un disco duro desde el BIOS?

Hay mucha gente que está interesada en formatear un disco duro desde el sistema básico de entrada-salida o BIOS, es decir, aquel estándar que define la interfaz del programa que controla todos los circuitos electrónicos de tu ordenador.

Por mala suerte, esto no es posible, ya que un disco duro desde el propio Windows, sino que necesitarás hacerte con otro CD, DVD o memoria USB de recuperación y utilizar al mismo tiempo una herramienta de formateo externa como DBAN.

¿Se puede formatear un disco duro de forma rápida?

Es posible formatear un disco duro de forma rápida, pero este método no es el que deberías seguir si tu intención es eliminar de forma permanente la información de la unidad HDD. Un formateo rápido solo eliminará el camino para llegar a estos datos.

Método 1. Formatea un disco duro con el software DBAN

Como mencionábamos anteriormente, una de las herramientas de formateo que podemos utilizar para formatear un disco duro es la conocida como DBAN o Darik’s Boot and Nuke, un programa completamente gratis que te permitirá borrar todos tus datos para siempre.

Así pues, usando este software, podrás eliminar tu disco duro, lo que te permitirá instalar un nuevo sistema operativo en él. Ten en cuento que esto también significa que toda la información previa será borrada y será irrecuperable y que el proceso no podrá deshacerse.

En principio, DBAN está pensado solo para crear un CD/DVD-R de arranque, pero si no dispones de uno de libre o de una grabadora, hay un método alternativo que te ayudará a hacerlo con la ayuda de otro programa externo.

Se trata de Universal USB Installer, con el que podrás convertir la imagen ISO de DBAN desde una memoria USB de arranque. Simplemente inserta este USB, abre el programa y sigue las instrucciones que te aparecerán en pantalla.

En concreto, te pedirán que selecciones de la lista el Linux Distribution que quieras instalar en tu USB, en este caso, la última versión de DBAN. También deberás elegir la localización en tu ordenador y el USB que quiera utilizar. Finalmente dale a ‘Create’.

Para poder arrancar desde este USB y no desde el dispositivo desde el cual lo harías normalmente -en la mayor parte de los casos, el disco duro-, deberás realizar algunos cambios en la configuración del BIOS.

Para acceder al BIOS, deberás encender el ordenador y espera a que aparezca la primera imagen en la pantalla. Entonces, dale a la tecla ‘Eliminar’, ‘F1’, ‘F2’, ‘F5’ o ‘F12’ -según el ordenador- repetidamente. Esta tecla te saldrá en la autoprueba de arranque o POST.

Cuando ya se te haya abierto el BIOS, utiliza las teclas de dirección para navegar por la interfaz. Localiza el menú de ‘First Boot Device’ para configurar el disco de arranque principal y selecciona la opción de USB.

Una vez hayas guardado los cambios, ya podrás salir del BIOS, insertar el USB de arranque en cuestión y resetear tu ordenador. Al encenderse, debería abrirse automáticamente el programa DBAN.

Luego, bastará con que sigas de nuevo las instrucciones que te aparecerán en pantalla para poder llevar a cabo la eliminación del disco duro. Para evitar que también borre los datos del USB, no olvides desconectarlo antes de que empiece el proceso de formateo.

Método 2. Formatea un grupo redundante de discos independientes o RAID

Existen los llamados grupos redundantes de discos independientes o RAID, sistemas de almacenamiento de datos que utilizan múltiples unidades, ya sean discos duros o SSD, que permiten mayor capacidad, integridad y tolerancia frente a fallos.

Si eres de los que tiene dos o más discos configurados como un RAID, debes saber que existen varios modos de poder formatear estos discos. En cualquiera de los casos, eso sí, deberás asegurarte de tener los datos guardados en otro dispositivo.

  • Utiliza el software que vino con tu placa base o con tu controlador RAID
  • Dirígete al BIOS de tu controlador RAID y localiza la opción que te permita formatear el disco o discos o reconfigurar el RAID como discos individuales, teniendo en cuenta que esto los eliminará todos
  • Desconecta el disco que quieras formatear, conéctalo a otra Serial ATA de tu placa base pero que no forme parte del controlador RAID, y sigue las instrucciones que te damos en el siguiente apartado usando la herramienta ‘Administración de discos’

Método 3. Formatea un disco duro de forma rápida con Windows

Tal y como hemos avanzado anteriormente, existe la posibilidad de formatear un disco de forma rápida. En este apartado repasaremos las dos formas principales de hacerlo, ya sea directamente desde el menú de dispositivos o usando ‘Administración de discos’.

Cómo hacer un formateo rápido desde ‘Este equipo’

La forma más rápida de formatear un disco duro es yendo a ‘Este equipo’. Puedes acceder a esta carpeta con la herramienta de búsqueda que encontrarás al lado del botón de inicio de Windows. Puede que incluso tengas un atajo en tu escritorio.

A continuación, selecciona el disco duro que quieras formatear y haz clic derecho. Del menú desplegable que te debería aparecer, elige la opción ‘Formatear’.

Cuando se te abra una nueva ventana flotante, y antes de darle a ‘Iniciar’, repasa los valores que te aparecerán de forma automática y que hacen referencia al sistema de archivos y al tamaño de unidad de asignación.

En términos generales puedes dejar esta configuración tal y como te aparece, aunque deberás asegurarte de que NTFS está seleccionado como sistema de archivo y que sale la unidad de asignación por defecto. Tendrás el disco formateado en menos de un minuto.

Por otro lado, y como ya hemos ido recordando a lo largo de todo el artículo, por razones obvias no puedes formatear el disco que incluye el sistema operativo de Windows del ordenador que estás utilizando en ese momento. Si lo intentas, te saldrá este mensaje:

Cómo hacer un formateo rápido con ‘Administración de discos’

También puedes formatear un disco duro utilizando la herramienta de Windows ‘Administración de discos’. Para acceder a ella, bastará con que busques ‘diskmgmt.msc’ o ‘Administración de discos’ con la lupa de la barra de herramientas.

De la lista de resultados, selecciona uno llamado ‘Crear y formatear particiones del disco duro’. También puedes acceder a este gestor desde el ‘Panel de control’, seguido de ‘Sistema y seguridad’ y ‘Herramientas administrativas’.

Es cierto que la ‘Administración de discos’ no es tan potente como una herramienta externa diseñada para la gestión de particiones de discos duros, pero sí que es capaz de formatear datos y en este caso nos es más que suficiente.

Lo primero que tienes que hacer es asegurarte de que el disco duro que quieres formatear aparece en este administrador. Si no lo está, deberás conectarlo a tu ordenador, lanzar el gestor y esperar a que te pregunte si quieres inicializarlo. Dale a ‘OK’.

Si tu disco tiene una capacidad superior a 2 TB, deberás elegir el tipo de partición GPT (GUID Partition Table), lo que te permitirá crear más de cuatro particiones. Si tiene una capacidad inferior, deberás optar por MBR (Master Boot Record).

A continuación, haz clic derecho sobre el espacio sin asignar del disco y selecciona la opción ‘Nuevo volumen simple’ y selecciona el tamaño de la partición en MB, así como la letra que le dará nombre a este nuevo disco.

Ahora ya podrás formatear el disco volviendo a hacer clic derecho sobre el disco en cuestión y seleccionando la opción ‘Formatear’. Puedes formatear solo una partición o el disco duro entero.

Por otro lado, también puedes utilizar la herramienta ‘Administración de discos’ para cambiar el tamaño de una partición. Bastará con que hagas clic derecho sobre una y elijas una de estas dos opciones: ‘Extender volumen’ o ‘Reducir volumen’.

Si eso es algo que tienes planeado hacer, ten en cuenta las siguientes cuestiones básicas:

  • Los números se muestran en MB y no en GB
  • No puedes reducir el volumen de un disco por debajo del espacio que ocupan los datos almacenados en él
  • Solo puedes extender la partición si hay espacio no usado en el disco duro

Método 4. Restaura Windows 8 o 10 a los valores de fábrica

Puede que, llegados hasta este punto, no te termine de convencer la idea de formatear tu disco duro y perder todos los datos almacenados, pero que sigas queriendo restaurar tu ordenador para arreglar algún error técnico.

Por suerte, esto es posible utilizando una de las dos opciones que te presentamos a continuación, dependiendo de si quieres o no conservar todos tus archivos. Encontrarás más información en nuestro artículo sobre cómo restaurar Windows a los valores de fábrica.

Cómo restablecer Windows conservando los archivos

Si quieres conservar todos tus archivos, deberías elegir esta opción. Ten en cuenta que se borrarán los ajustes y todos los programas que tengas instalados en tu ordenador a excepción de aquellos que vengan por defecto con Windows.

1. Abre el panel de ‘Configuración de Windows’ y elige la opción ‘Actualización y seguridad’.

2. Ahora, selecciona ‘Recuperación’ del menú a mano derecha y dale al botón de ‘Comenzar’ que verás debajo de la sección ‘Restablecer este PC’.

3. Por último, elige la opción ‘Mantener mis archivos’ de la nueva ventanilla flotante para que se quite la configuración y las aplicaciones, pero se conserven los archivos personales.

Cómo restablecer Windows sin conservar los archivos

Por el contrario, si quieres empezar de cero y eliminar todos los archivos, programas y configuración, deberás escoger esta segunda opción. En este caso deberás asegurarte de que has creado una copia de seguridad de todos tus documentos.

1. Abre el panel de ‘Configuración de Windows’ y elige la opción ‘Actualización y seguridad’.

2. Ahora, selecciona ‘Recuperación’ del menú a mano derecha y dale al botón de ‘Comenzar’ que verás debajo de la sección ‘Restablecer este PC’.

3. Por último, elige la opción ‘Quitar todo’ de la nueva ventanilla flotante para que se quiten los archivos personales, las aplicaciones y la configuración.

Aunque los discos duros externos suelen venir formateados por el fabricante, el sistema de archivos instalado algunas veces puede no ser compatible con el dispositivo con el que deseas utilizarlo. Para solucionar el problema deberás formatearlo con un sistema de archivos compatible. La herramienta a utilizar dependerá del sistema operativo que estés utilizando.


Antes de formatear el disco duro, es recomendable hacer una copia de respaldo de la información contenida en el mismo, ya que el formateo eliminará todos los datos.

Cómo se formatea un disco duro externo en Windows

Presiona las teclas Windows + X y selecciona Administración de discos. En la ventana del administrador de discos, haz clic derecho sobre el disco duro externo y selecciona Formatear. En la ventana que se abrirá, ingresa un nombre para tu disco y elige el sistema de archivos con el que lo formatearás. Ten en cuenta que NTFS es compatible solo con Windows. En cambio, exFAT es compatible con Windows y Mac. Tras aceptar, empezará el formateo. El tiempo que demore dependerá del tamaño del disco.

Cómo dar formato a un disco duro externo en Mac

Conecta el disco duro externo a un puerto USB de tu Mac. A continuación, abre la herramienta Utilidad de discos, que se encuentra en la carpeta Aplicaciones > Utilidades. En Utilidad de discos, selecciona tu disco duro externo y haz clic en la pestaña Borrar. Despliega el menú que se encuentra a la derecha de Formato y elige el sistema de archivos con el que formatearás el disco. Ingresa un nombre para tu unidad en el campo Nombre y haz clic en Borrar para iniciar el formateo.

Cómo formatear un disco duro externo en Linux

Abre la Terminal y ejecuta sudo apt-get install gparted ntfsprogs para instalar la utilidad GParted. A continuación, conecta el disco duro externo a un puerto USB de tu equipo. En tu escritorio, haz clic derecho en el icono del disco y selecciona Desmontar volumen. Luego, ve al Dash, escribe gparted y haz clic en Editor de particiones GParted. En la ventana que se abrirá, haz clic derecho sobre el disco duro externo y selecciona Formatear. Enseguida, elige el sistema de archivos con el que formatearás el disco. Ten en cuenta que NTFS solo es compatible con Windows y ext3 solo con sistemas basados en Linux. En cambio, FAT32 puede ser utilizado en cualquier sistema operativo. Por último, haz clic en Aplicar para iniciar el formateo.
Foto: © 123RF

Cómo Formatear Disco Duro Externo

Apr 03,2019 • Filed to: Recuperación de Disco Duro • Proven solutions

Los discos duros externos son los dispositivos de almacenamiento usados para almacenar y recuperar información digital, personal y datos oficiales, como archivos, documentos y otras cosas. Están conectados a los sistemas a través de una conexión FireWire o USB o de forma inalámbrica para transferir datos de la unidad interna a los discos duros. Si buscas un nuevo sistema operativo o vendes tu vieja ordenador o laptop, entonces necesitas configurar un disco duro externo para respaldos al borrar y formatear los datos existentes en los dispositivos de almacenamiento.

  • Parte 1: Cómo Formatear Disco Duro Externo en Windows
  • Parte 2: Cómo Formatear una Unidad Externa en Mac

Parte 1: Cómo Formatear Disco Duro Externo en Windows

Los usuarios de Windows que van a formatear un disco duro externo por primera vez, recibirán la información completa y el procedimiento paso a paso del formateo de unidades.

Procedimiento Paso a Paso para Formatear Dispositivos de Almacenamiento en Windows:

  1. Antes de formatear un disco duro externo en Windows, respalda todos los datos informativos, como archivos, música y datos oficiales en un lugar seguro.
  2. Para formatear un disco duro externo, conecta el dispositivo al sistema o a una toma de corriente.
  3. Después de conectar el disco duro al sistema, recibirás la opción para abrir el Explorador de Windows y al hacer clic en la sección del Equipo en la barra lateral, verás tu disco duro conectado a tu sistema.
  4. Cuando hagas clic derecho en el ícono del Disco Duro, recibirás la opción de elegir «Formatear».
  5. Después de eso, puedes elegir cualquier sistema de archivos que desees usar para los sistemas operativos.
  6. Menciona tu disco duro con un nombre en Etiqueta del Volumen y marca la casilla de Formateo Rápido.
  7. Para comenzar el proceso de formateo, haz clic en el botón Iniciar y en algunos segundos recibirás una notificación cuando el proceso finalice.
  8. Abre el disco duro en el Explorador de Windows y empieza a arrastrar los documentos.
  9. Sigue el procedimiento paso a paso para formatear un disco duro externo y asegúrate de que no mostrará espacio libre similar al que se muestra en el recuadro, ya que los sistemas determinan el espacio de forma diferente a como está marcado en el recuadro.

Parte 2: Cómo Formetear una Unidad Externa en Mac

Los usuarios de Mac pueden seleccionar cualquier sistema de archivos que sea compatible con su sistema operativo. Para formatear una unidad externa en Mac, puedes seguir este procedimiento paso a paso:

Procedimiento Paso a Paso para Formetear Dispositivo de Almacenamiento en Mac:

  1. Antes de comenzar el proceso de formateo del dispositivo de almacenamiento, debes respaldar todos los datos informativos en una carpeta separada para usar más adelante.
  2. Conecta la unidad de almacenamiento a la Mac.
  3. Cuando se conecte la unidad al sistema puedes ver el ícono del dispositivo de almacenamiento en la pantalla.
  4. Ahora abre el buscador y comprueba las aplicaciones y utilidades. Después de eso, haz doble clic en la utilidad de disco.
  5. Para formatear discos duros externos, elige tu dispositivo de almacenamiento en la barra lateral izquierda y haz clic en la pestaña de Borrar.
  6. Después de eso, verás un menú de formateo donde puedes seleccionar el sistema de archivos compatible con tu sistema operativo.
  7. Describe o proporciona un nombre específico para tu unidad y haz clic en el botón Borrar. En poco tiempo, tu dispositivo de almacenamiento se formateará.
  8. Cuando termines con el proceso de formateo, haz clic en el disco duro en el buscador y empieza a arrastrar o puedes configurar como dispositivo de almacenamiento de respaldo con Time Machine.

Siguiendo el procedimiento paso a paso mencionado arriba, puedes fácilmente formatear el dispositivo de almacenamiento en Mac.

¿Qué es un Proceso de Formateo de Disco Duro Externo?

Formatear discos duros externos es un proceso de eliminar o borrar pedazos de memoria para aprovechar el espacio para nuevos datos. El formateo se puede realizar en dos etapas: proceso de bajo nivel y de alto nivel. El formateo puede tardar algunas horar en borrar los datos existentes, pero el proceso puede ser sin problemas si conoces las instrucciones paso a paso sobre cómo formatear un disco duro externo.

El formateo de bajo nivel es el primer proceso para borrar datos y archivos existentes en los dispositivos del disco duro; y a un nivel alto, se genera un nuevo sistema de archivos. Técnicamente, este es el proceso de escribir una nueva estructura del directorio que permite sobrescribir los documentos y archivos, y crear espacio para los nuevos datos.

Antes de formatear discos duros externos, respalda todos los datos importantes que vas a formatear. La mayoría de los dispositivos externos vienen con un software de respaldo que facilitará el proceso. Si tienes documentos, música, fotos guardadas en algun ordenador, entonces asegúrate de haber copiado todo antes del formateo. Recuerda que cuando formatees todos los datos, no podrás recuperarlos de ninguna manera.

Sistema de Archivos Explicado:

Antes de proceder a formatear discos duros externos, debes saber más sobre los sistemas de archivos que están particularmente asociados con los sistemas operativos. Los sistemas de archivos son las partes clave de la conversión a partir del registro físico de datos en un disco duro a los archivos que sólo son leídos por sistemas operativos.

Varios sistemas operativos, como Mac, Windows, Linux y OS X tienen diferentes sistemas de archivos para organizar y almacenar información digital. Los sistemas de archivos más populares se mencionan a continuación:

  • NTFS (New Technology File System): NTFS es desarrollado por Microsoft, inició con Windows NT 3.0. También es conocido como el sistema de archivos predeterminado de Windows. Microsoft ha lanzado cinco versiones de NTFS: v1.0 con Windows NT 3.1; v1.2 con Windows 3.51; v3.0 con Windows 2000, v3.1 y v5.0 con Windows XP. La versión más reciente incluye muchas funciones, como cuotas de uso del disco, distribución de seguimiento de enlaces, puntos de reparación, encriptación a nivel de archivo y soporte para archivos dispersos. Windows puede escribir y leer en discos duros NTFS formateados, mientras que OS X y Linux sólo pueden leer, pero no escribir a menos que sean compatibles con dispositivos de terceros como NTFS-3G. Tiene un tamaño máximo de archivo de 16 TB y un volumen de 256 TB.
  • FAT 32 (File Allocated Table): Fue diseñado en el año 1977 para disquetes y tres variantes principales de sistemas de archivos: FAT12, FAT16 y FAT 32. La versión más antigua de FAT es basante simple y robusta. FAT32 ha llegado con el aumento del número de bits que se usan para dirigirse a los clústers. También ayuda a reducir el tamaño de cada clúster, por lo que tendrá una gran capacidad de almacenamiento y soportará eficazmente los discos grandes de hasta 2 TB. Se puede escribir y leer en Linux, OS X y Windows. FAT32 ofrece un tamaño máximo de archivo de 4 GB y un volumen de 2 TB.
  • ExFAT (Extended File Allocated Table): Es bastante similar a FAT32 y se utiliza con menos frecuencia. ExFAT puede almacenar hasta 4 GB de archivos que lo hacen perfecto para memorias USB. Las unidades ExFat formateadas pueden ser leídas y escritas por OS X y Windows.
  • HFS Plus (Hierarchical File System): Es desarrollado por Apple Inc. Sirve como sistema de archivos principal de OS X y también es conocido como Mac OS Extender. Para aquellos que utilizan Windows en Mac con Boot Camp, pueden leer discos duros HFS plus, pero no pueden escribir. Sin embargo, las herramientas de terceros, como Paragon HFS+ ayuda a los usuarios a escribir y leer en unidades HFS+. HFS plus ofrece 8 tamaños máximos de archivo y volumen EiB.

Estos son los sistemas de archivos populares para sistemas operativos Windows, Mac y Linux. Para quienes están en ordenadores Windows, pueden formatear el disco duro como NTFS; y para los usuarios de Mac, ExFAT será la mejor y más confiable opción. Antes de formatear discos duros externos, asegúrate de haber creado un respaldo para todos los datos digitales importantes. Hoy en día, también es posible convertir discos duros sin perder datos. Puedes fácilmente convertir FAT32 a NTFS. Las mejores maneras de cambiar tu sistema de archivos es eliminar el disco duro y formatearlo.

Si desafortunadamente perdiste datos en tu disco duro externo, ¡no te preocupes! Aún tienes la oportunidad de tenerlos de vuelta. Para recuperar archivos del disco duro externo, puedes probar la siguiente herramienta.

Tu Software Seguro y Confiable para Recuperar Discos Duros

  • Recupera archivos perdidos o eliminados, fotos, audios, música, correos electrónicos de cualquier dispositivo de almacenamiento de manera efectiva, segura y completa.
  • Permite recuperar datos de papeleras de reciclaje, discos duros, tarjetas de memoria, memorias USB, cámaras digitales y videocámaras.
  • Permite recuperar datos por eliminación repentina, formateo, daño del disco duro, virus, fallas del sistema en diferentes situaciones.

Seguro que cuando has ido a formatear un disco duro o USB has visto que tienes para elegir diferentes sistemas de archivos. Las opciones son varias, del FAT32 al NTFS pasando por exFAT y varias otras. ¿Pero cómo saber cual es la más adecuada para la unidad que estás formateando o el uso que le quieres dar?

Hoy vamos a explicarte cuales son los sitemas de archivo más comunes y cuales son las características de cada uno de ellos. De esta manera tendrás todos los datos necesarios para poder elegir con cual formatear tu unidad de almacenamiento.

¿Qué son los sistemas de archivo?

Tu disco duro externo, el disco duro interno de tu ordenador, un USB o una tarjeta SD. Todos ellos son unidades de almacenamiento, lo que quiere decir que cuando los formateas estás creando la infraestructura en las que van a alojarse los datos que después le quieras meter.

Es aquí donde entra en juego el sistema de archivos, un componente del sistema operativo que se encarga de administras la memoria de cada unidad. Se encargan de asignarle a los archivos el espacio que necesiten, ordenarlos, permitir el acceso a ellos y administrar el espacio libre de las unidades de almacenamiento.

Es como un bibliotecario, que ordena y registra la posición exacta en la que se ha escrito un fichero dentro de la unidad, y así tu sistema operativo puede acceder rápidamente a ellos y saber dónde empieza y acaba cada uno.

Siguiendo con la analogía bibliotecaria, de la misma manera que cada bibliotecario puede tener su método para organizar los libros, cada sistema de archivo hace lo mismo, organizando y gestionando los datos de maneras diferentes. Cada sistema de archivos tiene sus propias ventajas y limitaciones, por lo que es importante conocerlos para elegir el que mejor se ajusta a cada necesidad que tengas.

Características de los principales sistemas de archivos

Como hemos dicho, hay diferentes tipos de sistemas de archivos cada uno con sus ventajas y desventajas. Algunos de ellos seguro que los has visto más de una vez, y puede que otros no tanto. Algunos de los más conocidos son los FAT32, exFAT, NTFS, HFS+, ext2, ext3 y ext4.

Sistema de archivos FAT32

Habiéndose establecido en 1996, es uno de los viejos rockeros del mundo de los sistemas de archivo, robusto pero anticuado. Eso sí, es tremendamente versátil gracias a su enorme compatibilidad con prácticamente todos los dispositivos y sistemas operativos, razón por la que la mayoría de unidades USB que te compres estarán formateadas con él.

Su mayor y más popular limitación es que sólo permite guardar archivos de hasta 4 GB, por lo que si quieres guardar un único archivo que ocupe más que eso no te va a quedar más remedio que formatear con otro sistema de archivos. Su lado positivo es que es perfectamente compatible con Windows, macOS y GNU/Linux, y funciona sin problemas en los viejos USB 2.0.

Sistema de archivos exFAT

Podríamos referirnos al sistema exFAT como una actualización al FAT32 introducida por Microsoft en Windows Vista con la intención de acabar con los quebraderos de cabeza que provoca la limitación de 4 GB de su hermano mayor.

En cuestión de compatibilidad puedes usarlo en Windows, macOS o GNU/Linux, aunque sólo en las versiones más recientes como a partir de Windows XP SP3 u OS X 10.6.5 Snow leopard. Es un sistema de archivos muy recomendado para unidades externas como un USB o tarjeta SD donde vayas a guardar archivos de más de 4 GB y no quieras tener problemas de compatibilidad.

Sistema de archivos NTFS

Se trata de otra alternativa al sistema FAT32 promovida por Microsoft, de hecho es el sistema de archivos que Windows utiliza por defecto. Sin los límites del tamaño máximo de archivo del FAT32, el NTFS se convierte en una muy buena opción para discos duros y otras unidades externas, por lo menos si eres usuario de Windows.

Y es que su mayor desventaja es que no es totalmente compatible con todos los sistemas operativos. Por ejemplo, de forma nativa macOS puede leer las unidades formateadas con él, pero no puede escribir en ellas. Esto quiere decir que si tienes un disco duro con NTFS no podrás guardar nada de tu Mac a no ser que lo formatees con otro sistema de archivos.

Sistema de archivos HFS+

De la misma manera que el NTFS es uno de los actuales sistema de archivo de referencia en Windows, Apple creó el sistema HFS+ a su medida. Se da la casualidad de que mientras los sistemas GNU/Linux pueden trabajar con él sin problemas, en Windows sólo podrás leer el contenido de los discos formateados con él, pero no escribir en ellos.

Eso hace de este sistema de archivos uno perfecto si estamos dentro del ecosistema de Apple utilizando sus dispositivos. Pero si eres usuario de Windows vas a necesitar utilizar cualquiera de los otros.

Sistema de archivos Ext2, ext3 y ext4

Y terminamos con esta última familia de sistemas de archivos. Así como Apple y Microsoft tienen sus propios sistemas, estos tres (cada uno evolución del anterior) son los utilizados por las distribuciones GNU/Linux. El principal inconveniente es que sólo puede ser utilizado en esta familia de sistemas operativos.

¿Qué sistema de archivos necesito?

Si lo único que quieres es tener un USB en el que únicamente vayas a llevar documentos o archivos multimedia pocos pesados, la mejor opción sigue siendo formatear tu unidad con el sistema FAT32. Como hemos dicho es muy robusto, y en ningún momento te va a dar problemas de compatibilidad en ningún sistema operativo.

Si vas a compartir archivos de más de 4 GB entre equipos con sistemas operativos Windows, GNU/Linux y macOS, tu mejor opción es formatear en formato exFAT. Esto es especialmente útil, por ejemplo, si quieres hacer copias de seguridad en un disco duro externo.

Si en tu casa sólo utilizas Windows y quieres es pasar archivos pesados de un ordenador a otro, tener copias de seguridad de tus archivos multimedia o simplemente ver un vídeo especialmente pesado en la tele te valdrá con formatear en NTFS.

Si en tu casa sólo utilizas dispositivos de Apple y quieres es pasar archivos pesados de un ordenador a otro, tener copias de seguridad de tus archivos multimedia o simplemente ver un vídeo especialmente pesado en la tele te valdrá con formatear en HFS+. Eso sí, recuerda que sólo es la elección recomendada si no vas a usar la unidad en equipos Windows.

Y en tu casa, si sólo tienes pensado hacer copias de seguridad o compartir archivos entre ordenadores con sistemas operativos GNU/Linux, tu opción puede ser formatear en Ext4. Eso sí, recuerda que es un formato que no podrás utilizar en tu Windows o Mac.

Imágenes | manseok, MobiusDaXter y foskarulla

NTFS vs FAT32 vs exFAT: ¿cuál es el mejor para tu dispositivo?

Antes de empezar, debemos esclarecer qué es un sistema de archivos. Básicamente, consiste en ofrecer una manera de organizar y ordenar los archivos dentro de un dispositivo de almacenamiento, así como qué tipo de información puede ser asociada a esos archivos, como los permisos, tipos de archivo y otros atributos. NTFS es utilizado sobre todo por discos duros, SSD, mientras que FAT, FAT32 y exFAT se utilizan en memorias USB y tarjetas SD.

En SoftZone: Qué diferencias hay entre FAT32, NTFS y ExFAT. ¿Cuál debo elegir?

NTFS: ideal para tu PC, discos duros y unidades SSD

NTFS (New Technology File System) es el sistema de archivos que Windows utiliza por defecto, y el utilizado para discos duros y unidades SSD. Windows sólo puede ser instalado en una unidad con este sistema, por lo que seguro que si estás leyendo esto desde Windows tu ordenador está utilizando este sistema de archivos. Son varios los motivos por los que se utiliza este sistema de archivos para ordenadores.

Entre ellos encontramos:

  • Su límite de tamaño de archivos es de 16 TB, y los volúmenes pueden llegar a tener 264 TB cada uno. Esto viene bien en ordenadores, donde podemos llegar a tener archivos de decenas de GB, por lo que no es algo que preocupe porque los mayores discos duros tienen 18 TB de almacenamiento, y los SSD 60 TB.
  • Se pueden configurar los permisos de acceso a un archivo (vital para un sistema operativo).
  • Permite cifrar archivos.
  • Permite nombres de archivos largos.
  • Se recupera más fácilmente de errores si el ordenador se cuelga.

En sistemas operativos Mac NTFS puede ser leído, pero no escrito. Si utilizas ambas plataformas, NTFS no es la mejor opción. Las consolas de Sony tampoco pueden escribir, aunque sí leer en el caso de PS3 y PS4. Xbox 360 no podía ni leerlo, pero Xbox One sí.

En SoftZone: MBR y GPT, todo sobre estos dos estilos de particiones de discos

FAT32: el que más compatibilidad ofrece, pero con límites de tamaño

Este sistema de archivos es de los más antiguos que todavía se utiliza hoy en día, y suele ser el que viene por defecto incluido en las memorias USB para maximizar su compatibilidad. Al ser tan antiguo (data de 1995 cuando fue introducido en Windows 95), su compatibilidad con todos los sistemas operativos es muy amplia, pudiendo usarse en Windows, Linux (y Android) y Mac OS, así como en dispositivos como televisiones o consolas.

Entre sus inconvenientes encontramos que el tamaño de los archivos no puede superar los 4 GB (ni particiones de 8 TB), lo cual es incómodo en algunas cámaras de acción en las que se cortan los vídeos, o si queremos pasar películas en una memoria USB. Por ello, se creó exFAT.

exFAT: el FAT32 moderno sin límites de tamaño

Este sistema de archivos es el más reciente, y cuenta con 10 años a sus espaldas desde que fuese estrenado en Windows Vista (con una versión compatible para XP). A pesar de que ha tardado unos cuantos años en empezar a usarse masivamente, es en la actualidad la mejor opción para memorias USB.

El motivo más importante es que exFAT elimina todos los problemas de limitación de FAT32, por lo que se pueden copiar archivos de más de 4 GB. El límite de tamaño de archivos en este sistema se encuentra en 16 exabytes (16 millones de terabytes). Frente a NTFS, presenta ventajas como ser más ligero sin todas las funciones extra que ofrece NTFS. Además, MacOS permite escritura y lectura de este formato a diferencia de NTFS, que sólo permite lectura. En Linux se puede usar con el software adecuado, y en Android se puede utilizar para leer y escribir en tarjetas SD y memorias USB a través de OTG. En consolas, las más recientes PlayStation 4 y Xbox One los soportan.

Donde más recomendable utilizar exFAT es en tarjetas SD si nuestra cámara o móvil es compatible, así como en memorias USB. A pesar de esto, debemos tener en cuenta de que el sistema de archivos puede no ser leído por algunos dispositivos, por lo que, si vamos a introducir una memoria USB en un ordenador antiguo, es mejor asegurarse la compatibilidad con FAT32.

Conclusión y otros formatos

Otros sistemas de archivo son ext4, utilizado en Linux, y por tanto también en el sistema operativo móvil Android. La ventaja de este sistema de almacenamiento es el conocido “journaling”, que permite una mejor integridad de datos al no modificarlos en tiempo real, sino que se apuntan y ordenan antes de realizarse.

Mac utiliza su propio sistema de archivos, llamado MFS o Macintosh File System. A partir de las nuevas versiones de iOS 13 y macOS 10.12.4, Apple ha introducido APFS o Apple File System, que unificará los sistemas de archivos entre todos los sistemas operativos de Apple: macOS, iOS, tvOS y watchOS, con grandes ventajas de latencia y cifrado.

En definitiva, NTFS es la mejor opción para discos duros y unidades SSD, tanto externas como internas. Para memorias USB y tarjetas SD lo mejor es usar FAT32 si vamos a usarlo en dispositivos antiguos con problemas de compatibilidad, o usar exFAT si vamos a necesitar copiar archivos de más de 4 GB en dispositivos modernos, como puede ser el caso de películas en alta calidad como Full HD o Blu-Ray, así como vídeos que hayamos grabado con el móvil cuya extensión sea de unos cuantos minutos. Si instalas una tarjeta SD en el móvil reciente, asegúrate de formatearla en exFAT para no tener problemas de tamaño de archivos.

Como crear particiones y dar formato a los discos duros en Windows

Como particionar un disco duro o sea dividirlo en diferentes unidades con el objetivo de tener separados e independientes diferente tipo de contenido o inclusive poder instalar otro sistema operativo, como hacerlo sin afectar los datos e información que contienen. Como formatearlos o sea configurarlos con el sistema de archivo necesario.
En ocasiones oímos hablar y leemos de las ventajas de tener dividido un disco duro en varias particiones, pero no nos decidimos a afrontar la tarea, ya sea por temor a dañar la información o por no disponer del tiempo necesario.
Esta página ofrece los elementos necesarios a los que se animan a crear particiones en su disco ya sea este el único que posee el equipo o sea un disco adicional que disponemos para tener de esa forma más espacio, ordenado adecuadamente, gracias a las particiones que necesitamos crear.

¿Qué es una partición de disco?

Particiones son diferentes secciones virtuales en las que se divide un disco duro, virtuales porque físicamente no existe tal división, los límites de cada espacio solo serán reflejados en la tabla de particiones que es un diminuto espacio que se encuentra al comienzo del disco y es leído por el sistema operativo para conocer la estructura de un disco.
A cada partición existente Windows le asigna una letra diferente con el objetivo de identificarla de la siguiente forma: • Las letras A y B se reservaban antiguamente y aún se mantiene para las unidades de discos 3.5 o floppy, muy usadas en los primeros sistemas ya que eran de estas desde donde se iniciaba el sistema.
• C siempre es la letra asignada a la unidad donde se encuentra el sistema operativo.
• A partir de la D y en adelante se asignan a las diferentes particiones, (E se utiliza generalmente para la primera unidad óptica, en caso de que exista más de una unidad de disco)

¿Para qué crear particiones?

Cuando se tiene solo un disco físico en un equipo, lo ideal es tenerlo dividido en dos o más particiones, de esta forma podemos lograr que todos los archivos del sistema operativo estén independientes en una misma lo que trae varias ventajas como son: ✔ Menos fragmentación del disco, esta ocurre cuando ocurren constantemente muchos procesos de copia y eliminación de archivos, es algo normal en el sistema operativo.
✔ En caso de deterioro del sistema podemos formatear la partición que lo contiene sin afectar al resto del contenido.
✔ Mayor rendimiento al tener la posibilidad de tener los archivos de paginación en una unidad diferente a la del sistema.
✔ Tenemos la posibilidad de instalar dos o más sistemas operativos diferentes en el equipo, aprovechando así las características y ventajas de cada uno de ellos. Al tener el disco dividido en varias particiones podemos también tener separados contenidos diferentes como documentos y archivo multimedia como son, la música, videos, películas, flash, etc.

Como crear particiones en los discos duros.

Existen diferentes formas de crear particiones en un disco duro en Windows, sin tener que recurrir a ningún software adicional: ➀ Mediante el programa de instalación de Windows, se usa cuando solo se tiene un disco duro físico en el equipo, en ese caso el contenido del disco, si existe alguno es borrado totalmente. Se puede iniciar desde el disco de instalación del sistema operativo, o directamente de los archivos de instalación si se tienen en un disco duro o memoria flash, en ese caso se reiniciará el equipo automaticamente para efectuar la tarea. ➁ Desde el Administrador de discos incluido en Windows, permite crear y eliminar particiones en cualquier disco duro aunque se tenga solo uno en el equipo, esta opción solo está disponible si se utiliza Windows 7, en este caso sin perjudicar la información contenida en un disco, siempre que exista espacio libre disponible.

Como crear particiones desde el programa de instalación de Windows.

Para crear dos o más particiones en un disco duro desde el programa de instalación de Windows, sigue los siguientes pasos: 1- Inserta el disco original de instalación del sistema en la unidad óptica predeterminada o primaria de DVD, en caso de haber varias y reinicia el equipo.
2- Permite que el equipo inicie o arranque desde el disco, presiona cualquier tecla cuando se solicite.
3- Espera que se copien los archivos necesarios al equipo, en la pantalla que aparece da un clic en «Siguiente», después «Instalar ahora».
4- En los próximos pasos, Selecciona el sistema operativo (Windows 7 Ultimate), Acepto los términos, Instalación Personalizada, hasta llegar a la ventana: ¿Dónde desea instalar Windows?
En esta ventana se muestran las unidades y discos duros disponibles en el equipo, por ejemplo Disco 0 Particion 1, es la primera partición del disco duro primario.
5- Selecciona el disco y da un clic en «Opciones de unidad», aparecerán las siguientes opciones: Eliminar: Elimina una partición.
Nuevo: Crea una nueva partición en el espacio no asignado (disponible).
Formatear: Le da formato a una partición creada.
Extender: Aumenta el tamaño a una partición existente (si hay espacio disponible).
Actualizar: Actualiza los cambios realizados. Crea las particiones que desees y dale el formato necesario (NTFS recomendado)
Al terminar cierra la ventana y cancela el programa de instalación.

Como crear particiones desde el Administrador de discos de Windows

El Administrador de discos es una herramienta que incluye Windows para administrar los discos duros y los volúmenes o las particiones que contienen. Permite crear, eliminar, así como extender y reducir las particiones.
Cualquiera de estas tareas es un proceso en extremo delicado que puede poner en peligro la información contenida en un disco, por lo que siempre se debe realizar un backup o respaldo de los datos, antes de dar cualquier paso. Para abrir el Administrador de discos ejecuta su acceso directo que encontrarás en: Mi PC, Administrar, Administración de discos.
Para abrir dicha herramienta de otra forma introduce en el cuadro de Inicio o Ejecutar: diskmgmt.msc y presiona la tecla Enter. Es una ventana dividida en dos secciones, en su parte superior aparecen listadas todas las unidades y en el panel inferior se muestran los discos duros físicos con las particiones o volúmenes que contienen, en caso que estén particionados.
A continuación una imagen de cómo aparece el Administrador de discos de Windows, en un equipo que solo tiene un disco duro físico, dividido en dos particiones nombradas en este ejemplo: DATOS y SYSTEM.
Al dar un clic derecho en cada unidad o disco estará disponible un menú con todas las acciones que se puedan realizar en cada caso, siempre asegúrate de seleccionar correctamente la unidad o disco, en ese caso resaltará sombreada con líneas.

Crear particiones en un disco que no es del sistema.

Crear particiones en un disco duro donde no se encuentre el sistema operativo, en caso de que dispongamos de un disco adicional no es ningún problema. Hazlo de la siguiente forma:
• Si el disco duro es nuevo será necesario primero inicializarlo, para eso da un clic derecho en él y escoge: «Inicializar».
• Para crear una partición da un clic derecho y escoge «Crear partición», ingresa el tamaño que debe tener. El tamaño se tiene que especificar en MB (MegaByte), la relación que existe entre MB y GB (GigaByte) es la siguiente:
1 GigaByte = 1024 MegaByte
Por ejemplo si necesitas crear una partición de 10 GigaByte, tienes que introducir 10240 MegaByte.
Puedes utilizar el siguiente formulario para convertir de GigaByte a MegaByte.
• Para formatear la partición o sea escoger el sistema de archivos que se va a emplear, da un clic derecho y escoge «Formatear».

¿Qué formato utilizar, cual es la diferencia?

En Windows se puede utilizar varios formatos de archivo en los dispositivos de almacenamiento. Han ido evolucionando con el tiempo con nuevas características que lo hacen más eficientes, son ellos: ─ FAT
─ FAT16
─ FAT32
─ ExFAT
─ NTFS ─ EFS
En dispositivos con pocas prestaciones como son las memorias flash, tarjetas de memoria, pendrives, reproductores MP4, etc. se utilizan los cuatro primeros.
En los discos duros se usan FAT32, EFS, pero preferentemente NTFS.
FAT32 es necesario usarlo en los discos duros que incluyen algunos dispositivos multimedia para conectar a la TV. Este sistema aunque más sencillo tiene muchas limitaciones respecto a la cantidad de espacio y el tamaño de los archivos que admite.
Para usar un disco duro en una computadora moderna donde se piensa instalar Windows 7 u otros sistemas modernos, es necesario usar NTFS.
Otros sistemas operativos como Linux, Solaris o Mac, usan formatos de archivo diferentes en los discos.
Al formatear un disco en NTFS, está disponible la opción «Formato rápido», en este caso se reduce considerablemente el tiempo de formateo, el que puede ser hasta de horas en caso de discos muy grandes.
Cuando es necesario dar formato a discos ya usados, que han presentado errores en su funcionamiento, no se debe usar esta opción.
El formateo a bajo nivel
Existe otro tipo de formato llamado «Formato a bajo nivel», se usa para poder recuperar dispositivos que han sufrido mucho daño en su sistema de archivo y no aceptan el formateo tradicional.
Para eso es necesario auxiliarse de aplicaciones externas.
En otra página de este sitio puedes leer como usar este método para reparar y recuperar dispositivos USB, aparentemente inservibles: Como recuperar y reparar las memorias flash USB que Windows no reconoce

¿Cómo crear particiones en un disco duro, donde está instalado el sistema operativo?

Crear particiones en un disco duro donde se encuentre instalado el sistema operativo siempre es un proceso riesgoso, pero necesario si solo se posee un disco físico como ocurre en casi todos los equipos pequeños como netbooks.
Para hacerlo se reduce una partición que tenga el espacio libre suficiente, o sea se toma parte de ella y en el espacio que queda sin asignar en el disco, se crea la nueva partición necesaria
Es imprescindible tener el doble de espacio libre en la partición a reducir, para facilitar el movimiento necesario de los archivos.
Por ejemplo si deseas crear una partición para instalar otro sistema operativo que requiere 10 GB, entonces será necesario tener 20 GB de espacio libre.
Para crear la partición sigue los siguientes pasos:
• Da un clic derecho en la partición a reducir, escoge «Reducir volumen», espera que termine la Consulta del espacio para la reducción, en la ventana que aparece a continuación verás el espacio que hay disponible para la reducción, si es suficiente entonces introduce en el cuadro: Tamaño del espacio que se desea reducir
• Oprime el botón «Reducir».
Ahora se dispondrá del espacio vacío en el disco necesario, el siguiente paso es crear una partición en ese espacio y formatearla.
• Da un clic derecho en la zona libre del disco que aparecerá sin utilizar con el borde superior negro con el estado Sin asignar, escoge: «Crear partición».
• Da un clic derecho en la nueva partición creada y escoge: «Formatear», selecciona el sistema de archivo necesario En otra página de este sitio puedes ver el proceso anterior explicado con más detalles, el objetivo es crear una partición en un equipo que ya tiene instalado Windows 7, en el que se desea instalar Windows 8, pero sin afectar la instalación existente de Windows 7 y sin usar ningún programa o aplicación adicional. Como instalar Windows 8 en un equipo que ya tiene instalado Windows 7

¿Cómo formatear un disco externo en FAT32?

En ocasiones es necesario darle formato a un disco para poder utilizarlo en dispositivos como un Media Player, una XBOX 360, una PS3 u otros dispositivos que solo admiten el formato FAT32.
Al formatear un disco en FAT32 usando la interface de Windows, nos encontraremos con la limitación de solo poder hacerlo en los primeros 32 GB.
Resulta frustrante este impedimento cuando en la actualidad son frecuentes los discos de más 500 GB de capacidad.
Hay dos formas de solucionarlo, hacerlo mediante la línea de comandos u usar una aplicación para esta tarea.

Formatear mediante la línea de comandos

El comando FORMAT permite darle formato a los discos y unidades con varias opciones disponibles.
Es posible usando este método darle formato a un disco de hasta 1000GB en FAT32.
Haz lo siguiente:
• Abre una ventana de la consola de CMD con privilegios de Administrador.
Para eso en la pantalla de inicio de Windows8, en el cuadro de Inicio en Windows 7 o en el comando ejecutar (Windows +R) escribe: CMD y presiona la tecla Enter.
En Windows 8 también es posible usar el menú que se abre con las teclas Windows + X.
• Escribe en la pantalla negra de la consola lo siguiente:
FORMAT X: /FS:FAT32 /V:EXTERNO /Q • Sustituye X por la letra asignada al disco en el explorador
• Sustituye EXTERNO por el nombre que tendrá la unidad
/Q indica que se usará un formato rápido.
• Presiona la tecla ENTER.

Formatear usando una aplicación

Existen varias aplicaciones que se pueden usar para este propósito.
Siempre es aconsejable usar las que ofrecen los fabricantes de los discos.
SwissKnife es una sencilla aplicación gratis para esta tarea.
Permite crear particiones y darle formato a discos conectados mediante USB, Firewire, PCMIA, SATA o SCSI.
En caso de errores o cuelgues usando esta aplicación o que el resultado esté muy por debajo de la capacidad real del disco, es aconsejado primero formatear el disco en NTFS mediante Windows.
➔ Descarga SwissKnife en: http://www.compuapps.com/download/Swissknife/swissknife.htm
➔ Otra aplicacion similar la puedes encontrar en: http://tokiwa.qee.jp/EN/Fat32Formatter/index.html

Las particiones especiales en las Laptops y Notebooks

Muchos equipos pequeños que se venden con el sistema operativo pre instalado y solo admiten un solo disco duro, vienen con una partición especial o de seguridad adicional.
Contiene archivos de instalación como drivers y programas adicionales.
El objetivo es incluir los archivos necesarios para en caso de que sea necesario formatear la partición principal, debido a daños por virus u otros motivos, el usuario tenga los archivos necesarios para instalar el sistema correctamente.
Los archivos en la partición suplen los discos que anteriormente acompañaban a estos equipos al ser vendidos.
Se debe tener especial cuidado en estos equipos de no formatear dicha partición.

Formatear discos y particiones en Windows para solucionar errores

En ocasiones es necesario darle de nuevo formato a discos o a particiones que ya lo tengan, puede ser a veces la única solución a conflictos y errores en el sistema de archivo, aunque siempre existe la posibilidad de recuperarlo usando la herramienta CHKDSK (Chequeador de discos).
Lee más información en la siguiente página: Revisar, comprobar y reparar discos duros con CHKDSK
Para darle de nuevo formato a una partición o disco no es necesario utilizar el Administrador de discos, puede hacerse fácilmente desde el explorador de Windows o Mi PC, para eso solo es necesario dar un clic derecho en el icono de la unidad y escoger «Formatear».

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *