Fin campaña renta 2018

Contenidos

Qué es la declaración de la renta y por qué hay que hacerla

El IRPF es un impuesto que deben pagar las personas físicas residentes en España por todos los beneficios o rentas que obtengan a lo largo del año fiscal. Es decir, se entiende por renta los ingresos netos obtenidos, una vez restados a los ingresos los gastos que sean deducibles. Estos ingresos pueden ser por cuenta ajena o por cuenta propia, y también procedentes de plusvalías, por cobrar prestaciones públicas como una pensión, por rentas de capital, etc.

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas grava estos ingresos a través de la aplicación de un porcentaje determinado sobre la renta. Cuando se hace referencia a ‘personas físicas’, se entienden que son “humanas”. Por el contrario, las ‘personas jurídicas’ son las sociedades mercantiles como una empresa, y pagan sus propios tributos a través del Impuesto sobre Sociedades.

La Agencia Tributaria también aplica impuestos a las inversiones, consideradas rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales, incluyendo estas últimas premios como la lotería, concursos, reembolso de fondos de inversión, etc.

¿Quién está obligado a declarar en España?

Toda persona física, de nacionalidad española o no, que haya residido en España más de 183 días durante el año natural, o que tenga en el país el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos de forma directa o indirecta, está obligada a declarar. Sin embargo, existen algunas excepciones. Según la web de la Agencia Tributaria, las personas físicas estarán exentas de declarar si:

  1. Perciben exclusivamente rendimientos del trabajo personales, iguales o inferiores a 22.000 euros anuales:
  • Siempre que procedan de un solo pagador.
  • Cuando existan varios pagadores, siempre que la suma del segundo y posteriores por orden de cuantía no superen en su conjunto la cantidad de 1.500 euros
  • Cuando los únicos rendimientos de trabajo consistan en prestaciones pasivas (pensiones de la Seguridad Social y de clases pasivas, prestaciones de planes de pensiones, seguros colectivos, mutualidades de previsión social, planes de previsión social empresarial, planes de previsión asegurados y prestaciones de seguros de dependencia), siempre que la determinación del tipo de retención aplicable se hubiera realizado de acuerdo con el procedimiento especial reglamentariamente establecido (a solicitud del contribuyente mediante presentación del modelo 146).

Así, el límite anual radica en los 12.643 euros, salvo para los contribuyentes fallecidos con anterioridad al día posterior a la finalización de la campaña anterior, que se mantiene en el límite de 12.000 euros, en los siguientes supuestos:

  • Cuando los rendimientos del trabajo procedan de más de un pagador y la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes por orden de cuantía superen la cantidad de 1.500 euros anuales.
  • Cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas.
  • Cuando el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a retener.
  • Cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.
  1. Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta, con el límite conjunto de 1.600 euros anuales.
  2. Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, y demás ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas, con límite conjunto de 1.000 euros anuales.

Además, aquellos trabajadores que no obtengan rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas, o ganancias patrimoniales que conjuntamente no superen los 1.000 euros ni quienes hayan tenido, exclusivamente, pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros, estarán obligados en ningún caso a realizar la declaración. Sin embargo, aunque no se llegue al mínimo es aconsejable consultar el borrador de la renta, ya que los contribuyentes tienen el derecho a aplicar diferentes deducciones o reducciones y a recibir, si corresponde, una devolución.

Por otro lado, todos los autónomos que realizan una actividad económica están obligados por ley a presentar a declarar, lleguen o no a los mínimos establecidos o aunque tengan pérdidas.

¿Qué pasa si se está obligado y no se hace la declaración?

Según la normativa tributaria vigente, las infracciones tributarias se clasifican en tres: leves, graves y muy graves. Las más comunes serían: eludir el pago de impuestos, obtener devoluciones indebidas, omitir ingresos tributarios, disfrutar de beneficios fiscales indebidos, o no presentar la declaración de la renta. Para determinar qué tipo de falta ha realizado el contribuyente, la ley tiene en cuenta si la persona ha ocultado datos o si ha utilizado medios de forma fraudulenta.

Asimismo, existen diferentes sanciones en función de la infracción cometida como puede ser no presentar la declaración en plazo sin perjuicio económico para Hacienda en cuyo caso la infracción podría conllevar una multa de 200 euros, o si no se paga la deuda derivada de la autoliquidación presentada, que dependerá de si finalmente se paga la deuda voluntariamente o previo requerimiento de la Administración tributaria:

Si se ha presentado la declaración y ésta sale a pagar al contribuyente, pero no lo hace, Hacienda irá imponiendo una serie de recargos según el tiempo que se tarde en realizar el pago:

  • Pago antes de tres meses – el recargo será del 5% de la cantidad a ingresar.
  • Pago entre 3 y 6 meses – el recargo será del 10% de la cantidad a ingresar.
  • Pago entre 6 y 12 meses – el recargo será del 15% de la cantidad a ingresar.
  • Pago más de 12 meses – el recargo será del 20% de la cantidad a ingresar, más los correspondientes intereses de demora.

Si la Administración Tributaria es quien detecta que el contribuyente no ha pagado y no tiene intención de hacerlo, aplicará sanciones que pueden ir desde el 50% al 150% de la cantidad a pagar, más los intereses de demora en función de la gravedad de la infracción. Por tanto, si se ingresa la deuda fuera de plazo pero sin requerimiento previo, en principio, no se imponen sanciones si no recargos por declaración extemporánea.

Por otra parte, existen otro tipo de infracciones como pueden ser incumplir obligaciones de contabilidad, tener contabilidades ‘B’ de la misma actividad y al mismo ejercicio; y falsear los libros de contabilidad, los libros registros (autónomos) o los importes, u ocultado operaciones y contabilizando cuentas incorrectas, siendo estas acciones sancionables en función de su calificación de leves, graves o muy graves por la Administración tributaria con altos importes.

Las anteriores sanciones las impone Hacienda cuando detecta irregularidades tanto en la declaración de la renta de una persona como en otras obligaciones tributarias con el objetivo de además de regularizar la situación tributaria del obligado tributario sancionar las acciones u omisiones dolosas o culposas con cualquier grado de negligencia que realice el citado obligado tributario.

Renta 2018: Hoy es el último día para hacer la declaración

Última hora

Hoy, lunes 1 de julio, finaliza la campaña de la Renta de este año, que se ha alargado durante algo más de tres meses. Ese mismo día también termina el consultorio de la Renta que Expansión ha puesto a disposición de sus lectores para resolver las dudas de contribuyentes.

Hoy termina el plazo para presentar la declaración de IRPF y el impuesto de patrimonio de 2018, con lo que se pone fin a la campaña de la renta iniciada el pasado 1 de abril, de acuerdo al calendario publicado por la Agencia Tributaria.

Este lunes todavía se podrá acudir a una oficina con cita previa, realizar consultas telefónicas y elaborar la declaración por teléfono o internet (si es a devolver o siempre que no sea a ingresar y quiera domiciliar el ingreso).

La declaración de la renta puede presentarse por internet a través del programa Renta web, mediante la aplicación móvil de la Agencia Tributaria o, si se dispone de cita previa, a través del plan «Le llamamos de atención telefónica» o presencialmente en oficinas.

El pasado viernes 29 de junio acabó ya el plazo para solicitar cita previa para la confección de la declaración en las oficinas de la Agencia Tributaria y dos días antes, el 27 de junio, ya se cumplió la fecha límite para domiciliar el plazo de las declaraciones que salen a ingresar, es decir, aquellas en las que corresponde abonar al erario público los impuestos por las ganancias obtenidas en este último ejercicio fiscal.

Si no está en este caso, aún se puede presentar en cualquier oficina de entidades colaboradoras autorizadas (bancos, cajas de ahorro o cooperativas de crédito), situada en territorio español, en la que el contribuyente tenga una cuenta, o mediante cajeros automáticos, «banca electrónica, banca telefónica o a través de cualquier otro sistema de banca no presencial de aquellas entidades de crédito colaboradoras en la gestión recaudatoria que así lo hayan establecido».

El pasado 4 de abril arrancó la campaña para la presentación de las declaraciones por Internet y por teléfono y para solicitar cita previa para el nuevo plan ‘Le Llamamos’, por el que la Agencia Tributaria (AEAT) ha llamado a los contribuyentes para confeccionar su declaración, así como para realizarlas a través de app.

Están obligados a hacer la declaración de la renta los contribuyentes con rendimientos del trabajo procedentes de dos pagadores, aunque si los ingresos han sido inferiores a 12.643 euros no están obligados a declarar. Aunque el nuevo umbral es de 14.000 euros anuales, en el ejercicio 2018 solo aplica desde el 5 de julio, por lo que queda en 12.643 euros. Sin embargo, estos contribuyentes tendrán que presentar declaración si quieren recibir una eventual devolución. El umbral para quienes cobren sus retribuciones del trabajo de un solo pagador se mantiene en 22.000 euros anuales.

Los contribuyentes con rentas inferiores a 16.825 euros se benefician de una reducción de la cuota. Así, esta reducción asciende a 5.565 euros anuales para quienes ingresan menos de 13.115 euros y una cantidad proporcional a esta cifra para quienes ganan entre 13.115 y 16.825 euros, si bien en este ejercicio la reducción solo tiene efecto a partir del 5 de julio de 2018, por lo que la cantidad final se ve reducida en función de una serie de ajustes.

Desde el inicio de la campaña y hasta el pasado 11 de junio la Agencia Tributaria había devuelto 5.296 millones de euros a 8,15 millones de contribuyentes.

En la presentación de la campaña, la Agencia apuntó que esperaba gestionar 20,35 millones de declaraciones, de las que 14,3 millones saldrán a devolver por un importe total de 10.468 millones de euros.

¿Qué plazo tiene Hacienda para revisar una declaración de la renta?

¿Termina la renta 2018 cuando le das al botón de firmar y enviar? Puede que sí, puede que no. Si tienes suerte eso será lo último que sepas de Hacienda antes de que te envíen un mensaje confirmando que en unos días te harán el ingreso de la devolución de la renta o cuando retiren el dinero de tu cuenta para pagar lo que debes.

Sin embargo, no deberías bajar la guardia. La realidad es que la declaración de la renta va mucho allá, empezando por el plazo que tiene hacienda para revisar el IRPF. Y es que la Agencia Tributaria puede llevar sus pesquisas mucho más allá del año en que presentas la renta.

Cuánto tiempo tiene Hacienda para revisar la declaración de la renta

Con carácter general, la Agencia Tributaria dispone de cuatro años para reclamar una declaración de IRPF. Ese es el plazo que Hacienda se da para detectar errores y pedir cuentas por la renta.

Desde un punto de vista técnico, a los cuatro años prescriben los siguientes derechos y acciones:

  • El derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación.
  • La acción para exigir el pago de las deudas tributarias liquidadas.
  • La acción para imponer sanciones tributarias
  • El derecho a la devolución de ingresos indebidos.

Por eso mismo es tan importante guardar durante al menos cuatro años la declaración de IRPF y todos los papeles que la afectan. Esto incluye los datos fiscales que te enviaron desde el banco o los del material escolar que compraste si aplicaste la deducción por los estudios de los niñosgasto deducible de la casa que alquilas y que te sirvió para pagar menos impuestos.

Este plazo de cuatro años para revisar la renta también te afecta a ti como contribuyente. En otras palabras, no podrás reclamar nada sobre la renta si lo haces fuera de ese periodo.

La gran duda en este punto es a partir de cuándo empiezan a contar los 4 años. La lógica puede llevarte a pensar que lo harán desde que acaba el año fiscal. Es decir, para la renta 2018 serán cuatro años a contar desde 2018. Nada más lejos de la retalidad.

Estos cuatro años empiezan a contar desde que finaliza el periodo voluntario de presentación o desde el momento en el que la haces si presentas la declaración fuera de plazo

Además, este periodo de cuatro años puede paralizarse. Una inspección fiscal parará el reloj y hará que el tiempo no corra libremente. Así, en caso de recibir un requerimiento de Hacienda y alargar el proceso durante 6 meses, ese tiempo se añadirá a los cuatro años. Imagina que Hacienda te llama cuando resta un mes para terminar los 4 años y decides no contestas esperando que corra el tiempo. Será en vano, ya que hasta que se resuelva el asunto por el que te llamaron, todo estará detenido.

Todo lo que debe saber para poder presentar su declaración de renta este año

La Dian espera que este año sean más de tres millones de contribuyentes los que cumplan con este trámite con el que se espera recaudar cerca de $3,2 billones.

Noelia Cigüenza Riaño – [email protected]

Cada año la declaración de renta se convierte en un verdadero dolor de cabeza para muchos contribuyentes que dejan para última hora todo el papeleo necesario para hacer efectiva esta obligación que el martes inició sus primeros vencimientos. Para este año, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) espera que sean más de tres millones de contribuyentes los que cumplan con este trámite por el que se espera recaudar unos $3,2 billones.

Para evitar posibles sanciones con la autoridad tributaria que este año ascienden como mínimo a $343.000, LR le presenta una pequeña guía para saber si le toca declarar renta este año y cómo hacer el proceso en caso de no contratar a un contador.

¿Estoy obligado a declarar?
Este año están obligadas a tributar aquellas personas naturales que el año pasado obtuvieron ingresos superiores a $46,4 millones, es decir, quienes ganaron $3,8 millones al mes. Además, también deberán hacer cuentas aquellas personas que en 2018 tuvieron un patrimonio superior a $149,2 millones o los que realizaron compras superiores a $46,4 millones con su tarjeta de crédito, entre otros (ver gráfico).

¿Cuáles son los plazos?
Desde el pasado martes 6 de agosto hasta el próximo 17 de octubre se vencerán las fechas máximas establecidas para que las más de tres millones de personas naturales obligadas a declarar presenten ante la Dian su formulario correspondiente al año gravable 2018: el 210 si es residente y el 110 si no lo es.

El calendario tributario establece que los primeros obligados son los que tienen un número de identificación tributaria (NIT) acabado en 99 y 00 mientras que los últimos serán en los que finaliza en 01 y 02. No obstante, hay que advertir que cualquier persona puede presentarla antes de ese día.

¿Cómo clasifican mis ingresos?
Una vez logra identificar si hace parte del grupo de declarantes es hora de empezar a realizar el proceso. Al igual que el año pasado, el cálculo se realizará a través del sistema de renta cedular en el que existen reglas y límites diferentes para cada una de las cinco “cédulas” establecidas: rentas laborales, de pensiones, de capital, no laborales y dividendos y participaciones.

Por ejemplo, en el caso de las rentas de trabajo que son las que incluyen los ingresos recibidos por concepto de salarios o comisiones, entre otros, debe saber que puede restar todas las rentas exentas y deducciones imputables, siempre que no excedan 40% del total de la renta líquida cedular que no puede ser mayor de 5.040 UVT ($167 millones). “Para este caso está exento 25% del ingreso gravado del impuesto, con un límite anual de $92 millones anuales aproximados; los aportes a fondos voluntarios de pensiones; y los aportes a cuentas de Ahorro y Fomento a la Construcción (AFC)”, explicó Ángela María González Córdoba, associate partner de Impuesto de EY Colombia.

¿Qué documentos requiero?
Dos de los documentos indispensables son el NIT y el RUT. “Para la presentación se debe diligenciar el formulario dentro del usuario del portal de la Dian, imprimir dos copias que deben ser firmadas de forma autógrafa por el contribuyente y ser llevadas a las oficinas de cualquier banco, junto con una copia del RUT para realizar el pago y la formalización”, explicó Freddy Sánchez, tax manager de BDO en Colombia.

Vea acá el calendario de la Dian

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

No todos los contribuyentes conocen todo respecto a la Declaración de Renta en Colombia ante DIAN, especialmente aquellos que por primera vez les toca pagar impuestos, por lo que les ofrecemos todo sobre ¿qué es la declaración de renta? y demás aspectos.

¿Qué es la declaración de renta?

¿Qué es y para qué sirve la Declaración de Renta?. Es una responsabilidad tributaria que tienen las personas naturales y empresas como contribuyentes. La declaración de renta queda reflejada en un documento en el que el contribuyente debe informar los ingresos, los egresos y las inversiones realizadas durante el anterior ejercicio. En sus inicios este impuesto tenía como finalidad generar apoyo a partir de la política de solidaridad en favor de los ciudadanos colombianos de bajos recursos.

¿Ante quién corresponde presentar la Declaración de Renta?

Deben presentar la Declaración de Renta ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) y dichos datos sirven para que el Estado colombiano pueda calcular si el contribuyente le corresponde pagar impuestos y de cuánto es el monto a pagar por sus obligaciones tributarias.

¿Qué es el impuesto de renta?

El impuesto de renta puede definirse como el impuesto que los contribuyentes en Colombia les toca pagar sobre las utilidades o rentas generadas durante un año determinado, en el año gravable sobre el que deben pagar, siendo a año vencido, es decir la declaración de renta corresponde al año anterior, por lo que en 2017 se declara por 2018, en 2018 se declara por 2019 y así sucesivamente..

¿Qué criterios hay que tomar en cuenta para determinar el valor de renta a declarar?

Entre los aspectos a tener en cuenta para calcular el valor de renta a declarar será por:

  • Patrimonio
    Ingresos
  • Movimientos financieros
  • A qué grupo de contribuyente pertenece.
  • Identificar los topes que los exonera o los habilita para tributar

¿Qué requisitos hay que cumplir para presentar la declaración de renta?

Entre los requisitos a cumplir para presentar la declaración de renta son: La firma del contador público. Siendo esto una obligación en base al Artículo 596 del ET, en el que especifica que todas las empresas obligadas a contar con un revisor fiscal, deberán firmar y suscribir las declaraciones. Dicha obligación de tener un revisor fiscal se da en base al código de comercio.

¿Quiénes están obligados a declarar renta?

Entre los obligados a declarar renta están casi todas las empresas, no así las empresas que figuran en el Estatuto Tributario, quedando exceptuados de pagar el impuesto.

Otro de los contribuyentes son las personas naturales, obligadas a declarar renta, quedando exceptuadas las personas que no forman parte del régimen común del impuesto a las ventas, que no superan los correspondientes topes de ingresos, consignaciones, patrimonio y demás aspectos.

Por lo que están obligados a presentar la declaración de renta aquellos contribuyentes y empresas que hayan superado los topes patrimoniales y que a la vez no superen los topes económicos establecidos.

Personas naturales que deben declarar renta

Las personas naturales que deben declarar renta quedan establecido en el decreto UVT de 2017. Si bien se dio la reforma de los requisitos, recién en las declaraciones de renta de 2020 por el año gravable 2019. Ya que la declaración es a año vencido.

  • Personas naturales que tuvieron un ingreso anual igual o superior a lo establecido.
  • Personas naturales con un patrimonio bruto que haya superado, al 31 de Diciembre del año anterior el monto establecido.
  • Si realizaron compras y consumos con tarjetas de crédito superiores al tope establecido en totalidad del año a declarar.
  • Si se realizaron compras y consumos, con medios de pagos no crediticios, superiores a lo establecido.
  • Personas naturales que hayan realizado un total de consignaciones superior a lo establecido.
  • Si fue responsable del régimen común durante el año anterior.

Personas naturales que no deben declarar renta

  • Personas naturales cuyo patrimonio bruto al 31 de Diciembre del año a declarar, no haya superado al monto establecido.
  • Personas naturales que hayan recibido un saldo de ingresos brutos inferiores al monto establecido durante el año.
  • No hayan realizado consumos superiores a X cantidad de UVT, con tarjeta de crédito.
  • No hayan realizado compras, con medios de pago no crediticios, superiores a X cantidad de UVT.
  • No hayan acumulado consignaciones bancarias, depósitos o inversiones financieras superiores a X cantidad de UVT.
  • Personas naturales asalariadas que no hayan sido responsables del régimen común en el año a declarar.
  • Personas naturales asalariados cuyos ingresos brutos en general sean de una relación laboral, legal o reglamentaria.
  • Personas naturales que formen parte del monotributo.

Declaración de la Renta 2018 en 2019: plazos, fechas y cómo hacerla

La campaña de la Renta 2018 ha dado ya el pistoletazo de salida y acabará el próximo 1 de julio. Este año Hacienda incluye varios cambios, sobre todo para algunos colectivos concretos como las familias numerosas y las rentas bajas. Te resumimos los trucos, novedades, cómo declarar el alquiler o la compra de una casa o los plazos para presentar la renta.

Resumimos algunas claves de la declaración renta 2019, como las principales novedades, los olvidos más comunes, los plazos, las desgravaciones del alquiler para inquilinos y propietarios o los pasos que hay que seguir para declarar el alquiler en la renta 2018.

Por ejemplo, sobre el calendario renta, recordamos que el 26 de junio es el último día para presentar la declaración si el resultado es a ingresar (es decir, el contribuyente debe pagar a Hacienda) y el pago se va a realizar vía domiciliación bancaria. El 28 de junio acaba el plazo para solicitar cita previa, tanto telefónica como presencial. Y el 1 de julio es el último día para presentar la declaración de la renta.

El calendario, las novedades y los datos a revisar en la declaración

El alquiler en la Renta 2018: cómo se declara y qué deducciones hay

Estos son los pasos que hay que seguir para declarar el alquiler en la renta 2018

En qué casos puede el casero disfrutar de la reducción por alquiler y cómo no perderla

Cómo obtener la [email protected] PIN de Hacienda para hacer la declaración del IRPF y otras gestiones

Qué gastos se pueden deducir si trabajas desde casa y la vivienda es ganancial

Deducción por compra de vivienda en cada comunidad autónoma

Ojo con los errores en el borrador del IRPF: Hacienda puede sancionarte si no declaras las rentas

Por tener empleados del hogar o dar de alta Internet: las deducciones más desconocidas

¿A pagar o a devolver? Qué debes hacer en cada caso en la Renta 2018-2019

Cada año la misma pregunta. ¿Este año me saldrá a pagar o a devolver? Para que no haya sorpresas de última hora, es conveniente que, además de repasar todos los datos tributarios (deducciones, ingresos o patrimonio), conozcas bien todos los detalles tanto si te sale a pagar como si no.

A ingresar o a devolver, ¿qué significa cada concepto?

¿Positivo o negativo? El símbolo que acompañe al resultado de la declaración de la Renta marcará si sale a pagar o a devolver en esta nueva campaña correspondiente al ejercicio 2016.

  • Si sale positivo, el contribuyente tiene el deber de ingresar ese importe al Tesoro Público.
  • Si por el contrario, el resultado de la declaración es negativo significa que Hacienda deberá reintegrar esa cantidad al declarante.

Si me sale a devolver, ¿cuándo me pagará Hacienda?

Aunque lo habitual es un mes, mejor que no cuentes con dicho ingreso para una fecha próxima. Si no hay contratiempos y todos tus datos están bien, Hacienda dispone de un plazo legal de seis meses, es decir, antes de final de año, para hacerte la devolución a la cuenta bancaria que has especificado. En el caso de que el importe exceda los 3.000 euros, es probable que tarde más de un mes en proceder al ingreso.

No tengo cuenta bancaria, ¿cómo voy a a cobrar?

Cuando el contribuyente no tiene cuenta abierta en ninguna Entidad bancaria colaboradora se podrá hacer constar dicho extremo a través de un escrito dirigido al titular de la Administración o Delegación de la Agencia Estatal de Administración Tributaria que corresponda a su domicilio habitual, incluyendo dicho escrito junto a la declaración. Tras las comprobaciones pertinentes, el fisco podrá ordenar la realización de la devolución mediante cheque cruzado o nominativo del Banco de España.

¿Y si Hacienda no cumple el plazo de seis meses para pagarme?

De ser así, la Agencia Tributaria está obligada a incluir en la devolución el llamado ‘interés por demora’. Estos intereses no serán cobrados por el contribuyente cuando la devolución no pueda tramitarse dentro del plazo señalado por no estar correctamente cumplimentada en todos sus extremos: no contener la documentación exigida, o carecer o ser erróneos los datos de la cuenta a la que deba ser transferido tu importe.

¿Puedo comprobar en qué estado se encuentra mi devolución?

Sí, puedes buscar tu expediente vía telemática en la web de la Agencia Tributaria (http://www.agenciatributaria.es) . En el apartado ‘Estado de Tramitación’ aparecerá alguno de estos mensajes: «Se está tramitando», «Está siendo comprobada», «ha sido tramitada por los órganos de Gestión Tributaria, estimándose conforme la devolución solicitada por usted», entre otros. Cuando la declaración sea correcta, aparecerá el mensaje indicando cuándo será emitida la devolución.

Me sale a pagar, ¿estoy obligado a presentar la declaración?

Es evidente que si te sale a devolver conviene rendir cuentas, pero no todo el mundo está obligado a hacerlo. Esto varía en función de los ingresos y pagadores que hayas tenido durante 2018.

Debo pagar demasiado, ¿puedo ingresar el dinero a plazos?

Sí, Hacienda ofrece la posibilidad de hacerlo en un solo pago o de fraccionar la deuda distribuyendo la cuota en dos: es obligatorio que el primer pago sea del 60% del importe y se efectuará en el momento de presentar la declaración, ya sea en efectivo, con cargo en cuenta, o por domiciliación bancaria. El segundo pago será del 40% restante.

¿Y si lo pago en una sola vez?

Se puede realizar mediante adeudo o cargo en cuenta o mediante domiciliación bancaria, en cualquiera de las entidades colaboradoras autorizadas (bancos, cajas de ahorro o cooperativas de crédito) situadas en territorio español, aunque se efectúe fuera de plazo.

Desde este miércoles 4 de abril de 2018, los contribuyentes pueden presentar la declaración de la renta a través de internet. Todos los contribuyentes que residan en España y hayan recibido ingresos a lo largo de 2017 deberían, en principio, presentar la declaración, pero hay excepciones. De hecho, en determinados casos se puede elegir si conviene hacerla o no.

El resultado de la declaración puede ser a ingresar (pagar) o a devolver. Hay varias formas de saber el resultado de antemano, aquí va una pequeña guía.

Quién está exento de presentarla

Aquellos que ganaran como mucho 22.000 euros al año de un solo pagador, o bien de varios pagadores siempre que la suma del segundo y posteriores no superen en conjunto los 1.500 euros.

El límite se fija en 12.000 euros anuales cuando los rendimientos del trabajo procedan de más de un pagador y la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes por orden de cuantía superen la cantidad de 1.500 euros anuales

También se debe declarar si se hizo aportaciones a planes de pensiones, de previsión asegurados, o similares ya que conviene porque reducirá la base imponible Si deduce por doble imposición internacional también es necesario hacerla.

Así, aunque no se tenga que declarar, es conveniente calcular la declaración y estimar si se sale a devolver.

A ingresar o a devolver ¿qué significa?

El símbolo que acompaña al resultado de la declaración de la Renta (positivo o negativo) marca si sale a pagar o a devolver

Me sale a devolver ¿estoy obligado a presentar la declaración?

Es evidente que si el resultado de la declaración sale a devolver conviene presentarla aunque el contribuyente no esté obligado a hacerlo

Me sale a pagar ¿la presento?

Si sale a pagar pero se está dentro de los supuestos de exención (pregunta 1) no se está obligado a hacerlo.

Pagar o devolver ¿de qué depende el resultado?

El resultado de la declaración saldrá a pagar o a devolver en función del sueldo y de lo que vaya reteniendo la empresa cada mes, así como de las circunstancias personales.

Si el contribuyente trabaja y la empresa le hace cada mes una retención muy baja, al trabajador le saldrá a pagar y tendrá que ingresar la diferencia que no ha pagado todos los meses anteriores. Si la declaración sale a devolver significa que a lo largo del año pasado, la empresa ha retenido del sueldo más de lo que era necesario. Además, dependerá de circunstancias personales, determinados beneficios (por donaciones a ONG, por aportaciones a planes de pensiones…), compensaciones de algunas pérdidas con ganancias etc

¿Cómo lo calculo?

Debido a que cada caso es único y dependerá de los ingresos, las retenciones, las circunstancias personales, los beneficios… es conveniente comprobar con el borrador de la declaración si sale a pagar o a devolver. Pedir el borrador no implica obligación a declarar, es simplemente informativo. Este año la Agencia Tributaria no remitirá borradores por correo ordinario, por ello es necesario solicitarlo.

El borrador se puede solicitar a través de Renta Web o bien a través de la aplicación disponible para teléfonos Android o Apple. Para hacerlo así se necesitará un número de referencia, que se puede obtener a través de un certificado electrónico o la clave PIN. Si no dispone de estos medios, se deberá señalar el DNI, la fecha de caducidad y la casilla 450 de la declaración del ejercicio anterior 2016

Pero además hay otra posibilidad que no deja rastro, no valida el NIF del declarante y no necesita disponer de datos fiscales: Renta WEB Open (Simulador). El acceso está disponible en el portal de Renta 2017

En una primera ventana se podrá empezar con una declaración de cero, pulsando «Declaración vacía» o «Cargar» los datos de una declaración guardada. También se puede recuperar una declaración previa.

Se deben introducir datos identificativos, incluido el NIF, aunque no se efectuará ninguna validación. Renta WEB Open permite la generación de un PDF , si bien este documento no es válido en ningún caso para su presentación.

¿Te ha salido a pagar en la declaración de la renta? Hay algo positivo

22.04.2018 00:00 h. 4 min

Muchos afrontan con miedo el inicio de la campaña de la declaración de la renta. La cifra que aparecerá en la parte superior del borrador determinará si este año tocará pasar cuentas con Hacienda y pagar o nos devolverá lo que hemos ingresado de más.

Probablemente, si el resultado final es que la Agencia Tributaria tiene que devolvernos la cantidad de más que hemos estado pagando a lo largo del año será una buena noticia. Pero no lo es tanto cuando la situación es la inversa, cuando nos toca a nosotros abonarla.

Sin embargo, que salga a pagar en la declaración de la renta no siempre es una mala noticia, aseguran desde el comparador de productos financieros HelpMyCash.com. Existe un caso en el que podríamos alegrarnos de que Hacienda nos reclame ingresar. ¿Quieres saber si es el tuyo?

Me ha salido a pagar: ¿y ahora qué?

Los contribuyentes que durante el ejercicio fiscal hayan ingresado más de 22.000 euros de un solo pagador o más de 12.000 en caso de que los rendimientos del trabajo procedan de más de uno, están obligados a rendir cuentas con Hacienda.

Pero los que no cumplen con estos requisitos no están obligados a presentarla. Así que, lógicamente, solo saldría a cuenta hacerlo cuando el resultado de la declaración fuese negativo, es decir, cuando nos devolviesen dinero.

Sin embargo, como se ha mencionado al inicio, que nos salga a pagar en la declaración de la renta no siempre es una mala noticia. Si el resultado es positivo, pero nos encontramos dentro del grupo que no está obligado a presentarla significará que durante todo el año hemos pagado menos intereses de los que deberíamos, es decir, que hemos cobrado de más. Y como no es necesario presentarla, no tendremos que devolver esas cantidades que hemos estado recibiendo.

Y si no la presento, ¿me pueden sancionar?

Pero es importante que antes de alegrarnos por el resultado nos aseguremos de que realmente no existe la obligación de presentarla. Y es que, si nos equivocamos y no presentamos la declaración cuando teníamos la obligación de hacerlo, tendremos que pagar una multa. El coste de la sanción dependerá del resultado y del retraso.

Si presentamos la declaración con hasta tres meses de retraso, deberemos pagar un 5% de recargo, del 10% si se retrasa medio año, del 15% un año y del 20% plazos superiores. Además, habrá que sumarle los intereses de demora del 3,75%. Por otro lado, hay que saber que si es Hacienda la que se retrasa en las devoluciones, también tenemos derecho a reclamarle intereses de demora.

En caso de que la declaración nos haya salido a devolver, pero tampoco la entreguemos a tiempo, deberemos abonar una multa de 200 euros. Pero esta se puede reducir si somos nosotros los que notificamos el error y nos mostramos de acuerdo con la sanción.

Empieza la Campaña de la Renta 2018-2019: consulta la fecha de incio y fin

La Campaña de la Renta y Patrimonio de 2018 comenzará el próximo día 2 de abril para la presentación por Internet y por teléfono, y se prolongará hasta el día 1 de julio, según el calendario del contribuyente elaborado por la Agencia Tributaria.

Pedir cita previa

Aquellos contribuyentes que prefieran que sea la Agencia Tributaria la que les llame para la presentación de su declaración, pueden concertar cita previa, a partir del 1 de abril, por Internet y en los siguientes números de teléfono: 901 12 12 24 / 91 535 73 26 o 901 22 33 44 / 91 553 00 71.

Presentación presencial

Asimismo, los que opten por la presentación presencial en entidades colaboradoras, comunidades autónomas y oficinas de la AEAT de la declaración anual de Renta 2018 está prevista que se pueda realizar a partir del 14 de mayo.

Final de la Campaña de la Renta

El plazo de la campaña de 2018 finalizará el 1 de julio en general, si bien concluirá con anterioridad, el 26 de junio, en los casos de declaraciones con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta.

Exenciones

La declaración de la Renta de 2018 ya incorporará la exención de las retenciones de prestaciones de maternidad y paternidad, así como la ampliación de la deducción por familia numerosa, hasta 600 euros anuales, por cada uno de los hijos que formen parte de la familia numerosa que exceda del número mínimo de hijos exigido para que dicha familia haya adquirido la condición de familia numerosa de categoría general o especial, entre otras.

Novedades de la Campaña de la Renta de 2017

La Campaña del año pasado introdujo como novedades la posibilidad de presentar declaraciones a través de la aplicación móvil de la Agencia Tributaria, que se descarga en los ‘markets’ de Apple y Android; y solicitando cita previa para el Plan ‘Le llamamos’, por el que la AEAT llama a los contribuyentes y les confecciona y presenta la declaración por teléfono.

Cómo se podrá presentar

La presentación electrónica por Internet podrá realizarse con DNI electrónico, certificado electrónico, Clave PIN o número de referencia. Para todos los modelos podrá utilizarse el DNI electrónico y/o el certificado electrónico, de personas físicas, representantes de personas jurídicas y cualquier otra entidad. La Clave PIN y el número de referencia sólo podrán ser utilizados por personas físicas.

Las fechas clave de la campaña de la Renta de 2018

La campaña de la Renta y Patrimonio de 2018 comenzará el próximo día 2 de abril para la presentación por internet y por teléfono, y se prolongará hasta el día 1 de julio, según el calendario del contribuyente elaborado por la Agencia Tributaria.

En concreto, el 2 de abril arranca la campaña para la presentación por internet de las declaraciones de Renta y Patrimonio 2018, así como para aquellos contribuyentes que deseen realizar por teléfono la declaración de Renta.

Aquellos contribuyentes que prefieran que sea la Agencia Tributaria la que les llame para la presentación de su declaración, pueden concertar cita previa, a partir del 1 de abril, por internet y en los siguientes números de teléfono: 901 12 12 24 / 91 535 73 26 o 901 22 33 44 / 91 553 00 71.

Asimismo, los que opten por la presentación presencial en entidades colaboradoras, comunidades autónomas y oficinas de la AEAT de la declaración anual de Renta 2018 está prevista que se pueda realizar a partir del 14 de mayo.

El plazo de la campaña de 2018 finalizará el 1 de julio en general, si bien concluirá con anterioridad, el 26 de junio, en los casos de declaraciones con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta.

La declaración de la Renta de 2018 ya incorporará la exención de las retenciones de prestaciones de maternidad y paternidad, así como la ampliación de la deducción por familia numerosa, hasta 600 euros anuales, por cada uno de los hijos que formen parte de la familia numerosa que exceda del número mínimo de hijos exigido para que dicha familia haya adquirido la condición de familia numerosa de categoría general o especial, entre otras.

La campaña del año pasado introdujo como novedades la posibilidad de presentar declaraciones a través de la aplicación móvil de la Agencia Tributaria, que se descarga en los markets de Apple y Android; y solicitando cita previa para el Plan Le llamamos, por el que la AEAT llama a los contribuyentes y les confecciona y presenta la declaración por teléfono.

La presentación electrónica por internet podrá realizarse con DNI electrónico, certificado electrónico, Clave PIN o número de referencia. Para todos los modelos podrá utilizarse el DNI electrónico y/o el certificado electrónico, de personas físicas, representantes de personas jurídicas y cualquier otra entidad. La Clave PIN y el número de referencia sólo podrán ser utilizados por personas físicas.

  • Compartir
  • Enviar
  • Flipear
  • Tuitear
  • Compartir
  • Menéalo
  • Pinear
  • Imprimir Enviar

¿Cuándo termina el plazo de la declaración de la Renta?

EP La campaña de la Renta 2018 ya está en marcha desde el pasado mes de abril, aunque de momento solo para hacerla de forma telemática y por teléfono.

La Agencia Tributaria ha programado diferentes fases para que los contribuyentes puedan cumplir con sus obligaciones.

Desde el pasado 1 de abril, además de hacer el trámite por internet, aquellos contribuyentes que prefieren que sea la Agencia Tributaria la que les llame para la presentación de su declaración, pueden concertar cita previa, a partir del 1 de abril, por internet y en los siguientes números de teléfono: 901 12 12 24 / 91 535 73 26 o 901 22 33 44 / 91 553 00 71.

Los que opten, en cambio, por la presentación presencial en entidades colaboradoras, comunidades autónomas y oficinas de la AEAT de la declaración anual de Renta 2018 podrán hacerlo desde el próximo 14 de mayo.

Novedades de la declaración de la Renta 2018

El fin de la tributación por las prestaciones de maternidad y paternidad, la reducción de cuota para rentas bajas o las mayores deducciones para la inversión en nuevas empresas, familias numerosas o gastos de guardería figuran entre las novedades de la campaña de la Renta 2018 que arranca el 2 de abril.

La mayor parte de estos cambios proceden de la Ley de Presupuestos de 2018, aunque la exención de tributación de los permisos de maternidad y paternidad se produjo por una sentencia judicial, según apuntan la Agencia Tributaria y los asesores fiscales de Aedaf y REAF.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *