Etiquetado de productos quimicos 2018

La etiqueta de un producto químico

La etiqueta deberá venir al menos en la lengua oficial, de forma clara, legible e indeleble.

Contendrá la siguiente información:

  1. Símbolos e identificaciones de peligro normalizadas
  2. Descripción del riesgo mediante frases que indiquen los riesgos específicos (Frases R).
  3. Medidas preventivas y consejos de prudencia (Frases S).
  4. Identificación del producto:
    • Si es una sustancia, nombre químico de la sustancia. Deberá figurar bajo una denominación autorizada en la normativa.
    • Si es un preparado, denominación o nombre comercial del preparado y nombre químico de las sustancias presentes.
  5. Composición: para los preparados, relación de sustancias peligrosas presentes con su concentración.
  6. Responsable de la comercialización: nombre, dirección y teléfono.
  7. Número de autorización (En el caso de tratarse de una sustancia sometida a régimen de autorización, incluida en el anexo X IV del Reglamento REACH)

Número CE (sólo para sustancias). Formado por 7 dígitos escritos con el formato XXX-XXX-X, que corresponde al número de registro de la sustancia incluida en una de las dos listas siguientes: EINECS (Inventario europeo de sustancias comerciales existentes). ELINCS (Lista europea de sustancias notificadas).

Si algún envase no está correctamente etiquetado, deberemos solicitar etiquetas completas, que se puedan adherir, al empresario, para que éste a su vez las solicite al proveedor.

Reglamento 1272/2008
Reglamento REACH, art. 65

Símbolos de peligro

¿Cuáles son los 6 elementos de una etiqueta SGA?

Los requerimientos del Sistema Globalmente Armonizado prevalecen en diferentes campos de la industria para satisfacer los desafíos de la legislación global para el etiquetado y rastreo. A pesar de ser tan común, mucha gente aún se confunde un poco acerca de lo que realmente es el SGA.

El SGA permite que compañías alrededor del mundo tengan un marco común y coherente para la clasificación y la comunicación de información relacionada con los productos químicos. Los requerimientos SGA también sé aplican a las fichas de datos de seguridad, pero en este articulo solo nos enfocaremos en lo pertinente a las etiquetas.

En este articulo explicaremos los seis componentes de una etiqueta SGA, pues son comunes en todos los campos del etiquetado SGA.

6 elementos de una etiqueta SGA

  1. Identificador del Producto/ Lista de Componentes
  2. Palabra de advertencia
  3. Indicaciones de peligro
  4. Indicaciones de precaución
  5. Información del proveedor
  6. Pictogramas


1. Identificador del Producto/ Lista de Componentes

Esta parte de la etiqueta SGA se coloca usualmente en la parte superior izquierda de la etiqueta para identificar los productos químicos nocivos o componentes del producto.

Puede mostrar el nombre, el código, o el número de lote. Esto permite que el producto químico se identifique confiadamente.

2. Palabra de advertencia

La palabra de advertencia se usa para notificar la severidad de riesgo. Hay solo dos palabras que se pueden colocar en este campo “Peligro” (riesgo severo) o “Precaución” (menor riesgo).

Solo una de estas dos palabras deberá estar en la etiqueta para asegurar que el nivel de riego del producto químico es claro para el cliente.

3. Indicaciones de peligro

Las indicaciones de peligro describen el grado de riesgo y potenciales síntomas en caso de que haya contacto directo con el producto químico. Es probable que haya múltiples declaraciones por etiqueta. Además, es un requisito que las indicaciones sean consistentes con cada categoría de clasificación.

4. Indicaciones de precaución

Normalmente, esto se muestra como un breve párrafo de instrucciones sobre cómo los trabajadores y los usuarios deberían minimizar la exposición para reducir el riesgo de daño por el producto químico contenido.

Hay cuatro tipos diferentes de Indicaciones de precaución que estas etiquetas podrían mostrar. .

  • La indicación de prevención instruye al usuario acerca de cómo minimizar la exposición
  • La indicación de respuesta describe el procedimiento a seguir en caso de exposición al químico.
  • La indicación de almacenamiento describe los requisitos de almacenamiento del químico.
  • La indicación de eliminación describe como debe ser desechado adecuadamente el producto.

5. Información del proveedor

La información del proveedor incluye datos como el nombre, la dirección, y el número de teléfono del fabricante, proveedor o importador del cual se adquirió el producto químico.

Esto le da al usuario la información detallada de donde viene el producto en caso de que un problema o emergencia se presente.

6. Pictogramas

Los Pictogramas están compuestos de un símbolo de riesgo con un borde rojo para ilustrar visualmente los peligros de los químicos, convirtiéndola así en una etiqueta que se puede interpretar a nivel mundial.

Hay varios pictogramas que se pueden incluir en una etiqueta y, dependiendo de los productos químicos, una sola etiqueta puede contener más de un pictograma si los químicos contienen múltiples riesgos.

El cuadro siguiente describe los pictogramas aprobados para las etiquetas SGA.

En cada etiqueta usted necesita incluir estos seis componentes. Esto permite total transparencia para el usuario o la compañía que adquiere productos químicos nocivos que requieren legislación.

Esperamos que después de leer este articulo usted tenga una mejor idea de los componentes de una etiqueta SGA y de el porque son tan importantes.

Por más de cuarenta años Computype ha priorizando la seguridad de una gran variedad de industrias a través del cumplimiento de la legislación SGA.

Tenemos una confiada experiencia cuando se trata de los requerimientos del Sistema Globalmente Armonizado para la clasificación y el etiquetado de productos químicos. Además de promover seguridad, la eficiencia y los flujos de trabajo también mejoran con el correcto y legal etiquetado de estas sustancias.

Los riesgos durante la manipulación de productos químicos

  • 76shares
  • 13
  • 42
  • 21
  • 76shares
  • 13
  • 42
  • 21

Todos los productos químicos llevan intrínseco un peligro o un perjuicio derivado de su propia naturaleza. Pero al riesgo generado por ellos debemos añadir los riesgos o perjuicios derivados de su manipulación. En este post, hablamos de los riesgos laborales que existen a partir de la manipulación de los productos químicos, las actividades asociadas a estos, así como los consejos que debemos seguir para evitarlos.

Actividades en las que se manipulan productos químicos

Las operaciones más habituales llevadas a cabo con los productos químicos son:

  • Trasvases de líquidos.
  • Mezcla o adición de un producto.

Trasvase de líquidos

Los peligros derivados de esta actividad son vertidos o derrames de los productos e intoxicación por los vapores que pueden desprenderse durante el proceso.

Entre las medidas preventivas que debemos adoptar durante el trasvase de productos químicos en este caso líquidos destacamos:

  • Uso de gafas o pantallas protectoras.
  • Uso de mascarillas adecuadas.
  • Utilizar guantes apropiados y resistentes a contactos químicos.
  • Realizar la operación alejados de cualquier llama, fuente de calor, etc.
  • Utilizar embudos o dosificadores con el fin de evitar los derrames.
  • Utilizar envases convenientemente etiquetados.
  • Desechar los envases una vez vacíos.
  • No reutilizar los envases vacíos con productos distintos al original.

Mezcla o adición de productos

Durante este tipo de operaciones puede darse una reacción química lo que lleva asociado una serie de peligros como explosión, proyección, incendios, desprendimiento de vapores.

Por ello, debemos adoptar una serie de medidas como por ejemplo:

  • Tener a mano y conocer la ficha de seguridad del producto.
  • Manipular y realizar la mezcla siguiendo las instrucciones que se habrán fijado previamente.
  • Tener en cuenta la incompatibilidad entre diferentes sustancias químicas.
  • Disponer de los equipos de protección individual adecuados para el manejo de productos químicos.

Información relevante sobre los productos químicos

A la hora de manipular un producto químico debemos conocer una serie de efectos adversos los cuales deben venir identificados en la etiqueta del producto:

  1. Peligros derivados de sus propiedades físico – químicas: Inflamabilidad. Peligro de explosión y propiedades comburentes.
  2. Efectos o perjuicios sobre la salud debidos a las propiedades toxicológicas. Teniendo en cuantos estos efectos sobre la salud, las sustancias químicas pueden clasificarse en:
  3. Cancerígenas: las sustancias o preparados que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, puedan producir cáncer o aumentar su frecuencia.
  4. Mutágenas: las sustancias o preparados que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, puedan producir defectos genéticos hereditarios o aumentar su frecuencia.
  5. Tóxicas para la reproducción: las sustancias o preparados que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, puedan producir efectos negativos no hereditarios en la descendencia, aumentar la frecuencia de éstos o afectar, de forma negativa, a la función o a la capacidad reproductora del macho o de la hembra.
  6. Efectos sobre el medio ambiente: Efectos sobre los organismos acuáticos, efectos sobre la fauna y efectos en la capa de ozono.

Cómo informar del riesgo de los productos químicos

Etiquetado de sustancias químicas

Los dos instrumentos básicos para la comunicación e información del riesgo de un producto químico son la etiqueta y la ficha de datos de seguridad.

  • La etiqueta que, obligatoriamente, deben llevar todos los envases que contengan productos químicos peligrosos, es la primera fuente de información para el usuario y le permite identificar el producto y sus riesgos.
  • La ficha de datos de seguridad proporciona una información más completa que la etiqueta.

Según la normativa vigente, el responsable de la comercialización de una sustancia peligrosa, ya se trate del fabricante, del importador o del distribuidor, debe proporcionar la ficha de seguridad, de forma gratuita y obligatoria con la primera entrega del producto.

En qué consiste la ficha de seguridad

La ficha de seguridad consta de los siguientes apartados:

Composición/información sobre los componentes

  • Nombre químico además de la denominación comercial.
  • Si es una mezcla, el nombre de cada componente.
  • Si es una mezcla, qué porcentaje hay de cada componente.
  • Si hay impurezas identificadas y en qué cantidad.

Riesgos

  • Información sobre los riesgos de cada sustancia, sobre sus impurezas o de sus productos de descomposición.
  • Los efectos a corto plazo (agudos) o a largo plazo (crónicos) tanto de exposiciones aisladas como de exposiciones repetidas.
  • Los síntomas de una intoxicación aguda y de una intoxicación crónica.

Límites de exposición

  • A que concentración o dosis se producen efectos.
  • Los limites especificados (VLA, VLB o similares).

Primeros auxilios

  • Medidas de emergencia/primeros auxilios: en caso de contacto con los ojos, con la piel, inhalación o ingestión.

Derrames/vertidos accidentales

  • Cómo actuar en caso de derrames de la sustancia.
  • Qué hacer con los residuos.

Métodos de control

  • Las medidas que el empresario debería tomar para controlar la contaminación en el lugar de trabajo.

Protección personal

EPI’s debería utilizarse para proteger:

  • Los ojos.
  • La piel.
  • La inhalación.

Manipulación, almacenamiento, transporte

Equipos y métodos que deberían utilizarse para:

  • Una correcta manipulación.
  • Un correcto almacenamiento.
  • Un correcto transporte.

Lucha contra el fuego

Información sobre:

  • Métodos de extinción de incendios.
  • Precauciones especiales.

Propiedades físicas y químicas

  • Olor, aspecto, pH.

Estabilidad y reactividad

  • Materias y condiciones a evitar.

Información toxicológica

Vías por las que puede penetrar el toxico en el organismo:

  • Por inhalación.
  • Por ingestión.
  • Por la piel.

Los síntomas y efectos de dicha sustancia

  • Información ecológica: efectos y comportamientos de la sustancia en el medio ambiente.

Consejos para la manipulación de productos químicos

Para finalizar quiero recomendarte una serie de medidas a tener en cuenta en caso de emergencias durante tu jornada y evitar los accidentes laborales:

  1. Es importante contemplar en el plan de emergencia general de la empresa con la información necesaria para actuar ante un accidente relacionado con los productos químicos: derrames, intoxicaciones, incendios, etc
  2. Conviene disponer de procedimientos escritos a tener en cuenta para la manipulación de estas sustancias
  3. El almacenamiento de estos productos debe realizarse siguiendo las instrucciones del fabricante en locales o armarios destinados a tal fin.
  4. Señaliza convenientemente dichos locales o armarios
  5. Promueve la práctica periódica de simulacros de accidentes y emergencias
  6. Dispón de extintores apropiados para sofocar incendios de origen químico
  7. No olvides nunca que tu salud es lo más importante por lo que utiliza los equipos de protección individual necesarios para manipular productos químicos.

  • 76shares
  • 13
  • 42
  • 21

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

  • Acerca de
  • Últimas entradas

Licenciada en farmacia, Técnico superior en prevención de riesgos laborales (3 especialidades), Tutora de cursos ohsas y auditoria de sistema de gestión de la prevención, Experta en obras y Tutora curso de coordinador de seguridad y salud Formadora en PRL en IMF Business School.

Últimos posts de Josefina Del Prado (ver todo)

  • Prevención del riesgo en el trabajo con virus: NTP 520 – 31/01/2020
  • Prevención de riesgos laborales en la industria petroquímica – 17/01/2020
  • Seguridad e higiene en el trabajo con óxido de etileno – 16/01/2020

Manipulación de productos químicos

El trabajador durante su jornada laboral está expuesto a determinados riesgos propios de la actividad desarrollada, los cuales, varían dependiendo de las modificaciones de las instalaciones, de la introducción de nueva maquinaria y equipos, de la manipulación de sustancias químicas, de las condiciones de su puesto de trabajo y de sus características individuales, podemos decir que la evolución técnica, ha hecho posible la eliminación de determinados riesgos y la aparición de otros nuevos.

En este artículo nos vamos a centrar en los riesgos de la “manipulación de productos químicos”, situación presente en multitud de actividades como por ejemplo, talleres de automóviles, carpinterías metálicas como de madera, industria de pintura, servicios de limpieza y mantenimiento, lavanderías, restauración y hostelería, agricultura, obras de construcción, entre otras.

Contra los riesgos de la manipulación de productos químicos, entre los que se encuentran la inhalación o ingestión de productos químicos, contacto con una sustancia química, quemaduras o proyección de partículas, la mejor medida preventiva es la no utilización de estas sustancias, obviamente esta medida es inviable, por lo que debemos tener en cuenta una serie de medidas preventivas para evitar o reducir los riesgos de su manipulación.

Lo primero a tener en cuenta a la hora de realizar la compra de un producto o sustancia química es conocer su toxicidad, hemos de evitar comprar productos peligrosos y elegir otros que no lo sean o lo sean en menor medida; para ello, hemos de fijarnos en los pictogramas de toxicidad:

Como hemos dicho anteriormente, lo ideal es que el producto carezca de pictograma ya que esta condición indicaría que el producto es inocuo, en caso contrario se debe elegir de la amplia gama del mercado un producto que sea menos dañino, así es preferible que sea irritante antes que nocivo, corrosivo o tóxico. Cuando el pictograma lleva añadido el signo +, aumenta su toxicidad.

Cuando se compra el producto por primera vez el fabricante, o en su caso, el distribuidor debe adjuntar gratuitamente la Ficha de Seguridad del Producto (FDS), en la cual queda reflejado entre otras características de la sustancia o producto, las medidas preventivas a la hora de manipularlos, las medidas en caso de primeros auxilios, medios de protección contra un incendio, equipos de protección individual (EPI,s), condiciones de almacenamiento, las “Frases R” y “Frases S”, que nos indican los riesgos y consejos de prudencia a la hora de utilizarlos. Esta información complementa la etiqueta del envase, ambas informaciones tiene que ser trasmitidas al operario y estar a su disposición.

No se recomienda realizar trasvases de productos, en caso necesario, se debe etiquetar inmediatamente el nuevo envase de manera permanente, con un rotulador indeleble o etiquetas adhesivas. No utilizar nunca envases de bebidas o comidas, ya que son la causa de muchos de los accidentes producidos por ingestión.

Prestar especial atención, a las “heridas abiertas”, ya que son una vía de entrada del contaminante al organismo; las heridas deben estar lo suficientemente protegidas para evitarlo.

Impartir a los trabajadores la información y formación para la correcta manipulación de las sustancias y productos químicos y tener en cuenta las características individuales del trabajador, por si podría ser sensible a alguna de las sustancias.

Hemos de tener muy presente, la importancia de unas buenas condiciones ambientales en los puestos de trabajo, a la hora de manipular sustancias o productos químicos, se ha de garantizar una buena ventilación del local, bien por ventilación general o mediante extracción localizada en el puesto de trabajo para evitar su transmisión al resto de lugares. Como caso complementario, y solo en caso necesario, se utilizarán los equipos de protección individual (EPI,s) de las vías respiratorias.

Otro factor a tener en cuenta a la hora de manipular productos químicos, son las condiciones de almacenamiento, para ello hay que tener en cuenta las incompatibilidades entre ellos que indicamos a continuación:

Es fundamental cumplir estas condiciones para evitar los riesgos de explosión e incendio en las instalaciones.

Para concluir, como no se puede evitar la manipulación de productos químicos, “utilícense” con responsabilidad y seguridad, tanto para las personas como para el medio ambiente.

Pictogramas de peligro en productos químicos

La Unión Europea decidió cambiar en 2008, con entrada en vigor el 1 de diciembre de 2010, los signos que definían la peligrosidad de los productos químicos. Durante cierto tiempo convivirán los dos sistemas, el antiguo y el nuevo, dado que en el mercado, incluso en casa, sigue habiendo productos fabricados antes de esa fecha. Además, para las mezclas, es decir, productos que a su vez se componen de dos o más productos químicos, se permite un periodo de transición que se extiende hasta 2015.

Si quieres echar un vistazo al sistema antiguo, pincha aquí.

Si quieres comparar los dos sistemas, aquí.

La razón del cambio se debe al deseo de estandarizar el sistema a nivel mundial, de acuerdo con las recomendaciones de la ONU. El sistema se conoce bajo el nombre de Sistema Globalmente Armonizado (SGA).

Las nuevas señales son las siguientes (de izquierda a derecha, y de arriba abajo):

1. Este pictograma (una bomba en explosión) nos indica que el producto puede ocasionar una explosión. Ello podría ocurrir por efecto de calor, pero también por rozamiento, o por electricidad estática. Conviene, pues, tratarlos con bastante cuidado.

2. Indica que el producto es inflamable (flama en latín significa «llama»). Puede arder incluso con una chispa. Son inflamables, entre otros, la acetona, el aguarrás, el alcohol, la gasolina, el metanol, los disolventes de pintura.

3. Con este pictograma se indica que el producto es «comburente». De acuerdo con el DRAE, esta palabra es un adjetivo, e indica «que provoca o favorece la combustión», es decir, es un agente que provoca un fuego o lo aviva y acelera. En general son ricos en oxígeno.

4. Indica que hay gas comprimido. No se deben exponer al calor, porque al dilatarse el gas podría provocar una explosión. También puede ocurrir que, al salir a muy baja temperatura, queme la piel.

5. Este pictograma se aplica a los materiales corrosivos. Ataca los metales, y es necesario evitar, al manipularlos, el contacto con la piel o los ojos.

6. Tóxico, es decir, venenoso por inhalación, o por vía oral, o incluso a través de la piel. En el mejor de los casos producirá náusea, vómitos, etc., pero en casos graves podría llegar a ser letal.

7. Es una señal de peligro de una toxicidad no mortal, pero que puede causar irritación, somnolencia, etc.

8. Peligroso para la salud por efectos variados y muy graves. Pueden ser cancerígenos, producir mutaciones del ADN, dañar la fertilidad, producir daños hepáticos, renales o pulmonares, etc. Es peligroso por inhalación, y es mortal o muy nocivo si penetra en el cuerpo por otra vía.

9. Un árbol y un pez boca arriba: nocivo para el medio ambiente, especialmente para los seres vivos que viven en el agua.

Los productos que incluyan uno o más de estos pictogramas deberían ser utilizados, y conservados, con mucho cuidado. Vista su peligrosidad, deberías tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • No deben dejarse nunca al alcance de los niños.
  • Hay que leer detenidamente la etiqueta del producto antes de usarlo, y seguir sus instrucciones. A veces puede ser necesario emplear guantes, mascarilla o gafas de protección.
  • No deben ser manipulados ni mezclados con otros productos o sustancias, pues podrían explotar o producir gases tóxicos. Sus envases no deberían ser utilizados para rellenar con otros productos, ni ser expuestos al fuego. Los envases de sprays (es decir, aerosoles), y los de pintura o disolventes, deben ser convenientemente reciclados en un Punto limpio.
  • No deben ser ingeridos, ni deberían ser colocados cerca de los alimentos.
  • Hay que mantener los productos inflamables o explosivos lejos del fuego o cualquier fuente de calor (incluida la luz solar).
  • En caso de ingestión no se debe provocar el vómito. Tampoco hay que tomar alimentos ni bebidas, pues podría resultar contraproducente. Se debe contactar inmediatamente con el Instituto Nacional de Toxicología (lo encontrarás en los envases, es el tel.: 91 562 04 20, y funciona las 24 hrs.) e ir al servicio médico de urgencias más próximo. Es aconsejable llevar el producto o su etiqueta, para que sepan exactamente cuál ha sido la causa de la intoxicación.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *