Edad para Instagram

Los responsables de Instagram se quieren asegurar que su plataforma es usada de manera saludable o, al menos, que por su parte nadie les pueda acusar de no haberlo intentado facilitando las herramientas correspondientes. Especialmente cuando se trata de usuarios menores de edad, cuando las personas cu aentan con menos herramientas para protegerse de los efectos a la salud emocional que tiene el uso de cualquier plataforma social.

Con este objetivo, Instagram ha lanzado recientemente un manual web para padres en su página parents.instagram.com. Este manual cuenta con versión en castellano y, además, se acompaña de una “Guía para padres”, también en español. Se trata de un pdf que amplía la información de la web y que es un buen recurso informativo tanto para padres y tutores legales como para educadores.

A modo de introducción y resumen, Instagram ha realizado un vídeo en el que trabajadores de la propia empresa, que también son padres, exponen la utilidad de las herramientas de las que dispone la red social. Durante el vídeo explican, con ejemplos personales, como es posible crear un entorno seguro para los usuarios de Instagram más pequeños con las opciones propias que pone a disposición la plataforma. Eso sí, tal como recuerda el mismo vídeo, la edad mínima de uso de Instagram es de 13 años.

Para empezar, el manual de Instagram para padres cuenta con cuatro apartados principales que dan visibilidad de herramientas que ya existen en la plataforma pero que quizás no conocen todos los padres. ‘Administrar la privacidad’, ‘Administrar los comentarios’, ‘Administrar el tiempo’ y, por último, ‘Prevenir el bullying’ son estos cuatro primeros elementos informativos que dan cuenta de todas las opciones con las que proteger mejor a los menores de edad.

Más allá del necesario control, la guía de Instagram ofrece a los padres técnicas y preguntas que puedan ayudar a orientar a los usuarios menores

Entre las herramientas disponibles, el manual explica cómo hacer una cuenta privada, donde solo los amigos autorizados puedan ver las publicaciones del menor, cómo bloquear comentarios de según qué usuarios o, incluso, filtrar según qué palabras y/o temas, cómo silenciar notificaciones por un período determinado o cómo activar avisos cuando se supere un tiempo de uso establecido previamente, así como controlar el tiempo consumido por día, e incluso cómo reportar un comentario o publicación inapropiada. Todo ello se puede aplicar, por supuesto, a usuarios adultos.

Más allá del simple y necesario control, la guía de Instagram también ofrece a los padres técnicas y hasta 10 preguntas que puedan ayudar a establecer conversaciones con el usuario menor de edad para asegurarse que entienden cómo usar Instagram de forma más sana. Se insiste en explicar cómo su actividad online puede afectarlos en la vida real, o afectar a terceros, cómo las publicaciones de otros les pueden condicionar emocionalmente o sus interacciones y enseñarles a establecer límites para alcanzar autocontrol, así como tomar las decisiones correctas.

Instagram para padres incluye un glosario de términos que orienten a los propios progenitores para todas aquellos temas o aspectos de Instagram que no acaben de comprender y, por último, incluye un listado de cuentas que suponen buenos modelos de conducta para los pequeños: influencers que Instagram considera buenos ejemplos de juventud saludable, aunque aquí los ejemplos en español, de momento, brillan por su ausencia.

Un 49% de los niños españoles entre 12 y 14 años utiliza Instagram, aunque la edad mínima permitida es 14

Instagram sigue siendo la red social reina para los niños españoles. Así lo demuestra el estudio Menores e Internet: la asignatura pendiente de los padres españoles elaborado por Qustodio, plataforma de seguridad y bienestar digital para familias.

Según estos datos, 2 de cada 3 menores españoles de entre 15 y 17 años utiliza Instagram, cifra muy superior al 44% de Estados Unidos. Además, casi la mitad (49%) de los niños entre 12 y 14 años utiliza esta app en España pese a que, según la ley española y la normativa de la red social, los menores de 14 años no pueden registrarse.

Por si eso fuera poco, un 4% de los niños españoles de 5 a 8 años utiliza Instagram pese a las restricciones de edad. Teniendo en cuenta estos datos, desde Qustodio han querido analizar en profundidad esta aplicación para que los padres aprendan con sus hijos a hacer un uso responsable de ella:

Protección frente al acoso. El 40% de los niños ha sufrido ciberbullying, según un informe de Save the Children, y muchas veces este acoso no se queda en las pantallas. Por ello, Instagram ha desarrollado una herramienta que bloquea a los ciberbullies de una forma más sutil para que los comentarios de los acosadores solo sean visibles para ellos, pero no para el acosado, evitando así posibles repercusiones en la vida real.

Concienciar a los ciberacosadores. Siguiendo la anterior medida, la red social está probando una nueva solución de inteligencia artificial capaz de detectar si un usuario está escribiendo comentarios ofensivos en la publicación sobre otra persona y preguntarle directamente si realmente quiere enviar ese mensaje.

Combatir la adicción por los likes. Desde hace unas semanas Instagram está ocultando el número de ‘me gusta’ y reproducciones de vídeo que aparecen a los usuarios. Una medida enfocada a reducir la obsesión por los likes cuando ven a amigos con una cifra mucho mayor que la suya, aunque, de momento, los usuarios aún pueden ver las interacciones en sus propios posts.

Reducir el tiempo de uso. Un estudio de Kelisto.es advierte que pasar más de dos horas al día conectado a internet puede ser un síntoma de adicción. Instagram cuenta con utilidades que pueden ayudar a los padres a limitar el tiempo que sus hijos gastan en esta app. El panel ‘Tu actividad’ del perfil de usuario incluye una media diaria y semanal del tiempo invertido, así como una herramienta que permite fijar un tiempo límite por día y notificar al usuario si se sobrepasa.

La mejor herramienta es hablar con ellos. Estas medidas son muy útiles para combatir la adicción, pero de poco sirven si los padres desconocen la aplicación. Por ello, lo mejor es hablar con los hijos sobre su uso y costumbres en Instagram siguiendo algunas preguntas como: ¿conoces a todos tus followers? ¿cómo te hacen sentir los likes y comentarios?

«Instagram es como cualquier otra aplicación o servicio de internet, si se usa sin ningún control puede derivar en problemas de autoestima por la falta de ‘me gustas’, desconexión con la familia y adicción», destaca María Guerrero, psicóloga experta de Qustodio. «La prohibición no es la solución, ya que es mucho más efectivo seguir las recomendaciones de uso de la app, hablar con los hijos y contar con herramientas de gestión y control».

Hace unos meses un informe de Kaspersky Lab recogía que el 35% de los niños españoles afirma no querer estar sin redes sociales. Para ellos estas plataformas son un lugar amigable y seguro, donde se interrelacionan con sus amigos, y en el que comparten aspectos de su vida privada prácticamente sin filtro (su colegio, los lugares que visitan e incluso dónde viven).

Este tipo de comportamientos son contraproducentes para la privacidad y la seguridad del menor, porque puede darle información delicada a alguien con malas intenciones. Por eso es tan importante concienciar a los niños sobre la importancia de estar en redes sociales, que Facebook o Instagram no son un juego, y que lo que comparten en ellas queda expuesto para que cualquiera (incluyendo la propia plataforma) haga con ese contenido lo que quiera.

Pero por mucho que le eduquemos, si el niño es demasiado pequeño para entenderlo, va a ser difícil que en algún momento dado no cometa el error de hablar con desconocidos, caer en las garras de algún troll o compartir información privada. Por eso todas las redes sociales tienen una edad mínima para estar en ellas, que indican en sus respectivas Condiciones y Política de Uso, y que puede variar según el país y su legislación.

Los mejores móviles baratos para regalar a un niño

En España concretamente, tal y como indica la Asociación de Internautas, el acceso a estas plataformas está regulado en el artículo 13 de la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, sobre Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen, e indica que hay que tener 14 años o más para poder registrarse en cualquier chat o red social.

Herramientas de las redes sociales para evitar el ciberacoso

Por tanto es ilegal que un niño que no tenga la edad mínima permitida por cada red social, se abra una cuenta en ella, y se puede denunciar este hecho para que sea eliminada. A continuación, recogemos la edad mínima indicada por redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter o WhatsApp en sus Términos de Uso; es probable que más de una te sorprenda, porque seguramente en tu entorno haya más de un menor o dos que las empleen sin tener la edad para hacerlo:

  • Con 13 años pueden estar presentes en: WhatsApp, Twitter, Snapchat , Pinterest, Tumblr y Reddit
  • En caso de permiso paterno, a partir de 13 años: Youtube, FourSquare y Flickr
  • Con 14 años: LinkedIn, Instagram, Facebook, y Telegram
  • Con 17 años: Vine
  • Con 18 años: Path

Artículo publicado en TICbeat

Llegan cambios a Instagram. Después de nueve años sin ningún tipo de control sobre la edad mínima de los usuarios, a partir de hoy mismo es necesario introducir tu fecha de nacimiento al crear una nueva cuenta en la popular red social.

No es el único cambio relacionado con la privacidad que llega a Instagram. La compañía a anunciado un mayor control sobre su función de mensajería, pudiendo restringir quién te puede escribir mensajes y añadirte a grupos, de forma similar a como se configura en otras apps como WhatsApp.

Edad mínima en Instagram

Instagram necesita a partir de hoy mismo conocer tu fecha de nacimiento. No se mostrará públicamente, sino que por motivos legales la aplicación debe impedir que quienes tienen edad menor a la mínima permitida en su jurisdicción se hagan una cuenta. Esta edad mínima es de 13 años en la mayoría de países, según comenta Instagram.

Introducir la fecha de nacimiento es obligatorio a partir de hoy mismo en el proceso de registro de una nueva cuenta. La propia pantalla te avisa de que dicho dato es obligatorio a pesar de que la cuenta sea para un negocio, mascota o cualquier otro motivo.

La propia ventana calcula tu edad en tiempo real según la fecha introducida y no te dejará continuar a no ser que sobrepases la edad minima. Primero, con un aviso modesto en una ventana y, si sigues insistiendo, con un aviso a pantalla completa que deja la app medio bloqueada para que desistas en seguir probando.

Si no llegas a la edad mínima no puedes continuar

Eso para las nuevas cuentas, pero el dato también es necesario en las cuentas ya existentes. Aquellas cuentas de Instagram que estén asociadas con una cuenta de Facebook recibirán el dato automáticamente de esta red social, y si cambias tu fecha de nacimiento en Facebook se cambiará también en Instagram.

Por su parte, las cuentas de Instagram que no estén asociadas a una cuenta de Facebook podrán añadir y editar su fecha de nacimiento directamente desde Instagram. En ninguno de los casos la edad será visible públicamente en tu perfil.

Controla quién te puede escribir

Otro añadido anunciado por Instagram hoy, aunque podría tardar unos días en aparecer en la aplicación en sí son los controles sobre quién puede enviarte mensajes. Se trata de una capa adicional de opciones de privacidad que te permitirán controlar quién te puede enviar mensajes y añadirte a grupos.

Se trata de dos opciones: permitir solicitudes de mensajes y permitir que te añadan a grupos. En la primera de ellas puedes elegir si quieres que cualquier persona te envíe solicitudes de nuevos mensajes o solo aquellos a quienes sigues.

Por otro lado, la segunda opción te permite elegir entre si quieres que cualquier persona te pueda añadir a un grupo en Instagram Direct o si quieres restringirlo solo a personas a las que sigues. Las opciones en ambos casos son o Todos o Personas a las que siguen, siendo menos granulares que sus homónimas en WhatsApp.

Más información | Instagram

A partir de diciembre de 2019, Instagram pedirá a sus usuarios la fecha de nacimiento. Anteriormente, la red social admitía solo a personas de 13 años o más, pero carecía de un paso para verificarlo.

“Pedir esta información ayudará a evitar que las personas menores de edad se unan a Instagram, nos ayudará a mantener a los jóvenes más seguros y a permitir experiencias más apropiadas en general”, escribió la compañía en una publicación de blog.

Quienes se hayan registrado en Instagram usando su perfil de Facebook verán automáticamente sus cuentas actualizadas con los datos de su nacimiento, aunque la fecha no será de acceso público.

Esta práctica ya era estándar en aplicaciones rivales como Snapchat. Hacer cumplir los límites de edad ahora hará que Instagram se alinee con la ley de Protección de Privacidad en Línea para Niños (COPPA), que requiere que los operadores protejan la privacidad en línea de los menores de 13.

Durante 2019, la Comisión Federal de Comercio multó en Estados Unidos a la popular aplicación de video TikTok con una multa récord de $5.7 millones de dólares por violaciones de la citada normativa. Por dicha razón, la firma ahora requiere que los usuarios ingresen su cumpleaños al registrarse.

Facebook, que compró Instagram por un billón (1,000 millones) de dólares en 2012, ya no permite a menores de 13 años en su plataforma, pero parece que su CEO, Mark Zuckerberg, no es tan fanático de COPPA. Hablando en una cumbre de educación en 2016, dijo que cree que los niños deberían ser permitidos en las redes sociales, pero para fines educativos.

“Esa será una pelea que enfrentaremos en algún momento. Mi filosofía es que para la educación debes comenzar a una edad muy joven”, opinó durante una conferencia, según informó en la ocasión la revista Fortune.

Como podrás imaginar, el método tampoco es infalible: los usuarios pueden mentir fácilmente, al parecer, y sin repercusiones. Y tampoco hay manera de perseguir a los padres que crean cuentas para sus hijos. COPPA sí tiene en cuenta la participación de los niños en las redes sociales con la autorización de sus tutores.

Instagram expresó que los nuevos datos de cumpleaños de todos sus miles de millones de usuarios mensuales activos se usarán “para crear experiencias más personalizadas”.

Al parecer, la plataforma está probando una función que permitiría a las empresas discriminar por grupo etario quienes pueden ver sus productos publicitados, según lo postulado por la investigadora Jane Manchun Wong.

Recomendaciones del editor

  • ¿Estamos ante el fin de la hegemonía de Instagram?
  • Empresa usó Facebook y otras redes para vender reconocimiento facial
  • Las mejores aplicaciones para iPhone que tu teléfono necesita
  • Te contamos cuál es la mejor hora para publicar en Instagram
  • Esta es la música que has escuchado en la última década en Spotify

Grande fue la sorpresa para muchos usuarios de la red social Instagram, cuando tras abrir la aplicación apareció una ventana que les pedía confirmar las modificaciones de los términos de servicio, además de confirmar que su edad era de 14 -o más- años de edad.

Más grande debió ser la sorpresa para los menores de edad que tienen una cuenta en Instagram y que pusieron que no cumplían con el requisito de tener 14 o más años, porque esta fue la imagen que pudieron ver a continuación, donde se les informa que no pueden tener una cuenta de Instagram y se bloqueará la existente, además de dar un plazo para poder descargar los datos que subió a la red social en todo el tiempo que tuvo la cuenta activa.

La imagen es clara y si si respondes mal, pues el procedimiento es claro, por lo que existen dos instancias para quienes se equivocaron en responder o definitivamente no cumplen con el requisito de la edad:

1.- Apelar la decisión: Será necesario mostrar que tenemos más de 14 años, siendo necesario enviar nuestro nombre, fecha de nacimiento y documento de identificación para que, durante los 14 días mencionados, se verifique que, efectivamente, cumplimos con los requisitos. Al final del formulario hay un campo de texto libre en el que es posible dar explicaciones, campo opcional, eso sí. Dicho formulario se encuentra en esta página de ayuda, ya que no es necesario estar identificado en Instagram para acceder al mismo.

2.- Descargar todos los datos de la cuenta: Instagram juntará todas las fotos, comentarios, … y enviará un link de descarga al email de registro. Al hacer clic en el enlace del email nos enviará de nuevo a nuestra cuenta de Instagram (será necesario identificarse), para que, desde allí, bajemos el ZIP con toda la información. Una vez bajemos el archivo podremos ver la información estructurada de la siguiente forma:

En cuanto a la información que podrás rescatar de tu tiempo en la red social, podrás obtener todos las fotografías y videos, aunque hay una letra pequeña respecto a las imágenes que vas poder obtener como respaldo, y es que si tu subiste una imagen en una resolución espectacular y con la mejor cámara del mercado, pues la que Instagram te va a devolver no estará ni cerca de ser como tu la subiste ya que al parecer la red social escala todas las imágenes a un tamaño especifico (menor al original) y una calidad media, lo que termina como resultante imagines que con mucha suerte superan los 100kb de peso.

También vas a poder descargar los contactos de tu red social, los cuales llegaran en un archivo con formato “json”, el cual podrás importar después en otras redes sociales (que permitan importar contactos obviamente). Los archivos que obtendrás son:

– comments.json: Con todos los comentarios que hemos realizado en la plataforma, indicando la fecha y el perfil en el que hemos realizado dicho comentario.
– connections.json: Los contactos que tenemos en la cuenta (sí, aquí están todos los usuarios a los que seguimos).
– contacts.json: Nombre, apellido, email e ID de los contactos que tenemos en nuestro instagram.
– likes.json: Todos los “me gusta” que hemos realizado en algún momento dentro de la plataforma.
– media.json: La información de la publicación de nuestras fotos y vídeos en la plataforma.
– messages.json: Los mensajes recibidos y enviados desde Instagram.
– profile.json: Los datos de nuestro perfil
– searches.json: Datos sobre las búsquedas que hemos realizado.
– settings: Datos relacionados con la configuración de nuestro perfil.

Si eres usuario de Instagram y tienes menos de 14 años (y asumiste que no cumplías con esas edad mínima) no hay mucho que hacer ahora, solo respaldar tu información,… o de plano mentirle a Instagram, lo que tampoco es buena idea ya que hay condiciones que uno acepta al comenzar a usar una red social y la gracia es que todos los que las ocupamos las cumplamos para que todo este en orden, o por lo menos esa es la intención principal.

Los menores de 16 años no podrán usar WhatsApp

Facebook 0 Twitter 0 WhatsApp 0 Comentarios 0 La Voz de Asturias La Voz
21/08/2019 09:32 h

WhatsApp elevará a 16 años la edad mínima para usar su red social en el territorio de la Unión Europea. Las nuevas condiciones de uso que se publicarán con la próxima actualización de la aplicación incluirán el requisito de que los menores de esa edad no podrán tener una cuenta en este servicio de mensajería, según revela la web WABetaInfo.

De este modo, la red social que ahora cambiará su nombre a «WhatsApp de Facebook» se reserva la posibilidad de eliminar aquellas cuentas ya abiertas que no se ajusten a los nuevos requisitos de edad. Para poder abrir un nuevo perfil, la aplicación exigirá por tanto haber superado esa edad, aunque no queda claro si endurecerá el modo de comprobar la veracidad de los datos introducidos por el usuario. En la actualidad, la edad mínima legal para usar WhatsApp es de 13 años, pero son muchos los niños con edades inferiores que tienen acceso con o sin permiso paterno.

En el resto de países fuera de la UE la restricción de acceso seguirá estando en los 13 años.

THOMAS WHITE

El modo oscuro, entre las novedades de WhatsApp que llegarán en septiembre

La Voz de Asturias lucía Cancela R. r.

Todas las redes sociales presentes en los teléfonos móviles de los menores tienen una edad mínima para abrirse una cuenta en ellas de forma legal. Según recuerda la Asociación de Internautas, hasta el momento es preciso haber cumplido 13 años para estar presente en WhatsApp, WeChat, Twitter, Tumblr, Pinterest, Reddit, Snapchat y Foursquare. A la misma edad, pero con permiso paterno, se puede acceder a YouTube y Flickr.

Hasta los 14 años no es legal tener cuenta en Instagram y Facebook y es preciso esperar a los 16 años para estar en LinkedIn y a los 17 años para Vine.

Esta será una de las próximas novedades de WhatsApp, que ya está probando en los dispositivos Android en su nueva versión beta otras herramientas como el desbloqueo por huella dactilar, que permite configurar el bloqueo de la aplicación para después de un minuto, de 30 minutos o automáticamente y que la aplicación ya añadió en el sistema iOS desde hace tres meses.

Se puede acceder a esta función en su nueva versión beta 2.19.221 a través de ajustes, cuenta, privacidad.

Si se activa, cada vez que se abra WhatsApp se le pedirá al usuario que utilice la huella dactilar como método de identificación, aunque en Wabetainfo aseguran que este nuevo sistema no impide que se puedan seguir contestando mensajes desde las notificaciones y respondiendo llamadas a través de la app.

JUSTIN SULLIVAN | AFP

Los gurús tecnológicos no permiten a sus menores estar en redes sociales

La Voz de Asturias b. p. l.

En este caso, aparecen las opciones de «inmediatamente», por la que WhatsApp solicitará la identificación siempre que se vaya a abrir la app, «después de 1 minuto» y «después de 30 minutos». No se incluye la opción de 15 minutos que sí se encontraba en iOS.

Además, se ofrece la posibilidad de que el usuario decida si quiere que sus mensajes se muestren en el panel de notificaciones o aparezcan ocultos cuando la aplicación está bloqueada.

Esta nueva versión beta 2.19.221 ya está disponible para su descarga, por lo que los usuarios de disositivos móviles Android ya pueden comenzar a probarla. Por el momento esta función no ha llegado a la versión estable de WhatsApp ni en Android ni en iOS.

Google images

Instagram empieza a eliminar cuentas con un elevado número de seguidores sin previo aviso

La Voz de Asturias La Voz

Guía para padres sobre Instagram

Cuando veas a un adolescente tomándose una selfie, ten la seguridad de que esa foto va a ir a parar a las redes sociales. Y en muchos casos, la subirá a Instagram, una de las plataformas de publicación de imágenes más populares del mundo. Para 2018, el 72 por ciento de los adolescentes decía que usaba Instagram y el 22 por ciento decía que era la red social que más utilizaba. ¿Por qué les llama tanto la atención está app?

A los adolescentes les encanta Instagram por muchos motivos, pero el más importante es que allí es donde están sus amigos. También se pueden mantener al día con lo que están haciendo sus celebridades favoritas, seguir cuentas relacionadas con sus intereses y, por supuesto, tener su propio perfil (o varios perfiles) para presentar una imagen de ellos mismos a sus amigos, y en algunos casos, al mundo.

Al igual que sucede con todas las redes sociales, los elementos que hacen que los adolescentes adoren Instagram también pueden generar problemas. Dependiendo de a quién sigas o de lo que busques, puedes encontrar una gran cantidad de contenido para adultos. Y los comentarios en las publicaciones pueden ser bastante agresivos, especialmente en las cuentas públicas.

Además, algunos jóvenes sienten mucha presión, creen que tienen que mantener un perfil perfecto, y se la pasan analizando las publicaciones en busca de más “corazones” o “me gusta” y borrando las fotos que no están a la altura de lo que creen que sus amigos esperan de ellos. También sienten que tienen que revisar sus feeds o «muros» todo el día (y algunas veces por la noche) para recibir las actualizaciones de sus amigos. Por último, Instagram también tiene un aspecto comercial. Puedes encontrar anuncios publicitarios, promociones hechas por celebridades y enlaces para comprar productos por todos lados.

Aun así, con algo de orientación sobre los ajustes o configuraciones, límites de uso y pláticas frecuentes sobre el contenido y los comentarios, Instagram puede ser un buen lugar para que los adolescentes se conecten y sean creativos.

¿Qué es Instagram?
¿Cómo funciona Instagram?
¿Qué edad deben tener los adolescentes para usar Instagram?
¿Qué tipo de contenido verá mi hijo en Instagram?
¿Cómo puedo monitorear la actividad de mi hijo en Instagram?
¿Qué son los “rinstas” y “finstas”?
¿Hay alguna forma de limitar o restringir la actividad de mi hijo en Instagram, incluida la posibilidad de que entre en contacto con desconocidos?
¿Cómo puede mi hijo bloquear o reportar a otros usuarios en Instagram?
¿Qué debo hacer si mi hijo no quiere dejar de mirar Instagram?
¿Qué otros riesgos corren los adolescentes que usan Instagram?
¿De qué manera se puede beneficiar mi hijo al usar Instagram?

¿Qué es Instagram?

Instagram es una red social popular y gratuita que permite a los usuarios publicar fotos y videos, seguir a celebridades y amigos y enviar mensajes privados. Es propiedad de Facebook, pero con su enfoque en compartir fotos y videos (en lugar de también compartir textos y noticias como en Facebook o Twitter) es más atractiva para los adolescentes.

¿Cómo funciona Instagram?

Una vez que creas una cuenta, puedes comenzar a seguir a amigos y celebridades (Instagram te hace algunas sugerencias de cuentas para seguirlas). Cuando estés listo para subir tu primera publicación, toca el botón con el signo de “más” y selecciona “Galería”, “Foto” o “Vídeo”. Dependiendo del tipo de contenido que estés compartiendo, puedes elegir entre un muchos filtros y herramientas de edición de imágenes para que tu publicación se vea bien. Luego, agrega un título y un hashtag (una etiqueta que clasifica todas las publicaciones que se hacen sobre un mismo tema) si lo deseas. Tienes la opción de agregar una ubicación a tu publicación, pero no se recomienda que los adolescentes usen esta función. Instagram ofrece muchas más funciones, como:

  • Mensajes directos (DM). Puedes enviar mensajes directos a una o más personas, incluidas personas que no sigues y que no te siguen. (La versión del sitio web de Instagram no permite el envío de DM).
  • Mensajes que desaparecen. Esta es una función parecida a la que ofrece Snapchat, que te permite enviar mensajes temporales en foto o video, que desaparecen cuando quien los recibe los ve una vez.
  • Historias. Son videos de 15 segundos o diapositivas que se suben a un círculo en la parte de arriba de la pantalla. Para crear una, pulsa el botón “Tu historia”, decide qué tipo de publicación quieres crear, ya sea texto, presentación de diapositivas, video o transmisión en vivo, y selecciona “controles de historia” para limitar quién la podrá ver, restringir los mensajes de respuesta y permitir el reenvío a otros usuarios.
  • Instagram TV (IGTV).
    Estos son videos más largos programados por Instagram (es decir, no son hechos por tus amigos o seguidores). Los niños también pueden crear sus propios canales de IGTV y transmitir su contenido, al igual que en YouTube.

¿Qué edad deben tener los adolescentes para usar Instagram?

Según las condiciones de uso, deben tener al menos 13 años, pero no tienen un proceso de verificación de edad, por lo que es muy fácil que niños menores de 13 años abran una cuenta. Common Sense considera que Instagram es adecuada para adolescentes de 15 años o más debido al contenido para adultos, la posibilidad de entrar en contacto con desconocidos, las estrategias de mercadeo y la recopilación de datos. Lee aquí nuestras reglas de redes sociales para estudiantes de secundaria.

¿Qué tipo de contenido verá mi hijo en Instagram?

El tipo de contenido que verán dependerá principalmente de a quién sigan: si solo siguen a sus amigos y no buscan nada, es posible que solo vean las fotos de sus amigos divirtiéndose. Pero los adolescentes rara vez limitan sus feeds o «muros» a las personas que conocen, por lo que es probable que vean contenido para adultos (incluyendo imágenes sensuales, insultos y uso de sustancias), expresiones de odio, mensajes sobre el sexo, y hashtags sobre el suicidio, la anorexia y otros temas delicados. Si siguen a celebridades, probablemente también verán promociones de mercadeo, además de la publicidad que es lo que permite que Instagram haga dinero.

¿Cómo puedo monitorear la actividad de mi hijo en Instagram?

Puedes pedirle a tu hijo que te dé un recorrido por su cuenta de Instagram. Pídele que te muestre su cuenta, que te explique los memes y los comentarios, que te cuente de sus amigos y que comparta sobre cualquier tema que le parezca extraño o difícil. O prueba una de estas ideas:

  • Crea tu propia cuenta de Instagram y sigue a tu hijo. Verás lo que publica (a menos que te bloquee), pero no verás sus DM (mensajes directos).
  • Sigue a sus amigos. Es normal que los padres sigan a los amigos de sus hijos en Internet (pero debes evitar hacer comentarios). Si tienes una relación amigable con los amigos de tus hijos, pueden seguirse mutuamente y estar al tanto de las actividades de tus hijos.
  • Pídele el nombre de usuario y la contraseña de Instagram a tu hijo. Con esa información puedes iniciar sesión y revisar sus cuentas.
  • Revisa su cuenta con frecuencia. Ya sea “sorpresa” o fijo cada cierto tiempo, esta inspección te da tiempo para sentarte con tu hijo y hacer un repaso por su feed. Recuerda poner esta condición cuando le des permiso para descargar Instagram.
  • Instala una aplicación externa de monitoreo. Las aplicaciones de control para padres, como Bark, te muestran mucho de lo que los niños están haciendo en Internet. Obtén más información sobre los controles para padres aquí.

¿Qué son los “rinstas” y “finstas”?

Los “rinstas” y “finstas” son segundas (o terceras) cuentas de Instagram que están completamente separadas unas de otras. “Finsta” significa “Instagram falso”; estas cuentas reflejan la imagen auténtica del adolescente y la idea es que solo la vean amigos muy cercanos. El “rinsta” es el Instagram “real”, en donde publican cosas seleccionadas para su público, y proyectan el tipo de persona ideal en Internet que es difícil de lograr en la realidad. En otras palabras, su cuenta “real” es la pública que todos pueden encontrar y ver. No todos los niños tienen más de una cuenta, pero no te alarmes si tu hijo tiene varias. Lo importante es que sigan las reglas para el uso de redes sociales seguro y responsable, como usar los ajustes privacidad, no publicar cosas de las que se van a arrepentir luego, y limitar su público. Usados de esta forma, los “finstas” y “rinstas” pueden ser herramientas útiles para que los adolescentes vivan el proceso natural de descubrir sus identidades.

Para ver si tu hijo tiene más de una cuenta, necesitarás tener acceso a su teléfono. Entra a Instagram y luego toca el ícono del perfil y la flecha al lado del nombre de usuario de tu hijo. Si tiene otra cuenta, la verás allí. Otra opción es tener siempre la sesión abierta de su(s) cuenta(s) en tu dispositivo para que puedas ver toda su actividad.

¿Hay alguna forma de limitar o restringir la actividad de mi hijo en Instagram, incluida la posibilidad de entrar en contacto con desconocidos?

Las cuentas de Instagram son públicas de forma predeterminada, por lo que el primer ajuste que hay que hacer es ponerla privada. Para hacerlo, ve a «Configuración» desde tu página de perfil. Selecciona la opción «Privacidad y seguridad», luego «Privacidad de la cuenta» y activa la cuenta privada. Con una cuenta privada, solo las personas que apruebes podrán ver lo que publicas. Hay muchas opciones en la sección de Privacidad y seguridad, y seguramente les tomará algo de tiempo si estás ayudando a tu hijo a configurar su primera cuenta. Sin embargo, no puedes bloquear la configuración de Privacidad y seguridad, así que ten en cuenta que los niños pueden cambiarla a pública cuando lo deseen. Otros ajustes esenciales en la sección de Privacidad y seguridad son:

  • Control de comentarios. Puedes limitar los comentarios de tus seguidores, bloquear los comentarios de personas específicas, ocultar los comentarios ofensivos y crear filtros específicos para palabras y frases.
  • Reenvío de historias. Con esta opción puedes permitir o no que la gente reenvíe tus historias.
  • Fotos y videos. Puedes impedir que la gente agregue automáticamente fotos de ti a tu perfil sin tu autorización y ocultar fotos y videos para que no aparezcan en tu feed.

¿Cómo puede mi hijo bloquear o reportar a otros usuarios en Instagram?

Al lado de la cuenta de cada persona, hay tres puntos. Cuando pulsas allí, verás opciones para bloquear, reportar o silenciar a esa persona. También puedes usar la opción Restrict que bloquea los comentarios que pueden ser ofensivos. Sin embargo, si un agresor quiere seguir atacando, nada le cuesta crear otra cuenta y comenzar a acosarte otra vez. Incluso, a veces los adolescentes crean cuentas para burlarse de alguien en particular o crean cuentas en nombre de otra persona para hacerse pasar por ella. También puedes reportar esas cuentas, pero como las cosas se pueden salir de control, y porque Instagram casi nunca responde a los reportes, estas opciones no siempre son suficientes para protegerse. Enseña a tus hijos cuándo y cómo usar el bloqueo y los reportes (y asegúrate de que sepan que nunca se revelará su nombre). Si no logras que un agresor deje de molestar o hacer ciberbullying a tu hijo, es posible que necesites más apoyo de la escuela o de otros padres.

¿Qué debo hacer si mi hijo no quiere dejar de mirar Instagram?

Dentro de la aplicación, hay una función llamada «Tu actividad», que está diseñada para que las personas sean más conscientes del tiempo que pasan en la aplicación y les pide que disminuyan el uso si consideran que están exagerando. Tu actividad muestra cuánto tiempo has pasado usando la aplicación en los últimos días, te permite establecer un límite de tiempo y recibir un recordatorio para que te detengas, y también te da acceso a tus controles de notificación. Esta puede ser una herramienta útil para los niños si saben cómo controlarse a sí mismos, pero para los niños que necesitan más ayuda, pueden utilizar controles disponibles en los dispositivos como Screen Time en iOS o la aplicación Family Link en Android para bloquear el acceso y establecer límites de tiempo en las aplicaciones. Otro truco es ajustar o desactivar las notificaciones por completo para aliviar la necesidad de revisar el teléfono cada cinco minutos. Y si los niños revisan el feed constantemente, les aparecerá el mensaje “¡You’re all caught up!” (¡Ya lo sabes todo!) que les dice que no hay contenido nuevo desde la última vez que lo revisaron.

¿Qué otros riesgos corren los adolescentes que usan Instagram?

Debido a que Instagram está tan basado en imágenes, definitivamente pueden enfocarse demasiado en la perfección de su imagen y el estatus. Es muy común que algunos usuarios se tomen muchas selfies para elegir la “perfecta” y borren las publicaciones que no reciben un número determinado de “me gusta”. Y tantos filtros, celebridades y publicaciones de personas divirtiéndose, pueden afectar la imagen corporal y el sentido de identidad de los adolescentes. Algunas personas hacen cosas peligrosas para obtener una foto perfecta, solo para subirla a Instagram. Para hacerse populares, los adolescentes pueden publicar fotos sensuales o revelar demasiada información personal. Los efectos de los “influencers” son reales, por lo que saber a quién sigue tu hijo y por qué lo sigue, podría darte una idea de a quién admiran y qué productos podría estar promocionando esa persona (ten en cuenta que frecuentemente hay una forma de comprar directamente desde la aplicación). Al igual que con cualquier otra aplicación de redes sociales que tenga la función de “me gusta” y “seguir”, algunos adolescentes la usan como un instrumento de medición para compararse con los demás. Si la actividad de tu hijo en la aplicación deja de ser divertida y se convierte en un foco de ansiedad y búsqueda de la perfección, es hora de que haga una pausa. Usar Instagram para ver las fabulosas fotos de otras personas durante largos períodos de tiempo todos los días, sin divertirse con amigos o enviar mensajes directos puede hacer que los adolescentes se sientan peor que cuando abrieron la aplicación.

¿De qué manera se puede beneficiar mi hijo al usar Instagram?

Si se usa de forma positiva, Instagram es un lugar donde los niños pueden conectarse con amigos, algo similar a pasarse notas divertidas y a leer revistas de entretenimiento. Los adolescentes también lo usan para ser creativos, publicar arte, poesía y videos que muestran sus talentos. Cuando se usa en equilibrio con otras actividades y con un propósito (no solo para ver fotos por horas), los niños pueden salir de la aplicación sintiéndose conectados y optimistas.

Si decides permitir que tus hijos adolescentes usen Instagram, hay algunas medidas que puedes tomar para ayudarlos a aprovechar lo bueno que ofrece y evitar que caigan en lo negativo. Puedes sentarte con ellos a revisar la aplicación y sus ajustes, tomar nota de sus preguntas, decirles lo que esperas de ellos y las posibles sanciones, hablar sobre los controles que puedes usar (incluidas las revisiones frecuentes de su cuenta) y establecer límites sobre cuándo, dónde, cómo, y con quién pueden comunicarse para comenzar con el pie derecho.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *