Ebook tagus iris 2018

Si eres de los que te has resistido hasta el final para cambiar –o al menos alternar– los libros en papel con la lectura en un ebook, este post te puede interesar. Y es que el sector tecnológico ofrece a día de hoy multitud de opciones de libros electrónicos, unos con unas prestaciones, otros con diferentes funcionalidades… Es fácil sentirse un poco perdido y no saber cómo elegir el más adecuado para ti.

En este post recopilamos cinco consejos esenciales para elegir el ebook perfecto. Toma nota y ¡feliz lectura!

1. Seleccionar un dispositivo que cuide tu salud visual

Los ojos suelen estar expuestos a multitud de radiaciones, desde la televisión y el móvil a la tablet o el ordenador con el que muchos trabajan cada día. A la hora de optar por un eReader u otro es importante tener en cuenta que según la tecnología que utilicen así cuidarán más –o menos– nuestra visión. ¿Qué debes saber? Que los avances han permitido dotar a los equipos de tinta electrónica que no daña en nada los ojos. Es como si estuvieras leyendo un libro en papel. Hay modelos que optan por el LED o el TFT para la iluminación de los aparatos y ambas fórmulas son muy nocivas para el usuario.

Un ejemplo de modelo que cumple con este requisito –que utiliza tinta electrónica– es el Tagus Iris 2017 de 6’’. Cuenta con tecnología reflexiva para la salud de tus ojos y la luz frontal es ajustable. Esto evita además que haya reflejo alguno. Tiene 8 GB de memoria interna y es cómodo y ligero. El Corte Inglés lo tiene en catálogo, por lo que puedes hacerte con él a través de su tienda online y aprovechar la compra para acumular puntos para tu tarjeta Travel Club. Recuerda que debes acceder a la página de El Corte Inglés desde el link que encontrarás en Travel Club.

Elige un ebook que tenga tinta electrónica para proteger tus ojos (El Corte Inglés). Referencia: eReader Tagus Iris 2017 6’’ E-ink/ Precio: 129,90 euros.

2. Capacidad para almacenar títulos

En la mayoría de los libros electrónicos se pueden almacenar más de 2.000 obras pero es importante tener en cuenta el tema de la capacidad para no llevarte una sorpresa inesperada y nada agradable. Para hacerte una idea: con 4GB de memoria puedes llegar a tener guardados alrededor de 2.000 libros. Encontrarás productos con mayor capacidad, como este modelo de BQ de 8GB. Es el BQ Cervantes, que además puedes ampliar la memoria con una tarjeta microSD hasta los 32 GB.

Este ereader está a la venta en MediaMarkt. Si quieres conocer más características del mismo y te decides a comprarlo, aprovecha la ocasión para entrar al e-commerce de MediaMarkt desde el enlace que hay en la web de Travel Club y acumula puntos para canjear después por regalos y viajes.

Con 4GB de memoria se pueden guardar alrededor de 2.000 libros (Media Markt). Referencia: eBook BQ Cervantes 3/ Precio: 136 euros.

3. Tamaño y facilidades de uso

La media de tamaño de la pantalla de un ereader es de 6 pulgadas. A partir de ahí se pueden encontrar algunos sensiblemente más grandes. Cuando quieras comprarte un dispositivo electrónico de este tipo ten en cuenta el peso, porque es importante que sea ligero y manejable para llevarlo a donde quieras. Al fin y al cabo la comodidad es uno de los aspectos que están haciendo que la balanza entre el papel y lo digital se incline hacia este último lado… Otro punto importante es que se pueda configurar el tamaño de la fuente, el tipo de letra incluso, y también el uso de la luz, si tuviera esa opción.

Un modelo que ofrece numerosas posibilidades de personalización de la lectura es Kobo Aura H2O Edition 2. La función TypeGenius permite cambiar el grosor y la nitidez, puedes seleccionar entre más de 50 tamaños de fuentes y hay 11 tipos de letras distintas. También te da opción a ajustar los márgenes, escribir notas, resaltar paisajes y buscar palabras en el diccionario integrado que tiene.

¿Dónde encontrar este lector? PC Componentes es una de las tiendas online que lo comercializan y es además marca colaboradora de Travel Club. Si te identificas en la web de Travel Club y accedes a la tienda de PC Componentes desde el link que encontrarás en esta puedes ganar puntos para canjear después por viajes y regalos.

Cada lector tiene sus preferencias a la hora de leer en cuanto a tamaño, tipo de letra, los márgenes, etc. (PC Componentes). Referencia: Kobo Aura H20 Edition 2 Ebook Reader 6.8’’/ Precio: 180,81 euros.

4. Acceso a un amplio catálogo de libros

Hoy en día la mayor parte de las publicaciones se editan en formato papel y en digital, por lo que se puede comprar en una librería virtual el libro que quieras y pasarlo a tu ebook. El modelo que más ha avanzado a este respecto y que ha tomado ventaja en relación a otros lectores electrónicos es el Kindle, de Amazon. Esta compañía cuenta con una gran librería online que permite a través del ereader adquirir los títulos y tenerlos así de manera directa en la memoria del aparato.

Conseguir uno de los modelos de Amazon es muy sencillo –hay cuatro disponibles. Primero entra en el site de Travel Club para ‘loguearte’ como socio y desde ahí entra a la web de Amazon con el link que encontrarás en la página de Travel Club. Realiza tu compra de manera rápida y fácil y conseguir puntos para acumular en tu tarjeta.

El Kindle de Amazon es el ebook más conocido del momento (Amazon). Referencia: E-reader Kindle 6’’/ Precio: 79,99 euros.

5. La relación calidad-precio

Al elegir el ebook perfecto, como puedes comprobar, influyen numerosos factores. Un punto final a tener muy en cuenta es el coste del dispositivo. Lo cierto es que el mercado presenta una amplia variedad de productos, dispositivos que van desde los 60 o 65 euros a los más de 300 euros por unidad. ¿Cómo saber cuál es el mejor para ti? Primero, ten en cuenta todo lo anterior, porque es fundamental para quedar satisfecho con la compra. En segundo lugar has de contemplar cuál es tu presupuesto, cuánto puedes gastarte. Con la cantidad que decidas invertir en el libro electrónico toca seleccionar el que mejor relación calidad-precio te ofrece.

Todos los modelos anteriores son interesantes y a tener muy en cuenta, unos más económicos que otros pero todos muy válidos. Otra última sugerencia es el libro electrónico de Fnac, que venden en su tienda online. Con las principales cualidades citadas anteriormente y con un coste asequible para la mayoría de los bolsillos.

Fnac es otra de las marcas que colaboran con Travel Club, por lo que al comprar este modelo también acumularás punto para la tarjeta de Travel Club.

La llegada de los libros electrónicos ha enfrentado a los amantes de la lectura a una pregunta difícil de responder: ¿Vale la pena comprar un eReader? Cada lector es un mundo y hay sensaciones visuales, táctiles e incluso sonoras u olfativas de los libros de papel que no se podrán imitar jamás. Pero lo cierto es que un lector de ebooks tiene sus ventajas: permite almacenar miles de libros sin preocuparse por el espacio, es más ligero, posibilita buscar citas o fragmentos que se quieran revisar y cuenta con un diccionario integrado, entre otras facilidades.

Así hemos probado los diez dispositivos

En EL PAÍS Escaparate hemos testado 10 modelos que están a la venta en España.Todos los ejemplares escogidos son de calidad, no tienen un precio astronómico y se pueden comprar en grandes vendedores online como Amazon, eBay o El Corte Inglés. Es posible que en esta lista no estén todos los que hay en el mercado e incluso que dejemos fuera algunos muy completos, pero nuestra selección ha sido elaborada tras un análisis realizado por periodistas que han probado al menos uno de ellos para leer un libro completo.

El tamaño, el peso, la comodidad, la autonomía o la facilidad de lectura son algunos de los parámetros que nos han permitido elaborar una clasificación de los productos. En este caso, el Kindle Oasis, pese a ser el más caro, es nuestra elección. Es un modelo excelente en todos sus aspectos y características y tiene un diseño ergonómico que lo convierte en el producto estrella del mercado. En cuanto a la relación entre calidad y precio, el modelo que recomendamos es el Kindle Paperwhite. Y para los que prefieren una pantalla más grande, el más resolutivo es el Kobo Aura One. Estos tres modelos mencionados son los más destacados, pero también analizamos los otros siete lectores de libros electrónicos testados.

Los tres más destacados

1. Kindle Oasis: el ‘Ferrari’ de los ‘eReaders’

Es caro, sin duda. Pero es una inversión para varios años. Cuenta el fabricante, Amazon, que es fruto de una larga y estudiada observación de los hábitos de lectura del consumidor: cómo lee, cómo sostiene el dispositivo o cómo pasa página, por ejemplo.

Entre las características de este eReader destaca su ligereza (130 gramos) y su diseño, que hace que sea facilísimo de manejar. Supone un camino diferente al del resto de lectores Kindle, que han evolucionado desde la premisa de que un libro electrónico debía imitar a una tableta. En esta ocasión, el Kindle Oasis tiene una pantalla delgada y una sujeción con botones en un único lateral. Facilita así que alguien lo coja como un libro o un periódico doblado.

En el lado derecho, donde están los botones, se sitúa todo el cableado y la batería del dispositivo. Para pasar página pueden usarse tanto esos botones como la pantalla táctil. Si de la mano derecha se pasa a la mano izquierda, la pantalla se invierte gracias a un sensor y se adaptan los controles para un mejor manejo por parte de los zurdos. Es también el modelo más brillante de todos, porque tiene al menos un 50% más de puntos de iluminación que el Paperwhite.

El inconveniente de este Kindle es que su batería tiene una autonomía mucho menor que la de los competidores de su misma marca. Por este motivo, el producto incorpora de serie una funda-batería de cuero, con tres colores a elegir. Se adapta sobre el dispositivo y se abre como un libro convencional. Se puede recargar con el propio dispositivo, y con la batería, como es normal, el peso del Kindle aumenta hasta unos 238 gramos.

Compra desde 249,99€ en Amazon

2. Kindle Paperwhite: la mejor opción en calidad-precio

Es la combinación idónea de precio competitivo y prestaciones completas. La resolución es igual a los de la gama más alta: 300 puntos por pixel (ppp). Tiene una luz que se puede ajustar de forma manual. El comprador de este producto se beneficiará de los servicios habituales del Kindle: permite leer durante semanas sin tener que cargarlo, aunque cuanto más se use la iluminación de la pantalla menos dura la batería; almacena más libros de los que cualquier lector medio puede leer y tiene pantalla táctil.

Lo malo de este modelo surge al compararlo con otros de gama más alta. De todo el abanico de Kindle, es el más voluminoso y el que más pesa (205 gramos sin 3G). En ocasiones, la luz de la pantalla puede parecer desigual, algo que varía bastante con el modelo, pero no molesta a la lectura en exceso.

Un consejo extra: es mejor no comprar la funda oficial de Amazon para este Kindle. El material exterior, de cuero, se despega frecuentemente en las comisuras y tiende a desgarrarse. Hay otras tapas mucho más resistentes y baratas.

Compra desde 129,99€ en Amazon

3. Kobo Aura ONE: el más resolutivo para los que prefieren una pantalla grande

Es el mejor de su gama, sin lugar a duda. El material y el acabado son muy buenos, con una pantalla de plástico mate agradable al tacto y que nada tiene que envidiar a la gama alta de Kindle. Su pantalla es de 7,8 pulgadas, con la mejor resolución posible: 300 ppp. Para ser el de mayor tamaño del mercado, dentro de su gama, su peso es sorprendentemente ligero: 230 gramos. ¿Vale la pena pagar más por una pantalla más grande? A determinado tipo de lectores —con más edad y estudiantes, por ejemplo— les puede venir muy bien.

Además incorpora los beneficios del Kobo Aura H2O: es completamente sumergible durante 60 minutos y la temperatura cromática de la luz se adapta a la hora del día para no cansar la vista. Como gran ventaja con respecto a los Kindle permite leer el formato EPUB y descargar libros de forma gratuita en las bibliotecas públicas.

Compra dese 229€ en Amazon

Otras siete alternativas de calidad

En Escaparate también hemos evaluado otras alternativas que ofrece el mercado. A continuación, comparamos sus prestaciones principales y analizamos sus características.

Los otros dos modelos de Kindle que hemos probado

Hemos decidido incluir en un epígrafe sobre los modelos de lector Kindle, un dispositivo muy consolidado en el mercado norteamericano desde su introducción en 2007, cuando no era más que una pantalla con cuatro niveles de grises y un teclado. Desde entonces, el modelo físico ha evolucionado mucho, como también lo ha hecho el software que viene asociado a él.

Ese software, de hecho, es el número uno del mercado. Es lo que convierte al Kindle en el mejor modelo, y se nota que tiene detrás toda la tecnología de Amazon. La navegación por la biblioteca es sencilla e intuitiva. Tiene una memoria muy eficiente para saber dónde se ha dejado el libro. Permite subrayar pasajes y marcar páginas con facilidad. Los tamaños de letra pueden ampliarse o reducirse con sencillez. Todos los modelos tienen ya pantalla táctil, que permite pulsar sobre una palabra para definirla —sin necesidad de conectarse a Internet— o buscarla en Wikipedia o Google —conectándose a Internet­—. También permite compartir fragmentos en las redes sociales.

En la App y el sitio web de Kindle se puede crear además un perfil de usuario que permite acceder a los libros, retomándolos desde el punto en el que se hayan dejado, en un ordenador, tableta o móvil. Todo en Kindle está diseñado para favorecer el formato propio de la casa (AZW) y para llevar al lector una y otra vez a los anuncios de libros que se pueden adquirir en su tienda.

Lo peor de este software es que no es compatible con el formato EPUB, que es muy común en libros electrónicos. Si el lector tiene ya una biblioteca en ese formato, debe convertirlos a formato TXT, DOC o MOBI con un software externo y en un ordenador. Otra advertencia: si lo que va a leer son documentos en PDF, este no es el tipo de dispositivo más recomendado. De hecho, para ese tipo de formatos, que en realidad son imágenes enriquecidas, lo más recomendable es usar una tableta al uso.

Todos los modelos de Kindle ofrecen conexión wifi y posibilidad de 3G, excepto el más básico. Para tenerlo con 3G hay que pagar un extra que no recomendamos. Hoy en día se puede conectar el Kindle a cualquier teléfono vía wifi sin necesidad de desembolsar más dinero. El almacenamiento interno que incorporan es de 4 Gb. Según estimaciones de foros técnicos, la memoria real es de entre 2 Gb y 3 Gb.

Ya hemos analizado el Kindle Oasis y el Kindle Paperwhite, pero también hemos probado los dos modelos que nos faltan: el Kindle Voyage y el Kindle Básico.

Kindle Voyage: un Paperwhite mejorado

Vale 60 euros más que su competidor directo y ofrece dos mejoras por ello: luz autorregulable, gracias a unos sensores que se adaptan de forma automática a la iluminación de ambiental, y mayor portabilidad: pesa menos (180 gramos), es más plano y pequeño. Se adapta mejor a un bolsillo grande de chaqueta y casi no ocupa espacio en un bolso o mochila. En suma, el mayor precio de este libro electrónico ofrece un servicio añadido. La luz se distribuye mejor por toda la pantalla que en el Paperwhite, y el hecho de que la pantalla sea totalmente plana y lisa, con un acabado mate, se agradece en cuanto a estética.

La otra prestación que ofrece no era en realidad necesaria: sensores de presión que simulan la sensación de apretar un botón cuando se pasa página. Es algo que puede serle útil a aquellos que en el Paperwhite echaban de menos botones reales para avanzar o retroceder en los libros.

Un consejo extra: a diferencia de la funda oficial del Kindle Paperwhite, la funda modelo Origami para Kindle Voyage es excelente. Cuesta 59 euros e incrementa considerablemente el precio total de este eReader, pero realmente vale lo que se paga. Sirve de soporte para leer en un escritorio o en trenes y aviones. Tiene un imán que enciende y apaga el Kindle cuando se abre o se cierra. Además, su diseño es sobresaliente. Valoración media: 7,3.

Compra en Amazon

Kindle básico: el más barato pero sin luz

Incorpora una pantalla estándar de seis pulgadas de grafeno, que elimina los reflejos. Pese a ello, su resolución —167 ppp— es casi la mitad que la del resto de modelos de la marca, algo que se nota mucho en las ilustraciones. Además, si ya se ha utilizado un lector con pantalla iluminada, es difícil pasar a uno que no la tenga, por la comodidad de leer en sitios oscuros, de noche, etcétera.

Tiene un precio sensiblemente menor al de la competencia y, por lo que ofrece, es barato. Es un eReader recomendable para un lector de uso esporádico y que quiera gastar el menor importe posible. Valoración media: 6,6.

Compra desde 79,99€ en Amazon

Los otros dos modelos de Kobo que hemos probado

Kobo es la respuesta canadiense a Kindle. La gama que ahora está a la venta lleva de nombre Aura. Tiene tres atractivos con respecto a los dispositivos de Amazon: pantallas de mayor tamaño, compatibilidad con formato de libro EPUB y resistencia al agua.

El diseño de los Kobo es siempre similar al de Kindle. No han llegado al nivel de diseño y ergonomía del Oasis, que ha dado un paso más muy relevante en el mercado de los lectores electrónicos. Los tres modelos de Kobo tienen formato de tableta para sujetar con una o ambas manos. La resolución de la pantalla en ningún caso es superior a la que ofrece Kindle. De hecho, en la mayoría de modelos, no llega a los 300 ppp. En cuanto a la memoria, los Kobo ofrecen hasta 8 Gb de almacenamiento. Es decir, pueden guardar hasta 6.000 libros, lo que supone un almacenamiento estándar bastante superior a los Kindle.

Lo más destacable es su resistencia al agua. Es, de hecho, el libro recomendado para alguien que lea en la piscina o en la bañera y ya haya perdido algún dispositivo de este tipo en el agua. Los modelos que ofrece esta opción son el Aura H2O y Aura ONE. La empresa asegura que aguantan una hora a dos metros de profundidad. Nosotros hemos metido el modelo ONE en la bañera y ha salido completamente indemne de la prueba. Es muy resistente.

Respecto al software: a diferencia de los Kindle, uno puede usar los Kobo, al igual que otros modelos, para tomar préstamos de las bibliotecas públicas que participen en el programa Ebiblio de préstamo de libros electrónicos. Una cuestión de la Gestión de Derechos Digitales se lo impide a Amazon.

Por último, Kobo permite hacer muchos ajustes al tipo de letra. Ofrece 11 fuentes diferentes a las que se les puede ajustar el tamaño, el grosor y la definición en 50 combinaciones. En contraste, Kindle ofrece solo cinco fuentes. Es cierto que es mejor tener más opciones, pero ¿importa? Lo cierto es que, del mismo modo que uno no puede cambiar el tipo de letra de un libro físico, también es cuestión de acostumbrarse a una fuente u otra en un dispositivo como este. Así, no hay diferencia entre Kobo y Kindle, a no ser que haya especial preferencia por una fuente que no sea común o padezca dificultades de visión.

Además del Kobo Aura one, también hemos probado el Kobo Aura H2O y el Kobo Aura (Edition 2). Debajo, su análisis.

Kobo Aura H2O: sumergible

La pantalla es mayor que la del Kindle y la del modelo básico de la misma marca: 6,8 pulgadas, frente a las 6 de los anteriores. Además, incorpora lo que la empresa define como ComfortLight PRO. Es decir, una iluminación de la pantalla que reduce la luz azul y hace más cómoda la lectura dependiendo de la hora del día: pasa de luz neutra a una luz anaranjada. A efectos prácticos, la iluminación es similar a la de un Kindle Voyage u Oasis, aunque mejor distribuida que la del Kindle Paperwhite.

Respecto al material: se nota que es más de plástico y con un acabado francamente peor que el de la gama Kindle. Al tacto, parece un dispositivo más barato de lo que en realidad es. Pesa prácticamente lo mismo que el Kindle Paperwhite. Valoración media: 7.

Compra desde 169€ en Ebay

Kobo Aura (Edition 2): demasiado básico

Pantalla idéntica al Kindle y con iluminación. Su resolución, de 212 ppp, deja bastante que desear. Tiene capacidad para almacenar hasta 4 Gb de libros. El Paperwhite es más barato y tiene características similares, por lo que merece más la pena. Valoración media: 6,6.

Compra desde 125€ en Amazon

BQ Cervantes

Este eReader, antes que nada, tiene un activo que los demás no tienen: lo ofrece BQ, una marca española especializada en dispositivos multimedia (aunque los dispositivos están hechos en Taiwán). El hecho de apoyar con la compra a una empresa que se dedica a captar talento español es algo que el lector no puede hacer con ningún otro modelo. Además, su libro electrónico lleva el nombre del más insigne escritor en lengua castellana. Entre sus ventajas aparece su compatibilidad con el formato EPUB, a diferencia del Kindle. Además se puede usar para alquilar libros en bibliotecas públicas.

Se trata de un modelo similar al Kindle PaperWhite y mejor que la gama baja de Kobo. Cuenta con una resolución de 300 ppp, buena. La luz es algo desigual pero no tiene nada que envidiar al resto de modelos de la gama media con una pantalla de 6 pulgadas. Ofrece 8 Gb de memoria interna, lo que permite almacenar cerca de 6.000 libros. Y es también más ligero que toda la gama Kobo, con un peso de 180 gramos. Por supuesto incluye diccionarios para definir palabras, pantalla táctil, buscador y, para los que se manejen en informática, es de código abierto, por lo que los programadores pueden personalizar su interfaz. Además cuenta con una ranura MicroSD que permite cargar libros sin tener que conectarse a Internet.

Los contras de este modelo, a nuestro juicio, son que hay modelos competidores directamente del BQ Cervantes con un precio más bajo. Además, el cuerpo del libro no parece tan fuerte y resistente como otros modelos que tienen un precio similar. La recomendación es, si se adquiere, procurar que no se doble para que no se generen líneas en la pantalla costosas de reparar. Además, en las pruebas de uso realizadas, hubo un punto en que se tuvo que reiniciar hasta cuatro veces seguidas para luego tener que resetearlo. Tal vez haya sido solo un problema de esta unidad. Sobre el software, es mejorable en cuanto a navegación y utilidad. Eso sí, si lo que se busca es solo abrir un libro y pasar páginas, este es un problema menor. Valoración media: 6,9.

Compra desde 137€ en Amazon

Tagus

Otro activo para quienes prefieran comprar diseño español. Es la marca que lanzó en 2011 la Casa del Libro y que dos años después comenzó a distribuir El Corte Inglés. Es tan española como que lleva el nombre en latín del río Tajo. Supone la respuesta de dos grandes cadenas comerciales en la venta de libros a los Kindle de Amazon.

Ofrece un catálogo de unos 500.000 títulos. ¿Qué supone esto? Es un libro electrónico a tomarse muy en serio por parte de aquellos que tengan intención de comprar muchos libros en español o en cualquiera de las demás lenguas del Estado (catalán, gallego o euskera). Tienen títulos que no podrían encontrarse en Amazon. Además, permite alquilar libros de bibliotecas públicas españolas, pues se adaptan perfectamente a su sistema de préstamo y gestión de derechos.

Su software es muy intuitivo pero bastante más ortopédico que el de Kindle o Kobo, con una interfaz que en algunos aspectos tiene un punto anticuado. Dicho esto, si lo único que va a hacer el lector es descargar libros y leerlos, sin subrayar o buscar de forma intensiva, cumple perfectamente su función.

Además, incorpora Android 4.2.2 con aplicaciones instaladas de serie de indudable valor: un navegador, Twitter, Evernote, correo electrónico o radio, entre otros. Esta última aplicación marca una diferencia con los nuevos Kindle, y es la posibilidad de escuchar audio. Además, permite mostrar la interfaz en catalán, no solo en castellano.

Analizamos los dos modelos que hay actualmente en el mercado: Tagus Da Vinci y el modelo Tagus Iris.

Tagus Da Vinci: la mejor resolución

Este modelo, además de todas las prestaciones del Tagus Iris, tiene una pantalla de 300 ppp. Es decir, cuenta con una mayor resolución y con una iluminación mejor distribuida, más agradable a los ojos. El principal problema que tiene es que pesa demasiado: 220 gramos, el más pesado dentro de la gama de su tamaño, es decir, de pantallas iluminadas de 6 pulgadas. Por ejemplo: el Kindle Voyage, que tiene un precio similar, pesa 180 gramos.

Además, para los que les guste manejarse con botones físicos para pasar las páginas, el Da Vinci los mantiene bien integrados en un dispositivo cuyo principal valor estético es la pantalla plana, en un plástico de calidad y acabado mate. Asimismo, mantiene el almacenamiento de 8 GB, ampliable en otros 32 Gb con una tarjeta MicroSD. Es decir: podría llegar a dar cabida a unos 32.000 libros. Valoración media: 7,2.

Compra en El Corte Inglés

Tagus Iris: el básico

Su precio es muy similar al del Kindle Paperwhite y es obviamente la respuesta española a ese tipo de lector. Las diferencias con respecto a ese modelo de Amazon son su ligereza (180 gramos frente a 200), mayor almacenamiento (8 Gb), menor resolución de pantalla (212 ppp frente a 300) y capacidad para aumentar su memoria a través de una MicroSD.

Eso sí, el acabado es de menor calidad que el de Kindle, pero es algo que solo notará un experto. La pantalla, desde luego, está más protegida que la del BQ Cervantes. Su acabado es más robusto y también algo más incómodo de sujetar que otros modelos como el Kindle Voyage.

Aunque la pantalla es táctil, ofrece una navegación con botones algo anticuada, pero que a muchos lectores les resulta útil. Cuenta con un botón central que lleva a la ventana principal y otros dos: uno a la derecha para avanzar en la lectura y otro a la izquierda para retroceder. Valoración media: 7.

Compra desde 129,90€ en El Corte Inglés

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a fecha del 24 de enero de 2019.

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Solucionar problemas de batería y carga

Si tu eReader presenta problemas de batería o de carga, sigue estos pasos.

Paso 1 de 2: Carga tu eReader

  1. Conecta un cable microUSB a tu eReader y conecta el otro extremo a tu ordenador.
    Nota: Tu ordenador debe estar encendido para cargar el eReader.
  2. Si ves una luz en tu eReader, significa que el eReader tiene poca batería. Deja que el eReader se cargue durante una hora.
    Nota: Si tu eReader no se carga, prueba con un cable microUSB diferente.

Qué hacer a continuación:

  • Si tu eReader se enciende, significa que tiene poca batería. Puedes cargar tu eReader con más frecuencia para evitar que la batería se descargue.
  • Si tu eReader no se enciende después de cargarlo durante una hora, ponte en contacto con el equipo de atención al cliente de Kobo.

Paso 2 de 2: Apaga y enciende tu eReader

Si tu eReader se enciende después de cargarlo:

  1. Mantén pulsado el botón de encendido durante 15 segundos.
  2. Espera 5 segundos.
  3. Mantén pulsado el botón de encendido durante 5 segundos para volver a encender tu eReader.

Qué hacer a continuación:

  • Si tu eReader se enciende, prueba a realizar un reinicio de fábrica.
  • Si tu eReader no se enciende, ponte en contacto con el equipo de atención al cliente de Kobo.

Tagus es ni más ni menos que el antiguo nombre que se daba en latín al río Tajo, y es también el nombre que la cadena de librerías La Casa del Libro ha elegido para su plataforma de gestión y compra de libros electrónicos.

La web de la Casa Del Libro no es la única que ofrece eBooks en castellano, pero sí que ofrece un generoso catálogo de casi 67.000 obras y ha sido la primera en aventurarse en el mercado de eReaders con el lanzamiento de cuatro nuevos dispositivos anunciado hoy mismo. Aprovechamos esa presentación de nuevos Tagus para contaros como funciona la plataforma.

Una biblioteca en nube

El proceso de compra de libros para los eReader Tagus es en cierta manera similar al de Amazon, y comienza invariablemente en un ordenador (o en un dispositivo conectado y con navegador). El usuario debe registrarse en la plataforma Tagus, para lo cual sólo necesita introducir sus datos, e-mail y una contraseña establecida por el mismo.

Adicionalmente, Tagus requiere que introduzcamos un medio de pago para los eBooks que vayamos comprando. Este dato sólo se introduce una vez. Desde ese momento queda asociado a nuestra cuenta y basta nuestra clave personal para confirmar una compra, a la manera de, por ejemplo, iTunes.

Los libros comprados se almacenan en un espacio en nube que tiene la ventaja de sobrevivir aunque perdamos el dispositivo o lo cambiemos por otro. La compra se puede hacer desde cualquier dispositivo conectado, incluyendo los nuevos eReaders presentados hoy.

Múltiples dispositivos

Aunque la lectura de los eBooks de Tagus requiere que estemos online, existe la posibilidad de descargar los archivos a la memoria de nuestro eReader para poder continuar en zonas en las que no haya conexión WiFi.
En el caso de smartphones o tablets, la lectura offline requiere que nos descarguemos una aplicación disponible para sistemas operativos IOS y Android.

En el resto de eReaders que no sean de La Casa del Libro, la descarga es posible siempre y cuando el dispositivo sea compatible con el sistema de protección Adobe DRM. En estos casos, además, la descarga debe realizarse desde el ordenador para después trasladar el archivo al eReader compatible con Adobe Digital Editions. También es imprescindible disponer de una cuenta en este servicio, que es gratuito.

Comunidad de lectura

Tagus pretende ser algo más que una simple biblioteca online. La plataforma trabaja para que los comentarios y anotaciones que hacemos sobre los libros que leemos puedan compartirse en Facebook y Twitter.

La plataforma también da acceso a autores noveles a que puedan publicar sus obras en la editorial que La Casa del Libro ha montado en torno a Tagus. Las obras de estos autores cuestan entre tres y cinco euros. Finalmente, La Casa del Libro valora la posibilidad de que sus lectores registrados puedan compartir de forma limitada los libros entre sí de forma similar a como haríamos con un libro físico.

Problema pantalla Tagus Iris Negro 2018.

Describe tu queja

El día 29 de diciembre de 2017 compré en El Corte Ingés de Arroyomolinos un ebook Tagus Iris Negro 2018, que hasta el día 6 de enero no se sacó de la caja. Al comienzo de usarlo notamos que fallaban algunos píxeles de la pantalla (en el navegador no cargaba bien la imágen), pero puesto que el internet no es muy bueno por wifi lo achacamos a un tema de conexión. El día 14 de febrero de 2018 lo llevé a El Corte Inglés alegando que se había apagado la pantalla y no respondía de ninguna manera; el caballero que me atendío me informó de que en ocasiones se bloqueaban y había que resetearlos para que funcionaran. Tras tiempo esperando a que me devolvieran noticias del servicio técnico decidí pasarme por el centro a preguntar y me atendió una chica que me comunica que «debe tratarse de mal uso y la garantía no lo cubre», no me pudo dar más información. Me da una hoja de papel con un presupuesto en el que para arreglar el aparato son necesarios 80 euros (costó 139,90 euros). El día 3 de mayo vuelvo a hablar con el responsable de estos casos y me comunica que la Empresa no se hace cargo del tema, pongo una Hoja de reclamación Oficial en el mismo Centro para dejar constar mi disconformidad con el servicio prestado y con la resolución del problema. Hoy día 10/05/2018 me mandan un correo adjuntando fotos de que la pantalla de la tablet tiene rota la pantalla interna. He intentado todo lo que estaba en mi mano por hacerles ver que es una injusticia, el aparato en cuestión ha llevado desde el primer momento una funda y ha estado protegido (transportándolo en la mochila etc.) lo que no entiendo es cómo siendo nuevo a estrenar ha podido romperse en un plazo tan corto de tiempo. Me he informado por internet y he encontrado en este mismo portal (OCU) una denuncia muy parecida del mismo terminal, adjunto link (https://www.ocu.org/reclamar/lista-reclamaciones-publicas/reclamacion-publica?referenceid=CPTES00345325-05). Esto confirma mis sospechas de que es probable que se haya tratado de un defecto de fabricante o de la adquisición de un producto defectuoso. En caso de haberse hecho la avería durante el tiempo que la he utilizado, sólo podría haber sido a causa de una utilización normal de producto y eso no debería ser así. Además añado que hacer publicidad de una garantía, una calidad y un servicio que no se cumble y del que no se responsabilizan lo más mínimo es un síntoma de carencia de ética profesional.

Indica qué solución esperas para tu problema

Reparación gratuita a cargo de El Corte Inglés del ebook o sustitución del mismo por uno nuevo (quiero que se instaure la garantía puesto que los daños se deben a un problema del aparato). Además de unas disculpas por la irresponsabilidad y el caos que ha generado en el asunto esta sección en concreto de El Corte Inglés de Arroyomolinos.

Tagus táctil, el lector de ebooks de la Casa del Libro, en uso

Por @Wicho — 7 de Septiembre de 2012

Aunque a regañadientes el mundo editorial español está dándose cuenta de que el libro electrónico ha llegado por fin y que esta vez está aquí para quedarse, así que desde hace unos meses la oferta se ha ido multiplicando.

Desde noviembre del pasado año uno de los nuevos jugadores en este campo es la Casa del Libro, un nombre de sobra establecido en la venta de libros de papel en el MundoReal™.

Su entrada en el mundo del libro electrónico ha sido mediante el Tagus táctil, que hemos tenido la oportunidad de probar gracias a una unidad que nos prestaron durante unas semanas; estas son mis impresiones.

El hardware

El Tagus táctil es en realidad un lector de la marca BQ, en concreto un bq Avant 3 como el que en su día lanzaron Movistar y FNAC, adaptado a la marca de la Casa del Libro con un logotipo en la parte inferior y en su firmware.

Se trata de un dispositivo de 154 × 125 × 10,9 milímetros y 244 gramos de peso, lo que lo hace ligeramente más ancho y corto que un Kindle 3.

Está equipado con pantalla táctil de 6 pulgadas con una resolución de 800×600 y 16 niveles de gris, conexión Wi-Fi, y memoria interna de 2GB ampliable mediante tarjetas microSD.

En la parte derecha del frontal presenta un generoso botón de avance y retroceso de página, un botón para volver atrás, un botón para abrir el menú principal, un botón de refresco de pantalla, y un botón de encendido y apagado.

Lamentablemente el botón de refresco de pantalla es muy necesario, pues se forman imágenes fantasma en muy poco tiempo, como por ejemplo se ve en esta foto, en la que se ve la imagen fantasma del diálogo de carga del libro y del menú de libros albergados en el Tagus, que solo habían estado a la vista unos segundos:


Imagen fantasma en la pantalla del Tagus

El canto inferior alberga la ranura para tarjetas microSD, el conector para auriculares, y el puerto micro USB para conexión al ordenador y carga de la batería, que tiene autonomía para unos 8.000 cambios de página, aunque el uso del Wi-Fi rebaja su duración; entre estos dos últimos hay un indicador luminoso que indica que se está cargando o que está conectado al ordenador.

La parte superior del anverso alberga el botón de reinicio, que para evitar que se pulse por accidente es de los que hay que pulsar con la punta de un bolígrafo o similar.

En cuanto a formatos, soporta pdf, epub, fb2, mp3, y archivos que incorporen el DRM de Adobe.

En uso

La pantalla táctil del Tagus está pensada para ser el principal interfaz de este con el usuario, y como tal está dividida verticalmente, aunque de forma virtual, en tres partes iguales.

Con un toque ligero la de la izquierda retrocede una página, la de la derecha la avanza, y la central abre el menú de lectura, que da acceso al índice del libro, a los metadatos de este, a las notas y marcadores, a búsquedas en Google y la Wikipedia, a las opciones de cambio de tamaño y tipo de letra, o a saltar a una página determinada.

Manteniendo presionado el dedo sobre una palabra se abre el «menú extendido de lectura», que da acceso a los diccionarios de la RAE (español-español), de Oxford (inglés-inglés) y al
Semantix (español-inglés e inglés-español) , a la opción de añadir una nota, de resaltar un segmento, o a buscar dentro del libro.

Cogerle el truquillo a la diferencia entre un toque corto y un toque largo no es evidente, sobre todo al principio, por lo que es de agradecer que el Tagus incorpore también los ya mencionados botones físicos de avance y retroceso de página, aunque al tenerlos sólo en el lado derecho no son fáciles de alcanzar según tengas agarrado el lector.

El mayor problema del Tagus, con diferencia, es que su procesador, un ARM9 a 533 Mhz, se queda bastante escaso, con lo que los tiempos de respuesta son bastante malos, por no hablar de unos incómodos refrescos de pantalla que hace cuando estás tomando una nota:

Un repaso a las funciones principales del Tagus de la Casa del Libro. La música es Birds del álbum Flight 5104, A Chilled Experience Vol.2 de A.K.1974, aunque le faltó un pelo para ser Turbulence del mismo álbum.

De todos modos, igual mi uso de los lectores de libros electrónicos no es muy estándar, pues tomo muchas notas para luego hacer la reseña o para alguna charla que pueda estar preparando; igual si lo usas solo para leer esto es menos apreciable.

En cualquier caso, he grabado este vídeo para comparar la velocidad de paso de página de un Tagus con la de un Kindle 3:

Procuré pulsar los botones de ambos a la vez

El ecosistema

De todos modos, en la Casa del Libro se han dado cuenta de que a estas alturas un lector de libros electrónicos por si solo no sirve de mucho, así que el Tagus forma parte en realidad de un ecosistema que incluye un lector web y aplicaciones para Android e iOS.


Lector web de Tagus

De hecho fue el retraso en la salida de estas aplicaciones las que retrasaron la publicación de esta reseña, pues quería poder probarlas también.

Gracias a este lector web y las aplicaciones citadas se puede acceder a los libros comprados en la Casa del Libro, para lo que obviamente hay que tener una cuenta –gratuita– allí, en cualquier ordenador o en cualquiera de esos dispositivos, y añadirles notas, marcadores de página, resaltar secciones, etc.

El problema es que, al menos para iOS las aplicaciones dejan todavía mucho que desear.


Tagus en iOS

Aparte de ser bastante lentas presentan numerosos fallos, como por ejemplo el que las notas se quedan bloqueadas y no deja editarlas ni añadir más, aunque aparentemente sí y no lo descubres hasta que quieres volver a ellas y ves que no las ha modificado ni guardado.

Pero más grave es el hecho de que la posición de lectura no se sincroniza de una forma consistente, con lo que es difícil saber si el libro va a estar en la posición en la que lo dejaste si cambias de dispositivo.

Y lo peor es que la sincronización de posición leída no funciona en el Tagus táctil, algo en lo que están trabajando.

Además, aunque hablan de la posibilidad de crear tu propia biblioteca de ebooks los únicos que se pueden gestionar a través del ecosistema Tagus son los adquiridos en la Casa del Libro.

Los añadidos en local a este se quedan en este, al menos de momento y a expensas de que la Casa del Libro consiga renegociar esto con las editoriales.

Y aunque parece que se pueden añadir libros a la biblioteca mediante el interfaz web, lo que permite esta función es algo así como decir que tienes ese libro y te gusta o que te gustaría leerlo.

Para acabar, el ecosistema Tagus incluye conexiones a Hotmail, Gmail, Twiter, Yahooo y Facebook para encontrar contactos con los que compartir «intereses, grupos, libros y autores», pero yo no he podido encontrar a ninguno de mis contactos de Facebook ni de Twitter que estuviera registrado en la Casa del Libro para poder probar estas funciones, lo que me parece my significativo.

Conclusión

Con un precio de 119 euros el Tagus táctil da acceso a más de 60.000 libros según la cifra que dan desde la Casa del Libro.

Pero tiene el problema de que se enfrenta a un competidor formidable como es Amazon.

Amazon vende el Kindle Touch por 129 euros, que también tiene sus cosillas como comentaré en la reseña que publicaré en breve, pero es un lector que tiene un procesador lo suficientemente rápido como para no desesperarte.

Y eso por no hablar del Kindle a pelo, recién renovado, que por 79 euros no ofrece pantalla táctil pero que tampoco se echa en falta a menos que pretendas tomar muchas notas.

La principal desventaja de Amazon es que ofrecen un catálogo de sólo 8.000 libros, aunque también habría qué ver qué incluyen los 60.000 de la Casa del Libro.

Además, no hay que olvidar que tanto en el Tagus como en los Kindle se pueden añadir libros directamente sin pasar por el vendedor, con lo que la importancia del tamaño del catálogo es relativa, y que con el Kindle se puede acceder a estos libros adquiridos en otra parte desde la cuenta de Amazon y por tanto desde otros dispositivos.

Así, hoy por hoy me parece mejor compra un Kindle como lector de ebooks con acceso a una plataforma de contenidos, aunque mi impresión es que la plataforma Tagus es una buena idea a la que le falla la ejecución por las prisas, estaría dispuesto a apostar que a causa de la llegada de Amazon a España, y que habrá que esperar a que actualicen tanto el lector como las aplicaciones para darle una segunda oportunidad.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *