Dividendo endesa 2019

Comprar Acciones de Endesa

  • Endesa, fue creada en 1944 por el ya desaparecido, Instituto Nacional de Industria, bajo el nombre de Empresa Nacional de Electricidad, S.A.
    El sector eléctrico, siempre se ha considerado estratégico para el gobierno español, al igual que lo eran otros sectores en los que el estado creó empresas, que luego fueron privatizadas: Iberia, Telefónica, Seat, etc.
    En el 2.009, y con una fuerte oposición del estado español, Endesa acabó en manos de Enel. El gobierno se oponía, precisamente por ser una empresa estratégica.
  • La primera planta de Endesa, se puso en marcha en 1.949 en León. Esta central térmica, pretendía reducir la dependencia existente hasta ese momento, de la energía hidráulica.
    Posteriormente, en los años 60, se inauguró otra central térmica, igualmente en León.
    Durante los años 60 y 70, la empresa adquiere varias explotaciones mineras de carbón, que suministran el material necesario a sus centrales térmicas.
    Al mismo tiempo, se creaban unidades móviles para suministrar electricidad a zonas en situación crítica: Sevilla, Barcelona, Cartagena, Asturias y Mallorca.
  • 1983. Poco a poco, Endesa fue creciendo y aumentando su potencia instalada, gracias a la construcción de más centrales eléctricas y a un proceso de adquisición de empresas públicas y privadas, que la llevaron a convertirse en la mayor compañía española del sector eléctrico.
    Junto a estas actuaciones, Endesa fue creciendo internacional mente, aunque actualmente sólo conserva su negocio en Portugal.
  • A partir de 1.985 Endesa separa sus actividades de distribución, creando la empresa Red Eléctrica Española, que gestiona la red de distribución eléctrica en España.
  • 1.988 es un año clave para Endesa, ya que el Estado Español reduce su posición en la empresa, mediante una OPV.
    La empresa comienza a cotizar en las Bolsas españolas y en la Bolsa de Nueva York. El gobierno se queda con un 75% de la empresa, el resto queda entre inversores institucionales y pequeños inversores.
  • Otro hecho importante ocurre en 1994, cuando el Estado vende un segundo paquete de acciones y reduce su participación hasta el 66,9%.
  • En 1997 mediante OPV se coloca otro 25%. Consigue tomar el control del grupo latinoamericano Enersis, pasando a ser la mayor empresa eléctrica de Chile, Argentina, Perú y Colombia.
  • En 1998 el Estado y mediante OPV sale completamente del accionariado de Endesa.
  • En el 2002 es seleccionada para incorporarse al índice Dow Jones Sustainability World Index. Se asocia con Sonae, para comercializar electricidad en Portugal.
  • En el 2005 Endesa recibe una OPA hostil por parte de Gas Natural (ahora Naturgy).
  • Posteriormente en el 2007 surge una contra OPA de EON. ENEL se ofrece a ayudar a Gas Natural.
    Durante estos años y hasta el 2009, se producen constantes intentos de hacerse con Endesa por parte de EON, Gas Natural y en última instancia por ENEL.
  • En el 2009 ENEL se hace con el control de la empresa, y pasa a ser parte de su grupo.
  • 2014. ENEL acaba reestructurando la empresa, dejando dentro de su patrimonio únicamente los activos situados en la Península, y pasando el resto de sus activos internacionales a ENEL.
  • Durante el 2016 Endesa compra ENEL Green Power, en lo que se demuestra es un movimiento corporativo.

Tres semanas para atrapar el 2,8% que renta el dividendo de Endesa

Madrid 7:14 – 7/12/2019

Tras la marcha de IAG, que pagó a sus accionistas el pasado lunes, Endesa llega a la cartera del EcoDividendo con una retribución que renta casi un 3%. La firma repartirá el próximo 2 de enero 0,7 euros por acción, siendo el 27 de diciembre la última sesión para comprar acciones que den derecho al cobro.

Esta entrega, la primera que realiza con cargo a los resultados de 2019, es la misma que repartió el año pasado. En total, el grupo se gastará 741 millones de euros. A finales de noviembre la compañía anunció que recortará su pay out (parte del beneficio que destina al pago de dividendos) como consecuencia de una estrategia de negocio más verde que implicará más inversiones.

Así, si en 2019 y 2020 su objetivo es distribuir el 100%, en 2021 bajará al 80%, para quedarse en un 70% en 2022. La empresa espera repartir unos 5.970 millones de euros en dividendos entre 2019 y 2022. Eso sí, Endesa prevé compensar esta rebaja con un aumento de sus ganancias, concretamente de un 8% de media anual, por lo que espera obtener un beneficio neto de 1.500 millones este año, de 1.700 millones el próximo, 1.800 millones en 2021 y 1.900 millones en 2022.

Aún quedan nueve retribuciones confirmadas en el mercado español a cobrar antes de que acabe el año

Al margen de Endesa, cuyo dividendo se compra en 2019 pero se paga ya en 2020, todavía hay nueve retribuciones confirmadas en el mercado español que se pueden adquirir y cobrar en este ejercicio. La que más prisa corre es la entrega de Miquel y Costas, ya que el próximo 10 de diciembre las acciones ya cotizarán sin derecho al cobro.

La papelera abonará 0,11 euros brutos el 12 de diciembre que implican un rendimiento menor al 0,7%. Se trata del segundo dividendo a cuenta de los resultados de 2019. El 16 de diciembre será el turno de Naturhouse, sesión en la que repartirá 0,06 euros por acción. Con una rentabilidad cercana al 3%, la última oportunidad para comprarlo es el día 11. Al igual que en el caso de Miquel y Costas, este dividendo correrá por cuenta de los resultados del presente ejercicio.

Atresmedia paga un dividendo del 5% si se poseen acciones antes del día 16

En el caso de Atresmedia, la retribución más atractiva con un interés superior al 5%, las fechas importantes son el 18, jornada del pago, y el 16, sesión en la que las acciones ya no tendrán derecho al cobro. El grupo repartirá 0,2 euros, su primer dividendo a cuenta del ejercicio en curso.

Un día después será Telefónica quien remunere a sus accionistas. Lo hará con un importe de 0,2 euros por acción, que suponen un rendimiento cercano al 3%. El mismo día que Telefónica, Viscofan pagará 0,65 euros ofreciendo una rentabilidad del 1,3%. Este pago ha perdido algo de atractivo, en términos de rendimiento, después de que con motivo de la presentación de resultados del tercer trimestre, los títulos de la firma de envolturas alimentarias de disparasen más de un 17%.

Los siguientes en pagar serán Iberpapel, el 20 de diciembre con 0,4 euros; Mapfre, el día 23 con 0,06 euros; Banco Sabadell, la sesión del 24 con 0,02 euros; y BME, que cerrará la lista el 30 de diciembre con 0,6 euros.

El reparto navideño de dividendos continúa en la bolsa española. En esta semana a caballo entre los últimos compases de 2019 y el nuevo año, son cuatro las cotizadas del Mercado Continuo que retribuyen a sus accionistas. BME, Faes Farma, Endesa y Cie Automotive son las compañías que toman el relevo en el reparto de caja fuerte.

Bolsas y Mercados Españoles (BME) es la primera que romperá la hucha. La sociedad rectora de las bolsas nacionales paga este mismo lunes 0,6 euros brutos por cada una de sus acciones, lo que implica una rentabilidad por dividendo cercana al 1,7%. Este importe ya se descontó del precio de su cotización el pasado 24 de diciembre y reducirá el precio ofrecido por Six Group en su opa por la compañía, de manera que se quedará en 33,4 euros por título.

El jueves 2 de enero, el primero hábil de bolsa de 2020, es la fecha que han elegido tanto Faes Farma como Endesa para retribuir a sus accionistas. La rentabilidad por dividendo que ofrecen ambas en sus pagos ronda el 2,7% sobre su actual precio de cotización, lo que supone un más que generoso rendimiento si se compara con el 0,4% que vienen ofreciendo los bonos españoles a diez años en esta recta final del año.

Endesa reparte 0,7 euros por cada una de sus acciones. Este pago es significativo porque la eléctrica ha anunciado hace apenas unas semanas un giro en su política de retribución al inversor: prevé repartir unos 5.970 millones de euros en dividendos hasta el año 2022, de manera que el porcentaje de beneficios destinados a este fin, la ratio conocida como ‘pay-out’, se reducirá hasta el 70%.

Por su parte, la farmacéutica asume el desembolso de 0,142 euros por acción a los inversores que hayan elegido el cobro en efectivo de la más reciente edición de su ‘scrip dividend’. Un importe que supone un incremento del 20,3% con respecto al mismo pago del ejercicio anterior. Los que hayan preferido recibir nuevas acciones de Faes Farma tendrán que esperar hasta el 31 de enero, la fecha en la que se espera que comiencen a cotizar.

La semana se cierra con el pago de Cie Automotive, que con 0,37 euros brutos por título alcanza un 1,7% de rentabilidad sobre su cotización. El descuento de este pago tendrá lugar el martes 31 de diciembre, última jornada del año en la que la bolsa española solo abre media sesión.

Además, precisamente en el día de Nochevieja una compañía más reparte dividendo. Se trata de Minersa, que cotiza en los corros electrónicos de la Bolsa de Bilbao. Distribuye 28,5 euros brutos por cada una de sus acciones, lo que supone una rentabilidad que sobrepasa el 110% sobre su actual cotización, pero que a la par es un 24% inferior al montante repartido en marzo de este mismo año.

El último día del año es importante para los inversores de perfil rentista por otro motivo más: acaba el plazo para que los inversores de Repsol que así lo deseen soliciten el pago en efectivo del próximo dividendo de la petrolera. Los 0,424 euros brutos prometidos por la compañía llegarán a la cuenta de valores de sus accionistas el 9 de enero, mientras que los que elijan títulos de nueva emisión podrán disponer de ellos el día 23 de este mes.

Resultados Endesa. La italiana Enel prosigue el vaciamiento de la compañía española: el dividendo no se verá afectado por el menor beneficio (-85%) tras el cierre de las centrales de carbón

Los ciclos electorales son una época fantástica para poder comparar la gestión pública con la privada, sobre todo cuando en los horripilantes debates electorales sacan a colación las posibles puertas giratorias -y de manera especial en el sector eléctrico- que tanto asco dan a algunos y que alguna lógica tiene. No todos los políticos ocultan su currículo profesional por formar parte de la esfera privada de uno; orgullosa debería estar de la experiencia previa que lleva al ámbito político demostrando que al salir del terreno público podrá continuar con una senda laboral exitosa. Aspecto diferente es que no tenga tal experiencia, en cuyo caso es normal que acabe en la calle o que se juzgue inadecuado el uso de sus conocimientos en el sector privado. Lo suyo sería un ascensor, no una puerta.

Y es que en el fondo, la gestión de los resultados de una entidad privada, en este caso de una entidad eléctrica como Endesa, que presenta sus resultados del tercer trimestre y por tanto, de los nueve primeros meses del año, tiene algo más de lógica que las finanzas públicas. Cuando un político promete ingentes cantidades de gasto público debería ser obligatorio presentar una memoria económica en condiciones que le permita valorar su rendimiento, pero no sólo social, sino también en la recaudación futura del sector público. Ello es importante cuando el endeudamiento es ya un problema importante, y no tanto por el volumen sino por la incapacidad para gestionarlo. Si por cada promesa incumplida, por cada punto más de deuda para nuestros hijos, se descontara de su puerta giratoria futura más de uno se pensaría mucho prometer gastos sin inversión. En el caso de una eléctrica, cuando promete el cierre de las centrales de carbón es consciente -algo que cabreó a Moncloa por hacerlo en campaña electoral-, y así lo refleja, de su efecto en la cuenta de resultados.

El impacto del cierre de las centrales de carbón en el resultado neto es de 1.052 millones, mientras el beneficio ordinario se sitúa en 1.228 millones (+3%)

Así, Endesa es un ejemplo del efecto de las decisiones políticas adoptadas y este martes, la acción ha bajado un 0,82%. A lo largo de los nueve primeros meses del ejercicio ha presentado un resultado de 176 millones de euros, un 85% menos que en el mismo periodo del año anterior, cuando pudo declarar un importante beneficio de más de 1.100 millones. Endesa ha asumido su compromiso de cierre de las centrales de carbón anunciado el 27 de septiembre, lo que deriva en un impacto brutal en la cuenta de resultados, y ello pese a que su beneficio ordinario crece un 3% en el periodo hasta los 1.228 millones.

El deterioro registrado por el valor contable de los activos supone una imputación a resultados de 1.398 millones de euros con un impacto en el resultado neto de 1.052 millones de euros. Justificado sobre la base de la pérdida de competitividad de las centrales de carbón, y como respuesta al proceso de descarbonización de la economía española, la entidad sigue cumpliendo, sin extraordinarios, los objetivos marcados para el curso actual. Su Ebitda ha crecido en el periodo hasta los 2.298 millones (un 4% más), toda una garantía de que la promesa de cierre es algo gestionable. Probablemente esta promesa y esta actuación tiene más valor social y económico que cualquier decisión ministerial, compensando la leve caída de los ingresos en un 4%, hasta los 14.805 millones. Y ojo, este deterioro no afectará a su dividendo, siendo el 100% del beneficio ordinario. Los italianos de Enel, dueños del 70% de Endesa, aplaudirán con creces y podrán seguir ordeñando a la eléctrica española tras años de vaciamiento.

Centra su actividad en las renovables, que ya acaparan más del 50% de las inversiones

En línea con otras entidades eléctricas del malvado oligopolio, la entidad centra su actividad de manera importante en el sector de las renovables, donde se ha planteado en el corto plazo atender a las subastas adjudicadas en el ejercicio 2017 con un total de 879 megavatios (MW) eólicos y fotovoltaicos. Más del 50% del total de las inversiones del grupo se han enfocado a proyectos en renovables permitiendo que las tecnologías libres de emisiones de CO2 representen más del 58,2% del mix de generación de la empresa, ocho puntos más que hace un ejercicio. Todo ello sobre la base de una cuota de mercado del 18,8% en generación peninsular y un número de clientes en el mercado liberalizado de 5.825.091, cifra que se ha incrementado un 1,8% respecto a los existentes hace un año. Y todo ello, en un mercado con una caída significativa de la demanda eléctrica durante los nueve primeros meses (-3%) como consecuencia de las altas temperaturas y de la ralentización de la economía sobre el consumo de las grandes empresas.

El pasivo neto se eleva en 1.455 millones por culpa de la NIIF 16 y el pago de dividendos con cargo a resultados (1.511 millones)

Finalmente, hay que destacar que, pese a esos datos, el cash flow operativo es un 59% más alto que en los nueve primeros meses de 2018. consecuencia de la mejora en su capital circulante. Y en el terreno del balance, un aumento del pasivo neto en 1.455 millones por culpa de la NIIF 16 -malditos contables- y el pago de dividendos con cargo a resultados por valor de 1.511 millones (Enel se llevó 1.058 millones). Al hilo del jugoso dividendo, conviene no olvidar el conflicto laboral que vive Endesa por haber dejado sin descuento en la factura a 26.000 empleados jubilados, pese a que sólo le cuesta 40 millones, y que se ha convertido en el principal escollo a la hora de desbloquear la negociación del V Convenio Colectivo, pues UGT ha roto la unidad de los sindicatos.

No olviden el conflicto laboral que vive Endesa por haber dejado sin descuento en la factura a 26.000 empleados jubilados

Mucho se habla de las puertas giratorias del sector público al privado, del Ministerio a la empresa eléctrica, de la secretaría de Estado al Ibex 35, pero poco se dice del camino contrario, de cómo aprovechar el sector público para incrementar nuestros ingresos y presumir de vivienda, que no de currículo. Si cada promesa electoral tuviera su efecto en resultados, tal y como ha hecho Endesa, no tenemos tan clara la presencia del ascensor social de alguno o alguna. O por lo menos, el ascensor no sube a la cuarta planta, sino que baja al sótano, donde más de uno debería buscar el efecto de sus promesas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *