Denuncia estafa internet

Existen muchos tipos de estafas y fraudes, y es difícil saber dónde reportar cada una. Primero, presente la denuncia en la policía local. También puede contactar a su oficina estatal de protección al consumidor. Algunos tipos de estafas y fraudes se pueden reportar ante las agencias federales de cumplimiento de la ley. Éstas no pueden actuar en su nombre, pero pueden usar las quejas para registrar patrones de abuso y luego tomar medidas en contra de una compañía o industria.

Contacte a estas agencias federales dependiendo del tipo de fraude:

  • Estafas y fraudes comunes: contacte a la Comisión Federal de Comercio (FTC, sigla en inglés) o use el Asistente de Quejas en línea para denunciar fraudes, como cheques falsificados y estafas de lotería o sorteos, entre otros.

  • Fraude censual: contacte a su agencia regional de la Oficina del Censo (en inglés) para informar sobre estafadores que pretenden recopilar información personal para el Gobierno.

  • Estafa de cupones para alimentos (SNAP): reporte a personas o comerciantes que cometan fraude con el uso, venta o aceptación de cupones para alimentos. Presente una denuncia (en inglés) ante la Oficina del Inspector General del Departamento de Agricultura (USDA, sigla en inglés).

  • Fraude financiero (crédito, hipotecas y préstamos): contacte a la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB, sigla en inglés) por problemas o fraudes relacionados con hipotecas, préstamos, transferencias electrónicas, préstamos estudiantiles, reportes de crédito y otros servicios financieros.

  • Robo de identidad o filtración de datos: presente una denuncia en RobodeIdentidad.gov si alguien roba su identidad para pedir crédito, presentar declaraciones de impuestos o cometer otros actos fraudulentos. Este servicio también puede ayudarle a poner en marcha un plan para el proceso de recuperación de su identidad.

  • Fraude de inmigración: presente una denuncia (en inglés) ante el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, sigla en inglés) para reportar el uso ilegal de documentación o acciones para evadir leyes migratorias de EE. UU.

  • Estafas internacionales: reporte en econsumer.gov las estafas relacionadas con el comercio electrónico (ventas e intercambios realizados en internet) o viajes.

  • Fraude por internet: presente una queja (en inglés) ante el Centro de Denuncias de Delitos por Internet (IC3, sigla en inglés) si es víctima de “phishing”, es decir, cuando un estafador usa correos electrónicos falsos, mensajes de texto o imitaciones de sitios web oficiales, para robar su identidad o información personal. También puede reportar al IC3 el software malicioso o “malware”, destinado a dañar sistemas de computadoras y otros problemas relacionados.

  • Fraude de inversiones: contacte a la Comisión de Bolsa y Valores o al regulador de valores de su estado para denunciar estafas de ofertas que usan información falsa para que alguien invierta su dinero.

  • Estafas de impostores que se hacen pasar por agentes del IRS u otras agencias gubernamentales: reporte a personas que tratan de suplantar a agentes del IRS. Presente una denuncia (en inglés) ante la oficina del Inspector General del Tesoro para la Administración de Impuestos (TIGTA, sigla en inglés) o al 1-800-366-4484 (marque 2 para español). Para otras estafas relacionadas con supuestos agentes gubernamentales, presente la denuncia ante la Comisión Federal de Comercio (FTC, sigla en inglés).

  • Fraude postal: contacte al Servicio de Inspección Postal de EE. UU. (en inglés) para reportar estafas y anuncios engañosos entregados por correo, robo de correspondencia y otros fraudes relacionados.

  • Fraude de Medicaid: presente una queja por fraude a Medicaid con la oficina del programa en su estado. Use el Directorio para quejas de abusos y fraudes (en inglés) para encontrar la información de contacto de su oficina local.

  • Fraude de Medicare: presente un reporte en inglés ante la oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, sigla en inglés) para denunciar a estafadores que intentan obtener su información personal o número de Medicare para robar su identidad y cometer fraude.

  • Mal uso de fondos federales: contacte a la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno a través de su formulario en línea FraudNet (en inglés).

  • Fraude de servicios de mudanza: presente una queja ante la comisión de servicios públicos de su estado para reportar a compañías de mudanzas deshonestas sobre un servicio en el mismo estado donde reside. En cambio, denuncie ante la Administración Federal de Seguridad de Autotransportes (en inglés) por servicios interestatales.

  • Fraude al Seguro Social: presente una queja ante la oficina del Inspector General de la Administración del Seguro Social por presunto fraude, despilfarro o abuso, como falsos testimonios, sobornos, ocultamiento de información y otros.

  • Estafas telefónicas: presente una queja en inglés ante la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, sigla en inglés) si descubre cargos misteriosos en su factura (“cramming”), un cambio ilegal de su servicio (“slamming”) o llamadas no deseadas como, por ejemplo, ventas por teléfono.

  • Fraude vinculado con el Programa de Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF): contacte a su oficina local de TANF o llame al Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, sigla en inglés) al 1-800-447-8477 (marque 2 para español) para reportar fraude al o abuso del programa.

Denunciar el fraude no le hará recuperar todo lo que perdió, pero mejora su oportunidad de recuperar algo y evitar pérdidas futuras. También ayuda a las autoridades a detener estafas antes de que otras personas se conviertan en víctimas. Aprenda a reconocer las señales de alarma de estafas y fraudes comunes (en inglés) para proteger su información personal y financiera.

Contenidos

Denuncie Ud. los fraudes internacionales en la página econsumer.gov

Tú vives aquí, pero, fuiste estafado
por alguien de otro país aquí. Repórtalo en econsumer.gov,
econsumer.gov es una red global de agencias de protección al consumidor. Cuando reportas una
estafa ante esta red, la información puede ser utilizada
por cientos de autoridades en todo el mundo, para combatir
estafas internacionales. Por lo tanto, si te ocurre algo así: – Hago compras en línea muy a menudo,
el vestido que compré, nunca llegó. Pero igual me lo cobraron. – Me llamó alguien diciéndome que me había ganado
un sorteo con un premio por unas vacaciones gratis. Realicé una transferencia de dinero, supuestamente para pagar los impuestos. Todavía sigo esperando que me llamen. – Estaba buscando en Internet un trabajo, cuando apareció
en la pantalla una oferta laboral en el extranjero. Pero había una trampa, según ellos,
tenía que pagar cargos por adelantado por adelantado, para que mi solicitud
fuera procesada. Se realizó el pago,
pero nunca recibí noticias acerca del trabajo. – ¿Te ha pasado algo parecido?
En caso afirmativo reporta la estafa en
econsumer.gov. Ahí aprenderás cuales son
los pasos que puedes seguir para protegerte frente al fraude internacional. Y a la vez ayudarás a las autoridades
de protección al consumidor a realizar investigaciones y prevenir otras estafas internacionales.
Porque al reportar una estafa, puedes hacer un mundo de diferencia.

Estafas por internet a través de la tarjeta de crédito

Actuar rápidamente y contar con un asesoramiento legal experto serán tus mejores armas para luchar contra el uso fraudulento de tu tarjeta de crédito

Tener una tarjeta de crédito sigue siendo una práctica habitual pese a las cada vez más modernas fórmulas de pago para las compras por internet e, incluso, el comercio de toda la vida. El dinero ‘de plástico’, como comúnmente se conoce a la tarjeta de crédito tradicional, no está, sin embargo, exento de riesgos.

Los tipos de estafas por internet cambian casi tan rápido como lo hacen las nuevas tecnologías aunque, en líneas generales, los dos grandes grupos de fraudes por internet se dividen en aquellos con tarjeta no presente y tarjeta presente. Los primeros son aquellos en los que la información de la tarjeta de crédito es robada y empleada ilegalmente sin necesidad de que exista físicamente la misma. En muchos casos el acceso a los datos se hace mediante correos falsos del banco o plataformas de pago que argumentan problemas con la tarjeta de crédito para recabar información como contraseñas y similares, es lo que se conoce como phishing. La otra fórmula, cada vez menos frecuente, consiste en la copia de los datos propios de la tarjeta de crédito que, posteriormente, se utilizan para cargar compras no realizadas.

Derechos del consumidor

Si eres víctima de un uso fraudulento de los datos de tu tarjeta de crédito has de saber que la Ley de Servicios de Pago te ampara y protege los derechos del consumidor. No obstante, se establecen diferencias en función de si se ha realizado una copia de la tarjeta o el fraude es consecuencia del robo o pérdida de la misma.

En el primero de los casos, el banco asume las pérdidas dado que, como usuario sigues siendo portador de la tarjeta de crédito y no hay manera de saber que se está llevando a cabo la estafa por internet hasta el momento en el que identificas los movimientos sospechosos de operaciones no autorizadas.

Por el contrario, si el fraude de una compra online o de cualquier otro tipo tiene que ver con la pérdida o el robo, has de actuar de inmediato y comunicar la misma lo antes posible. ¿El motivo? Tan sencillo como que serás responsable (hasta un límite de 150€) de los gastos hasta que des traslado de la situación.

Cómo denunciar una estafa por internet

Si tienes sospechas o la confirmación de compra online fraudulenta hay que poner remedio cuanto antes para minimizar el impacto de la estafa por internet. El primer paso es comunicar con el banco para bloquear la tarjeta aunque la mayoría de las entidades financieras dan, en la actualidad, la opción de ‘apagar’ la tarjeta de crédito ante la duda de pérdida, robo o copia de los datos. En el caso de que se trate de un robo y se haya detectado un uso ilícito de los datos es necesario cursar una denuncia por estafa, incluyendo denunciar la página web en cuestión si tenemos claro que ha sido en una compra online en particular.

Lo habitual es que las entidades financieras respondan, hasta cierto límite, en muchas de las estafas por internet aunque, en caso de no hacerlo hay otras vías para reclamar. Una de ellas es el servicio de atención al cliente y, si no se obtiene respuesta o no estás de acuerdo con la misma, siempre puedes continuar los trámites en el Departamento de Conducta de Mercado.

Un asesor legal experto puede ayudarte a la hora de agotar todas las vías existentes para recuperar las cantidades por las que hayas sido víctima de una estafa por internet.

Tarjetas virtuales

La protección de los derechos del consumidor, entidades financieras o la propia reputación de las tiendas online ha dado como resultado la aparición de un amplio elenco de alternativas a la tarjeta de crédito tradicional. Las fórmulas persiguen evitar las principales estafas vinculadas a la compra online con este sistema de pago. Uno de los sistemas que ha ido ganando posiciones en las compras por internet son las llamadas tarjetas virtuales.

Su funcionamiento es tan sencillo como eficaz y es que, en la práctica, son meros soportes para el pago, esto es, actúan como una especie de tarjeta prepago exponiendo, únicamente la cantidad destinada al pago en cuestión. Muchas entidades bancarias disponen de este tipo de tarjeta de crédito virtual, es decir, una tarjeta para comprar por internet que, si bien no evita los fraudes en la red, sí que minimiza los riesgos.

En cualquier caso, pese a las diferentes medidas de seguridad implementadas por las webs dedicadas a la compra online o las propias entidades financieras para evitar fraudes en internet, este tipo de prácticas ilícitas siguen siendo una amenaza para el usuario. Contar con una asesoría legal llegado el momento de tener que resolver la cuestión de cómo denunciar una estafa por internet es la mejor garantía para proteger tu dinero y conocer al detalle cuáles son los pasos a seguir para recuperarlo.

Denunciar delitos informáticos

  • Inicio
  • La Policía Nacional
    • UNIDADES DE POLICÍA
      • Policías metropolitanas y departamentos de policía
        • Departamentos de policía
          • Amazonas
          • Antioquia
          • Arauca
          • Atlántico
          • Bolívar
          • Boyacá
          • Caldas
          • Caquetá
          • Casanare
          • Cauca
          • Cesar
          • Chocó
          • Cundinamarca
          • Córdoba
          • Guainía
          • Guajira
          • Guaviare
          • Huila
          • Magdalena
          • Magdalena Medio
          • Meta
          • Nariño
          • Norte de Santander
          • Putumayo
          • Quindío
          • Risaralda
          • San Andrés y Providencia
          • Santander
          • Sucre
          • Tolima
          • Urabá
          • Valle del Cauca
          • Vaupés
          • Vichada
        • Policías metropolitanas
          • Barranquilla
          • Bogotá
          • Bucaramanga
          • Cali
          • Cartagena
          • Cúcuta
          • Ibagué
          • Manizales
          • Montería
          • Neiva
          • Pasto
          • Pereira
          • Popayán
          • Tunja
          • Santa Marta
          • Valle de Aburrá
          • Villavicencio
      • Direcciones y oficinas asesoras
        • Direcciones de ámbito operativo
          • Dirección de Antinarcóticos
          • Dirección de Antisecuestro y Antiextorsión
          • Dirección de Carabineros y Seguridad Rural
          • Dirección de Inteligencia Policial
          • Dirección de Investigación Criminal e Interpol
          • Dirección de Protección y Servicios Especiales
          • Dirección de Seguridad Ciudadana
          • Dirección de Tránsito y Transportes
          • Dirección de Gestión de Policía Fiscal y Aduanera
        • Direcciones de ámbito administrativo
          • Dirección Administrativa y Financiera
          • Dirección de Bienestar Social
          • Dirección de Incorporación
          • Dirección de Sanidad
          • Dirección de Talento Humano
        • Dirección de ámbito educativo
          • Dirección Nacional de Escuelas
        • Oficinas asesoras
          • Oficina de Comunicaciones Estratégicas
          • Oficina de Planeación
          • Oficina de Telemática
          • Secretaría General
      • Escuelas de policía
        • Escuelas de formación y actualización de mandos
          • Escuela de Cadetes General Santander (Ecsan)
          • Escuela de Postgrados (Espol)
          • Escuela de Suboficiales (Esjim)
        • Escuelas de formación de patrulleros
          • Escuela Nacional de Carabineros (Escar)
          • Escuela de Carabineros Alejandro Gutiérrez (Esagu)
          • Escuela de Carabineros Eduardo Cuevas (Esecu)
          • Escuela de Carabineros Provincia de Vélez (Esvel)
          • Escuela de Carabineros Rafael Nuñez (Esran)
          • Escuela Antonio Nariño (Esana)
          • Escuela Carlos Eugenio Restrepo (Escer)
          • Escuela Gabriel González (Esgon)
          • Escuela Metropolitana de Bogotá (Esmeb)
          • Escuela Provincia de Sumapaz (Essum)
          • Escuela Rafael Reyes (Esrey)
          • Escuela Simón Bolívar (Esbol)
          • Escuela de Yuto (Esmac)
        • Escuelas de especialización policial
          • Escuela Antisecuestro y Antiextorsión (Esant)
          • Escuela de Equitación (Esceq)
          • Escuela de Aviación (Esavi)
          • Escuela de Guías y Adiestramiento Canino (Esgac)
          • Escuela de Inteligencia y Contrainteligencia (Escic)
          • Escuela de Investigación Criminal (Esinc)
          • Escuela de Protección y Seguridad (Espro)
          • Escuela de Seguridad Vial (Esevi)
          • Escuela de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Estic)
          • Escuela Internacional del Uso de la Fuerza Policial para la Paz (Cenop)
          • Escuela Regional de la Comunidad Americana de Inteligencia Antidrogas – ERCAIAD
      • Unidades y grupos especializados
        • Ambiental y Ecológica
        • Antidisturbios (Esmad)
        • Antiexplosivos
        • Antinarcóticos (Comandos Jungla)
        • Antisecuestro y Antiextorsión (Gaula)
        • Antiterrorismo (Copes)
        • Búsqueda y Rescate (Ponalsar)
        • C-SAR
        • Carabineros
        • Escuadrones Móviles de Carabineros (Emcar)
        • Fiscal y Aduanera
        • Guía Canino
        • Infancia y Adolescencia
        • Inteligencia
        • Policía Judicial
        • Portuaria y Aeroportuaria
        • Protección a Dignatarios e Instalaciones
        • Tránsito y Transporte
        • Turismo
        • Unidad Nacional de Intervención Policial y de Antiterrorismo (Unipol)
      • Unidad Policial para la Edificación de la Paz
      • Área de Control Interno
      • Aviación Policial
      • Centro Internacional de Estudios Estratégicos Contra el Narcotráfico
      • Departamentos y Municipios Seguros
      • Inspección General
      • Observatorio del Delito
      • Sociedad de investigación criminal de América
      • Ameripol Colombia
    • INFORMACIÓN ADMINISTRATIVA
      • Talento humano
      • Planeación y políticas institucionales
      • Información financiera
      • Contratación
      • Control interno y anticorrupción
      • Normatividad y demás información jurídica
      • Gestión documental
      • Rendición de cuentas
      • Informes de gestión
      • Directorio de entidades y agremiaciones
      • Calendario de actividades
    • NUESTRA INSTITUCIÓN
      • Misión, visión, mega, valores, principios, y funciones
      • Linea de mando
      • Directores y comandantes
      • Organigrama y estructura
      • Portafolio de servicios
      • Historia
      • Museo histórico
      • Símbolos
        • Bandera
        • Escudo
        • Grados
        • Himno
        • Uniformes
  • Noticias
  • Publicaciones
  • Contáctenos

Respetado internauta:

Si Vd. cree que ha sido testigo o víctima de un delito informático, puede denunciar los hechos para que sean investigados. No todos los hechos investigados llegan a ser esclarecidos, pero su conocimiento ayuda a disminuir la cifra negra de delitos ocultos y a dimensionar adecuadamente el problema de la delincuencia informática.
La denuncia, conforme a nuestra Ley de Enjuiciamiento Criminal, artículos 265 y 266, exige la personación del denunciante o su representante legal, en un juzgado o centro policial, donde debe acreditar su identidad.
Toda denuncia da lugar a un procedimiento judicial en el que Vd. podrá ser citado a declarar y efectuar las reclamaciones que la ley prevé.
Si su intención es únicamente facilitar información a la Guardia Civil, de los hechos que considera no ajustados a la legalidad, puede realizarlo de forma totalmente anónima a través del formulario de información ciudadana.
Si la información refiere hechos no relacionados con delitos informáticos, o desea realizar alguna consulta o solicitud de información, debe visitar la web de Oficina de Atención al Ciudadano o enviar un mensaje al correo electrónico electrónico [email protected]

Dineo – Los préstamos rápidos de Cash Converters

Dineo: Análisis y opinión

A destacar: Primer préstamo gratis en 8 minutos

Con la llegada de la crisis, el mercado de segunda mano experimentó un notable auge. Una de las empresas que mejor paradas salieron de esta situación fue Cash Converters, cuya evolución y crecimiento han sido muy destacados.

Con Dineo podrás conseguir un primer préstamo gratis de hasta 300€. No admite Adnef, solo admite deudas pequeñas de telecomunicaciones.

Ahora, cuando parece que empieza a divisarse la luz al final del túnel, Cash Converters diversifica su área de negocio y entra en el mercado de los minicréditos con Dineo.

Dineo, hasta 500 euros de forma muy sencilla

Dineo no se diferencia demasiado de otros minicréditos en su naturaleza. Se trata de un producto orientado a cubrir necesidades puntuales, que no requiere de complejos trámites y cuyos intereses son más o menos elevados. Pero aporta la novedad de que, a diferencia de otros, no sólo puede solicitarse online, sino también de manera presencial acudiendo a cualquiera de las tiendas de la red Cash Converters.

De este modo, aquellas personas menos versadas en el uso de nuevas tecnologías o que prefieran el trato personal en lo referente a asuntos de dinero, tienen una persona a la que dirigirse, plantear sus dudas, y, llegado el caso, reclamar si por alguna razón no estuviesen satisfechos. Además, en el caso de optar por esta opción, o al solicitarlo online, la entrega del dinero se hace en efectivo y en mano.

Por supuesto, el resto de vías de contacto siguen estando disponibles para quien prefiera hacer uso de ellas, por lo que un crédito de Dineo puede solicitarse igualmente por vía online o telefónica, y el trámite será igualmente simple.

Pasos para obtener un crédito en Dineo

Antes de iniciar el trámite conviene conocer los requisitos necesarios para la solicitud. Cualquier persona entre 18 y 75 años, con residencia en España y que tenga cuenta en una entidad bancaria ubicada en territorio nacional puede solicitar un minicrédito siempre que disponga de una garantía de ingresos regulares como una nómina, pensión o subsidio de desempleo.

Además, Dineo aceptará las solicitudes de clientes en Asnef con deudas de poco valor, relacionadas con el impago de facturas con empresas de telecomunicaciones.

Si se entra en dicho perfil, basta con contactar con Dineo a través de alguna de las tiendas Cash Converters o en el sitio web de Dineo y hacer la solicitud de la cantidad que se precisa, señalando el plazo en el que se desea realizar la devolución.

Una vez acreditada la identidad mediante la presentación de DNI o verificación electrónica bancaria, y que se cumplen los requisitos necesarios, el dinero pasa a transferirse de inmediato. En el caso de que se trabaje con un banco distinto, puede llegar a demorarse hasta 48 horas, pero si no existe este inconveniente, en 10 minutos ya figurará en la cuenta del solicitante. Si la gestión se ha hecho de manera presencial, ni siquiera será necesario ese breve periodo de espera, ya que la entrega se hará en mano al instante y en efectivo.

Hay que señalar que hay otra vía, la telefónica, para solicitar un crédito en Dineo, pero está limitada a clientes que hayan solicitado ya algún microcrédito previamente. En ese caso, no será necesario el proceso de identificación, bastará con contactar al 901 888 777 y señalar la cantidad y plazo.

Cantidad y plazo de los minicréditos Dineo

Como se ha señalado anteriormente, Dineo ofrece hasta 500 euros, pero únicamente los clientes que hayan solicitado al menos un crédito con anterioridad, pueden acceder a esta cifra. Para nuevos clientes el límite se establece en 300, que viene siendo el estándar en la mayoría de productos financieros de este tipo.

En cuanto al tiempo en el que debe realizarse la devolución, se establece un plazo mínimo de 5 días y un máximo de 30, con diferentes escenarios en función de si el crédito se reintegra con anterioridad a la fecha pactada o si, llegada ésta, no se ha podido proceder a su completa devolución.

Si, por cualquier circunstancia, se tiene la posibilidad de realizar la liquidación del crédito antes de la fecha señalada, el cliente se ahorrará la parte proporcional de honorarios correspondiente, ya que el coste del crédito se establece en base al periodo de devolución. Si llegada la fecha límite no se ha podido cancelar, existe la posibilidad de prolongarlo, si bien, como suele ocurrir en estos casos, con un coste mayor.

Teléfono Dineo

Dineo ofrece varias posibilidades para ponernos en contacto con ellos. La más utilizada es la vía telefónica, donde tienen habilitado un número de Atención al Cliente para resolver dudas o problemas, 901 888 777.

Otra posibilidad es a través de FAX, 952 90 71 64. Y la tercera opción es mediante correo electrónico, [email protected] , donde nuestras preguntas serán respondidas en el menor tiempo posible.

Ubicación Dineo

Si necesitamos acudir a la sede central de Dineo en España deberemos visitar la Urb. La Alzambra. Edificio Vasari Center.Primera Planta. (29660) Marbella.

Conclusión y opiniónes sobre Dineo

Dineo no permite la concesión de un segundo préstamo hasta no haber liquidado el anterior como medida de precaución. El objetivo es que este tipo de créditos no se conviertan en una herramienta con la que ir “tapando agujeros” hasta terminar por convertirse en un verdadero problema por la imposibilidad de hacer frente a las obligaciones contraídas.

El primer préstamo sin intereses para nuevos clientes, si éste se utiliza de forma correcta, puede ser una herramienta útil para hacer frente a determinadas circunstancias.

Por lo demás, sus características son similares a las de otros productos, con la particularidad de que, además de la solicitud online, también puede realizarse físicamente en cualquiera de las tiendas Cash Converters repartidas por España.

Tiendas online fraudulentas

Aquellas personas que no utilizan Internet como herramienta diaria o que simplemente no se encuentren familiarizadas con las nuevas tecnologías les generará dudas realizar trámites online como pueden ser las compras o las ventas. Por lo tanto se hace necesario estar al día en ciertos aspectos de seguridad tanto para perder el miedo al llevar a cabo este tipo de gestiones, como para que se realicen en un ámbito lo más seguro posible. Por este motivo te invitamos a que sigas los consejos que te mostramos a continuación.

No debemos comprar en una tienda online si:

  • No facilita información de la empresa como dirección, CIF/NIF, etc. Si tienes que reclamar a alguien, debes saber a quién dirigirte.
  • Ofrecen productos o servicios a precios extremadamente bajos, alejados de los precios reales que se manejan en el mercado o todos los artículos se venden al mismo precio.
  • Un producto aparece con un precio inicial muy inflado sobre el que posteriormente se aplica un descuento muy alto.
  • No cuenta con un certificado digital ya que no garantiza ningún tipo de seguridad a la hora de introducir datos personales o tarjeta de crédito.
  • Los “textos legales” (Términos y condiciones, Política de privacidad, etc.), o no se facilitan o están mal redactados.
  • Ofrece varias formas de pago y realmente sólo aceptan tarjeta de crédito. Existen tiendas que en la portada ofrecen varios medios de pago, pero a la hora de paga, solamente permite la tarjeta de crédito.
  • No hay comentarios en ningún foro ni referencias en ningún otro lugar en la Red. Aunque no es determinante, es aconsejable consultar Internet y preguntar por la tienda a fin de tenerlo en cuenta en caso de encontrar posibles quejas o comentarios negativos.

En esta página encontrarás:

  • Una historieta: «El día que Alicia compró un jarrón chino que nunca llegó».
  • Pistas para identificar páginas de venta online fraudulentas
    • Fijarse en los precios
    • Comprobar la información legal de la empresa
    • Revisar el aspecto visual de la tienda
    • Comprobar si dispone de certificado de seguridad
    • Analizar tipos de pago permitidos
    • Monitorizar opiniones de otros usuarios

También te puede interesar:

  • Antes de comprar online, el sitio web debemos analizar… (infografía)
  • Yo no compraría en una tienda online si…
  • ¿Sabes lo que debes comprobar antes de hacer un pago online? (vídeo)
  • Cómo saber si una tienda online es de confianza
  • Evita fraudes en falsas tiendas online (I de II)
  • Evita fraudes en falsas tiendas online (II de II)

Historieta: «El día que Alicia compró un jarrón chino que nunca llegó»

Alicia siempre ha sido una entusiasta de la decoración. Nadie combina colores y texturas como ella. Su casa es un reflejo de esta capacidad innata para la decoración. Sin embargo, había un rincón que le quitaba el sueño. Nada parecía llenarlo con armonía y gusto.

Había intentado poner un marco de fotos, una figura, y una pequeña silla, pero nada. Al fin encontró el objeto perfecto: un jarrón chino de porcelana que aparecía en una revista de decoración.

Después de buscar en cada rincón de Internet, encontró el jarrón en una web de venta de artículos de segunda mano. Según decía en el anuncio, el vendedor se cambiaba de casa y estaba aprovechando para vender algunos objetos, lo que explicaba el bajo precio del jarrón y la prisa por venderlo.

Así que, sin pensarlo más, Alicia envió el dinero a la cuenta bancaria que le facilitó el vendedor. Seis meses después, todavía está esperando a que llegue…

La mejor forma para no caer en estos engaños es conocer las técnicas más usadas por los estafadores y ver cuáles son las señales que deben ponernos alerta.

Pistas para identificar páginas de venta online fraudulentas

Fijarse en los precios

Todos los productos en venta tienen un precio determinado en el mercado. Si en una tienda física vemos un producto muy rebajado, podemos entrar y constatar calidad. Pero en una tienda online eso no es posible. Por lo tanto, ¿qué aspectos referentes al precio nos deben hacer sospechar antes de realizar una compra en una tienda online?

  1. Precios anormalmente bajos: que un artículo tenga un precio excesivamente bajo, debe hacernos sospechar. Es una estrategia muy utilizada para engañar a los usuarios.
  2. Todos los productos al mismo precio: normalmente distintos productos tienen distintos precios, si se hacen descuentos, aunque éstos sean importantes, los precios quedan rebajados, pero no iguales. Otra táctica muy habitual de los ciberdelincuentes es crear tiendas online suplantando a marcas muy conocidas cuyos productos estén muy rebajados y todos al mismo precio. Ejemplos: páginas de zapatillas, gafas de sol, cazadoras de cuero, vaqueros, etc.
  3. Otro tipo de gastos: es importante que verifiquemos los gastos “añadidos”, y que no son los gastos asociados al IVA ni al envío del paquete sino a conceptos como: seguros, gastos de manipulación, costes de aduanas y/o bajo cualquier otra excusa, que por supuesto, no están detallados durante el proceso de compra.

Comprobar la información legal de la empresa

Si una empresa está creada en España, ha de cumplir una serie de requisitos legales para vender, esos requisitos están recogidos en varias leyes como la Ley de Ordenación del Comercio Minorista, Ley de Servicios de la Sociedad de la Información LSSI, Ley de Protección de Datos LOPD, Ley de Condiciones de Uso, Ley de Consumidores y Comercio Electrónico, etc. Cada una de estas leyes aporta regulación a la actividad e implica que se ha de incluir cierta información en la página o cumplir con los requisitos regulados, como por ejemplo

  1. Titular de la web (persona o empresa)
  2. NIF/CIF
  3. Domicilio social
  4. Email
  5. Condiciones de venta, devoluciones, reclamaciones.
  6. Propiedad intelectual de uso de cookies.
  7. Inscripción del fichero de datos en la AGPD

Todo esto debería estar redactado de una forma correcta y coherente en una tienda online. En las webs fraudulentas, se rellenan estas secciones (Políticas de Privacidad, Contacto, Términos y condiciones del servicio, etc.) de forma muy deficiente y aunque la información está disponible en la web, no es coherente porque es en algunas ocasiones un plagio de otras tiendas online y hacen referencia a otros productos, regulaciones, etc.

Revisar el aspecto visual de la tienda

Existen una serie de indicios referentes al aspecto visual de una tienda online que nos llevarán a comprobar que se trata de una tienda falsa, ya que los ciberdelincuentes lo utilizan a día de hoy en multitud de las páginas fraudulentas que ponen en circulación. Hemos de prestar mucha atención a detalles como los siguientes:

  1. Homogeneidad en el diseño: si se utilizan varios tipos de letra en la misma ventana es sospechoso.
  2. Foto de portada: nos encontraremos en muchas ocasiones que la foto de portada es fácilmente localizable en el servicio de Google Images como parte de un artículo de una página web legítima o extraída de un banco de imágenes de Internet.
  3. Calidad de las imágenes: hasta no hace mucho, las tiendas falsas utilizaban unas imágenes que rápidamente te hacían sospechar de que algo no iba bien en la web, pero actuales esto no es así, utilizan imágenes de calidad, a la altura de las originales, por lo que no hay forma de diferenciarlas, aunque en ocasiones se les escapan detalles como por ejemplo que en una tienda de zapatillas de una marca, incluyan zapatillas de otra. También se han detectado casos de que en las imágenes se ve claramente que el logotipo que aparece en el producto que está a la venta, no es el original, cuando nos lo están vendiendo por auténtico.
  4. Secciones de la página: las webs legítimas suelen contar con secciones correctamente detalladas como: Quiénes somos, Aviso legal, Política de privacidad, Contacto, etc. Una web fraudulenta, aun incluyendo los anteriores apartados, están incompletos y mal redactados.
  5. Información de contacto: lo normal sería que si se ofrece una dirección de correo electrónico, ésta coincidiera con el domino de la web. Es decir, si estamos en .tiendaosi. el correo [email protected] es mejor indicador que [email protected] o [email protected]

Comprobar si dispone de certificado de seguridad

Otra de las pistas más importantes que hemos de comprobar es cómo es el proceso de alta de los usuarios y compra en la tienda virtual. Si durante dichos procesos, en ningún momento la URL pasa a ser HTTPS y no vemos que disponga de un certificado digital, debemos mantenernos en alerta ya que nuestros datos están viajando en claro por la red, es decir, sin cifrar, y podrían ser capturados.

Como regla general, siempre que introduzcamos o facilitemos datos personales y financieros en una web, ésta debería contar con un certificado digital, el cual indica en qué página estás (a quién le envías los datos) y permite que los datos se envíen cifrados para que nadie pueda interceptarlos.

Analizar tipos de pagos permitidos

Este es otro aspecto muy importante que hemos de tener en cuenta, ya que es la forma en la que se va a materializar la mayoría de los fraudes en tiendas online. Una web falsa aparentemente permite el pago a través de muchos métodos de pago (incluye los logos de muchos métodos de pago online seguro en el pie de página), pero a la hora de la verdad, obliga a:

  1. Pagar a través de empresas como Wester Union, Ukash, etc. y hacer un depósito de dinero por el importe de la supuesta compra. Este tipo de método está totalmente desaconsejado para realizar compras online, no ofrece ningún tipo de garantía de recuperar el dinero en caso de estafa o fraude.
  2. Facilitar la tarjeta de crédito/debito así como los datos asociados a éstas (nombre del titular, fecha de caducidad y CVV) en páginas donde no hay HTTPS. Los ciberdelincuentes acaban con tus datos bancarios pudiendo realizar cargos contra ella sin que seas consciente de ello.

Monitorizar opiniones de otros usuarios

Cuando compramos por Internet, necesitamos saber qué opinan otros usuarios sobre la tienda ya que en muchas ocasiones nos ayudan a saber si estamos ante una web legítima o un fraude. Para comprar la reputación de una tienda, podemos apoyarnos en

  1. Sistemas de rankings: muchos sitios de Internet, donde hay más de un vendedor (ejemplos pueden ser AliExpress y Ebay), existe un sistema de rankings donde se nos indica la puntuación que los compradores han obtenido en sus tiendas y ventas. Debemos fijarnos en las notas que les han dado los usuarios y los comentarios que han hecho, ya que será una pista de si la tienda o vendedor puede ser más o menos fiable.
  2. Búsqueda en Internet: esta opción es tan simple como buscar con algún buscado de Internet, información sobre la tienda.

El fraude electrónico no solo afecta a los clientes que deciden adquirir un producto y terminan con compras no autorizadas y tarjetas clonadas, también afecta a los dueños de tiendas online.

Es claro que cuando se tiene un negocio, es emocionante ver que alguien decidió adquirir alguno de nuestros productos y obviamente no vamos a pensar que es una compra fraudulenta por internet, porque eso solo les pasa a los clientes, lamentablemente es otra la realidad. A continuación algunos consejos para conocer y prevenir compras fraudulentas.

¿Cómo luce una compra fraudulenta?

Los estafadores por internet cada día se especializan más, se vuelven mucho más sofisticados en sus acciones y evaden a la justicia. Pero es cierto que también en el comercio electrónico se toman medidas mucho más fuertes para combatir este tipo de fraude.

Para reconocer cuándo se está ante una compra fraudulenta, es necesario que conocer cuál es el modus operandi de este tipo de estafadores profesionales.

Probablemente el primer indicio es recibir una llamada del banco o plataforma de transacciones en línea mencionando que existe una queja por clonación de datos. El estafador se hace pasar por un cliente molesto y estafado; y denuncia que tiene cargos fraudulentos a su tarjeta de crédito que casualmente resultan ser en nuestra tienda online.

Desafortunadamente, el banco lo primero que hará será culpar a la tienda y devolver el dinero al cliente, y sí, ese dinero proviene del bolsillo del dueño de la tienda. Y así de sencillo se pierde dinero, por qué el banco le dará la razón al cliente y probablemente ni se tome la molestia de verificar si esta información es cierta o falsa; de hecho no piden autorización, irán directamente a tomar el dinero de la cuenta de nuestra empresa. También se pierden productos, porque a esas alturas ya hemos enviado enviado el paquete solicitado y será bastante complicado reclamarlo, sin mencionar que ante la institución bancaria, nuestra credibilidad ya quedó dañada.

Y puede que en realidad el cliente si haya desconocido la compra porque a su vez, sufrió una estafa y clonaron sus datos, pero la realidad es que hay un estafador de por medio y ambas partes resultaron afectadas.

Se podrá pelear posteriormente y a largo plazo probablemente se demuestre que el defraudado fue el negocio, pero el mal rato ya lo se habrá experimentado.

Señales de posible compra fraudulenta

Para prevenirlas, primero se necesita detectarlas. Una compra fraudulenta se puede determinar cuando cumplan con alguna de las siguientes señales:

> Diferentes direcciones de envío/facturación

Cuando se recibe una orden de compra, normalmente la dirección de envío del producto y la de facturación son las mismas. Claro, hay ocasiones especiales en las que esto no sucede (regalos sorpresa, cambios de domicilio) pero serán excepciones que harán pensar se está a punto de sufrir un fraude. Antes de actuar de manera drástica, vale la pena verificar si la dirección de envío y de facturación está en la misma ciudad o si el nombre del dueño de la tarjeta y el que realiza la orden es el mismo. Si estos dos últimos datos son diferentes en extremo, es mejor detener ese envío.

> El cliente no responde

Si se tiene duda de la veracidad de la orden, la manera más sencilla de estar tranquilo con la venta es ponerse en contacto con el cliente y verificar su identidad a través de otro medio de contacto –aparte del correo electrónico–. Además, se puede solicitarle alguna identificación, pero siempre de manera educada e informándole que existen indicios de una compra que quizá él no haya autorizado.

Si el cliente se ofende y declina la compra, probablemente es un favor que nos evitará problemas; si el cliente accede y cuestiona la solicitud, pero mantiene su posición de adquirir el producto, se está frente a un cliente honesto.

> Envío express

Casi todas las compras fraudulentas tienen envíos inmediatos, ya que se tiene muy poco tiempo entre que la tarjeta es clonada y la denuncia del dueño. Si comenzamos a notar apuro por parte del comprador por el envío del producto, es recomendable ponerse en contacto con él con el pretexto de ofrecerle un mejor servicio, y cuestionar si existe algún motivo especial para la rapidez solicitada.

> Facturas exageradas

Y con exageradas nos referimos a compras muy costosas o con precios mínimos.

> Compras repetitivas

Casi siempre las compras fraudulentas se realizan en volumen, por lo que si se nota que se tienen 5 órdenes de pequeñas cantidades de la misma cuenta, es mejor que verificar por qué el cliente está actuando de esa manera.

Cómo prevenir compras fraudulentas

Si no se está dispuesto a perder dinero y productos, es necesario que se apliquen acciones preventivas para detectar y actuar ante estas situaciones, que casi siempre se dan a través de cargos fraudulentos a tarjetas de crédito.

Casi todos los bancos cuentan con un departamento de prevención de fraude, así que no dude en ponerte en contacto con ellos para consultar cuando una compra parezca sospechosa. Sin importar si es Visa, MasterCard; aprovechar este acercamiento y consultar el status de la cuenta, sobre todo cuando sea un cliente nuevo, y verificar que no tenga reportes de robo o extravío.

También se puede exigir que el cliente que desee adquirir un producto se registre en el sitio con su correo electrónico y con su nombre real (no con sus datos de Facebook o Google+), lo cual ayudará a incluirlos en nuestra base de datos y enviarles un correo de confirmación. Otro consejo es verificar si la dirección no luce improvisada o extraña.

Y por último, utilizar ese sexto sentido o intuición con los clientes. Por ejemplo, verificar su proceso de compra y si le interesó algún producto similar al adquirido. Revisar el horario de compra y tener precaución si adquirió sus productos a las 4 de la mañana y es un cliente nuevo.

Como dueño de un negocio, conocer a los clientes actuales y potenciales y saber qué características comparten; si hay alguno que sobresale por ser diferente, recomendamos investigarlo un poco y determinar si es algo por lo cual alarmarse.

Recuerde que aparte de proteger su negocio, se está protegiendo a cualquier persona que haya sufrido de clonación de tarjeta y que probablemente ni tenga conocimiento del mal uso que están haciendo con sus datos.

¿Necesita asesoría para desarrollar o renovar la plataforma eCommerce de su organización? Conozca aquí cómo podemos ayudarle

Autor: Andrea Sánchez, Blog Shopify.
Imagen: Gellidon on Unsplash

Las 9 formas de detectar un sitio web fraudulento

Tampoco ponen mucho esfuerzo en escribir una descripción detallada del producto, e indicar todas especificaciones. Así que simplemente escriben la misma descripción abreviada para múltiples productos que a menudo contienen errores gramaticales.

Contacto

Revisa las formas de contacto de la página, si muestra un número de teléfono, lo mejor es realizar una llamada en horario de oficina, preguntando sobre algún producto o funcionamiento de la página, para comprobar de que hay alguien atendiendo el teléfono.

Si la página ofrece únicamente un formulario de contacto, no es muy buena señal. La mayoría de los sitios web fraudulentos, tienen una página de contacto con sólo un formulario de contacto y nada más. Sin contacto de correo electrónico, sin número de teléfono y sin ninguna dirección física.
Si te proporcionan más información de contacto como dirección de correo electrónico, a menudo será poco profesional. Por ejemplo, una dirección de correo electrónico de Yahoo, Gmail o Hotmail como [email protected] es poco profesional y es un signo de una estafa.

Precios

Este es otro punto importante. Compara los precios del producto con otras páginas, si esta tiene un descuento muy por encima de las otras páginas, desconfía. Normalmente la competencia trata de ajustar los precios para ser competitivos, es prácticamente imposible que una web este ofreciendo un producto a mitad de precio que sus competidores en igualdad de condiciones.
Como vemos en la fotografía anterior, el mismo producto en una web fraudulenta, están ofreciendolo por menos de un tercio de su precio oficial.
Como dice el refrán, nadie da duros a cuatro pesetas. Si alguien te está vendiendo muy por debajo del precio habitual, o es un producto falso o simplemente un timo.

Cuando encuentras una ganga en Internet, las probabilidades de engaño son proporcionales a la ganga.

Condiciones de compra

Revisa con detenimiento los textos de las condiciones o términos de compra, plazos de devoluciones y textos relativos al funcionamiento de compra y garantías. Para las tiendas dentro de la Comunidad Europea, el derecho de desistimiento o devolución debe de ser cómo mínimo de 14 días para productos sin personalización. Este es un dato que deberías de encontrarlo dentro de los términos de compra.
En la imagen anterior, podemos ver un ejemplo de una web fraudulenta donde da información muy vaga y sin especificaciones de las devoluciones.
Las páginas oficiales, detallan muy bien las garantías, los derechos de devolución, así de cómo proceder. Si la información es escasa o inexacta es una señal de una página fraudulenta.

Aviso legal o información de la empresa

Todas las páginas que están vendiendo online, deben de mostrar la información de la empresa o persona física que está detrás de la tienda online. Esta información debería de estar en un apartado llamado «aviso legal» , «política de privacidad» o también podrías localizarla en las condiciones de venta.
Allí deben de indicarte los datos fiscales de la empresa. Hay dos posibilidades, que sea una persona física, que seria únicamente cuando se tratara de una tienda online gestionada por un autónomo, o una empresa. Veamos las diferencias:

  • Para un autónomo debería de aparecer Nombres y Apellidos de la persona, NIF, Dirección postal, email y teléfono.
  • Para una empresa debería de aparecer Nombre fiscal, que no tiene porque coincidir con la marca de la página, CIF de la empresa, Dirección postal, email y teléfono.

Si no localizas ningún dato en la página que haga referencia a los datos de la empresa completos o a la persona que está detrás de la página, desconfía totalmente de la autenticidad del sitio.
Si encuentras los datos, puedes realizar una búsqueda en google por el NIF o CIF de la empresa, para comprobar la autenticidad de la empresa. Páginas como einforma.com pueden darte detalles sobre la empresa.

Nombre de dominio

El nombre de dominio, también puede delatar un sitio fraudulento. Normalmente los sitios oficiales utilizan el nombre de dominio de la marca. Muchos vendedores de productos imitados, le añaden al nombre la coletilla como «outlet», «descuento», «venta», o incluso pueden tratar de engañar con un subdominios tipo «www.amazon.shop56ad.com» o similar.
Analiza el nombre de dominio en Whois Icann , Who.is. Estas webs te darán información sobre el registro del dominio: nombre de quien realizo el registro, el año del registro, etc.
Presta atención a las cosas siguientes:

  • Comprueba si el dominio está registrado a nombre de la empresa en lugar de una persona.
  • Compruebe si el año de establecimiento de la empresa coincide con el año de registro de dominio.
  • Ver si el dominio es lo suficientemente antiguo como para confiar
  • Compruebe si la dirección de contacto físico coincide con la mencionada en el sitio web.

Adicionalmente podrías usar la web www.web.archive.org. Esta web registra los cambios que han realizado una web con el paso de los años, así podrás investigar más sobre los inicios de la web.

Opiniones de otros clientes

Google es un gran lugar para comprobar la reputación de una marca. Y en este caso, para ver la fiabilidad de una web de compras.
Escribe en google el nombre del dominio junto a la palabra opiniones (por ejemplo, Amazon.es opiniones ) y tendrás como resultados una muestra de las opiniones de clientes que ya hayan comprado anteriormente en estos sitios.
Puedes obtener información importante de esto, como:

  • Si el sitio web es fiable y lo suficientemente popular. Si encuentras escasos o nulos comentarios y opiniones sobre ese sitio web, probablemente puede ser nuevo e impopular.
  • Si el sitio web está vendiendo productos buenos y originales.
  • ¿Qué tan bien responden y te ayudan después de la venta del producto, en cosas como devolución y reembolso.

Ten presente distintas fuentes de información para valorar, y la reputación de la fuente para ver su credibilidad, no es lo mismo que sean opiniones de la misma tienda, que sean opiniones de terceros.

Formas de pago

Si después de realizar todas las comprobaciones anteriores, te decides comprar, presta atención en el proceso de pago.
Observa las distintas formas de pago que te permiten. Si únicamente está disponible un sólo método de pago, como podría ser la tarjeta de crédito o transferencia bancaria, debes de sospechar. Normalmente las tiendas online ofrecen varias formas de pago para adecuarse al cliente.
Los métodos de pago donde no hay posibilidad de rastreo son la transferencia directa/ depósito, giro postal, Western Union o Moneygram. Por lo que debes de evitar pagar por estas vias cuando hay la mínima sospecha.
Las más seguras serian contrareembolso, aún que esta normalmente tiene un recargo en el precio, y PayPal ya que esta permite reclamar en caso de disconformidad.
Pero además debes de fijarte, que cuando estés dejando los datos sensibles de tu forma de pago, como los datos de la tarjeta de crédito, la conexión debe de ser siempre HTTPS:// , de lo contrario no introduzcas los datos de tu tarjeta.

Conclusión

Aquí te he descrito algunas de las señales que pueden hacer saltar las alarmas para detectar un sitio fraudulento. Esto no quiere decir que si una tienda tiene alguna de estas características vaya a ser fraudulenta, hay que usar el sentido común y la intuición. Conozco tiendas que únicamente aceptan pagos por transferencia bancarias y no solo son legales y cumplidores sino que tienen un servicio al cliente excelente.

Fraude o cierre de tienda online, ¿cómo reclamo mi dinero?

Reclama tu dinero

Las tiendas online, como cualquier otro negocio, pueden sufrir problemas económicos que puede conducir al cese de su actividad. A diferencia del comercio tradicional, en el comercio online el consumidor paga antes de recibir el producto, lo que puede provocar que, una vez abonado, el pedido nunca llegue.

Esto es lo que ocurrió con la tienda online de electrodomésticos Yaysi.com (a través de nuestra plataforma Reclamar nos llegaron más de 200 reclamaciones). Dicha tienda cesó su actividad y solicitó preconcurso de acreedores en el juzgado, lo que ha provocado que muchos consumidores, después de realizar y abonar un pedido, no lo hayan recibido.

Tarjeta de pago o PayPal, las opciones más seguras

Ya sea porque se trate de un fraude o simplemente por la quiebra del comercio, el principal problema de las compras online es el riesgo de no recibir el pedido una vez pagado el producto y tampoco conseguir la devolución del dinero. Para evitar ese riesgo y favorecer el comercio online se han ido aprobando diferentes normas de protección al consumidor:

  • La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios establece que, en los casos de pagos a distancia mediante tarjeta, cuando el importe de una compra o de un servicio hubiese sido cargado de forma fraudulenta o indebidamente utilizando el número de una tarjeta de pago, el consumidor y usuario titular de ella podrá exigir la inmediata anulación del cargoPor tanto, aquellos usuarios afectados que hayan pagado con tarjeta, pueden acudir a la entidad emisora de la tarjeta y solicitar la devolución de importe de la compra.
  • Además de la tarjeta existen otras alternativas de pago a través de internet que ofrecen protección al usuario. Por ejemplo PayPal, que dispone de sus propios mecanismos de protección al comprador, incluyendo la devolución del importe si no llega el producto, si llega deteriorado o no coincide con la descripción del vendedor.
  • Sin embargo, en el caso de pagos mediante transferencia, recuperar el dinero es más complicado. Las órdenes de transferencia son irrevocables una vez ejecutadas y la normativa no establece excepciones, por lo que si pagamos por transferencia y el vendedor no quiere o no puede devolver los importes pagados, el consumidor no tendrá más remedio que acudir a los tribunales para intentar recuperar su dinero. Si la tienda online finalmente se declara en concurso (como puede suceder en el caso de Yaysi.com), el consumidor se convierte en un acreedor más de la compañía y debe seguir los procedimientos establecidos, que comienzan por comunicar al administrador concursal el importe de la deuda pendiente. En estos casos, la probabilidad de recuperar el dinero es muy reducida.

Para evitar problemas al comprar online, nuestra recomendación es que solo utilices medios de pago que permitan recuperar tu dinero, como tarjetas de pago o la plataforma PayPal y nunca utilizar transferencias. Antes de hacerlo, toma nota de los consejos que te damos en:

Vive Un Internet Seguro

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *