Declaracion de la renta

La campaña de la Renta 2018 ya ha empezado. Este martes 2 de abril se da el pistoletazo de salida a una de las temporadas clave para los contribuyentes, que deberán hacer y presentar su declaración antes del 1 de julio. Para ello, deberán utilizar el único modelo existente: el modelo 100.

Por otro lado, el borrador tendrá la consideración de declaración del IRPF (debidamente confirmado por el usuario, por supuesto). Éste se puede adquirir de formas distintas.

Contenidos

Renta 2018

Hay tres maneras diferentes de acceder al borrador

En primer lugar, a través de la web de la Agencia Tributaria (AEAT), para lo que serán necesarios certificados digitales tales como el DNI electrónico o estar registrado en el sistme [email protected] PIN.

En segundo lugar, mediante el portal Renta Web. En este caso, hará falta obtener el número de referencia a través del servicio RENO. Si es la primera vez que se hace la declaración, también se debe aportar un Código Internacional de Cuenta Bancaria (IBAN) en el que figure el contribuyente como titular. Para obtener dicho número de referencia también se puede acceder al nuevo portal de la AEAT o llamando al 901121224 (o al 915357326).

La declaración se puede presentar por internet

En tercer lugar, con la nueva versión de la app de la renta también se puede acceder al borrador. Será necesario el sistema [email protected] PIN o contar con el mencionado número de referencia.

Sea como sea, una vez que el borrador esté completo se puede hacer la presentación por internet con el certificado electrónico reconocido, el número de referencia o el sistema [email protected] PIN. También puede presentarse mediante el papel impreso obtenido a través del Servicio de tramitación del borrador/declaración, que deberá ser firmado por el declarante.

Papeles del borrador de la Renta (LV)

También se puede realizar en las oficinas de la AEAT y en aquellas habilitadas por las Comunidades Autónomas que hayan suscrito con la Agencia Tributaria un convenio de colaboración. Para esta atención presencial, el servicio para solicitar cita previa se iniciará el próximo 9 de mayo.

La declaración también puede realizarse mediante el plan ‘Le Llamamos’, que es un servicio a disposición de los usuarios desde este mismo martes 2 de abril que permite solicitar el día y la hora en el que el contribuyente desee que la Agencia Tributaria se ponga en contacte telefónicamente para presentar su declaración.

¿Estás listo para la declaración de la renta 2017? Este 4 de abril se abre el plazo para presentar la Declaración de la Renta 2017/2018, el momento del año en el que toca sentarse a rendir cuentas con el fisco en relación al impuesto del IRPF, y cuyos trámites pueden hacerse por vía online, presencial o telefónica.

Desde TICbeat queremos contarte todo lo que debes hacer y explicarte cómo presentar la declaración de la renta paso a paso. Por ello, detallaremos cómo los contribuyentes que estén en la obligación de hacerlo deben solicitar y confirmar su borrador dentro de plazo. La Agencia Tributaria ya ha publicado el calendario con las fechas y ya se conocen las principales novedades

Cabe destacar que este año nos hallamos frente a una campaña más larga que las anteriores: desde ayer comenzó el programa ‘Le llamamos‘, concebido para reducir la asistencia física y que, pese a que permite que todos los contribuyentes, que ganen menos de 65.000 euros, puedan presentarse en sus oficinas para solicitar ayuda con la presentación, brinda un servicio reforzado de asistencia telefónica, en el que son los funcionarios de la Agencia los encargados de llamar al ciudadano.

¿Qué puedes hacer con la app de la Renta 2017 que ya puedes descargar?

Mientras que la campaña oficial comienza hoy, esta se prolongará hasta el día 2 de julio, excepto para las declaraciones con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta, que tendrán que hacerlo teniendo como tope el 27 de junio.

Eso sí, recuerda que Hacienda recomienda no esperar al último momento para hacerla, que si eres autónomo ya hace dos años que no puedes emplear el programa PADRE y que este año ya no habrá envío postal del borrador: el año pasado de los 625.710 borradores que se remitieron, únicamente se presentaron 727 declaraciones, por lo que la Agencia Tributaria ha decidido limitar esta opción y únicamente mandará los datos fiscales y referencias. También puedes descargar la app de Hacienda, disponible en las tiendas de Google Play y Apple Store para los móviles Android y iPhone.

Calendario para la Declaración de la Renta 2018

A la hora de presentar la Declaración de la Renta 2017, debes tener en cuenta las siguientes fechas clave:

  • Desde el 15 de marzo se pudo descargar la aplicación de Hacienda con el fin de obtener tus datos fiscales. Desde el 3 de abril si quieres que sea la Agencia Tributaria quien te llame para la presentación de su declaración de la Renta, deberás concertar cita previamente a través del plan `Le llamamos´, a través de Internet o en los siguientes números de teléfono: 901 12 12 24 / 91 535 73 26 / 901 22 33 44 / 91 553 00 71.
  • A partir del 4 de abril de 2018: A partir de hoy puedes confirmar y solicitar el borrador de renta y de las declaraciones de Renta 2017 y Patrimonio 2017.
  • Desde el 2 de mayo de 2018 hasta el 27 de junio: Presentación en entidades colaboradoras, Comunidades Autónomas y oficinas de la AEAT de la declaración anual de Renta 2017. Con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta, hasta el 27 de junio.
  • Hasta el 2 de julio: Fin del plazo para la presentación del borrador y declaración de la renta 2017/2018 para el resto de casos.

Recuerda que aunque no estés obligado a presentarla, puedes probar a solicitar el borrador y comprobar si te sale a devolver, ya sean rentas del trabajo o del capital.

¿Qué programa debo usar para hacer la Declaración de la Renta 2017/2018?

Desde el pasado año todos los contribuyentes, sean autónomo o no, están obligados a emplear, sea cual sea la naturaleza de sus rentas, el sistema Renta Web, cuyo funcionamiento sencillo e intuitivo te explicábamos en este artículo. Desde 2017 ya hay posibilidad de usar el programa PADRE, concebido para los trabajadores autónomos, contribuyentes obligados a declarar sus actividades económicas.

La presentación electrónica de la Declaración de la Renta a través de Internet puede hacerse con DNI electrónico, certificado electrónico, [email protected] PIN o número de referencia. Para todos los modelo puede emplearse el DNI electrónico y/o el certificado electrónico, de personas físicas, representantes de personas jurídicas y cualquier otra entidad. Sin embargo, [email protected] PIN y el número de referencia solamente pueden ser usados por personas físicas.

Cómo hacer la próxima Declaración de la Renta si eres autónomo

Al programa Renta Web puede accederse directamente al servidor de la AEAT y añadir cualquier dato o renta, de forma que puede tramitar fácilmente su borrador/declaración para todo tipo de rentas. Permite la descarga de rentas procedentes de cualquier naturaleza, en 2017 también de aquellas que provengan de actividades económicas.

Por otra parte, Renta Web permite, mediante el resumen de declaración, comparar cual es la opción más ventajosa de declaración en el caso de las unidades familiares.

Claves para presentar la Declaración 2018 con el Programa Renta WEB

  • Debes identificarte en la página web de la AEAT y seleccionar, entre los servicios disponibles el apartado “Borrador/declaración (Renta WEB)”.
  • Aporta los datos que faltan, bien contestando las preguntas formuladas o bien añadiendo los datos adicionales necesarios. De esta manera, podrás obtener el resumen de resultados. Si estás de acuerdo con el resultado obtenido, podrá presentar su declaración de Renta marcando la opción “Presentar declaración”.
  • Si no quieres presentar todavía tu Declaración de la Renta 2018, puedes guardar las modificaciones que realice y acceder posteriormente, desde cualquier equipo, a una “Nueva declaración” sin las modificaciones realizadas o a “Continuar” con la declaración en la que realizó las modificaciones.
  • Recuerda revisar de forma detallada y exhaustiva todos tus datos, tanto personales (fecha de nacimiento, NIF, domicilio, etc.) como económicos. Es importante revisar todos los avisos presentados en Renta WEB a través de la pestaña de avisos y errores.
  • Desde Hacienda te recomiendan revisar la información de los inmuebles y sus referencias catastrales, las cuotas sindicales -que deben incluirlas en la casilla (0013)-, y los datos personales y familiares.
  • Si tienes derecho a la deducción por maternidad, debes verificar que aparezca incluida en la casilla (0571), así como a alguna otra de las deducciones familiares por descendiente o ascendiente discapacitado, familia numerosa o monoparental con 2 hijos y sin derecho a percibir anualidades, casillas (0582), (0595), (0609) y (0611), respectivamente.
  • Planes de pensiones: si tienes aportaciones, comprueba que figuran incluidas en la casilla (0443).
  • Deducción por inversión en vivienda habitual: Si tienes derecho a la aplicación del régimen transitorio, recuerda verificar que la información de los préstamos hipotecarios que aparece en sus datos fiscales es correcta y que está consignada correctamente en las casillas (0501) y (0502).
  • Deducción por alquiler de la vivienda habitual: Recuerda que si tu contrato de alquiler es anterior al 1 de enero de 2015 y cumple las condiciones para aplicarse la deducción, debes consignarla en las casillas (0516) y (0517).
  • Deducciones autonómicas: Si tienes derecho a alguna y se diese el caso de que no figurase en el borrador, puedes consignarla en las casillas correspondientes a tu Comunidad Autónoma.

Novedades en la Declaración de la Renta 2017/2018

  • Simulador online: La Agencia Tributaria ha desarrollado el simulador “Renta WEB Open” que le permitirá desde el 15 de marzo realizar pruebas de posibles declaraciones de Renta. Los cálculos y pruebas realizados con este programa no te permitirán presentar las declaraciones de Renta efectuadas, ya que para ello es preciso utilizar Renta WEB.
  • Aplicación móvil: Como ya hemos mencionado, puedes utilizar la aplicación móvil puesta a tu disposición por la Agencia Tributaria para usuarios tanto de Apple como de Android. Esta te permitirá consultar tus datos fiscales y presentarla de forma sencilla -para aquellos contribuyentes que tengan una declaración más simplificada-. Se calcula que podrán utilizarla 4.850.000 personas. Si quieres usarla, deberás registrarte de forma previa en el sistema [email protected] PIN.
  • Servicio “Le llamamos”: Está disponible de 9.00 horas hasta las 20.30 horas. Lo pueden usar contribuyentes con rendimientos del trabajo inferiores a 65.000 euros, rendimientos del capital mobiliario inferiores a 15.000 euros, rendimientos del capital inmobiliario por un inmueble o contrato, ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de transmisiones de fondos de inversión, ganancias y pérdidas patrimoniales no derivadas de transmisiones, salvo que correspondan a actividades económicas y rentas procedentes del régimen a atribución de rentas que correspondan a rendimientos de capital mobiliario e inmobiliario, con los mismos límites anteriores.
  • Se acabaron los SMS y el servicio postal: En esta campaña de la Renta 2017 no habrá SMS con el número de referencia para los contribuyentes. Además, se ha cancelado el envío postal del borrador debido a su escasa penetración. Si no tienes DNI electrónico o [email protected] PIN, debes recurrir al ‘Servicio RENØ’. Para obtener el número de referencia, precisarás el importe de la casilla 450 de la declaración del año pasado –que en la pasada campaña era el 440-, tu NIF y la fecha de validez del mismo. El número de referencia aparecerá en la pantalla de tu dispositivo directamente o se quedará almacenado en la aplicación móvil de la Agencia Tributaria.

Para obtener el número de referencia con el que podemos presentar la declaración de la renta de 2018 es necesario tener a mano la casilla 475 de la renta de 2017 y la fecha de validez o de expedición de nuestro DNI/NIE.

También puedes presentar tu declaración de la renta si tienes Certificado Digital o [email protected] PIN, pero si no es tu caso, tienes que obtener el número de referencia.

Vamos a guiarte, paso a paso, para obtener el número de referencia:

1º.- Debemos ir a la página www.agenciatributaria.es y en el Portal de Hacienda tenemos que marcar sobre el Banner Renta 2018

2º.- Dentro de la Página de Renta 2018 debemos pinchar en la primera opción: Obtener su número de referencia

3º.- Al entrar en la ventana para la Obtención del número de referencia nos indican que podemos conseguir el número de referencia mediante la [email protected] Pin, el Certificado Electrónico, o, como primera opción, La Casilla 475 de la Renta 2017

Pinchamos en la primera opción.

4º.- Se abre la ventana donde nos solicitan, en primer lugar, el número de DNI/NIE

Y al poner el número de DNI/NIE, en la misma pantalla, nos solicitan la fecha de validez o la fecha de expedición del mismo.

Finalmente hay que darle a Continuar, pero por si tienes dudas de donde encontrar la fecha de validez y/o expedición del DNI/NIE, te pongo los ejemplos que ofrece la Agencia Tributaria.

5º.- Una vez marcada la fecha solicitada y marcado en Continuar, pasamos a la ventana donde tenemos que señalar si declaró usted la Renta en la campaña del año anterior.

Si marca No, le pedirán los últimos 5 dígitos de una cuenta de la que el contribuyente sea titular.

Si marca SI, le pedirán que ponga el importe de La Casilla 475 de la Renta de 2017.

Puede encontrar la casilla 475 de la renta de 2017, que es la Base liquidable general sometida a gravamen en la página del Documento de ingreso o devolución.

6º.- Al poner el importe de la casilla 475 y marcar el recuadro de Obtener Referencia, nos sale una ventana con el número de referencia, que debemos guardar para utilizarlo en la presentación de la declaración

Una vez tenemos el número de referencia, debemos volver al portal de la Renta 2018, y en Trámites destacados, marcar en la barra de Servicio de tramitación borrador / declaración (Renta WEB)

Al marcar la opción de entrar en el Servicio de tramitación borrador/declaración (Renta WEB) nos sale la ventana que nos pide la identificación. Ya sabemos que podemos acceder a la declaración con nuestro certificado electrónico o con la [email protected] PIN, pero en este caso pinchamos sobre la opción: Con número de referencia.

Y ya, como ultimo paso, volvemos a marcar en esta ventana nuestro DNI/NIE y la Referencia de Acceso, EN LETRAS MAYUSCULAS. Después marcamos Acceder

Que nos da paso a la ventana que nos ofrece los Servicios de Renta 2018. Aquí podemos acceder a varios servicios de la AEAT, pero yo recomiendo, en primer lugar, Consultar los Datos Fiscales, es decir, toda la información fiscal que posee Hacienda de nosotros este ejercicio.

Después entraría en Renta WEB para presentar la declaración de Renta 2018

El contribuyente, desde el primer día de la Campaña de Renta, podrá solicitar telemáticamente el borrador y los datos fiscales, para lo cual será necesario que disponga del número de referencia, del certificado electrónico o DNIe, o de la [email protected] PIN.

a) Para obtener el número de referencia que le permita acceder por Internet a su borrador o datos fiscales, el contribuyente podrá solicitarlo por Internet, introduciendo, a través del RENO, su NIF/NIE (en caso de tributación conjunta, será necesario indicar el NIF/NIE del cónyuge), el importe de la casilla 490 de la declaración del ejercicio 2014 –base liquidable general sometida a gravamen– y el número de móvil al que desee recibir por SMS el número de referencia. También podrán solicitar el número de referencia telefónicamente (901 12 12 24), comunicando el NIF/NIE del contribuyente, el importe de la casilla 490 y el número de móvil en el que recibirá mediante SMS el número de referencia.

De todas formas, aquéllos que estén suscritos al servicio de alertas a móviles de la AEAT recibirán mediante SMS el importe de la casilla 490 de la declaración de 2014, con el que podrán obtener el número de referencia. Una vez obtenido el número de referencia, el contribuyente podrá acceder por Internet a sus datos fiscales y al borrador, a través de la Sede electrónica, desde donde podrá confirmar el borrador o modificarlo y confirmarlo.

Este año, el número de referencia será personal, no estando vinculado a ningún expediente, por lo que se podrán solicitar varios números de referencia, siendo válido únicamente el obtenido en último lugar.

b) Si el contribuyente dispone de certificado electrónico reconocido o “sistema de firma con clave de acceso en un registro previo como usuario”, el denominado [email protected] (antiguo PIN24H), podrá acceder directamente al borrador y a los datos fiscales de la declaración vía internet, a través de la Sede electrónica de la Agencia, sin necesidad de introducir el importe de la casilla 490.

Cómo obtener los datos fiscales para la renta 2018 y solicitar el número de referencia

La campaña de la renta 2018 dará su pistoletazo de salida el próximo 2 de abril, pero desde este jueves 14 de marzo ya te puedes descargar la nueva app de la Agencia Tributaria y obtener los datos fiscales de la renta 2018.

En este sentido, la fórmula para acceder al borrador de la renta y los datos fiscales no será muy diferente de la de otros años. ¡Vamos a ver ćomo hacerlo!

Cómo pedir los datos fiscales para la renta 2018

Desde el 14 de marzo ya puedes solicitar a Hacienda tu información fiscal para el IRPF 2018. Para hacerlo puedes dirigirte a la página de Renta Web o utilizar la App de Hacienda, disponible en la Play Store. Si ya tienes la aplicación instalada del año pasado no hace falta que lo hagas.

Puedes acceder a la app de Hacienda para la renta 2018 identificado o sin identificar. Con la segunda opción podrás consultar los manuales de la renta, pero no podrás hacer ninguna gestión. Para eso necesitas identificarte, algo que puedes hacer al mismo tiempo que tramitas el solicitar el número de referencia para conseguir tus datos fiscales.

Tanto si entras con identificación como si prefieres no hacerlo así, esto es lo primero que verás:

A partir de ahí, para conseguir tus datos fiscales debes dirigirte al apartado Renta 2018 y seleccionar la pestaña correspondiente.

Si no estás identificado, será el momento de hacerlo. Hacienda te va a dar tres opciones para identificarte: con referencia, con tu clave PIN o con certificado digital.

La forma más sencilla de identificarte para pedir tus datos fiscales es con el número de referencia. En este sentido, Hacienda te permitirá usar el número de referencia del año anterior (si es que lo conservas). Si no es así, tendrás que pedir uno nuevo, para lo que necesitarás tu DNI, su fecha de caducidad y la casilla 475 de la renta 2017.

Tras introducir los datos, Hacienda te dará un número de referencia y, si lo has hecho a través de su App, te mantendrá logado para que puedas acceder a tus datos fiscales.

Qué datos fiscales tiene Hacienda

Los datos a los que podrás acceder son sólo la información que Hacienda tiene sobre tus ingresos, inversiones y movimientos de capital en 2018, ademá de las viviendas que están a tu nombre y tu información personal. La Agencia Tributaria utiliza estos datos para confeccionar el borrador de IRPF 2018.

Los datos de Hacienda son los siguientes:

Datos personales de la AEAT para la renta 2018

– Nombre y apellidos.

– Domicilio fiscal / Lugar de residencia.

Los datos patrimoniales de la AEAT para la renta 2018:

– Vivienda o viviendas en propiedad.

– Garajes y resto de inmuebles en propiedad.

Datos financieros de la AEAT para la renta 2018

– Salario y retenciones de IRPF en el caso de los trabajadores.

– Ingresos de la Seguridad Social, el paro o las mútuas en caso de baja laboral.

– Ingresos y retenciones de IRPF en el caso de los autónomos (lo que Hacienda no tiene son los gastos deducibles).

– Información de las cuentas bancarias y depósitos.

– Información sobre las hipotecas que hayas firmado.

– Información del dinero que has ingresado a la Seguridad Social (tú o tu empresa).

– Información del los ingresos que hayas tenido a través de seguros.

– Información sobre los ingresos que has tenido por tus inversiones.

¿Son fiables los datos de Hacienda?

Esta es la pregunta del millón y la respuesta clara es: sólo hasta cierto punto. Hacienda tiene mucha información, pero puede no tenerla toda e incluso puede que ésta sea incorrecta.

Por eso mismo hay 10 cosas que siempre deberías revisar en tu borrador de la renta.

También te puede interesar:

Fechas clave de la renta 2019

Novedades de la renta 2018

Quienes están obligados a hacer la renta 2018

Casillas clave que debes revisar en la renta si inviertes

Cuánto cuesta que te hagan la renta

Cómo presentar borrador o declaración mediante Renta WEB con certificado

Para presentar el borrador/declaración con certificado o DNI electrónico mediante Renta WEB acceda al portal «Renta 2018. Avanzando contigo» y haga clic en el banner «Servicio de tramitación borrador / declaración (Renta WEB)».

Una vez en su expediente, acceda a la opción «Borrador/Declaración (Renta WEB)» del apartado «Servicios Disponibles».

Si ya ha accedido a Renta WEB en algún otro momento, en una ventana emergente se informará de la existencia de una declaración anterior, que puede recuperar desde la opción «Continuar sesión» o comenzar una nueva, incorporando nuevamente los datos fiscales desde la opción «Nueva Declaración». También podrá escoger el idioma en el que desea realizar la declaración.

Datos identificativos

Si pulsa «Continuar sesión» accederá al resumen de resultados; pero, si pulsa «Nueva Declaración» se cargará la ventana con los «Datos identificativos» del declarante y resto de declarantes, si forma parte de una unidad familiar. Si desea que el programa solamente calcule la declaración individual del declarante, marque la casilla «Si desea que el programa solamente calcule la declaración individual del declarante, marque aquí» situada en la parte superior encima de los datos del declarante.

Declaraciones con cónyuge

Si no ha marcado la casilla para calcular la declaración individual y forma parte de una unidad familiar será necesario que tramite la autorización, de los datos del cónyuge y de los hijos que hayan obtenido rentas, mediante referencia o [email protected] PIN. De esta forma podrá comprobar cuál es la opción tributaria más favorable y realizar los cálculos correspondientes a cada modalidad (conjunta o individual).

En este caso, pulse el botón «Referencia/[email protected] PIN» y en una ventana emergente podrá incluir la referencia o bien la identificación con [email protected] PIN indicando el código de la clave de acceso y el PIN del código de acceso. Si los datos son correctos, pulse «Confirmar» para continuar con la tramitación.

Si tiene dudas sobre cómo obtener el número de referencia de Renta 2018 o cómo obtener un código PIN mediante el sistema [email protected], consulte las ayudas disponibles en «Enlaces de interés».

Desde esta misma ventana puede modificar o añadir información en los datos reflejados. Tenga en cuenta que la situación familiar (estado civil, entre otros) no podrá ser modificada posteriormente. Pulsando el icono con el símbolo de un lápiz puede modificar o introducir nuevos miembros en la unidad familiar. Para borrarlos, pulse el icono del aspa.

Verifique los datos identificativos y pulse «Aceptar» en la parte inferior.

Al aceptar la ventana de datos identificativos, se muestra un aviso dando la oportunidad de darse de alta en avisos e información general de la AEAT sin transcendencia tributaria. Si pulsa «Si» accederá a la ventana de alta para recibir avisos en su número de teléfono móvil y/o dirección de correo electrónico. Si pulsa «No» accederá directamente a la ventana «Resumen de declaraciones».

Traslado de datos con información adicional

Dependiendo de los datos fiscales en ocasiones es necesario trasladar datos adicionales a la declaración antes de acceder a la ventana «Resumen de declaraciones». Seleccione la casilla «Si» de la columna «Incorporar» para trasladarlos a la declaración. Tras completar los datos respondiendo a las preguntas que aparezcan y aportando los datos adicionales necesarios, podrá llegar al cuadro de resultados y desde ahí seguir haciendo modificaciones o presentar la declaración.

Si en los datos fiscales existiesen operaciones con valores y la cartera es consistente, se activará un aviso explicativo de la aplicación «Cartera de Valores».

Si no necesita incorporar información adicional para generar la declaración, accederá directamente al resumen de resultados desde donde podrá tanto comprobar cuál es el resultado de la declaración para cada modalidad y completar la declaración, si fuera necesario.

En la parte superior dispone de un menú desde el que puede acceder a la aplicación de cartera de valores donde podrá consultar o editar el contenido, visualizar los datos fiscales imputados para cada declarante y descargar un PDF con la vista previa de la declaración de cada declarante o conjunta, que no es apta para la presentación pero le puede servir como consulta. Tenga en cuenta que para poder visualizar los documentos en formato PDF es necesario tener instalado en su equipo un visor de ficheros PDF, por ejemplo, Adobe Acrobat Reader (recomendamos al menos la versión 9.0). Le recordamos que la descarga de este visor de documentos PDF puede realizarse desde la página www.adobe.es de forma gratuita.

Si está conforme con el resultado de la declaración, podrá presentarla directamente desde la ventana «Resumen de declaraciones».

Pulsando el botón «Continuar con la declaración» de la parte superior, podrá acceder a las distintas páginas de la declaración para comprobar todos los datos y seguir completando la declaración.

Presentación de la declaración

Antes de presentar la declaración compruebe si tiene errores en la cumplimentación pulsando el botón «Validar».

Los avisos no le impiden presentar la declaración y son sólo para que verifique la cumplimentación. No obstante, si el mensaje es un error deberá corregirlo para que la declaración se considere válida en el momento de presentarla. Para revisar los avisos o errores pulse el botón «Ir al Aviso» o «Ir al Error».

Una vez comprobado que no contiene errores, pulse «Presentar declaración». Tenga en cuenta en qué modalidad se encuentra en el momento de presentar la declaración.

En primer lugar, seleccione el tipo de declaración que desea presentar. Si la declaración es con resultado a devolver, compruebe el código IBAN de la cuenta en la que desea que le realicen la devolución. Por defecto, aparecerá la cuenta IBAN que indicó en el ejercicio anterior; no obstante, puede modificarla en esta pantalla. También podrá seleccionar, para la devolución, una cuenta IBAN abierta en el extranjero (UE/SEPA).

Si la declaración tiene como resultado un ingreso, se mostrará por defecto el pago en dos plazos y la domicilición de ambos. No obstante, puede modificar estas opciones.

En el momento de presentación de las declaraciones a ingresar, se puede optar por el fraccionamiento de su importe: 60% en el momento de presentar la declaración y el 40% restante, en este caso hasta el 5 de noviembre de 2019, inclusive. En ningún caso pueden fraccionarse declaraciones complementarias.

Asimismo puede optarse por utilizar como medio de pago la domiciliación bancaria: domiciliación de ambos plazos, domiciliar el pago del primer plazo y no domiciliar el correspondiente al segundo plazo o bien domiciliar únicamente el pago correspondiente al segundo plazo.

En relación con las opciones de pago de la declaración previamente presentada, se permiten determinadas modificaciones:

  • Anular las dos domiciliaciones e ingresar en un único plazo.

  • Anular la domiciliación del segundo pago de la declaración.

  • Hasta el 26 de junio de 2019 existe la posibilidad de fraccionar el pago (60% / 40%), siempre que la deuda declarada esté domiciliada. .

  • Hasta el 22 de septiembre de 2019 se podrá domiciliar el segundo plazo del fraccionamiento (40%); esta opción será posible siempre que el primer pago esté domiciliado.

Estas dos últimas modificaciones pueden efectuarse a través de la opción «Consulte y/o modifique su cuenta de domiciliación» que se encuentra dentro de Renta 2018 en el apartado MÁS TRÁMITES.

Si ha accedido con certificado y marca «No fraccionado» podrá seleccionar distintas formas de pago:

  • Domiciliación del importe a ingresar. Será necesario indicar él Codigo IBAN de la cuenta bancaria. El plazo de la domiciliación estará disponible hasta el día 26 de junio. Únicamente tendrá que indicar el código IBAN de la cuenta bancaria en la que se desea que se efectúe el pago que coincidirá con el último día de presentación, en este caso el día 1 de julio;

  • A ingresar:

    • «Adeudo en cuenta con NRC». En este caso deberá realizar el ingreso total desde su Entidad Bancaria generando el NRC justificante del pago. Puede utilizar el botón «Realizar pago (Obtener NRC)» para conectar con la pasarela de pago y obtenerlo en ese momento, adicionalmente puede seleccionar el pago con cargo en cuenta o con tarjeta de crédito, o consignarlo directamente en el campo existente para el NRC si ya lo ha generado.

    • «Documento para ingresar en Banco/Caja». Le permite obtener el documento de ingreso para pagarlo en el Banco o Caja. Mediante esta opción la declaración quedará presentada telemáticamente pero pendiente de pago.

  • Otras modalidades de pago. Como por ejemplo, el reconocimiento de deuda con imposibilidad de pago o solicitud de aplazamiento entre otros.

Después de seleccionar la forma de pago, pulse «Aceptar» para presentar la declaración.

Recuerde que en declaraciones conjuntas será necesario indicar la referencia o el código PIN obtenido para el cónyuge, para presentar la declaración independientemente del tipo de acceso del declarante. El número de referencia es individual para cada declarante.

Si existen avisos, se le informará de ello antes de continuar con la firma y envío de la declaración. Pulse «Continuar» si desea proseguir.

En la nueva ventana marque la casilla «Conforme» y pulse «Firmar y Enviar» para concluir la presentación de la declaración. En el botón «Ver detalle información a firmar» se mostrarán los datos codificados.

Cuando su declaración haya sido presentada podrá ver el mensaje «Su presentación ha sido realizada con éxito» y el código seguro de verificación asignado. Además se mostrará un PDF que contiene una primera hoja con la información de la presentación (número de entrada de registro, Código Seguro de Verificación, número de justificante, día y hora de presentación y datos del presentador) y, en las páginas posteriores, el borrador presentado.

Puede imprimir o guardar esta página como justificante con la información de la presentación realizada por internet. Para imprimir la página haga clic con el botón derecho del ratón y elija «Imprimir» en el menú o haga clic en el icono de la impresora en el borde superior.

En los casos en los que exista reconocimiento de deuda, en la hoja respuesta de presentación realizada con éxito, se mostrará un enlace para realizar la presentación del aplazamiento o de la solicitud de compensación. Pulse «Tramitar deuda». A continuación aparecerá el detalle de la liquidación con los datos del deudor y de la clave de liquidación. Deberá escoger entre una de las opciones disponibles: aplazar, compensar o pagar.

Si accede de nuevo a «Renta WEB. Servicio tramitación borrador/declaración (Renta WEB)», comprobará que en el apartado «Historia del Expediente» aparece la «Grabación de su declaración» con la fecha en la que se ha realizado. Verifique también que en la parte superior, aparece el mensaje «Su declaración se está tramitando».

Enlaces de interés:

Renta WEB borrador declaración presentar confirmar certificado DNI electrónico

¿Quién tiene obligación de declarar?

Están obligados a declarar todos los contribuyentes personas físicas residentes en España, excepto los que hayan percibido, exclusivamente, rentas procedentes de:

  1. Rendimientos del trabajo personal, iguales o inferiores a 22.000 euros anuales:
    • Siempre que procedan de un solo pagador.
    • Cuando existan varios pagadores, siempre que la suma del segundo y posteriores por orden de cuantía no superen en su conjunto la cantidad de 1.500 euros.
    • Cuando los únicos rendimientos de trabajo consistan en prestaciones pasivas (pensiones de la Seguridad Social y de clases pasivas, prestaciones de planes de pensiones, seguros colectivos, mutualidades de previsión social, planes de previsión social empresarial, Planes de previsión asegurados y prestaciones de seguros de dependencia), siempre que la determinación del tipo de retención aplicable se hubiera realizado de acuerdo con el procedimiento especial reglamentariamente establecido (a solicitud del contribuyente mediante presentación del modelo 146).

    El límite se fija en 12.643 euros anuales, salvo para los contribuyentes fallecidos con anterioridad al 5 de julio de 2018, que se mantiene en el límite de 12.000 euros, en los siguientes supuestos:

    • Cuando los rendimientos del trabajo procedan de más de un pagador y la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes por orden de cuantía superen la cantidad de 1.500 euros anuales.
    • Cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas.
    • Cuando el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a retener.
    • Cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.

      Tienen esta consideración en 2018 el tipo de retención del 35 por 100 o del 19 por 100 (cuando los rendimientos procedan de entidades con un importe neto de la cifra de negocios inferior a 100.000 euros) aplicable a las retribuciones percibidas por la condición de administradores y miembros de los Consejos de Administración, de las Juntas que hagan sus veces y demás miembros de otros órganos representativos, así como el tipo de retención del 15 por 100 aplicable a los rendimientos derivados de impartir cursos, conferencias y similares, o derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas, siempre que se ceda el derecho a su explotación.

  2. Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta, con el límite conjunto de 1.600 euros anuales.

    Se excluye del límite conjunto de 1.600 euros anuales a las ganancias patrimoniales procedentes de transmisiones o reembolsos de acciones o partici­paciones de instituciones de inversión colectiva en las que la base de retención no proceda determinarla por la cuantía a integrar en la base imponible. Cuando la base de retención no se haya determinado en función de la cuantía a integrar en la base imponible la ganancia patrimonial obtenida procedente de transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva no podrá computarse como ganancia patrimonial sometida a retención o ingreso a cuenta a efectos de los límites excluyentes de la obligación de declarar.

  3. Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, y demás ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas, con límite conjunto de 1.000 euros anuales.

    No tendrán que presentar declaración en ningún caso quienes obtengan rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas, o ganancias patrimoniales que conjuntamente no superen los 1.000 euros ni quienes hayan tenido, exclusivamente, pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros.

    No obstante, aunque no resulten obligados a declarar, todos los contribuyentes que ejerciten el derecho a aplicarse determinadas reducciones o deducciones o a recibir una devolución tienen que confirmar el borrador o presentar la declaración.

    No se tomarán en consideración las rentas exentas del Impuesto

    Los límites anteriores son aplicables tanto en tributación individual como conjunta.

    Están obligados a declarar en todo caso los contribuyentes que perciban cualquier otro tipo de rentas distintas de las anteriores o superen los importes máximos indicados.

Preguntas frecuentes generales sobre el IRPF

No todos los españoles tienen la obligación de presentar la declaración. Algunos están exentos de hacerlo, sin ninguna consecuencia por ello. En cualquier caso, se recomienda que las personas que no estén obligadas a presentarla pidan el borrador por si Hacienda les tuviese que devolver dinero.

Lo que debes saber sobre la declaración

“Si quiere, puede hacerla, pero la Agencia Tributaria no se lo va a requerir ni le va a penalizar por ello”. ¿De quiénes hablamos? Según establece Hacienda, todos los contribuyentes están obligados a declarar sus ingresos, salvo los que hayan recibido exclusivamente Rendimientos del trabajo de un único pagador por una cantidad igual o inferior a 22.000 euros.

Como Rendimientos del trabajo se engloban tanto las cantidades recibidas en concepto de salario, como por ejemplo el cobro de pensiones de la Seguridad Social o el rescate de un plan de pensiones.

Si hay varios pagadores, esa cifra mínima se reduce a 12.643 euros (y 14.000 euros en 2019), siempre que la suma del segundo y restantes pagadores sea mayor de 1.500 euros anuales. Si esa suma fuese menor de 1.500 euros, tampoco haría falta presentarla.

Los que estén dentro de esos umbrales de ingresos no tienen que pasar por el trámite de Hacienda, si no lo desean. No obstante, siempre conviene hacer un cálculo previo y en función del resultado (a devolver o a pagar), se presenta o no. Evidentemente, lo normal es hacerlo siempre que salga a devolver.

Para los inversores también hay excepciones

En la declaración de la renta hay que incluir todos los ingresos del año, y no solo procedentes del trabajo. Esto incluye también los que procedan de la rama de las inversiones: Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales.

Para las personas que no haya recibido otros ingresos más allá de los provenientes de compraventa de acciones o fondos, dividendos, intereses de depósitos, etc…tampoco tendrán que hacer la Declaración si el importe total fuese inferior a los 1.600 euros.

Además, existe otro límite conjunto para las ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas, junto con las rentas inmobiliarias imputadas, las subvenciones por adquirir viviendas de protección oficial y los rendimientos de letras del tesoro. De este modo, no tienen que declarar los que, sin superar los límites de las rentas del trabajo, recibieron este tipo de ganancias por un importe inferior a 1.000 euros.

¿Qué pasa si no hago la declaración?

Las personas que se incluyen en los supuestos anteriores no tendrán ningún tipo de sanción o problema si no presentan su borrador, porque la ley fiscal así lo contempla. Pero, ¿qué sucede a quienes deben presentarla y no lo hacen?

Quien no hace la declaración de la renta dentro del plazo establecido, se enfrenta a una multa de la Agencia Tributaria, que oscila entre el 5% y el 20% del resultado de la declaración:

Será del 5% siempre que se presente el borrador en los tres meses siguientes al final del plazo marcado.

  • Será del 5% siempre que se presente el borrador en los tres meses siguientes al final del plazo marcado.
  • Del 10% si se llega a los seis meses de retraso.
  • Si se tarda hasta un año, la sanción subirá al 15%.
  • Si se pasa del año, la multa será del 20%. A esa cifra hay que sumarle los intereses de demora, que se cuentan en función del tiempo transcurrido desde el primer año hasta que se saldan las cuentas con Hacienda.

Pero si es Hacienda quien reclama la declaración la sanción puede ser mucho mayor, porque tendrá un recargo adicional de entre el 50% y el 150% del resultado:

  • Será infracción leve si la base de la sanción (el resultado) es 3.000 euros o inferior, con una multa proporcional del 50%.
  • Será grave cuando sea superior a los 3.000 euros, con multas del 100%.
  • Y muy grave si hay actos fraudulentos de por medio, con multas de hasta el 150%.

Foru Aldundia – Diputación Foral


www.bizkaia.eus/guregida

Preguntas frecuentes Nº Identificación: 900004330

¿Quién tiene obligación de presentar declaración de Renta?

Están obligados a presentar declaración los contribuyentes que obtengan rendimientos, rentas imputadas y ganancias patrimoniales sujetos al impuesto.

No obstante, no estarán obligados a declarar los contribuyentes que obtengan rentas procedentes exclusivamente de las siguientes fuentes:

  • Rendimientos brutos del trabajo, excluidos los exentos:
    • Con el límite de 12.000 euros anuales.
    • Entre 12.000,01 y 20.000 euros anuales, salvo que se encuentren incluidos en alguno de estos supuestos:
      • Más de un pagador de rendimientos del trabajo.
      • Más de un contrato de trabajo en el ejercicio o prorrogado el que estuviese vigente.
      • Perciban pensiones compensatorias o anualidades por alimentos sujetas y no exentas al impuesto.
      • Contribuyentes que incumplan alguna de las condiciones, plazos o circunstancias establecidas para el derecho a disfrutar de alguna exención, bonificación, reducción, deducción o cualesquiera beneficio fiscal que conlleve o implique la necesidad de comunicar a la Administración Tributaria dicha circunstancia o de efectuar regularización o ingreso.
      • Otros supuestos fijados en el Reglamento de IRPF artículo 75.
  • Rendimientos brutos del capital y ganancias patrimoniales, incluidos en ambos casos los exentos, que no superen conjuntamente los 1.600 euros anuales. Desde 01.01.2016 no será de aplicación respecto de las ganancias patrimoniales procedentes de transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva en las que la base de retenciónno proceda determinarla por la cuantía a integrar en la base imponible.

Nota

Esta Pregunta-Respuesta carece de efectos vinculantes para la Hacienda Foral de Bizkaia, teniendo el carácter de mera información.

Volver

Tributación individual y tributación conjunta

Con carácter general, la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas se presenta de forma individual. No obstante, las personas integradas en una unidad familiar, pueden optar, si así lo desean, por declarar de forma conjunta, siempre que todos sus miembros sean contribuyentes por este impuesto.

Una vez ejercitada la opción por tributar de forma individual o conjunta, no es posible modificar después dicha opción presentando nuevas declaraciones, salvo que éstas se presenten también dentro del plazo de declaración; finalizado dicho plazo, no podrá cambiarse la opción de tributación para ese período impositivo.

La opción por declarar conjuntamente:

Se manifiesta al presentar la declaración del Impuesto sobre la Renta correspondiente al ejercicio respecto del cual se opta. Una vez ejercitada la opción, sólo podrá modificarse dentro del plazo reglamentario de presentación de declaraciones.

No vincula a la unidad familiar para ejercicios sucesivos.

Así, la declaración conjunta en un ejercicio, por ejemplo 2013, no obliga a tener que declarar también conjuntamente en 2014; del mismo modo, la declaración conjunta en 2014 no vinculará para el ejercicio 2015.

Abarca obligatoriamente a todos los miembros de la unidad familiar.

Si uno cualquiera de los miembros de la unidad familiar presenta declaración individual, los restantes miembros deberán utilizar este mismo régimen de tributación.

Características generales de la tributación conjunta.

El régimen de tributación conjunta presenta las siguientes características generales:

Para determinar la existencia o no de la obligación de declarar, el importe de las rentas, la base imponible y liquidable y la deuda tributaria, se aplicarán, con carácter general, las reglas de tributación individual, sin que proceda (excepto en las reglas especiales comentadas a continuación) la elevación o multiplicación de los importes o límites en función del número de miembros de la unidad familiar.

Las rentas de cualquier tipo obtenidas por todos y cada uno de los miembros de la unidad familiar se someterán a gravamen acumuladamente.

Todos los miembros de la unidad familiar quedarán sometidos al impuesto conjunta y solidariamente, de forma que la deuda tributaria, resultante de la declaración o descubierta por la Administración, podrá ser exigida en su totalidad a cualquiera de ellos.

Se aplica las mismas escalas de gravamen (general y autonómica o complementaria) que para la tributación individual.

Salvo en los casos expresamente previstos en la normativa del impuesto, la declaración conjunta no supone la ampliación de ninguno de los límites que afectan a determinadas partidas deducibles.

Las partidas negativas de períodos anteriores no compensadas por los contribuyentes componentes de la unidad familiar pueden compensarse con arreglo a las normas generales del impuesto, con independencia de que provengan de una declaración anterior individual o conjunta. Las partidas negativas determinadas en tributación conjunta serán compensables, en caso de tributación individual posterior, exclusivamente por aquellos contribuyentes a quienes correspondan, de acuerdo con las reglas sobre individualización de rentas contenidas en la Ley del impuesto.

Reglas especiales.

Los límites máximos de reducción previstos por aportaciones a los distintos sistemas de previsión social, serán aplicados individualmente por cada mutualista o partícipe integrado en la unidad familiar.

La cuantía del mínimo por contribuyente será de 5.550 euros anuales, con independencia del número de miembros integrados en la unidad familiar. No obstante, para la cuantificación por edad y discapacidad se tendrán en cuenta las circunstancias personales de cada uno de los cónyuges.(Éstas cuantías no se aplicarán por hijos, con independencia de la aplicación de mínimos por descendientes y por discapacidad).

Se establece una reducción en la base imponible de 3.400 euros anuales por tributación conjunta en la modalidad de unidad familiar compuesta por matrimonios no separados legalmente.

En el caso de unidades familiares compuestas por el padre o madre no casado, viudo o separado legalmente con los hijos menores, o mayores incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada, que convivan con él o con ella, se establece una reducción de 2.150 euros anuales (no será aplicable si el contribuyente convive con el padre o la madre de alguno de los hijos de la unidad familiar).

Por norma general, las Declaraciones de la Renta se hacen individualmente, pero la Agencia Tributaria permite la opción de realizarla de forma conjunta o por separado. La forma de presentación debe manifestarse en el momento de presentar la declaración y una vez se haya elegido la forma de presentación, no se puede modificar, salvo que se presente una nueva declaración dentro del plazo que establece Hacienda.

Los contribuyentes que deseen hacer la declaración conjunta deberán formar parte de una unidad familiar.

Unidad familiar

A efectos del IRPF, existen dos tipos de unidades familiares:

El matrimonio, la integrada por los cónyuges no separados legalmente y, si los hubiere:

  • Hijos menores de 18 años, con excepción de los que, con el consentimiento de los padres, vivan independientemente de estos.
  • Hijos mayores de edad incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.

En defecto de matrimonio o en los casos de separación legal: la formada por el padre o la madre y la totalidad de los hijos que convivan con uno u otra.

Cualquier otra agrupación familiar distinta de las anteriores no constituye unidad familiar a efectos del IRPF.

¿Qué es la declaración conjunta?

Antes de elegir la declaración conjunta hay que tener en cuenta que ello, obliga a todos los miembros de la unidad familiar. Esto es, si uno de los miembros de la unidad familiar presenta declaración individual, los restantes miembros deberán utilizar este mismo régimen de tributación. Tener en cuenta también que, elegir este régimen no vincula a la unidad familiar para ejercicios sucesivos. Es decir, si se elige la declaración conjunta en el ejercicio 2018 no obliga a tener que declarar también conjuntamente en 2019.

La renta conjunta presenta las siguientes características generales:

Mínimo personal: en este tipo de declaración, sea cual sea a la modalidad de unidad familiar, el mínimo personal aplicable en la declaración conjunta será de 5.550€ anuales, con independencia del número de miembros integrados en la misma.

Reducciones por la tributación conjunta:

  • Además, en Declaraciones de la Renta conjuntas de unidades familiares integradas por ambos cónyuges (biparental), no separados legalmente, y si los hubiera, los hijos menores que convivan, así como los mayores de edad incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada, la base imponible se reducirá en 3.400€ anuales.

  • En declaraciones conjuntas de unidades familiares formadas por el padre o la madre (monoparental) y todos los hijos que convivan con uno u otro, en los casos de separación legal o cuando no exista vínculo matrimonial, se aplicará una reducción de la base imponible de 2.150€ anuales, con carácter previo a las reducciones por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social.

¿Qué es la declaración individual?

En este tipo de declaración se incluyen las personas que hayan generado rentas como ocurre con pensionistas o trabajadores, es decir los que cobran rendimientos en especie o en dinero.

En este tipo de declaración también hay que tener en cuenta estos rendimientos del capital:

  • Los llamados rendimientos de capital inmobiliario, que son los bienes inmuebles, como locales, viviendas, etc.
  • Los llamados rendimientos de capital mobiliario, como los intereses de cuentas bancarias, bonos, obligaciones, títulos de renta fija, dividendos de acciones, las plusvalías, etc.
  • Los llamados rendimientos de actividades económicas, como las actividades de fabricación, comercio, prestaciones de servicios, actividad agrícola, etc.
  • Las llamadas ganancias y pérdidas patrimoniales, donde se producirían una alteración en el valor del patrimonio del contribuyente. Por ejemplo, la transmisión de elementos como un reembolso de un fondo de inversión, una donación, ayudas o subvenciones públicas, etc.

¿Es mejor hacer la declaración individual o conjunta?

La respuesta dependerá de cada contribuyente, ya que de forma general no se puede saber. En la campaña de la renta 2018 hay novedades sobre este tema y vamos a poder elegir la declaración según nuestra conveniencia. Así, para escoger la más beneficiosa podemos solicitar el borrador de la renta del 2018 a través de Internet, donde nos aparecerá el resultado de la declaración individual pero también el de la conjunta. Así, el contribuyente puede ver fácilmente cuál le sale mejor y decidir.

En el caso de pertenecer a una unidad familiar, si esta fue constituida antes del 2018, la Agencia Tributaria nos calculará dos borradores: uno donde aparecemos de forma individual y otro de forma conjunta con los miembros de la unidad familiar. También aparecerá una cantidad diferente dependiendo de la opción que elijamos, así podemos elegir la más rentable.

Datos a tener en cuenta

Están obligados a declarar todos las personas físicas residentes en España, excepto los que hayan percibido:

Rendimientos del trabajo personal, iguales o inferiores a 22.000€ anuales:

  • Siempre que procedan de un solo pagador.
  • Cuando existan varios pagadores, siempre que no superen en su conjunto la cantidad de 1.500€.
  • Cuando los únicos rendimientos de trabajo consistan en prestaciones pasivas como por ejemplo pensiones, seguros colectivos, prestaciones de seguros de dependencia, etc.

Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta, con el límite conjunto de 1.600€ anuales.

Rentas inmobiliarias imputadas, por ejemplo subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial o ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas, con límite conjunto de 1.000€ anuales. No tendrán que presentar declaración en ningún caso quienes obtengan rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas, o ganancias patrimoniales que conjuntamente no superen los 1.000€ ni quienes hayan tenido, exclusivamente, pérdidas patrimoniales inferiores a 500€.

Tampoco hay que olvidar que para cualquier tipo de duda, podemos contactar con la Agencia Tributaria a través de varios dispositivos. Nosotros te facilitamos las distintas formas de contactar con la Agencia Tributaria.

Declaración de la Renta: ¿individual o conjunta?

ANTONIO GALLARDO / IAHORRO Se trata de uno de los aspectos que más consultas levanta en la campaña de la Renta al ser una de las dudas más recurrentes. ¿Declaración de la Renta individual o conjunta? Muchas preguntas que se hacen en estas semanas de plena campaña de la declaración de la renta es saber cual de ellas es la más beneficiosa a la hora de rendir cuentas con el fisco. Pero el punto de arranque es saber si podemos hacer o no la declaración conjunta, ya que esta posibilidad no está al alcance de todos.

Con carácter general, la declaración de la renta se presenta de forma individual. No obstante, las personas integradas en una unidad familiar pueden optar, si así lo desean, por declarar de forma conjunta, siempre que todos sus miembros sean contribuyentes por este impuesto, es decir, si uno de los miembros por ejemplo está trabajando en el extranjero y está sujeto al pago del impuesto sobre no residentes se pierde el derecho a hacer la declaración conjunta.

Unidad familiar según el IRPF: declaración conjunta madre e hijo 18 años o menores de edad

Existen dos modalidades de unidad familiar:

-La más común, en caso del matrimonio, es unidad familiar la integrada por los cónyuges, no separados legalmente y, si los hubiere, los hijos menores, con excepción de los que, con el consentimiento de los padres, vivan independientemente de éstos o los hijos mayores de edad incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.
-En ausencia de matrimonio o en los casos de separación legal es unidad familiar la formada por el padre o la madre y la totalidad de los hijos que convivan con uno u otro y reúnan los requisitos señalados para la modalidad anterior.

De la regulación legal de las modalidades de unidad familiar, pueden extraerse las siguientes conclusiones:

– Cualquier otra agrupación familiar, distinta de las anteriores, no constituye unidad familiar a efectos del IRPF.

– Nadie podrá formar parte de dos unidades familiares al mismo tiempo.

– La determinación de los miembros de la unidad familiar se realizará atendiendo a la situación existente el día 31 de diciembre de cada año. Por tanto, si un hijo cumpliera 18 años durante el año, ya no formará parte de la unidad familiar en ese ejercicio. Tampoco formarán parte de la unidad familiar el miembro que fallezca durante el período impositivo.

¿Las parejas de hecho pueden hacer la declaración conjunta?

En las parejas de hecho sólo uno de sus miembros (padre o madre) puede formar unidad familiar con los hijos que reúnan los requisitos anteriormente comentados y, en consecuencia, optar por la tributación conjunta. El otro miembro de la pareja debe declarar de forma individual. El mismo criterio es aplicable en los casos de separación o divorcio con guardia y custodia compartida.

¿Podemos modificar la forma de tributar?

Una vez ejercitada la opción por tributar de forma individual o conjunta, no es posible modificarla presentando nuevas declaraciones en ese ejercicio salvo que éstas se presenten dentro del plazo voluntario de presentación de declaraciones anulando la primera que se formalizó.

Finalizado dicho plazo, no podrá cambiarse la opción de tributación para ese período impositivo hasta el año siguiente. La tributación conjunta vincula a todos los miembros de la unidad familiar; si uno de los miembros de la unidad familiar presenta declaración individual, los restantes miembros deberán utilizar este mismo régimen de tributación.

Reducción por tributación conjunta ¿cuándo conviene?

Por regla general, cuando ambos cónyuges trabajan lo ideal es presentar la declaración de la renta de manera individual. Esto es debido a la naturaleza del IRPF que establece el tipo de gravamen por tramos de ganancia.

Pongamos un ejemplo en el que simplificamos el mecanismo del impuesto: Los dos miembros de la unidad familiar tributan por unas ganancias de 20.000 euros cada uno y su tipo de gravamen es del 18%, por lo que el resultado de estas ganancias es pagar 3.600 cada uno, 7.200 en total. Si presentan esta declaración de forma conjunta, lo harán por 40.000 euros, elevándose el tipo al 24%, por lo que el resultado sería pagar 9.600 euros.

Existe una excepción, si los ingresos de los dos miembros son inferiores a 5.550 euros (cuantía del mínimo personal) puede ser conveniente la declaración conjunta, a la que hay que tener también en cuenta, si los hubiera, los mínimos por descendientes o ascendientes a su cargo si los hubiera. Esto es así ya que al hacer la declaración de manera individual cada uno deduce esa cantidad por su cuenta, es decir, una reducción total de 11.100 euros. En caso de declaración conjunta también se aplica la deducción de 5.550 euros, pero una sola vez. A este importe se le podrá aplicar la reducción por tributación conjunta, pero ésta es de 3.400 euros. En total podremos aplicar 8.950 euros, con lo que saldremos perjudicados.

Si solo trabaja uno de los miembros y se tienen exclusivamente rentas del trabajo, compensa hacerla de manera conjunta. Así, además de beneficiarse por el mínimo personal, se sumaría el de unidad familiar (3.400 euros) y por descendientes y ascendientes con posibles incrementos por discapacidad.

Un caso especial es si tenemos hipoteca. Cuando desgravamos por nuestro préstamo hipotecario a interés variable en el que los dos miembros de la unidad familiar tienen una parte del mismo, lo más conveniente es hacer la declaración de la renta por separado, ya que cada miembro de la pareja se pueda acoger a la deducción por compra de vivienda habitual del 15%, con un tope de 9.040 euros. Sumando ambas se puede alcanzar hasta los 18.080 euros de desgravación. Por el contrario, si se realiza de manera conjunta, la deducción solo es del 15% sobre un máximo de 9.040 euros para los dos miembros. Si hemos pagado más de esa cantidad al año, perdemos dinero haciendo la declaración conjunta.

Por último hay que tener en cuenta los hijos que también tienen su efecto «fiscal»dependiendo de los dos puntos anteriores. Si hacemos la declaración en conjunto incluiremos el 100% de la deducción por ellos, desde los 1.836 euros al año por el primer hijo hasta los 4.182 euros al año por el cuarto hijo y sucesivos. En caso de declaración individual, los cónyuges tendrán que repartirse la reducción por hijo al 50%.

No hay que olvidar que para beneficiarse de estas reducciones, los hijos tienen que vivir con los declarantes y ser menores de 25 años o mayores con discapacidad. Si alguno trabaja, sus ingresos no podrán ser superiores a 8.000 euros anuales, si no, tendrán que hacer la declaración de la renta individualmente fuera de la unidad familiar.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *