Datos en segundo plano

Cuando el móvil empieza a ir un poquito más lento de la cuenta, no son pocos los usuarios que corren a abrir la multitarea y cerrar aplicaciones en segundo plano. Sobre si es beneficioso o no cerrarlas, sobre si ahorra o no batería, hay un debate abierto en el que es complicado llegar a una acuerdo. Así pues, vamos a intentar arrojar algo de luz en ambas posturas.

Vamos a repasar las ventajas e inconvenientes de cerrar aplicaciones en segundo plano. Conoceremos un poquito mejor cómo funciona la gestión de la memoria RAM en Android y veremos que, a pesar de que la lógica nos diga que cuanta más memoria libre haya mejor, no siempre tiene por qué ser así.

Así funciona la gestión de RAM en Android

La memoria RAM tiende a estar lo más llena posible por el propio funcionamiento de Android.

La RAM, siglas de memoria de acceso aleatorio, es un almacenamiento muy rápido que se «reinicia» cuando el teléfono se apaga. Su fin es almacenar información temporal de acceso frecuente con el objetivo de que el usuario no tenga que cargarla al volver a abrirla. En el caso que nos ocupa hablamos de aplicaciones. La idea de la RAM es que si abres WhatsApp y la cierras pulsando el botón Home, la app no tenga que volver a cargarse por completo, sino que esté corriendo en segundo plano para estar preparada si la vuelves a necesitar.

En ese sentido, Android gestiona la RAM a su manera. El sistema operativo de Google está pensado para llenar toda la memoria RAM posible con procesos (que no necesariamente aplicaciones). Así es como Android consigue que, incluso teniendo una app en segundo plano, recibas notificaciones, por ejemplo.

Android prefiere mantener la memoria RAM lo más llena posible puesto que tenerla vacía es sinónimo de desaprovechar recursos

Al abrir una aplicación pesada como podría ser Facebook, que requiere una abundante cantidad de memoria RAM, Android cierra automáticamente los procesos con baja prioridad. De esa forma se mantiene un equilibrio entre procesos en segundo plano y aplicaciones en uso. Ahora bien, dependerá de la versión del sistema operativo que uses que esta gestión sea más o menos eficiente.

Ventajas: mantener a raya las apps más «tragonas»

Cuando cierras aplicaciones en segundo plano, la memoria RAM se vuelve a llenar con otros procesos porque Android entiende que tener la memoria RAM vacía es una pérdida de recursos. Ahora bien, es posible que tengas una aplicación glotona en segundo plano, como podría ser Facebook o una app con algún bug extraño, por lo que cerrarla puede ayudar a mejorar ese consumo, al menos de manera temporal.

Eso nos lleva a la segunda parte, y es el ahorro de datos móviles. Si tenemos una aplicación en segundo plano que está accediendo constantemente a los datos, es posible que veamos un consumo más elevado de la cuenta. Puede pasar, por ejemplo, con Spotify si la tienes configurada para descargar canciones en segundo plano con los datos.

Cerrar aplicaciones en segundo plano tiene sentido si lo hacemos con apps pesadas o glotonas

También hay juegos que abusan de este sistema. No son pocos los títulos que mantienen un proceso en segundo para mandar notificaciones push tipo «¡Vuelve a jugar!» o «¡Nuevo evento de la comunidad!». Si no te interesan, puedes matar el proceso para evitar un consumo innecesario pero, insistimos, es de forma temporal.

Inconvenientes: cerrar las apps abiertas no hará que tu móvil vaya más rápido

La desventaja puede intuirse de las propias ventajas. Cuando cierras una aplicación que sueles usar a menudo, digamos Instagram, y la vuelves a abrir, estás forzando al sistema a recargar de nuevo la aplicación por completo, lo que supone un uso más intensivo de la CPU. Eso se traduce en un mayor consumo de batería que, si bien no es exagerado, puede suponer un ligero problema si tenemos la batería más degradada de la cuenta.

Si eso que has hecho con Instagram lo haces con todas las aplicaciones que uses a menudo, como WhatsApp, Facebook, YouTube, Gmail, Chrome, etc., multiplicarás ese consumo. Así pues, cerrar aplicaciones tiene sentido siempre y cuando lo hagas con las que no suelas usar (un juego, por ejemplo).

Cuando abres una aplicación de cero, el sistema la carga por completo CPU mediante, lo que genera un consumo mayor de batería

Es más eficiente en términos energéticos acceder a una aplicación que está «guardada» en la memoria RAM que reabrirla por completo. Después de todo, esa es la función de la memoria RAM. No todas las aplicaciones en segundo plano consumen una cantidad excesiva de RAM o recursos, por lo que cierra solamente las que sí lo tengan.

Hay cosas que puedes hacer si quieres un control más exhaustivo

Y no hablamos de instalar optimizadores de memoria RAM. Como ya habrás dilucidado, son completamente inservibles puesto que cierran procesos en segundo plano, procesos que Android entiende que son importantes y que volverá a abrir nada más cerrarlos, generando un consumo extra de CPU y, por lo tanto, de batería.

Mediante este acceso se puede restringir el uso de datos en segundo plano de las aplicaciones.

Android permite aplicar optimizaciones de batería desde los ajustes. Para ello, accede a Ajustes > Aplicaciones, busca la que quieras optimizar y asegúrate de que la opción esté marcada. Eso hará que Android gestione su funcionamiento en segundo plano como mejor convenga al sistema operativo en ese momento. También puedes desmarcar la opción si no quieres que lo haga. En WhatsApp, por ejemplo.

Otra cosa que puedes hacer es restringir el uso de datos en segundo plano. Ve a Ajustes > Aplicaciones > Uso de datos y desactiva la casilla «Datos en segundo plano». De esa forma, si tienes una aplicación que consume más datos de la cuenta, dejará de hacerlo y ahorrarás algunos megas al cabo del mes.

Cómo configurar WhatsApp para ahorrar batería y datos

542 software

WhatsApp es una de las aplicaciones más utilizadas en el día a día por la mayoría de usuarios junto a Facebook. Al ser tan utilizado, hoy os vamos a enseñar a cómo configurar WhatsApp para ahorrar batería y datos.

WhatsApp puede llegar a ser, en algunos momentos, un suplicio para muchos usuarios. Esto es porque se dan cuenta de que en el día les gasta casi toda la batería de su móvil, así como la mayoría de sus datos en la tarifa del mes, por lo que vamos a explicar por qué gasta tanto y os vamos a dar algunos consejos para que disminuyáis el consumo de batería de WhatsApp en vuestro móvil.

La Policía alerta del bulo de WhatsApp del Atentado en el Metro de Madrid

El consumo de datos y batería de WhatsApp

WhatsApp es una aplicación realmente sencilla, que no tiene porque gastar mucha batería en cualquier móvil, pero nos tenemos que dar cuenta que la mayoría de usuarios, al tener la pantalla encendida del móvil, la aplicación en la que más están es WhatsApp, y por ello puede parecer un consumo extraño.

Nos tenemos que dar cuenta que es una aplicación que está en constante segundo plano, y que, aunque esté programada y preparada para gastar la menor batería posible en segundo plano, lo acaba haciendo. El tema de los datos es igual. La aplicación en sí no consume muchos datos, pero sí consume todo el tráfico que tenemos a lo largo del día, es decir: todas las fotografías que se descargan constantemente, vídeos, fotografías que mandamos, GIFs..

Ahorra batería en WhatsApp con la copia de seguridad, descargar y demás

Lo primero que os vamos a decir sobre cómo ahorrar batería y datos en WhatsApp es el tema de descargar archivos, sean fotografías como vídeos. Para ello, hay que ir a la configuración interna de la aplicación para que no se descargue nada por datos móviles, en caso de querer ahorrar datos, pero también podemos poner que no se descargue nada automáticamente, sea por WiFi o Datos, solo lo que nosotros elijamos, y así, ahorrar más batería. Para ello, hay que seguir estos pasos:

  • Ajustes de WhatsApp
  • Uso de datos
  • En el apartado «Descarga automática» hay que poner que no se descargue ningún archivo ni en «Conectado a datos móviles», «Conectado a WiFi» ni «En itinerancia de datos»

Otro de los apartados por los que WhatsApp gasta tanta batería es el tema que está utilizándose todo el rato en segundo plano. Para ello, podemos bloquear la aplicación desde cualquier capa de personalización, en el apartado de batería, pero como no todas los móviles son Android y tienen una capa de personalización, lo mejor es desactivar las notificaciones:

  • Ajustes de WhatsApp
  • Notificaciones
  • Seleccionar que ninguna notificación suene ni vibre

Por último, veremos el tema de la copia de seguridad automática en el móvil. WhatsApp lo que hace es tener una copia de seguridad de tus chats para que, en caso de que te cambies de móvil, no pierdas ninguna conversación. Para ello, tienes que activar que, o no se guarde copia de seguridad, o solo se haga vía WiFi:

  • Ajustes de WhatsApp
  • Chats
  • Copia de seguridad
  • Guardar, y seleccionar solo WiFi

Cómo apagar WhatsApp sin tener que desconectar el móvil de Internet

Es cierto que mucha gente opta por desconectarse de la WiFi o desactivar los datos del móvil y así evitar que les lleguen mensajes de WhatsApp, sin embargo esto hace que no podamos navegar por Internet desde el móvil, mirar el correo, abrir las redes sociales o usar alguna app que requiera conexión. Otra alternativa es silenciar los chats que más usamos, pero esto implica tener que ir silenciando uno a uno y además no evita que alguien que no hemos silenciado nos escriba. Además, los mensajes seguirán llegando y veremos ahí las notificaciones, algo que puede que nos de la tentación de abrirlos para ver quién nos ha escrito.

Pasos a seguir para apagar WhatsApp sin desconectar el móvil de Internet y sin aplicaciones de terceros

Sin embargo, hay una manera de apagar WhatsApp para que no nos lleguen los mensajes, sin tener que desconectar el móvil de Internet. Es decir, podremos seguir usando una WiFi o los datos móviles sin ningún problema, pero no recibiremos ningún mensaje de WhatsApp. Además, esta manera de apagar WhatsApp hace que aquellos que nos envíen algún mensaje, les aparezca como que no le hemos recibido.

Para ello, no vamos a tener que instalar ninguna aplicación de terceros en nuestro móvil ni nada por el estilo, ya que el sistema operativo Android nos permite hacer esto desde los ajustes del sistema. Por lo tanto, lo primero que tenemos que hacer para apagar WhatsApp sin tener que desconectar el móvil de Internet y sin tener que instalar apps de teceros, es ir a Ajustes en nuestro móvil Android y a continuación pulsar sobre la opción Aplicaciones.

Esto nos mostrará un listado con todas las aplicaciones instaladas en nuestro móvil, entre las que tenemos que buscar WhatsApp. Una vez la hemos encontrado tocamos sobre ella y nos aparecerá la pantalla de información de la aplicación. Ahí encontramos la cantidad de memoria utilizada, el uso de datos, los permisos asignados, etc. Pero si nos fijamos en la parte de arriba, también encontramos dos botones, Desinstalar y Forzar detención. Este segundo botón, Forzar detención, es el que nos va a permitir apagar WhatsApp.

Al pulsar sobre él, lo que estamos haciendo es pausar el funcionamiento de la aplicación, por lo tanto, después de pulsar sobre el botón, veremos cómo dejamos de recibir mensajes de WhatsApp. A aquellos que nos envíen alguno les aparecerá como que no les recibimos y únicamente volveremos a recibir los mensajes de WhatsApp en el momento en que abramos de nuevo la app de mensajería en el móvil. Esto hace que se vuelva a activar y nos lleguen todos los mensajes pendientes que tuvieramos.

4 apps gratuitas para ahorrar datos en tu celular

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Si quieres gastar menos en tu tarifa de datos, hay varias opciones para iOS y Android que permiten llevar un control personalizado.

Los datos móviles suponen un gasto importante para muchas personas, pero controlar el consumo es una tarea que resulta cada vez más complicada.

Son muchas las horas que pasamos usando internet en el celular y muchas veces los planes de datos se agotan antes de lo previsto.

Existen varias aplicaciones gratuitas en el mercado destinadas a controlar el gasto y hacer un uso más eficiente los datos.

A continuación, te contamos cómo funcionan algunas.

1. Datally

Google acaba de lanzar esta app que sirve para teléfonos Android y funciona haciendo un análisis por hora, día, semana o mes de los datos consumidos.

El usuario recibe recomendaciones con distintas opciones para ahorrar pero, además, también hace posible activar una opción llamada «controla tus datos».

  • Qué son las páginas AMP y cómo pueden ayudarte a ahorrar datos en tu celular

Se trata de un sistema que bloquea las aplicaciones que están en segundo plano (aquellas que gastan datos, pero no se están usando activamente) y permite inutilizar una app si están usando demasiados datos.

También te informa si hay redes WiFi cerca de donde estás y hace un recuento de los datos que gastas en tiempo real.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Bloquear las aplicaciones que están en segundo plano es una forma inteligente de gastar menos datos.

De acuerdo con Google, este servicio permite ahorrar a cada usuario hasta un 30% de los datos que utiliza.

«Mediante el seguimiento del uso de datos móviles de las apps, ahorrarás más datos y aprovecharás más tu teléfono», asegura la compañía en su blog.

2. My Data Manager

Una de las aplicaciones más populares para ahorro de datos —y mejor valorada— en las tiendas online de Apple y Google —con más de 12 millones de descargas— es My Data Manager.

Es gratuita —aunque tiene también una versión de pago— y permite configurar con todo detalle el plan de datos del usuario, haciendo un seguimiento del uso de datos en redes 3G/4G, WiFi y roaming (itinerancia para el uso de compañías extranjeras).

  • ¿Cómo ganan las compañías de teléfono cuando usamos el celular en el extranjero?

Permite desactivar temporalmente aquellas aplicaciones que consumen más datos y establecer alarmas para avisar de cuándo se está superando el límite.

3. 3G Watchdog

Esta aplicación desarrollada en Estados Unidos ya tiene tiempo en el mercado (desde 2011) y es una de las más exitosas Sirve únicamente para teléfonos Android y cuenta con una versión gratuita y otra «Pro» (de pago).

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption ¿Sabes cuáles son las apps que más gastan?

No solo analiza los datos móviles 3G, sino también 4G, 2G. Edge y GPRS.

  • Cuáles son las diferencias entre E, GPRS, 3G, 4G, 5G y esas otras redes a las que se conecta tu celular (y cómo te afectan tu conexión a internet)

Ofrece informes, gráficos y tablas que explican el consumo de tu tarifa y propone qué aplicaciones debes abrir solo con WiFi y no con 3G u otras redes.

También cuenta con funciones que explican las reglas de facturación, el historial de consumo y el gasto por aplicación.

4. Smartapp

Para quienes usan dispositivos de Apple, Smartapp puede ser una alternativa interesante a 3G Watchdog. Es compatible con iPhone, iPad o iPod que usen al menos iOS 8.0.

Se trata de una aplicación que establece avisos semanales, configurados según las preferencias del usuario, creando gráficos que muestran en diferentes colores la tendencia de gastos.

También puedes programar una alarma cuando estés rozando el límite de tu tarifa y ver la información sobre los datos gastados en un widget (pequeños ficheros en la pantalla) o recibir notificaciones en Apple Watch.

Funciona para redes 3G y 4G.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Es más recomendable abrir ciertas aplicaciones con WiFi en lugar de datos.

¿Conoces otras aplicaciones para controlar el consumo de datos móviles? ¡Cuéntanoslo en nuestra página de Facebook!

Cuando empecé a usar Android, recuerdo que una de las primeras aplicaciones que me instalé fue para controlar los datos móviles. Tenía una tarifa de 1GB y había que racionarla bien para todo el mes. Con el tiempo la seguí usando hasta que a día de hoy la he dejado de lado porque tengo más gigas de los que llego a gastar. Estas apps son muy útiles y hay opciones para todos los gustos, curiosamente los últimos en meterse en esta categoría son los que más saben sobre lo que ocurre con nuestros datos en el móvil: Google.

Sí, los de Mountain View han lanzado sin hacer mucho ruido una aplicación para analizar y controlar el consumo de los datos móviles. Es decir, todo aquello que requiera de nuestra SIM y no de una red WiFi. No es la primera vez que lo hacen, algo de experiencia tienen ya cuando lanzaron Triangle en verano. La hemos estado probando y si bien no es la más detallada, ofrece información suficiente para la mayoría de los usuarios.

Google ofrece algo sencillo y fácil de usar: que la tarifa de datos no se acabe antes de final de mes

Datally se parece a muchas aplicaciones que hay para gestionar datos en Android: monitoriza en segundo plano todo lo que ocurre cuando no estamos con WiFi y nos va indicando cuánto consume cada app, tanto las que están funcionando delante nuestra como las que trabajan de fondo y no vemos a simple vista.

El objetivo de esta app no pasa tanto por una monitorización a fondo sino por controlar todo lo que ocurre y poder tomar medidas al momento. En la primera configuración nos pedirá una serie de permisos para poder tener toda la información que necesita. Para hacerla funcionar, tan solo tenemos que esperar unos minutos y estar sin WiFi para ver cómo evoluciona el consumo de datos.

Datally ofrece métricas sobre el consumo y nos va diciendo cuántos megas se van en cada app y en qué momentos del día. Si tenemos una tarifa de pocos datos, la app nos ofrece la opción de controlarlos y recortarlos lo máximo posible. Lo que hace en realidad es activarse una VPN para filtrar los datos y controlar qué sale y que no entra. Funciona muy bien.

Si queremos tener un control total y nos gusta estar pendiente, Datally ofrece la opción de poner una burbuja flotante (como la de los chats de Facebook Messenger) en la pantalla para que nos vaya indicando cuánto consume cada aplicación que tenemos abierta delante nuestra. Esto ya es una cuestión de gustos pero a mí personalmente me estorba.

Por último, y no por ello menos importante, tenemos la opción de encontrar redes WiFi abiertas cercanas. Google ha creado un directorio con todas conexiones que no requieren contraseña y nos enseñará un listado con las que estén más próximas a nuestra situación. Ojo: esto no es como cuando buscas WiFi desde el menú de ajustes, es un registro de las redes cercanas.

Si necesitamos WiFi urgentemente esta opción es muy útil porque nos ayuda a localizar establecimientos como cafeterías o bares que tengan conexión y poder ir a ellos. Si además estás en el extranjero y no quieres tirar tanto de roaming, se vuelve más útil todavía. Eso sí, ten cuidado cuando te conectes a una WiFi pública, puede no ser una buena idea.

¿Es una aplicación recomendable? Sin duda. Google nos trae una app que funciona bien, es fácil de usar y cuenta con opciones suficientes para que la mayoría de los usuarios le saquen partido y entiendan cómo funciona el ahorro de datos. Si tienes una tarifa móvil con pocos gigas, es una buena opción para que antes de que acabe el mes nos llegue el fatídico SMS de que nos hemos quedado sin megas.

Datally Monitorización de datos

  • Precio: Gratis
  • Desarrollador: Google
  • Descargar: Google Play

En Xataka Android | Cómo controlar y limitar el uso de datos en Android

3 aplicaciones para controlar el consumo de datos de tu teléfono móvil

Por muchos datos que se tengan contratados, los últimos días de mes suele tocar ajustar el consumo para no quedarse sin servicio. Especialmente en los casos en los que excedernos de nuestra tarifa conlleva una penalización de un importe extra, tener el control puede evitarnos una serie de problemas en nuestra factura. A continuación, mostramos las mejores aplicaciones para conocer los megas que te quedan para pasar el mes.

My Data Manager

My Data Manager es una de las aplicaciones más utilizadas. Gracias al ritmo de actualizaciones que nos propone el desarrollador, nos encontramos ante una de las opciones más completas del mercado. A través de su uso, no solamente podemos conocer los datos que nos quedan hasta finalizar el mes, sino que podemos conseguir un informe detallado de cuáles son las apps que más datos consumen y bloquear el acceso a internet de las mismas.

También podemos conocer cuántos datos consumimos al mes a través de WiFi, así como, en los casos en los que viajemos, el roaming que hemos necesitado. My Data Manager está disponible tanto en Android como en iOS.

Data Widget

Data Widget nos permite añadir información a nuestro centro de notificaciones sobre nuestra situación de manera diaria. La única pega que le podemos encontrar a la aplicación es que actualmente solo podemos encontrarla para dispositivos con iOS, además de ser de pago (2,29 euros). Sin embargo, gracias a su carácter visual, es capaz de ofrecernos todo tipo de información con solo deslizar la barra de notificaciones.

Google, consciente de la importancia que tiene para el usuario el conocimiento del estado de su tarifa, ha desarrollado una app propia con la que mostrar esta información. Datally nos propone una monitorización sencilla de todos y cada uno de los datos que consumimos en nuestro dispositivo.

Mediante su uso, tenemos la capacidad de conocer todos los procesos que consumen datos, tanto en primer como en segundo plano, y nos propone una serie de acciones para poder disminuirlos, como bloquear todas las aplicaciones que se ejecutan en ese segundo plano de manera autónoma y que normalmente no tenemos controladas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *