Curar dolor de espalda

3 formas de combatir el dolor de espalda sin medicamentos​

Derechos de autor de la imagen AFP Image caption El tipo de colchón y la forma en que uno se acuesta en la cama tiene su impacto.

Y si duermes boca arriba coloca dos, o hasta tres almohadas, debajo de las rodillas.

Aplicar calor o frío sobre la zona afectada también sirve para aliviar el dolor.

  • 5 métodos para controlar el dolor con la mente

«El calor se debe emplear para tratar los dolores de espalda que duran más de 48 horas», de acuerdo al Colegio Estadounidense de Reumatología (ACR, por su sigla en inglés).

Mantenerte positivo en que al cabo de algunas semanas el dolor pasará, también te va a ayudar.

Para prevenir el dolor de espalda debes:

  • El ejercicio regular de bajo impacto, que no fuerza tu espalda como caminar y nadar, es una buena opción.
  • Desarrolla fuerza muscular y flexibilidad con ejercicios abdominales, de espalda y a través de estiramientos.
  • Mantén un peso saludable porque el sobrepeso carga los músculos de la espalda.
  • Evita estar sentado durante demasiado tiempo y estate atento a tu postura al usar la computadora y mirar la televisión.
  • Ten cuidado al levantar cosas pesadas.
  • Asegúrate de que el colchón de tu cama te soporte adecuadamente.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Síntomas y causas de la lumbalgia

Generalmente, las personas más jóvenes (de 30 a 60 años) son más propensas a experimentar dolores de espalda por una distensión muscular lumbar o surgidos del espacio intervertebral mismo (p.ej., una hernia discal lumbar o la discartrosis).

Causas comunes de la lumbalgia en adultos más jóvenes

Síntomas: dolores fuertes o sordos en la parte inferior de la espalda después de realizar actividades o un movimiento repentino o luego de levantar algo pesado

La lumbalgia puede manifestarse mediante cualquier combinación de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para moverse que puede ser lo suficientemente grave como para impedir que el paciente camine o se ponga de pie
  • Dolor que no se irradia por la pierna o un dolor que también pasa por la ingle, la nalga o la parte superior del muslo, pero que rara vez llega debajo de la rodilla
  • Dolor que suele ser sordo
  • Espasmos musculares que pueden ser graves
  • Área localizada que es dolorosa con la palpación

Posibles causas: distensión muscular

Una de las causas más comunes de la lumbalgia aguda es la distensión de un ligamento o de un músculo de la espalda. Al levantar algo pesado, torcerse o realizar un movimiento brusco, puede producir un estiramiento de los músculos o ligamentos o provocar desgarros microscópicos.

El grado de dolor por una distensión muscular lumbar puede variar de una molestia leve a un dolor fuerte e incapacitante, según el grado de la distensión y de los espasmos musculares lumbares provocados por la lesión. Las distensiones de la espalda con frecuencia se curan por sí solos, con la ayuda de alguna combinación de descanso, aplicación de hielo o de calor, antinflamatorios, estiramientos leves y progresivos y ejercicios para la parte inferior de la espalda.

advertisement

Síntomas: lumbalgia que baja hasta la nalga, la pierna y el pie (la ciática)

La ciática puede incluir cualquier combinación de los siguientes síntomas:

  • El dolor generalmente es persistente (en vez de un dolor que se recrudece por unos días o semanas y luego disminuye)
  • El dolor puede ser peor en la pierna y el pie que en la parte inferior de la espalda
  • Generalmente se siente en una sola nalga o una sola pierna
  • El dolor generalmente empeora después de estar sentado o de estar de pie por mucho tiempo, aliviándose en cierta medida al caminar
  • Es un dolor más fuerte (ardor, hormigueo) en vez de un dolor sordo
  • Puede ser acompañado por debilidad, adormecimiento o dificultad para mover la pierna o el pie

In This Article:

  • Síntomas, diagnóstico y tratamiento de la lumbalgia
  • Síntomas y causas de la lumbalgia
  • La lumbalgia en los adultos mayores
  • Diagnóstico de la lumbalgia
  • Tratamiento de la lumbalgia

Causa frecuente: hernia discal lumbar

Se entiende por ciática los síntomas causados cuando una raíz nerviosa de la columna lumbar es comprimida, causando dolor y adormecimiento que pasan por el nervio ciático mayor que provee de nervios a las nalgas, las piernas y los pies. En adultos más jóvenes, la ciática puede tener como causa una gran diversidad de afecciones, siendo la más común una hernia discal lumbar (también puede ser causada por la discartrosis, la espondilolistesis ístmica u otras afecciones).

Lea Lo que usted debe saber sobre la ciática

Síntomas: lumbalgia crónica que se recrudece con ciertas posiciones y movimientos

Entre los síntomas pueden encontrarse cualquier combinación de los siguientes:

  • Lumbalgia leve persistente, interrumpida por ataques de dolores fuertes o espasmos musculares de unos días a varios meses de duración
  • Dolor crónico que puede ser de molesto a grave
  • Dolor de espalda que empeora al sentarse
  • Al caminar, o hasta al correr, puede sentirse mejor de lo que se siente al sentarse o al estar de pie
  • Dolor que se alivia con frecuentes cambios de posición

Causa frecuente: discartrosis

La discartrosis lumbar puede afectar a pacientes de tan solo 20 años de edad. Cuando los discos intervertebrales lumbares empiezan a deteriorarse, el disco dañado puede causar no solo inflamación sino también una leve inestabilidad de la parte inferior de la espalda, provocando así dolores, espasmos musculares y, a veces, la ciática. La discartrosis es una afección común y con frecuencia se trata con éxito.

advertisement

Síntomas: dolor sordo en el interior de la parte inferior de la espalda que empeora al estar de pie o al caminar

Entre los síntomas pueden encontrarse cualquier combinación de los siguientes:

  • Dolor que se irradia hacia las nalgas y la cara posterior de los muslos (también denominado ciática o dolor radicular)
  • Dolor que empeora al inclinarse hacia atrás
  • Dolor que se alivia al sentarse, especialmente al sentarse en una posición de inclinación hacia atrás
  • Sensación de cansancio en las piernas y, posiblemente, adormecimiento u hormigueo en las piernas, especialmente después de caminar
  • Músculos isquiotibiales tensos, haciendo que sea difícil tocar los dedos del pie

Posible causa: espondilolistesis ístmica

Se entiende por espondilolistesis ístmica el deslizamiento hacia adelante de una vértebra de la parte inferior de la espalda por encima del espacio intervertebral vecino inferior. Es más frecuente al nivel L5-S1 y puede causar la lumbalgia debido a la inestabilidad y un dolor de raíz nerviosa por compresión de la raíz nerviosa. La fractura ocurre durante la niñez, pero normalmente no causa mucho dolor hasta la edad adulta.

La justicia reconoce como accidente laboral un ataque de lumbago ocurrido justo antes del turno de trabajo

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha reconocido como accidente laboral el ataque de lumbago de una auxiliar de enfermería producido en el vestuario justo antes de comenzar su turno en el Hospital de Cruces en Barakaldo, según ha informado CC OO Euskadi a través de un comunicado.

La sentencia alude al episodio de lumbalgia que la trabajadora S.G.M. padeció el 16 de agosto de 2017. Ese día, la auxiliar de enfermería en el Hospital de Cruces sufrió el referido episodio de lumbalgia en el vestuario del hospital media hora antes de comenzar su turno de trabajo, cuando se estaba poniendo el uniforme y concretamente al estirarse para ponerse un calcetín, ha informado la central sindical.

Como consecuencia de la dolencia, la trabajadora tuvo que estar de baja entre el 16 de agosto y el 26 de septiembre de 2017, periodo que la sentencia estima que ha de ser reconocido como incapacidad por accidente de trabajo y no por enfermedad común.

Vestuario, lugar de trabajo

La resolución judicial considera en primer lugar el vestuario como un lugar de trabajo en el que se estaba llevando a cabo una previa y «absolutamente necesaria» fase de preparación para el desarrollo laboral, en la medida en que existe la obligación de llevar un determinado uniforme en el puesto de trabajo.

En este sentido la sentencia estima que la patología sufrida presenta una «conexión clara» con la ejecución de su desempeño laboral, y establece textualmente que «basta con que haya cierto grado de concurrencia causal, sin que sea necesario que el trabajo sea la causa mayor, próxima o exclusiva de la patología».

Acudir al vestuario a ponerse el uniforme con el que se ha de realizar el turno de trabajo se considera una actividad «normal» de la vida del trabajo y, por tanto, una condición sin la que no se hubiese producido el episodio de lumbalgia en el presente caso.

En esa medida, el accidente se produce en el lugar de trabajo y con ocasión del mismo «realizando una actividad preparatoria e impuesta por el propio quehacer profesional, como es el vestido de la uniformidad laboral que proporciona el empleador», según la resolución.

Tras conocer la sentencia, el responsable de salud laboral de CC OO de Euskadi, Alfonso Ríos, ha censurado la actitud de la mutua Mutualia, entidad responsable de la cobertura de las contingencias profesionales de la plantilla de Osakidetza, que en todo momento ha «intentado eludir sus responsabilidades y no pagar el importe de la baja por contingencia profesional a la trabajadora».

Ríos ha asegurado que Mutualia ha pretendido demostrar durante el proceso judicial que el accidente «nada tenía que ver con la actividad laboral», al ocurrir en el vestuario, un argumento que, ha destacado el representante sindical, «es derribado» en la sentencia, por lo que CC OO considera que la mutua «debería de dedicar más sus esfuerzos a curar a la gente que sufre daños profesionales en vez de intentar disfrazar esos daños como enfermedad común».

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *