Cuanto consume un microondas

A la hora de controlar nuestro gasto y sobre todo cuando se trata de la factura eléctrica, es importante conocer el consumo de luz de los electrodomésticos para saber cómo y en qué medida podemos economizar su uso.

Entre los electrodomésticos que se encuentran en nuestra cocina, es lógico pensar que el que se lleva la palma en cuanto a consumo eléctrico es el frigorífico, más que nada porque este electrodoméstico permanece encendido y en funcionamiento 24 horas al día, todos los días del año. De hecho, llega a consumir alrededor del 30% del total de la energía que se consume en una casa.
Cuando hablamos de consumo, es muy importante, como ya hemos dicho otras veces, la etiqueta energética que tengan los electrodomésticos, y es que no consume lo mismo un electrodoméstico de clase D que uno de clase A+++, es más, la diferencia en el ahorro es bastante considerable, llegando a consumir incluso cuatro veces menos, los de mayor eficiencia energética. Por lo tanto, a la hora de comprar cualquier electrodoméstico, el primer dato que debes tener en cuenta es éste.
Por debajo del frigorífico, en segundo lugar en cuanto a consumo, estaría la televisión. Otro electrodoméstico que permanece encendido muchas horas al día, demasiadas, diría yo, si se me permite el comentario.
Seguiríamos con la lavadora, que consume el 11,8% del total de la electricidad y por debajo de ésta iría el horno, con el 8% del gasto total de luz en una casa.

Contenidos

Un mito o una realidad

Aunque sabemos que alrededor de todo este tema de los consumos existen muchos mitos y por qué no decirlo, falsas creencias, como que debemos usar el horno lo menos posible porque su gasto energético es desmesurado y cada vez que lo encendemos se dispara la factura de la luz.

Seguro que tú también has oído este comentario alguna vez, pero ¿qué tiene de cierto? Pues sinceramente, depende de muchas cosas.
En primer lugar, de la etiqueta energética de nuestro horno. No quiero parecer repetitivo, pero es que es así. Nunca va a consumir lo mismo un horno de clase A+++ que otro de menor eficiencia. Este dato ya es primordial para controlar el consumo de nuestro electrodoméstico.
Otro aspecto que puede influir y mucho en el consumo de nuestro horno, es nuestra impaciencia. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que todos los que hemos utilizado un horno alguna vez para cualquier tipo de guiso, o para cocer un bizcocho, hemos cometido el error, de abrir la puerta de vez en cuando, para controlar cómo va la cocción de la carne, o si el bizcocho está subiendo. Esto amigos, tengo que deciros que es totalmente contraproducente si lo que queremos es ahorrar en consumo de nuestro horno. El hecho de abrir la puerta hace que la temperatura que el horno ha alcanzado en su interior se vea mermada considerablemente, y que al cerrarla tenga que utilizar mucha energía para volver a alcanzar la temperatura óptima.

Cuando cocinar sale caro…

Sin embargo, muchas veces, a pesar de todas las precauciones que tomamos y de los consejos de ahorro en consumo que leemos y que ponemos en práctica, debemos saber que cocinar en el horno, puede salir caro. Y es que muchas recetas necesitan un precalentamiento previo del horno. De hecho, fuentes de MediaTrends aseguran que calentar un horno de 1500W a 225º durante 15 minutos nos cuesta unos 5 céntimos.
Siguiendo esa regla de tres, podríamos calcular lo que nos cuesta cada receta que cocinamos en el horno: 5 cts. por cada 15 minutos que esté en funcionamiento.

Aunque evidentemente, el consumo también varía en función de una marca u otra y dependiendo de las funcionalidades que incorporen. Y es que actualmente, los hornos cuentan con algunas funciones que nos pueden ayudar a reducir el consumo:

  • La función vapor: Además de ser una de las formas más sanas para cocinar, también nos permite cocinar varios ingredientes a la vez, y de esta manera optimizamos el ahorro de energía, mientras que si los cocinamos por separado nos supone más gasto.
  • Función microondas: Los fabricantes dicen que los hornos que cuentan con la función combinada de microondas consiguen recortar los tiempos de cocción incluso hasta la mitad y, por lo tanto, consiguen también un ahorro en el gasto eléctrico.
  • Precalentado: Algunos hornos cuentan con una función que consiste en un proceso inteligente de calentamiento gracias al cual se pueden introducir los alimentos fríos sin necesidad del precalentamiento previo, consiguiendo así un ahorro importante en la factura.

No obstante, y a pesar de que el horno es uno de los electrodomésticos que encabeza la tabla de consumos en el hogar, no vamos a renunciar a cocinar en él, pero sí que podemos seguir algunos consejos para utilizarlo eficientemente. Si quieres saber más sobre esto, encontrarás más información aquí.

¿Ya sabes cuánto consume un horno?

26 diciembre, 2019Balay Cocción, Hornos, Promo Reviews

¿Crees que hacer un asado en tu casa es muy caro por culpa del horno? ¡Pues entonces lo que te vamos a contar en este artículo te va a sorprender! Y es que el dato acerca de cuánto consume un horno no es tan elevado como muchos dan por descontado. ¿No te lo crees? Entonces sigue leyendo con nosotros este artículo, que vamos a resolverte la incógnita.

ÍNDICE DEL ARTÍCULO

Averigua el consumo de un horno

Evidentemente, es muy complicado conocer de forma exacta el consumo de cada horno. Depende de una gran cantidad de factores: empezando por el modelo que hayas comprado y terminando por la cantidad de veces que lo utilices y las temperaturas necesarias para tus recetas.
Aunque dependa de varios factores, puedes hacer una estimación del consumo de energía de tu horno siguiendo estos pasos:

  • Localiza su etiqueta energética. En ellas podrás ver dos datos de consumo medio: uno que hace referencia a la función de calor arriba y abajo, y otro al consumo que se genera utilizando el ventilador (en caso de que tu modelo lo tenga).

  • Una vez que hayas localizado este dato, solo tienes que multiplicarlo por 0,13€ para hacerte una idea del gasto aproximado de un ciclo de horneado de una hora. Recuerda que este es el precio medio del kWh en España.

Teniendo en cuenta los datos anteriores, hornear con este modelo Balay apenas te costará (siempre de forma aproximada) entre 10 y 12 céntimos.

¿Y el consumo de un horno pirolítico?

Por norma general, a la hora de cocinar, un horno pirolítico no se diferencia en cuanto a consumo del resto de modelos. Por lo tanto, el dato importante si hablamos del consumo de un horno pirolítico es saber cuánto cuesta utilizar su limpieza automática.

Ya sabes que al poner en marcha la pirólisis, en el interior del horno se alcanzan aproximadamente 500ºC para convertir en ceniza los residuos que puedan quedar. El hecho de alcanzar una temperatura tan elevada puede asustarte, pero nada más lejos: el coste de una limpieza pirolítica es más o menos de 0,52€*.

¿Cómo puedes reducir el consumo del horno?

A pesar de que el horno no es el electrodoméstico que mayores sustos le puede dar a tu factura de la luz, sí que es conveniente que conozcas algunos trucos útiles para reducir todavía más su consumo. ¡Son muy sencillos de cumplir! Toma nota:

  • Solo debes precalentarlo si te lo indica la receta.

  • ¡Los moldes metálicos son los que mejor absorben el calor! Y por lo tanto te permiten obtener un horneado mucho más homogéneo.

  • Evita abrir la puerta mientras estás utilizando el horno. Si quieres saber qué tal está quedando el plato, solo tienes que utilizar la luz interior.

  • Si planificas bien tus recetas, con los hornos Balay puedes aprovechar y realizar varios platos a la vez gracias a la función Aire caliente 3D.

  • ¡Y no nos olvidemos de las bandejas Dúo! Con ellas también puedes preparar dos recetas a la vez sin que se mezclen los sabores.

¿Ya sabías cuánto consume un horno antes de leer este artículo? ¡Esperamos haberte sacado de dudas! Si no lo hemos hecho por completo, puedes utilizar la parte inferior para dejar un comentario, y además aquí encontrarás diferentes valoraciones de nuestros hornos realizadas por personas que ya disfrutan de uno en su casa. ¡Así sabrás cuál se ajusta exactamente a lo que necesitas!

Los 10 artefactos que consumen más energía en el hogar

El doctor en ingeniería nuclear Luis Juanicó, especializado en diseños avanzados y evaluaciones económicas, habló con radio Mitre y explicó cuáles son los electrodomésticos que más energía consumen. Sugirió evitar su consumo masivo y tratar de usarlos en horas «no pico», para prevenir los cortes de luz.

Leé también: Hay más de 18.000 usuarios sin luz y ayer hubo unos 250.000 clientes sin servicio

Según el experto, el «gran enemigo» es el horno eléctrico, que utiliza una potencia de alrededor de 3.000 watts, pero cuando es de gran tamaño puede alcanzar los 10.000. El podio de los electrodomésticos lo completan el lavarropas y el lavavajillas. Ya que ambos trabajan con agua caliente que calienta el mismo aparato utilizando electricidad, llegan a tener hasta 3.000 voltios cada uno.

En todos los casos, hay que tener en cuenta las horas pico del consumo eléctrico: se dan cuando la temperatura alcanza su punto máximo, entre las 13 y las 17.30 horas, y también en la vuelta a casa después del trabajo, entre las 19 y las 22:30 horas. Por lo tanto, conviene usar estos artefactos por la mañana.

Los 10 equipos que más energía consumen son:

Horno eléctrico. «Es el gran enemigo», lanzó Juanicó. Uno chico a grill puede consumir 3.000 watts, pero uno muy grande empotrado en una pared («como los que usan los norteamericanos para hacer un pavo»), llega a los 10.000.

Leé también: Siguen los cortes, pero ahora avisan a la gente cuándo volverá la luz

Lavarropas: Si funciona con agua fría, el consumo es mucho más bajo, de 300 voltios. El mayor problema es cuando tenemos que usar el ciclo de calentamiento del agua: ahí nos vamos a 2.500 a 3.000 watts, 10 veces más. «Si hay que lavar con agua caliente, porque hay ropa muy sucia, hágalo por la mañana o después de las diez y media de la noche, cuando hay menos consumo. Eso se puede programar. Si tiene que lavar por la tarde, hágalo con agua fría», sugirió Juanicó.

Lavavajillas: Funciona siempre con agua caliente, por lo que consume hasta 3.000 watts. «Por eso sería interesante, al momento de instalarlo, conectarlo directamente a la entrada de agua caliente», opinó el ingeniero.

Termotanque eléctrico: Figura en los primeros puestos del ranking, ya que tienen entre 2.500 y 3.000 watts.

Aire acondicionado: Una casa con dos aires acondicionados prendidos, en 24°C, consume 2.000 watts. Esa es la temperatura «ideal», porque el principal problema no es la cantidad de horas que se usan, sino el termostato. Al colocarlo a 24 grados, el equipo se enciende un 33% del tiempo. Si lo posicionamos a 18 grados, va a estar el 90% del tiempo prendido.

Plancha: «Conviene usar una plancha chica de viaje, que consume 800 watts. La grande a vapor puede ir, según el modelo, de 1.000 a 2.300 watts, que es casi el triple», comentó Juanicó. Además, se recomienda juntar todas las prendas y planchar todo de una sola vez.

Freidora eléctrica: Es otro «gran peligro», porque tiene alrededor de 2.000 watts. «Por favor, en estos días de calor hagámosla a la antigua, con la olla», lanzó el ingeniero.

Leé también: Subsidios eléctricos: habrá dos tipos de tarifas sociales

Cafetera y jarra eléctricas: Como tienen la función de calentar agua, eso demanda mucha energía. Hablamos de unos 900 watts.

Wafflera: Este pequeño artefacto, de apariencia «inocente», puede consumir unos 800 watts.

Tostadora: Al igual que la wafflera, consume alrededor de 800 watts.

«Todo lo que es electrónico consume muy poco, úselo», dijo Juanicó. Un televisor LED (que ahora vienen todos así) consume 50 ó 60 watts; un router de WiFi, 6 watts; una lámpara de bajo consumo, de 12 a 15 watts; una radio, 10 watts; un equipo de música, 30 watts; una computadora de oficina, 100 wattsy una laptop, 50. Lo mismo sucede con los electrodomésticos pequeños: una batidora, una centrifugadora, una juguera o una multiprocesadora consumen entre 200 y 300 watts. «Son siempre números chicos», concluyó el experto en el programa Encendidos en la Tarde.

Determinar cuánta electricidad usan sus electrodomésticos puede ayudarlo a comprender cuánto dinero gasta para usarlos.

Use la información siguiente para estimar cuánta electricidad está usando un electrodoméstico y cuánto cuesta la electricidad, de modo que puede decidir si desea invertir en un electrodoméstico más eficiente en términos de energía.

Contenido:

Hay varias formas de estimar la cantidad de electricidad que usan sus electrodomésticos:

La etiqueta de energía que trae cada electrodoméstico, muestra el costo operativo anual estimado y el uso de electricidad anual estimado para este. Revisando la etiqueta Energy Guide , esta proporciona una estimación del consumo de energía y el costo promedio para operar el modelo específico del electrodoméstico que está utilizando. Tenga en cuenta que no todos los electrodomésticos tienen esta información.

Usar un medidor de electricidad para obtener lecturas de cuánta electricidad está usando un electrodoméstico o calculando el consumo y los costos de energía anuales utilizando fórmulas.

Formas de medir la electricidad que consume un electrodoméstico:

1. Medidores de uso de electricidad:

Los medidores de uso de electricidad son fáciles de usar y pueden medir el uso de electricidad de cualquier dispositivo que funcione con 120 voltios. (Pero no se puede usar con electrodomésticos grandes que usan 220 voltios, como secadoras de ropa eléctricas, acondicionadores de aire centrales o calentadores de agua).

Puede comprar monitores de consumo de electricidad en la mayoría de las ferreterías por alrededor de $ 25- $ 50. Antes de usar un monitor, lea el manual del usuario.

Para saber cuántos vatios de electricidad usa un dispositivo, simplemente enchufe el monitor a la toma eléctrica que usa el dispositivo y luego enchufe el dispositivo al monitor. Mostrará cuántos vatios usa el dispositivo. Si desea saber cuántos kilovatios-hora (kWh) de electricidad utilizan los dispositivos en una hora, o un día, o más, simplemente deje todo configurado y lea la pantalla más tarde.

Los medidores de electricidad son especialmente útiles para encontrar la cantidad de kWh utilizada en un período de tiempo para dispositivos que no funcionan constantemente, como los refrigeradores. Algunos monitores le permitirán ingresar el valor que su servicio eléctrico cobra por kilovatio-hora y proporcionar un cálculo del costo de funcionamiento del dispositivo desde que se conectó al monitor.

Muchos electrodomésticos siguen consumiendo una pequeña cantidad de energía cuando están en espera o cuando se apagan. Estas «cargas fantasmas» ocurren en la mayoría de los electrodomésticos que usan electricidad, como televisores, estéreos, computadoras y electrodomésticos de cocina. La mayoría de las cargas fantasmas aumentarán el consumo de energía del dispositivo unos pocos vatios-hora, y se puede usar un medidor para estimarlas. Estas cargas se pueden evitar desenchufando el electrodoméstico o usando una regleta de conexiones (multitoma) y usando el interruptor en la regleta de enchufes para cortar toda la energía al electrodoméstico.

2. Cálculo manual del consumo anual de electricidad y los costos:

Siga estos pasos para encontrar el consumo anual de energía de un equipo, así como también el costo para operarlo.

a. Estime el número de horas por día que trabaja un dispositivo. Hay dos maneras de hacer esto:

– Estimación aproximada:

Si sabe cuánto se usa un dispositivo todos los días, puede estimar aproximadamente el número de horas que trabaja. Por ejemplo, si sabes que normalmente el televisor se enciende aproximadamente 4 horas al día, puede usar ese número. Si sabe que enciende el ventilador de su casa 4 horas todas las noches antes de apagarlo, puede usar ese número. Para estimar el número de horas que un refrigerador realmente funciona con su vatiaje máximo, divida entre tres el tiempo total que el refrigerador está enchufado o conectado. Los refrigeradores, aunque se encienden todo el tiempo, se encienden y apagan según sea necesario para mantener la temperatura interior.

– Mantenga un registro:

Puede ser práctico para usted mantener un registro de uso para algunos electrodomésticos. Por ejemplo, puede registrar el tiempo de cocción cada vez que usa su microondas, trabaja en su computadora, mira su televisor o deja una luz encendida en una habitación o al aire libre.

b. Encuentra la potencia del producto. Hay tres formas de encontrar la potencia que utiliza un dispositivo:

– Etiqueta en el aparato o equipo:

La potencia de la mayoría de los electrodomésticos generalmente está estampada en la parte inferior o posterior del electrodoméstico, o en su placa de identificación. La potencia plasmada es la potencia máxima consumida por el electrodoméstico. Muchos dispositivos tienen una variedad de configuraciones, por lo que la cantidad real de energía que puede consumir un dispositivo depende de la configuración que se utilice. Por ejemplo, un aparato de radio a alto volumen usa más potencia que uno a bajo volumen. Un ventilador configurado a una velocidad más alta usa más potencia que uno a una velocidad más baja.

– Multiplicar el uso del amperaje del aparato por el uso de voltaje del electrodoméstico:

Si el vatiaje no figura en el aparato, puedes estimarlo encontrando el consumo de corriente eléctrica (en amperios) y multiplicándolo por el voltaje utilizado por el artefacto (Amperios a va). La mayoría de los electrodomésticos en los Estados Unidos usan 120 voltios. Los electrodomésticos más grandes, como los secadores de ropa y las estufas eléctricas, usan 240 voltios. Los amperios pueden estar estampados en la unidad en lugar de la potencia, o enumerados en el manual del propietario o en la hoja de especificaciones.

– Use fuentes en internet (online) para encontrar las potencias típicas o la potencia de los productos específicos que está considerando comprar . Los siguientes enlaces son buenas opciones:

El Home Energy Saver se proporciona una lista de electrodomésticos con su potencia estimada y su consumo de energía anual, junto con otras características (incluido el uso de energía anual, basado en patrones de uso «típicos». Continúe usando las ecuaciones aquí si desea encontrar el uso de energía basado en en sus propios patrones de uso).

ENERGY STAR ofrece información de uso de energía en productos específicos que han obtenido ENERGY STAR. La información varía según los productos, pero si está considerando comprar un producto nuevo y eficiente, ENERGY STAR le permite seleccionar y comparar modelos específicos. En algunos casos, puede usar la información proporcionada para hacer sus propias estimaciones usando las ecuaciones aquí mostradas. La información también puede ayudarlo a comparar sus electrodomésticos actuales con modelos más eficientes, por lo que comprende los ahorros potenciales de la actualización a un electrodoméstico más eficiente.

c. Encuentre el consumo de energía diario usando la siguiente fórmula:

(Watts × horas utilizadas por día) ÷ 1000 = consumo diario de kilovatios-hora (kWh) (Watts a kwh)

d. Encuentre el consumo de energía anual usando la siguiente fórmula:

Consumo diario de kWh × número de días utilizados por año = consumo anual de energía

e. Encuentre el costo anual de energia que el dispositivo consume usando la siguiente fórmula:

Consumo de energía anual × precio de kWh = costo anual de funcionamiento del electrodoméstico.

Ejemplos:

a. Siguiendo los pasos anteriores, encuentre el costo anual para operar un calentador eléctrico:

1. Estimación del tiempo utilizado: el calentador se usa varias veces al día, durante aproximadamente 1 hora en total.
2. Potencia: el vatiaje (watts) está en la etiqueta y es de 1500 W.
3. Consumo de energía diario: (1.500 W × 1) ÷ 1,000 = 1.5 kWh
4. Consumo de energía anual: el calentador se usa casi todos los días del año. 1.5 kWh × 365 = 547.5 kWh
5. Costo anual: la tarifa del servicio público es de 11 centavos por kWh. 547.5 kWh × $ 0.11 / kWh = $ 60.23 / año

b. Siguiendo los pasos anteriores, encuentre el costo anual para operar una trituradora de papel:

1. Estimación del tiempo utilizado: la trituradora se usa durante aproximadamente 15 minutos por día (0.25 horas).
2. La etiqueta de una trituradora de papel muestra 120 voltios y 3 amperios.
3. Potencia: la potencia no se encuentra en la etiqueta, pero el consumo de corriente eléctrica se encuentra en 3 amperios.
120V × 3A = 360W (Amprios a watts)
4. Consumo de energía diario: 360 W × .25 ÷ 1000 = 0.09 kWh
5. Consumo de energía anual: la trituradora se utiliza aproximadamente una vez por semana (52 días por año). 0.09 kWh × 52 = 4.68 kWh
6. Costo anual de operación: la tarifa del servicio público es de 11 centavos por kWh. 4.68 kWh × $ 0.11 / kWh = $ 0.51 / año.

Consumo de los principales electrodomésticos de una casa u hogar:

La energía utilizada por los electrodomésticos se calcula sobre la base de su capacidad ( expresada en vatios ) y la duración o frecuencia de uso.

A continuación encontrará una descripción general del consumo anual de los electrodomésticos más comunes en una casa u hogar.

Consumo anual de aparatos eléctricos en la cocina:

Tipo de dispositivo Capacidad Duración de uso Consumo / año
Nevera A + 150 a 200 W 365 días – continuamente 201 kWh
Nevera C 200 a 350 W 365 días – continuamente 500 kWh
Lavavajillas 1200 W 48 semanas – 5 veces por semana 288 kWh
Maquina de cafe 500 a 1000 W 335 días – 10 mins./día 42 kWh
Campana extractora 70 a 150 W 335 días – 40 mins./día 25 kWh
Horno microondas 1000 a 1500 W 48 semanas – 1.5 h / semana 90 kWh
Horno eléctrico convencional 2000 a 2500 W 48 semanas – 1.5 h / semana 162 kWh

Consumo anual de aparatos eléctricos en la sala de estar:

Tipo de dispositivo Capacidad Duración de uso Consumo / año
televisión LCD 90 a 250 W 335 días – 4 horas por día 241 kWh
televisión LCD En modo de suspensión 3 W 365 días – continuamente 22 kWh
viejo televisor de plasma 261 a 344 W 335 días – 4 horas por día 402 kWh
viejo televisor de plasma En modo de suspensión 3 W 365 días – continuamente 22 kWh
TELEVISIÓN LED 20 a 60 W 335 días – 4 horas por día 54 kWh
TELEVISIÓN LED En modo de suspensión 0.3 W 365 días – continuamente 2,2 kWh
Bombillas de bajo consumo 12 W 335 días – 5 horas por día 20 kWh
Consola de videojuego 20 a 180 W 5 a 6 veces por semana – 1h20mins.
= 387 horas por año
7.75 a 69.5 kWh
Decodificador TVD / ADSL 365 días – continuamente 277 kWh + 112 kWh
= 389 kWh
Lámparas halógenas 300 W 335 días – 5 horas por día 503 kWh

Consumo anual de aparatos eléctricos en la lavanderia o patio:

Tipo de dispositivo Capacidad Duración de uso Consumo / año
Secadora C 2500 a 3000 W 32 semanas – 2 veces por semana 192 kWh
Lavadora A +++ 2500 a 3000 W 48 semanas – 4 veces por semana (0.9 kWh / ciclo) 173 kWh
Lavadora B 2500 a 3000 W 48 semanas – 4 veces por semana (1.35 kWh / ciclo) 259 kWh
Plancha 750 a 1100 W 48 semanas – 5 horas por semana 260 kWh
Aspiradora 650 a 800 W 48 semanas – 2 horas por semana 70 kWh

Consumo anual de aparatos eléctricos en la oficina:

Tipo de dispositivo Capacidad Duración de uso Consumo / año
Computadora con pantalla plana 70 a 80 W 240 días – 4 horas por día 72 kWh
Computadora con pantalla plana En modo de suspensión 3 W 365 días – continuamente 25 kWh
Bombillas de bajo consumo 15 a 25 W 365 días: 5 horas por día 34 kWh
Cargador de teléfono móvil 5 W 365 días: 1 hora por día 1,85 kWh

Consumo anual de electrodomésticos en el dormitorio o habitacion:

Tipo de dispositivo Capacidad Duración de uso Consumo / año
Computadora con monitor antiguo En 100 a 120 W 240 días – 4 horas por día 106 kWh
Computadora con monitor antiguo En modo de suspensión 40 a 60 W 365 días – continuamente 400 kWh
TV con tubo de rayos catódicos En 80 a 100 W 335 días – 4 horas por día 121 kWh
TV con tubo de rayos catódicos En modo de suspensión 4 a 10 W 365 días – continuamente 59 kWh
Alarma de radio 3 a 6 W 365 días – continuamente 20 kWh

Consumo anual de aparatos eléctricos en el baño

Tipo de dispositivo Capacidad Duración de uso Consumo / año
Afeitadora eléctrica 8 a 12 W 335 días – 5 mins./día 0.3 kWh
Dispositivo de calefacción de respaldo 1000 a 2000 W 240 días – 30 mins./día 180 kWh
Secador de pelo 300 a 600 W 48 semanas – 30 minutos / día 11 kWh

Seguramente ya te lo imaginas: un microondas no es el electrodoméstico que más consume de la casa. Pero no está de más recalcar esta idea con un dato: cada hogar gasta de media en consumo energético unos 990 euros* anuales. Pues bien, en ninguno de los rankings de electrodomésticos que más consumen de la casa aparece el microondas entre los diez primeros. ¡Y no se puede decir que se use pocas veces al cabo del día!

De hecho, se trata de uno de los medios de cocción más eficientes en el hogar, con una eficiencia media del 75%.

Pongamos un ejemplo. Supongamos que para calentar al grill una fuente de 500 gramos de comida variada en el microondas se necesita una media de cinco minutos, llegando a consumir en total unos 125 Wh. Pues bien, teniendo en cuenta que el precio por kWh ronda 0.1576€, calentar esa fuente supondría 2 céntimos. ¿Esperabas que fuese a consumir tan poco? 😉

Índice del artículo

¿Cuánto consume el microondas?

Ampliemos un poco la información:

Para que la imagen sea más elocuente creemos que puede servir la interesante comparativa que la OCU** elaboró respecto al gasto del microondas, al cabo de un año, en tres aspectos de lo más cotidiano.

  • Calentar 700 biberones: 1,3 €/año
  • Cocinar 50 pizzas (una vez a la semana): 2,3 €/año
  • Asar 50 pollos (una vez a la semana): 7 €/año

Además, si no queremos pasarnos ni un milímetro del gasto energético, podemos recurrir a un microondas con programa automático, el cual selecciona automáticamente el nivel óptimo de potencia.

Limpiar el microondas

Es, en sí, un electrodoméstico que se aconseja usar a fin de evitar gastos innecesarios. Pero si todavía se quiere apurar un poco más para gastar menos, la mejor recomendación para llevar a la práctica es mantenerla cavidad lo más limpia posible.

¿Cómo hacerlo, además de limpiándola periódicamente? La mejor forma es tapar los alimentos. Ya sea con un paño o con una campana de plástico. De ese modo las finísimas partículas de grasa que de lo contrario se irían adhiriendo a las paredes, se quedan retenidas y no ralentizan y fuerzan al mecanismo del micro. Lo que al fin y al cabo es una forma de hacer que gaste más energía.

*Dato del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía).

**Organización de Consumidores Españoles.

¿Te ha gustado? Compartir:

Comparaciones de consumo de electricidad para electrodomésticos y aparatos electrónicos del hogar

En todo tu hogar hay muchos aparatos que tú y tu familia usan cada día y que requieren electricidad para funcionar — posiblemente más de lo que crees. El consumo real de energía varía según el aparato, marca y modelo pero saber cuánta electricidad requieren por lo general estos dispositivos y aparatos electrónicos del hogar puede ayudarte a comprender cuánto dinero estás gastando al usarlos.

Revisa las gráficas a continuación para comparar el consumo de electricidad de los artículos del hogar de uso diario. Verás algunos aparatos muy improbablemente comparados con otros para mostrarte donde está yendo tu dinero y para arrojar luz acerca de los aparatos de alto consumo de energía que tal vez nunca hayas considerado.

Comparación de consumo #1: Lavaplatos vs. computadora de escritorio

Dispositivo Potencia en vatios por hora
Lavaplatos 330
Computadora de escritorio 75

El lavaplatos consume significativamente más electricidad que una computadora de escritorio. Aunque la computadora consume electricidad para funcionar y posiblemente, hacer funcionar muchos accesorios, como el monitor, el módem y el enrutador, hay dos grandes funciones de alto drenaje de energía asociados con el lavaplatos. Necesita electricidad para hacer funcionar la máquina y para calentar el agua. Para ahorrar electricidad al usar el lavaplatos, deberías hacerlo funcionar en el ciclo ligero y definitivamente desactivar la opción de secado con calor. El secado con calor no mata las bacterias ni limpia los platos. Simplemente hace que dejen de gotear, lo que el tiempo logra por su cuenta.

Fuente: TreeHugger

Comparación de consumo #2: Secador de cabello vs. ventilador de techo

Dispositivo Potencia en vatios por hora
Secador de cabello 710
Ventilador de techo 35

Se podría pensar que el secador de cabello y el ventilador de techo tienen un consumo de electricidad comparable, ya que ambos aparatos son pequeños y el secador de cabello se utiliza solamente durante períodos de tiempo cortos, pero en realidad, el secador de cabello consume mucha más electricidad. Por ejemplo, necesitarías hacer funcionar tu ventilador de techo durante más de 20 horas para consumir la misma cantidad de electricidad que el secador de cabello consume en solo unos pocos minutos. Debido a que el secador de cabello tiene que producir un grado de calor muy alto, consume una gran cantidad de electricidad. Una manera de recortar el uso del secador de cabello es dejar que tu cabello se seque al aire, sobre todo en los meses de verano.

Fuente: Mother Earth News

Comparación de consumo #3: Plancha vs. microondas

Dispositivo Potencia en vatios por hora
Plancha 1,100
Microondas 1,500

Otros aparatos pequeños que consumen una gran cantidad de electricidad son la plancha y el microondas. Una vez más, la creación de calor es culpable. Aunque el consumo de electricidad de estos dos artículos es similar en comparación, el microondas consume más electricidad, ya que utiliza ondas de radio de alta frecuencia para calentar las moléculas de agua.

Fuente: Comisión de Energía de California

Comparación de consumo #4: Tostadora vs. refrigerador

Dispositivo Potencia en vatios por hora
Tostadora 1,100
Refrigerador 225

En este escenario, los números pueden ser engañosos. La tostadora requiere más voltaje para funcionar que el refrigerador. Sin embargo, el refrigerador terminará costándote más a largo plazo, ya que se mantiene funcionando todo el día y noche para mantener la comida fría y fresca. La mayoría de personas no utiliza sus tostadoras todo el día (lo cual sería un peligro de incendio), por lo que la potencia en vatios consumida a diario puede estar por encima de la de un secador de cabello, pero debajo de la de un microondas.

Fuente: Kompulsa

Comparación de consumo #5: Sistema de videojuegos vs. abridor de puerta de garaje

Dispositivo Potencia en vatios por hora
Sistema de videojuegos 36
Abridor de puerta de garaje 400

Aunque los jugadores pueden pasar horas jugando su videojuego favorito, todo ese consumo de ninguna manera se compara con la electricidad consumida por el abridor de la puerta del garaje. Ya que muchos abridores de garaje tienen un control remoto, el abridor permanece encendido aunque no esté funcionando, ya que se mantiene a la espera de la señal de radio para indicarle que debe abrir.

Fuente: Green Building Advisor

Comparación de consumo #6: Cafetera vs. olla de cocción lenta

Dispositivo Potencia en vatios por hora
Cafetera 1,000
Olla de cocción lenta 200

Hacer una jarra de café en la mañana puede usar más electricidad que la preparación de una comida en la olla de cocción lenta. En una cafetera, se requiere una gran cantidad de calor para hervir el agua y calentar la placa de calor sobre la que se coloca la jarra. Tendrías que mantener tu olla de cocción lenta encendida durante más de cinco horas para que iguale la cantidad de electricidad consumida por la cafetera. Muchas personas dejan sus ollas de cocción lenta encendidas de ocho a 10 horas para cocinar una comida, por lo que podría ser difícil decir cuál usa más, dependiendo de cuánto tiempo mantengas la cafetera encendida cada día. No se puede negar el golpe de energía que la cafetera proporciona en un corto período de uso. No olvides desconectarla una vez que hayas terminado con tu café para ahorrar electricidad y dinero.

Fuente: Energy Hotwire

Comparación de consumo #7: Calentador portátil vs. TV LED

Dispositivo Potencia en vatios por hora
Calentador portátil 1,320
TV LED 79

Puesto que un calentador eléctrico portátil funciona para proporcionar calor rápidamente, consume mucha más electricidad que la TV. Si usas un calentador portátil con regularidad, podrías ver un aumento considerable en tu factura de electricidad. Los calentadores portátiles deberían usarse por lo general solo si deseas calentar una pequeña área en lugar de varios espacios.

Fuente: Departamento de Energía de Estados Unidos

Comparación de consumo #8: Secadora de ropa vs spa portátil (Jacuzzi)

Dispositivo Potencia en vatios por hora
Secadora de ropa 2,790
Spa portátil (Jacuzzi) 4,350

Ambos requieren una gran cantidad de electricidad para funcionar porque ambos producen una gran cantidad de calor. Sin embargo, el jacuzzi consume mucha más que una secadora de ropa. Es más grande que la secadora, y gran parte del calor se escapa del jacuzzi durante su uso, a diferencia de la secadora. Como nota aparte, si debes elegir entre un jacuzzi portátil o un jacuzzi a ras del suelo, elige uno portátil, ya que tienden a estar mejor aislados y por lo general incluyen cubiertas para ayudar a impedir que el calor escape. La cubierta es esencial no solo para el mantenimiento de tu jacuzzi, pero para mantener tus costos de electricidad bajos.

Fuente: Comisión de Energía de California

Si estás interesado en encontrar más información de potencia en vatios para varios tipos diferentes de electrodomésticos y aparatos electrónicos, el Departamento de Energía de EE.UU. tiene un estimador de energía increíblemente útil que se encuentra aquí: https://www.energy.gov/energysaver/estimating-appliance-and-home-electronic-energy-use.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *