Contrato de alquiler habitacion

Contenidos

Contrato de arrendamiento de habitación

El contrato de arrendamiento de habitación es el documento o acuerdo mediante el cual la persona propietaria (llamada arrendador) cede a otra persona (llamada arrendatario) el uso o disfrute, en exclusiva, de una habitación ubicada al interior de una vivienda (casa o piso), así como el derecho a utilizar de forma compartida con otras personas (es decir, no en exclusiva) las zonas comunes de la vivienda (cocina, salón y cuarto de baño) por un tiempo determinado y a cambio del pago de una renta.

En este documento, se identificará de forma clara la habitación que se va a alquilar, así como la vivienda en la cual se encuentra, se fijará el importe y la forma de pago de la renta o alquiler que deberá pagar el arrendatario, y la duración del arrendamiento. Asimismo se regularán los derechos, obligaciones y responsabilidades que emanarán del contrato para cada una de las partes; por ejemplo, la devolución de la habitación en un estado de conservación y uso igual a aquel en que fue recibida, el derecho del arrendador a entrar en la vivienda.

Alquiler de habitación

El contrato de arrendamiento de habitación se puede celebrar cuando el arrendador desea alquilar uno de los dormitorios de su vivienda, pero seguirá viviendo en la misma, y también cuando desee alquilar todas las habitaciones del piso o casa a diferentes personas (es decir, no la utilizará como su vivienda habitual). En ambos casos, tiene como una de sus ventajas principales el ahorro económico, al permitir dividir los gastos (por servicios de la vivienda) entre varias personas.

Celebrar contratos individuales de habitación con cada inquilino es una de las maneras de alquilar un piso compartido (o «piso de estudiantes»), en el cual se establece una relación entre el arrendador y cada arrendatario (en caso de haber varios) y, en el que este último solo responde por sus obligaciones (y no por la de los inquilinos que alquilen el resto de habitaciones). Si desea alquilar toda la vivienda a varios inquilinos y que todos ellos respondan solidariamente de las obligaciones (fundamentalmente, pago de la renta y devolver la vivienda en el estado en que se entregó) del resto, se debe celebrar un único contrato de arrendamiento de vivienda habitual (si se destinará a vivienda principal o permanente) o contrato de arrendamiento de vivienda por temporada vacacional (si se ocupará para un uso vacacional o de turismo, durante un tiempo limitado).

Este modelo solo puede ser utilizado si quien cede el uso de la habitación (arrendador) es el propietario de la vivienda en la que esta se encuentra; en cambio, si este es cedido por un arrendatario que previamente ha firmado con el propietario de dicho inmueble un contrato de alquiler, se debe utilizar el contrato de subarriendo de vivienda (y contar con la autorización del propietario).

Si el alquiler de la habitación se destinará a usos turísticos, se debe tener en cuenta la normativa autonómica y local que puede imponer una serie de requisitos para el mismo o, incluso, prohibirlo.

¿Cómo utilizar este documento?

El modelo permite prever aspectos clave de un contrato de alquiler de habitación como: la descripción de la habitación y de la vivienda en la que se encuentra, las áreas de la casa que se pueden utilizar y los servicios que se incluyen en el alquiler, a qué parte serán atribuibles qué gastos, el importe de la renta y su forma de pago, las obras que conciernan al inmueble, las normas de convivencia que deberá respetar el arrendatario, la introducción o no de garantías del cumplimiento de las obligaciones por el arrendatario (fianza o depósito de garantía y/o fiador solidario), el derecho o no a subarrendar y a ceder el contrato, entre otras.

Aunque la ley no lo exige, es conveniente formalizar los contratos de arrendamiento de habitación por escrito, para evitar conflictos futuros. Asimismo, es conveniente acompañar este contrato de un anexo de inventario de los bienes muebles que se encuentran en la vivienda y, en su caso, en la habitación al momento de entrar el inquilino en la vivienda.

  • Duración

Este contrato estará vigente durante el tiempo o período que las partes decidan. No obstante, las partes pueden acordar, por ejemplo, su derecho a terminar el contrato de forma anticipada y/o que tras la terminación del período de duración inicialmente previsto, entren en vigor una serie de períodos de prórroga sucesivos.

  • Garantías

El arrendador puede exigir que el arrendatario constituya algún tipo de garantía para asegurar el cumplimiento de sus obligaciones contractuales (particularmente, el pago de la renta y el deber de conservación de la habitación y de las zonas comunes). Algunas de las garantías de cumplimiento o pago son la fianza y el aval o fiador solidario.

En el caso de la fianza o depósito de garantía, el arrendatario entrega una cantidad de dinero al arrendador para asegurar el cumplimiento de sus obligaciones. Al finalizar el contrato, si ha cumplido con todas sus obligaciones (especialmente, si entrega la habitación y las zonas comunes en las condiciones pactadas), esta cantidad le será devuelta; en cambio, si no ha cumplido con todas sus obligaciones, el arrendador la retendrá.

En el caso de constituirse un aval o fiador solidario, una o varias personas ajenas al contrato de arrendamiento (es decir, distintas del arrendador y del arrendatario) se comprometen a saldar, eventualmente, las deudas que el arrendatario haya contraído como consecuencia de la ejecución de este contrato (particularmente, pagar las rentas impagas). En el contrato de alquiler, será necesario identificar a esta(s) persona(s) e incluir su firma.

En los contratos de arrendamiento de habitación, no es obligatorio que el arrendador exija al arrendatario la constitución de garantías.

  • Posibilidad de subarrendar la habitación y de ceder el contrato

En los contratos de alquiler de habitación, el arrendatario puede subarrendar el bien o ceder el contrato de arrendamiento a otra persona, salvo si el arrendador se lo prohíbe expresamente. Este documento permite mantener esta autorización o prohibir el subarrendamiento del bien y la cesión del contrato a un tercero.

Una vez cumplimentado el documento con las informaciones necesarias relativas a las condiciones del arrendamiento, y a los derechos, deberes y responsabilidades de cada una de las partes, el contrato debe ser firmado por las partes o, en su caso, por sus representantes, que deberán exhibir la autorización, o en su caso poder notarial, que les habilita a ello en el momento de la firma. Asimismo, en caso de constituirse un aval o fiador solidario, este también debe firmar el contrato.

Para un mayor nivel de seguridad, las firmas han de figurar no sólo en la sección final del documento, sino también en el borde izquierdo de cada página que compone el documento, incluyendo, en su caso, las páginas de los anexos en los que se pudiera adjuntar todo otro documento suplementario que también formaría parte del contrato. El documento debe ser firmado al menos en dos ejemplares (tres, si existe aval o fiador solidario), para que cada una de las partes conserve una copia.

En el momento de la celebración de este contrato es necesario que el propietario o arrendador facilite al inquilino la copia del certificado de eficiencia energética del inmueble. Por otra parte, el propietario debe declarar a Hacienda los ingresos obtenidos por el alquiler cobrado al inquilino.

Legislación aplicable

De forma mayoritaria, se entiende que los contratos de alquiler de habitaciones se rigen por el Código civil (particularmente, por sus artículos 1088 a 1314 y 1542 a 1582).

El certificado de eficiencia energética que se debe facilitar al inquilino se encuentra regulado en el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.

Si el alquiler de la habitación se destinará a usos turísticos, también es de aplicación la normativa autonómica y local correspondiente.

Ayuda de un abogado

También tienes la opción de consultar a un abogado si necesitas ayuda.

El abogado puede contestar a tus preguntas o ayudarte en tus trámites. Al final de la creación del documento, se te ofrecerá esta opción.

¿Cómo modificar el modelo?

Rellenas un formulario. El documento se va redactando ante tus ojos, en función de tus respuestas.

Al finalizar, lo recibirás en los formatos Word y PDF. Puedes modificarlo y volver a utilizarlo.

Modelo de contrato de alquiler de un piso compartido

Modelo de contrato de arrendamiento de vivienda compartida y solidaria

En primer lugar, debes saber que el alquiler de habitaciones se regula por el Código Civil, a diferencia del alquiler de viviendas completas, que lo hace mediante la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). La principal implicación de este punto es que la duración del contrato del alquiler de una habitación será exactamente la que se pacte en el contrato, no habiendo derecho a prórroga por parte del inquilino como ocurre en el alquiler de una vivienda en su totalidad.

Así se redacta el contrato para compartir piso

El contrato entre arrendador y arrendatario es recomendable que quede reflejado por escrito. Para que no surjan después conflictos, debe estar firmado por ambas partes y recoger diferentes aspectos como:

– Qué habitación exactamente es la que ocupará el inquilino

– El precio y la forma de pago

– La duración del contrato

– Qué servicios se incluyen en el alquiler (derecho a cocina, teléfono, Internet, etc.) y cómo se repartirá el pago de los gastos extra que pueda haber

– Si el arrendatario puede subarrendar o no, a su vez, la habitación.

Pese a estas recomendaciones generales, es conveniente que un profesional revise el contrato antes de firmarlo para resolver cualquier duda y suspicacia que pueda surgir entre las partes, tal y como recuerda Salvador Salcedo, socio del despacho de abogados Ático Jurídico.

Descárgate aquí el modelo de contrato de arrendamiento para un piso compartido

Modelo contrato de alquiler de habitación

En la ciudad de ………………….., a …….. de …………………. de 20…

REUNIDOS

De una parte como arrendador D/DÑA …………………………………………., mayor de edad, con DNI. Nº ……………………, con domicilio en ………………………………………………………………………….

INTERVIENEN

Los dos en su propio nombre y derecho como arrendador y arrendatario respectivamente. Ambas partes tienen plena capacidad legal para concurrir a este acto según manifiestan y, recíprocamente, se reconocen y

EXPONEN

SEGUNDO.- Que D/DÑA………………………………………… ha convenido con D/DÑA ……………………………………….. el arrendamiento de la habitación amueblada número ……., cuya superficie y composición, incluido el mobiliario, así como demás características son perfectamente conocidas por el arrendatario. El arrendamiento de dicha habitación dará derecho al uso común con el resto de arrendatarios de la vivienda de las zonas comunes de la misma. Se adjunta inventario del mobiliario existente en este momento en la habitación arrendada y en las zonas comunes de la vivienda. El arrendamiento se realiza con sujeción al régimen jurídico establecido en la Ley de Arrendamientos Urbanos de 24 de Noviembre de 1994, que llevan a cabo por medio del presente contrato y con arreglo a las siguientes:

ESTIPULACIONES

PRIMERA.- DESTINO. Que D/DÑA………………………………………….. arrienda a D/DÑA…………………………………….. la habitación descrita en el expositivo segundo de este documento, que será destinada a vivienda habitual y permanente del arrendatario y de su familia. La habitación se pondrá a disposición de la parte arrendataria con la entrega de llaves de dicha habitación y de la vivienda, recibiéndola el/la Sr/a …………………………………….. en un estado adecuado al fin al que se destina. Manifiesta igualmente el arrendatario que no tiene arrendada actualmente ninguna otra vivienda o habitación destinada a satisfacer su necesidad permanente de vivienda.

SEGUNDA.- DERECHO DE ACCESO A LA VIVIENDA DEL ARRENDADOR. Las partes acuerdan expresamente la renuncia del arrendatario a impedir que el arrendador pueda acceder a las zonas comunes de la vivienda y a las habitaciones que no se encuentren arrendadas en el momento del acceso a la vivienda. La violación de este derecho del arrendador por parte de cualquier persona que se encuentre en la vivienda será considerada causa de solución del contrato de arrendamiento y motivo de desahucio del arrendatario, siendo éste responsable de los daños y perjuicios que el impedimento de acceso a la vivienda puedan ocasionar al arrendador, entre otros la pérdida de beneficios por no poder arrendar otras habitaciones.

TERCERA.- DURACIÓN Y PRÓRROGAS. El plazo pactado de duración del presente contrato de arrendamiento es de………., a contar desde……….. Transcurrido el plazo contractual, podrá prorrogarse tácitamente la duración de este contrato por períodos iguales si cualquiera de las partes no comunica a la otra con un mes de antelación su deseo de dar por concluido el contrato al término del plazo convenido o de cualquiera de sus prórrogas.

CUARTA.- Una vez transcurra el plazo máximo de tres años a que se refiere la cláusula anterior, si ninguna de las partes hubiese notificado a la otra, al menos con un mes de antelación a aquella fecha, su voluntad de no renovarlo, el contrato se prorrogará necesariamente durante un año más, salvo que el arrendatario manifieste al arrendador con 30 días de antelación su decisión de no continuar el arriendo.

QUINTA.- RENTA Y ACTUALIZACIÓN DE RENTA Y FIANZA. La renta convenida es de ……….. € pagaderos mensualmente por adelantado. La renta pactada se podrá revisar anualmente, a partir del primer año de vigencia del contrato, con arreglo al Índice de Precios al Consumo publicado por el Instituto Nacional de Estadística, o por el índice que decidan libremente las partes.

La parte arrendataria se compromete a aportar la cantidad de……….en concepto de Fianza, con la obligación de la parte arrendadora de su depósito legal. La fianza se restituirá a la finalización del contrato, conforme a lo establecido en la legislación vigente, una vez comprobado por la arrendadora el buen estado de la vivienda y el adecuado cumplimiento de lo previsto en este contrato. La fianza no podrá imputarse al pago de renta ni de ningún otro concepto ni tampoco justificará ningún retraso en los pagos a realizar.

SÉPTIMA.- GASTOS GENERALES. No será obligación de la parte arrendataria el pago de los gastos generales de la vivienda.

OCTAVA.- SUMINISTROS. No será de cargo y cuenta del arrendatario llevar a cabo tanto con el Ayuntamiento como con las compañías de electricidad y telefonía, los respectivos contratos de suministro de agua, energía, electricidad y teléfono. Sin embargo, sí será de cuenta del arrendatario el pago al arrendador de los correspondientes recibos de estos consumos, que serán comunicados mensualmente a aquel por el arrendador. El método de atribución al arrendatario será el prorrateo del total consumido entre el número de habitaciones de la vivienda que se encuentren ocupadas en la mensualidad facturada.

NOVENA.- OBRAS DE CONSERVACIÓN. El arrendador está obligado a realizar, sin derecho a elevar por ello la renta, todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda y la habitación en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido, salvo cuando el deterioro de cuya reparación se trate sea imputable al arrendatario a tenor de lo dispuesto en los artículos 1.563 y 1.564 del Código Civil.

DÉCIMA.- PEQUEÑAS REPARACIONES. Las pequeñas reparaciones que exija el desgaste por el uso de la habitación serán de cargo del arrendatario. Las pequeñas reparaciones que exija el desgaste por el uso de las zonas comunes serán a cargo de los arrendatarios que en el momento de realizarlas estén ocupando la vivienda.

Se prohibe expresamente al arrendatario la realización de agujeros o perforaciones en las paredes del inmueble, descontándose de la fianza el importe que sea necesario para que las paredes recuperen su estado original en su caso

DÉCIMO PRIMERA.- OBRAS DE MEJORA. El arrendatario estará obligado a soportar la realización por el arrendador de obras de mejora cuya ejecución no pueda razonablemente diferirse hasta la conclusión del arrendamiento.

El arrendador que se proponga realizar una de tales obras deberá notificar por escrito al arrendatario, al menos con tres meses de antelación, su naturaleza, comienzo, duración y coste previsible. Durante el plazo de un mes desde dicha notificación, el arrendatario podrá desistir del contrato, salvo que las obras no afecten o afecten de modo irrelevante a la habitación arrendada. El arrendamiento se extinguirá en el plazo de dos meses a contar desde el desistimiento, durante los cuales no podrán comenzar las obras.

El arrendatario que soporte las obras tendrá derecho a una reducción de la renta en proporción a la parte de la vivienda de la que se vea privado por causa de aquéllas, así como a la indemnización de los gastos que las obras le obliguen a efectuar.

DÉCIMO SEGUNDA.- OBRAS DEL ARRENDATARIO. El arrendatario no podrá realizar, sin el consentimiento expreso y por escrito del arrendador, ningún tipo de obras. Sin perjuicio de la facultad de resolver el contrato, la arrendadora que no haya autorizado la realización de las obras podrá exigir, al concluir el contrato, que la arrendataria reponga las cosas al estado anterior o conservar la modificación efectuada, sin que éste pueda reclamar indemnización alguna.

DÉCIMO TERCERA.- OBRAS DE ADAPTACIÓN PERSONALES. El arrendatario, previa notificación escrita al arrendador, podrá realizar en el interior de la habitación aquellas obras o actuaciones necesarias para que pueda ser utilizada de forma adecuada y acorde a la discapacidad o a la edad superior a setenta años, tanto del propio arrendatario como de su cónyuge, de la persona con quien conviva de forma permanente en análoga relación de afectividad, con independencia de su orientación sexual, o de sus familiares que con alguno de ellos convivan de forma permanente, siempre que no afecten a elementos o servicios comunes del edificio ni de la vivienda, ni provoquen una disminución en su estabilidad o seguridad.

El arrendatario estará obligado, al término del contrato, a reponer la habitación al estado anterior, si así lo exige el arrendador.

DÉCIMO CUARTA.- CLAUSULA DE PENALIZACIÓN EXPRESA. La parte arrendataria hará entrega de las llaves de la vivienda y de la habitación en la fecha de finalización del presente contrato. De realizar la entrega más tarde, el arrendatario abonará al arrendador la cantidad de ……………. euros por cada día de retraso en la puesta a disposición de las llaves, en concepto de cláusula penal, además de todos los gastos que directos e indirectos que dicho retraso generen de cara a la recuperación de la habitación.

DÉCIMO QUINTA.- CESIÓN Y SUBARRIENDO. El contrato no se podrá ceder ni subarrendar de forma parcial por el arrendatario sin previo consentimiento por escrito del arrendador.

DECIMO SEXTA.- TANTEO Y RETRACTO. La parte arrendataria renuncia expresamente a los derechos de tanteo y retracto sobre la vivienda y sobre la habitación.

DECIMO SÉPTIMA.- REGISTRO.- Cualquiera de las partes podrá instar el registro del contrato de arrendamiento en el Registro de la Propiedad en el que se encuentre registrado el inmueble arrendado, siendo los gastos soportados por mitad si el registro es del interés de ambas partes y, no siendo así, por quien interese la inscripción.

DECIMO OCTAVA.- SUMISIÓN. Los contratantes se someten expresamente a los Juzgados y Tribunales de la ciudad de …………………. para todas aquellas cuestiones litigiosas que pudieran derivarse del presente contrato, por ser el lugar donde se encuentra la habitación arrendada.

Y con el carácter expresado en la intervención, firman el presente contrato por duplicado, en cinco folios escritos por el anverso numeradas sus caras del uno al cinco, en el lugar y fecha indicados.

Modelo contrato alquiler habitación

El contrato de arrendamiento o alquiler de una habitación es un documento que acredita de forma legal el derecho de uso de un dormitorio a un persona, sin necesidad de alquilar toda la vivienda.

Este tipo de modelo de contrato está indicado para personas que vayan a alquilar una habitación en un piso compartido o en un piso de estudiantes.

¿Qué debe contener un contrato de alquiler de habitación?

En el contrato de alquiler de una habitación o dormitorio se incluyen diversas cláusulas como por ejemplo el importe, el tiempo de alquiler, el pago de los gastos, si la persona que alquila tiene derecho a hacer uso de las habitaciones comunes del inmueble como la cocina y el salón entre otras.

Estos son los elementos fundamentales que debe tener un contrato de alquiler de habitación en piso compartido:

  • Características del contrato: se deben plasmar en el contrato todos los servicios de los que podrás disfrutar el inquilino y las características de la casa, es decir, todas las cosas que hay y los muebles de los que dispone la vivienda.
  • Duración del contrato: el contrato marcará la duración exacta por la que se firma el contrato.
  • Precio del alquiler: tendrá que definirse el precio del alquiler mensual y los servicios que se ofrecen. Hay que señalar si entran o no los gastos de agua, basura, comunidad, Internet, etc.
  • Formas de pagos: se deberá establecer cuál va ser el modo de pago (transferencia, efectivo, etc) y los días en que se debe pagar, como por ejemplo, del 1 al 5 de cada mes.
  • Subarriendo de la habitación: deberá establecer si es posible si el arrendatario puede alquiler la habitación. Si no se explicita nada en el contrato, el inquilino podrá subarrendar la habitación arrendada.

Los contratos de alquiler de habitación en un piso compartido no se regulan mediante la misma ley que los contratos de arrendamiento de vivienda. Por ello, es recomendable que conozcas las regulación del contrato de habitación en el Código Civil para conocer a la perfección los derechos y obligaciones de las dos partes.

CONTRATO DE ALQUILER DE HABITACIÓN POR TEMPORADA

En ……………., a ….. de ………….. de

REUNIDOS

De una parte, D. …………………………, mayor de edad, con DNI. …………….., y con domicilio en la ciudad de …………………., C/ ………………………….

De otra parte, D. ………………………………, mayor de edad, con DNI…………………. y con domicilio a efecto de notificaciones en la ciudad de ………………………, C/ ……………

INTERVIENEN

  1. ……………………….. en su propio nombre y derecho, como parte arrendadora.
  2. ………………….. igualmente en su propio nombre y derecho, como parte arrendataria.

Reconociéndose ambas partes capacidad legal suficiente para el otorgamiento del presente contrato de arrendamiento de uso distinto a vivienda

MANIFIESTAN Y ACUERDAN

Primero.- Que la parte arrendadora es propietaria en pleno dominio de la vivienda ubicada en la C/ ……………………. de la ciudad de …………………, de ………. metros cuadrados de superficie divididos en ……… habitaciones, …….. cuartos de baño y cocina, cuya superficie y composición así como demás características son perfectamente conocidas por los intervinientes.

REF. CATASTRAL:

Nº Cédula de habitabilidad se adjunta fotocopia de la misma como Anexo 1 al final del presente contrato.

Certificado de eficiencia energética . Se adjunta fotocopia del certificado como Anexo 2 al final del presente contrato.

Segundo.- D………………………………., tiene interés en alquilar al arrendador, la habitación que se identifica con el nº…. en el plano que se adjunta como Anexo 3.

El arrendamiento de dicha habitación dará derecho al ARRENDATARIO, junto con el uso exclusivo y excluyente de la habitación objeto del presente contrato, al uso de los demás elementos comunes de la vivienda, en virtud de los pactos que se expondrán a continuación

Tercero.- Que a tal objeto formalizan las partes el presente CONTRATO DE ARRENDAMIENTO DE HABITACIÓN POR TEMPORADA EN VIVIENDA COMPARTIDA con arreglo a las siguientes

ESTIPULACIONES

Primero.- Del objeto del contrato.

El objeto del presente contrato es la habitación descrita en el EXPOSITIVO SEGUNDO con una superficie de …… metros cuadrados y que cuenta con el mobiliario y enseres que se indican en el INVENTARIO que se acompaña como Anexo 4 y fotos de la vivienda y de la habitación como Anexo 5.

Asimismo, se adjunta como Anexo 3 plano de la vivienda en la que se señala la ubicación de la habitación arrendada.

La habitación se pone a disposición del ARRENDATARIO con la entrega de las llaves de dicha habitación que se hace efectiva en este acto, recibiéndola el ARRENDATARIO, reconociendo el correcto estado de la misma al fin que se destina.

El presente contrato se establece por temporada por motivo de ………………………………….

Reconociendo asimismo la parte arrendataria disponer de su vivienda habitual mediante la cual satisface su necesidad de vivienda permanente.

Junto con el uso exclusivo de la habitación arrendada, el ARRENDATARIO tendrá derecho al uso de los siguientes elementos comunes respetando siempre las normas de la Comunidad de propietarios y los derechos del resto de inquilinos:

– BAÑO

– COCINA

– SALÓN

Segundo.- De la duración del contrato de arrendamiento.

El plazo de duración de este contrato será de xxxxx, contados desde la firma del presente contrato, por lo que el mismo quedará extinguido por expiración del plazo contractual el día ………………………….. de ………………………….. del año …………………….

La expiración del tiempo pactado para el presente contrato de arrendamiento producirá la automática extinción del contrato, quedando obligadas el arrendatario a dejar la habitación libre de enseres a la referida fecha y a disposición de la propiedad, dejando la habitación arrendada en las mismas condiciones existentes en el momento de la ocupación.

Caso de no abandonar la vivienda en dicha fecha, el ARRENDATARIO deberá indemnizar al ARRENDADOR con una cantidad equivalente al doble de la renta diaria por cada día que transcurra hasta el efectivo desalojo, sin perjuicio de la obligación de abandono de dicha vivienda y de la responsabilidad de dejar la habituación en el mismo estado en el que se encontró.

Tercera.- De la renta.

La renta anual estipulada por el arrendamiento es de ……………………….. EUROS (……….. €), pagaderos por mensualidades anticipadas de ……………………. (…….. €) dentro de los cinco primeros días de cada mes. El incumplimiento de la obligación de pago o notificación del justificante del pago en el periodo fijado de una sola mensualidad será motivo de resolución del contrato, dando derecho al arrendador a solicitar el desahucio, siendo por cuenta del arrendatario los gastos que estas acciones originen. La demanda podrá ser instada a partir del día 10 del mes en que el arrendatario hubiera impagado dicha mensualidad (así por ejemplo, si el día 5 de febrero no se hubiera recibido el pago de la mensualidad de febrero, la demanda de desahucio se podría interponer a partir del día 10 de febrero).

El abono de la renta se realizará mediante ingreso o transferencia bancaria en el número de cuenta ……………………………….., debiendo enviar justificante de la misma dentro de ese mismo plazo al arrendador a la cuenta de correo electrónico ………………………

Extinguido el contrato por cualquier causa, si el arrendatario continuara ocupando la vivienda vendrá obligado a indemnizar al ARRENDADOR con una cantidad equivalente al doble de la renta diaria por cada día que transcurra hasta el efectivo desalojo, sin perjuicio de la obligación de abandono de dicha vivienda y de la responsabilidad de dejar la habituación en el mismo estado en el que se encontró.

El arrendatario entrega en este mismo acto a la propiedad la cantidad en metálico de …………………………………. EUROS (……………. €), en concepto de renta correspondiente a la mensualidad de renta del presente mes de ………………., constituyendo el presente documento la más eficaz carta de pago. El cobro de las mensualidades sucesivas se realizará mediante domiciliación bancaria dentro de los cinco primeros de cada mes, según lo estipulado.

Cuarto.- De la actualización de la renta.

La renta estipulada se adaptará anualmente al incremento del coste de la vida con arreglo al Índice de Precios al Consumo para el Conjunto Nacional, conforme a los datos que publique el Instituto Nacional de Estadística u Organismo que lo sustituya. En ningún caso, la adaptación conllevará una minoración de la renta que se esté abonando.

La base para dicha adaptación estará constituida por la renta que estén abonando las arrendatarias al tiempo de practicarse cada revisión, o sea, la inicial con las variaciones posteriores que hayan sido aplicadas. Si por el retraso con que se publican dichos índices, la adaptación no pudiera realizarse en la fecha prevista, deberá abonarse en todo caso la diferencia desde el mes que proceda. En ningún caso la demora en practicarse la revisión supondrá renuncia a la misma.

Quinto.- De la fianza.

El arrendatario entrega a su vez al arrendador en este mismo acto el importe en metálico de …………………………. EUROS (……… €), que corresponden a una mensualidad de renta que se satisface en concepto de fianza, constituyendo el presente documento la más eficaz carta de pago.

Sexto.- De los gastos e impuestos.

Serán de cuenta del arrendador los gastos ordinarios correspondientes a la Comunidad de Propietarios que se giren sobre la vivienda arrendada. La cuota del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) también será satisfecha por el arrendador.

Correrá a cargo del arrendatario el pago de los suministros de luz, agua, gas, teléfono o cualquier otro servicio que se necesite o contrate para el inmueble, en un porcentaje equivalente al % de cada factura de suministros.

Séptimo.- De las reparaciones y obras.

El ARRENDADOR está obligado a realizar, sin derecho a elevar por ello la renta, todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda y la habitación en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido, salvo cuando el deterioro de cuya reparación se trate sea imputable al arrendatario a tenor de lo dispuesto en los artículos 1.563 y 1.564 del Código Civil.

Por el contrario, las pequeñas reparaciones que exija el desgaste por el uso ordinario de la habitación serán de cargo del arrendatario. Las pequeñas reparaciones que exija el desgaste por el uso ordinario de las zonas comunes serán a cargo de los arrendatarios que en el momento de realizarlas estén ocupando la vivienda en la parte proporcional que corresponda a su habitación.

A pesar de no tener la consideración de obra, se prohíbe expresamente al arrendatario la realización de agujeros o perforaciones en las paredes del inmueble, descontándose de la fianza el importe que sea necesario para que las paredes recuperen su estado original en su caso.

El ARRENDATARIO no podrá llevar a cabo obra alguna ni en la habitación arrendada ni en los elementos comunes, salvo que cuente con el consentimiento previo, expreso y por escrito de la propiedad.

Sin perjuicio de la facultad de resolver el contrato, el ARRENDADOR que no haya autorizado la realización de las obras podrá exigir, al concluir el contrato, que el ARRENDATARIO reponga las cosas a su estado anterior o conservar la modificación efectuada, sin que por ello pueda el ARRENDATARIO reclamar compensación o indemnización alguna.

La realización de tales obras, así como los gastos y gestiones para la obtención de los oportunos permisos y licencias serán a cargo exclusivo del ARRENDATARIO.

A pesar de ello, queda totalmente prohibido para el ARRENDATARIO la realización de obras que modifiquen la configuración de la vivienda o provoquen disminuciones en la estabilidad o seguridad de la misma.

Octavo.- Del régimen de responsabilidades.

El arrendatario eximen de toda responsabilidad a la propiedad por los daños que a las cosas o personas se produzcan, y sean consecuencia directa o indirecta del uso y ocupación de la vivienda, ya sean motivadas por omisión, dolo y/o negligencia en el uso del inmueble y sus instalaciones, asumiendo los arrendatarios la responsabilidad civil y/o penal, de los daños que se ocasionen.

El arrendador no responde de los daños y perjuicios que puedan ocasionarse al arrendatario por casos fortuitos o fuerza mayor, estimándose como tales las humedades, escapes de agua, cortocircuitos, desprendimientos de cualquier elemento del edificio, y desperfectos que pudiera sufrir el inmueble y sus diversas instalaciones, etc. Tampoco asume la propiedad ninguna clase de responsabilidad en cuanto a la seguridad del inmueble arrendado, ni por los daños que pudieran ocasionarse a las personas, mercancías o cosas existentes, en el mismo, en caso de incendio, robo, hurto, daños y accidentes de toda clase.

El arrendador, en todo caso, manifiesta que el inmueble arrendado se encuentra debidamente asegurado.

Noveno.- De las restantes obligaciones del arrendatario.

El arrendatario se compromete a cumplir las obligaciones de convivencia derivadas de los estatutos de la comunidad de vecinos en la que se encuentra el inmueble arrendado, así como a respetar los acuerdos que se adopten y las ordenanzas municipales a tal efecto.

Del mismo modo, el arrendatario se obliga a no tener, almacenar o manipular en la vivienda arrendada materias explosivas, inflamables, incómodas, insalubres, peligrosas o ilegales.

Con independencia de la facultad resolutoria que le asiste al ARRENDADOR, el retraso en el pago de la renta, incrementos legales o contractuales y gastos de cualesquiera naturaleza en los términos pactados, devengará desde que fueren exigibles y hasta el momento de su pago efectivo, un interés de demora a favor del ARRENDADOR calculado en base al interés de legal del dinero incrementado en dos puntos, vigente al tiempo de iniciarse la demora.

El ARRENDATARIO autoriza el acceso a la vivienda al ARRENDADOR y a las personas por éstos designadas, para que puedan inspeccionar el estado de conservación de la vivienda arrendada así como de las obras, de todo tipo, que pudieran realizarse en el inmueble, previo aviso.

El ARRENDATARIO se compromete a dejar la habitación en las mismas condiciones que cuando se le entregó y a libre disposición del ARRENDADOR la HABITACIÓN objeto de este contrato, haciendo entrega de las llaves de la misma en el momento de la resolución del presente contrato.

No obstante lo anterior, cualquier enser que el arrendatario hubiere dejado en la habitación, se considerará abandonado, sin perjuicio de la facultad del arrendador de poder repercutir el coste que hubiere tenido que satisfacer para la retirada del mismo.

Décimo.- De la cesión o subarriendo.

El arrendatario no podrá ceder ni subarrendar total o parcialmente la habitación arrendada.

Undécimo.- De los derechos de tanteo y retracto.

El arrendatario renuncia de forma expresa a los derechos de tanteo y de retracto, para los supuestos, “inter vivos” o “mortis causa”, de venta, donación, herencia o adjudicación del inmueble objeto de este contrato, fueran cuales fueran las condiciones y precio en que se llevara a efecto

Duodécimo.- Domicilio a efecto de notificaciones. Las partes fijan como domicilio a efectos de notificaciones derivadas de la relación contractual el que figura en el encabezamiento del contrato para el arrendador y el de la dirección del inmueble objeto de arriendo para el arrendatario como dirección principal. Deberán notificarse mutuamente una parte a la otra cualquier cambio que se produzca en este sentido.

Asimismo, y a fin de facilitar las comunicaciones entre las partes se designan las siguientes direcciones de correo electrónico, siempre que se garantice la autenticidad del a comunicación y de su contenido y quede constancia fehaciente de la remisión y recepción íntegras y del momento en que se hicieron.

Por el arrendatario:

Por el arrendador:

Se indica que los móviles de las partes son los siguientes:

Por el arrendatario:

Por el arrendador:

Décimotercero.- De la resolución del contrato de arrendamiento.

El incumplimiento de cualquiera de las cláusulas del presente contrato será causa de resolución del mismo, así como por los motivos establecidos en el artículo 27.2 de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Décimocuarto.- Legislación Aplicable. La presente relación se regirá por lo dispuesto en el Código Civil, no siendo aplicable la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Décimoquinto.- Jurisdicción de los Tribunales.

Las partes se someten por imperativo de la Ley a los Juzgados y Tribunales del lugar donde radica el inmueble objeto del presente contrato.

Leído que ha sido el presente documento por las partes intervinientes, lo encuentran acorde con sus voluntades libremente expresadas, y lo firman y rubrican por duplicado ejemplar y a un solo efecto, en prueba de su conformidad, en el lugar y fecha indicados.

©

Un contrato de arrendamiento es un acuerdo formal entre el arrendador y el arrendatario, donde el primero cede el uso y disfrute del inmueble al segundo a cambio de una renta y sujeto a una serie de condiciones legales.

Establecer con claridad este contrato, es un paso muy importante luego de revisar el catálogo de departamentos en renta o casas y elegir la vivienda de tus sueños o el candidato ideal para alquilar tu propiedad.

Con el objetivo de ayudarte, Lamudi ha creado un machote descargable en pdf y editable (word) al final de este artículo y un checklist para agilizar el proceso de arriendo de tu vivienda o negocio. En él se encuentran todas las pautas generales de este tipo de acuerdo, por lo que está preparado para imprimir y completar. A continuación puedes ver un resumen de las partes principales de este acuerdo: Información básica, declaraciones y cláusulas.

© ingimage

Información básica del contrato de arrendamiento

En la información básica del documento debe constar:

  • El lugar y la fecha: Es importante definir cuándo y dónde se revisa y firma el contrato.
  • Los datos personales: Aquí se debe completar con la información básica del arrendador, del arrendatario y del fiador (en el caso que corresponda).
  • La información de la propiedad: Dirección, características y valor de la vivienda, local comercial o terreno.
  • La duración: Debe constar la fecha de inicio y final de la validez del que será fijada libremente entre las partes.
  • El valor y la revisión de la renta: Según el acuerdo, una de las partes de un contrato de arrendamiento debe definir tanto la renta a pagar como la variación del precio del alquiler de un año a otro (IPC).
  • El valor de la fianza: Debe constar la cantidad requerida como depósito, que será devuelta al final del acuerdo.
  • La firma: Para cerrar el pacto, es obligatoria la firma del arrendador, del arrendatario y del fiador.

Declaraciones del contrato de arrendamiento

La parte de Declaraciones debe incluir lo siguientes puntos:

  • El arrendador declara que es el dueño de la propiedad y que legalmente puede llevar a cabo esta operación.

“Qué está legalmente facultado para dar en arrendamiento el Inmueble en los términos y
condiciones establecidos en este Contrato.” Declaración 1-c.

  • El compromiso y la capacidad del arrendatario de cumplir con las condiciones.

“Que tiene las facultades suficientes y bastantes para obligarse en términos del presente
Contrato, así como los recursos suficientes para cumplir con las obligaciones derivadas del
mismo, los cuales obtiene de actividades licitas”. Declaración 2-a.

  • El fiador declara que cuenta con un inmueble y que es capaz de actuar como garantía del arrendatario.

Cláusulas de un contrato de arrendamiento

Además, el contrato cuenta con una serie de cláusulas sobre el objeto, la renta, el depósito en garantía, la vigencia, el uso del suelo, los servicios, la cesión de derechos, la terminación y rescisión del acuerdo. Algunas de ellas son:

  • La renta a pagar por adelantado para alquilar el inmueble.
  • Los plazos para pagar la renta de casa mes. Ejemplo: Dentro de los primeros diez días.
  • Las posibles causas para rescindir el contrato de arriendo.
  • La cantidad y las condiciones del depósito que se entrega a la hora de firmar el acuerdo.
  • Se define para qué puede ser utilizado el inmueble.
  • Se declara al arrendatario como responsable del pago de los servicios.
  • Las especificaciones el estado del inmueble.
  • La posibilidad de subarrendar la propiedad.
  • Las sustancias u objetos que no se pueden almacenar en la vivienda.
  • Qué ocurre si el contrato se termina anticipadamente.
  • La responsabilidad y obligaciones del fiador.

Tipos de contratos de arrendamiento

Cada contrato de arrendamiento de vivienda o de casa tendrá sus variaciones dependiendo de las características que ofrezca, así como también podrá incorporar leyes en vigencia como la de leasing para autorizar a la compra del inmueble. Es importante que ambas partes tengan en claro cuáles son las obligaciones y derechos con los que cuentan.

Por otro lado, en el caso del contrato de arrendamiento de local comercial o terreno, se debe definir para qué tipo de actividades es apto el espacio, y detallar cada una de las posibilidades, teniendo en cuenta la normativa de la ciudad donde se encuentre. En este caso, también se deberá definir quién estará a cargo del seguro, y si es posible realizar reformas.

Debajo puedes descargar el machote de contrato de arrendamiento para modificar con los detalles de su inmueble, agregar cláusulas o utilizarlo como base de otro tipo de transacción. De todas formas, siempre es recomendable consultar con un abogado o escribano para asegurarnos que contaremos con todos los puntos necesarios para que la negociación sea exitosa.

Si estás buscando una vivienda para arrendar en el DF, puedes ver nuestra abundante oferta de casas y departamentos en renta, además existen otras ciudades como Guadalajara y Querétaro.

Machote de Contrato de Arrendamiento (PDF)

Descarga en PDF el Contrato de Arrendamiento

Machote de Contrato de Arrendamiento (Word)

Descarga en Word el Contrato de Arrendamiento

Otros formatos de contrato

  • Formato de contrato de compraventa
  • Formato de contrato de comodato de bienes inmuebles

El contrato de arrendamiento de una habitación no está sometido a la Ley de arrendamientos urbanos, sino a lo pactado y en su defecto al Código Civil.

Sobre la naturaleza jurídica del contrato de arrendamiento de una habitación hemos de comenzar diciendo que la mayoría de la doctrina y los Tribunales mantienen que el contrato de habitación NO ESTÁ SUJETO a la Ley de arrendamientos Urbanos, por lo que no será de aplicación dicha normativa.

El contrato de arrendamiento de una habitación se regulará en primer lugar por lo pactado por las partes y en su defecto por las normas del Código Civil en materia de arrendamientos (arts. 1554 y siguientes del C. Civil).

Aunque sería válido (aunque no aconsejable) el contrato de arrendamiento de habitación verbal, es conveniente que conste por escrito para que las partes sepan qué derechos y obligaciones comporta el mismo, además de prever la duración de éste.

Como al contrato de arrendamiento de una habitación no se le aplica la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), la duración del contrato será la pactada por las partes, sin que tenga el inquilino posibilidad de acogerse al derecho que le permite la LAU de permanecer en el arrendamiento, a su voluntad, hasta 3 años.

Si el contrato de alquiler de la habitación se ha efectuado verbalmente, la duración del contrato será la pactada por las partes; en caso de discrepancia y salvo prueba de la citada duración, se entenderá que es ANUAL si la renta se paga por años, MENSUAL si se paga por meses y DIARIA si se paga por dias.

¿Hay que entregar y depositar la fianza en el contrato de arrendamiento de una habitación?

Como sabéis, en los arrendamientos sujetos a la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos), es obligatorio el depósito de la fianza en virtud de lo dispuesto en el artículo 36 LAU.

Ahora bien, si la regulación del arrendamiento de una habitación no se sujeta a la LAU sino al Código Civil, como hemos explicado antes, se considera que en estos casos no será obligatorio el depósito de la fianza en el organismo administrativo que corresponda según la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos.

No obstante, el arrendador sí puede exigirle al inquilino de la habitación que le entregue en concepto de fianza, para responder del pago del alquiler o de posibles desperfectos, la cantidad que estime oportuna en virtud del principio de libertad de pactos (artículo 1255 Código Civil), si bien dicha fianza no se depositará administrativamente.

¿Es aplicable el procedimiento de desahucio por falta de pago?

En el supuesto de que el arrendatario no abone el pago de la renta convenida por el uso de la habitación, el arrendador podrá ejercer el procedimiento de desahucio por falta de pago de la renta previsto en el artículo 250.1.1º de la Ley de Enjuiciamiento Civil, ya que este tipo de procedimiento está previsto para la recuperación de la posesión por parte del arrendador de una finca esté o no sujeta su regulación a la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Jurisprudencia sobre la naturaleza del contrato de arrendamiento de una habitación

– Audiencia Provincial de Ciudad Real (Sección 1ª), sentencia 14.09.2017:

«Al respecto hemos de partir de lo establecido en el art. 2 de la LAU de que define el arrendamiento de vivienda como aquel arrendamiento que recae sobre una edificación habitable cuyo destino primordial sea satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario, siendo esencial, para resolver la cuestión planteada, la concreción del término de habitabilidad del objeto arrendado en el caso concreto que nos ocupa.

Así, hemos de convenir que será habitable una edificación cuando la misma sea adecuada a servir las necesidades de morada o residencia, donde la persona o la familia desarrollan la intimidad de su existencia, constituyendo su hogar, sin que este concepto sea trasladable propiamente a una habitación o dependencia que forma parte de una vivienda, objeto del contrato suscrito entre las partes, pues la misma carece de los servicios mínimos y esenciales (baño, cocina,…), y que sólo resultan suplidos por la concesión del derecho a utilizar en forma compartida, no en exclusiva, otras dependencias de las que simultáneamente se sirven los restantes ocupantes de la vivienda.

El hecho de que no se incluya este supuesto (arrendamiento de habitación en una vivienda) en el art. 5 LAU no debe conducir a aplicar la normativa especial, pues la enumeración recogida en el citado precepto no es de numerus clausus, lo que es perfectamente compatible con la naturaleza de legislación excepcional o especial, en contraposición con la normativa general, aunque efectivamente menos aplicable, del Código Civil.

Asimismo y dado que la LAU aborda las distintas cuestiones jurídicas que se plantean en relación con el arriendo de las viviendas, debe conducir a pensar que, si en el espíritu de la ley hubiera estado contemplar el arriendo parcial de la vivienda, lo lógico hubiera sido que se hubiera contemplado alguna norma al respecto del arrendamiento de una parte de la vivienda es la afectada por el contrato de arrendamiento.

En base a lo expuesto, hemos de estimar que el arrendamiento litigioso no puede considerarse sometido a la normativa especial arrendaticia urbana, sino al régimen general del Código Civil.»

SENTENCIA de la Audiencia Provincial de Valladolid (Sección 3ª), de 15.12.2015

Al tratar sobre la naturaleza jurídica del contrato de arrendamiento de una habitación, establece:

» La única cuestión planteada en el recurso de apelación interpuesto por la demandada es la relativa a la naturaleza jurídica que debe ser atribuida al contrato suscrito entre las litigantes en fecha 30.6.2014. En particular, hemos de precisar que el citado contrato estableció expresamente una duración determinada de seis meses , sin prórroga, ni preaviso (hasta el 30.12.2014), y su objeto fue el arrendamiento de una habitación concreta y determinada de la vivienda de la actora (habitación 2ª, «…ubicada en el medio de las tres habitaciones, con armario empotrado marrón y cama con colcha negra»), fijando como precio del arriendo la cantidad de 190 €/mes, sin incluir gastos de agua, luz y gas. Además, se incluye el derecho adicional del arrendatario de «hacer uso de la cocina y el salón y el baño compartido…» .

De la lectura de las condiciones plasmadas en el contrato, e incluso de la propia literalidad de los términos utilizados en su encabezamiento «CONTRATO DE ARRENDAMIENTO DE HABITACIÓN EN CASA COMPARTIDA», resulta evidente que no nos hallamos ante un contrato de arrendamiento de vivienda, sino exclusivamente de habitación, siendo la cuestión principal discutida en el presente procedimiento, cual es la naturaleza jurídica del citado contrato y, más concretamente, si al mismo le son aplicables las normas especiales en materia de arrendamientos urbanos de la Ley de 1994 o, por el contrario, se encuentra regulado por el Código Civil.

Al respecto hemos de partir de lo establecido en el art. 2 de la LAU de 1994 que define el arrendamiento de vivienda como «aquel arrendamiento que recae sobre una edificación habitable cuyo destino primordial sea satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario», siendo esencial, para resolver la cuestión planteada, la concreción del término de habitabilidad del objeto arrendado en el caso concreto que nos ocupa.

Así, hemos de convenir que será habitable una edificación cuando la misma sea adecuada a servir las necesidades de morada o residencia, donde la persona o la familia desarrollan la intimidad de su existencia, constituyendo su hogar o sede de la vida doméstica, sin que este concepto sea trasladable propiamente a una habitación o dependencia que forma parte de una vivienda, objeto del contrato suscrito entre las partes, pues la misma carece de los servicios mínimos y esenciales (baño, cocina, …), y que sólo resultan suplidos por la concesión del derecho a utilizar en forma compartida, no en exclusiva, otras dependencias de las que simultáneamente se sirven los restantes ocupantes de la vivienda.

Por otra parte, el hecho que no se incluya este supuesto (arrendamiento de una habitación en una vivienda) en el art. 5 LAU no debe conducir a aplicar la normativa especial, pues la enumeración recogida en el citado precepto no es de numerus clausus , lo que es perfectamente compatible con la naturaleza de legislación excepcional o especial, en contraposición con la normativa general, aunque efectivamente menos aplicable, del Código Civil.

En base a lo expuesto, hemos de estimar de correcta aplicación los principios establecidos en los artículos 3 y 4 del Código Civil y, en consecuencia, que el arrendamiento litigioso no puede considerarse sometido a la normativa especial arrendaticia urbana, sino al régimen general del Código Civil.»

CONTRATO DE ARRENDAMIENTO DE UNA HABITACIÓN

Conste por el presente contrato de Arrendamiento que celebran de una parte don ……….., con D.N.I Nº ……… con domicilio en …………… en calidad de ARRENDADOR, y de otra parte don (a) ………… con D.N.I. Nº ………….. con domicilio en ………..en calidad de ARRENDATARIO, en los siguientes términos y condiciones:

PRIMERO.- Por el presente Contrato el ARRENDADOR, da en arrendamiento a El ARRENDATARIO, una habitación ubicada en ……………….. Int………. Piso…………., para uso exclusivo de vivienda.

SEGUNDO.- El plazo de duración de este contrato será de …….. año, que comenzará a partir del día ……….. hasta el ……… fecha en que concluirá indefectiblemente, en caso de prologarse el contrato será necesario suscribir un nuevo contrato siempre que el ARRENDATARIO de su consentimiento.

TERCERO.- El ARRENDARARIO pagará a El ARRENDADOR el importe de S/. ……… o US$ ………….. mensuales, en el domicilio del primero de los nombrados, sin necesidad de requerimiento previo.

CUARTO.- El ARRENDATARIO pagará por concepto de consumo de luz eléctrica y agua el importe de ………….. mensuales, conjuntamente con el pago por concepto de arrendamiento (salvo que estos conceptos estén incluidos en el pago mensual, del arrendamiento).

QUINTO.- El ARRENDATARIO hace entrega a El ARRENDADOR la suma de S/. ……., por los siguientes conceptos: S/. ………, por concepto de pago por arrendamiento que se inicia en la fecha; S/. ………, por concepto de pago por arrendamiento que se inicia en la fecha y S/. ………. por concepto de garantía, los que serán devueltos al término del contrato y a la desocupación de la habitación. En caso que el ARRENDATARIO no desocupara dentro del día o de contrato pagará S/. ………..diarios por concepto de clásula penal.

Estando de acuerdo ambas partes en todo el contenido de este contrato, se firma por duplicado en ……….. a los ………. días del mes de ………. del año……..

El mejor consejo ya lo he dado, estudiar el Código Civil (artículos 1542 a 1582) y la Ley de Arrendamientos Urbanos. Solo así se podrá decidir bien, sin olvidar que un contrato no es cosa de uno solo, que las otras partes también tienen algo que decir.
Quizá para el arrendador sea preferible un solo contrato (LAU). Así podrá exigir el cumplimiento íntegro a cualquiera de los tres arrendatarios, incluidos los gastos por servicios, con independencia de la cuenta donde estén domiciliados. Sin embargo, si cualquier arrendatario renunciase al contrato, todos perderían su derecho a continuar en la vivienda.
Por ello, tal vez los arrendatarios prefieran contratos individuales (CC) en los que cada uno se responsabiliza de lo suyo, sin que le afecte lo que hagan los otros. En este caso el arrendador tendrá que pagar los servicios y luego repartirlos.
La solución intermedia puede ser un solo contrato con tres arrendatarios (LAU), pactando la solidaridad y el derecho a ceder el contrato o a subarrendar parcialmente la vivienda. Así evitarían los inconvenientes del posible incumplimiento de uno de ellos (renuncia, muerte, irresponsabilidad …), que dejaría a los otros en la mala situación de tener que pagar toda la renta, como si fueran tres, pero sin poder introducir ningún tercero que devuelva el equilibrio al contrato.
Las diferencias principales de los contratos individuales de habitación (CC) con respecto al contrato común de arrendamiento de vivienda (LAU) son:
– El arrendatario está menos protegido, se admiten pactos y renuncias que la LAU no admitiría.
– La duración se pacta libremente. No hay derecho a prórroga, el contrato se extingue cumplida la duración pactada, aunque será automáticamente renovado mientras ambas partes guarden silencio.
– El arrendatario puede subarrendar, si no se dice lo contrario.
– La venta de la vivienda extingue el contrato.
– No hay fianza obligatoria.
– Es personal, sin subrogaciones.
– No hay derecho de adquisición preferente.
– Para exigir responsabilidad por daños en las zonas comunes, antes hay que determinar quién los ha causado.

Pisos de estudiantes: qué necesitas saber antes de alquilar

Alquilar piso de estudiantes no es sencillo, sobre todo en algunas ciudades dónde la mayoría de pisos son muy viejos y puedes acabar viviendo en un ruina o un zulo por el precio de una mansión. En esta guía puedes encontrar toda la información para saber dónde buscar un piso para estudiantes y que necesitas tener en cuenta para no tener ningún problema con el casero durante tu estancia.

1. Búsqueda

Primero tienes que tomar la decisión de si quieres alquilar una habitación individual, alquilar un piso entero entre otros estudiantes o alquilar un estudio o un piso de una sola habitación.

Lo más barato es alquilar un piso entero con otros estudiantes. Por ejemplo un casero con un piso de cuatro habitaciones puede alquilar cada habitacion individualmente por 300€, pero el piso entero por menos de 1000€. Para el casero es más fácil tener que lidiar con un solo inquilino-contrato de residencia que con 4 estudiantes que pueden ir y venir en diferentes fechas.

¿No te apetece vivir en el mismo piso con extraños? Aquí tienes un post de las ventajas de vivir en una residencia y cómo puedes utilizar un año de residencia para encontrar amigos con gustos afines.

1.1 ¿Dónde puedo buscar pisos para estudiantes?

Hay muchas páginas web donde puedes encontrar el piso de estudiante que andas buscando.

Para compartir piso:

Páginas web de alquiler de pisos a estudiante:

https://www.spotahome.com/es (Consigue un cupón descuento del 15% para Spotahome)

https://erasmusu.com/es

Alquiler de pisos en general:

1.2 Ubicación del piso de estudiantes

Antes de ponerte a buscar un piso es importante que sepas que zona te viene mejor. ¿Qué debes de tener en cuenta sobre la zona de tu piso?

  1. Conexión con transporte público: Metro, Renfe, Cercanías, Transporte nocturno
  2. Precio del transporte público por zonas
  3. La facilidad para llegar de esa zona a tu universidad.
  4. El precio medio de la zona.
  5. Supermercados, restaurantes, bares.

En definitiva tienes que valorar que es lo más importante para ti. A veces compensa pagar un poco más de alquiler al mes, para poder ir a la universidad andando o en bici y no pagar el abono de transporte mensual.

Consejos para encontrar el mejor piso de alquiler:

  1. Revisa todos los portales y aplica todos los filtros de búsqueda. Te ayudará a limitar los resultados a exactamente lo que quieres
  2. Deja tu email para recibir notificaciones cuando pisos con tus criterios de búsqueda quedan disponibles
  3. Fíjate en los pisos que han bajado de precio. El casero seguramente estará más dispuesto a negociar
  4. Compara el precio de diferentes pisos en una misma zona
  5. Compara el precio de pisos siendo bajos o áticos
  6. Visita agencias inmobiliarias locales a la zona donde quieres encontrar piso. A veces hay pisos que son tan buscados que las agencias no se molestan en subir las fotos a la web, ya que ya disponen de un listado de personas interesadas.
  7. Utiliza el boca a boca y pregunta a tus amigos si saben de algo. Si tienes amigos estudiantes que ya están alquilando puedes preguntar a su casero si tienen otro piso disponible o conoce de otro casero que tenga pisos por la zona
  8. Organizar visitas a pisos. Algunos pisos solo están subidos a la web por 5 minutos. Intenta quedar con el casero o la agencia lo antes posible para ser uno de los primeros en verlo.

2. Estado del piso

Una vez que consigues organizar una visita al piso de alquiler, no te lo tomes con prisa. Tomate tu tiempo para ver el piso y comprobar que todo funciona correctamente, habla con el casero o con la agencia para conocer más detalles sobre el piso y las personas que ya están viviendo allí.

2.1 Todas las cosas que tienes que tener en cuenta durante una visita a un piso de alquiler:

  1. Tomate tu tiempo, no se trata de ver el piso en un minuto
  2. Comprueba que el piso es exactamente igual que las fotos
  3. Pregunta que viene incluído con el piso. Algunos caseros muestran pisos cuando todavía están los antiguos inquilinos, y algunos de los muebles les pertenezcan a ellos.
  4. Pregunta por el barrio y la comunidad de vecinos. Aunque no tienen porqué decirte la verdad, es bueno conocer su versión.
  5. Comprueba que TODO funciona correctamente. Sí, aunque de vergüenza ir tocando todo, es lo mejor que puedes hacer. Abrir y cerrar puertas, armarios, ventanas, grifos, encender las luces, la vitrocerámica, el aire acondicionado..
  6. Comprueba si las puertas tienen candado. Sobre todo si vas a compartir piso
  7. Comprueba si hay suficientes enchufes en las habitaciones
  8. Pregunta por el colchón. Cuántos años tiene. Pruebalo y si no te gusta pregunta si hay posibilidades de que el casero lo cambie.
  9. Si hay algo que no te gusta y ocupa mucho espacio en el piso, pregunta si el casero se lo puede llevar.
  10. Pregunta qué tipo de calefacción hay en el piso y cual es la factura media.
  11. Pregunta cuánto fueron las facturas de agua y electricidad de los meses pasados
  12. Pregunta qué compañía ofrece internet en esa zona.
  13. Si hay paredes sucias o con manchas, pregunta si lo van a pintar antes de que tu entre a vivir. Es responsabilidad del casero de entregar el piso en buenas condiciones.

Si realizas todas estas preguntas y estas contento con las respuestas, seguro que no te llevas ninguna sorpresa con el alquiler de tu piso de estudiante. Si decides alquilar el piso, asegúrate que haces un inventario con todo lo que hay en la casa. Además, si hay algún desperfecto, como arañazos en el suelo o cristales, un mueble que tiene una pata astillada.. Saca fotos de todos los desperfectos y guardalas en tu ordenador hasta el día que quieras abandonar la propiedad. Son la prueba de que esos desperfectos ya estaban allí antes de tu llegada.

3. Contrato

Una vez has revisado el estado de la casa y todas las condiciones, revisa que el contrato de alquiler contenga exactamente la misma información. Lo mejor es que firmes el contrato con el inventario y las fotos mencionadas anteriormente.

Aquí tienes un ejemplo de un contrato de un piso de alquiler facilitado por la OCU (Organización que defiende los derechos del consumidor)

Los campos obligatorios que debe de tener un contrato de alquiler son:

  • La identidad del casero y del inquilino con nombre y DNI
  • Identificación de la vivienda a alquilar
  • Duración pactada (si no se indica, se entiende que es de 12 meses)
  • Renta inicial
  • Cláusulas que hayan acordado las partes: como facturas, mantenimiento..

IMPORTANTE

Todos los elementos del contrato de alquiler son negociables. Por mucho que el casero haya fijado unas condiciones iniciales intenta hablar con él y llegar a un acuerdo para tener las mejores condiciones posibles, no digas que si de primeras, ten un poco de mano izquierda para conseguir un rebaja en el alquiler. Elementos del contrato que puedes negociar:

  • La renta mensual
  • ¿Qué incluye la renta? Podemos incluir facturas..
  • Duración del contrato. Conoce el interés del casero en alquiler a corto o largo plazo.
  • Fianza, garatías y avales
  • Alta de servicios, luz, gas, agua.

3.1 ¿Qué documentación puede solicitar el casero?

  1. Documentación: DNI, Pasaporte, tarjeta de residencia. También puedes llevar la matrícula de la universidad para demostrar que estás buscando un alquiler de larga estancia.
  2. Solvencia: El inquilino tiene que demostrar que tiene suficiente solvencia para hacer frente al coste del alquiler. Puedes demostrar esto mostrando las últimas nóminas de trabajo, el saldo de tu cuenta bancaria.. Si eres estudiante y no tienes una fuente de ingresos no te preocupes, no es necesario, pero seguramente te exigen pagar mayor fianza.
  3. Fianza: La ley de arrendamientos urbanos de 1994 establece que en el momento de firmar el contrato el inquilino tiene que facilitar una fianza que será la cantidad equivalente a un mes de alquiler. La ley obliga al casero a depositar la fianza en el organismo competente de la comunidad autónoma donde vayas a residir. Eso quiere decir que la fianza no se queda en manos del casero, sino de la comunidad autónoma, y te aseguras que va a estar disponible para cuando termines el contrato.
  4. Garantías adicionales: Es posible que si no tienes nómina, el casero solicité garantías adicionales. Así viene recogido en la ley de arrendamientos urbanos: “Las partes podrán pactar cualquier tipo de garantía del cumplimiento por el arrendatario de sus obligaciones arrendaticias adicional a la fianza en metálico” Pueden ser:
    1. Un Aval
    2. Un seguro de impago

Pero lo más habitual es aumentar la fianza a 2 o 3 meses. Nunca des más de 3 meses de fianza.

3.2 Facturas

No pagues seguro de la propiedad, ni comisiones, ni impuestos (excepto el itp). El IBI, la tasa de basuras, la comunidad, derramas para mejoras de la comunidad, extras en la comunidad para compensar la piscina o mantenimiento de jardín. Todos estos costes son responsabilidad del casero. No firmes un contrato que diga lo contrario.

El inquilino solo es responsable de aquellos gasto que puedan medirse con contadores individuales (agua, luz, gas, internet…) y correspondan con el uso del inquilino.

Por ejemplo, es común ver en las facturas de la calefacción ver diferentes conceptos como: Consumo, Canon de conservación, o Pérdidas de calor. El inquilino solo es responsable de la parte del consumo, el resto de partidas que son en relación a la instalación son responsabilidad del casero. Asegurate que esto viene especificado en el contrato.

3.3 ¿Qué es el itp?

El itp es el impuesto de transmisiones patrimoniales. Es un gran desconocido ya que es se aplica principalmente en la compra y venta de propiedades. Pero también se aplica en el alquiler ya que “el inquilino adquiere un derecho a usar la vivienda por un periodo de tiempo determinado a cambio de un precio, por tanto es una adquisición onerosa.»

El importe a pagar es muy bajo, y depende del coste anual del alquiler de la vivienda. Cada comunidad autónoma tiene diferentes escalados impositivos, este es un ejemplo de la comunidad de Madrid:

¿Cuánto debes de pagar de itp?

Si tienes una renta mensual de 500€ y firmas un contrato de 1 año, calculas, 500×12= 6000. El coste total del alquiler se encuentra en la columna de la izquierda y el total del impuesto en la derecha. Por lo tanto por 6000€ hay que pagar un impuesto anual de 30.77€. Si firmas un contrato de 2 años, tendrías que multiplicar los 6000€ x 2.

Tienes 30 días hábiles para realizar el pago de este impuesto en tu ayuntamiento.

Se reconoce como el impuesto ITP-AJD y puedes realizar el pago rellenando el modelo 600.

Más información sobre el ITP en la Comunidad de Madrid

3.4 Reparaciones

¿Qué ocurre si se rompe algo en la casa? ¿Quién es el responsable de reparar un electrodoméstico en mi piso de estudiantes?

Según la ley de arrendamiento urbano “El arrendador está obligado a realizar sin derecho a elevar por ello la renta, todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido, salvo cuando el deterioro de cuya reparación se trate sea imputable al arrendatario a tenor de lo dispuesto en los artículos 1.563 y 1.564 del Código Civil”

Por lo tanto el casero tiene que encargarse de todas las reparaciones del piso con dos excepciones: que el inquilino sea responsable de los daños, o que se deba al desgaste y uso ordinario de la vivienda.

Si rompes un mueble o un cristal, te toca pagarlo o reducirlo de la fianza. Una bombilla fundida le corresponde al inquilino ya que se debe al desgaste diario. Si hay una gotera, le corresponde al casero. Una multa por ruido, le corresponde al inquilino y no al casero. Si los electrodomésticos dejan de funcionar porque ya han agotado su vida activa, el casero debe reponerlos.

¿Qué debe de hacer un estudiante en alquiler si necesita una reparación?

Es necesario que te pongas en contacto con tu casero lo antes posible. Si es una avería que afecta la habitabilidad del piso, como una inundación, es necesario que el casero tome medidas urgentes para solucionar el problema.

4. Derechos del inquilino

Si es la primera vez que alquilas un piso es muy importante que revises todos los derechos que tienes como inquilino, además de todos los trucos y consejos que hemos detallado anteriormente para alquilar un piso.

Duración del contrato: Artículo 9 Plazo mínimo

“La duración del arrendamiento será libremente pactada por las partes. Si ésta fuera inferior a tres años, llegado el día del vencimiento del contrato, éste se prorrogará obligatoriamente por plazos anuales hasta que el arrendamiento alcance una duración mínima de tres años, salvo que el arrendatario manifieste al arrendador, con treinta días de antelación como mínimo a la fecha de terminación del contrato o de cualquiera de las prórrogas, su voluntad de no renovarlo.”

Cancelación del contrato de alquiler: Articulo 11 Desistimiento del contrato

¿Qué pasa si quiero abandonar mi piso de estudiante antes de tiempo? Puedes abandonar el piso después de los 6 primeros meses, y pagar una penalización de un mes de alquiler por cada año que te falte para terminar el contrato (esa es la indemnización máxima legal)

Lo mejor es llegar a un acuerdo con el casero. Si le avisas con suficiente antelación es posible que puedan encontrar un sustituto sin problemas por lo que no es necesario pagar la compensación. O puedes comprometerte a buscar a esa persona que va a ocupar tu lugar en el piso de estudiantes a cambio de no pagar la indemnización.

Negociación del precio del alquiler: Artículo 18 Actualización de la renta

Si se te acaba el contrato y quieres renovar el contrato de alquiler es posible que haya que negociar de nuevo el precio de la vivienda. Este cambio no tiene que responder a la subida del IPC, se puede negociar en tus propios términos. De hecho te recomendamos que negocies a la baja ¿Por qué? Si ya has estado un par de años en la misma propiedad y el casero te conoce, nunca has tenido problemas ni quejas, él estará muy contento de tenerte como inquilino y puede estar dispuesto a rebajarse el importe del alquiler sabiendo que deja el piso en buenas manos. Alquilar un piso supone tomar un riesgo con los inquilinos, el dinero no lo es todo, la seguridad que le da al casero tener un inquilino que respeta la vivienda y paga a tiempo es muy importante.

Recibos o pruebas escritas: Artículo 17.4

El casero siempre tiene que proporcionar un recibo o un justificante de pago, tanto de la renta mensual como de la fianza.

Reparación de la vivienda: Artículo 21.1

El casero tiene la obligación de realizar todas las reparaciones necesarias para garantizar la habitabilidad de la vivienda.

Visitas del casero a la propiedad.

El casero no puede entrar en la vivienda sin tu permiso. Solo puede entrar a la vivienda si tiene tu consentimiento o con una autorización judicial.

Las 5 diferencias entre el contrato de alquiler de temporada y el permanente

La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) establece dos tipos de arrendamientos, los de vivienda y los de uso distinto a la vivienda. El contrato de temporada se incluye en la segunda categoría y, por tanto, se rige por una legislación diferente a un contrato de alquiler normal. En este artículo vamos a explicar las principales diferencias entre estos dos tipos de contrato.

  1. El uso de la vivienda

Aunque parece evidente que la principal diferencia entre estos dos contratos es la duración del mismo, la LAU los separa por el uso que se da a la vivienda en cada caso. Mientras que en el arrendamiento de vivienda el inmueble representa el hogar habitual del inquilino, en el contrato de temporada se supone que el arrendatario alquila esa propiedad para vivir en ella temporalmente, teniendo su propia casa en otro lugar.

  1. La legislación

Otra de las principales diferencias es que el contrato de temporada no está regido por ninguna ley, sino por las cláusulas que pacten el arrendatario y el arrendador en el contrato de arrendamiento. Así pues, la Ley de Arrendamientos Urbanos no establece ninguna normativa respecto a la duración, prórrogas, actualización, obras, etc.

  1. La fianza

El punto número 1 del artículo 36 de la LAU deja muy claro la diferencia entre la fianza de uno y otro contrato de alquiler: “A la celebración del contrato será obligatoria la exigencia y prestación de fianza en metálico, en cantidad equivalente a una mensualidad de renta en el arrendamiento de viviendas y de dos en el arrendamiento para uso distinto del de vivienda.”

Tal y como hemos explicado anteriormente, los contratos de temporada se clasifican como de uso distinto a la vivienda, de esta forma, la fianza exigida al inquilino será de dos mensualidades. No obstante, existen muchos ejemplos en los que no es necesario cumplir esta premisa, como por ejemplo en el caso de los alquileres turísticos.

  1. Certificado de eficiencia energética

El Certificado de Eficiencia Energética es obligatorio en cualquier vivienda que se haya alquilado con fecha posterior al 1 de junio de 2013, incluyendo los contratos de temporada. Sin embargo, si la duración del contrato es de menos de cuatro meses, este certificado no será obligatorio.

  1. Formalización del contrato

El contrato de alquiler vacacional puede realizarse de forma verbal, aunque lo más recomendable es dejar por escrito todos los acuerdos a los que lleguen tanto propietario como inquilino. La ley establece que “las partes podrán compelerse recíprocamente a la formalización por escrito del contrato de arrendamiento.”, sin que sea de forma obligatoria.

AMBAS PARTES CONVIENEN en el arriendo de la habitación …………(describir sin que quede duda la habitación objeto del arriendo), que se inicia el día …… de ……………. de 20xx, finalizando sin necesidad de preaviso el día ….. de ………….. de 20xx.
El precio del arriendo es de xxx Euros mensuales ( incluidos – sin incluir los gastos de agua, gas, luz… – personalizar párrafo ) que se abonarán en efectivo (o por transferencia bancaria al nro. de cuenta xxxxxxxxx), entre los días __ al __ de cada mes.
El depósito que, como fianza, deberá abonar en este acto EL ARRENDATARIO es de xxx €.
El arrendador le hace entrega de un recibo por esa cantidad.
Este contrato no tiene validez como justificante de pago del arriendo. El ARRENDADOR deberá entregar al ARRENDATARIO un recibo como justificante de pago de cada mensualidad, salvo que el pago se haga por transferencia, en cuyo caso servirá el resguardo validado por la entidad financiera.
En caso de que EL ARRENDATARIO tenga la voluntad de finalizar el contrato antes de la fecha fijada, tendrá que comunicarlo al propietario con 30 días de antelación. En caso contrario el propietario se reserva el derecho a no devolver la fianza.
Del mismo modo, en caso de que EL ARRENDADOR tenga la voluntad de finalizar el contrato antes de la fecha fijada, podrá hacerlo siempre que lo comunique al arrendatario al menos con 30 días de antelación.
El objeto del arriendo es EXCLUSIVAMENTE la habitación que se indica, sin derecho a utilizar xxxxxx ni xxxxxxxxxx., ni ningún otro dormitorio del piso. (personalizar este párrafo)
EL ARRENDATARIO puede hacer uso de la cocina, el salón y el baño compartido (describir ubicación del baño si hay más de uno) y se compromete a respetar las normas de buena convivencia y a mantener y compartir con los otros inquilinos de la vivienda, según turnos equitativos, la limpieza de las zonas comunes antes mencionadas: baño, salón y cocina .
Queda prohibida la pernocta en el piso por más de 2 noches a la semana de terceras personas, la contratación de ningún tipo de servicio, salvo INTERNET, así como la cesión PARCIAL ó TOTAL de este contrato, sin previo permiso escrito de la propiedad.
EL ARRENDATARIO está obligado (opcional: a cumplir las normas del edificio y del piso (ver anexo – Las normas que tenga la Comunidad), y a respetar el descanso de los vecinos y resto de personas que conviven en el piso , especialmente desde las 22:00 hasta las 08:00.

El arriendo de habitaciones en un piso es una actividad común y predilecta por las personas que viven solas, parejas sin hijos o por estudiantes.

Es la mejor opción cuando no se tiene el dinero para pagar el arriendo de una casa completa o simplemente se necesita poco espacio. En este caso, se lleva a cabo un contrato de alquiler de habitación en el que se especifican los datos de ambas partes y las condiciones que rigen el arriendo.

Si te encuentras por hacer este tipo de negocio y necesitas un modelo de contrato de alquiler de habitación te dejamos toda la información necesaria.

¿Qué es un Contrato de Arrendamiento (Alquiler) de una habitación?

Cuando hablamos de un contrato de arrendamiento de habitación nos referimos a un documento que indica que el propietario de un inmueble ha cedido el permiso a alguna persona para que haga vida en una habitación determinada.

Tal documento debe reseñar todas las condiciones en las que se produce este acuerdo y si la persona tiene autorización para acceder a otras zonas de la casa. De este modo, se evitan situaciones conflictivas más adelante.

Descargar Plantilla de Contrato de Arrendamiento (Alquiler) de una habitación

Te dejamos una plantilla de modelo de contrato de alquiler de vivienda para estudiantes u otra persona que te servirá para que la rellenes con tus datos específicos. Es sencilla la estructura y podrás hacerlo tú mismo.

Dudas frecuentes acerca de un contrato de habitación en alquiler

Te dejamos algunas aclaratorias que responden a dudas frecuentes que tienen comúnmente tanto los propietarios como los arrendatarios.

¿Se puede pedir un permiso para el subarriendo de la habitación?

Es importante dejar en claro que si bien el inquilino puede traspasar su derecho de uso y pernocta en la habitación que ha arrendado, esto debe consultarse con el propietario y además debe hacerse otro documento.

La persona no puede subarrendar bajo el mismo contrato de habitación así que debe hacer un contrato de subarriendo.

Además el propietario de la habitación debe tener conocimiento de quien es la persona que va a subarrendar. En caso de que el propietario no esté de acuerdo, el subarriendo no puede llevarse a cabo.

¿Hay cláusulas especiales para el alquiler de habitaciones en pisos de estudiantes?

Cuando se trata del alquiler de una habitación de estudiante en un piso en el que hay varios estudiantes más en habitaciones distintas se debe añadir cláusulas especiales al contrato.

En este caso, se debe especificar que no hay responsabilidad solidaria del grupo de inquilinos por los desperfectos que ocasione alguno de ellos en el área común de la casa.

También deben especificarse cuáles serían las normas de convivencia para que los inquilinos no tengan situaciones conflictivas entre ellos y también debe dejarse en claro cómo se distribuirá el pago de los servicios básicos de la vivienda.

¿Se puede disponer de un aval en los contratos individuales de habitación?

Esta es una duda común y la respuesta es sí. Hay la posibilidad de establecer un aval y una cláusula de garantía en la que los avalistas pueden ser familiares de la persona que arrienda.

Estos figurarían en el contrato de alquiler de habitaciones como los responsables por los pagos o por cualquier daño hecho a la propiedad en caso de que la persona que arrienda la habitación incumpla.

En el arriendo de habitaciones la figura de aval es mucho más común pues se trata por lo general de contratos de pocos meses de duración.

Modelo de Contrato de Arrendamiento (Alquiler) de una habitación

Si está pensando cómo hacer un contrato de alquiler, la siguiente información te será de gran utilidad para que te hagas una idea más precisa de lo que debe llevar el contrato. Los siguientes son los elementos que debe llevar el contrato.

  • Datos de la vivienda y de la habitación a arrendar.
  • Fecha en la que se establece la firma del contrato y especificación de la fecha en la que entra en vigor el lapso de alquiler.
  • Datos completos de ambas partes e información de contacto.
  • Reconocimiento del arrendador y arrendatario.
  • Monto exacto del alquiler. Establecer si hay gastos comunes de los servicios y si hay reparaciones de las que deban responsabilizarse los inquilinos.
  • Cláusula de garantía de cumplimiento del pago (opcional).
  • Cláusula que autoriza al inquilino a subarrendar.
  • Acuerdo de actualización del costo del alquiler.
  • Cláusula que indique las medidas en caso del incumplir los pagos del arriendo.
  • Lista de todo lo que dispone la habitación al momento del arriendo.
  • Compromiso por parte del inquilino para cumplir con el pago de las tasas e impuestos.
  • Establecer las norma del uso de la habitación.
  • Firma de ambas partes.

Alquiler de habitaciones: ¿Cómo hacer que sea legal y evitar problemas?

Alquiler de habitaciones: ¿Cómo hacer que sea legal y evitar problemas? 3.8 (76%) 5 votes

En grandes ciudades como Barcelona, los alquileres compartidos son de lo más habitual. Mayoritariamente se trata de jóvenes estudiantes o profesionales, que no pueden afrontar la totalidad de un alquiler solos y deciden compartir piso para sufragar mejor los gastos. Pero, ¿cómo hacer que sea legal y evitar así conflictos ‘contractuales’? Te damos algunas recomendaciones en las noticias inmobiliarias de Api.cat

Alquiler de habitaciones: ¿Cómo hacer que sea legal y evitar problemas?

Cómo se alquila por habitaciones

Hay 2 formas de alquilar un piso por habitaciones: en la primera, el mismo propietario es quién lo gestiona todo. En la segunda, hay un inquilino titular del contrato que tiene el consentimiento expreso del propietario para subarrendar habitaciones. Ambas son legales pero funcionan de manera distinta:

  • Si es el propietario quién lo gestiona, los contratos de alquiler por habitaciones se regulan mediante el Código Civil.
  • Si es el inquilino quién se ocupa de alquilar las habitaciones, significa que entre él y el propietario existe un contrato de arrendamiento para la vivienda entera, con un acuerdo para poder subarrendar habitaciones y esto sí está regulado por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

En cualquiera de los casos, se trata de que se haga todo legalmente, se paguen los impuestos y que haya un buen entendimiento entre las personas que alquilan las habitaciones y la persona que dirige esos alquileres, ya que son desconocidos que pasan a convivir juntos. Para que exista ese buen entendimiento, tienen que estar claras las reglas del juego, es decir: los derechos y obligaciones de cada una de las partes.

Recuerda que, si el alquiler de habitaciones es para un uso turístico, hay que tener la licencia del Ayuntamiento.

¿Cómo funcionan los contratos?

Nuestra recomendación es hacer un contrato de arrendamiento para cada una de las habitaciones, que deberán firmar cada uno de los arrendatarios en el que se especifique:

  • El precio mensual del alquiler por la habitación y la forma de pago.
  • Qué garantías se pactan para cubrir posibles daños o impagos, ya sea un mes de fianza o un avalista, que suelen ser los padres.
  • Qué habitación que ocupará el inquilino.
  • La duración del contrato.
  • Los servicios que incluye el alquiler: Internet, derecho de uso de los espacios comunes y si las facturas del agua y la luz están incluidas o no en ese precio. Si no lo están, se debe especificar cómo se pagan.
  • El derecho del inquilino a abandonar la vivienda y en qué condiciones se pacta, por ejemplo, si se considera que debe dar un tiempo de preaviso.

¿Cómo llevar al día las entradas y salidas de inquilinos?

Los pisos que funcionan por habitaciones existen porque satisfacen la necesidad de un colectivo de personas móvil que quiere alquilar solo por un tiempo y tener la libertad de irse cuando ya no lo necesita. Entonces, el inquilino o propietario que gestione esas entradas y salidas debe llevar un riguroso control de los ‘papeleos’.

Es conveniente que cada inquilino que abandone el piso compartido firme la ‘baja’ o recesión del contrato de arrendamiento que firmó al entrar a vivir en dicha vivienda. También debe firmar el propietario de la vivienda.

  • Si quién lo gestiona es el inquilino con derecho a subarrendar habitaciones, todas las altas y bajas funcionan como anexos al contrato principal.
  • Si lo gestiona el propietario de la vivienda, son contratos individuales para cada persona, ya que nadie tiene el derecho de arrendamiento sobre la vivienda entera.

¿Cómo se reparten las responsabilidades en cada caso?

Cuando el piso compartido lo gestiona un inquilino con derecho a subarrendamiento, es él mismo quién asume la responsabilidad de todo lo que suceda en la vivienda de cara al propietario, ya que el contrato va a su nombre y es él quién puso la fianza, el aval o cualquier otra garantía adicional que le solicitara el propietario. Por lo tanto, le conviene establecer unas normas claras de funcionamiento.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *