Consejos vuelta al cole

Contenidos

Cinco consejos innovadores para afrontar la vuelta al colegio

Los niños y adolescentes cuentan los años para cursos y, para ellos, está a punto de empezar uno nuevo. La coach y colaboradora de aulaPlaneta Samantha Biosca propone algunas claves para afrontar la vuelta al colegio con organización y optimismo.

Las vacaciones son para romper los hábitos y las obligaciones, pero ahora llega el momento recuperar el ritmo y la rutina.

Algunos consejos para afrontar la vuelta al colegio

  • Despedir el verano. Al cambiar de una estación a otra, cuando cambiamos nuestras rutinas, cuando iniciamos o modificamos algo importante, Samantha Biosca recomienda realizar una despedida. “Aquí cada uno debe soltar su imaginación y su creatividad y despedir las vacaciones de verano de la mejor manera posible”, dice la coach. “Yo hago una pequeña celebración donde imprimo la foto más bonita o representativa de estos casi 3 meses de vacaciones que ha podido disfrutar mi hija y la ponemos en un marco bonito” explica. Se trata de buscar la forma o recuerdo de hacer un repaso a todo lo que nos ha pasado, las aventuras que hemos vivido, las risas que hemos acumulado y todo lo que hemos aprendido durante el verano con nuestros hijos.

  • Celebrar la vuelta al colegio. La colaboradora de aula Planeta recuerda que “nuestros hijos aprenden más de nuestro ejemplo que de nuestras palabras, así que mostremos una actitud de alegría ante los nuevos cambios”. “Si nos ven con el síndrome postvacacional, quejándonos todo el rato de tener que volver a trabajar y con la apatía y la pesadumbre a cuestas, ¿cómo van a afrontar su vuelta al colegio con ilusión?”, reflexiona. Según la experta, se trata de enfocar niños y adolescentes hacia los nuevos retos que van a afrontar este curso, con los amigos que se van a reencontrar, algún compañero nuevo por descubrir y todo lo que van a aprender. “¡Hay que celebrar lo que está por llegar!”, anima.
  • Preparar todo lo necesario el nuevo curso. También es un buen momento para limpiar y reorganizar las habitaciones y revisar la ropa que vamos a poder aprovechar. Además, se puede aprovechar para “hacer limpieza” del el material escolar del año pasado y realizar un inventario de lo que podemos aprovechar, de lo que nos falta y de lo que vamos a reciclar.
  • Por otra parte, “debemos planificar las compras que debemos hacer y no dejarlo todo para el último momento”, explica la coach. “Esto nos va ayudar a tener una actitud más calmada y dejar a parte los nervios, ya tenemos suficientes emociones funcionando a la vez”, concluye.
  • Repasar. La experiencia es un grado y nos va a ayudar a determinar qué normas, horarios, extraescolares, meriendas… funcionaron bien el curso pasado. Y las que no lo hicieron las descartamos y buscamos nuevas, así de claro y sencillo.
  • Adaptación. “Si los cambios son bruscos nos desestabilizan más que si se hacen de manera progresiva”, recuerda la coach, “así que hagamos salir al sentido común y adaptemos por pasos nuestros horarios de sueño, de alimentación y de hábitos al nuevo cambio”. Una semana antes de empezar el colegio podemos ir progresivamente adelantando la hora de ir a dormir y nos vamos levantando cada día un poco más temprano. También deberemos cambiar el horario de las comidas y “como no, el de los hábitos, como por ejemplo empezar a controlar otra vez los momentos de televisión, consolas, juegos…. si lo hacemos poco a poco la vuelta al cole no será tan dura, aburrida y costosa”, concluye la colaboradora de aulaPlaneta.

5 consejos para la vuelta al cole de tus hijos

Septiembre está a la vuelta de la esquina y con él, la vuelta de los peques (y no tan peques) al colegio, instituto o universidad. Estos 5 consejos para la vuelta al cole de tus hijos te vendrán estupendamente para preparar este inevitablemente momento. Lo ideal es ser previsores e ir preparándolo todo con antelación para evitar agobios y prisas de última hora que afecten negativamente a nuestra propia actitud y a la nuestros hijos a la hora de afrontar los siempre difíciles primeros días de clase.

Aunque aún estéis de vacaciones, dedicar un tiempo en agosto a la vuelta al cole de los niños es una inversión en la tranquilidad de septiembre. Si seguís estos sencillos consejos la vuelta al cole será más fácil para todos los miembros de la casa.

1. Aprovechar para comprar online y no dejar nada para última hora

Los libros de texto, la mochila y el material escolar deberíamos tenerlo listo, al menos, una semana antes del comienzo de las clases. En cuanto al uniforme y los zapatos escolares que necesitan para el colegio, probarles cuanto antes lo del año anterior, puede que creamos que aun le vale y nos llevemos una desagradable sorpresa de última hora.

Según un estudio, la compra online de material escolar no para de crecer cada año desde 2015. Esto se debe, según el estudio, tanto a la comodidad de poder realizar el pedido desde casa como a los precios más bajos que ofrece el comercio online frente al tradicional. Antes de comprar online, los padres se quejaban de perder horas y horas visitando varias tiendas hasta conseguir todos los libros de texto, los uniformes escolares y el material escolar necesario. Dicho estudio afirma que el 17% de los que realizan la compra online, tarda menos de una hora en conseguir todo el material..

Prepara la Vuelta al cole online

2. Vuelve a la rutina de los horarios escolares unos días antes de comenzar el curso

Lo normal es que en verano los peques tengan manga ancha en horarios de comidas y para irse a la cama. Debéis empezar con las rutinas de época escolar al menos dos semanas antes del comienzo de curso. Si lo dejáis para el último día les costará mucho madrugar.

Por ello, debéis ir adaptando los ritmos al nuevo horario, adelantando un poco cada tres días todas las acciones (levantarse, desayunar, comer, acostarse, etc.), para realizar una adaptación progresiva.

Por ejemplo, un baño, una cena ligera y leer un rato antes de acostarse les ayudará a dormirse antes y mejor. El primer día intentar levantar a los peques un poco antes para que no tengáis que ir con prisa. Por regla general, los niños se agobian cuando desde por la mañana les metemos prisa.

3. Etiquetar ropa, libros y material escolar

Para que sea más difícil que pierdan prendas del uniforme u objetos del material escolar, las etiquetas son básicas. Por ejemplo, si se olvidan la camiseta en el patio, si está etiquetada, quien la encuentre la devolverá, por regla general. Podéis coser etiquetas de tela de modo tradicional, pegarlas con la plancha o escribir el nombre del niño en la propia etiqueta de la ropa con rotulador permanente. Para los libros y material escolar lo podemos hacer de una forma económica pegando con celo etiquetas previamente creadas por nosotros mismos.

4. Disfrutar juntos de la vuelta al cole

Para niñas y niños la vuelta al cole es uno de los momentos más importantes y difíciles del año. Hay que intentar que se sientan tranquilos en esos primeros días. Aunque muchos tendrán ganas de empezar porque volverán a ver a amigos que sólo ven allí.

Una buena idea es preparar un desayuno especial para el primer día de clase para que vayan más contentos. Cuando salgan del colegio debéis preguntarles por sus nuevos compañeros, su clase, sus profesores, asignaturas…etc. deben darse cuenta de que os importa todo lo que os están contando.

5. Desayunar juntos, escucharles y dar ejemplo

Las vacaciones son un buen momento para establecer el desayuno en familia como un momento importante. Se debe desayunar con tiempo suficiente y fomentar el diálogo. Escucharles, responder a sus preguntas, inquietudes y miedos. Darles confianza y apoyo. Para ellos es un reto y una nueva situación a la que tienen que enfrentarse. El desayuno debe tener lácteos, cereales y fruta. Un desayuno adecuado ayuda a mejorar el rendimiento físico y mental.

Para niños de primaria y secundaria hay que fijar conjuntamente una serie de objetivos y evaluarlos cada trimestre. Es importante que los padres transmitan a sus hijos la cultura del aprendizaje para que no perciban la escuela como una obligación. Está comprobado que los padres motivados generan hijos comprometidos con el aprendizaje.

Resumiendo

Además de estos 5 consejos para ayudar a mamás y papás con la vuelta al cole de sus hijos, debéis saber que los profesores también tienen un papel clave en la adaptación del alumno en la vuelta al cole. Así que, es fundamental que padres y profesores mantengan una estrecha relación, sobre todo los primeros días. De este modo estaréis al corriente de cómo se está adaptando el estudiante al nuevo curso. Y recordad, la clave está en comenzar la vuelta al cole con antelación y de una manera progresiva..

Vuelta al cole

Otro año más toca hacer la vuelta al cole para los más pequeños y no tan pequeños. Y tienen que estar preparados, la vuelta al instituto o la vuelta al cole significa volver a aprender, enfrentar nuevos retos y crecer como personas; y tienen que estar preparados. No te preocupes por mochilas escolares, cuadernos, blocs, archivadores y el resto del material escolar, en Viva el Cole nos hemos esforzado por traerte un amplío catálogo al mejor precio posible. Aprovecha la vuelta al cole para conseguir el mejor material escolar al mejor precio posible del mercado, calidad-precio garantizado.

Vuelta al cole con Viva el Cole

Desde Viva el Cole hemos preparado un catálogo de material escolar con la mejor relación calidad-precio. Encontrarás uniformes de vuelta al cole, mochilas, cuadernos y cientos de productos para cada asignatura posible. Y lo mejor es que tienes la garantía de que en Viva el Cole vas a encontrar el producto perfecto que necesites y al mejor precio. Visita nuestras secciones y estaremos encantados de responderte cualquier duda que pueda surgir.

Vuelta al cole: mochilas, estuches escolares, uniformes y todo lo que necesites

Para hacer más fácil la vuelta al cole 2019 te presentamos una cuidada selección en todo tipo de material escolar. Da igual lo que necesites: de Matemáticas, de Plástica, de Dibujo Técnico o para Música; en Viva el Cole tenemos todo lo que necesitas para que tus hijos estén preparados ¿La mochila del año pasado está gastada? No te preocupes, con la vuelta al cole 2019 es un momento perfecto para sustituir todo lo que esté viejo o necesite renovación.

¿Ahora en la ESO tu hijo necesita un archivador? Sin problema, nuestros archivadores escolares y carpetas clasificadores son perfectas para la secundaria ¿Necesita acudir a clases de refuerzo en una academia? Cargar con la mochila puede ser muy pesado, cambia a una de nuestras carteras extraescolares o bandoleras para que pueda ir más cómodo y con menos peso. Haz que la vuelta al cole sea lo más sencilla posible y no te preocupes de nada, nosotros nos encargamos del resto

BACK TO COLE: HOW TO HELP

After long weeks of family life, relaxed routines and different schedules, children and adolescents must return to the routine, often overloaded with extracurricular activities, transportation from school to another academy with a sandwich or a donut in the back of the car to then go back home and do homework, they are moments of transition that generate feelings of anxiety, and can be stressful and affect the whole family, children can be more introverted, and suddenly temperamental and irritable, they cry, they begin to complain of pains headache or migraines, or abdominal pain.

Often, psychological stressors play an important role in the onset of pain at the beginning of the school year.

Stress is a temporary response to an existing external stressor, anxiety is a sustained stress response typically disproportionate to the factor that produces stress and often focused on future events that have not yet occurred over time.

These stressors increase the likelihood of chronic childhood pain of acute pain.

Concerns are normal, anxious children and teenagers worry about many things related to going back to school like their teachers, friends, how to fit in and / or be separated from their parents. Many of these concerns are reflected in:

Who will be my new teacher?

What if my new teacher is very demanding?

Will my classmates be in my classroom?

Will I fit this year?

Will I have the right clothes?

Will I look stupid?

Who will sit at lunch with me?

What if I miss the bus?

What if I don’t understand the new subjects?

What happens if something bad happens to my parents while I am in school?

  • And if the children already suffer from chronic pain to the above, other concerns join:

How can I endure when my gut or head hurts?

Will I have to give explanations to everyone again?

Will they make fun of me?

Although it is normal to have all these concerns, it is crucial that children go to school. Avoiding it will only reinforce children’s fears in the long term, and will make it harder to attend.

Apart from losing school work, children who stay home lose:

  • Opportunities to develop and practice social relationships
  • Opportunities for improvement and education
  • Be recognized for their values and talents
  • Be close to classmates and friends.
  • And most importantly, these children do not realize that all these catastrophic challenges and fears are not real.

How to handle the fears of going back to school?

Together with basic strategies to use parents to handle all these concerns, following a scheme until the first day of school is a good idea:

  • START WITH ENOUGH TIME

No one can stand if they are tired or hungry, anxious children often forget to eat, do not feel hungry and do not get enough sleep. Frequently provide NUTRITIVE AND HEALTHY snacks for the child. During the previous days it is necessary to build regular routines, so that children’s lives are a little more predictable. These routines can involve schedule habits of going to bed and lifting them a little earlier, as well as meal schedule schedules.

  • ENCOURAGE CHILDREN TO TALK ABOUT THEIR FEARS AND CONCERNS

Ask the children what worries them. Tell your child that it is normal to be worried. Before and during the first weeks of school, set regular times and places to talk. Some children feel comfortable talking in a private place with the exclusive attention of the parents (just before going to bed or during the meal). Teenagers often appreciate some kind of distraction that shortens the intensity of these feelings and concerns / (such as taking a walk or taking them by car).

  • AVOID ASSURING THAT EVERYTHING WAS GOING TO PLACE SOLVENT THE PROBLEM AND PLAN!

Children often seek to be assured that bad things will not occur in order to reduce their concerns. Do not assure them: “Do not worry or everything will be fine”, instead encourage children WITH DIFFERENT ways to solve the problem. For example “if the worst happens, what can you do? Or we are going to think about a way to handle the situation, it gives us the opportunity to guide our children, to be a coach in how to handle and interpret both real and imaginary worrying situations. We also give our child the tools he needs to handle any unexpected situation that arises.

Everyone can play a role as a theater in a certain situation that can help your child make a plan and feel more confident in how to handle the situation.

Focus on the positive aspects Encourage children to redirect attention away from worries and towards the positive! Ask the children what are the 3 things that excite you most about their next school day. Most children can think of something good, even if it’s just eating something special or going home at the end of the day. The options are that the fun aspects have simply been overcome by repetitive concerns.

  • PARENTAL BEHAVIOR

Pay attention to our own behavior. It can be stressful to pass responsibility for the education of our children to teachers. Children can bring their worries to parents so that to greater confidence and comfort your child will mostly think that there is nothing to worry about. Give support, but be firm. When you say Good morning in the morning say it with a cheerful tone only once, make sure you do not reward your child’s protests or anger to avoid going to school. Instead, in a calm tone, we MUST TELL YOU: “I see that going to school makes you worried, but you should also go. Tell me what worries you, so we can talk about it. The most normal thing is that your child is anxious about something that needs to be solved, and / or involving the teacher

  1. One week before

Start the school routine, get up, eat and go to bed at regular times. Explain that everyone in the family needs to adjust to a new organization chart so they don’t feel alone in these changes.

For children who are older and have trouble getting up, give them an “older” alarm clock and let them start practicing with it.

Ask your child to help with the school lunch during the first week.

Make a list of school supplies and make a fun shopping plan. Or shop online to avoid getting tired in the bustle of the big shopping centers.

Teach and practice how to drive when they feel nervous, such as using abdominal breathing and using cognitive management and control charts.

  1. A couple of days before going to school:

Go to school several times, walking, driving or taking the bus. Younger children make the bus route and draw the route, including where the bus goes how long it takes. It makes us feel safe.

For new students, make a route at school. Show the children the classroom, the cafeteria, the dining room and the bathrooms. If possible, meet the child’s teacher with the child present.

Ask your child to help choose the clothes and accessories (the new backpack or case) that he will wear on the first day of school.

Next to your child, put things in the backpack the night before, including some extra reward (your favorite doll, a chocolate snack for the elderly)

Children who are nervous about separation, suggest that they bring a special object to school that reminds them of home. A small note at lunch can avoid the anxiety of separation.

  1. The first day of school:

Take your child to school with a friend the first couple of days

Tell the teacher that your child has some separation anxiety – many teachers are experts in this area, have years of experience.

And most importantly, encourage and reward your child for his behavior.

MEASURES TO ADD FOR CHILDREN LIVING WITH CHRONIC PAIN

The reaction to stress, even in the short term causes an increase in muscle tension, this leads to stronger pain regardless of suffering from migraines, abdominal pain or headache, muscle tension leads to increased pain.

The pain itself naturally contributes to the stressful reaction, if all this is maintained over time, it will cause the painful stimulus to be perceived more strongly by the center of the pain.

Parents who live with children with pain are also physically stressed (exactly like their children), not being a hysterical overreaction, but a simple expression of their love for their children.

Almost 1 in 4 children live with a condition that leads to pain. Being headache, abdominal and skeletal muscle the most common pain. School is a great challenge, for children it can mean a disruptive state: from lack of sleep to issues of friendships. The school becomes complex because of the mixture of high academic demands, emotional, social and cognitive demands.

For parents living with children with chronic pain we suggest:

  1. Think about your children’s abilities, as well as the demands of the school. Some children require a more gradual return to school, starting with shorter periods of a few hours a day, then increase them if the child tolerates sitting, standing and walking….

2.Do not overload the child with pain: ”It can be tempting at the beginning of the year that one wishes that their child who has not been involved in many activities make an immediate immersion. Instead it is preferable to start with few activities, adding others throughout the year if the child is doing well.

3.Si the child suffers exacerbations of pain in school, it would be useful for them to have a place to go well in the study room, the bookstore or another class where they can take a 10-minute break. Make a plan to manage pain. Here are several ideas: get up and stretch during class, take 10-15 minutes of rest during the day at school, use distraction techniques (e.g. painting, listening to music or asking classmates for a joke or funny story) talk to your child to plan on how to feel more at ease at school. Once your children have decided and shared ideas, talk to school professionals so they know what they can do to help.

  1. For children who already work with pain, the attitude of parents is important, should you ask how the day at school was and not how to count from 1 to 10 your pain at mealtime,, so you always focus on the positive , what the children were able to do.

Tell the children to expect the school year to go well. Children and adolescents may act as if they don’t care what parents say or think, but this is not true. Your children watch the clues carefully to see if you think they can or can’t overcome the challenges. We have the opportunity to create a tone for our children to match our optimism. Tell him, “We’re going to work together to help you succeed during the school year.”

5.You want to do everything so that you feel at ease and leaned even in the distance so that you can overcome it. This can mean seeking help from pediatric physical therapists, pediatrics, or psychologists. Some children benefit from an individualized education plan.

Physical activity helps kids function much better. Swimming is an option for children who require low-impact exercise.

6.Pay attention to our children’s efforts at school especially if they don’t feel well. Do you stay at school instead of coming home early?

Do you complete your homework on time? Praising the work works even better if it’s specific, for example, “You’ve done a great job staying until the end of classes even though you weren’t feeling well” or “you worked hard to finish your homework before dinner”: well done! We can also interpret difficult situations more favorably, for example, if your child complains about being at school on a peak of pain, we can tell them “learning to be in school even when you’re not feeling good will help you stay on track to be able to graduate. So you won’t have to do everything later, you won’t have to go to review classes and next summer you’ll have plenty of time to do fun things.”

Here are multiple things we suggest to help children with chronic pain as parents. Working alongside the school’s professional group will help you get off to a great start to the school year.

If you have doubts or experiences of school with your children with chronic pain make them arrive and tell us if everything is going well and what challenges are you encountering.

1.McEwen BS1, Kalia M. The role of corticosteroids and stress in chronic pain conditions. Metabolism. 2010 Oct;59 Suppl 1: S9-15

4.htpp/www.anxietycanada.com.

  1. Managing Your Child’s Chronic Pain 1st Edition

by Tonya M. Palermo (Author), Emily F. Law (Contributor).

6.How to stop chronic pain in children Michael Dobe, Boris Zernikow.2nd edition.2019

7.Chronic pain and illness workbook for teens. Rachel Zoffness 1st edition 2019.

Con el mes de septiembre llegará la vuelta al cole después de más de dos meses de vacaciones, y esto crea días frenéticos tanto para padres como hijos. Los más pequeños de la casa comienzan una nueva rutina y hay que estar preparado y no dejar nada a la improvisación.

Con el comienzo del nuevo curso nos invaden multitud de sentimientos encontrados, la alegría por comenzar una nueva etapa llena de proyectos enriquecedores para nuestros hijos, la tristeza por el final del verano y del tiempo libre junto a ellos, la incertidumbre por saber cómo aceptarán los cambios y la rapidez con que todo se tornará normal…

Todos nos proponemos llevar a cabo una adaptación positiva y rápida, que ayude a grandes y pequeños a ajustarse lo antes posible a los cambios.

Por ello, hemos elaborado una lista con 12 consejos para que estar listo para el regreso a las aulas.

Consejos para la vuelta al cole

1. Los deberes de verano

Al final del curso escolar en junio, los profesores suelen mandar tareas de refuerzo con el objetivo de que los niños mejoren en ciertos aspectos. Durante el verano tiene que haber mucho tiempo para la desconexión y el disfrute pero también hay que dedicar ciertos días para elaborar las tareas asignadas. En los días previos al inicio del colegio se deben rematar los deberes.

2. Empieza a cambiar los horarios

Esto es algo casi obligatorio antes de empezar las clases. Con el verano llegan los habituales cambios de horarios y en los primeros días del mes de septiembre hay que comenzar a habituar el cuerpo para que el primer día de cole no sea muy duro tener que madrugar.

Las vacaciones suponen variar los horarios y las rutinas del resto del año. Físicamente debemos acostumbrar el cuerpo a los madrugones, las jornadas extensas y el ejercicio intelectual. De forma paulatina adelantaremos la hora de acostarse y levantarse del niño. La naturaleza es sabia, los días comienzan a acortarse y esto puede ayudarnos para adelantar la cena, el baño y las rutinas nocturnas.

3. Elabora un presupuesto para la vuelta al cole

La cuesta de septiembre causa temor en las familias que tiene que afrontar multitud de gastos con el comienzo del colegio. Elabora un presupuesto con todos los utensilios a comprar y no dejes nada a la improvisación. Tu bolsillo lo agradecerá.

4. Probar uniformes y marcar ropa

Tener preparada la vestimenta con antelación es una de las cosas más importantes antes del comienzo de las clases. En colegios donde se utiliza uniforme, los niños deben probárselo con antelación para comprobar si es necesario otro de una talla mayor. En los centros donde no se lleva uniforme, se tendrá que hacer un recuento de la ropa con previsión e intentar renovar el vestuario. Por ejemplo, es importante renovar el calzado antes de un curso escolar.

Otra compra imprescindible días antes de comenzar el cole tienen que ser las etiquetas para ropa, que ayudarán a tanto padres como niños a identificar sus prendas. En el cole, si se viste uniformes, las etiquetas para ropa son imprescindibles para saber de quién es cada prenda, y en caso de no utilizarse uniforme, se convierten en un valioso aliado en la gestión del día a día de toda la logística escolar, tanto para los niños, como para el profesorado y muy especialmente para los padres.

5. Prepara el material para las clases

Durante los días previos se debe adquirir todo el material escolar que deben utilizar los niños durante los próximos meses de colegios. Estuches, agendas, lapiceros, pinturas y lo más importante: los libros. Esto supone un gran dolor de cabeza para los padres debido al coste que suponen. Un consejo recomendable es intentar heredar los que han sido utilizados en años anteriores por los niños de una edad mayor. Esto aliviará bastante tu presupuesto aunque no podrás evitar tener que comprar alguno. Hazlo con tiempo para que su coste sea menor.

6. Elige la mochila escolar adecuada

Las mochilas escolares son un material esencial en el colegio. Una mala mochila escolar puede repercutir en problemas de espalda por ello se debe hacer una buena selección durante los días previos al comienzo de las clases. Para ello hay que invertir tiempo y elegir la mejor opción dentro de la gran variedad de mochilas que hay hoy en día en el mercado.

7. Establecer un calendario

Igual que se establece un presupuesto para intentar dañar lo menos posible el bolsillo, también hay que marcar un calendario de actividades para tu hijo. Sobre todo para cuando esté en casa por la tarde. Aquí deben quedar estipuladas las horas de ocio (jugar en la calle, con amigos, a los videojuegos, etc), merienda, los horarios para hacer los deberes, la hora de la cena y la de irse a la cama.

8. Conocer a los profesores antes de volver al cole

Tener contacto con los profesores y conocer la personalidad de quién tratará con tu hijo es recomendable para todos los padres. La buena comunicación con el profesor ayudará a la hora de desarrollar las habilidades de los tus hijos.

9. Una visita al pediatra

No es obligatorio pero sí recomendable. Una revisión antes del comienzo del colegio sería lo ideal para los niños. Hoy en día muchos desarrollan de forma rápida las dioptrías y una buena idea es hacer una visita al oftalmólogo.

10. Visitar el colegio en los días previos

Durante las vacaciones hay horas muertas y no estaría mal emplearlas en hacer una visita al colegio para familiarizarse con el recorrido. Tanto si a este llega andando como si es necesario utilizar el vehículo para trasladarse allí. Recorriendo el camino en los días previos al arranque del colegio ayudará tanto a padre como a hijos a conocer las rutas mejores, conocer si hay problemas de tráfico, y tener mayor sentido de la ubicación cuando haya que desplazarse en el primer día de la vuelta al cole.

En el caso de repetir en el mismo colegio o escuela infantil, la reincorporación le resultará más fácil. Explicar y anticiparnos a la vuelta es importante. Háblale de sus compañeros, profesores y otras personas conocidas de la escuela, despierta su curiosidad por saber y reencontrarse con ellos.

Si el curso comienza en un nuevo colegio, la adaptación puede ser más costosa. Explicar por qué se produce el cambio, siempre adaptado a su nivel, le ayudará a entender las novedades. Nuevos compañeros, aprendizajes interesantes, actividades divertidas, nuevos retos… descúbrele todo lo positivo de la nueva etapa que comienza.

Una oportunidad fantástica que ofrecen algunos colegios es visitarlos en jornadas de puertas abiertas o en visitas guiadas. Si no tuvisteis la posibilidad de hacerlo, aprovechad un paseo o preguntad al responsable si hay algún problema para que el niño vea las instalaciones. Que tenga la posibilidad de conocer a alguien de allí y observar el lugar, le ayudará a crear una imagen o a ponerle cara al cambio. Y si de esta experiencia extrae un momento divertido, un juguete novedoso, una piscina de bolas… mejor que mejor. Creará un recuerdo positivo de su nuevo cole.

11. Dedícale tiempo a tu hijo en la vuelta al cole

Hoy en día nuestra jornada laboral es extensa, en ocasiones, no nos permite acompañarle en la entrada ni recogerle en la salida. Los padres son una figura esencial de acompañamiento. En la medida de lo posible intentad ajustar los horarios para compartir estos momentos con el niño, al menos en el período de adaptación. No obstante, aumentar el tiempo en exclusiva que pasamos con él al acabar las clases es esencial. En exclusiva, dedicados totalmente a disfrutar juntos (no teléfono, no trabajo, no interrupciones).

12. Sé paciente

Los cambios generan en nosotros incertidumbre y nervios, la clave fundamental es la paciencia. Al comienzo puede estar más retraído en sus relaciones sociales o mostrarse más tímido que de costumbre. Cuando el sentimiento de seguridad y control se vaya asentando todo irá normalizándose. Si nos mostramos temerosos o inseguros le transmitiremos ese sentimiento de manera inconsciente. Crear una expectativa positiva de todo el proceso nos llevará a afrontarlo de esta forma y, lo mejor de todo, haremos que nuestros hijos aprendan a verlo así.

Cada experiencia de adaptación, como cada niño, es diferente. Démosle el tiempo que necesite para lograr desenvolverse con normalidad y hacer suyo el nuevo espacio, su nuevo ambiente, para hacerlo seguro y enriquecedor.

Imagen: woodleywonderworks

10 consejos para la vuelta al cole que ayudarán a tu hijo a adaptarse

1. Adaptarse poco a poco a los nuevos horarios

Después de casi tres meses de vacaciones la vuelta al cole se puede hacer muy cuesta arriba y es que durante el verano siempre les permitimos un poco más libertad de la normal. Pueden quedarse viendo la tele o jugando por la noche hasta más tarde, lo que implica que pueden levantarse por la mañana también más tarde… Tras el verano es difícil que recuperen su rutina diaria así que lo mejor es que unas semanas antes de comenzar las clases escolares les vayas acostumbrando de nuevo al que será el horario habitual y durante el desayuno hables sobre el tema de volver a retomar las clases, madrugar…
Una buena opción es hacerlo de forma progresiva para falicitar la adaptación. Por ejemplo, procura que cada día se vayan a dormir 15 minutos antes, así el día que empiece el colegio ya estarán acostumbrados. Si son pequeños actividades como leerles un cuento puede hacérselo más ameno. Asimismo es muy recomendable que tú también adaptes tus horarios y te vayas a dormir antes, porque ya sabes que el ejemplo es lo que mejor funciona.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

2. Prepara todo lo que necesita con tiempo

Es muy recomendable preparar a conciencia la vuelta a las clases con tiempo suficiente. ¿Hace falta que le compres algo de ropa o el uniforme? ¿Material escolar? ¿Una mochila nueva? Pues siéntate con tus hijos y planead juntos vuestra lista de la compra para la vuelta al cole cuando antes. Si lo dejas para el último momento tanto te estresarás y vivirás de una forma más negativa la vuelta al cole, algo que también afectará a tus hijos. Se trata de tener todo listo para comenzar el colegio sin agobio.
Para reducir el gasto o ahorrar, lo mejor es que antes de ir de compras revises a fondo el material escolar de tus hijos del año pasado, pues es posible que se te olviden algunas cosas de las que tiene. Así evitarás comprar de más. En caso de necesitar una beca para afrontar los gastos, también es muy importante que lo hagas con tiempo para no pasarte de los plazos.

3. Crear un espacio para el estudio

Es muy importante que, aunque tu hijo sea todavía pequeño y no tenga que pasar largos ratos estudiando o haciendo deberes, se acostumbre desde pequeño a tener su propio espacio de estudio. Les servirá para que se organicen en sus tareas y para aprender a tener todo ordenado y concentrarse mejor.

4. Combate su estrés

Este punto afecta sobre todo a los más pequeñines de la casa y es que para muchos la vuelta al cole se convierte en un sufrimiento ya que el hecho de separarse de sus padres después de un gran verano junto a ellos es dramático. La estampa de lloros en la puerta del cole es una de las estampas más típicas de todos los inicios de curso por eso debes acompañarles al menos durante los primeros días y explicarles que se lo pasarán bien, que van a ver a sus amigos, que aprenderán cosas nuevas… En definitiva, motivarles para empezar el colegio con una perspectiva positiva.

© iStock

5. ¡Orden ante todo!

Es muy recomendable que durante los primeros días de cole hagáis un planning con todas las clases y actividades extraescolares del peque. De esta forma tanto él como tú podréis organizaros cada día de la semana y a ti concretamente te servirá de gran ayuda para planificar cómo ir a recogerle al colegio, horarios, comprobar si lleva el material necesario, etc.
Eso sí, con el paso del tiempo es importante que delegues algunas de las responsabilidades en tus hijos para que ellos sean capaces de aprender a organizarse sin tu ayuda. Puedes supervisar y estar atenta, pero sin hacer todo por ellos.

6. Marcarse nuevos objetivos

Al igual que hacemos a comienzos de año, el inicio de un nuevo curso nos da la oportunidad de marcarnos nuevos objetivos. Propósitos que puedes fijar junto a tus hijos como por ejemplo conseguir sacar mejores notas en matemáticas o conocer nuevos deportes eligiendo actividades extraescolares distintas.

7. Prestar atención a sus cosas

Es muy importante que si vas a buscarles al cole, o bien llegas por la tarde de trabajar y los niños ya están en casa, tengas una conversación con ellos (aunque sea cortita) para que te cuenten qué tal les ha ido el día. Si han tenido exámenes, si les ha pasado algo con los compañeros, con los profesores… La cena o la comida también es un buen momento para compartir y poneros al día.

8. Fijar normas en casa

Es muy importante que controles su tiempo de ocio, ya que debes ser rígida con sus horas de estudio. Limitar el uso de los videojuegos, la televisión y el ordenador te servirá de ayuda para que se centren en las tareas del cole. Una vez hechos los deberes déjales que disfruten de un rato de ocio. ¡También se lo merecen!

9. Una buena alimentación

Su alimentación es muy importante así que tienes que asegurarte de que tu hijo coma las cinco veces al día recomendadas así como estar pendiente de sus menús, tanto si se quedan a comer en el cole como si lo hacen en casa. Prepárales almuerzo para media mañana y llévales la merienda cuando vayas a buscarles. En clase gastan mucha energía por lo que recargar las pilas a media mañana y a mitad de tarde les proporcionará un mayor rendimiento para realizar todas sus actividades diarias.

Descubre: Meriendas para niños: 30 ideas saludables para los peques

© iStock

10. Diviértete con ellos

También es muy importante que el niño desconecte de vez en cuando y es que si ya es dura la vuelta al cole y la rutina, más duro se hace si no se les da ni un respiro para que jueguen o lo pasen realmente bien durante un rato. Una pieza muy importante de ese tiempo eres tú ya que también deben pasar buenos momentos contigo (no va a ser todo siempre orden e imposiciones).
Podrás optar por hacer planes divertidos junto a ellos tanto fuera como dentro de casa. Desde aprovechar los últimos días de piscina o montar en bicicleta hasta hacer manualidades o pasar una tarde viendo pelis y series infantiles (acompañadas con palomitas, claro). Para este último plan puede venirte muy bien Sky, una plataforma audiovisual en la que encontrarás muchos canales infantiles como Cartoon Network, Disney Junior, Disney XD, BabyTV o Nickelodeon. ¡Lo pasaréis pipa! Por supuesto, si más tarde necesitas desconectar, en Sky también hay canales para adultos como Fox o Comedy Central.

¡Feliz comienzo de curso!

Descubre: 30 frases positivas para motivar a los niños

Consejos ANAR para la Vuelta al Cole

Algunas de las consultas que nos hacen en el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia (600 50 51 52) en esta época del año, hacen referencia a la vuelta al cole, y las preocupaciones derivadas en los niños y adolescentes y sus padres. Es tiempo de retomar obligaciones y rutinas pero no olvidemos que la vuelta al colegio puede ser un momento positivo, de reencuentros e ilusiones renovadas.

Aquí tenéis unos consejos que os pueden servir de ayuda para afrontar con éxito la vuelta al cole de vuestro hijo/a:

  • Facilita una visión optimista de este nuevo periodo

El colegio es un lugar donde tu hijo/a puede relacionarse y divertirse con sus compañeros, además de aprender y desarrollarse a todos los niveles como persona.

  • El camino al colegio

Será un momento donde hablaremos de diferentes temas, con alegría y tranquilidad. Evita las prisas y las presiones.

  • Cuida el momento de la despedida especialmente los primeros días

Intentando que sea breve y cariñoso. No prolongues la situación y actúa con serenidad. Tu hijo se queda en un entorno seguro, con personas que podrán cuidar le y así tiene que sentirlo.

  • En la guardería hay que preparar al niño mediante un periodo de adaptación

En este periodo, uno de los padres (o familiar cercano) pasará un tiempo en el centro junto con el niño y los educadores. Es recomendable que tu hijo/a lleve consigo un objeto que le resulte familiar, que actuará como “elemento de transición” y le dará seguridad.

  • Cuando salga del colegio

No te agarres a tu hijo/a “como un clavo ardiendo”. Más bien mantente cariñoso, sereno y pregúntale qué tal le fue el día; lo más agradable, y si llega el caso, posibles dificultades… esto servirá para generar espacios de confianza donde compartes con tu hijo/a sus anécdotas, además de mostrarte como un apoyo si lo necesita.

  • Ayúdale en sus nuevas rutinas

De estudios y de horarios para levantarse y acostarse en los días previos al inicio del curso. Al igual que en los adultos, las rutinas hacen que se asimilen más fácilmente las nuevas situaciones.

  • Respeta momentos de ocio para tu hijo/a

Además del tiempo para sus tareas escolares y disciplina, es necesario que mantenga sus espacios para jugar, divertirse y relacionarse con otros niños/as. Las actividades en familia también son enriquecedoras, incluso como premio por un esfuerzo realizado.

  • Consensúa reglas y normas

Para el uso de Internet, televisión, consola…. teniendo en cuenta su edad. Durante vacaciones nos hemos relajado un poco más y este es momento de replantearlo y utilizarlo como refuerzo para premiar la realización de la tarea.

  • Prepara un espacio para el estudio y selecciona el material escolar

Elige con tu hijo/a un lugar bien acondicionado, ordenado y cómodo, donde no haya demasiadas distracciones. Es útil que los días previos podáis escoger y preparar juntos el material escolar, respetando sus gustos y preferencias. Este sencillo gesto le ilusionará.

  • Mantén la vía del diálogo abierta con sus profesores

Procura tener una actitud conciliadora y flexible ante sugerencias en beneficio de tu hijo/a. Esto facilitará que se muestren receptivos cuando necesitemos contar con su ayuda. Si no estás de acuerdo con alguna medida adoptada desde el centro con respecto a tu hijo/a, trata primero de obtener toda la información y nunca manifiestes tu queja delante de tu hijo/a. Hay que preservar siempre la autoridad de los profesores.

FIRMA NUESTRA PETICIÓN CONTRA EL BULLYING

Desde Fundación ANAR pedimos al Gobierno y las Administraciones Públicas que tramiten de urgencia una Ley Integral contra la Violencia a la Infancia y la Adolescencia que proteja a los menores de edad frente a todo tipo de violencia, incluido el acoso escolar. Puedes firmar haciendo clic aquí.

PÍDENOS AYUDA SI LA NECESITAS

Ayúdanos a que tu hijo/a conozca el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes 900 20 20 10. Está atendido por psicólogos, apoyados por trabajadores sociales y abogados. Atendemos las 24 horas, todos los días del año. Es una línea segura: anónima, confidencial y gratuita.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *