Comprar mas barato

Contenidos

TOP cadenas de supermercados e hipermercados de España (ranking)

Aunque hay empresas tecnológicas que cada vez van arañando más cuota de mercado, la mayoría de los españoles seguimos recurriendo a los supermercados e hipermercados para realizar la compra diaria, semanal o mensual. En ese entorno, ¿cuáles son las principales cadenas de alimentación de España? o ¿cuál es el ranking de supermercados de España en 2018 por cuota de mercado?

Supermecados que más venden en España (ranking)

La cuota de mercado de supermercados e hipermercados en España tiene un claro ganador: Mercadona. Según un informe de LZ Retailytics, la empresa presidida por Juan Roig, acumula unas ventas anuales de cerca de 25.000 millones de euros y su facturación seguirá creciendo en los próximos años hasta acercarse a los 30.000 millones en el próximo lustro.

Le siguen a una distancia considerable Carrefour, con cerca de 10.000 millones, y DIA, con algo más de 5.000 millones de ventas al cliente minorista. Eroski, Auchan y Schwarz Group (Lidl) se acercan sin llegar a ese nivel de ventas, completando el ranking de los cinco mayores minoristas en España.

Cuota de mercado de Mercadona

La cuota de mercado de Mercadona en España es del 23% y su liderazgo en cuota de mercado solo es semejante a lo que ocurre en Portugal. En el país vecino, Continente (propiedad de Sonae MC) cuenta con una cuota de mercado cercana al 25%. En otros países como Reino Unido y Francia, el líder del mercado cuenta con una cuota de mercado más cercana al 20% y en Italia, el más fuerte apenas logra un nivel cercano al 10%.

Resulta curioso observar como las cinco mayores cadenas de supermercados e hipermercados de España suman una cuota de mercado cercana al 50%, pero que ese nivel conjunto es superado claramente en Portugal, Reino Unido y Francia. En España, por detrás de Mercadona hay varias cadenas pero encontramos un mercado más atomizado y con muchas marcas.

En este sentido, es famosa la rivalidad entre Carrefour y Leclerc en Francia, o de Continente y Pingo en Portugal, que cuentan todos con cuotas de mercado similares. Se trata de una «pelea» que no se repite en España, en donde Mercadona tiene un 23% de Mercado, pero el siguiente en la pelea está por debajo del 10%.

Rentabilidad de los supermercados en España

La fotografía en España conserva a Mercadona como líder cuando se analiza la rentabilidad por cada metro cuadrado (m2) de tienda, ya que genera cerca de 10.500 euros de ventas al año por cada m2. Le sigue en este ranking Ahorramás, con 8.000 euros/m2 y BonArea, con unos 7.500 euros/m2.

Según Business Insider y de acuerdo con datos de LZ Retailytics, los supermercados más y menos rentables de España serían los siguientes:

¿Te gusta esta infografía? Sigue a Bankinter en nuestro perfil de Instagram para acceder a más

El plástico podría constituir el 20% del consumo mundial de petróleo durante la próxima década. Y los científicos advierten constantemente del daño irreversible que ocasiona en el medio ambiente. Sin embargo, las grandes superficies comerciales en España no hacen suficiente para acabar con los plásticos de un solo uso, según el análisis de Greenpeace. La ONG pide que, en un contexto de emergencia climática, no se retrase «más de diez años» la eliminación total de este tipo de plásticos de usar y tirar.

Greenpeace ha publicado este martes, por segundo año consecutivo, un ranking de los principales supermercados españoles determinado por sus compromisos contra el plástico de un solo uso. Según los resultados, empresas como Eroski y Lidl han comenzado a dar los pasos «en la dirección correcta», mientras que otras como Mercadona y Carrefour «aún les queda muchísimo por hacer».

Para la elaboración de este estudio se han medido parámetros como las hojas de ruta de cada cadena para eliminar los plásticos de un solo uso para 2025, el uso de envases reutilizables, la disposición de fruta, verdura y otros productos a granel, la eliminación de las bolsas de un solo uso, el fomento de envases reciclables o, entre otros, que trabajen con proveedores que eliminen los plásticos de sus productos.

De esta manera, la organización verde destaca medidas tomadas por Eroski al haber introducido el uso de las mallas reutilizables al adquirir productos al granel, la sustitución de bolsas de plástico por bolsas de papel de Lidl o la eliminación de cubiertos, pajitas y vasos desechables de plástico de Aldi.

Ranking de supermercados según su huella plástica Greenpeace

Ninguna de las marcas toma las medidas necesarias

Por otro lado, Mercadona, Carrefour, DIA y El Corte Inglés siguen «suspendiendo» en este ranking al no alcanzar «ni la mitad» de las metas establecidas, según informa la ONG. La organización verde suspende las prácticas generalizadas como el sobreenvasado, que no todos los productos pueden adquirirse al granel, la generación de residuos por los envases desechables que contienen los alimentos, que sigan teniendo bandejas de corcho blanco –compromiso que debería de haberse adquirido este mismo año 2019– o la promoción de monodosis de uso doméstico.

A día de hoy, de forma generalizada, ninguna de las marcas evaluadas (Eroski, Lidl, Alcampo, Aldi, Supermercados El Corte Inglés, Día, Mercadona y Carrefour) toma suficientes medidas para erradicar su uso. «Muchos supermercados siguen sin apostar por una eliminación real de envases, han decidido tomar medidas poco valientes como simplemente reducir el grosor de sus envases o sustituir algunos por envases biodegradables», afirma la responsable de campaña de uso de plástico de Greenpeace, Alba García. «Pero también son de un solo uso y muchos pueden seguir conteniendo plásticos».

Según datos facilitados por la propia ONG, cada año llegan 12 millones de toneladas de plástico a los mares. Mientras en nuestra sociedad se empieza a percibir un cambio de mentalidad demandando nuevas alternativas, el sistema sigue atascado en una cultura de usar y tirar.

Acaba de aterrizar en España un supermercado que tiene la intención de ponerle las cosas muy difíciles a Mercadona: se trata de la cadena británica Tesco y ya ha abierto su primera tienda en Mazarrón (Murcia).

Si no conoces este supermercado y te preguntas qué es Tesco, se trata de una cadena multinacional de venta al por menor que puede presumir de ser la tienda minorista más potente de Reino Unido, con una cuota de mercado del 28%, y la tercera a nivel mundial. Está presente en 12 países de Europa y Asia, con una red de alrededor de 2.500 establecimientos, y además de desembarcar en España también tiene previsto abrir sus puertas en Portugal el año que viene.

Tesco se ha asociado con la empresa alicantina Overseas Imports Spain para crear la marca de supermercados The Food Co, que es la que va comercializar los productos de la cadena en nuestro país.

Estos son los sueldos en Mercadona, Lidl, El Corte Inglés, Carrefour y otros supermercados

Los sueldos que pagan las grandes compañías suelen ser un secreto muy bien guardado. Pero en el caso de los empleados base y los convenios, se hacen públicos en el BOE. Estos son los sueldos en Mercadona, Lidl, El Corte Inglés, Carrefour y otros supermercados.

El primer The Food Co ha abierto sus puertas en Mazarrón (Murcia), en un local con una superficie de 1.000 metros cuadrados que ya tiene a la venta 7.500 productos de Tesco. Pronto se inaugurarán nuevos supermercados en Mijas (Málaga) e Ibiza (Baleares), y después de asentarse se espera la apertura de nuevos establecimientos en Madrid y Barcelona para 2021.

Pero, ¿por qué Tesco ha elegido estos emplazamientos para sus primeras tiendas y no ha aterrizado en primer lugar en las grandes ciudades? La estrategia de la compañía consiste en atraer primero a los clientes de nacionalidad británica, para ir poco a poco ganándose a los consumidores españoles. De ahí que la apertura de los establecimientos en Madrid y Barcelona se vaya a demorar hasta el 2021.

Por lo tanto, la expansión de Tesco a nuestro país será un poco pausada y tendrá que pasar algo más de tiempo antes de que pueda plantar cara a Mercadona.

Sillas de paseo

Una silla de paseo os acompañará al hijo y a los papás durante varios años, por eso, es importante que le dediques un tiempo en pensar cual es la silla de paseo que más se ajuste a tus necesidades.

Durante los primeros meses te recomendamos que utilices un coche de paseo con capazo o carro bebé ya que así, el bebé, va tumbado y protegido con varios acolchados permitiendo al bebé estar cómodo y favoreciendo su descanso. Aproximadamente a los seis meses podrás empezar a utilizar una silla más ligera dejando de lado el coche para bebé y comenzar con tu peque una nueva experiencia, ya que al ir sentado puede empezar a ver el mundo desde otra perspectiva y empezar a interactuar con el entorno, con la posibilidad de que si les entra sueño y se duerme bajar el respaldo y que vayan tumbados.

Este tipo de silla de paseo son más ligeras que los coches de paseo, pesan menos, ocupan menos espacio y son ideales para el día a día. No obstante, es importante fijarse en los elementos de seguridad que lleven tanto las sillas de paseo o carros para bebé como arnés de seguridad o en los tipos de acolchado que lleven al rededor del chasis.

Los accesorios que lleve la propia silla también es importante ya que una capota o burbuja de plástico le protegerá del sol, lluvia, viento o frío. y un indispensable es una bolsa portaobjetos de tela para guardar todo tipo de enseres como pañales, cambiadores o toallitas.

Trabajamos con las principales marcas del mercado en carritos para el paseo del bebé como BABYNURSE, HAUCK, CHICCO, GRACO, SAFETY FIRST, ASALVO, PLAY o PLASTIMYR. Aprovecha y echa un vistazo a lo que tenemos preparado para el paseo del bebé o bien te ofrecemos un universo de categorías para que encuentres todo lo necesario para el día a día de tu bebé que encontrarás navegando en nuestra página web.

Futuros papás y mamás, sabemos lo que son esos últimos días antes de que una nueva personita aparezca en vuestras vidas, estrés, nervios, alegría, ilusión…etc. y por eso queremos facilitaros algunas de esas tareas que aparecen en ‘la infinita lista de los nuevos papás’, escoger el carrito que le acompañará, por lo menos un par de años.

Si lo que quieres es decidirte por uno y no tener que volver a pasar por esas tardes de comparaciones y comparaciones entre distintos modelos cada vez que el niño pega el estirón, aquí te traemos el modelo CHICCO Trio Sprint, el carrito que crece con tu hijo.

  • CHICCO Trio Sprint (Beige-Red-Ombra):

Esta silla homologada de CHICCO valorada con 4 estrellas en el test EuroNcap, es la ideal para niños de 0 a 3 años.

La silla Trio Sprint de Chicco cerrada, es la más compacta de toda la gama CHICCO y tiene un peso de 9kg además incluye:

o Bolso a juego con el cambiador

o Funda acolchada 2 en 1: manta para capazo y cubrepiernas para la silla

o Impermeable de lluvia para la sillita

o Capota

o Amplio cestillo portaobjetos

Por otra parte, el capazo incorpora el Kit Trio Car 2013 y reductor, homologado para el transporte en automóvil, ahora si que no necesitas nada más.

Lo tienes TODO en tan sólo una compra, no te lo pienses más. Podrás encontrar estos 3 modelos en nuestros hipermercados Alcampo por tan sólo 345€.

Modelo CHICCO Trio Sprint-BEIGE
*Oferta válida del 27 de Octubre al 9 de Noviembre 2014.
Modelo CHICCO Trio Sprint-RED
Modelo CHICCO Trio Sprint-OMBRA

Ahora bien, si prefieres que tu silla vaya cambiando con tu hijo o tener varias opciones para cada momento o situación, te traemos una opción recomendada para niños mayores de 6 meses, la Silla de Paseo CHICCO London, también en diferentes modelos.

  • Silla de Paseo CHICCO London:

La silla Chicco London con su plegado ultra compacto en paraguas es de las más cómodas y ligeras de la gama e incluye:

o Impermeable de lluvia

o Amplia capota

o Respaldo reclinable en 4 posiciones

o Protector delantero plegable con la silla de paseo sin necesidad de desmontar

o Amplio cesto portaobjetos

o Arneses de seguridad

o Freno de seguridad doble trasero

Esta sillita de paseo la encontrarás en nuestros hipermercados Alcampo en diferentes colores: azul, negro, beige o rojo (Modelos CHICCO: Blue, Hoop, Sand y Red respectivamente), por el increíble precio de 75,90€.

Modelo CHICCO London-RED, Plegado y abierto.
Modelo CHICCO London-HOOP

Compártelo en tus redes sociales favoritas …

Cochecitos 3 piezas 

Cuando llega la hora de ir comprando las cosas para el bebé, el cochecito es sin duda una de las más importantes, por lo que se recomienda escoger muy bien qué tipo de cochecito comprar, así como sus elementos. Seguro que nada más ponerte en su búsqueda, te has dado cuenta de que existe la opción de adquirir de golpe el cochecito junto con la canasta o capazo y la silla de paseo. Ésta idea del cochecito de bebé de 3 piezas, es una forma de poneros a los papás y mamás el trabajo fácil.

Cochecitos 3 piezas Jane, Nurse, Chicco

Lo único que tienes que hacer es fijarte entre todas las opciones y decantarte por la que más te guste. El modelo Muum Micro Koos Cosmos de Jane es, por ejemplo, uno de los carros de bebe más demandados. Tanto los bonitos colores en los que está disponible como la posibilidad de desmontar el tapizado para lavarlo, lo convierten en uno de los favoritos. Jane es una marca que desde siempre nos ha demostrado su calidad y tanto en el cochecito como en el portabebé y el capazo, vemos como todos los detalles están pensados para facilitar su uso y mejorar la comodidad del más pequeño de la casa.

Por otro lado, si lo que buscas es un carrito de bebé de 3 piezas diferente y lleno de color, el modelo Cosatto Giggle te cautivará desde el principio. Hablamos de una serie de productos en color negro que combina perfectamente con los remates en color fucsia y los diferentes tejidos en blanco y negro. Este simpático trio hará que tu bebé llame la atención allá donde vaya, pero lo mejor de todo es sin duda alguna la ligereza del chasis. Cuenta también con una barra frontal desmontable y el saco es reversible, aunque su facilidad para ser lavado te sorprenderá. Como puedes ver, se trata de una creación llena de personalidad solo apta para familias alegres y de lo más atrevidas. Cualquiera de estos cochecitos de 3 piezas, lo podrás combinar con todos nuestros sacos para capazo.

Compra los carros de bebe en oferta

Si por el contrario buscas un conjunto de tres piezas algo más tradicional, el modelo Nurse Intrepid Convert será el más indicado para vuestro bebé. Con una estructura base en negro, se puede escoger también otra opción con la capota y el tapizado en azul cobalto. Para poder quitar las manchas de este tejido, siempre puedes desenfundarlo y meterlo a la lavadora, un detalle que se agradece y que deja las piezas como nuevas. En este caso, Nurse nos ofrece una silla de paseo con hamaca que se puede convertir en capazo, un sistema muy práctico si no quieres tener la casa llena de trastos y buscas la opción más práctica y fiable.

Como puedes ver, las opciones son tan variadas que la decisión no es tan sencilla como parece. Nuestro consejo es que el conjunto de tres piezas que escojas sea cómodo, práctico y cómo no, se adapte a tus gustos personales. Puedes encontrar una gran variedad de carritos de bebé de 3 piezas baratos.

Si por otra parte, ya cuentas con otro pequeño en casa y los hermanos son de edades similares, tenemos una gran variedad de sillas de paseo gemelares baratas. Estas sillas son muy prácticas para moverte con los niños con mayor comodidad.

El Alcampo de Coia, en Vigo, vuelve a ser el súper más barato de España, según el informe sobre supermercados presentado este miércoles por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU): llenar aquí el carrito de la compra vale 4.011 al año, frente a los más de 5.000 de la media nacional. Es más, los establecimientos de Alcampo son este año los más asequibles en 31 de las 65 ciudades analizadas en el estudio. ¿La razón? Una política de reducción de precios llevada a cabo por el distribuidor francés que, según la OCU, también le ha permitido ampliar la distancia con su principal competidor en este ámbito: Mercadona. Las tiendas de la firma de Juan Roig son ahora las más económicas en solo 16 de las urbes examinadas, frente a las 26 del año pasado. El informe concluye que, de media, el consumidor puede ahorrar 1.063 euros al año en función del súper que elija para llenar su carrito, un ahorro del 12,3% más con respecto al año pasado.

La OCU lleva tres décadas analizando los precios de miles de productos en decenas de establecimientos y ciudades españolas. Para la edición de este año, ha visitado entre abril y mayo 1.195 supermercados, hipermercados y tiendas de descuento de 90 cadenas en 65 urbes (además de 30 súper online), y ha comparado 184.126 precios para conformar su cesta tipo: 244 productos de alimentación y droguería que reflejan los hábitos de consumo de un hogar medio que recoge la Encuesta de Presupuestos Familiares del Instituto Nacional de Estadística. El análisis también examina otras tres subcanastas: frescos, envasados de marca y artículos económicos, estos últimos son los productos básicos de alimentación y droguería más asequibles de cada establecimiento que suelen ser de marca blanca.

A diferencia del año pasado, cuando solo una de las grandes cadenas bajó sus precios (Supersol), en 2019, lo hicieron casi la mitad de las insignias analizadas. «Este año el ahorro medio es mayor, casi una quinta parte de la cesta tipo», ha señalado la portavoz de OCU, Ileana Izverniceanu, este miércoles en la presentación del estudio. Alcampo es, entre los supermercados con implantación nacional, el que más ha recortado precios (por encima de un 2%); Carrefour la que más los ha incrementado (2,8%), mientras que Mercadona e Hipercor, aunque los hayan elevado, lo han hecho en menor medida que la subida del IPC en el periodo considerado, del 0,8%.

No sorprende entonces que sean tres Alcampo, dos en Vigo y uno en Granada, los tres establecimientos más baratos de toda España para la cesta tipo. Tampoco que entre los 14 establecimientos más económicos del país, 10 pertenezcan a la cadena francesa. Por otro lado, en el extremo opuesto de la lista, están los habituales: tres Sánchez Romero de Madrid.

Dani, la cadena más asequible de España

Para elaborar su análisis, la OCU asigna el índice 100 a las cadenas y tiendas más baratas entre las analizadas, distinguiendo entre la cesta tipo y las otras tres subcestas cuando compara cadenas, y entre la cesta tipo, la de marca y fresca cuando parangona establecimientos. En líneas generales, las cadenas locales y regionales son las más económicas, aunque los hipermercados y las tiendas de descuento les pisan los talones, ha subrayado este miércoles Miguel Ángel Pascual, responsable técnico del estudio. Este año, la insignia más barata, al igual que en 2018, es la andaluza Dani, con un índice 100. Le siguen la regional Tifer (con índice 102, es decir, un 2% más cara que Dani) y la nacional Alcampo (104), la más asequible entre las grandes. En el otro lado, vuelve a estar la madrileña Sánchez Romero, un 78% más costosa que Dani para la cesta tipo.

Mercadona, por su parte, se posiciona como la tercera cadena nacional más barata de España (un 6% más cara que Dani), mientras que Carrefour pasa del tercero al octavo puesto (índice 113). Hay que señalar que Lidl y Aldi, consideradas campeonas del ahorro, solo entran en el análisis de la OCU con las canastas de frescos y productos económicos, al tener una escasa oferta de artículos de marca. En la cesta de marca blanca sacan un 106 y un 109, respectivamente.

La cesta de marca más barata la tiene Ros Supermercados, Dani la de frescos y Alcampo la económica. Si se analizan los supermercados en función de su implantación geográfica, Dani (100), Vidal (106) y Ros Supermercados son las cadenas locales más baratas, mientras que Sánchez Romero (178), Sorli Discau (134) y Mas&Go (131) son las más caras. En ámbito regional, las más asequibles son Tifer (102), Familia (106) y Cash Fresh (107), y las más prohibitivas Suma (135), Plus Fresc (129) y Condis (126). Entre las nacionales, el podio entre las económicas lo ocupan Alcampo (104), Supeco (106) y Mercadona (109), mientras que El Corte Inglés (128), Supercor (127) e Hipercor (124) se encuentran en el otro extremo de la lista.

Madrid, donde más se puede ahorrar

El gasto medio para llenar el carrito de la compra ha sido este año de 5.113 euros, un 2,6% más que el año anterior, aunque todavía se queda lejos del gasto en alimentación anterior a la crisis. «Todavía tenemos cicatrices de guerra», ha dicho Izverniceanu. En la Comunidad de Madrid, que reúne la oferta más amplia de establecimientos, es donde más diferencia de precio existe para la misma cesta entre el súper más barato y el más caro. En Alcobendas llega a los 3.554 euros anuales; en la capital —donde el súper más barato es el Supeco de la travesía de Eduardo Barreiros, en Villaverde, y el más caro es el Sánchez Romero de la calle de Castelló, en el barrio de Salamanca—, el ahorro posible es de 3.418 euros, y en Sevilla de 2.149 euros. En el otro extremo, Marbella, Puertollano, Soria y Ciudad Real son las localidades donde menos diferencia hay entre llenar el carrito en un súper u otro: entre 200 y 300 euros.

Según el estudio de la OCU, comprar por Internet es un 30% más caro de media que hacerlo en un establecimiento físico. Aún así, Alcampo lidera la clasificación de los súper online más baratos, seguido por Mercadona y Supermercados del Jamón. Comprar aquí la cesta tipo de la OCU es, respectivamente, un 17%, un 18% y un 20% más caro que hacerlo en la tienda a pie de calle más económica de España, el híper Alcampo de Coia, en Vigo. En el otro extremo de la lista están Ulabox, Cestado y Tu Despensa, los más costosos para hacer la compra por Internet.

Por otro lado, Almería, Ciudad Real, Jerez de la Frontera, Palencia, Puertollano, Vigo y Zamora son las ciudades donde de media es más barato hacer la compra; La Palma es la más cara —seguida por Barcelona— y supera a Getxo, la más costosa en la edición del año pasado, que sigue, sin embargo, siendo la localidad donde el precio mínimo de la cesta tipo es más alto: 4.998 euros, con un ahorro máximo de 532. Galicia y Murcia, por otro lado, son las comunidades más baratas; en el otro extremo están Baleares y Cataluña.

Cebollas (+44%) y patatas (+29,8%) son los productos que más se han encarecido; calabacines (-11,3%) y aceite de oliva suave (-27,5%) los que más se han abaratado. Según el estudio de la OCU, Granada es el lugar donde la cesta de frescos tiene el mejor precio (895 euros al año frente a los 1.432 de la media de España), pero es Extremadura la comunidad con las frutas y verduras más baratas. Granada es también una de las ciudades con los mejores precios para la carne, junto con otras urbes andaluzas: Córdoba, Huelva y Jerez de la Frontera. El pescado más barato se consigue en Asturias y Galicia, pero también en Castilla y León y varias ciudades de tamaño medio del interior.

¿Cuáles son los supermercados más baratos de España?

Comprar en un supermercado o en otro puede suponer un ahorro de hasta 909 euros al año, según el informe anual de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que refleja que el gasto en alimentación de un hogar medio en doce meses es de 4.783 euros.
El ahorro de los 909 euros representa el 19 % del gasto anual en alimentación del hogar medio, tal y como han puesto de manifiesto representantes de la OCU en rueda de prensa en la que han presentado el estudio tras analizar 233 productos de distintas categorías -frescos, envasados, de higiene y droguería- y de varias marcas, incluidas las blancas.
La organización señala que la cesta de la compra en las distintas cadenas de supermercados ha experimentado un encarecimiento medio del 0,1 % en un año y que el ahorro de 909 euros representa un 2,5 % menos respecto a 2016 debido a la reducción de las diferencias de precios entre establecimientos.
Comprar en Almería o Puertollano
Almería y Puertollano (Ciudad Real) son las ciudades donde hacer la compra es más barato, en tanto que Palma de Mallorca, Barcelona y Teruel son las más caras. Por comunidades, La Rioja y Galicia son las más económicas, al contrario que Cataluña y Baleares.
Madrid sigue siendo la ciudad donde más se puede ahorrar (3.013 euros), seguida de San Sebastián de los Reyes (Madrid) (2.850 euros). La OCU en este apartado ha analizado internet «como una ciudad más», que sería la tercera en la que más se puede ahorrar. No obstante, tal y como ha apuntado desde la OCU Miguel Ángel Pascual, los supermercados que venden exclusivamente por internet tienen «como punto débil» los precios de los productos frescos.
Segovia (266 euros), Pontevedra (343 euros) y Ciudad Real (344 euros) son las ciudades en las que los consumidores pueden ahorrar menos en su cesta.
Los más económicos… y los más caros
El supermercado DANI de Granada es el más económico y Sánchez Romero, en Madrid, el más caro.
La cadena nacional más barata es Alcampo, a la que siguen Mercadona y Carrefour; la local continúa siendo DANI, por delante de Deza y Maskom; y las regionales Cash Fresh, Familia y Supeco.
La OCU destaca en el estudio que Mercadona es la opción más barata en la mitad de las ciudades analizadas, aunque si Alcampo está presente como ocurre en las grandes urbes, es esta última cadena la más económica.
Los alimentos frescos, mucho más caros
Según el estudio, en 2017 los alimentos frescos han subido su precio de «forma notable», un incremento que, sin embargo, se ha compensado con la bajada de los productos económicos -básicos de alimentación y droguería.
Así, por ejemplo, Pascual ha expuesto que en este año los kiwis han subido un 23,9 %, los tomates de ensalada un 20,6 %, las peras de conferencia un 12,8 %, las rodajas de salmón un 11,7 % y las berenjenas un 7,8 %. En el polo opuesto se sitúan el aceite de girasol (-9,5 %), los macarrones (-5,1 %), el pan de molde (-4,9 %), las patatas onduladas (-4,6 %), las magdalenas (-4,3 %) y el agua mineral (-4,3 %).
Los supermercados en los que los precios de productos frescos son más baratos son DANI, Supersol y Cash Fresh y los más caros son Sánchez Romero, Ulabox.com y Tudespensa.com.
Según ha explicado el responsable de la OCU en la rueda de prensa, los supermercados de descuento como Lidl, Día y Aldi han optado el último año por dar una imagen «menos de batalla», con productos «de más calidad y más sofisticados».

¿Cuáles son los Supermercados más Baratos de España?

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha presentado un año más el ranking con los supermercados más baratos y más caros de España.

Según el estudio, la diferencia entre comprar en un supermercado u otro puede suponerte al año entre 1.000 y 1.500 euros. Para realizar la comparación, la OCU ha seleccionado productos de marcas conocidas y concretas que se encuentran en todos los establecimientos, por lo que las diferencias son aún más alarmantes al no tratarse de productos de marca blanca.

Por décimo año consecutivo, el supermercado más barato es el andaluz Dani, al que le siguen Supeco, Vidal y Tifer en las que se puede llenar el carro al año por menos de 4.500 euros.

Muchas de estas tiendas se encuentran de forma exclusiva en determinadas provincias o comunidades autónomas, por lo que es importante destacar que las superficies comerciales a nivel nacional, el supermercado más barato es Alcampo.

La cadena es de las más baratas del estudio, por delante de Mercadona y Carrefour y por delante de E.Leclerc, Dia Market, Ahorramás o Eroski y Caprabo que se sitúan en una banda media de precios a pesar de su fama de baratas.

Para evitar sustos al ir a pagar, toma nota de las cadenas de supermercados más caras del territorio nacional: Si pasas por delante de un Sánchez Romero ten en cuenta que esta cadena es un 60% más cara que la más económica.

Según el informe de la OCU, con el mismo dinero que destinamos a llenar el carro durante un año en Sánchez Romero, lo llenaríamos durante 15 meses en Spar, durante casi 16 meses en El Corte Inglés o Carrefour Express, unos 17 en Ahorramás, HiperSimply o MaxiDia y durante más de 19 meses en Dani.

¿Una diferencia importante verdad? ¡Ojalá hubieras tenido ahorro.net para darte cuenta antes!

Aquí te ayudamos a ahorrar en tus compras, para que puedas gastar tu dinero en las cosas importantes. Y para seguir ahorrando aquí te hablamos de la tarjeta Bnext, con la que podrás conseguir buenos descuentos. Es más, si la solicitas (sin coste alguno, con la garantía de ahorro.net) desde este enlace conseguirás 5 euros de regalo.

1. La importancia de encontrar el supermercado más barato

A ver, cuando tienes que hacer magia con un salario de 800 euros mensuales, ningún supermercado puede parecer barato, por lo menos, eso me pasa a mí cada vez que entro a cualquiera de las cadenas más populares y reviso precio por precio, realizando rápidas comparaciones mentales, y utilizando alguna de las aplicaciones comparadoras de supermercados.

Es que después de pagar el alquiler, la luz, la factura del móvil y la de internet, hasta se te quitan las ganas de comer, pero del aire, nadie puede vivir, así que indefectiblemente tenemos que caer en las garras de los supermercados.

Si nos basamos en las estadísticas, existe una lista de los supermercados más baratos, pero también existe la posibilidad de encontrar las frutas y verduras más baratas en uno de ellos que en el resto, mientras que terminas pagando más por otro tipo de productos. Es decir, que finalmente, terminas realizando un recorrido de tipo turístico por cada uno de los supermercados.

Un recorrido en el que no logras descansar, pero sí dejar los pocos euros que tenías en tu cartera. Pero no hay que desesperar, y debemos ponerle el pecho a la situación, y además, correr detrás de las ofertas especiales, los cupones de descuentos y los programas de fidelización.

Evidentemente, ir de compras al supermercado hoy en día es mucho más difícil que cuando mi abuela compraba en el típico almacén de barrio.

Prepara tu cartera, porque hoy nos vamos de compras a los supermercados más baratos.

2. ¿Dónde está el supermercado más barato? ¿Y el más caro?

Según la OCU, Organización de Consumidores y Usuarios, dime de dónde eres, y te diré en dónde los supermercados son más baratos.

Si eres de Granada, ¡felicitaciones!, porque allí se encuentra el supermercado más barato de toda España, el supermercado Dani. Pero, ¿y qué sucede en el resto de España? Vamos a pegarnos un viajecito. Primera Parada: Madrid.

Eso sí, ten cuidado con los trucos que utilizan los supermercados para vender más.

2.1 Los supermercados más caros y más baratos de Madrid

Ahora, si eres de Madrid, bien puedes ir pensando en mudarte hacia otras comunidades, porque en la capital española se encuentra el supermercado más caro: el Sánchez Romero.

Una chulada de supermercado, donde cuando te asomas en el sector de las frutas, puedes ver tu cara reflejada en las naranjas como si fuera un espejo. Claro, que así son los precios.

Ahora, si comparamos los precios entre el supermercado más caro de Madrid, el Sánchez Romero, y el más barato, un establecimiento de la cadena Alcampo, un madrileño puede llegar a ahorrar un poco más de 3.000 euros al año. En este artículo profundizamos mucho más sobre los supermercados más baratos de Madrid.

¡Sí, tal cual lo lees!

Tres mil euros al año, que incluso puedes destinar para pasarte una semana con todos los lujos en algunas de las paradisíacas playas de Tailandia. ¡Ostras! ¡Eso sí que es ahorro!

¿Seguimos con el recorrido? Viajemos a Barcelona, la ciudad de Gaudí, las Ramblas y Dalí.

2.2 Los supermercados más baratos de Barcelona (y los más caros)

Más allá de las cintas amarillas, los catalanes tendrán menos posibilidades de ahorrar que los madrileños. Entre el supermercado más barato y el más caro, si vives en Barcelona, solo podrás ahorrar 1.500 euros, la mitad que en Madrid.

Y al igual que en Madrid, el supermercado Alcampo también es el más barato de la ciudad catalana. ¿El más caro? Anota para no caer en sus garras: Sorli Discau.

Ahora, si no vives muy cerca del Supermercado Alcampo, también puedes probar suerte con los precios económicos de Mercadona y Consum Basic, las dos cadenas que siguen en la lista de los más baratos, después de Alcampo.

2.3 Los supermercados más baratos de Andalucía (y los más caros)

Vamos, que nada podrá borrar nunca la alegría andaluza, por eso, los andaluces cuentan con una de las cadenas más económicas locales de la región, los supermercados Dani.

Ahora, si hablamos de la ciudad de Málaga, tres de los supermercados de la cadena Mercadona, se quedan con los tres primeros puestos de los supermercados más baratos, seguidos de cerca, casi cabeza a cabeza, con el Supersol.

Sin embargo, algo que se escapa a las estadísticas de OCU, es que la cadena de los supermercados Lidl, ofrecen precios muy económicos en lo referente a frutas y verduras, mientras que en el Día, hacer una ensalada de frutas te va a salir bastante más caro.

Más allá de la ciudad de España en donde vivas, también existen algunos truquillos que pueden hacer que te ahorres unos cuantos euros cuando vas al supermercado.

¿Quieres saber cuáles son?

3. Trucos para ahorrar en el supermercado

Que lo sepan todos los supermercados: los consumidores estamos avivados, y los que aún no lo están, aquí estamos nosotros para avivarlos.

A fuerza de crisis y de salarios que no se incrementan, hemos agudizado el instinto de supervivencia, haciendo que cada euro, rinda el doble. Por eso, aún si realizas la compra en el supermercado más barato de tu ciudad, puedes poner en práctica esos trucos. Y además en esta artículo te mostramos todavía más trucos para ahorrar.

Y si lo tuyo es hacer la compra online, aquí te mostramos las mejores tarjetas para comprar por internet.

3.1 Haz la lista de la compra

Este es un truco más viejo que mi tatarabuela, pero da resultados, porque cuando entramos en el universo de las estanterías, todo parece llamarnos para terminar finalmente en nuestro carrito de la compra.

A mí me da resultado, pero respeto a rajatabla la lista que confeccioné media hora antes de salir de casa.

3.2 Aprovecha las marcas blancas

Sí, a mí también me dan más confianza los grandes nombres, pero se trata de comprar con inteligencia.

Ante determinado producto, por ejemplo los guisantes en lata, me da lo mismo que sean de una marca ultra reconocida como si son de la marca propia del supermercado: El guisante es guisante, redondito y verde, sea la marca que sea.

Ahora, si hablamos de un champú, la cosa cambia, frefiero gastar unos céntimos, incluso hasta dos euros más, pero privilegiar la salud de mi cabello.

Estos son los mejores alimentos de marca blanca según la OCU

El estudio se ha realizado en base a la mejor relación calidad/precio de los productos que venden los supermercados españoles con sus propio distintivo

Á.L. Viernes, 26 abril 2019, 13:09

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elaborado un listado de los mejores productos de primera necesidad que hay en los supermercados españoles. Un listado en el que destacan, de forma muy notable, aquellos alimentos que las propias superficies venden con su distintivo. Es decir, las marcas blancas.

Otros estudios

  • Los yogures con fruta mejor valorados, según la OCU
  • La OCU advierte sobre los champús regeneradores: «no cumplen lo que prometen»

Según la OCU, la mayoría de productos alimenticios de primera necesidad tienen buenos resultados en cuanto a las marcas que corresponden a los supermercados. Estos son según la organización:

Aceites de oliva

Tras la polémica del estudio de la OCU que señalaba que había aceites que no eran completamente aceite de oliva virgen extra, la organización señala cuáles son los mejores en este ámbito destacando especialmente que desde el segundo puesto, todos son marcas blancas:

-Carrefour Virgen Extra (2º puesto)

-Hacendado Gran Selección de Mercadona (3er puesto)

-Auchan de Alcampo (4º puesto)

-El Corte Inglés (5º puesto).

Leches semidesnatadas

Las leches semidesnatadas no tienen tan buena clasificación como el aceite de olvida pero sí se defienden bien. En este listado se ha medido su higiene, su tratamiento de producción y hasta su sabor. Y ahí, 3 de los 6 primeros puestos pertenecen a marcas blancas:

– Consum (3er puesto)

– Eroski (4º puesto)

– El Corte Inglés (6º puesto)

Lonchas de pavo cocidas

Aldi, con su marca Delicato, en el primer puesto y Real Valle de Lidl en el tercero, son los que destaca la OCU no sin antes señala que hay que prestar atención al porcentaje real de carne que lleva cada producto..

Filetes de merluza congelada

Según la OCU, los siguientes pescados de marca blanca son los más recomendables para adquirir si no se puede obtener fresco:

– Carrefour filetes de merluza del cabo (2º puesto)

– Eroski basic filetes de merluza basic (3er puesto)

– Aliada filetes de merluza de El Corte Inglés (5º puesto)

Masas de empanada y hojaldre precocinadas

En esta categoría son pocas las masas de marca blanca que destacan. De hecho, son 25 en total y solo 2, las siguientes, consiguen colarse en el listado:

– Auchan masa de empanada rectangular de Alcampo (2º puesto)

– Hacendado masa rectangular de Mercadona (3er puesto)

Yogures con fresa

El contenido en proteínas, hidratos de carbono, azúcar y grasas ha sido lo más valorado por la OCU. En este sentido, 3 de las 4 primeras marcas que se obtienen son blancas:

– Milbona de Lidl línea yogur desnatado con fresa (2º puesto)

– Hacendado de Mercadona linnea V yogur desnatado con fresa (3er puesto)

– El Corte Inglés yogur desnatado con trozos de fresa (4º puesto)

Gazpacho y salmorejo

Otra categoría con buenas noticias para los consumidores porque las mejores marcas vuelven a ser las blancas obteniendo 3 de los 4 primeros puestos:

– Aliada Tradicional de El Corte Inglés (2º puesto)

– Hacendado Andaluz de Mercadona (3er puesto)

– El Corte Inglés Tradicional (4º puesto)

Un dato que es aún mejor en cuanto a los salmorejos. Según la OCU, 6 de los 7 primeros corresponden a marcas elaboradas por los supermercados:

– Hacendado Salmorejo al estilo cordobés de Mercadona (2ºpuesto)

– La Huerta de Hacendado Salmorejo Fresco de Mercadona (3er puesto)

– Eroski Salmorejo (6ºpuesto)

– El Corte Inglés Salmorejo (6º puesto)

– Chef Select Salomorejo Tradicional de Lidl (7º puesto)

Los productos más top de marca blanca 

Los productos de marca blanca suponen el 34% del total en las cestas de la compra de los españoles. Estos productos llamados “de marca blanca” son aquellos que los fabricantes ponen a la venta con la etiqueta del propio supermercado y no con su marca. El concepto de marca blanca comenzó en los años 60 en Estados Unidos, con el objetivo principal de ahorrar costes en publicidad.

Las marcas blancas en España

El desarrollo de las marcas blancas en España empezó en 1975, con lo que se denominó “producto libre”. El primer supermercado que sacó su marca blanca en nuestro país fue Eroski, con su mismo nombre, y con unos primeros envases de estos artículos que eran blancos y asépticos, de donde procede el nombre de marca blanca. En un primer momento, los productos de marca blanca a la venta eran aquellos alimentos de compra frecuente, como pasta, arroz, legumbres, leche, etc. Y, en una segunda fase, los productos de limpieza e higiene, hasta hoy, que prácticamente hay todo tipo de productos a la venta bajo la marca blanca.

Cuando vas a la compra hoy en día, casi resulta difícil pensar en un establecimiento que no tenga su marca blanca. Los productos de Hacendado, Bosque Verde y Deliplus de Mercadona; o los de Formil, Freeway y Deluxe, de Lidl; Alipende de Ahorra Más, etc., son habituales en las estanterías de los supermercados, y forman parte habitual de las cestas de los consumidores. En algunos de los supermercados representan la mayor parte de los productos, como en Aldi o Lidl, en los que el 80% de todo lo que venden es marca blanca. En otros representa algo menos, como es el caso de Día con el 50%, o Mercadona con el 40%.

La crisis: factor clave en el aumento de las ventas de las marcas blancas

A pesar del tiempo que llevan los productos de marca blanca siendo habituales en las grandes superficies de nuestro país, ha sido a raíz de la crisis cuando se han popularizado y han aumentado las ventas hasta 12 puntos por encima de lo que se consumía hace diez años. Llenar la cesta de la compra con este tipo de productos supone un ahorro para el consumidor. Y es que la principal ventaja es esa, la posibilidad de comprar productos de una marca, a un precio inferior. De esta manera, además de utilizar tu app de Fintonic para establecer tus presupuestos y mantener tus cuentas organizadas para llevar una rutina de ahorro, consigues un ahorro extra, sin renunciar a tus necesidades o apetencias. Aquí puedes consultar los principales productos de marca blanca y qué empresa está detrás de cada uno de ellos.

Los productos de marca blanca más destacados

Algunas críticas que reciben los productos de marca blanca es que la textura o el sabor no es el mismo que en el producto de la marca en sí. Sin embargo, hay algunos de ellos que, según los expertos, están realmente bien y merecen la pena. Fintonic ha recopilado los 12 que, según El Comidista, sección dedicada a la alimentación y nutrición del diario El País, son los mejores:

El yogur griego de Lidl. Según aseguran los expertos los yogures griegos de marca blanca tienen una cantidad excesiva de nata, y este consigue la textura y sabor óptimos.

Zumo de tomate de Hacendado (Mercadona). Según exponen en El Comidista, debe tener un sabor especial, que atrapa y no deja indiferente a los que lo prueban.

Berberechos de Carrefour. Una de las conservas mejor conseguidas, y con mejor calidad, según este análisis. Sin tierra, con sabor y textura únicos, dignas de las latas de conserva más caras.

Pizza de bacon de Ahorra Más. Crujiente, sabrosa y con ingredientes abundantes. Relación calidad – precio estupenda.

Muesli con chocolate de Eroski. Aseguran que es uno de los productos estrella de la empresa, y que cuando quedan pocos, se ve cómo la gente se agolpa para conseguir una de las últimas cajas. Los frutos secos son frutos secos, el chocolate es chocolate y consiguen una textura muy crujiente y un sabor exquisito.

Salmorejo de Aldi. Parece ser que no tiene nada que envidiar de uno casero. Punto justo de ajo, y un tomate con sabor.

Galletas de jengibre de Ikea. La marca sueca, además de muebles, tiene un espacio de alimentación en el que venden unas galletas que, según aseguran es uno de los mejores productos de marca blanca que existen. Punto justo de dulce y una textura equilibrada entre crujiente y blandita.

Hummus de Mercadona. No te llevará mucho prepararlo, pero mejor ahórratelo, porque está realmente conseguido. Un aperitivo ideal que, además, viene acompañado de unas galletitas para poder comerlo. El hummus de Mercadona ha conseguido un sabor perfecto, que hace que no tengas que prepararlo tú [email protected] nunca más.

Chocolate negro del Lidl. Un chocolate realmente digno de probar. Es muy barato, y es que no es necesario gastarse mucho más para conseguir un buen chocolate a la taza.

Espárragos navarros de Hipercor. Según aseguran los expertos, parecen recién cortados de una huerta en Tudela.

Pizza campesina de Mercadona. Existe un foro en el que dicen que se merece una estrella michelín, ¡ahí es nada!

Cerezas confitadas de Lidl. La perfecta guinda del pastel, o a quien le guste para comer de vez en cuando.

Como ves, las marcas blancas son un clásico en los supermercados de nuestro país. Una opción más para poder ahorrar. Los hay quien las defiende y los hay quien las critica, pero son una posibilidad de ahorro más, y cada uno puede elegir lo que compra y lo que no. Fintonic siempre te ofrece todas las posibilidades de ahorro que existen y cuida de tu bolsillo.

Una app permite comprar comida más barata antes de que los restaurantes la tiren a la basura

La app permite comprar comida más barata Fuente: LA NACION – Crédito: Ignacio Sánchez Flor Illbele SEGUIR Comentar (0) Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Guardar 13 de mayo de 2019 • 17:23

En la esquina de Marcelo T. De Alvear al 1600, una calcomanía sobre la puerta vidriada anuncia que el local All that Food trabaja con Winim: la nueva aplicación que permite comprar la comida que los restaurantes no vendieron en el día a mitad de precio. Disponible en Android y en IOS, a un mes de su lanzamiento, Winim ya superó las dos mil descargas.

«Comenzamos con 60 locales y ya sumamos más de 110. Para algunos comercios, sobre todo por la situación que atraviesa el país, es complicado calcular cuánto producir en el día. A veces la demanda no es la esperada y les sobra comida que, si no llega a ser donada, termina en la basura», explica Santiago López Silveyra (24), Licenciado en relaciones internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella y co-fundador de Winim junto a Santiago Guglielmetti (25) y Federico Broggi (25). Inspirados en modelos europeos (como Karma) y estadounidenses (Food for all), los tres amigos y ex alumnos del Colegio Argentina Modelo, empezaron a trabajar en este proyecto en octubre de 2018 y, finalmente, lo lanzaron al mercado el pasado 11 de abril.

#salválacomida

El cartelito que avisa que el restaurante está adherido Fuente: LA NACION – Crédito: Ignacio Sánchez

No importa en qué sentido se lea (de arriba hacia abajo o viceversa): «Winim» significa «Win-Win». «Lo bautizamos de esta manera porque con este sistema ganan todos: los locales al generar ingresos extra con comida que, de otra manera, terminaría en la basura; los usuarios al conseguir comida rica a precios accesibles; y el medioambiente, dado que se reduce el desperdicio de alimentos», resumen sus creadores.

Este último punto, no es un dato menor. En Argentina, de acuerdo con los últimos datos de la Secretaría de Agroindustria, se desperdician 16 millones de toneladas de alimentos al año: a razón de 38 kilos per cápita. De la totalidad de esa cifra, 14,5 millones corresponden a pérdidas (etapas de producción, almacenamiento, transporte y procesamiento) y 1,5 millón corresponde a desperdicio (comercialización y consumo).

«Esta es una tragedia silenciosa de la que poco se habla. Mientras tiramos toneladas de comida, millones de personas se mueren de hambre. Al mismo tiempo, estamos afectando a nuestro planeta con la emisión de gases de efecto invernadero y derroche de agua», agrega Guglielmetti.

En primera persona

Hasta el momento, las zonas con más adherencia a Winim son Microcentro y Tribunales. «Estamos usando la aplicación desde fines de abril y el resultado es súper positivo. Logramos vender dos o tres platos por día un 25% más baratos», expresa Diana Kobrinsky (54), dueña de All that Food. El lugar tiene capacidad para 60 personas y, por día, elabora cuatro menúes diferentes: uno vegetariano; uno con pastas; uno con carne, pollo o pescado; y la infaltable tarta.

Micaela y Diana, de All That Food Fuente: LA NACION – Crédito: Ignacio Sánchez

«Cuestan $ 170, pero con el descuento de la aplicación quedan en $ 127», dice Diana que, con la ayuda de su hija Micaela, aprendió a manejar la App sin problemas. La dinámica –dicen a dúo- es muy simple. «A eso de las 15 hs, cuando termina el horario pico, nos fijamos qué quedó en la cocina. Hoy, por ejemplo, sobraron unos crepes de ricota y nuez y una tarta caprese. Lo que hacemos es meternos en la aplicación, poner la descripción del plato, el precio y listo», cuentan madre e hija.

En el caso de los usuarios, una vez que descargan la aplicación (funciona con geolocalización) pueden encontrar los locales más cercanos que trabajan con Winim y elegir la comida que más les guste a precios económicos. Después, pagan y retiran el pedido por el local de acuerdo a la franja horaria estipulada. Quienes se animan, pueden puntuar el servicio (las opciones van de una a cinco estrellas) y dejar su comentario.

(Casi) todos contentos

Para Gervasio Grosso (26) y Juan Pablo Iriso (26) de BUFFA Deli & Takeaway, Winim fue un hallazgo. El local, ubicado en la calle Paraguay 372, inauguró en diciembre de 2018 y una de sus principales dificultades era calcular la cantidad de comida diaria. «Producíamos mucho y no vendíamos tanto. Ahora que nos hicimos un poco más conocidos, tenemos clientes que vienen casi todos los días. Muchos ya saben que usamos Winim así que, además de sentarse a comer, aprovechan y se llevan algo para la cena al 50%», explican. Si bien hace apenas tres semanas que trabajan con la aplicación, dicen estar muy satisfechos con la propuesta.

«Ofrecemos las tartas y las ensaladas que no pudimos vender a mitad de precio ($ 100), que es el equivalente al costo. De esa manera recuperamos lo que invertimos. No se trata de ganar dinero, lo que más valoramos es no tirar comida», aseguran, mientras acomodan la mercadería en la heladera.

A los muchachos de BUFFA la app les funciona Fuente: LA NACION – Crédito: Ignacio Sánchez

En Recoleta, sobre la Avenida Manuel Quintana 456, se encuentra escondido al final de una galería el restaurante José Luis. Con más de treinta años de trayectoria, la cocina de esta lugar ofrece comida española y variedad de pescados y mariscos. Liliana Lugones (47), a cargo del local desde hace ocho años, cuenta que desde que usa Winim pudo volver a cocinar un cochinillo entero por día.

«Antes no me rendía: terminaba regalando la mitad a mis empleados o a personas que venían a pedir. Ahora, lo que no se come al mediodía, lo vendo en porciones con papas a la española y cebolla a través de la aplicación. El precio original es de $ 590 y lo dejo a $ 400», dice Liliana.

En Kanú Sushi Bar de Palermo, los descuentos son aún más tentadores: Wok de pollo (de $ 400 a $ 200), ensalada de salmón, queso y palta (de $ 429 a $ 250) o una tabla de sushi de 20 unidades (de $ 700 a $ 400). Cerca de allí, en la esquina de Dorrego y Cabrera funciona, hace un cuarto de siglo, El Timón de Don Jesús: un restaurante de comida casera. Su dueño, Hernán, dice que se descargó App, y que la usa a modo de publicidad para tener presencia en las redes. «Acá en el barrio me conoce todo el mundo, pero quizá sirve para que acerquen personas de otros lugares», expresa.

La app permite comprar comida más barata Fuente: LA NACION – Crédito: Ignacio Sánchez

Sin embargo, no todo es color rosa. Winim, también fue duramente criticada en las redes sociales. «Me estoy enterando ahora de la existencia de una aplicación para comprar la comida que sobran de los restaurantes. Este país es, por momentos, vomitivo», escribió @ferosoriano. En su cuenta de Twitter, el periodista @Juan_Amorín abrió el debate: «¿Militando el ajuste o eficiencia? ¿No era mejor hacer una app para que esa comida sea donada a comedores?». «Me parece terrible estar negociando con las sobras, es el revolver la basura de manera más top», contestó @marconstruye. Indignada @maria_elena_mdq agregó: «Es una vergüenza. Hay personas que sacan de lo poco que tienen para ayudar a otros que necesitan y estos miserables van a vender las sobras».

Si bien esperaban cierta reacción negativa, los creadores de la aplicación la defienden a capa y espada. «No se trata de militar la crisis. La propuesta de Winim es combatir un problema global, como el desperdicio de comida. No sucede solo en Argentina sino en el resto del mundo y, por eso mismo, hay aplicaciones similares en otros países», dice Guglielmetti. Y agrega: «Los comerciantes hacen lo posible para que no les sobre comida; incluso aún regalando, muchas veces les queda y la terminan tirando. Nosotros apoyamos y complementamos a organizaciones no gubernamentales, como Proyecto Plato Lleno, que dona comida a través de voluntarios a personas que la necesitan. Para nosotros sería ideal hacer llegar esto a diferentes comedores, pero operativa y logísticamente es muy difícil de lograr. De hecho, en Francia, el Estado intentó hacerlo y no lo logró. Así fue que triunfó la App Too good to Go».

Más allá de las opiniones a favor o en contra, con apenas un mes en el mercado, Winim sigue sumando adeptos. Para fin de año, estiman sus creadores, serán más de 600 los comercios adheridos. «Además de probar el sistema, recomendamos probar la comida», concluye Guglielmetti.

Por: Flor Illbele ADEMÁS ¿Te gustó esta nota?

Too Good To Go – ¡Salva comida a tu alrededor!

Cada año, un tercio de la comida producida a nivel mundial se tira literalmente a la basura. En Too Good To Go le declaramos la guerra al desperdicio de alimentos, permitiendo a establecimientos vender su exceso de comida a precios reducidos, en lugar de tirarla.
¡Millones de alimentos han sido ya salvados a través de Too Good To Go! ¿Te gusta comer bien y barato? ¿Te preocupa el medio ambiente? Entonces, ¿a qué esperas para bajarte la app y unirte a la revolución?
¿Cómo funciona?
1. Encuentra un establecimiento que te guste y haz tu pedido pagando a través de la app.
2. Recoge tu comida durante el horario establecido.
3. Disfruta de la comida, sabiendo que además estás ayudando a preservar el medio ambiente.
Echa un vistazo y descubre establecimientos a tu alrededor que aún no conocías.
Crea tu propia lista de favoritos y demuéstrales tu amor compartiendo su comida con tus amigos y familiares. Y cuando vayas a un lugar nuevo, usa el mapa de la app para encontrar los establecimientos más cercanos.
En Too Good To Go, ayudamos a restaurantes, pastelerías, supermercados, etc. a reducir su exceso de comida diario. Podrás disfrutar de comida exquisita con precios entre 2€-5€. Y lo mejor de todo, estarás ayudando a preservar el medio ambiente reduciendo el desperdicio de alimentos y las emisiones de CO2.

Too Good To Go es una aplicación que permite comprar a un precio muy reducido –un tercio de su precio normal– la comida que sobra en restaurantes, hoteles u otros establecimientos.

Tras implantarse con tremendo éxito en ocho países europeos el servicio aterrizó hace dos semanas en España, y ya está disponible en 50 establecimientos en Madrid (y se incorporan nuevos sitios todos los días).

El funcionamiento del servicio es muy sencillo. A través de la app se pueden consultar los establecimientos participantes en un mapa o listado, donde figuran el precio de los packs de comida y la franja de tiempo en que pueden recogerse –normalmente a última hora de la tarde–. No hay servicio a domicilio.

Los packs están compuestos por los alimentos que han sobrado ese día, por lo que el consumidor desconoce su contenido y cantidad exacta, aunque se puede hacer una idea de su contenido teniendo en cuenta el tipo de comida que sirve el establecimiento.

En la app encontramos restaurantes mexicanos o de sushi, pero también tiendas de comida preparada, fruterías, panaderías e, incluso, un hotel. Este último, el Ibis Centro, vende packs con la comida que sobra en el bufé de desayuno.

El restaurante se selecciona en el mapa o un listado. Se indica el tipo de comida que puedes recibir, su precio y el tiempo de recogida.

Mala primera experiencia

Aunque la idea parece brillante, hay que apuntar que nuestra primera experiencia no ha sido buena. Hemos hecho un pedido al restaurante La Embajada (en la calle Juan Bravo). El establecimiento se anuncia en la app como un sitio de “exquisita comida internacional, con especial atención a la cocina mexicana y mediterránea”.

En nuestro primer pedido nos dieron una sencilla ensalada por 4 euros, que no parecía sobrar

Como en todos los establecimientos se advierte que el contenido del pack y su volumen dependerá de los alimentos no vendidos cada día, pero su precio de venta al público debe ser de 12 euros. Gracias a la app, y a que se trata, claro, de productos que de otra forma acabarían en la basura, la comida se adquiere por 3,99 euros (pagando con tarjeta o Paypal).

La aplicación funciona perfectamente, pero al ir a recoger el pedido tuvimos que esperar diez minutos “a que lo prepararan” para encontrarnos con una sencilla ensalada de lechuga, cebolla roja, atún y tomate cherry, sin aliñar. Desde luego, este plato no tiene un valor de 12 euros, pero lo peor es que, aunque la persona que nos atendió en el establecimiento nos aseguró lo contrario, no parecía una comida sobrante, si no algo preparado en el acto.

La ensalada que recibimos en el restaurante La Embajada, por 3,99 euros.

Tras explicar lo sucedido a la compañía, el responsable de marketing de Too Good To Go en España, Jonathan Zarzalejo, nos ha trasladado sus disculpas (además de devolvernos el dinero del pedido), asegurando que van a “tomar medidas”. Han insistido, además, en que se trata de un caso aislado.

En este sentido, Zarzalejo ha explicado que en la próxima actualización de la app se va a hacer más énfasis en las reviews de los establecimientos –que por ahora no son públicas–, y se va a preguntar directamente al usuario por la experiencia.

Gran idea, difícil de implementar

El portavoz de la compañía insiste en que los establecimientos que participan en el proyecto –a los que se les cobra un euro por pedido– deben cumplir unas normas y, lógicamente, se les obliga a que los productos que se entregan sean aquellos que no han conseguido vender durante el día. “Queremos evitar que generen comida nueva para vender en la app”, apunta.

Por cuestiones logísticas los establecimientos ofertan los packs antes de saber exactamente qué va a sobrar –por ese motivo no se sabe exactamente que comida van a llevar–, pero si no sobra nada pueden cancelar los pedidos. Si, por el contrario, sobra más de la cuenta, se pueden poner a la venta nuevos packs.

El servicio, asegura Zarzalejos, está funcionando especialmente bien en panaderías y fruterías, donde siempre sobra una gran cantidad de alimentos, así como en establecimientos de comida para llevar. En este sentido nos ha facilitado una foto de pedidos reales, con su correspondiente precio.

Fotografías de pedidos facilitadas por To Good to Go.

El primer y segundo pack, de la frutería de La Flor de San Antón (en el mercado de San Antón) y la Panadería tradicional, respectivamente, tienen un precio de 2,99 euros (PVP sin app 10€). El tercero, de la Huerta de Almería, que incluye tres platos preparados, tiene un precio de 3,99€ (sin app, 12). Por último, el tercer pack, de Tento, otro establecimiento de comida para llevar tiene un precio de 3,5 euros (sin app 10,5€).

Una segunda prueba, mejor

Pese a los ejemplos facilitados por la empresa, hemos querido probar de nuevo el servicio. Y la segunda experiencia ha sido más satisfactoria, aunque con peros. En este caso hemos hecho un pedido a una panadería de la cadena Bakers & Coffee en el barrio de Prosperidad.

Además del mapa la app cuenta con un listado por ubicación. La sede de Acción contra el Hambre aparece para hacer donaciones, no sirve comida.

El pack debía tener un valor de 10 euros y lo hemos comprado por 2,99. En la descripción del establecimiento se explica que podíamos encontrar panes, bollos, bocadillos, pastelería y, también, platos preparados.

En este caso el pack sí era más abundante. Encontramos un sándwich de jamón, queso y ensalada (con pan de maíz); una napolitana de jamón y queso; una palmerita y una bolsa con 350 gramos de churros y porras. Por tres euros es bastante comida, pero hay que apuntar que lo recogimos a las 19:30. Los churros, de la mañana, ya estaban bastante duros: en el desayuno de mañana no los querrá ni el fuego.

Un movimiento contra el desperdicio

Too Good To Go nació hace dos años en Dinamarca. Los fundadores del proyecto vieron en un bufé como se tiraba a la basura toda la comida que no se había vendido durante la cena. Surgió entonces la idea de crear una app que permitiese a los establecimientos salvar la comida que no habían conseguido vender durante el día.

Curiosamente, varios emprendedores estaban trabajando en iniciativas parecidas, pero los creadores de Too Good To Go en vez de seguir por su cuenta decidieron unir fuerzas. Es por ello que el servicio ha crecido muy rápidamente en toda Europa: ya tiene 5 millones de usuarios y 12.000 establecimientos.

En el resto de Europa, Too Good To Go trabaja con cadenas grandes como Carrefour, Starbucks, Spar…

Zarzalejos insiste además en que el proyecto no se limita a la aplicación. “Nos gusta decir que somos un movimiento antidesperdicio”, apunta. En este sentido, el portavoz de la compañía en España explica que la empresa tiene otras iniciativas, como una tienda física que funciona desde este verano en Copenhague donde se vende comida cuya fecha de envasado (no de caducidad) no permite que se distribuya en los canales convencionales.

A falta de que el servicio vaya mejorando en España, Zarzalejos apunta a que ha despertado un gran interés a los establecimientos y no dan abasto siquiera para integrar todas las peticiones, pues para dar de alta al servicio hay que dar una formación.

En el resto de Europa, Too Good To Go trabaja con cadenas grandes como Carrefour, Starbucks, Spar… “Se irán incorporando, pero estamos en este proceso de discusión: cómo introducirlo, cómo hacer la formación…”, concluye el portavoz.

Buena iniciativa, mucho margen de mejora

Una de las críticas que más se ha realizado a la iniciativa es si la empresa no se está lucrando con alimentos que en realidad se podría donar. Zarzalejos explica que muchos establecimientos ya donan alimentos, pero la comida que se ofrece en la app es aquella que no se podría ofrecer libremente, por motivos sanitarios o logísticos. “Nuestro enfoque es que lo primero sea la donación, pero lo que no se dona no se vaya a la basura”, asegura.

Tras probar dos veces la aplicación está claro que el servicio aún tiene que mejorar en nuestro país. Y nos surgen ciertas dudas. La idea es buena, pero la comida ofrecida no es siempre fácil de encajar en un menú normal. Puede ser una buena opción para presupuestos ajustados y el objetivo de reducir desperdicios es muy loable pero ¿hasta que punto no se están poniendo a la venta productos que de otra forma se llevarían los trabajadores a casa? Por muy baratos que sean ¿quién quiere unos churros duros a la hora de cenar? ¿Cómo controlar de forma efectiva que los restaurantes no usen la app con el único objetivo de colocar comida barata que no venderían de otra forma? Son preguntas que el servicio tendrá que ir respondiendo con el tiempo.

Imágenes | Too Good to Go/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *