Comparar motos 125

Quiero una buena scooter de 125 para ciudad, ¿qué modelo me compro?

Dentro del amplio catálogo del fabricante italiano hemos querido destacar la Piaggio Liberty S 125. En mi opinión es el modelo más interesante que tiene Piaggio en su gama, ya que nos ofrece un pedazo de moto impresionante por tan solo 2.200 euros. Hablar de la Liberty es hablar de toda una institución dentro del mundo del scooter.

La saga lleva más de 20 años entre nosotros y ha formado parte de numerosas flotas comerciales como el servicio de Correos o para el reparto de comida a domicilio. La Liberty es «carne de perro» y puede lidiar sin problemas con el maltrato más insospechado y los usos más exigentes. Tú pon gasolina en el tanque, que eso va a seguir andando.

La última generación mantiene esa filosofía, pero se ha refinado mucho tanto en apariencia estética como en tecnología y agrado de uso. Sus líneas son puro diseño italiano, sencillas pero agradables y sugerentes. Todas sus formas tienen un significado. Destacan las luces LED diurnas en el escudo frontal, mientras que el alumbrado de cruce sigue siendo incandescentes.

La Piaggio Liberty es una moto bien rematada pese a su origen humilde. La instrumentación combina un gran velocímetro analógico con un display LCD multi información. Los plásticos, los cromados y en general todos los acabados presentan una buena calidad percibida y no dan la impresión de estar ante una moto barata.

El motor es el conocido monocilíndrico i-get que también montan otros modelos del grupo. Destaca por su culata de tres válvulas y por ofrecer una potencia muy digna de 11 CV pese a estar refrigerado por aire. La contrapartida es el consumo de combustible. Homologa 1,9 litros a los 100 km, aunque en el mundo real hay que sumar 0,8 litros a mayores a esa cifra para andar en valores realistas. Donde la Liberty gana por goleada es en el apartado de seguridad, ya que cuenta con un completo sistema ABS para la rueda delantera mientras que la pinza de freno es de dos pistones.

Al tratarse de un scooter de rueda alta no deja mucho espacio en el cofre bajo el asiento, aunque para compensarlo cuenta con una guantera con tapa en el escudo frontal. El suelo plano también ayuda a aumentar el confort y su capacidad de carga. Sus cotas son realmente compactas -1.945 mm de largo por 690 mm de ancho-, lo cual es ideal para caber por cualquier hueco.

Los mantenimientos son otro de sus puntos fuertes, ya que tiene una revisión en la que sólo comprueban niveles cada 5.000 km, mientras que tendrás que recorrer 10.000 para tener que ir a cambiar el aceite. En resumen, la Piaggio Liberty 125 es una moto con una gran relación calidad precio a la que pocos peros se le pueden sacar. Incluir el ABS de serie en una moto de este precio es todo un acierto y quizá un factor diferencial a la hora de decantarse por una de estas.

Peugeot Tweet 125

Peugeot es otro fabricante que se ha especializado en el segmento de las scooters. El fabricante galo cuenta con un amplio catálogo que satisfará a un gran número de clientes ya que tiene modelos más equipados y costos y otros más humildes y asequibles. Nosotros hemos querido destacar la Peugeot Tweet 125 por ser la que mejor encaja con nuestra filosofía de commuter, un vehículo destinado para ir todos los días a trabajar y moverte con eficacia por la ciudad.

La Peugeot Tweet 125 se puede comprar por 2.200 euros y en líneas generales rivaliza con la Piaggio Liberty 125 S. Estamos ante una moto sencilla, pero de apariencia cuidada, muy al gusto europeo. La Tweet destaca por su dos llantas de 16 pulgadas que la hacen más esbelta que sus principales competidoras pero que penalizan el espacio bajo el asiento.

Mecánicamente está animada por un monocilíndrico de dos válvulas refrigerado por aire que eroga 10 CV de potencia. Homologa un consumo de 2,8 l/100 km, mientras que la velocidad máxima se queda en 95 km/h según el fabricante. El consumo algo elevado penaliza la autonomía, que se queda a las puertas de los 200 km.

Pesa 120 kg en orden de marcha y en este caso tenemos que conformarnos con un sistema de frenada combinada en vez de ABS. Sus cotas también son sumamente reducidas y con 69 cm de ancho podrás escurrirte por los huecos más insospechados y angostos que encuentres en tu camino. En líneas generales, la Peugeot Tweet se sitúa un poco por detrás de su vecina transalpina y por eso si te decantas por una de estas será más por cuestiones estéticas, ya que con los fríos números de la mano es difícil justificar su compra.

Yamaha D’elight

Volvemos a mirar a oriente, concretamente a la firma de Iwata. Yamaha no tiene un gran catálogo de scooters ni mucha tradición en este segmento más allá de las viejas Aerox y Jog 2T de 50 cm3, segmento de capa caída en los últimos años. No obstante, en su catálogo hay una perla escondida de la que pocos habrán oído hablar: la Yamaha D’elight. Nota para el equipo de márquetin de Yamaha: por favor, de cara a futuras revisiones del modelo buscar un nombre más pronunciable, recordable y pegadizo.

Denominaciones aparte, esta moto mola porque es una propuesta diferente y una vuelta a los orígenes del scooter, un tanto olvidados hoy en día. La Yamaha D’elight me recuerda precisamente a aquellas scooter 2T sencillas que se vendían hace 20 años como la Piaggio Zip; vehículos sumamente bajos y compactos, con el culo muy gordo y con ruedas ridículamente pequeñas de 12 y 10 pulgadas para los ejes anterior y posterior respectivamente.

Si alguna vez habéis tenido la oportunidad de conducir una moto así, coincidiréis conmigo en que es el no va más de la agilidad y la maniobrabilidad. Con semejantes ruedas la Yamaha D’elight casi es capaz de girar sobre su propio eje y de realizar un cambio de sentido en un palmo de espacio.

Pesa 99 kg y tiene una anchura de 685 mm, por lo que es el vehículo definitivo para zigzaguear entre los coches. Ser tan maniobrable y ágil en los cambios de dirección se cobra su peaje, que es la estabilidad a altas velocidades. Esta moto la veo muy interesante de cara a circular por el núcleo duro de las ciudades, mientras que si tienes en mente transitar también por rondas y carreteras de circunvalación a velocidades superiores a 70 km/h lo mismo es mejor que busques otra cosa con la rueda más alta.

Mecánicamente está animada por un sencillo motor monocilíndrico refrigerado por aire con dos válvulas. Es una mecánica tranquila que se «acaba» a 7.000 revoluciones y eroga unos modestos 8 caballos de potencia. De todas formas, no es un problema, puesto que, como digo, esta moto es para culebrear en zonas angostas más que para velocidad pura. Aun así, es capaz de alcanzar 95 km/h de punta.

Cuenta con frenada combinada, un asiento ancho y a cogedor, y poco más. La D’elight es posiblemente la moto más fácil de conducir y asequible de esta comparativa por su reducido peso y por su baja estatura, ideal para esa gente novata a la que le dan algo de miedo las motos. Yamaha pide 2.500 euros por ella, una tarifa algo elevada para lo que nos ofrece, aunque si queremos experimentar la conducción con rueda baja, no tenemos más alternativas.

Kymco Agility City 125

La Kymco Agility 125 es otra superventas del panorama motociclístico nacional. Los coreanos llevan muchos años ofreciendo un producto lo suficientemente bueno, con una apariencia cuidada e imponente y por último un precio realmente rompedor. Con la llegada de la última generación hacer un par de años corrigió su principal asignatura pendiente que era la ausencia de un sistema de inyección electrónica de combustible, algo que no era de recibo en pleno 2017.

Los coreanos piden 2.100 por la Agility, y a cambio te llevas todo un scooter de 125 con rueda alta, baúl de regalo y seguro pagado el primer año, una oferta que hasta ahora nadie ha sido capaz de igualar. Esta moto es bastante grande y aparente. Además, cuenta con un diseño cuidado y actual que entra por los ojos, motivos por los cuales también ha sido elegida por un buen número de compradores, no vaya a ser que los vean montados en muy poquita cosa.

Cuenta con unos neumáticos bastante anchos, de 16 y 14 pulgadas en el eje anterior y posterior, respectivamente. Equipa un sistema de frenada combinada y atrás cuenta con un freno de disco, la única de toda la comparativa que lo equipa junto a la Tweet 125. Estos detalles le dan una imagen de cierta fortaleza al modelo y de que en apariencia está un paso por encima del resto de modelos aquí recogidos.

El motor es un monocilíndrico refrigerado por aire con dos válvulas. Eroga 9 caballos y es algo gastón, ya que las medias rondan los 3 l/100 km. Las ruedas gordas y un peso en orden de marcha de 130 kg son los principales motivos de esta sed. Con sus 2.050 mm de largo y 735 mm de ancho, unido al exceso de «lastre», es una de las menos ágiles de esta comparativa. La velocidad punta ronda los 95 km/h.

Daelim S16

Desde Corea nos llega la Daelim S16, una scooter minimalista y sumamente sencilla. Su mayor aliciente es el precio, ya que puedes hacerte con una por tan solo 1.900 euros y es la más barata de nuestra lista. En cuanto a prestaciones, va un poco en la línea del resto de competidoras, aunque no destaca especialmente en nada.

Mecánicamente tenemos un monocilíndrico con dos válvulas y 8,83 CV de potencia. Pesa 111 kg en orden de marcha y mide 2010 mm de largo por 700 mm de ancho. Una característica muy positiva de la Daelim S16 es que tiene arranque por patada a mayores del motor eléctrico, por lo que si algún día te quedas sin batería por el motivo que sea, siempre podrás continuar tu viaje, una funcionalidad maravillosa y que cada vez traen menos motos.

Estéticamente estamos ante un diseño sencillo y un tanto anodino, aunque es muy ligero. Es como si la moto estuviese «hueca», como si tuviera pocas piezas y fuera sumamente liviana. La iluminación es incandescente, al estilo de siempre, mientras que el panel de instrumentos también pertenece a la era analógica.

Destaca su asiento de generosas dimensiones y que seguramente acoja de buen grado a un par de pasajeros. En cuanto a frenada, tenemos un disco sencillo con pinza monopistón delante y frenada combinada. En el eje delantero monta una rueda alta de 16 pulgadas -de ahí viene el nombre- mientras que atrás la llanta es de 14. Uno de los mayores hándicaps de esta moto es la velocidad punta, que se queda en unos modestos 85 km/h, en parte lastrados por una rueda trasera de 120, demasiado chorizo para tan poco pan.

Con Suzuki pasa algo parecido a lo que veíamos en el caso de Yamaha, son fabricantes que no solemos asociar a la venta de scooters y mucha gente desconoce que tienen modelos de este tipo que están ahí a la venta. La Suzuki Address va un poco en la línea de la Piaggio Liberty o de la Peugeot Tweet, pero sin ese esmero por el diseño y el detalle típico de los fabricantes europeos. Aquí todo es más sencillo y práctico, más japonés.

Estéticamente la Suzuki Address tiene unas líneas muy neutras y de fácil digestión. No disgustará a nadie, pero la olvidarás tan pronto como se escape de tu campo de visión. Estética aparte esta moto es muy válida. Suzuki pide por ella 2.250 euros y a cambio te llevas una moto sencilla, muy compacta y austera.

Este modelo destaca por sus reducidas cotas. Con 665 mm de ancho es la más estrecha de nuestra lista y también es una de las más cortas. El peso es otra de sus bazas: 97 kg lista para rodar. Estos datos, unidos a sus llantas de 14 y a sus neumáticos sumamente estrechos, le proporcionan a la Suzuki Address una gran agilidad y maniobrabilidad. Estamos ante una de esas motos «culebrilla» que caben por cualquier sitio y cambian de dirección de forma casi telepática.

El motor es otro de sus puntos fuertes. Es un monocilíndrico de 113 cm3 refrigerado por aire. Eroga unos tímidos 9,1 CV de potencia, pero tiene un consumo realmente comedido. Estamos hablando de medias que rondan los 2,2 litros en conducción real, una cifra realmente frugal que solo supera la Honda Vision 110, modelo con el cual empata en precio de venta, curiosamente. El tanque de combustible es de 5,2 litros, por lo que podemos estar hablando de una autonomía real en torno a 240 km.

El problema de esta moto es que es tan pequeña por fuera que no deja mucho sitio por dentro. El cofre bajo el asiento es de reducidas dimensiones, el suelo plano bastante corto y tampoco cuenta con una guantera o huecos porta objetos en el escudo frontal. La parte buena es que gracias a su ligereza y a las ruedas finas el monocilíndrico tira muy bien y es capaz de alcanzar 110 km/h de velocidad máxima, con lo que te puede hacer un apaño en rondas y carreteras de circunvalación.

Con la Suzuki Address terminamos nuestro repaso a las principales commuters a la venta en nuestro país. No son las motos más bonitas, las más equipadas o las más prestacionales, pero está claro que cuando se trata de ir del trabajo a casa y de casa al trabajo es difícil superarlas, tanto en precio de compra y coste de uso como en agilidad a la hora de enfrentarse al cada vez más masificado tráfico urbano.

¿Cuál es mejor, el Honda SH125 o el KYMCO Agility City 125?

¿Cuál es mejor, el Honda Forza 125 o el KYMCO Super Dink 125? Probablemente esta sea una de las preguntas que más se hacen los usuarios interesados en el segmento de los scooter GT de 125cc. Vamos a tratar de resolver vuestras dudas poniendo en la misma balanza las bondades de cada uno de ellos.

Estos tres modelos, junto al Yamaha X-Max 125, son claramente los GT más vendidos en nuestro país. No importa si hablamos de una versión que pide a gritos una actualización, los consumidores se sienten atraídos siempre por estos tres modelos. Enfrentamos al Honda Forza 125 contra el KYMCO Super Dink 125.

Honda Forza 125: clase y fiabilidad

El Honda Forza 125 es un modelo que se ha visto claramente beneficiado por la implantación de la normativa Euro4 para motos, ya que fue uno de los primeros scooter GT en hacerlo y eso le ha facilitado un buen número de ventas en los últimos meses. Un conjunto perfectamente equilibrado y al que es difícil encontrarle algún pero.

Uno de los grandes puntos fuertes del Honda Forza 125 está en su equipamiento electrónico. Fue de los primeros en equipar el ABS completamente de serie y cuenta con un sistema de función de parada al ralentí que para el funcionamiento del motor cuando está más de tres segundos en parado. Cuando accionas de nuevo el acelerador se vuelve a poner en marcha.

La respuesta de su motor también es muy agradable a bajo régimen. Su mejor rendimiento lo ofrece en la parte alta del cuentavueltas, lo que le convierte en una opción muy recomendable no solo para moverse por la ciudad, sino también para circular por el extrarradio. A ello hay sumar su contenido consumo (2,29 litros cada 100 kilómetros según Honda).

Honda Forza 125 2017

(5 imágenes)

Pero claro, no todo van a ser buenas noticias en una moto, porque no existe la moto perfecta. En el caso del Honda Forza 125 su principal talón de Aquiles es su precio. Actualmente el Forza 125 se puede adquirir por 5.000 euros, una cantidad prohibida para esa parte de público interesado por estos scooter y que buscan un modelo competente, pero también económico.

KYMCO Super Dink 125: una alternativa en constante evolución

La historia del KYMCO Super Dink 125 ha sido siempre preciosa en el mercado español. Con la anterior versión, el Super Dink fue capaz incluso de derrocar a scooters rueda alta para ser la moto más vendida en nuestro país, y por supuesto el scooter GT más vendido en la categoría de 125. Con la introducción de la Euro4 su peso ha dejado de ser tan dominante, una circunstancia que en KYMCO han aprovechado a la perfección.

VÍDEO: Prueba del KYMCO Super Dink 125

¿Cómo? Haciendo un producto de cada vez mayor calidad que ya poco tiene que envidiar, entre otros, al propio Honda Forza 125. La mejor demostración es la llegada de los faros diurnos con tecnología LED, que también se encuentran en los intermitentes y, por supuesto, el ABS de serie firmado por Bosch, el fabricante de referencia.

También ha evolucionado para bien con su nuevo y eficiente motor de 13,3 CV adaptado ya al 100% a la normativa Euro4. En comparación con el propulsor anterior, tal y como contamos en la prueba de este modelo, ha perdido algo de potencia, sobre todo en la parte alta del cuentavueltas, aunque eso no le impide superar la frontera de los 110 km/h sin problemas.

Nueva Kymco Super Dink 2017

(5 imágenes)

Y si el Honda Forza 125 sufre tanto por el precio, es precisamente porque en KYMCO ofrecen un producto mucho más atractivo en este punto. El Super Dink 125 cuesta 4.299 euros e incluye un año de seguro a terceros completamente gratuito que puede ampliarse a todo riesgo por 65 euros más. También se puede financiar sin ningún tipo de interés ni cuota extra.

Conclusión

Sinceramente, cuesta mojarse a la hora de decidir cuál es mejor entre el Honda Forza 125 y el KYMCO Super Dink 125. La mejor demostración de esto es que cada mes les vemos quitarse el liderato de los scooter GT en las ventas de nuestro país. Si eres un conductor exigente al que le gustan los acabados refinados y la fiabilidad extrema, el Forza 125 supera al Super Dink 125.

Pero claro, el segmento de los scooters de 125 en general siempre ha dado mucha importancia al precio, y en ese terreno el Super Dink 125 sigue siendo mucho más atractivo. Su nuevo diseño, más deportivo, también tiene un componente emocional más fuerte que el del Forza 125, que siempre ha apostado por una línea más sobria. Según el tipo de conductor que seas, optarás por uno o por otro. Sea cual sea tu elección, te aseguro que justificarás tu inversión desde el primer día.

Todos los scooter 125 Euro 4 2017 por menos de 3.000 euros

Dominan las listas de ventas: los scooter 125, los que corresponden al carné A1, son prácticos, ágiles, limpios, fáciles de conducir, y gastan muy poco. Sobre todo, son accesibles para millones de conductores, pues basta tener carné de coche con tres años de antigüedad (o carné de moto). En 2017 han necesitado una puesta al día general debido a la llegada de la homologación Euro 4. Ahora tienen que cumplir con más exigencias en emisiones, pero además deben llevar frenos combinados, o con ABS de serie.

En algunos casos esto ha significado una subida de precio. Eso se nota en la tarifa y más en la práctica, porque todas las versiones anteriores han tenido rebajas al ser necesario venderlos antes del cambio de normativa.

Repasemos los Scooter 125 Euro 4 que hay en nuestro mercado, empezando por aquellos cuyo precio no llega a la barrera de los 3.000 euros: ¿*cuál es el mejor scooter* y qué oferta tenemos?.

Honda PCX 125 2017

La llegada del primer PCX hace siete años fue una revolución para Honda, con un modelo de aspecto y prestaciones futuristas. Esa versión ya llevaba el sistema Start-Stop que ahorra gasolina en los semáforos. Desde entonces ha sido un éxito de ventas, en España y en Europa, y ha tenido varias evoluciones. La actual llega cómo no con motor Euro4 (el moderno eSP de inyección), mejores neumáticos Michelin de serie y el sistema combinado de frenada CBS con tambor detrás y disco delante. Destaca por agilidad y ligereza, además de un buen hueco bajo el asiento y sus luces LED.

Precio: 2.899 euros

Honda SH125 Mode

El scooter estrella de Honda es sin duda el Scoopy. Pero para muchos (y muchas) tiene una pega: el asiento queda alto. La solución se llama SH-Mode ya que al pasar de 16 a 14 pulgadas la rueda trasera, permite que pilotos de cualquier talle se sientan a gusto sobre él. El asiento del SH Mode está a 765 mm del suelo. Además de esto, monta detrás un sencillo freno de tambor, aunque incluye sistema CBS combinado con el disco delantero. Estas diferencias con el Scoopy le permiten al Mode un precio más asequible, por debajo de los tres mil euros.

Precio: 2.899 euros

Honda Vision 110

Renovado a finales del año 2016, el scooter más sencillo de Honda monta desde entonces un motor de tecnología equivalente a sus hermanos (inyección y sistema Start-Stop) aunque con 108 cc y refrigeracón por aire en lugar de agua. Ligeramente más amplio que antes, el Vision es un scooter muy ágil todavía gracias a sus estrechas ruedas de 14 pulgadas y bajo peso (102 kg solamente con gasolina). Suspensiones y frenos (con sistema CBS y tambor trasero) mejoraron también, y admite guardar un casco integral bajo el asiento.

Precio: 2.190 euros

Keeway Logik

El scooter más avanzado del poderoso fabricante Keeway para el octavo de litro. Monta un motor renovado con inyección y refrigeración líquida. A nivel técnico no le falta nada con dos discos de freno y sistema combinado CBS, más cuando vemos que el precio supera por poco los dos mil euros… En ese precio se incluye un baúl trasero de 29 litros, y seguro con Mapfre para conductores mayores de 25 años. Las ruedas son de 16 pulgadas con neumáticos de buena sección (100/80 delante y 120/80 detrás).

Precio: 2.199 euros

KYMCO Agility City

Este modelo ha dominado las listas de ventas en los últimos años y no le faltan motivos, con un precio excelente (que incluye baúl trasero y seguro), y ruedas “altas” en ambos trenes. Es algo que impuso en su momento el Scoopy, pero que tiene sentido. Con 16 pulgadas los baches se sienten menos que con ruedas más pequeñas, y el comportamiento es más de moto. La ligereza global permite que sea ágil. Su motor de refrigeración por aire es suficiente para recorridos urbanos, y sus dos discos de freno con sistema combinado un plus de seguridad.

Precio: 2.199

KYMCO Miler 125

Novedad 2017 es este elegante scooter que KYMCO presenta) como alternativa “seria” (y con cierto toque femenino) a su superventas Agility City. También dotado de rueda de 16 pulgadas delante, pasa a 14 detrás para poder bajar algo el asiento. Así mejora la capacidad del hueco. Las ruedas tienen menor sección para mejorar la agilidad, el motor de inyección tiene refrigeración por aire. El precio incluye baúl trasero y como siempre en KYMCO, seguro. Destacable el sistema de frenos, con dos discos y un sistema combinado hidráulico muy eficaz y seguro.

Precio: 2.399 euros

Piaggio New Liberty 125 ABS

Al adoptar el nuevo motor I-Get de inyección y con culata de tres válvulas, Piaggio pone al día uno de sus modelos más populares. Este propulsor, con inyección y refrigeración por aire, ofrece mejor respuesta y más potencia que el antiguo, siendo más suave y menos gastón. Notable novedad es la presencia de ABS de serie en los frenos, que evita bloqueos en el disco delantero. La renovación ha alcanzado las luces (LED) y más detalles que hacen al ágil Liberty de 2017 una interesante opción. Más, con este precio que incluye el ABS y el baúl trasero de regalo.

Precio: 2.249 euros

Suzuki Address

Con la premisa de un bajo precio, para complementar a su Burgman, Suzuki lanzó en su día el Address en el mercado español. Su sencillo pero moderno motor se pone al día con la Euro 4, y es notable que este scooter es muy ligero al no alcanzar los 100 kg con los llenos hechos (pesa 97 kg). Eso y sus estrechas ruedas en llantas de 14 pulgadas lo hacen muy ágil en el tráfico urbano. El bajo asiento facilita su conducción a personas de cualquier talla, pero debajo suyo hay una cantidad sorprendente de espacio (cabe un casco integral y más cosas).

Precio: 2.049 euros

SYM Jet 14

El nombre Jet asociado a scooter SYM significa un toque de deportividad y una estética agresiva. El nuevo Jet 14, como su nombre indica, monta llantas de 14 pulgadas en ambos trenes: ruedas mayores de lo habitual en este segmento, dotados de neumáticos de sección moderada (100/90 delante y 110/80 detrás). Es un scooter compacto, con un motor de nueva generación Euro 4 de inyección y rendimiento mejorado. Destacable que tenga plataforma plana (muy práctica) y que bajo el asiento cabe un casco integral.

Precio: 2.599 euros

SYM Symphony S 125i LX CBS

Los SYM Symphony son ya bien populares, su scooter de rueda alta económico disponible en diferentes versiones. El LX es el más elegante o lujoso de ellos, con unos faros discretos y acabados cromados o pintura metalizada. Lleva ruedas de 16 pulgadas en ambos trenes, con dos frenos de disco y sistema combinado, y hueco capaz para un casco integral (algo raro con ruedas altas). El motor es de inyección y la plataforma, plana. Es bueno recordar que SYM ofrece 5 años de garantía.

Precio: 2.249 euros

SYM Symphony 125 SR Top

Si el Symphony S-LX es el elegante, el SR es el deportivo de la familia. Cambia notablemente la estética del carenado, las luces, la decoración, el asiento, las llantas… y además incluye un baúl trasero de serie. Debajo del asiento mantiene la capacidad para guardar un casco integral, eso más el baúl y la plataforma plana suman una notable capacidad de carga. Como su hermano monta motor de inyección con refrigeración por aire, dos discos de freno y sistema combinado.

Precio: 2.299 euros

SYM Fiddle 125 2017

Además de la puesta al día de su motor de inyección (común con el Symphony ST), el modelo más retro de SYM entre sus scooter 125 se pone al día con varios retoques para 2017. Lleva ruedas de 12 pulgadas con frenos de disco en ambos ejes y sistema combinado. El chasis ha aumentado sus dimensiones para hacer al Fiddle un scooter algo más grande, pero bajo el (bajo) asiento cabe sólo un casco abierto. Compensa que incluye baúl trasero de serie. Un modelo bonito y ágil.

Precio: 2.399 euros

Yamaha NMAX 125

Desde su llegada el Yamaha NMAX se ha revelado como un perfecto complemento para los XMAX, más grandes pero más caros. Con su exclusivo motor, que además de refrigeración líquida e inyección incluye distribución variable, ofrece buenas aceleraciones y velocidad punta rivalizando los mejores de la categoría, con bajos consumos. En los frenos se mantiene el nivel tecnológico, pues además de dos discos cuenta con ABS. Un buen hueco bajo el asiento (cabe un casco integral y algo más) completan un scooter ágil, rápido y seguro a buen precio.

Precio: 2.999 euros

Yamaha Xenter

La apuesta de Yamaha por la “rueda alta” se llama Xenter. Su sencillo motor, pero Euro 4 cómo no, le permite mantenerse por debajo de los tres mil euros pese a ser un scooter con ruedas de 16 pulgadas de notable calidad. Usa un sistema de frenos también sencillo, con tambor detrás y disco delante (con sistema combinado). Donde no hay ahorro es en las suspensiones, elemento diferencial del Yamaha: la trasera usa un sistema monoamortiguador progresivo Monocross y la horquilla es de calidad superior a la media.

Precio: 2.799 euros

Aurea Mediocritas. Esta locución latina describe a la perfección lo que representan los cinco protagonistas de este comparativo de scooters 125 c.c. por 3.000 euros, por su capacidad de proporcionarnos esa felicidad que conlleva la vida tranquila o en su punto medio.

No son el colmo del lujo ni se limitan a ofrecernos las funciones básicas, pero por apenas 3.000 euros pueden satisfacer las necesidades y expectativas de una gran parte de usuarios.

Esa virtud media no significa ni mucho menos mediocridad, como podría sugerir el título que preside estas líneas. Antes bien, es un grado que resulta muy difícil de alcanzar.

Siempre resulta mucho más sencillo crear un modelo al que se le incluyen las últimas tecnologías, los accesorios más novedosos y los materiales de última generación. El máximo exponente.

Por otra parte, si lo que deseamos es cumplir con unos mínimos sin demasiados quebraderos de cabeza, solo hay que echar mano de los componentes más sencillos, económicos y probados. Montamos un sencillo puzle de básicos y ya hemos conseguido nuestro objetivo.

Pero en el caso que nos ocupa, las marcas han tratado de alcanzar ese fino equilibrio entre un precio asequible y unas prestaciones mucho más que dignas a todos los niveles.

Lo bueno del caso es que para alcanzar esa moderada virtud, se han elegido una gran variedad de caminos, cada marca busca su propia interpretación de ese luminoso punto equidistante entre el máximo exponente y el mínimo común.

Esa exploración de posibilidades ha resultado en una rica variedad de soluciones que otorgan personalidad a cada una de nuestras protagonistas. De ese modo, su medianía brilla con luz propia.

Por una parte, tenemos a Peugeot y Piaggio, que optan por ofrecer scooters de rueda alta y dimensiones propias de una talla media habitual, cada una con su sello particular, pero ambas muy cercanas en comportamiento y prestaciones.

Por otro lado, Honda opta por recrear a escala su fenómeno SH y reducir tamaño y equipamiento para acercarlo a un público más amplio, con un guiño especial al segmento femenino.

Daelim, sin embargo, toma el camino contrario, con una concepción GT que lo convierte en el autobús de línea de nuestro quinteto, en tanto que Yamaha ofrece su cara más deportiva con un ejemplar dinámico, pensado para ser el más ágil y rápido de la ciudad.

Y todo esto con un horizonte delimitado por esos 3.000 euros que nos hemos propuesto como frontera. Una zona elástica que a la postre podría ser el argumento definitivo para muchos, ya que las diferencias entre el más económico y el más caro son de algo más de 400 euros. Un pico importante que dará que pensar.

A su aire

Esas diferencias conceptuales se plasman de forma evidente en su aspecto, que nos lleva de una imagen más clásica en el caso del SH Mode con su inconfundible silueta herencia de más de treinta años de historia Scoopy a la más modernas del N-Max o el Steezer, enmarcadas en las últimas tendencias de scooters urbanos.

En la pequeña Honda destacan detalles como la cerradura, dotada de bloqueo magnético para la llave, o de un cómodo interruptor para abrir el asiento. Bajo el asiento, además del hueco para el casco, se accede a un sencillo tapón de reportaje que no dispone de bisagra.

Medley y Peugeot comparten ese segmento de rueda alta con el SH, pero desde una perspectiva algo más voluminosa. El Piaggio mantiene esa imagen que tan bien define a los modelos de la marca y ofrece un amplio espacio para piloto y pasajero con buenas asas y cómodas estriberas.

El Peugeot destaca por su suelo plano y por la inclusión de serie de un práctico top case trasero que viene aderezado con un cómodo respaldo para que el pasajero descanse la espalda.

La silueta del N-Max deja bien a las claras su planteamiento más dinámico y deportivo, que sigue la estela del top de la marca, el T-Max. Incluye pinceladas como la cerradura de contacto cegada magnéticamente, pero se nota su espíritu más espartano en detalles como las guanteras abiertas o el espacio más justo reservado al pasajero.

En cuanto al Steezer, gracias a su estilo GT, mezclado con ciertos aires deportivos en el diseño, es capaz de ofrecer pinceladas como la llave inteligente remota, el cómodo respaldo acolchado para el acompañante, la apertura eléctrica del asiento o la iluminación trasera y diurna mediante leds.

Esta última tecnología también está presente en la daylight del Belville y el Medley, además este último también la incorpora en su piloto trasero. El SH Mode es de lo más tradicional y pasa por alto los diodos luminosos, en contraste con el N-Max, el único que ofrece un faro delantero full led.

125 particularidades

Mucha variedad vemos hasta ahora; sin embargo, en el aspecto mecánico, el punto de partida es común a todos, motores monocilíndricos de cuatro tiempos refrigerados por líquido, con el radiador colocado en el lateral izquierdo, como marcan las últimas tendencias. Y hasta aquí las similitudes.

Resulta evidente que cada marca tiene sus propias ideas de lo que se requiere para dar vida a modelos de estas características y, por ejemplo, tanto Honda como Piaggio han creído que, al tratarse de scooters esencialmente de recorrido urbano, tenían que dotarlos de una herramienta que redujese al máximo consumo y emisiones.

El resultado es que el SH Mode cuenta con el sistema Idle Stop, y el Medley, con su versión Start & Stop. El primero es tan suave e instantáneo que pasa completamente desapercibido; su parada y arranque es tan natural, que parece algo de toda la vida y, en el caso del segundo, la única diferencia estriba en que tarda un pelín más en cobrar vida, aunque resulta igualmente satisfactorio.

El resto aporta cada uno sus propias particularidades. El SmartMotion de Peugeot, por ejemplo, ha tratado de reducir al máximo fricciones internas para reducir consumos; el N-Max emplea una sofisticada distribución variable y el Steezer, una culata de cuatro válvulas alimentada por una inyección Delphi.

La potencia final no será el elemento definitivo que los diferencie, puesto que en todos los casos la caballería final ronda los 12 CV, más que suficiente para rendir con solvencia en el día a día.

Grandes y chicos

Dinámicamente salta a la vista que cada uno de estos scooters hace la guerra por su cuenta, aunque podemos distinguir dos bandos con facilidad.

Por una parte, tenemos a los participantes de piernas largas, Honda, Piaggio y Peugeot, y por otra a los de pasos más cortos, Daelim y Yamaha.

El SH Mode podría decirse que es el paradigma de las ruedas altas, aunque realmente su combinación sea de 16 pulgadas delante y 14 detrás, un conjunto que ya se ha revelado como muy eficaz. Por lo que a frenada se refiere, cuenta con un eficaz sistema CBS, que aúna un disco delantero y un tambor trasero de sabor algo añejo.

Similar cóctel de ruedas utilizan el Belville y el Medley –prueba de su solvencia–, solo que en su caso van más allá en la frenada y ofrecen ambos modelos un sistema antibloqueo ABS, además de montar, por supuesto, discos tanto en el tren delantero como en el trasero.

A su vez, los otros dos modelos que optaron por ruedas de menor diámetro difieren en sus soluciones, ya que el Steezer prefiere utilizar ruedas de 14 pulgadas en ambos trenes y frenos de disco, pero ofrece la posibilidad de escoger entre frenada combinada o ABS. La diferencia se refleja, como es obvio, en su precio final.

Mientras, el N-Max rebaja la altura con llantas de 13 pulgadas, tanto delante como detrás, y directamente equipa un sistema ABS para su conjunto de doble disco.

Decisión final

Ante este panorama eran muchas las expectativas para intentar resolver el enigma: ¿cuál resultaría el vencedor de este comparativo de scooters 125 c.c. por 3.000 euros, en un completo día de duro trabajo recorriendo la ciudad?

La solución no era fácil, ya que cada contrincante aporta matices diferentes que no todos valoramos del mismo modo; sin embargo, trataremos de poner luz al asunto.

Queda muy claro que las tallas más grandes se decantarán por los modelos de mayor volumen, Peugeot, Piaggio o Daelim. Mientras, los más bajitos optarán por la comodidad de modelos de menor envergadura, como el SH Mode o el N-Max.

Este último es el de carácter más deportivo, con un tacto de gas inmediato, buenas aceleraciones y una agilidad proverbial para desenvolverse entre el tráfico. Resulta muy estable y mantiene una punta aceptable si salimos a vías más rápidas.

De todos modos, ninguno de ellos se ha diseñado pensando en largos trayectos y su velocidad final, que ronda los 100 km/h, es la justa para rondas de circunvalación y pequeños trayectos interurbanos, pero poco más.

En el caso del SH Mode, estamos frente al modelo más sencillo y elegante, todo suavidad de funcionamiento, apenas hace ruido y el tacto es exquisito. Pese a contar con un solo amortiguador trasero, no desentona y mantiene bien las trayectorias sin dejar de ser cómodo.

Con el Medley entramos en el terreno de los más voluminosos, que brindan sensaciones más de moto, con un motor que empuja bien y una frenada brillante, en tanto que las suspensiones mantienen un buen equilibrio entre suavidad y efectividad.

Junto a él se sitúa muy cerca el Belville, con una buena aceleración y un tarado de suspensiones algo más duro, pero sin dejar de ser efectivo. Ambos se mueven con soltura, aunque no son tan ratoneros como el Yamaha o el Honda.

Una particularidad del Peugeot es que los intermitentes tienen avisador acústico y se dejan notar cada vez que se accionan. Por lo que respecta al Steezer, es el que mejor protección ofrece, puesto que es el único que dispone de pantalla alta y el que más espacio destina a piloto y pasajero. Aunque su frenada es potente, resulta algo impreciso el tacto en la maneta derecha y, por sus dimensiones, es el que más sufre en los atascos.

Colores

El resumen final no arroja un claro vencedor, como suele ser habitual, pero sí deja muy claras las intenciones de cada uno y, lo que es más importante, la decisión siempre quedará en nuestras manos, según nuestros gustos y necesidades.

Si buscas ir rápido y de forma eficaz de A a B, el Yamaha es la opción; si quieres moverte ágilmente con algo de carga, Peugeot o Piaggio te colmarán; pero si lo que buscas es comodidad y amplitud, el Daelim es tu opción, mientras que el Honda será para los que deseen el refinamiento y la movilidad con clase.

Los scooters uno a uno

Daelim Steezer 125 S CBS

El más voluminoso del comparativo y con un estilo marcadamente GT, el Steezer prima los aspectos funcionales por encima de los dinámicos y se adapta mejor a las tallas más grandes. No renuncia tampoco a múltiples detalles prácticos y a una mecánica que cumple sin problemas con la norma Euro 4.

A favor: Su gran capacidad de carga y el espacio para piloto y pasajero.
En contra: El tacto y modulación de los frenos.
Potencia declarada: 12,5 CV
Consumo medio: 3,6 l/100 km
Autonomía teórica: 264 km
Peso declarado: 152 kg

El pomo de contacto se retroilumina y se puede accionar fácilmente con guantes. La llave inteligente permite poner en marcha el scooter desde 1,5 metros. El tapón de gasolina se localiza en la parte izquierda del escudo.
El Steezer nos presenta la información en un cuadro de corte más sencillo y diseño tradicional. Enorme la bodega que ofrece el Steezer, con capacidad para dejar dos cascos de tipo integral de forma holgada. Incluso queda espacio para algún pequeño objeto más. Frenada combinada y doble disco. Tacto algo irregular de la maneta derecha.

Honda SH Mode 125

El Mode es la oferta de Honda justo un escalón por debajo del SH125, un scooter que, partiendo de la misma base mecánica y estética, propone un modelo más ligero, reducido en dimensiones y sencillo en la parte ciclo. Una propuesta que apunta de forma muy clara al público femenino.

A favor: Su tremenda suavidad de funcionamiento y su ligero peso.
En contra: Su anticuado freno trasero de tambor.
Potencia declarada: 11 CV
Consumo medio: 2,4 l/100 km
Autonomía teórica: 229 km
Peso declarado: 117 kg

El radiador se ubica en el lateral derecho, como marca la actual tendencia. La cerradura de contacto puede cegarse y a su lado se encuentra el interruptor para abrir el asiento. El sencillo tapón de repostaje se ubica bajo el asiento.
De clara lectura en el SH Mode, aire clásico y muy bien repartida. Ofrece alojamiento para un integral sin problemas; no está mal para el tamaño del Mode. Buena frenada y gran ayuda del sistema combinado, pero el tambor trasero desentona algo.

Peugeot Belville Allure 125

Este modelo vuelve a meter de lleno a la firma francesa en la cruenta pelea por el segmento del octavo de litro con un toque de elegancia y exclusividad. Marcada por sus ruedas altas, una nueva mecánica más eficiente y unos frenos que le otorgan una gran tranquilidad, además de ser el único modelo que dispone de serie de un top case de 37 l, decorado a juego con la carrocería.

A favor: Un motor muy solvente y una parte ciclo ágil y estable.
En contra: Un cofre algo justo y una instrumentación de difícil lectura bajo el sol.
Potencia declarada: 11,3 CV
Consumo medio: 2,9 l/100 km
Autonomía teórica: 258 km
Peso declarado: 127 kg

Top case de serie, dotado de un cómodo respaldo para el pasajero. Toma de corriente USB en el lado derecho de la guantera. Dispone de leds para la iluminación diurna.
Instrumentación muy completa, pero de difícil lectura cuando incide la luz del sol. Justo espacio para un integral, aunque compensa algo con su top case de serie. Progresivo y contundente, también cuenta con un ABS de primera.

Piaggio Medley 125

Probablemente es, junto con el Peugeot, el que más tacto de moto tiene y, además de disfrutar de unas dimensiones mayores, cuenta con una mecánica de última generación que incluye el sistema de parada al ralentí Start&Stop, para mantener los consumos a raya. Buenos frenos y firmes suspensiones conforman un conjunto muy completo.

A favor: Las sensaciones de moto y la moderna mecánica.
En contra: No tiene plataforma plana y su precio rebasa ligeramente el límite.
Potencia declarada: 12 CV
Consumo medio: 3,4 l/100 km
Autonomía teórica: 206 km
Peso declarado: 132 kg

El característico faro delantero se ha diseñado con dos ópticas superpuestas. Las estriberas para el pasajero son plataformas retráctiles que ofrecen gran apoyo. El doble amortiguador trasero dispone de ajuste de precarga en los muelles.
Muy completa y con una presentación bien estructurada y elegante. Con muy buena capacidad a pesar de su rueda alta, caben dos integrales sin problemas. Igualmente potente y dosificable y dotado de antibloqueo ABS.

Yamaha N-Max 125

La marca de los diapasones deja patente su estilo deportivo en este modelo que, a su sofisticada mecánica, suma un bastidor muy cercano en concepción a los de moto. Todo eso queda reforzado por una imagen atractiva y dinámica que nos hace olvidar su reducido tamaño.

A favor: El carácter deportivo y una mecánica de alta tecnología.
En contra: Piloto trasero e intermitentes sin leds.
Potencia declarada: 12 CV
Consumo medio: 3,4 l/100 km
Autonomía teórica: 194 km
Peso declarado: 127 kg

De serie, este scooter solo ofrece un derivabrisas propio de su concepto urbano. Su mirada destaca por el empleo de un faro de iluminación full led. El pasajero cuenta con un espacio justo pero mullido y unas cómodas asas.
El N-Max ofrece la información en un espacio muy concentrado y, aunque proporciona gran cantidad de datos, resulta legible. Además, el aspecto general del tablier es moderno. Su hueco permite alojar un casco integral y sobra algo de espacio. El N-Max ofrece una frenada con buen tacto –muy dosificable– y una potencia que podríamos calificar de deportiva, además de un ABS muy eficaz.

Texto: Alfons Sánchez
Fotos: Santi Díaz

Los mejores scooter urbanos 125 2019 para moverte por la ciudad

El Daelim Besbi 125 es uno de esos modelos que por su estética no pasa desapercibido. La firma surcoreana puso un especial empeño en conseguir un scooter de diseño, de líneas limpias y redondeadas, y así es como nació este scooter de corte económico que no renuncia a ningún detalle.

Lo miremos por donde lo mires es sin duda un modelo de líneas Neo-retro, clásico pero con soluciones modernas, como frenos de disco tanto delante como detrás con sistema combinado CBS, intermitentes y pilotos trasero de LED, o una instrumentación que fusiona una velocímetro analógico y tradicional con una vistosa pantalla LCD.

Daelim tiene en él un scooter pequeño, manejable y ligero. Su monocilíndrico de 125 cc ofrece una potencia de 9 CV y un par de 9,2 Nm, con prestaciones suficientes para moverte con soltura en la ciudad asegurando unos consumos muy bajos que la marca declara en 2,8 l/100 km. De serie incluye un baúl trasero donde cabe un casco integral, espacio que completa el hueco bajo el asiento donde cabe otro casco.

  • Toda la información del Daelim Besbi 125
  • Precio y ficha técnica del Daelim Besbi 125

Honda PCX125

El PCX es una de las mejores apuestas que podrías hacer si lo que buscas es moverte por la ciudad con plena libertad de movimientos, agilidad, suavidad y muy bajos consumos. Honda lo renovó en 2018 y también ha anunciado versiones eléctricas e híbridas que se presentaron en el salón de Tokio.

Es un scooter compacto y moderno, con ópticas totalmente de LED, y fue el primero además en equipar el sistema Idling Stop de paro automático cuando llegamos a un semáforo y arranque instantáneo en cuando giramos el acelerador de nuevo. Honda denomina al motor de su scooter PCX 125 Smart Power, y no es para menos. El motor rinde 12 cv a 8.500 vueltas con un funcionamiento tan suave que llega a ser sedoso, silencioso, y de consumos que quedan por debajo de los 2 l/100 km. Además, sus llantas de 14” son otro de sus grandes aciertos, una medida muy interesante a medio camino entre la agilidad y la estabilidad, y con ABS en el tren delantero.

El asiento se sitúa a 764, por lo que es accesible para todos los públicos, y bajo él encontramos un espacio de 28 litros de capacidad que nos permitirán alojar un casco integral y otros objetos en un espacio reservado para ello.

  • Toda la información del Honda PCX 125
  • Precio y ficha técnica del Honda PCX 125

KYMCO Like 125

El KYMCO Like 125 es una de esas opciones que sabe combinar funcionalidad con diseño y distinción. Renovado en 2018, el Like 125 es el primer modelo de KYMCO con motor refrigerado por aire que ya está adaptado para la normativa Euro 5 que llegará en 2020.

El Like es un scooter de líneas suaves y redondeadas, un modelo compacto fácil de manejar y de movimientos ágiles. Pero que sus líneas clásicas no te engañen, cuenta con un sistema de iluminación full LED, frenos CBS para una frenada más segura y un cuadro de instrumentos que combina un velocímetro analógico con una completa pantalla digital. En la guantera ofrece una toma USB para poder recargar tus dispositivos electrónicos.

Su motor es un monocilíndrico de 125 cc refrigerado por aire capaz de entregar una potencia de 11,56 CV a 8.500 rpm, enérgico y más que suficiente para los cotidianos desplazamientos urbanos. Bajo el asiento encontramos espacio para guardar un casco jet, pero la capacidad de carga se solventa fácilmente con una plataforma prácticamente plana.

  • Toda la información del KYMCO Like 125
  • Precio y ficha técnica del KYMCO Like 125

Peugeot Django 125 Evasion ABS

Peugeot revolucionó sus filas cuando puso en escena su Django. O mejor dicho, sus Django, porque la firma francesa ofrece hasta cuatro variantes de su scooter más clásico. Django nació como homenaje al mítico Peugeot S55, evocando los años 50 de la marca del león, y se caracteriza por un inconfundible diseño Neo-retro. Clásico, pero a la última en cuanto a tecnología se refiere ya que tiene sistema de alumbrado full LED, frenada integral SBC, panel de instrumentos analógica y digital completo, toma de 12V…

El Django es un scooter con muy buenos niveles de calidad, algo que podrás comprobar en sus materiales y en cada uno de sus detalles. Su asiento de dos piezas le da un toque de distinción, y al estar situado a 770 mm del suelo queda accesible incluso para los menos algo, algo que aporta un extra de confianza a los que comienzan sobre dos ruedas.

Su propulsor es un monocilíndrico de 125 cc refrigerado por aire que ofrece 10 CV de potencia, con prestaciones suficientes para el uso urbano del día a día. Entre los coches este Peugeot se mueve fácilmente gracias a la agilidad que le otorgan sus pequeñas ruedas de 12” y la frenada está asistida con ABS en el tren delantero. Su faceta más práctica la encontramos bajo el asiento, donde cabe sin problemas un casco integral y alguna cosa más.

  • Precio y ficha técnica del Peugeot Django 125

Piaggio Medley 125 ABS

Dentro de la amplia gama de modelos que ofrece Piaggio haremos una especial mención al Medley 125 ABS, una opción muy equilibrada y efectiva para movernos en el entorno urbano. No es un rueda alta puro, pero casi, ya que monta llanta de 16 pulgadas delante y de 14 detrás, lo que le confiere un interesante compromiso entre agilidad y estabilidad.

Monta un propulsor de 125 cc de refrigeración líquida con una potencia máxima declarada de 12 CV. Un motor moderno y de funcionamiento suave y agradable, pensado para mejorar el rendimiento y autonomía gracias al sistema “Start & Stop” que apaga la moto cuando te detienes. Cuenta además con un generoso equipo de frenado, con discos de 260 mm delante y 240 mm detrás, con pinzas de 2 pistones y ABS.

Es muy ligero, pesa 138 Kg en orden de marcha, por lo que es muy fácil de manejar en el tráfico de la ciudad. No se le puede negar un elegante diseño italiano, marca de la casa, y un buen nivel en cada uno de sus componentes. Además, a pesar de su reducido tamaño, el Medley es capaz de albergar dos cascos integrales bajo su asiento gracias a un hueco diáfano de 36 litros de capacidad. Ahí está la razón de su rueda trasera de 14”. Todo un acierto.

  • Prueba del Piaggio Medley 125 ABS
  • Precio y ficha técnica del Piaggio Medley 125 ABS

Suzuki Burgman 125

El Burgman de Suzuki es un clásico entre los clásicos, una apuesta segura que gracias a su acertado concepto sus actualizaciones a lo largo de los años solo han añadido pequeñas mejoras de modernización que han mantenido intacto su razón de ser. Es un modelo de muy fácil acceso, la baja altura de su asiento a 735 mm de altura siempre ha sido una de sus características, y la fácil movilidad que le otorgan sus llantas de 13” delante y 12” hace que se mueva como pez en el agua en la ciudad.

A pesar de su tamaño compacto estamos ante un modelo de corte GT, es decir, muy confortable y con una buena protección aerodinámica, lo que facilita enormemente poder realizar trayectos por vías rápidas y fuera de la ciudad. Es amplio para ambos ocupantes y bajo su asiento esconde uno de sus mejores secretos un gran hueco donde caben sin problema dos cascos integrales y alguna cosa más. Además, a él se suman dos prácticas guanteras tras el escudo.

Su motor de 125 cc es de refrigeración líquida y ofrece una potencia de 12 CV, el peso del conjunto en orden de marcha es de 161 Kg y los frenos equipan ABS en ambos trenes. Con todo esto, el Burgman es un veterano que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos para seguir hoy en día como una de las referencias más notorias entre los scooters urbanos.

  • Precio y ficha técnica del Suzuki Burgman 125

SYM Jet 14 LC

La clave del SYM Jet 14 es el tamaño de sus ruedas, que es lo que ha bautizado este modelo taiwanés. SYM apuesta en él con llantas de 14”, una medida que ofrece un buen compromiso entre agilidad y estabilidad, y que es parte de su personalidad, como en el caso del PCX de Honda.

Su motor de 125 cc es de refrigeración líquida y ofrece una potencia de 11 CV y la marca declara para él unos consumos de 2,7 litros a los 100, por lo que su autonomía puede rondar los 300 km. Monta freno de disco tanto delante como detrás y frenada CBS para una mayor seguridad, cuenta con un cuadro de instrumentos que combina información analógica y digital y el asiento se sitúa a 700 mm del suelo.

En definitiva, líneas deportivas para un scooter equilibrado, pensado para moverse con soltura en la ciudad, cómodo y fácil de manejar, con un equipamiento completo a pesar de ser de corte económico y que no olvida su lado más práctico gracias a su plataforma plana y a un hueco bajo el asiento en el que cabe un casco integral.

  • Toda la información del SYM Jet 14 LC
  • Precio y ficha técnica del SYM Jet 14 LC

Si Yamaha tiene por un lado sus modelos más ciudadanos y por otro los de corte más deportivo, este NMAX se sitúa a medio camino entre unos y otros. Un scooter en el que la firma japonesa apuesta por ruedas de 13” para conseguir un extra de agilidad en condiciones urbanas.

Un conjunto muy compacto, de solo 127 Kg de peso, que cuenta con un propulsor monocilíndrico de 125 cc de 12 CV de potencia, con distribución variable de las válvulas para ganar par a bajas vueltas y ganar potencia a alta velocidad, y que ofrece rápidas aceleraciones para ser el primero entre semáforo y semáforo a la vez que se controlan los consumos.

En el NMAX destaca la calidad de sus materiales y de sus acabados, con líneas limpias y sport que recuerdas a las de sus hermanos XMAX, y que ofrece un hueco bajo el asiendo donde cabe sin problema un casco integral y alguna cosa. La frenada corre a cuenta de sendos discos de 230 mm equipados con ABS, la instrumentación es totalmente digital, as ópticas son full LED y en conjunto, en definitiva, se trata de un modelo compacto y espacioso perfecto para abrirse paso en el peor tráfico urbano.

  • Prueba del Yamaha NMAX 125
  • Precio y ficha técnica del Yamaha NMAX 125

Scooter 125: los mejores

  • Los mejores scooter 125 más baratos por menos de 2.000 euros
  • Los mejores scooter 125 de menos de 3.000 euros

El mercado de los scooter 125 goza de muy buena salud, un estado en el que tiene mucho que ver, por un lado, una normativa atractiva para los usuarios del carnet B1 de coche y, por otro, las dificultades que entraña el tráfico en las ciudades, en donde ha quedado demostrado que la moto es una, sino la mejor, alternativa para moverse de forma sostenible y ágil. Estas dos circunstancias han propiciado la llegada de muchos usuarios al mundo de las dos ruedas, unos potenciales clientes de perfil muy variopinto en cuanto a necesidades de movilidad y en lo que se refiere a presupuesto disponible. Es por eso que las marcas dispongan de unas gamas muy amplias, adecuadas a todo tipo de usuarios y bolsillos, y entre los que hemos seleccionado los diez que entendemos son los mejores por su tecnología, equipamiento, seguridad o prestaciones. Ahora bien, no creas que estar a la última signifique siempre el mayor de los desembolsos, también es posible encontrar modelos de coste más ajustado. Pasemos a ver los que son para nosotros los mejores scooter 125 del momento.

BMW C Evolution

Empezamos nuestra selección con el más exclusivo en cuanto a precio y a tecnología, pues es el único con motor eléctrico, que es lo que realmente lo hace tan especial. Es un vehículo recomendado para aquellos que también se mueven por vías interurbanas, en donde con su velocidad punta de 120 km/h deja atrás a muchos de sus rivales, contando además con una autonomía de 100 kilómetros. Otro punto a su favor se encuentra en la entrega de potencia tan suave y lineal que sólo un motor eléctrico puede ofrecer, lo que garantiza unas aceleraciones fulgurantes que gracias al control de tracción no repercuten en derrapadas de la rueda trasera. Esta ayuda electrónica no es la única que incorpora el C Evolution, también disfruta de modos de conducción, frenada ABS, y marcha atrás; mientras que dentro de su equipamiento destacamos la iluminación full-LED y la instrumentación con pantalla TFT. La parte ciclo se encuentra al mejor nivel, pues ha sido desarrollada para la versión de 47 CV, de manera que con 15 CV está más que sobrada aunque ello repercute en el peso, también mayor que el del resto de modelos comparados.

  • Precio: 14.990 €
  • Potencia: 14,75 CV a 4.650 rpm
  • Tamaño ruedas: 15″/15″
  • Peso: 265 kg
  • Hueco casco: Casco integral
  • Información y fotos

Daelim XQ1 125

Es el segundo más económico de nuestro ranking, pero no por ello está exento de un equipamiento de primera. No le falta detalle a este XQ1: iluminación «full-LED», llave inteligente de proximidad, doble toma USB, mecánica moderna, ABS de Bosch de doble canal… Sólo le faltaría una instrumentación totalmente digital para completar el trabajo con la mejor nota posible, aunque ofrece un vistoso cuadro que combina el formato analógico del velocímetro con el resto de información digital. Estéticamente resulta bastante atractivo e incluso se ofrece con dos acabados, uno de plataforma plana de corte más práctico y otro con bastidor reforzado y que resulta más deportivo. Como buen GT, su confort es máximo aunque esto también supone un peso algo elevado, por encima de los 180 kg, lo que hace que sea un poco tímido en las arrancadas, aunque una vez que coge inercia se vuelve más ágil de lo que pueda parecer por sus medidas.

Un clásico entre los scooter 125 premium, renovado en 2018 para mantenerse como una de las referencias del segmento. Monta uno de los motores más potentes de la categoría, apreciable en las aceleraciones, manteniendo unas cifras de consumo contenidas en torno a los 2 litros por cada 100 kilómetros recorridos -casi 500 kilómetros de autonomía-. Cuenta con ABS de doble canal y funcionamiento independiente, y amortiguación trasera regulable en precarga. Su equipamiento es otro de sus argumentos de venta, pues dispone de tecnología LED en todas sus luces, «smart key» o llave de proximidad, pantalla regulable de forma eléctrica y, como colofón, un enorme hueco bajo el asiento de 55 litros en el que entran dos cascos integrales y que cuenta con un separador por si se quiere colocar la carga de manera más ordenada. Su instrumentación es muy completa aunque su inspiración automovilística choca con la modernidad del resto del conjunto. Sin salirnos de Honda y a un menor precio también es digno de mención el popular SH125i, también conocido como Scoopy. Los usuarios con carnet A2 cuentan con una versión superior, el Forza 300.

  • Precio: 5.050 €
  • Potencia: 15 CV a 8.750 rpm
  • Tamaño ruedas: 15″/14″
  • Peso: 159 kg
  • Hueco casco: Dos cascos integrales
  • Información y fotos

Kawasaki J125

Kawasaki suele introducir una impronta en todas sus motos que las hace reconocibles de un solo vistazo. Eso ocurre con el J125, un maxiscooter que toma de base el antiguo Kymco Super Dink 125 pero que ha recibido un importante cambio en su diseño para incrementar ese espíritu deportivo propio de la marca japonesa. Esa imagen más «sport» no influye en la practicidad que ofrece su amplio maletero en donde cabe un casco integral más otros elementos de mayor tamaño. Pero no todo es estética, pues el apartado mecánico también brilla por sus componentes, en especial su motor con culata de cuatro válvulas que garantiza unas prestaciones suficientes para ciudad y extrarradio, y sus frenos ABS. Nota el paso de los años en cuanto a algunos de sus componentes que no han sido renovados, aunque por otro lado Kawasaki suele ofrecer promociones muy interesantes para su compra. También tiene versión para el A2, el J300.

  • Precio: 4.989 €
  • Potencia: 13 CV a 8.500 rpm
  • Tamaño ruedas: 14″/13″
  • Peso: 182 kg
  • Hueco casco: Casco integral + un ordenador portátil
  • Información y fotos

Kymco Super Dink 125

No pasa el tiempo para el Super Dink, que se mantiene entre scooter 125 favoritos de los usuarios por su buena relación calidad-precio. Cierto es que, como le ocurre al de Kawasaki, se haya quedado un poco atrás en cuanto a equipamiento respecto a los modelos más selectos de la competencia, pero también es cierto que el Super Dink mantiene un precio muy competitivo para la calidad de componentes que ofrece y para lo bien que va, con un motor que corre bastante y cuya respuesta resulta muy agradable, silencioso y muy eficiente. Al compartir parte ciclo con la versión para el A2, el Super Dink 300, se asegura un funcionamiento más que sobrado para su potencia, aunque también un peso más elevado. Y no nos podemos olvidar de su secreto mejor guardado: bajo su asiento caben dos cascos integrales en un hueco iluminado con luz de LED.

Peugeot Pulsion 125

El Pulsion 125 es el fruto del trabajo de la marca francesa para hacerse un hueco dentro del segmento de los scooter 125 de carácter premium. Y ganarse tan digna mención exige no sólo a ofrecer el mejor equipamiento, que en este caso cumple con nota -llave inteligente con función de encontrar la moto, iluminación «full-LED»-, sino que obliga a innovar y diferenciarse del resto, algo que Peugeot ha resuelto ofreciendo su innovador sistema i-Connect que conecta el smartphone a la moto y a través de su pantalla TFT de 5″ se recibe información sobre el tráfico y se accede a las funciones propias del móvil sin apenas perder de vista la carretera. Eso sí, para ello hay que acudir a la versión Allure o a la RS (4.799 €) pues la versión Active carece de esta tecnología. Por supuesto, la parte mecánica acompaña a tanta innovación y encontramos en su interior el motor más moderno y potente de la marca francesa, el PowerMotion de más de 14 CV. Dispone de frenada ABS de doble canal con encendido automático de la luces de emergencia en frenadas bruscas.

Tiene mérito rivalizar con lo más ganado de este competido segmento con un scooter de algo más de 3.000 euros, pero es que el Medley sorprende en todos los sentidos. Para empezar, su motor iGet de bajo consumo con sistema Start&Stop (parada automática del motor al detenernos) que garantiza unas prestaciones notables en ciudad aunque su velocidad punta está algo limitada. Por otro lado, su frenada ABS en ambas ruedas, desarrollada por Bosch, es todo un garante en cualquier situación. Las bondades mecánicas no son su única baza, a esto hay que añadir su diseño elegante y líneas estilizadas, para nada reñidas con la practicidad, pues bajo su asiento encontramos el mayor espacio disponible, con capacidad para dos cascos integrales en un vehículo bastante compacto. Un aspecto muy a tener en cuenta por todos esos usuarios que a diario requieren de cargar con ordenador o con una bolsa de deporte. Le falta mejorar en algunos apartados de su equipamiento, como la instrumentación -demasiado clásica-, iluminación full-LED o la llave de aproximación pero la ventaja la lleva en su precio, aunque no ofrece las prestaciones de confort que la mayoría de los scooters de esta selección.

Otro veterano que se mantiene al pie del cañón gracias a su facilidad de manejo, agilidad en ciudad, confort y amplio maletero con capacidad para dos cascos integrales. Cuatro características que son, posiblemente, las más demandas por los usuarios moto de 125, junto con el precio, que en el caso del Burgman 125 no resulta tampoco demasiado elevado y además suele contar con promociones habituales. Como puntos a mejorar incluiría la necesidad de una modernización en cuanto a su equipamiento, pues mantiene una instrumentación analógica, luces halógenas o llave tradicional, entre otros componentes cada vez más frecuentes incluso en modelos de menor rango. Eso sí, una vez a sus mandos se olvidan esos aspectos porque su funcionamiento se sitúa en un plano superior con un motor de suave respuesta y unos frenos ABS desarrollados por Nissin en concreto para este modelo. La familia Burgman se completa con el Burgman 200, con el Burgman 400 y con el Burgman 650 Executive.

  • Precio: 4.249 €
  • Potencia: 12 CV a 7.500 rpm
  • Tamaño ruedas: 13″/12″
  • Peso: 159 kg
  • Hueco casco: Dos integrales
  • Información y fotos

Vespa Primavera 125

Si hay una marca que se pueda identificar con el scooter es Vespa, y no hay más que ver la variedad de modelos de 125 que aparecen en su catálogo: la histórica Primavera 125, las deportivas GTS 125 Super y Sport, la elegante GTS 125 Touring, la icónica Sprint 125, la innovadora Elettrica y la exclusiva 946 RED de casi 10.000 €. Difícil decidirse, pero hemos elegido la Primavera 125 por, además de sus 50 años de historia que quedan recogidos en sus líneas clásicas pero actualizadas, por su buen funcionamiento, especialmente en ciudad, en donde la suavidad de su motor y su pequeño tamaño ayudan a sortear el tráfico diario con total naturalidad, aunque en vías interurbanas se agradecería algo más de velocidad máxima. A esto hay que sumar su equipamiento, para nada reñido con su imagen clásica, como las luces de LED o su instrumentación TFT con conectividad que incorpora de serie la versión S, lo que también supone un incremento en el precio hasta elevarlo a 4.199 €. Es el precio a pagar por conducir una de las pocas leyendas que siguen en activo.

  • Precio: 3.699 €
  • Potencia: 11 CV a 7.700 rpm
  • Tamaño ruedas: 12″/12″
  • Peso: N.D.
  • Hueco casco: Casco integral
  • Información, prueba y fotos

Yamaha X-MAX 125

La familia X-MAX, compuesta por el X-MAX 125, el X-MAX 300 y el X-MAX 400, es toda una referencia en el mundo del scooter. Un papel ganado a pulso y en el que el pequeño 125 es también protagonista. Y es que el X-MAX 125 brilla en todos los sentidos, empezando con el equipamiento, en donde no falta detalle alguno -llave de aproximación, pantalla regulable, manillar ajustable, toma de corriente de 12V, luces de LED y hueco para dos cascos integrales-, y terminando con el apartado mecánico, con su moderno motor dotado de control de tracción (TCS) alto en potencia y bajo en emisiones y ruido. Por supuesto, cuenta con frenada ABS de doble canal. Su instrumentación es completa, pero Yamaha no se ha atrevido a dotarlo con un conjunto totalmente digital. En cambio, sí que ha pensado en los que quieren mayor equipamiento al ofrecer una versión Iron Max (5.199 €) que incorpora algunos detalles exclusivos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *