Como vender coches

Puedes tener varias razones para vender tu coche: ya sea porque quieres comprar uno nuevo o bien porque no lo utilizas y no quieres/puedes asumir sus gastos (mantenimiento, impuestos…). Sea como fuere, si has tomado la decisión de deshacerte de tu automóvil, te contamos lo que necesitas saber para hacerlo: cómo definir su precio, consejos para anunciarlo, trámites y papeleo…

Lo habitual cuando nos deshacemos de un coche es que puedan darse dos supuestos dependiendo de su edad y condición: que vaya directo al desguace para su achatarramiento, en caso de tener una elevada antigüedad o estar en mal estado, o que cumpla las condiciones adecuadas para venderlo.

Y para ello tienes varias opciones. Si has decidido sustituirlo por uno nuevo, lo más rápido y sencillo es venderlo al propio concesionario donde vas a comprar el nuevo. De hecho, normalmente, éstos suelen ofrecer descuentos si haces entrega de tu coche antiguo.

No obstante, si no tienes pensando hacerte con un nuevo automóvil, o bien quieres probar otras alternativas, siempre puedes venderlo a una empresa de compraventa de coches de segunda mano: Canalcar, Compramostucoche, Ocasión Plus… existen múltiples entidades que realizan este tipo de servicios.

La tercera opción es venderlo directamente a otro particular que, de todas las alternativas citadas, es la que, usualmente, más dinero te va a reportar, independientemente de que vayas a adquirir otro coche o no. En definitiva, casi siempre una empresa o un concesionario te va a ofrecer una cantidad inferior en comparación a si lo vendes a otro particular. Aunque, por contra, facilita el papeleo y los trámites.

Contenidos

Cómo definir el precio de tu coche usado

En caso de que decidir vender tu coche por cuenta propia y no dependiendo de terceros, una de las primeras cosas que deberás hacer es fijar su precio. Para ello, lo suyo es investigar por cuánto se venden en el mercado modelos similares. Ten en cuenta que se valora la marca, el modelo, el motor, el equipamiento opcional que tenga, la edad, el kilometraje y, por supuesto, el estado de conservación y el mantenimiento que se le haya realizado.

Así, puedes echar un vistazo a revistas o páginas web que disponen de tablas de precios de coches de segunda mano, a fin de tener una referencia. También valen para ello los anuncios de compraventa de automóviles parecidos al tuyo, además de que existen webs que ofrecen tasación online gratuita. Asimismo, puedes consultar a tu compañía de seguros por el valor que considera que tiene tu automóvil o, incluso, si así lo deseas, solicitar los servicios de un tasador.

Ten en cuenta que, aunque tú siempre querrás vender tu automóvil por la mayor cantidad posible, el posible comprador, por el contrario, buscará hacer el menor desembolso. Por tanto, lo ideal es encontrar un equilibrio en el precio fijado.

Todo dependerá de la oferta y la demanda (si se ofrecen muchos modelos parecidos en el mercado o no), o de tu necesidad, si existe, de venderlo en el menor tiempo posible.

Si hay poca oferta, siempre puedes ajustarlo al alza, pero si hay mucha, lo más recomendable es ofrecer un precio más a la baja. Aunque esto es relativo, ya que también depende del estado del vehículo y de sus características. En definitiva, lo suyo es encontrar un precio justo para ambas partes y en función del modelo.

Ofrece tu automóvil en el mejor estado posible y sé honesto

Lo lógico es que cuando se quiere vender un coche, más se destaquen sus virtudes: cuanto más atractivo, interesante y bonito se vea tu automóvil, más sencillo será venderlo y más dinero podremos pedir por él.

No obstante, no es para nada recomendable que ocultes, maquilles o incluso engañes sobre el mismo a posibles compradores. Y es que más allá de no ser ético, la ley establece que el vendedor, incluso si es un particular, es responsable de los problemas y vicios no notificados de un automóvil hasta seis meses después de la fecha de venta.

De esta manera, una de las cosas que más se valora (como tú mismo harías si fueses a adquirir el vehículo de otro propietario), es que se haya llevado a cabo puntualmente su mantenimiento: es decir, que haya pasado las revisiones pertinentes.

Asimismo, también se tiene en cuenta que se hayan sustituido en el momento adecuado componentes susceptibles de desgaste como , por ejemplo,los frenos, la correa de distribución (dado el caso) o los neumáticos. Y, por supuesto, un comprador también valorará que haya pasado favorablemente la última ITV.

Para demostrar esto, lo suyo es disponer del libro de mantenimiento del automóvil sellado, así como todas las facturas de las revisiones que haya realizado y de los recambios efectuados. No es condición indispensable, pero es la única manera de demostrar al comprador que tu coche ha recibido el mantenimiento necesario.

Pero, ¿y si mi coche tiene elementos que están a punto de vencer su vida útil quiere decir que ya no puedo venderlo? No, pero lo ideal es que se lo dejes claro al comprador y que eso se refleje en el precio de venta.

Por ejemplo, si al automóvil le toca cambiar la correa de distribución dentro de poco (un componente que suele tener un precio elevado), se puede pactar entre ambas partes que el precio se rebaja por ello. Es más, esto se puede reflejar mediante una cláusula en el contrato de compraventa, para evitar posibles malentendidos y problemas posteriores.

En resumen, cuanto mejor sea el estado de tu coche, más podrás sacar por él. Así, en caso de tener seguro a todo riesgo, puede ser una buena idea dar un parte para eliminar posibles arañazos de la carrocería o incluso pintarlo al completo para mejorar su aspecto.

Hacer esto puede interesarte incluso si lo tienes con franquicia o si por dar el parte te penalizan (dependerá de la aseguradora y de la póliza que tienes contratada). Al final es cuestión de echar cuentas: si la pintura mejora el precio de venta más que lo que te cuesta, te puede salir a cuenta.

Anuncia tu coche: no escatimes en fotos y resalta lo más atractivo

Dar visibilidad al automóvil que quieres vender mediante un anuncio puede ayudarte, y mucho, a lograrlo. Y esto no implica que tengas que gastarte dinero, ya que hay canales, páginas web o aplicaciones gratuitas para hacerlo. Sirva como ejemplo la popular Wallapop o foros dedicados al automóvil. Valora pues si te compensa poner un anuncio gratuito o invertir cierta cantidad para anunciarlo.

Si te animas a poner uno o varios anuncios, debes tener una máxima presente: una imagen vale más que mil palabras. Y es que por mucho que recites todas las bondades de tu coche, causará desconfianza que no acompañes el anuncio con fotografías. Y cuantas más mejor.

Lo más recomendable es que fotografíes a tu coche desde diferentes ángulos (delantera, trasera, vista lateral, tres cuartos delantero, tres cuartos trasero), así como el habitáculo, el interior del maletero o el motor. También es aconsejable que lo limpies previamente, tanto la carrocería como su interior, y que escojas un emplazamiento adecuado para que el fondo sea atractivo. En definitiva, si entra bien por los ojos, más posibilidades tendrás de encontrar interesados.

Y aunque las imágenes son muy importantes, no por ello debes descuidar la información que las acompañe. Además de especificar datos imprescindibles como la marca, el modelo, el acabado, el motor, su antigüedad (incluye también la fecha de matriculación) o el kilometraje (ni que decir tiene que jamás debes trucarlo), también puedes acompañarlo de información útil y relevante.

En estos casos, suele funcionar bien el sentido común y preguntarnos qué nos gustaría saber de un coche de segunda mano si fuésemos a comprarlo. Entre ellos encontramos clásicos como si ha pasado la última ITV, si ha ‘dormido’ siempre en garaje y ha estado, por tanto, protegido por tanto de las inclemencias del tiempo, o si ha recibido un mantenimiento adecuado.

Asimismo, podemos resaltar el uso que se le ha dado (cómo y cuándo se ha conducido), o si dispone de algún equipamiento opcional reseñable. Tampoco es cuestión enrollarse más de la cuenta: basta con resaltar lo más atractivo de nuestro automóvil.

¿Y si un posible comprador nos pide verlo in situ? Siempre es decisión tuya, pero si les ves muy interesado siempre es una buena opción, aunque el tiempo invertido no se traduzca necesariamente en la venta del coche. También puede solicitar probarlo y, de nuevo, está en tu mano permitirlo o no: si decides hacerlo ve siempre con él, ya sea conduciendo o como copiloto, a fin de evitar sustos.

Trámites y papeleo: ¿cuáles son y qué documentación se debe aportar?

Tras poner a punto tu coche, definir su precio y anunciarlo, toca tener claro qué trámites debes realizar y cuál es la documentación necesaria que deben aportar ambas partes (comprador y vendedor).

Lo principal que has de tener en cuenta es que, al vender tu coche, estás realizando una transferencia de propiedad, y por tanto, de titularidad del mismo. Además se trata de una venta contractual, por lo que es necesario redactar un contrato de compraventa. En este artículo incluimos uno tipo, por si tienes dudas sobre cómo confeccionarlo.

Éste puede elaborarse con las cláusulas que consideres oportunas, pero nunca deben faltar ni el importe de la venta, ni la fecha y hora en la que se ha realizado la transacción. Esto último es importante porque, en caso de que el nuevo propietario sea sancionado (aparcamiento indebido, exceso de velocidad, etc.), las multas seguirán llegando al anterior propietario hasta que se haga efectiva la nueva titularidad.

En lo que respecta al cambio de titularidad, el proceso es el siguiente. Por un lado se debe abonar el impuesto de transmisiones patrimoniales y presentarlo en la Agencia Tributaria (modelo 620). Hay que señalar que este gravamen debe asumirlo el comprador, a menos de que esté exento por cualquier motivo, y su importe varía según cada Comunidad Autónoma (la de comprador).

Por otro lado, el vendedor debe comunicar a la DGT el cambio de titularidad o transferencia, previo pago de la tasa correspondiente (actualmente es de 54,60 euros según la tabla actualizada de tasas de Tráfico), aportando igualmente el resguardo de haber pagado el impuesto de transmisión patrimonial.

Es muy importante que, como vendedor, notifiques el cambio de titular en un plazo máximo de 10 días, para ello tienes que ir con el comprador, o bien con un documento firmado por él y con una copia de su DNI.

Por otro lado, en cuanto a la documentación necesaria, debes saber que la compraventa de un automóvil nunca puede hacerse sin los siguientes documentos: ficha técnica o tarjeta de inspección técnica (vendedor), permiso de Circulación (vendedor), DNI (fotocopia del vendedor y comprador), Declaración de Transmisión de Compraventa de vehículos usados (cuatro copias firmadas por ambos interesados) y el contrato de compraventa (también cuatro copias firmadas por ambos interesados).

La mayoría de estos documentos deben presentarse cuando se solicita a Hacienda la transferencia y, en Tráfico, el cambio de titularidad. Asimismo, el vendedor debe aportar el recibo del impuesto de circulación (Impuesto Municipal sobre Vehículos de tracción mecánica) correspondiente al año anterior al de la venta y no puede tener ningún tributo ni multa pendiente de pago.

Los trámites para cambiar la titularidad del vehículo pueden realizarse contratando este servicio en una gestoría, lo que nos ahorarrá papeleo, pero también nos costará dinero.

Por otro lado, para que el comprador pueda circular con el automóvil, debe contar con, al menos, el seguro obligatorio y haber pasado la ITV. Y es que, como refleja Mapfre, aunque no es obligatorio para realizar la transacción que el vehículo haya pasado la última inspección técnica, el nuevo dueño debe ocuparse de que la pase.

Y, por último, no está mal recordar, aunque sea lógico, que no debes entregar tu coche hasta el momento de recibir el dinero por parte del comprador.

¿Quieres vender tu coche usado? Los errores que debes evitar

Antes de ponerlo a la venta

Si lo tienes claro, adelante. Quieres poner tu coche a la venta, encontrar un vendedor lo antes posible y finalizar la transacción de manera satisfactoria para tus intereses. Estamos de acuerdo, nosotros también queremos que te vaya bien. Pero antes de nada, debes saber que quizás no sea un camino fácil y que es mejor estudiar un poco los pasos que tienes que dar más adelante antes, incluso, de poner un anuncio.

Antes coger Milanuncios y colgar la primera foto guardada de nuestro coche, concédete unos minutos a reflexionar. ¿Qué información básica necesitas conocer? Para empezar, es indispensable tener pagado el famoso impuesto de circulación (Impuesto Municipal sobre Vehículos de Tracción Mecánica) y todas aquellas multas que hubieran podido ponerte al volante de dicho vehículo. Una vez nos aseguramos que tenemos esto, no olvides la tarjeta de inspección técnica ni el certificado de haber superado la ITV, es información clave que debemos llevar con nosotros o, al menos, saber dónde está.

En cuanto a los impuestos y la burocracia, no olvides que es el comprador el que tiene que abonar la tasa de transmisiones patrimoniales a la Agencia Tributaria y, una vez tengamos dicho resguardo, tendremos que ir a Tráfico para solicitar el cambio de titular. Y, por su puesto, todo ello sostenido por un contrato de compra-venta legal.

Pero estamos yendo demasiado de prisa, de momento sólo sabemos qué pasos vamos a tener que dar una vez que lleguemos a un acuerdo, antes hay que dejar el coche presentable, pero no te pases de bonachón. Realizar grandes reparaciones con tal de dejar tu coche impecable y subir el precio del mismo sólo funciona si hablamos de grandes clásicos. Para el común de los mortales, un buen mantenimiento y que todos los componentes funcionen a la perfección es suficiente, ya que probablemente no recuperes el dinero de una reparación de gran calado.

Un punto de inflexión: el anuncio

Hasta ahora todo lo que hemos hecho ha sido estudiar los pasos que vamos a tener que dar y asegurarnos de que tenemos todos los papeles en regla. Conocidos estos detalles, demos el siguiente paso, hay que poner el coche a la venta.

Antes de nada comprueba en qué terreno se mueve tu coche. Ten paciencia, analiza el mercado de segunda mano, comprueba qué estado presentan los coches anunciados en Internet y utiliza comparadores para hacerte una idea más precisa de a qué precio debes poner tu coche. Además, sé objetivo, sólo tú sabes cómo has tratado a tu coche y el dinero y tiempo que has invertido en él. Para bien y para mal. No conocer esto puede hacerte perder mucho dinero o fijar un precio que nadie esté dispuesto a pagar.

Y no, aún no vamos a dejar que te sientes delante del ordenador. Primero lleva tu coche a un lugar amplio y sin objetos que puedan distraer la atención de un posible comprador. Unas malas fotos pueden condenar a tu coche a la indiferencia. Encuadra bien el vehículo, intenta que no estén movidas y cuida que la definición de la fotografía sea lo suficientemente buena para mostrar todos los detalles del coche.

Ahora sí, ahora ya puedes sentarte frente al escritorio. Pero como te hemos dicho hasta ahora, las prisas son malas consejeras. Escribir mal o incompleto el equipamiento de tu coche puede hacer que algunas de las ventajas que el cliente busque no queden reflejadas porque a ti te parezcan detalles sin importancia. Tómate tu tiempo y redacta un anuncio estructurado y con todo lujo de detalles, no hacerlo así también puede dar sensación de dejadez.

¿Qué hacer para vender un coche rápido y bien? 4 trucos infalibles.

¿Piensas que tu coche ya ha cumplido su función o simplemente quieres comprar un coche 0 km? Si la respuesta es sí, seguro piensas qué has de hacer para vender tu vehículo y sacarle su máximo valor. A continuación damos unos consejos esenciales para que puedas hacerlo con éxito.

Trucos para vender tu vehículo usado con la máxima tasación

1. Define dónde quieres vender

¿Quieres vender tu coche por Internet, a particulares, a amigos de amigos, con un anuncio, a un concesionario, a profesionales…? Lo primero que has de definir es el medio por donde anunciarás la venta de tu vehículo. Lo más sencillo es hacerlo a una empresa de compra/venta de coches usados, y así seguro que no tendrás problemas y tu coche se venderá rápido si está en buenas condiciones.

2. Establece un precio razonable

Visita un concesionario, a un mecánico de confianza o a tu aseguradora para que puedas tasar tu coche, y de esta manera tengas una idea clara de cuánto puedes pedir por él. La recomendación es que calcules un precio que luego puedas negociar con el posible interesado en el vehículo. Recuerda que los coches con un precio ligeramente inferior a la media del mercado, se venderán con mayor rapidez.

3. Infórmate sobre todos las características del coche

Lo primero que preguntan sobre un coche viejo es cuánto kilometraje tiene y de qué año es. Estos datos debes dejarlos muy claros y también es importante que sepas la marca y el modelo. También es importante decir si el coche ha estado involucrado en algún accidente, si ha superado todos los controles del ITV, si ha recibido todos los servicios mecánicos, el tipo de combustible que utiliza y cuánto consume, etcétera. Mientas más datos sepas, mejor. Los posibles compradores valorarán mucho esta información.

4. Prepáralo para la venta

Lava el coche, pule la carrocería y limpia la tapicería. A nadie le interesará un vehículo que se vea en mal estado, así que invierte un poco en su imagen y presentación. Igualmente es importante que saques unas buenas fotografías tanto externas como internas del auto, y para eso ha de verse como nuevo.

¿Por cuánto puedes vender tu coche?

El precio por el que podrás vender tu coche usado dependerá de muchos factores como: su año, el modelo, la marca, el kilometraje y el estado en el que se encuentre.

Para obtener el precio puedes usar algunas páginas de Internet, o ir directamente a un concesionario.

¿Cómo vender tu coche en Internet?

Para vender un coche de segunda mano en alguna web especializada en este tipo de transacciones, has de pensar en un anuncio atractivo, ya que competirás con muchas personas. La recomendación es la siguiente:

  • Coloca fotos que favorezcan al coche. Asegúrate que sean imágenes de calidad, bien enfocadas y con un fondo agradable y limpio.
  • No coloques información específica como la matrícula o el equipamiento de serie, y enfócate en dar datos que le aporten un valor extra al vehículo.
  • Acepta el regateo. Muchas personas intentarán bajar el precio que estableces, así que lo más seguro es que has de aceptar una cifra inferior a la que indicas.

Qué papeles necesitas para vender tu coche. Toda la documentación

Los papeles son la única identificación que el propietario tiene del coche, y es indispensable tenerlos bien organizados y al día a la hora de vender un auto usado. Igualmente tampoco puedes tener ninguna multa ni pago pendiente.

Entre la documentación que tendrás que entregar al comprador se encuentran:

  • Permiso de circulación.
  • Tarjeta de inspección técnica (la verde).
  • Certificado de inspección de ITV.
  • Recibo de impuesto municipal de circulación.
  • Cambio de titularidad o transferencia.
  • Notificación del cambio de titular. En un plazo máximo de 10 días después de la venta del coche has de ir con el comprador, o bien con un documento compra y venta firmado por él, y con copia de su DNI.

Impuesto de transmisiones patrimoniales de los coches

Al vender un coche usado, el comprador del vehículo tiene que hacerse cargo de pagar este impuesto en la Agencia Tributaria de su comunidad autónoma y el porcentaje de la misma varía de acuerdo al lugar.

Hacer un contrato compraventa coche

Al momento en que tengas comprador, tendrás que firmar un contrato de compraventa. Te puede interesar leer este artículo sobre lo que debes saber para hacer un contrato compra venta.

En él se debe especificar muy bien la fecha y hora de la entrega del vehículo a su nuevo dueño. Dentro de la redacción de este contrato se deben especificar estos puntos:

  • Nombre, apellidos, DNI y dirección del vendedor.
  • Nombre, apellidos, DNI y dirección del comprador.
  • Datos completos del vehículo: marca, modelo, matrícula, gravámenes, precio de venta, plazo de entrega del vehículo y forma de pago.

Si has vendido tu coche viejo y estás pensando en comprar uno nuevo, también has de pensar en tu seguro de coche, con Zurich Seguros tendrás la protección más completa a un precio muy ajustado.

¡Quiero vender mi coche!

Solicitar
cita

Prueba nuestro tasador gratuito online

¡Quiero vender mi coche! Ahora que ya estas decidido llevar a cabo la venta de tu coche, lo primero que tienes que saber es que antes de realizar cualquier gestión, necesitarás saber cuánto vale tu coche. Para ello, tienes dos opciones: La primera es acudir a anuncios donde se venden coches de segunda mano en periódicos o páginas webs y fijarte en los coches que compartan características similares al tuyo. Sin embargo, esta opción no es del todo fiable, pues además de las características más objetivas, como el año o la carrocería, hay que tener en cuenta el estado del vehículo para poder hacer una estimación lo más exacta posible. Motor, ruedas, piezas, interiores, sistema de frenado, amortiguadores, etc. Por tanto, la opción más recomendable para calcular el valor de tu coche es acudir a un profesional experto en comprar y vender coches de segunda mano.

En Automóviles Alhambra disponemos de un tasador gratuito online, en el que podrás calcular el valor de tu vehículo de forma rápida y sencilla, en tres simples pasos, tras los cuales recibirás un email con el valor estimado de tu vehículo. Dicho precio es calculado de forma transparente y de acuerdo a los precios del mercado.

Una vez sepas cuánto cuesta, la siguiente pregunta que surge es dónde vender el coche, y aquí es donde surgen las dudas. ¿Es preferible venderlo a un particular o deberías acudir a un concesionario de compra venta de vehículos de ocasión? Vender el coche a un particular no es tan simple como parece. Asumir las negociaciones y hacer frente indecisiones por parte del comprador supone mucho tiempo, y no ofrece ninguna garantía de éxito de venta, además de tener que ocuparte tú de todos los trámites y gastos de gestión derivados de vender coche y eso sin contar las horas destinadas a la gestión de los anuncios. En definitiva, la opción de acudir a Automóviles Alhambra se traduce en un considerable ahorro de tiempo y seguridad de venta.

Uncategorized admin agosto 20, 2018

Las mejores webs para vender tu coche

Al momento de vender tu coche, hacerle buena publicidad es indispensable para que lo vendas de forma rápida y a un precio satisfactorio. Son muchos los portales web que ofrecen estos servicios, pero es importante que conozcas cuales son los más confiables y visitados para que tu coche tenga la exposición necesaria y que el proceso de venta sea exitoso.

A continuación, te mostramos las mejores webs para vender tu coche, rápidas, confiables y seguras.

Debes tener en cuenta cual es el mejor sitio para tu coche en particular, en cual estará bien exhibido y otro aspecto importante es el precio de las publicaciones, teniendo estos aspectos en cuenta, algunas de las mejores webs son las siguientes:

Autoscout24

Mencionamos primero este sitio web por la cantidad de transacciones de autos que realiza cada año, esta página es considerada el mayor mercado para la compra y venta de autos en toda Europa. Cuenta con 2.565.000 de vehículos puestos en anuncio de los cuales 124.000 se encuentran en España.

Buscar en esta página es muy sencillo, lo cual es necesario para navegar entre tantos coches, podrás buscar por el modelo, el año, incluir un precio aproximado y el tipo de vehículo que estás buscando, desde motos hasta camiones.

Vibbo

Otra web importante por la cantidad de visitas que recibe al mes, lo que garantiza que tu producto estará expuesto y será visto. Cada mes está página registra aproximadamente unos 11.000 usuarios, aunque no es exclusivamente una web para vender coche, ciertamente es algo que destaca entre sus productos.

Este portal es reconocido por ser líder en lo que respecta a clasificados, tiene un diseño por el que puedes guiarte fácilmente, sin duda una buena alternativa para vender tu coche, recuerda que a veces hacer una inversión en varios sitios asegura que la venta sea más inmediata.

Una página web dedicada al mundo automotor, lo que podría ser un lugar muy conveniente para vender tu coche. Aquí encontrarás mucha información que podría ser útil al momento de comprar, ya que son muchos los coches que se prueban en esta web por expertos que luego ofrecen reseñas al respecto.

También son muchas las ofertas para compra y venta de coche tanto nuevo como usado. A través de su buscador puedes encontrar coches similares al tuyo, comparar precios y saber cuánto realmente pedir por el tuyo.

Esta página web destaca por contar con todo tipo de información relacionada con el mundo automotor, foros, pruebas de coches y además compra y venta de coches nuevos y de segunda mano. No puedes dejar de visitar esta página para tener una excelente idea del mercado, precios o preguntar por sus servicios respecto a trámites y papeleo.

Una página con poco tiempo en circulación en la web que sin embargo ha llegado a consolidarse poco a poco como una de las más visitadas, ya que cuenta con aproximadamente 85000 anuncios, destaca por ofrecer servicio de seguros y también por rentar vehículos.

¿Cómo calcular el precio de tu coche antes de venderlo?

Esta es una parte fundamental al momento de vender tu coche, ya que puedes pensar que tiene un valor y puede que realmente no sea el que tu habías pensado, es necesario observar distintas páginas en las que puedas comparar precios y llegar a la mejor conclusión.

Autobiz

En esta página web puedes encontrar un presupuesto realizados por profesionales, trabajan con casi todas las marcas y tan solo en una hora podrán tener un presupuesto o tasación en línea. Esto es muy fácil de realizar a través de su intuitiva página web.

Vendercoche

Muy útil para saber el precio de tu coche de una forma muy sencilla. Tan solo tienes que suministrar algunos datos del vehículo como marca, año y modelo y en poco tiempo recibirás un presupuesto en tu correo y luego podrás decidir si quieres vender tu coche directamente a esta empresa.

Siniestrauto

Esta web destaca por realizar tasaciones para coches siniestrados. Si piensas vender tu coche y está accidentado o simplemente averiado puedes acudir a esta página para conocer cuánto podría costar y venderlo directamente. Aquí aparte de la información convencional, debes describir además el daño que ha recibido el coche y en un plazo máximo de 24 horas tendrás la respuesta.

Otras páginas recomendadas para vender tu coche son:

  • Clicars, que destaca entre otras por darte la oportunidad de ofrecer tu coche como forma de pago por uno nuevo.

Como puedes ver son muchas las páginas web en las que puedes vender tu coche de forma efectiva, algunas ofrecen una tasación gratuita y otras incluso aceptan tu vehículo usado como forma de pago, lo que podría ser una gran oportunidad para tener un coche nuevo.

Nueva web para calcular cuanto te costará la transferencia

En este enlace puedes calcular cuanto costará la transferencia de tu vehículo de segunda mano. De momento solo funciona en la Región de Murcia pero seguramente se abran al resto de España pronto. https://gestor10.com/calcular-transferencia-de-coche/

Las páginas web más confiables para vender un vehículo

En el mercado colombiano se han conocido casos recientes sobre estafas en la venta o compra de vehículos a través de internet, por esta razón el portal especializado Carroya.com te entrega las siguientes recomendaciones para evitar estafas, inconvenientes de carácter legal y dolores de cabeza en este tipo de experiencias.

1. Conoce el origen del sitio web

Internet se ha convertido en una vitrina virtual para llevar a cabo diversos negocios que tienen como objetivo la transacción de bienes, es importante identificar el respaldo, trayectoria y confianza con el que cuentan estos portales o páginas web, consultando diversas referencias en el mercado.

2. Tu seguridad esta primero

Desconfia de los sitios web que solicitan de manera inmediata e insistente datos de ubicación y pagos en línea en plataformas no reconocidas.

Te puede interesar: Cómo vender un carro en Internet de manera segura

3. Busca el respaldo de expertos

En el proceso de venta de tu vehículo es importante definir un valor de comercialización justo, consulta medios como Revista Motor que te permiten conocer un panorama real del mercado de vehículos usados.

4. No aceptes adelantos de dinero injustificados

Si el comprador quiere cerrar rápido la transacción, sin hacer revisiones, verificar documentos y seguros, no realices la venta. Generalmente, este afán lo hacen para ganar tu confianza para luego no cumplir con los acuerdos.

5. Asesórate y consulta tus dudas directamente en el Portal

Si tienes preguntas relacionadas con el proceso de publicación de tu vehículo y su posterior venta, puedes hacer uso de teléfonos, correos o chat en línea para contactarte directamente con el área de servicio al cliente del sitio web.

6. No aceptes la ayuda de terceros

Si buscan conocer información adicional sobre la venta del vehículo, entrégala a la persona realmente interesada en hacer la compra, no confiés en terceros que prometan “conseguirte diversos clientes” y te exijan una pequeña comisión por la venta.

7. Entrega tu vehículo en establecimientos conocidos o recomendados:

Cuando haya finalizado la venta, la entrega es un punto vital. Lo más recomendable es acordar la entrega en un sitio público, con mucha concurrencia de gente y previamente haber establecido un contacto con el comprador.

8. Incursiona en novedosos servicios de venta

Con más de 10 años de trayectoria y experiencia, Carroya.com se ha convertido en el portal especializado en la transacción de vehículos con mayor índice de confianza y efectividad en el mercado, único sitio web que cuenta con el respaldo de Revista Motor.

Lee también: Consejos de seguridad para la compra y venta de carros usados

Nuestros usuarios nos recomiendan:

Claudia Guerrero: «Quiero agradecerles por haberme prestado este excelente servicio. Ya vendí mi vehículo. Pueden contar conmigo como su aliada, ya que en el futuro le recomendaré a todos mis conocidos el servicio de carroya.com»

Felipe Villamil: «Les quiero agradecer por permitirme publicar el vehículo y ademas les informo que se vendió al tercer día de publicado. Muchas gracias»

¿Dónde puedo vender mi coche usado?

¿Sabes que existen muchas webs donde puedes vender tu coche usado? Te contamos cuáles son las más recomendables para hacerlo.

Si estás pensando en cambiar de coche y quieres sacarle rentabilidad al usado porque aun está en buen estado, debes saber dónde vender tu coche. En la actualidad, el mercado de coches usados ha crecido mucho y existen establecimientos que se dedican en exclusiva a la compraventa de este tipo de vehículos. Pero existen formas más cómodas de realizar la venta como pueden ser los portales dedicados a vender coches de segunda mano. Te contamos cuáles son los que existen.

Webs para vender coches de segunda mano

Es posible que hayas visto multitud de plataformas que indican que venden coches de segunda mano, pero no todos son igual de eficaces a la hora de realizar las ventas y llegar a los clientes. Cuando quieres vender un vehículo, lo que te interesa es que llegue al máximo número de compradores para que puedas venderlo lo antes posible y obteniendo el mejor precio por él.

    En la actualidad, puedes encontrar multitud de páginas web en las que podrás poner tus anuncios para vender objetos de todo tipo. Pero, lo más recomendable si quieres vender tu coche de forma efectiva, es que lo hagas en un portal especializado en coches. Muchas de ellas son gratuitas, pero en otras tienes que pagar una pequeña comisión. En estos casos, deberás elegir qué es lo que te compensa más.

    Normalmente el pago lleva aparejada una mejor visibilidad. Muchos de ellos ofrecen las dos opciones, en las que podrás disfrutar de una parte gratuita en la que podrás publicar tu anuncio y otra de pago para destacarlo entre el resto de productos de la página, de manera que el tuyo siempre aparezca mejor posicionado. Si te urge vender el vehículo, esta puede ser una buena opción.

    Es muy conocida en nuestro país, sobre todo porque realiza anuncios en televisión, lo que le permite llegar a un público potencial mucho mayor. Cuentan con una gran base de datos en la que podrás comprar y vender vehículos de todo tipo. En ella podrás publicar tu anuncio de manera gratuita durante un periodo de 60 días en el que podrás incluir fotografías. Además de la versión gratuita podrás optar por otras de pago con el objetivo de hacer más visible tu anuncio y posicionarlo.

    AutoScout24.es

    Es una de las más importantes en la venta de vehículos de segunda mano o de ocasión. En ella podrás publicar tu anuncio de forma gratuita. En él podrás incluir todas las especificaciones técnicas del vehículo, sus datos de interés y hasta 15 fotografías para que el comprador pueda hacerse una idea de su estado general. Desde la página te ofrecen la posibilidad de mantenerlo de forma gratuita durante 18 semanas.

    Milanuncios.com y Vibbo

    Aunque no son portales específicos para la venta de coches, cuenta con mucho tráfico entre personas que buscan objetos de segunda mano. Su principal ventaja es que son totalmente gratuitos y que llega a multitud de personas. Dentro de sus Webs podrás encontrar distintas secciones entre las que se encuentra una dedicada a la compraventa de vehículos entre particulares.

    Cómo realizar un buen anuncio

    Si ya te has decidido a vender el coche debes tener clara toda la información de este, ya que la persona que vaya a comprarlo querrá saber el estado en el que se encuentra, los años que tiene, los kilómetros y si tiene alguna avería. Revisa el estado del mismo y realiza pequeños arreglos para poder venderlo mejor.

    Ten en cuenta que, a la hora de vender un coche a través de Internet, las imágenes son tremendamente importantes por lo que es recomendable que hagas unas cuantas fotos en las que se puedan apreciar la mayoría de los detalles del coche: interior, exterior, equipamiento, estado de las ruedas…etc. Cuanta más información acerca del vehículo ofrezcas más fácil te resultará venderlo.

    Un momento de incertidumbre en el mercado como el que vivimos puede ser una oportunidad perfecta para vender tu coche usado. Hay mucha gente indecisa con la compra que no se decantará por un vehículo nuevo por su alto valor y que optará por el mercado de segunda mano para adquirir algo que le sirva de forma temporal. Aunque, por otro lado, hay mucha oferta y no demasiada liquidez, por eso es importante seguir estos trucos y consejos para conseguir una venta exitosa.

    Conocer el mercado

    El primer paso consiste en averiguar cuánto vale el coche en cuestión y fijar un precio de venta razonable. Esto se debe hacer de varias maneras:

    • Pide una tasación a los profesionales del sector (mecánicos, concesionarios, revendedores, etcétera).
    • Consulta a la empresa aseguradora sobre el valor real del automóvil en el mercado.
    • Averigua cuánto piden otros propietarios por vehículos similares.

    Para acertar con el precio de venta final, combina esta pesquisas. Un truco: concesionarios y aseguradoras tasan en general a la baja, mientras que los particulares lo hacen al alza. Calcula un promedio. Si lo quieres mucho más fácil, puedes utilizar nuestro tasador de coches usados, que da unos valores bastante fiables debido a la gran base de datos con la que contamos.

    Ponte en el lugar del comprador

    Cuando una persona se decide a adquirir un coche usado, no sólo desembolsa su dinero, también deposita su confianza. A diferencia de los vehículos nuevos, los coches de segunda mano tienen un pasado que el comprador desconoce. Evita las evasivas y responder a todas sus preguntas de un modo claro y veraz. Hace algún tiempo recopilamos todas las preguntas que hacer antes de ver un coche usado. Comprueba que eres capaz de responderlas todas.

    El comprador necesita conocer el historial del coche: si ha tenido uno o más dueños, si se ha guardado en garaje o a la intemperie, si ha tenido un uso laboral o familiar, si ha recibido todos los servicios mecánicos en tiempo y forma. Toda la documentación que pueda probar los cuidados será muy útil para ayudarle a decidirse. El comprador también puede conocer algunas cosas de antemano mediante el informe de tráfico.

    Aún así, es vital demostrar que se está al corriente de todos los pagos y que el vehículo ha pasado los controles de la ITV. Si se conservan las facturas de los arreglos y las mejoras, también conviene enseñarlas: favorece la transparencia y la confianza del comprador. Si te solicita probar el coche antes de comprarlo, no te niegues o parecerá que intentas ocultar algo.

    Destaca las cualidades

    Los dos criterios esenciales que inciden en la valoración de un coche son la antigüedad y el kilometraje. Estos datos siempre deben figurar en un anuncio. Otros detalles interesantes los recogemos en esta lista. Repásala y destácalos en tu anuncio por orden de importancia:

    • Marca y el modelo.
    • Saber que el vehículo no ha sufrido accidentes.
    • Tener superados todos los controles mecánicos.
    • El estado del chasis y la carrocería.
    • La cantidad de propietarios que haya tenido.
    • El estado del motor, tipo de combustible que utiliza y el consumo.
    • El estado de la tapicería.
    • Los accesorios de seguridad y confort.
    • El precio.

    Imagen

    No basta con que el coche esté bien: debe parecerlo. La limpieza, el orden y el mimo en los detalles refuerzan la sensación de cuidado. Es psicología: si el propietario se preocupa por limpiar, aspirar, encerar y perfumar su coche, también debe de ser igual de cuidadoso con los componentes mecánicos y estructurales. Además de una lavado a conciencia y una limpieza del interior exhaustiva, hay otras formas de preparar el coche para venderlo, con el fin de conseguir una mejor valoración.

    Sobre las fotos del anuncio (si es posible incluirlas), conviene hacer mínimo seis: dos para los laterales, una frontal, otra de la parte trasera, una del interior y una más del motor, con el capó levantado. Así se ve que no escondes nada. También se puede ganar puntos siguiendo estos consejos para hacer fotos a coches.

    Dónde y cómo encontrar compradores

    Amigos y conocidos

    El boca a boca es la estrategia de marketing más antigua, pero funciona. No perderás nada por comentar a tus amigos que quieres vender el coche. Cerrar un trato con un allegado da tranquilidad, pero el círculo a veces es reducido.

    Prensa general y especializada

    Publicar el anuncio en los periódicos permite llegar a más gente, mientras que hacerlo en revistas del sector es una línea directa con las personas que están interesadas en el mundo del motor. Eso sí, estos anuncios suelen ser de pago y se puede publicar poca información del coche. Este medio es cada vez menos utilizado.

    Internet

    Como seguro que sabrás, vender coche en Internet es gratis, llegas a una enorme cantidad de personas y permite incluir fotos e información detallada. Es, sin duda, el futuro (aunque hay gente que todavía no se fía). Puedes revisar aquí nuestros consejos para vender coche en Internet. Seguro que te ayudarán. Otra de las ventajas es que ya todo el traspaso del vehículo se puede hacer por esta vía gracias a herramientas como Paycar.

    Concesionarios

    Dejas el coche en manos de un profesional es más cómodo y, a menudo, más rápido. Lo malo, que suele ganarse menos dinero y hay que dejarles el coche.

    : Post publicado en abril de 2011, actualizado con imágenes y ampliado con más consejos.

    Vender coche por Internet: Puesta a punto

    Si quieres vender tu coche y has considerado que, según su depreciación y la demanda actual, es el mejor momento para hacerlo, deberías tener en cuenta algunos consejos y prepararlo para conseguir el mejor precio posible, haciéndolo atractivo para su venta.

    Fijar el precio al vehículo

    Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es el precio al que lo queremos vender. Actualmente nos encontramos en internet que cada vendedor pone un precio muy distinto a la hora de vender su automóvil, aún siendo el mismo modelo y con unas condiciones del mismo muy parecidas. Es destacable ser realista a la hora de valorar un coche, ya que son productos que sufren una alta devaluación con el paso del tiempo.
    Lo primero que debemos hacer es una comparativa de los distintos precios que se ofrecen por internet del mismo coche que el nuestro, es decir, mismo modelo, motor, antigüedad, kilometraje…

    Una vez tenemos un precio medio debemos considerar la urgencia o necesidad que tenemos a la hora de venderlo. Si nos urge es normal bajarle el precio para ser más atractivo a los posibles compradores, en cambio, si no tenemos ningún tipo de necesidad, podemos mantener un precio más elevado, pero siendo coherentes, ya que cuanto más tiempo pase el coche sin vender, más bajará su precio en el mercado.
    Desde Coches55 recomendamos ser coherentes a la hora de fijar un precio al vehículo, ya que por mucho dinero que hayamos invertido en este producto, el paso del tiempo y de las tecnologías hace inevitable que el valor vaya a la baja.
    Actualmente nos encontramos vehículos que con una equipación de serie, tiene más prestaciones que modelos que se adquirieron con las mejores “full equipe” años atrás.
    Por último, siempre recomendamos consultar con algún mecánico de confianza, ya que estos tienen muchos conocimientos del mercado de segunda mano y que precios pueden ser competitivos a la hora de vender nuestro vehículo.

    Revisión, modificaciones o cambio de piezas

    Una vez hemos fijado un precio razonable para ofertar en internet, tendremos que tener el coche en el mejor estado posible, dentro de las necesidades básicas hasta las posibilidades económicas. Lo más importante es el estado del coche, por lo que el primer paso consistirá en hacer una revisión: comprobar la presión de los neumáticos, el nivel de aceite y de los líquidos de frenos, limpiaparabrisas y refrigeración, etc.

    Existen cierto tipo de reparaciones que aparecen con el paso del tiempo y el uso del automóvil, como es el caso de la distribución, embrague o discos de freno. Si queremos que obtener una venta rentable, seguramente el comprador exija que las condiciones del coche, así como estas piezas, esten en las mejores condiciones posibles, ya que su sustitución conllevan un gasto añadido.

    Para finalizar este aspecto lo podremos resumir en que cuanto menos dinero tenga que invertir el posible comprador en un futuro, más elevado será el precio que esta dispuesto a pagar por el coche. Si tenemos a un mecánico de confianza que nos puede hacer este tipo de acciones y a un precio más asequible, obtendremos unas mejores condiciones frente al resto de vendedores.

    Limpieza

    Es sabido que toda persona, cuando adquiere cualquier producto, valora mucho el estado en el que se encuentra y que la imagen sea la más idonea posible. Por ese motivo el vender un coche de segunda mano que se observe cuidado y limpio es un aliciente a la hora de encontrar comprador. Hay que tener en cuenta estos factores.

    Limpiar por fuera

    Los lavados periódicos influyen en el aspecto y el estado del coche, pero su limpieza exterior es fundamental para conseguir un buen precio por su venta.

    Para comenzar, podemos intentar arreglar los desperfectos que pueda tener el coche, bien pasando por un taller si es más visible o mediante métodos de reparación con productos específicos si se trata de pequeños rasguños.

    Una de las partes más “conflictivas” son los bajos del coche, ya que son los que más expuestos quedan a la suciedad durante la conducción. Podemos empezar por las llantas. ¿El motivo? Necesitan productos más fuertes que pueden empeorar el brillo y el color y que podrían afectar a la limpieza de otras zonas si las hubiéramos tratado previamente.

    Es entonces cuando podemos pasar a limpiar el resto de la carrocería y sin olvidar los pequeños detalles como pueden ser los logotipos, las matrículas o los faros. Si fuera necesario, consideraríamos aplicar una capa de cera a la pintura del coche para mejorar notablemente su aspecto. Finalizaríamos la limpieza con los cristales por la parte exterior, utilizando los productos específicos adecuados.

    Limpiar por dentro

    Desde luego, lo más visible de un coche es la parte exterior, pero no debemos olvidar de limpiarlo a fondo por dentro.

    Lo primero siempre será despejar el interior de todos los objetos que hayamos ido dejando ahí, ya que dificultarán la limpieza, como pueden ser papeles, discos, monedas… Si algo debe quedarse en el coche, lo mejor será colocarlo en el compartimento correspondiente. Ya de por sí este orden da una imagen de limpieza, pero hay que continuar tratando nuestro coche. Para ello, deberíamos utilizar el aspirador, que nos permitirá acabar con los restos de, por ejemplo, comida, la suciedad que haya entrado a través de nuestros zapatos o el polvo que haya en el habitáculo.

    Hay que hacer especial hincapié en los asientos, las bandejas y compartimentos, los cuales a menudo solemos olvidar, pero que pueden marcar la diferencia. Una buena idea es comenzar por la bandeja portaobjetos y los asientos traseros, para pasar después a los delanteros. Si los asientos son abatibles, puede aprovecharse esta característica para limpiar en profundidad hasta el último rincón. En cuanto a las alfombrillas, lo mejor es quitarlas para limpiarlas con mayor facilidad, pudiendo utilizar agua o productos específicos, en función del material con el que se hayan fabricado.

    También debemos limpiar zonas como el salpicadero (para lo cual existen sprays específicos, aunque servirá también con una toalla humedecida), las palancas y mandos, etc. Si ya que estamos de limpieza decidimos que nuestro coche quede impecable, partes a las que prestar atención son el freno de mano, los anclajes de los cinturones o las rejillas. Finalizaremos la limpieza con el maletero y los cristales por la parte interior.

    Documentación

    Además, aunque el comprador, concesionario o centro de compra realice su propia revisión, necesitarás demostrar que tu vehículo ha sido tratado con el debido cuidado. Una de las mejores pruebas para certificar este uso es la documentación del auto de la que dispongamos, de manera que verifique su historial y estado actual, estando todo en regla. Por ejemplo, se hace esencial que hayamos pasado correctamente los controles de la ITV que nos marca la DGT, que nuestro coche tenga el permiso de circulación y el último impuesto de circulación, que esté al corriente de pago de los impuestos que correspondan, que tenga seguro, etc.

    Tenemos que localizar el libro de mantenimiento con todas las revisiones expresadas en él, y también las facturas de mantenimientos, arreglos, revisiones y reparaciones. Esto implica un acto de transparencia y demuestra que el historial mecánico de nuestro auto es el adecuado, por lo que una buena idea para mostrarlo con mayor facilidad es organizarlos cronológicamente y corroborando que cada acto de mantenimiento se realizó en el momento que constaba.

    Si recibimos alguna pregunta acerca de nuestro vehículo, debemos responderla de forma clara y explicando la situación real, lo que supondrá un aumento de la confianza por parte del comprador.

    Una garantía de calidad siempre es un valor añadido a la hora de comprar un automóvil, por lo que ofrecer estas documentaciones hará que los trámites sean más rápidos. Si decidimos venderlo a un concesionario o establecimiento autorizado, ellos realizarán, de igual modo, las revisiones oportunas, por lo que supone una mayor tranquilidad para el que vaya a ser el próximo dueño de nuestro coche.

    Aunque siempre hablamos de cifras de ventas de coches nuevos, lo cierto es que los coches de segunda mano mueven muchas más unidades, en torno al doble. Esto quiere decir que hay muchos compraventas, pero también muchos particulares que van a vender su coche. A la hora de vender tu coche de segunda mano es importante tener en cuenta una serie de consejos que nos pueden ayudar a desprendernos más rápido del coche o de obtener un mayor ingreso con la venta.

    A la hora de vender nuestro coche tenemos que competir contra muchos otros vendedores con coches similares al nuestro, además de lidiar con compradores que nos sacarán pegas para obtener el coche más barato. Estos consejos nos pueden ayudar a vender nuestro coche más rápido, pero también a obtener más dinero a cambio del mismo.

    Limpia a fondo el coche

    Aunque sea a máquina, pero lavalo bien

    La primera sensación es la que cuenta. Un coche limpio siempre tendrá mejor aspecto que uno sucio. Limpiar a fondo nuestro coche a la hora de hacerle las fotos y de enseñárselo a un potencial comprador es muy importante. Limpiar a fondo la carrocería, los cristales y las llantas hará que nuestro coche figure reluciente ante los ojos del comprador. Pero, lo importante está por dentro, para algunos. No hay que descuidar el interior y conviene aspirar bien las alfombrillas y las moquetas, quitar el polvo, limpiar los cristales por la cara interna y si está sucia, limpiar la tapicería. Si los asientos son de cuero, un tratamiento hidratador y limpiador hará que se vean como nuevos.

    Sustituye los elementos deteriorados

    Normalmente cuando vamos a vender un coche, lo último que queremos es gastarnos dinero en el. Pero hacerlo puede implicar que a la hora de venderlo obtengamos más beneficio. Si tienes pequeñas piezas del exterior rotas, como alguna moldura, reemplazarla puede ser una buena idea. Según cual sea el coche, podrás encontrar el recambio en un desguace a un precio muy económico. Por ejemplo, si los faros delanteros están amarillos y necesitan ser pulidos, comprar un juego de faros puede dotar a nuestro coche de un aspecto radicalmente distinto.

    Cuidar el aspecto interior, más allá de la limpieza, también es importante. Es probable que nuestras alfombrillas estén gastadas. Cambiarlas rejuvenecerá el aspecto visual del interior. También podemos encontrar algunas piezas del interior, como botones o molduras, que puedan acusar un desgaste excesivo y puedan ser sustituidas recurriendo a los desguaces.

    Hazle unas buenas fotos

    Tomate tu tiempo en hacerle unas buenas fotos al coche que quieras vender de segunda mano. No las hagas rápidamente en el parking de un supermercado, estando aparcado en la calle o a oscuras en el garaje. Con el coche limpio, busca un lugar neutro o atractivo donde hacer las fotos. El entorno adecuado puede resaltar nuestro coche y hacerlo más apetecible y llamativo al comprador.

    Anuncia tu coche de segunda mano en Internet

    En Internet hay muchos coches como el tuyo, haz que tu coche destaque con estos cinco consejos

    Internet es nuestro aliado a la hora de vender un coche. Nos permite llegar a infinidad de clientes de todas partes. Es importante publicar el anuncio del coche en el mayor número posible de webs de anuncios clasificados. Tendremos que hacer uso de esas fotos espectaculares que hemos tomado con el coche limpio, pero, no lo estropeemos todo en el último momento…

    Es importante hacer una descripción detallada y meticulosa del coche. Inspirará confianza. Pero sobre todo, habrá que tener una gramática impecable, sin fallos ortográficos ni frases sin sentido. Cuidar este aspecto es fundamental, ya que muchos compradores potenciales filtran así que coches les inspiran o no confianza. También es importante clasificar bien nuestro anuncio, teniendo en cuenta nuestra localidad y las características del vehículo como la marca, el modelo o el combustible. Si cuesta vender el coche, mantener el anuncio actualizado es vital.

    Y por supuesto no se nos puede olvidar la parte del precio. Hay que poner un precio que sea interesante para los futuros compradores pero también para nosotros como vendedores. Si no tienes referencias sobre lo que puede valer tu coche, te recomendamos usar un servicio tasador de coches. En internet existen varias opciones con las que podrás conseguir un precio realista para tu coche en apenas unos minutos.

    ¿Vendes tu coche?

    Vender coche es un proceso complejo. El mercado de coches de segunda mano es cada vez más amplio y complejo en España, hasta el punto que mucha gente no se anima a vender su coche usado por desconocimiento o miedo a hacerlo mal. Sin embargo, vender coches de segunda mano es realmente fácil si sigues esta serie de pautas:

    ¿Dónde vender mi coche?

    Si quieres vender tu coche, la gente debe saber que el coche está en venta. Más allá de contárselo a tus familiares y amigos, hoy en día el modo más sencillo para llegar a más personas es anunciar el coche en Internet. En coches.com podrás anunciar tu coche de forma muy sencilla y totalmente gratis.

    ¿Cómo anunciar mi coche?

    Vender coche de segunda mano en Internet, entre miles de anuncios, no es una tarea fácil, sobre todo cuando urge venderlo. El anuncio de tu coche de segunda mano debe destacar entre el resto. Para ello, cuentas con varias armas:

    Precio

    En coches.com recibimos muchas llamadas de gente que nos pregunta “quiero vender mi coche, cuánto dinero pido? Para ayudar a la gente a saber cuánto vale su coche usado hemos creado un tasador de coches de segunda mano único en España, que te informará de cuánto se pide por vehículos similares al tuyo. No te pedimos ni un nombre, ni un mail… Solamente has de introducir el modelo, motor y kilómetros del coche para saber cuánto se está pidiendo en el mercado por coches similares.

    Fotos

    Como reza el dicho, una imagen vale más que mil palabras y, a la hora de vender coche, esto es más cierto que nunca, pues la gran mayoría de ocasiones es lo que decide al comprador entre contactar con un vendedor y no con otro. Cualquier interesado podrá ver, de un solo vistazo, cómo es el coche de segunda mano en venta. Tanto por fuera como por dentro. Publica al menos cuatro fotos del exterior, desde todos los ángulos y varias del interior, con especial atención a los detalles que consideres importantes (una del cuentakilómetros) y al menos una del motor.

    Texto

    Para vender tu coche de segunda mano es importante que cuentes sus puntos fuertes. Resalta en el texto del anuncio del coche que vendes cualidades de su conservación y mantenimiento a lo largo del tiempo, así como todos los extras interesantes en su equipamiento.

    Actualizado

    Los primeros anuncios que descartan los compradores son aquellos que llevan más tiempo publicados. Por dos motivos. Dan la impresión de que quien vende el coche se ha olvidado de que lo tenía anunciado (cuando ya lo ha vendido) o que el precio de venta del coche usado es tan desorbitado que no consigue venderlo.

    Es cierto que la mayoría de conductores que quieren vender coches usados no son vendedores profesionales. Lo mejor es no pensar en ello, ser paciente y creer en ti mismo y en el producto que quieres vender. Después de repasar los argumentos de venta de tu coche y en las recomendaciones que te damos, vender un coche de segunda mano será coser y cantar.

    Cómo vender un coche de segunda mano rápido

    ÍNDICE

    Vender un coche de segunda mano puede generar distintos miedos y ser un proceso tedioso y complejo, especialmente si no se sabe cómo hacerlo y qué recomendaciones tener en cuenta. Además, en España este mercado es cada vez más amplio y competitivo, con lo que surgen dudas sobre las posibilidades que se plantean. El primer paso es saber dónde y cómo venderlo, por lo que se consideran alternativas como los concesionarios, los negocios de compraventa, los anuncios en periódicos o físicos y las opciones que ofrecen Internet y las redes sociales.

    Vender coche de segunda mano por internet.

    Existen muchos modos de vender un coche por Internet y suele ser uno de los medios más eficaces por el alcance que tiene. Se basa en una evolución de los medios tradicionales, de modo que por este canal se pueden conseguir ventas entre particulares o a concesionarios y compraventas, aunque supone algunos riesgos.
    En la actualidad, se ha generalizado el uso de Internet como un medio eficaz para la compra y la venta de todo tipo de artículos. Entre ellos, los coches de segunda mano ocupan una posición especialmente relevante, con un amplio mercado y ofertas muy competitivas.
    La venta de coches de segunda mano por Internet, por lo general, tiene dos vertientes: la privada y la de compraventa.
    La venta privada suele basarse en la publicación de anuncios que detallan las características del automóvil en portales de gran difusión, buscando que reciba visitas hasta dar con el comprador adecuado. Habitualmente en estos casos se termina invirtiendo más tiempo y esfuerzo, lidiando con diferentes negociaciones. Todas estas comunicaciones suelen publicarse en webs de clasificados, bien sean generalistas (con todo tipo de productos) o específicas de coches de segunda mano. A pesar de que en estas últimas suele haber más competencia, generalmente son más útiles porque permiten contactar con personas realmente dispuestas a finalizar una compra. La base del negocio de estas páginas suele encontrarse en una comisión por intermediación u otros gastos, aunque algunas permiten la publicación del anuncio a cambio de un pago, a pesar de que al inicio haya podido ser gratuito.
    Los negocios de compraventa y los concesionarios han adaptado sus servicios de compra a los nuevos tiempos, actuando también como intermediarios, pero facilitando y simplificando el proceso para el vendedor.
    Así, estas son evoluciones de los métodos tradicionales (por ejemplo, los anuncios en periódicos para la venta privada o acudir a un concesionario o entidad de compraventa de manera física), pero también han surgido modelos propios de este entorno digital, como pueden ser los comparadores de ofertas o incluso plataformas que reúnen las propuestas realizadas por concesionarios y otras entidades para facilitarle al usuario el trabajo.
    En Internet también es recomendable utilizar las redes sociales para aumentar la visibilidad del coche, avisar a los conocidos que puedan estar interesados e incluso contactar con potenciales compradores.
    Las principales ventajas de vender por Internet son:

    • El proceso suele ser más barato que el tradicional o incluso gratuito, tanto en la publicación de anuncios como en los negocios de compraventa.
    • Permite ofrecer información en profundidad del vehículo y añadir fotos, de modo que la tasación de la compraventa sea más ajustada o el comprador pueda hacerse una idea previa.
    • Es más probable que, si se trata de un anuncio, sea visto por más personas.
    • Ofrece la comodidad de iniciar el proceso desde casa, sin tener que ir colgando anuncios físicos o visitando los distintos concesionarios y oficinas dedicadas a este fin.

    Sin embargo, también supone algunos inconvenientes, principalmente la aparente falta de seguridad que se enfrenta y las numerosas negociaciones que no terminan de concretarse.

    Vender un coche de particular a particular.

    La venta de coches de segunda mano entre particulares es una de las más usadas por el beneficio económico que supone, aunque tiene inconvenientes como la lentitud del proceso o la inseguridad que existe ante posibles fraudes.
    La venta de un coche entre particulares suele ser una de las primeras ideas que tiene quien quiere realizarla y se trata de una práctica muy extendida. Si el conductor se decanta por este método, debe tener en cuenta todas sus características y lo que conlleva.
    La venta entre particulares suele realizarse a través de portales de anuncios en Internet. La principal ventaja es el precio de venta, que suele ser superior al que se consigue con entidades especializadas, otorgando un mayor beneficio económico a ambas partes. Sin embargo, esta diferencia económica, en muchos casos pequeña, puede no resultar conveniente si se compara con las desventajas de la venta entre particulares.
    El primer inconveniente de vender el coche usado a un particular es el tiempo que se tarda en dar con el comprador adecuado, que suele ser más elevado y, aunque puede durar menos, suele estar entre los 45 días e incluso llegar a ocupar 6 meses. En algunos casos esto puede suponer una grave carga. Además, no solo se pierde tiempo esperando al cliente, sino que hay que invertir parte de él en rellenar numerosos documentos y realizar otros trámites. En algunos casos, las entidades se encargan de esto, por lo que la simplicidad que otorga puede ser rentable.
    Además, las ventas privadas suponen un riesgo, el de no saber con certeza con quién se está tratando y la posibilidad de sufrir engaños o estafas. Si bien estos peligros son más habituales por parte del vendedor, cuando se anuncia un coche hay que estar alerta. En primer lugar, debería hacerse una filtración de los compradores que parecen más fiables o que muestren un interés real, evitando aquellos que soliciten rebajas disparatadas desde el principio o que digan querer el coche sin haber expuesto ninguna duda o pregunta acerca de él. A la hora del pago, se recomienda que sean por cheque bancario, de modo que se pueda comprobar su identidad y que el dinero haya sido enviado desde su cuenta.
    Una vez que se haya acordado la venta con un comprador, el vendedor debe encargarse de distintas gestiones, como pueden ser realizar el contrato, entregar la documentación, transferir el vehículo, etc. Una vez finalizado, también es necesario comprobar que el cambio de titularidad se ha cumplido exitosamente. Todo ello lleva tiempo.
    Si, tras la venta, existiera algún tipo de problema con el coche, el vendedor debería afrontar responsabilidades, pues en estos casos el Código Civil determina una garantía durante los 6 meses posteriores a la venta ante vicios ocultos. Esto significa que si un problema ha quedado especificado en el contrato y el comprador ha accedido a la venta, no podrá presentar ningún tipo de reclamación. Si, por el contrario, los defectos no eran visibles, pero son demostrables, el comprador puede pedir que se disuelva el contrato o que se modifiquen los términos, con la consecuente rebaja del precio. Si el vendedor conocía estos desperfectos previamente, también se puede solicitar una indemnización por daños y perjuicios.

    Vender coche a compraventa.

    La venta de un coche usado a un compraventa o concesionario es rápida, segura y suele conllevar menos esfuerzo, aunque a cambio suele suponer una reducción del beneficio.
    Vender el coche de segunda mano a un concesionario o compraventa es una opción sencilla que tiene diversas ventajas. En primer lugar, el tiempo que se tarda hasta la venta se reduce drásticamente, pudiendo formalizarse incluso en el mismo día de su tasación. Además, el esfuerzo que supone es mucho menor, pues son estos profesionales los que se encargan de su futura venta, habiendo entregado ya una cantidad determinada al vendedor.
    Como su fin último es ser vendido de nuevo a un tercero, el precio ofrecido puede ser inferior de aquel que se estimaba en un principio. Es decir, quien vende el coche es consciente de que la entidad le oferta una cantidad menor de aquella por la que lo volverá a vender. Sin embargo, esta reducción del precio no se basa solo en los márgenes de beneficios que quiera conseguir la empresa, sino que hay que considerar que el vehículo pasará a su cargo y, por tanto, el vendedor no tendrá que preocuparse de publicar innumerables anuncios ni de contactar y negociar con los posibles compradores, ahorrando así mucho tiempo y esfuerzo.

    Trámites y documentación necesaria para vender un coche.

    Para vender un coche, este no debe tener ninguna carga (como multas o impuestos no pagados) y debe haber pasado la ITV. Es clave tener el contrato de compraventa y cambiar la titularidad tras la venta.
    Cuando se vende un coche, ya sea a un particular o a un concesionario o compraventa, hay que llevar a cabo diversos trámites y contar con la documentación necesaria, de modo que todo sea correcto. Esto puede generar muchas dudas y volverse difícil, especialmente si se desconocen los requisitos.
    Primero es necesario comprobar que los pagos están al día. Esto se puede consultar de manera completa solicitando un informe de antecedentes en la DGT, que mostrará las cargas pendientes del coche (como multas o impuestos no pagados). Por tanto, hay que comprobar y tener a mano:

    • Multas pendientes o embargos por impago, en cuyo caso no se podrá vender el coche.
    • Impuesto de circulación (o Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica) del año anterior liquidado, que certifica que está dado de alta y, por tanto, puede circular.
    • Certificado de vigencia de la ITV, así como la tarjeta de inspección técnica que se deberá entregar al comprador.
    • Libro de mantenimiento como recomendación, certificando el estado del vehículo y su kilometraje.

    Redactar el contrato de compraventa:

    El contrato de compraventa es el documento más importante en este proceso, pues avala y deja constancia de la transacción. Es necesario tenerlo firmado, junto a un documento que identifique al comprador, antes de la entrega del vehículo.
    En él debe aparecer la identificación e información personal de los involucrados (comprador y vendedor), la información sobre el acuerdo (precio y condiciones) y sobre el vehículo y la firma de ambas partes.
    Es recomendable especificar la fecha, hora y minuto exacto de la venta. Esto se hace para evitar que las multas de radares fijos y por la ITV le lleguen al vendedor hasta que se efectúe el cambio de titularidad.

    Seguro del vehículo

    El vendedor decide si mantiene el pago de la póliza o si lo cancela, avisando con antelación a la compañía aseguradora.

    Cambio de titularidad

    Para que la compraventa esté en regla y sea aceptada, se debe realizar el trámite de cambio de titularidad del coche o transferencia en el Registro de la Dirección General de Tráfico.
    El vendedor debe comunicar este cambio (notificación de venta) en la Jefatura de Tráfico en un plazo máximo de 10 días tras el acuerdo entre ambas partes. Para ello, debe entregar los siguientes documentos:

    • Certificado del pago del impuesto de transmisiones patrimoniales en la Agencia Tributaria.
    • Contrato de compraventa y toda la documentación del vehículo.
    • Identificación de ambas partes (copia del DNI), bien sea acudiendo tanto comprador como vendedor o utilizando un justificante con su firma.
    • Justificante del impuesto de circulación pagado.

    Por su parte, el comprador tiene 30 días para pedir la transferencia o renovación del permiso de circulación.

    ¿Hay que permitir negociación en el precio?

    Negociar o no el precio depende de diversos factores, aunque entre particulares es algo muy habitual, especialmente si la venta es urgente. Con concesionarios o compraventa no suele existir negociación por el carácter profesional de los mismos y los márgenes que necesitan respecto a la tasación.
    Prácticamente toda venta de un coche de segunda mano suele conllevar una negociación, o, como mínimo, un intento de realizarla. En estos momentos, conviene preguntarse si es recomendable acceder a la negociación y reducir el precio o mantenerlo como está, aun si con ello existe riesgo de que no se formalice la venta.
    Cuando se acude a un negocio de compraventa o al propio concesionario, hay que tener presente que se trata de profesionales. Efectivamente, la oferta que realizarán será de una suma menor a aquella por la cual lo venderán posteriormente, pero no suele distar mucho del valor actual en el mercado. Así, aunque el margen de beneficio pueda ser menor que con la venta directa a un particular, la negociación con estos expertos no suele dar frutos. Por ello, es más interesante comparar las ofertas que pueden ofrecer diversas entidades de este tipo para aceptar la más conveniente.
    En lo que a particulares se refiere, los compradores casi siempre intentarán reducir el precio inicial que se pide por el coche. Lo habitual es aceptar y negociar el precio, teniendo en cuenta que el solicitado en un primer momento preveía este tipo de situaciones, aumentándolo en cierta cantidad que sirviera de margen. Sin embargo, que el vendedor decida negociarlo o no depende de diversos factores.
    Se parte de la idea de que, cuando un comprador propone una bajada de precio, suele justificarlo con motivos como que sea superior a la media del mercado, que tenga algún desperfecto o avería, etc. Si se dieran estos casos, lo más habitual sería permitir la negociación, que en muchos casos es equivalente (o una parte) de la necesaria para efectuar las mejoras y los arreglos.
    Hay ciertos casos en los que la bajada de precio termina por ser algo prácticamente imprescindible, normalmente vinculados a la urgencia que se tenga por venderlo o por conseguir dinero (aunque sea menos). Otros ejemplos son que el vehículo apenas tenga demanda y, por tanto, no haya muchas posibilidades de que alguien ofrezca un precio mejor.
    Si se decide que el precio fijado es justo y no se va a negociar, lo mejor es hacer ver a la otra persona los motivos que han llevado a determinar esa cifra y no otra. Esto es, mostrarle el buen estado de mantenimiento y todas las bondades del coche, de modo que entienda que, aunque haya otros del mismo modelo por precios inferiores, su calidad no será la misma.
    Sea como sea, si se va a dar paso a una negociación es conveniente que se sepa cómo hacerla y mantener buena parte del beneficio deseado. No siempre interesa la propuesta, con lo que, de no ser necesario, es preferible no vender el coche a venderlo de un modo poco satisfactorio. Existen más compradores y otros métodos que pueden acercarse más al precio solicitado, por lo que lo importante es llevar a cabo la venta razonando y analizando detenidamente todas las alternativas.

    Carlos Cano

    Apasionado del motor, las motos, viajar y la fotografía. Empecé mis andaduras en el mundo del motor con un Peugeot 106 y una KTM.

    Leave a Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *