Como se mide el diámetro de una sarten

Contenidos

Diferencias entre ternera, vaca y buey y cómo aprender a distinguirlas

La enorme variedad de tamaños y medidas en los que se encuentran sartenes y woks puede generarte dudas acerca de cuáles son los más apropiados para tus necesidades. Todo depende de la cantidad de comida que quieras preparar con ellos, desde una cena para uno a las comandas profesionales de un restaurante, y de la amplitud de los fogones o las superficies donde vayas a ponerlos al fuego.

La medida estándar para señalar el tamaño de una sartén o un wok es su diámetro. A veces, eso genera dudas. En los woks siempre, por la forma cóncava de sus paredes, y con mucha frecuencia en las sartenes, el tamaño de su circunferencia es menor en la base que en la boca. ¿A qué se refiere entonces la medida que aparece en la descripción del producto? Siempre a la circunferencia mayor, es decir, a la boca.

Cada marca tiene sus propias medidas. En el catálogo de Magefesa encontrarás medidas para adaptarse a todas las necesidades. Empezamos con los modelos más pequeños, de 14 centímetros de diámetro, y la gama crece a partir de ahí. Encontrarás sartenes de 16, 18, 20, 22, 24, 26, 28 y 30 centímetros, además de modelos más amplios, pensados para cocinas profesionales, de 32 y 36 centímetros.

Dónde usar tu sartén o wok

A la hora de elegir y comprar un wok o una sartén, hay que tener en cuenta sobre qué superficie vas a usarla. Para que el calor se reparta deprisa y de manera uniforme sobre toda su superficie, la base debe estar en contacto completo con la fuente de calor. Por lo tanto, antes de decidirse por un tamaño, no está de más medir el diámetro del fogón o la placa sobre los que se va a utilizar. Las cocinas de inducción más modernas son inteligentes y calculan solas cuánta superficie ocupa cada recipiente, pero no siempre es el caso con otro tipo de fuentes de calor. Acertar en el tamaño de la sartén ahorra energía y tiempo. La gama Total Induction de Vitrinor da fe de ello.

Una sartén muy grande y con las paredes altas solo es necesaria para un profesional o para alguien que, por cualquier razón, vaya a preparar una cantidad muy grande de comida.

Cuando se desea saber cómo se mide diámetro de una figura se debe reconocer al mismo sobre la propia figura, generalmente éste es un elemento característico de las circunferencias. Sin embargo, esta no es una excluyente para otros casos, por lo que se deben evaluar las características de cada figura.

El segmento denominado como el diámetro posee sus extremos a nivel superficial, por lo que su medición se realiza de forma plana, es decir que no posee ninguna dimensión. Esta característica permite que la apreciación del diámetro pueda darse en elementos con volumen y en otras figuras arbitrarias en las cuales pueda establecerse esta apreciación.

¿Que es el diámetro y cuanto mide?

El diámetro es conocido como un elemento de la circunferencia, su longitud, tamaño o magnitud estará definido como un segmento o línea recta que conectará dos puntos opuestos de la figura. Este segmento deberá conectarse también con el punto medio o centro de la figura en cuestión.

Sin embargo aunque la definición de diámetro y el cómo se mide diámetro son iguales para cualquier elemento circular, es importante conocer los métodos de medición apropiados para otras figuras que no evoquen la forma de circunferencia. La magnitud de medición del diámetro se hará únicamente en unidades de medición lineales, como metros o pulgadas.

¿Cómo se mide el diámetro de un tubo?

En un tubo el diámetro posee dos variaciones que deben tomarse en cuenta cuando se están realizando instalaciones sanitarias o eléctricas, con la finalidad de tener la mejor exactitud en las mediciones.

El diámetro interno

Está determinado por el tamaño interno de la circunferencia por lo que este diámetro será siempre de menor longitud al diámetro externo de la tubería o diámetro comercial.

El diámetro externo

La magnitud de este diámetro en un tubo estará determinado por la sumatoria del diámetro interno y el espesor del tubo multiplicado por dos, debido a que se debe considerar todo el recubrimiento constante de las paredes del tubo.

El conocimiento de la existencia de estos dos diámetros es de gran importancia, especialmente cuando se desea comprar un tubo o realizar una instalación con ellos. Esto se debe a que permitirá establecer cuál será el espacio o volumen útil del tubo, de manera tal que se realice un uso óptimo del mismo.

¿Cómo se mide el diámetro de una esfera?

Para medir el diámetro en una esfera se pueden tomar dos alternativas: La primera alternativa es mediante la aplicación de la fórmula geométrica de x² + y² = r², donde x es la proyección horizontal, y es la proyección vertical y r el radio de la circunferencia, sabiendo que r² será igual al diámetro.

La segunda alternativa es casera e implica tener la esfera en posesión. Se debe tomar un hilo y rodear toda la esfera con él, luego se recorta el mismo, justo en el punto donde se interceptan generando una longitud. Luego se dobla el hilo obtenido a la mitad y así se genera el diámetro efectivo de la esfera.

Diámetro de una circunferencia: Fórmula

El diámetro de una circunferencia está definido según una fórmula geométrica denominada, d= 2r , donde d es el diámetro y r será el radio de la circunferencia. Sin embargo, este cálculo permite variaciones en caso de no disponer de ciertos datos, por lo que se pueden aplicar algunas fórmulas para conocer alguna de las variables:

  1. P= dπ lo que es igual a P= 2rπ siendo P el perímetro.
  2. A= (πd²)/4 o su equivalente A= r²π donde A es el Área.

¿Cómo se mide el diámetro de un sartén?

Al comprar un nuevo sartén es importante conocer el diámetro del mismo, ya que este define la superficie de utilidad que posee, para medirlo todo lo que se debe hacer es medir el fondo o plato del sartén. El plato es la parte plana del sartén en la que se apoyan los alimentos. La unidad en la que se realice la medición puede ser la que sea de comodidad para ti.

Conocer cómo se mide diámetro puede parecer innecesario, sin embargo, el dominio sobre esto permite establecer un mejor manejo sobre determinados objetos en la vida diaria siendo éste el caso que aplica en cuanto al uso del sartén típico de cocina o los tubos que se emplean de manera habitual. Es importante conocer que estos ejemplos pueden extenderse a otros objetos con forma circular.

Ahora que ya sabes cómo se mide el diámetro realiza la prueba en casa y sigue explorando los excelentes datos en relación a instrumentos de medición.

Sartén Titanio Inducción Woll de 20, 24, 28 y 32 cm de diámetro y 5 cm de alto

Sartenes induction line de Woll

Las sartenes Woll induction line son productos diseñados para cocinas de inducción, de altísima calidad, fabricados en Alemania con tecnología avanzada y un acabado artesanal, personal. Cumplen las certificaciones del Instituto Federal Alemán de Sanidad.

Las sartenes están revestidas por un acero especial, patentado por Woll, que favorece que los flujos de calor se distribuyan uniformemente en toda la superficie, sin acumulación de calor en la base.

Especiales para cocinas de inducción

Las sartenes son extremadamente robustas y conservan el calor distribuyéndolo uniformemente en toda su superficie. Su capa antiadherente permite reducir el uso de aceites o grasas en la cocción.

Aunque diseñadas para cocinas de inducción también pueden utilizarse en vitrocerámicas y hornos eléctricos.

Mango extraíble

Los mangos son extraíbles así que puedes guardarlas de forma más cómoda, se facilita la limpieza y convierten a la sartén en una cazuela que puede ir al horno.

Limpieza y cuidado

La serie woll induction line es de muy fácil y rápida limpieza, basta con un poco de detergente y agua caliente.

Relación entre el diámetro y la medida de los fuegos

Diámetro Alto Fuegos de hasta
20 cm 5 cm 14 cm
24 cm 5 cm 17.5 cm
28 cm 5 cm 21 cm
32 cm 5 cm 24 cm

Si quieres sopesar otras opciones en nuestro blog hemos preparado una entrada sobre qué sartén antiadherente comprar con más opciones para que elijas la más adecuada para ti.

Llega un momento en el cual empiezas a plantearte que tipo de contaminantes te estás metiendo en el cuerpo sin saberlo. En este caso trataremos los distintos tipos de sartenes y sus recubrimientos, para llegar a una forma no tóxica de cocinar nuestros alimentos.

Al cocinar en una sartén no solo podemos contaminar el alimento con sabores extraños sino que también partículas tóxicas pueden desprenderse de esta y adherirse a la comida o pasar al aire si sometemos a la sartén a unas temperaturas demasiado altas.

1. Sartenes con teflón: estas son las que tienen un uso más extendido, pero no por ello son las más seguras o recomendadas, de echo no son ecológicas ni seguras. El teflón puede desprender gases nocivos a altas temperaturas y en él encontramos un subproducto denominado ácido perfluorooctanoico (PFOA) que ha resultado peligroso para la salud y el cual se relaciona con el cáncer, la infertilidad y trastornos inmunitarios; además resulta ser un elemento no biodegradable que sigue causando problemas de contaminación en nuestras aguas (hay un compromiso por parte de DuPont para sustituir este elemento químico antes de 2015).

2. Sartenes de aluminio: las de este material son perjudiciales para la salud y deberías desechar cualquier otro tipo de cacerola u olla en la que cocines cuanto antes.

3. Sartenes de hierro fundido/colado: este material tiende a oxidarse y a intercambiar sabores con los alimentos, además se desprende hierro que pasa a los alimentos. Para cocinar de forma correcta en estas sartenes es necesario crear una capa antiadherente en forma de grasa, por lo que se recomienda lavarlas solo con agua. Esto realmente no parece muy saludable ya que se está creando una acumulación de residuos que se recalentará y quemará innumerables veces.

4. Sartenes a la piedra: es solo un nombre que se le da debido a su recubrimiento, no es que sean de piedra. La diferencia es que están libres de PFOA por lo que no perjudican al medio ambiente ni a nuestra salud. Son resistentes y duraderas, gracias a su recubrimiento cerámico.

Ibili 440026 – Natura Piedra
Diámetro 26 cm
Libre de PFOA
Precio: Precio de lista no disponible 20,95 EUR
129 opiniones

5. Sartenes cerámicas: en los últimos tiempos se han puesto bastante de moda y pueden encontrarse en muchos centros comerciales, pero la mayoría no son reales ya que el recubrimiento es de baja calidad y simplemente se le ha aplicado una fina capa de pintura con base de cerámica. Esto hace que al poco tiempo la capa antiadherente se dañe y empiece a desprenderse, mezclándose de esta forma con los alimentos.
Siempre deberemos buscar sartenes de cerámica maciza; Neoflam® posee la patente de estas sartenes y su distribuidor en España es Darna, no generan tóxicos como el PFOA.

6. Sartenes de acero inoxidable: son de las más seguras, no desprenden contaminantes ni dejan sabores extraños a los alimentos. Por otra parte resultan ser de las más resistentes y duraderas, incluso puedes trabajar con utensilios de metal sin que esta sufra daños importantes.

El truco para cocinar en ellas sin que se peguen los alimentos es precalentarlas y hacer lo mismo con el aceite (sin quemarlo), si pones alimentos con la sartén fría se pegarán. El único inconveniente que he encontrado es menor, ya que no son aconsejables para personas alérgicas al níquel ya que en la composición del metal suele haber un 8 o 10%.

Al final yo me decidí por la sartén de acero inoxidable Profi de WMF y pasados casi dos años desde su compra, estoy muy contento. La grande (28cm) está entre los 52 y 69€, a mi me costó 63€. Puedes comprarla en Amazon que es donde más barata la encontré.

7. Sartenes de vitrocerámica: estas serían también una buena opción, ya que no desprenden tóxicos ni reaccionan frente a los ácidos de los alimentos, siempre escogeremos las que no estén esmaltadas. La desventaja es que no son útiles para freír ni pueden usarse en cocinas de inducción.

8. Sartenes de Thermolon: su recubrimiento antihaderente no es tóxico, pero es algo muy reciente por lo que puede que en unos años se diga lo contrario. El uso de esta sartén es similar a las de teflón y su recubrimiento puede rayarse si no se usan los utensilios indicados.

9. Sartenes de titanio: estas sin lugar a dudas son las más seguras, ya que al estar compuestas de un material inerte este no perjudica nuestra salud. En cuanto a durabilidad y resistencia es mayor a todos los materiales anteriormente mencionados, también su precio será superior (Eurolux, Skk o Woll son las marcas más reconocidas).

Consejos

  • Cocinar los alimentos a bajas temperaturas, quemar los alimentos también es perjudicial.
  • No conservar alimentos en estos recipientes durante largos periodos de tiempo, ya que en estos casos si podrían absorber mayores cantidades de níquel, cromo, hierro, etc.
  • Después de cocinar deja que la sartén se enfríe antes de echarle agua.
  • En los utensilios fabricados con nanotecnología como las nanoparticulas de cerámica, aun no se ha demostrado si son o no tóxicos, pero se teme que puedan actuar a nivel celular.
  • Asegurarnos que la aleación de metales es la correcta, evitando el plomo o el aluminio.
  • Busca siempre la certificación que te asegure la ausencia de elementos como PFOA y PTFE.

Visions – Sartén de vidrio Pyroceram

31 opiniones en Amazon Descuento
Ver Oferta

  • Libre de tóxicos
  • Diámetro: 24 cm
  • No es apta para inducción
  • Ideal para guisar o sofreír

Precio: 51,99 EUR

En los armarios de nuestras cocinas se pueden esconder cazuelas, sartenes y utensilios que deberíamos jubilar. Hacer una compra equilibrada y llenar nuestra despensa de verduras, cereales y proteínas de calidad está muy bien, pero de poco sirve si luego lo cocinamos o calentamos en recipientes de plástico o en un viejo cazo de aluminio. Elegir bien con qué cocinamos es igual de importante que llenar con cabeza la cesta de la compra.

Para elaborar esta guía con los materiales más adecuados para cocinar de forma segura y sin sustancias perjudiciales hemos contado con el consejo de Prabhu Sukh, uno de los chefs más activos e interesantes de la cocina vegana actual. “El utensilio de cocina es el intermediario entre el fuego y el calor, y el conductor de calor si no es de calidad al calentarse puede desprender sustancias que son tóxicas para nuestro organismo”, cuenta a La Vanguardia este cocinero y asesor gastronómico.

“Yo soy muy fan del hierro colado, de utensilios de una pieza. Las cazuelas de barro son un diez porque permiten cocciones lentas y progresivas, en cambio, las piezas de cerámica no me gustan nada porque hacen que el producto suelte mucha agua y no permiten la reacción de Maillard, la que hace que las cosas queden crujientes”, afirma este cocinero que pronto verá publicado su primer libro Vegan Gourmet. La cocina consciente de los cinco elementos (Cooked by Urano).

Los materiales, a examen

Hierro colado, fundido o mineral

(Tsuji / Getty)

Opción tradicional e inocua para nuestro organismo. Las piezas de hierro fundido se fabrican con moldes de arena, las piezas son robustas, duraderas y algunas están esmaltadas lo que evita la oxidación. Son piezas que difunden bien el calor, aguantan altas temperaturas y ahorran energía, porque se puede terminar la cocción aprovechando el calor que retienen. En los primeros usos hay que aceitarlas para evitar que los alimentos más delicados se peguen, y después de lavarlas hay que secarlas bien para evitar que se puedan oxidar.

Esmaltes de hierro y de cerámica

Son muy buenos para cocinar y para hornear además de ser decorativos y venir en una gran variedad de tamaños y formas. Además son la opción más fácil de limpiar. Tienen una superficie de cocción antiadherente, calientan uniformemente y mantienen los sabores en los alimentos. Pueden colocarse en el lavavajillas, en el horno, en el microondas (aunque yo no uso microondas) y en la misma cocina.

Vidrio

El vidrio no altera el sabor de la comida (GMVozd / Getty Images)

Son opciones muy baratas y las hay de todos los tamaños para todos los usos. Principalmente para almacenamiento o comidas para el horno. Así que es una buena alternativa para sustituir los recipientes de plástico e incluso para cocinar y para congelar. Una de sus mayores ventajas es el doble uso: almacenar comidas y hornear, lo que nos ahorra sitio en los armarios. Además, el vidrio no altera el sabor de la comida, ayuda en la conservación de algunos platos y son aptos para el lavavajillas.

Acero inoxidable

Es una aleación de hierro con una mínima cantidad de carbono y pequeñas proporciones de otros metales (cromo, níquel…). La migración de residuos metálicos puede producirse en pequeñas cantidades, y se liberan a la comida con mayor facilidad si el acero es de mala calidad. El más usado es el acero 18/10 (18 partes de níquel y 10 de cromo). El acero japonés, muy utilizado en cuchillos, es una aleación ligera de calidad, sin cromo ni níquel. Los utensilios de acero inoxidable son asequibles, resistentes, no requieren cuidados especiales y los alimentos no se pegan, pero no son buenos conductores del calor. Las personas con alergias al níquel y con sensibilidad química deben evitar cocinar con estos utensilios.

Silicona

Moldes para magdalenas (Christian Buch / Getty Images/iStockphoto)

Se trata de un polímero sintético bastante estable. Aguanta temperaturas de hasta -60ºC, por lo que permite congelar el alimento en el mismo recipiente. También soporta las altas temperaturas del horno. Es resistente, antiadherente y se limpia fácilmente. Se encuentran gran variedad de formatos para horneados pero no debe utilizarse a temperaturas superiores a 260 °C.

Revestimientos cerámicos

Sartenes y cazos de aluminio se recubren con materiales cerámicos, más sanos siempre que sean de calidad y de marcas con certificado de que no contienen metales pesados: PTFE, PFOA… El problema es que en el mercado encontramos coberturas cerámicas de muy mala calidad. Además, el color engaña: creemos que toda sartén blanca es “ecológica y sana”, pero podría llevar una simple cobertura de pintura con una mínima base cerámica, que se descascarilla pronto y deja al descubierto el aluminio. Pierden sus propiedades antiadherentes relativamente pronto, no reparten bien el calor, y se deben usar a una temperatura media.

Titanio

Utensilios de titanio (dancestrokes / Getty Images/iStockphoto)

No libera sustancias tóxicas a los alimentos y difunde muy bien el calor. “El titanio se utiliza en la elaboración de prótesis, implantes dentales y en piezas para aeronáutica por su resistencia a situaciones extremas. Se aplica a 20.000 grados de temperatura, consiguiendo así que el antiadherente sea duradero y muy difícil de que se desprenda”. El precio de estas piezas es algo más elevado, aunque se amortiza luego por su mayor duración.

Los materiales que hay que evitar

Evita el aluminio

En muchos países se ha prohibido la utilización de este metal debido a que es un peligro para la salud, pues es un metal que se acumula en el organismo y éste no tiene la forma de eliminarlo, causando trastornos. En la actualidad son muy pocas las marcas de utensilios de cocina que utilizan este material para su fabricación. Los utensilios antiadherentes y los de aluminio dejan pasar químicos y toxinas en los alimentos. Varios estudios han encontrado que el aluminio aumenta el riesgo de Alzheimer y causa daños al cerebro.

Cuidado con el teflón

(Armando Babani / EFE)

Este material se suele usar para recubrir sartenes y cazuelas debido a sus propiedades antiadherentes, pero contiene ácido perflouroctano, un componente que es tóxico para el organismo, y que a altas temperaturas se libera en forma de gas. Deshazte de cualquier utensilio de Teflón antiguo o cuya etiqueta no especifique claramente “libre de PFOA y PFOS”. Nunca dejes estos utensilios vacíos directamente sobre el fuego, porque el Teflón se descompone y emite gases tóxicos a más de 260°c. ¡Revisa la sandwichera, moldes de pastelería y otros utensilios revestidos para asegurarte de que no son de Teflón!

Cuidado con el cobre

Si deseas comprar algún utensilio con este metal, seria importante que busques uno que venga con un esmalte de acero inoxidable y nunca cocines nada ácido en cobre. Antes se usaba mucho porque es un buen conductor del calor, pero suele llevar estaño o níquel y las piezas pueden liberar residuos metálicos que causen intoxicaciones agudas. Hay baterías de cobre con el interior recubierto de acero inoxidable, de forma que el alimento no está en contacto con el cobre y son aptas para cocinar. Si tienes un puchero antiguo de la abuela o has comprado uno como souvenir, no lo utilices para cocinar.

Cuidado con el plástico

(nito100 / Getty)

Cada vez hay más información sobre el tema, y los utensilios de plástico suelen llevar una etiqueta indicando si están libres de BPA (derivados del petróleo). Es recomendable evitar los utensilios de plástico que contengan BPA porque si los calentamos los derivados del petróleo pasan a los alimentos. Los tuppers de vidrio son una buena alternativa.

Por: Andrea Schill. Asesora y Coach Nutricional

Sobre la base de hierro, aparece el enlozado o esmaltado: presentable, bonitos colores, fácil limpieza, pero que ocurre con el uso diario se golpean, salta el enlozado, se cacha, como se dice vulgarmente, si la cachadura es por fuera ya no se podría presentar en la mesa, se perdería toda estética, pero si es por dentro el problema es más grave, pues al quedar el hierro al descubierto, su oxido contamina los alimentos y al estar el ama de casa revolviendo durante la cocción, puede saltar otra partícula del enlozado, mezclarse con los alimentos, y al ser ingeridos, podría producir heridas cortantes en el aparato digestivo.
Luego aparece el aluminio, metal liviano, poroso, blando, buen difusor de calor, de bajo costo económico, las amas de casa se volcaron en forma masiva a él, pero se descubre a nivel médico científico, que el aluminio es un metal altamente tóxico, despide una sustancia llamada bióxido de alumen, que al contacto con el agua y las altas temperaturas se transforma en hidróxido de alumen.
Tome un recipiente de aluminio, hierva agua, en poco tiempo observe ese aro gris que se forma alrededor, eso es el hidróxido de alumen. Interfiere en el aprovechamiento del hierro, causando anemia, hace tiempo que se vislumbra una conexión entre la ingestión de aluminio y la enfermedad del mal de Alzheimer (degeneración mental que aumenta con la edad) y por si esto fuera poco, el aluminio reemplaza al calcio principal componente de los huesos, causando fragilidad y predisposición a las fracturas, a los chicos le acelera la aparición de caries dentales y a todos nos produce trastornos estomacales y circulatorios.
Mucho más concentrado se transforma en trióxido de alumen. Lo encontramos en fórmulas para raticidas. Pero este no es todo el inconveniente, también son sus poros. Usted habrá notado que en el fondo de los hervidores o cacerolas hay unos puntos negros: esos son los poros, que por más que refriegue no los pueda sacar. Cuando se coloca un recipiente sobre el fuego el calor dilata el metal, abre sus poros al retirar el recipiente de la hornalla, el metal se enfría, se cierran sus poros, almacenando en su interior partículas de alimentos, al volver a usar al otro día, o dos o tres días el mismo elemento, se produce igual proceso, al recibir temperatura los poros se vuelven a dilatar y esas partículas de alimentos almacenados ya están en estado de descomposición, se mezclan con los alimentos frescos del día, por eso si ocurre que algún miembro de la familia le cae mal una comida, una de las causas es esta.
Una olla de teflón rallada o una de aluminio pueden transformar el sabor de una comida y, lo que es peor aún, cambiar su composición química haciéndolos tóxicos y peligrosos para la salud.
Los minerales tóxicos son aquellos que por pasar los niveles que requiere nuestro organismo en la ingestión o inhalación, ya sea por vía respiratoria o por la piel, nos intoxican sin tener un factor biológico que nos ayude a eliminarlos. Según la Organización Mundial de la Salud este límite se ha establecido como cantidad máxima semanal de siete miligramos por kilo de peso. Pero no es fácil de medir. Por esa razón, preferimos informarle cuales son las principales fuentes de contaminación y que medidas pueden ayudar a hacerle frente a sus efectos nocivos para la salud.
En la mayoría de los países europeos y en los Estados Unidos, el uso del aluminio en recipientes de cocina está completamente prohibido porque está comprobado que los niveles de desprendimiento de aluminio que tienen las ollas fabricadas con este metal es tóxico para el ser humano. Sin embargo, en la mayoría de los países de Latinoamérica las ollas de aluminio tienen un uso muy extendido, lo que conlleva riesgos de contaminación en la población. Entre las principales razones están:
Destruye la Vitamina C, investigadores rusos compararon de una compota cocida en recipiente de aluminio y de acero inoxidable que a igual cantidad inicial de Vitamina C, la cantidad final era hasta tres veces inferior en el aluminio.
Favorece la formación de sustancias mutágeno en las carnes asadas.
Se cree que el aluminio retiene plomo. Si el agua de las canillas contiene este metal, las paredes de las ollas de aluminio lo retienen y los liberan al añadir alimentos o líquidos ácidos. Si se deja agua acidificada durante 1/4 de hora a 60º C en una olla en la que antes se habrá hervido agua (sola o con verduras) que contenía plomo, entonces el agua acidificada y hervida en recipiente de aluminio contiene de 2 a 12 veces más cantidad de plomo que se hierve en uno de vidrio. El hecho de limpiar bien la olla antes de poner el agua no mejora el resultado: todo lo contrario, ya que después de limpiar una olla de aluminio esta libera aun más cantidad de plomo. En cambio en el vidrio se observa el fenómeno inverso.
Los síntomas más comunes de intoxicación son irritación gastrointestinal, bloqueo de la absorción de fósforo, soriasis, fibrosis, sensibilidad, estreñimiento, inhibición en la absorción del hierro y algunas vitaminas. La fuente de intoxicación con aluminio son los utencillos de cocina a base de aluminio, alimentos, desodorantes, pastas dentales, medicamentos antiácidos, envolturas de aluminio, agua hervida en ollas de aluminio.
Teflón: (politetrafluorometileno) utilizando como revestimiento de sartenes y otros recipientes (en general de aluminio) permite cocinar sin materia grasa y sin que los alimentos se peguen. En teoría es inofensivo. Sin embargo, a partir de 250º C puede descomponerse y ser tóxico. Esta temperatura se alcanza con facilidad si, por descuido, se deja la sartén al fuego sin alimentos. Según algunos estudios no sería necesario llegar a esa temperatura para que se desprendieran partículas que pasan a los alimentos. Además con el tiempo es muy común que el teflón se empiece a desprender y se mezcle con los alimentos: así también es muy probable que este material tóxico llegue a nuestras bocas.
Vidrio templado: Es un recipiente higiénico, sin poros, de fácil limpieza y permite ver lo que se está cocinando en su interior, claro que el inconveniente aparece a veces, cuando la retiramos del horno y la depositamos en la mesada, ya que la diferencia de temperatura puede producir su rotura, esto lo puede producir también una simple corriente de aire al llevarla a la mesa.
La propuesta de cocina saludable es el acero inoxidable grado quirúrgico, similar a l que se usa en la fabricación de instrumental de cirugía (bisturís, pinzas, escarpelos, etc) y es el mismo que reemplaza al platino en las prótesis tales como cabeza de fémur, clavos, etc. Es decir que si la llevamos de por vida en el cuerpo sin que nos haga nada, qué puede pasar con los alimentos que cocinemos con este material. Nada, por ser un material noble que no intoxica los alimentos, que además mantiene los nutrientes de los alimentos y no contamina.

Las Sartenes y Ollas más Tóxicas y las más Saludables

Te hacemos un resumen de cuáles son las sustancias más peligrosas y qué ollas y sartenes son las más y las menos convenientes para cocinar los alimentos y mantener la salud.

En este reportaje vamos a analizar algunos de los componentes tóxicos (metales pesados) presentes en ollas, sartenes y perolas casi todos ellos probados disruptores hormonales y causantes de cáncer.

Pero no te alarmes, también veremos cuáles son las opciones más seguras de ollas y sartes.

Si ya estás empezando a ocuparte de llevar una vida sana, con una dieta sana y unos hábitos saludables, es imprescindible que también conozcas cuál es el impacto de los materiales con los que cocinas.

Por qué los materiales de las ollas y las sartenes nos hacen enfermar

Los elementos tóxicos de las Sartenes y perolas

Muchas de las ollas y sartenes que utilizamos con frecuencia contienen metales pesados muy perjudiciales para la salud.

Puede que en principio te parezca que usar ollas y sartenes con metales pesados no va a tener repercusiones en tu organismo, pero lo cierto es que el impacto es mucho mayor de lo que pueda parecer a primera vista.

¿Cómo se introducen en el cuerpo?

Los metales pesados y otros elementos presentes en ollas y sartenes pasan a los alimentos cuando son sometidos al calor de la cocina. Estas sustancias tóxicas no producen síntomas inmediatos ni evidentes, sino algo mucho peor… un envenenamiento lento y paulatino del cuerpo… ¿Por qué? Pues porque estos metales pesados en las sartenes y ollas quedan atrapados en el organismo y nuestro cuerpo se ve incapaz de eliminarlos, por lo que, poco a poco, hace que nuestras funciones fisiológicas se vayan deteriorando. Cuando nuestra gestión fisiológica se deteriora, van apareciendo diversas y graves enfermedades.

Cáncer

En general, diremos que todos los elementos tóxicos de las sartenes y ollas de los que vamos a hablar están relacionados con la disrupción endocrina y, como consecuencia, con la aparición de cáncer.

Como siempre, no hay muchos estudios que señalen una causa (elemento concreto) – efecto (enfermedad concreta) por la complejidad de este análisis y porque no interesa a las grandes multinaciones, pero sí van apareciendo evidencias y publicaciones que relacionan ciertos elementos con ciertas enfermedades.

Las ollas y sartenes más peligrosas para la salud

Sartenes y ollas de Aluminio

El aluminio ha sido tradicionalmente utilizado para fabricar ollas y sartenes porque resulta muy barato y porque conduce muy bien el calor. Sin embargo, el aluminio se ha relacionado con numerosas enfermedades, sobre todo relacionadas con el cerebro y el sistema nervioso (en autopsias realizadas a personas con alzheimer se han encontrado grandes cantidades de aluminio). De todas las opciones, la sarten y olla de aluminio es la más tóxica y peor, junto con la siguiente.

Sartenes y perolas de Teflón

Las ollas y sartenes de teflón son muy populares y utilizadas. Teflón es el nombre comercial del politetrafluoretileno, un famoso antiadherente. El problema con los antiadherentes es su base, el PFOA, un elemento asociado al cáncer, la infertilidad y los problemas endocrinos, que pasa a la comida cuando cocinamos con él. Además, es un elemento altamente contaminante para el medio ambiente.

Por otra parte, el teflón se deteriora rápidamente poniendo en contacto con los alimentos, además, el material que hay debajo (generalmente, aluminio). Junto con la sarten de aluminio la sarten y olla de teflón son las más toxicas.

Sartenes de Barro

Las ollas y sartenes de barro deberían ser, en principio, bastante seguras. Sin embargo, como los cuencos de barro son muy porosos, se pone un esmalte que recubre y que contiene cadmio o plomo, nada saludables.

Sartenes y ollas de Hierro

Aunque en principio el hierro también es un buen elemento para cocinar, hemos de tener en cuenta algunos inconvenientes. En primer lugar, se oxida rápidamente y además pesa bastante (es muy incómodo). Además, no debemos dejar los alimentos mucho rato porque el hierro termina pasando a los alimentos, y el hierro inorgánico no es muy saludable (al contrario que el hierro orgánico). Pero lo peor es que muchas sartenes y ollas de hierro están esmaltados con cadmio o plomo. Si queremos cocinar con hierro, es importante asegurarnos de que no está esmaltado con estos metales pesados.

Ollas y sartenes saludables

Sartenes y ollas de Acero Inoxidable

El acero inoxidable es muy cómodo y bastante más seguro que los anteriores. No obstante, las ollas y sartenes de acero inoxidable suelen ser de 18/10 (18 partes de cromo por 10 partes de níquel). El níquel puede pasar a los alimentos y no es saludable.

Sartenes y Perolas de Titanio

Pero hay una opción de acero inoxidable, el 316Ti, que es con titanio. El titanio es hipoalergénico y no se conocen efectos negativos en la salud al cocinar con sartenes y ollas de titanio (piensa que el titanio se usa para fabricar prótesis). Además es antiadherente y no requiere de otras sustancias tóxicas. Por otra parte, no requiere cuidados específicos ni tratamiento posterior y se puede lavar en lavavajillas.

Sartenes y ollas de Vidrio

Desde luego, nunca se puede estar 100% segura de nada, pues las evidencias y publicaciones van cambiando con el tiempo. Pero, por el momento, se dice que el vidrio es el material más seguro para cocinar alimentos. El vidrio no reacciona con los alimentos. Eso sí, ten en cuenta que en el mercado existen variaciones de calidad y que algunos utensilios de vidrio pueden ir mezclados con metales pesados.

Elige siempre el vidrio borosilicato (compuesto por sílice, carbonato de sodio y carbonato de calcio).

Si tienes interés en conocer otros elementos tóxicos en el hogar y cómo elegir alternativas saludables, consulta estos reportajes que te mostramos a continuación. No te alarmes, antes de encontrar formas saludables de vivir, es importante tener información sobre las opciones tóxicas. Y recuerda que tienes a tu disposición el curso Cómo vivir sin tóxicos, donde te explicamos cómo hacer el cambio de forma fácil y gratificante.

Puedes echar un vistazo a estos otrs artículos sobre tóxicos en el hogar:

  • Los elementos tóxicos en cosmética e higiene
  • Desodorantes tóxicos
  • Compresas y tampones tóxicos
  • Qué elementos tóxicos hay en el hogar
  • Los peligros del microondas
  • Pintauñas tóxicos
  • Ambientadores tóxicos y ambientadores naturales
  • Sustancias tóxicas en juguetes infantiles
  • Sol, cáncer y el peligro de las cremas solares
  • Maquillajes, un peligro para la salud
  • El peligro de los aditivos alimentarios
  • Envases con bisfenol A
  • Contaminación electromagnética
  • Velas tóxicas
  • Transgénicos
  • Aspartamo y productos light

Tienda Online de Sartenes y Ollas sin Tóxicos para cocinar recetas saludables

Las utensilios de la cocina que no contienen contaminantes permiten cocinar de manera más saludable. Y algo tan sencillo como una sartén o cazuela sin tóxicos, puede hacer una gran diferencia en nuestras recetas.

Nuestra filosofía es firme y clara! Si queremos comer saludable, tenemos que mirar que los productos que utilicemos también lo sean.

Nuestra misión es que te conciencies de la necesidad de que nuestra salud es muy importante cuando cocinamos. Por ello, recomendamos comer saludablemente e utilizar utensilios libre de productos tóxicos que sean dañinos para nuestra salud.

De esta forma, evitaremos utilizar aquellos utensilios de cocina que contengan teflón y otros materiales antiadherentes tóxicos en la medida de lo posible. Esto evitará que puedan transferirse los contaminantes a los alimentos mientras cocinamos y perjudique a nuestra salud. Pero, ¿cómo elegir el mejor modelo de sartén y/o cazuela para mí?

Actualmente, podemos clasificar diferentes tipos de modelos que permiten cocinar sin tóxicos o con menor toxicidad y son: acero inoxidable, hierro fundido, titanio, vidrio y thermolon.

Cada uno de estos modelos, tiene unas ventajas e inconvenientes que trataremos en nuestra web, SINTOX. Nuestro máximo objetivo es ayudaros a resolver vuestras dudas, para saber por cuál de los modelos decantaros a la hora de comprar uno.

Las marcas de sartenes y ollas en las que confiamos para comprar que no contengan tóxicos y/o teflón

Busca tu marca ideal, tenemos las mejores ofertas en sartenes, cazos y ollas libres de tóxicos para hacer de tu cocina un mundo saludable para ti y tu familia.

Constantemente, las empresas innovan con nuevos productos para hacernos la vida más fácil y segura en cuanto a productos tóxicos se refiere, debido a la creciente demanda que está teniendo en el mercado.

Cocinar es un arte y la alimentación es la fuente de nuestra energía diaria. Por ello, lo mejor es comer sano e utilizar utensilios de cocina que no contengan contaminantes y sean perjudiciales para nuestra salud.

De Buyer es una empresa francesa en constante evolución que cuenta con más de 180 años de experiencia Leer más

Le Creuset es una empresa francesa reconocida en todo el mundo por su calidad. Es la marca líder Leer más

Desde hace más de 160 años, las marcas del Grupo WMF son sinónimo de la mejor cultura gastronómica, Leer más

Skeppshult fabrica productos a mano desde 1906, según métodos y tradiciones antiguas. Son la única fundición que permanece Leer más

Norbert Woll es una empresa con ingeniería alemana, Made in Germany. Desde 1979, fabrica utensilios de cocina de Leer más

GreenPan es una empresa Belga con una buena reputación a nivel internacional. Debido al afán de sus dos Leer más

Las mejores sartenes y ollas calidad-precio sin tóxicos de Tefal

Rebajas33,00 EUR 20,19 EUR Comprar en Amazon Rebajas35,00 EUR 21,38 EUR Comprar en Amazon Rebajas38,00 EUR 23,76 EUR Comprar en Amazon Rebajas 26,98 EUR desde 24,09 EUR Comprar en Amazon Rebajas 64,00 EUR desde 20,99 EUR Comprar en Amazon Rebajas 30,06 EUR desde 22,13 EUR Comprar en Amazon Rebajas 63,50 EUR 41,57 EUR Comprar en Amazon Rebajas 96,24 EUR 67,99 EUR Comprar en Amazon desde 43,09 EUR Comprar en Amazon Rebajas 54,00 EUR desde 24,45 EUR Comprar en Amazon Rebajas 49,00 EUR desde 24,45 EUR Comprar en Amazon Rebajas 80,03 EUR 75,38 EUR Comprar en Amazon

¿Qué peligro tiene el teflón?

El principal motivo es si calentamos demasiado una sartén con antiadherencia. El teflón puede soportar una temperatura máxima de 260 ºC y se recomienda no exceder este punto de calor. Si excedemos esta temperatura, puede provocar emisión de gases y en consecuencia, se liberarán humos tóxicos en el entorno. Esto podría ser peligroso si no tenemos una buena ventilación en el área de la cocina.

En el caso de inhalar el humo tóxico que se desprende tras el calentamiento de una sarten de teflón, puede producir la llamada “fiebre del humo del polímero”. Esto puede llevar a padecer síntomas temporales similares a los de una gripe común.

Nostros recomendamos evitar el uso de sartenes y ollas que contengan tóxicos antihaderentes como el PFOA y PTFE.

¿Qué es el PFOA y PTFE?

Por un lado, tenemos el PFOA que es un tipo de pegamento para que se adhiera fuertemente a la sartén. El problema surge que a temperaturas no demasiada alta, es perjudicial para el organismo y se ha prohibido su uso por ser cancerígeno u otro tipo de enfermedades desde el año 2015 (tanto en USA como en la Unión Europea).

Por otro lado, tenemos que PTFE es el antiadherente (Politetrafluoretileno) que cuando se nos raya o se nos quema la sartén pierde sus propiedades. No es tóxico sino superamos los 250ºC durante la cocción de los alimentos.

En el caso de utilizarlos, es muy importante controlar que no se astillen o tenga cualquier tipo de desgaste que puedan contaminar la comida. En este caso, deberemos reemplazarlas por otro modelo nuevo y valorar si nos compensa invertir en productos que no contengan tóxicos ni contaminantes.

¿Qué alternativas de modelos saludables podemos encontrar para nuestras sartenes y ollas de cocina?

En el caso de utilizar sartenes u ollas libres de teflón y/o contaminantes de antiadherencia, recomendamos los siguientes modelos que son los más saludables respecto a los modelos tradicionales y son los siguientes:

Este tipo de material es muy resistente pero como inconveniente es que las sartenes de hierro fundido tiende Leer más

Las sartenes y ollas de acero inoxidables no desprenden contaminantes ni dejan sabores extraños a los alimentos cuando cocinamos Leer más

Este tipo de sartén es sin lugar a dudas uno de los modelos más seguras en cuanto a toxicidad. Leer más

El Thermolon es un tipo de revestimento de cerámica antiadherente y de origen mineral desarrollado exclusivamente por GreenPan. Esta Leer más

El vidrio como recipiente para cocinar, es una opción que hemos utilizado durante muchos años cuando cocinamos algo Leer más

Comprar Online Sartenes y Ollas sin contaminantes nunca había sido tan fácil

Desde SINTOX te lo queremos poner fácil. Dedicamos mucho tiempo a analizar y comparar todos los modelos y marcas para poderte ofrecer opiniones veraces y útiles para que sepas qué modelo comprar según tus necesidades.

Además, puedes consultar los artículos más destacados en el cuidado de este tipo de productos sin contaminantes antiadherentes así como recetas saludables para llevar una vida sana y libre de tóxicos que perjudiquen a tu salud y al de tu familia.

En nuestra web sólo podrás encontrar, aquellos utensilios que cumplan con los criterios de evitar el máximo posible la toxicidad. A medida que vamos descubriendo nuevos productos, los iremos incorporando a nuestro catalogo de productos ya que las empresas cada vez más investigan que otras posibilidades saludables pueden lanzar al mercado.

Nuestros 7 consejos que debes tener en cuenta cuando elijas un modelo de sartén u olla sin tóxicos

  1. Evita las sartenes con tóxicos o sino en la medida de lo posible el que menor toxicidad contengan. Como por ejemplo, en el caso de las sartenes de revestimiento a la piedra que sólo contiene una mínimo recubrimiento de teflón pero es libre de los tóxicos PFOA y PTFE. No sería totalmente libre de tóxicos pero al menos el gran porcentaje de toxicidad lo evitamos.
  2. Evitar el exceso de temperatura mientras cocinemos los alimentos, es decir, es recomendable la cocción a baja o media temperatura.
  3. No es recomendable conservar alimentos en estos recipientes durante largos periodos de tiempo. Por ejemplo, cuando realicemos una receta. Posteriormente, en la misma sartén que hemos cocinado, lo introducimos en la nevera ya que en estos casos, sí podrían absorber mayores cantidades de hierro, níquel, cromo, etc.
  4. Nunca limpiar la sartén cuando esté caliente. No se debe mojar o echarle agua para que se enfríe más rápidamente. De esta forma le daremos mayor vida a nuestra sartén.
  5. Hay que asegurarnos que la aleación de metales de la sartén es la correcta, evitando el plomo o el aluminio
  6. Siempre debemos asegurarnos que las sartenes que compremos contengan la certificación que asegure la ausencia de elementos como PFOA y PTFE.
  7. Aunque muchas marcas nos dicen que son aptos para lavavajillas, es mejor limpiarlas a mano ya que alargaremos la vida útil de nuestra sartén.

¿Por qué comprar en nuestra tienda online de sartensintoxicos.com?

Somos una tienda que no solo se dedica a vender sartenes & ollas libre de tóxicos así como productos complementarios, si no que te podemos asesorar sobre todo lo que te pueda hacer falta para tomar la decisión adecuada. Si no sabes cómo elegir un modelo de nuestras marcas de confianza, ponte en contacto con nosotras para asesorarte según tus necesidades y el de tu familia.

En SINTOX estamos encantadas de poderte ayudar para que consigas la mejor salud para ti y los tuyos.

Fruto de este exhaustivo análisis y comparativa de todas los modelos de sartenes & ollas sin tóxicos del mercado, nos lleva al siguiente paso: encontrar los mejores precios del mercado para ti.

En SINTOX podrás encontrar un amplio catálogo de diferentes modelos y tipos: inox, hierro fundido y titanio y otras novedades en complementos que han salido al mercado más baratos y asequibles. ¡Descúbrelos y elige tu modelo perfecto para ti y tu familia!

Además, puedes consultar nuestra guía de compra para saber que tipo de sartén sin tóxicos te conviene. También puedes consultar la Guía Imprescindible para cocinar libre de tóxicos de La Vanguardia.

Os mantendremos actualizadas en SINTOX con las últimas tendencias y novedades para vivir sin tóxicos en la cocina y ayudaros a tomar la mejor decisión de compra.

Encuentra la sartén u olla que mejor se adapte a tus necesidades. SINTOX, es una web especializada en productos de cocina libre de tóxicos para tu bienestar y el de los tuyos.

Sabes que …

  • Hogar sin Tóxicos tiene una web informativa de cómo vivir sin tóxicos en casa? Descubre toda la información de valor que nos aporta para tener una vida más saludable y libre de tóxicos en casa.
  • Fundación Vivo Sano es una de las webs con mayor contenido sobre salud, tóxicos, alimentación saludable, etc.
  • El Blogger de referencia del sector es Viviendo Consciente con artículos muy interesantes. Descubre los productos de limpieza libre de tóxicos.
  • Guía de Green Peace donde recomiendan cómo comprar sin tóxicos.
  • Artículo de Hola: Los 6 Trucos para conseguir una casa más saludable.
  • No todas las cazuelas son iguales según CuerpoMente donde podrás ver todas las ventajas y desventajas de cada material para liberarte de los tóxicos a la hora de cocinar.

Artículo relacionado

Otros contenidos de tu interés

¿Quieres arreglar tu jardín o terraza y necesitas una motosierra eléctrica? Tienes dudas de los modelos o marcas que comprar. Te recomiendo que visites esta web para poder comprar motosierras eléctricas baratas.

Estás pensando en comprar una olla, una sartén o una batería de cocina. Sabes que existen sartenes de distintos materiales: hierro fundido, aluminio, acero inoxidable, titanio,…No quieres comprar ningún utensilio tóxico o que perjudique ni tu salud ni la de tu familia.

No es fácil comprar unas simples sartenes. Cada día van apareciendo nuevos materiales.

Aunque el precio puede resultar atractivo y el diseño muy logrado, no siempre está claro si son tan saludables y prácticas como aparentan.

Si quieres tener una referencia, sigue leyendo. Vas a descubrir los mejores y peores materiales para ollas, sartenes, cacerolas o baterías de cocina, qué marcas los fabrican y qué ofertas son mejores.

Que el material del que está hecha la olla o sartén sea saludable es vital. Sin embargo, no es lo único que debes tener en cuenta.

¿En qué influye el material de que están hechos las sartenes y ollas?

La salud: no todas las sartenes y ollas sin igual de saludables

No todos los materiales con los que cocinas se comportan de la misma manera si los sometemos a elevadas temperaturas.

Una sartén con recubrimiento antiadherente de Teflón puesta al fuego para que se precaliente un par de minutos antes de poner una carne a la plancha, puede llegar a emitir gases tóxicos y se puede degradar con facilidad.(Ver estudio sobre el Teflón)

Por otra parte, no todos los materiales de las sartenes y ollas se comportan de la misma manera al entrar en contacto con alimentos acidos (vinagretas, salsas de tomate,…). El aluminio reaccionan con los ácidos.

No es muy común encontrar sartenes que sean íntegramente de aluminio, sin embargo, sí que es muy común que usen este metal recubierto de una capa antiadherente (Teflón, titanio o cerámica).

Si has comprado una sartén antiadherente barata y ves que está rayada o descascarillada, es posible que cocinar en ella haya dejado de ser saludable.

Las recetas no quedan igual, según sea el material de la olla o sartén

No se cocina de la misma manera con una sartén de hierro colado que con una antiadherente.

Las mismas recetas te saldrán mejor con un tipo de olla o sartén que con otra.

Si te consideras un buen gourmet y quieres disfrutar de una receta maestra debes saber distinguir cómo se comporta cada material en cada caso concreto (unos se calientan más rápido que otros y conducen más homogéneamente el calor, lo que puede ser decisivo en determinados platos).

La economía: una sartén barata puede ser más cara que una sartén de calidad

Hay juegos de sartenes que tienen un precio muy bajo. Si cocinas poco, te pueden valer.

En cambio, si vas a usar la olla o sartén a diario (o con cierta frecuencia), es más recomendable una sartén de calidad.

Los mejores materiales siempre son más caros.

Su precio puede ser más elevado, pero te puede durar para toda la vida.

Cocinar con una olla o con una sartén de buena calidad, no sólo es más saludable, sino mucho más rentable a largo plazo.

La facilidad de uso de sartenes y ollas.

El peso de la sartén o de la olla es muy importante. Hay materiales que son mucho más pesados que otros y moverlos (con comida dentro) puede ser dificultoso.

Por muchas ventajas que tenga el hierro, no debes comprar una sartén que te cueste levantarla. Sería muy incómodo y hasta peligroso.

A la hora de limpiarla, hay materiales que son mucho más fáciles de limpiar que otros.

No es lo mismo limpiar una sartén antiadherente (que casi se limpia con un trozo de papel de cocina) que limpiar una de hierro.

Cuanto mejor conductor de calor sea el material de la olla o cacerola, más control tendrás sobre lo que estés cocinando.

Al final, cada material tiene sus ventajas e inconvenientes. Todos pueden ser apropiados si los usas como es debido.

Ventajas y desventajas de los materiales de sartenes, ollas, baterías de cocina, woks o cazuelas.

En la siguiente tabla puedes ver las ventajas y desventajas de los materiales de cocina con los que están fabricados sartenes, ollas, woks o cazuelas.

MATERIAL PROS (+) CONTRAS (-)
COBRE Aspecto profesional
Excelente conductor del calor
Precio alto
Es necesario pulirlo
Hay que saber limpiarlo
Reacciona con la comida
TITANIO Resistencia
Durabilidad
No se pega
Saludable
Precio elevado
ANTIADHERENTES (PTFE) La comida no se pega
Facilidad de limpieza
Posibilidad de cocinar con poco aceite
Emite gases tóxicos a elevadas temperaturas
Poca durabilidad
ANTIADHERENTES (CERÁMICA) Saludables
Precio asequible
Pérdida de la capa antiadherente con el tiempo
No deben calentarse a altas temperaturas
ALUMINIO Conduce bien el calor
Resistente a la corrosión
Barato
Se deforma y raya fácilmente
Se deforma con el calor intenso
Reacciona con los ácidos
No se debe usar para almacenar alimentos
ALUMINIO ANODIZADO Resiste los arañazos
Precio asequible
Tarda tiempo en calentarse
El recubrimiento se deteriora al cocinar alimentos ácidos
ACERO INOXIDABLE Precio medio
Resistente
No reacciona con la comida ácida
Resistente a la corrosión
Conduce mal el calor
No debe limpiarse con productos abrasivos
Si se desgasta puede liberar cromo o níquel
HIERRO COLADO Gran durabilidad
Precio asequible
Retiene bien el calor
Requiere tratamiento previo para que no se pegue (curado)
Es el más pesado
Puede oxidarse
HIERRO COLADO VITRIFICADO Retiene bien el calor
No se pega
Precio elevado
Muy pesado
Tarda tiempo en calentarse
ACERO AL CARBONO Ligero, fino
Alta resistencia al calor
Antes de usarlo o guardarlo hay que curarlo
VIDRIO No se corroe ni oxida
No reacciona ni transmite metales pesados a la comida
Adecuadas para guardar la comida
Permite ver lo que se cocina
No aptas para cocinas de inducción
Fragilidad

Las mejores sartenes y ollas que puedes comprar

Después de ver los pros y contras de los materiales más habituales, te quiero mostrar algunas propuestas concretas.

Son sartenes y ollas que son buenos candidatos a formar parte del menaje de tu cocina.

¿Quieres saber cuáles?…sigue leyendo

Sartenes y ollas de acero inoxidable

Como has visto, tanto por su resistencia a la corrosión, como por su durabilidad, y por no ser un material excesivamente caro, el acero inoxidable es uno de los materiales más recomendados para usar en la cocina.

No todos los aceros inoxidables son iguales. Hay distintos tipos en función de su estructura cristalina. El Instituto americano del hierro y el acero (AISI), tiene una clasificación en las que se incluyen todos los que se utilizan en las sartenes y ollas que se usan en cocina.

El acero inoxidable 18/10 ( AISI 304) es el que se usa en las mejores sartenes y ollas a presión o rápidas.

Ollas super rápidas WMF Perfect Plus

Están fabricadas en Cromargan: acero inoxidable 18/10 que es fácil de limpiar, muy higiénico y bastante resistente.

Puedes ver todas sus características en este artículo sobre ollas rápidas.

Cuantan con una base TransTherm apta para todo tipo de cocinas (gas, inducción, eléctrica, vitrocerámica…) que distribuye el calor de manera muy homogénea para que todo lo que cocines con ellas se haga de manera uniforme.

Para que aprecies la calidad de estas ollas, muchas personas se han comprado el modelo nuevo porque el antiguo, que llevaban usando años y estaba como el primer día, no era apto para inducción.

Las ollas WMF Perfect Plus tienen un mango desmontable que facilita tanto el almacenamiento como la limpieza y desde el que lo controlas todo (cierre, apertura, descompresión y presión).

Hay varios formatos disponibles por su capacidad, sin embargo, uno de los más recomendables es el juego de ollas de 6.5 y 3 litros:

En Amazon.es, suele haber buenas ofertas y las opiniones sobre esta olla alemana, son muy positivas:

A pesar del precio la WMF es ideal: el vapor sale de forma vertical, no echa nada de agua, es bastante silenciosa y sigue la cocción después de apagar el fuego. Se nota bastante la calidad del acero por el peso y el acabado. Se puede usar el cestillo dentro de la olla pequeña sin el puente, porque con medio centímetro de agua cuece perfectamente al vapor las verduras. Además el tiempo de cocción es muy inferior …

Ollas rápidas a presión Kuhn Rikon Duromatic

Este fabricante suizo, tiene muy buenas ollas de acero inoxidable de máxima calidad.

Son ollas super rápidas con un diseño más clásico y sobrio que las ollas Perfect de WMF .

También son válidas para cualquier tipo de cocina y cuentan con una base difusora Superthermic para que la distribución del calor sea homogénea.

Existen diferentes capacidades, pero una de 6 litros, satisface las necesidades de una familia media.

La opinión que se tiene sobre la olla Duromatic es muy buena (similar a WMF perfect). Su precio es algo más caro.

Las mejores sartenes de acero inoxidable

A diferencia de lo que ocurre con las ollas a presión, que suelen ser de acero inoxidable mayoritariamente, en las sartenes hay de más variedad de materiales .

Cocinar con una sartén de acero inoxidable, no es tan fácil como hacerlo en una con una capa antiadherente. Hay que poner el fuego muy fuerte. Sin embargo, su durabilidad y resistencia puede ser muy superior.

La firma Lacor tiene buenas sartenes en acero inoxidable.

WMF, también tiene sartenes de acero inoxidable de calidad, como el modelo de 24 cm, especialmente apropiada para cocinas de inducción.

Su precio es algo más elevado, pero tienes sartén para rato.

De Buyer, que fabrica sartenes de diversos materiales, tiene muy buenas sartenes de acero inoxidable, como el modelo de la colección Affinity.

Es perfecta para cocinar carnes a la plancha porque su fondo difusor de 5 capas (3 centrales de aluminio), conducen el calor rápidamente.

También es ideal para cocinar recetas a fuego lento y para preparar todo tipo de salsas.

Es una sartén para toda la vida, muy sólida y robusta.

Sartenes de titanio

No existe una sartén que sea 100% de titanio.

Cuando se habla de sartenes de titanio se refiere al material de la superficie, al revestimiento de la superficie que entra en contacto con los alimentos.

Dependiendo de las capas que lleve y de cómo sea el proceso de fabricación, serán de mayor o menor calidad (como ocurre con cualquier otra superficie antiadherente).

El titanio tiene propiedades antiadherentes, es muy resistente a la corrosión y a las altas temperaturas.

Es inocuo para la salud. De hecho, se usa en medicina para la fabricación de prótesis.

Las sartenes de titanio son más caras y están fabricadas por marcas de prestigio.

Para muchas personas, son la alternativa perfecta a:

  • Las sartenes de acero inoxidable, porque les resulta más fácil cocinar con ellas (la comida no se pega)
  • Las sartenes antiadherentes de otros materiales porque son más saludables y duraderas (una buena sartén de titanio no tiene nada que ver con una sartén de teflón barata).

Sartenes de titanio Tefal

Tefal tiene varias gamas de sartenes de titanio (pro, excellence).

Son aptas para todo tipo de cocinas y cuentan con un indicador que te señala cuándo la sartén ha alcanzado la temperatura de 180º (Thermospot ).

Son muy fáciles de limpiar y su precio no es excesivamente caro.

Con una base difusora de 4.5 mm de grosor para que la distribución del calor sea homogénea, tienes el modelo Talent de 24 cms de diámetro

Sin embargo, los modelos más modernos de la colección Tefal Expertise tienen otro tipo de titanio ( Titanium Excellence) que incluye 7 capas, con extra inserción de titanio que es 3 veces más duradero.

Sartenes de titanio Berndes

Berndes es una firma alemana, menos conocida en España que Tefal, pero que lleva fabricando menaje de cocina varias décadas.

Entre su sartenes y ollas puedes encontrar algunos modelos con recubrimiento de titanio.

Una sartén de titanio Berndes Special Edition te va a durar muchos años. Es adecuada para cocinas de gas, eléctricas, halógenas y placas de vitrocerámica.

Son algo más caras que las de Tefal.

Sartenes de titanio Woll Nowo

Son sartenes de titanio de gama alta.

Tienen la peculiaridad de que el mango es desmontable, así que la puedes lavar y guardar con más facilidad que una sartén normal. Se pueden meter en el horno.

Valen para todo tipo de cocinas, salvo inducción.

La sartén es de fundición de aluminio y tiene un fondo difusor de 8 mm de espesor.

El precio es muy superior a las de Tefal o Berndes.

Aunque la mayoría de las opiniones son muy favorables, no todo el mundo está 100% satisfecho con la compra.

Hay quien se queja de que el recubrimiento antiadherente se va perdiendo con el tiempo (ocurre con todas), así que te recomiendo que analices bien antes de comprar.

Ver sartenes de titanio Woll

Sartenes de hierro fundido

Que la sartén sea de hierro fundido tiene ventajas e inconvenientes sobre otros tipos de materiales.

Son más duraderas, es un buen conductor del calor y el recubrimiento antiadherente (en general) se consigue de forma natural, así que no vas a tener el problema de que se desprenda con el tiempo ni de que se raye.

En cambio, son sartenes más pesadas que las de aluminio y necesitan cuidados tanto para conservarlas como para ponerlas a punto (curado).

Por su peso, no son las mejores para hacer una tortilla de patatas o para que las use una persona con poca fuerza en los brazos.

En cambio, sellan la carne perfectamente y la mantienen muy jugosa gracias a las altas temperaturas que son capaces de alcanzar.

Una sartén de hierro fundido vale para cualquier tipo de cocina y te puede durar mucho tiempo.

Sartenes de hierro fundido Lodge

Lodge es una referencia en sartenes de hierro fundido.

Algunos de sus modelos, ya han sido curados en el proceso de fabricación y no te tienes que preocupar por curar la sartén la primera vez que la usas.

Uno de sus modelos más versátiles es la sartén de 26 cms de diámetro.

Tiene 2 asas (una auxliar) porque está pensada para usarla en el horno y porque el peso de la sartén lo aconseja.

Por el precio pagado, la sartén sale barata ya que te puede durar muchos años.

Sartenes de hierro fundido De Buyer

De Buyer es otra marca de referencia en sartenes de hierro.

La coleccción De Buyer Mineral B Element, usa una protección de cera de abeja que no es en sí un método de curado, sino una protección para que la sartén no se oxide durante el transporte o durante su almacenaje.

Las sartenes De Buyer se van volviendo negras con el uso, algo que es normal (y positivo), porque a medida que cocinas con ellas se van pegando cada día menos.

Una sartén De Buyer de hierro y de 24 cms de diámetro puede tener un precio cercano a los 25 €.

Si la sabes limpiar y guardar correctamente, evitarás que se oxide y te durará muchos años.

Sartenes de hierro fundido Le Creuset

Le Creuset tiene sartenes de hierro colado que además cuentan con la superficie (interior y exterior) esmaltada.

No es apta para el horno, ni la debes lavar en el lavavajillas.

Tampoco hay que dejar la sartén en remojo o meterla en el frigorífico.

Como ocurre con las mejores sartenes, su alto precio se compensa con los años que la vamos a estar usando.

El modelo de 28 cms de diámetro puede superar los 120 €.

Únicamente ten la precaución, si la compras on line de verificar las medidas, sobre todo la altura, porque hay modelos con las paredes altas y otros que no los son. Te puedes confundir fácilmente.

Batería de cocina: ¿cuál es el mejor material?

Igual que ocurre con las ollas a presión, el acero inoxidable es el material más utilizado y más recomendable.

Su relación calidad precio es casi imbatible.

Una batería de cocina se suele componer de varias piezas, generalmente 5, mas 3 o 4 tapaderas, según el modelo.

Eligiendo bien la batería puedes equipar tu cocina a la vez que te ahorras un buen dinero.

Algunas tienen un juego de cuchillos de regalo y otras vienen con algún que otro bol con tapadera para poder guardar la comida.

En Amazon suelen aparecer varias ofertas interesantes que deberías conocer.

¿Qué material es mejor para una cacerola?

Si ya tienen entre su menaje de cocina alguna sartén y no necesitan una batería de cocina completa, alguna cacerola puede terminar por completar sus necesidades.

El acero inoxidable es lo primero que te puede venir a la cabeza, sin embargo, hay otras opciones que puedes contemplar.

Cacerola de acero inoxidable

Puedes comprar una cacerola con tapa de acero inoxidable, como el modelo de la colección Affinity de de Buyer.

Este modelo, está disponible en varios tamaños (pequeños) que van desde los 9 a los 14 cm de diámetro.

Cacerola de aluminio con recubrimiento antiadherente de Teflon

BRA tiene una linea de cacerolas con un elegante e innovador diseño (BRA Efficient) que son superventas.

Están fabricadas en aluminio y tienes una gran variedad de tamaños y capacidades.

Son aptas para todo tipo de fuegos (inducción incluida) y tienen un fondo difusor que permite que ahorres dinero mientras cocinas.

Las 3 capas de Teflon impiden que los alimentos se peguen y que la comida entre en contacto con el aluminio.

Es un tipo de Teflon libre de PFOA.

Son ligeras y una buena alternativa para quien no pueda o quiera levantar mucho peso. En este caso te las recomiendo antes que comprar una de hierro fundido.

Tienen asas de silicona desmontables que evita que te quemes.

Debes tratarlas con mucho cuidado (limpiarlas con cuidado sin usar detergentes o esponjas abrasivos, usar espátulas de silicona, no pre-calentarla a elevadas temperaturas ), de lo contrario, la capa de Teflón se va a ir desprendiendo con el uso y su precio no es elevado, pero tampoco bajo.

Cacerola de hierro fundido esmaltado

Le Creuset es un fabricante de referencia en este tipo de cacerolas.

Comprar este tipo de cacerolas te lo debes plantear como una inversión. Su precio es más elevado, sin embargo están garantizadas de por vida.

El esmaltado impide que el hierro le de sabor a los alimentos.

La gran capacidad de conducir el calor del hierro permite que la cocción sea muy homogénea. Toda la cacerola (paredes incluidas) actúan como difusores.

Son aptas para todo tipo de cocina (horno incluido) y se pueden lavar en el lavavajillas o meter al frigorífico.

El diseño del modelo Cocotte corazón es espectacular. No sólo por el color cereza de la parte exterior, sino por la forma de corazón de la cacerola.

La puedes poner en la mesa y servir directamente la comida desde la cacerola.

Tiene una capacidad de casi 2 litros. Ideal para 2 personas.

Los mejores trucos para preparar unos ricos crepes

Las sartenes se exponen en el punto de venta listas para usar, simplemente puedes lavarlas con un poco de agua para quitar el posible polvo acumulado. Sin embargo, si quieres que tus sartenes duren más tiempo, se conserven mejor y mantengan las propiedades con las que se fabrican el mayor periodo de tiempo posible, no pierdas de vista estos consejos para conseguirlo.

Consejos para estrenar una sartén

Las sartenes Vitrinor que encuentras en el mercado vienen marcadas con unas pegatinas en el interior de la misma que da referencia del modelo, de su tipo de fabricación o de las características de la pieza en cuestión, cómo puede ser el tipo de cocina para la cual es válida la sartén o el tamaño.

Lo primero que debemos hacer al llegar a casa con nuestra nueva sartén Magefesa es retirar los adhesivos antes de poner la pieza sobre la fuente de calor. Estos vinilos son fáciles de quitar sin necesidad de utilizar cuchillos u objetos punzantes que pueden arañar las superficies y estropear el fondo de la sartén. Si quedan restos de adhesivo, estos se podrán eliminar con un paño o papel empapado en alcohol.

Quitadas las pegatinas llevamos la sartén al fregadero donde lavamos la pieza con agua tibia, jabón lavavajillas neutro y una esponja que no raye el fondo de la pieza.

Podemos proceder entonces al “curado” de la sartén. Esto es poner la sartén (asadores o guiseras) al fuego en un grado mínimo de calor durante un par de minutos con un poco de aceite en el fondo. Una vez caliente, retire y deje atemperar. Una vez fría la pieza, desecha el aceite y vuelva a lavar en agua tibia con un jabón neutro. Después, aclara con abundante agua tibia y seque inmediatamente con un paño suave para evitar que se formen manchas de cal.

Las mejores sartenes listas para usar

Una vez realizado este proceso, tendrás una sartén lista para cocinar cualquier alimento. Ten en cuenta que las sartenes antiadherente de Vitrinor evitarán que los alimentos se peguen a ellas. Evita colocar nada encima de las mismas, ni lavarlas con productos químicos altamente corrosivos para evitar estropear la capa de antiadherente.

Estrenar sartenes antiadherentes

Desglosando Estrenar sartenes antiadherentes

Las sartenes de hierro fundido son aptas para cualquier clase de cocina: vitrocerámica, gas, inducción, lignito, etc.; son resistentes y fáciles de sostener, con solo unos pocos de cuidados y unos cuantos mimos las puedes preservar durante toda la vida.

Si estás buscando sartenes de aluminio de calidad a buen precio no dejes escapar las ofertas de las mejores marcas: Buyer, Le Creuset, etc.; las sartenes de aluminio son ligeras y simples de manejar, precisan una base anti adherente de calidad.

Las mejores sartenes saludables son: las de hierro, no desprenden ninguna substancia con el uso; las de acero inoxidable, ecológicas y resistentes, las de cerámica, inocuas para nosotros y respetuosas con el medio ambiente; las de titanio y las de piedra.

Las sartenes usadas en masterchef tienen un recubrimiento anti adherente de 3 capas, son resistentes y ecológicas, son capaces para cualquier fuente de calor, incluyendo la inducción; su fondo de inducción está compuesto de acero inoxidable y aluminio forjado.

Las sartenes copper pan tienen un revestimiento anti adhesivo con partículas de cobre; su tecnología de inducción distribuye el calor de forma uniforme por toda la superficie, lo que deja ahorrar energía y tiempo, y se limpia de forma fácil.

¿Necesitas renovar tus sartenes? Descubre las grandes ofertas que te ofrecen las marcas más conocidas: Tefal, Megefesa, Bra, etc., y aprovéchate para lograr un sustancioso juego de sartenes de calidad, hechas con buenos materiales.

Las mejores sartenes que puedes adquirir las encontrarás en el corte ingles: de titanio, cerámica, hierro, acero inoxidable; y las marcas más conocidas: Tefal, Bra, San Ignacio, etc.; sartenes para inducción, de mago extraíble, etc.

Echa una ojeada al amplio catálogo de sartenes que te ofrece carrefour; sartenes de enorme calidad, hechas con los mejores materiales resistentes, anti adherentes y simples de limpiar; descubre las mejores marcas y los diseños más renovadores.

Las mejores sartenes para inducción son las fabricadas con hierro derretido para inducción, de gran calidad y no utilizan anti adherentes químicos; las de titanio para inducción, las más novedosas del mercado; o de cerámica para inducción.

Las sartenes royalty line te ofrecen calidad y buen precio; descubre sus modelos y su alta gama, hechas con materiales resistentes y duraderos: con base de mármol y piedra anti adherente que además de asegurar un perfecto cocinado, se limpian de forma fácil.

Hechas con los materiales más renovadores y resistentes: acero inoxidable, hierro, de piedra, etcétera, las sartenes lifestyle están diseñadas para perdurar toda la vida; su avanzada tecnología te garantiza y facilita el cocinado perfecto.

La marca suiza de sartenes kuhn rikon nos ofrece un producto de alta calidad a buen precio; elaboradas con los materiales más resistentes y duraderos, las sartenes de kuhn rikon son robustas, anti adherentes y fáciles de limpiar y sostener.

Las sartenes ecologicas son aquellas que no desprenden elementos tóxicos y contaminantes, por ejemplo: las de piedra, no dañan ni al medioambiente ni a nuestra salud; o de acero inoxidable, son seguras, no desprenden contaminantes ni dejan sabores.

¿Por qué razón escoger sartenes amc? Porque tiene muchos modelos para elegir, por el hecho de que su tecnología de vanguardia te deja un cocinado más preciso y veloz, por el hecho de que es fácil de utilizar y de adecentar, pues solo emplea materiales de gran calidad para su fabricación.

Seguro que lo estás haciendo mal: así se usa la sartén como es debido

21/02/2016 05:00

Se trata de una de las herramientas básicas de toda cocina, necesaria para miles de platos y, quizás por ello, suelen acabar como si fueran propiedad del cocinero de ‘Mad Max’. Pero si tus sartenes te duran poco en perfectas condiciones lo más probable es que no estes usándolas correctamente. Vale, no hay que ser Arguiñano para saber cocinar con una sartén, pero tampoco puede utilizarse a lo loco y para todo.

Dice el diccionario de la Real Academia Española que una sartén es “un recipiente de cocina, generalmente de metal, de forma circular, poco hondo y con mango largo, que sirve sobre todo para freír”. Ahí va una primera pista, y no nos referimos a que una sartén debe ser redonda. La sartén está pensada para freír y saltear, no para cocinar a la plancha. ¿Se puede usar para esto de todas formas? Sí, pero debemos tener una serie de cosas en cuenta.

Qué sartén debo usar

Si no eres muy cocinillas quizás pienses que todas las sartenes son más o menos iguales: las hay mejores o peores, pero todas sirven para lo mismo y se utilizan igual. No es cierto. Existen tres tipos principales de sartén, y tienen importantes diferencias.

1. De teflón

(iStock)

Son, de largo, las sartenes más utilizadas. Están fabricadas con distintos materiales –comumente, distintos tipos de acero, pero también aluminio (más caro y más ligero)– pero se distinguen por estar recubiertas de un material sintético antiadherente, cuyo objetivo es que los alimentos no se peguen a la superficie. Hasta hace poco, el recubrimiento de la mayoría de sartenes contenía PFOA, un pegamento usado para adherir el teflón a la sartén y que, por encima de temperaturas de 230º se desintegra, liberando sustancias nocivas.

Desde 2005 el PFOA está prohibido pero, aun así, no deberíamos usar estas a temperaturas muy elevadas. Lo ideal es utilizarlas para cocciones suaves como pochar verdura, hacer una tortilla de patata o freír un huevo, pero no son buenas para cocinar a la plancha, para lo que se requieren temperaturas más altas.

Por supuesto, el abanico de este tipo de sartenes es amplísimo y hay una gran diferencia entre las baratas y las caras. En cualquier caso, si las usamos mucho, tendremos que cambiarlas cada cierto tiempo, pues acabarán perdiendo su capa antiadherente.

2. De cerámica

(iStock)

Últimamente se han puesto muy de moda, pero tienen muchos detractores. De nuevo lo que cambia es el recubrimiento de la sartén, que en este caso es cerámico. Supuestamente, estas sartenes permiten una cocción de los alimentos más uniforme y pueden usarse sin apenas grasas para cocinar a la plancha, aunque tampoco es conveniente usarlas con el fuego muy alto.

Tienen, no obstante, varios inconvenientes: el recubrimiento es aún más delicado que el teflón, y puede desgastarse en un santiamén si no tenemos cuidado de no rallarlo. Además, son más caras. Su gran ventaja es que son muy fáciles de limpiar.

3. De acero inoxidable o hierro

(iStock)

Estas sartenes son las más caras y también las mejores. No llevan ningún recubrimiento y aguantan temperaturas mucho mayores, por lo que sí son adecuadas para cocinar a la plancha. Se trata de materiales que aguantan mucho más, distribuyen y guardan mejor el calor y, si se cuidan correctamente, pueden aguantar por los siglos de los siglos. En concreto, las sartenes buenas de hierro colado son una inversión de por vida (eso sí, no suelen bajar de los 100 euros).

El único inconveniente de estas sartenes es que, al no tener cobertura, hay que usarlas con más cuidado. Las primeras veces que se utilizan es recomendable engrasarlas bien para ayudar a formar una capa antiadherente, después la propia sartén va formando su propia capa natural.

Qué se debe cocinar en la sartén

Aunque en la sartén puede cocinarse casi cualquier cosa (la paella, por ejemplo, no deja de ser una herramienta similar), su uso primordial debe ser el de saltear o freír. Para cocinar a la plancha, siempre es mejor comprarse una plancha aunque, como comentábamos antes, las sartenes buenas de hierro o acero inoxidable sirven para tal fin.

La sartén siempre se debe usar utilizando algún tipo de grasa. Aquí usamos siempre aceite de oliva o girasol, pero también se puede cocinar usando mantequilla. La clave reside en combinar correctamente la cantidad de grasa y la temperatura a la que la calentamos según el tipo de preparación. Son dos (más una) las técnicas de cocina que suelen usarse en la sartén.

1. El salteado

(IStock)

Esta técnica consiste, básicamente, en cocinar con un poco de grasa caliente cualquier producto con la intención de que se dore rápidamente y se sirva de inmediato. Se emplea sobre todo para piezas pequeñas (los moluscos son un buen ejemplo) o géneros troceados (carne, verduras o pescado).

Es importante que no nos pasemos con la grasa (un chorro es suficiente), que la temperatura sea elevada, pero sin llegar a quemar el aceite, y que cocinemos los alimentos poco tiempo, lo necesario para que se hagan.

2. La fritura

Freír parece la cosa más sencilla del mundo, y puede que lo sea, pero aun así mucha gente lo hace mal. A diferencia de otras preparaciones, la fritura mal realizada multiplica las calorías de nuestros platos, por lo que debemos ser cuidadosos.

La clave para lograr una buena fritura es que el aceite esté lo suficientemente caliente como para hacer el alimento por dentro, dorarlo por fuera y no impregnarlo de aceite. La temperatura perfecta que debe alcanzar el aceite para freír debe ser entre 180 y 190 grados, y bajará en torno a los 170 cuando echemos los alimentos. Debemos evitar que el aceite se queme, pues si la temperatura es demasiado elevada se generan sustancias potencialmente tóxicas que, además, alterarán el sabor de nuestros fritos. El aceite nunca debe humear.

Un buen truco para saber cuándo está listo el aceite es echar un ajo sin pelar en la sartén cuando empieces a calentar el aceite. Cuando empiece a crepitar es que podemos empezar a freír.

3. La plancha

(Corbis)

Si tienes una buena sartén de acero inoxidable o hierro cocinar a la plancha es una de las técnicas más saludables que puedes usar. Sólo tiene una norma básica: muy poco aceite y alta temperatura. Lo demás es cuestión de gustos, aunque con tanto calor merece la pena no pasarse en la cocción de los alimentos, que normalmente se cocinan a la perfección con el clásico “vuelta y vuelta”.

Si te gusta especialmente este tipo de cocción quizás debes plantearte adquirir una parrilla de hierro fundido, que es el instrumento ideal para este tipo de preparaciones.

Cómo cuidarlas

Por último debemos detenernos en los cuidados básicos que requieren todas las sartenes. Si sigues estos consejos tus herramientas aguantarán mucho más.

  • Antes del primer uso lava la sartén con agua y jabón, sécala, y aplica una fina capa de aceite antes de cocinar. Esto hará que la capa antiadherente no se dañe en el primer uso y la comida no se pegue si es una sartén que no cuenta con ella.
  • Evita someter a las sartenes a cambios bruscos de temperatura, como ponerlas debajo del grifo con agua fría justo después de cocinar. Si haces esto la sartén se irá deformando y no repartirá uniformemente el calor en el futuro.
  • Ten cuidado de no quemar el mango. Parece una tontería, pero si no centramos bien la sartén o no la usamos sobre el fuego del tamaño adecuado puede acabar desmontándose.
  • Usa siempre utensilios de madera o plástico para no dañar el recubrimiento de la sartén.
  • Aunque hay sartenes que pueden lavarse en el lavavajillas la mayoría deben lavarse a mano. Utiliza siempre esponjas suaves: los estropajos metálicos tipo “nanas” pueden dañar el recubrimiento.

Cuidados del antiadherente tradicional

Con el fin de prolongar al máximo la vida útil de nuestro menaje MAGEFESA recubierto con antiadherentes tradicionales, es conveniente conocer unas pequeñas pautas de uso, limpieza y mantenimiento.

Antes del primer uso

• Retire los adhesivos antes de poner el menaje sobre la fuente de calor. Estos vinilos son fáciles de retirar sin necesidad de utilizar cuchillos u objetos punzantes que pueden arañar las superficies. Si quedan restos de adhesivo, estos se podrán eliminar con un paño o papel empapado en alcohol.
• Lave la pieza con agua tibia, jabón lavavajillas neutro y una esponja o paño suave. Esto removerá los restos de aceites y lubricantes utilizados en el proceso de fabricación.
• En sartenes, asadores y guiseras, caliente un fondo de aceite a fuego lento durante un par de minutos, deseche el aceite y vuelva a lavar.
• En ollas, tarteras o cacerolas, llene con agua a 3/4 de su capacidad y lleve a ebullición durante 20 o 30 min. Deseche el líquido y lave de nuevo.
• Aclare con abundante agua y seque inmediatamente con un paño suave para evitar que se formen manchas de cal.
Durante el uso

• No debe precalentar el menaje en vacio, siempre se debe de incorporar algo de aceite, agua, caldo o alimento para evitar un sobrecalentamiento de la pieza.
• Utilice la fuente de calor que más se aproxime al diámetro de la base de nuestro menaje.
• Recomendamos trabajar o cocinar con potencias de calor medias – bajas, al mismo tiempo de estar cuidando el menaje, estará cuidando la textura de los alimentos y evitará que los aceites o grasas se degraden rápidamente por un exceso de calor.
• No use utensilios cortantes ni punzantes sobre la superficie antiadherente. Aún cuando los materiales antiadherentes de ultimo generación soportan mejor la utilización de instrumentos metálicos, cortar o pinchar los alimentos directamente sobre el menaje producirá pequeños arañazos que mermarán las propiedades antiadherentes.
Limpieza y mantenimiento

Si bien todos los antiadherentes utilizados por MAGEFESA están fabricados por empresas de máximo nivel, y son aptos para la limpieza en lavavajillas, debemos de conocer algunos detalles por los que recomendamos su limpieza a mano:
• Los jabones utilizados en los lavavajillas contienen productos químicos altamente corrosivos, y dada la diversidad de jabones que podemos encontrar en el mercado, no podemos garantizar que alguno de ellos no dañe nuestro menaje.
• Las vibraciones y los roces entre piezas que se producen en el interior de la maquina durante el lavado, hacen que a la larga, la capa antiadherente pierda sus propiedades.
• Preferentemente lave el menaje a mano.
• Después de cada uso, lave la pieza con jabón neutro y agua tibia, usando una esponja o paño suave.
• Evite someter el menaje a cambios bruscos de temperatura. Sumergir una sartén recién usada en agua fría provoca una contracción rápida del metal y aunque el material antiadherente es elástico, a la larga puede producir ampollas o abombamientos.
• Almacene cuidadosa y adecuadamente las piezas evitando el contacto directo de objetos de metal o punzantes con la superficie antiadherente.

Hoy quiero contaros cómo preparar una sartén de hierro para usarla por primera vez, para conseguir mantenerla perfecta e ir creando una superficie antiadherente en un material que no trae una capa de Teflon (PFOA y PTFE) ni otros productos antiadherentes similares, para que estas útiles herramientas de cocina funcionen bien y nos duren toda la vida.

A raíz de la publicación de la entrada sobre cuáles son las mejores sartenes profesionales de cocina, algunos lectores me han preguntado a través del correo electrónico y por mensajes en mi cuenta de Twitter, por cómo se debe preparar una sartén de este material antes de comenzar a usarla.

Por ese motivo, aquí tenéis un pequeño tutorial para que veáis cómo podéis hacer esta tarea de modo sencillo. De todas formas, en las sartenes encontraréis las explicaciones del fabricante para saber cómo tenéis que hacerlo.

En general, las sartenes de hierro son sartenes pesadas que pueden alcanzar altísimas temperaturas, lo que facilitará en su momento al cocinero las tareas de dorar carnes y pescados utilizándolas como una plancha, pero que también son estupendas para freír patatas o realizar cualquier tipo de frituras a alta temperatura.

Antes de hacer estas tareas, hay que pensar en cómo viene la sartén cuando la compramos y cómo prepararla para sus futuros usos. En el mercado hay varios tipos de sertenes de este material, que no es acero inoxidable ni aluminio, sino hierro mineral.

Esto hace que al terminar de usarlas haya también que limpiarlas y guardarlas de una manera especial ya que si simplemente las fregamos como cualquier otro cacharro se nos puedan oxidar y puedan perder el «tratamiento» antiadherente que crearemos con su uso.

Las primeras tareas al adquirir una de estas sartenes de hierro

Una vez desenvolvemos nuestra sartén y retiramos los cartones de protección, lo primero que debemos hacer es fregar bien a conciencia la sartén para retirar algunas sustancias o materiales de protección para su traslado que evitan que se pueda rayar o arañar. Concretamente, las que yo tengo son de la marca De Buyer y vienen protegidas con una capa de cera de abejas. Podéis ver las marcas que tenía de esa cera en la foto sobre estas líneas.

Con un estropajo común, agua y una gota de jabón lavavajillas, repasamos la sartén hasta dejarla perfecta y retirar la capa de cera. Cuando hagáis esta primera tarea, notaréis cómo cambia el color de la sartén, especialmente en su dorso, que queda de un color más uniforme y toma algo de brillo.

El curado o creación de la capa protectora o antiadherente

Esta tarea depende del tipo de sartén de hierro que utilicéis. Si la sartén no trae esa capa de cera, bastará con fregarla y empezar a preparar su curado o culottage. Si trae esa capa, tras retirarla como hemos indicado podremos saltarnos lo que indica el párrafo siguiente y pasar al siguiente punto.

En las que no traen cera, la recomendación de los fabricantes es poner a cocer en las sartenes de hierro mineral un poco de agua y añadir unas mondas de patata. Al hacer este proceso, dejamos cocer las mondas durante unos 15 minutos hasta que las sartenes tomen un color mas oscuro. Entonces tiramos las mondas a la basura y volvemos a lavar la sartén con agua caliente y jabón.

Si la sartén viene protegida con cera de abejas como la que yo uso, no es necesario hacer el paso de cocer las mondas de patata y podemos continuar a partir del punto anterior, cuando tenemos la sartén fregada y lista para usar.

El siguiente paso es poner en la sartén un vaso de aceite y calentarlo. En ese proceso podéis mover la sartén o inclinarla para que el tratamiento de aceite afecte a toda su superficie, o bien poner más cantidad de aceite.

Tras ese calentado, recuperamos el aceite y retiramos el que tiene en su superficie con un papel absorbente de cocina, de forma que a la vez que lo retiramos dejamos una fina película de grasa en la superficie interior de la sartén.

A partir de entonces, nuestra sartén está apta para su uso aunque sus características antiadherentes irán mejorando conforme más la usemos al irse creando esa protección natural.

Cómo usar y limpiar las sartenes de hierro tras su curado

Para usar la sartén, la ponemos a calentar en nuestra fuente de calor -son aptas para fuego de gas, eléctrico, vitrocerámica e inducción- y añadimos un poco de mantequilla, aceite o grasa, y ya tenemos la sartén de hierro lista para freír o saltear los alimentos.

Al terminar, fregamos bien la sartén siempre a mano -no son aptas para el lavavajillas- y con un poquito de papel humedecido en aceite, damos una capa en la superficie interior para dejarla ligeramente engrasada y evitar su posible oxidación.

En caso de que algún alimento se quede pegado o agarrado, -lo que ocurrirá más al principio al no estar todavía completo el curado de la sartén porque cuanto más la usemos, mejor funcionará y más antiadherente se hará, conviene retirarlo con agua caliente y estropajo, pero nunca hay que dejar la sartén en remojo, sino frotar con paciencia durante unos minutos.

Una vez limpia la superficie, la engrasamos ligeramente con el papel de cocina mojado en aceite y la guardamos en un lugar seco.

La sartén ya está perfecta para su uso tras su curación

Mi recomendación es que durante las primeras cinco o seis veces las utilicéis como una sartén para freír, hasta que la sartén se vaya oscureciendo y ya sea perfectamente antiadherente, momento a partir del cual la podréis utilizar también como una plancha para dorar los alimentos y caramelizar su superficie.

Como podéis ver, la labor del curado de este tipo de sartenes no es complicada pero sí que tiene algo de entretenimiento. Una vez las pongáis a trabajar, estas sartenes son muy agradecidas y cada vez fríen mejor y cada vez se limpian mejor. Ahora que sabéis cómo hacerlo solo falta que valoréis si queréis tener en casa una de estas sartenes profesionales de cocina.

En Directo al Paladar | Qué es un tajine y cómo prepararlo para que esté listo para cocinar
En Directo al Paladar | Cuáles son las mejores sartenes profesionales de cocina y cómo comprarlas al mejor precio

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *