Como poner el lavavajillas

¿Tienes problemas con tu lavavajillas o no entiendes el tipo de error que aparece en la pantalla? En ese caso no te puedes perder nuestros consejos sobre cómo reparar lavavajillas AEG.

Además de los errores más comunes como que el lavavajillas AEG no enciende por algún problema con los fusibles o de conexión eléctrica, así como que el lavavajillas AEG no calienta o incluso que un lavavajillas AEG no seca, puedes aparecer en la pantalla errores que no entiendas.

Para evitar muchos de los errores que vamos a explicar a continuación, es recomendable una limpieza y un buen mantenimiento constante. Muchas veces el lavavajillas u otro tipo de electrodomésticos dejan de funcionar o no funcionan adecuadamente por tener el filtro sucio.

Contenidos

Errores Lavavajillas AEG

Estos son los posibles errores que pueden aparecer:

–Lavavajillas AEG error 10: este fallo significa que hay algún problema en la entrada de agua. Por lo que es posible que la llave tenga cal que impide el acceso al agua, el filtro esté atascado o que la bomba del desagüe esté bloqueada. Por ello, es conveniente revisar si esos componentes están totalmente limpios y eliminar el bloqueo de agua.

–Lavavajillas AEG error 20: esta avería tiene relación con una fuga de agua en el interior. El agua entra y cuando detecta pérdida de agua mediante el sensor antidesbordamiento, aparece el aviso de error 20. Para solventar este problema es necesario encontrar la fuga para poder arregrarla.

–Lavavajillas AEG error 30: significa que el lavavajillas pierde agua, el programa de lavado suele bloquearse y aparece la indicación del error. En este caso también hay vaciar el interior de agua para encontrar la fuga y así cambiar la pieza defectuosa.

–Lavavajillas AEG error 40: este problema está relacionado con la limpieza de los filtros. La suciedad que se acumula en los filtros hacen que el flujo de agua disminuya, lo que provoca que el lavado no sea eficaz. Por lo que es conveniente limpiar los filtros con regularidad.

Asimismo, pueden aparecer una gran cantidad de errores que tengan que ver con las averías ya nombradas o con otro tipo. Si no sabe como arreglar la avería de un lavavajillas AEG con error 20, 30… es mejor ponerse en contacto con un técnico profesional o con el servicio técnico de la propia marca.

Modelos Lavavajillas AEG

En el caso que la reparación del lavavajillas AEG no sea posible siempre podrás comprar un lavavajillas nuevo en Tien 21. Encuentra el que mejor se adapte a tus necesidades y gustos entre una gran variedad de modelos.

Con el lavavajillas AEG FSE63717P A+++ podrás introducir hasta 15 servicios para su limpieza en profundidad. Su alta clasificación energética A+++ proporciona un mayor ahorro en la factura de luz. Gracias a la función de inicio diferido siempre se puede programar el comienzo del ciclo de lavado. Además cuenta con tecnología AirDry que se encarga de ofrecer un secado máximo mientras proporciona un menor consumo energético.

Un modelo más barato pero con las características similares es el lavavajillas AEG FFB53650ZM A+++. Este lavavajillas de libre instalación cuenta con hasta 5 programas de lavado para escoger el que más te convenga. En todo momento se puede conocer el tiempo restante para la finalización del ciclo gracias a su pantalla display.

Consigue estos modelos y muchos más en nuestra tienda de electrodomésticos online. Echa un vistazo a todo lo que te contamos en los siguientes artículos relacionados:

¿Sabes que hay utensilios que no se pueden meter en el lavavajillas? Descubre cuáles son

Lavavajillas compacto, cómo instalarlo en pequeñas cocinas

5 consejos para eliminar el mal olor lavavajillas

Terminas de cenar y la única tarea que te queda por hacer en el día es lavar los platos y el resto de utensilios que has usado para cocinar. Si no tienes lavavajillas, inevitablemente toca coger estropajo y jabón, y frotar hasta que queden limpios. Sin embargo, es probable que cuentes con este electrodoméstico para facilitarte las tareas en casa: según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), más de la mitad de los hogares españoles tienen un lavavajillas en su cocina. En este caso, te ahorrarás el esfuerzo de fregar los platos. Y aún así, muchos de nosotros tenemos la costumbre de aclararlos antes de meterlos para que queden perfectamente limpios. Algo que, dicen las organizaciones de consumidores y marcas de electrodomésticos y de detergentes, es un error.

Ante la pregunta ¿hay que enjuagar los platos antes de meterlos en la máquina?, la respuesta siempre es clara: «No», dicen tanto la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) como empresas del sector como Finish o Balay. La explicación que da la OCU está en el funcionamiento de los detergentes, que para limpiar «necesitan suciedad. Si los platos ya están (casi) limpios, las enzimas del jabón rendirán menos, sin contar con que ese prelavado supone un gasto de agua innecesario».

Además de que la acción del jabón no sea la misma, enjuagar los platos antes de meterlos en el lavavajillas es menos ecológico: «Resulta menos eficiente en cuanto al ahorro de agua», apuntan en Finish, quienes añaden que las altas temperaturas a las que funcionan estos electrodomésticos «aseguran que los platos estarán perfectamente limpios». Como mucho, señala Balay, podemos retirar los restos de comida sólida con una servilleta antes de meterlos.

Aclarar la suciedad antes no solo puede hacer que el jabón no funcione bien y que gastemos más agua, también que el lavavajillas no use todo su potencial. Lo explica también una organización de consumidores de Estados Unidos, Consumer Reports: «La mayor parte de los que se han vendido en los últimos cinco años por un precio de 500 dólares o más vienen con un sensor que determina cuánta agua es necesaria para limpiar la vajilla. Al inicio del ciclo, hace un repaso a la carga y determina la cantidad de agua que debe usar. Si hemos enjuagado los platos antes, es posible que no haga bien la lectura y no lave bien los platos».

Al igual que recomienda Balay, la OCU y Consumer Reports aconsejan quitar únicamente los trozos grandes y secos de comida que quedan en los platos. El resto hay que dejarlo en «manos» del lavavajillas.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

6 averías del lavavajillas muy típicas

¿Tu lavavajillas no funciona y no sabes qué le pasa? ¡Qué no cunda el pánico! Nosotros en este post te contamos algunas de las averías del lavavajillas más comunes. ¿Qué puedes hacer si tu lavavajillas no desagua, no se enciende o no disuelve la pastilla? ¡Te lo contamos!

El lavavajillas no desagua

¿Tu lavavajillas no desagua? ¡No te asustes! Esta es una de las averías del lavavajillas más común y sucede porque el agua se queda en el fondo del aparato. ¿Quieres saber por qué pasa esto?

Este problema puede tener varias razones: puede ser que la bomba esté obstruida, que la manguera esté doblada o que hay un atasco en las tuberías. Para saber si la avería está siendo causada por el desagüe, tienes que comprobar si el tubo desagüe está doblado u obstruido. Si tienes este problema solo tienes que cambiar el tubo del desagüe por uno nuevo. El proceso para cambiarlo es el siguiente, ¡apúntalo!

  • Apaga la corriente.
  • Retira el lavavajillas.
  • Utiliza un destornillador para aflojar las abrazaderas que sujetan la manguera del desagüe del lavavajillas.
  • Sigue la manguera de drenaje con la mano hasta encontrar donde termina.
  • Desatornilla la abrazadera de compresión en el extremo de la manguera.
  • Tira de la manguera.
  • Instala la nueva manguera. Empieza por donde termina la manguera del desagüe y conecta con el extremo de salida.
  • Para saber si la instalación funciona, tienes que encender la corriente y poner el lavavajillas.

Esta avería no es grave, pero nosotros te recomendamos que llames a un profesional que te pueda ayudar a solucionarlo y que esto no se convierta en una avería grave.

El lavavajillas no se llena de agua

Esta es una de las averías del lavavajillas que puede ser complicada, ya que puede tener como consecuencia que el lavavajillas no lave bien o que no realice el ciclo de lavado correctamente. Este problema puede venir porque la manguera esté doblada o porque el filtro de entrada del agua esté sucio u obstruido. Lo mejor es que contactes con un profesional porque esta avería del lavavajillas puede provocar que el aparato deje de funcionar para siempre.

El lavavajillas no disuelve la pastilla de detergente

¿Tu pastilla no se disuelve? Si la pastilla del lavavajillas no está disuelta cuando acaba el proceso de lavado puede ser por estos tres motivos:

  • No estás usando las pastillas adecuadas para el programa que tienes en el lavavajillas.
  • El cajetín no se abre con facilidad.
  • El aspa del lavavajillas tiene los orificios obstruidos.

Cosas que tienes que hacer para saber qué le pasa :

  • Mirar si el lavavajillas hace su trabajo correctamente.
  • Asegurarte de que el nivel del agua está correcto.
  • Confirmar que el aspa no toque ningún elemento (cuchillo, tenedor, plato …), ya que si algún elemento toca la pastilla frena el proceso.

Si haces estas tres cosas, la pastilla es la adecuada y sigue sin disolverse… es posible que la avería sea más grave. En este caso, lo mejor para solucionarlo es que contactes con un profesional.

Consumo de sal excesivo

¿Tu lavavajillas tiene un consumo de sal excesivo? Los motivos pueden ser por 3 cosas: que el dosificador está dañado, que el tapón de la sal no cierra herméticamente o que la placa electrónica está dañada. Siempre es mejor que consultes con un técnico que te pueda decir cúal es la avería, ya que hay muchas averías en el lavavajillas que son fáciles de solucionar.

El lavavajillas no se enciende

¿Tu lavavajillas no se enciende? El lavavajillas puede que no se encienda por varios motivos. Por ejemplo, estas averías del lavavajillas pueden estar causadas porque el fusible de la instalación esté dañado o porque el grifo de agua esté cerrado.

¿Qué hacemos? Lo primero que tenemos que hacer comprobar que la manguera del agua no esté obstruida. Si la manguera no está obstruida, lo mejor es que contactes con un profesional para que pueda ayudarte. Si por el contrario la manguera está obstruida, lo que tienes que hacer es cambiarla. Para ello, tienes que hacer lo siguiente:

  • Retirar el lavavajillas.
  • Quitar la electroválvula.
  • Comprar una electroválvula nueva (puedes comprar solo la electroválvula suelta sin la goma, a no ser que la goma esté dañada)
  • Quitar la abrazadera.
  • Retirar la electroválvula y enganchar la nueva.
  • Enchufar la electroválvula en su sitio.

No se ilumina el piloto de aviso

¿El piloto del lavavajillas no se enciende? ¡No te alarmes! Esto puede estar pasando porque el piloto esté desactivado. Para solucionarlo solo tienes que volver a activarlo con el manual de instrucciones de tu lavavajillas ¡Fácil y sencillo!

Truco casero: Saber si tienes activado la reposición de sal del lavavajillas

  1. Espera a que el lavavajillas no tenga nada de sal.
  2. Con el manual del lavavajillas, activa el piloto.
  3. Comprueba si detecta que no tiene sal.
  4. Si funciona, ya lo tienes activado y ya puedes ponerle sal.

Errores comunes que provocan averías en el lavavajillas

  • Pensar que todos los lavavajillas son iguales: No todos son iguales. Lo más recomendable es leerse el manual de instrucciones para saber qué es lo mejor para nuestro lavavajillas.
  • Colocar fuentes grandes en la bandeja superior: Lo más recomendable es poner las fuentes en la bandeja de abajo. Siempre lo mejor es ponerlas al fondo y no a los lados.
  • Lavar a mano las ollas y sartenes: ¿Sabías que las sartenes se pueden lavar en el lavavajillas? Esto se puede hacer siempre y cuando las pongas en la bandeja inferior.
  • Colocar las cosas a lo loco: Es muy importante seguir el orden del lavavajillas, ya que el lavabo va a ser más efectivo ¡Apúntalo!

¿Quieres saber cuánto cuesta arreglar el lavavajillas? Solo tienes que pedir presupuesto en Jobin y hasta 3 profesionales te darán datos más concretos.

¿Cómo pedir presupuesto?

  1. Selecciona el servicio de electrodomésticos en Jobin.
  2. Describe qué necesitas y selecciona tu ubicación. Todo este proceso te llevará menos de un minuto.
  3. Hasta tres profesionales te contactarán para ofrecerte un presupuesto. Elige el que mejor encaje contigo.

Cómo funciona un lavavajillas: conocé a tu mejor aliado

Es un electrodoméstico salvador que mejora la calidad de vida y ahorra tiempo en días recargados. Marcas, modelos y características de los mejores lavaplatos.

Lavar los platos es una de las tareas cotidianas más tediosas. Toma tiempo, nadie quiere hacerlo y hasta genera roces en la familia. Existe una solución bastante sencilla para eliminar esta actividad de nuestra rutina y se llama lavaplatos, un electrodoméstico que puede mejorar nuestra calidad de vida de manera sorprendente. Te contamos cómo funciona un lavavajillas, qué modelos hay y todo lo que debés saber antes de comprar uno.

Podés ver muchas opciones en Mercado Libre

Cómo funciona un lavavajillas

En el mercado podemos encontrar modelos que se adaptan a las distintas necesidades. Si bien tienen diferentes características, la mayoría de ellos funcionan gracias a los mismos mecanismos internos. Algunas claves que se repiten:

  1. Agua: el primer paso del lavavajillas es llenar de agua un compartimento inferior que sirve como reserva para el lavado.
  2. Calor: una vez que el agua está en el lugar comienza a calentarse mediante resistencias eléctricas. Esto es fundamental, ya que hace que el proceso sea eficiente.
  3. Detergente lavavajillas: el paso siguiente es el agregado de jabón o detergente previamente cargado en el electrodoméstico. El mismo lavaplatos lo administra y dosifica para evitar un exceso de consumo.
  4. Lavado activo: una vez que el agua está caliente y el detergente se unió al proceso, comienza el lavado. Adentro del lavaplatos podemos encontrar unos “brazos” que giran expulsando una mezcla de agua y jabón con mucha fuerza para eliminar la suciedad.
  5. Drenaje: al finalizar la etapa de lavado activo, el lavaplatos comienza a drenar el agua con detergente para pasar al siguiente punto.
  6. Enjuague: como el agua que estaba en el depósito ya fue utilizada, se vuelve a llenar y calentar para enjuagar la vajilla, que todavía tiene restos de jabón.
  7. Vaciado: cuando los platos ya están relucientes y sin restos de detergente, se vacía el agua utilizada. El paso siguiente es el secado que puede hacerse gracias al calor de los propios platos o utilizando aire calentado por las resistencias.

No se trata de un proceso complicado y es energéticamente eficiente. Los lavavajillas realmente pueden significar una mejora importante en la rutina y darnos un tiempo extra para disfrutar de otras actividades más placenteras que lavar los platos.

La pregunta ahora es qué tenemos que tener en cuenta para elegir al nuevo integrante de nuestra cocina.

Podés ver distintos modelos en la Tienda Oficial de Garbarino

Cómo elegir un lavavajillas

El lavaplatos es uno de los electrodomésticos más prácticos del mercado y es tan imprescindible como el lavarropas en los países más avanzados. Sin embargo, aún no es muy popular en nuestro país, por lo que es difícil encontrar buenos consejos sobre qué modelo comprar. Aunque a veces es fácil dejarse llevar por las ofertas, lo mejor es tener algo más de conocimiento. Armamos nuestra propia lista de recomendaciones para facilitarte la tarea.

Podés ver más opciones en la Tienda Oficial de Grupo Márquez

Lo primero que tenemos que tener en claro es cuáles son los modelos de lavaplatos disponibles en el mercado. Aunque han evolucionado mucho a lo largo de la última década, existen tres tipos básicos:

  • Independientes o de libre instalación: se instala de forma aislada en cualquier hueco que encontremos en la cocina. Por lo general, se ubica debajo de la mesada para aprovechar el espacio de manera eficiente. Podemos encontrar distintos diseños y ajustar el estilo a la decoración de nuestra cocina.
  • Totalmente integrables: los lavaplatos integrables están pensados para funcionar dentro de un mueble o unido a las puertas de los placares para quedar ocultos. Muchas personas los prefieren porque no perjudican el estilo del ambiente y aprovechan bien los espacios.
  • Lavavajillas panelable: los lavaplatos panelables son el punto justo entre los independientes y los integrables. Pueden instalarse tal como vienen o con un panel adherido a la puerta de algún mueble. En estos casos, lo único que quedará visible del electrodoméstico será la botonera de control.

Consejos para elegir un lavaplatos

Además del modelo, tenemos que considerar otros aspectos antes de comprar. Repasamos cuáles son los puntos a observar.

  • Tamaño y capacidad: la capacidad está directamente ligada al tamaño, por lo que es importante optar por un modelo que cubra las necesidades específicas de cada casa, sin excederse. En general, se dividen en tres grupos: grandes, estrechos y compactos. Los grandes son de 60 centímetros o más de ancho y capacidad para doce o quince juegos de platos y cubiertos. Una familia más pequeña puede recurrir a un electrodoméstico más modesto.
  • El espacio de los cestos: es clave mirar cómo funciona el espacio de los cestos. Los más prácticos tienen cajones removibles que se ajustan a la altura de lo que querés lavar.
  • Los programas de lavado: cada modelo ofrece distintos programas de lavado, por ejemplo “vajilla diaria” o “delicada”. Los mejores tienen varias opciones para ajustarse a las distintas situaciones y preferencias de ahorro energético. Algunos modelos tienen un lavado ecológico para desperdiciar menos agua o, incluso, función media carga para lavar pocos elementos. Otra función interesante es la que permite programar un lavado en horario diferido.

Podés seguir viendo lavaplatos en la Tienda Oficial de Frávega

  • El material interior: lo mejor es que su interior esté hecho de acero inoxidable para ser más duraderos.
  • Nivel de ruido: este punto es fundamental si no queremos pasar la sobremesa escuchando el zarandeo de nuestros platos dentro de la máquina. Los fabricantes están obligados a indicar el nivel de decibeles al que llega el equipo. No se recomienda comprar ninguno cuyo índice de sonido supere los 60 decibeles.
  • Eficiencia energética: estamos hablando del cuarto electrodoméstico que más energía consume dentro de un hogar, por eso conviene elegir uno que pertenezca a la categoría A de ahorro energético (si querés saber más, podés leer estos consejos: Pequeños gestos para volver tu hogar Eco Friendly).
  • La presentación: parece superficial pero no lo es. Tener un electrodoméstico que no nos agrada en la cocina puede bajar nuestro nivel de satisfacción enormemente. Comprá el que combine mejor con tu cocina.

Mejores marcas de lavavajillas

En el mercado hay una importante variedad de modelos, prestaciones, marcas y precios. Aunque no es tarea sencilla y la decisión siempre irá en función de las preferencias de los consumidores, las marcas más conocidas son:

  • Electrolux
  • Ariston
  • Philco
  • Candy
  • Drean
  • White Westinghouse

Podés leer: Cuál es el mejor lavarropas: claves para elegir bien

Si en tu casa no tenés espacio para el lavaplatos, podés pensar en una reforma. Podés leer consejos para resetear la cocina, el corazón de tu hogar.

Te puede interesar:

  • Cómo ahorrar energía en casa: gastá menos y cuidá el Planeta
  • Calefacción: cómo calentar la casa en invierno
  • Cuáles son las mejores marcas de heladeras
  • Cómo funciona un lavavajillas: conocé a tu mejor aliado
  • Cómo usar un lavarropas automático
  • Qué es una heladera cíclica: claves para comprar bien
  • Cuál es el mejor horno eléctrico para comprar en Argentina
  • Cómo convertir tu hogar en una casa inteligente
  • Qué hidrolavadora comprar: consejos para elegir bien
  • Cómo limpiar un aire acondicionado y mantener bien el filtro
  • Qué hidrolavadora comprar: consejos para elegir bien
  • Cuál es la diferencia entre freezer y congelador

Todos sabemos cómo funciona un lavavajillas – metemos los platos sucios y luego los sacamos limpios. Sin embargo, lo que quizás no hayas percibido es lo que sucede durante ese proceso. Aunque un lavavajillas es una máquina que lleva a cabo una serie de acciones complejas con el objetivo de asegurar que los platos queden limpios, los mecanismos que hay detrás son bastante simples. La mayoría de los lavavajillas siguen estos siete pasos.

¿Cómo funciona un lavavajillas?

  1. Añadir agua. No se trata de llenar el lavavajillas, más bien un cuenco poco profundo en la parte inferior.
  2. Calentar el agua. Se hace con un elemento térmico dentro del cuenco mencionado, que a su vez suele estar debajo de los brazos del lavavajillas.
  3. Añadir detergente. El detergente se añade automáticamente en el momento más adecuado del lavado, a través del ordenador o temporizador del lavavajillas.
  4. Lavar los platos. El agua caliente y el detergente se bombean en los brazos del lavavajillas, donde la presión provoca que giren y expulsen el agua con la suficiente fuerza para que los platos se laven correctamente.
  5. Vaciar el agua sucia.
  6. Enjuagar los platos. Se añade y se calienta el agua limpia como antes, pero esta vez sin detergente. Esta agua es bombeada para comprobar que no han quedado residuos o detergente en los platos.
  7. Vaciar el agua que sobra. Si quieres que tu vajilla y tus vasos salgan secos y sin marcas de agua, añade Finish abrillantador en el compartimiento correspondiente.

Todo lo que tenemos que hacer como recompensa a todo el trabajo que un lavavajillas hace por nosotros es usar un limpiamáquinas una vez al mes. Las razones que explican por qué debemos cuidar el lavavajillas se entienden más cuando observamos con más detalle las partes que componen un lavavajillas.

Componentes del lavavajillas

Calentador eléctrico

Está compuesto por piezas de metal que transforman la electricidad en calor además de calentar el agua a la temperatura correcta. Sin embargo, como estas piezas están en contacto directo con el agua tienden a acumular cal con el paso del tiempo.

Bomba

La bomba es un motor que bien fuerza el agua durante el proceso de limpieza, o que la escurre en el momento de drenaje. El ordenador del lavavajillas abre y cierra las válvulas en el instante correcto asegurándose de que el agua se mueve en la dirección adecuada.

Brazo rociador

La presión generada por el agua al ser movida provoca que estos brazos rociadores empiecen a girar dentro de un proceso que hace que los vasos queden limpios. La comida, la grasa y cualquier tipo de suciedad pueden bloquear el brazo con el tiempo, de ahí que sea crucial para dejar los platos limpios.

Si usas el limpiamáquinas de Finish por lo menos una vez al mes puede que consigas librarte de la cal que se acumula así como de los restos de comida y grasa que obstruyen las zonas vitales del lavavajillas. Con que cumplas estos mínimos de cuidado tu lavavajillas funcionará muy bien.

Cómo funciona un lavavajillas: ¿qué detergente debo usar?

Todos sabemos que existen numerosos productos en el mercado para el lavavajillas. Sin embargo, una pregunta recurrente que nos solemos hacer es si podemos usar el mismo detergente que utilizamos cuando lavamos a mano o, incluso, el jabón que metemos en el lavarropas. La pregunta tiene sentido, ¿por qué tener dos productos cuando podríamos usar uno solo? La respuesta te puede sorprender. Quizá creas que el detergente para lavar a mano es más útil en este caso que el polvo para lavar la ropa, pero la verdad es que ninguno es apropiado para el lavavajillas. Los detergentes líquidos están diseñados para producir espuma; si lo echás en el lavavajillas, vas a terminar luchando en un mar de espuma para sacar tus platos de la máquina al final del ciclo de lavado.

Siempre usá productos especialmente diseñados para el lavavajillas, como Sun Polvo, y nunca elijas jabón para ropa en polvo o en barra. Recordá también que si usás productos que no están recomendados para el lavavajillas, corrés el riesgo de perder la garantía en caso de que la máquina se dañe. Lo mismo en caso de que necesites reemplazarla por otra.

Los lavavajillas son seguros, efectivos y, por sobre todo, nos hacen la vida más fácil. Con esta guía ya sabés cómo funciona el lavavajillas. Seguila teniendo en cuenta los tips que te proponemos y no vas a tener que volverte loco lavando una pila de platos y ollas pesadas. ¿No es genial?

Que si los vasos boca abajo, que si los platos hondos no caben, que si no me cabe la fuente de las ensaladas… Sabemos que, a veces, poner el lavavajillas puede ser todo un desafío.

En Bosch queremos que a partir de ahora cargar el lavavajillas sea un juego… pero no un puzzle. Poner cada pieza en su sitio es imprescindible para obtener un buen lavado de la vajilla. Recuerda eliminar los restos de comida de la vajilla antes de meterla. No es necesario enjuagar los platos previamente bajo el grifo, solo tienes que quitar los trozos grandes.

Índice del artículo

Cómo llenar el lavavajillas

Ahora, te contamos algunos trucos para colocar la vajilla en el lavavajillas:

  • Introduce las piezas que tengan más suciedad en el cesto inferior. Allí la presión con la que sale el agua es más potente y la suciedad se irá con más rapidez.
  • Coloca las piezas de grandes dimensiones o con mucho volumen de manera inclinada para que el agua pueda escurrirse.
  • La vajilla debe colocarse de manera que guarde su posición fija y no pueda volcar.
  • ¿Sabes cómo poner los cubiertos en el lavavajillas? Te aconsejamos meterlos en el cesto colocando los cuchillos con el mango hacia arriba, los tenedores con el mango hacia abajo y las cucharas de ambas maneras. Además, agrupar cada tipo de cubierto en un mismo compartimento es lo más cómodo para guardarlos en el cajón después. Si tienes un lavavajillas Bosch también puedes poner los cubiertos tumbados sobre la tercera bandeja situada en la parte superior. De esta manera puedes aprovechar el espacio que ocuparía el cesto de cubiertos para meter recipientes grandes.
  • Si no quieres que los vasos, tazas y cacerolas se queden con restos y llenos de agua, colócalos siempre boca abajo.
  • Distribuye la vajilla de manera que no obstruya el libre movimiento de los brazos de aspersión.

La mejor hora para poner el lavavajillas.

Si tienes una tarifa de luz por horas, con la que el precio se fija en función de la demanda, puedes aprovechar a utilizar los electrodomésticos en aquellas franjas del día más tranquilas. Esto no es posible en el caso de electrodomésticos como el horno, pero sí puedes aplicarlo al poner el lavavajillas, ya que puede estar en marcha mientras duermes.

De 2 a 6 de la madrugada es el momento más económico para poner el lavavajillas. ¡Solo tendrás que programarlo y olvidarte! Si te interesa saber más sobre esto, sigue leyendo.

Otra manera de reducir el consumo, independientemente de la hora a la que pongas el lavavajillas, es seleccionar el programa ECO. Este optimiza tanto el gasto de agua como de energía durante el ciclo completo.

Sal y abrillantador del lavavajillas, detalles imprescindibles

Colocar la vajilla correctamente es importante para que los platos y vasos se limpien de manera efectiva, pero hay otros componentes esenciales: sal y abrillantador. La primera es necesaria para combatir la cal de agua y evitar que estropee tanto la vajilla como los conductos internos del lavavajillas. El segundo aporta brillo y mejora la calidad del secado.

¿Sabes cómo poner la sal en el lavavajillas? ¿Y el abrillantador? ¡Muy sencillo! En ambos casos un piloto del lavavajillas se encenderá cuando sea necesario reponerlos. Después solo tendrás que rellenar cada depósito con productos de calidad. Y si además tu lavavajillas es Home Connect, te llegará un aviso a tu teléfono móvil.

Recoger el lavavajillas sin esfuerzo

Además de poner el lavavajillas de forma adecuada, toma nota de algunos consejos para que sacarlo sea mucho más rápido y seguro:

  • Deja que la vajilla se enfríe nada más finalizar el programa de lavado. ¡La vajilla caliente es sensible a golpes e impactos!
  • Retira primero la vajilla del cesto inferior y luego el del superior, así evitarás que los restos de agua caigan al otro cesto.

Las facilidades de los lavavajillas Bosch

  1. Con nuestros lavavajillas con Zeolitas, tu vajilla saldrá totalmente seca, pues este mineral aprovecha la humedad del ambiente transformándola en aire caliente. Además de mejorar la eficiencia energética del lavavajillas.
  2. Por otro lado, hemos diseñado lavavajillas que te proporcionan la flexibilidad que necesitas. Por ejemplo, la bandeja para cubiertos que hemos mencionado antes, llamada 3ª bandeja VarioDrawerPlus, cuenta con pestañas que hacen abatible cada lado de manera independiente, además de unos componentes móviles en la parte central. Así se adapta a todo tipo de carga, desde cucharillas de café hasta tazas o utensilios de mayor tamaño.
  3. Además, la cesta superior RackMatic con 3 niveles te permite regular con absoluta seguridad la altura de la cesta superior hasta 5 centímetros, en tres niveles diferentes para que puedas tener más espacio para colocar la vajilla.
  4. Por último, en la cesta inferior, las varillas inferiores 6+2 se pueden abatir de forma alterna permitiendo el doble de espacio entre ellas y colocando platos más hondos de lo habitual e incluso boles.

Cómo usar el lavavajillas por primera vez

Una vez realizados todos los ajustes anteriores, ahora toca poner el lavavajillas. Muchas personas piensan que este electrodoméstico puede utilizarse tal cual la primera vez. Sin embargo, no es así. El primer lavado siempre es conveniente que se haga estando su interior vacío y con una alta temperatura. De esta manera, eliminarás gérmenes, bacterias o cualquier resto de productos o manchas que hayan podido quedar durante su proceso de fabricación.

Cuando ya hayas realizado ese primer lavado, es el momento de poner el lavavajillas de verdad. Normalmente, en las instrucciones suele indicarse la colocación más adecuada en la bandejas superior e inferior en función de cómo hayan sido diseñadas.

Siempre es importante que no coloques los utensilios a lo loco ni llenes hasta los topes el interior del lavavajillas porque no se lavará bien. Un consejo fácil es distribuir los cubiertos en el cubo que viene incluido, mientras que las cazuelas y platos tienes que colocarlos en la bandeja de abajo. Vasos y otros utensilios de cocina de reducido tamaño es mejor que vayan en la bandeja de arriba. También puede que te interese este otro artículo sobre Qué no debo meter en el lavavajillas.

Una vez hayas colocado la vajilla y los utensilios, antes de darle al botón de comenzar, no te olvides de comprobar que ningún utensilio tapona la entrada de agua y el aspersor. Si no lo haces y algo bloquea, no se hará bien el lavado e, incluso, se puede llegar a estropear el lavavajillas.

Estos son todos los pasos previos a dar. Desde unCOMO esperamos haberte ayudado a que aprendas cómo usar el lavavajillas por primera vez. De todos modos, ante cualquier duda siempre puedes acudir a la tienda en la que lo has comprado para que te ayuden o te aclaren todo lo que no hayas comprendido bien tras leer el manual de instrucciones.

Ha llegado a casa tu nuevo lavavajillas y tienes muchas ganas de estrenarlo. Para un correcto funcionamiento del lavavajillas desde el primer día, debes seguir estos 4 pasos antes de estrenar el lavavajillas.

Índice del artículo

Usar lavavajillas por primera vez

1. Programa la hora* del lavavajillas

En la puesta inicial realizada por parte del Servicio Técnico Oficial, el temporizador muestra por defecto <<12.00>> horas. Para programar la hora, sigue las instrucciones del manual de instrucciones de tu lavavajillas. Si quieres tenerlo siempre a mano, regístrate en MyBosch.

2. Selecciona el idioma

Al conectar el lavavajillas por primera vez, verás que hay ajustes predeterminados. Vienen realizados de fábrica para que te resulte más fácil utilizar el lavavajillas.

El cambio es muy sencillo, sólo tienes que seguir las indicaciones del manual.

3. Ajusta el descalcificador

Para un resultado perfecto en el lavado de la vajilla, el lavavajillas necesita agua blanca, sin cal. Por eso es importante descalcificar el agua de la red con una sal especial y ajustar los valores de dureza del agua en el lavavajillas.

Te recomendamos que te informes del grado de dureza de tu zona consultando el dato a la empresa local de abastecimiento de agua, o contactes con nuestro Servicio Técnico.

Cuando conozcas el grado de dureza del agua, sólo tienes que ajustar el valor en el lavavajillas siguiendo las indicaciones del manual.

La cantidad de sal descalcificadora a agregar se puede ajustar en el baremo de 0 a 50º dH, pero ten en cuenta que en caso de ajustar el valor 0-6, no hay que agregar sal descalcificadora en el lavavajillas.

4. Ajusta el nivel de dosificación del abrillantador

La dosificación del abrillantador en los lavavajillas se puede ajustar entre los valores de 9 a 6. Nuestra recomendación es que coloques el dosificador en la posición 5 para alcanzar un excelente grado de secado y una vajilla brillante. Este es el ajuste recomendado, que podrás modificar en caso de comprobar velos o manchas de cal en la vajilla.

Antes de realizar un primer lavado con la vajilla, te recomendamos hacer un lavado con el aparato vacío a alta temperatura. En la fábrica el lavavajillas ha estado sometido a severas revisiones y comprobaciones bajo condiciones de funcionamiento normal, así que es posible que hayan quedado manchas. No te preocupes por ellas, desaparecen después del primer ciclo de lavado.

¡Un extra! Si tu lavavajillas tiene Home Connect podrás realizar esta selección de ajustes a través de la aplicación desde el móvil. Si no, la selección manual es muy cómoda e intuitiva siguiendo las instrucciones del manual.

¡Nuestros lavavajillas también secan!

¡Tú lavavajillas está preparado! Te sorprenderá ver que tu vajilla sale más seca que nunca y antes de estrenarlo no tendrás que comprar ni detergente ni abrillantador, porque te lo regalamos.

Disfruta al estrenar tu lavavajillas y si tienes cualquier problema, no dudes en ponerte en contacto con el Servicio Técnico de Bosch. Te ayudaremos en todo lo que necesites.

* Según el nivel de equipamiento y modelo del aparato.

¿Qué tengo que tener en cuenta antes de estrenar el lavavajillas?

Visitas: 1.495

Los últimos modelos de lavavajillas que salen al mercado cada vez son más digitales y tienen características diferentes a los tradicionales. Cuando compramos uno nuevo podemos encontrar dudas y problemas durante su instalación.

Por eso, a la hora de ponerlo en marcha tanto si ya has tenido uno anteriormente como si no, es necesario tener en cuenta una serie de consejos antes de estrenar el lavavajillas para que no afecte posteriormente a su funcionamiento. En La Casa Tecno, te ayudamos.

Antes de estrenar el lavavajillas prográmalo adecuadamente

Aunque cada modelo de lavavajillas tiene sus características y lo más recomendable para ponerlo en marcha es seguir sus instrucciones paso por paso, te damos una serie de consejos generales que pueden servir para todos los modelos:

Ajustar la fecha y la hora

Puede parecer una tontería, pero muchas veces no tenemos un reloj digital en la cocina y nos fijamos en la hora de los electrodomésticos para calcular los tiempos de la comida o simplemente para saber qué hora exacta es.

Por eso, ajustar estos parámetros, que normalmente vienen predefinidos de fábrica y no corresponden con la hora o fecha actuales, es lo primero que deberías hacer. Además, es imprescindible si cuentas con un lavavajillas inteligente que puedas programar desde el móvil.

Pon sal en el lavavajillas

La sal es un elemento fundamental en la mayoría de los lavavajillas para evitar que queden restos de cal en los platos o vasos tras el lavado. Y es que, dependiendo de la dureza del agua, que en cada ciudad es diferente, esta contiene más o menos cal y la sal es indispensable para rebajarla.

De este modo, antes de estrenar el lavavajillas tienes que ajustar el descalcificador tal y como indican las instrucciones. Si la dureza del agua de tu zona está entre 0 y 6 ºdH no es necesario incorporar sal descalcificadora.

Foto vía: innovacionparatuvida.bosch-home.es

Inicia un prelavado

Aunque lo lógico sería pensar que un lavavajillas nuevo está completamente limpio, lo cierto es que en la fábrica se ha sometido a diferentes procesos de prueba y pueden haberse quedado restos de suciedad.

Por eso, es recomendable hacer un primer lavado de limpieza sin jabón y sin vajilla para limpiar los conductos. Si dispones de un programa especial para la limpieza de la cuba, utilízalo.

Ajustar el nivel del abrillantador

El abrillantador es un producto utilizado por el lavavajillas para evitar que se formen velos o manchas en los objetos de cristal. La dosis viene programada de fábrica, pero si tiene niveles muy bajos, es recomendable subirla para que el abrillantado sea más preciso.

Dependiendo de modelo de lavavajillas se ajustará de una forma u otra. Para esto tendrás que seguir las indicaciones de fábrica.

Recomendaciones para utilizar correctamente el lavavajillas

Antes de estrenar el lavavajillas, conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones para que su funcionamiento sea lo más adecuado posible.

Utiliza correctamente los programas del lavavajillas

Para ahorrar agua y alargar la vida útil de este aparato, es importante saber qué programa utilizar en cada ocasión. Los más comunes son:

  • Normal. Temperatura media de 55ºC y una duración aproximada de 90 minutos.
  • Rápido. La misma temperatura pero dura unos 30 minutos. Ideal para una vajilla no muy sucia.
  • Intensivo. Temperatura cercana a los 70ºC y suele tardar 2 horas. Es idónea para vajilla muy sucia con sartenes u ollas.
  • Eco. La temperatura es inferior a los 50º y tarda más de 90 minutos. La ventaja es que gasta menos energía.
  • Prelavado. Este programa únicamente enjuaga los platos con agua para evitar que la suciedad se quede pegada. Ideal si queremos lavar la vajilla más tarde.

No metas vajilla frágil

Para que no se estropee el lavaplatos ni la vajilla nada más estrenarlo, conoce qué es lo que no puedes meter a esta máquina. Ten especial cuidado con los utensilios de madera, ya que si se rompen pueden estropear el lavavajillas, con cuchillos frágiles, como los jamoneros y con copas de cristal muy fino.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *