Como lavar una lavadora

¿Cómo limpiar la lavadora ? Las lavadoras nos sirven para lavar y eliminar todo tipo de manchas en la ropa pero ¿qué hacer cuando queremos limpiar este electrodoméstico? Existen varias formas para conseguir limpiar la lavadora y nosotros os las explicamos a continuación.

La cal y el moho son los principales problemas que afligen a nuestra lavadora. Con las precauciones adecuadas podemos extender la vida útil del electrodoméstico más popular, limitando el daño que hace que éste dure menos, de modo que es importante que nuestra lavadora esté bien limpia.

De no limpiar la lavadora, puede que acabemos con ropa que no se lava bien o que sencillamente presenta restos de cal que se filtran, por no hablar del mal olor que a veces tiene la colada cuando nuestra lavadora lleva ya años en funcionamiento sin que nunca la hayamos limpiado.

Veamos ahora cómo podemos limpiar bien la lavadora, tanto por el exterior de ésta, como en el interior.

Cómo limpiar el exterior de la lavadora

La limpieza de la lavadora es fundamental tanto por su estética como para que dure más tiempo a lo largo de los años. Primero, necesitas una mezcla para limpiar el exterior de la lavadora y el ojo de buey.

Esto es lo que necesitas:

  • 1 cucharada de jabón líquido de Marsella
  • 100 ml de vinagre blanco
  • 500 ml de agua
  • 4 gotas de esencia de limón
  • 1 cucharada de bicarbonato

Lo único que has de hacer es:

  1. Vierte todos los ingredientes en un rociador.
  2. Agita bien los ingredientes y rocía sobre las superficies de la lavadora.
  3. Por último, pasa una esponja húmeda y listo.

Cómo limpiar el filtro de lavado

Una de las primeras cosas que se deben hacer para conservar la lavadora es mantener limpios los filtros de carga y descarga de agua. Estos son filtros de malla que deben revisarse y limpiarse al menos una vez al año. Los filtros de carga se colocan en el punto donde las tuberías entran a la lavadora, mientras que los de descarga normalmente están en la parte delantera y están protegidos por una solapa.

  1. Lo primero que tenemos que hacer es sacar esos filtros. La operación de desmontaje de los filtros debe hacerse con la máquina en reposo y después de asegurarse de que haya cerrado el agua. Siempre debemos poner un recipiente o barreño debajo del punto donde estás desmontando el filtro.
  2. Una vez desmontado tan solo debes limpiarlo bien. Un cepillo de dientes viejo te irá bien para sacar toda la suciedad y los restos. Limpia bien con agua, aclara y listo.

Cómo limpiar las juntas y las distintas partes de la lavadora

Para evitar la formación de moho, que a la larga puede causar malos olores e incluso ensuciar la ropa, la lavadora debe limpiarse periódicamente.

En particular, debemos ocuparnos de las juntas que componen el cierre del tambor, de las bandejas para la introducción de detergente y suavizante, y del propio tambor dado que el moho se acaba acumulando en todas partes sin que nos demos cuenta.

  1. Para eliminar el moho y limpiar bien todas las partes de la lavadora, será suficiente disolver un poco de detergente, del que utilizamos para lavar la ropa, en agua caliente y, utilizando una esponja o un paño de microfibra cómodo, pasa esta mezcla por todas las partes involucradas.
  2. Finalmente realiza un lavado al vacío usando poco detergente.

Cómo eliminar la cal

Si tienes la suerte de vivir en un lugar donde el agua no contiene cal, no te será difícil conservar más tiempo la vida de tu lavadora, pero eso no suele ocurrir en grandes ciudades, de modo que ante el problema de la cal, tienes que poner remedio añadiendo un poco de vinagre. Además de tener una acción desinfectante, el vinagre tiene el poder de disolver la cal.

Prueba a verter un vaso de vinagre en la cesta y otro en el compartimento del detergente y el suavizante, luego enciende la lavadora y realiza un ciclo de vacío.

Cómo eliminar el mal olor de la lavadora

¿Estás buscando una solución ecológica y efectiva para eliminar el mal olor de la lavadora? te recomendamos que uses vinagre, limón y bicarbonato de sodio. Sigue estos pasos:

  1. Antes que nada, saca la bandeja del detergente, con una esponja empapada en vinagre, lávalo para eliminar cualquier residuo, enjuágala y vuelve a colocarla en la lavadora.
  2. Ahora coge el jugo de un limón con agua y, con la ayuda de un rociador, pulverízalo dentro del tambor de la lavadora.
  3. Con la mezcla anterior, usa una esponja para lavar la goma de la junta, teniendo cuidado de eliminar la suciedad y los diversos residuos que se acumulan en el interior.
  4. Por último, inserta un vaso de vinagre y dos cucharadas de bicarbonato de sodio a través de la bandeja del detergente. Te aconsejamos que laves a 90 grados para lograr la máxima higiene del aparato. Evita hacer centrifugado y deja que el agua drene para que las distintas tuberías queden bien limpias.

Hace tiempo que Stella McCartney es sinónimo de sostenibilidad. No usa pieles, utiliza tejidos reciclados y, al parecer, tampoco lava la ropa. “Cuando estudiaba en Saint Martins hacía prácticas en Savile Row. La regla de un traje hecho a medida es que no hay que lavarlo. Dejas que la mancha se seque y la cepillas. En la vida, lo mismo: si no necesitas lavar, no laves. No lavo mi sujetador cada día y no meto cosas en la lavadora solo porque me las haya puesto. Soy muy higiénica, pero no soy fan ni del lavado tradicional ni del lavado en seco”, ha contado la diseñadora en una entrevista al diario The Guardian.

Obviamente, su opinión de la lavadora tiene que ver con su activismo medioambiental: menos gasto de agua y mayor duración de las prendas. Porque Stella, como Vivienne Westwood, es de esas diseñadoras que rechaza el consumismo, incluso dentro de su propia marca, por cuestiones ecológicas. Sin embargo, como era de esperar, sus palabras están haciendo correr ríos de tinta.

“En la intersección de belleza, moda, feminismo y sostenibilidad, a veces subyace cierta falsa modestia: ideas que suenan revolucionarias pero que solo funcionan si eres increíblemente guapo o vistes con ropa increíblemente cara”, opina, en el mismo The Guardian, la columnista Zoe Williams. “La de Stella es una idea un poco victoriana: ellos solo veían la ropa interior como lavable. El resto de las prendas, se cepillaban, como los abrigos o los zapatos”.

Está claro que hay ciertos privilegios implícitos en las opiniones de la diseñadora porque, a fin de cuentas, la durabilidad de las prendas suele ser directamente proporcional a su precio y porque, además, presupone que todo el mundo tiene una vida en la que mancharse es algo muy ocasional. Y, sin embargo, no es la única enemiga de la lavadora.

Stella McCartney es una de las diseñadoras más comprometidas con el medio ambiente. Foto: Getty

¿Y si Stella tuviera razón?

Hace unos años, Chip Bergh, CEO de Levi’s, sembró la polémica al afirmar, en una conferencia de prensa, que no lavaba sus vaqueros. En aquel momento, varios estudios demostraron que el denim no solo repelía las bacterias, también se desgastaba y rompía a su paso por la lavadora. Varias marcas aconsejaban airearlos e incluso congelarlos como opciones más sostenibles e igual de eficaces. Este invierno, Bergh contaba a la CNN que sigue sin lavar esos vaqueros. Han pasado cuatro años.

En 2017, la asociación Fashion Revolution se unió a la empresa de electrodomésticos AEG para realizar un informe al respecto. Se concluyó que el 17% del agua que consume una casa se lo lleva la lavadora, que un cuarto de la huella medioambiental que deja el consumo de prendas tiene que ver con el lavado y que, atención, el 90% de la ropa que lavamos no necesita ser lavada.

A la vez, cada humano expulsa de media un litro de sudor y 500 millones de células al día. Lo mejor que puede pasar al no lavar nunca la ropa es pillar una dermatitis. Nadie se pone de acuerdo en cuántas veces son suficientes y cuántas demasiadas. Mientras tanto, una nueva tendencia se abre paso en la moda: están naciendo marcas cuyos diseños no necesitan pasar por agua.

Pangaia crea ropa que no necesita pasar por agua. Foto: Pangaia

La firma Pangaia, por ejemplo, trata sus prendas con aceite de clorofila que repele las bacterias y mantiene la frescura. Afirman que una de sus camisetas básicas supone un ahorro de 3000 litros de agua frente a otra de la competencia. La enseña americana Ably va mucho más allá. Hacen ropa para el gimnasio “que no hace falta lavar hasta pasado un mes” gracias a utilizar fibras que actúan contra los líquidos y las bacterias. Una propuesta, cuanto menos, arriesgada, aunque los que lo han probado aseguran que es cierto. En España, tenemos Sepiia, una start up enfocada en camisas que repelen el mal olor y no se ensucian, “creamos una tensión superficial en la prenda para que las manchas se deslicen sin penetrar en el tejido”, afirman. Quizá, dentro de unos años, la lavadora será como el teléfono fijo; una máquina obsoleta que solo sirve para adornar hogares.

Ably hace ropa deportiva que no necesita agua ni jabón. Foto: Ably

¿Aún no tienes muy claro cómo lavar toallas para que queden suaves como el primer día? Desde Milar te vamos a contar los mejores trucos para que puedas limpiar tus toallas en la lavadora cómoda y eficazmente.

Es importante que aprendes a cómo lavar toallas nuevas para que sus tejidos no se vean afectados. Sobre todo porque las toallas que se quedan más rígidas y ásperas son más incómodas para secarse.

Para no tener que complicarte la vida, lo mejor es introducir las toallas en la lavadora y en la secadora para su completa limpieza. Además, ahorrarás mucho más tiempo para llevar a cabo otro tipo de tareas más importantes.

Por lo que si estás interesado en saber cómo lavar toallas por primera vez, deberás seguir las siguientes recomendaciones:

– Lavar las toallas por separado. No es conveniente introducir otro tipo de prendas con las toallas mientras se lavan por primera ya que pueden desprender hilos o pelusas. Además, al tratarse del primer lavado también podrían desteñir otras prendas por lo que es mejor introducir solo las toallas.

– No cargar el tambor de la lavadora. Para proporcionar una buena limpieza, las toallas deben contar con espacio para que se puedan limpiar adecuadamente. Por lo que deberás evitar la carga excesiva del tambor.

– No utilizar suavizantes. No introduzcas suavizante durante el lavado de las toallas ya que reducen la capacidad de absorción de las toallas. Como mucho podrás utilizarlo cada varios lavados para prolongar la vida útil de las toallas.

– Utilizar agua caliente. Con una temperatura del agua de 40º se consiguen eliminar mucho mejor las manchas, gérmenes y bacterias de las toallas. Aunque si las toallas son de un tejido más delicado será recomendable utilizar programas con agua fría.

– Extender la toalla para su correcto secado. En el momento de secar las toallas es preferible extenderla totalmente para que recupere su forma. Además, hay que tenderlas en un lugar aireado en el que no dé directamente el sol. Tampoco deberán estar mucho tiempo secándose ya que se endurecerán.

– Utilizar secadora si es posible. Si tienes la posibilidad, introduce las toallas en la secadora ya que se consigue retirar cualquier exceso de humedad.

– Colocar las toallas por separado. Cuando se colocan las toallas unas encimas de otras o se guardan en los mismos cajones, se puede favorecer el crecimiento de las bacterias y el mal olor.

Por otro lado, si tienes dudas sobre cómo lavar toallas muy sucias deberás tener en cuenta que pueden manchar cualquier prenda que introduzcas con ellas. Así que es conveniente lavarlas solas en la lavadora. De este modo se evita que manchen otras toallas o prendas y el lavado será mucho más efectivo.

Asimismo, cuando tengas dudas sobre cómo lavar toallas blancas, simplemente deberás utilizar algún tipo de blanqueante y seleccionar un programa de 40º en la lavadora. Puedes utilizar una mezcla de bicarbonato con agua caliente puesto que consigue eliminar las manchas y desinfectarlas por completo.

En el caso de contar con problemas de humedad y necesites saber cómo lavar toallas de baño o cómo lavar toallas que huelen mal, simplemente debes optar por un buen secado. Cuando no se produce el buen secado de las toallas pueden proliferar bacterias y moho que producen malos olores permanentes. Por ello es conveniente utilizar un toallero o una secadora para que se sequen más rápidamente gracias a la buena circulación del aire.

También puedes utilizar productos como el amoniaco perfumado o la lejía para lograr una desinfección total y evitar que las bacterias causen el mal olor de tus toallas. Incluso puedes optar por desinfectantes naturales como es el vinagre blanco o el bicarbonato. Simplemente deberás introducirlos en el cajetín junto a un programa de agua caliente y disfrutar de toallas desinfectadas y totalmente esponjosas.

Ahora que ya controlas cómo lavar toallas en la lavadora, te recomendamos los mejores modelos de lavadoras y secadoras del mercado para que tus toallas estén limpias y esponjosas como el primer día.

En la lavadora Beko WMP 8744 XD vas a poder introducir toda tu colada en el mismo ciclo gracias a su gran capacidad de 8Kg. Además su 1400 rpm de centrifugado permite reducir considerablemente la humedad en las toallas. No te preocupes por el gasto energético ya que su clasificación energética A+++ garantiza un menor gasto en tus facturas.

Además, para mantener tus toallas y prendas secas cuando más lo necesites, necesitas esta secadora Grundig GTN 38250 MG. Con esta secadora vas a poder secar todo tipo de prendas ya que cuenta con hasta 16 programas. Además, con su panel digital vas a poder controlar cualquier opción de secado.

No te pierdas todo lo que te contamos en los siguientes artículos relacionados:

Selecciona el adecuado programa de lavadora para una ropa limpia y cuidada

Guía definitiva sobre qué hacer si mi lavadora huele mal

Nuevas lavadoras inteligentes. Comparativa completa sobre lavadoras inteligentes por marcas

Trucos para conseguir unas toallas más suaves y esponjosas

Con el paso del tiempo y el uso, las toallas pueden coger un aspecto desgastado y un tacto áspero que tanto nos desagrada. Pero aunque no lo sabías, es posible que tu ropa de hogar no termine sus días de esta forma. A continuación, te ofrecemos algunos trucos para que consigas unas toallas más suaves y esponjosas.

7 Trucos para conseguir que tus toallas estén más suaves y esponjosas

1. Vinagre + Limón, la combinación perfecta

¡Apúntate este excepcional truco casero para evitar que tus toallas queden ásperas tras los lavados! Es muy sencillo; solo debemos:

  • Llenar de agua fría un barreño suficiente para que quepan las toallas y verter un chorrito de limón y otro de vinagre.
  • Sumergir las toallas en la mezcla durante una media hora aproximadamente, dándole vueltas para que absorba bien la mezcla.
  • Enjuagar bien las toallas con agua fría para deshacerte de los restos de limón y el vinagre. No te olvides de escurrirlas bien.
  • Introducir las toallas en la lavadora. Escoge un programa de lavado en frío, y no abuses del detergente.

2. Vinagre + Jabón, otra posibilidad

Una excepcional alternativa al truco anterior, es cambiar la combinación por vinagre blanco y jabón. Cuando laves las toallas en la lavadora, añade al cajetín del detergente un poco de vinagre blanco (junto con un poco de jabón), aunque siempre revisando las instrucciones del fabricante.

4. En las toallas… ¡ni suavizante ni lejía!

Durante los lavados, evita el suavizante o utilízalo en pequeñas cantidades, especialmente si se trata de los primeros lavados. Excepto ocasiones puntuales, evita lavar las toallas con lejía.

3. Lavado en frío y con espacio

Programa los lavados con opciones en frío y no llenes la lavadora hasta arriba; las toallas necesitan su espacio para poder limpiarse adecuadamente. Además, evita introducir otras prendas que no sean toallas, especialmente aquellas que tengan botones o cremalleras y puedan romper las fibras.

5. Usa la secadora

Para que el acabado final sea perfecto, es recomendable secar las toallas en la secadora, a temperaturas relativamente bajas. Retíralas cuando no estén del todo secas.

6. Tendido “al natural”

Si no cuentas con secadora, no queda otra opción que buscar otras alternativas. Intenta siempre tenderlas al aire libre, evitando colocarlas sobre radiadores o tendedores en el interior del hogar, puesto que impedirá un buen secado y genarará humedad en el hogar. A la hora de tenderlas, no olvides sacudirlas bien antes para retirar el exceso de humedad y colocarlas extendidas sobre cuerdas (a ser posible, sin pinzas), y sin pliegues. Evita exponerlas de manera directa al sol, puesto que terminaría con la suavidad de estas e intenta colocarlas en una zona aireada.

7. ¿Y para evitar el mal olor?

Para evitar el mal olor en las toallas:

  • No las coloques en el cesto de la ropa sucia si están algo húmedas
  • Evita que queden encerradas en el tambor de la lavadora durante un tiempo excesivo tras el lavado
  • No las planches, y evita especialmente las planchas a vapor, ya que la humedad puede hacer que aparezcan malos olores de manera posterior.

Finalmente, si estás a punto de hacerte con un nuevo juego de toallas, recuerda que para que su durabilidad y calidad sean mayores, deberás fijarte en el porcentaje de algodón que contiene el tejido; las toallas con una composición de 100% algodón con peinado, son las más recomendadas, especialmente si son de fibras más largas.

Al poner la lavadora nos tenemos que enfrentar a una rueda que cada vez está marcada por más símbolos que parecen querer decirnos algo, como si se trataran de un jeroglífico nos indican los tipos de programas de lavado con los que cuenta nuestra lavadora. Es importante conocer bien los programas para elegir uno u otro según nuestras necesidades.

Permanece atento, sigue leyendo para descubrir cómo sacarle el máximo partido a tu lavadora, conoce todas las funcionalidades de los diferentes programas, cuándo usarlos, ventajas y beneficios de usar un ciclo de lavado u otro, además de si es mejor comprar una lavadora barata, o lo que hay que buscar es la marca y prestaciones.

La primera incógnita suele surgir al abrir el cajetín de lavado, lo normal es encontrar tres huecos marcados cada uno con su símbolo correspondiente que nos indica que producto debemos verter. ¿Hacemos un buen uso del cajetín de lavado? Te recordamos que significan los símbolos de cajetín para saber si estás haciendo un uso correcto.

Primer símbolo, indica donde debemos poner el detergente, pero solo en caso de necesitar prelavado, se suele utilizar para grandes coladas.

Segundo símbolo, en este hueco es donde se pone el detergente para la mayoría de lavados, es el que se utiliza habitualmente.

Tercer símbolo, indica el compartimento del suavizante, por norma general suele ser más pequeño que los otros dos huecos del cajetín de lavado.

Es recomendable mantener el cajetín limpio, libre de restos de detergente o suavizante.

Los programas más comunes en todas las lavadoras y sus funciones

Antes de comenzar con la explicación y desglose de los tipos de programas de lavadora es importante conocer que la simbología está dividida en dos, los primeros símbolos en gris marcan lo que veremos en nuestra lavadora describiendo el programa, el segundo y en blanco pertenece a la simbología que encontraremos en las etiquetas de las prendas que nos indicarán que tipo de lavado es el más correcto para cada tejido.

Algodón con prelavado 95°C, está indicado para cargas de tejido con mucho uso y térmicamente no sensibles, que están muy sucios, por ejemplo, sábanas, mantelería, ropa interior, camisas …

Como su simbología indica, primer icono marca que este programa incluye prelavado (es el momento de utilizar el cajetín de prelavado), segundo indica tipo de tela, en este caso algodón, por último, la simbología de etiqueta de mantenimiento indica que se puede utilizar este programa.

Algodón 95 °C, este programa está indicado para ropa blanca de algodón se puede utilizar con distintos niveles de suciedad. Para las manchas más persistentes es aconsejable utilizar un limpiador con base de oxígeno que se pueda utilizar a 95 °C, aseguraremos un resultado impecable.

La simbología nos vuelve a marcar el tipo de tejido primero y luego la temperatura, en este caso vemos que no incluye el símbolo de prelavado por lo que este programa no lo incluye.

Algodón 40-60 °C, indicado para sábanas, mantelería, toalla… de algodón que presentan un nivel bajo-medio de suciedad.
Indicador de algodón y simbología de la etiqueta de mantenimiento.

Algodón rápido, indicado para coladas de ropa blanca que se puede lavar a 60°C, con un nivel de suciedad desde bajo hasta uno alto, es la opción rápida del programa Algodón 40-60 °C Debemos estar seguros que la carga de ropa soporta temperaturas de 60°C.

Simbología que indica el lavado rápido en la lavadora y el segundo lo encontraremos en las etiquetas de nuestra compra.

Sintéticos con prelavado 60°C, este programa es perfecto para ropa sintética con mucha suciedad.

Primer símbolo indica prelavado, segundo el tipo de tejido, sintético y el indicador en la etiqueta de mantenimiento que encontraremos en las prendas.

Sintéticos 30-40-60°C, indicado para prendas sintéticas como poliéster, acrílico… Con un grado normal de suciedad.

La simbología nos indica el tipo de tejido, en este caso sintético y la simbología de la etiqueta de mantenimiento indicando que la prenda se puede usar en este tipo de programas de lavado.

Delicados 30°C, acertado parablusas, camisas, vestidos, faldas… Las prendas más delicadas que necesitan un cuidado extra para poder mantenerlas en buen estado. +

Una delicada pluma nos indica que ese es el programa de lavadora indicado para nuestras prendas más frágiles. El segundo símbolo lo encontramos en la prenda mostrando el tipo de lavado más adecuado.

Rápido 30°C, ropa con un bajo nivel de suciedad para materiales como algodón, poliéster, poliamid y sus mezclas con algodón. Indicado para ropa que no tiene un uso frecuente.

Un reloj que no indica que es un programa rápido o corto, y su símbolo en la etiqueta de mantenimiento.

Lana frío 40°C, para prendas de lana que indican soportan el lavado a máquina.

Primer símbolo indicará en tu lavadora cual es el programa lana frio 40°C, es segundo lo encontraremos en nuestra ropa, así sabremos que este es el tipo de lavado que le corresponde.

Lavado a mano 40°C, este programa es perfecto para tejidos como el lino, la seda, lana, todos aquellos que indiquen que en su etiqueta de mantenimiento un lavado a mano a 40°C. Es un programa ligero con centrifugado suave.

Primer símbolo en la lavadora indicando el lavado a mano, la segunda simbología aparece en la etiqueta de mantenimiento de las prendas marcándolas como aptas para este tipo de programa de lavado.

Como última recomendación, es fundamental, siempre antes de elegir un programa de lavado en nuestra lavadora, seguir las indicaciones del fabricante en cuanto kilos de carga, ya que cada programa tiene una carga máxima.

Símbolos que debes conocer para entender bien los programas de tu lavadora

Desde Stopcrazy, tienda de electrodomésticos baratos online, esperamos que os haya gustado y servido este completo post sobre los programas de lavadora y sus funciones. Tanto los programas como la simbología suelen ser estándar, pero ante la menor duda siempre recomendamos leer las instrucciones de la lavadora, ya que cada fabricante cuenta con sus especificaciones sobre sus productos y los tipos de programas de lavado que este ofrece.

¿Buscando renovar la vieja lavadora? Visita ahora nuestra web y encuentra las mejores marcas del mercado al mejor precio. Siempre en Stopcrazy los precios más locos.

Si te parece útil y te ha gustado no olvides compartir con todos tus amigos, no te guardes la información privilegiada ; )

Ya sabes que actualmente los electrodomésticos de lavado (lavadoras y secadoras) disponen cada día de nuevas funcionalidades como la función vapor que quita las arrugas y el olor a la ropa fácilmente.

Pero seguro que algunas veces te has preguntado ¿puedo meter esta blusa en la secadora? ¿Este jersey a qué temperatura hay que ponerlo en la lavadora? Y habrás intentado descifrar el significado de los símbolos que hay en las etiquetas de la ropa. Las lavadoras de Panasonic te hacen la vida más fácil cuidando de lo que tú cuidas, por eso, hoy vamos a echarte una mano para saber que significan estos símbolos.

Existen cuatro tipos de símbolos que se refieren al lavado, secado, planchado y la utilización o no de blanqueantes (lejía básicamente). Cada uno de estos símbolos tiene varias versiones que indican como aplicar ese proceso.

Símbolos de lavado, secado, planchado y blanqueantes

En el caso de símbolos para la lavadora, encontraremos dentro de la cubeta que la simboliza algunas variaciones como:

  • Una mano, lo que significa que solo debe ser lavado a mano
  • Un número, que indica la temperatura máxima a la que se puede lavar
  • Una línea o dos por debajo de la cubeta que indica que el lavado ha de utilizar un programa delicado o muy delicado, respectivamente
  • O el símbolo tachado que siempre significa que no debe aplicarse este proceso, es decir no se debe lavar.

En el apartado de símbolos de secadora podemos encontrar los siguientes:

  • Lo más habitual es el símbolo que indica la secadora, un círculo dentro del cuadrado. Si el símbolo está tachado o no, indica si puede o no utilizarse la secadora
  • Los diferentes puntos indican a qué temperatura se puede utilizar, cuantos más puntos, mas temperatura.
  • Si existiera alguna línea subrayando el símbolo significaría que debe utilizarse un programa delicado de la secadora. En todos los símbolos una línea que subraya indica restricciones o que debe usarse el electrodoméstico en programas “suaves”.

En cuanto a los símbolos de planchado, básicamente:

  • Pueden o no plancharse, si está o no tachado el símbolo
  • Y cuanto más puntos contenga el icono (de 1 a 3) más temperatura puede aplicarse

Por último los blanqueadores, básicamente lejía, pueden ser utilizados si:

  • Si el símbolo del triángulo no está tachado
  • En dos variantes básicas blanqueadores basados en el oxígeno si esta rayado, o basados en Cloro si contiene las letras CL

Por último existe un quinto grupo de símbolos que significan lavado en seco o profesional, representados por una circunferencia. Ya que el lavado en seco se realiza en productos químicos que no contienen agua, que es lo que realmente daña la prenda. De ahí el nombre de “en seco” aunque se utilicen líquidos. Este símbolo es un círculo que contiene a veces o no letras, indicando que productos pueden utilizarse

Espero que con este post tengáis algo más claro cómo enfrentaros a la colada de vuestras prendas favoritas, para no tener que seguir la indicación final de esta etiqueta… 🙂

acerca del autor: Panasonic

» Consejos y tutoriales, Hogar y cocina » ¿Qué significan los símbolos de lavado…

cuidar la ropa, Electrodomésticos, etiquetas lavado, etiquetas ropa, Lavadora, secadora, símbolos etiquetas ropa

Símbolos de lavado, ¿Qué significan y cómo interpretarlos?

¿A quién no le ha pasado alguna vez? Vas a lavar tu nueva camisa favorita y te encuentras con una etiqueta con un montón de iconos. Y entras en shock, ¿Qué significan estos símbolos de lavado? Hacerlo bien o mal puede suponer la diferencia entre poder volver a ponerte tu camisa o estropearla para siempre. Pero no te preocupes, para solventar tus dudas estamos aquí.

¿Qué significan los iconos de las etiquetas de la ropa?

Antes de empezar, te pongo un ejemplo. En nuestra empresa, cuando confeccionamos vestuario laboral, uniformes o cualquier otro tipo de prenda, solemos indicar sus prestaciones en una etiqueta de ropa. La finalidad es ayudar a nuestros clientes a saber cómo se tiene que lavar, planchar o secar una prenda. El correcto uso de los símbolos de lavado es fundamental para garantizar la comodidad, prestaciones y una larga vida útil de nuestros productos.

Infografía de los iconos de lavado más usuales

Pero claro, estos símbolos de lavado muchas veces no quedan claros. Y esto lo sabemos. Para solucionarlo, hemos creado esta pequeña guía. La hemos dividido en iconos de lavado, secado, planchado, limpieza en seco y uso de lejía o cloro. Aquí tienes una pequeña infografía con un resumen, pero más abajo puedes leerlo todo más detalladamente.

Símbolos de lavado más importantes

Para empezar, vamos a ver cuáles son símbolos de lavado más usuales que podemos encontrar en la etiqueta de la ropa:

  • Balde lleno de agua con un número en su interior. Este icono indica que el lavado puede ser a máquina o manual y que la temperatura no debe superar los grados que marca. También se puede encontrar este balde con puntitos en su interior, siendo estos los indicadores de la temperatura. Por ejemplo, un puntito son 30º, dos son 40º y así sucesivamente.
  • Balde con líneas debajo. Este icono índica cómo de delicada es la prenda y el tipo de centrifugado que se le puede aplicar. Una línea indica lavado para plancha, dos líneas que la prenda es delicada y tres que es muy delicada.
  • Un balde y una mano en su interior. Hace referencia a que la prenda solo se puede lavar a mano y con una temperatura máxima de 30º.
  • El icono del balde tachado indica que la prenda no se puede lavar. Este símbolo de lavado suele aparecer en prendas de piel o con elementos oxidables.

Símbolo de lavado

Símbolos de secado

Las secadoras son cada vez más habituales en nuestras casas. No obstante, hay que llevar mucho cuidado con ellas. No todos los productos admiten su uso y conocer los símbolo de secado te puede ayudar a prevenir desastres futuros.

  • El icono de un círculo dentro de un cuadrado indica que efectivamente la prenda se puede secar a máquina.
  • Cuando al símbolo anterior se le añade un punto, nos avisa de que la ropa se debe secar a baja temperatura. Dos puntos a temperatura normal.
  • Como en el caso anterior, las líneas horizontales debajo del símbolo indican cómo de delicado debe ser el secado. A mayor líneas, más delicado.
  • Si el círculo dentro del cuadrado aparece tachado, es indicación de que mejor mantener nuestra prenda alejada de la secadora.

Símbolos de uso de secadora

Iconos de secado al aire libre

Para los casos en los que no podamos o no queramos usar la secadora, existe el método tradicional: secar la ropa al aire libre.

  • El símbolo del cuadrado (sin círculo) indica que la ropa se puede secar al aire libre. Si además tiene una línea curva en la parte superior es indicador de que se puede colgar en un tendedero.
  • Si posee líneas horizontales, se puede escurrir.
  • Cuando las líneas son diagonales, indica que se debe secar a la sombra.
  • Por ultimo, si tiene una línea vertical quiere decir que se puede secar en horizontal.

Pueden haber combinaciones de las líneas y curvas anteriores. Por ejemplo, existe un símbolo de secado que tiene una curva superior y dos líneas diagonales. Esto es lo mismo que decir que la prenda se puede colgar pero debe hacerse a la sombra.

Iconos de secado al aire libre

Símbolos de planchado

Básicamente los símbolos de planchado indican si una prenda se puede o no planchar y la temperatura a la que se debe hacer.

  • Icono de una plancha indica que la ropa se puede planchar.
  • Plancha con puntos en su interior. Esto hace referencia a la temperatura máxima a la que se debe planchar. Un punto es un planchado a baja temperatura, dos puntos a temperatura media y tres puntos a alta.
  • Icono de la plancha tachado. Como bien te podrás imaginar, no debes planchar este tipo de prendas.
  • Plancha con una X en la parte inferior. No uses golpes de vapor con este tipo de prendas.

Iconos de planchado en etiquetas de ropa

Iconos de uso de lejía o cloro

Más que uso de lejía y cloro, este tipo de símbolos hacer referencia a los blanqueadores que se pueden emplear para limpiar una prenda.

  • Icono de un triángulo. Se pueden usar lejía y otro tipo de blanqueadores. Recomendado solo cuando la ropa está muy sucia. Recuerda que aunque este tipo de productos se puedan emplear, a la larga pueden estropear la ropa.
  • Símbolo de triángulo con dos líneas diagonales. En la prendas se pueden usar blanqueadores que solo sean de oxígeno. Es decir, no uses lejía.
  • Triángulo tachado o triángulo negro. No uses ningún tipo de blanqueador.

Iconos para el uso de blanqueadores

Símbolos de limpieza en seco

El icono de un círculo indica que la prenda debe llevarse a una tienda especializada en lavado. Es decir, que necesitarás llevarla a una tintorería.

  • Círculo con la letra A en su interior. Se puede emplear la mayoría de disolventes.
  • Círculo con la letra F dentro. Se debe tener en cuenta que la prenda requiere de una limpieza en seco para ropa delicada. Si además este símbolo tiene líneas horizontales debajo, indica que la prenda es todavía más delicada.
  • Círculo con la letra P. Son prendas que se pueden lavar en seco pero solo con productos que contengan percloretileno.
  • Si el círculo aparece tachado es indicado de que no se puede limpiar en seco.

Símbolos que se usan en limpieza en seco

Ahora seguro que tienes más claro lo que significan los símbolos de lavado. Ya no te volverás loco tratando de descifrar los iconos de las etiquetas de la ropa. Tus prendas estarán más seguras y tu más tranquilo.

  • Algunas de las prendas que solemos meter en la lavadora, requieren que pongamos especial cuidado si no queremos acabar con ropa encogida o que pierda su suavidad. Veamos a continuación cómo lavar ropa de lana en la lavadora, sin duda un tipo de ropa realmente delicada.

    Meter la ropa de lana en la lavadora sin más puede ser sin duda, un auténtico riesgo, si tenemos en cuenta que este tejido puede acabar encogiendo con facilidad si lo sometemos a un lavado con centrifugado, y además con una temperatura que sea elevada.

    Además puede que si lavamos la lana sin tener cuidado al programa, el producto que uses para limpiar y el tiempo de lavado, se acabará perdiendo su calidad y suavidad. Ciertamente, este es un tipo de prenda que requiere de una serie de cuidados muy específicos, de modo que muchas personas acaban por renunciar a comprar prendas de lana, aunque en realidad, lo único que has de hacer es seguir los pasos a continuación y seguro que por fin podrás lavar ese jersey de lana cuantas veces quieras, sin problema.

    Pasos para lavar ropa de lana en la lavadora:

    Sigue los pasos que te damos a continuación, y lograrás lavar sin problema tu ropa de lana en la lavadora:

    1. Lo primero de todo es meter la lana en la lavadora. Puede que pensemos que estas prendas deben lavarse en solitario, y aunque es mejor que evites mezclar con otros tejidos, lo que si puedes hacer es juntar toda la ropa de lana que tengas y hacer una lavadora con ella.
    2. Tenemos que decir de hecho, que una de las ventajas de la lana es que no libera color, por lo que no hay peligro de que la ropa acabe teñida.
    3. Eso sí, debemos tener cuidado de no cargar demasiado el bombo de la lavadora. Digamos que para estar seguro de no cometer errores, debe estar medio lleno, de modo que evitarás que la ropa no se aplaste.
    4. Usamos un detergente especial para lana, muy delicado, y no olvides agregar también el suavizante.
    5. Seleccionamos el programa adecuado para lana (que suele ser el de ropa delicada) y si hemos de seleccionar la temperatura, tendremos que colocar el termostato a no más de 30 °.
    6. Una vez comiences con el lavado de la ropa de lana, es importante retirar la ropa de la lavadora antes de que de termine de lavar ya que si la sacas estando húmeda evitarás que pierda la forma.
    7. Si deseas hacer centrifugado, podrías hacerlo aunque debes ir con cuidado, no por la fuerza de este sino por el tiempo. No es el centrífugado lo que hace que la lana se encoja y pierda la forma, sino la larga permanencia en el agua.
    8. Seca siempre la ropa de lana al aire libre, y si estás en invierno, puedes hacerlo colocando la prenda cerca del radiador o estufa.

    ¿Ves como lavar ropa de lana en la lavadora no es tan difícil? Sólo debes tener cuidado con ella, y lograrás que esté siempre limpia y te durará más tiempo.

    A veces nos resistimos a comprar una prenda porque las condiciones de lavado son un poco más especiales. Sin embargo, de manera contradictoria, nos apetece enfundarnos en ese jersey suave pero a la vez delicado porque creemos que se va a convertir en nuestro mejor aliado contra el frío.

    Las prendas como los jerséis de lana son susceptibles de un cuidado especial por lo que debemos reflexionar acerca de si las tratamos bien. Realmente, ¿sabemos cómo lavar ropa de lana en la lavadora?

    Toma nota de este artículo, te damos consejos sobre cómo lavar la lana para conservar tus prendas favoritas en perfecto estado o incluso te indicamos a qué temperatura lavar un jersey de lana. Las prendas de lana son realmente frágiles por eso te damos algunos consejos sobre cómo lavar la ropa de lana a mano, para conservarlas en buen estado durante más tiempo.

    La temperatura del agua para lavar un jersey de lana no debe ser superior a los 35 grados, además resulta aconsejable utilizar un jabón específico para este tipo de prendas.

    Son muchos los mitos y verdades que giran alrededor de la afirmación de que la ropa encoge en la secadora, y te diré que si realmente quieres conocer cómo lavar un jersey de lana para que no encoja la mejor recomendación es hacerlo a mano.

    Tienes que sumergir las prendas en un recipiente con agua fría, remoja y aclara pero no intentes frotar contra sí mismo. Tras este proceso tendrás que extender la prenda en un tendedor o en una superficie plana porque si lo haces con pinzas, lo deformarás. El secado es tan importante como el lavado. Terminados estos dos procesos no lo cuelgues en perchas, sino que deberás doblarlo y evitar el peso excesivo para que las fibras respiren.

    Las prendas de lana no necesitan demasiados lavados, realmente con airearlos suele ser suficiente y lavarlos cada cierto tiempo. Para que no se estropeen te recomendamos usar siempre una prenda fina debajo que actué de barrera y así absorber los restos de sudor, de desodorantes, perfumes, etc..

    Lavar ropa de lana en la lavadora

    Si no dispones de tanto tiempo existe otra alternativa, lavar la ropa de lana en la lavadora. Las lavadoras actuales cuentan con programas especiales y tambores con una tecnología específica destinada a mimar tus prendas. Introduce la prenda en una bolsa de tela y utiliza el jabón adecuado, si tienes que planchar la prenda hazlo del revés.

    A continuación te proponemos algunos modelos de lavadoras con programas especiales para que tus jerséis queden como nuevos.

    La lavadora de carga frontal Balay 3TS976BA A+++ cuenta con un programa específico para lana que no supera los 30 grados de temperatura, garantizando así el máximo cuidado de tus jerséis. Además, cuenta con otros programas para ropa oscura, deportiva o camisas. Su motor Extra Silencio hará que no te enteres de que está funcionando ya que apenas cuenta con 54 dB de nivel sonoro. Su capacidad de carga es de 7kg por lo que no tendrás problemas para meter todos los jerséis que quieras en ella.

    Estos son solo algunos de los modelos que tenemos disponibles en nuestro catálogo de productos, pero podrás encontrar muchos más de lavadoras Balay, LG, Siemens o Bosch, entre otras.

    Otro modelo muy eficiente es la lavadora carga frontal Siemens WM14T46XES A+++ que también cuenta con un programa específico para prendas de lana. Con su tecnología waterPerfect tu ropa recibirá únicamente la cantidad justa de agua, evitando así derroches innecesarios. Además, por si no tienes mucho tiempo con la función VarioSpeed podrás lavar tu ropa hasta un 65% más rápido con unos resultados igualmente perfectos.

    No podemos acabar este post sin recomendarte la lavadora de carga frontal Bosch WVH2849XEP A. Además de lavar tus jerséis de lana con el programa especial lana (utilizando la temperatura más baja posible, como te hemos comentado al principio del artículo) los podrás secar con la función «delicado» ya que esta lavadora tiene función secado incorporada. Tiene una capacidad de carga de 7kg y un nivel de ruido de 46 dB.

    Y ahora ya conoces algunos trucos sobre cómo lavar un jersey de lana. Ya puedes ponerte tu jersey de punto favorito como si estuviera recién estrenado.

    En Tien 21 sabemos que son prendas imprescindibles en nuestro armario. ¡Cuídalas!

    Otros consejos que también te podrían interesar:

    Cómo poner una lavadora. Aprende paso a paso cómo usar una lavadora

    Programas de lavadora Balay ¿Sacas el máximo partido a tu lavarropas?

    Lavar ropa de color en la lavadora: 5 consejos para que los colores no se mezclen

    WikiBrandt: Cómo lavar lana en la lavadora

    Llega el frío y es el momento de disfrutar de nuestro jersey favorito. La lana es una fibra natural muy frágil y delicada, por eso corren el riesgo de desgastarse, deformarse, encoger o desteñir, si no se lavan aplicando los cuidados necesarios.

    Aunque muchos lavamos a mano nuestras prendas de lana, también podemos utilizar la lavadora. Sigue estos consejos de cómo lavar lana en la lavadora y tendrás tus prendas de lana tan suaves y esponjosas como el primer día:

    Elige siempre el programa de lana y delicados

    Las lavadoras actuales tienen programas especiales que lavan las prendas de lana adecuadamente. Estos programas lavan en frío, a temperaturas que no superen los 30ºC y centrifugan sólo lo necesario, a no más de 800 revoluciones por minuto, para que no se deformen.

    Además, las lavadoras inteligentes Brandt, disponen del SITEMA OPTI4 que selecciona las mejores opciones de lavado teniendo en cuenta el tipo de fibra, la cantidad de ropa, el grado de suciedad y la dureza del agua.

    Revisa las prendas antes de meterlas en la lavadora

    ¿Alguna vez has lavado un cardigan con un pañuelo de papel en el bolsillo? El resultado es tremendo y cuesta mucho quitar todos los papelitos que se quedan pegados en la prenda. Por eso, revisa los bolsillos, para sacar todo lo que haya dentro, así también evitarás que se deforme. Si la prenda tiene cremallera o botones, ciérrala y abróchalos, para evitar enganchones.

    Utiliza un detergente suave y limita el uso del suavizante

    Como la lana es un tejido suave y frágil, no es conveniente tratarla con productos químicos, como los suavizantes. Lo mejor es utilizar únicamente un detergente suave, será suficiente para mantener la suavidad y tacto de la prenda.

    Deja que se sequen en una superficie plana

    Una vez lavada, no debemos tenderla y no debemos utilizar pinzas para sujetarla. El peso las deformaría. Lo mejor es extenderla en una superficie plana para que se seque.

    Lo mejor, secarlas en la secadora

    Selecciona el programa de lana y delicados, para que se seque a temperatura muy baja y no se dañe el tejido. Si tu secadora no dispone de este programa, no te recomendamos que seques tus prendas de lana en ella.

    Si estás pensando en comprar una secadora, el espacio ya no es un problema, la secadora de carga superior Brandt sólo ocupa 45 cm de ancho, podrás colocarla en cualquier hueco.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *