Cintas adhesivas doble cara

tesa Powerstrips® Gancho para techos

El uso de un gancho de techo tradicional por lo general requiere taladrar el techo, algo que no solo genera gran cantidad de polvo. También deja un agujero de forma permanente. Además, tendrá que ser muy hábil para hacer el trabajo correctamente. En contraste con un procedimiento tan complicado, la utilización de un gancho de techo autoadhesivo Powerstrips de tesa® le permitirá colgar sin necesidad de taladrar. Es un gancho de techo fácil de usar y extraíble para cualquier objeto ligero, con un peso de hasta 500 g

Colocación – Paso a paso:

1. Limpie la superficie con alcohol o con un limpiacristales que no contenga silicona
2. Pegue la tira Powerstrip Large en la superficie. Presione durante 5 segundos como mínimo
3. Separe la placa base del gancho y péguela a la tira; presione durante 5 segundos como mínimo
4. Deslice el gancho por la placa base hasta que quede bloqueado

Gancho decorativo fácil de colocar

Quizás necesite un punto de fijación para colgar una decoración de Navidad especial. O a lo mejor necesita un gancho decorativo para una obra de arte selecta o para su decoración favorita de Navidad. Con ayuda de un gancho de techo autoadhesivo Powerstrips, podrá hacerlo sin ningún tipo de molestia. Además, no necesitará herramientas o habilidades especiales para colocarlo. Sencillamente, retire la placa base del gancho, péguela al techo 1 con la tira Powerstrip incluida, y encaje el gancho.

Luces decorativas para ocasiones especiales

Un gancho del techo también es ideal para colgar las populares guirnaldas de luces LED, que añaden un efecto adicional a cualquier fiesta. O puede que desee utilizarlo para colgar farolillos para esa fiesta de cumpleaños especial. Las exclusivas tiras Powerstrips utilizadas para los ganchos de techo tesa® le permitirán colgar de forma fiable cualquier objeto, con la posibilidad de retirarlo en cualquier momento.

Cabezal giratorio, para facilitar la alineación

Un gancho de techo Powerstrips de tesa® le servirá para colgar casi cualquier cosa que desee para decorar su hogar. Al estar equipado con un práctico cabezal giratorio, la alineación del objeto para una presentación más precisa posible no supondrá ningún problema.

Gancho de techo versátil y extraíble

La tecnología patentada de montaje Powerstrips no solo le permitirá colgar sin taladrar. Asimismo, no causa daños en el techo, ya que el gancho se puede quitar del techo en cualquier momento sin dejar ningún rastro. Sencillamente, tire de la Powerstrip, y el gancho se despegará de la pared. Si desea colocarlo en cualquier otro lugar de su casa, solo tendrá que utilizar una nueva Powerstrip® Grande de tesa, y podrá volver a usar el gancho del techo.
Producto no apto para uso en espuma de poliestireno, materiales espumados o porosos o superficies con revestimiento antiadherente.

Todos hemos tenido que hacer alguna vez un agujero en la pared para colgar un cuadro, un póster o cualquier otro objeto decorativo. El cuadro quedaba bien fijado, eso sí, pero el agujero permanecía para siempre en la pared, al menos hasta que se rellenaba y se volvía a pintar.

Pues bien, hoy ya no hace falta agujerear la pared para colgar cuadros y otros accesorios como ganchos o perchas. Gracias a los adhesivos de última generación, dotados de un increíble poder de sujeción, podrás olvidarte de la taladradora para siempre.

Cinta de doble cara: una solución fácil y eficaz

Las cintas de doble cara, como indica su nombre, son cintas adhesivas que llevan pegamento por los dos lados y que pueden unir dos objetos o sujetar un objeto a una superficie como, por ejemplo, la pared.

Son capaces de soportar bastante peso, pero hay que tomar ciertas precauciones a la hora de colocarlas. Limpia las superficies que vas a pegar y pasa un trapo seco por la pared para eliminar el polvo. Si se trata de azulejos, frota con un trapo mojado en alcohol.

Después pega la cinta en la pared presionando durante unos segundos. Esta parte del proceso es importante, porque cuanto más presiones ahora, mayor capacidad de aguante tendrá la cinta. Retira el papel protector, sin tocar el adhesivo, y fija el objeto que quieras colgar presionando de nuevo durante un rato. ¡Listo!

También existen tiras especiales para colgar cuadros que soportan unos cuantos kilos, se colocan fácilmente y tienen la ventaja de que podrás retirarlas cuando quieras sin dejar rastro.

Otras formas sencillas de colgar sin taladrar

Además de las cintas adhesivas de doble cara, existen otras soluciones para poder colgar cosas en la pared sin tener que hacer agujeros. Como las tiras de velcro para láminas o cuadros que pesen poco.

O los ganchos adhesivos, perfectos para cocinas y baños. Los de hoy no tienen nada que ver con los que había en el pasado, que solían caerse a la primera de cambio (ahora los hay que aguantan hasta 7 kg).

También puedes decidirte por adhesivos especiales que funcionan, incluso, en ambientes húmedos, por lo que te vendrán de perlas para colgar los toalleros en el baño. Son fáciles de usar y se eliminan sin dejar marcas.

Como ves, hay un sinfín de posibilidades a tu alcance para que puedas colgar de todo sin tener que hacer ni un solo agujero. ¿Qué opción es la que más te conviene?

Los mejores trucos para colocar lámparas en el techo

Alberto García Matos

Responsable de bricolaje en Carrefour.es

Alberto forma parte del equipo de expertos que cada día

Existen muchas opciones para la iluminación del hogar: halógenos, leds, lámparas de techo o de pie distribuidas por las habitaciones. Aquí explicamos cómo colgarlas.

Diferentes tacos según peso de la lámpara

Antes de colgar la lámpara del techo tenemos que comprobar si es un techo macizo, de escayola o si hay una viga, pues determinará el tipo de taladro y taco que vamos a necesitar. En el mercado existe una gran variedad de tacos de sujeción: hay tacos de expansión de nylon que se utilizan, sobre todo, para techos macizos porque ejercen más presión; tacos de vuelco para los falsos techos y tacos de expansión de metal cuando hay que taladrar hormigón.

A tener en cuenta: Los tacos de nylon se expanden al enroscar la hembrilla hasta quedar totalmente seguros. Los tacos de vuelco se sujetan enroscando la varilla hasta que la arandela hace tope en el techo cuando se pone en posición horizontal. En los tacos de vuelco automáticos se abren dos alas cuando se introducen por el orificio que distribuyen el peso por varios puntos de apoyo.

El peso de la lámpara también influye en la elección del taco adecuado. Hay que leer las indicaciones porque cada kit de sujeción incluye información sobre cuánto peso puede sujetar.

Cómo hacer los tacos para colgar las lámparas

El primer paso es marcar el agujero donde se va a colgar la lámpara teniendo en cuenta donde están los cables eléctricos. Con el taladro en función de percutor, se hace el agujero con la broca adecuada a cada tipo de techo. Si el taladro no dispone de sistema de aspiración, podemos utilizar un vaso de plástico para recoger el polvo que se desprende al hacer el orificio en el techo.

A tener en cuenta: Cuando se utiliza un taco de nylon la broca será del grosor del taco. Sin embargo, cuando se usan tacos de vuelco, la broca tiene que ser algo mayor que el taco para que puedan entrar por el agujero la varilla y las aletas. Una vez enroscada la arandela no se verá ningún resquicio del orificio.

Al elegir los tacos de sujeción hay que tener en cuenta el peso y tipo de la lámpara y el material con el que está hecho el techo para evitar que puedan caerse.

Cómo conectar la electricidad a la lámpara de techo

Antes de hacer la conexión de la lámpara a la luz hay que desconectar la corriente y suministro eléctrico en el conmutador general para no sufrir ninguna descarga. Del techo tienen que salir dos cables de color azul y marrón igual que de la lámpara. Con unas tijeras o alicates se pelan unos centímetros a los cables y se introducen por la clema; por un lado, se meten los cables de la lámpara y por el otro, los cables que salen del techo, haciendo coincidir los colores.

A tener en cuenta: Cuando ya está hecha la conexión eléctrica, la lámpara se cuelga de la hembrilla. Los cables se meten dentro del embellecedor para que no se vean desde abajo y se aprieta hasta el techo para que quede perfectamente fijada.

Las lámparas no necesitan cable de toma de tierra por lo que si del techo sale un tercer cable de color amarillo o verde se puede anular sin ningún problema.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

– Cómo elegir el taladro adecuado

– Diez trucos para ahorrar energía en el hogar (y pagar menos luz)

– Herramientas eléctricas básicas que debes tener en casa

Tweet

Cinta Adhesiva de Doble Cara

La cinta adhesiva de doble cara es aquellas sobre la que se aplica el adhesivo a ambos lados del soporte. El adhesivo puede ser igual o diferente en cada una de las caras y al menos una de ellas va protegida con un protector.

En función de la aplicación, podrás elegir entre cinta adhesiva doble cara transfer (sin soporte, todo adhesivo), tissue, fílmicas, repulpables o espumas (para superficies irregulares o rugosas).

Para aplicaciones especiales, se pueden incorporar dos tipos de adhesivo diferentes. Por ejemplo, para fijar moquetas en eventos donde se requiere que la cinta pueda despegarse sin dejar residuos: por una cara se incluye un adhesivo permanente y por la otra uno removible con retirada fácil sin residuos de pegamento.

Si tienes dudas a la hora de elegir el tipo de cinta adhesiva de doble cara, contacta con nosotros en el teléfono (+34) 944 53 20 50, por chat o por email a través de nuestra página de contacto.

Tipos de Cinta Doble Cara:

Termoadhesiva

Cinta cuyo adhesivo se vuelve más firme, aumenta la cohesión y su fuerza adhesiva mediante el calentamiento.

Cinta adhesiva de espuma

Espuma de célula cerrada sobre la que se lamina un adhesivo sensible a la presión por ambas caras. Se emplean para la fabricación de electrodomésticos, ventanas, perfiles, vehículos, remolques, paneles de señalización, dispositivos electrónicos para náutica, equipos electrónicos…

  • Absorción de vibraciones y amortiguación de impactos.
  • Los diferentes espesores compensan las irregularidades de las superficies ásperas o rugosas.
  • Al adherir la cinta a lo largo de las superficies pegadas se distribuye uniformemente el esfuerzo.
  • Conformabilidad: la cinta de espuma se adapta perfectamente a las irregularidades de los sustratos manteniendo una fuerte cohesión interna.

Encontrarás 3 variantes en Trayma: espumas (de varios fabricantes), espumas 3M VHB™ (marca comercial de 3M) y espumas VHA (very high adhesion).

Fílmicas

El soporte que transporta el adhesivo es un film, de ahí reside su nombre. El film puede ser de poliéster, polietileno, PVC, entre otros. Incorporan diferentes versiones de adhesivo acrílico y se emplean para unir gran variedad de materiales tanto de alta como de baja energía superficial (madera, metal, vidrio, sustratos con pintura en polvo o pintura líquida, tejidos y la gran mayoría de plásticos). Este tipo de cinta doble cara es una de las más empleadas en la industria en.

Aplicaciones

    • Extrusión de plástico
    • Tiras decorativas en automóvil y muebles
    • Puntos de venta
    • Señalización
    • Fabricantes de persianas
    • Fabricantes de metal
    • Marcos de fotos
    • Equipamiento deportivo
    • Cuero y tejido
    • Impresoras
    • Empalmes
    • Embalaje y Blisters
    • Ascensores y escaleras

Pegado de moquetas

Este tipo de cinta adhesiva suele ofrecerse con un soporte textil para adaptarse a las irregularidades de las moquetas. La cinta adhesiva para moquetas sirve también para el montaje de decoraciones en stands pero hay que considerar que no es adecuada para materiales con plastificantes. En función del modelo podrás encontrar un adhesivo de larga duración o una adhesivo removible con retirada fácil sin residuos (p.e. para fijar moquetas de eventos de corta duración).

Repulpables

La cinta repulpable se emplean en la industria del papel y artes gráficas por su capacidad de reciclarse de nuevo en el proceso y su excelente adherencia al papel.

Tissue

La cinta tissue se emplea para la unión y fijación de materiales ligeros, superficies lisas o en el adhesivado de materiales. Las mejores referencias son aptas tanto para interior como para exterior, ofrecen un excelente resistencia al envejecimiento y a la radiación UV. Algunas referencias especializadas incluso se adhieren sobre plastificantes (pegado de vitolas de jamón y otro packaging problemático).

Transfer

La cinta doble cara transfer es un tipo de cinta de doble cara sin soporte. Es decir, lo que se aplica es todo adhesivo. Al carecer de soporte se recomienda aplicar con un aplicador como el dispensador ATG, que permiten pegar muy rápidamente y sin crear manchones. Se emplean para el pegado de materiales ligeros: películas plásticas, metálicas, vidrio, cerámica, tejidos, papel, montajes promocionales…

Cinta de doble cara: tipos, usos y trucos para sacarle el mejor partido

Un básico en nuestra scraproom es la cinta de doble cara. En este post os explicamos como sacarle el mejor partido y algún truco para que nuestros trabajos sean los más originales.

Como bien sabéis, de vez en cuando nos gusta hablar en nuestro blog de alguno de esos elementos imprescindibles para nuestros proyectos de scrap y manualidades que, aunque en apariencia sean sencillos, luego resultan ser de lo más útil. Esto es lo que le ocurre a la cinta de doble cara, porque se merece ocupar un lugar de honor en nuestra scraproom. Y es que la cinta de doble cara es uno de los más fantásticos inventos y adhesivos que nos podamos encontrar. Así que hoy toca repasar todas sus bondades y ver cómo podemos utilizarla, porque además queremos daros una sorpresa al final del post.

Ventajas de la cinta de doble cara

-Podemos utilizarlo para pegar fotografías porque no contiene ácidos ni ligninas y, por tanto, no se estropeará el material que peguemos. ¡Ojo, con esto, porque muchas veces utilizamos cualquier pegamento para las fotografías y con el tiempo nos podemos llevar un pequeño disgusto! Ahórratelo con la cinta de doble cara.

-Permite pegar papeles de poco gramaje con total garantía, porque no arruga ni empapa el papel como con los pegamentos líquidos, con lo cual no se estropea y podemos pegarlo sin problemas.

Fuente: Bailando con scrap

-Es fácil de manipular, ya que es limpia y fácil de cortar, sin necesidad de pringarte las manos extendiendo pegamento líquido en una superficie. En este caso, simplemente se extiende la cinta por la superficie y con la misma mano se cortar allí donde se considere necesario. Luego solo quedar retirar la otra capa y ya está listo para pegar.

-Es muy resistente –aunque pudiera parecer lo contrario-, así que es perfecto para usarlo en estructuras variadas o encuadernaciones de diferente tipos.

-Cunde mucho y eso es importante cuando hacemos scrap o manualidades, en general. Además puedes ir haciéndote a la idea de cuánto te queda, porque otro tipo de pegamentos líquidos pueden acabarse sin darte cuenta cuando menos te lo esperas.

Tipos de cinta de doble cara

Existen diferentes tipos según el tamaño o medida. Desde aquellas que miden unos 5 mm. de ancho hasta las que llegan a medir 50 mm. El uso que vayas a darle determinará cual es la que necesitas. Pero en términos generales, podemos diferenciar:

-Cinta doble cara fina: de poco ancho, ideal para pegar elementos decorativos pequeños o para hacer estructuras de álbumes, tarjetas, etc.

-Cinta doble cara gruesa: con un ancho mayor, ideal para utilizar en superficies grandes, por ejemplo, si vamos a crear tapas para un álbum. Es mejor y más práctico extender una sola cinta ancha, que tener que llenar la superficie del papel con muchas pequeñas tiras.

-Cinta doble cara 3D: en este caso, es diferente al aspecto de las otras dos, porque normalmente esta cinta está hecha en foam. Resulta muy práctica para usarla en la decoración de scrap y así darle volumen a pequeños detalles.

¡Sin duda, un buen scrapero siempre contará con los tres tipos!

Usos y trucos de la cinta de doble cara

– Crear estructuras de álbumes: utilizar cinta de doble cara es lo más práctico para crear las estructuras de nuestros álbumes. Según la estructura, podemos usar una más ancha o una más fina, para hacerlo de manera más limpia y sencilla. Por ejemplo, en una encuadernación en acordeón es mejor que la usemos porque así no pringaremos todas las zonas con pegamento líquido, que es mucho más difícil de controlar. Con la cinta adhesiva de doble cara acertarás seguro.

Fuente:El cajón desastre de Isa

-Crear portadas de álbumes, libretas o agendas: para hacer las portadas de chipboard que se forran con papel de scrap, la opción más práctica es hacerlo con tiras de cinta doble cara. En este caso, también evitarás que el pegamento líquido pueda desbordar por los costados o humedecer en exceso el papel y estropearlo.

-Hacer tiras de foil sin la Minc: si eres muy fan del brillo que da el foil, pero no tienes una Minc, no renuncies a ello. En este caso, la cinta doble te puede resultar muy útil. Solo necesitarás las hojas o papel de foil y la cinta doble cara para pegar el foil allí donde tú quieras. Es un trabajo más artesanal, pero el resultado puede ser muy profesional. Y a parte de aplicarlo en un proyecto de scrap, ¿por qué no probamos a aplicarlo en cualquier objeto decorativo?

Respuesta

Los cuelga fácil son soportes para colocar cuadros u otros objetos en paredes sin necesidad de taladrar la misma. Hoy en día existen multitud de modelos con distintos sistemas de sujeción. Si quieres saber más, te contamos qué son los cuelga fácil y cuántos kilos soportan.

¿Cuántos kilos puede soportar un cuelga fácil?

El peso que pueden resistir este tipo de enganches varía en función del tamaño y, por supuesto, del estado de la pared donde se va a colocar. Los más endebles pueden aguantar aproximadamente 1 kilo y medio de peso, hasta los casi 6 kilos que soportan los más potentes.

¿Qué tipos de cuelga fácil existen?

Estos son algunos de los tipos de cuelga fácil que puedes encontrar.

1. El sistema tradicional está compuesto por una pieza de plástico, que soporta el peso, y uno o varios pequeños clavos que se introducen en la pared mediante un golpe.

2. También podemos encontrar un amplio abanico de colgadores con sistema de cierre autoadherente.

3. El uso más extendido de los cuelga fácil es el de colgar cuadros, aunque pueden soportarse multitud de objetos con ellos como, por ejemplo, cables.

¿Quieres conocer cómo colgar cuadros de manera sencilla en tu casa? Entonces no te pierdas el siguiente vídeo.

Si por lo contrario no quieres usar un cuelga fácil, te dejamos este enlace para que veas cómo colgar cuadros sin agujeros. Comparte tus dudas y opiniones abriendo un hilo de conversación en el Foro de Bricolaje. Si usas un cuelga fácil en tu casa para hacer algún proyecto, sube las fotos y el paso a paso a la sección de Proyectos y enséñanos cómo lo has hecho.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *