Caudal de un grifo

Reductores de caudal para ahorrar agua

Una buena manera de ahorrar agua es mediante la instalación de reductores de caudal. Si colocamos estos sistemas en grifos o en duchas, podremos ahorrar entre un 18% y un 50% de agua.

LO QUE DEBES SABER…

  • Reductor de caudal: antes de su instalación debemos saber si nuestro grifo es de rosca interior o exterior para elegir el reductor adecuado.
  • Alcachofa de la ducha: según la posición de la alcachofa de la ducha podremos ahorrar entre un 41% y 79% de agua.
  • Precio: los reductores de caudal tienen un precio muy asequible, entre 10 y 20 euros según el tipo de dispositivo.

Los reductores de caudal de agua son dispositivos que se colocan en la boca de los grifos para reducir la salida de agua.

Cómo disminuir el consumo de agua

Un reductor de caudal de agua sustituye a un filtro normal de grifo. Para su instalación es necesario saber si el grifo que tenemos es de rosca exterior o de rosca interior, ya que tendremos que elegir el reductor adecuado.

Si queremos instalar uno de ellos en la ducha, podemos apostar por tres opciones: el tubo flexible, el sistema de anillas o el cabezal.

Si elegimos un cabezal, podemos utilizar un tipo de alcachofa de ducha que permita varias posiciones para que el agua salga con más o menos intensidad, o incluso con forma de hilo fino, grueso, a presión o de manera intermitente. Hay que tener en cuenta que el consumo de agua depende de la posición de la alcachofa y que el ahorro puede variar entre un 41% y un 79% entre una posición y otra.

También podemos instalar aireadores. Estos dispositivos actúan como un filtro, solo que al estar fabricados con numerosas rejillas, el agua se transforma en burbujas de aire. De esta manera, el agua sale a presión y con un chorro más grueso, pero en menor cantidad. Lo mismo ocurre con los perlizadores.

Un recurso muy económico

Como ya sabemos, el consumo de agua cada vez es más caro, sin embargo, no solo hay que tratar de ahorrar agua por este motivo, sino porque también se trata de un bien escaso que debemos cuidar. Por ello, los reductores de caudal son una buena forma de no derrochar agua y, por supuesto, de ahorrar en su consumo.

Hoy en día existen numerosos modelos de reductores de caudal en el mercado y a un precio bastante asequible. Normalmente, los aireadores y los dispositivos reductores cuestan unos 10€ y consiguen ahorrar más del 50% de agua. Los cabezales son un poco más caros, aproximadamente 20€, aunque son capaces de reducir el consumo de agua en tres cuartas partes.

Ahorra en la factura del agua y respeta el planeta

Ahorra en la factura del agua y respeta el planetaValora este articulo

Reducir el consumo de agua es una decisión que, se mire como se mire, es positiva, tanto para tu bolsillo como para el medioambiente. Pero, ¿cómo ahorrar en el recibo del agua? ¿Hay que invertir mucho dinero? La respuesta está en los reductores de caudal. Instalar estos dispositivos en los grifos de tu piso de Terrassa, puede suponer un ahorro de hasta un 79% de agua. ¿Más detalles? En el post…

En primer lugar, ¿sabes que son los reductores de caudal? Bien, como su nombre indica, son elementos que se colocan en la boca de los grifos para reducir la salida del agua. Sustituyen al filtro normal del grifo y para su instalación sólo es necesario saber si tu grifo es de rosca exterior o interior, ya que en función de ello, tendremos que adquirir uno u otro.

Instalación de reductor de caudal en la ducha

Además de colocar los reductores de canal en los grifos de la cocina y en el lavamanos del lavabo, también es buena idea colocarlos en la alcachofa de la ducha. Tendrás que elegir entre tres opciones: tubo flexible, sistema de anillas o cabezal.

El ahorro que puedes hacer en el caso de la ducha oscila entre el 41% y el 79%, dependiendo de la posición de la alcachofa. En función de la posición del cabezal, el agua saldrá de una manera o de otra, y eso hará que lo haga con mayor o menor intensidad, lo que se traduce en mayor o menor consumo y ahorro.

¿Otras opciones? Los aireadores y los perlizadores. Ambos actúan como filtros, pero, al estar fabricados con numerosas rejillas, el agua se transforma en burbujas de aire. Así, conseguimos que el agua salga con un chorro más grueso y con más presión, pero, menor cantidad, que es lo de que se trata.

Con todos estos dispositivos conseguirás reducir la factura del agua de forma notable, y además, no supone una gran inversión. Normalmente, los aireadores y los reductores no cuestan más de 10 euros, y con ellos ahorrarás más del 50% del agua. Los cabezales son un poco más caros, pero también son más eficaces. Su precio suele rondar los 20 euros, pero son capaces de reducir el consumo en tres cuartas partes aproximadamente.

Así, la colocación de reductores de canal supone un pequeño alivio para tu economía y para el medioambiente.

¿Habías oído hablar de los reductores de caudal? ¿Pensarás en colocarlos en los grifos de casa y en la ducha? Cuéntanoslo

Foto: OCU
Foto: Leroy Merlin

Los seres humanos somos los responsables de la catastrófica situación en la que se encuentra el medio ambiente. Durante demasiados años, el sueño de un crecimiento ilimitado ha eclipsado una naturaleza que, testaruda, golpeaba a la puerta de sus sordos maltratadores. Pero ya no vale esconderse. Hombres y mujeres han empezado a mirar a su alrededor poner remedio a una situación urgente, como la rápida disminución de agua potable. Para ello, la tecnología se ha puesto al alcance del ser humano para tratar de ahorrar el máximo posible para un futuro mejor. ¿Qué inventos se han desarrollado para lograr reducir el desperdicio de agua en la ducha?

El agua es considerada por muchos el petróleo del siglo XXI. Por codiciada, por cada vez más escasa, por valiosa y por vital. Más de 663 millones de personas según la OMS aún no tienen acceso a agua potable. Pese a eso, y pese a la disminución de este recurso, cada día desperdiciamos litros y litros de un agua. Uno de los momentos en los que se pierde más es durante la ducha. La OMS determina que una ducha de 10 minutos desperdicia 200 litros. En España, la media se sitúa en los 95 litros, mientras que en Catalunya, según datos recogidos por el Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat, un ciudadano gasta entre 30 y 80 litros. Gastes lo que gastes, es demasiado. Aquí tienes algunas ideas para reducir tu consumo.

Tu grifo puede ser más eficiente

Aireador de grifo (Otras Fuentes)

Uno de los principales problemas que provoca el desperdicio de agua en la ducha es la falta de eficiencia de los grifos. Para tratar de mejorarla, según la Organización de Consumidores y Usuarios, una de las mejores opciones es instalar reductores de caudal, ya que permiten ahorrar cerca de un 50% del preciado recurso según el dispositivo. El funcionamiento es sencillo: este dispositivo permite mezclar el agua con aire reduciendo el caudal, lo que no reduce ni el confort ni la sensación de cantidad de agua, pero sí permite ahorrar.

A parte de estos, existen distintos sistemas para lograr reducir el caudal de agua que sale por el grifo, como los perlizadores o reductores de caudal. Unos limitan la apertura del mando y los otros estrechan el caño. El resultado final depende siempre del comportamiento del grifo original, de si en condiciones normales permite pasar un caudal muy abundante o no, y del uso que el consumidor haga de la grifería.

Mantener la temperatura ideal

GrifoTermostático (Otras Fuentes)

Otro de los momentos en los que se tira mucha agua es cuando buscamos la temperatura adecuada. Más de ocho litros se pierden por el desagüe cuando tratamos de no congelarnos ni de quemarnos cuando entramos en la ducha.

Existen sistemas que permiten actuar aspecto, como son los grifos termostáticos. Estos permiten prefijar la temperatura deseada, con lo que teóricamente sólo se pierden 2 litros hasta llegar a la temperatura concreta. También existen los sistemas eco-stop, que permiten detener el flujo y restablecerlo con la misma temperatura y caudal.

Reutiliza el agua restante

Con toda probabilidad, pese a haber ajustado los grifos y controlado la temperatura, seguiremos desperdiciando agua. Tranquilos, porque existen muchas maneras de recuperar este recurso tan preciado y reutilizarlo para seguir ahorrando.

Una de las maneras más innovadoras es la bolsa Esferic . Sí, es una bolsa de plástico, pero este sencillo invento permite ahorrar miles de litros de agua al año. Su uso es muy fácil: se cuelga en la ducha y se introduce la alcachofa mientras uno espera que el agua esté a la temperatura deseada. Esa agua recogida puede ser reutilizada para regar las plantas, lavar los platos o cualquier otra tarea doméstica.

Otras ideas pretenden unificar el baño para reducir el consumo de agua. Tank cava, por ejemplo, es una ducha ecológica útil para recuperar el agua usada, filtrarla y usarla para el WC. Esta idea es compartida por muchos sistemas, como el presentado por Roca, que pretende unir en un solo espacio el lavabo, la ducha y el inodoro. Estos tres elementos se fusionan de forma tan extraordinaria como estrambótica en un enorme aparato que cumple perfectamente la función de los tres

Nebia, la ducha del futuro

Hay ideas que rompen moldes. En el campo del ahorro de agua, hubo un invento que revolucionó Kikstarter. 8.559 patrocinadores aportaron 3.126.114 dólares para la producción de Nebia , superando de muchísimo el mínimo establecido por la compañía.

Gracias a este crowfunding, la compañía de origen mexicano puede producir desde este enero un sistema de ducha que fracciona el agua en millones de pequeñas gotas que se esparcen por tu cuerpo, como lo hace un atomizador. De esta forma, el agua cubre una superficie mucho mayor con mucha menos cantidad.

Ahorrar a la fuerza

La increíble cortina de ducha de Elisabeth Buecher (elisabeth buecher)

Si, pese a todas las ideas propuestas, sigues sin encontrar tu método para ahorrar agua, Elisabeth Buecher ha ideado la cortina que te obligará a salir de la ducha. Por las buenas o por las malas, gastar menos agua es la única opción para un futuro mejor

La escasez de agua es un fenómeno que ha afectado ya a cada uno de los continentes. De acuerdo con los datos del Instituto Mexicano de Tecnología de Agua (IMTA), cerca de 1 200 millones de personas –lo que equivale a la quinta parte de la población mundial–, sufren de la escasez física de agua, mientras que 1 600 millones de personas –1/4 de la población mundial–, se enfrentan a la escasez económica de agua.

Mientras que en numerosos lugares rige la escasez de agua, en otros lados existe un derroche de cuantiosos litros de agua. Inclusive se estima que en las duchas y baños se pierde un total de 12 por ciento del total de agua que se consume en un hogar; en jalar la palanca del WC, 10 litros por día; y una ducha, 30 litros.

Por esta razón se ha fomentado la idea de ahorrar el agua como un estilo de vida. Se trata de generar consciencia ante esta desigualdad de abastecimiento del agua, la cual está distribuida irregularmente ya que es desperdiciada, contaminada o gestionada de forma insostenible. Entre las alternativas más promovidas se encuentra el reutilizar el agua usada para la cocina, el baño y la lavadora. Si bien es una practica que requiere rigurosidad y constancia, la realidad es que en muchos lugares del planeta no se lleva a cabo.

Como una medida de prevención y contención de esta crisis acuífera, el joven Alberto Vásquez diseñó Gris, el dispositivo con la capacidad de reutilizar el 90 por ciento del agua de una ducha. A través de cuatro células modulares interconectadas y desmontables, se almacenan diez litros de agua –equivalente a un balde promedio–.

Con este invento, el agua recolectada puede emplearse en el inodoro o en otras actividades domésticas como la limpieza; y de este modo ahorrar cerca de 80 litros de agua por persona y día en un hogar promedio. Esto significaría que, en un país de 50 millones de habitantes, se estaría ahorrando 1.5 millones de litros de agua por día.

Este diseño de Vásquez fue premiado por Braun Prize 2015 Sostenibilidad, en la categoría de estudiantes, pues es un sistema simple, económico y fácil de adoptar. De este modo se podrá mejorar la vida de muchas personas que también requieren de este recurso natural tan vital.

El alumno de primer año de Ingeniería de la Universidad Católica (UC), Samir Hadwa, lidera el desarrollo chileno de un dispositivo que evita derrochar el agua fría de la ducha al calentarla, un problema que se registra comúnmente durante el período de invierno.

La solución tecnológica diseñada para hogares que utilizan el sistema de calefón, permitiría ahorrar hasta 20 litros del vital elemento que se desperdicia cuando las personas esperan que tome la temperatura deseada antes de entrar a la ducha. También sirve para las llaves del lavaplatos y lavamanos.

“El dispositivo se ubica en la parte inferior del calefón y permite que el agua fría recircule hasta que se caliente. Esto gracias a un circuito electrónico que posee el equipo, así como a sus válvulas y sensor de temperatura”, adelanta el estudiante Samir Hadwa.

Sobre su funcionamiento, el futuro ingeniero UC precisa que cuando el agua fría sube por la tubería hasta llegar al calefón, pasa por la cañería de agua caliente, donde se mide la temperatura deseada. Luego se abre la válvula, permitiendo que el agua llegue a la grifería.

“Cuando una persona abre la llave para tomar una ducha, sólo observa que el agua se corta por unos segundos. Durante este tiempo, el agua recircula y sale al momento de alcanzar la temperatura ajustada en el dispositivo”, agrega Samir.

Comunicado

Gracias al equilibrio térmico del sistema, cuenta el alumno, el agua entrante toma contacto con la que ya está caliente, asimilando dicha temperatura. Por esta razón, añade, sólo hay que esperar una vez que llegue el agua deseada al bañarse.

El proyecto liderado por el estudiante de Ingeniería UC partió mientras cursaba la Enseñanza Media en el Colegio Árabe. Junto a su compañera Catalina Barría, ganaron el concurso de Aprendo Emprendo, que los premió con una pasantía en Silicon Valley.

Dicho logro alcanzado por Samir Hadwa, lo llevó a postular el año pasado al programa Nueva Admisión para Científicos y Emprendedores (NACE) apoyado por Ingeniería 2030 de CORFO, donde resultó seleccionado junto a otros talentos para continuar sus estudios superiores en la UC.

Actualmente, el alumno trabaja en el modelo de negocio del producto a nivel local. Esto mientras el prototipo se encuentra en etapa de ser patentado.

Consumo de agua

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que son necesarios 50 litros de agua por persona al día para garantizar que se cubran las necesidades básicas.

Según la OMS, la ducha es donde más agua se usa a diario, entre diez y 20 litros por minuto. Una persona que toma un baño de unos cinco minutos puede llegar a consumir 100 litros, lo que supone el doble de la cantidad necesaria.

Etiquetas de esta nota: #Agua#Chileno#dispositivo#invento

Una manera fácil de ahorrar agua es aplicar dispositivos de ahorro de agua en grifos, duchas y cisternas y utilizar electrodomésticos eficientes.

GRIFOS

Utiliza en tus grifos aireadores o perlizadores; son dispositivos que mezclan el agua con aire reduciendo el caudal de agua y permiten un ahorro del 40% de agua.

Si utilizas grifería con limitadores de caudal, que pemiten reducir la sección de paso del agua, conseguirás un ahorro del 50% de agua.

ELECTRODOMÉSTICOS

Las lavadoras y lavavajillas eficientes ahorran entre el 40 y el 60% de agua respecto a los modelos convencionales.

CISTERNAS

Las cisternas de WC con tecnologías ahorradoras consumen de 3 a 9 litros por descarga frente a los 12 litros de las cisternas convencionales.

SISTEMAS DE RIEGO

  1. En los riegos automáticos, instala un sensor de lluvia que interrumpa el riego cuando llueva.
  2. Los aspersores distribuyen el riego de forma homogénea y permiten controlar el caudal y el momento del riego.
  3. La combinación de aspersores, riego localizado y riego manual garantiza un óptimo nivel de eficiencia en el consumo del agua.

Para conocer más consejos para no malgastar el agua, descarga el folleto: “En casa, cuidar el agua es fácil” (PDF)

¿Cuánta agua gastamos en la ducha?

Qué agradable es una buena ducha caliente después de día de trabajo de esos para olvidar o antes de sentarse delante de un desayuno continental. Tan es así, que muchas veces nos quedamos unos minutos más de la cuenta debajo del chorrito reparador sin reparar en el gasto que supone en agua corriente y en gasóleo de calefacción. Veamos cuánto.

Cada español consume diariamente unos 171 litros de agua de media, lo que nos convierte en uno de los cinco países de la Unión Europea -junto con Bélgica, Luxemburgo, Alemania e Italia- que más agua consume por habitante. De todos esos litros, la mayoría se van en el cuarto de baño y en sus actividades.

Hasta 150 litros de agua.

Según datos de la organización Ecologistas en Acción, tener el grifo abierto mientras nos lavamos los dientes, por ejemplo, supone un gasto de más de 12 litros por minuto. En un afeitado de cinco minutos podemos perder hasta 60 litros de agua. Y llenar la bañera de agua supone un gasto de 150 a 250 litros de agua, mientras que en una ducha consumimos de 50 a 100 litros. La OMS va más lejos y afirma que una ducha de cinco minutos consume 95 litros de agua, aunque si nuestra ducha no tiene perfilador o un sistema de mezcla de agua con aire puede llegar a los 150 litros.

Y hablamos de litros de agua, simplemente. A eso hay que sumar, por supuesto, el gasto en gasoil calefacción para calentarla.

Ideas sencillas para ahorrar agua.

Sin duda, el agua caliente supone el 26% del consumo energético de una vivienda normal. Por eso, merece la pena seguir algunas pautas sencillas que van a bajar los dígitos de nuestra factura: realizar duchas más cortas, cerrar el grifo al enjabonarte y aplicarte cremas y otros productos, y utilizar cabezales de ducha eficientes, perlizadores y reductores de caudal, que ayudan a reducir el agua entre un 18% y un 47%.

Si seguimos esos consejos, y, sobre todo, si utilizamos Clickgasoil.com para hacer nuestros pedidos de gasóleo de calefacción, la rebaja de nuestra factura está garantizada, ya que siempre te ofrecen el precio de gasoil más barato, al no tener intermediarios. Conecta y ahorra.

¿Cuánta agua gasta una ducha por minuto?

¿Tiene tu ducha un difusor /cabecera de flujo bajo?

Cabezales de ducha de bajo consumo gastan 8 litros por minuto. Según la OMS la ducha estandar de 10 minutos consume 200 litros de agua. Lo cual sería unos 20 litros por minuto de consumo. La media de consumo de agua en la ducha, se encuentra en 95 litros, lo cual se traduce en una ducha de cinco minutos o en el uso de duchas de bajo consumo que permiten reducir la cantidad de agua que usamos en la ducha. En Leroy Merlin podemos encontrar duchas que consumen hasta 5 litros por minuto, lo cual hace que una ducha de 10 minutos consuma 50 litros, lo cual sería bajar x4 el consumo estimado por la OMS de 200 litros por ducha. Lo que hacen las duchas para reducir el consumo es aumentar la presión del agua que sale por la ducha de tal forma que la sensación es la misma, pero la cantidad de agua es menor. También reducen el número de agujeros de salida para que salga menos agua. Es así de fácil. Si tienes una ducha muy vieja, es ahora un buen momento para ir a alguna tienda y renovar tu ducha.

La ducha es el tercer elemento que más agua gasta dentro de una casa

El primero es el retrete, el segundo es la lavadora y el tercero es la ducha. Una ducha normal consume unos 8 litros por minuto y dura unos 8 minutos. Casi nadie se cronometra en la ducha, pero no estaría de más tener un reloj en la ducha que permita cronometra la ducha y así intentar siempre quedarnos en los 5 minutos. Si se puede, lo mejor es que mientras nos enjabonamos apagar el agua. De esa forma ahorramos un poco más de agua. Cambiar la alcachofa es una buena idea. Las hay muy baratas (por menos de 10 euros) que ofrecen un muy buen ahorro.

Aquí os dejamos 3 trucos para ahorrar agua

https://www.youtube.com/watch?v=QznAWdlcWBM

¿Gasta más agua la bañera o la ducha?

Aunque muchos aseguran que con un baño se gasta más agua y energía que duchándose, ¿hasta qué punto es real esta afirmación?

FRAN JUSTICIA Viernes, 6 octubre 2017, 08:55

La llegada del otoño suele ser un buen momento para hacer cambios en nuestra vida, ya sea renovando el fondo de armario en aras de contar con ropa más adecuada para las bajas temperaturas y los días de lluvia, o, por ejemplo, modificar distintos espacios de casa, con el objetivo de que estos también se adapten a la nueva temporada.

Así, son muchos los que se plantean realizar reformas en casa, especialmente en zonas en las que el frío puede hacernos mucho daño, por ejemplo, el baño, y es que a nadie le agrada salir de la ducha o la bañera y tener una fuente de entrada de aire fresquito justo en frente, ¿verdad?

Si estabas pensando modificar tu baño, algo de lo que te estarás preocupando es de decidir si instalarás una bañera o por el contrario una ducha, y no es para menos, ya que el debate sobre si es mejor una u otra, económicamente hablando, sigue creciendo. Si quieres ahorrar, puedes hacerte con cualquiera de las dos, ya que aprovechando las ofertas en bañeras y duchas de Belleza Ideal puedes beneficiarte de un considerable descuento. No obstante, si no te queda claro con cuál de ellas ahorrarás más agua, pon atención porque te lo contamos con lujo de detalles.

Son muchos los que aseguran que durante un baño en bañera se gasta más que con uno en una ducha, ya que aseguran que para llenar una bañera estándar se derrochan aproximadamente 230 litros de agua. Sin embargo, ¿cuántos litros de agua gastamos mientras nos duchamos? Al parecer, no es oro todo lo que reluce, y es que se estima que al ducharnos gastamos entre 8 y 15 litros de agua por minuto, por lo que con una simple ducha de 15 minutos ya estarías gastando más agua que al llenar la bañera.

No obstante, este derroche dependerá ante todo de la actitud y la conciencia de cada uno, ya que podemos limitar el uso y gasto de agua, llenando menos la bañera o reduciendo el tiempo que nos duchamos, aunque en lo que respecta a la bañera por mucho que la llenes menos, no evitarás gastar al menos 100 litros de agua.

Por otro lado, en ambas puedes instalar ahorradores de caudal en los grifos, permitiendo que la cantidad de agua vertida por el grifo sea menor, ya que el agua sale acompañada de aire, lo que te dará sensación de que estas utilizando la misma cantidad de agua que en otras ocasiones, aunque para nada será así.

Por tanto, ¿con una ducha puedes ahorrar más agua que con un baño? La respuesta es clara, sí, pero siempre y cuando tengas en cuenta algunos matices, y es que la ducha debe ser corta, de unos cinco minutos, y deberás apagar el grifo mientras te enjabonas, puesto que de lo contrario podrías llegar a gastar más agua que la que supondría un placentero baño en una bañera, en la que por mínimo que la llenes, gastarás al menos 100 litros.

Ahorradores de agua para grifo: ¿por qué comprar uno?

Los ahorradores de agua para grifos son sistemas muy eficientes para reducir el consumo de agua potable de las viviendas. Pueden conseguirse en el mercado diferentes modelos de ahorradores, disponibles para todo tipo de grifos.

Entre estos dispositivos se pueden encontrar los perlizadores. Estos dispositivos sustituyen el filtro de los grifos y reducen el caudal de agua..

¿Cuál es el funcionamiento de un perlizador?

Los perlizadores tienen un sistema que compensan dicha disminución del caudal, añadiendo aire al flujo de agua, justo antes de la salida de la misma por la boca del grifo. Por tanto, son una excelente opción para reducir el consumo de más de un 40 por ciento de agua, de electricidad, ya que la bomba hidráulica se alimenta de energía eléctrica, y de combustible pues el 50% de agua que ahorramos, es agua caliente.

Se les conoce como perlizadores porque distribuyen el agua con pequeñas burbujas de aire en forma de perlas, gracias a lo cual el agua sale con fuerza a pesar de tener menor caudal.

Estos dispositivos se instalan de una forma muy sencilla, y son muy económicos y asequibles. En el mercado se pueden encontrar modelos con roscas de diferente tamaño, lo cual permite que puedan ser acoplados a cualquier tipo de grifo. Se recomienda ampliamente la adquisición e instalación de estos dispositivos, ya que son muy eficientes y su costo es realmente bajo.

Es importante destacar que antes de proceder a la compra de estos dispositivos, es necesario conocer bien las especificaciones del grifo en el cual serán instalados. Conocer aspectos como la medida de la rosca, son indispensables para comprar el ahorrador de agua correcto para cada grifo.

En Gramar2 ofrecemos ahorradores de agua para grifos muy económicos, sin sacrificar su calidad y eficacia. Cuidar el agua como recurso de primera necesidad es tarea de todos y, con nuestros ahorradores hacerlo resulta muy sencillo y de bajo costo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *