Casa para reformar

Contenidos

Modelo de contrato de obra de construcción

¿Vas a realizar una reforma en tu casa o realizar una obra de construcción? Si tienes miedo de lo que pueda pasar respecto a cómo se va a realizar, el cumplimiento de los plazos y de los presupuesto, es imprescindible que realices un contrato de obra de construcción, o contrato de ejecución de obra, donde se plasmen todas las condiciones y cláusulas que se han pactado entre el contratista y la persona o empresa contratada. En modelocontrato te ofrecemos una plantilla de contrato de obra de construcción para que realices tus reformas.

¿Qué es el contrato de ejecución de obra?

El contrato de ejecución de obra es el documento en el que se incluyen todos los servicios que se van a realizar en una reforma o construcción, la contraprestación económica que recibirá la empresa que realice los servicios, y todas las obligaciones que poseen las dos partes que firman el contrato.

Imagen: Pressmaster ||

Un contrato de obra de construcción es tipo de contrato de prestación de servicios pero especializado en el sector de la construcción, ya que con ese contrato lo que hace la parte contratante es delimitar los servicios que necesita de un constructor. A pesar de esto, y debido a la importancia que suelen tener las reformas y construcciones de nuestra vivienda, local u oficina, es necesario tener mucho cuidado y realizar un contrato de la forma más detallada posible, para que no hayas sorpresas posteriormente y tener un apoyo legal en caso de que se produzca alguna incidencia.

No debemos confundir el contrato de obra de construcción o contrato de ejecución de obra, con el contrato de obra o servicio determinado que utilizan los departamentos de recursos humanos de las empresas.

¿Qué debe contener el contrato de obra?

El contrato de obra privada puede contener toda la información que deseen incluir la pares que firman el contrato. Sin embargo, existen algunas parte que son fundamentales para que el contrato de obra de construcción sea válido y cumpla la función que posee:

  • Datos identificativos de las dos partes
  • Plazo de ejecución de la obra
  • Precio de la obra
  • Certificaciones
  • Obligaciones de los firmantes
  • Causas de resolución del contrato
  • Otras cláusulas y condiciones pactads

Además de la información básica que aquí encontramos, también se puede añadir todo tipo de información sobre cómo se debe realizar la obra, qué cosas se pueden hacer y qué no, y todas las condiciones que se pacten entre los involucrados. Estos contratos también deben señalar si solo se contrata la mano de obra o si, por otro lado, son contratos de ejecución de obra con suministro de materiales.

Ejemplo de contrato de obra de construcción

En este apartado puedes encontrar un modelo de contrato de ejecución de obra con el que podrás contratar los servicios de cualquier profesional de la construcción para realizar una obra en cualquier de tus propiedades. Para ello, tan solo debes introducir toda la información correspondiente en los espacios en blanco y que los firmen las dos partes intervinientes por duplicado.

Este modelo se puede adaptar para realizar contratos de reforma de obra, de obras en comunidad de propietarios, o construcciones de vivienda, si se especifica en el documento a través de modificaciones. Pincha en el botón para poder descargar este modelo de contrato de obra de construcción.

Ejemplo de contrato de ejecución de obra

— Publicidad —

  • ¿Te ha servido de ayuda?

El modelo de contrato para sus obras

Compartir

  • Twitter
  • LinkedIn

El contrato es la base de un buen negocio, es el acuerdo legalmente vinculante entre dos partes, y está diseñado para dar seguridad y protección a los involucrados, en este caso el maestro contratista y la persona o empresa que requiere cierta obra.

Aquí podrá descargar un modelo de contrato:

DESCARGUE AQUÍ
MODELO DE CONTRATO DE OBRA

El contrato deberá estar por escrito y allí se deberá especificar los datos del contratante y del contratista, los documentos de identidad y si el contratista es técnico graduado, el número que lo acredita como tal, además de las clausulas obligatorias:


  • Objeto de contrato: Se describe lo que va a realizar el contratista y se determina cuál es el alcance de los trabajos.
  • Plazo: Se establecen unas fechas de inicio y de terminación del contrato.
  • Valor: Establecer desde antes del inicio, el costo de los trabajos y aclarar si este cubre la mano de obra y los materiales.
  • Forma de pago: La forma de pago la determina la modalidad de contrato.

La modalidad de contrato

  • Solo mano de obra: los materiales los suministra el propietario.
  • A todo costo: Se pacta un valor total que incluye mano de obra y materiales se puede pactar un anticipo o abonos a media que avanza la obra; o también contra entrega, es decir, se pagan los trabajos en su totalidad cuando estos se terminen.
  • Por jornales: Al final de cada día, de cada jornal el maestro recibe el paso, lo ideal en este tipo de contratos es pactar tiempos de entrega.
  • Por obra ejecutada: Es la modalidad más recomendada; la obra se hace más ágil, pues a usted maestro le conviene terminar más rápido los trabajos de ello depende el pago. Clave que por el afán de entregar el trabajo no se descuide la calidad del mismo.

Si las condiciones lo permiten el contrato debería ser respaldado por la póliza de buen manejo del anticipo, si lo hay, de cumplimiento y de calidad, por el tiempo que dure el contrato, más el tiempo adicional que se pacte como garantía de los trabajos.

Maestros el contrato será la herramienta que le permitirá empezar con pie derecho un trabajo, usted se guiará y respaldará en él, claramente la palabra tiene un gran valor, pero frente a eventuales inconvenientes con el contratante será el contrato el que le permitirá responder.

¿Estás pensando en reformar tu vivienda? ¿No tienes muy claro cómo empezar, qué pasos seguir o cómo tratar con la empresa de reformas que vas a contratar? No te preocupes, te contamos cómo debe ser un contrato de reforma para que no tengas ningún tipo de problema a la hora de realizar la renovación.

1- Acuerdo entre los propietarios y los reformistas de la realización de la obra.

2- Detalles técnicos y plazos a respetar.

3- Precio de la reforma.

4- Pago de la reforma.

5- Reflejar posibles circunstancias.

6- Periodo de garantía.

Para comenzar a realizar una reforma dentro de una vivienda tendrás que seguir una serie de pasos. Uno de los pasos más importantes es el de redactar un contrato de reforma. Te contamos con detalle qué debe aparecer en un contrato de reforma para evitar problemas. Sigue estos sencillos pasos para tener un control de todo lo que sucede en tu reforma y ahorrarte posibles disgustos a la hora de trabajar con los profesionales de la reforma. ¡Sigue leyendo!

1- Acuerdo entre los propietarios y los reformistas de la realización de la obra.

En este contrato deberá manifestarse el compromiso tanto de los propietarios como de los reformistas por realizar la obra. Deberá estar bien redactado y ambas partes tendrán que firmarlo y estar conformes con lo que se plantea en él.

Gracias a este documento evitaremos posibles malentendidos y tendremos la seguridad de contar con este escrito firmado por ambas partes. Además, el profesional se comprometerá a dejar la vivienda en perfecto estado tras el trabajo realizado. Contar con este documento será una garantía de que todo salga según lo previsto.

2- Detalles técnicos y plazos a respetar.

En un contrato de reforma también tendrán que detallarse los plazos en los que la obra se dará por finalizada y cuál será la fecha de inicio de la misma. Además tendrán que aparecer los datos de la empresa encargada de realizar la reforma.

También se reflejarán los datos del propietario y de la vivienda en la que se debe trabajar.

Gracias a este apartado, se fijarán unos plazos concretos para que la reforma se realice en un periodo de tiempo concreto y no se alargue demasiado. Esto, sin duda, beneficiará al propietario de la vivienda que podrá hacerse una idea del tiempo requerido y sabrá cuando todo estará listo. De igual manera también valdrá para que los profesionales puedan gestionar el tiempo y organizar las labores de la obra a realizar.

¿Estás pensando en reformar por completo tu vivienda?

Si lo que quieres es darle un vuelco a tu vivienda y cambiarla por completo, consigue hasta 4 presupuestos gratis y sin compromiso para la reforma integral de tu hogar.

Pide tus presupuestos gratis

3- Precio de la reforma.

Otro dato que se deberá tener en cuenta en un contrato de reforma, es el precio de la obra. Es probable que el presupuesto no esté cerrado, pero al menos deberá existir una constancia de una serie de precios por concepto.

Cuanto más detallado aparezca este apartado, mejor. De este modo se evitarán malentendidos durante la reforma o a la hora de realizar el pago. Desde Quotatis te recomendamos que trates de cerrar todo lo posible el presupuesto que vas a invertir en la reforma de tu vivienda. Es muy importante que exista una buena comunicación entre el propietario y los reformistas, de esta manera todo quedará más claro y no surgirán problemas.

4- Pago de la reforma.

También se deberá detallar la forma de pago. Normalmente se abona una parte antes del comienzo de la obra, esta parte se destina a materiales y demás necesidades. Se realizarán también una serie de pagos durante la realización de la obra y lo restante se abonará al final.

Del mismo modo que con el presupuesto, el contar con un documento detallado de las fechas y los pagos a realizar, evitará problemas a posteriori.

Igualmente tendrá que aplicarse bien el IVA y pedir recibos de los pagos que se vayan efectuando.

5- Reflejar posibles circunstancias.

Tendrán que aparecer también posibles circunstancias que puedan darse y que puedan afectar al desarrollo de la reforma. También se deberá tener consciencia de que el contrato de reforma puede verse alterado por determinadas circunstancias.

De este modo, ante el incumplimiento de los plazos establecidos, se podrán realizar variaciones en el contrato que beneficien al propietario.

6- Periodo de garantía.

El contrato tendrá que incluir lo que se conoce como periodo de garantía. Este concepto nos asegura que ante posibles desperfectos fuera de plazo, estos serán reparados sin costes.

Ahora ya sabes todo lo que debe aparecer en tu contrato de reforma, asegúrate de que todo queda constatado y evita problemas.

Si ahora lo tienes mucho más claro y tus temores se han esfumado, no esperes más y ponte en contacto con el experto en reformas parciales más apropiado para tu proyecto.

Y si tienes algo de prisa, ponte en manos del mejor profesional en reformas exprés de tu zona.

También puedes seguir aprendiendo sobre cómo gestionar una reforma con este post sobre lo que necesitas saber antes de una reforma integral.

Desde Quotatis, te ponemos en relación con hasta 4 profesionales en tu zona: es gratis y sin compromiso. Quotatis forma parte del grupo Adeo (Leroy Merlin, Bricomart, Aki…) y está presente en España desde 2008. Hemos trabajado al nivel nacional con más de 4000 profesionales y hemos captado más de 250 000 proyectos.

Pedir presupuesto para reforma integral

Si lanzarse a comprar una vivienda es hoy toda una proeza, llevar a cabo una reforma integral es casi una misión imposible. Son escasos los testimonios que la califican como una experiencia positiva o poco traumática; frente a ellos, en cambio, surgen una infinidad de anécdotas sobre las malas decisiones tomadas en la ejecución de una obra, cuyas consecuencias se pagan a largo plazo.

Para no desanimar a los valientes que se enfrenten a la transformación de su hogar en los próximos meses, recopilamos los errores más comunes que se cometen antes, durante y después de una reforma, y la manera efectiva de sortearlos –o bien minimizarlos–, gracias al consejo de los expertos. Porque sobrevivir a una reforma es posible, y hasta se puede disfrutar de la experiencia.

1. No ceñirnos a un presupuesto real

Si no has recibido una cuantiosa herencia ni te ha tocado la lotería, tu presupuesto es como el de la mayoría de los mortales y deberá amoldarse a una cifra cerrada. El primer error que cometemos en una reforma es el de no acotar en el presupuesto inicial hasta el último gasto. Por ello se debe tener en cuenta desde las grandes partidas hasta otras más insignificantes como picaportes o luminarias. Estas últimas son cruciales para que una vivienda resulte práctica y confortable.

Otro error muy común es pedir o bien aceptar modificaciones sobre lo originalmente planteado, sin cerrar la cuantía económica que conlleva. Suele pasar con cambios de pequeñas dimensiones pero que, al sumarse, multiplican el importe.

Lo mismo ocurre cuando pagamos la totalidad del proyecto quedando partidas aún pendientes, bajo un acuerdo informal de arreglarlo más tarde. Los pagos deben dividirse en tres partes; la primera al comienzo de la obra, la segunda durante el transcurso de la misma y el último una vez se hayan finalizado todos los trabajos. Cualquier gasto extra debe estar integrado en una de las tres.

2. No tener en cuenta imprevistos: los ‘por si acaso’ suceden de verdad

Ese «tenemos que hablar» que precede al susto económico ya habitual en el transcurso del programa de los hermanos Scott es más frecuente de lo que pensamos. «Uno de los imprevistos más comunes con los que te puedes encontrar, sobre todo en viviendas antiguas, son los desniveles de techos y paredes. Es algo que no es fácil de detectar y que puede ocasionar un buen susto a la hora de rematar la obra y colocar la carpintería», señala Alba V. Codesido, fundadora del estudio de arquitectura y diseño de interiores Basamenta. Tuberías que se rompen al cambiar azulejos, reforzamientos de estructuras o paredes que precisan doble aislamiento para no escuchar al vecino cada mañana, son otras desgracias que podemos predecir en una reforma.

No es cuestión de adivinar el futuro sino de hacer del refrán «más vale prevenir que curar» nuestra consigna dejando una partida económica para posibles imprevistos que haya que solucionar obligatoriamente. Entre un 10% y un 20% nos permitirá dormir más tranquilos durante el proceso.

3. Anteponer la estética a la funcionalidad

Tener una casa bonita es un sueño comprensible y humano, pero la comodidad debe ser el principio que rija cualquier hogar y que agradecerás mucho a la larga. Una buena carpintería exterior, invertir en calefacción y climatización y, en general, en aislamiento termoacústico, deben ser aspectos fundamentales a tener en cuenta.

Diseñar por ejemplo una cocina accesible con múltiples puntos de luz en la zona de trabajo y armarios, es una decisión que nos premiará con el tiempo. También hay que tener en cuenta la orientación de la casa para recibir más horas de luz y ahorrar en electricidad, o la distribución de los focos de calor en su interior. Ramsés Jiménez y Laura Pol, interioristas fundadores del estudio RÄL 167, uno de los que hacen interiores en los que querríamos vivir, tienen claro qué aspectos deben ser fundamentales en la reforma de una vivienda: «Lo más importante es ser realista con las necesidades y el presupuesto del que se dispone. Hay que jerarquizar y tratar de buscar las mejores calidades que puedan costearse, pero sin generarse unas expectativas inalcanzables».

3. Admitámoslo: el mundo real no es Pinterest

Esta app nos cambió la vida –estéticamente hablando–, convirtiéndose en una herramienta eficaz e imprescindible para cualquier proyecto creativo. Consigue que materialicemos en imágenes muchas ideas que tenemos en la cabeza gracias a su búsqueda inteligente, pudiendo dar incluso una versión mejorada de lo que teníamos… Y, también, inexistente.

En ocasiones, se tratan solo de objetos que forman parte de un set decorativo en una revista, de productos no disponibles en nuestra área –ni de manera online– o prohibitivos por su precio. Debemos tomarnos estos moodboards como lo que son, inspiraciones que nos ayudan a crear nuestro estilo propio.

5. Desesperarnos con los plazos de entrega

El tiempo es uno de los factores más estresantes en el proceso de una reforma, por ello debemos armarnos de paciencia y asumir que son plazos orientativos y no definitivos. «Es imprescindible dedicar tiempo a la fase de diseño: cuanto más definido esté el proyecto antes de comenzar la obra, más fluido resultará el ritmo de la misma», señalan Jiménez y Pol.

Si necesitamos entrar a vivir en una fecha concreta sin posibilidad de dilatarse el trabajo en el tiempo, debe establecerse como una cláusula en el contrato de obra. Normalmente, se suele dar un plazo mínimo y un máximo de entrada; para curarnos en salud y evitar futuros dolores de cabeza, mejor proyectar sobre lo segundo y pensar en un plan B de logística si no se puede materializar.

6. Llevar ideas muy fijas y no dejarnos aconsejar

En una reforma, el contratista o arquitecto se convertirá en una especie de pareja en la que depositarás muchas de tus ilusiones y una cuantiosa suma de dinero. Por ello, es importante confiar en su experiencia y en su deseo de que el resultado le satisfaga al máximo. «El cliente es el agente principal de una reforma, su visión es esencial para lograr que el resultado sea satisfactorio, pero ha de dejar espacio a los profesionales en el asesoramiento estético, técnico y de ejecución», apuntan en Basamenta. «Lo más importante es ponerse en manos de un buen profesional y que este le guíe en sus gustos y necesidades personales; pero sobre todo confiar y dejar que lleve el peso de todo el proceso y engorro que conlleva una reforma».

Ellos saben cómo materializar tus deseos y querrán que el resultado satisfaga a ambas partes. Es una obra que lleva su sello, y al final, el boca a boca de un cliente satisfecho es su carta de presentación para nuevos trabajos.

7. Tener ideas muy difusas y dejarnos llevar demasiado

Un testimonio real de cómo una mala decisión en una obra se puede convertir en un dolor de cabeza y restar comodidad a la vida diaria: «Me aconsejaron que las ventanas abatibles eran mucho más aislantes que las correderas, y así lo hice, pero fue un error… Mi cocina no tiene espacio suficiente para abatirlas bien y resulta muy incómodo abrirlas en su totalidad y así ventilar correctamente».

Como en su caso, es muy común tomar decisiones desafortunadas que puedan acabar condicionando tu día a día. Recuerda: nadie mejor que uno mismo conoce sus propios gustos y necesidades. «Pedir consejo a demasiadas personas en uno de los errores más comunes que comete el cliente», señalan Ramsés Jiménez y Laura Pol. «Si consultas todo con tu entorno, acabarás confundido. Tomarse algo de tiempo para analizar cuáles son tus verdaderas necesidades y transmitírselas íntegras al profesional para que realice un proyecto a tu medida es la base de todo. Está bien comentarlo después, si quieres, con alguien de tu confianza, pero sin perder de vista tus premisas».

8. No guardar los tickets de compra y contratos de garantía

Durante la reforma, buscarás multitud de chollos online entre páginas web de stocks y rebajas, y lograrás así un ahorro importante en partidas esenciales como los electrodomésticos de la cocina. Eso es una ventaja… A medias. Recuerda que no puedes probarlo hasta que los recibas y que, por el desplazamiento que ejecutan terceros, estos objetos pueden llegar defectuosos o erróneos.

Para cualquier cambio o reclamación necesitarás siempre la factura o el tiquet de compra, y no olvides hacer una foto tanto del producto como del embalaje antes de su puesta en marcha. Siempre se han de probar en el período de garantía, porque después será difícil hacer cualquier cambio.

9. Escatimar en lo importante

Una de las cosas en las que más nos cuesta rascar el bolsillo durante una reforma es, según Alba V. Codesido, en materiales de buena calidad. «Es muy tentador irte a por ese azulejo que cuesta una tercera parte y que brilla igual, porque a primera vista, pueden resultar muy parecidos. Pero el instalador podrá darte sorpresas desagradables al colocarlos y el desgaste con el tiempo pondrá a cada uno en su lugar». Las ventanas son otro apartado fundamental en el que se suele intentar reducir el desembolso, y al final, esto pasa factura con un mal aislamiento de la casa.

Si queremos ajustar nuestro presupuesto, es mejor prescindir de cuestiones estéticas que estructurales. «Siempre podrás vivir con un suelo o un baño que no se ajusta completamente a tu gusto personal, pero sin ninguna duda lo que es imprescindible es distribuir el espacio acorde a las necesidades de cada uno. El esqueleto es esencial, siempre habrá tiempo de cambiar la piel en el futuro sin afectar a lo demás», señala Codesido.

10. Comprar muebles antes de que finalice la reforma

Le resultará muy difícil no invertir las horas muertas durante la comida, o en trayectos de transporte público, en mirar páginas de decoración, así como sucumbir a rebajas de temporada o hacer alguna compra en un mercadillo de segunda mano.

Aunque tengamos muy claro cómo queremos la distribución de cada habitación a través de un render o simulador digital, el resultado final puede distar mucho de la idea original, y al final nos quedamos con muebles que no caben o no encajan bien.

11. No pensar un diseño acorde a nuestro plan de vida

Si se trata de una vivienda de primera residencia, debemos tener en cuenta si en un futuro pensamos aumentar el número de personas que la compartan o bien alquilarla. Los ambientes diáfanos tipo loft son recomendables para viviendas de pareja que no precisen una futura remodelación. Si, en cambio, queremos incorporar un dormitorio infantil o para personas que tengamos a nuestro cargo, tendremos que seccionar el espacio con tabiques que pueden ser incompatibles con armarios empotrados y estanterías de obra.

En caso de convertirse en una vivienda destinada al alquiler, es importante valorar puntos accesibles de luz así como tomas de antena de televisión.

12. No crearnos una distribución mental del espacio

Puede parecer algo irrelevante, pero plantearnos cuestiones como dónde irá colocado el sofá y, por lo tanto, la televisión, es algo más importante de lo que imaginamos. Los cables de conexión a la TV pueden condicionar la distribución de un salón, y si no lo prevemos, pueden ocasionarse incómodas situaciones como cables a la vista o el rondado de puertas.

El lugar que ocupen puntos de luz, por ejemplo, precisa un tiempo de reflexión, para saber bien qué vamos a necesitar y la funcionalidad que deseamos para la vivienda. Cada vez disponemos de más dispositivos electrónicos móviles que terminan acumulados en antiestéticos alargadores y regletas, algo que puede evitarse si lo programamos con antelación.

13. No solicitar varios presupuestos por empezar la obra lo antes posible

El éxito de una reforma se basa en la confianza y la profesionalidad que depositemos en la persona que lo lleve a cabo. Por ello, decidir quién lo va a ejecutar es la parte más importante de todo el proceso. Hace falta tiempo y paciencia para cotejar varias propuestas y dar con la que mejor se adapte a nuestras necesidades. «El proceso de selección de los profesionales no ha de estar guiado en exclusiva por el aspecto económico. Hay que buscar antes referencias y asegurarte de que sean buenos profesionales, serios y con personal suficiente para llevar la obra a cabo a tiempo», señala Alba. V. Cosido.

Se recomienda contar con un mínimo de tres propuestas de proyecto y un encuentro formal en persona con cada uno de los posibles candidatos. Estudiar bien el diseño, el presupuesto y la profesionalidad de cada uno es fundamental, contrastando esta última con referencias de trabajos asumidos en su estudio. Además, si es posible, es recomendable contactar con los propietarios para conocer de primera mano su experiencia, más allá de fotos que nos proporcionen.

14. No estar encima lo suficiente

No hace falta convertirse en perro policía y personarse a todas horas para vigilar que todo va bien, pero sí estar pendiente de decisiones muchas de las cuales deben tomarse en el momento. «El cliente debe implicarse de forma muy activa, sobre todo, en la fase de toma de datos, dando un relato detallado a los interioristas durante el proceso de diseño para que este sea certero», apunta el estudio RÄL 167.

A veces, por falta de tiempo o desinformación, no estamos presentes en valiosos momentos que luego nos pasarán factura.

15. No disfrutar del proceso

Dicen que hacer una reforma en la vivienda es, junto a una muerte cercana, una separación o una mudanza, una de las peores experiencias por las que pasa el ser adulto, pero también puede ser un proceso enriquecedor que nos ilusione si se organiza de manera adecuada y nos adelantamos a los problemas que pueda surgir en el camino. Según Jiménez y Pol, «lo que más ayuda a no desesperarnos es pensar en los beneficios del resultado final».

Es el momento de sacar nuestro lado creativo y construir nuestra casa desde cero en cada detalle. Será tu futuro hogar, y puedes diseñarlo –casi– como quieras.

10 consejos para reformar tu casa por poco dinero

El miedo a no disponer de dinero suficiente para afrontar la reforma de una vivienda o a carecer de tiempo paraliza a muchos propietarios a realizar un “lifting” a la casa. Pero es posible hacer pequeñas remodelaciones que conllevan grandes mejoras con poco esfuerzo y sin rascarse mucho el bolsillo: poner revestimientos vinílicos, pintura anti humedades, forrar los muebles de la cocina con vinilos brillo o mate, o pintar las paredes del baño con esmaltes sintéticos

1.- antes de iniciar la reforma, se deben analizar los puntos fuertes y débiles de la vivienda, temas como aislamiento, conductos o iluminación requieren una especial atención. También es interesante plantearse la estética que se quiere dar y todos aquellos detalles que se buscan dentro de una casa. Para ello es necesario preparar un proyecto concreto, que se ajuste perfectamente a nuestras necesidades y presupuesto, y así evitar futuros errores. En caso de que lo que queramos hacer supere nuestra capacidad para llevarlo a cabo, es recomendable pedir ayuda a un profesional. Es conveniente solicitar un presupuesto detallado a varios profesionales y así comparar precios. Aunque puede parecer que la contratación de un experto encarecerá la reforma, su asesoramiento puede ahorrarnos dinero

2.- en la actualidad existen nuevos materiales que facilitan la remodelación de los espacios, hasta el punto de poder evitar las obras por completo: revestimientos vinílicos, pintura anti humedades, materiales de pvc, etc., son algunos ejemplos con los que hoy se puede renovar una vivienda sin necesidad de enfrentarse a escombros y a obras interminables y caras

La pintura es el instrumento ideal para dar un aire nuevo a las viviendas de forma económica y sencilla. Además con la pintura se puede mejorar cualquier estancia, haciéndola más agradable, dando luz o ampliando espacios

3.- uno de los inconvenientes que más preocupa en una vivienda de segunda mano es el estado de las tuberías. Si estas son de cobre o hierro, las más antiguas, es conveniente revisar tanto el caudal de agua como su estado. Si las tuberías están a la vista, pueden ser sustituidas sin necesidad de levantar el suelo. Una buena solución para renovar el aspecto de las tuberías exteriores puede ser pintarlas del mismo color que la pared o camuflarlas con un mueble alto que actuará de parapeto de las tuberías verticales

También se puede regenerar el mal estado de las tuberías mediante soluciones que no requieren su sustitución. La más novedosa consiste en aplicar una capa de resina especial, cubriendo el interior de la tubería vieja, de esta manera se crea una segunda tubería por la que circulará el agua libre de cualquier residuo metálico

4.- dar un aire nuevo a la cocina y dejarla bonita y acogedora con poco presupuesto, es posible con estos consejos. Se pueden forrar los armarios con vinilos brillo o mate, las tiendas especializadas ofrecen una amplia gama de estos materiales que, combinados con los muebles antiguos, cambiarán por completo la estética de una cocina vieja. Lo mismo ocurre con las paredes, sustituir los azulejos resulta caro y engorroso, por el contrario, se pueden renovar pintándolos, aplicando un papel resistente o un vinilo especial que además cubrirá cualquier desperfecto. Otros trucos que funcionan: cambiar los tiradores de los armarios y puertas, poner cortinas de colores vistosos o decorar una pared con algún elemento llamativo tipo fotomural o un gran reloj

5.- una de las reformas más comunes y que más posibilidades presenta es la del cuarto de baño. Sin necesidad de grandes obras y gasto, podemos dejarlo como nuevo si tuneamos las paredes con esmaltes sintéticos o papeles y vinilos resistentes a la humedad. Para los suelos, existe en el mercado una buena oferta de pinturas y revestimientos fáciles de colocar encima de las baldosas e imitan todo tipo de material, además resultan más cálidos, son fáciles de mantener y más baratos

Si queremos agrandar el espacio del baño, lo más recomendable es sustituir la bañera por un plato de ducha. En lugar de muebles, podemos instalar alguna estantería o baldas, resultan más económicas y no pasan de moda

En cuanto a los sanitarios, si no están rotos ni en mal estado, una buena medida para actualizarlos puede ser cambiar la grifería del lavabo y ducha, y en el caso del inodoro, sustituir la tapa por una más moderna. Además, existen pinturas específicas que podremos utilizar para darles una mejor imagen

6.- cambiar puertas y ventanas es uno de los apartados más caros en la reforma de una vivienda. Si realmente se encuentran en mal estado, debemos plantearnos su sustitución. Si sólo es necesario dar un aire nuevo a las puertas, bastará con lacarlas. La semi-laca, es más fácil de aplicar con un rodillo y resulta todavía más económica. En cuanto al color, blancas o del mismo que la pared, suponen un acierto seguro

Las ventanas quedarán como nuevas si se lijan y se pintan sus Marcos. También se pueden colocar cortinas, que además de cambiar el aspecto de la estancia servirán de aislantes para evitar el exceso de frío o calor

7.- conseguir desde el principio una iluminación correcta en toda la casa contribuye a darle un aire nuevo y más confortable. Distribuir correctamente lámparas, focos y sus puntos de luz, ayudará además a reducir el gasto en electricidad

Los espejos también juegan un papel importante a la hora de ampliar un espacio y darle más profundidad o para dotar de mayor luminosidad una zona que resulte más oscura

8.- el salón es la estancia principal de la vivienda y donde más podemos dejar volar nuestra imaginación a la hora de planificar una reforma. Si la vivienda dispone de un salón comedor, se puede separar sin necesidad de levantar un tabique, basta con colocar un biombo móvil, una cortina rígida o una puerta corredera, para lograr un “efecto pared” que será reversible para juntar los dos espacios siempre que se quiera

Los textiles juegan un papel fundamental para cambiar el aspecto del salón, nuevas cortinas, volver a tapizar las sillas o combinar el sofá con cojines, darán otro aspecto completamente renovado en la vivienda. También podemos optar por pintar alguna pared o poner un papel decorado para resaltar una zona

9.-en los dormitorios bastará con cambiar la disposición de los muebles, fabricar un nuevo cabecero con algún elemento original o renovar la ropa de cama. Otra propuesta que no requiere obras y permite ganar espacio consiste en sustituir la mesa de estudio por baldas. Colocadas a diferentes alturas, la más baja funcionará como mesa y el resto servirán para colocar todo tipo objetos

10.- por último, y en caso de que necesitemos comprar materiales, disponemos de varias opciones que podrán abaratar el coste. Visitar los almacenes de derribos, son un buen lugar para comprar puertas, vigas o sanitarios. Muchas constructoras venden los materiales que no han utilizado a un precio mucho más barato que el inicial y continuamente hay outlets que ofrecen excedentes de fabricación y series descatalogadas con una rebaja de hasta el 70%

Con todos estos consejos se puede transformar una vivienda sin necesidad de grandes obras y sobre todo, con poco presupuesto

Trampas y engaños en las reformas

En el sector de las reformas, por desgracia, se dan con frecuencia trampas y engaños. Vamos a describir algunos de ellos de forma que Usted esté mejor informado/a al plantear el proyecto de su reforma integral. Dividimos los engaños en leves-medianos y graves (los auténticos fraudes):

ENGAÑOS Y TRAMPAS LEVES O MEDIANOS

Ponemos en este grupo a las trampas y engaños que pueden acarrear un perjuicio o un coste mayor del esperado, pero que no devienen en una auténtico fechoría:

  • Se presupuesta muy bajo y luego van apareciendo partidas ocultas, que hacen subir el coste de la reforma hasta niveles normales.

    Recomendamos que se tenga en cuenta que una reforma es como todo negocio o transacción, nadie trabaja para perder dinero; como mínimo ha de ganarse para cubrir costes y tener un modesto beneficio. Menos de eso es signo de que hay un error, que puede ser sin mala intención o a sabiendas.

  • En el presupuesto no se especifica la calidad de los materiales. El cliente es atraído por el bajo precio. Dichos materiales de baja calidad después causan problemas, como por ejemplo:
    • Las baldosas se rompen enseguida, se ponen puertas semi-huecas, no se encuentran recambios de los sanitarios al ser de una marca desconocida (por ejemplo si hay que cambiar la tapa del inodoro), etc…
    • Se presupuestan muebles de cocina «kit» (que se atornillan, a diferencia de los muebles de cocina de carpintería que se encolan en unas regatas), los cuales al cabo de poco tiempo pierden la solidez y empiezan a moverse de un lado a otro.
  • Se realiza la reforma con personal no cualificado. Esto repercute en la calidad de la obra, de los acabados e incluso en la seguridad de las instalaciones y edificaciones.

    Además de los perjuicios que pueden causar operarios no expertos, está el riesgo de que realicen la reforma trabajadores que no estén contratados y dados de alta en la Seguridad Social.

    En este caso, si hubiera una inspección de Trabajo o sucediera un accidente durante la reforma, el propietario de la casa podría resultar multado y tener problemas, además de que se paralizarían los trabajos (sucede bastante que obras queden paradas durante meses por causas de este tipo).

ReformaDeVivienda.com: Reformas de cocina de alta calidad a buen precio (mobiliario de cocina mod. Cadí)

Aunque no trata directamente sobre reformas, mencionamos que pueden surgir problemas al comprar un piso en una finca antigua. Antes de comprar cualquier piso de un edificio de una cierta antigüedad, es importante verificar las características y los datos sobre la ITE (Inspección Técnica de Edificios) y los procesos de rehabilitación que se están llevando a cabo en la finca. Nos podemos encontrar con muchas sorpresas desagradables.

Les contamos sobre algunos casos reales sobre reformas mal realizadas:

  • Instalación de agua que pierde: La hicieron mal y, aún peor, no la probaron antes de cerrar el tabique. Si ha de decirle al fontanero que sobre todo pruebe primero que la instalación no pierde agua antes de cerrar el tabique, muy mala señal.
  • Colocación de las baldosas desalineadas: sin tener en cuenta que el suelo muchas veces no está nivelado y que hay que empezar poniendo la primera fila a nivel, colocando unas cuñas en las zonas en las que esa parte de la superficie está más baja (y rellenando posteriormente los huecos con borada). De ahí ir subiendo, siempre fijándose en que las filas queden rectas. Si ha de decirle esto al paleta, es otra muy mala señal.
  • Un caso aún peor: se olvidaron de conectar el desagüe de la bañera a las cañerías y, al ducharse, desagüaba por el suelo, con el consiguiente perjucio para el piso de abajo.

Por otra parte, los que hacen reformas «low cost» no suelen tener medios ni equipo apropiado. O no tienen furgoneta o la tienen en muy malas condiciones. Es frecuente que durante las obras se estropee la furgoneta y que repararla cueste mucho (son vehículos ya muy usados y viejos). Si los trabajadores no tienen dinero para reparar el vehículo, se puede parar la obra porque no tienen forma de ir a buscar el material. Esto parece mentira, pero cosas así suceden y muchas veces.

ReformaDeVivienda.com: Reformas integrales de vivienda profesionales con equilibro de precio, calidad y diseño

ENGAÑOS Y TRAMPAS GRAVES (FRAUDES)

En este tipo de engaños, la intención de los «profesionales» de reformas es directamente quedarse con la mayor cantidad de dinero posible y desaparecer, sabiendo desde un comienzo que no van a terminar la obra.

  • Presupuestar muy barato, a un nivel que es imposible que salgan los números para el que realiza la reforma. Pedir el primer pago para comprar material y desaparecer.

    Es normal solicitar un primer pago para comprar el material, que casi siempre supone una parte significativa del coste total, y que en muchas ocasiones hay que encargar con antelación. El cliente debe pagarlo y el material queda en su casa. Si no se pidiera, la empresa de reformas corre el riesgo de que el cliente diga que no quiere continuar la obra por cualquier razón y que la empresa haya adelantado un dinero que no recupera (los profesionales de las reformas también corren el riesgo de que no les paguen).

  • Una variante de lo anterior es presupuestar muy barato con la intención de no acabar la obra. Los que hacen la reforma trabajan mal, el cliente se queja de que no ponen bien las baldosas, etc… Entonces hay enfado y se largan, habiendo ya cobrado una parte importante del precio.
  • Otra variante de lo mismo es presupuestar las primeras fases de la obra caras y las últimas baratas, de manera que el total del precio es más barato que la competencia. Se comienza la obra, se realizan las primeras fases y se abandona sin realizar las últimas fases (las cuales no aportarían ningún beneficio).

Aquí tienen transcrito literalmente un caso real escrito en un foro de Internet:

«A un compañero de trabajo, le presupuestaron una reforma por 30.000, otro 22.000 y otro 12.000, el más barato le dijo que no le metería ningún tipo de IVA en nada y se lo puso todo de color de rosas y le convenció diciendo que los otros eran unos chorizos y que obviamente él también ganaba pero menos. Todo muy bien, el pago era en tres tercios, al inicio de obra, mitad de obra y final de obra. Conclusión, llevó 40 ladrillos, 5 sacos de yeso baratos, le pegó cuatro porrazos a un tabique y con la escusa de tener que comprar más materiales, pidió el primer pago, se fueron a por los materiales con 4.000 € del ala y hasta la fecha.» ReformaDeVivienda.com: Reformas integrales de vivienda con seridad, profesionalidad y garantía

LOS RIESGOS DE PEDIR UN PERMISO DE OBRAS POR UNA REFORMA MENOR DE LO REAL

Aparte de que realizar una obra sin pedir el correspondiente permiso en el Ayuntamiento, puede acarrear una cuantiosa multa al propietario del inmueble, se suele dar el caso de que la empresa de reformas recomiende pedir una licencia de obras por algo mucho menor de lo que se va a hacer (debido a que se paga un porcentaje del total del presupuesto): por ejemplo pedir un permiso para hacer un baño y después realizar una reforma integral.

Esta práctica era bastante frecuente hace unos años, pero ahora es algo con mucho riesgo, dadas las difíciles circunstancias económicas que están pasando todos los Ayuntamientos por falta de ingresos. Es una invitación a que le pongan una multa muy elevada ya que es algo que en los municipios se sabe bien que ocurre con frecuencia.

CONCLUSIONES

Si no alcanza el dinero que tenemos para gastar en la reforma, a nuestro entender, las opciones inteligentes son:

  • Pedir un crédito a interés reducido: Las empresas de reformas solventes suelen tener un acuerdo con una entidad bancaria para ofrecer créditos a interés reducido para sufragar al menos una parte de la reforma. También se puede solicitar un crédito ICO (Instituto de Crédito Oficial) en su entidad financiera.
  • Reducir la calidad de los materiales (hasta un límite de mínima calidad aceptable): por ejemplo, colocar encimera de mármol en la cocina en vez de Silestone, optar por una cerámica de suelo más económica, instalar una nueva ducha más sencilla, etc…
  • Hacer menos cosas: Es frecuente que, si a los clientes no les alcanza el presupuesto para todo lo que les gustaría hacer, lo dividen por fases y lo van haciendo por etapas durante varios años.
  • Esperar un tiempo a disponer de más dinero. En reformas, es mucho mejor no hacer nada que el que se haga mal.

El precio es sólo uno de los factores importantes en un presupuesto de reforma. Actualmente es algo significativo, pero hay otras cuestiones aún más importantes. Además, en una competencia «a campo abierto» como es la de presupuestos de reformas para nuevos clientes que no te conocen ni tienen una referencia directa de tu empresa, la gente que tiene dos dedos de frente ajusta el precio lo que puede ya que le interesa conseguir proyectos e ir trabajando, aunque no gane mucho.

Téngase en cuenta que realizar un presupuesto de reforma integral sin compromiso requiere dedicar mucho tiempo sin cobrar: visitas, realizar todos los cálculos y elaborar el presupuesto. Esto viene a ser mínimo dos días de trabajo por presupuesto (muchas veces bastante más).

Internet se percibe a menudo como un medio donde encontrar precios más ajustados, o incluso chollos. Está mucho más claro encontrar una oferta buenísima en precio en productos que en servicios. Es mucho más fácil que el artículo sea el mismo (aunque se compre en un outlet o en un ofertón) a que el servicio prestado sea igual: que los trabajadores sean igual de buenos, que sean las mismas calidades de materiales, que la seriedad y el profesionalismo sea igual, etc…

Una reforma es algo muy serio, algo similar a una intervención médica pero para la casa en vez de para una persona. No es muy sensato el dejar que las cosas importantes dependan mucho de la Buena Suerte.

En ReformaDeVivienda.com le ofrecemos la mejor relación calidad-precio para su reforma, tanto si es integral como parcial. Nuestros proyectos de reformas integrales incluyen proyecto de decoración de interiores y proyecto de arquitecto cuando se requiere.

Seriedad, profesionalidad y rapidez en los trabajos. Reformas de vivienda en las provincias de Barcelona y Tarragona. Los mejores profesionales de las reformas a su servicio.

Seriedad – Profesionalidad – Óptima calidad/precio

En Jana Reformas nos gusta que nuestros clientes estén informados sobre las posibilidades que tienen a la hora de hacer una reparación o reforma en su hogar. Como hacerlo, que tramitación legal debo seguir, como se hace un presupuesto, cuanto consume una caldera, donde puede estar un problema etc.

Por eso ya hace unos años que hemos puesto en marcha este foro de preguntas y respuestas sobre reformas y reparaciones en el ámbito del hogar. Pequeñas reformas, cocinas, puertas, calderas, techos, tuberías, licencias, pinturas o electrodomésticos tienen cabida en este foro.

Si tienes cualquier pregunta, hazla a través de nuestro formulario de contacto. Estaremos encantados de ayudarte y publicaremos las respuestas en estas páginas.

Presupuestos y permisos

¿Cuanto vale realizar una reforma de mi piso, cocina o baño?, ¿que tipos de trámites tengo que realizar?, ¿Quién gestiona las licencias de obra y subvenciones?

Instalaciones de calefacción y fontanería

¿Que tipo de caldera de gas necesito?, ¿radiadores o suelo radiante?, tengo una fuga de agua ¿que hago?, ¿cuanto consume una caldera de gas?, ¿que tengo que hacer para ahorrar en la factura?.

Instalaciones eléctricas y de comunicaciones

¿Como modifico la instalación eléctrica?, ¿la puedo realizar yo?, no me funciona internet ¿que hago?, Que es mejor, una fibra óptica o una ADSL, ¿puedo instalarme yo la fibra óptica?

¿Cómo gastar menos al hacer una reforma?

Quiero saber cómo ahorrar al hacer una reforma en mi piso.

No sé cómo hacer una reforma en casa de forma barata

¿Cómo gastar menos dinero en la reforma de mi casa?

Trucos para Ahorrar al Reformar tu Casa

Bueno, parece que has decidido embarcarte en una verdadera hazaña… La de las reformas del hogar. ¿Asusta, verdad?

La inversión de tiempo, esfuerzo y dinero es muy importante; pero tanto si es porque vas a mudarte a un nuevo hogar, como si decides reformar tu casa para adaptarla a tus nuevas necesidades o si tienes pensado alquilar tu piso como inversión o bien venderlo y quieres modernizarlo primero, estos consejos para ahorrar dinero al reformar una casa te vendrán muy bien:

Índice de Contenidos

Piensa a Corto y Largo Plazo

Antes que nada, planifica la reforma pensando en una casa que crezca contigo. Es decir, que no sea necesario volver a reformarla más adelante. Si por ejemplo tienes hijos, puedes prever que se emanciparán dentro de unos años y pensar en qué se convertirán sus dormitorios para diseñarlos con perspectiva de futuro (habitaciones de invitados, sala adyacente al salón, estudio…).

Lo mismo ocurre con el espacio de almacenaje: lo que ahora quieres utilizar de vestidor, más adelante puede convertirse en un cuarto infantil y es importante tenerlo en cuenta.

Reforma Integral o Puntual

Esto es muy importante, sobre todo si tu planteamiento inicial es hacer una pequeña reforma, quizás sólo del baño o de la cocina. Si te has comprado un piso de segunda mano y necesita algunas reformas, quizás valga la pena realizar una reforma integral ahora que el piso está vacío y todavía no estás viviendo en él.

Ahorrarás dinero al hacerlo todo de golpe y será mucho más cómodo que tener que replantearte dentro de unos años hacer otra reforma, cuando ya estés viviendo allí y con toda la casa amueblada.

Y si es el piso o casa en el que llevas tiempo viviendo el que quieres reformar, según cual sea su estado quizás sea más provechoso esperar y hacer las obras de reforma más adelante si prevés que será necesario dentro de unos años. Una gran reforma siempre saldrá más a cuenta que muchas reformas más pequeñas.

Por otro lado, también es común que cuando te presentan presupuestos, te ofrezcan algunas mejores que no tenías contempladas y, poco a poco, vayas ampliando y ampliando el presupuesto; así que es muy recomendable tener claro qué vale la pena y qué no vale la pena reformar para que el presupuesto no se vaya inflando constantemente.

Pide Varios Presupuestos

Hasta 3 concretamente. Y esto no quiere decir que tengas que quedarte con el presupuesto más barato, ya que hay que valorar las garantías, servicios, materiales y tiempos que te ofrece cada empresa.

Para empezar, puedes utilizar una Calculadora Online para reformas para tener una orientación sobre el presupuesto de la reforma. No es exacta pero da una aproximación interesante que te puede servir si estás considerando realizar o no una reforma, y de qué envergadura; así que te ayudará a situarte. La que te hemos enlazada se usa una media de 1.500 visitas al mes.

Piensa que de un presupuesto a otro puede haber una diferencia de hasta 10.000 euros, y no siempre está justificado, así que procura también buscar referencias de otros clientes.

También hay que tener en cuenta que un precio competitivo no quiere decir que sea de mala calidad. Las empresas de reformas pueden ofrecer buenos precios gracias si manejan grandes volúmenes, cuentan con una buena centrales de compras y buenos acuerdos con sus proveedores.

Por último, procura que en el presupuesto haya una cláusula en caso de incumplimiento de los plazos, y que el presupuesto esté bien detallado.

Alternativas a las obras

Actualmente hay nuevos materiales que facilitan la remodelación de los espacios. Estos materiales permiten incluso evitar las obras: revestimientos con vinilo, pintura anti-humedades, materiales de PCV… Utilizando estas medidas puedes evitar una reforma, o solucionar el problema temporalmente hasta que sea más justificado realizar una forma integral o parcial en tu vivienda.

Por ejemplo, para dar un aire renovado a la cocina se pueden forrar los armarios con vinilos brillo o mate, o cambiar los tiradores.

Respecto a las paredes, una solución es pintar los azulejos, o aplicar vinilo o papel resistente.

Si lo que necesitas remodelar son las puertas, una de las cosas más caras en las reformas, puedes optar por lacarlas si no están en mal estado. Las ventanas pueden lijarse y pintar los marcos.

Obtén Ayudas y Subvenciones

El Ministerio de Fomento es el encargado de conceder subvenciones, préstamos y ayudas para la reforma y rehabilitación de los hogares.

Estas subvenciones se aplican principalmente en temas de mejora de accesibilidad (adaptación de la casa a las necesidades de una persona con movilidad reducida), ahorro energético, aislamiento acústico y térmico, y optimización de instalaciones de suministros.

Es decir, principalmente todas aquellas reformas que ayudan a ahorrar energéticamente, como puede ser el cambio de una bañera por una ducha, poner acristalados dobles, sustituir la caldera, el aire acondicionado o los electrodomésticos para mejorar la eficiencia energética.

Las subvenciones van desde los 1.000 hasta los casi 4.000 euros y el trámite hay que realizarlo con el organismo encargado de habitabilidad y vivienda de cada comunidad y el Ministerio de Fomento como dijimos anteriormente.

Ventajas Fiscales (Deducciones)

Lamentablemente sólo es posible tener derecho a reducción sobre el IRPF de la renta en reformas que se iniciasen antes del 1 de enero de 2013 (o, mejor dicho, que se empezasen a pagar antes de dicha fecha).

En la renta de 2015 podías desgravar las cantidades excedentes que no pudieras incluir en las rentas de 2013 y 2014; pero este año -por el momento- no es posible deducir las mejoras relacionadas con sustitución de instalaciones de electricidad, agua, gas u otros suministros, ni las que favorecen la accesibilidad (rampas, ascensores, platos de ducha), la instalación de infraestructuras de telecomunicaciones ni paneles solares.

Compra tú los materiales

Si tienes tiempo y ganas, una buena forma de ahorrar en la reforma del hogar es comprar tú mismo los materiales. Para ello, puedes aprovechar ofertas de grandes superficies, comprar online, y, directamente, evitar intermediarios, acudiendo a suministradores de materiales para reforma que podrás encontrar en polígonos industriales.

Muchas constructoras venden los materiales que no han utilizado a un precio mucho más barato que el inicial y también existen outlets que ofrecen excedentes de fabricación y series descatalogadas con una rebaja de hasta el 70%.

Al proporcionar dichos materiales a la empresa de reformas, seguro que te ahorrarás dinero: pintura, baldosas, azulejos, piezas, mobiliario de cocina y piezas y complementos para el baño…

Aislamiento Térmico

Una de las cosas a tener en cuenta a la hora de hacer una reforma integral en el hogar es aprovechar para invertir en un buen aislamiento térmico, ya que va a hacer que gastes menos en calentar la casa y en enfriarla (y además puedes obtener subvenciones por este tipo de reforma).

Planificar una iluminación eficaz para las habitaciones, buenos cerramientos para las ventanas, aplicar aislantes térmicos en fachadas y suelos y otras medidas de aislamiento te harán que ahorrar dinero a largo plazo.

Grifos, Bombillas y Electrodomésticos

Si vas a cambiar tus electrodomésticos, aprovecha para comprar electrodomésticos de bajo consumo con certificado A o A+ a ser posible. Utiliza bombillas LED para ahorrar más del 70% en electricidad respecto a las normales, y decántate por grifos monomando y con aireadores, ya que reducen un 60% del gasto del agua (y son muy baratos).

Hazlo tú mismo

DIY. Si tienes tiempo, ganas, y se te da bien, ¿por qué no? Tutoriales en internet no faltan. Quizás no te atrevas con toda la reforma, pero sí puedes pintar tú las paredes, instalar los suelos, o bien ir preparando suelos y paredes y desmontando lo que sea necesario para que los operarios sólo tengan que instalar (si lo haces, fíjate bien en que te lo descuenten).

10 ideas de decoración para mejorar tu casa de forma rápida, barata y sin hacer grandes reformas

18 octubre 2017

Para cambiar cosas en tu casa, no siempre son necesarias grandes obras. De hecho, puedes resultar más fácil de lo que a simple vista pueda parecer. Habitissimo te ofrece algunas ideas para un cambio exprés que darán un nuevo aire a tu hogar.

1. Coloca papel pintado

El papel pintado es una opción siempre actual, y cada vez surgen más nuevos estampados y colores de este revestimiento tan fácil de colocar. Es relativamente barato y se trata de una opción rápida para transformar ambientes.

Para su aplicación, es importante que la pared esté bien acabada para que no queden ondulaciones. Existe la posibilidad de elegir solo una de las paredes, o de colocar el papel en todas las zonas del espacio.

2. Aprovecha las paredes para ganar espacio de almacenamiento

Una alternativa que resuelve por un lado la renovación del espacio y por otro el hecho de ganar metros de almacenamiento es optar por armarios, nichos o estantes. Las paredes, antes planas, pueden ganar utilidad y además contribuir a la nueva decoración del espacio.

3. Cambia las cortinas para darle un aire más acogedor a la casa

Las cortinas no solo regulan la luz, sino que aportan calidez al espacio y pueden ayudar a que parezca más grande. Las opciones son diversas, pero las de tela normalmente son más acogedoras. Los tejidos van desde los más ligeros y transparentes hasta los más pesados ​​y que dificultan más la entrada de la luz.

Si prefieres optar por cortinas tipo persiana, tienes la ventaja de que se suelen suele ensuciar menos que las de tela.

4. Pinta las puertas

Si quieres darle un especial a tu hogar, pero sin gastar demasiado, una opción es pintar únicamente las puertas. El color elegido puede servir como color base para el resto de la decoración o ser el contrapunto con un color más fuerte o vivo. Es una reforma muy simple, rápida y de bajo costo.

5. Cambiar los tejidos puede cambiar totalmente la decoración de la habitación

Cuando la idea es solo dar un aire nuevo, cambiar los tejidos puede ser una gran solución. De esta forma, cambiando solo determinados objetos serás capaz de transformar el ambiente de modo rápido y sencillo. Hablamos de almohadas, alfombras y hasta de la tapicería de las sillas y el sofá.

Optar por otros colores y estampados, por una alfombra más neutra o por otra más colorida, pueden cambiar completamente el espacio. Estas elecciones son rápidas, fáciles y en pocas horas se aprecia el resultado.

6. Cambiar la luz para generar espacios más cálidos o más fríos en la vivienda

La luz es un factor esencial en cualquier espacio (también sirve para marcar los diferentes estilos de decoración). Simplemente con el estilo de coloración, conseguirás diferentes tipos de espacios: más cálidos y acogedores, más fríos… Dicho de otro modo: eligiendo las luminarias o unas lámparas nuevas, obtendrás un cambio de estilo muy rápido.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que además de servir como un nuevo objeto decorativo, iluminarán la estancia, de ahí que sea tan importante saber cómo es la luz que va a emitir. Si ves que hacer muchos cambios de instalaciones eléctricas, plantéate la opción de contar con la ayuda de un profesional electricista para evitar posibles problemas.

7. Los espejos hacen que la casa parezca mucho más amplia

Los espejos pueden duplicar visualmente la dimensión del espacio con sus reflejos. Puedes comprarlos tú mismo en las formas que desees, aunque también existe la opción de encargar a un profesional un espejo del tamaño específico para lo que necesites.

8. Cambiar el suelo con pavimento vinílico

Si tienes margen de tiempo, también puedes plantearte la opción de cambiar el suelo de una manera bastante rápida. Y es que si instalas un pavimento vinílico sobre el suelo existente, puedes tener terminados unos 100 m² en tan solo dos o tres días de trabajo.

En cuanto a colores y texturas, hay infinitas opciones. Además, como el material es tan fino, se aplica directamente sobre el pavimento de origen y no aporta peso extra. Otra de sus ventajas es que es un material práctico para la limpieza y con una interesante relación calidad-precio.

9. Pinta los azulejos antiguos

¿Tienes azulejos antiguos de cocina y baños que no han soportado bien el paso del tiempo? Una buena opción es la pintura de los azulejos, que dará una nueva vida a tu hogar. La pintura debe ser específica para áreas húmedas porque, si no es así, suele crear burbujas con el tiempo.

Es importante recordar que las juntas también quedarán pintadas, es decir, quedará una pared con un color único, pero con la marca de las líneas de los azulejos existentes.

10. Cambiar pequeños detalles que renuevan por completo la decoración de la casa

Por último, cabe mencionar que simplemente con pequeños cambios bien elegidos es posible renovar un espacio por completo. Para este tipo de modificaciones rápidas es interesante optar por cambiar detalles decorativos, como es el caso de cuadros nuevos, pequeños muebles, objetos decorativos y detalles en las paredes.

Y no olvides que para perforar las paredes y colgar cosas en ellas es necesario comprobar antes si hay alguna tubería que pasa por allí, para no perforar nada que pueda dar problemas.

Reforma de vivienda en Jerez de la Frontera

Nos encontramos en muchas ocasiones gente que reforma su vivienda contando con un constructor y con unos planos parcos en detalles (en el mejor de los casos). En ocasiones esta forma de proceder que apriori parece muy económica puede no resultarlo tanto.

Actuar de esta forma indica que estamos improvisando sobre la marcha muchas decisiones y que prácticamente no sabemos hasta el final de la obra cuanto nos va a costar o como será la solería del baño. Planificar una reforma es fundamental y hay profesionales que están perfectamente preparados para hacerlo. “Planificar” significa que se han tomado los datos suficientes como para saber exactamente cuantos metros de tuberías necesitamos, cuantas losas necesitamos en el salón o si los armarios estándar de IKEA van a encajar bien antes de comprarlos.

Nuestra experiencia es muy positiva en este aspecto ya que en nuestro caso no solo trabajamos en el diseño sino también en la coordinación de todos los oficios que intervienen en la obra. Un nuevo procedimiento que ahora está al alcance de una gran parte de la población y que anteriormente solo se lo podían permitir unos pocos. Teniendo los medios necesarios para poder planificar una reforma podemos conseguir hoy en día resultados que hasta ahora muchos solo han visto en las revistas de decoración.

¿Que tenemos que hacer, o mejor dicho, que hacemos nosotros para que los costes de la reforma no se vayan de madre y obtener buenos resultados?

1. Previsión de gastos y gestión de subvenciones.

En el momento en el que se escribe este post existen multitud de ayudas a la rehabilitación y reformas de viviendas que en muchos casos superan el 70% del precio de los materiales y de los honorarios de los técnicos. Estas ayudas se gestionan en los entes públicos y existen para todo tipo de conceptos, desde las placas solares a las ventanas.

2. Toma de Datos.

Una buena toma de datos supone el comienzo perfecto para evitar contratiempos y desajustes causados por factores no previstos. Se debe realizar una medición exhaustiva de la vivienda, diagonalizando en el caso de que fuera necesario al igual que debemos marcar en los planos la posición de bajantes, la entrada de suministros, orientación, vistas, calidades etc…

En el caso de que el piso que queramos reformar sea para mudarnos también es muy recomendable hacer un inventario de los muebles que podamos tener para así poder afinar más en la propuesta.

3. Propuesta y previsualización.

Es en este punto donde decidimos que queremos y como lo queremos. Realizaremos unos planos de la reforma donde se encajará todo el programa de necesidades de la vivienda y se amueblará hasta que todo encaje a la perfección.

Con los programas de visualización existentes tipo Sketchup o 3d Studio podemos ver con mucha exactitud como va a quedar nuestra casa, por eso es aquí donde debemos cometer los errores y no en la obra. Será en estos programas donde veremos las combinaciones de materiales, los colores, las cortinas, ubicaremos los muebles y veremos si todo encaja.

4. Mediciones y Presupuestos

Cuando la propuesta haya quedado consensuada se realizará una medición de absolutamente todo lo que vamos a necesitar. Existen programas como Presto que son muy útiles para hacerlas. Una vez realizada la medición eliminaremos el campo de precios y acudiremos a los oficios con ella para que nos pasen presupuesto en igualdad de condiciones. Siempre es preferible consultar a varios constructores para contrastar precios. Con esta forma de proceder siempre obtenemos el mismo producto final sin merma en la calidad de los materiales.

5. Licencias

La mayoría de las intervenciones de reforma a las que nos referimos suelen hacerse bajo una licencia de obra menor. Mi consejo es que se pida una licencia siempre que sea necesario, como propietario puedes arriesgarte a ser sancionado si no lo haces.

6. Obra

Hay que comprobar que se cumple con lo contratado y ver si los materiales que se colocan en la reforma corresponden a los reseñados en la medición. Es por esto también por lo que la medición es importante a la hora de exigir al constructor unas determinadas calidades por un determinado precio.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *