Calcular frigorias aire acondicionado

Queremos recordar que para realizar un correcto dimensionamiento de una instalación de aire acondicionado, es necesario consultar a un instalador profesional y acreditado que realizará el cálculo teniendo en cuenta los factores que hemos comentado anteriormente. El resultado de este cálculo no será el mismo si nos encontramos en la zona de clima Norte (más húmedo y frío) o en la zona Sur (más seco y caluroso). De la misma forma, un equipo de aire acondicionado requerirá de una mayor potencia en un edificio sin un correcto aislamiento o con grandes ventanales que reciban sol directamente.

Si no realizamos este cálculo correctamente, podemos adquirir un equipo demasiado potente con el que malgastaremos energía o por el contrario, compraremos un equipo sin suficiente potencia por lo que también derrocharemos energía al ponerlo a máxima velocidad y encima puede que no lleguemos a conseguir la temperatura deseada.

  • Pide presupuesto en 1 minuto

Si quieres calcular la potencia eléctrica de aire acondicionado que necesitas teniendo en cuenta factores como la conductividad de las superficies, la zona climática y la diferencia de temperatura, pérdidas por ventilación, etc, en el siguiente artículo te explicamos la fórmula para calcularlo.

Artículo patrocinado por aire acondicionado Haier:

Contenidos

Cálculo orientativo de frigorías por metro cuadrado

En la práctica común, se utiliza como base del cálculo de frigorías unas 100 frigorías por metro cuadrado.

Es decir, un recinto de 40 m2 necesitaría un aparato de 4.000 frigorías. Para un espacio de 60 metros cuadrados, necesitaremos un sistema de 6.000 frigorías y así sucesivamente.

Estos cálculos se basan en recomendaciones orientativas ya que para obtener más precisión debemos consultar a un profesional que analice el local y efectúe un cálculo más preciso utilizando fórmulas y programas de cálculo específicos.

Si el recinto tiene una gran carga térmica por disponer de una gran superficie acristalada o por el color oscuro de la pared exterior que absorbe más radiación o el recinto esta en una zona calurosa, etc., se recomienda incrementar la base del cálculo de 100 a 130 frigorías metro cuadrado.

Calcular frigorías por metros cúbicos

Otra opción para calcular las frigorías de aire acondicionado que necesitamos es multiplicar los metros cúbicos de la estancia por 50.

Para saber cuántos metros cúbicos tiene una habitación tenemos que multiplicar los metros cuadrados por la altura de la misma. Por ejemplo: una habitación de 20 m2 por una altura de 2,5 m2 resulta una estancia de 50 m3.

Para saber las frigorías que necesitamos en esa habitación: 50 m3 X 50 = 2.500 frigorías

¿Y qué potencia en Kw necesito?

Teniendo en cuenta que una frigoría equivale a 1,163 w podemos realizar un sencillo cálculo multiplicando el número de frigorías que hemos obtenido de la fórmula anterior. Según nuestro ejemplo, 2.500 frigorías = 2.907 w = 2,9 Kw

En la siguiente tabla presentamos unos datos orientativos de la potencia de refrigeración en Kw que necesitaremos para refrigerar según los metros cuadrados que tenga la estancia o local.

Superficie a refrigerar (m2) Frigorías Potencia de refrigeración (KW)
30 3.000 3,4 Kw
40 4.000 4,6 Kw
50 5.000 5,8 Kw
60 6.000 6,9 Kw

En caso de habitaciones muy soleadas o áticos se deben incrementar los valores en 15%.

Si existen fuentes de calor (como por ejemplo, la cocina) hay que aumentar la potencia en 1 Kw.

Recordamos que estos cálculos son muy aproximados y no tienen en cuenta valores importantes. Para un cálculo y dimensionamiento real, consultar siempre con un instalador acreditado de aire acondicionado.

Cálculo de watios a frigorías

Para realizar la conversión de watios a frigorías hay que multiplicar los watios de potencia del equipo por 0,86.

Por ejemplo: ejemplo 1.000 watios/hora = 860 frigorías/hora.

Artículo patrocinado por aire acondicionado Haier:

Consumo eficiente

¿Quieres comprar un nuevo aire acondicionado y no sabes cuántas frigorías debe tener? En este artículo te contamos cómo se realiza este cálculo tan sencillo para que escojas el mejor aparato de tratamiento del aire para tus estancias.

¿Qué son las frigorías?

Una frigoría es la unidad medida que se utiliza para determinar cuánto frío se necesita para bajar un grado centígrado la temperatura de un gramo de agua. Si tenemos un aparato de aire en una habitación muy grande la cantidad de frigorías necesarias será mucho más elevada que en una pequeña. ¿Sabes qué es lo que debes hacer para conocer la cifra aproximada?

Calcula las frigorías de tu aire acondicionado

Para empezar, antes de realizar el cálculo necesitarás conocer las condiciones de una serie de factores como son:

  • El volumen de la estancia.
  • La superficie acristalada.
  • Los materiales de construcción.
  • La orientación de la habitación.
  • La época del año y la temperatura exterior.
  • Localización geográfica.

Existen dos formas de calcular las frigorías y a continuación los aplicamos para descubrir cuántas serán necesarias para conseguir que el aparato de aire acondicionado consiga enfriar todos los rincones de una habitación que mide 2,5 metros de altura y 4×5 metros

TEN EN CUENTA

El nivel sonoro:
Las unidades exteriores suelen ser ruidosas a la hora de instalarlas, elije locales alejados de las ventanas de las habitaciones.

Ahora que ya sabes cómo calcular las frigorías que debe tener tu nuevo aire acondicionado, puedes dirigirte a Brico Depôt donde podrás encontrar algunas de las mejores marcas de primera calidad y adquirir el que más se adapte a tus necesidades y al tamaño de las habitaciones de tu casa.

Ver productos >

Nota legal: Ofrecemos informaciones prácticas o consejos que realizamos de buena fe. No obstante, Brico Depôt no se hace responsable de la precisión de los consejos ni de sus resultados, dado que pueden existir condiciones específicas derivadas del lugar o de los materiales sobre los que se puedan realizar las aplicaciones de los productos, u otras circunstancias que impliquen aplicaciones especiales o modificaciones en el orden o forma de realizar determinadas operaciones.

¿No sabes cuántas frigorías necesitas para enfriar una habitación? Nosotros te ofrecemos un sencillo calculador que te solucionará todas tus dudas.

Si después del cálculo necesitas más información visítanos en Aire Acondicionado Mitsubishi Electric LowCostClima.es y háblanos por el chat o envíanos un email a [email protected]

Rellenando la superficie a refrigerar, el tipo de estancia y el número de personas que se encuentran en ella habitualmente, te calcularemos las frigorías necesarias:

Estamos a tu disposición en nuestro formulario de contacto, a través del chat y en el email [email protected]

Calculadora de frigorías: ¿Cuántas frigorías necesita mi aire acondicionado?

Antes de comprar un aparato de aire acondicionado hay que calcular cuántas frigorías necesitamos. La correcta climatización de un interior, sea un negocio o una casa, dependerá de esta característica, así como del tipo de aire acondicionado que adquirimos. Entonces, ¿qué aire compro?

El modelo de aire acondicionado dependerá de las necesidades del habitáculo, esto nos proporcionará el consecuente ahorro energético, así como el cálculo correcto del número de frigorías.

Como es tan importante calcular correctamente el número de frigorías que necesitamos para enfriar nuestro hogar de manera adecuada sin gastar un euro de más LowCostClima os presenta una calculadora de frigorías. A través de la misma podréis conocer vuestras verdaderas necesidades en cuanto a frigorías.

Así, realizando un cálculo de los metros cuadrados que queremos acondicionar con un aire acondicionado (preferiblemente un aire acondicionado Mitsubishi Electric); la calculadora es capaz de hacer una aproximación del número de frigorías que necesitamos.

¿Cómo calculamos las frigorías necesarias para un equipo en una vivienda?

Hay multitud de factores a tener en cuenta a la hora de calcular las frigorías necesarias como si la vivienda es muy calurosa o está bien aislada; pero vamos a simplificarlo para que el cálculo no se complique demasiado y pueda realizarse fácilmente por cualquiera. Realizando el cálculo con la formula que nosotros proponemos da una muy buena aproximación de las necesidades de frigorías de aparato de aire acondicionado.

Poca gente calcula las frigorías exactas que necesita para refrigerar su vivienda, pero con ello puede ahorrarse mucho dinero en el hogar y evitar comprar aparatos de aire acondicionado que no climaticen de forma correcta el entorno.

¿Entonces la fórmula que usamos para viviendas cuál es?

El calculo es el siguiente:

1 : m3 (ancho x alto x profundo) x 16,7F = Frigorías
2 : Para viviendas: 25w X m2 / 0,860 = Frigorías o para viviendas muy calurosas y locales comerciales: 50w X m2 / 0,860 = Frigorías
3 : Personas que normalemnte están en la estancia x 188 = Frigorías

Total de frigorías necesarias: 1+2+3

Ejemplos de necesidades de frigorías:

Salón de 20 m2 de superficie y 2,3 metros de altura

1: 46 * 16,7 = 768
2: 20 * 25w = 500
3: 2 personas * 188 = 366
TOTAL: 1.634 frigorías.

Bajo comercial de 70 m2 de superficie y 2,5 metros de altura

1: 175 * 16,7 = 2.922
2: 70 * 50w = 3.500
3: 10 personas * 188 = 1.880
TOTAL: 8.302 frigorías.

Asesoramiento de frigorías de LowCostClima

Si tienes cualquier pregunta sobre la cantidad de frigorías necesarias o necesitas cualquier tipo de información adicional como por ejemplo saber que aire acondicionado Mitsubishi Electric es el mejor para tus necesidades, estamos a tu disposición.

Resumen de los puntos a tener en cuenta para el cálculo de frigorías

Llegados a este punto podríamos hacer un listado, a modo de resumen, indicando porqué es importante calcular las frigorías antes de acercarnos a una tienda a comprar un aparato de aire acondicionado. (Frío/calor)

  1. Para saber cuál es el modelo que mejor se adecua al habitáculo.
  2. Para proporcionarnos el consecuente ahorro energético.
  3. Para combatir contra el clima real sobre el que nos encontramos.
  4. Para que el acondicionamiento llegue a todas las personas que se encuentran en el recinto.

1º) En primer lugar por el tipo de aparato que es más adecuando para nuestra estancia. Según las frigorías que necesitemos la marca o el modelo variarán. En LowCostClima os podremos ayudar a estudiar cual es el aparato que mejor se adapta a vuestras necesidades. Para ello podéis utilizar la calculadora para haceros una primera idea acerca de vuestras necesidades.

2º) La buena elección de nuestro aparato de aire acondicionado con el cálculo correcto de frigorías nos permite ahorrarnos dinero y energía. Este ahorro energético ayuda a cuidar el medio ambiente no despilfarrando la energía que no usamos.

3º) Además es importante conocer los factores que determinarán el número de frigorías máximas y mínimas.

4º) Un aspecto a tener muy en cuenta es el número de personas que normalmente ocupan la habitación. No es lo mismo acondicionar una estancia que habitualmente ocupan dos personas, que un comedor en el que al menos comen cinco comensales al día.

Si después del cálculo necesitas más información visítanos en Aire Acondicionado Mitsubishi Electric LowCostClima.es y háblanos por el Chat LowCostClima o envíanos un email a [email protected]

Por qué es importante que el aire acondicionado tenga las frigorías adecuadas

Entre las cuestiones a las que debemos prestar atención y revisar antes de adquirir un equipo de aire acondicionado, hay un aspecto de suma importancia que los usuarios, generalmente por desconocimiento, no contemplan. Hablamos de la cantidad adecuada de frigorías que debe poseer el equipo en cuestión para así poder ajustar al máximo tanto los costes de adquisición del equipo como los costes de consumo energético a medio y largo plazo.

Este aspecto, para entenderlo, tiene una importancia similar a la potencia en kilovatios (kw) que, por ejemplo, un aparato de aire acondicionado necesita para funcionar y que debemos tener en cuenta con respecto al Término fijo de potencia en kW que contratamos con nuestro proveedor de electricidad. Contratar más de los necesarios va a su poner un gasto en la factura de la luz innecesario. En el caso de las frigorías, comprar equipos con unidades de potencia mayores de las que necesitamos para enfriar una zona determinada de nuestra casa u oficina, también suben los costes eléctricos.

Pero centrándonos en el concepto de frigorías, vayamos paso por paso para comprender su importancia.

El concepto de vatios y frigorías

Si la caloría es la unidad de medida que se usa para explicar la energía que desprenden los cuerpos, incluso los alimentos, la frigoría (fg) es, más o menos, lo contrario: una unidad de energía que nos sirve para medir la capacidad de absorción de energía térmica de un cuerpo con respecto al ambiente. Por ello, y aunque el término frigoría no existe en el Sistema Técnico como unidad de potencia, en el sector de la refrigeración, también se conoce a la frigoría como “kilocaloría negativa”.

Estos conceptos físicos se entienden mejor si buscamos aplicaciones técnicas en nuestra vida diaria. Así, podemos relacionar la medida caloría con calefacción, es decir, la capacidad de un aparato para calentar un espacio, y frigoría, con todo lo contrario, la capacidad frigorífica.

Otro aspecto importante es diferenciar entre kilovatio como unidad de potencia (kW), que se refiere a la que necesitan los electrodomésticos para funcionar y la que contratamos como Termino fijo de potencia a nuestro proveedor eléctrico, y kilovatio como unidad de consumo (kWh), que nos indica la cantidad de energía que consumen los aparatos eléctricos.

Esta diferenciación, sin embargo, no se produce en el concepto de frigoría y la razón es que a la frigoría no se la considera oficialmente un unidad de potencia sino una unidad térmica y de consumo, y más precisamente, a la hora.

Por lo tanto, los equipos de aire acondicionado, cuando nos indican que poseen 3000 frigorías, se refieren tanto a la equivalencia en unidad de potencia –las que necesitan para producir frío–, como a la unidad de consumo o las frigorías que gastan a la hora.

Potencia de equipos de aire acondicionado y cantidad de frigorías

De forma más precisa, a la hora de comprar un equipo de aire acondicionado, ya sea tipo fijo split o portátil, en sus características técnicas que podemos ver en las etiquetas de cada equipo, veremos varias unidades de energía, consumo y potencia. Un de esas es el término mencionado frigorías que se suele reducir a la abreviatura FG o en los modelos y marcas con origen anglosajón: BTU (British Thermal Unit: unidad térmica británica). En ambos casos, se refieren a la capacidad frigorífica del aparato y su medición es por consumo a la hora. Esto es: 3000 fg/h o 3000 BTU/h.

Estas dos formas de medir el consumo de energía para crear frío tienen una equivalencia con el vatio de potencia (W) y es un dato importante para luego poder calcular el coste energético del consumo de las propias frigorías y decidir que equipo adquirir. La mencionada equivalencia es la siguiente:

1000 vatios o 1kW = a 860 frigorías/hora (fg/h)

Recordar que en el caso de 860 fg/h, la cantidad alude a lo que consideraríamos potencia del equipo para enfriar y consumo término por hora.

Cómo saber las frigorías o capacidad frigorífica que necesitamos

Ya situándonos como usuarios que se encuentran en la situación de adquirir un equipo de aire acondicionado con la capacidad de calentar y enfriar ambientes, lo más importante que tenemos que considerar antes de la compra del equipo es el tamaño del espacio donde queremos instalarlo, ya sea en casa, en la oficina o en una zona industrial. Para ello, la clave e información más importante es saber que “capacidad frigorífica” (recordemos: expresada en frigorías o BTU) que necesita el equipo de aire acondicionado para cumplir con su función. Y para saber esto, debemos tener en cuenta una serie de aspectos y hacer unos determinados y sencillos cálculos.

No es lo mismo enfriar una habitación herméticamente cerrada que bloquea en un alto porcentaje la entrada de calor que hacer lo mismo en otra donde las temperaturas altas se cuelan por puertas y ventanas. Tampoco es igual calcular la eficacia de un aparato de aire acondicionado de una habitación en un patio interior donde apenas da el sol, a hacerlo en un ático expuesto todo el día a los rayos del sol. Otros aspectos como el grosor de las paredes y el material en el que están construidos o la temperatura media del año en la zona donde vivamos también hay que tenerlos en cuenta ya que en ocasiones, muchas viviendas no necesitan sistema de refrigeración en algunas zonas mientras que en otras sí.

A partir de aquí, como decimos, el área del espacio en casa o en la oficina tiene una correlación muy aproximada con la cantidad de frigorías que necesita para ser enfriada. Esta concordancia establece, de forma general, que por cada metro cuadrado de habitación o estancia necesitamos el consumo de aproximadamente 100 frigorías a la hora (fg/h). Pero esta cantidad depende en gran manera de las condiciones de la estancia. No podemos calcular estas cifras sin medir aislamientos, grosor de las paredes, materiales, ventanas,… entre otras variables.

¿Qué ocurre si la estancia tiene una altura considerable como ocurre en algunas oficinas o casa antiguas? Lo que comentábamos arriba; debemos tener en cuenta y calcular el volumen de la habitación, es decir, sustituir metros cuadrados por metros cúbicos. Para ello, primero podemos obtener los metros cúbicos multiplicando los metros cuadrados por la altura de la estancia:

Ahorres en la adquisición en un equipo de aire acondicionado considerando las frigorías

Según las circunstancias anteriores, queda claro que si vivimos en una vivienda pequeña, de techos altos y con habitaciones interiores, tanto si instalamos equipos split como equipos de aire acondicionado portátiles, decir que vamos a necesitar menos capacidad frigorífica, no es real. Dependerá de si la casa está más o menos expuesta a los rayos del sol. De este modo, también dependerá de esta variable la necesidad de más o menos frigorías. Es posible que solo necesitemos un equipo con un split en la sala más expuesta al sol y ésta tampoco se caliente demasiado, por lo que con un equipo con capacidad frigorífica de 2500 fg/h sería suficiente.

Este descenso en frigorías tiene un impacto directo en el coste del equipo. Por ejemplo, un aparato split con capacidad frigorífica de 4000 tiene un precio bastante más elevado que si el consumo de fg/h se reduce a 1200 y entonces nos ahorraremos unos cientos de euros en su adquisición manteniendo incluso en ambos casos tecnología Inverter, modo silencioso o bomba de calor, entre otras prestaciones.

¿Qué queremos decir? Que la cantidad de potencia y capacidades tanto calorífica como frigorífica de los equipos inciden directamente y de forma importante en el precio de los aparatos de aire acondicionado.

Por ello, es muy importante al adquirirlo considerar las necesidades que tenemos de contar con esta o aquella capacidad para enfriar entornos y así ahorrarnos unos cientos de euros.

Ahorro en el coste energético

La misma lógica que seguimos al adquirir un equipo de aire acondicionado se aplica al ahorro en los costes energéticos según la potencia y prestaciones del equipo que adquiramos. Y esto tiene que ver con la cantidad de consumo de energía en kilovatios por hora (kWh) de un equipo según tenga más o menos capacidad frigorífica. No olvidemos que en nuestra factura de la luz, tanto el consumo de nuestro equipo en kilovatios como en frigorías, finalmente, va a constar como consumo de kilovatios por día (kW/día).

Para saber entonces cuánto nos cuesta el consumo de frigorías, tenemos que conocer la relación entre capacidad frigorífica (fg/h) y consumo de kWh y se establece utilizando un nuevo concepto: SEER, o el Ratio de la eficiencia energética del equipo y que viene indicado con la información sobre frigorías, vatios, etc. en la etiqueta del equipo o manual técnico.

Equipos de aire acondicionado fijos, portátiles y frigorías

En este sentido, hay que se claros: si buscamos la mayor eficacia al menor precio para estancias de más de 40 m2, los equipos portátiles son insuficientes por carecer de potencia para refrigerar espacios tan amplios. Generalmente, los aparatos portátiles no suelen superar las 3000 fg/h, al carecer de espacio interno para un equipamiento que permita esa capacidad frigorífica. Caeríamos entonces en el mismo error de adquirir un equipo fijo tipo split con menos frigorías de las que necesitamos y por lo tanto, deberíamos tenerlo encendido todo el día con el coste energético que eso conlleva.

Por ello, sólo si tenemos pensado utilizar el aire acondicionado portátil en estancias pequeñas, nos va a interesar adquirir estos equipos en lugar de una instalación fija.

Entonces ¿por qué es importante que el aire acondicionado tenga las frigorías adecuadas?

A final de mes, cuando nos llega la factura eléctrica, excepto los gravámenes fijos, hay otros aspectos como la unidad de potencia contratada, tipo de electrodomésticos con los que contamos y el consumo de los mismos que provoca que la parte variable de la factura engorde, sin contar con que podemos tener equipos como el del aire acondicionado que exceda en capacidades para realizar su función en el hogar.

Si los equipos, en cuanto a frigorías, se quedan cortos porque hemos querido ahorrarnos unos cientos de euros en el coste de adquisición y contamos con un aparato de aire acondicionado de 2000 fg/h para una salón grande y muy expuesto al sol en una zona cálida de España, podemos vernos en pleno verano en la situación de tener el aparato de aire acondicionado todo el día encendido y no conseguir refrigerar el ambiente totalmente, con lo que el dinero que nos hemos ahorrado en la compra inicial se nos va en el transcurso de dos facturas eléctricas.

Si por el contrario, apostamos por el modelo de equipo del mercado con las mejores prestaciones en cuanto a capacidades frigoríficas para una casa u oficina sombría, incluso con tecnología Inverter, vamos a consumir más energía de lo normal.

Por todo esto, no está demás tomarse un tiempo para poder conocer mejor las necesidades de climatización de nuestro hogar u oficina y el equipo que mejor cumple con esas necesidades.

Si después del cálculo necesitas más información visítanos en Aire Acondicionado Mitsubishi Electric LowCostClima.es y háblanos por el Chat LowCostClima o envíanos un email a [email protected]

Cómo calcular frigorías para el aire acondicionado

Llega el calor y la compra de un aire acondicionado para pasar las vacaciones lo más fresquito posible, empieza a sonar por nuestras cabezas, pero nos asaltan las dudas con tantos modelos, marcas, precios y potencias. ¿Qué aire acondicionado debemos comprar? ¿Qué potencia necesito para climatizar una habitación? Para responder a estas preguntas, os facilitamos un cálculo muy sencillo para calcular las frigorías y la potencia de un aire acondicionado.

Fórmula para calcular las frigorías necesarias en el aire acondicionado

Normalmente, para hacer un buen cáculo de frigorías para el aire acondicionado, el instalador valora las características de la vivienda. Sin embargo, para hacer un cálculo sencillo de las frigorías, se suele multiplicar los metros cuadrados de la estancia x 100 frigorías. De esta manera, se establece en 100 (como cifra estándar) el número de frigorías que hacen falta para enfriar un metro cuadrado.

Esta sería la fórmula:

Metros cuadrados x 100 = frigorías

Ejemplo: 25m2 x 100 = 2.500 frigorías

¡ATENCIÓN! Los nuevos equipos de aire acondicionado Inverter cuentan con una eficiencia energética mayor, con lo cual, consiguen enfriar con menor energía (necesitan menos frigorías). Por lo tanto, si tu equipo de aire acondicionado tiene una alta eficiencia energética, multiplica los metros cuadrados por 50 en lugar de 100.

Si necesitamos hacer el cálculo inverso, es decir, para saber el número de metros cuadrados que es capaz de refrigerar de manera óptima un aire acondicionado, deberemos aplicar la siguiente fórmula:

Frigorías /100 = metros cuadrados

Ejemplo: 2.500 frigorías/100 = 25m2

Estos cálculos están formulados para una vivienda estándar: teniendo en cuenta una altura de techo de unos 2,5 metros, condiciones de temperatura más o menos cálidas (alrededor de los 30ºC) y un aislamiento térmico normal.

Espera, hagamos un cálculo más preciso

No todas las viviendas son iguales y no todas necesitarán la misma cantidad de frigorías por metro cuadrado. Aquellas que por sus características sean más calurosas, necesitarán mayor energía para enfriar la estancia. Por el contrario, aquellas habitaciones más frescas, podrán ser más eficientes y necesitar menor energía. A continuación te damos

Aumenta el factor multiplicador 30 puntos más, si:

Hay casos en los que en lugar de multiplicar x 100 debamos multiplicar x 130. Este es el caso cuando:

  • · La altura de la estancia es mayor al estándar de 2,5 metros.
  • · La estancia tiene paredes acristaladas.
  • · La habitación está orientada al sur y le toca el sol todo el día.
  • · Tiene un mal aislamiento térmico.

Ejemplo: la misma estancia de 25m2 con estas características, necesitará un equipo de aire acondicionado de al menos 3.250 frigorías.

Metros cuadrados x 130 = frigorías

Ejemplo: 25m2 x 130 = 3.250 frigorías

Si, en esta casuística, cuentas con un aire acondicionado Inverter de alta eficiencia, puedes multiplicar x 80 los metros cuadrados para obtener el número de frigorías.

Disminuye el factor multiplicador a 50 puntos, si:

Hay casos en los que en lugar de multiplicar x 100 debamos multiplicar x 50. Este es el caso cuando:

  • · La estancia tiene sombra todo el día o está orientada al norte.
  • · Tiene un excelente aislamiento térmico.
  • · El aire acondicionado es Inverter y tiene una alta eficiencia energética (A++ o superior).

Ejemplo: la estancia de 50m2 con estas características, necesitará un equipo de aire acondicionado de al menos 2.500 frigorías.

Metros cuadrados x 50 = frigorías

Ejemplo: 25m2 x 50 = 1.250 frigorías

Conductividad de las superficies (K)

La conductividad es la propiedad natural de los cuerpos que permiten el paso a través de sí del calor. No es lo mismo hablar de climatizar una pared bien aislada que otra sin aislamiento, ni una ventana de vidrio simple o de vidrio doble ya que su poder de conducción del calor variará. Para completar la fórmula de cálculo de la potencia del aire acondicionado, tendremos que elegir entre los siguientes valores de conductividad que se expresan con la letra K.

  • Pared aislada K= 0,692 (W/m2/ºC)
  • Pared sin aislar K= 1,09
  • Vidrio simple K= 5,8
  • Vidrio doble K=1,62

Superficie de cada pared/techo/suelo/ventana a climatizar

Para que nuestro cálculo sea exacto, tendremos que conocer los metros cuadrados (S) de cada una de las superficies que componen cada estancia, diferenciando, como en el caso de la conductividad, entre paredes aisladas, sin aislar y ventanas.

Diferenciar la zona climática donde se encuentra la vivienda a climatizar (Norte o Sur)

Para calcular la potencia que necesitamos para subsanar las pérdidas o ganancias de calor de una vivienda o local (según sea invierno o verano), uno de los factores que necesitamos conocer es la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior, que se expresa con el símbolo ΔT. Según vivamos en la zona Norte del país o en la zona Sur, las temperaturas máximas exteriores variarán y por lo tanto, también lo hará este factor de cálculo concreto.
Consideraremos que una temperatura máxima en verano de 45ºC para la zona SUR y 35ºC para la zona Norte.

En cuanto a la temperatura interior, las recomendación general es no superar los 25ºC en el termostato del aire. Por lo tanto tendremos:

  • Zona Sur ΔT = (45-25)
  • Zona Norte ΔT = (35-25)

La potencia total (Kw) que necesitamos para climatizar toda una estancia resultará de la suma de cada pared, techo, suelo y ventanas que tengamos en ella.

Una vez conocida la cantidad de calor (energía) que debemos eliminar del interior, elegiremos el equipo de aire acondicionado que nos ofrezca esta potencia.

Ventilación

Otro factor importante a tener en cuenta es el de la ventilación. En este caso, haremos el cálculo sobre la base de una renovación del volumen del local por hora. Actualmente, se empieza a tener en cuenta la ventilación mecánica controlada y su recuperación energética, pero para este artículo no la tendremos en cuenta. Para hallar las pérdidas por la renovación del aire, utilizaremos ésta fórmula:

Pventilación = peso específico del aire x calor específico del aire / 0,86 x V (renovaciones por hora) x ΔT entre aire exterior e interior

Un útlimo paso: el coeficiente de intermitencia (C)

El coeficiente o suplemento de intermitencia es un valor que se utiliza para aportar cierto margen de seguridad al resultado del cálculo. Generalmente se da un valor (C) de entre un 1 y un 2. Cuanto menos horas al día se utilice la instalación, mayor será ese suplemento. Por ejemplo, para una segunda vivienda de uso esporádico los fines de semana, calcularemos un C de 1,4 mientras que para una vivienda de uso diario, usaremos un C de 1,1.

Ejemplo práctico de la fórmula para calcular el aire acondicionado de una vivienda

Veremos un ejemplo práctico en el que calcularemos la potencia que necesitamos para una vivienda concreta. En este ejemplo, tomaremos como referencia una vivienda localizada en la zona SUR, con paredes sin aislar y ventanas de vidrio simple.

Teniendo en cuenta las medidas de las paredes y la altura de la habitación, obtenemos el dato de la superficie total de la estancia es de 100 m2 (10x4x2,5=100m2). Sabemos igualmente que tenemos 9 metros cuadrados de ventana, por lo que deducimos que tenemos 91m2 de paredes sin aislar. Por último, sumamos la superfiecie del techo más el suelo, que resultan 200 m2. Así, comenzamos la fórmula:

Ppared = 1,09 x 91 x 20 = 1983,8 W

Pventana = 5,8 * 9 * 20 = 2071 W

Ptecho+suelo = 0.692 x 200 x 10 = 1384 W –> En este caso, consideramos que se trata de un piso situado entre otros pisos habitados, por lo que tomaremos el K de referencia de pared aislada y una diferencia térmica de 10 en lugar de 20.

Pventilación = peso específico del aire 1,2 kg/m3 x calor específico del aire 0,24 kcal/kg ºC = 0,288 / 0,86 x 250 m3/h x 20 = 1674,41 W

Sumamos los tres resultados y los multiplicamos por el coeficiente de intermintencia: 1983,8 + 2071 + 1384 + 1674,41 = 7.113,21 x 1.15 = 8180,16 W –> 8,1 KW será la potencia de aire acondicionado que necesitas

¿Cuánto consumirá el equipo de aire acondicionado?

Hemos calculado la potencia que necesitamos para eliminar el calor de nuestra vivienda, pero esto no quiere decir que nuestro equipo vaya a a consumir eso en energía eléctrica. Como orientación, diremos que una bomba de calor media tiene un EER (coeficiente de rendimiento) de 3. Es decir, que por cada kW gastado de energía eléctrica, nos permitirá absorber del interior y expulsar al exterior del local 3 Kw de energía calorífica.

Por lo tanto, y ciñéndonos al ejemplo de cálculo presentado, para saber cuánta energía eléctrica consumirá nuestro equipo, debemos dividir 8,1 Kw entre 3.

¿Cómo calculo la capacidad del aire acondicionado que necesito?

Para elegir la capacidad o potencia de un aire acondicionado no hay una respuesta generalizada, por las siguientes razones.

  • Depende de la temperatura que se desea buscar cómo ambiente en el sitio a acondicionar … el equipo puede variar dependiendo si se requiere una temperatura en sitio de 20 grados o una de 23 grados.
  • Depende de también de la refracción de calor del exterior hacia el interior …. No es lo mismo si el sol de la tarde pega sobre un ventanal o sobre una pared de ladrillo o sobre una pared de drywall … también se debe tener en cuenta el tipo de techo del sitio a acondicionar por el mismo motivo, cuando se tiene una placa en concreto hay menos refracción que cuando se tiene un tejado en eternit con techo falso.
  • Depende también de lo que se quiere acondicionar y de su ocupación. … en un área “x” pueden ser 3 o 6 personas y el calor que se va a sentir con 3 personas o con las 6 personas es diferente, así mismo es diferente cuando se trata de bodegas o sitios con computadores portátiles o de escritorio.

A continuación encontrará herramientas que le proporcionan una idea general, pero debe tenerse siempre en cuenta la opinión de un profesional experto que realice el diagnóstico de la necesidad y el equipo que verdaderamente responda a las necesidades, evitando perdidas de dinero y problemas posteriores al no obtener la temperatura realmente necesitada.

Ideas generales para elegir aire acondicionado (Tenga en cuenta que esta fórmula para calcular el BTU es sólo una estimación):

Vamos a hacer el ejercicio de hacer un cálculo aproximado para determinar la cantidad de BTU de aire acondicionado necesario para enfriar el espacio:

Número de personas que van a utilizar el área: 1 – 2 personas

Volumen de la habitación: longitud x ancho x alto = la respuesta se divide entre 2

Ejemplo: Longitud 3m X Ancho 3m X Alto 2m = 18m / 2 = 9m.

Con la respuesta obtenida 9, se podría decir que esta entre los 9.000 BTU y 12.000.

También se puede hacer el cálculo aproximado teniendo en cuenta los metros cuadrados y el clima de la zona donde será utilizado el aire acondicionado:

El cálculo de las frigorías necesarias para un equipo depende de muchos factores: dimensiones de la estancia, altura de la misma, orientación, horas de sol y horas de sombra, materiales, superficies acristaladas, etc.

La frigoría es la unidad de energía obsoleta comunmente utilizada en la medición de sistemas de refrigeración y se suele decir que es equivalente a una kilocaloría negativa.

En nuestro glosario tienes una definición de frigoría.

Los anglosajones utilizan como unidad la BTU (British Thermal Unit: unidad térmica británica), que equivale a 0,252 kcal, o sea que una frigoría (o kilocaloría) equivale a unas 4 BTU.

Calcular frigorías es más sencillo para estancias de viviendas, dentro de la complejidad que ya de por sí supone, pero si hablamos de calcular la frigorías necesarias para refrigerar un local comercial, entonces la cosa se complica mucho. Siempre es recomendable que el cálculo lo realice un instalador profesional autorizado pero en estos casos es obligado. Aquí tendremos que tener muchos más factores en cuenta: ¿hay maquinaria funcionando en la estancia? por ejemplo en la hostelería hay cámaras frigoríficas, máquinas de tabaco, ordenadores, etc. ¿Cuantas personas estarán de media en la estancia? En fin, que es mucho más complicado y además seguramente las máquinas de aire acondicionado no tendrán nada que ver con las máquinas domésticas.

Si no realizamos un cálculo medianamente profesional, corremos el riesgo de pecar por exceso o por defecto. Si lo hacemos por exceso estaremos malgastando energía y por tanto dinero. Nuestra máquina será más cara, más grande y más costosa de mantener.

Si, por el contrario, lo hacemos por defecto, también estaremos desperdiciando dinero ya que nuestra máquina de aire acondicionado tendrá que trabajar a máximo rendimiento para intentar refrigerar la estancia. Hará más ruido, el aire saldrá a mayor velocidad y molestará más y con todo ello es posible que no llegue a enfriar la estancia.

Ajustando correctamente las frigorías que necesitamos también contribuiremos a una mejor conservación del medio ambiente.

Cálculo rápido de las frigorías

De una forma rápida se puede calcular una aproximación a las frigorías necesarias mediante la siguiente fórmula:

  • Frigorías totales = m3 (largo x ancho x alto) x 50

Otra medida muy general que se suele utilizar es el cálculo de 100 frigorías por metro cuadrado, es decir, para una estacia de 12 metros cuadrados harían falta un mínimo de 1200 frigorías. Como decimos, este es un cálculo muy aproximado y simple, únicamente para orientarnos. La visita de un instalador autorizado es siempre necesaria.

Si queremos realizar la conversión de vatios a frigorías, debemos multiplicar el valor de potencia de nuestra máquina de aire acondicionado por 0,86.

El factor de conversión es de 0,86. Es decir, 1000 Watios/hora = 860 frigorías/hora.

En nuestro foro se debate sobre el tema de la conversión de frigorías

Calculadora de frigorías

1º Introduce las medidas del lugar que quieres refrigerar.
2º Selecciona el tipo de clima.
3º Presiona CALCULAR.

Cálido es un clima con máximos de 30 grados.
Caluroso es un clima con máximos de 40 grados.
Muy caluroso es un clima con máximos de 50 grados.

Hoja de cálculo de carga térmica

Aquí puedes descargarte esta hoja de cálculo de carga térmica que te permitirá realizar una aproximación más real al cálculo de frigorías necesarias ya que tiene en cuenta muchos más valores que la anterior herramienta, mucho más sencilla. Las instrucciones están en la misma hoja.

Descargar hoja de cálculo de carga térmica

Cálculo de la potencia de un aire acondicionado

Para estancias o locales pequeños, es frecuente utilizar valores aproximados en función de la superficie. A continuación, te mostramos un ejemplo de ratios habituales para la obtención de la potencia de un aire acondicionado:

  • Varias ventanas y paredes en exposición sur 150 Frigorías/h por m2
  • Algunas o pocas ventanas y paredes en exposición sur 125 Frigorías/h por m2
  • Sin ventanas y/ o pocas paredes en exposición sur 100 Frigorías/h por m2

1 Frigoría equivale a 1 kCal negativa. 1 W térmico equivale a 0,86 kcal/h. Por lo que 150 Frigorías/h por m2 serían unos 175W térmicos/m2, 125 Frigorías/h por m2 serían unos 145W térmicos/m2 y 100 Frigorías/h por m2 serían unos 115W térmicos/m2 (Nota: no confundir potencia térmica aportada y potencia eléctrica consumida. Ver artículo como elegir un aire acondicionado).

Ahora bien, estos valores son una primera aproximación, y a veces pueden ser inexactos, de forma que si queremos realizar un cálculo detallado (opcional en instalaciones pequeñas y obligatorio para instalaciones mayores), podemos realizar el cálculo de la potencia de un aire acondicionado por el método de las cargas térmicas.

Vamos a realizar un ejemplo paso a paso del cálculo por este método:

1. Datos del local de ejemplo:

  • Oficina de 50m2 situada hipotéticamente en Alicante con una sola habitación o espacio, donde trabajan 5 personas.

A continuación, puedes ver el esquema para el estudio de la potencia de un aire acondicionado:

Esquema local de ejemplo para el cálculo de la potencia de un aire acondicionado

  • Local de oficinas
  • Ubicación: Alicante
  • Ocupación: 5 personas
  • Altura local: 3 metros
  • 3 ventanas (A, B y C)
  • Paredes Sur (S) y Oeste (W) que dan al exterior
  • Paredes Norte (N) y Este (E) que dan a locales interiores
  • Piso intermedio, por lo que el techo y suelo dan a locales interiores

2. Condiciones interiores y exteriores de diseño:

  • Temperatura exterior: 31º
  • Humedad relativa exterior: 68%

Las condiciones exteriores de diseño para el cálculo de la potencia de un aire acondicionado se han determinado según el documento “Guía técnica: Condiciones climáticas exteriores de proyecto” del Instituto para la diversificación y el ahorro de energía (IDAE). Para nuestro caso, elegimos los datos de la estación de Alicante (El Altet):

Condiciones climáticas exteriores

Por consiguiente, TS_1 es la temperatura seca con un percentil del 1% (esto significa que solo rebasará el 1% de los días de verano). Para la humedad relativa (HR) tenemos THC_1 que es la temperatura húmeda coincidente en el mismo instante. HR será igual a THC_1 / TS_1.

El documento de condiciones climáticas (página 15) indica que los valores percentiles del 1% son para la mayoría de usos y los del nivel percentil del 0,4% son para hospitales, clínicas, residencia de ancianos y otros espacios donde el proyectista crea oportuno aplicar valores más exigentes.

  • Temperatura interior: 24º
  • Humedad relativa exterior: 55%

El Reglamento de instalaciones térmicas en edificios (RITE), en su instrucción IT 1.1.4.1.2 fija que las condiciones interiores de diseño de instalaciones de climatización serán:

Estación Temperatura Operativa (ºC) Humedad relativa (%)
Verano 23-25 45-60
Invierno 21-23 40-50

3. Factores del cálculo de la potencia de un aire acondicionado:

En verano, para enfriar un local con un climatizador o aire acondicionado hay que extraer calorías del local. A medida que extraemos calorías del local tenemos nuevas aportaciones de calor por diversas causas:

  • Transmisión: transmisión de calor a través de paredes, techo y suelo.
  • Radiación: radiación solar a través de ventanas.
  • Ventilación: aportación de calor a través del aire de renovación del local.
  • Ocupación: aportación de calor que generan las personas.
  • Iluminación: calor aportada por los dispositivos de iluminación.
  • Otras cargas térmicas: otras fuentes de calor como, por ejemplo, ordenadores.

En el proceso de enfriar o calentar el aire, tenemos dos tipos de calor en función de si tenemos en cuenta la fracción de agua que contiene una determinada masa de aire:

  • Calor sensible: es el necesario para aumentar o disminuir la temperatura del aire.
  • Calor latente: es el necesario para evaporar o condensar el agua presente en el aire.

Solo tendremos en cuenta el calor latente en el caso de la ventilación y ocupación, ya que son los dos únicos casos en que se mezclan aires con diferentes humedades relativas, en el resto de casos solo tendremos en cuenta el calor sensible.

4. Cálculo del calor aportado por transmisión:

Calor sensible por transmisión: Qt = St * kt * ΔT

Donde:

  • St , superficie de transmisión
  • kt , coeficiente de transmisión o transmitancia térmica.
  • ΔT , diferencia de temperaturas

El coeficiente de transmisión o tansmitancia térmica es un parámetro que determina la capacidad de dejar pasar calor de un determinado material. Algunos valores frecuentes:

  • Paredes de ladrillo: son habituales valores de entre 0,6 y 3 kCal/h·m2·ºC
  • Techos y suelos: son habituales valores de entre 0,9 y 2 kCal/h·m2·ºC
  • Ventanas: son habituales valores de entre 2,5 y 6 kCal/h·m2·ºC

Para el caso de ejemplo, hemos elegido los siguientes parámetros:

  • Paredes exteriores k = 1,52 kCal/h·m2·ºC
  • Paredes interiores k = 2 kCal/h·m2·ºC
  • Techo y suelo k = 1,2 kCal/h·m2·ºC
  • Ventanas k = 5,8 kCal/h·m2·ºC

Más valores de transmitancia térmica, en el DBHE del código técnico de la edificación (CTE).

5. Aportaciones de calor por radiación:

Calor sensible por radiación: Qr = Sr * kr

Donde:

  • Sr , superficie de radiación
  • kr , coeficiente de radiación

La radiación solar depende de la latitud, orientación, día y hora. Usaremos para el ejemplo la tabla siguiente:

Fuente: Acondicionamiento térmico de edificios “Victorio Santiago y Raúl Oscar”

Como la pared con mayor superficie de ventanas está orientada al Oeste, hemos elegido el mayor valor de verano (agosto latitud norte) en esta orientación, que se da a las 16h de la tarde. Y a la misma hora, elegimos el valor para la orientación Sur.

Ventanas Sur Qrs= 2m² * 65kCal/h·m² = 130kCal/h
Ventanas Oeste Qrw= 4m² * 439kCal/h·m² = 1756kCal/h

Factores de corrección solar según norma NBE-CT-79

Aplicamos un factor de corrección del 0,88 por vidrio sencillo y del 0,45 por persiana interior enrrollable clara:

Total rad. (kCal/h) Qr=(Qrs + Qrw) * 0,88*0,70 = (130 + 1756) * 0,62 = 1169,32 kCal/h
Total calor rad. (W) Qr = 1414,5 kCal/h * (1W / 0,86kCal/h) = 1359,67 W

El cálculo de las aportaciones por radiación solar es complejo. Nosotros usamos este método por ser habitual en el sector de la refrigeración y por su simplicidad de cálculo. No obstante, podéis consultar el método del CTE si queréis más información.

6. Ventilación, en el cálculo de la potencia de un aire acondicionado:

Qsv = Renovación aire * factor sv * diferencia temperatura ext-int

Qlv = Renovación aire * factor sl * diferencia temperatura ext-int

Donde:

  • Qsv , Calor sensible por ventilación
  • Qlv , Calor latente por ventilación
  • factor sv = 0,35W m3/hºK
  • factor sl = 0,8W m3/hºK

Según la instrucción técnica IT 1.1.4.2.3 del Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE), la calidad del aire en oficinas ha de ser de 12,5 litros/s·persona = 45 m3/h·persona. El caudal necesario en viviendas está definido en el Código Técnico de la Edificación (CTE), que para que tengáis la referencia es de 5 l/s en dormitorios y 3 l/s en salas de estar.

En nuestro caso, para el cálculo de la potencia de una aire acondicionado en oficinas:

Renovación aire Renovación = 5 personas * 45 m3 /h·persona = 225 m3 /h
Calor sensible ventilación (W) Qsv= 225 * 0,35 * 7 = 551,25 W
Calor latente ventilación (W) Qsv= 225 * 0,8 * 7 = 1260 W

Este cálculo obtenido a partir de factores promedio es también un método simplificado. Para el cálculo completo, se debe usar del diagrama psicométrico.

7. Cálculo de aportaciones de calor por ocupación:

Qso = S * Coeficiente calor sensible ocupación

Qlo = S * Coeficiente calor latente ocupación

Donde:

  • Qso , calor sensible por ocupación
  • Qlo , calor latente por ocupación
  • S, superfície

Coeficientes según el documento básico de ahorro de energía del Código Técnico de la Edificación (CTE).

Tabla cargas para uso no residencial según el CTE

Tabla cargas para uso residencial según el CTE

Calor sensible ocupación Qso = 50m2 * 6 W/m2 = 300 W
Calor latente ocupación Qlo = 50m2 * 3,79 W/m2 = 190 W

8. Cargas por iluminación:

Calor sensible iluminación: Qsi = Potencia * Coeficiente tipo iluminación

Calor sensible iluminación (W) Qsi = 1000 W * 1,25 = 1250 W

El coeficiente de iluminación es 1 para lamparas incandescentes y 1,25 en el caso de fluorescentes. Para nuestro caso de ejemplo, se usan fluorescentes.

9. Aportaciones de calor por otros equipos:

Calor sensible por otras cargas: Qsc = Superfície local * Coeficiente carga otros equipos

Calor sensible otras equipos (W) Qse = 50m2 * 4,5 W/m2 = 225 W

El coeficiente de carga de otros equipos se ha cogido de la tabla cargas para uso no residencial.

10. Total cargas térmicas y potencia térmica del aire acondicionado (AA)

Calor sensible Calor latente
Transmisión 1624 W
Radiación 1360 W
Ventilación 551 W 1260 W
Ocupación 300 W 190 W
iluminación 1250 W
Otras equipos 225 W
TOTAL 5288 W 1450 W

De está forma, ya sabemos cómo calcular la potencia de un aire acondicionado. Si sumamos los totales, tenemos la potencia necesaria de nuestro equipo:

Potencia térmica AA (W) = Carga térmica total = C. sensible + C. latente = 6738 W

O lo que es lo mismo:

Potencia térmica AA (kCal/h) = 6738 W * 0,86 kCal/h / 1W = 5795 kcal/h

Nota: no confundir potencia térmica (frigorífica) necesaria o aportada y potencia eléctrica consumida. Ver artículo cómo elegir un aire acondicionado

11. Comparativa ratio versus cargas térmicas para el caso de ejemplo:

Aplicando el medio ratio inicial para pocas ventanas o paredes en exposición Sur, tendríamos el siguiente valor: Pratio = 125 kCal/hora·m2 * 50m2 = 6250 kCal/hora de frío

Potencia térmica aplicando ratio P_ratio_medio = 6250 kCal/hora de frío
Potencia térmica aplicando método ct P_cargas_termicas = 5795 kCal/h de frío

Si comparamos los valores, podemos observar que los resultados son similares. Con una ligera desviación. Esta diferencia no es importante para estancias domésticas, o locales pequeños donde los ratios pueden ser aceptables si están validados por un profesional. Sin embargo, las desviaciones pueden ser grandes en casas, locales grandes u otros edificios, sobre todo si son de tipo comercial, donde será necesario realizar un estudio completo de cargas térmicas.

Así pues, siempre que sea posible, tanto para elegir el ratio adecuado como para realizar un cálculo completo, os recomendamos que os pongáis en manos de un instalador con experiencia. Podéis encontrar empresas especializadas o pedir presupuesto sin compromiso en nuestro directorio de empresas.

¿Qué significa la potencia del aire acondicionado?

Si se busca la eficiencia, se ha de elegir la potencia adecuada a las necesidades específicas de cada hogar. Sobredimensionar la potencia del aparato solo hará que se derroche energía y, por tanto, dinero en la factura de la luz además de aumentar la inversión inicial en la compra del equipo. Para que esto no ocurra en este post te damos las claves para entender qué es la potencia del aire acondicionado y cómo elegir la que más se adapte a tus necesidades.

Indice de contenidos

¿Qué es la potencia del aire acondionado?

Hablar de potencia del aire acondicionado es hablar de dos tipos de potencia:

  • Potencia eléctrica: Es la potencia demandada por el equipo de aire acondicionado que se produce durante el funcionamiento del mismo.
  • Potencia de refrigeración: Es la nominal eléctrica del equipo y es el resultante en Watios de multiplicar el voltaje (que en España normalmente son 220 V), por la intensidad de corriente nominal en frío que tenga el equipo.

La etiqueta energética para conocer la potencia del aire acondicionado

La información disponible para describir un aparato de aire acondicionado vendrá reflejada en la etiqueta energética, la cual es obligatoria por normativa europea. En ella, la información más común es la siguiente:

  • Producto.
  • Modelo del equipo.
  • Clasificación energética de A+++ (mayor eficiencia energética) hasta la G (menor eficiencia energética).
  • Consumo energético anual por zona geográfica. Se muestra un mapa de Europa con tres zonas climáticas independientes: zona cálida, zona media y zona fría.
  • Potencia eléctrica (kW).
  • Potencia de refrigeración (kW).
  • Ratio de eficiencia energética en frío (SEER), expresa el nivel de eficiencia energética del aparato. Dividiendo la potencia eléctrica del equipo entre la eficiencia, se obtiene el consumo de electricidad en kWh. Cuanto mayor sea el SEER, más eficiente será el equipo. Y algunos equipos muestran su rendimiento estacional que da una información más precisa según unas condiciones específicas.
  • Potencia calorífica o potencia térmica (kW), es la potencia que ofrece el equipo para obtener una temperatura de confort en la estancia.
  • Coeficiente de rendimiento en calor (SCOP) expresa lo mismo que el SEER pero en este caso para calefacción, por lo que sólo aparecerá en bombas de calor.
  • Nivel sonoro de la unidad interior y exterior (dB).

¿Cómo elegir la potencia que se adapta a nuestras necesidades?

Para elegir un aparato de aire acondicionado que se adapte a la estancia, primero hay que calcular la potencia frigorífica necesaria para absorber el calor, que depende de los metros cuadrados. Como base de cálculo se utilizan 100 frigorías por metro cuadrado, aunque variará en función de la orientación, ubicación geográfica, sombras, superficie de paredes y techo…etc.

Es decir, si la estancia tiene una gran superficie acristalada o el recinto está en una zona calurosa, habría que incrementar la base de cálculo a 130 por metro cuadrado, aunque se recomienda reducir el cálculo a la mitad, con el fin de fomentar la eficiencia energética y así instalar un equipo de aire acondicionado de menor potencia.

Para convertir la potencia en Watios, hay que tener en cuenta que, 1 frigoría/h es el equivalente a 1,163 W y 1 kW de potencia el equivalente a 860 frigorías/h.

Por ejemplo, para una habitación de 25 metros cuadrados, se necesitará un aparato de 2.500 frigorías/h, que equivalen a 2,91 kW.

Teniendo en cuenta la información anterior, ¿serías capaz de elegir el equipo de aire acondicionado que mejor se adapta a tus necesidades?

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *